Los sofistas y sócrates

5,589 views

Published on

Presentación sobre el movimiento sofístico y Sócrates

Published in: Education
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,589
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2,355
Actions
Shares
0
Downloads
52
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los sofistas y sócrates

  1. 1. Los Sofistas y Sócrates Presentación realizada por Francisco García Moreno Profesor de Filosofía del IES Vistazul de Dos Hermanas (Sevilla)
  2. 2. LOS SOFISTASSe conoce con este nombre a un conjunto depensadores cuya actividad se ejerce durante los siglos Vy IV a.C. y que tuvieron unos intereses filosóficos enmuchos aspectos comunes y un estilo de ejercer lafilosofía muy peculiar.El movimiento sofista surge en la democracia ateniense, donde, al menos teóricamente, todos tienen laoportunidad de acceder a cargos públicos, dependiendotan sólo de su capacidad y méritos personales. Dentrode este marco político el sofista es entendido comoaquella persona capaz de enseñar al ciudadano adefenderse y ofrecer una buena imagen en la asambleapública.Por otra parte, los sofistas se presentan comorevolucionarios, como inconformistas frente a loestablecido. Frente a la creencia del carácter inmutablede lo establecido los sofistas opondrán su teoría delconvencionalismo, tanto en lo social como en otrosámbitos de la “realidad”.Sus máximos representantes son PROTÁGORAS YGORGIAS
  3. 3. LOS SOFISTASCaracterísticas comunes y fundamentales del movimiento sofista. La actitud escéptica: entendiéndose por escepticismo la afirmación de que no podemos estar seguro de nada o, al menos, de casi nada. Más técnicamente viene a significar que el entendimiento humano no puede discernir con certeza entre lo verdadero y lo falso, por su propia finitud y limitaciones. El relativismo, presente en algunos sofistas en lugar del escepticismo. Esta actitud viene a defender que lo verdadero y lo falso es relativo, es decir, está en dependencia de una serie de factores. Popularmente el relativismo queda reflejado en los versos de Campoamor que dicen: nada es verdad y nada es mentira, / todo depende del color del cristal con el que se mira Negación de la existencia de normas morales o jurídicas inmutables y necesarias, clara consecuencia de la postura relativista. Es lo que se llama positivismo ético-jurídico. El humanismo; frente a las preocupaciones cosmológicas de filósofos anteriores, los sofistas centran el problema filosófico en el hombre. El mundo de la physis no les interesa en absoluto. Las cuestiones pedagógicas, debido a su interés por educar y por enseñar a los griegos, y sobre todo a los atenienses, los sofistas son los primeros que reclaman una pedagogía o un arte de enseñar. La preocupación por los problemas lingüísticos, no sólo en cuestiones de retórica o dialéctica, sino también en lo que hoy llamamos filosofía del lenguaje, es decir, la preocupación por la posibilidad que tiene el lenguaje para expresar nuestro conocimiento del mundo, y por tanto representar al mundo.
  4. 4. PROTÁGORAS Protágoras es conocido por la siguiente frase: El hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto que son y de las que no son en cuanto que no son. El comentario de esta frase nos dará la interpretación de la teoría de Protágoras. Los términos a analizar en esta frase son: “hombre”, “medida”, y “todas las cosas”. Por hombre se puede entender: 1º) El ser individual, afectado por particularidades accidentales que le diferencian de los demás seres de la especie humana. 2º) Hombre como especie, es decir el ser humano como género y 3º)Hombre como ser social, que conlleva mentalidades diferentes según sea el grupo social donde viva y se eduque. De estas tres interpretaciones parece que Protágoras atendió más a las dos últimas. Es decir al género humano como género social, al hombre como influido por el entorno social y cultural que le rodea y en el cual crece. Es un hecho constatado que el hombre es influenciado por el entorno socio-cultural en el que vive.
  5. 5. PROTÁGORAS Por medida podemos entender:1º)El hecho de calibrar, de apresar en dimensiones algo.2º)El hecho de orientar y de seleccionar algo, lo cual apresamos en ciertas medidas, las cuales nos sirven de puntos de referencias para orientarnos.3º)El hecho de fijar la atención, seleccionar, interpretar y definir algo según unos parámetros establecidos previamente por el propio hombre de forma convencional
  6. 6. Por todas las cosas podemos entender, el mundo, esdecir, la realidad.La realidad es la totalidad de las cosas (objetos), y de loshechos (aquello que le ocurre a los objetos y a laspersonas).
  7. 7. PROTÁGORASUna vez aclarado, o intentado aclarar, los términos semánticos de la frase, pasamos acomentar ésta.Según se desprende de lo dicho, Protágoras considera que la realidad no es algo quese descubre por el conocimiento, sino algo que el conocimiento humano mismoconstruye.Hasta ahora hemos estudiado filósofos que consideraban que la realidad racional, era algoque estaba ahí y que el entendimiento humano, la racionalidad descubría y apresaba.Protágoras invierte los términos; Considera que el hombre no descubre su objeto deconocimiento, sino que lo construye. Lo construye al fijar su atención en él, alseleccionarlo, al valorarlo según unos intereses, unas apetencias, unas ideas, o, sise quiere, a través de una carga teórica o ideológica. Elementos estos que sirvende parámetros, de ahí lo de medida, para que el hombre construya la realidad que elmismo conoce, precisamente por el conocimiento mismo.Conocer significa interpretar lo conocido, y ahí, en la interpretación también estápresente la medida. Ahora bien, a través de qué y cómo se realiza esa interpretación, ypor tanto esa construcción en y del conocimiento. A través del lenguaje. El lenguaje esel mediador entre nosotros y el mundo. A través del lenguaje, el hombrerepresenta la realidad, la define, la representa y por tanto, la construye, pues elmismo la dota de sentido.En definitiva, Protágoras representa un cambio de orientación dentro del panorama filosóficoal introducir una interpretación tan novedosa como sorprendente.
  8. 8. GorgiasEs el máximo representante del escepticismo sofista. Supensamiento se nos presenta a través de estas proposiciones: Nada existe. Si algo existiera, sería incognoscible. Y si algoexistiera y fuese cognoscible, sería incomunicable. Gorgias no expresa aquí la imposibilidad de que algo exista, sinola imposibilidad de que conozcamos con certeza el que algo exista.Se parte del supuesto de que la realidad es infinita, y elentendimiento humano finito. Es decir no hay adecuación entre elobjeto de conocimiento y el sujeto. De esa inadecuación surge laimposibilidad de la seguridad y la certeza en el conocer. Esdecir, no podemos estar seguro de que las cosas que conocemos oque creemos conocer sean en realidad tal y como nosotroscreemos que son al conocerlas.Volvemos a la tesis del lenguaje como vehículo delconocimiento, el lenguaje es la única forma que tenemos deexpresar el conocimiento, y el lenguaje es imperfecto einexacto, precisamente porque es variable de sociedad ensociedad, o de cultura en cultura. Luego nuestro conocimientoreflejado por nuestro lenguaje no refleja correctamente nicerteramente la realidad, lo cual significa que en realidad noconocemos las cosas tal y como creemos que las conocemos.
  9. 9. SÓCRATESEntramos en una de las figuras más románticas de toda la Historiade la Filosofía, su proceso y posterior muerte han sido consideradoscomo uno de los ejemplos de ética estética más hermosos.El problema acerca de la teoría de Sócrates es saber precisamentequé es lo que dijo; ya que Sócrates no dejo nada escritoporque, parece ser que, pensaba que la palabra tiene másfuerza que la escritura. Todo lo que sabemos de Sócrates es porlos testimonios literarios de otros autores, tales como:Aristófanes, Jenofonte, Platón y Aristóteles.Ciertamente, las opiniones de Aristófanes y Jenofonte no son nadabenignas sobre el filósofo ateniense, lo presentan como un hombrevulgar, ridículo, de una filosofía ramplona y despreciable.Sin embargo, su discípulo Platón nos lo presenta como una mezclaarmoniosa de genio, santo y sabio, cargadas sus palabras de unaprofunda y emotiva admiración. Lo que sabemos de Sócrates se loatribuimos a los diálogos de juventud platónicosQuizás la visión más ajustada sea precisamente la de la personaque no lo conoció directamente, pero que sí trató con sus discípulosmás directos: Aristóteles. Aristóteles nos lo presenta como unfilósofo valioso, aunque no genial, y preocupado exclusivamentepor los temas éticos.
  10. 10. SÓCRATES: El método Socrático.Este método se conoce con el nombre de diálogo socrático y constade dos partes: ironía y mayéutica.El procedimiento de Sócrates era el siguiente: se aproximaba a suinterlocutor, y después de alabarle su sabiduría, le preguntaba quéera tal cosa, por ejemplo, la virtud. El interlocutor daba unarespuesta y Sócrates la alababa como genial, pero, entoncesproponía un ejemplo concreto, que según la respuesta dada eraalgo virtuoso y que, sin embargo, manifiestamente no lo era. Elinterlocutor daba entonces otra respuesta, y lo mismo de antes.Hasta que llegaba un momento en que el interlocutor, hecho unlío, reconocía que no sabía nada de la virtud.Con ello Sócrates conseguía una importante victoria: conseguirque su interlocutor tomara conciencia de que no sabíanada, ya que la conciencia de la propia ignorancia es elprimer y fundamental paso para poder aprender.Para Sócrates el principio de la sabiduría se resume en su: sólo seque no se nada.Una vez conseguido esto, Sócrates pasaba a aplicar el segundomomento de su método, la mayéutica, que significaliteralmente, ayudar a dar a luz. Sócrates pensaba que todo hombrepodía legar a conocer lo que fuese por sí mismo, con tal que se leguiase, y así, guiando a su interlocutor, previamente convencido desu ignorancia, le conduce a la definición de virtud que Sócratesquería enseñarle y que, claro está, conocía desde el principio.
  11. 11. Parece ser que Sócrates consideraba que el hombre era un compuesto decuerpo y alma; ésta es la parte más perfecta, es invisible y de naturaleza casidivina.Para Sócrates el fin último y motor de todas las acciones humanas es lafelicidad, ésta se consigue mediante la posesión del bien, que en Sócratesparece identificarse con la utilidad. Ahora bien, para distinguir lo que es útilde lo que no lo es, es necesaria la intervención de la razón humana, con locual el utilitarismo de Sócrates es un utilitarismo moral y racional al mismotiempo. Es lo que se llama intelectualismo moralPara la posesión del bien y la consecución de la felicidad es preciso la prácticade la virtud. Y hay una sola virtud, la frónesis, la sabiduría. La virtud puedeaprenderse. Y puede aprenderse a través del entendimiento racional. Nadieobra mal a sabiendas. Luego el mal, según Sócrates se identifica con laignorancia, si alguien obra mal no es porque sea malo por naturaleza, sinoporque es ignorante.

×