Your SlideShare is downloading. ×
0
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Hábitos de higiene y salud en los niños
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Hábitos de higiene y salud en los niños

48,851

Published on

Published in: Education
0 Comments
22 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
48,851
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
981
Comments
0
Likes
22
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Hábitos de higiene y salud en los niños<br />ALUMNOS DE 6TO. MEPI SECCION “B”<br />
  • 2. Higiene y hábitos en los niños<br />¿Cómo una buena higiene y hábitos alimenticios pueden influir en el desarrollo de la vida de los niños? Además de evitar el contagio de enfermedades, la adquisición de buenos hábitos higiénicos ayuda a los niños en su proceso de inserción social entre sus pares y les brinda una sensación de seguridad e independencia. De pequeños, ellos creen que las normas de higiene son un capricho de los padres, pero con el tiempo, las aprecian.<br />Para que la educación sea completa debe llevarse a cabo tanto en el colegio como en casa, llevando una misma orientación, en materia de hábitos de higiene y especialmente a la hora de comer para que los niños aprendan en todo momento qué deben hacer y cómo comportarse. Las claves para que los niños adquieran estos hábitos parten de que los mayores debemos dar el ejemplo, hay que reforzar lo que les estamos enseñando. <br />La regularidad de los hábitos debe trabajarse en cada aspecto de la vida cotidiana de la forma más sencilla. El ambiente debe estar preparado, los niños deben disponer de los útiles, conocerlos y estar dispuestos de tal manera que les sea fácil utilizarlos y cuidarlos.<br />
  • 3. HIGIENE DE LA PIEL<br />La piel constituye una de las primeras barreras del organismo para defenderse de las agresiones del medio, es además un órgano de relación porque en ella está el sentido del tacto. Es aconsejable ducharse diariamente o al menos tres veces en semana y hacerlo preferentemente por la noche, pues así el cuerpo se relaja y descansa mejor. Es recomendable utilizar nuestras propias manos haciendo masaje, pero si se emplean manoplas o esponjas, debe ser de uso individual. El momento del baño para los niños, además de ser un hábito de higiene diaria, es un momento de relajación y un tiempo de descanso agradable. <br />
  • 4. HIGIENE DEL CABELLO: <br />El cabello se ensucia con mucha facilidad porque retiene el polvo, las secreciones del cuero cabelludo y su descamación (la caspa). Es aconsejable lavarlo 2 ó 3 veces a la semana y teniendo en cuenta frotar con las yemas de los dedos, nunca con las uñas y realizar al final un buen enjuague para no dejar restos de jabón. Estas medidas generales deben de modificarse en casos especiales como en el supuesto de existir piojo. <br />
  • 5. HIGIENE EN MANOS Y UÑAS<br />Las manos, por su relación directa y constante con el medio, son uno de los más importantes vehículos de transmisión de infecciones. Hay que lavárselas con agua y jabón en las siguientes circunstancias: <br />Antes y después de comer. <br />Al levantarse de la cama. <br />Después de tocar animales. <br />Cada vez que estén sucias. <br />Antes de manipular alimentos. <br />Antes y después de curar cualquier herida. <br />Antes y después de ir al servicio higiénico<br /> para evitar infecciones. <br />
  • 6. LOS GENITALES<br />Los genitales, al estar tan próximos a los orificios de salida de la orina y las heces, son una partes del cuerpo que requieren especial atención. Tanto la vulva como el pene tienen una serie de pliegues que hay que separar para lavarlos correctamente, ya que éstos propician la acumulación de restos de orina y secreciones diversas.<br />
  • 7. LOS PIES<br />La limpieza de los pies es de gran importancia, ya que al estar poco ventilados por la utilización del calzado, es fácil foco de acumulación de sudor que favorece la aparición de infecciones y mal olor. Hay que lavarlos diariamente, y es fundamental un buen secado, sobre todo entre los dedos, para evitar el desarrollo de posibles enfermedades u hongos. <br />
  • 8. LOS OÍDOS<br />Se lavará diariamente las orejas y el oído externo con agua y jabón, evitando la entrada de agua en el oído medio, esto se consigue inclinando la cabeza hacia el lado que se está limpiando. <br />
  • 9. LOS OJOS<br />Aunque los ojos tienen un mecanismo propio de limpieza, construido por el sistema lacrimal se deben lavar diariamente con agua especialmente al levantarse para eliminar las legañas producidas durante el sueño. <br /> <br />
  • 10. LA NARIZ<br />La nariz además de tener una función fundamental en el sentido del olfato, interviene en la respiración, acondicionando el aire para que llegue a los pulmones con la temperatura y humedad adecuada y libre de partículas extrañas. <br />
  • 11. HIGIENE DE LA ROPA Y EL CALZADO<br />Al igual que el cuerpo, y por estar en contacto con él, la ropa y el calzado deben ser objeto de especial atención. Es indispensable cambiarse de ropa después de la ducha o baño. La ropa interior se deberá cambiar diariamente. <br />
  • 12. HIGIENE BUCAL<br />: Los niños deben como costumbre, cepillarse los dientes al menos dos veces al día, con las principales comidas. Visitar regularmente al dentista, en caso de no existir ninguna complicación, por lo menos una vez al año para llevar un control.<br />

×