Celebración Penitencial                            Monición de entrada                 Canto de entrada; Renuévame Señor J...
en el momento de la desgracia:              la crecida de las aguas caudalosas no lo alcanzará.                    Tú eres...
Confundimos el placer con la felicidad; convertimos a la persona en objetos;somos capaces de sacrificar a nuestros propios...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

110305 celebración penitencial

1,089

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,089
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

110305 celebración penitencial

  1. 1. Celebración Penitencial Monición de entrada Canto de entrada; Renuévame Señor Jesús ORACIÓN (por el sacerdote) OremosPadre Santo, tú nos has reunido en el nombre de tu Hijo, para queexperimentemos tu gracia y tu perdón. Sana en nosotros las heridas delpecado, purifica nuestras manos manchadas, yrenueva con tu Espíritu nuestros corazones. Por nuestro Señor Jesucristo.Amen.Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Corintios 5,20-6,2Hermanos:Nosotros actuamos como enviados de Cristo, y es como si Dios mismo osexhortara por nuestro medio. En nombre de Cristo os pedimos que osreconciliéis con Dios. Al que no había pecado Dios lo hizo expiación pornuestro pecado, para que nosotros, unidos a él, recibamos la justificación deDios. Secundando su obra, os exhortamos a no echar en saco roto la gracia deDios, porque él dice: “En tiempo favorable te escuché, en día de salvación vineen tu ayuda”, pues mirad, ahora es tiempo favorable, ahora es el día de lasalvación. Salmo 131 La misericordia del Señor cada día cantare Dichoso el que está absuelto de su culpa, a quien le han sepultado sus pecados; dichoso el hombre a quien el Señor no le apunta el delito. La misericordia... Había pecado, lo reconocí, no te encubrí mi delito; propuse: «Confesaré al Señor mi culpa», y tú perdonaste mi culpa y mi pecado. La misericordia... Por eso, que todo fiel te suplique
  2. 2. en el momento de la desgracia: la crecida de las aguas caudalosas no lo alcanzará. Tú eres mi refugio, me libras del peligro, me rodeas de cantos de liberación. La misericordia ...Lectura del santo Evangelio según San Mateo (22,34-40)En aquel tiempo, los fariseos, al oír que había hecho callar a los saduceos, seacercaron a Jesús, y uno de ellos le preguntó para ponerlo a prueba:- "Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley?".Él le dijo:- "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tuser. Este esel mayor y el primer mandamiento. El segundo es semejante a él: Amarás a tuprójimo como ati mismo. Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los Profetas".Breve homilía.Examen de conciencia;QUE EL AMOR DE DIOS QUEME...- La raíz de la soberbia, con los renuevos del orgullo, la vanidad, loscomplejos, el desprecio, la envidia y los aires de suficiencia.Queremos prevalecer, dominar, deslumbrar, ser el número uno. Nos creemossuperiores o mejores que los demás. Preferimos que nos sirvan a servir. Nosgusta que nos alaben, aunque sepamos que no es verdad. En el fondo, todosqueremos seguir siendo como Dios.- La raíz de la avaricia, con sus secuelas de ambiciones, materialismos,consumismo, apegos, idolatría y todo tipo de esclavitudes.Queremos tener más, ganar más, vivir mejor. Nos encantan las riquezas, queabren todos las puertas, el lujo, la buena vida. Por eso, trabajamos y nosmatamos. Es el ídolo del mundo.- La raíz de la ira, con sus hijos: la violencia, la venganza, el terrorismo, lasguerras, los odios y toda clase de sentimientos y distanciamientos.Reñimos, discutimos, nos enfadamos, nos odiamos.Nos falta paciencia, comprensión, misericordia, humildad. Preferimos el ojo porojo y el quedar siempre por encima. Nos gusta enseñar los dientes, decirpalabras fuertes, amenazar. La ira es hija del diablo.- La raíz de la lujuria, con sus derivados: la gula, la sensualidad, lacomodidad, el hedonismo, y toda búsqueda ansiosa de placer, que puede llevara esclavitudes como el alcoholismo y la toxicomanía.
  3. 3. Confundimos el placer con la felicidad; convertimos a la persona en objetos;somos capaces de sacrificar a nuestros propios gustos y pasiones los másgrandes valores.- La raíz del egoísmo, que es la raíz última, madre de todas las demás, quesignifica un amor excesivo así mismo, que se ama sólo a sí mismo, que notiene ojos ni corazón para los demás.- Es la falta de amor, el gran pecado, elúnico pecado: “el que no ama está muerto”.* Confesiones individuales y símbolo.ORACIÓN DE ACCIÓN DE GRACIAS (todos)Dios omnipotente y eterno, que nos corriges con justicia y perdonas con infinitaclemencia,recibe nuestro humilde agradecimiento. Tú que en tu providencia lo disponestodo según losdictámenes del amor, haz que acogiendo en nosotros la gracia del perdónllevemos los frutosde la conversión y vivamos siempre en tu amistad. Por Cristo Nuestro Señor.Amén.Canto Final; Yo soy testigo del poder de Dios

×