La culpa es de la vaca» joseth

347 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
347
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La culpa es de la vaca» joseth

  1. 1. Nombre: Joseth bosmedianoFecha: 03/06/2013Curso: 2do de bachillerato
  2. 2. Un maestro quería enseñarle una lección especial a susalumnos, y para ello les dio la oportunidad de escogerentre tres exámenes: uno de cincuenta preguntas, unode cuarenta y uno de treinta. A los que escogieron el detreinta les puso una «C», sin importar que hubierancontestado correctamente todas las preguntas. A losque escogieron el de cuarenta les puso una «B», auncuando mas de la mitad de las respuestas estuvieranmal. Y a los que escogieron el de cincuenta les pusouna «A», aunque se hubieran equivocado en casi todas.Como los estudiantes no entendían nada, el maestro lesexplicó: «Queridos alumnos: permítanme decirles queyo no estaba examinando sus conocimientos, sino suvoluntad de apuntar a lo alto».Cuando le apuntamos a lo alto, estamos más cercade nuestros sueños que si nos conformamos conpequeños objetivos.
  3. 3.  Un grupo de ranas viajaba por el bosque, cuandode repente dos de ellas cayeron en un pozoprofundo. Las demás se reunieron alrededor delagujero y, cuando vieron lo hondo que era, ledijeron a las caídas que, para efectos prácticos,debían darse por muertas. Sin embargo, ellasseguían tratando de salir del hoyo con todas susfuerza. Las otras les decían que esos esfuerzosserian inútiles. Finalmente. Una de las ranas atendió a lo que lasdemás decían, se dio por vencida y murió. Laotra continuo saltando con tanto esfuerzo comole era posible. La multitud le gritaba que erainútil pero la rana seguía saltando, cada vez conmas fuerza, hasta que finalmente salió del hoyo.
  4. 4. Las otras ranas le preguntaron: «¿No escuchabas loque te decíamos?». La ranita les explico que erasorda, y creía que las demás la estaban animandodesde el borde a esforzarse más y más para salir delhueco .La palabra tiene poder de vida y muerte. Una vozde aliento a alguien que se siente desanimadopuede ayudarle a terminar el día, mientras queuna palabra negativa puede acabar de destruirlo.Cualquiera puede decir palabras que roben a losdemás el espíritu que les permite seguir la luchaen medio de tiempos difíciles. Tengamos cuidadocon lo que decimos pero sobre todo con loescuchamos.
  5. 5. Cierta vez un acaudalado padre de familia llevo a suHijo a un viaje por el campo con el firme propósito deQue este viera cuan pobres eran ciertas personas y queComprendiera el valor de las cosas y lo afortunadoQue eran ellos. Estuvieron un día y una noche en laGranja de una familia campesina muy humilde. AlconcluirEl viaje. Ya de regreso en casa. Le pregunta a suHijo:-¿Qué te pareció el viaje?-¡muy bonito papá!-¿viste que tan pobre y necesitada puede ser la gente?-si-¿y qué aprendiste?
  6. 6. -vi que nosotros tenemos un peroren casa, ellosTienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina de veinteyCinco metros, ellos un riachuelo sin fin. NosotrostenemosLámparas importadas en el patio, ellos tienen lasEstrellas. Nuestro patio llega hasta el muro de la casa yEl de ellos hasta el horizonte.Especialmente papáQue ellos tienen tiempo para conversar y convivir enFamilia. Tu y mamá deben trabajar todo el tiempoY casi nunca los veo.El padre se quedo mudo y el niño agrego-gracias papá por enseñarme lo ricos que podríamosllegar a ser
  7. 7. Un padre y su hijo estaban caminando en las montañas.De repente, el hijo se cayó, lastimándose, y grito:-¡aaaaaaaaayyyyyyyyy!Para su sorpresa , oyó una voz que repetía, en algúnlugar de la montaña.-¡aaaaaaaaayyyyyyyyy!Con curiosidad, el niño gritó:-¿Quién está ahí?Y recibió esta respuesta:-¿Quién está ahí?Enojado, gritó:-¡Cobarde!El niño miró al padre y le preguntó:
  8. 8. -¿Qué sucede, papá?El hombre, sonriendo, le dijo:-Hijo mio, presta atención –y gritó hacia lamontaña-: ¡Te admiro!Y la voz le respondió:-¡Te admiro!De nuevo, el hombre gritó:-¡Eres un campeón!Y la voz le respondió:-¡Eres un campeón!El niño estaba asombrado, pero no entendíanada. Entonces el padre le explicó:-La gente lo llama eco, pero en realidad es lavida. Te devuelve todo lo que dices o haces.
  9. 9. Nuestra vida es simplemente un reflejo denuestras acciones. Si desea más amor en elmundo, cree más amor a su alrededor. Sianhela felicidad, dé felicidad a quienes lorodean. Si quiere una sonrisa en el alma, déuna sonrisa al alma de las personas queconoce. Esto se aplica a todos los aspectosde la vida. Ella nos da de regresoexactamente lo que le hemos dado. Nuestravida no es una coincidencia, sino un reflejode nosotros mismos.
  10. 10. En una tarde nublada y fría, dos niños patinaban sinpreocupación sobre una laguna congelada. De repente elhielo se rompió, y uno de ellos cayó al agua. El otro cogióuna piedra y comenzó a golpear el hielo con todas susfuerzas, hasta que logró quebrarlo y así salvar a su amigo.Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido,se preguntaron: «¿Cómo lo hizo? El hielo está muy grueso, esimposible que haya podido quebrarlo con esa piedra y susmanos tan pequeñas…»En ese instante apareció un abuelo y, con una sonrisa, dijo:-Yo sé como lo hizo.-¿Cómo? –le preguntaron.-No había nadie a su alrededor para decirle que no podíahacerlo.Einstein dijo:Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr.

×