RECOMENDACIONES DE SATIF PARA ACTUACION DE AUTOBOMBA-
RETEN
Desde SATIF, y ante la falta de contestación por parte de la e...
Definición de funciones de las categorías profesionales
I. En período de extinción
9. Responsable retén
1. Es aquella pers...
12. Conductor de camión autobomba
1. Tiene la función de conducir los camiones autobombas con tracción a las
cuatro ruedas...
- Es importante no incurrir en asignación de funciones a personal no cualificado, como puede
ser el que el responsable ter...
- En pasado curso de PRL hemos aprendido que el 40% de los fallecidos en actuaciones
contra incendios forestales se produc...
concentración. Todo ello puede tener como resultado errores o lentitud en la actuación y
provocar accidentes o incluso alg...
DURANTE LAS LABORES DE EXTINCIÓN
-La labor principal de un responsable es controlar la situación y, de forma secundaria y
...
de los componentes estaría desatendiendo el medio más eficaz de que disponen para la
extinción del incendio lo que podría ...
En este punto nos centraremos en el apartado 2, ya que el otro creemos ha sido contestado
con los puntos anteriores y se r...
Por lo tanto todos los miembros de la unidad deberán retirarse del incendio a las 6h de
actuación junto con el conductor d...
Recomendaciones satif autoboma reten
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Recomendaciones satif autoboma reten

601 views

Published on

Published in: Internet
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
601
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Recomendaciones satif autoboma reten

  1. 1. RECOMENDACIONES DE SATIF PARA ACTUACION DE AUTOBOMBA- RETEN Desde SATIF, y ante la falta de contestación por parte de la empresa a todas las cuestiones planteadas sobre este tema, de gran importancia en lo que a PRL se refiere, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un dispositivo de emergencias, con los riesgos que se tienen que asumir y que no se pueden permitir aumentar por falta de protocolos de actuación puestos a disposición de los trabajadores, hemos decidido elaborarlo nosotros mismos, tratando de aplicar la mayor lógica. Como ya tenemos lo enviado a la empresa, utilizaremos ese documento (en negrita) para ir explicando en cada caso la metodología de actuación que creemos se debe seguir. Recalcamos la necesidad que tenemos de que lo evalues como trabajador y nos comuniques alguna carencia o error en lo que aquí decimos: -No se puede crear una categoría que no existe sin un protocolo previo de actuación, que pueda ser contrastado y verificado sobre el terreno. Se ha actuado sobre hechos consumados, ya en la anterior campaña, forzando a componentes del dispositivo en una función que no tiene ese protocolo contrastado. Esto es ya, de hecho, un atentado contra la seguridad de todas las personas del dispositivo, pues se ha actuado exponiendo a los componentes a situaciones peligrosas sin el protocolo contrastado. El informe sobre riesgos laborales en esta categoría inexistente debería haberse hecho antes de ponerla en marcha y no después. Esto vulnera las reglas básicas de actuación en cualquier actividad de riesgo. La dirección de la empresa es responsable de este uso fraudulento en las normas de seguridad de los componentes del dispositivo. Este punto es la explicación de porqué es necesario realizar el presente protocolo. FORMACIÓN Entendemos la necesidad de formación específica por la empresa para el desempeño de ambos cargos, y hay que tener en cuenta que el compromiso adquirido por el trabajador, en lo que a la responsabilidad de su cargo se refiere, no incluía la capacitación para otras categorías. Como trabajador debes comunicar a la empresa que no se te ha formado para realizar la tarea de responsable de unidad o, que siendo responsable, no se te ha formado como conductor de autobomba. En este punto recordaremos lo que se indica en nuestro convenio sobre las tareas a realizar por cada uno: Anexo I
  2. 2. Definición de funciones de las categorías profesionales I. En período de extinción 9. Responsable retén 1. Es aquella persona que, con los conocimientos suficientes, realiza las siguientes funciones: • - Organizar, distribuir y organizar el trabajo de los miembros de su unidad operativa. • - Cumplimentar partes, estadillos y demás documentación necesaria para el desarrollo y control del servicio. • - Supervisar el uso adecuado de las dotaciones individuales y colectivas en relación con las diferentes actividades a realizar. • - Dirigir el retén, siendo el jefe de la extinción hasta la llegada al incendio de algún agente forestal o medioambiental, el cual, tras recibir del responsable la información de la situación del incendio y de las medidas tomadas para su extinción, pasan a ser el jefe de extinción, quedando el responsable de retén como interlocutor entre el agente y los componentes del retén y realizando a partir de ese momento, trabajos de extinción. 2. El responsable de retén deberá estar en posesión del permiso correspondiente al vehículo utilizado y podrá conducir el mismo en casos puntuales y de manera excepcional. 10. Miniretenes En retenes cuya dotación no sea superior a 5 personas, el Responsable del mismo conducirá el vehículo mientras no participe más de seis horas continuadas en extinción.
  3. 3. 12. Conductor de camión autobomba 1. Tiene la función de conducir los camiones autobombas con tracción a las cuatro ruedas, así como el correcto mantenimiento de los mismos. Operará la bomba y vigilará su funcionamiento, igualmente organizará los tendidos de mangueras a pie de autobomba. EXCESO DE ACUMULACIÓN DE RESPONSABILIDADES - Como responsable del estado y mantenimiento del vehículo y de la coordinación de las tareas de extinción, la acumulación de responsabilidades hace que los errores por factor humano se incrementen suponiendo un evidente estrés mental, mermando la eficacia en ambos cargos. Esto influye, evidentemente, en la seguridad de toda la unidad. Es por esto que se hace necesario que te limites a realizar las tareas encomendadas a tu cargo (indicado en convenio). Por lo que en caso de ser conductor de autobomba, en lo que se refiere a coordinación de tareas de extinción, deberás hacerte cargo de lo que se puede hacer a pie de autobomba, no abandonando esta en ningún caso (a no ser en casos de extrema necesidad), por lo que será necesario que todos los miembros de tu unidad estén a tu alcance de visión para poder cumplir con el protocolo de seguridad OCELA (AOCEL-Anclaje- Observación-Comunicación-Escape-Lugar seguro). Evitando con esto la realización de tendidos de mangueras o líneas de defensa que no puedas controlar desde la propia autobomba. No están en tus funciones la realización de estadillos (listillas) y otras tareas definidas para la función del responsable. Recordamos que tu obligación es que la autobomba esté en condiciones óptimas para la extinción, con la equipación que la empresa te da, requiriendo a esta lo que creas que falta y comunicando sin demora cualquier deficiencia que en la autobomba puedas detectar. Tampoco está en tus funciones la realización de informes sobre tus compañeros, sobre todo en el caso de faltas disciplinarias. Esto no significa que no puedas realizarlos pero siempre y cuando no desatiendas tus funciones principales, definidas en convenio para tu categoría. No tienes que coordinar las tareas de base, como mucho encargarte de la coordinación previa de tendido de manguera, líneas de defensa e implementación del protocolo AOCEL, siempre a pie de autobomba. Esto último si es necesario porque de ello depende la seguridad de toda la unidad. No deberás recepcionar información o documentación destinada a cualquier otro miembro de la unidad, debiendo la empresa entregársela directamente a los destinatarios. Esto debe ser así exceptuando la documentación que vaya dirigida expresamente a ti como conductor de autobomba
  4. 4. - Es importante no incurrir en asignación de funciones a personal no cualificado, como puede ser el que el responsable termine delegando funciones a quien tenga más a mano para poder realizar tareas que no puede realizar cuando simultanea labores de responsable y conductor, tanto en el caso de VTT como autobomba. Es importante que seas consciente de que no puedes asignar funciones a personal no cualificado, por lo que te limitarás a realizar tus funciones como conductor de autobomba, dejando al resto de los componentes de la unidad realizar las suyas. Para esto creemos oportuno indicar cuales son estas según nuestro convenio, recordandote que no eres responsable de retén, por lo que debes limitarte a coordinar las labores del ayudante de autobomba si dispones de esta figura en tu unidad: 13. Ayudante de camión autobomba Los ayudantes de vehículo autobomba, se ocuparán de colaborar con el conductor en las tareas que le sean encomendadas, relacionadas con el mantenimiento y puesta a punto del vehículo y su material, prácticas de recogida y tendido de mangueras, así como las relativas a llevar la punta de lanza en dichos tendidos. 5. Especialista forestal 1. Es el operario que efectúa su trabajo primordialmente con esfuerzo físico. Además es capaz de manejar maquinaria auxiliar de obras forestales tales como motosierras, motodesbrozadoras, etc, al tiempo que es conocedor de las técnicas y trabajos forestales básicos y de las herramientas e instrumentos que se emplean en los mismos. 2. Estos trabajadores están agrupados, para el desempeño de sus funciones, en unidades operativas denominadas retenes forestales, que tienen como misión fundamental la de prevención y extinción de incendios forestales, así como el apoyo en incendios o catástrofes rurales que se produzcan en su provincia, o bien en otras que si se requiriese y se ordenase. 3. También tiene como cometido la participación en tareas de formación y trabajos preventivos que se programen y se encuentren directamente relacionados con la posibilidad de disminuir el número o la intensidad de los incendios forestales como: - Limpieza de cunetas, montes y bosques - Limpieza de puntos de agua y demás infraestructura relacionadas con estas y con las labores de extinción - Labores de conservación de la naturaleza y fauna - Labores de vigilancia - Resolución de zonas de emergencias en el monte o zonas rurales - Colaborar en tendidos de manguera y llevar la punta de lanza Las anteriores labores quedarán suspendidas cuando se produzca una situación de alarma o incendios, la cual será prioritaria a cualquier otro requerimiento. Estará a las órdenes del responsable del retén. MIENTRAS SE CONDUCE
  5. 5. - En pasado curso de PRL hemos aprendido que el 40% de los fallecidos en actuaciones contra incendios forestales se producen en los momentos de conducción. Este es un dato de vital importancia que debería hacer pensar que la figura del conductor es importantísima, por lo que no se debe sobrecargar de tareas a quien debe realizar esta labor. Este es un dato que debes tener muy presente, mientras se está conduciendo no se debe hacer otra cosa que eso, CONDUCIR, por lo que no debes atender llamadas de teléfono ni atender la emisora. -El responsable no puede atender llamadas telefónicas. Los vehículos no están dotados de manos libres. Aun teniendo esta dotación consideramos que atender estas llamadas y tomar decisiones importantes provocarían una distracción durante la conducción, suponiendo un riesgo para los ocupantes del vehículo -Con la emisora del vehículo ocurre exactamente lo mismo. Ni debes atender estas llamadas, tanto sean por móvil o emisora. Tampoco debes hacer que sean atendidas por otro miembro de la unidad, no está en sus funciones ni es su responsabilidad. Si debes entender que eres tu el que, siendo responsable del vehículo autobomba, debes atenderlas, pero solo mientras no estás conduciendo. Para esto tienes dos opciones: 1. Detienes el vehículo donde te sea posible, sin infringir ninguna norma de circulación, y devuelves la llamada o la comunicación vía emisora. 2. Esperas a llegar al incendio y, antes de comenzar ninguna actuación, te dedicas a devolver las llamadas o comunicaciones vía emisora para saber porque te requerían. Es importante que lo hagas antes de iniciar cualquier actuación ya que esa información puede ser determinante para elegir el modo de actuación y, sobre todo, es imposible coordinar la actuación y al mismo tiempo atender esas llamadas sin incurrir en el riesgo que supone no tener controlada a toda la unidad a pie de autobomba. -El trayecto hacia el incendio es fundamental para ir elaborando, una vez dado el aviso, la estrategia a seguir en la extinción del incendio. Datos climáticos, como viento, temperatura, grado de humedad y topográficos como relieve, exposición, tipo de vegetación (combustible) ....se van acumulando en el trayecto hacia el incendio para ir conformando la estrategia a seguir. Alguien que va conduciendo y manteniendo una proporción óptima entre velocidad para llegar lo más rápidamente posible al incendio y seguridad para que todos los componentes lleguen en buen estado, no puede además ir contrastando estos datos de los que luego surgirá la estrategia. Debe ir concentrado en la conducción sin más y, si esto no es así, tenemos que en la llegada al incendio el responsable es el que menos datos ha visualizado para encarar el ataque. El que más esfuerzo ha hecho durante el trayecto por la conducción y el que ahora una vez llegado tiene que ver todos estos parámetros. Nuestro acceso hacia los incendios suele ser por pistas y terrenos que requieren una máxima
  6. 6. concentración. Todo ello puede tener como resultado errores o lentitud en la actuación y provocar accidentes o incluso algo peor. Este punto explica claramente lo que supondría no cumplir lo que en el punto anterior se describe como protocolo de actuación, pero es por esto que no podemos dar solución a la situación que se describe y que indica la necesidad de gestionar los datos de un incendio lo antes posible. En este punto debemos asumir que no podremos ser todo lo eficaces que podríamos ser si este dispositivo se organizara correctamente. Lo único que podemos decir es que, aunque parezca poco eficaz se hace necesario por nuestra seguridad el que se trate de evaluar todos los datos a nuestra disposición o de alcance visual siempre antes de iniciar una actuación. Si ves que haciendo una parada en un punto alto antes de llegar a un incendio te permite tener una visión general de lo que está pasando sería inicialmente lo mejor. Somos conscientes que esto no sirve de mucho teniendo en cuenta que los incendios normalmente evolucionan con mucha rapidez. En todo caso, y precisamente por estas limitaciones, debes iniciar una actuación en un lugar que no suponga ningúna situación de peligro. Si no es posible actuar al no poder realizar acciones controladas a pie de autobomba, y en un lugar seguro, deberás comunicar esto a la central de incendios (COP) para que estos puedan saber a que atenerse. En este punto y si se decide actuar, todos los componentes deberán estar atentos a cambios de viento que puedan suponer atrapamientos, siempre iniciar los ataques desde la cola, asegurándose de forma extrema de que no se produzcan reproducciones. No hay que olvidar nunca que debe haber comunicación visual entre todos los componentes. -En la primera media hora de un incendio este se define, por lo que es de vital importancia que el responsable informe, lo antes posible, a la central de lo que ve y trate de elaborar una estrategia para evitar que el incendio coja mayores dimensiones. Esto es totalmente incompatible con la conducción. Solo cuando llegues al incendio, antes de iniciar la actuación y siempre en un lugar seguro, informarás a la central (COP) de los datos que te proporciona el incendio, y que sea el COP el que determine con esos datos como continuar atendiendo la emergencia. Reprime cualquier tipo de idea de solicitar más medios o no solicitar ninguno ya que esta no es tu responsabilidad y podrías adoptar decisiones para las que no estás preparado. En el caso de que el COP requiera por parte tuya esta decisión debes indicarles que esa responsabilidad no te compete al ser conductor de autobomba. Como ya hemos dicho tenemos que asumir en cierta medida que el dispositivo no está organizado de la forma más correcta, y que con esto no podremos ser todo lo eficaces que podríamos ser, pero lo que no podemos hacer es sumarle a este despropósito decisiones que pueden aumentar nuestra exposición al riesgo intrínseco que los incendios supone.
  7. 7. DURANTE LAS LABORES DE EXTINCIÓN -La labor principal de un responsable es controlar la situación y, de forma secundaria y puntual, podrá realizar otras funciones siempre y cuando esté cualificado y no desatienda su función principal. Esto hace inviable que se dedique también, de forma habitual y obligada, al manejo de la autobomba o a la conducción. En este punto recalcar la idea de que no puedes realizar actuaciones que no puedas controlar a pie de autobomba. Todo lo que se salga de esto supone una falta de seguridad que no debes asumir. -El protocolo OCELA (AOCEL) es algo dinámico, que debe actualizarse en diferentes momentos durante la intervención, no un protocolo estático que no varía de principio a fin del ataque al incendio. Para ello requiere una vigilancia permanente y una persona, el responsable, que lo actualiza según las diferentes estrategias y posiciones. Es incompatible este protocolo medular en la intervención con una persona que tiene que atender los requerimientos de la autobomba, cuyo rendimiento también debe ser optimizado para el bien de la actuación y de la seguridad de todos los componentes. No atender estos requerimientos puede traducirse en accidentes de los componentes o incluso algo mucho peor. En este punto recalcar lo dicho anteriormente, No debes dirigir actuaciones que no puedas controlar a pie de autobomba. deberás buscar un lugar de actuación que cuide extremadamente lo de seguro debiendo ser así para cualquier cambio de viento. Deberás asignar a un componente la terea de observador en un punto con visión al incendio y su evolución, aunque esto suponga tener un componente fuera de la línea de trabajo. Al no tener medios de comunicación con el resto de componentes no debes perderle de vista en ningún momento. Si esto no se cumple en algún aspecto en cualquier momento de la actuación deberás retirar a todos los componentes de la actuación, reagruparlos y volver a evaluar la situación en un nuevo lugar seguro. Si ves que no puedes actuar al no cumplirse lo que el protocolo AOCEL determina deberás comunicarselo al jefe de extinción o en su ausencia al COP, para que así sepan a que atenerse. Esto se dará en los casos en los que no se pueda acercar la autobomba a distancia suficiente para actuar con un tendido o línea de defensa en el que el resto de componentes escapen a tu dominio visual, cumpliendo con la seguridad requerida del lugar de aparcamiento de la autobomba. -Desde el punto de vista de la seguridad de los componentes del retén es absolutamente incompatible que los dos cargos más relevantes en el retén se aúnen en la misma persona: responsable y conductor autobomba. El responsable debe diseñar la estrategia de actuación para la eficacia en la extinción a la vez que la seguridad de sus compañeros. Esta labor central exige toda la atención en el desarrollo de la actuación e imposibilita la responsabilidad respecto a la autobomba. Si el responsable debe atender el camión estaría poniendo en riesgo la seguridad de los componentes del retén con posible resultado de heridos o incluso algo peor. Si el responsable atiende sus responsabilidades en la seguridad
  8. 8. de los componentes estaría desatendiendo el medio más eficaz de que disponen para la extinción del incendio lo que podría provocar heridos e incluso algo peor. Son dos responsabilidades complementarias cuya unión en una misma persona estrangulan tanto la eficacia en la extinción como la seguridad en la estrategia de actuación. Recalcar lo dicho anteriormente. Definición de actuaciones a pie de autobomba. Asumir que según esta organización somos un dispositivo mediocre pero nunca intentar paliar esto con decisiones que no nos competen y que pueden sumar riesgos a los que se derivan de la organización determinada por la empresa y la administración y los propios de un incendio forestal. -Durante el incendio en sí, si va conduciendo no puede atender a posibles avisos de situaciones de emergencia o que pongan en peligro a la unidad, sean estos por emisora o vía telefónica. A su vez, el COP o cualquier mando responsable en un incendio, no podría tener una comunicación efectiva con esta unidad, afectando, con esto, a las tareas organizativas del mismo. No podemos olvidar que el receptor de toda esta información en la cadena de mando es el responsable de unidad, y no otro componente de la misma. Volvemos a lo mismo, no podemos evitar esta situación de desorganización pero, al ser conscientes de que esto es así debemos extremar nuestras propias medidas de seguridad y actuaciones que antes si se podían hacer al haber correctos sistemas de comunicaciones ya no se pueden hacer precisamente porque no las podemos recepcionar de manera adecuada. En resumen, no debemos hacernos los héroes y limitarnos a realizar actuaciones a pie de autobomba, de la manera que se ha descrito anteriormente, aunque nos suponga una actuación ridícula. -Por distintos motivos muchas veces no es posible (accesibilidad, seguridad...) que el vehículo se encuentre cerca de la zona de actuación. esto supone: 1.En el caso de la auto-bomba, el conductor es responsable de la misma por lo que debe mantenerse al lado de ella, esto es incompatible con las tareas de coordinación de las labores de extinción tales como garantizar el cumplimiento del protocolo OCELA imprescindible para la seguridad de todos los participantes en la extinción. 2.En el caso de que que la auto-bomba tuviese que cargar agua no hay protocolo de actuación, no quedando claro si la unidad tendría que ir con el vehículo y que pasaría con el tendido de mangueras. Entendemos que la unidad debe ir siempre con su responsable ya que no podría realizar labores de extinción sin un vehículo para la posible evacuación.
  9. 9. En este punto nos centraremos en el apartado 2, ya que el otro creemos ha sido contestado con los puntos anteriores y se resume en no abandonar la autobomba, actuaciones a pie de autobomba, lugar extremadamente seguro y con una clara ruta de escape. Para resolver el punto 3 adecuadamente y a falta de indicaciones expresa de la empresa al respecto lo seguro es que se recoja el tendido realizado y que todos los componentes de la unidad se dirijan con la autobomba a repostar. Esto debe ser así sobre todo al tener en cuenta que el conductor no podrá atender a comunicaciones que le indiquen un posible cambio de ubicación del resto de componentes de la unidad al estar conduciendo y, sobre todo porque los componentes se quedarían sin responsable y sin medio de huida en primera línea de fuego. Esto podría ser distinto en tareas exclusivas de remate, cuando el incendio ya está controlado, pero por las ya indicadas deficiencias en la comunicación aun en esta situación recomendamos que la unidad se movilice en su totalidad para la carga de agua (un incendio controlado se puede reactivar). No dejéis nunca el tendido sin recoger, se os podría sancionar por abandono de material. -No es posible gestionar las 12h en las que podemos estar trabajando en labores de extinción con conducir antes y después, sobre todo el después. Se habló en otras reuniones de PRL que estos responsables trabajarían 6 horas para luego descansar y estar preparados para la conducción. ¿Qué pasa entonces con el resto de la unidad que se quede trabajando en las labores de extinción sin responsable? ¿realmente pensáis que esto es mínimamente seguro y operativo? Indicar que esto no solo se habló en PRL sino que aparece en convenio en la definición de miniretemes, que entendemos se refiere a las autobombas reten ya que no hay nada que hable específicamente de este tipo de unidad en el convenio. Recordemos lo que dice: 10. Miniretenes En retenes cuya dotación no sea superior a 5 personas, el Responsable del mismo conducirá el vehículo mientras no participe más de seis horas continuadas en extinción. Teniendo esto como única referencia, y entendiendo que será el conductor de autobomba el que gestione la actuación en el incendio bajo las premisas dadas en este escrito para que sea una actuación segura, el conductor no podrá trabajar en labores de extinción más de 6 horas. Los componentes de estas unidades tampoco, por los motivos descritos a continuación: -no pueden actuar sin responsable que los dirija. -no pueden actuar sin vehículo que los movilice y sobre todo los evacue. -no podrán estar a cargo de otro responsable al no disponer este de vehículo adicional donde trasladarles en caso de movilización o urgencia.
  10. 10. Por lo tanto todos los miembros de la unidad deberán retirarse del incendio a las 6h de actuación junto con el conductor de la autobomba. Este punto y su solución merma las posibilidades de uso de las unidades en el dispositivo, pero no nos queda otra que hacerlo de esta manera si queremos actuar de forma realmente segura. EL REGRESO A BASE -No es viable que tras un esfuerzo de tareas de extinción, el responsable tenga que asumir las responsabilidades de la conducción retornando a la base. Hay que tener en cuenta que no solo se le exige el control sobre el personal que está a su cargo sino que también tiene que examinar el vehículo, sobre todo la autobomba, para que todo esté en orden. Recordarte que tu responsabilidad es que la autobomba esté en condiciones y que no falte el material del que está dotada. La realización de listillas solo se puede solventar con que cada trabajador de estas unidades haga un control sobre las actividades que realiza, horas extras y se lo comunique directamente al coordinador de empresa (encargado). Pero en este punto no nos vamos a extender al no tener relación directa con prevención de riesgos laborales. Lo que si tiene que ver con PRL es que ni los trabajadores ni la empresa pueden obligar al conductor de autobomba a realizar estas funciones que suponen una carga excesiva de trabajo para estos trabajadores. Os queremos recordar que esto son recomendaciones que hacemos desde SATIF basándonos en los distintos documentos que regulan nuestro trabajo (convenio, SEIF Y encomienda), además del sentido común. Debemos acatar las órdenes que nos dé un superior siempre que no atente contra nuestra seguridad e integridad física y la de nuestros compañeros, pero es importante que pongamos en conocimiento de la empresa y los representantes de los trabajadores que se nos obliga a actuar de forma no coherente con lo que a Prevención de Riesgos Laborales se refiere. Esto deberás hacerlo mediante un escrito presentado en oficina o a encargado dirigido a Dirección de la empresa Geacam y Departamento de PRL tanto en Cuenca como en Guadalajara. Recuerda que siempre te has de quedar una copia firmada o sellada siempre con la fecha de recepción del escrito, por quien te la recoja. Sin esto no tiene valor jurídico.

×