Naci un 28 de marzo de 1992
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Naci un 28 de marzo de 1992

on

  • 2,047 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,047
Views on SlideShare
2,046
Embed Views
1

Actions

Likes
1
Downloads
0
Comments
0

1 Embed 1

http://economistamerino.blogspot.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Naci un 28 de marzo de 1992 Document Transcript

  • 1. Nací un 28 de marzo de 1992 en la provincia de Celendín. En este lugar pasé mis primeros cinco años de vida. Tuve una educación dada en casa, pues cuando me inscribieron en un jardín yo no dejaba de llorar cuando mi madre me dejaba, por esta razón mi madre decidió ya no enviarme. Esto sucedió en mi quinto año de vida. En los cuatro años anteriores la pasé en mi casa, recuerdo que siempre me quedaba en la tienda que tenía en una de mis dos casas, en la cual yo disfrutaba mucho por estar con mi madre y siempre me entretenía al ver a la gente que llegaba para comprar, entre estas personas estaban los estudiantes del colegio “NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA” los cuales compraban helados, en esos momentos yo deseaba uno, pero mi mamá nunca me daba uno; pues yo sufría de asma y una tos muy aguda y la única forma de recuperarme era con una dolorosa inyección. Como es de suponerse no solo pasaba mi vida en la tienda, otros momentos que recuerdo era cuando jugaba con mi prima Ximena, con ella siempre iba a varios lugares distantes de mi casa (es un poco curioso porque a pesar de estar lejos de mi casa y mi familia ya no lloraba, sin saber que estaba más desprotegido que en el jardín. Supongo que un niño no debe ser obligado a estar en un lugar aburrido hasta en cierto punto traumático). Recuerdo cuando mi hermana nos llevó a los colegios de “NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA” y otro llamado “CORONEL CORTEGANA”. Fuimos a esos lugares porque ese mismo día en las dos se realizaban actuaciones (La actuación era cerca a las fiestas patrias). Se mostraban los trajes que iban a salir en la noche junto con los faroles, al principio que los vi, que fue en el día, no me llamaron la atención, pero lo que si me entretuvo fue una especie de dragón. Era el típico dragón oriental, el cual es manejado por muchas personas. Al llegar la noche lo que más me gustó fueron los faroles, porque algunos eran enormes y tenían varias fuentes de luz, y además eran de diversas formas; como: aviones mariposas, loros, etc.<br />Siempre había realizado viajes de Celendín a Cajamarca, cuando llegaba con mi familia nos instalábamos en la casa de una tía. Era lo mejor para mí y mis hermanos porque como tenemos muchos primos, en ese tiempo nos divertíamos jugando todo el día hasta altas horas de la noche; y como no nos veíamos siempre, hasta mis padres se quedaban a conversar con mis tíos y esa era la razón por la que nos dejaban jugar mucho tiempo. Yo me divertía mucho, a pesar de eso me parecía que estábamos meses en esa casa, pero solamente nos quedábamos una semana a lo mucho eran dos.<br />No recuerdo que fecha y mes fue cuando llegué a Cajamarca, pero fue en el año de 1997. La mudanza fue un problema puesto que mis padres no habían separado la vacante para el primer año de estudios primarios, y por esto casi pierdo el año escolar, sin embargo me consiguieron un lugar en la escuela de la recoleta. Me fue difícil conseguir amigos porque a pesar de que éramos niños la gente que encontré eran soberbias y no como los amigos que había tenido en Celendín. No recuerdo a nadie de mi primer año en la primaria, pero siempre encuentro a alguien, preguntándole primero en que colegio estudió, y si fue en donde yo estuve le pregunto sobre un accidente que sucedió cuando estábamos en horas de clase, cuando se cayó una parte del techo del salón. Así es como encontré a una amiga del colegio que había sido mi compañera en el primer grado de primaria.<br />El segundo año de primaria me pasé a estudiar en el colegio llamado “DIVINO MAESTRO” en el que conocí a mi mejor amigo, el que tiene por nombre CRISTIAN. El colegio organizaba paseos a diferentes lugares, pero el que si recuerdo con claridad fue el que realizamos para ir a conocer la universidad nacional de Cajamarca. La parte que más disfruté fue cuando fuimos a ver los animales que tenía la facultad de veterinaria. Fue interesante para mí porque vimos: Becerritos, carneros, cerdos y otros animales (nunca los había visto de cerca). No fue la primera vez que fui a la universidad cuando era niño, también fui cuando estuve en la escuela de la recoleta y curiosamente hicimos lo mismo.<br />El colegio DIVINO MAESTRO es un colegio religioso mundialmente conocido y una de sus características principales es que las hermanas son misioneras, quiere decir que ellas van por todos los colegios del divino maestro de los diferentes lugares para propagar la palabra de dios. En este colegio fue donde realicé mi primera comunión. Al principio no entendía bien como estaba conformado el colegio, pero en realidad empecé a entender el termino de misioneras en la secundaria, cuando las hermanas que llegaban ya no eran peruanas, sino del continente europeo y el continente africano. Fue interesante cuando empezaron a llegar, pues nos contaban como era su vida en donde vivían. <br />Recuerdo que cuando estaba en quinto de secundaria había llegado una monjita del Congo y nosotros pensábamos que era la que menos sabía de las monjitas, pero un día faltó nuestra profesora de inglés y ella entró y nos dijo que nos iba a dictar las clases. Todo el salón se sorprendió e incluso nos reíamos de ella, pero nos sorprendió cuando nos empezó a hablar en italiano, español y uno de sus idiomas nativos. La clase nos pareció muy divertida pues escuchamos varios idiomas en solo un par de horas y de paso nos contó su vida, y los viajes que había realizado como misionera del divino maestro. Teníamos una profesora de religión que era la hermana Alcida era una misionera de Venezuela, ella nos enseñaba religión y era difícil al punto de ser imposible hacerle una pregunta de religión que no pudiera responder. En las exposiciones si mencionabas algún lugar religioso que se localizaba en España y le querías engañar, uno salía perdiendo, porque ella había visitado gran parte de los lugares de España.<br />Actualmente la mayoría de las hermanas en el colegio son de origen español.<br />En el colegio mis amigos eran muy agradables y nos entendíamos muy bien, esto es fácil de explicar, porque nos conocimos desde el segundo año de primaria. Además pocos amigos se retiraron y pocos ingresaron.<br />Cuando estaba en el colegio me preocupaba por sacar las mejores notas en educación física los primeros y casi los últimos meses, porque alrededor de noviembre sacaban el taburete completo para saltarlo, y como una mala saltada te dejaba la entrepierna muy hinchada yo me escapaba de las clases y por supuesto me ponían cero, pero como las notas se promediaban no había problema, salvo que mi promedio final rodeaba un puntaje de doce. <br />Cuando terminé el colegio (promoción 2009), fui a una academia llamada CEPUNC. Al principio yo me había decidido por ingeniería civil, pero no obtuve el puntaje suficiente para ingresar. Luego me inscribí para dar el examen de admisión y puse la misma carrera en la cartilla de registro, pero otra vez me faltó puntaje para ocupar vacante. Estos dos sucesos surgieron los últimos días del año 2009 hasta marzo del 2010(CEPUNC), luego fue el examen de admisión; este fue una semana después de terminar las clases de la academia. <br />Decidí luego que ingeniería civil no era lo que deseaba puesto que quería un trabajo de oficina y no de campo. Quise ir a estudiar otra carrera (que no voy a decir cual es) en Trujillo pero mis padres no me dejaron ir y me dijeron que debía estudiara algo de lo que ofrecía la nacional. Yo estaba enojado porque no respetaron mi decisión y no quise ingresar en forma de protesta, inclusive yo no entraba a las clases del CEPUNC. Al cabo de un tiempo el cepunc te da una cartilla para llenar con la carrera que deseas y me decidí por economía por los consejos de un amigo que me dijo que contabilidad y administración (que eran otras las carreras que tenia en mente) solamente tenían un nombre pomposo y no reflejaban lo que quería y me aconsejó para que escogiera la carrera de economía, y así lo hice. Yo no pensé nunca ingresar, pero sin esfuerzo había tenido antes del último examen el tercer puesto. En el último examen mis amigos que había conocido en ese ciclo me dijeron que deberíamos ir a ver si yo ingresaba, entonces fuimos a ver la entrega de los certificados dados por el CEPUNC a los ingresantes y resulta que había mantenido el puesto que había tenido con anterioridad, y como había cinco bacantes, entonces recibí mi certificado de ingresante.<br />Actualmente estoy estudiando la carrera de economía y me doy cuenta que es un mundo entretenido.<br />