• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
La Salud De Los Profesores
 

La Salud De Los Profesores

on

  • 4,721 views

La Salud De Los Profesores

La Salud De Los Profesores

Statistics

Views

Total Views
4,721
Views on SlideShare
4,714
Embed Views
7

Actions

Likes
0
Downloads
136
Comments
0

1 Embed 7

http://www.slideshare.net 7

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    La Salud De Los Profesores La Salud De Los Profesores Presentation Transcript

    • «MALESTAR DOCENTE» JOSE GUILLERMO RODRIGUEZ ALARCON
    • DIVERSOS TÉRMINOS PARA DESIGNAR UNA MISMA REALIDAD
      • Malestar como sinónimo de «estar mal», sentirse mal, sentirse insatisfecho en el ejercicio de la propia tarea, en este caso la de enseñar
      • Derivación de la expresión hacia inquietud y/o protesta frente a la sociedad y los poderes públicos, sea por la falta de reconocimiento moral, económico y profesional del trabajo que realizan los profesores
      • Una segunda expresión es la de estrés del profesor. Esta es una denominación de tipo clínico
      • El término quemado se ha empleado y se emplea para reflejar situaciones y estados de ánimo del profesor, e igualmente ha hecho fortuna por su expresividad.
      • La expresión salud del profesor tiene mayor amplitud y es preferida por otros al tratar este tema, precisamente por su mayor capacidad para referirse simultáneamente tanto a aspectos físicos como psicológicos en relación con el malestar docente.
    • INDICADORES DEL MALESTAR DOCENTE
      • Factores-indicadores dentro de los microsistemas:
      • La perspectiva individual: aspectos cognitivos y emocionales.
      • Los recursos materiales.
      • Las condiciones laborales.
      • Violencia y problemas de disciplina en las instituciones escolares.
      • Contradicciones en el ejercicio de papeles múltiples.
      • Factores-indicadores dentro de los mesosistemas y exosistemas:
      • Cambios en el rol del profesor.
      • Acumulación de exigencias sobre los docentes.
      • Disfunciones en las relaciones escuela-familia.
      • Influencias paralelas en los alumnos de otros agentes socializadores y transmisores de información, como la televisión y las TIC (tecnologías de la información y la comunicación).
      • Factores-indicadores dentro del macrosistema:
      • Revisiones y cambios en la «oferta social» de valores.
      • Debate abierto en la sociedad actual sobre la función docente.
      • Cambios en los sistemas educativos.
      • Cambios en los apoyos y en la consideración social de los profesores.
      • La imagen social del profesor, como resultado final de todo lo anterior.
    • CAUSAS PERCIBIDAS POR LOS PROFESORES COMO GENERADORAS DE ESTRÉS
      • El cuestionamiento continuo de su profesión y la necesidad de adaptación a las reformas educativas
      • La falta de consideración social.
      • Salarios comparativamente bajos y escasas posibilidades de promoción personal en la profesión.
      • Inestabilidad en el puesto de trabajo.
      • Vulnerabilidad emocional y sensación de soledad.
      • Acumulación de roles en el ejercicio de la tarea
    • LOS EFECTOS DEL ESTRÉS
      • De tipo físico:
      • Cambios en el funcionamiento cardiovascular, en el sistema endocrino y en la tensión muscular.
      • Como consecuencia de lo anterior, contribución a largo plazo a la generación de síntomas como cefaleas, hipertensión arterial, fatiga, dolores musculares, trastornos gastrointestinales, agotamiento físico al final de la jornada de trabajo, dificultad para levantarse por la mañana, tensión, etc.
      • De tipo psicológico:
      • Sentimientos de insatisfacción y percepción de contradicciones entre los problemas reales suscitados por la práctica educativa y la imagen ideal que de la educación tienen la mayoría de los profesores.
      • Conductas de inhibición en las tareas cotidianas, que se prolongan en bastantes casos en absentismo laboral, en deseos de abandonar la docencia y en peticiones de traslado cuando se enfrentan a determinadas situaciones conflictivas.
      • Ansiedad en momentos puntuales y, en algunos casos, generalizada.
      • Sentimientos de frustración, culpabilidad y de depreciación del «yo».
      • Neurosis reactivas y estados depresivos.
      • Frecuentes conductas de enfado e irritabilidad en las relaciones interpersonales en general, o impaciencia con los alumnos.
      • Dificultades para concentrarse, recordar cosas y tomar decisiones.
    • ESTRATEGIAS PREVENTIVAS
      • A través de la formación permanente, el profesor puede encontrar espacios y recursos para prevenir el estrés. De entre ellos, habría que destacar:
      • La comunicación con colegas del propio centro y de otros.
      • La innovación educativa.
      • Los grupos de autoaprendizaje.
      • El entrenamiento en estrategias para la resolución de problemas.
      • La desensibilización sistemática.
      • Las técnicas de autocontrol y relajación, o
      • La reflexión sobre los propios estilos de enseñanza y aprendizaje.
      • Todo esto ha de encuadrarse en un contexto que lo haga posible:
      • Tiempo, medios, recursos, motivaciones, incentivos; oportunidades, en fin, para que el profesor aprenda y ponga en práctica tales estrategias
    • UN MODELO TEÓRICO PARA LA COMPRENSIÓN DEL PROBLEMA
      • Definición clara del problema, porque probablemente nos estamos refiriendo todos a los mismos sujetos, pero no necesariamente a los mismos fenómenos, conductas reactivas, etc., con sus correspondientes matices diferenciales.
      • Delimitación precisa del sujeto-objeto de estudio, a qué profesores nos referimos. No son evidentemente idénticas las situaciones de los profesores de las distintas etapas educativas y los estudios parecen no distinguirlas claramente.
      • Elección de un paradigma desde el cual elaborar las hipótesis y buscar su comprobación. Son varios los posibles en el tema que nos ocupa, de los que, a nuestro juicio, destacaría el sistémico por su mejor adaptación a las características y complejidad del problema. En todo caso, llama la atención que esta referencia fundamental no aparezca nítida en la mayoría de los estudios e investigaciones que se han venido haciendo.
      • Adopción de una terminología suficientemente uniforme, en la que no se mezclen las referencias clínicas con las psicopedagógicas, o los términos médicos con otros de carácter no científico por más que puedan resultar expresivos.
      • Elaboración de un esquema de mínimos en el que se consideren siempre: áreas del sujeto a estudiar (maestros de esta o aquella etapa), factores-causas, factores-indicadores, consecuencias o efectos y resultados de estrategias seguidas en las experiencias.
    • LAS DEMANDAS RAZONABLES DE LOS PROFESORES
      • Estructuración clara de la carrera docente en los niveles de Infantil, Primaria y Secundaria, optando definitivamente por un modelo de exigencia en función de la tarea.
      • Fomento de la estabilidad profesional y laboral de los docentes, cualquiera que sea el ámbito para el desempeño de su labor.
      • Activar e incentivar una verdadera promoción dentro de la carrera docente, en la que puedan recorrerse legítimamente diversos niveles.
      • Más allá de las tareas tradicionales, definir otras que el profesor puede desempeñar dentro de la escuela.
      • Arbitrar e incentivar la formación continua del profesor como parte de su «trabajo», adecuando horarios y recursos para ello.
      • Incorporar a los centros escolares nuevas tareas para el profesor, por ejemplo, la de «mediadores culturales», cuyo objetivo sería ayudar a la integración de inmigrantes.
      • Aporte de medios y recursos para facilitar el trabajo individual y en equipo.
      • Preparación en las nuevas tecnologías de la información y comunicación, incorporando estas progresivamente a la tarea docente.
      • Fomento del intercambio de experiencias docentes e investigadoras entre los profesores.
      • Implicar a todos los profesores en la globalidad del centro, sus proyectos y tareas,
      • Atender a sus necesidades relacionadas con la innovación curricular y puesta al día, sus expectativas y deseos para la mejora de habilidades personales y profesionales.
      • Propiciar formas de encuentro entre padres y profesores para implicar a la familia en los procesos escolares de los hijos y romper ese discurrir en paralelo entre las instituciones familiar y escolar.
      • Favorecer un mejor tratamiento del profesor en los medios de comunicación social, proclives muchas veces a amplificar y resaltar sucesos negativos en relación con los docentes y no a subrayar la excelente tarea de la inmensa mayoría, junto a experiencias y realizaciones muchas veces meritorias y dignas de especial atención.
      • Premiar determinadas trayectorias profesionales como forma de reconocimiento social y de incentivo para los docentes.
    •  
    •  
    •