Your SlideShare is downloading. ×
Corrientes pedagógicas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Corrientes pedagógicas

3,331

Published on

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
3,331
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
37
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. CORRIENTES PEDAGÓGICAS: siglo XIXEs común, cuando se habla de las corrientes pedagógicas, dividirlas en conservadoras(tradicionalistas) y liberales (progresistas o innovadoras). Sin embargo, estos términos sonaltamente equívocos, por cuanto adquieren distintas significaciones según la época y según laregión o país. Nos interesa también reconocer que, dentro de cada una de ellas, existenvariantes que impiden considerarlas como una ideología compacta. Adriana Puiggrósencuentra que, dentro de las pedagogías liberales, hay diferentes líneas. Así, para la primeramitad del siglo XIX distingue, contra la pedagogía colonialista, la presencia de 4 concepcionesdiferentes del liberalismo[1]:Pedagogía liberal radicalizada: influida por Rousseau y por los socialistas utópicos:antirracista, democrática en los métodos de enseñanza y disciplina, anticlerical y laica: SimónRodríguez (maestro de Simón Bolívar) Mariano Moreno (quizás uno de los más radicalizadosjacobinos), el presbítero Gorriti.En una carta de Simón Rodríguez al rector del colegio Latacunga se lee:“Si usted desea como lo creo que mi trabajo y los gastos no se pierdan, emprenda su escuelacon INDIOS!!! (…) De blanquitos poco o nada podrá usted esperar (…) No se desanime Usted,Señor Rector, los hombres no son todos unos, escoja Usted su gente: en la MASA, hay muchaspersonas de JUICIO: con los hijos de ellas Usted podrá contar, para emprender la reforma quedesea.Pedagogía federalista popular con elementos liberales: Muchos caudillos desarrollanexperiencias semejantes a la reforma educativa que puso en marcha el caudillo nacionalistapopular Francisco Solano López, derrotado en la guerra del Paraguay. Se trata de unaeducación moderna, participando la sociedad civil y apoyada en la cultura de los pueblos.La concepción democrática y popular se halla en Artigas – dando continuidad a las ideas deBelgrano – y en varios caudillos Bustos (Córdoba) López (Santa Fe), Alejandro Heredia(Tucumán), Félix Heredia (Salta), Molina (Mendoza) Ferré (Corrientes), Pancho Ramírez (EntreRíos) y Urquiza (Entre Ríos), defendiendo la idea de construir un sistema educativo estatal. Ensus provincias la enseñanza siguió siendo religiosa “pues en esa época del país era aúninconcebible la laicidad”. Pero comenzaron a diferenciar entre las creencias religiosas y laadhesión a la concepción medieval del poder, que otorgaba primacía a la Iglesia Católicasobre el Estado. Avanzaron sobre el monopolio educativo eclesiástico, desarrollando lainstrucción pública, e implementaron la obligatoriedad y gratuidad. (pp 47)Pedagogía de la generación liberal de 1837: En particular la de Sarmiento, moderadamenteliberal, pues partía de la exclusión de los indios y de la descalificación de toda expresióncultural popular, de la herencia hispánica. Pero su sistema de educación pública eraabarcativo y democrático.Pedagogía liberal oligárquica: Rivadavia quería modernizar el sistema importando laestructura y la ideología más elitista de la experiencia educativa francesa. Mitre continuaríala tendencia.Pedagogía tradicionalista colonial antiindependentista: dirigida por sectores pro-hispánicosde la Iglesia Católica. El viejo bloque que defendía la educación colonial clerical y rechazabala educación de los indios y mestizos. Terminada la guerra de la Independencia, estacorriente tuvo su núcleo directivo en Córdoba y luego se extendió por todo el país y seconvirtió en nacionalismo católico. Entre los caudillos la corriente tradicionalista estabarepresentada por Facundo Quiroga y Rosas (47-48).[1] A. Puiggrós, 2003: pp 44-45

×