Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Salud                                        ...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Saludrespecto a la proporción de hogares con ...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la SaludII. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN DE SALUD DE...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Saludel riesgo de la mejor región por esta ca...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Saludnacidos vivos al comparar los grupos de ...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Salud2. Análisis de problemas de salud especí...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Saludademás, la segunda nota más baja del paí...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la SaludEl análisis territorial permite identifi...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la SaludComo se observa en el gráfico y el mapa ...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la SaludDestaca la variación de la mortalidad en...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Salud1 Fuente: Proyecciones de población. www...
Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Salud52 Fuente: Cálculo a partir de datos MIN...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Diagnóstico de salud región de valparaíso

2,288 views
2,188 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,288
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
27
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Diagnóstico de salud región de valparaíso

  1. 1. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Salud DIAGNÓSTICO REGIONAL REGIÓN DE VALPARAÍSOI. LA REGIÓN DE VALPARAÍSO Y SUS PRINCIPALES DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUDLa Región de Valparaíso es la tercera región más poblada del país, con 1.739.876 habitantes, según proyección del INEpara el año 20091, lo que representa el 10,3% de la población nacional. Es una región eminentemente urbana pues sóloun 8,5% de sus habitantes reside en zonas rurales. Se encuentra dividida en 8 provincias y 38 comunas, concentrandoen las provincias de Valparaíso y Marga Marga el 56% del total de los habitantes de la región. A nivel comunal, lapoblación varía de 817 personas en Juan Fernández a 291.760 en Viña del Mar. Considerando la superficie del territorioregional2, la densidad poblacional es de 106,12 habt/kms2 presentando una mayor densidad en las comunas colindantesa la capital regional, que forman la conurbación urbana Gran Valparaíso. La tasa de crecimiento natural de la región delquinquenio 2005 – 2010 es una de las más bajas del país (7,89 por mil habitantes), sin embargo, destaca una tasa demigración de 3,42 por mil habitantes, que ocupa el segundo lugar a nivel nacional. De esta forma, el crecimientoexponencial de la población para el quinquenio 2005 – 2010 se estima en 11,3 personas por mil habitantes, cifra superioral promedio país (9,91 por mil habitantes) , ocupando el quinto lugar más alto. En cuanto a la estructura poblacional laregión posee una mayor proporción de mujeres (índice de masculinidad de 97,0 hombres por cada 100 mujeres) ypresenta la población más envejecida del país, lo que se refleja en un índice de vejez3 de 48,4%, superior en 9,8 puntosporcentuales al índice nacional (38,6%), registrando un índice de dependencia4 de 47,1% cifra superior al país (46,3%).La tasa de natalidad corresponde a 13,3 por mil habitantes, siendo la más baja del país. Destacan también con cifrasmás bajas a nivel nacional, la tasa de fecundidad global en mujeres (1,8), la tasa de fecundidad general de mujeres de15 a 49 años (50,5 por 1.000 mujeres5) y la tasa de fecundidad específica en adolescentes de 15 a 19 años (50,7 por1.000 mujeres). Según la encuesta CASEN 20066 el 2,1% de la población afirma pertenecer o descender de un pueblooriginario y de éste el 92,1% corresponde a la etnia Mapuche, no obstante, es importante señalar que esta medición nofue aplicada en Chile insular, situación que indica un sub-registro de la pertenencia a la etnia Rapa Nui.En relación a los determinantes de carácter estructural, la Región de Valparaíso presenta indicadores de pobreza eindigencia7 que superan a los porcentajes nacionales, con una pobreza total de 15,3%, 1,6 puntos porcentuales más queel promedio país (13,7%), mostrando, además, una menor disminución de la pobreza entre los años 2003 y 2006 (menos4,1 puntos porcentuales) ocupando el cuarto lugar entre las regiones del país con menor disminución. Destaca unamayor proporción de pobreza en zonas urbanas (con un 16,1% y una brecha de 9,3 puntos porcentuales más respecto alas rurales), también se observan mayores niveles de pobreza en mujeres (brecha de 1,2 puntos porcentuales sobre loshombres). La mayor pobreza total e indigencia se registran en dos comunas de la Provincia de San Antonio; Cartagena,con un 25,4% de población en pobreza total y 8,2% de indigentes, y San Antonio, con 24,3% de pobreza total y 8,4% deindigentes. En la región los niveles de ingreso autónomo y monetario son inferiores a las medias del país8, no obstante,se registran mejores resultados en materia de desigualdad de ingreso (coeficiente de Gini9 de 0,48). En relación al Índicede Desarrollo Humano10 (IDH 2003) la región presenta un puntaje de 0,719, encontrándose en el 6º lugar a nivel nacional(donde el primer lugar representa el mayor desarrollo humano), al revisar sus dimensiones, la región se encuentra másbaja que el promedio nacional, en ingreso. Respecto al Índice de Vulnerabilidad Social y Condiciones de Vida11 la regiónpresenta mayor vulnerabilidad que el país (región: 0,748 y país: 0,750). En este índice las dimensiones de -ingreso,ocupación y vivienda- tienen puntajes más bajos al promedio nacional. Por otra parte, los indicadores de ocupación12reflejan mayor deterioro que los del país, con una desocupación que alcanza un 10,1% en el último trimestre de 2008 yun porcentaje de personas cesantes de 8,7%, cifra más alta del país. La diferencia de desocupación entre hombres ymujeres es de 4,3 puntos porcentuales (12,7% en hombres y 8,4% en mujeres). La tasa de participación de ese trimestrees de 54,6% con una brecha de 1,7 puntos porcentuales respecto al promedio país. En materia de educación13 losindicadores de: alfabetismo (96,8%), años promedio de escolaridad (10,3 años) y cobertura educacional total (74,9%)son superiores a los del país. A nivel regional el porcentaje de alfabetismo en población rural muestra una brecha de -4,2puntos porcentuales respecto a la población urbana y en relación al promedio de años de escolaridad, éste presentaimportantes diferencias si comparamos los datos del quintil I, respecto al quintil V (brecha de -4,1 años de escolaridadpromedio).En cuanto a los determinantes intermediarios referidos a las condiciones de vida de las personas, según la encuestaCASEN 2006, la Región de Valparaíso presenta una baja proporción de hogares con saneamiento deficitario (5,4%),hacinamiento critico (0,4%), requerimiento de viviendas (8,6%) y personas que cocinan con parafina, carbón o leña(1,5%), si la comparamos con el país y el resto de las regiones. No obstante, a nivel regional se constatan diferencias
  2. 2. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Saludrespecto a la proporción de hogares con saneamiento deficitario entre la población urbana y rural (brecha de 22,9 puntosporcentuales en desmedro de la población rural) y por quintil de ingreso (donde la diferencia es de 10,5 puntosporcentuales entre el primer y el quinto quintil). También existen diferencias en los hogares con hacinamiento crítico,registrándose 0,6 puntos porcentuales más de hacinamiento en las áreas rurales, respecto a los hogares urbanos, y unadiferencia de 0,8 puntos porcentuales entre el primer y el último quintil. La región tiene una proporción más alta que elpaís –e intermedia respecto a las demás regiones- en la percepción de microbasurales en el barrio o localidad, con un30,3%, cifra superior al país en 4,6 puntos porcentuales14. Los indicadores de mayor deterioro están relacionados con lascondiciones de trabajo, un 22,4% de las personas trabajan sin contrato, cifra superior al promedio nacional (19,9%),ocupando el cuarto lugar más alto del país. Un 36,6% de las personas activas no cotiza15 y según la ENCAVI 2006 un47,8% de la personas trabaja más de 8 horas diarias (tercer lugar más alto a nivel país). Esta misma encuesta señalaque la región presenta también indicadores superiores al promedio país respecto a la proporción de personas a las queles afecta la responsabilidad laboral (72,8%) y la estabilidad laboral (38,7%, segundo lugar más alto entre las regionesdel país). En lo relativo a aspectos conductuales y estilos de vida, la región de Valparaíso registra también indicadorescon mayor deterioro respecto al país, en bebedores problemas16 la proporción regional es de 18,9%, valor superior en3,7 puntos porcentuales al promedio país, ocupando el cuarto lugar a nivel nacional,. Las cifras regionales de esteindicador también son superiores al país en todos los rangos de edad y se presenta en mayor porcentaje en hombres(32,1%). Destaca también el consumo de marihuana, el cual, si bien bajó entre los años 2006 a 2008 (en 2,1 puntosporcentuales), tiene una prevalencia en el último año17 de 6,2%, proporción inferior al promedio país (6,4%), pero altarespecto a las otras regiones. En cuanto a la cocaína el porcentaje de consumo en el último año18 es de 2,2%ubicándose en el segundo lugar nacional después de la Región Metropolitana. El sedentarismo19 alcanza a un 89,7% dela población, cifra ligeramente superior al promedio nacional, aunque más baja si la comparamos con el resto de lasregiones, pero no por esto de menor importancia, el nivel de sedentarismo es más alto en mujeres donde alcanza un92,7%. En lactancia materna exclusiva a los seis meses, la región presenta un porcentaje de 42,2%, cifra inferior alpromedio nacional en 6,9 puntos porcentuales, ubicándose en el cuarto lugar más bajo a nivel nacional. Registra unaproporción similar al promedio país de niños menores de seis años en control en el sistema público de salud consobrepeso (22,2%) y un porcentaje inferior al nacional respecto a obesidad en este grupo, con un 8,9%20. Cabe destacarque la media de edad de iniciación sexual es de 17,91 años, inferior al promedio nacional de 18,12 años, y el 33,0% delas personas entre 15 y 19 años son sexualmente activas. La edad de iniciación sexual en la región presenta una brechade menos 1,69 años al comparar los grupos de menor y mayor ingreso. Un 91,2% de las personas de 15 a 19 añosiniciadas sexualmente y con pareja sexual usa un método (no natural) para prevenir el embarazo y un 28,6% afirmautilizar siempre condón21. Respecto a aspectos psicosociales22 el porcentaje de población total que afirma haber tenidodepresión, angustia o neurosis durante las últimas dos semanas es de 22,8%, superior al país en 0,5 puntosporcentuales, sin embargo, la región registra mejores indicadores que el promedio nacional en lo referente al porcentajede personas que participa en organizaciones sociales 44,8%, personas que afirman tener siempre o casi siempre unapersona en quien confiar, pedir ayuda o consejos cuando tiene algún problema 67,7% y un 45,9% afirma contar siempreo casi siempre con quien acudir en caso de una emergencia.En lo que se refiere al Sistema de Salud como determinante intermediario, la Región de la Valparaíso se ubica en lasegunda posición nacional más baja en cuanto a la proporción de gasto regional destinado a salud23 (19,0%) y en eloctavo lugar en relación al gasto per cápita regional en salud24 ($100.097). Cuenta con ocho establecimientos de mayorcomplejidad y una tasa de 0,5 de estos hospitales por cada 100 mil habitantes. Se observa una situación deteriorada encomparación a la disponibilidad del resto de las regiones en el número de camas críticas (11,8 por 100.000 habitantes),inferior al promedio nacional (13,7 por 100.000 habitantes). Respecto a la cantidad de médicos del sistema público laregión presenta una tasa de 8,7 por 10.000 habitantes25. El 65,9%26 de la población está inscrita en FONASA, ocupandoel sexto lugar más alto a nivel nacional, igual posición registra en relación a la población per cápita inscrita en atenciónprimaria de salud con un 73,1%27. Según la ENCAVI 2006 el porcentaje de personas que identifica problemas deservicios básicos de salud en su barrio en la región es de 34,9%, cifra superior en 4,6 puntos porcentuales al promedionacional. La región se ubica en el cuarto lugar a nivel nacional en la proporción de personas del sistema público queafirma haber tenido que esperar más de 30 días para una atención de especialidad, con un 14,8%, y presenta un 77,0%de beneficiarios del sistema público que afirma haber tenido que esperar más de 30 días para una hospitalización,proporción superior al promedio nacional (76,3%28). Además, el porcentaje de garantías explícitas retrasadas en elsistema público de salud29 llega a un 3,5%, ocupando la región la cuarta posición más alta del país. En materia decobertura destaca la baja proporción de personas de 65 y más años en control en el sistema público de salud, quealcanza un 41,1% si la comparamos con el promedio país de 44,8%30.
  3. 3. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la SaludII. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN DE SALUD DE LA REGIÓN1. Situación de salud de la regiónEn el trienio 2004 – 2006 la esperanza de vida al nacer de laRegión de Valparaíso se estima en 78,08 años, ubicándose en elséptimo lugar nacional más alto, con diferencias de -1,27 años INDICADORES DE SALUD TRIENIO 2004 - 2006respecto a la esperanza de vida más alta y de 1,9 años en Mejorrelación a la esperanza de vida más baja del país. La evolución INDICADORES Región País región 31temporal de la esperanza de vida al nacer indica un aumento de EV nacer 32 78,08 78,09 79,351,22 y 0,28 años al comprarse el período 2004 – 2006 con los 33 EV a los 20 años 58,98 59,10 60,36trienios 1998 – 2000 y 2001 – 2003 respectivamente, 34 Mortalidad infantil 8,2 8,4 6,1incrementos intermedios, muy similares a los de la Región 35Metropolitana y bajo el promedio nacional. Mortalidad general 527 528 472Respecto a la mortalidad infantil (MI), la tasa regional ajustada del trienio 2004 – 2006 llega a 8,2 muertes por 1.000nacidos vivos (NV), ocupando el quinto lugar más bajo del país, con diferencias de -0,2 muertes respecto a la tasanacional y de 2,1 muertes por 1.000 NV sobre la tasa más baja del país. A lo largo del tiempo la región siempre hamantenido tasas de MI inferiores a las nacionales, presentando un descenso de -2,0 muertes al compararse el trienio2004 – 2006 con el período 1998 – 2000 (tasa de 10,2), no obstante, en relación al trienio 2001 – 2003 (tasa de 7,8) seregistra un aumento de 0,4 muertes por 1.000 NV. En cuanto a la mortalidad general, en el GRÁFICO TASAS DE MORTALIDAD AJUSTADAS trienio 2004 – 2006 la Región de REGIÓN DE VALPARAÍSO Valparaíso tiene una tasa ajustada de Tasa por 100.000 h. 700 527 muertes por 100.000 habitantes, 600 500 cifra muy similar a la tasa nacional (528). 400 Al comparar esta tasa con la mejor 300 200 100 región, nos indica que quienes residen 0 en la Región de Valparaíso tienen 1,12 1998 - 2000 2001 - 2003 2004 - 2006 veces el riesgo de morir de aquellos que General 607 555 527 habitan en la región de menor mortalidad Tumores 142 136 132 (Coquimbo). Al revisar la evolución E. Circulatorias 193 177 162 temporal de la mortalidad general, Traumatismos 46 41 39 comparando el trienio 2004 – 2006 con Trienios el período 1998 – 2000, se puede Fuente: MINSAL, DEIS. Estadísticas Vitales años 1998 - 2006. observar una disminución en la tasa de un 13%.Al analizar la mortalidad por grandes grupos de causas, la Región de Valparaíso presenta tasas ajustadas superiores alpaís en mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio y por tumores. En el trienio 2004 – 2006 la población de laregión tiene 1,27 veces el riesgo de morir por enfermedades del sistema circulatorio que la región con menor mortalidad(Arica y Parinacota) y 1,09 veces el riego del país. En este mismo periodo respecto a mortalidad por tumores, lapoblación de la región presenta 1,07 veces el riesgo de morir de la región con menor mortalidad por esta causa(Tarapacá), en relación al país la diferencia no es relevante. Destaca en la región la tasa de mortalidad por traumatismosy envenenamientos, que ocupa el segundo lugar más bajo a nivel nacional, con una razón de tasas entre el promediopaís y la región de 1,2 y de 1,8 respecto a la peor región (Aysen). Estos tres grupos de causas de muertes presentan unaevolución temporal con tendencia a la disminución entre los trienios 1998 – 2000 y 2004 – 2006. La mortalidad porenfermedades del sistema circulatorio tiene el porcentaje más alto de disminución durante este periodo con un 16%menos. Le sigue la mortalidad por traumatismos y envenenamientos con un 14% y finalmente la mortalidad por tumorescon un 7% de reducción.En relación a las causas específicas de mortalidad36 la Región de Valparaíso presenta tasas ajustadas superiores al paísen mortalidad por enfermedad isquémica del corazón y por enfermedad cerebrovascular. En el trienio 2004 – 2006 lapoblación de la región presenta 1,14 veces el riesgo de morir por enfermedad isquémica del corazón de país y 1,6 veces
  4. 4. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Saludel riesgo de la mejor región por esta causa (Atacama), observándose un exceso de mortalidad de 39,3% en relación aesta última. En la mortalidad por enfermedad cerebrovascular la población de la región presenta un exceso de mortalidadrespecto a la mejor región (Aysén) de 19,83%, con una razón de tasas de 1,25. La tasa de mortalidad por accidentes detránsito de la región es de 12 por 100 mil habitantes, siendo inferior al promedio nacional y ocupando el 2 lugar más bajoa nivel país. Finalmente la evolución temporal de las tasas de mortalidad específicas entre los trienios 1998 – 2000 y2004 – 2006 muestra disminuciones de 28% en la tasa de mortalidad por enfermedad isquémica y de 17% en lamortalidad por enfermedad cerebrovascular. La mortalidad por accidentes de tránsito es la única que presenta un leveaumento de 4%.2. Situación de salud de la región según determinantes socialesEs posible revisar los datos de la Región de Valparaíso INDICADORES DE SALUD HOMBRES MUJERESdesde dos perspectivas que pueden contribuir a la TRIENIO 2004 – 2006 EV nacer (años) 75.19 81,09interpretación de la situación de salud regional. La primera deellas se refiere a las particularidades constatadas según Tasa AVPP (por 1.000) 95,1 55,2sexo, donde la esperanza de vida al nacer del período 2004 – Mortalidad general (por 100.000) 568 4872006 presenta una brecha de 5,9 años entre las mujeres y Mort. tumores (por 100.000) 141 124los hombres, ubicándose en el quinto lugar más bajo del Mort. S. circulatorio (por 100.000) 165 158país, no registrando variaciones entre los trienios 1998 – Mort. traumat. y env. (por 100.000) 62 172000 y 2004 - 2006. En relación a la esperanza de vida al Mort. enf. isquémica (por 100.000) 66 46nacer a nivel nacional, en hombres y mujeres se observa que Mort. Enfermedad Cerebro vascular 47 55la región se ubica en el quinto lugar más alto, con cifras (por 100.000)levemente superiores a la del país, 0,31 años más en Mort. acc. tránsito (por 100.000) 19 5hombres y 0,21 años más en mujeres.Complementariamente, en el trienio 2004 – 2006, las tasas de años de vida potencial perdidos (AVPP)37 son de 95,1AVPP por 1.000 hombres y 55,2 AVPP por 1.000 mujeres. Tanto en hombres como en mujeres, la región se ubica en elsexto lugar más bajo a nivel nacional. La diferencia de tasas de AVPP entre ambos sexos es de 39,9 AVPP por 1.000personas de cada sexo, correspondiendo a la sexta brecha más baja del país. La evolución temporal permite observaruna disminución de las tasas entre los trienios 1998 – 2000 y 2004 – 2006; de -11,5 AVPP en los hombres (-10,8%) y-7,2 AVPP en las mujeres (11,5%). Porcentualmente la región aporta al país el 10,0% de los AVPP de hombres y el10,5% de los AVPP de mujeres.En cuanto a la mortalidad general del trienio 2004 – 2006, tanto hombres como mujeres tienen tasas ajustadas que seubican en una posición intermedia respecto al país (quinto lugar más bajo en hombres y séptimo lugar más bajo enmujeres). Al comparar ambas tasas se registra una brecha de 81 muertes por cada 100.000 personas, con una razón detasas de 1,17, que indica que los hombres de la región tienen 1,17 veces el riesgo de morir de las mujeres, valor similaral del nivel nacional (1,19). En el período 2004 – 2006 las tasas ajustadas de mortalidad de hombres por grupo decausas, superan a las de mujeres en todas las grandes causas analizadas. La tasa de mortalidad por traumatismos es laque presenta la brecha más alta, con 45 muertes por 100.000 más en hombres, con una razón de tasas de 3,58 queseñala que, a nivel regional, los hombres tienen 3,58 veces el riesgo de morir de las mujeres por esta causa. Lamortalidad por tumores presenta una brecha de 17 muertes por 100.000 más en hombres (razón de tasas de 1,14) y enla mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio la brecha es de 7 muertes por 100.000, con una razón de tasasde 1,05. Al interior de este gran grupo de causas se observan tasas de mortalidad por enfermedad isquémica delcorazón de 66 y 46 por 100.000 (en hombres y mujeres, respectivamente) con un razón de tasas de 1,43 que indica quelos hombres tienen 1,43 veces el riesgo de morir por esta causa de las mujeres. La tasa de mortalidad por accidentescerebrovasculares es de 47 y 55 por 100.000, en hombres y mujeres respectivamente, en este indicador la tasa de lasmujeres es superior a la de los hombres, con una brecha de 7 muertes más por 100.000 habitantes y una razón detasas de 1,17, es decir, las mujeres de la región, tienen 1,17 veces más riesgo de morir que los hombres por estacausa. Por otra parte, en la mortalidad por accidentes de tránsito la tasa de mortalidad de hombres supera a la demujeres en 14 muertes por 100.000, con una razón de tasas de 3,77.Una segunda perspectiva se refiere a las inequidades observadas en relación a la escolaridad. Al revisar la mortalidadinfantil según la escolaridad de la madre se observa una gradiente, disminuyendo la tasa de mortalidad infantil alaumentar la escolaridad materna. En el trienio 2004 – 2006 esta gradiente muestra una brecha de 2,8 muertes por 1.000
  5. 5. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Saludnacidos vivos al comparar los grupos de madres de menor (0 a 8 años) y mayor (13 y más años) escolaridad. La razónde tasas de MI entre estos grupos es de 1,4 lo que indica que los nacidos de madres con 0 a 8 años de estudio tienen1,4 veces el riesgo de morir, durante el primer año de vida, de aquellos hijos de mujeres con 13 o más años deescolaridad. Tanto la razón de tasas como la brecha de MI resultan inferiores a los valores nacionales (2,0 y 5,5respectivamente), teniendo la región la tercera brecha más baja del país. Temporalmente se constata una disminuciónimportante de la brecha respecto al trienio 1998 – 2000, en menos 6,1 muertes por 1.000 NV, es decir, un 68,7% menos.Por otra parte, al comparar la esperanza de vida a los 20 años38 según escolaridad en el período 2004 – 2006, la regióntiene una brecha de 11,46 años de vida entre quienes tienen más y menos años de estudio (con EV temporarias de66,92 y 55,46 años, respectivamente), que resulta superior a la brecha nacional (10,72) y corresponde a la cuarta mayorbrecha del país. La brecha regional de EV según nivel educacional es mayor en hombres (13,45) que en mujeres (9,39).En cuanto a su evolución desde el período 1998 – 2000 se registra un aumento de la brecha en 6,69 años, lo querepresenta un incremento de 156,3%. Al considerar conjuntamente las inequidades por escolaridad en la MI y la EVtemporaria, se generó un Índice de Equidad en Salud para el decenio 1997 – 2006, que va de 0 (completa inequidad) a 1(completa equidad), en el cual la región se ubica en la novena posición más baja a nivel nacional (puntaje 0, 6696)39.III. COMPARACIONES Y PROFUNDIZACIÓN DE PROBLEMAS DE SALUD REGIONAL1. Síntesis comparativa de la situación de salud regionalComo parte del análisis de la situación de salud regional, es posible desarrollar una mirada comparativa que permitaconocer la posición de la región en relación al país respecto a una serie de indicadores. Desde esta perspectiva, laRegión de Valparaíso presenta una situación de salud más deteriorada que otras regiones del país cuando se trata debebedores problema40, donde se ubica en el cuarto lugar regional más alto, con un 18,9%, cifra superior al promedionacional en 3,7 puntos porcentuales. Según sexo, el índice de bebedores problema asciende a 34,3% en hombres(tercer lugar a nivel país) y baja a 7,4% en mujeres (lugar en mujeres). También se observan altos porcentajes en elconsumo de marihuana41, con una prevalencia regional de 6,2% en el año 2008, proporción que si bien es inferior 0,2puntos porcentuales al promedio nacional (6,4%), posiciona a la región en el quinto lugar más alto del país. Destaca elporcentaje de personas entre 12 y 18 años que afirma haber consumido marihuana en el último año42, que llega a un11,4% y representa el tercer lugar más alto a nivel nacional. Otros problemas de salud que se encuentran en el peortercio del rango país, son la percepción de haber tenido depresión las últimas dos semanas43 (22,8%) y el nivel desatisfacción en materia de salud, que tiene una nota promedio44 de 5,1, la más baja a nivel nacional.Por otra parte, la región se ubica en el tercio intermedio del rango país en un número importante de indicadores de salud,entre los cuales se encuentran la mortalidad infantil, la mortalidad general y la mortalidad vinculada al sistemacirculatorio, tanto al analizarla como un gran grupo de causas, como al desagregarla en causas específicas comoenfermedad isquémica del corazón y enfermedad cerebrovascular. Siendo la enfermedad isquémica la primera causaespecífica de muerte de la región. En esta posición intermedia también se encuentra la esperanza de vida al nacer(78,08 años), la tasa de ingresos a salas IRA de niños de 0 a 4 años con SBO45 (15,2 por 100 niños de 0 a 4 años), elporcentaje de menores de 6 años en control con sobrepeso46 (22,2%), el porcentaje de personas que consume tabacoen último mes47 (41%), la tasa de notificación por VIH/SIDA48 (89,9 por 100.000 habitantes) y el porcentaje de uso decondón en personas de 15 a 19 años (28,6%). Otro indicador de nivel intermedio en relación al país, es la nota promediode bienestar mental49 de 5,4, que representa la segunda nota más baja a nivel nacional (y se reitera en varias regiones).Los indicadores con mejores resultados comparativos respecto al país, son la mortalidad por tumores (132 por 100.000habitantes), la mortalidad por accidentes de tránsito50 (12 por 100.000 habitantes), la mortalidad materna51 (17,7 por100.000 nacidos vivos) y la mortalidad por accidentes laborales fatales52 (2 por 100.000 ocupados). Se encuentrantambién en este rango el porcentaje de nacidos vivos de madres menores de 15 años53 (0,4%), el porcentaje deembarazadas en control de 15 a 19 años54 (19,7%), la tasa de notificación por tuberculosis55 (12,2 por 100.000habitantes) y el porcentaje de personas sedentarias56 (89,7%). Cabe señalar, que en varios de estos indicadores sumejor posición es relativa, pues resulta de la comparación con las otras regiones del país, pero sus valores a nivelregional siguen siendo altos y dan cuenta de problemas de salud de importancia, como es el caso sedentarismo, lamortalidad por tumores, la mortalidad materna y la mortalidad por accidentes de tránsito.
  6. 6. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Salud2. Análisis de problemas de salud específicos de la región2.1. Mortalidad por enfermedad cerebrovascularCon el objetivo de profundizar en algunos problemas de salud específicos de la región, se han seleccionado dosindicadores. El primero de ellos corresponde a la alta mortalidad por enfermedad cerebrovascular, con 51 muertes por100.000 habitantes (trienio 2004 – 2006), cifra que excede en 8,5% al promedio país y en 30,8% a la mejor región(Región de Coquimbo y Aysén) y ocupa el quinto lugar más alto a nivel nacional. Según sexo -la mortalidad porenfermedad cerebrovascular- es superior en mujeres (55 por cien mil habitantes), quienes presentan 1,17 veces másriesgo de morir por esta causa que los hombres (47 por cien mil habitantes). Como se ha señalado, la evolución temporalde la tasa de mortalidad por enfermedad cerebrovascular en la región, entre los trienios 1998 – 2000 y 2004 – 2006muestra una disminución de menos 17%. A nivel comunal según datos que aporta el estudio “Atlas de mortalidad porenfermedades cardiovasculares en chile 1997-200357 destacan las comunas de Valparaíso y San Antonio, con tasasajustadas de 251,0 y 243,7 por cien mil habitantes respectivamente, significativamente más altas que la tasa nacional(198,4 por cien mil habitantes).Si bien, con los datos disponibles no es posible establecer relaciones de causalidad entre la mortalidad por accidentecerebrovascular y otras variables específicas, es posible plantear algunas hipótesis que intentan interpretar la situaciónregional. Una primera explicación respecto a la mayor carga de enfermedad cerebrovascular de la región, puedebuscarse en las características demográficas de su población, que presenta el índice de vejez más alto del país (48,4) yun predominio de mujeres sobre hombres (índice de masculinidad 97,0). Otro determinante está relacionado con lapobreza, como ya se ha señalado un 15,3% de la población de la región se encuentra en situación de pobreza, cifrasuperior al promedio país y que registra una brecha de 1,2 puntos porcentuales en desmedro de las mujeres. Al respectoel informe Situación de Salud en las Américas: Indicadores Básicos 200958, de la Organización Panamericana de laSalud (OPS), entrega elementos de evidencia sobre la inequidad existente en la distribución de las muertes prematuraspor Enfermedad Cerebrovascular entre los países de las Américas, inequidad que se observa a lo largo de la gradientesocial de la población, definida por su nivel de ingreso, indicando que la mortalidad prematura por enfermedadcerebrovascular está desproporcionadamente concentrada entre los más pobres en la gradiente social, situación queafecta en mayor medida a las mujeres, quienes presentan, a su vez, la tasa más alta de mortalidad por esta causa.Otros factores que podrían estar incidiendo en las tasas de mortalidad por enfermedad cerebrovascular se refieren a losestilos de vida de la población, algunos de los cuales ya han sido detallados en la sección precedente, reflejando unasituación preocupante en materia de consumo de alcohol (18,9% de bebedores problema), tabaco (41% consumió elúltimo mes; cuarto lugar más alto del país) y cocaína59 (2,2% consumió el último año; segundo lugar más alto del país).Respecto a los hábitos alimentarios, según información de la ENCAVI 2006, el consumo de verduras y frutas diarioalcanza porcentajes de 59,4% y 48,4% respectivamente, proporciones que si las comparamos con el resto de lasregiones del país figuran en rangos más altos, pero que están muy por debajo de las recomendaciones para unaalimentación saludable60. Complementariamente, el sedentarismo también puede constituir un factor de riesgo, ya que laregión presenta una importante proporción de personas sedentarias, superior al promedio país, y que asciende a un92,7% en el caso de las mujeres, representando el séptimo lugar regional más alto (mientras que en los hombres seubica en el quinto lugar más bajo).Dentro de determinantes intermediarios de la mortalidad por enfermedad cerebrovascular, están los porcentajes decobertura efectiva de hipertensión y diabetes mellitus61, los cuales en la región según datos del año 2006 son de 8,2% y2,6% respectivamente, cifras superiores al promedio país, pero que dan cuenta de coberturas bajísimas, de escasoimpacto en estos dos importantes factores de riesgo.2.2. Percepción de depresiónUn segundo problema de salud pública relevante de analizar en la región de Valparaíso se refiere a la alta percepción dedepresión en las últimas dos semanas que -como ya se ha señalado- llega a un 22,8% según la ENCAVI 2006,excediendo en un 2,2% al promedio país y en un 109,2% a la región del país con el porcentaje más bajo (Región deMagallanes). Según sexo la percepción de haber tenido depresión en las últimas dos semanas es mayor en las mujeres,con un 29,8%, mientras que en los hombres desciende a un 14,6%, en cuanto a la edad, se trata de un indicador másfrecuente en edades medias, de 20 a 44 y de 45 a 64 años, con 27,6% y 27,2% respectivamente. La región presenta
  7. 7. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Saludademás, la segunda nota más baja del país respecto a bienestar mental y emocional con un 5,4 (escala de 1 a 7), siendoesta nota inferior en las mujeres con un 5,2. Un 25,4% de la población señala sentirse siempre o casi siempre nervioso,ansioso o estresado en su vida en general, situación que afecta más a las mujeres (30%) que a los hombres (20,2%) y apersonas de áreas urbanas (26,6%) que del área rural (11,1%).Nuevamente debe señalarse que no se dispone de información para establecer relaciones de causalidad entre lapercepción de depresión y sus posibles determinantes, no obstante, un factor que podría estar repercutiendo en estasituación se refiere a las condiciones de trabajo, ya que la región registra indicadores precarios respecto al país enmateria laboral, con un nivel de desocupación de 10,1%, (segundo lugar a nivel nacional, después de la región de laAraucanía 10,2) y algunas condiciones de trabajo que resultan inquietantes, como la cantidad de horas trabajadas,puesto que el 47,8% de los ocupados trabaja más de 8 horas (tercer lugar más alto a nivel país). Asociado a lo anterior el38,7% de personas señala que la inestabilidad de su trabajo afecta su calidad de vida, ocupando el segundo lugar a nivelnacional y superior 9,7 puntos porcentuales al promedio país (29,0%) y el 72,8% tiene la percepción de que laresponsabilidad laboral afecta su calidad de vida (país 64,8%).Si analizamos estos indicadores según sexo, las condiciones de trabajo de las mujeres de la región son aún másprecarias, su nivel de desocupación alcanza al 12,7%, superior en 4,4 puntos porcentuales al de los hombres (8,4%) yocupando el segundo lugar más alto a nivel nacional. En relación a las condiciones de trabajo el 51,7% de las mujerestrabaja más de 8 horas (hombres un 45,8%) registrando el porcentaje más alto del país. También existe una brechaimportante en la proporción de personas que trabajan sin contrato, alcanzando en las mujeres un 28,4% con una brechade 9,8 puntos porcentuales respecto a los hombres (18,7%). En el caso de las mujeres que trabajan remuneradamente,la ENCAVI 2006, nos muestra que un 48,1% de ellas piensa en las tareas domésticas y familiares cuando está en eltrabajo, proporción que en los hombres llega sólo a un 27,4%. Cifras que aportan elementos que pueden explicar elmayor porcentaje de percepción de depresión en las mujeres de la región.Otro factor que podría esta relacionado es la violencia intrafamiliar -que afecta principalmente a mujeres- y donde laregión registra una tasa de denuncias62 por delitos de esta causa de 694,3 por cien mil habitantes, superior al promediopaís (677,0).IV. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN DE SALUD REGIONAL DESDE UNA PERSPECTIVA TERRITORIALLa situación de salud regional también puede ser analizada desde una perspectiva territorial, orientada a identificar lassimilitudes y diferencias que se registran entre las distintas comunas que integran la región. Un primer indicador aconsiderar es la esperanza de vida al nacer, que puede ser interpretada como una medida de síntesis de la situación desalud. Al respecto, en el decenio 1997 – 2006 la esperanza de vida al nacer de la región de Valparaíso se estima en77,04 años, variando desde 70,79 años en la comuna de Juan Fernández, hasta 79,67 años en la comuna de El Tabo.Destacan con las cifras más bajas las dos comunas insulares de la región, Juan Fernández -antes señalada- y la Isla dePascua (71,60 años). El resto de las comunas que se encuentran en el cuartil de menor Esperanza de vida al nacer, anivel regional, corresponden a Petorca, Putaendo, Catemu, Rinconada, Llay Llay, Quintero, Limache y San Antonio.Otro análisis relevante para la situación regional se refiere a las inequidades de salud, para lo cual se elaboró un Índicede Equidad en Salud que, como se ha señalado en las secciones precedentes de este documento, considera lasinequidades por escolaridad en la Mortalidad Infantil y la Esperanza de Vida a los 20 años, con valores que van de 0(completa inequidad) a 1 (completa equidad). El puntaje alcanzado por la región en este índice para el período 1997 –2006 es de 0,6696, con extremos de 0,4955 en Papudo (menor equidad) y 0,8780 en Zapallar (mayor equidad)63. Lascomunas que se ubican en el mejor cuartil de este indicador son Zapallar, Isla de Pascua, Petorca, Cabildo, Calle Larga,Santo Domingo y Puchuncaví, y en el cuartil de menor equidad están las comunas de Papudo, Panquehue, San Antonio,El Quisco, Calera, Valparaíso, Quillota, Villa Alemana, Rinconada, Cartagena y Putaendo.
  8. 8. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la SaludEl análisis territorial permite identificar comunas con una deteriorada situación de salud y una baja equidad en salud,como es el caso de San Antonio y Putaendo, mientras que otras comunas muestran buenos niveles en ambosindicadores, como El Tabo, Zapallar y Calle Larga. Resulta interesante la situación de comunas donde la esperanza devida se ubica en el mejor cuartil (4), pero la equidad en salud presenta un bajo nivel, como ocurre en Cartagena, o por elcontrario, como Isla de Pascua, que tiene la segunda esperanza de vida más baja de la región, pero ocupa la segundamejor posición regional en el Índice de Equidad en Salud.Para el análisis conjunto de la Esperanza de vida al nacer y el Índice de equidad en salud se generó un gráfico decuadrantes, a partir de las medianas de dichos indicadores, que permite clasificar a las comunas de acuerdo a suposición combinada en ellos. En el mejor cuartil (1) se encuentran doce comunas: Casablanca, Concón, Calle Larga, SanEsteban, La Ligua, Zapallar, La Cruz, Nogales, Olmué, El Tabo, Santo domingo, Santa María.Cuadrantes Salud-Equidad 2 1 4 3
  9. 9. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la SaludComo se observa en el gráfico y el mapa de cuadrantes, doce comunas de la región se ubican en lo que puededenominarse como el “peor cuadrante”(4), ya que combina niveles bajos de esperanza de vida al nacer y de equidad ensalud. Estas comunas son: Villa Alemana, Algarrobo, Valparaíso, La Calera, Quillota, San Antonio, Los Andes, Quintero,Llay Llay, Rinconada, Limache y Putaendo.La situación de salud de estas doce comunas puede analizarse considerando en primer lugar la esperanza de vida alnacer para el decenio 1997 – 2006, la cual fluctúa entre 77,20 años (Villa Alemana) y 75,24 años (Putaendo), sólo doscomunas tienen valores sobre el promedio regional (Villa Alemana y Algarrobo). Al comparar la comuna de Putaendo conla comuna que presenta la EV más alta a nivel regional (El Tabo) y con la EV de la región, se observan brechas de 4,4años y 1,8 años respectivamente. En lo que se refiere a la esperanza de vida a los 20 años, los valores van de 58,59años (Villa Alemana) a 56,79 (Limache) y once comunas del cuadrante tienen una esperanza de vida temporaria másbaja que la región (58,43). Respecto a la relación entre escolaridad y esperanza de vida a los 20 años, se observangradientes importantes en diez de las doce comunas del cuadrante, las que presentan brechas superiores a la observadaen región (9,1) al comparar este indicador en el grupo con 13 o más años de escolaridad y el de 0 y 8 años de estudio,siendo la comuna de San Antonio la que presenta la diferencia más alta entre estos grupos (15,9 años). Según sexo, endiez de las doce comunas esta brecha es mayor en el caso de los hombres.En relación a la mortalidad infantil, las comunas del cuadrante registran tasas ajustadas que van de 8,77 (Algarrobo) a9,08 (Rinconada) muertes por 1.000 nacidos vivos, presentándose tasas de mortalidad infantil superiores a la tasaregional (8,96) en siete de las doce comunas analizadas. La tasa de mortalidad infantil (MI) de la comuna de Rinconadasupera en 1,24 muertes por cada 1.000 nacidos vivos a la segunda tasa de MI más baja de la región (Isla de Pascua)64.En mortalidad infantil también se registran brechas significativas si la analizamos respecto a la escolaridad de la madre,nueve de las doce comunas tienen brechas superiores a la región (6,5), entre las muertes de niños/as cuyas madrescuentan con 0 a 8 años de escolaridad y aquellos hijos de mujeres que tienen 13 o más años de estudio. La mayorbrecha se registra en la comuna de Rinconada (11,4 muertes por 1.000 nacidos vivos), seguida por las comunas dePutaendo y Limache (brechas de 7,2 y 7,0 muertes por 1.000 nacidos vivos respectivamente).En cuanto a la mortalidad general -para igual período- las doce comunas del cuadrante presentan tasas ajustadas quevarían entre 464 (Algarrobo) y 705 (Valparaíso) muertes por 100.000 habitantes, y donde cinco comunas tienen tasasmás altas que la regional del decenio (610). El análisis de razón de tasas muestra que quienes viven en Valparaíso(comuna que presenta la tasa más alta del cuadrante en mortalidad general) tienen 1,16 veces el riesgo de morir delpromedio de la región y 2,35 veces el riesgo de morir de los habitantes de El Tabo (comuna con la mortalidad generalmás baja de la región), lo que se traduce en un 13,5% de exceso de mortalidad respecto a la región y un 57,4% deexceso de mortalidad al comparar con la comuna que tiene la tasa más baja. Tanto en la región como en las comunas,las tasas de hombres superan a las de las mujeres, en la comuna de Valparaíso, los hombres presentan 1,2 veces elriesgo de morir de las mujeres.Al revisar las tasas ajustadas de mortalidad por grandes causas de decenio 1997 – 2006, en mortalidad porenfermedades del sistema circulatorio, las tasas de estas doce comunas fluctúan entre 129 (Algarrobo) y 237(Valparaíso) por 100.000 habitantes, con cinco comunas que superan la tasa regional (193). Destaca la comuna deValparaíso que presenta un 19% de exceso de mortalidad por esta causa, en relación a la región y un 61% de exceso demortalidad si se compara con la mejor comuna (El Tabo). Según sexo, en ocho de las doce comunas las tasas de loshombres superan las tasas de las mujeres, las comunas que presentan las mayores brechas entre hombres y mujeres enmortalidad por enfermedades del sistema circulatorio son Valparaíso y Algarrobo (brecha de 32 muertes por 100.000habitantes).Las tasas de mortalidad por tumores varían de 110 (Algarrobo) a 168 muertes (Quillota) por 100.000 habitantes, siendosiete las comunas con tasas más altas que la región (148 muertes por 100.000 habitantes). La razón de tasas en lacomuna de Quillota nos muestra que las personas que viven en esta comuna tiene 1,14 veces el riesgo de morir por estacausa del promedio de la región y 2,90 veces el de los habitantes de El Tabo (comuna con la mortalidad más baja poresta causa). En once de las doce comunas las tasas de los hombres superan las tasas de las mujeres. En las comunasde Quintero y Algarrobo se presentan las mayores brechas, donde los hombres tienen 1,3 veces el riesgo de morir poresta causa de las mujeres.
  10. 10. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la SaludDestaca la variación de la mortalidad en el grupo de causas asociadas a traumatismos y envenenamiento, donde lastasas van entre 43 (Villa Alemana) y 65 (Putaendo) por 100.000 habitantes y diez de las doce comunas exceden la tasaregional (52 por 100.000 habitantes). La comuna con mayor mortalidad por esta causa (Putaendo) presenta un 20% deexceso de mortalidad respecto a la región y 51% de exceso al comparar con la comuna con menor mortalidad por estacausa (Juan Fernández). En este grupo de causas existe una marcada diferencia entre hombres y mujeres, presentandolas comunas de Putaendo y San Antonio, la razón de tasas más alta (2,6).Las tasas de Años de Vida Potencialmente Perdidos (AVPP) del decenio en estudio, en las comunas de este cuadrante,varían entre 71,1 (Rinconada) y 97,6 (Valparaíso) AVPP por cada 1.000 habitantes, y siete de ellas resultan más altasque la tasa de AVPP de la región (80,1). Valparaíso presenta la peor situación de las comunas del cuadrante, donde latasa total de AVPP supera en 47,9 años perdidos por cada mil personas a la mejor comuna de la región (Papudo). Entérminos porcentuales, Valparaíso aporta el 21,5% de los AVPP de la región. Las demás comunas del cuadrante quecontribuyen con los mayores porcentajes de AVPP65 al total regional son San Antonio (6,4%), Villa Alemana (5,5%) yQuillota (5,3%). Por sexo las comunas que presentan la razón de tasas más alta entre hombres y mujeres son Quintero(2,1), y San Antonio, Llay Llay y Putaendo (1,8), en la región la razón de estas tasas es de 1,7.Respecto al índice de swaroop66, que suele ser menor en la medida que las condiciones socioeconómicas de lapoblación son peores, diez de las comunas que integran este cuadrante registran porcentajes inferiores al índice regional(86%). Sólo dos comunas tienen un índice de swaroop superior, Villa Alemana (87,7%) y Limache (88,1%).Un análisis territorial de los cuadrantes de la región permite observar que las provincias de Petorca e Isla de Pascua nopresentan comunas en el peor cuadrante. Las demás provincias tienen dos comunas cada una en este cuadrante, lo queproporcionalmente a la cantidad de comunas, refleja una peor situación en las provincias de Los Andes y Marga Marga,con la mitad de sus comunas en el peor cuadrante. Destaca la zona central de la región, aledaña a la conurbación deValparaíso y Viña del Mar.La mayoría de las comunas del peor cuadrante (siete) presentan una densidad poblacional67 superior a la región eincluso superior a 150 hab/km2. Destaca la comuna de Villa Alemana con una densidad de 1.298,2 hab/km2 (la segundamás alta de la región). Ocho de las doce comunas tienen una ruralidad68 más alta que la regional (8,2%), pero en nuevecomunas el porcentaje de población rural es inferior a 15%. La comuna del cuadrante con mayor ruralidad es Putaendo,con un 55%, ocupando el segundo lugar a nivel regional. Sólo tres comunas del cuadrante tienen un nivel de etnicidad69más alto que el regional (2,1%), San Antonio (2,9%), Valparaíso (2,4) y Rinconada (2,3%). Cuatro de las doce comunastienen un índice de vejez superior al promedio regional (48,4), Putaendo, Valparaíso, Quintero y Algarrobo.En cuanto a determinantes de carácter estructural, siete de las doce comunas registran un porcentaje de pobreza totalmás alto que el regional (15,3%), las comunas con los mayores porcentajes son San Antonio (24,3%) y Putaendo(19,6%); en cinco de ellas existen niveles de desocupación y cesantía superiores a los regionales (8,3% y 7,6%,respectivamente), destacando la comuna de San Antonio (con tasas de 11,8% y 11,1% en desocupación y cesantíarespectivamente), que a su vez, también poseen los porcentajes más altos de asalariados sin contrato (32,1%) ypersonas activas sin cotizar (47,9%). En materia educacional seis comunas tienen porcentajes de alfabetismo más bajosque la región (96,8%) y nueve presentan menor cantidad de años de estudio que la media regional (10,3 años).Putaendo es la comuna que tiene los valores más bajos en estos dos indicadores (93,3% y 8,5 años respectivamente).Según variables que pueden ser consideradas como determinantes intermediarios de la salud, seis de las comunas delpeor cuadrante tienen un porcentaje de saneamiento deficitario mayor que la región (5,4%), coincidiendo con lascomunas de mayor ruralidad, Putaendo (20,2%), Algarrobo (18,1%), Rinconada (17,8%) y Lay Llay (8,8%). Seiscomunas también presentan cifras superiores a la región respecto a hacinamiento crítico70 (0,4 en la región),correspondiendo a las comunas de San Antonio, Valparaíso y Los Andes. Poner datosFinalmente en base a los antecedentes antes descritos, destacan de manera preocupante -en las comunas del peorcuadrante de la región- la situación de las comunas de San Antonio y Putaendo, que concentran los determinantesestructurales e intermediarios y de salud con mayor deterioro, siendo el punto central o común en ambas comunas losmayores niveles de pobreza de la región, presentado, además, una baja cobertura educacional, altas tasas demortalidad infantil, mortalidad general y mortalidad por tumores. EU. JCMC/AS. MVVC
  11. 11. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Salud1 Fuente: Proyecciones de población. www.ine.cl2 Fuente: Instituto Geográfico Militar (IGM).3 Nº de mayores de 64 años por cada 100 menores de 15 años. Cálculo en base a datos INE. 2009.4Nº de menores de 15 y mayores de 64 por cada 100 personas de 15 a 64 años.5 DEIS. Base de datos de natalidad 2007.6 Fuente: Ministerio de Planificación Nacional (MIDEPLAN). Encuesta CASEN 2006.7 Op. Cit. 2006.8 Op. Cit. 20069 Coeficiente de Gini según el promedio de ingreso monetario 2006. Es una medida de la desigualdad, donde 0 es la perfecta igualdad y 1 es lacompleta desigualdad. Ministerio de Planificación Nacional (MIDEPLAN). Encuesta CASEN 2006.10 El Índice de Desarrollo Humano fue elaborado el año 2003 por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y MIDEPLAN, considerando tresdimensiones: salud (AVPP), educación (alfabetismo, promedio de años de escolaridad y cobertura educacional en adultos) e ingresos (promedio deingreso autónomo e ingreso ajustado por pobreza y por el coeficiente de Gini).11 El Índice de Vulnerabilidad considera cuatro dimensiones (educación, ingreso, ocupación y vivienda) y utiliza una metodología adaptada del Índice deDesarrollo Humano 2003. El índice busca determinar el grado de vulnerabilidad que las regiones presentan en cuanto al nivel educacional (alfabetismoy promedio de años de escolaridad en personas de 25 años y más), cobertura educacional, nivel de ingresos monetarios, población en situación depobreza, desigualdad en la distribución de los ingresos (coeficiente de Gini), ocupación, situación contractual de los asalariados, saneamiento, calidadde la materialidad de las viviendas y grado de hacinamiento de los hogares. En puntaje donde 0 es la peor situación y 1 la mejor. Fuente: MINSAL,Departamento de Epidemiología. Elaboración propia en base a datos CASEN 2006.12 Fuente datos de ocupación: INE. Encuesta de Empleo trimestre octubre a diciembre 2008.13 Fuente datos de educación: MIDEPLAN – CASEN 2006.14 Fuente: MINSAL. II Encuesta de Calidad de Vida y Salud 2006.15 Fuente: Ministerio de Planificación Nacional (MIDEPLAN). Encuesta CASEN 2006.16 Fuente: MINSAL. II Encuesta de Calidad de Vida y Salud 2006.17 Fuente: CONACE. Octavo Estudio Nacional de Drogas en Población General de Chile 2008.18 Op. Cit19 Porcentaje de población total que se clasifica como sedentaria 2006. MINSAL. II Encuesta de Calidad de Vida y Salud 2006.20 Fuente: MINSAL. DEIS. REM. 200821 Fuente: MINSAL. II Encuesta de Calidad de Vida y Salud 2006.22 Op. Cit.23 Porcentaje que representa el gasto público regional del subtotal regionalizado del país. MIDEPLAN.http://infopais.mideplan.cl/download/series/Gasto_Publico_Social_Total_Final(SIR).xls 2007.24 Gasto público regional en salud por cada habitante de la región. Cálculo en base a datos MIDEPLAN e INE.2007.25 Cantidad de médicos de los servicios de salud afectos a las leyes 15.076 y 19.664, por 10.000 habitantes 2008. MINSAL. Informe de ProfesionalesFuncionarios.26 Fuente: FONASA 200927 Fuente: MINSAL. APS.28 Fuente: Ministerio de Planificación Nacional (MIDEPLAN). Encuesta CASEN 200629 En porcentaje sobre el total de garantías acumuladas entre el 01 de julio de 2005 y el 31 de diciembre de 2008. MINSAL. FONASA. BoletínEstadístico auge.30 MINSAL. DEIS. REM. 2008.31 Las comparaciones según esperanza de vida utilizan como mejor región aquella con la mayor esperanza de vida total en el trienio 2004 - 2006,realizándose todos los cálculos con esa región.32 En años de vida.Elaboración propia según datos DEIS - INE/CELADE para el trienio 2004 -200633 Op. Cit.34 Tasa ajustada de mortalidad infantil por 1.000 nacidos vivos trienio 2004 - 2006. MINSAL. DEIS. Estadísticas vitales.35 Tasa ajustada de mortalidad general por 100.000 habitantes trienio 2004 - 2006. MINSAL. DEIS. Estadísticas vitales.36 Las causas específicas de mortalidad fueron seleccionadas a partir de criterios como su frecuencia y las desigualdades observadas en la evaluacióna mitad del período del Objetivo Sanitario III: Disminuir las Desigualdades en Salud.37 Tasa de años de vida potencialmente perdidos antes de alcanzar los 80 años de edad por cada 1.000 personas 1997 - 2006. Elaboración propiasegún datos DEIS - INE/CELADE.38 Esperanza de vida a los 20 años total 1997 - 2006. Elaboración propia según datos DEIS - INE/CELADE.39 MINSAL, Departamento de Epidemiología. Elaboración propia. 2010.40 Porcentaje de población total que se clasifica como bebedor problema. MINSAL. II Encuesta de Calidad de Vida y Salud. 2006.41 Porcentaje de población total que afirma haber consumido marihuana en el último año. CONACE. Octavo Estudio Nacional de Drogas en PoblaciónGeneral de Chile. 2008.42 Op. Cit. Porcentaje de personas entre 12 y 18 años que afirma haber consumido marihuana en el último año.43 Porcentaje de población total que afirma haber tenido depresión, angustia o neurosis durante las últimas dos semanas, 2006. MINSAL. II Encuestade Calidad de Vida y Salud 2006.44 En promedio de notas (escala de 1 a 7). MINSAL. II Encuesta de Calidad de Vida y Salud 2006.45 Fuente: MINSAL, DEIS, REM 200846 Op cit. 200847 Fuente: MINSAL. II Encuesta de Calidad de Vida y Salud 2006.48 Fuente: MINSAL, Depto. de Epidemiología 1984 - 200849 Promedio de nota total al bienestar mental. Fuente: MINSAL. II Encuesta de Calidad de Vida y Salud 2006.50 Fuente: MINSAL, DEIS. Estadísticas Vitales. Cálculo para el trienio 2004 – 2006.51 Fuente: MINSAL, DEIS. Base de Datos de Natalidad 2007.
  12. 12. Diagnósticos regionales de salud con enfoque de Determinantes Sociales de la Salud52 Fuente: Cálculo a partir de datos MINSAL, DEIS. Estadísticas Vitales e INE. Encuesta de Empleo año 2006.53 Fuente: MINSAL, DEIS. Algunos indicadores 2006. Los datos corresponden al año 200554 Op cit 2008.55 Fuente:MINSAL, Programa Nacional de Control de Tuberculosis. 2008.56 Fuente: MINSAL. II Encuesta de Calidad de Vida y Salud 2006.57 Fuente: MINSAL, Universidad de Talca “Atlas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en chile 1997 – 2003. www.pifrecv.utalca.cl58 Informe OPS, situación de salud en las Américas Indicadores Básicos, disponible:http://new.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_download&gid=3051&Itemid=59 CONACE, 2008.Op. Cit.60 Resolución Exenta N°459 que aprueba la Norma General Técnica N°76 correspondiente a Guías Alimentarias, MINSAL, 2005.61 Fuente: MINSAL, DEIS 2006. Cabe señalar que los datos de cobertura de hipertensión y diabetes son estimaciones previas a la implementación delas Garantías Explícitas de Salud.62 Tasa de denuncias por delitos de violencia intrafamiliar 2008. Ministerio del Interior.http://www.seguridadpublica.gov.cl/filesapp/Tasas_VIF_ANUAL_2001_2010w.xls63 En la región la única comuna que no cuenta con puntaje en el índice de equidad en salud es Juan Fernández, por limitación en la metodología de sucálculo, debido a que mortalidad infantil del período 1997 – 2006 es 0.64 En el análisis de la mortalidad Infantil, no se consideró la comuna de Juan Fernández, como mejor comuna de la región, por la baja cantidad depoblación y nacimientos de esta comuna. Se utilizó la segunda mejor comuna, que corresponde a Isla de Pascua.65 Distribución porcentual de la suma de los AVPP con respecto a la región 1997 - 2006. Elaboración propia según datos DEIS - INE/CELADE.66 Porcentaje de las defunciones totales que corresponden a mayores de 50 años. Elaboración propia según datos MINSAL. DEIS. Estadísticas vitales.1997 – 2006.67 Densidad poblacional Censo 2002. Cálculo en base a datos IGM e INE.68 Porcentaje de población rural 2009. INE. Proyecciones de población. www.ine.cl69 Fuente: Ministerio de Planificación Nacional (MIDEPLAN). Encuesta CASEN 2006.

×