Vigilia canonización

389 views

Published on

texto

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
389
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Vigilia canonización

  1. 1. VIGILIA CANONIZACIÓN BONIFACIAMonición de entradaCanto: Así era Bonifacia (CD “Una mujer abriendo caminos nº 11) 1 Momento: HE VISTO AL QUE ME VEProyección: Imagen de AgarTexto bíblico: Gn 16, 3-141 Lector/a: Cuando Abrán llevaba diez años residiendo en la tierra de Canaán, Saray tomó aAgar, su esclava egipcia, y se la dio por mujer a su marido Abrán. Cuando Agar se quedóencinta , empezó a mirar con desprecio a Saray.Saray la maltrató de tal modo que ella huyó de su presencia. El Señor la encontró junto a unafuente de agua en el desierto y le dijo:Agar, esclava de Saray, ¿de dónde vienes y a dónde vas?Ella respondió:Huyo de la presencia de mi señora.Y el Señor le dijo:Vuelve al lado de tu Señora… Multiplicaré tu descendencia, y será tan numerosa que no sepodrá contar porque el Señor ha escuchado tu aflicción. Entonces Agar invocó al Señor, que lehabía hablado, diciendo: "Tú eres el Dios que me ve", porque dijo: "¿Acaso no he visto aquí alque me ve?". Reflexión-Oración2 Lector/a: Agar, como esclava y extranjera, ha perdido su capacidad de decidir sobre supropia vida. Ha de obedecer a sus amos y guardar silencio ante sus sentimientos. Pero cuandodescubre que es capaz de engendrar un hijo, se siente superior a Sara, su señora, que esestéril. La violencia se adueña del corazón de ambas mujeres y se pelean. El enfrentamientolleva a Agar a huir al desierto, al lugar de nadie, a la experiencia de abandono total y defracaso. Pero ahí Dios se revela con un nuevo rostro, se hace presente con su mirada, lepregunta por su historia y la sostiene. Agar, en ese encuentro, recupera la palabra, descubreun nuevo futuro lleno de posibilidades, un futuro no exento de esfuerzo y de lucha pero capazde vida y esperanza.(Silencio. Música de fondo)3 Lector/a: Como Agar, muchas mujeres en nuestro mundo sufren la marginación y lainjusticia, la esclavitud y el abandono. Muchas mujeres son enviadas al desierto, a la ausencia 1
  2. 2. de dignidad, de compañía y de futuro. Muchas mujeres necesitan espacios de liberación endonde encontrarse con su propia verdad y su propia palabra. Muchas mujeres claman, desdetodos los desiertos del mundo, una mirada y una palabra que las recupere de la postración. Proyección: PowerPoint MUJERES4 Lector/a: Bonifacia nos acompaña aquí, en ese encuentro con el Dios que libera y dignifica ala persona, que la escucha en su aflicción. Ella se hizo eco de la mirada compasiva de Dios y secomprometió con un proyecto cargado de utopía, diciendo sí a crear en su pequeño taller unespacio de dignificación y liberación para la mujer trabajadora pobre. Bonifacia creyó en elDios que ve en la aflicción, que busca espacios de liberación para sus hijos e hijas.Ella supo también de la marginación y el rechazo, y también fue enviada al desierto, pero suporesponder con el perdón y el amor. Y ahora nos invita a hacer lo mismo.Canto: Mujer del pueblo, nº 5 del CD Promesa de Dios Plegaria compartidaEN EL REVERSO DE LA HISTORIA(A dos coros)Señor:en este mundo insolidario y fríoqueremos buscarte.En los barrios marginales y zonas periféricasqueremos encontrarte.En los que esta sociedad esconde y olvidaqueremos verte.En los que no cuentan para la cultura dominantequeremos descubrirte.En los que carecen de lo básico y necesarioqueremos acogerte.En los que pertenecen al reverso de la historiaqueremos abrazarte...En los pobres y marginados de siempre,en los emigrantes y parados sin horizonte,en los drogadictos y alcohólicos sin presente,en las mujeres maltratadas,en los ancianos abandonados,en los niños indefensos,en la gente estrellada,en todos los heridos y abandonados al borde del caminoqueremos buscarte,encontrarte,verte,descubrirte,acogerte,abrazarte. 2
  3. 3. (Silencio. Música de fondo)Oración FinalLector/a: Señor, que pones en nosotros tu mirada llena de amor, queremos seguir lashuellas de Bonifacia, dejar que nuestro corazón se duela con el dolor de lamarginación, el rechazo y la injusticia que viven tantos hombres y mujeres de nuestromundo.Queremos aprender de Bonifacia, de su fidelidad y perdón, de sus sueños yesperanzas. Queremos, como ella lo hizo, descubrirte a ti llamándonos desde la vida alcompromiso diario por la dignificación y liberación del mundo trabajador pobre. Amén 2 Momento: HE VISTO AL SEÑOR Y ME HA DICHO ESTOProyección: Imagen de MagdalenaTexto bíblico: Mt 28, 1-101 Lector/a: Pasado el sábado, al amanecer del primer día de la semana, fueron MaríaMagdalena y la otra María a ver el sepulcro. Jesús les salió al encuentro, diciendo: --¡Alegraos! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies y se postraron ante él. EntoncesJesús les dijo: No temáis; id a avisar a mis hermanos y hermanas que vayan a Galilea,y allí me verán. Reflexión-Oración2 Lector/a: Magdalena no podía creer que el final de su maravillosa historia con Jesúshabía terminado. Junto a sus compañeras se acercó al sepulcro para ofrecer al amigoun último gesto de amor y fidelidad. Pero la historia de Jesús no había terminado, allíestaba junto a ellas vivo y las enviaba a invitar a sus compañeros y compañeras aponerse en camino.En Galilea, Magdalena se había hecho discípula de Jesús, le había escuchado y oradojunto a él. Ahora debía de convocar de nuevo a sus compañeros y compañeras,recordarles las palabras del maestro y señalarles el camino de vuelta a Galilea, a eselugar donde habían conocido a Jesús y a donde ahora debían seguirle.(Silencio. Música de fondo)3 Lector/a: Como Magdalena, estamos llamados a ser fuente de esperanza e impulsopara otros. Nuestras pequeñas historias cotidianas han de ser memoria de fe ycompromiso, proclamando la Buena Noticia del Reino en los lugares cotidianos y detrabajo que siguen necesitados de utopía y justicia. Como los primeros discípulos/as de 3
  4. 4. Jesús tenemos la certeza honda de que él nos acompaña en todo lo queemprendamos.(Silencio. Música de fondo)4 Lector/a: Bonifacia, como Magdalena, nos transmite un mensaje de fe en el Señorresucitado. Portadora de la buena noticia del Reino, ella es ahora para todos nosotros ynosotras referente de vida y de fe. Su historia nos enseña a amar gratis, a hacer de la bondaduna forma de lucha, del silencio una denuncia, de la renuncia un don. Bonifacia es hoy paradigma de Nazaret y arcoiris para la historia de todo hombre y mujer quequiera hacer de lo cotidiano su compromiso, de lo sencillo su bandera, encarnando suexperiencia de Dios en las pequeñas cosas de cada día desde una opción por la dignidad del serhumano, en medio de un trabajo constructor de promesas que se hacen realidad en lo débil ypobre de esta vida.Canto: Mirando a Bonifacia (CD “Una mujer abriendo caminos nº 9) Plegaria compartidaCanto: Ubi caritas (CD Laudate omnes gentes nº 6)Ubi caritas et amorUbi caritas Deus ibi est.Lector/a: Bonifacia, eres para nosotros un espejo que nos refleja la bondad de Dios.Cuando recordamos escenas de tu vida, vemos en ellas el paso del Señor.Ubi caritas…Lector/a: Tu humildad ante los acontecimientos dolorosos de la vida.Tu sencillez considerándote siempre la última de las siervas sin ninguna pretensióntu caridad que disculpa,tu prudencia que no juzga,tu entrega generosa al servicio de los más necesitados,tu opción por la mujer trabajadora,tu atención material a las jóvenes en peligro de perderse, son signos proféticos que anticipanel Reino.Ubi caritas…Lector/a: Donde hay amor hay una palabra de esperanza. Donde hay amor se abren nuevoscaminos. 4
  5. 5. Bonifacia es hoy para todos nosotros/as reflejo de tu amor, Señor. Ella nos invita a caminar atu lado hermanando oración y trabajo al estilo de Nazaret. Queremos ser testigos de esaexperiencia entre la gente y mensajeros/as de tu fidelidad como ella nos enseñó.Ubi caritas… Proyección: PowerPoint BONIFACIAOración FinalLector/a: Señor, Padre nuestro, tú has llamado a Bonifacia a seguir a Jesús en el misterio de suvida oculta en Nazaret, hermanando la oración con el trabajo, en la sencillez de la vidacotidiana, entregando su vida a la mujer trabajadora y pobre: que su testimonio evangélico nosayude a configurarnos con Jesús que, con María y José, trabaja en Nazaret. 3 Momento: HACED LO QUE ÉL OS DIGAProyección: Imagen de MaríaTexto Bíblico: Lc 1, 39-551 Lector/a: Por aquellos días María se puso en camino a la montaña, a una ciudad de Judá;entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Cuando Isabel oyó el saludo exclamó a grandesvoces: ¡Dichosa tú que has creído! porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá. EntoncesMaría dijo: Mi alma proclama la grandeza de Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador,porque ha mirado la humildad de su sierva, desde ahora me llamarán dichosa todas lasgeneraciones, porque ha hecho en mí cosas grandes el Poderoso. Su nombre es santo, y sumisericordia llega de generación en generación a los que le honran. Despliega la fuerza de subrazo desbaratando los planes de los soberbios. Derriba de sus tronos a los poderosos y hacesubir a los humildes. A los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide sin nada.Toma de la mano a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, como lo había prometidoa nuestros antepasados, en favor de Abraham y Sara y su descendencia para siempre. Reflexión-Oración2 Lector/a: María, con el Magníficat, proclamó lo que no se esperaba de Dios. Agradecidaporque Dios se había fijado en ella para poner su tienda entre nosotros/as, proclama sumisericordia. En su encuentro singular con Él descubre su opción por los pequeños y olvidados,su fidelidad para siempre y su irrevocable decisión por defender a quienes son despojados desus bienes o de su dignidad.María nos invita a mirar a ese Dios del Magníficat, a descubrir que su poder no está en elnúmero ni su imperio en los guerreros; que es el Dios de los humildes, socorredor de los 5
  6. 6. pequeños, protector de los débiles, defensor de los desanimados, salvador de losdesesperados (cf. Judit 9,11).(Silencio-música de fondo) Plegaria compartidaSalmo: LE SEGUIAS POR EL CAMINOProyección: Imagen de BonifaciaCanto: Anda buscando Jesús (CD “Una mujer abriendo caminos nº 1)Anda buscando JesúsQuien le ame, quien le giga.Si nosotros no seguimos sus huellas,¿Quién le seguirá?Todas/os: Eres memoria de todas esas mujeres fuertesque hicieron grande la cotidiana historiade sus vidas sencillas,porque llevas en tu seno la fecundidad de Sara,en tu corazón la pasión de Rebeca,es tuya la audacia de Débora,y encarnas la osadía de Esther.Lector/a: En los polvorientos caminos de Nazaretandaban tus sueños.El taller fue tu templo y tu morada.El trabajo fue tu ofrenda calladacreciste al paso de los pobresnombrando en tus intentos la esperanza.En los polvorientos caminos de Nazaretandaban tus sueños.El taller fue tu templo y tu morada.El trabajo fue tu ofrenda calladacreciste al paso de los pobresnombrando en tus intentos la esperanza.Canto: Anda buscando JesúsQuien le ame, quien le giga.Si nosotros no seguimos sus huellas,¿Quién le seguirá? 6
  7. 7. Todas/os: María habló en ti de permanencia,José puso en tus manos su herencia,y caminaste despaciopor la soledad de la comprensiónencarnando la fidelidad de un Diosque se revelaba tierno y débilen tu mirada.Canto: Anda buscando JesúsQuien le ame, quien le giga.Si nosotros no seguimos sus huellas,¿Quién le seguirá?Todas/os: Como la suegra de Pedro le pudiste al maly serviste como una de tantas.Como Magdalena comprometiste tu historiaen el seguimiento del amigo.Como Febe supiste ser lídersin imponerte.Como Priscila no pusiste limitesa los horizontes del compromiso.Lector/a: Eres mujer de pequeños pasos,de mirada fecunda,de manos trabajadoras.Junto a tinuestra familia se hace hoy promesa,posibilidad nueva,cauce por estrenar,acontecimiento donde la Buena Noticiase encarna y nos espera.Hoy nuestro homenajese hace acción de gracias a Diosque ha hecho posible tu vida.Y compromiso de seguir habitando el talleraquí y ahoray siempre. AMÉNCanto: Anda buscando JesúsQuien le ame, quien le siga.Si nosotros no seguimos sus huellas,¿Quién le seguirá?Proyección: Imagen en memoria de ellaOración FinalLector/a: Cuando acudí a vosotros, hermanas y hermanos, no me presenté con granelocuencia y sabiduría para anunciaros el misterio de Dios; pues entre vosotros decidí no saberotra cosa, sino a Jesucristo, y a este crucificado. Mi mensaje y mi proclamación no se apoyaban 7
  8. 8. en palabras sabias y persuasivas, sino en la demostración del poder del Espíritu, de modo quevuestra fe no se fundase en la sabiduría humana, sino en el poder divino. Id pues ahora yhaced lo que él os diga.Todas/os: AMÉNProyección: Imagen de BonifaciaCanto: Himno a Bonifacia (CD “Una mujer abriendo caminos nº 18) o Quiero seguirte (CD“Una mujer abriendo caminos nº 5) 8

×