Medio Siglo de Filosofía Moderna en Colombia.Reflexiones de un participante Guillermo Hoyos Vázquez*A través de un recuent...
Eduardo Nieto Arteta (1913-1956), Ambiente                                                                      axiológico...
de la Facultad de Filosofía de la Universidad de                     contrarias a la Ilustración15, y a José Félix deSanto...
pasado que se ocuparon en filosofía y política y                      - La filosofía en la primera mitad del Siglo XX20 yb...
orden que los idealismos, los materialismos, los                 posiciones, en lugar de llevar a los textos originales. r...
2.- Anormalidad, postergación y normalización.                     "La culpa no fue de la España peregrina. La anécdota qu...
Postergación se manifiesta ya en la consolidación                 Carrillo, en marzo de 1946, "La filosofía comode la unid...
pretensiones de validez de ser (Seinsgeltung), es                       problemática de la filosofía moral, política y del...
sucedió a la filosofía colombiana a partir de                        publicaciones periódicas como Análisis y Cuadernos de...
sentido al pluralismo que permite el desarrollo                      actualmente en Colombia es la filosofía moral, políti...
Lo más característico de la mayoría de las                   perfil claramente definido para quienes se dedican adiscusion...
(Universidad de Santo Tomás). Habría que añadir                  serie de Seminarios Internacionales en torno a suotras Re...
actividad filosófica. Porque, así no haya sido la             internacional: se distribuyen tareas, se especializanprimera...
fenomenólogos que renuncien al ideal de un sistema                    señalarla como lugar salvífico, en cuanto orientació...
Filosofía moderna colombiana
Filosofía moderna colombiana
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Filosofía moderna colombiana

1,881 views
1,734 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,881
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Filosofía moderna colombiana

  1. 1. Medio Siglo de Filosofía Moderna en Colombia.Reflexiones de un participante Guillermo Hoyos Vázquez*A través de un recuento histórico el autor nos invitaa una reflexión sobre el papel de la filosofía "Somos en nuestro filosofar funcionarios de la humanidad"moderna en la vida de la nación. El artículo se (Edmund Husserl, 1935).centra en el desarrollo de la filosofía en Colombia en "No el filósofo, sino los ciudadanos deben tener la última palabra"la segunda mitad del presente siglo con especial (Jurgen Habermas, 1997).atención en la filosofía práctica, la ética y susaportes a los problemas concretos de la sociedadcivil. Introducción El 20 de marzo de 1946 se crea el Instituto de Filosofía y Letras en la Universidad Nacional de Colombia, hecho que ha sido señalado como el inicio de la filosofía moderna en Colombia. Para su fundador, Rafael Carrillo (1907-1996), como lo destacó en su discurso inaugural, se trató "de un acto casi definitivo en la vida de la nación", ya que por medio del Instituto, "más que a través de ninguna otra institución, la universidad podrá en adelante proyectarse sobre la vida nacional".1 En septiembre del año pasado, por iniciativa de la Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía -EIAF- se celebró en Cáceres y Madrid el I Congreso Iberoamericano de Filosofía, "Un encuentro de mil filósofos"2, en el que la filosofía iberoamericana quería preguntarse por primera vez, reconociéndose como comunidad de lenguaje, por el sentido de su identidad y por sus tareas ante el cambio de siglo. Allí 47 colombianos presentaron sus trabajos, como importante manifestación de lo que se está haciendo en filosofía en Colombia. Ya en julio de 1994 se había reunido en Bogotá el XIII Congreso Interamericano de Filosofía bajo la convocatoria: el trabajo filosófico de hoy en el Continente3. Fue la mejor oportunidad para socializar nuestro trabajo, expuesto en 43 ponencias, entre los colegas de la región. 1 Numas Armando Gil, Rafael Carrillo. Pionero de la filosofía moderna en Colombia, Barranquilla, Universidad del Atlántico,* Profesor Asociado en el Departamento de Filosofía de la 1997, págs. 73 y 81. 2 Universidad Nacional de Colombia. Agradezco la colaboración Así titulaba ABC Cultural (No 355) "La avalancha del de Rubén Sierra Mejía, Germán Vargas, Adriana Urrea, pensamiento" que significaba el Congreso, Madrid, 17 de Germán Marquínez y Leonardo Tovar. Me excuso por no septiembre de 1998, págs. 14-22. 3 poderlo hacer con todos los "participantes" en esta historia. Carlos B. Gutiérrez (Editor), El trabajo filosófico de hoy en el continente. Memorias del XIII Congreso Interamericano de Filosofía, Bogotá, Editorial ABC, 1995.
  2. 2. Eduardo Nieto Arteta (1913-1956), Ambiente axiológico de la teoría pura del derecho (1947) de Rafael Carrillo y Nueva imagen del hombre y de la cultura (1948) de Danilo Cruz Vélez. Es poco lo que tendríamos que añadir a la historia de la filosofía desde la fundación del Instituto, como la ha contadoMis reflexiones se centrarán en el desarrollo de la Sierra y como la complementó diez años más tardefilosofía en Colombia en este medio siglo. Coincido en "Un decenio de producción filosófica: 1977-con quienes estiman "que algo nuevo surge a partir 1987"7. Tomando como eje ese momento, podemosde la década de 1940 con la aparición en nuestro decir que hacia adelante tres generaciones demedio del cultivo universitario de la filosofía y de filósofos (los fundadores; quienes vinimos luego; ycierta producción filosófica", lo que nos permite los que de una u otra forma se iniciaron en lahablar de una especie de "ruptura", que no debe ser filosofía con los fundadores y con nosotros, y ahora,entendida "únicamente como cambio de doctrina, después de una formación adecuada, noscomo una renovación en los temas de interés suceden),han contribuido a la normalización de lafilosófico, sino fundamentalmente como un cambio filosofía en Colombia para el cambio de siglo. Antesde actitud"4. Quisiera destacar desde un principio de centrar nuestra atención sobre esta época, seque aquel sentido de filosofía práctica con respecto hacen necesarias algunas consideraciones sobre laa la vida de la Nación, que definió los inicios de la presencia de la filosofía en Colombia en los siglosfilosofía moderna en Colombia, ha sido una anteriores.preocupación recurrente, necesariamente nunca - Quienes se han ocupado de la filosofía en lasatisfecha, y hoy más que nunca pertinente. No es Colonia son conscientes de que "esa historia no secasual que al celebrar el Departamento de Filosofía ha hecho"8; coinciden también en que hay fuentesde la Universidad Nacional en agosto de 1996 primarias suficientes para el estudio de este período,cincuenta años de actividad, convocara un Coloquio sin duda -y justificadamente-, más investigadoInternacional sobre "Filosofía y Sociedad Civil". desde la perspectiva de la así llamada "historia deQuiero por ello privilegiar en mi reflexión esta las ideas", que desde un punto de vistaperspectiva de la razón práctica5, lo que estrictamente filosófico. Claro está que acentuar lanaturalmente no significa que otros temas de perspectiva filosófica no impide establecer lasanálisis no sean relevantes. relaciones culturales que permitan comprender los procesos sociales. Para que esto sea posible hayAl señalar la fundación del Instituto de Filosofía y que volver a aquellas fuentes, naturalmente en latín,Letras en la Universidad Nacional como inicio de la para rescatar, como lo propone Fabio Ramírez, losfilosofía moderna en Colombia, optamos por una catálogos de las bibliotecas coloniales, recordar lasperiodización, que como todas tiene sus riesgos, biografías y bibliografías de los catedráticos depero que parece en este caso ser la más plausible. filosofía, esclarecer la catalogación y descripciónComo lo destaca Rubén Sierra en su magnífico crítica de los manuscritos, editar las disputas y actosestudio "Temas y corrientes de la filosofía públicos y, con la ayuda de todo ésto, realizarcolombiana en el siglo XX” 6 Tres obras muy estudios monográficos de la época9.relacionadas con el ambiente que da origen al Este trabajo de investigación ha comenzado,Instituto, "inauguran la filosofía moderna". Se trata evitando así el recurso a la "historia deductiva", dede Lógica, Fenomenología y Formalismo Jurídico la que nos advierte el mismo Ramírez: "si en(1942) de Luis España o en las escuelas católicas de filosofía en esos siglos hubo tal o cual clase de filosofía, aquí también tuvo que ser así"10. El trabajo que ha partido del Centro de Investigaciones4 Rubén Sierra Mejía en su "Prólogo" a la compilación: La 7filosofía En Boletín Cultural y Bibliográfico, Vol. XXV, N° 15, Bogotá,en Colombia, (Siglo XX), Bogotá, Procultura, 1985, pág. 9. 1988, págs. 51-57.5 8 Asumiendo una insinuación de Victoria Camps en su Fabio Ramírez, "La filosofía en la Colonia" en IV Congreso Presentación del Tomo 2 de la Enciclopedia Iberoamericana de Internacional Filosofía," Concepciones de la ética, Madrid, Trotta, 1992, pág. de Filosofía Latinoamericana. Tendencias actuales de la 19, caracterizaba "La ética como filosofía primera" en mi filosofía en presentación Colombia, Bogotá, Universidad Santo Tomás, 1988, pág. 59. 9 del Congreso de Cáceres y Madrid (ABC, op. cit, pág. 19), Ibíd., p. 64.6 10 Revista ECO, No 194, Bogotá, Buchholz, diciembre de 197.7, Ibíd., p. 60. págs. 113-145.
  3. 3. de la Facultad de Filosofía de la Universidad de contrarias a la Ilustración15, y a José Félix deSanto Tomás, en estrecha relación con la Editorial Restrepo (1760-1832), maestro de maestros, aEl Buho de Bogotá, ha sido significativo en este quien los ilustrados del Nuevo Reino deben mucho.empeño, como puede verse por esta nota Con esto ya Marquínez llega a la Independencia, debibliográfica: Germán Marquínez en "La filosofía en la cual nos ocuparemos luego.el Nuevo Reino de Granada" (págs. 141-174)11 en el Lo anterior permite afirmar que la investigacióncolectivo que dirige él mismo con el especialista sobre la filosofía en la Colonia, sí puede clarificarmexicano Mauricio Beuchot, La filosofía en laAmérica colonial (Siglos XVI, XVII y XVIII), Bogotá, que no es lo mismo que no haya habido filosofía aEl Buho, 1996, abre horizontes para una que su historia no se haya escrito, y que esto influyeinvestigación específica desde la perspectiva en el desarrollo posterior de la filosofía enfilosófica. Sobra destacar las posibilidades Colombia.16 Más allá de la investigación acerca decomparativas, especialmente ricas dado el origen la filosofía que efectivamente se hacía y de sucomún, que ofrece la obra colectiva. En el casocolombiano, Marquínez subdivide su análisis en: posible aporte a la así llamada Segunda Escolásticaa) La época de la Conquista, en la que se interesa española, siguen vigentes temas fundamentales desobre todo por "el eco que aquí tuvo el pensamiento nuestra cultura, preparatorios para nuestrade Vitoria y Las Casas" (pág. 142), fecundo con constitución como Estado de derecho, que larespecto a los derechos humanos, ejemplificado en filosofía de esa época debería ayudar a ilustrar,Juan del Valle (m.1561).b) El orden colonial cerrado, en el que "la inquisición como son, entre otros, el de la condición de losdesempeñó un papel esencial como instrumento de indios y de los negros, el del sistema educativo y elimplantación de la contrarreforma, contribuyendo al advenimiento de la ciencia moderna, y en general elprogresivo angostamiento del horizonte político y de la así llamada ilustración neogranadina.cultural" (pág. 145). Es el período en el que, ademásde la polémica acerca de los indígenas, se presentala relativa a los negros, de la que Alonso deSandoval (1576-1652) es un iniciador con su De - Para la filosofía en el siglo XIX contamos coninstauranda Aethiopum salute. Sólo con el la obra pionera, punto de referencia obligado desurgimiento de las universidades en el siglo XVIII se quienes se ocupan del tema, escrita por Jaimepresenta el desarrollo de la filosofía colonial, entrecuyos principales representantes menciona Jaramillo Uribe en Hamburgo en 1956, ElMarquínez a los jesuitas Denis Mesland (1615- pensamiento colombiano en el siglo XIX, quien ya1672), conocido de Descartes, y a Juan Martínez de desde el prefacio nos indica que en ella busca unaRipalda (1641-1707), de cuya obra "De usu et abusu "comprensión interpretativa de la obra dedoctrinae Divi Thomae" se ha ocupadorecientemente12 traduciendo lo más fundamentalpara comprender su pensamiento.c) Novatores e ilustrados, entre los que destaca laobra de un anónimo jesuita Physica specialis etcuriosa (1755)13, a José Celestino Mutis (1732-1808)14, a José Domingo Duquesne (1747-1822), 13 Edición bilingüe de Pedro Nel Ramírez, Nueva filosofía natural.autor de la Historia de un congreso filosófico tenido Physica specialis et curiosa, Bogotá, USTA,_ 1988. Entre lasen el Parnaso por lo tocante al imperio de fueres señaladas por Marquínez hay que destacar además a Fray Jacinto Antonio dé Buenaventura, O.P, Tractatus deAristóteles (1791), burla de las filosofías actibus humanís. Tratado de los actos humanos, t-1759) (edición bilingüe), Bogotá, USTA, 1984; y las traducciones de apartes de varios manuscritos coloniales de Juan David García Bacca, Antología del pensamiento filosófico en Colombia, {1647- 1761), Bogotá, Presidencia de la República, 1955. 14 Véase Guillermo Hernández de Alba, Pensamiento científico y filosófico de José Celestino Mutis, Bogotá, Fondo Cultural Cafetero, 1982 (Prólogo de Gonzalo Hernández de Alba); Luis Carlos Arboleda, "Matemáticas, cultura y sociedad en11 Colombia" en Historia Social de la Ciencia en Colombia, tomo Véase también La filosofía en Colombia. Historia de las ideas, II, Bogotá, Colciencias, 1993, págs. 15-172. Bogotá, El Buho, 1988, trabajo colectivo que recoge la 15 En Teresa Hougthon, la ilustración en Colombia, Bogotá, información básica disponible en fuentes y literatura USTA, 1990. secundaria, sobre todo desde el punto de vista del historiador 16 de las Ideas. Se cuenta con dos bibliografías: Rafael Pinzón Garzón, La12 filosofía en Colombia. Bibliografía de los siglos XVI, XVII y Germán Marquínez Argote, Los principios de la intelección XVIII, Bogotá, USTA, 1967; y Daniel Herrera Restrepo, La humana del M. Javeriano Juan Martínez de Ripalda, Bogotá, filosofía en Colombia, Bibliografía 1627- 1973, Cali, Univalle. CEJA, 1998. los más conspicuos escritores colombianos del siglo
  4. 4. pasado que se ocuparon en filosofía y política y - La filosofía en la primera mitad del Siglo XX20 ybuscaron soluciones al problema de la orientación hasta la fundación del Instituto de Filosofía de laespiritual del país". Allí mismo caracteriza Jaramillo Universidad Nacional está marcada por la figura deel método y el objetivo de su investigación, que no Monseñor Rafael María Carrasquilla. Mientrasconsiste en "una historia erudita de lo que se Jaramillo Uribe destaca su programa neoescolásticoescribió en Colombia durante el siglo pasado sobre en la Facultad de Filosofía del Colegio Mayor dela orientación de la cultura, sobre el Estado o sobre Nuestra Señora del Rosario, heredero de lafilosofía", sino precisamente en comprender el renovación tomista de la Universidad de Lovaina,pensamiento de quienes en su tiempo tuvieron como apertura al espíritu científico y a la"considerable influjo sobre la opinión de sus especulación filosófica, Rubén Sierra considera queconciudadanos y que en alguna medida han su filosofía católica fue nefasta para el desarrollo decontinuado teniéndolo". la filosofía moderna en Colombia.21 Al iniciar su estudio Jaramillo enfatiza que "la Jaramillo toma este testimonio de Carrasquilla, historia del pensamiento político occidental ha en una época dominada por el espíritu positivo, girado en los dos últimos siglos alrededor de la para sustentar su visión del reformador: concepción liberal del Estado", y añade que en "el caso de Colombia -y en general de los países "Soy de los que creen en la importancia práctica y hispanoamericanos- su importancia es todavía utilitaria de la metafísica y la juzgan de mayor mayor, puesto que... la concepción liberal del momento para la felicidad de las naciones que la Estado fue tan dominante en el siglo XIX, que casi agricultura, la cirugía o la ingeniería de minas; de podríamos decir que fue la única existente, ya que los que piensan que Europa surgió de la barbarie algunas de sus ideas constituyeron parte muy después de las irrupciones del Norte, gracias a las importante del pensamiento político aun de aquellos escuelas de Carlomagno; que las universidades espíritus tradicionalistas que trataban de decidieron en la Edad Media de la suerte del mundo oponérsele".17 y prepararon el Renacimiento; que los fundadores Se trata pues de la génesis y de la constitución de Colombia cumplieron los altos hechos que de misma de nuestro Estado de derecho democrático, ellos cuentan las historias, merced a la fuerte tema que ha merecido estudios sustantivos de educación literaria y filosófica que recibieron en los historiadores, politólogos, sociólogos y colegios de San Bartolomé y el Rosario"22. antropólogos, y que sigue siendo asignatura Este período de comienzos de siglo es, sin pendiente para la filosofía colombiana. duda, uno de los capítulos de nuestra historia de la Precisamente hoy, a partir de la que hemos filosofía que más estudio reposado requiere, dado llamado "bonanza" de la filosofía moral, política y su influjo en la filosofía colombiana. Porque de la del derecho, se presenta la oportunidad para volver recomendación de la Encíclica Aeterni Patris de a los orígenes de nuestra nacionalidad y corregir León XIII de volver a Tomás de Aquino, así como ética, democrática y jurídicamente las falencias de puede recuperarse una línea de investigación legitimidad, que ya desde entonces nos lanzaron a fecunda de la tradición medieval, como la la violencia18. Al abordar filosóficamente este practicada por E. Gilson, M. Grabmann y F. Van problema fundamental de nuestro desarrollo como Steenberghen, también puede seguirse la línea de país, se pueden aclarar, entre otros asuntos, los J. Maritain y de Carrasquilla, este último amparado relacionados con el origen ibérico o ilustrado de las por un concordato anacrónico con la Santa Sede y ideas emancipatorias y sus énfasis republicanos y aliado con un partido conservador tradicionalista a liberales, el sentido de la naciente democracia y la ultranza. Hay fundación del Estado de derecho, las relaciones entre Estado e Iglesia, la derrota del utilitarismo, la función del positivismo jurídico y el destino de la 19 modernización.19 Un ensayo, todavía tímido*, de lo que puede hacerse en esta dirección desde la discusión actual es el de Oscar Mejía Quintana, Derecho, legitimidad y democracia deliberativa, Bogotá, Temis, 1998, especialmente págs. 11-53. 20 De gran utilidad para el estudio de este siglo es la Bibliografía del siglo XX, La filosofía en Colombiar Bogotá, USTA, 1985, que además de registrar 2734 títulos (algunas traducciones), contiene 54 notas biográficas de los principales filósofos e información sobre las facultades; y programas, las publicaciones periódicas, las sociedades o grupos y los eventos filosóficos hasta 1985. 2117 Rubén Sierra, "Prólogo...", págs. 115-118. Ei pensamiento colombiano en el siglo XIX, Bogotá, Temis, 22 "El lenguaje de la barbarie escolástica", en Anuario de la 1964, pág.lX.18 Academia Colombiana de la Lengua, Bogotá/1914, t. III, págs. Véase Marco Palacios, Entre la legitimidad y la violencia. Colombia 1875-1994, Bogotá, Norma, 1995. 55-56 (citado por Jaramillo, Colombia...,págs. 453-4). tomismos "que parecen ser sistemas del mismo
  5. 5. orden que los idealismos, los materialismos, los posiciones, en lugar de llevar a los textos originales. racionalismos, los empirismos y los positivismos" Tampoco la sistemática, así fuera para fortalecer la que pretenden criticar, y "parecen tener el mismo argumentación desde los textos clásicos de tipo de pretensiones epistemológicas Aristóteles, Agustín, Tomás o Suárez, se apoyaba inadecuadamente sostenidas que todos ellos"23. en las fuentes primarias. Estas eran reemplazadas Carrasquilla y su escuela, que marcaría la por textos tradicionales, orientados a consolidar una neoescolástica colombiana de gran parte de este doctrina considerada la de la filosofía perenne. Se siglo, empeñado en la apologética y el desperdiciaba pues la formación en filología clásica, antimodernismo dogmático, era ciego a empresas óptimo instrumento para interpretar las fuentes, intelectuales muy diferentes. A saber, las que ahora más bien al servicio de un discurso alejado recobrando sistemáticamente la historia de lo que del lenguaje y de la problemática filosófica el mismo Tomás de Aquino dijo e hizo, recuperan contemporánea. Así no se llegaba ni a Platón, ni al el sentido de la investigación. Fundada ésta en una neoplatonismo de San Agustín o de Descartes, ni a concepción integral de la filosofía como forma de Aristóteles, ni al de Tomás, ni siquiera al Tomás de vida al servicio del bien común, y en la Suárez, sino al intérprete español o romano de toda comprensión de la tradición y de la cultura de su esa tradición en términos de defensa de un sistema, tiempo, base de la "racionalidad analógica" que ni teórica ni prácticamente era autónomo, sino heredada de Aristóteles, propia de su método. que estaba al servicio de una doctrina basada en un dogma que determinaba el campo tanto de la teoría como de la práctica. Allí no había lugar para la La filosofía en Colombia todavía no se auténtica discusión, la que se alimenta de la recupera de cierta herencia ibérica no moderna y comprensión del oponente por parte del proponente; menos aun de la época de la Regeneración y de la por el contrario, el proceso de argumentación es neoescolástica impulsada por Carrasquilla, cuando disecado en formalismos programados casi rituales, comprometida con el espíritu concordatario de la porque su objetivo no es encontrar, mucho menos educación católica era ancilla theologiae en construir verdades, sino demostrarlas, refutando al épocas en que esto significaba más apologética oponente. Esto tiene consecuencias graves desde el que filosofía de la religión. Por lo menos hasta punto de vista moral. Si a la razón práctica se le iniciados los años sesenta se practicó no sólo en niega su uso pragmático, que fue lo que hizo el los seminarios, sino también en las universidades conservatismo aliado con la Iglesia al desterrar al donde la Iglesia influía directa o indirectamente utilitarismo de la escuela, y también se le niega el una filosofía neoescolástica con más prejuicios uso moral, porque éste es tutelado por el dogma, que razones. Se trataba de una concepción más sólo le queda un sentido subjetivo de sistemática que hermenéutica de la filosofía: lógica responsabilidad, que sin el equilibrio de lo útil, por y metafísica, teoría del conocimiento, cosmología, un lado, y de lo universalizable, por otro, termina por psicología natural y teología racional, ética general atrincherarse en los moralismos o en las buenas y especial, historia de la filosofía, algunos cursos intenciones, sin posibilidades de incidencia complementarios de humanidades. Pero la razonable en el espacio público de la sociedad y del orientación sistemática en lugar de beneficiarse Estado. La política es entonces demonizada, si no del método del análisis fomentaba el memorismo. se deja instrumentalizar para los fines de la religión: La historia de la filosofía, más en búsqueda de no queda motivación posible para un actuar público adversarios que de problemas que abrieran la secular y postmetafísico. Entonces no hay que filosofía a preguntas pertinentes, terminaba por ser extrañarse de la "pérdida de valores" que nunca un resumen de doctrinas y fueron tales, sino más bien imposiciones, de las que inclusive parece sano liberarse, si no es que se aparenta respetarlas, para delinquir más tranquilamente en "derecho". El proceso de modernización sorprende a la sociedad colombiana no preparada para construir autónomamente su sentido de ciudadanía, muy distinto del de la tradición de la "ciudad de dios" como ideal terreno. 23 Alasdair Maclntyre, Tres versiones rivales de la ética.Enciclopedia, genealogía y Tradición, Madrid, Rialp, 1992, pág.109.
  6. 6. 2.- Anormalidad, postergación y normalización. "La culpa no fue de la España peregrina. La anécdota que le voy aNuestra situación filosófica, ya mucho antes de contar es ilustrativa, y quizás ofrezca la mejor respuesta. Pocollegar a despertar a la modernidad24 y de tiempo después del estallido de la Guerra Civil, la Editorial Espasaevolucionar con el tiempo a "condición Calpe, que había sido, junto con la editorial Revista de Occidente,posmoderna", ha sido caracterizada por los filósofos uno de los más eficaces medios de la occidentalización de España,colombianos como de anormalidad o de por intermedio de don Luis de Zulueta, solicitó a nuestro gobierno"postergación de la modernidad". Danilo Cruz Vélez,el principal protagonista desde los inicios de esta el permiso para instalarse en Colombia, prometiendo convertir a,historia de la filosofía moderna en Colombia, opina Bogotá en un centro de irradiación bibliográfica hacia el sur y"que el rasgo distintivo de nuestro pasado filosófico hacia el norte de nuestra América. El doctor Luis López de Mesa,es la anormalidad"25. Esta tiene mucho que ver con nuestro ministro de Relaciones Exteriores, después de examinar lael desarrollo de la filosofía moderna en España,tema del que no podemos ocuparnos aquí26. Pero solicitud, la rechazó alegando que no se podía perjudicar a latambién esa misma filosofía española influye en los incipiente industria editorial colombiana permitiendo una 28años inmediatamente anteriores a la Fundación del competencia como la propuesta" .Instituto, especialmente a través de los escritos deJosé Ortega y Gasset y su empresa cultural. Lo Un fenómeno más de la anormalidad, muymejor es dejarle la palabra al mismo Cruz Vélez, relacionado con el anterior, fue la insularidad, la faltaquien lo relata a Rubén Sierra, en la que yo llamaría de lo que hoy llaman "comunidad académica", quela entrevista a la filosofía moderna en Colombia: caracterizaría la actividad de tres "originales" de la "Cuando yo llegué a Bogotá, a fines de la década época: el mismo López de Mesa (1884-1966),del 30, encontré un grupo de personas que ya conocido como "el varón docente"; Julio Enrique Blancoestaban dentro de esa corriente. Las publicacionesde la Revista de Occidente llegaban periódicamente. (1890-1986), destacado por sus traducciones y ensayos,En las excelentes librerías de viejo que existían en muy poco divulgados; y Fernando González (1895-la capital colombiana, empecé a conseguir los 1964)29, el filósofo de la intimidad, cuyas obras estánnúmeros atrasados de dicha revista, las siendo reeditadas y suscitan interés creciente paratraducciones de los grandes pensadores, las obras quienes buscan orígenes "auténticos" de nuestrode Ortega". pensamiento actual. La dedicación heroica de estosMás adelante enfatiza: filósofos a una actividad marginal llevaba a una"Para mí es tan importante poner a unos pueblos existencia fantasmal, "pues una existencia fuera delque nunca habían tenido filosofía a filosofar, poner margen regular dentro del cual se mueve la colectividaduna lengua como la española que nunca había está siempre en peligro de caer en la extravagancia"30.luchado con los problemas filosóficos a filosofar, estan importante repito, como escribir las El aislamiento en todo sentido y nuestro lentoInvestigaciones Lógicas". desarrollo económico fueron seguramente causas de la anormalidad; pero lo determinante fue lo que Rubén Se ha señalado como una de las razones que Jaramillo Vélez ha analizado como "la postergación" deinfluyeron en nuestra tardía normalización el quemuy pocos intelectuales europeos eligieron a la experiencia de la modernidad en Colombia, que haColombia en los años de la emigración. Demos de consistido en procesos políticos por los que se hanuevo la palabra a Cruz Vélez para evaluar nuestro "rezagado el nivel de la conciencia y la cultura ciudadanaprovincialismo: frente a las exigencias de la modernidad". La24 Fabio Giraldo y Fernando Viviescas (edit), Colombia: eldespertar de la modernidad, Bogotá, Foro Nacional por Colombia,1994.25 Tabula rasa, Bogotá, Planeta, 1991, pág. 23.26 Veáse Danilo Cruz Vélez, "Nuestro pasado filosófico" en 29Tabula..., págs.21-115, y "Recepción e incidencias en Colombia Luis Javier Villegas, Viajando hacia la intimidad. Fernandode la metafísica González pensar e historiar en contravía, Medellín, Concejo decontemporánea" en Tendencias actuales de la filosofía en Medellín, 1995. 30Colombia, Cruz Vélez en entrevista en 1969, citado por Julio Núñezpágs. 175-183. Madachi (compilador), Julio Enrique Blanco y Luis López de27 Rubén Sierra Mejía, La época de la crisis, Conversaciones con Mesa. Correspondencia filosófica (1917-1966), Barranquilla,DaniloCruz Vélez, Cali, Univalle, 1996, págs. 34 y 36. Uninorte, 1987, págs. XIV-XV.28 Ibid, pág. 84.
  7. 7. Postergación se manifiesta ya en la consolidación Carrillo, en marzo de 1946, "La filosofía comode la unidad en la época de la regeneración, la cual espacio de las ciencias", al anunciar que lase logra gracias a la visión modernizadora de Universidad Nacional pone en la filosofía susRafael Núñez pero a la vez en un "patrón fundamentos: "Las ciencias son ellas y surígidamente centralista y una cultura autoritaria, fundamentación. La universidad son sus facultadesvinculada desde sus orígenes al catolicismo científicas y un centro de filosofía sobre el cual seultramontano antimoderno"31 de Miguel Antonio apoyan esas facultades". Si se quisiera justificarCaro. más, continúa Carrillo, la fundación del Instituto, "no Frente a esto, el proceso iniciado por el tendría sino que exponer brevemente la direcciónInstituto de Filosofía de la Nacional y proseguido de la filosofía actual que tiene como finalidad lamás tarde por otras escuelas en la Universidad del fundamentación de las ciencias de la cultura. Y,Valle, en la de Antioquia, en la de Los Andes, en la junto a los representantes de la filosofía y la cienciaJaveriana y en Bolivariana entre otras, condujo a natural, presentaros un grupo no menos egregio deaquella institucionalización que ha permitido la fundamentadores de las ciencias del espíritu"36. La"normalización", lo que en términos de Francisco misma orientación fenomenológica quedó comoRomero significa que la filosofía ha ingresado "en programa para la Revista Ideas y Valores fundadael cauce cultural" y que su cultivo es ya "una en 1951 por Cayetano Betancur (1910-1982).función ordinaria de la cultura"32. Es importante señalar que, aunque todavía en Van a ser tres lustros que Rubén Sierra, al esta época no pocos lectores de Husserl y deevaluar este proceso de normalidad, llamaba la Scheler se quedaron en cierta fenomenologíaatención sobre "el amplio espectro de corrientes esencialista, no del todo ajena al naturalismo o a lafilosóficas representadas en Colombia... desde la metafísica, ya desde un principio nuestrosfenomenología, cuyo cultivo lleva ya varias fenomenólogos en diálogo con el derecho, ladécadas, hasta la filosofía anglosajona, antropología, la sociología y las humanidadestradicionalmente ignorada o mirada buscaban superar este nuevo tipo dedespectivamente por nosotros"33. Asumiendo las reduccionismo. Lo definitivo de este primer impulsolimitaciones que supone toda esquematización, es que, a pesar de los nefastos años de retozo delveamos cuáles han sido las principales sendas de tradicionalismo reaccionario, que desde 1951este proceso. amenazaron el proceso crítico de la universidad Como ya se indicó antes, la orientación inicial colombiana, desterrando la filosofía moderna para del Instituto de la Nacional y el ambiente filosófico volver al pensamiento dogmático, una vez del momento animado por el influjo de Ortega y regresados de Alemania, Carrillo y Cruz Vélez Gasset optaron por la fenomenología como el continuaron su proyecto. método privilegiado para la instauración de la En 1970 publica Cruz Vélez Filosofía sin filosofía moderna en el país. A los trabajos de supuestos. De Husserl a Heidegger37. Su tema: el Rafael Carrillo, Nieto Arteta, Cruz Vélez, hay que de la fundamentación, donde precisamente se añadir los de Cayetano Betancur34 y Abel Naranjo dividen esos tres estilos tan paralelos de hacer Villegas35, todos ellos en los caminos de la fenomenología, el trascendental, el metafísico y el fenomenología, ya fuera en relación con el derecho hermenéutico, asumidos ya desde entonces por o con la antropología filosófica, y de todas formas Daniel Herrera, Jaime Hoyos (1928-1993), William en el horizonte abierto por Husserl, Scheler y Betancourt y Carlos B. Gutiérrez. La fenomenología Heidegger en el sentido de una fundamentación de como nueva forma de fundamentación38, ahora ya la problemática de las ciencias, en franca no en un sistema sino precisamente en la oposición al positivismo cientifista y en procura de descripción de la experiencia interna como método un discurso tan riguroso para las ciencias del para reconstruir la génesis de la constitución de espíritu como para las de la naturaleza. Esta es la sentido (Sinnkonstitution) y de las tónica del discurso inaugural de 36 Véase en Numas Armando Gil, págs. 74 y 81;31 37 Rubén Jaramillo, Colombia: la modernidad postergada, Buenos Aires, Sudamericana. Coincido con Sierra (La época de la Bogotá, Argumentos, 1998, págs. V-VI. crisis, op. cit, pág. 21) en que se trata de "la obra más importante por32 Citado por Rubén Sierra en: Temas y corrientes..., pág. 113; su estructura y sus ambiciones de las publicadas por Danilo Cruz Véase Danilo Cruz Vélez, "El legado de Romero" en Tabula..., Vélez". 38 pág. 103. Yo mismo me ocupé de este problema, más desde la perspectiva de33 La filosofía en Colombia, pág. 12. la razón práctica, en mi tesis doctoral, Intentionalität als34 Véase su Introducción a la ciencia del derecho, Bogotá, ABC, Verantwortung, Den Haag, M. Nijhoff, 1976, (Intencionalidad como 1953. responsabilidad) sobre la filosofía de la historia en Husserl.35 Véase su Filosofía del derecho, Bogotá, Teoría, 1947.
  8. 8. pretensiones de validez de ser (Seinsgeltung), es problemática de la filosofía moral, política y del decir de "verdad", fue abriendo el espacio en el que derecho43. terminarían por encontrarse dialogando la filosofía y Lo que viene luego, es decir, el fundamentalismo las ciencias39. dogmático de unos, la conversión de otros, el Conscientemente omitimos otras corrientes escepticismo de la mayoría y la falta de flexibilidad e importantes de la filosofía en Colombia en la década imaginación política generalizada es ya el proemio de la de los setenta, para destacar lo que en esos años, crisis de los meta relatos. con el trasfondo de mayo del 68 y del movimiento estudiantil, significó, desde la perspectiva filosófica, La filosofía latinoamericana entre la "alta iglesia" y el marxismo en Colombia40. Contra todo señalamiento desde "la derecha" y a pesar de los la "baja iglesia". arrepentidos "de la izquierda", es necesario ante La discusión en torno al asunto "ciencia, tecnología y todo rescatar el significativo esfuerzo de pensar la sociedad", a la que nos referimos antes, ha acuñado el problemática cultural y social de estos países en el mote "alta iglesia" para la tradición europea, ocupada del paradigma revolucionario marxista desde la más problema desde el punto de vista teórico, académico, auténtica tradición filosófica, en relación con Kant y por naturaleza más abstracto, heredado de la sociología Hegel, Nietzsche y Heidegger, de lo cual son del conocimiento; "baja iglesia" se aplica a la tradición testigos los apuntes y la cátedra de Ramón Pérez norteamericana, más concreta, práctica y "popular", que Mantilla. Esto llevó a la "popularización" de la denuncia las consecuencias mismas de ciertos perspectiva filosófica en los diversos grupos que desarrollos de la ciencia y la tecnología44. reclamaban en aquel entonces "la posición correcta": ya fuera desde la así llamada escuela francesa con su problemática epistemológica o Los términos pueden ayudarnos a aclarar lo que desde la teoría crítica de la sociedad de la Escuela de Frankfurt41. La historia intelectual de uno de los maestros más influyentes de esa época en Medellín y Cali, Estanislao Zuleta, lleva emblemáticamente como título: "En el principio era la ética..."42, con lo que ya queda dicho lo fundamental de esta orientación marxista. Este punto de vista ético marcó precisamente las relaciones entre la filosofía y las ciencias, determinando énfasis novedosos en nuestro desarrollo cultural: la crítica al positivismo científico terminó por reconocer la importancia de la ciencia positiva, mientras ésta y la clásica filosofía de la ciencia encontraron su lugar en el paradigma de "ciencia, tecnología y sociedad"; las ciencias sociales y humanas en estrecha unión con la filosofía superaron análisis puramente cuantitativos y empíricos para proponer, sin abandonar su vocación por lo concreto, horizontes normativos cada vez más cercanos a la actual39 Para sólo citar algunos ejemplos, ver, además de los trabajosde Miguel Ángel Hernández, Rubén Jaramillo, Usímaco Parra yGuillermo Hoyos para la Misión de Ciencia y Tecnología, (1990),a Carlos B. Gutiérrez (editor), La investigación en Colombia, enlas artes, las humanidades y las ciencias sociales, Bogotá, 43Uniandes, 1991. De esta época son los dos seminarios internacionales40 organizados |el CINEP y por el Consejo Latinoamericano de Además de Controversia, No 115/116, In Memoriam: Marx(1883-1983), publicado por Cinep, ver el documentado estudio Ciencias Sociales - CLACSO- publicados como: Epistemología yde Rubén Caramillo, "Recepción e incidencias del Marxismo en política. Crítica al positivismo de las ciencias sociales en AméricaColombia" en: Colombia: la modernidad postergada, págs. 131- Latina desde la racionalidad dialéctica, Bogotá, CINEP, 1980; El190. sujeto como objeto del las ciencias sociales. Las relaciones entre41 Me he ocupado del tema junto con Rubén Jaramillo, mientras epistemología y política en ciencias sociales en América Latina,Luís Enrique Orozco y Freddy Téllez han hecho una buena Bogotá, CINEP, 1982, págs. 11-33 44recepción del pensamiento de Althuser. Marta I. González García, José Antonio López Cerezo y José L42 Lujan López, Ciencia, tecnología y sociedad. Una introducción al Jesús Alberto Valencia, En el principio era la ética... Ensayo einterpretación del pensamiento de Estanislao Zuleta, Cali, estudio social de la ciencia y la tecnología, Madrid, Tecnos, 1996,Univalle, 1996. págs. 95 ss.
  9. 9. sucedió a la filosofía colombiana a partir de publicaciones periódicas como Análisis y Cuadernos de finales de la década del 60, cuando en América Filosofía Latinoamericana, espacios de encendidas Latina se consolida el primer Estado socialista, el polémicas, cuando en aquel primer "momento romántico" discurso de las ciencias sociales se radicaliza se descalificaba la enseñanza de los "universalistas contra los modelos desarrollistas, el "realismo abstractos repetidores de discursos foráneos fuera de mágico" de la narrativa abre nuevos caminos de contexto", se rechazaba maniqueamente todo pasado identidad y la religión es contagiada por la filosófico, bajo la sospecha de tratarse de ideologías al teología de la liberación. La pregunta es si servicio de los opresores, reivindicando como buenos también hay una filosofía latinoamericana de la fundamentalistas el protagonismo de fundadores de una liberación. La "alta iglesia" se declara impedida a nueva filosofía. No sobra señalar el parentesco de estas hablar del tema desde que aprobó "en el IX posiciones con las señaladas antes desde el marxismo, lo Congreso Interamericano de Filosofía, celebrado que en parte explica los retozos y las censuras, a que en 1977 en Caracas, una proposición del dieron lugar los distintos movimientos de "cristianos y Profesor Mario Bunge según la cual no marxistas". volveríamos a hablar de filosofía latinoamericana Por mi parte, pienso que hacer hoy en día filosofía en hasta el año 2000"45. Este compromiso respondía América Latina con el pathos que quiere imprimirle la a la declaración de Angel Capelleti en el mismo filosofía de la liberación es hacer filosofía moral y política Congreso: "Exigir (...) una filosofía enteramente en el más riguroso sentido de la palabra. Entonces se ve original, una verdadera filosofía de América la posibilidad y la conveniencia de inscribir e identificar Latina, como han hecho con más entusiasmo que dicho empeño como uso ético de la razón práctica49, en penetración algunos autores contemporáneos, es cuanto esfuerzo por comprender el contexto histórico, algo que carece de sentido. No tiene una filosofía cultural y social en el que se reflexiona y como propuesta propia el que quiere sino el que puede"46. de solución ético-política a situaciones que exigen En la "baja iglesia", "los alumnos de la cambios, y que comprometen en ellos no sólo a las Facultad de Filosofía, entonces muy numerosos y personas, sino también a las colectividades. activos, cuestionaban una docencia que se limitaba a la mera repetición y apropiación de textos filosóficos, sin ninguna referencia a los El diálogo como respuesta a la crisis de la modernidad. graves problemas que nuestra sociedad Si se parte del agotamiento de los metarrelatos propio de latinoamericana padecía. Acusaban a los la crisis de la modernidad, podríamos entender la actual profesores de estar inmovilizados en la torre de situación de la filosofía en Colombia como una respuesta marfil de un universalismo abstracto e inoperante. a diversas posiciones más o menos unilaterales: desde las En estas circunstancias se planteó por primera más teóricas hasta las más concretas, poniendo en vez en la facultad la pregunta por el ser y el diálogo toda una gama de tradiciones, corrientes y sentido de la filosofía. ¿Qué es y para qué sirve horizontes del quehacer filosófico. En este sentido, el la filosofía? Buscando una respuesta a esta pluralismo nos ha defendido, quizá inclusive sacrificando pregunta, descubrimos entonces y leímos con algo de rigor crítico, de la confrontación desafortunada pasión la obras de Salazar Bondy, Enrique entre escuelas, tendencias, o modos de hacer filosofía, Dussel, Leopoldo Zea, y de otras autoras, que puede terminar en verdaderas guerras. En Colombia escritas dentro de nuestro horizonte se dan las condiciones para el diálogo: la insistencia de la latinoamericano con una fuerte intencionalidad hermenéutica y la fenomenología en partir de la liberadora” 47 pertenencia mundovital para apropiarse de la multiplicidad Nacía así el proyecto de filosofía de perspectivas que configuran los otros puntos de vista ylatinoamericana en la Universidad de Santo la exigencia del giro lingüístico de reconocer a los otros enTomás con muchos seguidores en otras escuelas su diferencia, confieren plenode filosofía, en sintonía con el movimientolatinoamericanista48. Este se hizo presente enColombia en ocho Congresos Internacionales deFilosofía Latinoamericana entre 1980 y 1994 y ennumerosas45 Cruz Vélez en La época de la crisis, pág. 60.46 En: La filosofía en América. IX Congreso Interamericano deFilosofía, Tomo I, Caracas, Sociedad Venezolana de Filosofía,1979, pág. 80.47 49 Germán Marquínez en el homenaje a Daniel Herrera (17 de Asi espero haberlo podido mostrar en mi artículo "Filosofíamarzo de1999) latinoamericana significa uso ético de la razón práctica" en Isegoria,48 Enrique Dussel, Etica de la liberación en la época de la No 19, Madrid, 1999.globalización y de la exclusión, Madrid, Trotta, 1998, es quizá laobra que mejor recoge el estado actual de la discusión.
  10. 10. sentido al pluralismo que permite el desarrollo actualmente en Colombia es la filosofía moral, políticaautónomo de las diversas formas del filosofar, y del derecho. Este desarrollo de la filosofía prácticaorientadas por un telos explícito o implícito, que no ha significado un desplazamiento de laciertamente en el caso de la filosofía moral, política investigación filosófica del campo de la lógica y lay del derecho compromete igualmente otros epistemología62.discursos de las ciencias. También esta temática ha tenido una evolución Los planteamientos básicos para superar la importante: de una actitud defensiva de la filosofíafalsa controversia entre universalistas y frente a la ciencia, como parecía percibirse en ciertasamericanistas, a la que nos referíamos en el críticas al "positivismo científico", se ha llegado a unanumeral anterior, se dieron en el IV Congreso profundización en las diversas áreas de la filosofíaInternacional de Filosofía Latinoamericana en julio analítica y en el diálogo de la filosofía y las ciencias63,de 1986, en el cual se expusieron y confrontaron iniciado ya en la Misión de Ciencia y Tecnologíalas "Tendencias actuales de la filosofía en (1990) y continuado en la Misión de Ciencia,Colombia". Algunas de ellas han sido ya Educación y Desarrollo (1995).mencionadas, y tampoco creo que sea posible aquíhacer un recuento más conciso y acertado que elde Rubén Sierra en los dos trabajos que hemosutilizado aquí50. Pero sí considero necesario,justamente retomando algunos títulos de lasponencias de ese Congreso, ampliar lainformación: "Presencia de Hegel en Colombia"(Jorge Aurelio Díaz51), "La recepción de la filosofíaética de Max Scheler en Colombia" (Jaime Vélez 56 Alejandro Rosas, Kants idealistische Reduktion, Würzburg, 1996;Sáenz52), "Recepción e incidencia de la filosofía Luis Eduardo Hoyos, Kant und die Idealismusfrage, Mainz, 1995;analítica" (Magdalena Holguín53). Esta especie de Carlos Másmela, Presupuestos metafísicos de la critica de la razón pura: una interpretación de la actividad trascendental delmosaico quedaría todavía incompleto, si no ánimo, Medellín, Universidad de Antioquia, 1996.tenemos en cuenta líneas de trabajo filosófico 57 Véase, en general, los trabajos de Rubén Sierra, que reflejan sucomo las de filosofía antigua y medieval54, la posición sobre esta perspectiva del filosofar. Véase tambiénfilosofía moderna55 con aportes significativos sobre Adolfo León Gómez, Lenguaje, comunicación y verdad, Cali,Kant56, la filosofía del lenguaje57, la estética58, el 58 Univalle, 1997. Javier Domínguez, Sprache, Wahrheit and Anschauung. H.-G.movimiento fenomenológico y la hermenéutica59, la Gadamers hermeneutische Neubestimmung der Kunst, Tübingen,filosofía francesa contemporánea60 y la reflexión 1987. Habría que tener en cuenta la docencia y los trabajos dedesde nuestra realidad61. Bruno Mazzoldi 59 Pero sin lugar a dudas la orientación que Carlos Maldonado, Introducción a la fenomenología a partir de la predomina idea del mundo: La filosofía de Husserl. Bogotá, CEJA, 1995; Julián Serna, Heidegger y la crisis de la modernidad, Pereira, Biblioteca Pública, 1992; Ana Patricia Noguera, Identidad y diferencia en la fenomenología trascendental, Manizales, Universidad Nacional, 1996; Ménica Marcela Jaramillo, Husserl et Proust, Paris, 1996; Jaime Rubio, Hermenéutica y ciencias humanas, Bogotá, CEJA, 1984. 60 Además de los trabajos de Bernardo Correa y Víctor Florian, Véase el numero monográfico de Ideas y Valores, No 98-99, Bogotá, Universidad Nacional, 1995 (Filosofía francesa contemporánea). 61 Véase en especial de Freddy Salazar, "Filosofía y realidad" en ibid,págs. 515-532.50 62 Véase mí trabajo "Perspectiva y prospectiva de la filosofía en Christian Schumacher, Comprehensive Logic for Epistemic Colombia 1991" en Ciencias Sociales en Colombia 1991, Propositional Attitudes, Berlín, 1994; Francisco Sierra, El sentido Bogotá, Colciencias, 1992. y el realismo crítico en B. J. F. Lonergan, Bogotá, 1980; Felipe51 Véase sus Estudios sobre Hegel, Bogotá, Universidad Castañeda, Aproximación a la gramática filosófica de Ludwig Nacional de Colombia, 1986. Wittgenstein, Bogotá, 1991.52 63 Véase su libro Del derecho a la filosofía, Bogotá, USTA, Varios autores, Thomas Kuhn. Cali, Univalle, 1997, y Filosofía & 1988. Ciencia, Cali, Univalle, 1997. Jorge Antonio Mejía, Filósofos,53 dietetas y teúrgos. La disputa por los modelos de conocimiento Véase su Wittgenstein y el escepticismo, Cali, Univalle, 1997.54 Amalia Quevedo, "Ens per accidens". Contingencia y en la medicina hipocrática, Medellín, Universidad de Antioquia, determinación en Aristóteles, Pamplona, EUNSA, 1989; 1993; Iván Darío Arango, La reconstrucción del saber. Copérnico- Alfonso Rincón, Signo y lenguaje en San Agustín, Bogotá, Galileo-Descartes, Medellín, Universidad de Antioquia, 1993. Universidad Nacional, 1992; Jairo Escobar, Chora und Alvaro Corral, Zur Hypothesenbildung. Das problem der Chronos. Logos und Ananke in der Elementartheorie von epistemologischen Voraussetzungen wissenschaftlicher Platons Timaios, Wuppertal, 1995. Prinzipien bei William Whewell, Frankfurt, 1996. Un resultado55 significativo de este diálogo es el cognitivismo, desarrollado pbr Jean-Paul Margot, La Modernidad, una ontología de lo Juan José Botero a partir de la fenomenología, mientras Jaime incomprensible, Cali, Univalle, 1995. Ramos lo hace a partir de la filosofía analítica.
  11. 11. Lo más característico de la mayoría de las perfil claramente definido para quienes se dedican adiscusiones actuales en torno a la moral es su la investigación, existe la Sociedad de Filosofía delrelación implícita o explícita, de continuidad o de Derecho y Filosofía Social, reconocida como capítuloruptura radical con la filosofía práctica de Kant64. colombiano de la Asociación Internacional de FilosofíaEn efecto, tanto la ética discursiva (K.-O. Apel y J. Jurídica y de Filosofía Social, IVR.Habermas) como el neocontractualismo (J. Desafortunadamente ambas sociedades adolecen deRawls),65 están en la tradición kantiana, mientras el los defectos propios de tales organismos: falta decomunitarismo (A. Maclntyre), se declara en recursos y de periodicidad en las convocatorias aoposición a él. Además, hay una discusión de eventos, seminarios y foros, que garanticen suprincipio con relación al papel que en la moral presencia en la comunidad académica. La Sociedadcumple la sensibilidad. Si se habla de una ética Colombiana de Epistemología, fundada con elque parta de los sentimientos morales, es porque auspicio de Colciencias a finales de los años setenta,se piensa que cierto racionalismo moral de corte lamentablemente dejó de sesionar hace ya varioskantiano ha sido demasiado abstracto y poco años, con lo que se perdió un espacio prometedormotivador, deformando así el problema moral para el diálogo entre la filosofía y las ciencias.mismo. Pensamos que la evolución de la filosofía La investigación filosófica se refleja en lascolombiana en dirección a la ética es una publicaciones. Depende mucho de la iniciativarespuesta, no sólo a quienes buscan mayor privada, ya que todavía los grupos de trabajo y losconcreción del discurso filosófico, sino también a programas correspondientes son débiles. Su fomentoquienes hoy preguntan por la pertinencia de la por parte del Estado, en especial a través deactividad filosófica. Colciencias, Colcultura67 e ICFES, está expuesto a las variaciones en las políticas culturales de los gobiernos, que no siempre se orientan por criterios deLa institucionalización de la filosofía. pertinencia que puedan ser los de la filosofía. EstoQueremos en este aparte considerar muy hace todavía más significativa la producción filosóficabrevemente todo aquello que, aunque a primera en Colombia en los últimos años. Antes devista no pareciera tener que preocupar al filósofo, referirnos a las actuales revistas de filosofía, eses cada vez más importante para el desarrollo necesario destacar la función que cumplió ECO.normal de la investigación, para la formación Revista de la Cultura de Occidente en el proceso deprofesional y para una intervención pública normalización de la filosofía en Colombia. Fundada enapropiada. mayo de 1960 por Karl Buchholz, constituyó hasta su La actividad filosófica cuenta con un notable desaparición en la década de las ochenta fuentessoporte en la red de universidades públicas y imprescindibles de información cultural y filosófica, enprivadas en todo el territorio nacional. Además de especial por sus traducciones del alemán. Ahora hayalgunos programas de licenciatura en filosofía y una serie de revistas relativamente estables en suotras disciplinas, y de suficientes programas de periodicidad y con notable esfuerzo en su calidad:pregrado en filosofía, se ofrecen estudios de Ideas y Valores (Universidad Nacional), Universitasmaestría en 7 universidades y de doctorado en 3. Philosophica (Universidad Javeriana) 68, Estudios deA los departamentos o institutos que sustentan Filosofía (Universidad de Antioquia), Franciscanum.estos postgrados se han vinculado en los últimos Revista de la ciencia del espíritu (Universidad de Sanaños bastantes profesores con estudios de Buenaventura), Praxis Filosófica (Universidad deldoctorado en el extranjero, lo que ha hecho Valle), y los ya mencionados Cuadernos de Filosofíaavanzar seriamente la investigación filosófica. LatinoamericanaDesde el punto de vista de la docencia tanto depregrado como de postgrado, la filosofía está cadavez más presente en áreas como el derecho, laciencia política, la psicología, la sociología y laantropología. Esto explica en parte el buenambiente del que goza la filosofía en general en elambiente universitario. Además de la SociedadColombiana de Filosofía, con un 67 Me refiero a los "Premios Nacionales Colcultura", cuyos ganadores en filosofía han sido publicados: Andrés Bobenrieth, Inconsistencias ¿porqué no?Un estudio filosófico sobre la lógica64 Véase la tesis doctoral de Vicente Duran Casas, Los deberes paraconsistente, Bogotá, 1996, y Raúl Meléndez, Verdad sin para consigo mismo en la Metafísica de las costumbres de fundamentos. Una indagación acerca del concepto de verdad a la Kant, Munich, 1995. luz de la filosofía de Wittgenstein, Bogotá, 1998.65 68 Véase Óscar Mejía Quintana, Justicia y democracia Debo destacar la sección de Reseñas de esta Revista, la cual consensual, Bogotá, Uniandes/Siglo del Hombre, 1997. ofrece la mejor información sobre la actividad filosófica en el país (eventos, revistas, libros).
  12. 12. (Universidad de Santo Tomás). Habría que añadir serie de Seminarios Internacionales en torno a suotras Revistas de Ciencias Sociales y Humanas en las programa de investigación sobre "Ética y Política"que con frecuencia aparecen trabajos de filosofía, iniciado por Francisco Cortés y Alfonso Monsalve70 ycomo Escritos (Universidad Bolivariana), Revista de el Departamento de Filosofía de la UniversidadCiencias Humanas (Universidad Tecnológica de Nacional sostiene un programa de EncuentrosPereira), Revista de la Universidad de Antioquia, UIS- Franco-Colombianos. Las mejores escuelas deHumanidades de la Universidad Industrial de filosofía sostienen convenios con universidades deSantander, Análisis Político, Politeia, Estudios Alemania, Francia y España. La relación con losSociales, Texto y Contexto, Estudios Políticos, Ensayo filósofos de Venezuela, Perú, Chile, Argentina yy Error, y Revista Foro. México se ha intensificado en los últimos años. En cuanto a los libros, ha sido ya difícilseleccionar en las notas de este ensayo una visión La pertinencia de la filosofía: la de los románticos y ladiferenciada de todo lo que se publica en filosofía en "filosofía a pedacitos".Colombia.Universitas Philosophica ha enumerado entre 1986 y Precisamente con motivo de los 50 años del1994,112 títulos de libros de filosofía, unos 14 por año. Departamento de Filosofía de la UniversidadEl ritmo se mantiene y la calidad mejora. Hay que Nacional, considerados como de emancipación laicadestacar la labor de las diversas "empresas de la filosofía en Colombia, en el Coloquioeditoriales": la ya mencionada Biblioteca Colombiana Internacional sobre "Sociedad Civil", Christiande Filosofía de la Universidad Santo Tomás, la Schumacher plantea el debate "Acerca del pensadorColección Pensamiento Latinoamericano de Editorial profesional", polémica que es retomada por laEl Buho, la Colección Cara y Cruz de Filosofía de Sociedad Colombiana de Filosofía en una discusiónEditorial Norma, y los programas editoriales de las acerca de "El trabajo filosófico en Colombia"71. Así elUniversidades Nacional, del Valle, Antioquia, debate apenas esté comenzando, permite esperar losJaveriana y Andes. La Revista Argumentos, dirigida mejores resultados. No ha sido así en otros países,por Rubén Jaramillo, ha constituido un espacio por ejemplo en los Estados Unidos, donde la luchasignificativo de discusión y de traducción de textos. entre los analíticos, más cercanos a la filosofía de la Algo se ha dicho sobre la actividad filosófica en ciencia, y los así llamados seguidores de la "filosofíacongresos y seminarios. Son de muy diversa índole continental", más proclives a los temas de la filosofíalas reuniones de carácter filosófico: se han tenido práctica desde la perspectiva más tradicional delnueve Coloquios de Filosofía, organizados por la idealismo alemán, ha llevado a excomunionesSociedad Colombiana de Filosofía y de los cuales hay desfavorables al desarrollo de la reflexión y de lapublicación; doce Foros Nacionales de Filosofía con crítica72.participación de profesores y estudiantes, algunos de En cuanto a nuestro propio debate, habría quelos cuales han sido publicados; el VIl Foro Nacional de comenzar por el diagnóstico global acerca de nuestraEstudiantes de Filosofía se celebró en septiembre de1997; a ello hay que añadir los Foros Distritales y losForos internos en diversas universidades. Lasrelaciones de los filósofos colombianos con sus paresen el extranjero se dan en Congresos y Seminarios,como ya se ha sugerido. En los últimos años se hantenido varios Seminarios en Colombia con laparticipación de destacados filósofos del extranjero yson muy frecuentes las Conferencias de profesoresinvitados. La Universidad de la Sabana hainstitucionalizado "Las Jornadas Filosóficas", laUniversidad del Valle ha impulsado todo un programaen torno a la problemática de los derechos humanos69, 70 Francisco Cortés y Alfonso Monsalve (editores), Liberalismo yla Universidad de Antioquia adelanta una comunitarismo. Derechos humanos y democracia, Valencia (España), Edicions Alfons el Magnánim y Colciencias, 1996. 71 La polémica, en la que también participaron Jorge Aurelio Díaz, Juan José Botero, Germán Meléndez, Lisimaco Parra, Jaime Ramos, Carlos B. Gutiérrez y Alejandro Rosas, ha sido recogida en Ideas y Valores, No 104, Bogotá, Universidad Nacional, agosto 1997.69 72 Angelo Papacchini, Los derechos humanos, un desafió a la De esto se ocupa en su ensayo introductorio Giovanna Borradori, violencia, Bogotá, Altamir, 1997. Conversaciones filosóficas. El nuevo pensamiento norteamericano, Bogotá, Norma, 1996.
  13. 13. actividad filosófica. Porque, así no haya sido la internacional: se distribuyen tareas, se especializanprimera vez que se plantea, la manera como se ha las labores, sus resultados son criticados por muchoshecho, es ya signo de vitalidad el que un antagonismo que aportan a la corrección, es una actividadtan propio de la filosofía, como el de sus diversas acumulativa, una filosofía "a pedacitos". Al trabajoescuelas en plena actividad, asuma la discusión sobre global, siempre inconcluso y en cierta formael sentido de su propio quehacer. Se ha hecho el superficial de los románticos, se opone ahora laesfuerzo de pasar de la filosofía de manuales a la penetración en los detalles, el aprendizajelectura e interpretación de los textos clásicos. En esta sistemático. La filosofía no es un destino, unalabor han cumplido papel importante los traductores y vocación, es más bien un oficio, una profesión. Ladivulgadores de los clásicos y de los contemporáneos. función de la filosofía en las universidades y suPero falta rigor en los estudios de historia de la financiación con dineros públicos, exige que sea útilfilosofía y en la interpretación de autores. Para ello se para la academia misma y no sólo una satisfacción derequiere además de muy buena formación, bibliotecas, unos cuantos. Esto demanda su socialización,fuentes de información y posibilidades de desprivatización y orientación de sus temas hacia unaintercambio. Por ello la poca "historia de la filosofía" práctica social que efectivamente favorezca a laque hacemos, es generalmente mala historia de la comunidad: la enseñanza debe orientarse hacia unfilosofía (L. Parra). Para crear filosofía se requiere una ejercicio profesional y dejar el romanticismo de querelación no ilusoria, sino real con el presente y con la cuanto más inútil tanto mejor73. Se debe insistir mástradición. Pero no nos relacionamos entre nosotros en la formación metodológica que en los grandesmismos, no nos leemos, ni nos criticamos. Y tampoco metarrelatos. Aquí poco sirve el mero talento frente alhemos hecho "filosofía latinoamericana": es decir, una arte de aprender mediante esfuerzo conjunto unvez que se pudo superar la mera ilusión de que era oficio.posible hacerla sólo por propósito, no hemos podido Lo que no parece acertado desde ningún punto deretomar los auténticos problemas de nuestra tradición vista es que por el interés de reclamar másintelectual y las necesidades más urgentes de la metodología y producción sistemática, se quieraactualidad para poderles dar un tratamiento filosófico. cortar de un tajo con toda una tradición filosófica, Con base en este diagnóstico plantea distinta de la analítica, a la cual parecen asociarse Schumacher su tesis: la falta de profesionalización de estas críticas y propuestas. Se responde pues que no la filosofía en Colombia se debe a que su desarrollo conviene caer de un extremo (el de la filosofía en estos 50 años de "normalización" ha girado más en romántica), en el otro, el de la analítica. En la torno a una imagen "romántica" del quehacer unilateralidad estaría el error, y en la filosófico, no muy lejana de la estampa de complementariedad el camino de solución. Es decir, Schopenhauer, asociada con la genialidad y el ni la calidad, ni la utilidad social, ni el sentido mismo misterio del pensador. Esta imagen ha distorsionado de filosofía está exclusivamente de éste o aquel lado la actividad filosófica y es la culpable de que no del problema. Una reflexión sobre el sentido de la estemos en la filosofía de finales del siglo XX, la cual libertad y la moral de acuerdo con Kant no se caracteriza por la internacionalización y la necesariamente es de menos calidad, ni de menor profesionalización. Lo primero crea lenguajes utilidad social, que un pasaje de Robert Alexy comunes y convierte la filosofía de labor individual en precisando las reglas de la argumentación jurídica. esfuerzo colectivo. Se constituye así la comunidad Desde nuestra tradición fenomenológica no sobraría científica, garantía del progreso paulatino en el saber recordar el final del Artículo "Fenomenología" para la filosófico. La profesionalización que pone fin a la Enciclopedia Británica (1927), escrito por Husserl y figura romántica del filósofo nato, gana en calidad Heidegger: "Repercusión pura de intenciones gracias a la "supervisión crítica e inescrupulosa de metódicas quiere decir método efectivo, que pone los decenas de ojos" de la comunidad científica y al problemas en las sendas de un trabajo en el que propósito común de hacer "filosofía a pedacitos". Así puede concretamente ponerse manos a la obra y que se hace un uso más consciente de los métodos y de puede ser concluido. Esta senda es, a la manera de la las herramientas filosóficas (J. A. Díaz resumiendo a ciencia genuina, una senda infinita. Por ello la Schumacher). fenomenología exige de los Frente pues a la filosofía "romántica" de individualidades, la filosofía profesional es el producto de un esfuerzo común, que va arrojando avances parciales, resultado de un trabajo de cooperación 73 En completa oposición a lo que todavía escribía Th. W. Adorno nacional e en "Justificación de la filosofía" (Wozu noch philosophie : para qué todavía filosofía) en Filosofía y superstición, Madrid, Alianza/Taurus, 1969, págs. 9-25.
  14. 14. fenomenólogos que renuncien al ideal de un sistema señalarla como lugar salvífico, en cuanto orientación,filosófico y que, no obstante, vivan como trabajadores dadora de sentido y solución ética, hasta lamás modestos en comunidad con otros en pro de una concepción tradicional de su inutilidad. Pero hay quephilosophia perennis"74. evitar tanto las falsas imágenes (las suscitadas por Por ello parece mejor planteado el problema en los Walter Mercado y los Mauricio Puerta), como eltérminos de "Defensa del pluralismo"75 se parte de desprestigio de cierta divulgación, propia de suseñalar la unilateralidad de las dos formas de función pública. Cuando la filosofía y, en general, lasargumentar, la del adversario de la filosofía romántica humanidades y las ciencias sociales, al "descubrir" lay la del adversario de la analítica. Ante todo el sentido investigación como función académica, se dedican ade "profesional" no necesariamente debe ser asociado ella minusvalorando la formación a través de lacon el de cierta tradición de la ciencia positiva, es docencia y considerando la intervención públicadecir no proviene "de la destreza o la competencia como mera "popularización", se altera la armonía detécnica, sino del respeto y cumplimiento de ciertos la triple función de la universidad y con ello se deja locompromisos... con el trabajo intelectual". Esto hace público y a la sociedad a expensas de lareduccionista todo intento de tipificar en los dos superchería.extremos anotados las diversas corrientes, con todos Tres son los aspectos que han dinamizado lalos efectos simplificadores que conlleva el facilismo. El pregunta por la relevancia de la filosofía: el debatepluralismo propuesto incide en el estilo de trabajo y su metodológico, como lo hemos señalado, y losreconocimiento por parte de los colegas; pero además aspectos interdisciplinarios, como los de economía ytiene que ver con un sentido fuerte de lo público: sociedad, los más específicos de la bioética, los"como un trabajo dirigido no sólo hacia la comunidad asuntos ambientales, etc.; y las discusiones sobreacadémica sino abierto a y orientado hacia la problemas que la sociedad misma, el hombrecomunidad en general, aunque sin dejar de mantener normal, percibe como relevantes, tanto en relaciónlas exigencias en cuanto al rigor argumentativo y al con las ciencias como con asuntos másobjetivo perseguido, Le., la claridad".76 Este sentido de directamente políticos, que comprometen lalo público es acentuado por Lisímaco Parra:77 se trata discusión de ciencia, tecnología y sociedad y lade asuntos que ocupan la atención de la opinión relacionada con la moral, la ética y el derecho79. Enpública, como, por ejemplo, recientes sentencias de la esta misma dirección se orienta la mayoría de lasCorte Constitucional, temas propios del filósofo, como inquietudes con respecto a la enseñanza de latambién los relacionados con la corrupción o con otros filosofía en el nivel medio80 e inclusive también latemas de la coyuntura política en general78. propuesta de una filosofía para niños.Pensamos pues que la inquietud planteada por Esta especie de primacía de la filosofía prácticaSchumacher, no así su solución algo simplista, es conjustificada y nos conduce a la pregunta más generalpor la pertinencia de la filosofía que hacemos. De ellase espera hoy orientación en lo privado y sobre todoen lo público, lo que hace que la filosofía académicano pueda estar tan distante del mundo de la vida,como quizá otras ciencias. Las expectativas socialesvan desde74 79 Edmund Husserl, Invitación a la fenomenología, Barcelona, Que la discusión no está ausente en la patria del Idealismo, lo Paidos, 1992, págs. 72-73. demuestra este colectivo sobre "La filosofía académica entre75 J.J. Botero. pretensiones y expectativas", del cual tomamos algunas76 sugerencias: Karl Reinhard Lohmann u. Thomas Ibid, pág. 44.77 Schmidt(Hrsg.),Akademische Philosophie zwischen ,Anspruch Lisímaco Parra, "La crisis de la élite" en: Luz Gabriela Arango (Comp.), La crisis socio-política colombiana: un análisis no und Erwartung, Frankfurt a.M., Suhrkamp, 1998, pp. 7-18. Ver coyuntural de la coyuntura, Bogotá, U.N./Fundación Social, 1997, también: Ferdinand Fellmann, Philosophie - Was sie kann, was págs. 77-78. sie will, Reinbek bei Hamburg, Rowohlt, 1998. 8078 Véase el Programa de la OEI en los dos libros: Análisis de los Véase Ibid, págs. 73-141; también los aportes de Darlo Botero, Jorge A. Díaz, Carlos B. Gutiérrez, Luis Eduardo Hoyos, Antanas currlculos de filosofía en el nivel medio en Iberoamérica y La Mockus, Lisímaco Parra y Guillermo Hoyos a Pensar la Ciudad enseñanza de la filosofía en el nivel medio: tres marcos de (compilación de Fabio Giraldo y Fernando Viviescas), Bogotá, referencia, Madrid, OEI, 1998. Tercer Mundo, 1996.

×