Los Animales Manuel MéNdez Ballester

  • 559 views
Uploaded on

 

More in: News & Politics
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
559
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
7
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Apéndice 14 Los animales Después de la guerra nuclear, los pocos seres humanos sobrevivientes salieron de su refugio y lo primero que se les ocurrió fue tratar de organizarse políticamente con el fin de salvar la Humanidad, pero sus gestiones resultaron inútiles. ¿Por qué? Porque la poca gente que había temblaba del pánico al escuchar la palabra ―política‖ y, además, por una razón más importante: los animales sobrevivientes se habían adelantado organizándose en una poderosa Asamblea Constituyente de los Animales que no reconoció los derechos humanos y políticos de los pocos seres humanos que quedaban. La magna Asamblea Constituyente de los Animales se reunió entonces en el gigantesco Palacio de los Congresos en Moscú, donde solían reunirse los comunistas internacionales antes de la guerra nuclear. Una vez constituida la primera asamblea, por votación unánime se acordó celebrar la segunda en el edificio del Capitolio en Washington donde acostumbraban reunirse los representantes de la democracia capitalista en tiempos del evangelista Jimmy Carter. Después que pasaron la lista de los animales delegados a la Asamblea, el presidente de la misma, un estupendo elefante de la India, se paró en las patas traseras, dio un tremendo trompazo sobre la mesa presidencial y dijo: —Queda debidamente constituida la Magna Asamblea de los Animales. El primer asunto a discutir es cómo deberá quedar organizada políticamente la Animalidad una vez desaparecida la Humanidad. —¡Animal Presidente! — propongo que adoptemos la democracia como sistema político— gritó un hermoso cerdo blanquinegro oriundo del territorio que los humanos llamaban Texas, U.S.A. Con la moción del cerdo delegado se encendió la discusión. Los delegados, como no conocían derecho parlamentario, querían hablar todos a la vez, y el Presidente tuvo que intervenir dando varios trompazos sobre la mesa. —¡Animal Presidente!-gritó un ratón vietnamés encaramado en el lomo de un hipopótamo baboso. Me opongo a la moción del compañero cerdo. 15 ¡Cómo vamos a revivir la democracia cuando fue precisamente la democracia la que destruyó con sus bombas a millones de ratones en toda la Indochina en la guerra de Vietnam! —¡Animal Presidente!— replicó el cerdo de Texas—. Es cierto lo que dice el compañero ratón vietnamés, pero también es igualmente cierto que con aquellas bombas destruyeron luego la Humanidad en buena hora y con el favor de Dios, lo que ha hecho posible la toma del poder en toda la Tierra por parte de los animales. Con esto quiero decir que no hay democracia, por corrupta y maloliente que sea, que no tenga su mérito. El debate sobre la democracia se prolongó toda la mañana hasta que finalmente la moción en favor de la democracia fue derrotada. Otro acalorado debate, en la sesión de la tarde, lo provocó un caballo alemán, de nombre Fritz, al proponer que los animales establecieran una dictadura universal al estilo de Hitler y Mussolini. ¡Mi madre! Tuvieron que sacarlo en una camilla porque la delegación de burros italianos le entró a mordiscos y patadas. —¡Silencio, delegados animales! ¡Esto es verdaderamente bochornoso!
  • 2. Pidió entonces la palabra un oso que despedía un fuerte tufo a vodka y que se habla pasado todo el tiempo dándose tragos y cantando bajito la canción ―Ojos Negros‖. —¡Señor Presidente!— dijo el oso siberiano—. Propongo que se establezca una dictadura, pero no una dictadura fascista, sino una dictadura de los animales por el estilo de la que establecieron Stalin en la Unión Soviética y Mao Tse-tung en China. El oso siberiano no pudo terminar. Sonaron rebuznos, balidos y patadas en toda la asamblea. Algunos acusaban al oso de trotskysta, de marxista- leninista y de eurocomunista. El oso se dio otro trago de vodka, se sentó tranquilamente y siguió cantando bajito ―Ojos Negros‖. Tremenda confusión en toda la sala. Se oían los balidos de las ovejas de Castilla y el rebuzno de protesta de los delegados del País Vasco y de Cataluña que había vivido bajo la dictadura de Franco, y también se escuchaba la protesta de la delegación de pandas que había conocido la dictadura de Mao, y de las ovejas de la delegación de Chile que habían padecido bajo Pinochet. El desorden llegó a su punto culminante cuando una temible serpiente brasileña levantó su cabeza en medio de la Asamblea y lanzó un salivazo de protesta contra las dictaduras latinoamericanas. —Recordemos que ésta es una asamblea de animales y no de seres humanos!— gritó el presidente-elefante y cuando hubo silencio se oyó una vocecita que decía: —¡Coquí! ¡Coquí! ¡Coquí! —¿Quién es el que está gritando ¡Coquí! que no lo veo? preguntó el presidente. 16 —¡Soy yo!— gritó un animalito parecido a un sapito— Yo soy el coquí de Puerto Rico. —Tiene la palabra el señor coquí. —Para proponer, señor Presidente, que los animales establezcan un sistema autonómico parecido al Estado Libre Asociado. Arreció la protesta y se levantó un guanajo cubano y pidió la palabra. —El sistema autonómico que tenían los puertorriqueños no era más que una colonia perfumada bajo el imperio norteamericano y cuando reventó la bomba nuclear todavía los puertorriqueños estaban peleando porque unos querían la independencia, otros querían convertirse en Estado de la Unión norteamericana y otros se aferraban a la autonomía— y mirando al coquí le dijo: ¡Oye, viejo, deja eso! —Señor Presidente— manifestó un camello egipcio—: Los animales tenemos que olvidarnos totalmente de los sistemas políticos de los seres humanos, pues todos fracasaron. Pido que no hablemos más de dictaduras, de democracias, de autonomías y de imperialismos. Inventemos algo nuevo para gobernarnos. El Presidente se dirigió a la asamblea y señaló: —Debo advertir a los animales-delegados que no se identifiquen con el territorio nacional donde vivían cuando gobernaban el mundo los salvajes humanos. Esto es peligroso porque podría revivir la lucha de clases, la plusvalía, el interés nacional, el patriotismo burgués y todas las zarandajas y estupideces humanas que provocaron la guerra nuclear y la destrucción de la Humanidad. Como no hemos podido llegar a un acuerdo sobre la fórmula política más conveniente para los animales, la presidencia, en el uso de sus facultades, nombra en este momento una Comisión Política que realice un estudio exhaustivo sobre la materia bajo discusión y que rinda
  • 3. un informe en la próxima Asamblea que habrá de celebrarse en lo que se conocía antes por Capitolio, en Washington. Como ya es tarde, continuaremos mañana con esta asamblea. Tamaño follón se armó en toda la asamblea. Unos gritaban que querían el capitalismo con tecnología pero sin contaminación, sin corporaciones multinacionales, sin el ―interés nacional‖, sin imperialismo y sin agencias de publicidad y sin comerciales de televisión. Otros pedían un socialismo moderado como el de los países escandinavos, y otros un socialismo monolítico. Finalmente se impuso la trompa del elefante y todos quedaron en continuar los trabajos al día siguiente. Al otro día, constituida la asamblea, el Presidente se dirigió a los animales delegados y dijo: —Someto ahora a discusión el tema de la familia, el matrimonio y las relaciones sexuales en nuestra nueva sociedad animal. ¡Animal Presidente!— gritó una joven y esbelta jirafa con sonrisa 17 De Mona Lisa—. Yo creo que en este asunto huelga toda discusión, puesto que los seres humanos, cuando proclamaron su revolución sexual antes de la guerra nuclear, lo que hicieron fue copiarse descaradamente de nosotros los animales. El recinto se estremeció de risotadas y patadas. Los delegados pedían a gritos que siguiera hablando la jirafa. —Durante siglos— continuó la bella y delicada jirafa— los seres humanos se creyeron seres divinos que no pertenecían al reino animal. Consideraban el acto sexual como un pecado y hasta se inventaron un contrato matrimonial en que la hembra era la esclava del macho hasta la muerte. ¡Qué idiotas! Menos mal que después aprobaron el divorcio por consentimiento mutuo, se inventaron la píldora, legalizaron el aborto y destruyeron el viejo código sexual para parecerse más a nosotros los animales. Yo propongo que sigamos en la nueva sociedad con las mismas prácticas sexuales de los animales, sin complejos, ni traumas ni garambainas como los seres humanos. La asamblea, puesta de pie, aprobó entre aclamaciones la moción de la jirafa, y en adelante los animales vivieron felices para siempre. Amén. 18 20 21
  • 4. Apéndice 15 Vocabulario del cuento Los animales. Dictadura - es una forma de gobierno en la cual el poder se concentra en torno a la figura de un solo individuo (dictador), generalmente a través de la consolidación de un gobierno de facto , que se caracteriza por una ausencia de división de poderes , una propensión a ejercitar arbitrariamente el mando en beneficio de la minoría que la apoya, la inexistencia de consentimiento alguno por parte de los gobernados y la imposibilidad de que a través de un procedimiento institucionalizado la oposición llegue al poder. Asamblea constituyente - es un organismo colegiado que tiene como función reformar o redactar la constitución . Se suele definir como la quot;reunión de personas, representantes del pueblo, que tienen a su cargo dictar la ley fundamental de organización de un Estado o modificar la existentequot;. En este entendido, la asamblea constituyente se constituye en un mecanismo representativo y democrático para la reforma total o parcial de la constitución. Democracia - es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que la titularidad del poder reside en la totalidad de sus miembros, haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. Fascista -es una ideología y un movimiento político que surgió en la Europa de entreguerras ( 1918 – 1939 ). Su proyecto político es instaurar un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista , mientras su base intelectual plantea una sumisión de la razón a la voluntad y la acción, un nacionalismo fuertemente identitario con componentes victimistas que conduce a la violencia contra los que se definen como enemigos por un eficaz
  • 5. aparato de propaganda , un componente social interclasista, y una negación a ubicarse en el espectro político (izquierdas o derechas). Marxismo-leninismo - es un término que se utiliza para aludir a varias ramas diferentes del pensamiento marxista con orígenes históricos en el leninismo. Se denomina Leninismo o a veces también Marxismo-Leninismo a la versión de la teoría marxista desarrollada por Vladimir Ilich Ulianov ( Lenin ). Eurocomunista - es el intento en los años 1970 de varios partidos comunistas europeos de ensanchar su influencia incluyendo temas de clase media , rechazando el apoyo incondicional a la Unión Soviética y expresando claramente la fidelidad a los procesos pluripartidistas en los países occidentales. Plusvalía - de acuerdo con el marxismo , es la diferencia entre el valor de remuneración de la fuerza de trabajo del trabajador y el valor generado por esta fuerza de trabajo. En el capitalismo este excedente es apropiado por el capitalista y forma la base de la acumulación capitalista . Burguesía - La palabra de origen francés describía originalmente a los habitantes urbanos (característicamente mercaderes o artesanos en la edad media tardía). Es una clase social o un grupo social caracterizado por una posición en las estructuras de producción y por establecer relaciones de producción específicas con otras clases. Se caracteriza por poseer medios de producción y, gracias a esto, establecer una relación de explotación con el proletariado , que al no poseer estos medios debe vender su fuerza de trabajo a la burguesía. Capitalismo - es un sistema económico en el que los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios mediante complejas transacciones en las que intervienen los precios y los mercados. Imperialismo - es una actitud adoptada por un estado para pretender colocarse por encima de otros estados o comunidades . Socialismo - es una ideología de economía política que designa aquellas teorías y acciones políticas que defienden en principio un sistema económico y político, basado en la propiedad o posesión democrática de los sistemas de producción, su control administrativo colectivo, y del control democrático de las estructuras políticas civiles por parte de los ciudadanos.