Orar en Cuaresma

4,396 views

Published on

Published in: Education
1 Comment
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
4,396
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
39
Comments
1
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Orar en Cuaresma

  1. 1. ORAR EN CUARESMAOrar es encuentro con el Señor. Ese encuentro es diálogo, “trato deamistad” en comunión. Orar en cuaresma tiene que ser para un cristiano buscar en todola voluntad de Dios para vivir amando. El fruto de toda oración tiene queser amar. Por eso, este tiempo de cuaresma nos ha de llevar a laentrega (limosna), siendo misericordiosos y ayunando de todo aquelloque nos impide vivir en caridad. En nuestra oración tenemos que salir de nosotros mismos(éxodo), para que purificándonos en el desierto de la vida, podamosentrar en la tierra prometida del amor de Dios. Este tiempo de cuaresma, cuarenta días de preparación para vivirel misterio central de nuestra fe, Cristo muerto y resucitado, debemosvivirlo intensificando nuestra entrega a los más necesitados. La oraciónnos tiene que convertir en entrega y amor. Estos salmos en tiempo de cuaresma quieren ser una ayuda paraleer y vivir la palabra de Dios cada día, en el contexto que lo lee laIglesia en la eucaristía. Saborear la palabra de Dios, cada salmo. La oración colecta esuna ayuda para meterse en el espíritu de la cuaresma.MIÉRCOLES DE CENIZAJl 2,12-18: Convertíos de todo corazón.Sal. 50,3-4.5-6a. 12-13. 14. 17.2 Cor 5,20-2,6: Ahora es el día de la salvación.Mt 6,1-6.16-18: Tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.Salmo de cenizaSeñor Jesús,nosotros te aclamamosen este día y siempreanhelando tu salvación.Somos polvo y ceniza,somos amados por ti,somos el gozo de vivir en ti.Haz que nos convirtamosmirándote a tiy amando entrañablemente
  2. 2. a todos nuestros hermanos.Ahora que es tiempo de salvacióntransforma nuestras mentes,llega a lo más profundo de los corazonesy hazlos buenos de verdad.Señor Jesús,haznos reconciliados y reconciliadores,caminantes hacia ti,estrechando las manosde nuestros enemigos.Danos sed del Padre,ese Padre que ve en lo escondido,al que no le gustan las “máscaras”y quiere transparencia y amor. Amén.Oración colecta: Señor, fortalécenos con tu auxilio al empezar lacuaresmapara que nos mantengamos en espíritu de conversión; que la austeridadpenitencial de estos días nos ayude en el combate cristiano contra lasfuerzas del mal. Por nuestro Señor Jesucristo.JUEVES DESPUÉS DE CENIZADt 30,15-20: Elige la vida y vivirás tú y tu descendencia amando alSeñor.Sal 1,1-2.3.4-6Lc 9,22-25: El que pierde su vida por mí, la ganará.Salmo de seguimientoPadre de todos los hombresamigo exigente siempre;nos acercamos a tien esta noche de nuestros pecados.Nosotros que somos pecadoresgritamos en la nochepues queremos dar la vidapor amor a tiy a nuestros hermanos.
  3. 3. Sabemos que seguirte a tino es algo fácil,ni tampoco imposible.Perder la vida por ties recuperarla para darlacomo la sal que se deshacepara, perdida entre la comida,dar más sabor.Así, Señor, nuestra existencia,entregada sin condiciones,hará realidadun amor de seguimientoamando hasta el final.Poniendo los ojos en ti,eligiendo tu vidapara ver vida abundante. Amén.Oración colecta: Señor, que tu gracia inspire, sostenga y acompañenuestras obras, para que nuestro trabajo comience en ti, como en sufuente, y tienda siempre a ti, como a su fin. Por nuestro SeñorJesucristo.VIERNES DESPUÉS DE CENIZAIs 58,1-9a: El ayuno que Dios quiere: dejar libres a los oprimidos, partirtu pan con el hambriento...Sal 50,3-4.5-6a. 18-19.Mt 9,14-15: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, encambio, tus discípulos no ayunan?.Salmo de ayunoNo queremos, Señor,caras largasni corazones tristes.Ayunar es tener hambre de ti,es solidarizarse con los pobres,con los pequeños del mundo,que ayunan de todoporque apenas tienen nada.
  4. 4. Sabemos, Señor,que el ayuno que tú quiereses amor derramado,entrega ofrecida,cambio de corazón.Señor, por el ayuno,haznos partir el pancon los que no lo tienen,repartir esperanzacon los que carecen de ella,amar a todossin excluir a nadie.Danos Señor,ser sencillos y transparentes,acogiendo de tila iniciativa,a poner el corazón en marcha. Amén.Oración colecta: Confírmanos, Señor, en el espíritu de penitencia conque hemos empezado la cuaresma; y que la austeridad exterior quepracticamos vaya siempre acompañada por la sinceridad de corazón.Por nuestro Señor Jesucristo.SÁBADO DESPUÉS DE CENIZAIs 58,9b-14: Cuando destierres de ti la opresión, cuando partas tu pancon el hambriento, brillará tu luz en las tinieblas.Sal 85,1-2.3-4.5-6.Lc 5,27-32: No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores aque se conviertan.Salmo contra la opresiónVenimos a ti, Señor,con la terrible realidadde una tierrallena de oprimidos de corazón.Nuestra gente sufre mucho:a veces no le llega el pan,
  5. 5. no tienen salidas;todos, Señor, claman a ti.Destierra, Señor, la opresión,que los opresores se conviertan.Haz que en la humanidadbrille la luz de la esperanzapara tantos corazones desgarrados.Tú, que no has venidoa llamar a los justossino a los pecadores,enciende en nuestra humanidadla antorcha de la libertad.Forja Señor,pues lo estamos deseando,una humanidad nuevade hombres libresconstructores de fraternidad.Haz Señor que, como las nubes,desaparezca la opresiónde nuestro planeta. Amén.Oración colecta: Dios todopoderoso y eterno, mira compasivo nuestradebilidad y extiende sobre nosotros tu mano poderosa. Por nuestroSeñor Jesucristo.PRIMER DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo AGen 2,7-9; 3,1-7: Creación y pecado de los primeros padres.Sal 50,3-4.5-6a. 12.14.17.Rom 5,12-19: Donde abundó el pecado sobreabundó la gracia.Mt 4,1-11: Vete, Satanás porque está escrito: “Al Señor, tu Dios,adorarás y a él sólo darás culto.Salmo contra la tentaciónSeñor, somos tentadosy necesitamos de tu amorpara vencer las tentaciones.Del maligno líbranos, Señor,
  6. 6. que nos presenta tu amorcomo falso,tu paternidadcomo olvidadiza,tus planescomo opresión.Sabemos, Cristo nuestro,que donde abundó el pecadosobreabunda la gracia.Haz Señor, que venzamoslas tentaciones contra ti:la de no creer en tu bondad,la de pensar en la blasfemiade que tú no eres Padrey no cuidas de nosotros.Sabemos que todo lo podemosen ti, que nos confortas.Ayúdanos a no caeren la tentaciónde no llamarte Abba, Padre. Amén.Oración colecta: Al celebrar un año más la santa cuaresma concédenos,Dios todopoderoso, avanzar en la inteligencia del misterio de Cristo yvivirlo en su plenitud. Por nuestro Señor Jesucristo.PRIMER DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo BGén 9,8-15: Pacto de Dios con Noé, liberado de las aguas del diluvio.Sal 24,4bc-5ab.6-7bc.8-9.1Pe 3,18-22: Aquellos fue un símbolo del bautismo que actualmente nossalva.Mc 1,12-15: El Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en eldesierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entrealimañas, y los ángeles le servían.Salmo en tiempo de cuaresmaSeñor,nos sentimos convocados por tu amor,para encontrarnos contigo
  7. 7. que eres la verdadera vida.Ayúdanos a superar las tentaciones,no nos dejes caer en el egoísmo,haznos fuertes en la tribulación,decididos en la duda.Ahora, Señor,queremos prepararnospara celebrar este tiempo de gracia.Envíanos tu Espíritupara ser llevados al desiertoy creer en tu amor.Ayúdanos a vivirdespojándonosde todo aquelloque nos impide avanzarpor los caminoshacia una entrega total. Amén.Oración colecta: Al celebrar un año más la santa cuaresma concédenos,Dios todopoderoso, avanzar en la inteligencia del misterio de Cristo yvivirlo en su plenitud. Por nuestro Señor Jesucristo.PRIMER DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo CDt 26,4-10: El Señor nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazoextendido, en medio de gran terror, con signos y portentos.Sal 90,1-2.10-11.12-13. 14-15.Rom 10,8-13: Nadie que cree en él queda defraudado.Lc 4,1-13: Está escrito: No sólo de pan vive el hombre.Salmo de asombroEs asombroso tu amor para con nosotros.¡Cuántas maravillas realizas tú!Enumerarlas sería algo asombroso.Sabemos, Señor, que tu amor es auténtico,que jamás defraudas a quien acude a ti,por eso te llamamos en este día,invocamos tu nombre,
  8. 8. pues tú eres realmente un amor desbordado.Cuando te conocimosfue todo como una aventura de amor,tú te acercaste a nuestra vidasy dejaste caer tu gracia como rocío de la mañana.Ahora, cuando pasan los años,tu amor tiene el ímpetu del primer día,tiene sabor a novedad continua,es increíble para nosotros.Por eso queremos vivir de ti,vencer las tentacionesen el desierto de la viday acogernos a tu gran amor.Concédenos Dios todopoderosoel gozo de vivir desde ti,sembrando esperanza en los corazonespara caminar en plenitud de tu amor. Amén.Oración colecta: Al celebrar un año más la santa cuaresma concédenos,Dios todopoderoso, avanzar en la inteligencia del misterio de Cristo yvivirlo en su plenitud. Por nuestro Señor Jesucristo.LUNES DE LA SEMANA I DE CUARESMALev 19,1-2.11-18: Seréis santos, porque yo, el Señor, vuestro Dios, soysanto.Sal 18,8.9.10.15.Mt 25,31-46: Cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildeshermanos, conmigo lo hicisteis.Salmo de la conversiónDios y Señor nuestro,acudimos a ti,pidiéndote que nos conviertasa ti, de todo corazón.Haznos pacientescon los que yerran el camino;
  9. 9. haznos delicadoscon los que nadie respeta;haznos sencilloscon los que son maltratados;haznos humildescon los que no tienen fuerzas.Sabemos, Señor,tú nos lo has enseñado,que convertirsees éxodo y salida;es amar al hermano,en el cual tú estás presente,pues sabemos bienque te disfrazas continuamente:eres el encarcelado, la prostituta,el sediento, el emigrante,el falto de amor;tras ellos, Señor,se esconde tu rostro. Amén.Oración colecta: Conviértenos a ti, Dios salvador nuestro; ilumínanoscon la luz de tu palabra, que la celebración de esta cuaresma produzcaen nosotros sus mejores frutos. Por nuestro Señor Jesucristo.MARTES DE LA SEMANA I DE CUARESMAIs 55,10-11: Mi palabra que sale de mi boca no volverá a mí vacía.Sal 33,4-5.6-7.16-17.18-19.Mt 6,7-15: Cuando recéis, no uséis muchas palabras.Salmo al orarSeñor, enséñanos a orar,pues nos cansamos enseguidade estar contigo;sin embargo,sabemos que al orarsomos más entrega,tenemos más fuerzas,amamos más todos.
  10. 10. Haz, señor,que seamos orantesa corazón abierto,a pie descalzo,con entrega incondicional.No queremos al orarusar muchas palabras,pues sabemoslo que tú ya sabes.Sólo queremos oraren lo secreto,creer que no sabemos orar,y que tú nos manda tu Espíritu,capaz de transformarnosy hacer de nuestra pobre oraciónun canto de amorforjador de esperanzas. Amén.Oración colecta: Señor, mira con amor a tu familia y a los que moderansu cuerpo con la penitencia; aviva en su espíritu el deseo de poseerte.Por nuestro Señor Jesucristo.MIÉRCOLES DE LA SEMANA I DE CUARESMAJon 3,1-10: Cuando vio Dios sus obras y cómo se convertían de su malavida, tuvo piedad de su pueblo el Señor, Dios nuestro.Sal 50,3-4.12-13.18-19.Lc 11,29-32: Ellos se convirtieron con la predicación de Jonás, y aquíhay uno que es más que Jonás.Salmo de esperanzaMuchas veces, Señor,en mi existencia,me desanimopor cualquier cosa.Es más, me “desinflo”cuando la situaciónse va complicandoy no soy capaz.
  11. 11. Porque esta es una gran verdad:no soy capaz de casi nada,me da miedo convertirme,me asusta la entrega,me aterra mi incapacidad.Sin embargo, Señor,hoy quiero convertirme.Sé que con mis fuerzas no puedo,pero lo quiero,deseo ardientementecambiar de rumbo.Ir por el caminodel amor y el compromiso,en favor siemprede los desheredadosde este mundo. Amén.Oración colecta: Señor, mira complacido a tu pueblo que deseaentregarse a ti con una vida santa; y a los que moderan su cuerpo conla penitencia transfórmales interiormente mediante el fruto de lasbuenas obras. Por Jesucristo nuestro Señor.JUEVES DE LA SEMANA I DE CUARESMAEst 14,1.3-5.12-14: Mi padre me ha contado cómo tú, Señor, escogiste anuestros padres para ser tu heredad perpetua.Sal 137,1-2a.2bc-3. 7c-8.Mt 7,7-12: Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se osabrirá.Salmo de búsquedaSeñor, buscamos tu rostrocon el corazón abatidoy con los ojos cargadospor el cansancio.Pedimos con vocesporque sabemosque tú has sido siempre
  12. 12. nuestro refugiode tiempo en tiempo.Hoy sabemos que túcaminas a nuestro ladoy eres cercanocuando la luz se apaga.Rezamos por todosy cada unode los hombresde nuestro planeta.Haz una tierra nuevallena de amor y pazdonde tú seas siempreencontrado en los caminos.Te buscamos Señor,te llamamos siempre,acude en nuestra pobreza. Amén.Oración colecta: Concédenos la gracia, Señor, de pensar y practicarsiempre el bien, y pues sin ti no podemos ni existir ni ser buenos, hazque vivamos siempre según tu voluntad. Por nuestro Señor Jesucristo.VIERNES DE LA SEMANA I DE CUARESMAEz 18,21-28: Sobre el justo recaerá su justicia.Sal 129,1-2.3-4ab. 4c-6.7-8.Mt 5,20-26: Se dijo: no matarás. Pero yo os digo ...Salmo de vidaSeñor de la vida,cercano a todos,siempre abierto a dar la vidapor los hombres.Tú, que mirassiempre directo al corazón,haznos reconciliados
  13. 13. con todos nuestros hermanos,capaces de reconciliar,de abrir el corazón,de cerrar egoísmos.Sabemos, Señor,que nuestra civilizaciónestá herida de muerte,porque se potencianmuchas cosas que vancontra la vida.No nos dejes solos ytristemente desanimados.Ayúdanos a serconstructores de vida,de una nueva civilizacióndesde el amor a la vidaen la nueva ley. Amén.Oración colecta: Que tu pueblo, Señor, como preparación a las fiestasde pascua, se entregue a las penitencias cuaresmales, y que nuestraausteridad comunitaria sirva para la renovación espiritual de tus fieles.Por nuestro Señor Jesucristo.SÁBADO DE LA SEMANA I DE CUARESMADt 26,16-19: Hoy el Señor te compromete a que seas su pueblo propio,y a que guardes sus mandamientos.Sal 118,1-2. 4-5. 7-8.Mt 5,43-48: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que osaborrecen.Salmo cuando amar es difícilNos dijiste, Señor, que amásemosa todos,a nuestros enemigos,a los que nos aborrecen.Tu amor es exigencia total,es un amor que hace bien;amas a fondo perdido
  14. 14. a todos los enemigos.¿Cómo es posible esto?Mirándote y observandocómo lo vivías tú,sembrando flores de esperanza,dándonos sin medida.Tu amor es exigenteporque pides todo;porque tambiénlo das todo ... y siempre.Gracias por tu ejemplo,por tu amor sin fingimiento,porque eres buenoy nos quieres llenar de tu bondad.Porque sigues amandoy sembrando claridadesen medio de nuestro mundo. Amén.Oración colecta: Dios, Padre eterno, vuelve hacia ti nuestros corazones,para que, consagrados a tu servicio, no busquemos sino a ti, lo úniconecesario, y nos entreguemos a la práctica de las obras de misericordia.Por nuestro Señor Jesucristo.SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo AGén 12,1-4a: Vocación de Abrahán, padre del pueblo de Dios.Sal 32,4-5.18-20.22.2 Tim 1,8b-10: Dios nos llama y nos ilumina.Mt 17,1-9: Su rostro resplandecía como el sol.Salmo de transfiguraciónSeñor, buscamos tu rostro:tu rostro dolorido en los pobres,tu rostro sangrante en los que sufren,tu rostro amigo en los enemigos.Sabemos Señor,que nos invitas a subira la montaña de la transfiguración
  15. 15. para conocer y ver tu rostro.Tu rostro resplandece como el solpara que podamos salir de nosotros mismosy caminar a tu encuentro.Nos dice que acojamos tu voz,que se está muy bien contigo,que la cruz es camino hacia la luz.Ahora, contigoen el monte de la contemplación,nos das fuerzas inmensaspara soportar pacientementeel escándalo de la cruz.Tú, Señor, nos llamas e iluminaspara seguirte siempre,para hacer tu voluntad,para bajar, después de ver tu rostrotransfigurado y amigo,al encuentro de todos los hombres,especialmente de los que no tienenni voz ni rostro. Amén.Oración colecta: Señor, Padre Santo, tú que nos has mandado escuchara tu Hijo, el predilecto, alimenta nuestro espíritu con tu palabra; así, conmirada limpia, contemplaremos gozosos la gloria de tu rostro. Pornuestro Señor Jesucristo.SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo BGén 22,1-2.9-13.15-18: Sacrificio de nuestro patriarca Abrahán.Sal 115, 10. 15. 16-17. 18-19.Rom 8,31b-34: El que no perdonó a su propio Hijo, sino que lo entregó ala muerte por nosotros, ¿cómo no nos dará todo con él?.Mc 9,2-10: Este e mi Hijo amado; escuchadle.Salmo de escuchaVenimos a ti, Señor,para escuchar tu Palabra,que nos redime y libera
  16. 16. y nos hace fuertes en el combate.En medio del fragor del mundoqueremos escuchar a tu Hijo amadopara ser verdaderos discípulos.Sin tu Palabrano hay alegría posible,sin estar a tu escuchano existe el gozo de seguirte.Haznos, Señor,creer verdaderamente en tu amorpara caminar en fidelidady ser tus testigos en el mundo.A veces, Señor,cuando llega la prueba,solo necesitamos salida en ti,para seguir hacia delantefiándonos de tus planes de amor.Queremos escucharte siempreponiendo esperanzaen nuestros corazones desgarradosy llenando de tu ternuranuestro planeta. Amén.Oración colecta: Señor, Padre Santo, tú que nos has mandado escuchara tu Hijo, el predilecto, alimenta nuestro espíritu con tu palabra; así, conmirada limpia contemplaremos gozosos la gloria de tu rostro. Pornuestro Señor Jesucristo.SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo CGén 15,5-12. 17-18: Dios hace alianza con el fiel Abrahán.Sal 26,1.7-8a. 8b-9abc. 13-14.Flp 3,17-4,1: Él transformará nuestra condición humilde, según elmodelo de su condición gloriosa, con esa energía que posee parasometérselo todo.Lc 9,28b-36: Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió.Salmo de alianzaEs verdad, Señor,
  17. 17. que muchas veces en el caminoexperimentamos el cansancio y la apatía.Por eso volvemos a ti,una y otra vez, nuestra mirada.Tú, que has hecho alianza de amorcon nosotros, pobres pecadores,haznos confiar en ti siempre.Sé que tú no fallas;caminar en ti es garantía.Podrían fallarnos las cosas,podrían fallarnos las personas,incluso podrían fallarnos los amigos,pero tú ..., es imposible,pues siempre acudes a la citay cumples tus promesas.Ahora caminamos hacia titodos juntosy vivimos en esa confianzade saber de ti,de saber de tus planes,de una alianza nueva y eterna,sellada con tu sangre. Amén.Oración colecta: Señor, Padre Santo, tú que nos has mandado escuchara tu Hijo, el predilecto, alimenta nuestro espíritu con tu palabra; así conmirada limpia, contemplaremos gozosos la gloria de tu rostro. Pornuestro Señor Jesucristo.LUNES DE LA SEMANA II DE CUARESMADan 9,4-10: Señor, a nosotros la vergüenza porque hemos pecadocontra ti.Sal 78,8.9. 11. 13.Lc 6,36-38: Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo.Salmo de compasiónVenimos, Señor, a ti,que eres compasivo,a tu soledad
  18. 18. para no estar solos,a tu cita diariapara tener tu compasión.Sabemos, Señor,nos lo han dicho nuestros padres,que tú eres misericordia,que eres bondadoso por naturaleza,compasivo siempre.Tú nos llamasa tener tus sentimientos,a ser compasivos como el Padre,abiertos a la ternura,cerrado al egoísmo.Gracias por tu derroche de amor,porque eres impresionante;conocerte a tiha sido la aventura más increíble.Tu amor a nosotrosha bajado a nuestra tierra,y te has hecho uno de nosotros,para ser corazón derramadosiempre cercano a todos. Amén.Oración colecta: Señor, Padre santo, que para nuestro bien espiritualnos mandaste dominar nuestro cuerpo mediante la austeridad;ayúdanos a librarnos de la seducción del pecado y a entregarnos alcumplimiento filial de tu santa ley. Por nuestro Señor Jesucristo.MARTES DE LA SEMANA II DE CUARESMAIs 1,10.16-20: Dice el Señor: aunque sean vuestros pecados como lagrana, como nieve blanquearán.Sal 49,8-9. 16bc-17.21.23.Mt 23,1-12: El que se enaltece será humillado, y el que se humilla seráenaltecido.Salmo de humildad
  19. 19. Acudimos a ti,Señor de los humildes,porque tú nos lo has dicho:El que es humildeserá enaltecidoy el que se engríeserá humillado.Estamos convencidosde tu amor por los pequeños,de tu entrega a los pobres,de tu predilección por los humildes.¡Qué fácil es alardear y aparentar!¡Qué difícil es ser coherente!Te pedimos, Señor,que nos ayudes a ser humildesy sencillos de corazón;a sembrar los caminos de la vidade esperanza cierta.Ayúdanos, Señor Jesús,a esparcir por la tierrael aroma de humildadde los sencillos de corazón.No nos dejes solos,acompaña nuestros pies cansados,pues solos no podemos. Amén.Oración colecta: Señor, vela con amor continuo sobre tu Iglesia; y, puessin tu ayuda no puede sostenerse lo que se cimienta en la debilidadhumana, protege a tu Iglesia en el peligro y manténla en el camino de lasalvación. Por nuestro Señor Jesucristo.MIÉRCOLES DE LA SEMANA II DE CUARESMAJer 18,18-20: ¿Es que se paga el bien con el mal que han cavado unafosa para mi?.Sal 30,5-6.14. 15-16.Mt 20,17-28: Mirad, estamos subiendo a Jerusalén y el Hijo del Hombreva a ser entregado.
  20. 20. Salmo de entregaTe entregaste Señor a todos,te dejaste el pellejo en la entrega,fuiste pisoteado como la uva,fuiste triturado por amor.Eres la vida entregándote a la nuestra,dándonos tu amor siempre.Haznos Señor,entrega a las gentes,para aprender de ti,para amar hasta el extremo.Confórtanos en nuestras luchas,ayúdanos al caminar,enséñanos a confiar.Sin ti, Señor,la vida es muy triste;si tú no te entregascomo cuerpo ofrecidoy sangre derramada,la vida está vacía,no hay salvación.Sólo tú, redentor de los hombres,con tu entrega incondicional,haces posible hoy y siemprela verdadera salvación,la que espera todo hombre. Amén.Oración colecta: Te rogamos, Señor, que esta eucaristía nos ayude avivir más sanamente y nos obtenga tu ayuda, constantemente. PorJesucristo nuestro Señor.JUEVES DE LA SEMANA II DE CUARESMAJer 17,5-10: Bendito quien confía en el Señor: será un árbol plantadojunto al agua.Sal 1,1-2. 3. 4. 6.Lc 16,19-31: Tienen a Moisés y a los profetas: que los escuchen.
  21. 21. Salmo de confianzaDe ti, Señor, nos fiamos,en ti confiamos siempre,pues sabemos que tújamás abandonasa todos tus amigos,de los que cuidascon infinita ternura.Sabemos, Padre bueno,de tus inmensos cuidadospara con el pájaro y la flor.Sabemos, nos lo han contado,de tus infinitos detallesde delicadeza y amorque vas sembrando por la vida.Te damos gracias,te alabamos siempre,porque cuidas de los pobres,de “los Lázaros” de este mundo,de los que no traen nada.Tú eres siempresabor a hogar y a panpara los sin nada.Ayúdanos a los pobresa descubrirte a tique eres fortaleza. Amén.Oración colecta: Señor, tú que amas la inocencia y la devuelves a quienla ha perdido, atrae hacia ti nuestros corazones y abrásalos en el fuegode tu Espíritu, para que permanezcamos firmes en la fe y eficaces en elbien obrar. Por nuestro Señor Jesucristo.VIERNES DE LA SEMANA II DE CUARESMAGén 37,3-4. 12-13a. 17b-28: Al llegar los mercaderes, sacaron a Josédel pozo y se los vendieron por veinte monedas de plata.Sal 104,16-17. 18-19. 20-21.Mt 21,33-43. 45-46: Se os quitará a vosotros el reino de Dios y se dará
  22. 22. a un pueblo que produzca sus frutos.Salmo para dar frutoEstamos delante de ti, Señor,con nuestra pobreza,con nuestra pequeñez,para que tú lo transformesen fruto de amor.Si tú no estás con nosotros,¿cómo podremos dar fruto?Todo se acabarácomo la noche oscura.Ven, Señor, a nuestras vidas,llénalas de amormirándolas con tu paz.Haznos instrumentos de ti,para sembrar alegrías,para dar frutos de amor.¿Qué sería de nosotros sin ti?Todo acabaría muriendo.Pues tú eresel Dios de la vida.Ahora, Señor,déjanos experimentarla esperanza de saberque, unidos a ti,como la vid al sarmiento,daremos frutos de amor. Amén.Oración colecta: Concédenos, Dios Todopoderoso, que, purificados porla penitencia cuaresmal, lleguemos a las fiestas de la pascua conperfecto espíritu de conversión. Por nuestro Señor Jesucristo.SÁBADO DE LA SEMANA II DE CUARESMAMiq 7,14-15. 18-20: ¿Qué Dios hay como tú, que perdonas el pecado yabsuelves la culpa?
  23. 23. Sal 102,1-2. 3-4. 9-10.11-12.Lc 15,1-3. 11-32: Deberías alegrarte porque este hermano tuyo estabamuerto y ha revivido, estaba perdido y lo hemos encontrado.Salmo del hijo pródigoMe dijeron, Padre,que lejos de tise encontraba la vida verdadera.Me convencieron totalmentepara marcharme lejoscon rumbo desconocidoa los espacios infinitos.Malgasté mi vidasin conseguir lo que buscaba,las cosas me decepcionaron,no lograron en míni un gramo de felicidad.Una noche,mirando estrellas,me acordé de la casa de mi Padre,de cuántos criados de mi Padretenían en abundancialo que yo ahora mendigaba.Y me levantécon el deseo de volver al hogar.Cuando me acerqué,mi Padre desde lejos me esperaba,y me abrazó con toda su ternura,y comprendí entoncesque no había dejado de amarme. Amén.Oración colecta: Señor, Dios nuestro, que, por medio de lossacramentos nos permites participar de los bienes de tu Reino ya ennuestra vida mortal; dirígenos tú mismo en el camino de la vida, paraque lleguemos a alcanzar la luz en la que habitas con tus santos. Pornuestro Señor Jesucristo.TERCER DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo A
  24. 24. Éx 17,3-7: Danos agua para beber.Sal 94,1-2. 6-7. 8-9.Rom 5,1-2. 5-8: El amor de Dios ha sido derramado en nuestroscorazones con el Espíritu Santo que se nos ha dado.Jn 4,5-42: Un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna.Salmo con sedSeñor, buscamos en tiel agua vivapara apagar nuestra sed.Buscamos tu amorcomo agua verdaderapara saciarnos con tu presencia.Recordamos, Señor,cómo túsiempre has estadosentado junto al pozo,esperándonos.A cualquier hora,en cualquier momento,tú nos esperabaspara llenarnos de vida.Caminamos hacia ticon hambre y sed.Ayúdanos a vivirsabiendo siempreque el que bebe del agua vivano tendrá sed jamás.Ayúdanos a experimentarque estamos llamadosa ser fuentes de aguapara nuestros hermanos sedientos. Amén.Oración colecta: Señor, Padre de misericordia y origen de todo bien,que aceptas el ayuno, la oración y la limosna como remedio de nuestrospecados, mira con amor a tu pueblo penitente y restaura con tumisericordia a los que estamos hundidos bajo el peso de nuestrasculpas. Por Jesucristo nuestro Señor.
  25. 25. TERCER DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo BÉx 20,1-17: La ley fue dada por Moisés.Sal 18,8. 9. 10. 11.Icor 1,22-25: Predicamos a Cristo crucificado.Jn 2,13-25: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.Salmo del temploSeñor, tú nos hablaste del templo,del templo de tu cuerpo,de que, destruido por la muerte,en tres días sería reconstruido.Hablabas de tu muerte y resurrección.Queremos, Señor,que nos enseñes a confiar,a vivir en la esperanza de tu misericordia.También nosotros somos testigos del Espíritu Santodonde habita la Trinidad,donde el Señor se complaceen hacer su morada.¡Qué gozada, Señor, ser templo!Sabía que tu anheloes habitar en nosotros,ser acogido en la casa de nuestro corazón.Ahora, en este tiempo de conversióny de vuelta a ti,haznos conscientes realmentede tu presencia como templopara vivir en ti,para sembrar ilusiones,y no nos dejes hundirnosbajo el peso de nuestras culpas. Amén.Oración colecta: Señor, Padre de misericordia y origen de todo bien,que aceptas el ayuno, la oración y la limosna como remedio de nuestrospecados, mira con amor a tu pueblo penitente y restaura con tumisericordia a los que estamos hundidos bajo el peso de nuestrasculpas. Por Jesucristo nuestro Señor.
  26. 26. TERCER DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo CÉx 3,1-8a. 13-15: “Yo soy” me envía a vosotros.Sal 102,1-2. 3-4. 6-7. 8. 11.1Cor 10,1-6.10-12: Bebían de la roca espiritual que les seguía; y la rocaera Cristo.Lc 13,1-9: Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.Salmo para vivirSeñor Jesús,nos llamas a la conversión,a vivir el ayuno, la oración y la limosnacomo camino hacia ti.Haznos vivir en el amor,entregados y sencillos,cercanos y arriesgando la vida por ti.Sin tu amor todo es sin sentido,sin tu fuerza nada podemos hacer,ayúdanos a ser fieles siempreen medio de las pruebas.Queremos vivir el ayunopara apartarnos de aquello que nos separa de ti,la oración para crecer en tu amory la limosna como entrega misericordiosa.Dios nuestro,concédenos el gozo de vivir por ti,de caminar en tu presencia,de amar a todos y siempre.Queremos, Señor,que tú nos ayudes a comprenderque convertirse en arrancar de cuajoel corazón de piedray vivir con tus mismos sentimientos;convertirse es volver la mirada hacia tipara amar siempre hasta el extremo. Amén.Oración colecta: Señor, Padre de misericordia y origen de todo bien,que aceptas el ayuno, la oración y la limosna como remedio de nuestrospecados, mira con amor a tu pueblo penitente y restaura con tu
  27. 27. misericordia a los que estamos hundidos bajo el peso de nuestrasculpas. Por Jesucristo nuestro Señor.LUNES DE LA SEMANA III DE CUARESMA2Re 5,1-15a. Naamán se bañó siete veces en el Jordán y su carnequedó limpia como la de un niño.Sal 41, 2. 3; 42,3. 4.Lc 4,24-30: Lo empujaron fuera del pueblo con intención de despeñarlo.Salmo en NazaretCristo, amigo nuestro,gracias por toda graciaque salió de tu corazón,como de tus manos salieronla rosa y la gaviota.Recordamos ahora Señortu fracaso ante tus paisanos;te empujaron hacia afueraa ti, que venías a ellospara darte, como siempre.Señor, Jesús,fue en Nazaretdonde tú dijisteque eras buena noticiapara todos los hombres.Que habías venidoa proclamarla liberación de los oprimidos,el consuelo de los tristes.No te creyeron, Señor,y se lanzaron sobre ti;tú te alejaste,y no te despeñaronporque no había llegado tu hora;y tú te alejaste, Señor,para acercarte con más bríoa todos nosotros. Amén.
  28. 28. Oración colecta: Señor, purifica y protege a tu Iglesia con misericordiacontinua, y pues sin tu ayuda no puede mantenerse con firmeza, que tuprotección la dirija y la sostenga siempre. Por nuestro Señor Jesucristo.MARTES DE LA SEMANA III DE CUARESMADan 3,25. 34-43: Azarías oró al Señor: no nos desampares parasiempre, no rompas tu alianza, no apartes de nosotros tu misericordia.Sal 24,4bc-5ab. 6-7bc. 8-9.Mt 18,21-35: ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero,como yo tuve compasión de ti?Salmo de amistadCreemos en ti, Señor,en tu amistad ofrecidaa todos los hombres, a los queincansablemente te acercasy perdonas como amigo.Tú eres el amigo verdadero,el que siempre está dispuestoa que nos reconciliemos contigo.Cuando todo se cierra,tú abres tus puertas,y se te puede convencercuando se te hablaen lenguaje de amor.Creemos en tu amistad,creemos en tu perdón,pues sabemos de verdadque tú eres siempre amor.Creemos que miras, Señor,la inocencia y la rectitudpara sembrar esperanzaen medio del mundo.Gracias Señorpor tu perdón generosoporque de verdad eres buenoy siempre nos amas. Amén.
  29. 29. Oración colecta: Señor, que tu gracia no nos abandone, para que,entregados plenamente a tu servicio, sintamos sobre nosotros tuprotección continua. Por nuestro Señor Jesucristo.MIÉRCOLES DE LA SEMANA III DE CUARESMADt 4,1.5-9: Guardad y cumplid los mandatos y decretos del Señor,porque ellos son vuestra sabiduría y vuestra prudencia ante los demáspueblos.Sal 147,12-13. 15-16. 19-20.Mt 5, 17-19: No he venido a abolir la ley o los profetas, sino a darplenitud.Salmo para saborearGustad todos y vedque el Señor es muy buenoy se acerca a todospara declararnos su amor.Gustad su ternura,aclamadlo por su bondad,saboread su dulzura,estrenad su ternura.Gustad todos y vedsu amor inmenso,sus ojos grandes para mirarnos,sus palabras de vida.Gustad todos y vedque derrama esperanzadonde existe oscuridad,sembrando alegríadonde se cultiva tristeza.Gustad y ved,experimentad constantementetodo lo que el Señor nos ama.Su vida nos la ofrecepara vivir siempreen el gozo de su amor. Amén.
  30. 30. Oración colecta: Penetrados del sentido cristiano de la cuaresma yalimentados con tu palabra, te pedimos, Señor, que te sirvamosfielmente con nuestras penitencias y perseveremos unidos en laplegaria. Por Jesucristo nuestro Señor.JUEVES DE LA SEMANA III DE CUARESMAJer 7,23-28: Yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo.Sal 94,1-2. 6-7. 8-9.Lc 11, 14-23: Si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces esque el reino de Dios ha llegado a vosotros.Salmo de serenidadSeñor, sabemos que túhas sido siempre para nosotrosun Dios fuerte y verdadero.Los ídolos de este mundono pueden competir contigo.Tú llenas nuestro corazóny haces de nosotrosun pueblo vivo en la alegría,testigos de tu amor eterno.Gracias, Señor de la serenidad,por alentar nuestros pies cansados,por animarnos en la lucha.Tú, Señor, amigo entrañable,ayuda y protege a los pobres,libera a todos los que se sientenexplotados y oprimidos.No permitas que nos alejemos de ti.Encamina nuestros corazoneshacia la vida verdadera,hacia el amor sencillo.Señor de la serenidad,ayúdanos a encontrarteen todos los baches del camino,en todas las encrucijadasde la historia. Amén.
  31. 31. Oración colecta: Te pedimos humildemente, a medida que se acerca lafiesta de nuestra salvación, que vaya creciendo en intensidad nuestraentrega para celebrar dignamente el misterio pascual. Por nuestroSeñor Jesucristo.VIERNES DE LA SEMANA III DE CUARESMAOs 14,2-10: Yo curaré sus extravíos, los amaré sin que lo merezcan, micólera se apartará de ellos.Sal 80,6c-8a-8bc-9. 10-11ab. 14.Mc 12,28b-34: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tualma, con toda tu mente, con todo tu ser, y al prójimo como a ti mismo.Salmo de amor al prójimoPadre,acudimos a tibajo el peso de nuestros pecados.Queremos amar a todos aquellosque se cruzan en nuestro camino,para vencer la tentación del egoísmoy secundar tus inspiracionesde un amor duradero.Danos entrañas de misericordiapara amar al pobre y al indigente,al que vive en la soledad,al encarcelado sin esperanza,al que no tiene casa ni hogar.Padre,que nos preocupen los problemasde los hombres,y no seamos indiferentesante tanta miseria humana,amando de verdaddesde un corazón sediento de justiciay unas manos que sirven.Gracias, Señor,por aquellas personasque has puesto a nuestro lado,
  32. 32. y están cerca,ayúdanos a descubrirlesnuestro amor sin interés. Amén.Oración colecta: Infunde, Señor, tu gracia en nuestros corazones paraque sepamos dominar nuestro egoísmo y secundar las inspiracionesque nos vienen del cielo. Por Jesucristo nuestro Señor.SÁBADO DE LA SEMANA III DE CUARESMAOs 6,1-6: Quiero misericordia y no sacrificios, conocimiento de Dios másque holocaustos.Sal 50,3-4. 18-19. 20-21ab.Lc 18,9-14: Dos hombres subieron al templo a orar. El publicano bajójustificado, pero el fariseo no.Salmo de un pecadorDelante de ti, Señor de la vida,bajo el peso de mis pecadosme acerco a ti,porque sé que eres rico en misericordia.Ya sé que no soy bueno,que muchas vecesme alejo de tiy falsifico el amor.Sé, Señor, y me pesala multitud de vecesque recorro caminos fácilesy no elijo la senda estrecha.Por eso te grito en mi noche,para sentir tu protección y ayudacuando mi vida está en peligro.Te llamo como Padre,te invoco como amigo,pues realmentesoy un pobre pecador.Confío en ti, Señor,a pesar de mis fracasos,Sé que tú estás cerca,
  33. 33. y no me abandonas jamás.Aunque soy un pecador,mi confianza en ti aumenta. Amén.Oración colecta: Llenos de alegría, al celebrar un año más la cuaresma;te pedimos, Señor, vivir los sacramentos pascuales y sentir en nosotrosel gozo de su eficacia. Por nuestro Señor Jesucristo.CUARTO DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo A1Sam 16,1b.6-7. 10-13a. David es ungido rey de Israel.Sal 22,1-3a. 3b-4. 5. 6.Ef 5,8-14: Levántate de entre los muertos y Cristo será tu luz.Jn 9, 1-41: Fue, se lavó y volvió con vista.Salmo de luzClamamos a ticomo ciegos, Señor,en la vida nuestra.Lávanos los ojospara que recobremos la vistay podamos ver la luz.Queremos verte, Señor,contemplar tu rostrodolorido en los hermanos,hambrientos en los pobres,cansado en los desahuciados.Danos tu luzpara caminarpor sendas de esperanza.Danos tu luzcomo un amanecerdespués de la noche fría.Danos tu luz, Señor,para purificarnos del pecadoy hacer de nuestra vidaun encuentro de amor,entregándonos a todos,
  34. 34. y ayudando a los ciegosa ver la luz del amor. Amén.Oración colecta: Señor, que reconcilias a los hombres contigo por tuPalabra hecha carne, haz que el pueblo cristiano se apresure, con feviva y entrega generosa, a celebrar las próximas fiestas pascuales. Pornuestro Señor Jesucristo.CUARTO DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo B2Crón 36,14-16. 19-22b: La ira y la misericordia del Señor semanifestaron en el exilio y en la liberación del pueblo.Sal 136, 1-2. 3. 4. 5. 6.Ef 2, 4-10: Dios, rico en misericordia, por el gran amor con que nosamó: estando nosotros muertos por los pecados, nos ha hecho vivir conCristo.Jn 3,14-21: Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, paraque no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vidaeterna.Salmo a Dios rico en misericordiaTú, Señor,eres rico en misericordia,abundante en dar amor.Cuando nos sentimos agobiadosy a veces no podemos caminar,tú te acercas a nosotros,con tu misericordia entrañable.Podemos decir y gritar de alegríaque tu amor es auténtico,más real que nosotros mismos.Recordamos, Señor,cómo a lo largo de nuestra vidahemos sido infieles,muchas vecesno hemos aceptado las exigencias de tu amor;pero tú vuelves a nosotros.Era impresionantever, una y otra vez,cómo nos atraías hacia tu corazón.
  35. 35. Sabemos, Señor,por eso estamos felices y contentos,que tu amor es inmenso como el mar azul. Amén.Oración colecta: Señor, que reconcilias a los hombres contigo por tuPalabra hecha carne, haz que el pueblo cristiano se apresure, con feviva y entrega generosa, a celebrar las próximas fiestas pascuales. Pornuestro Señor Jesucristo.CUARTO DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo CJos 5, 9a. 10-12: El pueblo de Dios celebra la pascua al entrar en latierra prometida.Sal 33,2-3. 4-5. 6-7.2Cor 5,17-21: Dios nos ha reconciliado consigo en Cristo.Lc 15,1-3. 11-32: Cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y seconmovió; y echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo.Salmo del corazón reconciliadoTú, Señor, has sido siempre para nosotrosel gozo de sentirnos reconciliados,tu amor no se agotaba,volvías con el ímpetu de todos los vientos.Ahora estoy convencidode que no amas en broma,es verdad, tu amor es sencilloy nos hace reconciliarnoscontigo y con todos los hombres.Muchas veceslos hombres falsificamos el amor,y tú nos sigues perdonando.Muchas veces los hombres huimos de ti,y tú nos sigues buscando.Haberte conocidoha sido algo maravilloso,tenerte a tiha sido una reconciliación continua.Estamos abrumados
  36. 36. por el peso de nuestras culpas,pero tu amor retorna como la primavera. Amén.Oración colecta: Señor, que reconcilias a los hombres contigo por tuPalabra hecha carne, haz que el pueblo cristiano se apresure, con feviva y entrega generosa, a celebrar las próximas fiestas pascuales. Pornuestro Señor Jesucristo.LUNES DE LA SEMANA IV DE CUARESMAIs 65,17-21: Mirad, voy a transformar a Jerusalén en alegría, y supueblo en gozo.Sal 29,2. 4. 5-6. 11-12a. 13b.Jn 4,43-54: El hombre creyó en la Palabra de Jesús y se puso encamino.Salmo de la palabraLámpara es tu palabra, Señor,lámpara para mis pies desnudos,para mis ojos cansados,para mi corazón sediento.Lámpara es tu Palabraen la cual creo,pues tú, Señor,nos pones en caminohacia la verdadera vida.Lámpara es tu Palabracuando voy entre los hombres,cuando no puedo más,cuando desfallezco.Lámpara eres túcomo Palabra de vida,capaz de enternecer el corazóny ayudarnos en el camino.Lámpara es tu Palabra, Señor;tú vienes y te acercasa mí de puntillas,
  37. 37. y me susurras al oídopalabras de vida y amor.Lámpara es tu Palabra,luz en mi sendero,alegría en el camino. Amén.Oración colecta: Oh Dios, que renuevas el mundo por medio de lossacramentos divinos: concede a tu Iglesia la ayuda de estos auxilios delcielo sin que le falten los necesarios de la tierra. Por nuestro SeñorJesucristo.MARTES DE LA SEMANA IV DE CUARESMAEz 47,1-9. 12: Al regresar vi a la vera del río una gran arboleda en susdos márgenes.Sal 45,2-3. 5-6. 8-9.Jn 5,1-3.5-16: El que me ha curado es quien me ha dicho: toma tucamilla y echa a andar.Salmo de sanaciónMe has curado, Señor,me has hecho revivir,me has ayudadoa sanar mi corazón.Muchas vecescuando caminome siento enfermoy sin fuerzas.Cuando me acerco a tisanas con tu amormis egoísmos de siempre,mi cansancio de ayer.Tú sánanos, Señor,no nos abandones,no nos dejes solos;ayúdanos a vivirentre tus manos.
  38. 38. Queremos que nos cures,que podamos cogerla camilla y andar,para ayudar a otrosa vivir en caminohacia el amor verdadero,hacia la paz del corazón. Amén.Oración colecta: Te pedimos, Señor, que las prácticas santas de estacuaresma dispongan el corazón de tus fieles para celebrar dignamenteel misterio pascual y anunciar a todos los hombres la grandeza de tusalvación. Por nuestro Señor Jesucristo.MIÉRCOLES DE LA SEMANA IV DE CUARESMAIs 49,8-15: ¿Es que puede una madre olvidarse de su criatura? Puesaunque ella se olvide, yo no te olvidaré.Sal 144,8-9. 13cd-14. 17-18.Jn 5,17-30: El Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que él hace, y lemostrará obras mayores que esta para vuestro asombro.Salmo de un amor locoGuíanos, Señor,hacia la verdad plena de tu amorofrecido incansablementea todos nosotros.Es verdad, lo reconocemosy te alabamos,porque aunqueuna madre se olvidarade sus hijos,tú no te olvidarías nuncade acogernos a nosotros.Gracias, Padre,por tu amor generoso,porque nos asombramoscuando, al contemplartodo lo que has hecho,la boca se nos llena
  39. 39. de agradecimiento a ti.Tú nos lo has dado todopara descubrirte vivoy sentir en el almatu amor ofrecidotu gozo entregado,tu vida en nuestras vidas. Amén.Oración colecta: Señor, Dios nuestro, que concedes a los justos elpremio de sus méritos y a los pecadores que hacen penitencia lesperdonas sus pecados, ten piedad de nosotros y danos, por la humildeconfesión de nuestras culpas, tu paz y tu perdón. Por nuestro SeñorJesucristo.JUEVES DE LA SEMANA IV DE CUARESMAEx 32,7-14: ¿Por qué, Señor, se va a encender tu ira contra tu pueblo,que tú sacaste de Egipto con gran poder y mano robusta?.Sal 105,19-20. 21-22. 23.Jn 5,31-47: Si yo doy testimonio de mí mismo, mi testimonio no esválido. Hay otro que da testimonio de mí y sé que es válido el testimonioque da de mí.Salmo del testigoQueremos, Señor,ser tus testigos,luz en medio del mundo,sal que sazone la tierra.Ser tus testigospara llevar a los hombres tu amor,tu esperanza verdadera,tu gozo de ser amor en medio de los hombres.Haznos testimoniosde un amorque nunca pasa de moda,de una luz en un mundo a oscuras,de una paz en una tierra en guerra.Sabemos, Señor,y por eso pedimos tu ayuda,
  40. 40. que ser testigoes tener tus sentimientos,es tomarse en serio tu evangelio,es sembrar los caminos de tu amor.Gracias, Señor,por tantos testigoscomo hemos conocidoy que nos hacen continuar en la tarea,aun en medio de las dificultades,sabiendo recoger la antorchay llevándola por las calles de nuestro mundo. Amén.Oración colecta: Padre lleno de amor, te pedimos que, purificados por lapenitencia y por la práctica de las buenas obras, nos mantengamosfieles a tus mandamientos, para llegar, bien dispuestos a las fiestas depascua. Por nuestro Señor Jesucristo.VIERNES DE LA SEMANA IV DE CUARESMASab 2,1ª. 12-22: Dijeron los impíos: “Veamos si sus palabras sonverdaderas, comprobando el desenlace de su vida”.Sal 33,17-18. 19-20. 21. 23.Jn 7,1-2. 10. 25-30: ¿Será que los jefes se han convencido de que estees el mesías?.Salmo de una heridaCuando el Señorse acercó a nosotrosen el camino de la vida,él se volcó en cada uno,sus heridas nos curaron.Vino como mesíasa decirnos que Dios nos ama,que no está lejos.Nos enseñóel camino de la entrega,la verdad del amor,la vida verdadera.
  41. 41. Él nos mostróque se debe continuaramando hasta el extremo.Nos habló de su muertepara la vida del mundo,nos dijo que el amorvence todas las dificultades.Cuando se acercaba su hora,se entregó al Padre,se dejó en manos de los hombres.Su herida de amorfue amar hasta el final. Amén.Oración colecta: Señor, tú que en nuestra fragilidad nos ayudas conmedios abundantes, concédenos recibir con alegría la salvación quenos otorgas y manifestarla a los hombres con nuestra propia vida. Pornuestro Señor Jesucristo.SÁBADO DE LA SEMANA IV DE CUARESMAJer 11,18-20: Yo, como cordero manso llevado al matadero, no sabía losplanes homicidas que contra mi tramaban.Sal 7,2-3. 9bc-10. 11-12.Jn 7,40-53: Surgió entre la gente una discordia por su causa.Salmo al corderoAlabad a Jesús,el cordero manso y humilde,llevado al mataderosin abrir boca,sin protestar.Su amor fue fiel,y llegó hasta darlo todopor amor.No había en élla hermosura del mundo,su presenciaparecía despreciable.Él era el rostro de todos,
  42. 42. del que sufre,de los que lloran.Fue varón de dolores,conocedor de padeceres.Él cargó con nuestros pecados,los llevó sobre sí,se abrazó a la cruz sin brillopara amar siemprea todos sus hermanosdados a luzen el “pacto” de la cruz. Amén.Oración colecta: Que tu amor y tu misericordia dirijan nuestroscorazones, Señor, ya que sin tu ayuda no podemos complacerte. Pornuestro Señor Jesucristo.QUINTO DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo AEz 37,12-14: Os infundiré mi espíritu y viviréis.Sal 129,1-2. 3-4ab. 4c-6. 7. 8.Rom 8,8-11: El Espíritu del que resucitó a Jesús de entre los muertoshabita en vosotros.Jn 11,1-45: Yo soy la resurrección y la vida.Salmo al EspírituVen, Espíritu Santo,cercano a los pobres,maravilla de consejero,amigo entrañable.Ven ahoraaquí sobre nosotros,peregrinos de lo Absoluto,cansados y agobiados,buscadores de paz.Ven, alegría entregadaa todos los corazones;da al sedientoel agua de la vida,
  43. 43. al hambrientoel pan de vida.Ven, ternura,casa de los sin techo,danos el gozo,la esperanza de la fe,la ardiente caridad.Ven, Espíritu,llévanos al desiertodonde aprender a orar;a la cruz,donde aprender a amar. Amén.Oración colecta: Te rogamos, Señor Dios nuestro, que tu gracia nosayude, para que vivamos siempre de aquel mismo amor que movió a tuHijo a entregarse a la muerte por la salvación del mundo. Por nuestroSeñor Jesucristo.QUINTO DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo BJer 31,31-34: Meteré mi le en su pecho, la escribiré en sus corazones;yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.Sal 50,3-4. 12-13. 14-15. 18-19.Heb 5,7-9: Él, a pesar de ser Hijo, aprendió sufriendo a obedecer.Jn 12,20-33: Si el grano de trigo cae en tierra y muere, da mucho fruto.Salmo al sufrirSeñor,estamos deshechos, sin fuerzas,nos sentimos desfallecery acudimos a ti, en esta noche.Nuestro corazón está sangrando,queremos tu ayuda.Sin ti todo se complica,contigo siempre hay esperanza.Sin ti no hay horizonte,contigo siempre amanece.Gracias por ayudarnos
  44. 44. a descubrir en medio del dolortu consuelo de amigo.Gracias porque no nos dejasvagar a la intemperie,sino que siempre nos reúnespara caminar a tu lado.Ahora que sufrimos tantoqueremos decirteque, aunque a veceste sentimos lejano,hay una convicción interior que nos diceque tú estás siempre cercay nos estrechas con tus brazos. Amén.Oración colecta: Te rogamos, Señor Dios nuestro, que tu gracia nosayude, para que vivamos siempre de aquel mismo amor que movió a tuHijo a entregarse a la muerte por la salvación del mundo. Por nuestroSeñor Jesucristo.QUINTO DOMINGO DE CUARESMA. Ciclo CIs 43,16-21: Mirad que realizo algo nuevo y daré bebida a mi pueblo.Sal 125,1-21ab. 2cd-3. 4-5. 6.Flp 3,8-14: Todo lo estimo pérdida comparado con la excelencia delconocimiento de Cristo Jesús, mi Señor.Jn 8,1-11: Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más.Salmo al confesarConfesamos, Señor,somos pecadores,necesitamos de tu ternura.Sin tu amor,¿qué sería de nosotros, pecadores?Contigo el camino se hace fácil,las dificultades se vencen,es posible vivir en ti.Confesamos, Señor,nuestros egoísmos,nuestros pecados de siempre.
  45. 45. Sólo mirándote a ti,buscando tu perdón,podemos caminar sin desfallecer.Concédenos el arrepentimientopara ser transparentes delante de ti,y no excusarnoscon disculpas que no convencen.Vamos hacia ti,confiamos en tu misericordia,sin tu amornuestra vida sería un infierno,contigo, lo confesamos,brota de nuevo la alegríapor el gozo de tu perdón. Amén.Oración colecta: Te rogamos, Señor Dios nuestro, que tu gracia nosayude, para que vivamos siempre de aquel mismo amor que movió a tuHijo a entregarse a la muerte por la salvación del mundo. Por nuestroSeñor Jesucristo.LUNES DE LA SEMANA V DE CUARESMADan 13,1-9. 15-17. 19-30. 33-62: Toda la asamblea se puso a gritarbendiciendo a Dios, que salva a los que esperan en él.Sal 22,1-3a. 3b-4. 5. 6.Jn 8,1-11: La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras: tú¿qué dices?.Salmo de una mujerSeñor, Dios nuestro,soy una mujera la que la vidatrató rematadamente mal.Los amores que conocíse esfumaroncomo el vino en la boda.Ahora, sin nada,me quedas tú.Tú sí me comprendes;
  46. 46. en ti todo es cercanía.Sé de mi pecado,sé de mis errores,sé que tú me defiendespara que no peque más,para que ame desde ti.Gracias, Señor,por ser mujer,porque mi sensibilidadme hace acogedora;mis manosse abren a recibir,y quiero darlo tododesde mi pobreza. Amén.Oración colecta: Señor Dios nuestro, cuyo amor nos enriquece sinmedida con toda bendición, haz que, abandonando nuestra vidacaduca, fruto del pecado, nos preparemos como hombres nuevos atomar parte en la gloria de tu Reino. Por nuestro Señor Jesucristo.MARTES DE LA SEMANA V DE CUARESMANúm 21,4-9: Haz una serpiente y colócala en un estandarte; losmordidos por la serpiente quedarán sanos al mirarla.Sal 101,2-3. 16-18. 19-21.Jn 8,21-30: Cuando levantéis al Hijo del Hombre, sabréis que yo soy.Salmo de una miradaNosotros, Señor,caminantes de la vida,somos “mordidos”por el egoísmoque nos asfixia,por el pecadoal caer la tarde.Danos la capacidadde mirarte fijamente,levantado en lo alto,
  47. 47. crucificado por amor.Al mirarte, Señor,nuestras heridasvan cicatrizando;el gozo de tu presencianos ayudaa seguir hacia adelante.Nosotros, Señor,sabemos que existen heridasque sólo tú puedes curarcon tu mirada de amor.Sólo tú, Señor,tocas con tus manosla miseria de nuestra frialdad. Amén.Oración colecta: Concédenos, Señor, perseverar en el fiel cumplimientode tu santa voluntad, para que, en nuestros días, crezca en santidad yen número el pueblo dedicado a tu servicio. Por nuestro SeñorJesucristo.MIÉRCOLES DE LA SEMANA V DE CUARESMADan 3,14-20. 46. 50. 91-92. 95: Despreciaron la orden real y expusieronla vida antes que dar culto a otro Dios que el suyo.Sal 3,52. 53. 54. 55. 56.Jn 8,31-42: La verdad os hará libres.Salmo en la libertadSeñor, ser libres,libres como el vientopara volaren la verdadque nos hace libres.Alabemos al Señorcon cantos de liberaciónporque está aquí,con nosotros,acompañándonos en el camino,
  48. 48. mostrándonos que es élla verdad que nos libera,el gozo de la existencia.Alabad a Jesús,humanidad entera,hombres y mujeres,los ancianos y los niños,al Cristo siempre joven,caminante de pies descalzos,buscador en la nochede ovejas perdidas,de hijos pródigos,para devolverles la libertady, encadenados por amor,vivir en la libertadde los hijos de Dios. Amén.Oración colecta: Ilumina, Señor, el corazón de tus fieles purificado porlas penitencias de cuaresma; y tú, que nos infundes el piadoso deseode servirte, escucha paternalmente nuestras súplicas. Por nuestroSeñor Jesucristo.JUEVES DE LA SEMANA V DE CUARESMAGén 17,3-9: Dios añadió a Abrahán: Guardad mi alianza tú y tusdescendientes, por siempre.Sal 104,4-5. 6-7. 8-9.Jn 8,51-59: Os aseguro: quien guarda mi Palabra no sabrá lo que esmorir para siempre.Salmo de muerte y vidaSeñor de la vida,tú no quieresla muerte del pecador,sino que cambie de conductay viva.Danos la vidapara ser grano de trigoque muere en el surco
  49. 49. para convertirseen miles de frutos.Ayúdanos, buen Dios,a morir al egoísmo,a todo aquelloque nos impideacercarnos a ti ...y confiar siempre.Sabemos, Jesús,que seguirte a ties cargar con la cruzy seguir hasta el final,muriendo al pecadopara vivir en tiy ayudar a nuestros hermanosa vivir amando. Amén.Oración colecta: Escucha nuestras súplica, Señor, y mira con amor a losque han puesto su esperanza en tu misericordia; límpialos de todos suspecados, para que perseveren en una vida santa y lleguen de estemodo a heredar tus promesas. Por nuestro Señor Jesucristo.VIERNES DE LA SEMANA V DE CUARESMAJer 20,10-13: El Señor está conmigo: mis enemigos tropezarán y nopodrán conmigo.Sal 17,2-3a. 3bc-4. 5-6. 7.Jn 10,31-42: Os he hecho ver muchas obras buenas por encargo de miPadre: ¿por cuál de ellas me apedreáis?Salmo cuando se va cansadoSeñor Jesús, te alabamoscansados del camino,sin fuerzas,sin casi nada,despistados en estos momentos.Haznos dóciles,acogedores de tus planes,
  50. 50. abiertos a lo imprevisible,cercanos a tu corazón.El cansancio que nos aprietasabemos, Señor,que no es impedimentopara continuartras tus huellas,para seguirte a ticuando estamos desbordadosen la vida plena,el gozo desbordante.Señor, ayúdanos en la fragilidad,sal a nuestro encuentrocuando el cansancio aprietapara vivir en tisabiendo, Señor,que eres tú nuestro descanso. Amén.Oración colecta: Perdona las culpas de tu pueblo, Señor, y que tu amory tu bondad nos libren del poder del pecado, al que nos ha sometidonuestra debilidad. Por nuestro Señor Jesucristo.SÁBADO DE LA SEMANA V DE CUARESMAEz 37,21-28: Ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios.Sal: Jer 31,10. 11-12ab. 13Jn 11,45-56: Os conviene que uno muera por el pueblo, y que noparezca la nación entera.Salmo al Dios vivoTú, Señor, nos llamas,nos convocaspara encontrarnos contigoa lo largo de la vida.Tú nos acechaspara hacernos felices.Eres un Dios desconcertante,a nada se te puede comparar,
  51. 51. tú vas a la cruzsabiendo que es el amorel que te mueve,con esas ansias redentorasque bullen en tu corazón.Señor, alegría desde mi juventud,acércate a mí,aunque sea de puntillas,y al oídosusúrrame con voz silenciosaque nos quieres de verdad.Ayúdanos a perseverarcon la cruz de cada díapara entregarnos siempre. Amén.Oración colecta: Señor, tú que realizas sin cesar la salvación de loshombres y concedes a tu pueblo, en los días de cuaresma, gracias másabundantes, dígnate a mirar con amor a tus elegido y concede tu auxilioprotector a los catecúmenos y a los bautizados. Por nuestro SeñorJesucristo.VÍA CRUCISSalmo de un condenado a muerte(primera estación)Señor,condenado a muerte,identificado con todo los que,a lo largo de los tiempos,son condenados a muerte.Asumes las injusticias de los injustos,como “cordero llevado al matadero”.¿Qué sentías, Señor,al escuchar esa sentencia tan injusta?Condenado a muerteen los niños no nacidos,en los pobres olvidados,en los hambrientos que murieron ayer,que mueren hoy y morirán mañana.Como yo, Señor, como nosotros,
  52. 52. condenado a muerte,porque un día nuestra vida acabaráy compareceremos delante de ti.Condenado a muerte,en los pecados de ayerde hoy y de siempre;en aquellos que no te acogen,en los que te rechazan.Condenado a muerte, Señor,Tú, que eres la vida.Condenado a muerte, Señor,¡Cómo me ayuda mirarte! Amén.Salmo con la cruz a cuestas(segunda estación)Jesús el Nazareno,con la cruz a cuestaspor las calles de la vida.Caminando sin fuerzas,abrazado a la cruz,como don del Padre a los hombres.Señor, ¿por qué cargaste con mi cruz?Tú, que eres amigo,acompaña nuestras cruces.Tú, que eres verdad,ayuda a los que llevan la pesada cruz,a vivir proclamándola.Tú, Señor, con la cruz a cuestasrecorriendo todos los rincones de la tierra,solidario de todas las miserias.Señor, gracias por cargar con la cruz,por llevar mi cruz,porque yo soy muchas veces “tu cruz”.Ayúdame a llevar las contrariedadescon la paz de tu mansedumbre;los problemas, con tu humildad.Que la cruz tenga para mísabor a redención,a vida que se entrega. Amén.Salmo al que cayó por primera vez(tercera estación)
  53. 53. Señor, ¿cómo fue tu primera caída?Caíste por primera vezidentificado, solidario,con cada uno de nosotros.Nos enseñasteque tu pasión era recorridono por un “superhombre” que todo lo puede,sino por el amorque se hace debilidad.Nos enseñaste, Señor,que tu fuerzase realiza en la pequeñez;que son bienaventuradoslos que se levantany no quedan derrotadospor las dificultades del camino.Tu primera caída, Señor,es para nosotroscomunidad caminante,el reconocer que“cuando somos débilesentonces somos fuertes”,porque confiamos, como tú,más en el amor del Padreque en nuestras propias fuerzas,que nos fallan tantas vecesen el camino de la vida. Amén.Salmo de un encuentro(cuarta estación)Señora y Madre buena,¿Qué sentías en ticuando le mirabas a él?Te encontraste a tu Hijo,al doblar una esquina,y fue para ticomo un terrible golpeque te dejó “sin aliento”.Pero seguías creyendo y afirmando:“Todo lo puedo en aquelque me conforta”.
  54. 54. Dos miradas, dos actitudes,dos vivencias profundas.Y tú, Madre, el ofrecimiento de tu vida.No te echaste atrás,no te escondiste como Eva en el paraíso,miraste de frente con humildad,mantuviste tu “sí” hasta el final.Con tu gesto tan materno como ciertohiciste e inauguraste en nuestra historiael camino de los que sufren con dignidad,de los que en medio del dolorsiguen adelante caminando.De aquellos, Madre,que como tú,alientan a los que llevan la cruzcomo brisa y aliento de primavera. Amén.Salmo de cireneo(quinta estación)Te damos gracias, Señor,porque, dejándote ayudar,es como nos ayudas a nosotrosen el camino de nuestra existencia.Te pedimos que todos los cireneos,que no se cansen nuncade arrimar el hombro,de echar una mano,de socorrer en el camino.Gracias por todos los cireneosque has puesto en el camino,por nuestros padres sencillos,por el cura de nuestro pueblo,por la sonrisa en aquella ocasión,por el consejo cuando caía.Gracias por todos los cireneos,aquellos que nos hacen la vidaun poco más agradablesy nuestro planetaun poco más habitable.Señor, ayúdanos y sé nuestro Cireneoen el camino de la cruz,para soportar nuestras noches
  55. 55. y caminar hacia ti,sin “coger las flores”,sin “temer a las fieras”.Gracias, Señor,por todos los cireneosque has puesto en nuestro camino.Por aquella sonrisa,por aquel gesto de amor,por todos los que hacen el bien,por los miles de millonesde personas anónimas y sencillasque ayudan como cireneosa llevar el peso de la cruz.Sabemos Señor,que aquel que se acercó a tiy te ayudó, fue él mismo ayudadopor tu bondad y tu amorporque tú eres el gran cireneo de la historia. Amén.Salmo de la mujer fuerte(sexta estación)Nos acercamos a ticon la fuerza esperanzadorade aquella mujerque salió, Señor, a tu encuentro.Te miró y se fascinó de ti.Ayúdanos a nosotrosa dejarnos mirar,a sentir que tú sigues destrozadocaminando por la vida.¡Qué regalo de amor el tuyo, Señor!Tú, que hiciste imagen para ellagrabada en un lienzo.Hoy sigues dejándonos tu imagenen aquellos que pasan por la vidacomo pobres sedientos y marginados.Que descubramos tu presenciaen todos los hombres que se acercan a nuestra vida,en la eucaristía, tu presencia en persona,donde te sigues dando tú mismo como amor.Queremos, Señor,ser Verónica, mujer fuerte
  56. 56. capaz de acercarse a ti,y, conmovidos, perder el miedo,lanzándonos a enjugar tu rostro.Tú le regalaste tu figura;a nosotros, Señor,nos regalas tu cuerpo y sangrey, sin embargo, no acabamosde creer en tu amor.No acabamos de vencernuestro miedo de siempre,cuando tú eres certeza de amor.En el camino de la cruz, Señor,mándanos verónicas,capaces de estar cerca deaquellos que sufren por la vida.Verónicas de cuerpo entero,que deseen amar hasta el extremoy hacer el ridículo, si es necesario,para seguir llevando un poco de amor. Amén.Salmo de la segunda caída(séptima estación)Señor, desde nuestra debilidadgritamos a ti, caído,para ser fuertes en nuestra debilidad,amigo nuestrode todas nuestras horas bajasTú, que eres amor,te entregas amandoy caes por amor,haciéndote debilidad y pobreza.Tú caíste, Señor, en Belén,en nuestra tierra pobre,y caes siempreidentificado con el que no puede más.Gracias, Señor por tu primera caída,por no ser en el camino del calvarioni “Rambo”, ni “Superman”,sino el hombre que ama hasta el finaly se entrega pequeño y frágilcomo la eucaristía de cada día.Tan pocas fuerzas tienes, Señor,
  57. 57. es tanto el peso que te abruma,pues no eres capaz de soportarel peso desgarrado de la cruz.Y caes una y mil veces por la vidaen todos los que lloran en la noche,en todos los que buscan un consueloy no encuentran más que mil reproches.Tú eres el Señor de nuestra historiatejida de debilidades,hambrienta de un amor que nunca llega.Y tú sigues cayendo cada tarde.Tú eres la esperanza que tenemoslos que caemos con facilidad,a veces no podemos más que decirte:perdona, Señor, nuestra iniquidad.Caer en la segunda y levantarsees querer amar hasta el final. Amén.Salmo de unas mujeres piadosas(octava estación)Nos habías dicho, Señor,que tú ibas a pasarpor todas las calles de la amargurade la vida.Nos compadecimos al verte,tu presencia parecía ausencia,todo parecía que había terminadoy sentimos el deseo de llorar.¿Cómo no llorar cuando túnos dabas lástima y compasión?Pero tú nos dijisteque es mejor la solidaridad,el acompañar que lamentarse.Aprendamos tu lección:querías más amor, más generosidad en la entrega,más vida que palabras,más gestos que lamentos.Entonces caímos en la cuentade lo que es el verdadero amor. AménSalmo de una tercera caída(novena estación)
  58. 58. Señor, caído por tercera vezme recuerdas a tu esposa-mi madre- la Iglesia.A lo largo de los siglos,ha sentido todas las estaciones,ha caído muchas vecesy, sin embargo, siempre se ha levantado.Su amor resurgía en las caídas,se levantaba una y otra vezpara ser limpiada por tiy aparecer ante el mundocomo una novia embellecida.Señor, perdona a tu pueblo,perdona nuestras caídas numerosas.Nosotros hemos afeado a nuestra Iglesiacon nuestros pecados y caídasy ella siempre nos recogecomo madre buena,capaz de albergar en su senoa santos y pecadores,como madre que acogeentre sus brazos a los caídos.Te sientes más débilque la misma debilidad,más pobre que la pobreza.Y caes por tercera vezen el camino de la vida.Tú, Señor, elegiste el último lugar,más bajo que nadie,para enseñar que a ti se te encuentracuando se te llama y acoge,en cualquier situación concreta.Nada es ajeno a tu amor,tú estás en todas mis caídas,en todas mis debilidades,para hacerme de verdaduna persona transformada en tu amor.Gracias por tu vida,gracias por tu tercera caída;me ayuda hasta pisando el barro,tragando el polvo en la arenay llegando hasta el final,
  59. 59. sin quedarme en la cuneta. Amén.Salmo del despojo(décima estación)Señor, te quitamos la vida,te quitamos y despojamos de todo,hasta despojado de nuestro cariñonos da a tu Madre junto a la cruz.Te damos gracias por tu coherencia,por ser pobre con la vida,por reclinar tu cabeza sobre el Padre.Pues te has quedado sin nada,a golpe de entrega y despojo.Gracias por abrazar la cruzde una vida sin nada másque tu amor ofrecido incansablemente.Gracias por darte en pobreza,por amar el no tener nada,por tu entrega sin condiciones;por tu búsqueda de amorte dejaste, Señor, por nosotroshasta el último gesto de pobreza.Te quitamos la túnica,para construir nuestra riqueza. Amén.Salmo de un crucificado(undécima estación)Señor y Dios nuestro crucificado,te entregas en amory das la vidaqueriendo a todos sin medida,buscando en todo amar,quieres con humildad.Gracias porque tú sigues ofreciendoese amor que yo no entiendo,porque sigues dando a todos libertad.El amor te hizo libre,te hizo libre como la libertad,pues tú siembras claridades,estas crucificado, pero no dejas de amar.
  60. 60. Te clavamos pies y manos al madero,y tensamos tus manoscomo cuerdas de guitarra,pues tú eres la armonía más acabada,el cantar más hermoso de la vida,la alegría en el amar... hasta el final.Gracias porque estás crucificadopara hacernos libertad.Señor, amigo de los hombres,cosido a la cruz,crucificado por un amorque se entrega sin condiciones.Ayúdanos a llevar la cruzaceptando la debilidad,como tú la aceptastepara amar siempredesde el último lugar,desde los pobres y pequeños.Ayúdanos a ver en la cruzun árbol de primaveradonde renace la viday la muerte es vencidapor el Señor,que nos ama hasta el fin. Amén.Salmo de Jesús muerto en la cruz(duodécima estación)Señor y Dios nuestro,cerrado los ojos y muerome impresiona tu figura.Has muerto.El redentor está clavado en la cruz.La Palabra se hace silencio.El camino es pisoteado.La verdad se ha mandado callar.Muerto, Señor,con los ojos cerrados para no ver la maldad,con el corazón traspasadocomo refugio de pecadores,con la cabeza hacia adelantepara escucharnos siempre,
  61. 61. con los pies atravesadospara esperarnos sin cansarte.Gracias, Señor,por tu muerte en cruz,por ser tan igual a nosotros,por ser un Dios tan humano,tan nuestro, tan crucificado. Amén.Salmo de una madre junto a la cruz(decimotercera estación)Señora de la soledad,madre del silencio,mujer fuerte en la debilidad,capaz por tu amorde estar junto a las cruces de todos tus hijos.Acogiste entre tus brazosa la vida inmoladay la ofreciste al Padre,a él, que un día te pidió permisopara que su Hijose hiciese carne en tus entrañas.Lloras, Dolorosa,con todas las madres del mundoque trajeron y traen a sus hijosentre los brazos, muertos.Y tú acoges y abres tu corazóncon una espada de dolor,para ser madre entrañablea todos nuestros dramas y disputas,sembrando amor en tantas guerras,alegría de esperanzaen todos los calvarios de la humanidad,donde con tu presenciaalienta a los hombres en este valle de lágrimas.Señor del dolor junto a la cruz,mujer de vida hasta el final,acógenos en tu seno maternaly haznos ser amigos-hermanos de Jesús.Señor del dolor, acéptanos,vivimos salpicados de dolor.Enséñanos el gozo con la cruz,
  62. 62. amor que se hace entrega con Jesús.Mujer que aceptas ser madre,mujer que amas siempre hasta el final.Señora, madre nuestra, acógenos,pues estamos necesitados de tu amor.María, madre buena, en sencilleztu seno se dilata y das a luza todos los que queremos hoy seguira Jesús en el camino de la cruz. Amén.Salmo de Jesús colocado en el sepulcro(decimocuarta estación)Señor,tú lo habías repetido muchas veces:“El grano de trigo muerepara dar a millares,el fruto que da la vida”.Tú Señor,has muerto para vivir.La muerte no es el final del caminosino que es el inicio de una nueva vidaque tú, Señor, inaugurascon la resurrección.Gracias, Señor, por amar hasta el final,porque nos has amado de verdady porque el sepulcro no es el fin de la historiasino el triunfo de Jesús resucitado,el triunfo del amor.No busquéis entre los muertosal que vive resucitado.El Señor es la vida,es la alegría de la vida.Gracias porque vivespara siempre. Amén. SEMANA SANTA
  63. 63. DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓNDEL SEÑOR. Ciclo AConmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén.Mt 21,1-11: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!Misa de la pasiónIs 50,4-7: No oculté el rostro a insultos y sé que no quedaréavergonzado.Sal 21,8-9. 17-18a. 19-20. 23-24.Flp 2,6-11: Se rebajó a sí mismo; por eso Dios lo levantó sobre todo.Mt 26,14-27, 66: Realmente este era Hijo de Dios.Salmo de los sentimientos de JesúsSeñor, Cristo maestro,ayúdanos a tenertus mismos sentimientos.Sentimientos de humildadpara acercarnos al pobrey compartir sus necesidades.Sentimientos de entregapara amar siemprelo que ama tú.Sabemos, Señor,nos lo ha dicho la Iglesia santa,que tú,siendo de condición divina,te despojaste,no hiciste alardede tu categoría de Dios.Es más,te rebajastea una muerte de cruz,para ser bueno de verdady dar la caray el corazónpor la salvación de los hombres. Amén.
  64. 64. Oración colecta: Dios todopoderoso y eterno, tú quisiste que nuestrosalvador se anonadase, haciéndose hombre y muriendo en la cruz, paraque todos nosotros sigamos su ejemplo; concédenos que lasenseñanzas de su pasión nos sirvan de testimonio, y que un díaparticipemos en su resurrección gloriosa. Por nuestro Señor Jesucristo.DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓNDEL SEÑOR. Ciclo BConmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén.Mc 11,1-10: ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!.Misa de la pasiónIs 50,4-7: Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber deciral abatido una palabra de aliento.Sal 21,8-9. 17-18a. 19-20. 23-24.Flp 2,6-11: Cristo, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de sucategoría de Dios.Mc 14,1-15, 47: ¡Abba! (Padre): tú lo puedes todo, aparta de mí estecáliz. Pero no lo que yo quiero, sino lo que tú quieres.Salmo en la nocheSeñor Jesús,esta noche quiero expresartedesde lo más profundo de mi sermi amor hacia ti.Tú eres el que da sentido a la vida,tú el que sacia mi corazón sediento,tú el que sabes de mis caídas y pecados,tú el que me amas desde siempre.Señor, quiero vivir desde tu corazónpara contemplarte en la eucaristíay abandonado en los que sufren, en los pobres.No tengo nada,sólo tú eres mi riqueza y mi gozo permanente.Esta noche quiero presentarte en mi oraciónlos rostro de todos los hombres
  65. 65. para que ejerzas con ellos tu misericordia.Quiero pedirte por mis padres, por mis hermanos,por mis amigos, por el que me traicionó.Quiero que seas misericordioso conmigo,es decir ..., que me des tu corazón. Amén.Oración colecta: Dios todopoderoso y eterno, tú quisiste que nuestrosalvador se anonadase, haciéndose hombre y muriendo en la cruz, paraque todos nosotros sigamos su ejemplo; concédenos que lasenseñanzas de su pasión nos sirvan de testimonio, y que un díaparticipemos en su resurrección gloriosa. Por nuestro Señor Jesucristo.DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓNDEL SEÑOR. Ciclo CConmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén.Lc 19,28-40: ¡Bendito el que viene como rey en nombre del Señor!Misa de pasión.Is 50,4-7: El Señor me ha abierto el oído; y yo no me he rebelado ni mehe echado para atrás.Sal 21,8-9. 17-18a. 19-20. 23-24.Flp 2,6-11: Dios lo levantó sobre todo, y le concedió el “Nombre sobretodo nombre”.Lc 22,14-23, 56: Jesús, acuérdate de mi cuando llegues a tu Reino.Salmo en la madrugadaTe hiciste, Señor,amigo de la madrugada,sentado junto al fuego del amor,mientras la escarcha y la nievecaía sobre nuestra tierra.Te hiciste, Señor,amigo del lucero del albaque te encontró orando cada día,mientras el sol amanecíatímidamente por los montes.
  66. 66. Te hiciste, Señor,amigo de la estrella perezosaque todavía sigue iluminando,aunque sea largo el amanecer.Te hiciste, Señor,compañero inseparable de mis horas bajas,amigo de todos mis caminos,cercano en todas mis madrugadas,para darme en el alba tu pan de trigo,y sanar mi corazón con tu semblante. Amén.Oración colecta: Dios todopoderoso y eterno, tú quisiste que nuestrosalvador se anonadase, haciéndose hombre y muriendo en la cruz, paraque todos nosotros sigamos su ejemplo; concédenos que lasenseñanzas de su pasión nos sirvan de testimonio, y que un díaparticipemos en su resurrección gloriosa. Por nuestro Señor Jesucristo.LUNES SANTOIs 42,1-7: Yo, el Señor, te he cogido de la mano y te he hecho alianza deun pueblo, luz de las naciones.Sal 26,1. 2. 3. 13-14.Jn 12,1-11: María ungió a Jesús los pies y se los enjugó con sucabellera.Salmo con perfumeGracias, Señor,por todo y por siempre,porque verdaderamentetú eres la historiamás apasionante.En ti todo es claro,como una mañana primaveral.Un díase acercaron a tilisiados y prostitutas,hombres y mujeres,pobres y ricos.A todos los acogiste,
  67. 67. como a aquella mujerque ungió tus pies.Ningún detalle de amorescapa a tu mirada.Eres tan increíbleque jamás te podré comparar.Tú no te olvidasde nada de lo que hacemos por ti,aunque sea un gesto sencilloo de pobreza,todo te conmueve el corazón,como aquel día en Betania. Amén.Oración colecta: Dios todopoderoso, mira la fragilidad de nuestranaturaleza y, con la fuerza de la pasión de tu Hijo, levanta nuestra débilesperanza. Por nuestro Señor Jesucristo.MARTES SANTOIs 49,1-6: Te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance elconfín de la tierra.Sal 70,1-2. 3-4a. 5-6ab. 15. 17.Jn 13,21-33. 36-38: Judas, después de tomar el pan, salióinmediatamente. Era de noche.Salmo en la nocheAyúdanos, Cristo vivo,a no separarnos de ti,pues sabemosque lejos de tisomos tragados por la noche.¿Donde iríamos sin ti?El camino es tenebrosocuando tú no estás.Todo lo recorridofuera de tu amorno conduce a nada.Enséñanos, Señor,
  68. 68. a vivir en tu misericordia,pues sabemos,que eres fiel,no nos dejescaer en la tentaciónque conduce a la nochede vivir sin ti.Sé que no andaré perdidosi me agarro a ti,si te busco siempre.La luz vence a la sombra. Amén.Oración colecta: Dios todopoderoso y eterno, concédenos participar tanvivamente en las celebraciones de la pasión del Señor, que alcancemostu perdón. Por nuestro Señor Jesucristo.MIÉRCOLES SANTOIs 50,4-9a: Mirad, mi Señor me ayuda: ¿quién probará que soyculpable?Sal 68,8-10. 21bcd-22. 31. 34.Lc 26,14-25: El que ha mojado en la misma fuente que yo, ese me va aentregar.Salmo de una traiciónCuántos dolores, Señor,en tu corazón,ante la traiciónde tu amigo.Te acercaste a élpara ayudarle,para que pusiesetodo su corazónno en el camino del dinero,que conduce a la traición,sino en el de la pobreza,que conduce al amor.Tu sufrimiento, Señor,te llevóa entregar tu amor,
  69. 69. a querer con locuray siempre a todos.Ahora, Señor,cuando estátan cerca el Calvario,tu amor me conmueve.Tú, como cordero,sólo abriste la bocapara llamar amigoal que te traicionaba. Amén.Oración colecta: Oh Dios, que, para librarnos del poder del enemigo,quisiste que tu Hijo muriera en la cruz; concédenos alcanzar la gracia dela resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo.JUEVES SANTO. MISA CRISMALIs 61,1-3a. 6ª. 8b-9: El Señor está sobre mí, porque el Señor me haungido.Sal 88,21-22. 25. 27.Ap 1,5-8: Cristo nos ha convertido en su reino y nos ha hechosacerdotes de Dios, su Padre.Lc 4,16-21: Me ha enviado para dar la buena noticia a los pobres, paraanunciar a los cautivos la libertad, y a los ciego la vista. Para darlibertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor.Salmo con unciónQueremos, Señor,ser ungidos por tu amorpara ser buena noticiaen las entrañas del mundo.Ayuda a los enfermospara que, al ser ungidos,se unan a ti en su enfermedady descubran tu amor.Ayuda a los que recibenel sacramento de la confirmación,para que sean
  70. 70. testigosy apóstolesen medio de los hombres.Ayuda a los que van a ser ungidosy, por la imposición de las manos,recibirán el sacerdocio ministerial,para que sean otro túamando con tu corazón y sirviendo a los hombres,especialmente a los más pobres. Amén.Oración colecta: ¡Oh Dios!, que por la unción del Espíritu Santoconstituiste a tu Hijo Mesías y Señor, y a nosotros, miembros de sucuerpo, nos haces partícipes de su misma unción; ayúdanos a ser en elmundo testigos fieles de la redención que ofreces a todos los hombres.Por Jesucristo nuestro Señor.JUEVES SANTO. MISA VESPERTINADE LA CENA DEL SEÑOREx 12,1-8. 11-14: Así celebraréis la pascua.Sal 115,12-13. 15-16bc. 17-18.1Cor 11,23-26: Este es mi cuerpo que se entrega por vosotros. Hacedesto en memoria mía.Jn 13,1-15: Los amó hasta el extremo. Os he lavado los pies, os hedado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotrostambién lo hagáis.Salmo de una toallaSeñor, lavaste los piesa tus apóstolesen la nocheen que fuiste traicionado.Te pusiste de rodillas,como un esclavo,para decirles a través de tu corazón:el gesto de la toallaes mi amor entregado,es mi amor ofrecidoincansablemente a vosotros.
  71. 71. Señor, de rodillasa los pies de toda humanidad,como redentor de los hombresdiciendo; ”Esto es mi cuerpo”,entregaste tu sangre por amor.Señor, tu amor es inmenso,tu vida, ofrenda.Y te das del todoen el gesto humildede una toallaque limpia los pies. Amén.Oración colecta: Señor Dios nuestro, nos has convocado hoy paracelebrar aquella misma memorable cena en que tu Hijo, antes deentregarse a la muerte, confió a la Iglesia el banquete de su amor, elsacrificio nuevo de la alianza eterna; te pedimos que la celebración deestos santos misterios nos lleve a alcanzar plenitud de amor y de vida.Por nuestro Señor Jesucristo.VIERNES SANTO. CELEBRACIÓNDE LA PASIÓN DEL SEÑORIs 52,13-53,12: Él fue traspasado por nuestras rebeliones.Sal 30,2.6.12-13. 15-16. 17. 25.Heb 4,14-16; 5,7-9: Experimentó la obediencia y se ha convertido encausa de salvación para todos los que le obedecen.Jn 18,1-19,42: Está cumplido.Salmo ante el crucificadoSeñor, Jesús,Hijo amado del Padre,venimos a tique, crucificado,abres tu corazón a la humanidad.Ahora sabemosque nos amas en serio,ahora vemosque te tomastetan en serio
  72. 72. tu amor a todosque, colgado en una cruz,amas y perdonas a todos.Señor, Jesús,gracias por tu crucifixión,por ser tan “nuestro”.Ahora te vemos crucificadoen tantas situacionesen que los hombres y mujeresviven en esclavituden los campos de concentración,en las cárceles,en tantos y tantoscomo viven y muerensin tu amor. Amén.Oración colecta: Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia soneternas; santifica a tus hijos y protégelos siempre, pues Jesucristo, tuHijo, en favor nuestro instituyó por medio de su sangre el misteriopascual. Por nuestro Señor Jesucristo.VIGILIA PASCUALGén 1,1-31; 2,1-2: Vio Dios todo lo que había hecho: y era bueno.Gén 22,1-18: Toma a tu querido hijo único, a Isaac, y vete al país deMoria y ofrécemelo allí en sacrificio en uno de los montes que yo teindicaré.Éx 14,15-15,1: Los israelita entraron en medio del mar a pie enjuto.Is 54,5-14: Con misericordia eterna te quiero, dice el Señor, tu redentor.Is 55,1-11: Venid a mí y viviréis; sellaré con vosotros alianza perpetua.Bar 3,9-15. 32-4,4: Camina a la claridad del resplandor del Señor.Ez 36,16-28. Arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daréun corazón de carne.Rom 6,3-11: Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya nomuere más.Ciclo A: Mt 28,1-10: Ha resucitado y va por delante de vosotros aGalilea.Ciclo B: Mc 16,1-18: Jesús el Nazareno, el crucificado, ha resucitado.Ciclo C: Lc 24,1-12: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? Noestá aquí. Ha resucitado.
  73. 73. Salmo de un pregón pascualCantad, cielos y estrellas,aclamad todos los hombres,que se alegre la Iglesiapor tanta dicha.El Señor vive resucitado.El amor vence al odio.Hoy se ilumina el mundocomo una claridadsiempre nueva.Esta es la noche,más clara que el día,donde Cristo apareceglorioso con sus heridas.Hoy no hay lugar para la tristeza.Hoy el Señor se vistede gozo y alegría. Amén.Oración: ¡Oh Dios!, que iluminas esta noche santa con la gloria de laresurrección del Señor, aviva en tu Iglesia el espíritu filial, para que,renovados en cuerpo y alma, nos entreguemos plenamente a tuservicio. Por nuestro Señor Jesucristo. TIEMPO PASCUALOrar en pascuaOrar en tiempo de pascua es pedir al Señor que nos dé “sus mismossentimientos”, su mismo corazón, para vivir en la alegría que nuncadebe terminar, aun en medio de las cruces y de las dificultades de lavida. Cristo resucitado nos alimenta con su gozo y nos transforma paravivir la vida desde el Resucitado. ¿Qué es vivir desde el Resucitado? Esque la oración diaria nos vaya haciendo captar su amor; que, pormuchas que sean las tristezas, existe una alegría que nadie nos podráarrebatar, que es la alegría de su amor, más fuerte que el pecado, el
  74. 74. dolor y la muerte. Orar en pascua es abrir el corazón como el almendro y llenar defragancia la vida de los que te rodean, es amar en los miles de detallesde cada día. Orar siempre en pascua tiene que llevarnos a vivir la vida concorazón de fiesta y, si bien es verdad que todavía somos caminantes yexperimentamos el dolor, el pecado y la muerte, también es cierto queen Cristo hemos vencido todos y que su amor es duradero. Como dice Pablo, “nadie nos podrá quitar su amor”, y esa es laalegría de la pascua, que se vive en el camino de la vida. Cristoresucitado nos ha traído una vida nueva, una vida de gracia, dondehemos derrotado al “hombre viejo” y deseamos que viva el “hombrenuevo” capaz de construir en nuestro mundo, en nuestra historia, la“civilización del amor”.DOMINGO DE PASCUADE LA RESURRECCIÓN DEL SEÑORHe 10,34ª·. 37-43: Nosotros hemos comido y bebido con él después dela resurrección.Sal 117,1-2. 16ab-17. 22. 23.Col 3,1-4: Buscad los bienes de arriba, donde está Cristo.Jn 20,1-19: Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: queél había de resucitar de entre los muertos.Salmo del primer domingo de la historiaAlabad a Cristo resucitadotodos los hombres de la tierra,con cantos y guitarrasy cámaras de televisión.Alabad a Jesúsque vive para siempreresucitado en la carne,para ser comido por el amor.Alabad a Jesucristo,en él la muerte no manda,vencedor del pecado,amigo de todos.En Cristo resucitado
  75. 75. la vida se hace fiesta,la luz vence a la oscuridad,el amor al odio,la sencillez a la soberbia.Alabad, hermanos,porque resucita de verasnuestro amor y esperanza:es el gozo de pascua.Alabad al Señordesde todos los rincones de la tierra,a quien tiene corazón,y ama eternamentedesde un corazón humano. Amén.Oración colecta: Señor Dios, que en este día nos has abierto las puertasde la vida por medio de tu Hijo, vencedor de la muerte; concede a losque celebramos la solemnidad de la resurrección de Jesucristo, serrenovados por tu Espíritu para resucitar en el reino de la luz y de la vida.Por nuestro Señor Jesucristo.LUNES DE LA OCTAVA DE PASCUAHe 2,14.22-23: Dios resucitó a Jesús y nosotros somos testigos.Sal 15,1-2a. 5. 7-8. 9-10. 11.Mt 28,8-15: Jesús les dijo: “No tengáis miedo: id y comunicad a mishermanos que vayan a Galilea; allí me verán”Salmo del resucitadoÉl llegó de repente,el primer día de la semana.Vino a los de su casa,la muerte no tuvola última palabra.La última palabrala tuvosu amor resucitado.Él vive siempreen todas las encrucijadas,
  76. 76. despertará esperanza,vive con su corazón que latey que jamásdejará de latir,pues es la vida-ofrendapara que otros tengan vidaen abundancia.Él llegó de repente;sus heridas chorreaban viday nos dijo:“No temáis,no podrán matar a la vida verdaderapues yo soy la vida”. Amén.Oración colecta: Señor Dios, que por medio del bautismo haces crecer atu Iglesia, dándole siempre nuevos hijos, concede a cuantos hanrenacido en la fuente bautismal vivir siempre de acuerdo con la fe queprofesamos. Por nuestro Señor Jesucristo.MARTES DE LA OCTAVA DE PASCUAHe 2,36-41: Los que aceptaron sus palabras se bautizaron, y aquel díase les agregaron unos tres mil.Sal 32,4-5. 18-19. 20. 22.Jn 20,11-18: He visto al Señor y ha dicho esto.Salmo de gozoAlabemos todos los pueblos de la tierraal Señor resucitado.La fiesta de la vida,el gozo de vivir.Con él, las armas serán destruidas,se acabarán las guerras.Él es la paz,la verdadera, la auténtica.Alabemos al resucitadovivo en todas nuestras muertes,presente entre los hombrespor las calles de la ciudad,
  77. 77. en las aldeas más pobres.Él está aquítejiendo primaverasdespués del duro invierno.Alabemos al Resucitado,buscador incansablede ovejas perdidas.Amigo de todos,que vive, y su vidaquiere que sea la nuestrapara que no acabe la fiesta. Amén.Oración colecta: Tú, Señor, que nos has salvado por el misterio pascual,continúa favoreciendo con dones celestes a tu pueblo, para que alcancela libertad verdadera y pueda gozar de la alegría del cielo, que ya haempezado a gustar en la tierra. Por nuestro Señor Jesucristo.MIÉRCOLES DE LA OCTAVA DE PASCUALHe 3,1-10: Pedro dijo al lisiado: “No tengo plata ni oro; te doy lo quetengo: en nombre de Jesucristo nazareno echa a andar”.Sal 104,1-2. 3-4. 6-7. 8-9.Lc 24,13-35: Ellos contaron lo que les había pasado por el camino ycómo lo habían reconocido al partir el pan.Salmo al partir el pan.Caminábamos hacia Emaúscon la decepción más intensa,con los ojos cansadosy los pies sin apenas fuerza.Caminábamos sin rumbocon una fe muerta,con las manos gastadasy el corazón en tristeza.Y de pronto llegaste tú,eras tú en fiesta.Te acercaste a nosotrosy nos diste una respuesta.Somos pobres y ciegos
  78. 78. y el camino se hace cuesta.Queremos que nos ayude a vivir en ti.Cuando caía la tardete dijimos que te quedasesy el día se hizo luzuna tarde de primavera.Al partir el pandescubrimos en tu gestoque tú vives siemprey sales a nuestro encuentro. Amén.Oración colecta: Oh Dios, que todos los años nos alegras con lasolemnidad de la resurrección del Señor; concédenos, a través de lacelebración de estas fiestas, llegar un día a la alegría eterna. Pornuestro Señor Jesucristo.JUEVES DE LA OCTAVA DE PASCUAHe 3,11-26: Mataseis al autor de la vida; pero Dios lo resucitó de entrelos muertos, y nosotros somos testigos.Sal 8,2ª. 5. 6-7. 8-9.Lc 24,35-48: Jesús les dijo: “Mirad mis manos y mis pies; soy yo enpersona”.Salmo de mirarMirad mis manosinmensas y abiertas,ahora estoy vivopara siempre.Venid conmigo.Yo soy la vidamaravillosa y cierta:la vida jamás terminasi vives en mí,pues yo soy la puerta.Mirad mis piesdesnudos y abiertos.Soy yo en persona.Soy la vida,
  79. 79. el camino y la fiesta.Venid, acercaos.Vendrá la libertaden mis manos abiertas,la muerte en mí no manda,la muerte está muerta.Venid conmigo.Yo soy la vida,el camino, la verdad;estoy siempre vivopara alegrar tu fiesta. Amén.Oración colecta: Oh Dios, que has reunido pueblos diversos en laconfesión de tu nombre; concede a los que han renacido en la fuentebautismal, una misma fe en su espíritu y una misma caridad en su vida.Por nuestro Señor Jesucristo.VIERNES DE LA OCTAVA DE PASCUAHe 4,1-12: Jesús es la piedra que desechasteis vosotros los arquitectosy que se ha convertido en piedra angular: ningún otro puede salvar.Sal 117,1-2. 4. 22-24. 25-27a.Jn 21,1-14: Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puestoencima y pan.Salmo ante el fuegoSeñor, ha llegado la nochey nuestra barca navega.Si tú no vienes, Señor,no habrá amanecer en la tierra.Venciste la muerte, y la vidate devolvió a nuestra tierra;te hiciste compañerocon hambre,con sedy en pobreza.Venid a la orilla,venid que él está cerca,
  80. 80. nos regala su pancon el fuego,con su corazónen brasas nos espera.Señor, nos diste a comerde tu cuerpo,nos llamas a ser testigosen el mundo,en la tierra,y a decirle a los hombresque tu amornos espera. Amén.Oración colecta: Dios todopoderoso y eterno, que por el misteriopascual has restaurado tu alianza con los hombres; concédenos realizaren la vida cuanto celebramos en la fe. Por nuestro Señor Jesucristo.SÁBADO DE LA OCTAVA DE PASCUAHe 4,13-21: Los llamaron y les prohibieron en absoluto predicar yenseñar en nombre de Jesús.Sal 117,1.14-15. 16ab-18. 19-21.Mc 16,9-15: Id al mundo entero y predicad el evangelio a toda lacreación.Salmo del envíoNos envías, Señor, por el mundoa gritarle a todostu amor inmenso.Nos envías siendo pobrespara ser testigosen medio de la noche.Nos envías siemprea sembrar de esperanzalos rincones de la tierra.Nos envías a ser evangelio,testigos de tu muerte
  81. 81. y resurrección cierta.Nos envías a nosotrosindefensos, sin dinero,tan sólo con tu fuerza.Nos envías, Señor, por el mundoa gritar en la vidatu amor a todos.Nos envías a ser buena nueva,y gozarnos de tu presenciaen el desierto y en la estepa.Nos envías, amigo del hombre,entrañable y compañero,a vivir de tu amory esperar tu cosecha. Amén.Oración colecta: Oh Dios, que con la abundancia de tu gracia no cesasde aumentar el número de tus hijos; mira con amor a los que haselegido como miembro de tu Iglesia, para que, quienes han renacido porel bautismo, obtengan también la resurrección gloriosa. Por nuestroSeñor Jesucristo.SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA. Ciclo AHe 2,42-47: Los creyentes vivían todos unidos y lo tenían todo encomún.Sal 117,2-4. 13-15. 22-24.1Pe 1,3-9: Por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nosha hecho nacer de nuevo para una esperanza viva.Jn 20,19-31: A los ocho días llegó Jesús: “Paz a vosotros”. Luego dijo aTomás: “Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela enmi costado; y no seas incrédulo sino creyente”.Salmo de una nueva vidaTú, Señor, nos llamasa vivir tu vidainiciada aquí en pobreza.Estamos llamados a ser
  82. 82. vida nueva.Danos, Señor,a nosotros,peregrinos en la tierra,el gozo del evangelio,la alegría de tu vidavivida por nosotrosdesde lo más hondode nuestras miserias.Danos, Señor, esperanza,danos tu vida verdadera,la que brota del bautismo,la que se inicia en la tierray es llamadaa ser para siemprevida eterna.Danos, Señor,te pedimos,la alegría verdadera,la mirada de tu resurrecciónsellada con tu fuerza. AménOración colecta: Dios de misericordia infinita, que reanimas la fe de tupueblo con la celebración anual de las fiestas pascuales; acrecienta ennosotros los dones de tu gracia, para que comprendamos mejor que elbautismo nos ha purificado, que el Espíritu nos ha hecho renacer y quela sangre nos ha redimido. Por nuestro Señor Jesucristo.SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA. Ciclo BHe 4,32-35: En el grupo de los creyentes todos pensaban y sentían lomismo.Sal 117,2-4. 16ab-18. 22-24.1Jn 5,1-6: Todo el que ha nacido de Dios vence al mundo.Jn 20,19-31: ¡Señor mío y Dios mío!Salmo en la dudaLo afirmamos, Señor,
  83. 83. creemos en tiy siempre creeremossi tú nos das la gracia.Señor mío y Dios mío,a pesar de nuestras dudasy de que son muchas nuestras incertidumbres,afirmamos nuestra fe en ti.Creemos,aunque a veces dudamos,y queremos seguirtepor los caminos de la vida.Hoy acudimos a ti,en nuestras horas bajas,cuando huimos, como Tomás,y no estamos con los hermanos.Sí, acudimos a ti,porque somos frágiles y débilesy necesitamos tu ayuda.En nuestras dudasacude, Señor, con tu presencia,y haz que se derritan como la nievenuestras horas de incertidumbrepara vivir aferrados siempre a ti,aun en medio de la tempestad...Señor mío, y Dios mío. Amén.Oración colecta: Dios de misericordia infinita, que reanimas la fe de tupueblo con la celebración anual de las fiestas pascuales; acrecienta ennosotros los dones de tu gracia, para que comprendamos mejor que elbautismo nos ha purificado, que el Espíritu nos ha hecho renacer y quela sangre nos ha redimido. Por nuestro Señor Jesucristo.SEGUNDO DOMINGO DE PASCUA. Ciclo CHe 5,12-16: Crecía el número de los creyentes, hombre y mujeres, quese adherían al Señor.Sal 117,2-4. 22-24. 25-27a.Ap 9-11a. 12-13. 17-19: Estaba muerto, y ya ves, vivo por los siglos delos siglos.Jn 20,19-31: Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor.
  84. 84. Salmo y plegariaSeñor resucitado,alegría del Padre,gozo de los corazones,Ayúdanos ahora que comienza el díaa vivir en tu presencia,a amar tus caminos,a seguirte de todo corazón.Sabemos de tu fuerza y poder,que te manifiesta a los sencillos,que te acercas a los que no exigen pruebas.Danos la alegría de vivir el evangelio,la locura de seguirte siempre,aun en medio de las noches.Ven a nosotros,Cristo vivo,Tú, que siempre nos convocascomo pueblo de tu propiedad,pon en nuestro ojosel brillo del gozo desbordadoy haznos siempre dóciles a tus inspiracionespara amar,para servir,para seguir luchando,para construir tu Reino. Amén.Oración colecta: Dios de misericordia infinita, que reanimas la fe de tupueblo con la celebración anual de las fiestas pascuales; acrecienta ennosotros los dones de tu gracia, para que comprendamos mejor que elbautismo nos ha purificado, que el Espíritu nos ha hecho renacer y quela sangre nos ha redimido. Por nuestro Señor Jesucristo.LUNES DE LA SEMANA II DE PASCUAHe 4,23-31: Al terminar la oración, los llenó a todos el Espíritu Santo, yanunciaban con valentía la palabra de Dios.Sal 2,1-3. 4-6. 7-9.Jn 3,1-8: Jesús a Nicodemo: “Te lo aseguro, el que no nazca de agua y

×