Ensayo Enrique Altamirano

10,098 views

Published on

Breve ensayo sobre cultura alimentaria en los niños de edad escolar

Published in: Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
10,098
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
12
Actions
Shares
0
Downloads
100
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ensayo Enrique Altamirano

  1. 1. UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL UNIDAD 202 CURSO DE INDUCCIÓN LICENCIATURA EN EDUCACIÓN PLAN ‘94 ENSAYO SOBRE LA CULTURA ALIMENTICIA DE LOS NIÑOS EN EDUCACIÓN PRIMARIA ENRIQUE ALTAMIRANO MARTÍNEZ JULIO DE 2009
  2. 2. LA ALIMENTACIÓN INFANTIL, ESCUELA, SALUD Y DESARROLLO Si bien una buena alimentación es tan primordial en el adulto para continuar desarrollándose de manera sana y realizar sus actividades de forma efectiva, lo es más aun en el niño ya que representa la base de una sociedad futura. Los riesgos de enfermedades y funciones corporales en los adultos, están programados durante su periodo primario de desarrollo. (Koletzko, B., et al, 2005). Una apropiada alimentación aunada a un plan de ejercicios adecuado nos ayudará a mantener una salud y desarrollo excelentes, además favorecerá la concentración, elevará la autoestima y el desarrollo mental. La escuela es un excelente sitio para brindar una adecuada alimentación ya que éste representa un espacio en donde el infante se desarrolla durante una buena parte de su vida. Además de la comunidad y la familia, la escuela es parte de una red de influencias alimenticias y participa enormemente como intersección en la sociedad y la familia. (FAO, vol. 1, 2005) El menor representa una de los principales pilares de la sociedad, y sus hábitos alimenticios son el objeto de este tema, ya que a través de este se adquiere una buena nutrición y por consiguiente una buena salud y educación. Buena salud Buena educación Buena alimentación Sin embargo no todas las escuelas ofrecen una educación nutricional, muchas solo se enfocan a introducir en el niño el conocimiento de una buena alimentación pero sin enfatizar la motivación y dejando de establecer prácticas alimenticias. En países como México con sectores rurales pobres, la desnutrición sigue siendo un problema que se ha acentuado, y en contraste, en el medio urbano, se sigue viviendo una epidemia de obesidad y enfermedades crónicas degenerativas (Bourges Rodríguez, H., et al; 2002). Se estima que la obesidad en la niñez mexicana se ha elevado en los últimos años, siendo uno de los problemas que han afectado mas a este nivel de la sociedad en las diferente entidades, Por su puesto que no es para enorgullecernos, ya que esta enfermedad no permite al alumno conservar una adecuada salud para mantener las necesidades primordiales del aprendizaje, o ya sea, en un futuro tener ciudadanos con problemas o riesgos serios de salud como son la hipertensión arterial, elevación de glucosa, colesterol, etc. que afectaran seguramente su desempeño en alguna área de trabajo determinada.
  3. 3. LA COOPERATIVA ESCOLAR. Se sabe que gran parte de la población no desayuna de manera regular lo cual conlleva a que no cubran sus necesidades energéticas y el aporte de nutrientes necesarios para afrontar mejor los quehaceres, ya sean físicos o intelectuales (Carvajal Azcona, A. y Pinto Montanillo J.A., 2006). Una buena alimentación comienza por un desayuno adecuado, los actuales hábitos alimenticios han señalado que éste ha llevado una tendencia de ser ligero hasta casi nulo, repercutiendo por consiguiente en un mal estado físico y mental. La cooperativa o “tiendita” escolar es un espacio donde el alumno regularmente realiza esa práctica. Los productos que ahí se vende, están supuestamente sujetos a las necesidades nutricionales de los alumnos y maestros que laboran, así como a las recomendaciones que emite la Secretaria de Salud en cada estado. Es polémico darse cuenta que Departamentos Estatales de Salud, permiten de algún modo la venta de productos alimenticios a los estudiantes con alta concentración de azúcar o grasas y la ausencia de frutas o productos naturales. Las grandes empresas dulceras, refresqueras y productoras de golosinas se apoderan en cierto modo de un espacio importante para la venta de sus productos en los centros escolares, debido principalmente a las buenas campañas que realizan. Aunado a esto, en las tienditas escolares, las ganancias están siendo aun más importantes que la nutrición de los alumnos. Por tal motivo es primordial la implementación de normas, planes y trabajo colectivo, dentro de un área escolar para desarrollar una mejor manera de operar las tienditas o cooperativas escolares, teniendo en cuenta el tipo de alimentos que ahí se vendan, con base a las necesidades y características de de los estudiantes y de cada una de las zonas
  4. 4. PROPUESTAS A pesar de los diferentes programas sobre educación alimenticia que se han implementado en las escuelas primarias del país, éstas no han tenido el impacto esperado ya que principalmente estos planes o programas son preparados sin tomar en cuenta la cultura que ha prevalecido por mucho tiempo en cada una de las entidades. ¿Cómo desarrollar entonces buenos hábitos alimenticios en los diferentes estilos de vida arraigados? Algunas de las propuestas hechas han servido de mucho para este fin siempre y cuando éstas sean evaluadas durante un tiempo considerable. La realización de programas o propuestas deben ser un complemento de los planes ya realizados y pueden llevarse y adaptarse de acuerdo a las circunstancias y recursos nacionales, regionales o locales (FAO, vol 2, 2005) El éxito de desarrollar una buena cultura alimenticia depende de varios factores, que si bien son difíciles de controlar, nos sirven de base para elaborar una buena propuesta, entre estos factores podemos mencionar: formación de la familia, condiciones médicas, campañas publicitarias, actitudes personales, religión, entre otros. Los contenidos en un plan deben incluir por su puesto al maestro, a la familia, la escuela, el medio ambiente y la comunidad. De esta manera se tendrá una educación alimenticia con base en la organización, el diálogo, la interacción hombre-medio ambiente, la reflexión y la convivencia. Otra de las herramientas necesarias para lograr un buen programa alimenticio en la escuela es la implementación de actividades en donde se involucren todos los niveles anteriores. De este modo se pretende reforzar y crear ciertas habilidades que no se tenían tanto en los maestros y alumnos como en los padres de familia. En si, toda propuesta debe ser interdisciplinaria, y no debe dejarse a un lado, ni mucho menos al final, la participación de la Secretaria de Salud que en gran parte de este trabajo se necesita. La aportación de información elemental depende de ahí. Como se ha experimentado en otras formas de enseñanza, no solamente el maestro y el padre de familia deben servir de modelo para los niños en edad escolar, en este caso manteniendo un régimen alimenticio sano, sino que el mismo tiempo el alumno obtenga las herramientas necesarias para la autorreflexión y el autoanálisis, logrando un cambio de hábito alimenticio pleno propiciado prácticamente por él mismo. En conclusión es sumamente necesario la implementación de planes y programas de educación nutricional pero que no solamente proporcionen información sobre la buena nutrición si no que involucren a los padres, maestros y alumnos en la práctica y promuevan constantemente ésta.
  5. 5. BIBLIOGRAFÍA Carvajal Azcona, Ángeles y Pinto Montanillo José Antonio. El desayuno favorable. Nutrición y Salud, Vol 2. Dirección general de salud pública y educación. Edit. Salud Madrid., Madrid, España. 2006, 60 pags Bourgues Rodríguez, Hector, Bengoa, José María y M. O’Donnell, Alejandro. Historias de la Nutrición en América Latina. Edit. Nutricia Bagó. Caracas Venezuela, 2005, 268 pgs Food and Agriculture Organization. Nutrition Education in Primary schools,. A plannig guide for curriculum development Vol. 1.The reader. FAO FIAT PANIS, 2005, 242 pgs. Food and Agriculture Organization. Nutrition Education in Primary schools,. A plannig guide for curriculum development Vol. 2.The activities. FAO FIAT PANIS, 2005, 269 pgs. . Koletzko, Berthold; Dodds, Meter; Akerblom, Hans y Ashwell, Margaret. Early nutrition and its later consequences:new opportunities. Springer Science and Business media Inc., Holanda, 2005, 237 pags..

×