ESCUCHA ACTIVA Y MANEJO DE LOS SILENCIOS

842 views

Published on

Actividades para la infancia.
BIBLIOGRAFÍA:
- CALZADO CASTRO, F. , “Aprender a escuchar”, Ed. Na
rcea, Madrid (2008)

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
842
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
18
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

ESCUCHA ACTIVA Y MANEJO DE LOS SILENCIOS

  1. 1. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) TIEMPO DE ESCUCHAR OBJETIVOS: Practicar una escucha activa. CURSO: 3, 4 y 5 años. TEMPORALIZACIÓN: Aproximadamente 10 – 15 minutos. AGRUPAMIENTO: En gran grupo, en “asamblea”. MATERIALES NECESARIOS: Ninguno. DESCRIPCIÓN DE LA ACTIVIDAD: Vamos a llevar a cabo un juego de escucha. En asamblea sentarse y ponerse cómodos. Cerrar los ojos y fijarnos en todos los sonidos que oigamos. Después de un minutos decir: “tiempo de compartir. ¿qué escuchaste?. EVALUACIÓN: Vamos a valorar la actividad intentando observar si los alumnos cumplen la norma del silencio, si se lo han pasado bien y si han participado en el diálogo. SUGERENCIAS: Unas variantes podrían ser: - Sentarnos fuera y escuchar los sonidos de la calle. - Sentarnos en un parque y escuchar “los sonidos de la naturaleza”. - Adivinar que sonidos suenan. Preparamos una audición con una serie de ruidos. Los reproducimos y adivinamos que sonido es. - Otro juego podría ser “EL TRIÁNGULO”: Todos sentados en la asamblea, con los ojos cerrados y en silencio. El/la maestro/a da un toque fuerte en el triángulo . Cuando ya no se percibe el sonido, van levantando la mano individualmente. Podría hacerse matizando la intensidad con el movimiento de los brazos: mientras dura la vibración mueven los brazos; cuando cesan paran. BIBLIOGRAFÍA / FUENTE: CRARY, E (1994). Crecer sin peleas. Cómo enseñar a los niños a resolver conflictos con Inteligencia Emocional. Barcelona. Integral.
  2. 2. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) ADIVINA LO QUE VEO OBJETIVOS: Practicar una escucha activa. CURSO: 4 y 5 años. TEMPORALIZACIÓN: Aproximadamente 20 minutos. AGRUPAMIENTO: En gran grupo, en “asamblea”. MATERIALES NECESARIOS: Ninguno. DESCRIPCIÓN DE LA ACTIVIDAD: Vamos a describir algo que podemos ver en la clase. Cuando creemos saber lo que es, hay que levantar la mano. EVALUACIÓN: Valoramos la actividad observando la motivación de los niños, si permanecen en silencio y si participan en adivinar los objetos. SUGERENCIAS: Una variante podría ser “adivina lo que escucho”. Esconderse con instrumentos musicales y adivinar el que suena. En primer lugar puede tocar el/la maestro/a y posteriormente pueden tocar los instrumentos los propios niños. BIBLIOGRAFÍA / FUENTE: CRARY, E (1994). Crecer sin peleas. Cómo enseñar a los niños a resolver conflictos con Inteligencia Emocional. Barcelona. Integral.
  3. 3. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) SIMÓN O EL REY DICE… OBJETIVOS: Animar a la escucha activa. CURSO: 5 años TEMPORALIZACIÓN: 10 – 15 minutos. AGRUPAMIENTO: En gran grupo, en “asamblea”. MATERIALES NECESARIOS: Ninguno. DESCRIPCIÓN DE LA ACTIVIDAD: Vamos a jugar a un juego que se llama “Simón dice”. Este juego consiste en hacer lo que dice Simón. Si se dice “Simón dice que des palmas” los niños tienen que dar palmas. Practicamos esto y después de varias acciones a veces se dice Simón y otras no. Los niños solo tienen que hacer la acción cuando el/la maestro/a dice “Simón dice...”. Cuando no se dice Simón ( cualquier otro nombre) los niños tienen que permanecer quietos. Algunas acciones pueden ser: - Tocar los pies - Saltar sobre un pie - Chasquear la lengua - Poner cara rara - Dar patadas al suelo - Saltar arriba y abajo - Dar palmas - Mover los brazos - Estirar los brazos - Tocar la tripa EVALUACIÓN: Observar que estén atentos cuando tienen que realizar las acciones. SUGERENCIAS: Una variante puede ser con perdedores del juego durante una serie de partidas. BIBLIOGRAFÍA / FUENTE: CRARY, E (1994). Crecer sin peleas. Cómo enseñar a los niños a resolver conflictos con Inteligencia Emocional. Barcelona. Integral.
  4. 4. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) JUEGO ANIMAL OBJETIVOS: Animar a escuchar activamente. CURSO: 3, 4 y 5 años. TEMPORALIZACIÓN: 10-15 minutos. AGRUPAMIENTO: Gran grupo. “Asamblea”. MATERIALES NECESARIOS: Ninguno. DESCRIPCIÓN DE LA ACTIVIDAD: Vamos a llevar a cabo un juego de animales. Cuando el/la maestro/a diga “gato” los niños tienen que decir “miau”. Si se dice otro animal no se puede decir nada. Preguntar a los niños ¿Qué haces si digo “gato”? y ¿Qué haces si digo “perro”?. Continuar nombrando animales y de vez en cuando decir “gato”. Por ejemplo: gato, perro, vaca, gato, ratón, gato, cerdo, caballo, perro, gato, pato, oso, león, gato... EVALUACIÓN: Vamos a observar si han estado atentos, se han mantenido en silencio y si se lo han pasado bien. SUGERENCIAS: 3 AÑOS: Realizar el juego lentamente diciendo solo nombres de animales. Tienen que hacer la onomatopeya de un solo animal (gato o perro) 4 AÑOS: Onomatopeya de dos animales ( gato y perro – ladrar para perro y maullar para gato). 5 AÑOS: Con colores. Decir colores (rojo, azul, amarillo, rojo, marrón, rosa, blanco...). Pedir a los niños que digan “manzana” siempre que se diga “rojo” (o plátano para amarillo, o...). Podría complicarse con colores múltiples: igual que el anterior pero pedir a los niños que digan “manzana” para rojo y “plátano” para amarillo (o las dos relaciones que el/la maestro/a se invente). BIBLIOGRAFÍA / FUENTE: CRARY, E (1994). Crecer sin peleas. Cómo enseñar a los niños a resolver conflictos con Inteligencia Emocional. Barcelona. Integral.
  5. 5. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) JUEGO DE SILENCIO OBJETIVOS: - Aprender a compartir - Ser capaz de estar en silencio. CURSO: 3, 4 y 5 años. TEMPORALIZACIÓN: 15 minutos. AGRUPAMIENTO: Individual y en parejas. MATERIALES NECESARIOS: Tarjetas con dibujos de diferentes animales. DESCRIPCIÓN DE LA ACTIVIDAD: Se inicia la actividad repartiendo al azar unas tarjetitas donde hay dibujos de animales diferentes (parejas de animales). Cuando todos han mirado el dibujo se inicia el juego. En silencio total el /la maestra enseña a los niños la manera de desplazarse por el espacio sin hacer ruido: de puntillas por la clase. A una señal comienza el juego. Los niños tienen que levantarse y buscar a su pareja, en silencio. Posteriormente tienen que sentarse juntos. EVALUACIÓN: Evaluar si todos los niños han seguido la norma de silencio. Comentar si se los han pasado bien y si todos han compartido y colaborado. SUGERENCIAS: Puede ampliarse el juego realizando las onomatopeyas de los animales. BIBLIOGRAFÍA / FUENTE:
  6. 6. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) EL INDIO OBJETIVOS: Ser capaz de estar en silencio y favorecer la escucha activa. CURSO: 3,4 y 5 años TEMPORALIZACIÓN: 20 minutos. AGRUPAMIENTO: En gran grupo, en asamblea. MATERIALES NECESARIOS: Un instrumento musical: silbato, cascabeles. DESCRIPCIÓN DE LA ACTIVIDAD: Todos sentados en el suelo formando un círculo. En el centro se sienta un voluntario (el rey o la reina) con los ojos tapados con un pañuelo o un antifaz de fieltro y un silbato entre las piernas. El maestro señala un niño, el cual sale de su puesto y se dirige a la reina. Esta si la oye acercarse y lo señala; ese niño tiene que volver a su sitio. Cuando un niño consiga el objetivo de tocar el silbato, se convierte en la nueva reina. SUGERENCIAS: Cuando jugamos varias veces seguidas y cogen práctica, especialmente en cuatro y cinco años, podemos ordenar salir a 2 o 3 niños a la vez. BIBLIOGRAFÍA / FUENTE:
  7. 7. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) NUESTRAS CARAS OBJETIVOS:.Ser capaz de estar en silencio y reproducir distintas emociones. CURSO:. 3, 4 y 5 años. TEMPORALIZACIÓN: 10-15 minutos AGRUPAMIENTO: En gran grupo. MATERIALES NECESARIOS: Dibujos que representan distintas emociones. DESCRIPCIÓN DE LA ACTIVIDAD: En folios rotulados trabajamos distintas emociones. El maestro pone música y cuando para la canción, muestra una lámina. Los niños tienen que quedarse como estatuas mostrando la expresión de la cara que indica la lámina. - En tres años se presentan tres láminas: alegría, tristeza, enfado. - En cuatro años cinco láminas: alegría, tristeza, enfado, miedo y sorpresa. - En cinco años, seis láminas: alegría, tristeza, enfado, miedo, sorpresa y preocupación. SUGERENCIAS: BIBLIOGRAFÍA / FUENTE:
  8. 8. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) LA CARTA DE DON COSME OBJETIVOS: - Motivar al alumnado para que conozca el mundo sonoro que le rodea, animándole a que atrape los sonidos que hay en su centro. - Identificar los sonidos y ruidos de su entorno. - Fomentar la escucha activa. CURSO: 3-4-5 años TEMPORALIZACIÓN: 45 minutos AGRUPAMIENTO: gran grupo TIPO DE ACTIVIDAD: Motivación – Escucha activa y atención MATERIALES NECESARIOS: - Carta de Don Cosme. (Anexo 1). Un sobre y un sello, una cartulina y un lapicero por niño o niña, plastilina de varios colores. DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD: Introducimos en un sobre “La Carta de Don Cosme” (Anexo 1) indicando el aula, la dirección de tu centro educativo, el remite, pégale el sello y preséntasela a los niños de forma misteriosa, que se la encontrarán a su entrada en el aula, creando un clima de intriga. A partir de dicha carta enviada por Don Cosme, uno de los protagonistas del guiñol “Títeres con orejas verdes”, animará a los niños y niñas a atrapar los sonidos que hay en su entorno cercano (centro educativo, hogar y barrio). De esta manera se motivará al alumnado a escuchar y percibir el mundo sonoro que les rodea.
  9. 9. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Don Cosme es uno de los personajes del guiñol de la Actividad 4 “Títeres con orejas verdes”. Es un anciano con una oreja verde que conserva de su infancia y que le permite escuchar todos los sonidos, sobre todo aquellos que le hacen sentirse bien. Lee la carta en voz alta y comenta con los alumnos si aceptan la propuesta de atrapar los sonidos de su centro educativo. Para atrapar los sonidos, anímales a que estén muy atentos, con los oídos en alerta y en silencio. Abre la puerta y las ventanas del aula y escucharán los sonidos que les rodean. - Tras unos minutos, reparte una cartulina y pinturas de colores a cada niño o niña para que dibujen cómo es el ambiente sonoro que les rodea, qué sonidos han escuchado y quién o qué los produce.
  10. 10. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) - Una vez terminados los dibujos, cada uno comentará al resto del grupo aula cuáles son los sonidos que ha representado, cuáles le gustan más y cuáles menos. Entre todo el grupo podéis discutir qué sonidos se consideran ruidos. SUGERENCIAS: El día que se realice la Actividad “Títeres con orejas verdes”, Don Cosme les pedirá que le enseñen los sonidos que han atrapado. Guardad los dibujos hasta ese momento. Aquí se sugiere un personaje, Don Cosme, pero podéis utilizar cualquier otro personaje cercano o querido por los niños y niñas (mascota de la clase). También podemos sustituirlo por cualquier otro personaje imaginario que nos visitará en un futuro, este puede ser un padre o una madre, un grupo de profesores, etc., lo importante es introducir un personaje que motive y dinamice la propuesta. El guiñol puede convertirse también en una pequeña representación. BIBLIOGRAFÍA: - CALZADO CASTRO, F. , “Aprender a escuchar”, Ed. Narcea, Madrid (2008)
  11. 11. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero)
  12. 12. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) “ TÍTERES CON OREJAS” OBJETIVOS: - Trabajar actitudes y hábitos de escucha y respeto para mejorar la calidad sonora del entorno y la convivencia entre las personas a través del cuento. - Trabajar las sensaciones que producen los sonidos mediante la observación y la escucha activa. - Fomentar y reflexionar sobre actitudes y hábitos de respeto hacia los demás frente a los sonidos molestos. CURSO: 3-4-5 años TEMPORALIZACIÓN: 60 minutos. AGRUPAMIENTO: Gran grupo TIPO DE ACTIVIDAD: Escucha activa y atención. MATERIALES NECESARIOS: - Cuento guiñol y personajes de Títeres con orejas verdes (Don Cosme, Latoso, Pepi y Profe). - Guión completo del cuento guiñol “Títeres con orejas verdes” (Anexo). - Lámina oreja verde (Anexo). - Lapiceros y rotuladores de colores, 4 palos de helado o similar, plastilina, 4 cartulinas DIN A–4 blancas y 1 cartulina DIN A–4 verde claro por alumno. DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD: - Unos días antes de desarrollar la actividad, motivar al alumnado enlazándola con la actividad : “La carta de Don Cosme”. Leer de nuevo la carta e infórmales de qué día les visitarán Don Cosme y sus amigos.
  13. 13. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) - La primera parte de la actividad consiste en contar y representar el cuento–guiñol “Títeres con orejas verdes”, cuyo argumento encontrarás en el Anexo 4. Recrear el cuento dando animación a los personajes, inventando diálogos y reproduciendo los sonidos de los ambientes por los que pasean. - El día en que Don Cosme y sus amigos vayan a visitar a los niños, organizar a todos sentados, en una o dos filas, formando un semicírculo en torno a una mesa. La profesora se sienta al otro lado de la mesa con los personajes del cuento. Éstos pueden encontrarse, al principio, ocultos tras un telón que improvises, en el interior de una caja o de cualquier modo que se te ocurra y que cree misterio. ¡Comienza la función! - Don Cosme, Latoso, Pepi y la profesora irán apareciendo en el relato, recorriendo diferentes ambientes sonoros (ciudad, hogar, escuela y espacio natural) en los que interactuarán con el alumnado. Cuando el comportamiento de Latoso sea ruidoso le chistarán, poniendo un dedo delante de sus labios: ¡chissss! Por el contrario, cuando crean que el comportamiento de Latoso es correcto y silencioso, le lanzarán besos con la mano: ¡muack! - Para finalizar el cuento, Don Cosme se despedirá animando a los niños y niñas a que se fabriquen una oreja verde como la suya y, en silencio, escuchen todos los sonidos que les rodean. - - A continuación, repartimos los materiales necesarios para fabricar y personalizar las orejas. Con la oreja verde puesta (sujeta con la mano y apoyándola sobre sus orejas), damos un silencioso paseo sonoro por el centro educativo y alrededores para escuchar todos los sonidos ambientales. - De vuelta en el aula, comentamos los sonidos percibidos, cuáles han gustado más y cuáles menos. Se valorará si el centro educativo es un lugar ruidoso o no. Haced una puesta en común sobre las actitudes y comportamientos de Latoso y las que ellos se comprometen a tener para reducir el ruido en el aula y el centro educativo.
  14. 14. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) SUGERENCIAS: Elaborar un gran mural en el que se escriban y dibujen los sonidos que más han gustado y los que menos, de los escuchados a lo largo del paseo o los que escuchamos normalmente en nuestro entorno. En el caso de los niños de tres años, en lugar de dibujarlos, pueden identificar dichos sonidos en láminas o en fotografías. BIBLIOGRAFÍA: - CALZADO CASTRO, F. , “Aprender a escuchar”, Ed. Narcea, Madrid (2008) El cuento y sus personajes : Títeres con orejas verdes (Anexo) Don Cosme y Latoso Profesora y Pepi
  15. 15. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) - EL CUENTO – La historia trata de un anciano, llamado Don Cosme, que posee una oreja verde como una fruta que no ha madurado. Es lo único que le queda de su juventud y con ella puede escuchar y sentir todos los sonidos de su alrededor. Un día se cruza en su camino con un personaje, Latoso, que hace mucho ruido por la armadura de lata que envuelve su cuerpo y que no escucha ni lo que dicen las personas ni lo que sienten, así que anda por el mundo bastante triste, desorientado y sin amigos. Don Cosme va a enseñar a Latoso cómo dejar de hacer ruido y aprender a escuchar para poder sentir y conocer lo que pasa a su alrededor. Don Cosme prestará a Latoso su oreja verde para que pueda percibir con esta oreja de niño todas las sensaciones sonoras de su entorno. Para ello, estos dos personajes visitarán ciertos ambientes sonoros donde podrán escuchar sus sonidos, percibir lo que transmiten y comprender qué conductas son o no adecuadas en estos ambientes para mantener una buena calidad sonora. Tendrán que distinguir las diferencias entre ruido, sonido y silencio. En un primer momento, visitan la ciudad donde se encuentran por primera vez y descubren los sonidos y ruidos que la envuelven: los coches, las personas, música en la calle… Al anochecer, Don Cosme lleva a Latoso a conocer a su amiga Pepi, una niña muy simpática. Al llegar a su hogar, la encuentran cansada, nerviosa y sin poder conciliar el sueño debido a los ruidos que hacen sus vecinos. Parece que están de fiesta, así que Don Cosme y Latoso les tienen que llamar la atención para que dejen descansar a Pepi. Finalmente, tanto los vecinos como Latoso dejan de hacer ruido y Pepi podrá dormir plácidamente. Al día siguiente, Don Cosme y Latoso visitan la escuela de Pepi (que puede ser vuestro colegio). Pepi les presenta a su profesora, quien les cuenta lo ruidoso que es el colegio y su alumnado. Recorren distintos espacios más o menos silenciosos (una clase, un pasillo, la biblioteca, etc.) en los que Latoso debe aprender a controlar sus ruidos de latas. Por la tarde, Don Cosme y Latoso se dirigen a un espacio natural o parque urbano donde escuchan, con la oreja verde, los sonidos de la naturaleza: el agua de un arroyo, los pájaros, la lluvia y las voces de unos niños a lo lejos. ¡Vaya, si es su amiga Pepi! En todos estos lugares Latoso hará amigos que le ayudarán a entender por qué hace tanto ruido y no escucha a los demás, que tienen muchas cosas que decirle y, entre ellas, que puede quitarse la armadura de lata y convertirse en una persona con capacidad para controlar sus sonidos molestos. Los besos y el chistar de los niños y niñas le recuerdan cómo debe comportarse en los diferentes espacios y momentos. Al final, Latoso, con la ayuda de los niños y niñas, logra quitarse su armadura y convertirse en un niño como ellos. En realidad, Latoso se llama Tomás y es un niño como los demás.
  16. 16. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Primer ciclo de Educación Primaria Guión del cuento-guiñol “Títeres con orejas verdes” Escena primera: Don Cosme pasea por la ciudad y conoce a Latoso (5 min.) (Decorado de una ciudad) (Introducción: CD música alegre y festiva) NARRADOR: Don Cosme era un anciano que tenía una gran oreja verde que le servía para escuchar y sentir todo lo que sucedía a su alrededor. Su color verde era como el de una fruta que no ha madurado y por eso esta oreja era lo que le quedaba de niño a este buen señor. Con ella escuchaba sonidos que le recordaban su juventud, cuando vivía en un pueblecito, y le provocaban sensaciones que le gustaban mucho. Pero ahora Don Cosme vivía en una gran ciudad y algunos de los sonidos que escuchaba le resultaban molestos. Eran ruidos que le producían grandes dolores de cabeza y de oídos. (Aparece Don Cosme, aunque el telón está echado). Don Cosme: ¡Cuánto han cambiado las cosas, viejo Cosme! Cada vez hay más ruidos que invaden nuestro cuerpo y no nos dejan ni pensar ni sentir con claridad, ¡vaya lata! NARRADOR: Aunque Don Cosme se enfadara, siempre encontraba el momento y el lugar para escuchar aquello que le gustaba y para intentar cambiar todo lo que no le gustaba oír pero que inevitablemente oía. Lo que para los demás pasaba desapercibido para él no, porque, gracias a su gran oreja verde, no sólo oía sino que también escuchaba. (Se abre el telón). Una mañana, Don Cosme paseaba por una gran avenida de la ciudad silbando su canción preferida y, como siempre, lo que más alto escuchaba no era su canción sino el molesto ruido que allí había. (CD ruidos ciudad: motor de coches, obras, claxon…) Y pensaba… Don Cosme: ¡Qué pena, con lo agradable que sería pasear por esta calle si viajáramos en bici o simplemente paseáramos! NARRADOR: Así que decidió tomar la primera callecita a la izquierda, dejó muy atrás la gran avenida ruidosa y continuó calle abajo silbando. Entonces, empezó a escuchar muy atentamente sonidos que le recordaban cuando era niño. (mientras se escucha CD risas niños y niñas y campanas iglesia). Por un momento se vio jugando y saltando en el parque de su pueblo, junto a la iglesia.
  17. 17. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Aunque Don Cosme iba distraído recordando su niñez, no pudo evitar escuchar los ruidos que salían de un cubo de basura (CD sonidos latas chocando entre sí). Era como si muchas latas se golpearan entre sí a la vez. Se acercó sigilosamente y… Don Cosme: ¡Uy! ¡Qué susto! Latoso: No, no, no se asuste, soy Latoso, así me llaman. A ver si me puede ayudar señor, es que siempre me confunden con unas latas usadas y me tiran al contenedor de la basura. Don Cosme: ¿Y eso cómo puede ser? Latoso: Bueno, en realidad me llamo Tomás y soy un niño, pero un día me desperté en la calle y aparecí metido en esta armadura de latas. Desde entonces me llaman Latoso, porque cuando ando hago tanto ruido que doy la lata y los niños no quieren jugar conmigo. Don Cosme: Pero, a ver Latoso, piensa… existirá alguna forma para que salgas de esta armadura, ¿no crees? Latoso: Pues ya me gustaría a mí saberlo. Don Cosme: Quizás haces tanto ruido que no escuchas lo que te dicen los demás y los demás tampoco pueden escucharte, si hicieras menos ruido descubrirías cuál es la forma de salir de esta armadura. Puede que tampoco te escuches a ti mismo; si lo hicieras, a lo mejor así te enterarías de cuál es la forma de salir de esa armadura. Mira, ¿ves esta gran oreja verde que tengo?, pues con ella te ayudaré para que aprendas a escuchar y quizás así descubramos cómo puedes salir de esas dichosas latas tan ruidosas. Acompáñame y verás en qué situaciones no debes hacer ruido porque puedes molestar a los demás. ¡Seguro que así haces amigos! (Don Cosme se dirige a los niños y niñas del público) Y a vosotros, ¿qué os parece si hacemos una cosa? Cuando Latoso esté haciendo mucho ruido y esté molestando, le chistamos con el dedo en la boca, así: chsssss. Y, en cambio, cuando Latoso tenga un comportamiento adecuado le tiramos besos, así: muac, muac. ¿Queréis ayudar a Latoso? NARRADOR: De repente, don Cosme empezó a escuchar el sonido de una flauta que llegaba a sus oídos y, como encantado por aquella dulce melodía, se desvió por una callejuela para disfrutarla mejor. Por supuesto, Latoso no se había enterado de nada, el golpeteo de su armadura no le dejaba sentir aquella musiquilla. Latoso: ¿Qué ocurre, Don Cosme? ¿Qué pasa?
  18. 18. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Don Cosme: Párate y escucha con mi oreja verde.(CD música flauta travesera) Pero, ¿quieres pararte? Ayudadme, amigos: vamos a chistar a Latoso para que deje de hacer ruido. (Los niños y las niñas le chistarán). Don Cosme: Por fin, gracias amigos. Y ahora dime, Latoso, ¿te recuerda a algo el soniquete de la flauta? Latoso: Pues, pues....¡sí!, al cuento del flautista de Hamelín, que le seguían todas las ratas de la ciudad embelesadas con su música; y también..., a un encantador de serpientes, de esos que salen en las películas, ja, ja, ¡qué divertido es esto de escuchar! Don Cosme: Ves, Latoso, cómo no es tan difícil aprender a escuchar. ¡Uy! Pero si ya casi es de noche, ¡qué rápido se pasa el tiempo! Démonos prisa, Latoso, que quiero enseñarte la casa de mi amiga Pepi; a ver si llegamos antes de que se duerma. Allí aprenderás lo que es el silencio. NARRADOR: Y, dicho y hecho, don Cosme y Latoso se fueron calle abajo muy contentos; habían aprendido muchas cosas juntos y se habían hecho muy amigos. (Se cierra el telón y se cambia el decorado). Escena segunda: el hogar de Pepi (5 min.) (Decorado de un hogar, donde Pepi duerme y ronca, y vecinos haciendo una fiesta) NARRADOR: Don Cosme y Latoso por fin llegaron al hogar de Pepi, pero era ya de noche y la niña dormía plácidamente. Eso sí, daba unos ronquidos tan grandes (sonido ronquidos hechos por Pepi) que a Latoso a su lado ni se le sentía. Intentaron entrar con cuidado por la ventana de la habitación para no hacer ruido y molestarla, pero Pepi algo debió escuchar, porque se dio media vuelta en la cama y dejó de roncar. La habitación quedó en silencio... Latoso, como de costumbre, empezó a hacer ruido mientras andaba por la habitación e incluso quería poner la televisión que tenía Pepi. Y aunque los niños y niñas del público le chistaban (se anima al alumnado a chistar con el dedo en la boca a Latoso), él ni caso. Por fin, Latoso se sentó en el suelo y paró de molestar. Todo quedó en silencio... Don Cosme: Latoso, tienes que aprender a escuchar y a sentir el silencio. Toma, te presto mi oreja verde (se animará al alumnado a que estén lo más en silencio posible durante unos segundos).
  19. 19. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) NARRADOR: Después de estar unos segundos en silencio... Don Cosme: ¿Qué has sentido, Latoso? ¿Has pensado en algo durante este silencio? Latoso: Sí, sí, me he sentido muy tranquilo, el corazón iba más despacio y hasta podía respirar mejor... (“Latoso” preguntará al alumnado si ellos también se han sentido tranquilos y pueden contar lo que se les ocurra). Además, de repente es como si estas latas me pesaran un montón. ¡Hace tanto!, que no recuerdo el día que me desperté rodeado de latas… NARRADOR: De pronto, en la casa de al lado empezó a sonar una música muy alta y se escuchaban las voces y los gritos de gente (CD sonido ambiente de una fiesta, voces y música alta) Pepi: ¡Uy, uy!, pero, ¿qué ocurre?, ¿quién viene a por mí? ¡Socorrooooo!, ¡uahhhhh! (Pepi llorando) Don Cosme: Tranquila Pepi, soy yo, tu amigo Cosme. Lo que escuchas son tus vecinos de al lado, que están haciendo una fiesta y no les importa si te están molestando. No deberían poner la música tan alta ni gritar, la noche es para descansar y si quieren hacer una fiesta a estas horas de la noche, pues… ¡que lo hagan en otro lugar!, donde no molesten a la gente que quiere dormir, ¿no crees, Latoso? (Animará al alumnado a que chisten para que se quite la música, ésta se bajará mientras hablan los personajes) Latoso: Sí, sí, claro que sí. NARRADOR: Y se puso a bailar de tal forma, acompañando la música, que aumentó el ruido que ya de por sí había en la habitación. (Animaremos al alumnado para que nos ayude a chistar). Latoso: Ah, sí, perdón, no me había dado cuenta (Latoso se queda calladito y quieto y Don Cosme animará al alumnado a que le tiren besos). Don Cosme: No te preocupes Pepi, que Latoso y yo vamos a decir a los vecinos que dejen de molestar. Ahora mismito regresamos. (Don Cosme y Latoso se marchan y se oyen voces de fondo, como si hablaran con los vecinos) (bajan la música, no la quitan).
  20. 20. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Pepi: Pues no sé si les harán caso, parece que se están divirtiendo y no les importa molestar a los demás. ¡Uy! Han bajado la música. Lo que no consiga don Cosme... NARRADOR: Una vez de vuelta... Pepi: ¡Ay!, muchas gracias, chicos. Qué bien, ya no se escucha nada; parecía que se me iba a salir el corazón por la boca con esos ruidos. Ahora seguiré durmiendo y os invito a que mañana vengáis a conocer mi colegio; allí sí que se hace mucho ruido. Tanto que a veces duelen los oídos. A ver si me podéis ayudar a que los niños del colegio (se dice el colegio que corresponda) escuchen más y griten menos.¡Hasta mañana, amigos! Don Cosme y Latoso: ¡Hasta mañana Pepi!, nos vemos en tu cole. Que descanses. NARRADOR: Así que Don Cosme y Latoso se fueron también a dormir, porque a la mañana siguiente tenían que levantarse temprano para seguir escuchando todo lo que sucedía a su alrededor y aprender... (Se cierra el telón y se cambia el decorado). Escena tercera: Don Cosme y Latoso conocen el colegio de Pepi (6 min.) (Decorado de un colegio: aula, patio, biblioteca y niños y niñas) NARRADOR: A la mañana siguiente, Don Cosme y Latoso fueron a conocer el colegio de Pepi, que se llama: (el cole donde estemos actuando). Lo primero que Pepi les quiso enseñar fue su aula. Al abrir la puerta salió un ruido ensordecedor, los niños y niñas gritaban sin escucharse los unos a los otros y tampoco a su profesora (CD sonidos de voces altas y gritos). Profesora: Hola Pepi, saludó la profesora. Pepi: Hola, profe, he traído a unos amigos a que conozcan mi aula. Les dije que a ver si convencíamos a mis compañeros y compañeras de que no se debe hacer tanto ruido en clase cuando la profesora está explicando, ya que no es bueno: primero, porque podemos hacernos daño en la garganta y en los oídos al gritar tan fuerte, ¿verdad, chicos? (Pepi se dirige al alumnado); segundo, porque si no escuchamos no podemos entender lo que la profesora nos quiere explicar y tardaremos más en salir de la clase, y... Latoso: ... tercero, porque tenemos que tener un respeto por los demás que están trabajando en el colegio. (Don Cosme animará al alumnado a que le tiren besos). Don Cosme: Muy bien, “Latoso”, vas aprendiendo, aunque todavía tenemos que encontrar la manera de que salgas de esas latas y no molestes más.
  21. 21. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Pepi: Bueno, niños y niñas del colegio (el que sea), ¿qué tenemos que decir a los compañeros de mi aula para que dejen de hacer ruido y molestar? (Todos chistarán y se apagará el sonido de los gritos y voces; entonces los personajes animaran al alumnado a tirar besos por el buen comportamiento de bajar las voces). ¿Y qué podemos hacer para que no hablemos todos a la vez en el aula y podamos escucharnos los unos a los otros? Quizás hablar de uno en uno, ¿qué os parece? (Se conversará con el alumnado sobre distintas medidas a tomar). Profesora: Oye Pepi, ¿por qué no llevas a tus amigos a ver el resto del colegio?, está a punto de sonar la sirena. (CD sonido sirena para ir al recreo). Latoso: ¡Qué fuerte suena!, ¿a vosotros os gusta? (se dirige hacia el alumnado).Bueno, claro que os gustará, porque ese sonido significa que tenéis tiempo para jugar y... ¿A qué jugáis en el recreo? (los niños contarán a qué juegan en el recreo; si alborotan y hablan todos a la vez, será el momento de modificar las conductas para no generar ruido. Los tres personajes intervendrán para preguntar al alumnado y conocer si ellos se dan cuentan de que suelen gritar muy fuerte cuando están en el recreo). Don Cosme: ¡Puf!, qué ruido hay por aquí. Pepi, ¿no podríamos ir a un lugar más tranquilo? Pepi: Sí, os voy a enseñar la biblioteca Allí hay que estar en silencio, porque los niños y las niñas están leyendo y estudiando. ¡Vamos! NARRADOR: Cuando entraron en la biblioteca, Latoso no pudo evitar hacer ruido, ya que en un sitio tan silencioso él llamaba todavía más la atención. Todos se dieron la vuelta para chistarle, ¡chssssssss! (Si algún niño habla, se le puede chistar porque estamos en una biblioteca) (animar a los niños y niñas a chistar a Latoso...). Una de las ventanas de la biblioteca estaba abierta y por ella entraba el sonido alegre del piar de un pajarillo. (CD sonido pájaro ruiseñor). Latoso: Don Cosme, ¿puedo utilizar tu oreja? Quisiera escuchar mejor el canto del pajarillo. (Animar a dar besos a Latoso). Don Cosme: ¿Qué sientes? Latoso: Pues... que me gustaría conocer más de cerca dónde vive este pajarillo. Tiene que ser un lugar muy hermoso para que cante así de alegre.
  22. 22. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Don Cosme: Sí, vamos, salgamos al campo para poder descubrir esos sonidos. Latoso: ¡Bien!, nos vamos de excursión al campo. NARRADOR: Don Cosme y Latoso se despidieron de Pepi muy alegres. La experiencia de visitar su colegio les había hecho reflexionar sobre lo importante que era controlar y reducir el ruido en el colegio. Latoso aprendía cada vez más y más (se escenifica la despedida y un pequeño silencio, mientras Latoso y Cosme se dirigen al campo). Escena cuarta: Latoso va de excursión al campo y consigue salir de su armadura (8 segundos) NARRADOR: Una vez en el campo… Don Cosme: Ven Latoso, acércate y escuchemos atentamente todos los sonidos del campo, me irás contando si te agradan. Latoso: Muy bien, ¡qué divertido! A ver, a ver... estoy escuchando el sonido (CD sonido pájaro moscón, si se puede) de un pájaro. Qué curioso, hace un sonido repetido, suave y un poco triste, ¿de qué pájaro se trata? Don Cosme: Creo que es un pájaro moscón, que tiene un antifaz muy bonito en la cara y los nidos que hace parecen un calcetín de lana. Latoso: ¡Uy!, ahora escucho un canto más alegre (CD sonido canto jilguero), ¿puede ser un jilguero? Don Cosme: Sí, su canto es inconfundible. Latoso: A lo lejos me parece estar escuchando el sonido de agua que corre. Eso es que cerca de aquí hay un río, ¿verdad? (CD sonido de agua corriendo en un río). Don Cosme: Sí, y parece que suena con fuerza. Seguro que lleva bastante agua, ¿te gusta?
  23. 23. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Latoso: Sí, mucho; siento frescor al escucharlo y ganas de beber agua. También escucho las risas y voces de unos niños jugando (CD voces y risas de niños y niñas jugando) ¿Tú también lo oyes? La voz de uno de esos niños me resulta familiar (desde dentro del guiñol se escucha la voz de Pepi). Don Cosme: Sí, parecen muy alegres; y deben de estar jugando a la pelota porque suena cómo bota. Latoso: ¡Uy! Don Cosme, creo que empieza a chispear, se acerca una tormenta. Como no nos refugiemos en algún sitio creo que me voy a oxidar más de lo que ya lo estoy. (CD sonido de tormenta, con truenos). Don Cosme: Sí, tienes razón. Vamos a refugiarnos bajo aquellos árboles que se ven, ¡corre, corre, que nos mojamos! Latoso: Me da miedo el sonido de los truenos. ¡Estoy temblando! Don Cosme: Ja, ja, ja… no todos los sonidos de la naturaleza son tan agradables; algunos nos advierten de que tenemos que tener cuidado. Así que vamos rápido a cobijarnos. NARRADOR: Una vez a cubierto, se dieron cuenta de que no estaban solos: se escuchaban los sonidos de las hojas de los árboles, el viento, un ruiseñor, un grillo…(CD sonido de naturaleza: árboles, viento, grillo, un ruiseñor, zumbido de un insecto…) (Aquí el narrador interactuará con los niños y niñas sobre lo que escuchan y los diferentes sonidos del campo). Don Cosme: “Latoso”, ¿has visto cuántos sonidos existen? Latoso: Si, don Cosme. ¡Cuántas cosas estoy aprendiendo y cuántos amigos estoy conociendo! Pero estoy triste porque estas latas no me dejan escuchar. Don Cosme: No te preocupes, que ya encontraremos la manera de quitarte esas latas.¡Anda! Se me ha ocurrido una cosa. Ahora vengo, espérame aquí (Cosme sale de escena corriendo). NARRADOR: De repente se empezaron a escuchar las voces de unos niños y niñas que buscaban también cobijo (CD voces de niñas y niños).
  24. 24. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Latoso: Hola, os he escuchado antes, cuando estabais jugando a la pelota. Qué mojados estáis. Jo, Pepi, ¡qué alegría me da verte de nuevo!. Claro, por eso, cuando os escuché jugar, tu voz me sonaba familiar. Don Cosme se ha ido… Pepi: Podemos jugar mientras viene. NARRADOR: Con la alegría del reencuentro se pusieron a jugar y las voces y los gritos cada vez sonaban más altos. Un ruiseñor, que había escuchado que Latoso estaba triste porque su armadura de latas no le dejaba oír bien, empezó a revolotear alrededor de Latoso y comenzó a decir... Ruiseñor: ¡Chicos, escuchad! Yo sé, yo sé, yo sé lo que te pasa Latoso. Creo que no es tan difícil quitar esas latas molestas que aprisionan tu cuerpo. NARRADOR: Pero Latoso no le escuchaba. Entre el ruido de las voces, las risas y el propio ruido que él hacía resultaba imposible entender al ruiseñor. (Se dirige al alumnado) A ver, amigos, ¿qué tenemos que decirles para que bajen la voz y escuchen al ruiseñor? (chistarán a los niños y niñas del guiñol para que bajen la voz). Ruiseñor: Que estaba diciendo que ya sé cómo Latoso puede salir de su armadura. Las latas que encierran su cuerpo están abiertas por detrás y él no lo ha podido ver, pero se las puede quitar fácilmente. Latoso: ¿De verdad? ¿Y cómo no me lo ha dicho alguien antes? Don Cosme: Estoy seguro de que alguien ya te lo habrá dicho, pero como no escuchabas no podías saber la verdad. Me he dado cuenta y te he traído unas tenazas. ¡Ven aquí, narrador, ven, acércate! Ayúdanos a quitarle las latas. Latoso: ¡Ay, ay!, muchas gracias, amigos. Qué bien me siento ahora, ya no molestaré más y a partir de ahora intentaré escuchar más y no hacer ruidos que puedan molestar a los demás. Y vosotros, amigos y amigas, también haréis lo mismo, ¿verdad? Todos: Pero, ¿cómo te llamaremos ahora? Ya no das la lata. Latoso: Ahora me podréis llamar Tomás, porque soy un niño como los demás.
  25. 25. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) Don Cosme: Bueno Tomás, me alegro mucho. Deberías ir a jugar con tus amigos, ya no llueve. Yo me quedaré un rato más debajo de este árbol descansando y nos veremos otro día. Latoso: Sí, sí, pero antes de irme quiero darte las gracias por haber compartido conmigo tu oreja verde; gracias a ella he escuchado y aprendido muchas cosas. ¡Hasta pronto! (Salen Latoso y sus amigos del escenario y se despiden del alumnado). Don Cosme: Y ahora, amigos, os invito a que estéis muy atentos a los sonidos de vuestro alrededor porque podréis aprender muchas cosas, como le ocurrió a Latoso o, mejor dicho, a Tomás. ¿Queréis vosotros tener también una oreja verde como la mía? Pues ahora nos fabricaremos una. ¡Adiós amigos, hasta pronto! (Despedida y cierre de el guiñol) (CD música final alegre). NARRADOR: ¿Os ha gustado la historia? ¿ Por qué no me ayudáis a cerrarla? ¿Sabéis cómo se terminan los cuentos? (Entre todos se dirá: “colorín colorado este cuento se ha acabado” y se invitará al alumnado a aplaudir).
  26. 26. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero)
  27. 27. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) “DESTAPA TUS OIDOS” OBJETIVOS: - Trabajar hábitos menos ruidosos en situaciones cercanas al alumnado. - Aprender a escuchar e interpretar los sonidos que nos rodean y sus cualidades (grave / agudo, fuerte / débil, etc.). - Fomentar a través de la expresión artística y corporal la representación de diversos ambientes sonoros y la expresión de las sensaciones, imágenes y sentimientos que producen. CURSO: 3-4-5 años TEMPORALIZACIÓN: 45 minutos AGRUPAMIENTO: gran grupo TIPO DE ACTIVIDAD: Escucha activa y atención. MATERIALES NECESARIOS: - Fichero de sonidos parte 1: beso, ventosidad, sonarse, afiliar un lapicero, cremallera, silenciao, impresora, cepilllado de dientes, tirarse al agua y tijeras. - Fichero de sonidos parte 2: trueno, viento, hoguera, tambor, violín, despertador, taladradora, pájaros, musica infantil, tráfico y pisadas. - Lápices y rotuladores de colores, 3 m de papel continuo, reproductor de audio y seis tarjetas con situaciones cotidianas. DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD: - Para comenzar motiva a los niños y niñas con la realización de una escucha activa de los sonidos que se oyen en el aula, con los ojos abiertos y cerrados. ¿Habéis destapado vuestros oídos para adentraros en el mundo sonoro?
  28. 28. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) - En un primer momento reproduce los sonidos incluidos en el fichero de sonidos parte 1. El alumnado en conjunto tendrá que identificar de qué sonido se trata en cada ocasión. - A continuación se expresarán corporalmente y de forma individual diferentes sonidos del fichero de la parte 2 –trueno, viento, violín, etc. Cada alumno o alumna se moverá por el aula interpretando mediante mímica los sonidos escuchados y sus cualidades (alto, bajo, agudo, grave). ¿Qué sonidos se han oído? ¿Cuáles eran fuertes, débiles, graves…? - En este momento se hará una reflexión para aclarar conceptos como: el sonido y sus cualidades, el ruido y el silencio. ¿Son todos agradables? ¿Cuáles nos gustan y cuáles no? ¿Qué nos recuerdan? ¿Qué sentimientos nos producen (alegría, tristeza, temor, nerviosismo, etc.)? SUGERENCIAS: Se pueden reproducir dichos sonidos corporalmente subiendo y bajando el cuerpo y sus partes en función de la intensidad de los sonidos. También se puede representar dicho intensidad en un folio en blanco o si es en grupo, en papel continuo, escuchando los sonidos uno por uno individualmente. BIBLIOGRAFÍA: - CALZADO CASTRO, F. , “Aprender a escuchar”, Ed. Narcea, Madrid (2008)
  29. 29. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) “ALTO, BAJITO O EN SILENCIO” OBJETIVOS: - Percibir e identificar los sonidos del entorno y sus cualidades: intensidad y frecuencia. - Expresar oral, corporal y artísticamente lo que siente el alumnado al percibir los distintos sonidos. - Relacionar situaciones cotidianas con sus ambientes sonoros. CURSO: 3-4-5 años TEMPORALIZACIÓN: 45 minutos AGRUPAMIENTO: Gran grupo TIPO DE ACTIVIDAD: Escucha activa y atención. MATERIALES NECESARIOS: - Reproductor de audio y las cinco tarjetas con situaciones cotidianas. DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD: - Vamos a trabajar la importancia de vivir en ambientes con calidad sonora. Presentamos en cinco tarjetas las siguientes situaciones cotidianas: una cocina con diversos electrodomésticos, un grupo de niños jugando en el recreo, una piscina infantil al aire libre, una calle con tráfico denso y un mercado en plena actividad comercial. Colocamos estos dibujos en un lugar visible del aula. Entre todo el grupo aula tendrán que relacionar cada ambiente escuchado con la situación cotidiana dibujada que le corresponda. “ ¿Qué información nos dan los sonidos?, ¿nos permiten conocer qué ocurre a nuestro alrededor?” - Inicia un debate acerca de los problemas del ruido, el respeto a los demás y la importancia de vivir en ambientes sonoros agradables o con calidad sonora. En estos ambientes sonoros, ¿cuáles pueden ser ruidosos y molestos para otras personas? - Termina la actividad leyendo el Manifiesto (Anexo “ Alto, Bajito o en Silencio) para conseguir vivir en un ambiente con calidad sonora. Forma un corro con todo el grupo y asígnales por orden una de estas tres palabras: “en silencio”, “bajito” y “en alto”, hasta completar el círculo. Cuando en el manifiesto se pronuncien las palabras “en silencio”, quienes estén asociados a las mismas saldrán al centro del corro y, con la mano tapándose la boca, darán una vuelta sobre sí mismos y volverán al corro. Cuando se pronuncie la palabra “bajito”, saldrán los que corresponda y, con el dedo índice delante de los labios, hablarán en voz baja. Por último, cuando se pronuncien las palabras “en
  30. 30. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) alto”, quienes salgan al centro del corro, con las manos sobre la cabeza, dirán en voz alta: ¡aaaaah! ¿Sabemos todos lo que debemos hacer en silencio o en voz baja? Pues, adelante, a mejorar nuestro entorno sonoro. SUGERENCIAS: Otra propuesta es que, por turnos, cada grupo exprese corporalmente, emitiendo sonidos y onomatopeyas, la situación cotidiana que le haya correspondido. Los demás tendrán que descifrar de qué ambiente sonoro se trata. BIBLIOGRAFÍA: - CALZADO CASTRO, F. , “Aprender a escuchar”, Ed. Narcea, Madrid (2008) Anexo 3: Manifiesto “Alto, En silencio o bajito”. • Cuando jugamos en el recreo podemos hablar, cantar y reír en “alto”, pero cuando andamos por los pasillos del cole lo hacemos “en silencio”. • Cuando en clase trabajamos en grupos tenemos que hablar “bajito”, pero cuando escuchamos al “profe” o a la “profe” lo hacemos “en silencio”. • Algunos aparatos de nuestras casas, como la batidora, la lavadora o el secador del pelo, hacen un ruido “alto”; pero cuando encendemos la tele o escuchamos música ponemos el volumen “bajito”. • Durante el día suenan algunos ruidos “altos” en la calle, en las tiendas y en las casas, pero por la noche, para poder descansar, todo debe quedar “en silencio”. • Cuando estamos en el interior de espacios cerrados tenemos que hablar “bajito”, aunque en las plazas y parques nuestra voz puede ser algo más “alta”. • De este modo controlamos el ruido “alto” y conseguimos vivir en lugares con sonidos de volumen “bajito” o “en silencio”.
  31. 31. ESCUCHA ACTIVA Y SABER ESTAR EN SILENCIO G.T Mejorar el lenguaje Oral en Educación Infantil CEIP Miguel Hernández (Laguna de Duero) “TOC, TOC, TOC. ¿QUÉ ES LO NUEVO? OBJETIVOS: - Desarrollar la atención y la concentración. - Trabajar la memoria auditiva y visual. CURSO: 3-4-5 años TEMPORALIZACIÓN: 30 minutos AGRUPAMIENTO: Gran grupo MATERIALES NECESARIOS: - Mesa para golpear. - Pizarra para dibujar. DESCRIPCION DE LA ACTIVIDAD: Pediremos a los niños escuchar atentamente y contar mentalmente cuántas veces golpeamos sobre la mesa. El intervalo entre cada golpe no debe ser menor a 1 segundo. El objetivo del niño es decir la cantidad de golpes que hemos dado. Para ello no podrá contar en voz alta sino mentalmente la cantidad de golpes que la profesora da. El juego se puede poner más difícil, cuando la profesora después de una cantidad de golpes hace una pausa, y luego da otros golpes más. Posteriormente el niño debe decir cuántos golpes dio la profesora primero y cuantos después. Para niños mayores pueden ser muchos más golpes. SUGERENCIAS: Otra modalidad sería haciendo cualquier dibujo como, por ejemplo, una casa. Pediremos a los niños que cierren sus ojos. Cuando lo hagan, la profesora dibujará algún elemento extra, por ejemplo una ventana. Cuando los niños abran los ojos, les preguntaremos que apareció en la casa. Los niños deben decir qué es lo nuevo que hay en el dibujo. Una vez que lo hayan dicho, les pedimos nuevamente que cierren sus ojos. Dibujaremos unos elementos nuevos como, por ejemplo, una chimenea con humo, cortinas en las ventanas, etc. Nuevamente pedimos que abran los ojos y preguntamos qué cosa nueva tiene el dibujo. Repetiremos esta secuencia de acciones varias veces. La profesora puede dibujar muchas cosas más: pues entre más cosas tenga el dibujo, más difícil será para el niño encontrar nuevos elementos. BIBLIOGRAFÍA: - CALZADO CASTRO, F. , “Aprender a escuchar”, Ed. Narcea, Madrid (2008)

×