El acoso escolar y la prevención de la violencia

2,803
-1

Published on

Una guía para ayudar a la familia y a la escuela
a detectar, prevenir y tratar los problemas relacionados
con el acoso escolar y otras formas de violencia

Published in: Health & Medicine
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,803
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
110
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El acoso escolar y la prevención de la violencia

  1. 1. El acosoescolar yla prevenciónde la violenciadesdela familiaUna guía para ayudar a la familia y a la escuelaa detectar, prevenir y tratar los problemas relacionadoscon el acoso escolar y otras formas de violencia.
  2. 2. Dirección Creativa Mi Querido Watson. / Equipocreativo. Fotografías Sinekuanon. EditaDirección General de Familia, Comunidad de Madrid. Imprime B.O.C.M. Deposito Legal: M-00.000-2006
  3. 3. La violencia en las aulas, que se manifiesta de manera muy concreta en el acosoentre escolares, es un problema que preocupa a las familias, a quienes forman partedel sistema educativo y a toda la sociedad.Como ante cualquier problemática social, debemos buscar y establecer procedimientoseficaces para detenerla y prevenirla.El primer paso hacia su solución es reconocer que existe el problema de la violenciaen las aulas, y hacerlo en sus justos términos, evitando caer en el error de exagerarsu incidencia, o de transmitir una visión deformada de la escuela actual como unescenario de violencia permanente y generalizada.De la misma manera, debemos contar con padres y profesores, presentando yofreciendo herramientas que permitan prevenir el acoso escolar desde la infancia,buscando en todo momento soluciones que desde la escuela y desde la familia nospermitan afrontar con mayores garantías este problema compartido.En la Consejería de Familia y Asuntos Sociales hemos querido contribuir a la prevencióny erradicación de todo fenómeno de violencia como es el acoso entre escolares conla edición de esta guía que recoge tanto las causas, características y consecuenciasde la violencia en las aulas, como las pautas para prevenirla desde la familia y laeducación.Su autora, María José Díaz-Aguado, catedrática de Psicología Evolutiva y de laEducación de la Universidad Complutense de Madrid, ha volcado en el texto queahora presentamos, el conocimiento y la experiencia adquiridos en años dedicadosal análisis de la convivencia en la escuela, y a la prevención de la violencia, laintolerancia y la exclusión en el ámbito educativo.En estas páginas nos propone claves para erradicar el acoso escolar. Estas clavesse apoyan en el establecimiento de vínculos familiares basados en la confianza y laseguridad, en la comunicación de calidad en el seno de la familia, en las habilidadespara establecer amistades y grupos de pertenencia constructivos, en la capacidadde resolver conflictos emocionales y sociales sin recurrir a la violencia, en la ayudaa la recuperación de las víctimas, en la ayuda a los acosadores a asumir suresponsabilidad y a reparar el daño, y en la colaboración entre las familias y la escuela.En la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, deseamosque esta Guía sirva de ayuda para eliminar de manera definitiva el acoso y toda formade violencia entre los menores, logrando que los jóvenes en nuestra sociedad seeduquen en los valores de libertad y paz, valores propios de todas las sociedadesdemocráticas. Gádor Ongil Cores Consejera de Familia y Asuntos Sociales
  4. 4. ÍndiceEl acoso entre escolares. 6 Qué es el acoso escolar. 7 Con qué frecuencia se produce el acoso. 8 Qué consecuencias tiene el acoso. 10 Cómo son los alumnos que acosan y cómo prevenir sus problemas. 11 Cómo es y cómo prevenir la situación de las víctimas. 15 Qué hacen los compañeros ante el acoso. 17 Pedir ayuda frente al acoso. 18 Por qué se produce el acoso. 18 Características de la escuela que es preciso modificar. 19 Condiciones familiares que incrementan o reducen el riesgo de acoso. 20 La colaboración familia-escuela es hoy más necesaria. 22 La influencia de la televisión y otras tecnologías. 23 Las contradicciones de la sociedad respecto a la violencia. 24Pautas para prevenir el acosoy otras formas de violencia desde la educación. 26 1. Cómo prevenir desde la primera infancia a través de la familia. 27 • Los vínculos basados en la confianza y la seguridad. 27 • La capacidad para esforzarse en tareas y conseguir protagonismo positivo. 27 • Diez principios básicos para prevenir desde la educación infantil. 28 2. Cómo vacunar contra problemas como el acoso utilizando cuentos y juegos. 32 3. Cómo ayudarles a establecer relaciones de amistad basadas en el respeto mutuo. 36 • Habilidades para la amistad. 36 • El aislamiento y el rechazo. 38 • Enseñar habilidades sociales. 39 4. Cómo construir el respeto mutuo a través del aprendizaje cooperativo. 41 5. Cómo adaptar la educación a los cambios de la adolescencia. 43 • La orientación al riesgo. 43 • Tendencia a la dramatización y necesidad de sentirse especial. 44 • La necesidad de desarrollar alternativas. 44 • La relación con los iguales y la relación con los adultos. 44 • El ocio de calidad y la prevención de los consumos de riesgo. 45 6. Cómo prevenir la violencia reactiva y la violencia instrumental. 49 7. Cómo favorecer una comunicación de calidad en la familia. 51 8. Cómo enseñar a resolver conflictos sin violencia. 53 • Favorecer la empatía y la capacidad para ponerse en el lugar de otras personas. 53 • Pautas para ayudarles a ponerse en el lugar de los demás durante la infancia. 54 • Pautas para ayudarles a ver los conflictos con cierta distancia desde la adolescencia. 54 • Enseñar a pensar para resolver conflictos sociales y emocionales. 54 • Crear contextos familiares que contribuyan a la resolución de conflictos. 58 • Resolver problemas a través de la mediación. 58 • Negociación integradora: yo gano, tú ganas. 60 9. Cómo mejorar la eficacia de la disciplina y enseñar a respetar límites. 62 10. Cómo construir la tolerancia para prevenir el dominio y la sumisión. 64 11. Cómo prevenir el sexismo y la violencia que con él se relaciona. 67 12. Cómo evitar la influencia negativa de la televisión y otras tecnologías. 70 13. Cómo detectar si están siendo victimas y ayudarles a recuperarse. 72 • Indicadores de estar sufriendo acoso. 72 • Pautas para atender a la víctima. 73 14. Cómo tratar a los acosadores. 75 • Ayudar a asumir la responsabilidad y a reparar el daño. 74 • Desarrollar alternativas sostenibles. 75 15. Cómo favorecer la colaboración familias-escuela para erradicar el acoso. 76 • Dirigirse a la escuela en un caso de acoso. 76 • Colaborar para prevenir la violencia y mejorar la educación. 77 16. Cómo prevenir desde el currículum de la no-violencia. 80Referencias de investigaciones en las que se basa esta guía. 82Teléfonos / Direcciones útiles. 83
  5. 5. El acoso entre escolares. El acoso entre escolares. Autora: María José Díaz-Aguado. Catedrática de Psicología de la Educación. Directora del Master Programas de Intervención Psicológica en Contextos Educativos. Universidad Complutense de Madrid. “Existen tres papeles que hay que prevenir:el de agresor, el de victimay el de espectador pasivo” 6
  6. 6. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.Qué es el acoso escolar Agresiones verbales:El acoso escolar es un tipo especí- Con insultos, a través de burlas,fico de violencia, que se diferencia motes, o ridiculizándola. Cuandode otras conductas violentas que un la víctima pertenece a un colec-alumno puede sufrir o ejercer en un tivo que es objeto de discri-determinado momento, por formar minación en el conjunto de laparte de un proceso con cuatro sociedad -por pertenecer, porcaracterísticas que incrementan su ejemplo, a una minoría étnica-gravedad: esas agresiones verbales suelen aludir a dicha característica,1 No se limita a un acontecimiento dando así origen a acoso racista,aislado, sino que se repite y prolonga xenófobo, homófobo o sexista.durante cierto tiempo, con el riesgo de En ocasiones, estas agresioneshacerse cada vez más grave. verbales giran en torno a dificul- tades de la víctima (como tener2 Se produce en una situación de una menor agilidad o algunadesigualdad entre el acosador y la necesidad especial, por ejemp-víctima, debido generalmente a que lo). En otros casos, por el con-el acosador suele estar apoyado en trario, son precisamente cuali-un grupo que le sigue en su con- dades de la víctima valoradasducta violenta, mientras que la prin- por la sociedad (como elcipal característica de la víctima es rendimiento, llevarse bien con lasque está indefensa, que no puede figuras de autoridad o tener unasalir por sí misma de la situación de apariencia que suscita envidia)acoso. las que son ridiculizadas en los motes.3 Se mantiene, y esto es muy impor-tante, debido a la ignorancia o pa- Agresiones contrasividad de las personas que rodean sus propiedades:a los agresores y a las víctimas sinintervenir directamente. Puesto que Escondiéndole, rompiéndole ode lo contrario, si intervinieran a las quitándole cosas.primeras manifestaciones de violen-cia, éstas no se repetirían convirtién- Agresiones físicas:dose en un proceso continuado deacoso. A través de golpes, empujones...4 Suele implicar diverso tipo de con- Coacciones:ductas violentas, iniciándose gene-ralmente con agresiones de tipo so- Obligándole a hacer algo que nocial y verbal e incluyendo después quiere con amenazas (como traercoacciones y agresiones físicas. dinero u objetos, hacer trabajosEntre las conductas que los aco- o sometiéndose a participar ensadores dirigen a la víctima pueden situaciones que no desea).distinguirse los siguientes tipos: Acoso sexual: Exclusión: De tipo verbal (con frases o insul- Ignorándola sistemáticamente, im- tos que ofenden sexualmente) u pidiéndole participar, aislándola obligando a participar en situa- intencionadamente de las interac- ciones de carácter sexual con ciones entre iguales. coacciones. 7
  7. 7. El acoso entre escolares.El acoso entre escolares tiene carac- 3 Existen tres papeles que hay queterísticas similares a determinadas prevenir, interviniendo con toda lamanifestaciones violentas que se comunidad educativa: el de agresor,dan entre adultos, como el acoso en el de victima y el de espectadorel trabajo y la violencia de género. En pasivo, que conoce la violencia perolos tres casos, la violencia es utili- no hace nada para evitarla.zada por los agresores como unaforma destructiva de demostrar supoder, sobre una víctima que creenno puede defenderse, y que gene-ralmente perciben como indefensapor parte del sistema social en cuyocontexto se produce el acoso. Poreso, la impunidad, la minimización yla conspiración del silencio que harodeado tradicionalmente a estostres tipos de violencia se conviertenen sus principales aliados. Con qué frecuencia“Para prevenir el acoso se produce el acoso entre escolares hayque tener en cuenta que Para prevenir el acoso entre esco-se trata de un problema lares hay que tener en cuenta que se trata de un problema tan antiguo y tan antiguo como generalizado como la propia escuela, generalizado” por lo que suele producirse en todo tipo de centros: privados, concerta- dos y públicos. Hay que dejar muyEn la propia definición del acoso claro, sin embargo, que no se tratapueden detectarse ya tres claves de un problema inevitable. Las in-fundamentales para su erradicación: vestigaciones llevadas a cabo en los últimos años han permitido desarro-1 Hay que intervenir a la primera llar procedimientos eficaces paraseñal (que suele ser una humillación, detenerlo y prevenirlo.un insulto...) para que la violencia nose agrave ni se repita. De lo contrario, La mayoría de los estudios realiza-por su propia naturaleza, existe el dos en España para conocer conriesgo de que vaya a más, siendo qué frecuencia se producen con-cada vez mayor el daño provocado ductas violentas en la escuela se hany más difícil la intervención. llevado a cabo con adolescentes, encontrando grandes diferencias2 La amistad y la integración como en función de la gravedad de laprevención. Hay que trabajar activa- conducta por la que se pregunta. Lomente para que todos los alumnos y más extendido suelen ser los insul-todas las alumnas tengan amigos/as tos. Alrededor del 40% de los ado-en la escuela, dentro de su grupo de lescentes reconoce haber recibido oreferencia. Con ello, además de pre- emitido alguno en los dos últimosvenir el acoso se mejora conside- meses. Situación que no hay querablemente la calidad de vida en la trivializar pero que no cabe consi-escuela así como las oportunidades derar acoso, puesto que en lade aprender importantes habilidades gran mayoría de los casos se tratasociales. de una situación puntual que no8
  8. 8. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.origina un proceso como el descrito sexual (el 0.7%). El 1% reconoceanteriormente. De todas formas, sufrir agresiones físicas (“me pegan”)erradicar dichos comportamientos, con frecuencia.sustituyéndolos por procedimientospacíficos de resolución de conflictos, Como se refleja en la tabla dos,debe ser destacado como un obje- cuando se pregunta si han participa-tivo importante en la prevención de do como agresores en distinto tipola violencia desde la escuela. de situaciones, también se encuen- tra que lo más frecuente son los¿Cuántos escolares participan en- motes que ridiculizan, que reconocetonces en situaciones de acoso? En utilizar a menudo o mucho el 12.6%.las tablas uno y dos se presentan los Lo menos frecuente, coaccionarresultados obtenidos en un estudio para situaciones de tipo sexual (elllevado a cabo desde la Unidad de 0.7%). El 3.9% reconoce agredirPsicología Preventiva de la Universi- físicamente con frecuencia.dad Complutense (Martín, Pulido yVera, 2005) con una muestra repre- ¿Cómo explicar que en la mayoríasentativa de adolescentes de 14 de las situaciones el número de losa 19 años de la Comunidad de que se reconoce como agresoresMadrid, que cursan Educación sea superior al número de víctimas?Secundaria Obligatoria (3º, 4º), Pues debido en buena parte a laBachillerato, Grado Medio o Garan- propia naturaleza del acoso, puestotía Social. que la situación de quienes acosan suele ser compartida por varios,Como puede observarse en la tabla mientras que la víctima suele estaruno, la situación más frecuente gira aislada. También hay que tener enen torno a los motes que ridiculizan cuenta, aunque parezca sorpren-u ofenden, que reconoce haber sufri- dente, que a la víctima suele resul-do como víctima a menudo o mucho tarle más vergonzoso reconocer suel 7.9% de los adolescentes, y la situación que a los agresores, quemenos frecuente, las coacciones con frecuencia presumen incluso depara participar en situaciones de tipo lo que hacen.Tabla 1 - PORCENTAJE DE ADOLESCENTES DE LA COMUNIDAD DE MADRID QUE SE RECONOCE COMO VÍCTIMA FRECUENTE DE EXCLUSIONES Y AGRESIONES A menudo MuchoMe ignoran 3.3% 1.2%No me dejan participar 2.4% 1.7%Hablan mal de mí 5% 3.5%Me rechazan 2.2% 1.5%Me insultan 3.2% 2.8%Me llaman por motes, me ridiculizan 3.6% 4.3%Me esconden cosas 2.5% 2.3%Me rompen cosas 1.2% 1%Me roban cosas 1.7% 1.4%Me pegan 0.9% 1%Me amenazan para meterme miedo 1.1% 1.1%Me obligan con amenazas 0.4% 0.8%Me intimidan con frases sexuales 0.8% 1.1%Me obligan con amenazas a situaciones de tipo sexual 0.3% 0.4%Me amenazan con armas (palos, navajas) 0.6% 0.8% 9
  9. 9. El acoso entre escolares. Tabla 2 - PORCENTAJE DE ADOLESCENTES DE LA COMUNIDAD DE MADRID QUE RECONOCE PARTICIPAR CON FRECUENCIA EN EXCLUSIONES Y AGRESIONES A menudo Mucho Ignorándole 5.1% 4.4% Impidiéndole participar 2.3% 1.6% Hablando mal de él o ella 6.4% 5.5% Rechazándole 3.6% 3,8%% Insultándole 6% 5.7% Llamándole por motes, ridiculizando 5.9% 6.7% Escondiéndole cosas 3.2% 2.9% Rompiéndole cosas 0.6% 1.3% Robándole cosas 0.4% 1.3% Pegándole 1.4% 2.5% Amenazándole para meter miedo 0.9% 2% Obligándole con amenazas 0.2% 0.8% Intimidándole con frases sexuales 0.4% 1.7% Obligándole con amenazas a situaciones de tipo sexual 0.2% 0.5% Amenazándole con armas (palos, navajas) 0.2% 0.6% Los estudios realizados agrupando como un escenario permanente y las distintas agresiones para detec- generalizado de violencia. Situación tar cuántos adolescentes se en- que no coincide con la realidad. cuentran en una situación de espe- cial gravedad, reflejan que en dicha situación parece encontrarse en “Desarrollar el razonamiento la escuela un 3% de los adoles- moral, enseñando a coordinar centes. El porcentaje de los que se derechos con deberes, ayuda comportan como “matones”, inician- a prevenir la violencia” do y dirigiendo la agresión, gira también en torno a un 3%, que se amplia hasta el 8% si se incluyen también los que les siguen y apoyan. Qué consecuencias tiene el acoso “La amistad y la integración protegen contra el acoso, Como sucede con otras formas de mejoran la calidad de vida violencia, el acoso entre escolares escolar y permiten aprender puede dañar a todas las personascomplejas habilidades sociales” que conviven con él: En la víctima: Reconocer que existe el acoso escolar, superando la tradicional Produce miedo y rechazo al “conspiración del silencio” que ha contexto en el que se sufre la existido hasta hace poco, es un violencia, pérdida de confianza en paso fundamental para erradicarlo, sí mismo y en los demás, así que nuestra sociedad empieza a dar como diversas dificultades que y que debe llevar a cabo sin caer en pueden derivarse de estos pro- el error opuesto, el de exagerar su blemas, como problemas de incidencia, transmitiendo una visión rendimiento, baja autoestima y deformada de la escuela actual conductas autodestructivas. 10
  10. 10. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia. En el agresor: En el resto de la sociedad: Aumentan los problemas que le La violencia escolar reproduce un llevaron a abusar de su fuerza: modelo de organización social disminuye su capacidad de com- caracterizado por el dominio y prensión moral y empatía, incre- la sumisión, que representa la mentándose la identificación con antítesis de los valores democrá- el modelo de dominio-sumisión ticos de igualdad, tolerancia y que subyace tras el acoso, y que paz, con los que se identifica representa un grave problema nuestra sociedad. Por eso, su para su propio desarrollo y para erradicación debe ser considera- las personas de su entorno, con da como una tarea colectiva el riesgo de seguir utilizando la imprescindible para hacer de la violencia en el futuro en el mismo escuela el lugar en el se construye y en otros contextos, y especial- la sociedad que deseamos tener, mente a través de acoso laboral y basada en el respeto mutuo. violencia de género. En las personas que no Cómo son los alumnos participan directamente de la que acosan y cómo prevenir sus problemas violencia pero que conviven con ella sin hacer nada para En los adolescentes que inician evitarla: y dirigen el acoso escolar se han encontrado ocho problemas que Puede producir, aunque en menor deberían ser erradicados desde la grado, problemas parecidos a escuela y desde la familia, y que son los que se dan en la víctima o en los siguientes: el agresor (miedo a poder ser víctima de una agresión similar, 1 Acentuada tendencia a abusar de reducción de la empatía...); y su fuerza; y mayor identificación con el contribuyen a que aumente la modelo social basado en el dominio y falta de sensibilidad, la apatía la sumisión. Observándose que están y la insolidaridad respecto a más de acuerdo que los demás con los problemas de los demás, las creencias que llevan a justificar la características que aumentan violencia y la intolerancia en distinto tipo el riesgo de que sean en el futu- de relaciones, sobre todo las relaciones ro protagonistas directos de la entre iguales, y también en las rela- violencia. ciones con otros grupos que se per- ciben diferentes o en situación de En el conjunto de la comunidad debilidad, tendencia que suele llevarles escolar en la que se produce a ser más racistas, xenófobos y sexis- (incluidas las familias): tas. Por eso, enseñar los valores de igualdad y respeto mutuo, así como La violencia reduce la calidad detectar y rechazar sus obstáculos de la vida de las personas, (como el racismo y el sexismo) debe dificulta el logro de la mayoría ser destacado como una estrategia de sus objetivos (trasmisión básica para prevenir el acoso. de valores, aprendizaje, calidad del trabajo...) y hace que au- “No todos los adolescentes menten los problemas y tensio- impulsivos o con problemas nes que la provocaron, pudiendo de rendimiento activar una escalada de graves acosan a sus compañeros” consecuencias. 11
  11. 11. El acoso entre escolares.2 Dificultades para ponerse en el lu-gar de los demás y falta de empatía. “Cuando existeSu razonamiento moral es en oca- una excesiva permisividad,siones más primitivo que el de sus el niño puede llegarcompañeros, siendo más frecuente a convertirse en unentre ellos la identificación de la jus- pequeño tirano”ticia con “hacer a los demás lo quete hacen a ti o crees que te hacen”,orientación que puede explicar su 4 Impulsividad, baja tolerancia a latendencia a vengar reales o supues- frustración e insuficientes habilidadestas ofensas. Sus compañeros suelen alternativas a la violencia. Suelenhaber sustituido este tipo de razo- tener menos habilidades para re-namiento primitivo (propio de edades solver los conflictos de forma pacífi-anteriores) por otro más desarrolla- ca o para detener o evitar situa-do: “haz a los demás lo que te gus- ciones violentas, y parecen habertaría que te hicieran a ti si estuvieras desarrollado, por el contrario, estra-en su lugar”. Para prevenir la violen- tegias para ejercer la violencia concia conviene favorecer la capacidad impunidad. Es decir, que han apren-para ponerse en el lugar de los dido un estilo violento que les gene-demás, coordinando derechos y ra ciertas ventajas (desde su puntodeberes. Capacidad que en de vista) y no han aprendidosu forma más desarro- alternativas no violentas parallada coincide con obtenerlas ni tampoco ala Filosofía de los anticipar las múltiplesDerechos Humanos desventajas que laque nuestra socie- violencia originadad identifica como no sólo parael criterio básico para sus víctimasdefinir la justicia. La pre- sino tambiénvención de la violencia debe para ellos mismos.basarse en dicho criterio como Para prevenir esteforma de sintetizar el egoísmo (la problema hay que desa-defensa de los propios derechos) rrollar alternativas eficaces acon la generosidad (la defensa de los la violencia y enseñar a recha-derechos de los demás). zarla en todas sus manifestaciones.3 Fuerte identificación con una serie 5 Dificultades para cumplir normasde conceptos estrechamente rela- y malas relaciones con el profeso-cionados con el acoso escolar, co- rado y otras figuras de autoridad.mo los de chivato y cobarde, que Con cierta frecuencia tienen unutilizan para justificarlo y mantener la rendimiento inferior al de la media.conspiración del silencio que lo per- Los problemas que les llevan apetúa. Conceptos que representan abusar de su fuerza con sus com-la antítesis de la democracia y per- pañeros pueden estar también enpetúan la tendencia a resolver los el origen de las conductas de faltaconflictos tomándose la justicia por de respeto, comportamiento disrup-su cuenta (y que podría ser alentada tivo e incluso intimidación que a ve-a través de la máxima “si te pegan, ces manifiestan hacia determinadospega”), que es preciso sustituir por profesores. Por eso, distribuir lasalternativas no violentas que permi- oportunidades de protagonismotan detener la violencia, proteger a la académico en el sistema escolarvíctima y sancionar al agresor, con es una medida fundamental eneficacia y coherencia educativa. la prevención del acoso. Es preciso,12
  12. 12. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.además, ampliar los intentos de 7 Utilización del acoso comoerradicarlo de forma que incluyan una forma destructiva de obte-también el que puede producirse, ner protagonismo y compensardesde una doble dirección, en la exclusiones o fracasos anterio-relación que los adolescentes es- res. Esta es, al menos, la per-tablecen con el profesorado. Como cepción que sus compañerosmuestra de la conexión que puede tienen de los acosadores, comoexistir entre ambas formas de mal- intolerantes y arrogantes, y altrato (entre escolares y entre éstos y mismo tiempo, como que seel profesorado) cabe destacar tam- sienten fracasados. El conjuntobién que los cursos de secundaria de las características en las quemás difíciles son en ambos casos destacan sugiere que cuentanlos mismos: los que coinciden con con iguales que les siguen enla adolescencia temprana (13-15 sus agresiones, formando gru-años), cuando se experimenta una pos con disposición a la violen-mayor dependencia del grupo de cia, en los que se integrarían in-iguales, en segundo y tercero de la dividuos que han tenido pocasESO, los más difíciles para el profe- oportunidades anteriores desorado de secundaria y en los que protagonismo positivo en el sis-se encuentran un mayor número de tema escolar y que parecenacosadores y un superior nivel de haber aprendido a compensarjustificación de la violencia. dicha carencia con la violencia. De lo cual se deriva la necesidad6 Escasa capacidad de autocrí- de prevenir esta situación, fa-tica y ausencia de sentimiento voreciendo la cohesión delde culpabilidad por el acoso del grupo de clase, y la integraciónque suelen responsabilizar a la en él de todos los alumnos,víctima, tendencia que puede suprimiendo así la tendenciaexplicar que cuando se evalúa a formar guetos o bandas dela autoestima de los acosado- orientación violenta, que pare-res con métodos tradicionales cen representar una especie de(preguntándoles, por ejemplo, si refugio de situaciones anterio-les gusta ser como son), mani- res de exclusión y de falta defiesten un nivel medio o inclu- protagonismo positivo.so elevado, como si hubieranaprendido a autoafirmarse através de la violencia y su uti-lización contribuyera a incre-mentar su sentimiento de efica-cia y de poder. Situación quecabe considerar como un graveobstáculo para su desarrollo yel bienestar de las personascon las que convivan, puestoque su autoestima se basa enel dominio de otros a los quenecesitan someter. Para dis-minuir este problema es nece-sario enseñarles a valorarse a “Para prevenir la violenciasí mismos, y a ejercer el poder conviene favorecerde acuerdo a los valores demo- la capacidad de ponersecráticos que la escuela pretende en el lugar de los demás”trasmitir. 13
  13. 13. El acoso entre escolares.8 Dificultades en el aprendizaje de go de que intente después repro-alternativas a la violencia en la fa- ducirlo desde el papel de domi-milia. Los estudios realizados re- nador. Cuando existe una excesi-flejan que con cierta frecuencia en va permisividad, el niño puede lle-la familia de los acosadores ha gar a convertirse en un pequeñohabido dificultades para enseñar- “tirano” que intenta dominar inclu-les alternativas a la violencia y a so a los adultos encargados derespetar límites, existiendo permi- su educación. Proporcionar desdesividad ante conductas antiso- la familia una alternativa a ambasciales y/o empleo de métodos situaciones, enseñando a respetarcoercitivos autoritarios, como el límites sin caer en el autoritarismocastigo físico. En ambos casos, ni en la negligencia, es un requisi-se fomenta el modelo de dominio- to básico para prevenir el acoso ysumisión que subyace tras el otras formas de violencia, tambiénacoso. Con los métodos autori- la que los adolescentes puedentarios, el adulto proporciona un ejercer contra los adultos encar-modelo de dominio al que el niño gados de su educación en lase tiene que someter, con el ries- escuela y en la familia. Cuadro 1 - ACOSADORES: OCHO PROBLEMAS Y CÓMO PREVENIRLOSProblemas de los acosadores Cómo prevenirlos desde la familia y la escuela1. Acentuada tendencia a abusar de Enseñar los valores de igualdad y respeto mutuo.su fuerza; y mayor identificación conel modelo social basado en el dominioy la sumisión.2. Dificultades para ponerse en el Favorecer la capacidad para ponerselugar de los demás, falta de empatía e en el lugar de los demás, y de coordinarinmadurez en el razonamiento moral. derechos y deberes.3. Fuerte identificación con una Sustituir esos conceptos por alternativas noserie de conceptos estrechamente violentas que permitan detener la violencia,relacionados con el acoso escolar, proteger a la víctima y sancionar al agresor,como los de chivato y cobarde. con eficacia y coherencia educativa.4. Impulsividad, baja tolerancia a la Desarrollar habilidades alternativas eficaces afrustración e insuficientes habilidades la violencia y enseñar a rechazarla en todas susalternativas a la violencia. manifestaciones.5. Dificultades para cumplir normas y Incrementar las oportunidades de desarrollarmalas relaciones con el profesorado proyectos académicos y vínculos escolares dey otras figuras de autoridad. calidad, así como una participación más activa en la elaboración y cumplimiento de las normas de convivencia.6. Escasa capacidad de autocrítica Erradicar situaciones de impunidad, enseñandoy ausencia de sentimiento de a asumir su responsabilidad, a reparar el dañoculpabilidad por el acoso. originado, y favorecer alternativas al compor- tamiento antisocial de acuerdo a los valores democráticos que la escuela pretende trasmitir.7. Utilización del acoso como Distribuir las oportunidades de protagonismouna forma destructiva de obtener académico positivo, favorecer la cohesión delprotagonismo y compensar grupo de clase y la integración en él de todosexclusiones o fracasos anteriores. los alumnos.8. Dificultades en el respeto a los Enseñar a respetar límites sin caer en ellímites en la familia. autoritarismo ni en la negligencia.14
  14. 14. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia. El hecho de que un adolescente Cómo es y cómo prevenir tenga los problemas anteriormente la situación de las víctimas mencionados incrementa el riesgo de que participe en situaciones de Entre los escolares que son víctimas acoso. Su superación es, por tanto, de acoso suelen diferenciarse dos de una extraordinaria relevancia para tipos: prevenir dicha participación, mejo- rando con ello su propio desarrollo 1 La víctima pasiva. Se caracteriza así como la calidad de vida de todas por una situación social de ais- las personas que conviven en la lamiento, en relación a lo cual cabe escuela, incluidos los acosadores. considerar su escasa asertividad y dificultad de comunicación; una con- Para evitar problemas de inter- ducta muy pasiva, miedo ante la vi- pretación de casos específicos, con- olencia y manifestación de vulnera- viene tener en cuenta, sin embargo, bilidad (de no poder defenderse ante que los ocho problemas anterior- la intimidación), ansiedad, inseguri- mente descritos incrementan el ries- dad y baja autoestima; característi- go de que un adolescente participe cas que cabe relacionar con la en situaciones de acoso (sobre todo tendencia observada con cierta fre- dirigiéndolas), pero que no determi- cuencia en las víctimas pasivas a nan inevitablemente dicha partici- culpabilizarse de su situación y a pación. Es decir, por ejemplo, que negarla, debido probablemente a no todos los adolescentes impul- que la consideran más vergonzosa sivos o con problemas de rendimien- de lo que consideran su situación los to acosan a sus compañeros, y que agresores (que a veces parecen es- a veces los acosadores no tienen tar orgullosos de serlo). Estas carac- alguna o varias de dichas caracte- terísticas podrían incrementar el ries- rísticas, puesto que en ocasiones go de que un alumno fuera elegido participan en el acoso adolescentes como víctima pero también pueden de características contrarias a las ser una consecuencia del acoso o descritas, por ejemplo, con buen incrementarse después de sufrirlo. rendimiento y sin problemas con la autoridad. 2 La victima activa. Se caracteriza por una situación social de ais- lamiento y acentuada impopularidad dentro del grupo de clase; situación que podría estar en el origen de su selección como víctima, aunque, como en el caso de las anteriores, también podría agravarse con la vic- timización; una tendencia excesiva e impulsiva a actuar, a intervenir sin llegar a elegir la conducta que pue- de resultar más adecuada a cada situación, con problemas de con- “Enseñar los valores de centración (llegando incluso, en al- igualdad y respeto mutuo, gunos casos, a la hiperactividad)así como detectar y rechazar y cierta disponibilidad a reaccionarobstáculos como el racismo con conductas irritantes. y el sexismo es una estrategia básica De acuerdo a la propia naturaleza del para prevenir el acoso” acoso, la principal característica de las víctimas es encontrarse en una 15
  15. 15. El acoso entre escolares. situación de inferioridad respecto a Esta tendencia está muy arraigada los acosadores. Por eso, no es de en el acosador, que suele verse a sí extrañar que lo más característico de mismo como una especie de héroe su situación sea el aislamiento y que o como alguien que se limita a existan otros factores que pueden reaccionar ante provocaciones, y a contribuir a que los acosadores la víctima como alguien que merece perciban que la víctima está indefen- o que provoca la violencia. Como sa y que no va a ser defendida por sucede con otras formas de violen- el resto de la comunidad escolar, cia, resulta sorprendente que, con incluidos los compañeros. Así, cabe cierta frecuencia, las propias vícti- explicar que el riesgo de ser elegido mas, e incluso las personas de su como víctima se incremente con entorno, distorsionen la atribución de determinadas características que responsabilidad en una dirección podrían ir asociadas al aislamiento o similar a la anterior, exagerando la trasmitir que el acoso va a quedar responsabilidad de la víctima (por impune si el sistema escolar no lo haber ido por un lugar determinado evita: como el hecho de que la vícti- o no haber obedecido, por ejemplo), ma pertenezca a una minoría étnica y con ello su sentimiento de culpa- o cultural en situación de desventaja bilidad, y justificando así, aunque en el propio sistema escolar; que sea indirecta e involuntariamente, al tenga necesidades especiales; o agresor. entre los chicos que contrarían el estereotipo sexista tradicional. Esta extendida tendencia a creer que la víctima hizo algo que provocó el Las características que incrementan acontecimiento sufrido (violencia, o el riesgo de ser elegido como vícti- cualquier otro suceso de graves con- ma del acoso no deben ser consi- secuencias) está relacionada con la deradas como meros problemas necesidad que tenemos los seres individuales y, por tanto, superables humanos de creer que el mundo es básicamente a través del entrena- justo; creencia que nos permite miento de las víctimas en habilidades confiar en que los graves aconteci- para salir de dicha situación, sino mientos que observamos a nuestro que deben ser reconocidas, tam- alrededor no nos sucederán. Lo bién, como problemas de un sistema malo de esta tendencia es que escolar en el que pueden repro- puede llevarnos a distorsionar la ducirse los distintos tipos de exclu- percepción de dichos acontecimien- sión y de acoso (racista, sexista...) tos, a inhibir la solidaridad con sus que tienen lugar en el conjunto de víctimas y a reducir nuestra eficacia la sociedad. cuando intentemos ayudar a un/a niño/a o a un/a adolescente que se“Hay que trabajar activamente encuentra en dicha situación.para erradicar las situaciones de aislamiento y exclusión que incrementan el riesgo de victimización” Para interpretar adecuadamente la información anteriormente resumida sobre las características de las víc- timas conviene tener en cuenta la necesidad de contrarrestar la ten- dencia a culparlas de su situación. 16
  16. 16. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.A partir de los resultados obtenidos do su tratamiento en el currículumen los estudios sobre la situación de escolar dentro de programas glo-las víctimas se desprende que para bales que enseñen a detectarlos y areducir las condiciones de riesgo rechazarlos, proporcionando alter-asociadas a dicha situación conviene: nativas basadas en el respeto mu- tuo, la igualdad y la tolerancia.1 Favorecer la cohesión entre com-pañeros y erradicar las situaciones Qué hacen los/asde exclusión que de lo contrario sue- compañeros/as antelen producirse desde los primeros el acosocursos de escolaridad y a lo largo detodos los cursos. Para conseguirlo Como reflejo de la importancia queconviene proporcionar desde el aula tiene el papel de los compañerosoportunidades de aprendizaje coo- que observan el acoso sin intervenirperativo, así como favorecer el de- directamente, cabe destacar uno desarrollo de las habilidades necesarias los resultados que sistemáticamentepara dicha cooperación, tanto con se observa al estudiar este proble-carácter colectivo como individual. ma: que las víctimas están másEstas condiciones no sólo ayudan a aisladas en el grupo de clase quela integración de todos los individu- los agresores. Para explicarlo, con-os, sino que permiten una detección viene tener en cuenta que la falta deprecoz de los problemas de interac- amigos puede incrementar el riesgoción, que pueden así ser resueltos de ser elegido como víctima, y quedesde sus inicios. el acoso puede hacer que el ais- lamiento aumente. Se ha observado,2 Incluir actividades específicamente por el contrario, que el hecho dedirigidas a prevenir la victimización tener amigos contribuye a que no sedentro de los programas de preven- produzca acoso o a que éste seción de la violencia, enseñando a de- detenga en sus inicios. De lo cualcir que no en situaciones que se desprende que para prevenir espuedan implicar abuso; pedir ayuda necesario intervenir con el conjuntocuando se necesita; y estar prepara- de la clase, favoreciendo el tipo dedo emocionalmente para no sentirse relaciones entre compañeros, basa-culpable cuando se es víctima. das en el respeto mutuo, que inhibe la aparición del acoso. Además de las dos posiciones ana- lizadas con anterioridad, la de la víctima y la del acosador que inicia y dirige la agresión, pueden distin- guirse otros cinco tipos de respuesta en relación al acoso: 1 La de quien desempeña un papel3 Enseñar a detectar y a superar los activo en el acoso pero no lo inicia.distintos tipos de prejuicios exis-tentes en la sociedad sobre determi- 2 La de quien aprueba el acoso peronados colectivos, porque para su de forma pasiva, sin ejercerlo.superación no basta con que laescuela o la familia no sean racistas 3 La del espectador pasivo, queo sexistas sino que deben trabajar observa el acoso pero no interviene,activa y explícitamente en la erradi- manifestando cuando se le preguntacación de estos problemas, incluyen- que no es asunto suyo. 17
  17. 17. El acoso entre escolares. 4 La del espectador, que siente que secundaria están debería detener el acoso pero no se para enseñarte no atreve o no sabe impedirlo debido a para resolver tus falta de habilidades sobre cómo con- problemas”, aunque seguirlo. matizan que “sí pe- dirían ayuda a un 5 La del defensor de la víctima, que profesor que die- condena el acoso e interviene o ra confianza”. Res- intenta intervenir para detenerlo puestas que reflejan aunque no tenga una relación de la necesidad de amistad con la víctima. En esta adaptar el papel del situación suelen encontrarse alum- profesorado para in- nos, y sobre todo alumnas, amplia- crementar su efica- mente aceptados/as por el grupo. cia educativa así Aceptación que puede actuar como como la ayuda que condición necesaria para “atreverse” pueden proporcionar en la preven- a defender a la víctima sin temer ción de la violencia. pasar a ocupar dicha situación. Las respuestas de los adolescentes Cuando se pregunta a los adoles- al preguntarles qué hacen los profe- centes qué hacen en situaciones de sores cuando se producen agre- violencia escolar se observa que los siones entre escolares, reflejan que papeles de complicidad y pasividad el profesorado intenta ayudar, pero son vividos con una elevada fre- que a veces no se entera o no sabe cuencia en el contexto escolar, y que impedirla. Conviene destacar que la para erradicar la violencia es preciso mayoría valora favorablemente la sustituirlos por alternativas eficaces posibilidad de contar con algún pro- y no-violentas de resolución de con- fesor cuando surge la violencia entre flictos, que ayuden a prevenir la violen- iguales, haciendo referencia a pro- cia o a detenerla desde sus inicios. fesores que trasmiten confianza y disponibilidad para ayudar. “Las contradicciones de la Por qué se produce el acoso sociedad respecto a laviolencia suelen reproducirse Para erradicar el acoso escolar,en la escuela incrementando es preciso reconocer que las con- el riesgo del acoso” diciones que a él conducen son múltiples y complejas. Es decir, que no hay una sola causa, sino una Pedir ayuda frente al acoso suma fatal de condiciones que incrementan su riesgo en ausen- Al preguntar a los adolescentes a cia de condiciones protectoras sufi- quien pedirían ayuda si sufrieran el cientes como para contrarrestar acoso de los compañeros se en- las anteriores. cuentra un dato que refleja las con- tradicciones que sobre este tema Como sucede con otras formas se viven hoy en la escuela y en el de violencia, las condiciones que conjunto de la sociedad: el 34,6% conducen al acoso suelen situar- de los adolescentes evaluados de- se tanto en la trayectoria del indi- clara que nunca pediría ayuda al viduo violento, ya analizada con an- profesorado si sufriera acoso de sus terioridad, como en el entorno en compañeros. Para justificarlo suelen el que se produce, como se explica aludir a que “los profesores de a continuación. 18
  18. 18. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.Para comprender cómo es y cómo de los límites, la exposición a latrasformar el ambiente que conduce violencia a través de los medios deal acoso escolar hay que analizarlo comunicación, la integración en gru-en los distintos niveles y contextos pos de iguales de orientación nega-en los que trascurre la vida de sus tiva, y la justificación de la violencia,protagonistas: la escuela, la familia, o las contradicciones existentes enlas relaciones entre ambas, las opor- torno a dicha justificación, en el con-tunidades para el ocio, la influencia junto de la sociedad. Por otra parte,de los medios de comunicación o el faltan condiciones que hubieran po-apoyo que a la violencia proporcio- dido proteger de dichos riesgos, co-nan el conjunto de creencias y es- mo modelos sociales positivos y soli-tructuras de la sociedad en la que se darios, colaboración entre la familiaencuentran los contextos anteriores. y la escuela, contextos de ocio yEntre las condiciones de riesgo de- grupos de pertenencia constructivos,tectadas en los estudios científicos, o adultos disponibles y atentos paray que suelen verse reflejadas en la ayudar. La prevención de la violenciamayoría de los casos de violencia debería situarse en todos estos nive-escolar, cabe destacar: la exclusión les, reduciendo las condiciones desocial o el sentimiento de exclusión, riesgo e incrementando las condi-la falta de una adecuada enseñanza ciones de protección. Cuadro 2 - CAUSAS DE LA VIOLENCIAEjemplos de condiciones de riesgodetectadas con frecuencia en casos de violenciaExclusión social o sentimiento de exclusión.Falta de una adecuada enseñanza de los límites.Exposición a la violencia a través de los medios de comunicación.Integración en grupos de iguales de orientación negativa.Justificación de la violencia, o contradicciones existentes en torno a dicha justificación, enel conjunto de la sociedad.Ejemplos de condiciones de protección ante la violenciaModelos sociales positivos y solidarios.Colaboración entre la familia y la escuela.Contextos de ocio y grupos de pertenencia constructivos.Adultos disponibles y atentos para ayudar.Características de la escuela vitables, sobre todo entre chicos,que es preciso modificar o como problemas que deben aprender a resolver sin que losLos estudios realizados durante las adultos intervengan para demos-dos últimas décadas en distintos trar que son “hombres”, para ha-países llevan a destacar tres carac- cerse más fuertes, para “curtirse”.terísticas que se han producido tradi- Junto a esta característica es preci-cionalmente en la escuela, que difi- so considerar la ausencia de opor-cultan la erradicación de la violencia tunidades para aprender alterna-entre escolares: tivas a la violencia que ayuden a construir una convivencia escolar La tendencia a minimizar la compatible con los valores demo-gravedad de las agresiones entre cráticos que la escuela pretendeiguales, considerándolas como ine- trasmitir. 19
  19. 19. El acoso entre escolares. La insuficiencia de la respuesta acabar con los problemas anterior-que la escuela ha dado habitual- mente expuestos, y ello debería con-mente cuando se produce la violen- tribuir a erradicar la violencia escolar,cia entre escolares, que deja a las no siempre sucede así debido a lavíctimas sin la ayuda que necesi- dificultad que supone cambiar pau-tarían para salir de la situación y tas profundamente arraigadas ensuele ser interpretada por los agre- dicha institución, así como a la exis-sores como un apoyo implícito. Esta tencia de nuevos riesgos de violen-falta de respuesta está relacionada cia que afectan especialmente a loscon la forma tradicional de definir adolescentes hoy.el papel del profesorado, especial-mente en secundaria, orientado deforma casi exclusiva a impartir una “Para erradicar el acosodeterminada materia en un horario escolar, es precisoespecífico. Y como sugieren los pro- reconocer que las condicionespios profesores, podría superarse que a él conducen sonsi recibieran una formación adecua- múltiples y complejas”da para afrontar el tipo de problemasque conducen a la violencia desdeuna perspectiva de ciudadanía Condiciones familiaresdemocrática, que enseñe a coordi- que incrementan o reducennar con eficacia derechos y deberes. el riesgo de acoso El tratamiento tradicionalmente A través de la educación familiardado a la diversidad actuando como los/as hijos/as deben tener garan-si no existiera. En función de lo cual tizadas tres condiciones básicas,puede explicarse que el hecho de de las que depende su calidad yestar en minoría, ser percibido como que contribuyen a prevenir cual-diferente, tener un problema, o quier tipo de violencia:destacar por una cualidad envidiada,incremente la probabilidad de ser 1 Una relación afectiva cálida, queelegido como víctima de acoso (a proporcione seguridad sin prote-través de motes, aislamiento...). En ger en exceso. La inseguridad puederelación a la falta de respuesta a producirse tanto por falta de protec-la diversidad cabe situar, también, la ción como por una protección exce-falta de oportunidades de protago- siva, que trasmita miedo e indefensión.nismo académico positivo para mu-chos alumnos, que incrementa el 2 Un cuidado atento, adecuado ariesgo de comportamientos disrup- las cambiantes necesidades detivos y violentos para conseguirlo. seguridad y autonomía que se pro- ducen con la edad. 3 Una disciplina consistente, sin caer en el autoritarismo ni en la negligencia, que ayude a respetar ciertos límites y aprender a estable- cer relaciones basadas en el respeto mutuo, la antítesis de la violencia y del modelo de dominio-sumisión en el que se basa.Aunque cada día es mayor la En ningún otro contexto socialdisponibilidad del profesorado para podemos encontrar los seres hu-20
  20. 20. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia. manos una atención tan continuada una responsabilidad compartida por y un afecto tan incondicional como adultos que expresan a través de su el que deben manifestarnos en la relación los valores de amor, confi- familia desde nuestra infancia los anza y respeto mutuo, en los que adultos encargados de protegernos debe basarse la educación familiar. y educarnos. Para proporcionar es- La situación ideal es que compartan tas tres condiciones los padres y las las tres tareas, aunque en ocasiones, madres necesitan aprender a inter- como ha sucedido tradicionalmente, pretar qué necesita su hijo o hija cada uno de ellos resulte especial- en cada momento, cómo propor- mente eficaz para alguna de ellas. cionárselo y cómo comunicarse con él o con ella. En la segunda parte de La dificultad de la familia para esta guía se describen pautas sobre proporcionar las tres condiciones cómo conseguirlo. Estas condi- anteriormente expuestas puede in- ciones son fundamentales para crementar el riesgo de que los niños aprender que somos personas úni- y adolescentes participen como cas y dignas de ser amadas, para acosadores en la escuela. Los estu- desarrollar la empatía y la confianza dios más recientes llevan a destacar, básica, la antítesis de toda forma de sobre todo, tanto la excesiva permi- violencia, incluido el acoso. La cono- sividad como el autoritarismo, así cida frase según la cual madre no como la mezcla de ambos. hay más que una, refleja esta especialización de la familia así Para prevenir estos problemas con- como que tradicionalmente el padre viene tener en cuenta, también, que era pasivo en el desempeño de los riesgos familiares se incrementan estas dos primeras tareas (el afecto cuando el nivel de estrés y dificultad y la atención); reservándose para la que viven los adultos supera su ca- tercera: la enseñanza de los límites pacidad de afrontamiento. En otras y la disciplina (que al ser ejercida palabras, que cuando los adultos se separada de las dos anteriores suele ven desbordados por sus propios aplicarse de forma autoritaria). problemas su capacidad educativa puede disminuir de forma impor- “Lo mejor es que la educación tante. Así puede explicarse que el aislamiento familiar incremente elfamiliar sea asumida como una riesgo de violencia en general, al pri-responsabilidad compartida por var a la familia de oportunidades adultos que se expresan amor, para resolver los problemas que vive. confianza y respeto mutuo” Por eso, erradicar las situaciones de aislamiento y exclusión por las que Así puede explicarse por qué en atraviesan a veces las familias, incre- esta estructura tradicional, la ausen- mentando la comunicación y la cia de la figura paterna es con fre- colaboración con el resto de la cuencia origen de problemas rela- sociedad, debe ser destacado como cionados con la violencia y otras un principio básico para prevenir conductas antisociales, que reflejan toda forma de violencia. un mal aprendizaje de los límites y las normas de convivencia. La com- Conviene destacar, por último, como plejidad del mundo actual exige que condiciones que protegen contra el tanto el padre como la madre acoso tanto en el papel de agresor compartan la responsabilidad de como en el de víctima, el hecho educar a sus hijos y a sus hijas. Es de proporcionar desde la familia decir, que lo mejor es que la edu- oportunidades y habilidades para cación familiar sea asumida como establecer relaciones de amistad 21
  21. 21. El acoso entre escolares. basadas en el respeto mutuo, así marcha nuevas formas de colabo- como para enseñar a obtener un ración entre la escuela y las familias, protagonismo positivo. es preciso tener en cuenta la crisis por la que atraviesan los dos La colaboración contextos educativos creados para familia-escuela es hoy una sociedad, la de la Revolución más necesaria Industrial, muy distinta de la de esta Revolución Tecnológica que nos En función de lo anteriormente ex- toca vivir: puesto puede entenderse la especial relevancia que la colaboración de la La familia nuclear, compuesta por escuela con las familias puede tener la madre, el padre y los hijos, se para prevenir el acoso y otras formas aisló entonces de la familia extensa de violencia. Colaboración que re- y se especializó en el cuidado y en la sulta especialmente necesaria en educación, en torno a una figura, la aquellos casos en los que existen madre, que se aislaba también de lo riesgos especiales, para poderlos que sucedía más allá del reducido contrarrestar. Sin embargo, la es- mundo privado en el que transcurría cuela suele quejarse con frecuencia su vida, y fuertemente jerarquizada de que son precisamente las familias en torno a la autoridad paterna. Esta de los adolescentes con conductas estructura familiar tradicional, cada violentas las que menos acuden a día menos frecuente, no favorece la las actividades organizadas desde calidad de la educación hoy, que dicho contexto. Al tratar de averiguar pueden asumir mejor adultos que no por qué, se observa que a veces estén aislados del mundo exterior, estas familias encuentran el contexto para comprender así los cambios escolar como un lugar que les es que deben afrontar sus hijos; con un hostil, y las actividades en las que suficiente nivel de control sobre sus son convocadas como una amenaza propias vidas, que les permita estar que origina mucho estrés que, psicológicamente disponibles para sumado al que tienen habitualmente, educar; y que asuman la educación puede llegar a resultarles muy difícil como una responsabilidad compar- de afrontar. Para superar estas difi- tida desde esquemas compatibles cultades conviene sustituir la ten- con los actuales valores democráti- dencia que a veces se produce a cos. Aunque se han producido cam- “buscar quien tiene la culpa” por un bios importantes en estas direc- esquema de colaboración en el que ciones, a veces son insuficientes la escuela y la familia se vean como o contradictorios, sobre todo en aliadas para resolver un problema relación a la enseñanza de las nor- compartido. mas y los límites. La escuela, que se extendió a“La escuela suele quejarse sectores cada vez más amplios de la con frecuencia de que son población. Estructurada en torno a la precisamente las familias homogeneidad (el alumno medio, de los adolescentes con grupos homogéneos...), fuertementeconductas violentas las que jerarquizada y basada en la obedien- menos acuden a las cia incondicional al profesorado. En actividades organizadas” la que los individuos que no encaja- ban con lo que se esperaba del alumno medio eran excluidos de Para comprender la creciente ella. Las crecientes dificultades de necesidad que existe de poner en convivencia que se producen hoy, 22
  22. 22. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.especialmente en la Educación Los estudios llevados a cabo sobreSecundaria Obligatoria, reflejan la la influencia de la televisión en lasnecesidad de adaptar también este conductas violentas de niños ycontexto a las exigencias de la so- adolescentes permiten llegar a dosciedad actual. conclusiones generales:Para adaptar tanto la escuela 1 A corto plazo, se ha comprobadocomo la familias a esta nueva que los comportamientos y actitudessituación, y prevenir la violencia, que los niños observan en la tele-conviene poner en marcha nuevos visión, tanto de tipo positivo (la soli-esquemas de colaboración -que daridad, la tolerancia...) como de tipoincluyan también a las familias que negativo (la violencia...), influyen enpasan por dificultades-, distintos los comportamientos que manifies-de los que en el pasado han dado tan inmediatamente después, y enmalos resultados para estos casos, los que se detecta una tendenciabasados en el respeto mutuo al significativa a imitar lo que acabanpapel que cada agente educativo de ver en la televisión. A largo plazo,desempeña, orientando la colabo- se ha detectado que hay unaración hacia la búsqueda conjunta relación significativa entre la cantidadde soluciones para afrontar mejor de violencia televisiva vista durante laun problema compartido: mejorar infancia y la cantidad de violenciala educación y prevenir la violencia, ejercida en la edad adulta. De loadaptando la educación a una cual se deriva tanto la necesidad desituación nueva. proteger a la infancia y a la adoles- cencia de la violencia que puede llegarles a través de pantallas (laLa influencia de la televisión televisión, los videojuegos, Internet...)y otras tecnologías así como también la posibilidad de utilizar estas tecnologías con finesLos cambios actuales, originados educativos.por la Revolución Tecnológica,pueden exponer a los niños y a losadolescentes con demasiada fre-cuencia a todo tipo de violencia através de las nuevas tecnologías, ysobre todo a través de la televisión,el medio de influencia más gene-ralizada. Como reflejo más visibledel riesgo que esta nueva situaciónpuede suponer, cabe considerar al-gunos de los casos de violencia pro-tagonizados en la última década porniños y adolescentes, ampliamentedivulgados por los medios de comu-nicación, en los que se pone demanifiesto que reproducen guiones 2 El excesivo tiempo frente a la tele-imposibles de inventar en dichas visión también incrementa el riesgo.edades, extraídos del cine, Internet Se ha observado que los niños queo la televisión, y en los que se pasan mucho tiempo viendo la tele-observa que disponen de una infor- visión tienen más dificultades paramación para ejercer la violencia a la aprender a autorregularse y másque en épocas pasadas no tenían tendencia a reaccionar con agresi-acceso. vidad ante las frustraciones. En 23
  23. 23. El acoso entre escolares. relación a la cantidad de tiempo, que minimizan la gravedad de las cabe destacar, también, que la agresiones entre iguales, conside- repetida exposición a la violencia a rándolas como inevitables, sobre través de las pantallas puede pro- todo entre hombres, o como proble- ducir cierta habituación, llevando a mas que deben aprender a resolver ver la violencia como algo normal, sin que los adultos intervengan, inevitable, y reduciendo la empatía para hacerse más fuertes, para “cur- con las víctimas. Para prevenirlo, es tirse”. Como reflejo de lo que se preciso evitar que pasen demasiado sigue trasmitiendo, en este sentido, tiempo frente a las pantallas y ayu- cabe destacar los porcentajes de darles a desarrollar una actitud acuerdo que los adolescentes reflexiva y crítica respecto a los men- manifiestan respecto a las siguien- sajes que les llegan, contrarrestando tes creencias de justificación de así la tendencia habitual que suele la violencia: ser pasiva e irreflexiva. “Cuando un amigo/a agrede a alguien que le ha molestado debes “Los cambios actuales, ponerte de parte de tu amigo/a”: en originados por la Revolución la que el 39,4% está algo, bastanteTecnológica, pueden exponer a o muy de acuerdo. los niños y a los adolescentes con demasiada frecuencia “Si no devuelves los golpesa todo tipo de violencia a través que recibes, los demás pensarán que eres un cobarde”: en la que de las nuevas tecnologías” el 37,6% está algo, bastante o muy de acuerdo. Creencia estre- chamente relacionada con una Las contradicciones de las frases que se repiten a de la sociedad respecto veces desde la familia respecto a a la violencia este problema: “Si te pegan, pega”. Determinadas actitudes y creencias que siguen existiendo en nuestra Como ponen de manifiesto estos sociedad hacia la violencia y hacia datos, la violencia hacia los iguales los diversos papeles y relaciones está estrechamente relacionada sociales en cuyo contexto se pro- con una serie de distorsiones duce (hombre, mujer, hijo/a autori- morales que contribuyen a legiti- dad, o personas que se perciben marla, destacando sobre todo los como diferentes o en situación de conceptos de “cobarde” y “chiva- debilidad...) ejercen to”, fuertemente una decisiva influen- arraigados entre cia en los compor- quienes agreden tamientos violentos. a sus compañeros Como reflejo de lo en la escuela, que cual, en el estudio los utilizan para jus- Prevención de la vio- tificar el acoso así lencia y lucha contra como la conspira- la exclusión desde ción del silencio que la adolescencia (Díaz- lo perpetúa, y que Aguado, Dir., 2004) se les llevan a defender observa que los acosa- que hay que res- dores se identifican más que ponder con violen- los demás con las creencias cia a la violencia. 24
  24. 24. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.Es preciso tener en cuenta, en este Para erradicar todas las formas desentido, el papel que la familia puede violencia, también la que se producetener para reproducir o modificar las en la escuela y en la familia, es pre-creencias que conducen al acoso ciso superar este tipo de creencias,(al justificarlo o minimizarlo) y al mo- tomando conciencia de las fre-delo de dominio-sumisión en el cuentes contradicciones que todavíaque se basa (a través del sexismo, siguen existiendo sobre estos temas,el racismo, el rechazo de los que como cuando se justifica que sese perciben diferentes...). En otras pueda pegar a un niño para en-épocas una buena parte de la señarle. ¿Cómo ayudarle a entendersociedad compartía muchas de es- entonces que nadie pueda pegartas creencias, de la misma forma nunca a nadie? Para superar estaque veía el acoso como algo nece- contradicción es preciso favorecersario para que los chicos aprendie- alternativas no violentas, basadasran lo que es la vida o la violencia de en la comunicación, con las quegénero como un problema privado enseñar a respetar límites sin autori-en el que no había que intervenir. tarismo ni negligencia. 25
  25. 25. Pautas para prevenir la violencia desde la educación. Pautas para prevenir la violencia desde la educación. Autora: María José Díaz-Aguado. Catedrática de Psicología de la Educación. Directora del Master Programas de Intervención Psicológica en Contextos Educativos. Universidad Complutense de Madrid. “Desde el comienzode la vida de una persona, puede reducirse su vulnerabilidad frentea distintos tipos de riesgo psicológico o social” 26
  26. 26. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.1. Cómo prevenirdesde la primera infanciaa través de la familia.Desde la primera infancia, la familia ayuda de los demás o propocio-puede proporcionar la oportunidad nársela. En algunos casos, sin em-de aprender la confianza básica y la bargo, el niño aprende que no puedeempatía, la base de la personalidad esperar cuidado ni protección,y dos de las principales condiciones desarrolla una visión negativa delque protegen contra el acoso y otras mundo y se acostumbra a responderformas de violencia. a él con conductas que dificultan tanto el establecimiento de vínculosLos vínculos basados en de calidad como su capacidadla confianza y la seguridad para superar la adversidad, incre- mentando con ello la probabilidadDesde el comienzo de la vida de una de conductas violentas y su vulne-persona, puede reducirse su vulner- rabilidad general.abilidad frente a distintos tipos deriesgo psicológico o social favore- La capacidad paraciendo su capacidad para establecer esforzarse en tareasvínculos de calidad, basados en la y conseguir protagonismoconfianza mutua. Esta capacidad positivocomienza a desarrollarse a partir delas relaciones que el niño establece La violencia es utilizada con frecu-con los adultos más significativos (su encia como una forma destructivamadre y su padre, generalmente), de conseguir la atención y el podercon los que va aprendiendo lo que que el individuo no ha aprendido apuede esperarse de los demás y de lograr de forma positiva. Por eso,sí mismo; modelos que desempeñan para prevenirlo es preciso desarro-un decisivo papel en la regulación llar alternativas positivas para sentirde su conducta y en su forma de que se influye en el entorno. Alter-responder a las dificultades y a las nativas que ayudan a superar tam-frustraciones. Cuando el adulto bién otro de los problemas educa-responde con sensibilidad y consis- tivos que más preocupan hoy: latencia a las demandas de atención escasa motivación por las tareasdel niño, le está ayudando a desa- escolares y la dificultad para es-rrollar la confianza básica en su forzarse en ellas que manifiestanpropia capacidad para influir en los algunos escolares, sobre todo en lademás y le está proporcionando adolescencia.información adecuada sobre cómoconseguirlo. La seguridad propor- Para prevenir los problemas ante-cionada en esta relación de apego riormente mencionados convienepermite al niño desarrollar expecta- favorecer desde la infancia el senti-tivas positivas de sí mismo y de los do de la propia eficacia, una de lasdemás, que le ayudan a aproximarse características psicológicas másal mundo con confianza, afrontar las relevantes en la calidad de la vidadificultades con eficacia, obtener la de los seres humanos, de la que 27
  27. 27. Pautas para prevenir la violencia desde la educación.depende la capacidad de orientar la cuando en estas situaciones losconducta a objetivos y de esforzarse adultos suelen desalentarle o criti-para conseguirlos con la suficiente carle ("¿quién te has creído queeficacia y persistencia como para eres?", "no lo vas a conseguir", "túsuperar los obstáculos que con no vales para eso"...). Condicionesfrecuencia se encuentran. que hacen que el niño responda ante las dificultades en general, yLa motivación de eficacia es apren- al aprendizaje en particular, condida a partir de las experiencias de ansiedad e ineficacia, al anticipar eléxito y fracaso que se han tenido a fracaso y haber aprendido a decirselo largo de la vida, y especialmente a sí mismo los mensajes que hadurante la infancia y adolescencia. recibido de los demás y que obsta-Según como hayan sido dichas culizan la superación de las dificul-experiencias y los mensajes transmi- tades que encuentra. Como conse-tidos por los adultos más signifi- cuencia de dicho proceso, el niñocativos, los/as niños/as han aprendi- suele ser inseguro, dependiente dedo a anticipar unos determinados la aprobación de los demás, muyresultados (positivos o negativos) en sensible a la crítica y vulnerable alas distintas actividades que realizan sufrir distinto tipo de problemas,(tareas escolares, relaciones socia- como el fracaso escolar o el com-les, deporte...) y a darse a sí mismos portamiento disruptivo.mensajes que ayudan u obstacu-lizan su eficacia. “La motivación de eficacia esCuando los esfuerzos que realiza aprendida a partir de lasun niño para superar una tarea, o experiencias de éxito y fracasoalcanzar un objetivo de forma in- que se han tenido a lo largo dedependiente, le conducen al éxito, la vida, especialmente duranteo cuando los adultos más signifi-cativos para él (en casa, en la la infancia y la adolescencia”escuela...) le manifiestan recono-cimiento de forma consistente yadecuada, desarrolla su capacidad Diez principios básicospara superar las dificultades, que para prevenir la violenciase convierten en alicientes para desde la educación infantilla actividad, y aprende a decirse así mismo los mensajes positivos Los estudios realizados sobre lasque ha recibido de los demás ("lo condiciones que contribuyen a darvas a conseguir", "sigue intentán- una educación de calidad desdedolo", "no te desanimes", "un fallo la primera infancia, y a prevenirlo tiene cualquiera"...). De esta con ello cualquier tipo de violencia,forma, el niño desarrolla su curiosi- incluido el acoso, llevan a destacardad, el deseo de aprender y la que:orientación a la eficacia; caracterís-ticas que le ayudan a enfrentarse 1 Desde el principio, la familia debea las dificultades con seguridad y a proporcionar tres condiciones bási-superarlas. cas: atención continua, apoyo emo- cional incondicional, y oportunidadesSe produce el proceso contrario al para aprender a autorregular emo-anteriormente descrito, cuando los ciones y conductas, de las queresultados que un niño obtiene en depende la capacidad para respetarlos intentos de lograr algo por sí límites. Es preciso ir ajustando estasmismo le conducen al fracaso, o tres condiciones a los cambios que28
  28. 28. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.se producen con la edad. Para ello veces se cree, cuando se atiendees necesario que los adultos encar- con sensibilidad y rapidez el llanto degados de la educación desarrollen un bebé se favorece su seguridad,habilidades para comprender lo transmitiéndole que cuando una per-que necesitan los niños y niñas en sona necesita ayuda puede pedirla ycada momento, para tomar deci- obtenerla, una de las lecciones mássiones educativas y para comuni- importantes que pueden aprendersecarse de forma adecuada. en el primer año de vida.2 Compartir la responsabilidad de 4 Transmitir mensajes positivos queeducar entre dos personas puede in- el niño pueda interiorizar para apren-crementar las posibilidades de que der a autorregular, a controlar, sulos niños y las niñas encuentren en propia conducta. Los pequeños nece-la familia el conjunto de condiciones sitan ayuda para afrontar las dificul-necesarias para su desarrollo, siem- tades (el miedo, la incertidumbre, lapre que dichas personas se res- frustración...) y suelen aprender lospeten mutuamente y proporcionen mensajes que escuchan de losmodelos empáticos contrarios a la adultos en dichas situaciones. Paraviolencia. En otras palabras, la su- mejorar su capacidad de adaptaciónperación del sexismo a través de la frente a la adversidad es preciso queigualdad y el reparto dichos mensajes sean tranquiliza-equilibrado de respon- dores y alentadores, evitando lossabilidades familiares mensajes de signo contrario.entre hombres y mu-jeres puede con- 5 Para enseñar al niño atribuir a mejo- respetar ciertos límites,rar la calidad conviene orientar lade la educa- crítica a conductasción, puesto específicas, ayudan-que cuando do a que entiendauna persona sola dentro de sus posibili-tiene que asumir esta dades, por qué no debe emitirresponsabilidad, como suele suce- dichas conductas, qué consecuen-der en la división sexista de funciones cias negativas suponen tanto para eldomésticas, existen más dificultades propio niño como para los demás,en situaciones críticas para garanti- dándole la oportunidad de hacerzar las tres condiciones. Conviene algo para reparar el daño originado,tener en cuenta, sin embargo, que y sin cuestionar el afecto que tantoestas dificultades también pueden la madre como el padre debenproducirse cuando se educa entre garantizar al niño de forma incondi-dos o más personas, y que para su- cional. Si, por ejemplo, un niño deperarlas en todos los casos conviene cuatro años ha dejado caer la comi-verlas como un problema a resolver, da en el suelo, se le puede decirsolicitando la ayuda que pueda ser “Hay que tener más cuidado. ¿Quénecesaria para conseguirlo. puedes hacer para arreglarlo? Recogerla, sí”. El hecho de acom-3 Responder a las demandas de pañarle mientras lo recoge y deatención del niño con sensibilidad y reconocerle al final que eso es lo quecoherencia le ayuda a desarrollar un hay que hacer cuando pasa esto,modelo empático, seguro, basado permite al niño aprender a darse aen la confianza en sí mismo y en los sí mismo dichos mensajes cuandodemás. Como ejemplo de dicho vuelva a suceder algo parecido yprincipio, y en contra de lo que a regular así sus emociones y con- 29
  29. 29. Pautas para prevenir la violencia desde la educación.ductas en situaciones de adversidad. complejidad: la lectoescritura y la co-Por el contrario, si el adulto grita, si municación hablada. Esta última sele pega o si le dice que ya no le favorece, por ejemplo, cuando elquiere, dificulta con ello conside- adulto ocupa los silencios del bal-rablemente el aprendizaje de la au- buceo del bebé con frases, como sitorregulación de emociones negati- el balbuceo tuviera intención comu-vas, incrementando el riesgo de nicativa. Así, está ayudando a que elrabietas y conductas antisociales. bebé se quiera comunicar, anticipe lo que va a pasar, y aprenda a inter-6 Desarrollar contextos y rutinas de cambiar papeles (el que hablacomunicación, en los que el adulto y el que escucha), proporcionadoesté dedicado exclusivamente a con ello una importante oportunidadcompartir la actividad con el niño o para aprender a regular su conduc-la niña, como los juegos o los cuen- ta en relación a la conducta de otratos. A través de ambos pueden persona. Un aprendizaje fundamen-transmitirse mensajes positivos, con tal para prevenir la tendencia aun final feliz, en el que las acciones intentar influir con violencia, que sede los protagonistas sean previsi- incrementa con la desestructuración,bles. La repetición de las historias y entendida como caos, como imposi-su utilización como punto de partida bilidad de entender y predecir quépara una conversación tranquila en- va a pasar, y qué normas es precisotre el adulto y el niño, en la que éste respetar.pueda expresar todo lo que le pre-ocupa o interesa, y encontrar res- 8 Ayudarle a desarrollar la motiva-puestas adecuadas, incrementa sus ción por ser eficaz, por superarse yventajas. Un importante valor de es- habilidades para lograrlo. Desde eltas situaciones es que pueden for- final del primer año de vida el niñomar parte de las rutinas diarias (por sabe que su conducta le perteneceejemplo antes de dormir), favore- y comienza a desarrollar la capaci-ciendo así un contexto habitual de dad de dirigirse hacia objetivos. Esteatención compartida y relajada que es el origen del sentido de su propiapuede favorecer que los niños y las eficacia, de la que depende la ca-niñas pidan ayuda cuando la necesi- pacidad para influir sobre el entornotan y detectar desde sus inicios con éxito, cualidad de gran relevan-situaciones en las que sea preciso cia en la calidad de la vida de losintervenir, como las situaciones de seres humanos. Las deficiencias enacoso. esta importante tarea evolutiva in- crementan el riesgo de violencia en7 Enseñarle a estructurar su propia edades posteriores, al aumentar laconducta con coherencia, en rela- necesidad de conseguir atención yción a la conducta de otra(s) per- protagonismo de forma negativa.sona(s) y aprender significados so- Para prevenirlo y favorecer el sentidociales complejos. Cuando el adulto de eficacia, conviene ayudar al niñocomparte con el niño determinadas a plantearse objetivos realistas, ele-tareas, dejándole participar activa- gir medios adecuados, esforzarse enmente en ellas, le ayuda a compren- su logro superando los obstáculosder su significado. La lectura de que con frecuencia aparecen y valo-cuentos antes de que el niño sepa rar los resultados con optimismo.leer, o los intercambios verbales en- Para lo cual conviene favorecer quetre el adulto y el bebé antes de que obtenga éxitos y que cuando seéste sepa hablar, son dos buenos encuentra con dificultades las inter-ejemplos, que representan la base prete con un optimismo inteligentede conductas posteriores de gran que le ayude a superarlas, puesto30
  30. 30. El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia.que la interpretación muy nega- nismo al mayor en dicho cuidado,tiva suele paralizar e impedir su haciendo que se sienta importantesuperación. y eficaz en dichas situaciones.9 Anticiparse a las situaciones en 10 Cuidar los mensajes que loslas que surgen conductas agresivas niños y niñas reciben de forma indi-o rabietas y favorecer alternativas, recta (a través de la televisión, loscomo cuando el adulto está dedica- juguetes, los cuentos…) para quedo al hermano menor y el mayor sean coherentes con los valores quetrata de conseguir su atención a queremos transmitir, puesto quetravés de conductas negativas. Para también influyen en el significado queprevenirlo conviene, como sucede aprenden a dar al mundo que lesen edades posteriores, dar protago- rodea. 31
  31. 31. Pautas para prevenir la violencia desde la educación.2. Cómo “vacunar”contra problemascomo el acoso utilizandocuentos y juegos.¿Cómo hablar con los niños y las para quienes representan una de lasniñas del acoso y otras situaciones formas de expresión habitual.de riesgo sin generarles miedo nidesconfianza?, ¿cómo vacunarles A través de los juegos infantilesde estos riesgos sin necesidad los/as niños/as aprenden a modificarde exponerles a ellos?, ¿cómo ayu- situaciones sociales, a intercambiardarles a desarrollar defensas que papeles, ensayar normas y rela-no les hagan daño y que puedan ciones. La situación imaginaria queutilizar para afrontar dichas situa- supone siempre el juego proporcionaciones cuando se encuentren en un contexto protegido que les per-ellas? Para responder a estos mite ensayar determinadas habi-interrogantes, próximos a los que lidades necesarias para su vidamuchos adultos se plantean cuando adulta, sin los riesgos que supon-toman conciencia de problemas dría comenzar a practicarlas en lacomo el acoso que pueden afectar vida real.a sus hijas/os, conviene analizar elpapel de las situaciones imaginariasy la posibilidad de utilizarlas como “Las situaciones imaginariasuna “vacuna” con la que adquirir que se crean a travésdefensas psicológicas. de los relatos y de los juegos representan una excelente Las situaciones imagi- herramienta para la narias que se crean a comunicación educativa través de los relatos respecto a problemas como y de los juegos repre- la violencia” sentan una exce- lente herramienta para la comuni- Por ejemplo, a partir de los tres años cación educa- de edad, suele observarse entre tiva respecto a iguales un tipo específico de juego problemas, como que ayuda a socializar la agresividad: la violencia, difí- el juego desordenado o de lucha, en ciles de tratar de el que corren, saltan, ríen, se empu- forma directa, al jan, chillan... practicando una serie proporcionar un de conductas que les permiten ir contexto protegi- aprendiendo a controlar su fuerza y do que permite su agresividad sin llegar a utilizarla. la comunicación El contexto protegido que crea este incluso con niños y tipo de juego les ayuda a medir su niñas de corta edad, fuerza en relación a la fuerza de sus32

×