Brochure Desertificacion

1,887
-1

Published on

Published in: Education, Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,887
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
55
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Brochure Desertificacion

  1. 1. DESERTIFICACION
  2. 2. ARTICULO ENTREVISTA A Octavio Perez Pardo NOTA CENTRAL ENTREVISTA La degradación del A Elena Abraham: Luchadoras de las suelo “La gente no degrada tierras áridas Los costos que paga- el suelo porque son mos todos malignos sino para sobrevivir” ISSN 1669 -2330 N°15 - AÑO 5 Publicación electrónica Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (SeCyT) La degradación del suelo MATIAS GRAÑA Un aliado de la vida pide auxilio La desertificación es una de las problemáticas ambientales menos “mediatizadas”. Sin embargo, sus efectos amenazan gravemente el ecosistema, la forma de vida del hom- bre y hasta su subsistencia. Impide el crecimiento de vegetación y produce pérdida de la capacidad productiva y alimentaria. Sus causas y consecuencias, la cooperación internacional para dominar este mal y el enfrentamiento del problema en Argentina. Millones de años dedicaron un esfuerzo precioso a la formación del recurso natural suelo, fundamental para la vida en el planeta y muy importante para el desarrollo de la especie humana. Sin embargo, la capa superficial terrestre se encuentra amenazada por un proceso de degradación denominado desertificación. Este flagelo ambiental afecta la vida de mil millones de personas en todo el planeta. Amenaza no sólo su entorno, sino también su cultura y fuente de alimentación. En razón de ello, se trata de una problemática que debe estar en el centro del debate social y mundial. La lucha contra sus devastadores efectos no es otra cosa que el combate contra la pobreza y el hambre, la defensa del presente y futuro de las personas, el interés por la vida misma. Suelo que se marchita Para conocer los alcances de este mal, es necesario entender primero a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de desertificación. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) abordó esta cuestión en 1994,
  3. 3. al firmarse la Convención Internacional de Lucha Contra la Desertificación (UNCCD), y allí definió al flagelo como la “degradación de las tierras áridas, semiáridas y subhúmedas secas, resultante de diversos factores, tales como “La palabra las variaciones climáticas y las actividades humanas”. desertificación Esa degradación, según la Convención, implica “la reducción de la en sí misma se productividad y diversidad biológica o económica de las tierras de cultivo, presta muchas las praderas, los pastizales y los bosques, disminuyendo su capacidad para veces a confusión mantener ya sea por la vegetación natural, como así también los cultivos y puede generar hechos por el hombre”. un menosprecio En otras palabras, la desertificación resulta en un empobrecimiento del del mal. Creer que suelo. Este recurso vital se debilita y pierde la capacidad de recuperarse. Deja alude directamente de servir como base para el crecimiento “en sus entrañas” de vida vegetal. a desiertos es Así, tampoco es posible el crecimiento de los cultivos y ello pone en riesgo la una simplificación fuente de alimentación de gran cantidad de especies, entre ellas la humana. que lleva más Sin embargo, y si bien todos los suelos son susceptibles de sufrir este inconvenientes que proceso destructivo, sólo se aplica el término de desertificación a las regiones soluciones.” secas que presentan el fenómeno degradatorio. Preocupación a la vuelta de la esquina La palabra desertificación en sí misma se presta muchas veces a confusión y puede generar un menosprecio del mal. Creer que alude directamente a desiertos es una simplificación que lleva más inconvenientes que soluciones. Este proceso degradatorio del suelo es mucho más que un manto de arena gigante que va ganando terreno, y que impone sus condiciones sobre otras zonas, confinando a las especies rebeldes a un espacio cada vez más reducido. Como se mencionó, la desertificación puede afectar las tierras productivas en todas las zonas secas, que equivalen a un tercio de la superficie terrestre. Según datos de las Naciones Unidas, alrededor del 70% de los 5,2 billones de hectáreas de tierras que se utilizan para la agricultura en el mundo ya está empobrecido. En particular Argentina, otrora considerada el “granero del mundo”, presenta riesgo de deterioro y degradación del ecosistema en el 75% de su superficie (60% con un grado de moderado a grave y 10% muy grave). Así surge de los datos provistos por el Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación (PAN) -herramienta coordinadora de las acciones que buscan revertir el mal en nuestro territorio-, que indica que en esas regiones amenazadas vive el 30% de la población del país. El PAN establece el número concreto de un flagelo que impacta: más de 60 millones de hectáreas sujetas a procesos erosivos de moderados a graves (la superficie continental argentina es de 280 millones de hectáreas). Y, según datos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), cada año se agregan a ese proceso otras 650.000 hectáreas. El por qué y un enfoque multicausal Los especialistas en la materia aseguran que se trata de un problema global, que no es sólo del ámbito científico ni ambiental. Involucra desde gobiernos y naciones, pasando por organismos internacionales y organizaciones no gubernamentales (ONG), hasta las propias comunidades y personas más inmediatamente afectadas por la desertificación.
  4. 4. CAUSAS DE ORIGEN NATURAL Características generales del clima: árido, semiárido y sub- húmedo. Efectos de radiación solar: aumento en los valores de reflexión en la superficie del suelo. Características del régimen de lluvias: sequedad del aire, del suelo; escasa precipitación y/o distribución; recurrencia de períodos de sequía; variabilidad de las precipitaciones en regiones con estaciones de lluvias torrenciales. Antecedentes geomorfológicos: influencia del relieve, características de la subsuperficie, influenciadas por los procesos erosivos. Características del suelo: débil proceso de formación del suelo; bajo contenido de humus, alto contenido de calcáreos; elevada salinidad; presencia de suelos sueltos; vulnerabilidad de la erosión hídrica y eólica. Características fitogeográficas: baja densidad de cobertura vegetal; desarrollo estacional; escasa producción de biomasa; predominio de especies xerófilas y suculentas. Características hidrológicas: ausencia o baja densidad de caudal de ríos y arroyos; preponderancia de sistemas endorreicos; recurrencia de inundaciones y enfangamientos. Influencia de los procesos naturales de erosión hídrica y eólica. CAUSAS ORIGINADAS POR LA ACCION HUMANA Manejo no conservacionista de la forestación: talas y quemas irracionales de montes y bosques para expansión de la frontera agrícola y para extracción de leña, que redunda en la desaparición de los árboles que cimientan la capa cultivable de la tierra. Incendios forestales: por accidente o falta de prevención y precaución. Manejo no conservacionista del pastizal que agota el suelo: utilización de técnicas agrícolas de labranza inadecuadas; laboreo excesivo; uso de maquinaria agrícola pesada. Factores que provocan alteraciones en la compactación, por lo que disminuye su porosidad. Empleo excesivo o indebido de plaguicidas y fertilizantes inorgánicos causantes del empobrecimiento biológicos de los suelos: dichos productos químicos afectan la microflora y la microfauna naturales, destruyendo bacterias e insectos beneficiosos para la agricultura, cuya carencia o escasez disminuye la fertilidad de los suelos. Realización de quemas de rastrojos con el propósito de enriquecer las tierras con cenizas: si bien ello produce alguna forma de mejoramiento del suelo, también mata microorganismos y afecta la evolución de la capa terrestre como algo vivo. Excesiva carga animal: sobrepastoreo, pisoteo, introducción inadecuada de ganado. Al desbordar en cantidad de animales la capacidad límite que tiene el suelo para alimentarlos, la cubierta vegetal se empobrece y erosiona. El viento barre los suelos desnudos y arrastra la arena a tierras que inutiliza para el cultivo. Técnicas de cultivo inadecuadas para terrenos con mucha pendiente: falta de curvas de nivel o terrazas. Desarrollo de sistemas y métodos de riego inadecuados: originan procesos de salinización perjudiciales para las plantas y la estructura de los suelos. Este fenómeno puede producirse por el uso de aguas excesivamente salinas en suelos de buena calidad o, al contrario, por la utilización de aguas de buena calidad en suelos de elevado contenido de sales. Monocultura agropecuaria: falta de diversidad productiva estabilizante. Insuficiente estructura organizativa de los productores. Falta o insuficiente reglamentación en el uso del suelo y del agua. Trazado y tendido de caminos, actividades mineras, prospecciones petrolíferas.
  5. 5. Este proceso tiene causas que incluyen tanto las variaciones climáticas como así también las actividades humanas, elementos que no pueden tomarse aisladamente para entender la complejidad del asunto. Consecuencias: el círculo vicioso de la destrucción Tal como las causas forman parte de una sinergia negativa de diversos factores, los efectos de la desertificación también impactan en un entramado dinámico de niveles: socioeconómico, cultural y ambiental, entre otros. Es importante destacar que el problema arroja un círculo vicioso, en el cual las causas enumeradas anteriormente interactúan y potencian resultados catastróficos. Sus más visibles manifestaciones son la destrucción ecológica y la creciente pobreza de gente. Una mayor erosión del suelo lleva a la disminución en su capacidad productiva. Ello dificulta el sustento de los pobladores locales. También se ven perjudicados quienes adquieren usualmente dichos productos, ya sea para revender o para su propia subsistencia. La presión económica de la pérdida obliga a ampliar las fronteras cultivables o a buscar otros espacios aún aptos. Entonces, nuevos lugares comienzan a sentir la sobreexplotación de sus suelos, que dispararán más procesos degradatorios. De esa forma, se llega a un final anunciado: una espiral de empobrecimiento, tanto del recurso natural en cuestión como de las especies que necesitan de él para vivir. A nivel humano, origina el agregado de efectos culturales y sociales, pueblos con pérdida de identidad al tener que trasladarse, migración con riesgos de superpoblación en ciertas zonas, caída de economías personales, comunales y quizá hasta nacionales (según el Banco Mundial, cada año la desertificación cuesta a las zonas afectadas unos 42.000 millones de dólares). En busca de la cooperación internacional Por el momento parece haber una menor exposición en los medios de la problemática que trae la desertificación. Sin embargo, ya hace algunos años el tema comenzó a cobrar cierta entidad y se metió en el debate público. Tras cobrar una mayor importante en los foros respecto a otras calamidades ambientales, el 17 de junio de 1994 se firmó la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD), primer documento que enmarca las respuestas a este “flagelo ecológico” y que en la actualidad cuenta con
  6. 6. el apoyo de 191 Estados partes. La Convención persigue el objetivo principal de promover una acción conjunta a nivel mundial, articulada a través de programas locales en los lugares afectados o en riesgo. Con ayuda internacional, estos programas –como el mencionado PAN en Argentina– buscan mejorar la productividad del suelo, rehabilitarlo donde aún es posible y colaborar en la conservación de los recursos de tierras y fuentes hídricas. LA UCCD remarca la importancia de la participación popular en la tarea, involucra al sector público y privado, y asigna un rol fundamental al accionar de las ONG´s. De esa forma, se destaca la necesidad de promover condiciones que favorezcan a las poblaciones locales para evitar la degradación de los suelos. Argentina suscribió ya en 1994 la Convención, y ratificó su respaldo en 1996 a través del Congreso de la Nación, mediante la sanción de la Ley 24.701. También forma parte del Red Internacional de ONG´s en la Lucha contra la Desertificación y la Sequía (RIOD). En esos ámbitos, se colabora para implementar el PAN, supervisado por la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación. El mensaje final de estas iniciativas nacionales e internacionales es que la desertificación se puede revertir. Pero se hace necesario el compromiso de cada vez más sectores, con el aporte de inversión, tecnología y creatividad. Para dominar las degradaciones del suelo, y los males ecológicos en general, es indispensable un proceso de reaprendizaje y concientización que armonice la vida social con el entorno natural. Sobre todo, adaptar la cultura y desarrollar una economía que permita la producción adecuada en zonas secas. Y así, que garantice la subsistencia humana. FUENTES DE LA NOTA: Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD): www.unccd.int/parliament/data/bginfo/PDUNCCD(spa).pdf Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO): www.fao.org/index_es.htm Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO):www.portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=29011&URL_DO=DO_ TOPIC&URL_SECTION=201.html Programa de Acción Nacional de Lucha contra la Desertificación (PAN): hwww2. medioambiente.gov.ar/suelo/programas/pan/default.htm Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET): www. conicet.gov.ar/ Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas (IADIZA): www.cricyt. edu.ar/institutos/iadiza/default.htm Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA): www.inta.gov.ar/ Fundación del Sur: www.fundasur.org.ar/ Ecoportal: www.ecoportal.net/
  7. 7. página 7 I CIENCIA entrevista Entrevista a Elena Abraham, directora del Laboratorio de Desertificación y Ordenamiento Territo- rial, perteneciente al instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Arida (IADIZA) “La gente no degrada el suelo porque son malignos sino para sobrevivir” Elena Abraham, explica cómo abordar el problema para tratarlo, desde la concienti- zación hasta la aplicación de técnicas concretas en territorios afectados. Además, habla sobre la resistencia de los productores y el “conflicto de intereses” que dificul- ta la lucha contra la desertificación. ¿Qué tareas desarrolla el IADIZA en relación a la desertificación? Las más importantes están vinculadas con la investigación de las tierras secas. Esa investigación comprende trabajos disciplinarios e interdisciplinarios. En los primeros, se trabaja ya sea con la fauna, la flora, la productividad, la gemorfología, el suelo, el agua, etc. Los segundos, se realizan a partir de grupos que toman un poco de todas esas investigaciones con enfoques interdisciplinarios, sobre todo orientados a proyectos y a soluciones. ¿Y en qué consisten esas soluciones? Hay muchísimas técnicas, pero tienen que estar enmarcadas en un enfoque de recuperación participativa. Es decir, cualquiera que se use, debe consensuarse con los usuarios finales. Porque son ellos los primeros que tienen que saber qué es lo que deben cambiar y cómo. Entonces, lo primero es una tarea de sensibilización y de conocimiento mutuo entre quienes harán la asistencia técnica y aquellos que desarrollarán los cambios profundos en la zona. Ahí sí entran las metodologías, que van desde la incorporación de materia orgánica al suelo, la revegetación, la reforestación, la fijación de las Los altos limpios, dunas, la introducción de especies, hasta el uso más sustentable de especies Lavalle, Mendoza nativas. Usted hace hincapié en generar la participación de los afectados, ¿pero cómo se hace para que ellos se interesen en aplicar el proceso? Fundamentalmente, debe trabajarse con las actividades económicas que la gente afectada busca como subsistencia. Por ejemplo, si en un lugar la mayor parte de los productores se dedican al ganado caprino, muchas técnicas se relacionan con un mejor manejo del ganado, del uso del agua, con el aprovechamiento de recursos naturales -las pasturas y la vegetación-. En el caso anterior, si están
  8. 8. acostumbrados a producir nada más que carne, uno de los proyectos que estamos llevando adelante se refiere a la diversificación, para que también produzcan leche de cabra. Sin embargo, es necesario hacer toda una serie de procesos previos. Se trata de un enfoque sistémico. Uno no puede trabajar sólo con una parte sino con todos los elementos del ambiente. Y el ambiente es lo físico, lo económico, lo social y lo institucional. ¿Entonces la desertificación también en el fondo es un problema de información de y hacia la gente? De información y formación. Las dos cosas. También tiene mucho que ver nuestro sistema de ciencia y técnica porque éste está pensado fundamentalmente para hacer trabajos de investigación competitiva a nivel internacional. Pero no demasiado pensado para resolver los problemas concretos del país. “La desertificación y Volviendo a las soluciones, si las técnicas contra la desertificación el cambio climático son se relacionan al manejo cuidado del rodeo y el ganado, es de imaginar dos grandes motores que haya resistencia de los productores a aplicarlas … que están cambiando Claro, porque ellos necesitan ingresos. Tienen su propia racionalidad. No todo nuestro mundo es que esta gente esté degradando porque le encanta hacerlo o porque son en este momento. malignos. Lo hacen porque, primero, están en una situación en la que deben Están trabajando de sobrevivir; segundo, porque los ambientes ya están degradados, recibieron la mano. El cambio una herencia de degradación, de desertificación. Y ellos deben mantener la climático se origina supervivencia, producir en este momento con los sistemas que ese ambiente en una cantidad de les está permitiendo, con todas las limitantes y todos los errores que puede emisiones que produce haber. Y para mantenerse en un nivel de vida muy inestable y de muy baja la sociedad industrial. calidad. Y es la sociedad industrial la que está Usted describió las consecuencias más inmediatas del problema. produciendo también ¿Cuáles son los efectos indirectos de este mal? los procesos de Nos afecta a todos directa o indirectamente. Lo que pasa es que la gente de desertificación. “ las ciudades tarda más tiempo en percibir esos cambios. Las personas que viven en contacto más directo con ese ambiente, lo siente inmediatamente. La desertificación y el cambio climático son dos grandes motores que están cambiando todo nuestro mundo en este momento. Están trabajando de la mano. El cambio climático se origina en una cantidad de emisiones que produce la sociedad industrial. Y es la sociedad industrial la que está produciendo también los procesos de desertificación. Entonces, hay una sinergia entre uno y otro. Estamos con dos grandes gigantes de transformación de nuestro ambiente, que si no los abordamos
  9. 9. rápidamente vamos a tener problemas en todas partes. Ya estamos teniéndolos. ¿Tan apremiante es? Y, ya está socavando las bases productivas y económicas de nuestro país. Casi el 50% de la producción agrícola-ganadera está en las tierras secas. Y están desertificadas. Si lo vemos desde un enfoque productivista nada más, eso sólo alcanza para preocuparse. Y cuanto más, si lo vemos desde un enfoque a mayor plazo que el del desarrollo sustentable: estamos perdiendo ecosistema, suelo. Y con la expansión de la frontera agropecuaria, estamos sacando la diversidad biológica, transformando lugares en zona de monocultivo. Sobre todo en el caso de la soja. Ahora tiene un tremendo precio en el exterior y está siendo una parte muy competitiva de la producción agrícola, por el tema de las exportaciones. Pero, en realidad estamos exportando nitrógeno, suelo, porque la soja como se está produciendo resulta en una alta degradación de ese elemento. Y al mismo tiempo, no sólo degrada en el ciclo de producción, sino en el de implantación. Con el cultivo de soja, eliminamos toda la vegetación natural. Y al mismo tiempo, a la gente. ¿Cuáles ve como los principales inconvenientes para afrontar la desertificación? En el fondo de todo, hay conflictos de intereses por la producción económica, la necesidad de tener altos rendimientos en tiempos cortos y de lograr exageradas ganancias y poder. Mientras no pasemos sobre los intereses sectoriales, no vamos a poder tener una propuesta a nivel nacional, regional o local. Por otro lado, esta lucha se comienza a dos puntas: a nivel local, trabajando en cosas concretísimas con la gente que tenés al lado; y a nivel nacional, como se está empezando a hacer con distintos niveles de organización y coordinación, para poner en valor el esfuerzo de muchos que están trabajando ignorados o marginados o con pocos recursos en todo el país. Esto último es muy importante porque da visibilidad a todas las propuestas que se están trabajando y organizan de alguna manera a la sociedad en relación con esos exagerados interesas. Si estamos en presencia de un proceso de consecuencias tan importantes, ¿por qué es una problemática menos mediatizada y de más bajo conocimiento público respecto a otras ambientales? Justamente, como toca sensibles intereses, no hay muchas ganas de ponerlo en primer término. Además, como buen problema ambiental toca prácticamente a todos los sectores de la sociedad -sabiamente a la desertificación la llaman “el cáncer de la tierra” porque ataca al sistema, no a una pequeña parte-. Y aparece muy silenciosamente, no tiene efectos tremendamente visibles como lo que está pasando con el cambio climático, donde hay signos muy potentes: las inundaciones, el deshielo de glaciares, etc. Por otra parte, tampoco es casualidad que a la desertificación la denominan el problema de los pobres. Y los pobres no tienen mucha voz. Cuando afecte a las zonas más importantes del país, ahí probablemente tengamos ya una visibilidad más fuerte, y las cosas serán más difíciles de resolver.
  10. 10. página 10 I CIENCIA entrevista Entrevista al Ing. Octavio Pérez Pardo, director de Conservación de Suelos y Lucha contra la De- sertificacíon, dependiente de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación. Los costos que pagamos todos El director de Conservación del Suelos y Lucha contra la Desertificación remarca que el problema perjudica también a gente que vive en otras zonas que se creen no afectadas. Y que tiene consecuencias sociales y económicas claras, entre ellas la migración forzada. “Si un lugar se degrada, los habitantes se van y el costo lo termi- na pagando quién recibe a esa gente”, asegura el ingeniero Octavio Pérez Pardo. ¿En qué medida afecta a la gente común un problema ambiental como el de la desertificación? En realidad hay un a distorsión cuando se habla de los temas ambientales. En general, todo lo que uno llama de esa manera tiene consecuencias económicas y sociales. Pero en el caso de desertificación un par de datos lo grafican muy claro: la migración del interior a los conurbanos -de Buenos Aires, el Gran Rosario, el Gran La Plata, el Gran Córdoba-, es decir del campo a la ciudad, se debe entre otras causas al deterioro de los recursos naturales en donde se agotan las capacidades productivas de muchas personas. Generalmente, los habitantes más vulnerables, que son los que primeros sienten el problema y tienen que migrar. Por lo tanto, tiene una consecuencia económica y social, donde quizá lo más duro sea ir de un lugar a otro del país por necesidad, no por querer hacerlo. ¿Es decir que termina perjudicando también a quienes viven en otros lugares? Es que genera la pérdida de patrimonio por degradación y el aumento de los gastos de inversión en otros lados, como infraestructura básica para vivir, para seguridad o escuelas. Por ejemplo, en Capital Federal ahora se está dando una discusión que tiene que ver con el aumento de los asentamientos precarios. Un porcentaje de ese fenómeno se debe a la migración por degradación de recursos y por falta de alternativas económicas en las zonas de origen. Hay provincias, como Santiago del Estero, que tienen el 50% de sus nacidos vivos habitando hoy en otros territorios. “La migración del interior a los conurbanos -de ¿Por qué entonces no se le presta Buenos Aires, el tanta atención al tema en las ciudades, Gran Rosario, el Gran sobre todo en Capital Federal y La Plata, el Gran Buenos Aires? Córdoba-, es decir del Hay de todo. En líneas generales, campo a la ciudad, se podría decir que el problema de se debe entre otras desertificación es algo que le atañe a causas al deterioro de toda la Argentina en su conjunto. Pero los recursos naturales a lo mejor no se visualiza tanto en las en donde se agotan grandes ciudades, sino que entienden las capacidades como problemáticas ambientales las productivas de relacionadas a los residuos o el cambio muchas personas.” climático. Pero en los últimos cuatro
  11. 11. años Rosario se inundó dos veces, y es verdad el cambio climático, pero también es verdad que como se deforestó toda la cuenca, llega más agua porque los bosques no la paran ni la filtran. Entonces, por nombrar un ejemplo, si en ese lugar no hay conciencia de la degradación de los recursos, a lo mejor una parte de esa problemática es culpa de ello. ¿Cómo se hace frente a este flagelo en Argentina? En el marco de la Ley Ovina, en la Patagonia se otorgan créditos y en algunos casos subsidios a pequeños, medianos y grandes productores de lana y carnes. Para acceder a ellos, “Lo más barato es debe utilizarse tecnología de manejo extensivo de pasturas. El dinero permite evitar, lo más caro es capacitar no sólo a los productores, sino a los técnicos privados de los remediar.” productores y a las provincias, para que apliquen manejos sustentables de tierras en sus campos. Otra iniciativa se da en la Puna para desarrollar la generación de la energía solar. Así, se busca sustituir la demanda de leña para quemar. Otra acción se trabaja con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) para zonas de riego, donde se provee equipos de nivelación de suelos. De esta manera se hace un uso eficiente del agua. Hay diversas actividades de ese tipo. ¿Y en el caso de lugares con un avanzado proceso de desertificación? ¿Qué técnicas se aplican para revertirlo? Lo más barato es evitar, lo más caro es remediar. Para remediar, en el caso de una actividad ganadera, se puede trabajar en reducir los stocks ovinos, bovinos o caprinos, y así quitarle presión al recurso. Otra posibilidad es buscar paliativos en las zonas degradadas por pérdidas de monte, con programas de reforestación. Hay algunas experiencias ya hechas en ese tema. Pero, como decía, eso siempre es lo más caro. No sólo para remediarlo, sino por el costo económico y social que tiene y que a veces lo paga otro. Si una zona se degrada, los habitantes se van, y el costo lo termina pagando quién recibe a esa gente. ¿Qué limitación científica o tecnológica hay en la lucha contra la desertificación? En general, la tecnología está disponible, pero el acceso a ella por parte de los productores es muy baja por una cuestión económica. Nosotros tenemos que tener tecnologías. Entonces, en algunas partes el problema es que los centros de investigación hacen los desarrollos descolgados del valor económico de aplicar la tecnología.
  12. 12. página 12 I CIENCIA artículo El papel de la mujer Luchadoras de las tierras áridas La desertificación afecta de manera más directa a comunidades pobres, donde la posición social del varón suele ser dominante. Sin embargo, la población femenina cumple muchas tareas de supervivencia fundamentales. Ellas tienen un valioso co- nocimiento de las labores en la tierra, y en consecuencia de los problemas del suelo. Por ello, la ONU impulsó una mayor participación y consideración de las mujeres en la lucha contra este flagelo ambiental. En 1999 “El papel de la mujer” resultó elegido como tema central del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación. Si bien ese rol había sido reconocido hace tiempo y ya se venía estudiando, fue desde ese momento que la cuestión del género adquirió un mayor impacto en los debates sobre el tema y en los proyectos para revertir el problema. Al tener en cuenta cómo afecta este flagelo ambiental al componente femenino del hogar y de la población, se impulsó el desarrollo de otros enfoques en la investigación y en la implementación de planes de acción. La desertificación, como es bien sabido, perjudica en forma más directa a poblaciones pobres. Y allí los hombres suelen tener prioridad en la toma de decisiones. Sin embargo, son en gran parte las mujeres quienes dedican su tiempo a la producción y a las labores con el suelo. Para garantizar la supervivencia de su familia, ellas cultivan, elaboran y administran los alimentos. También se encargan muchas veces de la “Son en gran comercialización o el trueque de éstos, con lo que buscan proveerse de otros parte las mujeres artículos de necesidad. quienes dedican En algunos casos desarrollan diversos trabajos en el campo, como la cría de su tiempo a la animales pequeños. La recolección de agua y objetos naturales para combustible producción y a las -como la leña- figuran también entre las labores que frecuentemente realizan labores con el suelo.” las mujeres en esas zonas de riesgo. También ocurre que hay lugares donde los hombres deben emigrar de manera estacional o permanente en busca de un trabajo, sobre todo a medida que la desertificación avanza en sus sitios de origen. Así, las mujeres quedan a cargo de la casa y de una tierra ya degradada, sobre la cual deben actuar para lograr el sustento familiar. El género, un obstáculo Como se mencionaba anteriormente, en las zonas más directamente afectadas, la posición social de la mujer suele ser de subordinación y
  13. 13. los hombres toman las decisiones sin la participación de ellas. Usualmente, se ven excluidas en el desarrollo e implementación de proyectos tendientes a conservar y aprovechar de mejor manera el entorno. Por razones como ésta, la cuestión de género atenta también contra la preservación del suelo. Al prescindir de la participación femenina, se pierde “Ellas pueden la experiencia y visión que tienen sobre el problema aquellas que trabajan en desempeñar un rol forma cotidiana con la tierra. importante como Otra complicación en este sentido deriva del poco reconocimiento que se da transmisoras de a las mujeres sobre las propiedades. Por lo general, en las comunidades más información a los urgidas las normas tradicionales siguen teniendo un peso determinante, y allí jóvenes. A través las costumbres muchas veces restringen los derechos de ellas en la posesión suyo, los chicos de los terrenos. tienen la posibilidad Ello explica, en parte, que el hombre siga teniendo un papel casi excluyente de internalizar en la toma de decisiones, y más aún en todo aquello ligado al financiamiento. desde pequeños En gran cantidad de las comunidades en riesgo, incluso en Argentina, aún la la problemática de mayoría de los créditos son gestionados y otorgados a los varones. la desertificación, considerar sus Más poder a las mujeres efectos y poner en Expertos de la Oficina de Lucha contra la Desertificación y la Sequía (UNSO) práctica los métodos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo diseñaron en 1997 un para paliar sus plan de acción para reforzar el papel de la población femenina en la aplicación efectos.” de la Convención. Precisamente, el objetivo de esa iniciativa se dirige a incorporar la perspectiva del género y la importancia de las mujeres en las actividades de planificación y ejecución, en los mecanismos de financiación y en la toma de de decisiones. También se apunta a la sensibilización de los representantes políticos y sociales en lo referente a un dañino trato desigual entre hombres y mujeres que potencia la desertificación, pero al mismo tiempo busca el uso de criterios e indicadores específicos de cada género, porque ambos tienen conocimientos complementarios y juegan un papel importante en la lucha contra este mal. Pero en este caso, las medidas tienen como primera intención la de asegurar que las mujeres de las zonas áridas ejerzan su pleno derecho a administrar los recursos naturales de su entorno y de otras actividades relacionadas con los medios de subsistencia. El contacto femenino aporta valiosos conocimientos para la búsqueda de soluciones. Las mujeres son fuente de aprendizaje para los niños. Ellas pueden desempeñar un rol importante como transmisoras de información a los jóvenes. A través suyo, los chicos tienen la posibilidad de internalizar desde pequeños la problemática de la desertificación, considerar sus efectos y poner en práctica los métodos para paliar sus efectos. Son soldados que combaten en el frente principal de las zonas degradadas. Guardianas de los conocimientos de su comunidad. Verdaderas luchadoras cuya participación es necesaria asegurarse. FUENTES: Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD): www.unccd.int/parliament/data/bgin- fo/PDUNCCD(spa).pdf Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO): www.portal.unesco.org/es/ ev.php-URL_ID=29011&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html Perspectivas de género en los convenios: biodiversidad, cambio climático y desertificación (en FAO): www.fao.org/sd/ dim_pe1/pe1_041002_es.htm Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA): www.pnuma.org/ Dirección de Conservación del Suelo y Lucha contra la Desertificación (de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sus- tentable): www.ambiente.gov.ar/?idseccion=25 Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo: www.awid.org/index.php
  14. 14. página 14 I CIENCIA gestión Un paso más en la cooperación con Francia 24/07/07 Acuerdo para la formación de Ingenieros El día 13 de julio, Argentina y Francia firmaron una Carta de Intención que dio luz a un nuevo programa, ARFITEC, que promoverá la formación de inge- nieros a través de proyectos de asociación entre las instituciones de enseñan- za superior de ambos países. La Carta, fue firmada en el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología por el Ministro Daniel Filmus y el Embajador de Francia, Frédéric Baleine du Laurens. En dicha Carta de Intención, las partes expresaron su voluntad común de crear un programa específico de cooperación entre Argentina y Francia para la formación de ingenieros llamado Argentina Francia Ingenieros Tecnología, ARFITEC. El Programa ARFITEC está basado en proyectos de asociación entre esta- blecimientos de enseñanza superior argentinos y franceses (universidades, escuelas y centros de investigación) que forman ingenieros y tiene por obje- tivo contribuir a la consolidación de los lazos existentes y estructurar nuevas acciones. Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica 20/07/07 FONTAR Y PyMES Un fondo de u$s 510 millones para 4 años prevé hasta $ 600.000 por proyecto de laboratorio en PyMEs. La intención es que estas empresas puedan agregar valor y calidad a sus productos. La nueva convocatoria del FONTAR / Agencia conlleva un financiamiento pionero para la construcción de laboratorios en PYMES. El objetivo es alentar a las empresas en la creación de laboratorios pro- pios, mediante la adquisición de equipamiento e incorporación de científicos; colaborando de esta forma en la construcción de estrategias integrales de investigación. Más información: www.agencia.gov.ar Convocatoria de becas 27/07/07 PRIMER CURSO INTENSIVO DE PERIODISMO CIENTIFICO DEL MERCOSUR La SeCyT y la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) invitan a periodistas de todo el país que se desempeñan en medios gráficos, radiales y televisivos a presentarse hasta le 17 de agosto para las 24 Becas completas que se otorgarán a los participantes del Primer Curso de Periodismo Científico del Mercosur que se realizará en la ciudad de San Carlos de Bariloche -Provincia de Río Negro- entre el 24 y el 28 de septiembre en las instalaciones del Centro Atómico Bariloche, dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). Más información: www.secyt.gov.ar
  15. 15. Biotecnología 06/07/07 Se sancionó la Ley de Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna Filmus: “la nueva ley apoya la actividad productiva y la investigación en uni- versidades e institutos tecnológicos” La Cámara de Senadores de la Nación aprobó el 6 de julio de 2007 el pro- yecto de ley de promoción de la Biotecnología Moderna que prevé fomentar el desarrollo y la producción de esa tecnología en todo el territorio nacional. Al respecto, el ministro de Educación, Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, manifestó que “la nueva ley apoya la actividad productiva y la investigación en universidades e institutos tecnológicos. La biotecnología puede dar res- puestas a muchos de los problemas que hoy enfrenta la humanidad para lograr un desarrollo económico y social más sustentable”. “Es necesario que la biotecnología ayude a la inclusión social de los sectores marginados. En este sentido, la acción del Estado es imprescindible para que la inversión en Ciencia y Tecnología logre el adecuado equilibrio entre pro- yectos de alta tecnología y proyectos que conduzcan a la creación de nuevas empresas de base tecnológica, con la consiguiente generación de empleo, y a la aplicación de la biotecnología para lograr, por ejemplo, la sustentabilidad de la producción agroalimentaria en zonas marginales”, agregó Filmus. El proyecto aprobado prevé otorgar beneficios a quienes presenten proyec- tos de investigación y desarrollo basados en la aplicación de la biotecnología moderna: entre otros puntos se fomentarán los proyectos de investigación sobre biotecnología con la conversión en Bonos de Crédito Fiscal del mismo monto de los gastos destinados a las contrataciones de servicios de investi- gación y desarrollo con instituciones pertinentes del sistema público nacional de ciencia, tecnología e innovación. Oceanografía 11/07/07 Por primera vez, un argentino al mando de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental La 24ª Asamblea de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) reunida en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Edu- cación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en París, eligió por aclamación al representante argentino, Lic. Javier A. Valladares, como su nuevo presidente para el próximo bienio. El plenario de la Asamblea sesionó entre el 19 y el 29 de junio. Así, el Lic. Valladares es el primer argentino distinguido con la presidencia de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental, desde su fundación en 1960. El proyecto aprobado prevé otorgar beneficios a quienes presenten proyec- tos de investigación y desarrollo basados en la aplicación de la biotecnología moderna: entre otros puntos se fomentarán los proyectos de investigación sobre biotecnología con la conversión en Bonos de Crédito Fiscal del mismo monto de los gastos destinados a las contrataciones de servicios de investi- gación y desarrollo con instituciones pertinentes del sistema público nacional de ciencia, tecnología e innovación.
  16. 16. página 16 I CIENCIA publicaciones Erosión y desertificación: Heridas de la tierra Autor: López Bermudez, Francisco Editorial: Nivola Libros y Ediciones Año: 2002 N° de páginas: 192 Suelo, agua y vegetación son recursos naturales imprescindibles; por ello, la conservación ambiental y el desarrollo económico deben tener un interés común: su protección y buena gestión. Entre los grandes problemas ambientales que atañen a casi la mitad de las tierras emergidas del planeta, se hallan la erosión y la desertificación. La percepción y la evaluación de tales procesos, manifestados en un descenso de la fertilidad natural y la productividad biológica del suelo, resulta fundamental para el establecimiento de programas de gestión del territorio, de conservación de los recursos soporte de la vida y para el desarrollo sostenible. Pobreza, desertificación y degradación de los recursos naturales Autor: Comisión Económica para América Latina y el Caribe Editorial: CEPAL Naciones Unidas Año: 2005 N° de páginas: 267 En esta publicación se sintetizan los resultados obtenidos y las lecciones aprendidas durante la ejecución del proyecto CEPAL/GTZ “Indicadores socioeconómicos de la desertificación”, ejecutado por la CEPAL en Argentina, Brasil y Chile. Sociología de la desertificación. Los productores ovino extensivos de la patagonia austral Autor: Andrade, Larry C. Editorial: Miño y Dávila Editores Año: 2005 N° de páginas: 288 El presente libro es producto de una investigación sociológica, desarrollada en la Zona Centro de la Meseta Central, en la provincia de Santa Cruz. Se trata de abordar aquellos aspectos que no tienen directa relación con un análisis ni económico ni productivo de las explotaciones. Se trata de conocer cómo opera el pensamiento del ganadero cuando decide hacer o no hacer tal o cual inversión, cambio o reforma en la explotación. Más de dos años de trabajo de campo, que incluyó encuestas, entrevistas y discusiones grupales, dan como resultado un análisis en términos de representaciones sociales y tres esquemas que procuran evidenciar las diferentes lógicas de construcción que sobre el mismo fenómeno pueden observarse en la región, además de la demostración de que más que el estado del pastizal natural, lo que pesa al momento de decidir agregar o quitar animales al campo es la imperiosa necesidad de la subsistencia, aunque una visualización del deterioro del ecosistema pudiera existir en los ganaderos.
  17. 17. página 17 I CIENCIA becas y cursos Cursos de Postgrado de Actualización en la UTN La Secretaria de Cultura y Extensión Universitaria, de la Facultad Regional Buenos Aires de la UTN, informa que está abierta la inscripción a los cursos del Área de Postgrado. Para comenzar en agosto. Las vacantes son limitadas. Se requiere Titulo Universitario, ingenieros de cualquier especialidad. La oferta académica presenta los siguientes cursos: • Generación de Empresas Innovadoras • Sistemas Integrados de Gestión - Calidad, Medio Ambiente y Salud y Segu- ridad Ocupacional. • Automación Industrial Informes e inscripción: Secretaria de Cultura y Extensión Universitaria Medrano 951 2do piso. Tel: 4867-7582/7583 E-mail: jrio@sceu.frba.utn.edu.ar Web: www.sceu.frba.utn.edu.ar Cursos de Posgrado dictados por TOP – UNL “Indicadores de la calidad ambiental” Inicio: 10 de septiembre de 2007 Temario del curso: www.top.org.ar/prog_capacitacion.htm Fecha límite de postulación a los cursos: 16/08/2007, para postularse a las becas debe ingresar a: www.top.org.ar/becasinap.htm Inscripción: Roque Sáenz Peña 511, piso 4°, oficina 421, Cap. Fed. Tel: 4343 9001 int. 421, de 10 a 15 hs. E-mail: nkomkle@sgp.gov.ar o vdiciann@sgp.gov.ar Web: www.inap.gov.ar Programa de becas cofinanciado UNESCO- L’OREAL para jóvenes mujeres científicas Programa de becas destinado a jóvenes científicas que se encuentren realizando investigaciones doctorales o posdoctorales en una o varias esferas de las Ciencias de la Vida, comprendidas la biología, la bioquímica, la biotecnología, la agricultura, la medicina, la farmacéutica y la fisiología. Cierre: 14 de agosto de 2007 Más información: www.me.gov.ar/dnci Programa Internacional de becas Ernst Mach Programa de becas cortas (estancia entre 1 y 4 meses) para estudios de pos- grado durante el semestre de verano 2008. Más información: www.scholarships.at / www.grants.at / www.austria.org.ar E-mail: buenos-aires-ob@bmaa.gv.at Cierre: 1 de septiembre de 2007
  18. 18. Programa de Comunicación Social y Divulgación de la Ciencia Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología Daniel Filmus Secretaría de Ciencia, Tenología e Innovación Productiva Secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva Informes: Tulio Del Bono (011) 4313-3346 int. 617/619 Córdoba 831 (C1054AAH) Bs. As., Argentina Programa de Comunicación Social y Divulgación de la Ciencia prensasecyt@correo.secyt.gov.ar www.secyt.gov.ar Redacción Ignacio Jawtuschenko Paula Pochettino Gabriela Araujo Jorge Falcone Fernando Devito Entrevistas a cargo de Matías Graña Fotografía Daniel Mizrahi Diseño Gráfico Guadalupe Haedo Producción Sergio Gonzalez Acosta Mabel Valencia Susana Schalich Juan Pablo Franco Opiniones, cartas de lector: iciencia@correo.secyt.gov.ar

×