Doc arquitectura-epilogo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
2,221
On Slideshare
2,221
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
28
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Epílogo Gustavo Luis Moré Páginas para una historia futura Este proyecto duró cinco años en construcción. Durante ese período los autores tuvimos la oportunidad En el fondo, una perspectiva del puente frente a la playa del Aqua Resort en Uvero Alto. de meditar con detenimiento sobre el cuerpo de estudio de cada una de nuestras Historias. En realidad, Arq. Antonio Segundo imbert, 2007. Foto Ricardo Briones. hemos podido decantar una determinada postura frente al hecho arquitectónico, una específica actitud En el inciso, fachada sur del condominio crítica. La simple escogencia de los hitos fundamentales, de los hilos conductores del cuento, ha sido Aqua en la playa de Juan Dolio. más que un acto intelectual, una suerte de coincidencia. Estas páginas finales, aunque firmadas por el Andrés Julio Sánchez y César Curiel, 2008. Foto Ricardo Briones. editor, reflejan en gran manera el enfoque concertado del grupo. Los tiempos actuales Es mucho lo que ha cambiado el país en los últimos años. La más evidente pesquisa se presenta en el universo del turismo en enclaves costeros de cada vez más calidad, aunque también debemos referir- nos a la intensa actividad proyectual que se despliega en los principales centros urbanos. Como ejemplo pionero en el mercado turístico, podemos citar aquel desarrollo de mediados de la déca- da del 70, Casa de Campo, que se ha convertido en una máquina indetenible de crecimiento, tanto cuan- titativo como cualitativo. La participación abierta de arquitectos locales y extranjeros en éste y en otros enclaves, ha enriquecido notablemente la oferta inmobiliaria, fenómeno consolidado ya en otros proyec- tos posteriores como Los Corales, La Marina y los Campos de Golf de Punta Cana; el enorme y ambi- cioso complejo de Cap Cana, y los innumerables polos de asentamiento para el ocio en el este, el nor- te y el extremo sur del territorio nacional. La iniciativa ha sido tan abundante y dispersa que hoy resulta prácticamente imposible reconocer todos y cada uno de los proyectos ejecutados o en proceso de cons- trucción, tarea pendiente para el futuro inmediato. El nuevo modelo turístico –diverso al tipo urbano compacto o al bloque aislado rodeado de verde– típi- co de gran formato obedece, frecuentemente, a la solución de volúmenes articulados en franjas más o menos estrechas de terreno, orientados hacia la playa; hacia la llegada, se disponen los espacios de re- cepción, servicios y alimentación; hacia el centro, los bloques de habitaciones de baja densidad reparti- dos de modo simétrico, abrazando espacios paisajísticos y de equipamiento colectivo, ordenamiento426|PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA |427
  • 2. que sin excepción termina en un borde playero donde se concentra gran parte del dinamismo del con- La empresa privada frente a la obra pública junto. Este esquema de alguna forma responde a las normas previstas por el INFRATUR en sus inicios, re- Debido a las notables diferencias existentes, tanto en la gestión como en los resultados, es importante glamento que hasta hace poco, predominó en casi todos los hoteles “todo incluido” realizados en el país. esbozar aquí las particularidades relativas a los universos paralelos de la empresa privada y la obra pú- Recientemente se ha registrado un desconcertante aumento de la densidad y de la altura en la norma blica. Dos edificios –entre muchos otros– pueden servir de ejemplo para motivar esta reflexión: el com- acostumbrada, permitiendo edificaciones multipisos para apartamentos –no para hoteles, todavía– en al- plejo de la Torre y Centro Comercial Acrópolis, y el edificio sede de la Suprema Corte de Justicia y la Pro- gunos polos, notablemente en el de la costa de Juan Dolio y Guayacanes. curaduría General de la República. Ambos están situados en la ciudad de Santo Domingo, fueron cons- En los últimos años las administraciones municipales, principalmente la del Distrito Nacional, han empren- truidos paralelamente y dotados de exigentes terminaciones y equipamientos. El primero fue el resulta- dido un programa a todas luces coherente, orientado a dignificar el espacio público ciudadano. Muchas do de una vigorosa y tenaz gestión privada; el segundo, producto del mejor esfuerzo por lograr una obra de las áreas verdes capitalinas, centrales y marginales, han sido rediseñadas y equipadas con mobiliario pública correcta, transparente y emblemática. urbano de buena calidad. Una de las primeras acciones en este sentido fue la llevada a cabo para el de- Desde toda perspectiva, ambos proyectos fueron realizados con absoluto rigor. Los diseños fueron en- nominado Boulevard de la 27, ejecutado por la SEOPC sobre el enrase del túnel de esa arteria entre los cargados a firmas reconocidas, una extranjera, con excelentes asociados criollos, y la otra a una local; ejes de la Abraham Lincoln y la Winston Churchill (1999). Este longitudinal espacio urbano fue concebido los documentos redactados para la construcción fueron sometidos a las más exigentes normas; los sis- como un estrecho parque central entre los carriles a ambas direcciones de esa vía de gran intensidad de temas de construcción fueron explorados a fin de reducir el tiempo de obra y maximizar la eficiencia. Ar- uso. Posteriormente, otros lugares de vocación pública han sido intervenidos con gran aceptación de las quitectónicamente, el espacio vacío central, como componente del ensemble, fue en ambos casos pro- poblaciones urbanas que los disfrutan. Otros parques tradicionales, como el Parque de las Flores de la Ve- tagonista principal; la selección de materiales para el recubrimiento y las técnicas de instalación fueron ga, remodelado por el Arq. Plácido Piña y supervisado por Joel Martínez, constituye uno de los esfuerzos pioneras en la cultura local de acabados; uno fue localizado en el enclave de mayor atractivo comercial de mayor calidad en sus resultados arquitectónicos. Dentro de estas acciones hay que destacar los pro- de la ciudad; el otro, en el lugar más emblemático de la democracia dominicana. Mientras Acrópolis res- yectos para el Parque Central de Santiago (Moré y Mignucci), originado por la Secretaría de Estado de Me- pondió a criterios de estricto orden empresarial, con objetivos claramente económicos como pautas de dio Ambiente (2002-2008) y para la revitalización del Centro de los Héroes en Santo Domingo (Moré y Mar- acción, la Suprema Corte de Justicia ha debido obedecer a la oportunidad de materializar la más actua- tínez/ Ramírez et al.), protagonizado por el Ayuntamiento del Distrito Nacional (2003-2008). Otra de las ini- lizada visión de una nación contemporánea, empeñada en transformar sus instituciones, con una obra ciativas ejemplares dignas de mención ha sido el rescate de la Cueva de las Maravillas (2004), en San Pe- reservada a alojar uno de los poderes del Estado dominicano. dro de Macorís, dirigida por Marcos Barinas desde la Secretaría de Estado de Medio Ambiente. Habría que preguntarse cómo dos proyectos de tan gran envergadura han terminado, en el largo plazo, Paralelamente ocurre en la actualidad una sobredemanda en los inmuebles ofertados de ocasión en el en circunstancias similares: ambos sufrieron agudamente las vicisitudes propias de los avatares domini- centro histórico de Santo Domingo, proceso que ha comenzado a densificar, a veces afectando grave- canos de los últimos años. Retrasos, escalamiento de costos, alteraciones al proyecto original, distorsio- mente la estructura arquitectónica original, casas coloniales y republicanas con operaciones hoteleras de nes programáticas, etc. En la Bienal de Artes Visuales celebrada en el año 2005 en la República Domi- bajo calado, apartamentos de mínima superficie, generalmente apoyados por diseños de muy escasa nicana, un enorme mural de 8 metros de longitud, del artista Aquiles Azar, ganó la Categoría de Fotogra- elaboración. Ardua labor le espera a la Dirección Nacional de Patrimonio Monumental para discriminar fía. Su temática, “El Hoyo”, no se refirió sólo al reciente trauma financiero que vivimos los dominicanos, justamente estas iniciativas. sino a la gran cantidad de propiedades urbanas excavadas para recibir la construcción de aparcamien- Lo mismo ocurre en el campo de la arquitectura urbana privada. La ciudad de Santo Domingo se den- tos subterráneos en la ciudad de Santo Domingo, hasta el momento abandonadas. Era frecuente –y en sifica a pasos agigantados, y muy probablemente así le ocurrirá a Santiago de los Caballeros, tan pron- gran medida todavía lo es– encontrar estos enormes y peligrosos vacíos en el panorama citadino. ¿Cuál to como proyectos de infraestructura pública –como el muy anunciado Parque Central– promuevan el es la razón? Hay mucho espacio para las elucubraciones, pero entendemos que las explicaciones son desarrollo en altura en torno a sus espacios cualificados paisajísticamente. Hoy, en la capital, los conjun- múltiples y, como se ha visto, muy complejas. tos de mediana escala, las torres de apartamentos, comerciales y las nuevas propuestas de uso mixto, Es que, en última instancia, la arquitectura y el urbanismo son productos hipersensibles a la realidad po- se adocenan en las calles de los sectores centrales, a la espera de una eventual participación de las au- lítico-social. De ésta dependen, tanto en su representatividad social como en la capacidad para encar- toridades en cuanto a la dotación de servicios comunitarios, peligrosamente deficientes o incluso inexis- nar a través del espacio las aspiraciones de un pueblo, sean éstas de índole pública o de índole privada, tentes en buena parte del Polígono Central. materiales o espirituales.428|PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA |429
  • 3. Detalle del bloque comercial de la torre del conjunto Acrópolis en Santo Domingo. Richard Knor, 1997-2004. Foto Jochi Marichal. Vista sur del conjunto de Acrópolis. Foto Jochi Marichal. Detalle del atrio central del edificio de la Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría General de la República. Centro de los Héroes, Santo Domingo. Gustavo Luis Moré y Juan Cristobal Caro, 1997-2005. Foto Lowell Whipple. Fachada oeste de la Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría General de la República. Centro de los Héroes, Santo Domingo. Foto Gustavo Luis Moré.430|PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA |431
  • 4. Para la arquitectura dominicana los retos son abrumadores. Mientras se trabaja sin descanso, tanto motores de proyectos turísticos e inmobiliarios y hasta “conceptualizadores” de proyectos. Aún no se re- individual como colectivamente, habría que esperar que los organismos oficiales competentes y las ins- gistra, al menos claramente, la posibilidad de encargar grandes obras públicas a empresas internaciona- tituciones representantes del diseño y la planificación en la República Dominicana continúen trabajando les, desde su diseño hasta su entrega “llave en mano”, como ocurre en países de la región, como es el en la construcción del espacio de acción profesional requerido. caso de Trinidad y Tobago, por sólo citar un ejemplo no tan distante. Tenemos fe en que el panorama de la arquitectura oficial mejorará en un futuro cercano. En ello han de Esperamos que las instituciones representantes del quehacer profesional –fundamentalmente el CODIA, incidir la implementación del sistema de concursos como forma de asignación transparente y noble de pero también la Sociedad de Arquitectos– logren estructurarse eficazmente a fin de lograr el estableci- las obras y el aprovechamiento de buenas prácticas que se han ido desarrollando en naciones herma- miento de una normativa que, en este contexto, organice la participación en el mercado de cuantos de- nas. En realidad, en estos y en muchos otros aspectos la empresa privada ha venido avanzando más rá- seen hacerlo, defendiendo los intereses de la profesión y respondiendo a las exigencias de una sociedad pidamente, con una idea más clara del valor agregado que representa para sus iniciativas una buena tan compleja y globalizada. obra de arquitectura, un novedoso diseño de autor. Hacia un futuro plus-que-imperfecto Arquitectura dominicana y globalización Predecir es siempre arriesgado. A juzgar por las apariencias, el espacio ciudadano sobrevive dentro de Pocos oficios son tan particulares como el de la Arquitectura. Se diseña para funciones, circunstancias, si- un permisivo desorden: la ciudad está repleta de obras sin terminar o recién comenzadas, realizadas con tios y usuarios específicos. Con presupuestos limitados, en tiempos bien definidos. Todo arquitecto del pla- una escasa orientación en el desarrollo de proyectos, sin que hayan sido ventiladas públicamente, ni con- neta debe entrenarse desde los inicios de sus estudios en los mecanismos precisos que le permitirán in- certadas, ni estudiadas, ni evaluadas correctamente. sertar cada proyecto en su lugar y en su tiempo correspondiente. Debe considerar aspectos físicos, tangi- Gran parte de las ciudades lucen descuidadas, con jardines y espacios públicos a medio talle, vías pea- bles, tales como el terreno –su capacidad de carga, su estratigrafía–, el asoleamiento, la vegetación, el cli- tonales inexistentes y un tráfico vehicular denso, sólo aliviado por la función que, críticamente, desem- ma, los fenómenos naturales y los urbanos, la vialidad, la contextualización, etc. Igualmente debe ser sen- peñan los viaductos y expresos diseñados a lo largo de las avenidas principales. sible a otros aspectos no menos importantes, de carácter generalmente abstracto: la cultura, la poética, la Después de cinco siglos la República Dominicana es todavía un país en transición. Santo Domingo, el historia, las tradiciones de uso, de construcción y simbólicas de cada localidad donde se levantará su obra. más viejo asentamiento del continente después de la llegada europea a América, es también el más jo- Si bien el párrafo anterior resulta en gran medida evidente, no resulta así en la reflexión previa al acto de so- ven en pertenecer a la lista de metrópolis americanas en alcanzar similar población o superficie. Es, sin licitar los servicios de un arquitecto en la actualidad, sobre todo entre algunos promotores inmobiliarios do- dudas, la ciudad más populosa y compleja del archipiélago caribeño. En la última década se ha visto con minicanos. La importación de arquitectos “estrellas” –desde luego no lo que aquí ocurre– ha sido muy co- asombro la densificación paulatina del espacio urbano, sobre todo en las áreas centrales. Este crecimien- mún en las décadas recientes, más que nada en el panorama del Primer Mundo. El gran bagaje cultural de to, ha sido producto de una enorme presión económica sobre el suelo. Como indicador basta señalar estas naciones les ha permitido apreciar el trabajo de autores sobresalientes de otras procedencias, que han que el precio del metro cuadrado se ha triplicado en los últimos años. sido escogidos por concurso abierto o comisionados, principalmente para desarrollar encargos públicos de Es notable la gran pujanza de iniciativas inmobiliarias que hasta ahora, y en defecto de una estrategia pú- especial significación, o para edificios singulares ordenados por los siempre escasos mecenas privados. blica de acción, lucían la única alternativa para la consolidación de territorios estratégicos por su centra- Los caminos de la arquitectura están llenos de ejemplos de arquitectos trashumantes: los ingenieros ro- lidad y por sus posibilidades de acudir a una dotación de infraestructura ya inevitable. Producto de una manos dispersos por la vasta geografía del Imperio; los maestros masones franceses que exportaron el idea de ciudad –propuesta desde el municipio–, de barrios, funcional y formalmente caracterizados en gótico a los estados vecinos; los alarifes mozárabes y los canteros españoles que hicieron otro tanto en polígonos, y de una estabilidad y un crecimiento macroeconómicos, docenas de torres de apartamentos toda América; la estadía final de Leonardo en la corte francesa; los arquitectos italianos en la de San Pe- y de oficinas, al igual que plazas comerciales de la más diversa configuración, se han levantado en el Po- tersburgo. Sin dudas asistimos hoy a un fenómeno común, de consecuencias, por cierto, no muy bien lígono Central, en el Evaristo Morales, en El Vergel, en barrios de apenas 40 años de edad, y se han ex- documentadas en la historiografía del arte universal. tendido hasta barrios tradicionales como Gazcue, la Ciudad Universitaria, La Esperilla y otras zonas, hoy Estamos conscientes de que, en el marco de la globalización, en la Republica Dominicana este fenóme- hasta cierto punto satélites al universo urbano de mayor actividad comercial. no ha empezado a manifestarse y sin duda alguna seguirá ocurriendo bajo muy diversas modalidades. En la actualidad no menos de 500,000 metros cuadrados deben estar siendo construidos en la geogra- Se observan oficinas extranjeras participando activamente en obras en toda la geografía nacional, pro- fía nacional, la gran mayoría por promotores dominicanos privados, españoles, italianos y por consorcios432|PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA |433
  • 5. Interior apartamento privado en Santo Hospital Metropolitano de Santiago.Domingo. William Vega, 2007. Julio Rivera Lee. 2000-2007.Foto Ricardo Briones. Foto Ricardo Briones.Casa en Palmar de Ocoa. Jordi Masalles, Torre de apartamentos en el polígono central2008. Foto Jesús Rodríguez. de Santo Domingo. Franc Ortega, 2007. Foto Ricardo Briones.Casa en Casa de Campo, La Romana.Francisco Feaugás, 2008. Parque de las Flores en La Vega. Plácido Piña,Foto Lowell Whipple. 2007. Foto Joel Martínez.Apartamentos “La Parcela” de Arroyo Hondo, Edificio Hylsa en la avenida Winston Churchill,Santo Domingo. Carlos Troncoso, 2008. Santo Domingo. Antonio Segundo Imbert,Foto Ricardo Briones. 2001. Foto Jochy Marichal.434|PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA |435
  • 6. Perspectiva de conjunto dentro del entorno mixtos domínico-venezolanos, domínico-salvadoreños, domínico-colombianos. etc. Muchos de ellos, dedel Centro de los Héroes, el Pabellón de lasNaciones en primer plano, la nueva sede de la una escala desconocida por la arquitectura y el urbanismo locales.Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría Por otra parte, desde el punto de vista del hecho físico, es posible reconocer un cambio de actitud: no sólo elGeneral de la República al fondo, en SantoDomingo. Juan Cristobal Caro y Gustavo volumen de obra sino el estilo –si es posible hablar en estos términos todavía– parece estar orientándose ha-Luis Moré, 1997-2005.Foto Eduardo Guzmán. cia otras tendencias. Proyectos de una marcada influencia moderna, con materiales y tecnologías novedosos en el área, son cada vez más evidentes en las vallas y folletos de propaganda de las iniciativas inmobiliarias. En los años 80 y 90 se visualizaba el surgimiento de un regionalismo críticamente responsable, produc- to de años de investigación y búsqueda de todo un grupo de arquitectos locales; pero se ha marginado frente a una arquitectura de catálogo, relativa a otras sociedades, a otras determinantes culturales. Mia- mi sigue siendo el paradigma preferido. Nada nuevo: la anunciada globalización al menos debiera pro- porcionarnos una arquitectura climáticamente apropiada, si bien ajena y propicia a todo cambio. El presente, contradictoriamente, es halagador. Las publicaciones periódicas locales así lo señalan. La gran profusión y la alta calidad en las propuestas conceptuales de muchas obras construidas en los úl- timos 12 años ha sido la mejor muestra de que el país cuenta con una generación de arquitectos con- solidados, de una práctica cada vez más profesional y reconocida en los ámbitos internacionales. Una nueva generación de jóvenes asoma con proyectos que tienen poco que envidiar a los que se redactan en otros territorios de la región. Áreas como el paisajismo –notablemente desarrollada en los enclaves tu- rísticos y vacacionales–, la arquitectura de interiores –de gran expresividad en residencias de alta escala y en infinidad de instalaciones comerciales–, las consultorías técnicas especializadas, los materiales de construcción de vanguardia, se han desarrollado notablemente. El mundo editorial especializado se afianza con sorprendente solidez, y participa de diversas maneras en la construcción del andamiaje crítico de la arquitectura local. Poco a poco, se advierte el advenimiento de una arquitectura de autor, con rasgos definidos y admirable pertenencia al contexto. Hoy en día el mercado del diseño ha comenzado a entenderse dentro de una multitud de opciones a las que acudir en el momento de ejecutar una obra, por más pequeña que ésta sea. Lo importante, al fin, es mejorar la calidad de vida de nuestras ciudades. Enriquecer el espacio público. Dotar a los ciudadanos y a nuestros visitantes de un es- cenario digno, respetuoso de las mejores formas de la tradición arquitectónica global y a la vez auténtico, impregnado de ese carácter isleño y tropical del que podemos, en ocasiones, sentirnos orgullosos. La cercanía de los mercados globales y el continuo retorno de nuevos egresados de facultades y despa- chos de primera línea prometen desarrollar una mano de obra intelectual con la posibilidad de organizar- se, paradójicamente, en torno a una cierta idea de lo propio, de construir determinados espacios de iden- tidad en los que podamos interpretar las diversas historias que han constituido nuestro acervo arquitectó- nico. El trabajo parece requerir de una Arquitectura de la Resistencia, tal como ha sido ideada en los últi- mos Seminarios de Arquitectura Latinoamericana (SAL), que reconozca la riqueza cultural del patrimonio regional y posea los instrumentos necesarios para proyectar hacia el futuro una síntesis siempre nueva y a su vez enraizada en este flujo de tantos siglos que hemos querido reconstruir en estas 6 Historias.436|PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA PÁGINAS PARA UNA HISTORIA FUTURA |437
  • 7. Notas 1 ARQUITECTURA VERNÁCULA Y POPULAR Esteban Prieto Vicioso 1 Este dato lo proporciona Pedro Mártir de Angle- ría, quien fue el primer Cronista de Indias sin haber teca de Autores Españoles, Bailly Bailliére e hijo, editores, 1909. Pag. 113. 13 Ver LAS CASAS, BARTOLOMÉ DE. Historia de las Indias. 3 vols. Santo Domingo: Sociedad Domini- cana de Bibliófilos, Editora Corripio, 1987. Págs. 214-215. Galicia, S.A., 1981), dice que la técnica construc- tiva llamada pallabarro fue introducida en Galicia en la Edad Media, proveniente de Castilla. Dice que sus características permitieron que fuera am- pliamente utilizada tanto en tabiques interiores co- mo para construir cerramientos exteriores. 2 LOS ESPACIOS DE EUROPA EN AMÉRICA: ARQUITECTURA Y URBANISMO Eugenio Pérez Montás 1 Relación de Alcocer de 1650. Relaciones Histó- Type of vessel 53 ton Caravel 66 ton Caravel 70 ton Caravel 60 ton Caravel 45 ton Caravel Name ------ (a) La Garza Santo Domingo ------ ------ Shipmaster Martín Monje Francisco García Juan de Peñafiel Gonzálo Rodríguez Martín Pacho 23 “y que si por la forma que va a acabarse, se gastaría en ello mucho dinero y la casa no queda- ría como conviene, por ende yo le encargo y man- do que tomando con ustedes nuestros oficiales que residen en esa isla y las otras personas que dello sepan, vean la dicha casa y la hagan labrar y hacer de la manera y tamaño que vieres según nunca visitado el Nuevo Mundo, en su libro: Déca- 25 Fernández de Oviedo. 28 ton Caravel (a) La Rábida Antón García Bibas 14 Los datos arqueológicos más importantes en ricas de Santo Domingo. Colección y notas de para lo que es y donde se hace que mejor con- das del Nuevo Mundo, ed. Sociedad Dominicana 30 ton Lateen- relación a la arquitectura indígena los encontramos 26 Samuel Hazard en su libro Santo Domingo. Su Emilio Rodríguez Demorizi, Vol. 1. Editora Montal- venga, de manera que se haga como convenga y de Bibliófilos, 2 vols., Colección Cultura Dominica- sail Caravel ------* Hernando Quintero en los sitios arqueológicos de Los Buchillones, en pasado y su presente, presenta unos dibujos de vo, Ciudad Trujillo, 1942., p. 217. no se gaste en ella lo que no fuere menester”. Ibí- na, Santo Domingo: Corripio, 1989. Pág. 351. 45 ton Caravel ------ Alfonso Vanegas Ciego de Ávila, Cuba; Lujan I, en Puerto Rico; Gol- pueblos dominicanos donde puede apreciarse dem. 2 Relación de Echagoian de 1568. Relaciones 45 ton Caravel (a) La Cansina García Alonso 2 Ver MOYA PONS, FRANK: Manual de historia do- den Rock, en St. Eustatus; y Tanki Flip, en Aruba. que en la segunda mitad del siglo XIX la mayoría Históricas de Santo Domingo. Colección y notas Cansino Vieja 24 BUSCHIAZZO, MARIO J: Historia de la Arquitec- minicana, ed. Universidad Católica Madre y Maes- de sus casas eran bohíos. 15 Ver LANDSTRÖM, BJÖRN: Colón, ed. Juventud, de Emilio Rodríguez Demorizi, Vol. 1. Editora 45 ton Caravel ------ Francisco Fernández tura Colonial en Iberoamérica, Emecé Editores, tra, , 6a ed., Colección Textos. Barcelona: Indus- trans. Martínez-Hidalgo, José Ma. Barcelona: Edi- 27 Ver CASSÁ, ROBERTO: Historia social y econó- Montalvo, Ciudad Trujillo, 1942., p. 134. Rascón Buenos Aires, 1961. trias Gráficas M. Pareja, 1981. torial Juventud, 1971. Pag. 88. mica de la República Dominicana, Edición corre- 3 GARCÍA LLUBERES, LEONIDAS: Crítica Histórica, 50 ton Caravel Santiago Juan Prieto 3 PEGUERO, LUIS JOSEPH: Historia de la conquis- 25 PALM, ERWIN WALTER: La Puerta de San Diego gida y aumentada 2 vols., vol. I. Santo Domingo: Academia Dominicana de la Historia, Centenario 50 ton Caravel ------ Alfonso Anáez (Arraez) ta de la isla Española de Santo Domingo, Tra- 16 Ver PICHARDO MOYA,FELIPE: Los aborígenes de en Santo Domingo, Editora Montalvo, Ciudad Tru- Editora Alfa y Omega, 2003. de la Restauración de la República, Vol. XVI, Edi- 50 ton Caravel ------ Pedro Ojuelos sumptada el año de 1762, Traducida de la Histo- las Antillas, México: Fondo de Cultura Económica, jillo, R.D., 1942. 1956. 28 Ibidem. tora Montalvo, Santo Domingo, 1964. 45 ton Caravel ------ Juan Grande ria General de las Indias escrita por Antonio de 26 ANGULO IÑIGUEZ, DIEGO: Manual de Historia 45 ton Caravel ------ Cristóbal García Herrera... Santo Domingo: Publicaciones del Mu- 4 Reconsidering Taíno Social Dynamics After Spa- del Arte, Tomo Segundo, , Distribuidor E.I.S.A., 17 Manuel Lucena Salmoral estudia en su libro Los 29 Los términos maniel y palenque eran utilizados 60 ton (barco) ------ Luis García seo de las Casas Reales, 1975. Pág. 38 nish Conquest: Gender and class in Culture Con- Pizarro 19, Madrid, 1954. códigos negros de la América Española (Universi- para definir los poblados formados por los negros 35 ton Caravel ------ Diego Bernal dad de Alcalá/Ediciones UNESCO, 1996.) los tres esclavos fugitivos, a los que se les llamaba cima- tact Studies. Kathleen Deagan. Florida Museum of 4 El término utilizado por los taínos de las Antillas a Unidentified; 27 BUSCHIAZZO: Op. Cit., códigos negros que tuvo la América española rrones. Natural History, University of Florida, Gainsville, sus casas, tal como lo consignó Cristóbal Colón en freighted at (1768, 1769 y 1784), con los que se inició una sis- Florida 32611, American Antiquity, 69(4) Pg. 597. su Diario, el 4 de noviembre de 1492, era bohío, Grand Canary I ------ Alonso Medel 28 SANTIAGO, PEDRO. Op. cit. pp. 18-19 tematización jurídica sobre la esclavitud indiana. 30 Nos hemos permitido utilizar esta larga cita de palabra que es repetida por los cronistas de Indias. 5 Deagan, Kathleen and Cruxent, José María. Ar- Wenceslao Vega Boyrie de su trabajo sobre la “His- 9 LUCA DE TENA, TORCUATO: Memoria de la Histo- 29 PENSO DEVERS, GREGORIO ELÍAS: Historia de Esta expresión se mantiene a través del tiempo, chaeology at La Isabela: America’s First European 18 Sólo en la República Dominicana se utiliza el tér- toria de los terrenos comuneros de la República ria: América y sus enigmas (y otras americane- Samaná. Compendio (1493-1930), tomo I, Edito- siendo utilizada por historiadores, viajeros, así co- Town. Yale University Press, New Haven and Lon- mino de tejamanil para definir este tipo de muro. En Dominicana,” publicado en la revista CLIO, Enero- rías). Editorial Planeta, Barcelona, 1992, p. 102. ra Alfa y Omega, Santo Domingo, 1998. 372 pp. mo en documentos de pleitos y herencias, tanto en don, 2002. otros países de la región a esta técnica constructiva Junio 2000. Págs. 100-102, por considerarla una el período colonial como en el republicano. La Aca- 10 FRAY RAMÓN PANÉ: Relación acerca de las an- 30 Ibídem, p. 62. le llaman bahareque. La palabra tejamanil viene del excelente descripción de un hato ganadero. 6 “A principios de 1498, los artesanos y soldados demia de la Lengua Española considera que bohío tigüedades de los indios, (prólogo y notas de nahuatl (México) y según la Real Academia Españo- de La Isabela se habían trasladado a Santo Do- es voz de las Antillas y la define como: Cabaña de 31 Cassá. Pág. 266. Mons. Hugo Eduardo Polanco Brito), Santo Do- 31 Santiago, Pedro. Op. cit. , p. 345. la significa tabla delgada y cortada en listones que mingo, y sus hornos, forjas y ruedas hidráulicas América, hecha de madera y ramas, cañas o pajas mingo, Ediciones Fundación Corripio, 1988. se coloca como teja en los techos de las casas. Por 32 Esta definición de arquitectura vernácula se fueron abandonados. Los restos dejados en La 32 PENSO DEVERS, GREGORIO ELÍAS. Op. Cit. p. y sin más respiradero que la puerta. otro lado tenemos que bajareque es una voz taína, encuentra en las Memoria del 2do. Festival Inter- Isabela reflejaban no sólo la esperanza de un di- 77. 11 CFR. CONCEPCIÓN, MARIO: La Concepción de 5 Ibidem. Págs. 38 y 39. lo que confirma el conocimiento de esta técnica nacional de Cultura del Caribe, ed. Consejo Na- seño para una Nueva Iberia, sino también el co- La Vega, Relación Histórica. Sociedad Dominica- 33 Ibídem, p. 19. constructiva por parte de los taínos antes de la lle- cional para la Cultura y las Artes (México: Editora lapso de aquel proyecto y las expectativas sobre 6 Joaquín Priego en su libro Cultura Taína, Santo na de Geografía, Santo Domingo, 1988, pp. 26- gada de los esclavos africanos. Educación, 1990). la cual fue basado”. Ibídem. p. 271. Domingo: 1971, aporta datos importantes sobre 28. 34 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “Bánica: un sitio le- los poblados y bohíos indígenas, pero lamenta- 19 El arqueólogo Elpidio J. Ortega en su libro Ex- jano con un antiguo reloj solar junto a una ermita”. 33 Ver PRIETO VICIOSO, ESTEBAN, “Arquitectura 7 Santiago, Pedro Julio: Fray Bartolomé de las 12 RUBIO, FRAY VICENTE: “Más sobre Juan de Ra- blemente no incluye en su obra todas las fuentes presiones Culturales del Sur (Santo Domingo: Aca- El Caribe, Suplemento Sabatino, 17 de abril de vernácula y popular,” en Monuments and Sites. Casas, evangelizador y defensor de los indios. bé y la fortaleza de Santo Domingo”. Boletín Ar- bibliográficas que utilizó. demia de Ciencias de la República Dominicana, 1982, p. 12. Dominican Republic, ed. Prieto Vicioso, Esteban, Comisión Dominicana Permanente para la cele- chivo General de la Nación, año XLVII, volumen Fundación Ortega Álvarez, Inc., 2000) concluye di- ICOMOS Scientific Publications. Sri Lanka: Central bración del Quinto Centenario del Descubrimiento 7 Gonzalo Fernández de Oviedo, en los 15 prime- XXX, número 111. Santo Domingo, enero-abril 35 Anuario 1, Centro de Altos Estudios Humanís- ciendo que las casas de muros de tejamanil son un Cultural Fund Publication, 1996. Este libro, que tie- y Evangelización de América, Universidad Católi- ros libros de los 50 que componen su Historia Ge- 2005, pp. 13-24. ticos y del Idioma Español. Santo Domingo, Re- aporte del negro esclavo, pero no aporta pruebas ne otros importantes trabajos sobre el patrimonio ca de Santo Domingo. Santo Domingo, 1989. 68 neral y Natural de Indias (Edición y estudio prelimi- pública Dominicana. P. 106. contundentes que confirmen esa hipótesis. monumental dominicano, lamentablemente fue pp. 13 Ibídem, pp. 15-16. nar de Juan Pérez de Tudela Bueso, ed., Bibliote- 36 Ibídem, p. 108-109 20 Graziano Gasparini, y Louise Margolies en su muy poco difundido en la República Dominicana. ca de Autores Españoles. Madrid: 1959) trata bá- 8 CARDONA BONET, WALTER A.: Shipwrecks in 14 LAMB, URSULA: Frey Nicolás de Ovando. Edito- sicamente de los aborígenes, de sus viviendas, de libro Arquitectura popular de Venezuela, Caracas: 34 Manuel Rueda, Ramón Francisco, Wifredo Gar- Puerto Rico´s History, Volume 1 (1562-1650), San ra de Santo Domingo, Sociedad Dominicana de 37 Ibídem, p. 128-129 la fauna y de la flora de la isla Española y de los Ernesto Armitano Editor, 1986, tratan ampliamen- cía y Ramón Oviedo, se unieron en 1987 para ha- Juan Puerto Rico, 1989, 371 pp. Bibliófilos, Inc. Santo Domingo, 1977. primeros años de la conquista. te la vivienda indígena venezolana actual, donde 38 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “En torno al Neocla- cer el libro De tierra morena vengo. Imágenes del pueden verse algunas similitudes con la arquitec- List of vessels that made up the 1502 Fleet bound 15 VEGA, BERNARDO: Los cacicazgos de La His- sicismo renovado y reinterpretado”. CODIA, Re- hombre dominicano y su cultura, patrocinado por la 8 CURET, LUIS ANTONIO, “House structure and cul- tura vernácula dominicana. to the Indies with Ovando: paniola. Ediciones Museo del Hombre Dominica- vista 76 Conmemorativa de la gestión 2003-2004. Sociedad Industrial Dominicana. tural change in the Caribbean: Three case studies Type of vessel Name Shipmaster no, Santo Domingo, 1980. 2004, pp. 17-33. from Puerto Rico,” Latin American Antiquity 1992. 21 Peguero. Pág. 67, Tomo I 35 El libro CARIMOS: Monumentos y Sitios del 130 ton Nao Santa María Rodrigo Gutiérrez 16 FRATI, CARLOS. El mapa más antiguo de la isla 39 PALM, ERWIN WALTER: Los Monumentos Arqui- 22 En el libro de Robert S. Gamble y José Augus- Gran Caribe, editado por Eugenio Pérez Montás, de la Antigua 9 JARDINES MACÍAS, JUAN Y CALVERA ROSES, JOR- de Santo Domingo (1516) y Pedro Mártir de An- tectónicos de La Española, Ciudad Trujillo, 1955. to Puig Ortiz, Puerto Plata: La conservación de Esteban Prieto Vicioso y José Chez Checo (2a ed. 130 ton Nao Santa Clara Rodrigo Prieto GE, “Estructuras de viviendas aborígenes en Los glería. Universidad de Bolonia, Italia, 1929. una ciudad. Inventario. Ensayo histórico-Arquitec- Santo Domingo: Talleres de Intermedio, S.A., 130 ton Nao ------ Miguel de Ybarra 40 VALLE LLANO, ANTONIO: La Compañía de Jesús Buchillones,” Anuario Revista Del Caribe 1999. tónico, Santo Domingo: Editora Alfa y Omega, 2001), tiene además de la exposición “Vernacula. 17 ARRANZ, LUIS: Don Diego Colón, tomo I. Con- en Santo Domingo durante el Período Prehispáni- 150 ton Nao ------ Sebastián de Orviera 10 Ver PEGUERO, LUIS JOSEPH. Historia de la con- 1978, el Dr. Puig presenta interesantes datos so- La arquitectura tradicional del Gran Caribe”, las sejo Superior de Investigaciones Científicas, Insti- co, Impresora Dominicana, Ciudad Trujillo, 1950. 90 ton Caravel Santa María Andrés Martín quista de la isla Española de Santo Domingo, Tra- bre las primeras construcciones de casas en la exposiciones “El Caribe fortificado” y “El Patrimo- tuto “Gonzalo Fernández de Oviedo”, Madrid, de la Rábida de la Gorda sumptada el año de 1762, Santo Domingo: Publi- nio Monumental del Gran Caribe”, así como una 1988, p. 108. 41 CARRERA MONTERO, FERNANDO: Las comple- ciudad de Puerto Plata, pero no incluye los datos 90 ton Caravel Santa María Estévan de Quecho caciones del Museo de las Casas Reales, 1975. serie de documentos anexos, relacionados con jas relaciones de España con La Española. Fun- de las fuentes consultadas. de la Rábida (Guecho) Págs. 37-43. las actividades de CARIMOS. 18 Ibídem. dación García Arévalo, Santo Domingo, Rep. 80 ton Caravel ------ Andrés García Cansino Dom. p. 469. 23 Ver SEIJO ALONSO, FRANCISCO G., La vivienda 11 Las columnas principales u horcones normal- 36 Ver PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: República Domi- 70 ton Caravel ------ Pedro Valles 19 Ibídem, p. 109 popular rural alicantina, ed. Alicante, Ediciones mente tienen en su parte superior una horqueta, nicana. Monumentos Históricos y Arqueológicos. 66 ton Caravel San Pedro Bartolomé Colón 42 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “Casa de Don Juan Seijo, Segunda ed., Monografías regionales, vol. I 20 Ibídem. que sirve de soporte a los durmientes y al caba- Vol. 380 Monumentos Históricos y Arqueológicos y San Pablo de Villorria”, separata de Casas Reales No.2, San- y II. Alicante: Editorial Villa, 1973; reprint, 1979. llete, en el caso de los bohíos rectangulares. XVIII, ed. Instituto Panamericano de Geografía e 55 ton Caravel (a) La Rábida* Alfonso Gutiérrez 21 Ibídem, p. 305 to Domingo, 1977. 24 Pedro Llano Cabado en su libro Arquitectura Historia, Comisión de Historia. México, D. F.: Ta- 52 ton Caravel (a) El Antigua Hernán Pérez Mateos 12 Ver LAS CASAS, BARTOLOMÉ DE. Apologética 22 Ibídem, p. 242 43 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: Casas Coloniales, popular en Galicia, ed. Colexio Oficial de Arquitec- lleres Loera Chávez Hnos. Cía. Editorial, 1984. de la Historia de las Indias. Madrid: Nueva Biblio- 55 ton Caravel ------ Juan Martín de Asenjo General Graphics, S. A. , Barcelona, España, tos de Galicia, 2 vols., vol. 1 (Vigo: Artes gráficas 43 ton Caravel (a) La Bachillera Estévan Enríquez 1980.NOTAS |438 NOTAS |439
  • 8. 44 RUBIO, FRAY VICENTE: “Francisco de Garay fue “Esteban Justiniano ocupó en 1523 la casa que 5 RODRÍGUEZ DEMORIZI, EMILIO: Viajeros de Fran- 9 WALTON, WILLIAM: Estado actual de las colonias - Mariano Turull, para 1909 aparece registrado 31 PHIPPS, MIGUEL: Coloquios 2004, Dirección dueño de un grupo de 5 casas frente a la Plaza perteneció y vivió Melchor Centurione”, El Caribe, cia en Santo Domingo. Sociedad Dominicana de españolas. Reeditado en castellano por la Socie- trabajando en la reconstrucción del palacio de los General de la Feria del Libro, Santo Domingo, del Contador”, El Caribe, 23 de marzo de 1985, 8 de marzo de 1986, Pág. 8. Bibliófilos, Vol. XIV. Editora del Caribe, C. por A., dad Dominicana de Bibliófilos, Santo Domingo, Capitanes Generales. Diseñó el muelle de Monte- Rep. Dom. 2005, p. 42. Pág. 8. Santo Domingo, R. D., 1979, 237 pp. 1976. cristi y se distinguió como contratista de obras de “En vivienda que colinda con Casas Reales residió cemento, carreteras y puentes. 32 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “Bello ejemplo de “Francisco de Garay tuvo siete casas en calle de la Alonso de Zorita, oidor y escritor”, El Caribe, 21 6 Ibídem, pp. 28-29. 10 Hoetink: Op. cit. p., 26. - Nicolás Cortina, autor de importantes edificacio- arquitectura victoriana en la Casa de Té de San Herrería”, El Caribe, 30 de marzo de 1985, Pág. 8. de febrero de 1987, Pág. 8. nes en San Pedro de Macorís, entre las cuales se Pedro de Macorís”, El Caribe, 10 de enero de 7 “...el Tratado Fronterizo, firmado entre la Repú- 11 Ibídem, p. 29. 1981. pag. 13 “Documentos prueban que Gil González Dávila “Casas Colombinas en Santo Domingo”, El Cari- blica Dominicana y la República de Haití el día 21 destacan el Centro Español, en 1913; su residen- era dueño de la Casa del Cordón en el 1523”, El be, 21 de marzo de 1987, Pág. 8. de enero de 1929...Hasta la concertación y firma 12 Ibídem, p. 30. cia, y en 1917 la Casa Armenteros, hoy el Centro 33 ALFAU DURÁN, VETILIO: “La Romana: evolución Caribe 6 de abril de 1985, Pág.8. de este documento, existía como línea divisoria la Cultural Fermoselle. histórica”, Boletín Archivo General de la Nación, “Casa del Cordón fue espléndida morada para 13 “Cuatro de ellas eran ‘centrales’, que recibían - Ramón Urgell, autor en 1911 de la fachada de establecida por medio del Tratado de Límites o la caña exclusivamente de los colonos contrata- año LXVIII, volumen XXX, número 111, Santo Do- “Escudos de fachada de la Casa del Cordón per- biznieta del Descubridor de América”, El Caribe, Tratado de Aranjuez, concertado entre España y edificios en la Av. España y frente al Parque Colón mingo, D. N., enero-abril 2005, p. 55. tenecen a miembros de la familia Dávila”, El Cari- 11 de abril de 1987, Pág. 8. dos, a saber ´San Luis’ en Pajarito, fundado en para el Banco Nacional. Francia en el año 1776 y posteriormente ratifica- 1881 por los hermanos Cambiaso; la central ‘San be, 13 de abril de 1985, Pág. 8. do, el día 3 de junio de 1777...Este instrumento - Fidel Sevillano nació en Puerto Rico en 1894, es- 34 Ibídem, p. 63. 45 ANGULO IÑIGUEZ, DIEGO: El gótico y el renaci- Isidro’ en Pajarito, propiedad de Hatton y Hernán- tudió arquitectura entre 1912 y 1918 en la Escue- “Son las armas de los Dávila los Seis roeles que miento en las Antillas, Sevilla, 1948. sufrió deformaciones de significación en el año dez, fundada también en 1881; la central “La Du- 35 Ibídem, p. 66. 1809 cuando Henry Cristophe, constituido en go- la Americana por Correspondencia de Chicago. portan los escudos Casa del Cordón”, El Caribe, quesa” fundada en 1882, de A. Bass y F. von Kro- Autor de numerosos (edificios públicos) proyectos 20 de abril de abril de 1985, Pág. 8. bernante haitiano de la parte norte, ocupó las po- sigh en La Isabela (común de San Carlos), y la 36 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “Desde Pedro de la blaciones españolas de San Miguel de la Atalaya que no fueron construidos. Se le atribuye la remo- Rosa hasta los primeros arquitectos de la Repú- 3 central de ‘Ocoa’ de I. Heredia y Cía., en Palmar delación, en 1929, del edificio sede actual del Ar- “Raigambre histórica de la Casa del Cordón”, El LOS PARADIGMAS y San Rafael de la Angostura y, posteriormente en de Ocoa (común de Baní), fundada en 1882. Tres blica”, El Caribe, 9 de agosto de 1980. pag. 16 Caribe, 4 de mayo de 1985, Pág. 8. el período de ocupación (1822-1844) cuando Hin- zobispado. Así como una réplica del Alcázar de DE LA NACIONALIDAD: ingenios eran mixtos: el ingenio ‘Constancia’, en Colón en Sevilla para la Feria de 1929. Allí se ins- 37 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “Puesta en valor de che y Las Caobas fueron tomadas y ocupadas Pajarito, fundado en 1878; en San Pedro de Ma- “La Casa del Cordón fue escenario de idilios y ARQUITECTURA Y DESARROLLO bajo la administración del presidente haitiano taló en 1957 siendo una residencia de estudiantes. la ciudad de Baní: Arquitectos estudian tipologías centro de tertulias”, El Caribe, 11 de mayo de corís, fundado en 1879; y el ingenio ‘La Fe’, en - José Turull llegó a Santo Domingo en diciembre y señalan características históricas”. El Caribe 9 ECONÓMICO REPUBLICANOS Jean Pierre Boyer. La misma suerte corrió la por- San Carlos. El ingenio ‘Esperanza’, fundado en 1985, Pág. 8. ción del lago de El Fondo que pertenecía a la par- de 1895 e instaló la primera fábrica de mosaicos de agosto de 1980, Suplemento Sabatino, Santo Eugenio Pérez Montás San Carlos en 1875, era ya de gran extensión: del país. Intervino la Catedral Metropolitana como Domingo, Rep. Dom. p. 16. “Dos estirpes Dávila se unen en matrimonio. Es- te oriental,...”. 5,000 tareas y equipado con una “máquina hori- 1 “Organizó Toussaint el nuevo gobierno de la Boletín del Archivo General de la Nación, año LX- maestro de obras después del temblor de tierra posos residieron en la Casa del Cordón”, El Cari- zontal de 16 Pulgs. diámetro, 2 trenes jamaiqui- de 6 de septiembre de 1911. 38 MATOS GONZÁLEZ, RAMIRO: Azua Documental porción oriental, dividiendo el territorio en dos De- VIII, volumen XXXI, número 114. Santo Domingo, be, 18 de mayo de 1985, Pág.8. nos, 6 centrífugas de Laffertey”. De estos treinta Ibídem. (y apuntes históricos). Editora Alfa y Omega, San- partamentos; uno en el Sur denominado Ozama, enero-abril 2006, pp. 37-38. ingenios sólo tres se hallaban en el norte: 2 en el to Domingo, República Dominicana, 1995, 272 “La Casa del Cordón sirvió de residencia a des- con su Capital en la Ciudad de Santo Domingo y distrito de Samaná y 1 en el distrito de Puerto Pla- 16 Mapas y Planos de Santo Domingo. Estudio pp. cendientes de don Cristóbal Colón”, El Caribe, 25 otro en el Norte denominado Cibao con su asien- 8 “Punto capital en esa controversia fue el control de las nuevas poblaciones formadas por inmi- ta; estos tres fueron de los primeros en fundarse Preliminar y Adiciones del Lic. Pedro Santiago, de mayo de 1985, Pág. 8 to principal en la Ciudad de Santiago de los Ca- (en 1877 y 1878) y eran de pequeñas dimensio- Editora Taller, Santo Domingo, Rep. Dom. p. 281. 39 Ibídem, pp. 265-266. balleros. El Departamento del Ozama estaba divi- grantes recién llegados o por antiguos vecinos de “En Casa del Cordón hay algo de la sangre y del esa zona. En apenas una década surgieron San nes. Todas las otras plantaciones se encontraban 40 TAVARES, GUSTAVO ADOLFO: Eran Otros los dido en los distritos siguientes: Santo Domingo en el sur, 1 en Azua, 3 en Baní y 2 en San Cristó- 17 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “La Plaza Mayor de espíritu de Santo Domingo de Guzmán”, El Cari- como cabecera del Departamento, Azua y Seibo, Rafael de la Angostura, Las Caobas y San Miguel Santiago: Alma de una República menor”. El Ca- Tiempos y Otros Los Hombres. Impresora Nuevo be, 1ro. de junio de 1985, Pág. 8. de la Atalaya, los tres como Hincha situados en la bal, 6 en San Carlos, 5 en Pajarito, 2 en Sabana Diario, Santo Domingo, Rep. Dom, 1991. p. 214. y las parroquias de Monte Plata, Bayaguana, San Grande y el resto al este de la Capital, entre ellos ribe, Santo Domingo, 15 de mayo de 1982. Cristóbal, Higüey, Baní, San Juan, Neiba y Bánica. actual Haití, a una distancia considerable de la ac- “Varias casas vecinas al Convento Dominico se tual línea fronteriza. La primera erigida en 1761, 2 en San Pedro de Macorís”. Ibídem, pp. 22-23. 18 CAMPILLO PÉREZ, JULIO GENARO: Santiago de 41 Nos parece importante comentar una de estas Y el Departamento del Cibao en los distritos de: construyeron en primera mitad del siglo XVI”, El fue iniciativa del capitán general Azlor, para la que los Caballeros: Imperecedero Legado Hispano Co- crónicas. Se trata de un documento de enero de Santiago , cabecera del Departamento y Puerto 14 DELGADO BOGAERT, RAMÓN A: Musié Bogaert, Caribe, 10 de agosto de 1985, Pág. 8. fueron conducidas familias desde Canarias. No al- lombino. Universidad Católica Madre y Maestra. 1549, en que se le informa a la Corona sobre el Plata y las parroquias de Moca, San José de las Editorial Padilla, Santo Domingo, Rep. Dom. muelle de cantería construido junto a la puerta “Casas principales de Santo Domingo tenían azo- Matas, Samaná, La Vega, Monte Cristo y Macorí- canzó rango de municipio, pero sí de parroquia, 1998, p.57 dependiendo judicialmente de esa Justicia Mayor 19 Delgado: Op. cit., p. 51. principal (se refiere a la Puerta del Mar o de San teas, pero no torres de corte bélico”, El Caribe, 21 s…a su regreso a la parte occidental Toussaint, 15 PENSON, ENRIQUE: Arquitectura Dominicana Diego) fabricada con sus troneras y saeteras. En- de septiembre de 1985, Pág. 8. que había convocado desde el 5 de febrero de que se estableció en ella. Creció de forma consi- 1906-1950, Tomo I, Laboratorio de Ingeniería, 20 VEGA, BERNARDO: Los Primeros Turistas en San- derable en la segunda mitad del siglo XVIII, sien- cima de la puerta suntuosa, dice el documento, este mismo año una Asamblea Constituyente que Santo Domingo, 2005. Alguinos datos biográficos to Domingo. Fundación Cultural Dominicana, Santo se colocaron las armas Reales de Vuestra Alteza: “La Casa de Contratación era el edificio que hoy se reunió en Puerto Republicano (Puerto Príncipe) do la mayoría de sus habitantes pequeños hacen- son: Domingo, República Dominica, 1991. p. 111. conocemos como las Casas Reales”, El Caribe, dados. Entre ellos se significó el tinerfeño Antonio “En este río se ha hecho un muelle de cantería, hizo dictar una Constitución, en fecha 19 de ma- - Andrés Gómez Pintado, actuando para 1890, largo 250. pasos, ancho 80. ,adonde llegan las 29 de septiembre de 1985, Pág. 8. yo …La misma Asamblea Central, dictó en fecha Febles, con estrechas conexiones con la élite mi- estableció un estudio de ciencias exactas con Al- 21 Ibídem. litar y que se especializó en el tráfico fronterizo, lle- naos mayores que acá vienen junto a tierra a po- 13 de julio del mismo año una “Ley sobre partición fredo Scaroina Mortuorio y construyó en 1911 la “Alonso de Grajeda edificó su casas en la calle gando incluso a contar con un barco para el fo- 22 Ibídem, p. 112. ner el bordo en el petril del muelle, i asi cargar i territorial” que dividió la isla en los seis Departa- sorprendente y hermosa casa Peynado en Santo Mercedes”, El Caribe, 8 de febrero de 1986, Pág. mento de tales actividades. La última fundación descargar con gran descanso i seguridad, que mentos siguientes: 1º El del Norte; 2º El del Cibao; Domingo, cuyos trabajos de herrería fueron ejecu- 23 PUIG ORTIZ, JOSÉ AUGUSTO, GAMBLE, ROBERT 10. fue San Miguel de la Atalaya, erigida en el mismo segund dicen los Maestres es la mayor cosa i me- 3º El del Sur; 4º El del Ozama; 5º El del Oeste, y tados por la misma persona que elaboró la balco- S.: Puerto Plata (...), Editora Alfa y Omega, Santo jor que en ningund puerto hayan visto. Junto al di- “Diego Caballero el Mozo vivía en una casa en es- el 6º El Louverture; estos departamentos se divi- año de Las Caobas. Nació en una hacienda fron- nería de la casa diseñada por Osvaldo Báez. Domingo, 1978. teriza de José Guzmán en el territorio más occi- cho muelle a la salida de la ciudad se ha hecho el quina Isabel La Católica con Luperón”, El Caribe, dían a su vez en parroquias”. - Arístides García Mella, nació en 1972, diseñó muro de la cerca i puerta principal de cantería mui 25 de enero de 1986, Pág. 8. TOLENTINO ROJAS, VICENTE: Historia de la División dental de la colonia española. Instaló en ella 40 fa- para 1914 el paseo Presidente Billini, que fue 24 GONZÁLEZ HERNÁNDEZ: Op. Cit. milias para las que proporcionó casas, tierras y un buena con sus troneras i saeteras; i porque pares- Territorial 1492-1943, Sociedad Dominicana de construido por José Turull. 25 Ibídem, p. 43. cio suntuoso i por ende han de entrar todo... se “En la casa de Miguel de Pasamonte se urdió la Biblíofllos, Edtora Taller, Santo Domingo, R. D., ejido. Pero, como las anteriores, no alcanzó nin- - Juan de la Cruz Alfonseca, ingeniero y agrimen- política indiana desde el 1508 al 1525”, El Caribe, guna jurisdicción civil. El hacendado se tuvo que pusieron encima de la dicha puerta las armas 1993. sor nació en 1876, autor de numerosas viviendas 26 ORTEGA ÁLVAREZ, ELPIDIO JOSÉ. Ensayo Histó- Reales de Vuestra Alteza con un letrero... Prosi- 15 de febrero de 1986, Pág. 8. contentar con la concesión del título de barón de importantes. rico y Arquitectónico de la ciudad de Montecristi. 2 HOETINK, H: El Pueblo Dominicano, 1850-1900: la Atalaya en 1778. Desarrolló el cultivo del café y guese en la obra de la cerca de la ciudad. Pienso “Don Lope de Bardecí compró en el año 1521 - Zoilo García Peña, ingeniero aeronáutico nació Museo de l Hombre Dominicano. Fundación Orte- se acabe dentro 5. años pues ha 5. que empezó Apuntes para su sociología histórica. Segunda consolidó su prestigio nobiliario con un oratorio y en La Vega en 1881: Teatro la Progresista, 1920; ga y Álvarez, Inc. Vol. V, Editora Taller, Santo Do- una casa en la esquina de las Cuatro Calles”, El edición. Universidad Católica Madre y Maestra, una parroquia, de la que era patrono, y cuantiosas i esta a la mitad. Es la única ciudad defendida de Caribe, 22 de febrero de 1986, Pág. 8. Casa Hena, 1915. Fue Director General de Obras mingo, Rep. Dom., 1987. Indias. Hai aquí 600. marcos de perlas venidas del Santiago, República Dominicana, 1872. 351 pp. sumas en capellanías. Fue el mayor exportador Públicas. de reses de la frontera, llegando a trasladar legal- 27 Ibídem, p. 140 Cabo de Vela”. Al Emperador en el Consejo.- Die- “Casas principales de Santo Domingo tenían azo- 3 HAZARD, SAMUEL: Santo Domingo su pasado y - Benigno Trueba, puertorriqueño, ingeniero in- go Caballero, Santo Domingo 18 de enero de teas, pero no torres de corte bélico”, El Caribe, 21 mente en su año culminante de 1779, 930”. HER- dustrial en Barcelona, nació en 1887. Figura des- su presente, Editora de Santo Domingo, S. A., 28 Ibídem, p. 136 1549. Santo Domingo en los Manuscritos de Juan de septiembre de 1985, Pág. 8. NÁNDEZ GONZÁLEZ, MANUEL VICENTE: La Coloni- tacadísima por sus obras en la calle El Conde. Santo Domingo, 1974. Bautista Muñoz. Trascripción y Glosas, Roberto zación de la Frontera Dominicana 1680-1795, Ar- - Juan Bautista Toro, nació en 1892, en San Ger- 29 Ibídem, p... “La Casa de Contratación era el edificio que hoy chivo General de la Nación, volumen XXV, Acade- Martes. Fundación García Arévalo, Santo Domin- 4 RODRÍGUEZ DEMORIZI, EMILIO: La Era de Francia mán, Puerto Rico, diseñó la sala cinematográfica go, Rep. Dom., p. 423. conocemos como las Casas Reales”, El Caribe, en Santo Domingo. Contribución a su estudio. mia Dominicana de la Historia volumen LXXI, San- y teatro Capitolio; la casa René Lepervanche y el 30 “La iglesia mayor de San Pedro de Macorís 29 de septiembre de 1985, Pág. 8. Academia Dominicana de la Historia, Vol. II, Edito- to Domingo, 2006, pp. 276-277. Club 2 de Julio, de San Pedro de Macorís. surge como símbolo urbanístico de la ciudad”. 42 MOSCOSO PUELLO, FRANCISCO E: Navarijo. So- rial del Caribe, Ciudad Trujillo, 1955. pp. 51, Arq. Eugenio Pérez Montás. El Caribe 10 de ene- ciedad Dominicana de Bibliófilos, Inc. Santo Do- “La casa del Círculo de Coleccionistas fue cons- ro de 1981, Suplemento Sabatino, Santo Domin- 143,197. mingo, R. D., 2001, 392 pp. truida entre los años 1519”, El Caribe, 1ro. de go, Rep. Dom. p. 13. marzo de 1986, Pág. 8.NOTAS |440 NOTAS |441
  • 9. 43 PALM, ERWIN WALTER: “La puerta de San Die- 5 El libro más importante, publicado con gran es- 15 En AMARAL, NANCY (op cit), Susana Torre des- nismo Trujillista y el Control del Territorio. Trabajo ñanza de la arquitectura en la República Domini- 43 Pérez Montás tiene un recuento detallado de go”, Boletín del Archivo General de la Nación, Vol. mero, lo ha hecho PÉREZ BROWN, MARCELLE: cribe este proceso detalladamente. Ver pp. 49-50 inédito presentado en las cátedras de Historia de cana: un testimonio” en Arquivox, Año 1 No. 2, los planes e iniciativas destinados a la planifica- V, No. 23, pp. 282-287. Gazcue, Jardín Urbano. Pérez Brown ha sido una de su capítulo “En busca de una identidad regio- la Arquitectura Dominicana de la UNPHU, 1984. Santo Domingo, septiembre / noviembre 1984. ción de la ciudad. Ver La ciudad del Ozama (op de las activistas más militantes en pro de la con- nal: evolución de los estilos misionero y neocolo- pp. 3-7 / 13-14. cit) pp. 272-291. 44 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: Biografía de un Mo- servación y desarrollo de este sector capitalino nial hispano en California entre 1880 y 1930”. 24 Ver MORÉ, GUSTAVO LUIS: “La arquitectura ofi- numento. Voluntariado de las Casas Reales. Gene- tradicional. En los años 80 Risoris Silvestre, a la cial de Ciudad Trujillo”, 1 y 2. El Nuevo Diario, Ho- 33 Ver sobre este autor “Diálogo: William J. Reid 44 TEJADA, KAMEL / VERAS, ROSELIA / VÁSQUEZ, ral Grafic, S. A. Barcelona, España, 1979. 127 pp. sazón directora del Centro de Inventarios de Bie- 16 Carta de la señora Altagracia de Thomén diri- jas No. 62 y 63 del Grupo Nueva Arquitectura, Cabral, Ing. Arq.”, en Arquivox, Año 1 No. 1, San- JUAN TOMÁS (op cit). nes Culturales, inició un recuento científico de la gida al Arq. Gustavo Moré, publicada íntegramen- Santo Domingo, 12 y 19 de Julio de 1983. Los ar- to Domingo, junio/agosto 1984. 45 Siendo Puerto Rico colonia española, nació en te en la revista Arquitexto #9, 1988. quitectos Alejandro Martínez y Gricelys Rosario 45 HERNÁNDEZ, RAFAEL TOMÁS: “Notas para el V la vecina isla este notable profesional. Sus padres arquitectura del sector, cuyos resultados reposan 34 “Manuel José –Nani– Reyes Valdez: el hombre, Centenario de la Fundación de Santo Domingo”. en el catálogo de la referida institución, hoy ads- produjeron en su tesis de grado en UNIBE una in- fueron Benigno Trueba Gutiérrez y doña Antonia 17 Ver la edición especial publicada enteramente vestigación extraordinaria que ha sacado a la luz la obra, la huella”. G. L. Moré / Investigación de Jo- Archivos de Arquitectura Antillana. Año 3 No.8, Suares. Vino al mundo el primero de diciembre de crita a la Secretaría de Cultura. sobre este arquitecto fundamental de la moderni- sé Manuel Reyes Malla. En Archivos de Arquitectu- septiembre 1998. pp. 72-73. Santo Domingo. importantes datos sobre el proyecto original de la 1887 y falleció en Nueva York el 4 de agosto de 6 Ver VIVONI FARAGE, ENRIQUE: Pedro Adolfo de dad dominicana: Arquivox, Año 1 Nos. 3-4, San- USD. Ver Renovación Urbana Recinto UASD San- ra Antillana No. 8. Santo Domingo. 1967. Fue enterrado en Santo Domingo. Estudió to Domingo, diciembre 1984 / mayo 1985. Sobre 46 VERCELLONI, VIRGILIO: Atlas Histórico de la Ciu- Castro y Besosa, alarife de sueños. San Juan. to Domingo. UNIBE, 2005. 35 En la p. 33 de los Archivos de Arquitectura Antilla- dad de Santo Domingo Cosmopoli srlper Metro- en Barcelona, donde se graduó de ingeniero in- UPR/AACUPR, 1999. González la historiografía dominicana tiene pen- dustrial en la universidad de aquella ciudad, pro- diente un trabajo formal capaz de evidenciar su 25 El itinerario de DUNOYER DE SEGONZAC en Ciu- na, Año 2 No.3, enero 1997, se reproduce “La Char- politana Milanese Strutture ed Infastrutture del Te- moción de 1909. Contrajo nupcias con la señora 7 El recuendo admirable de AMARAL, NANCY: Ar- aporte a la cultura arquitectónica latinoamericana. dad Trujillo lo detalla su libro Basílica Nuestra Se- la del Arq. Gay Vega, leída por Antonio Ocaña”. Ver rritorio, SpA. Milano, 1991. Asunción Colomina Castelli y regresó a Puerto Ri- quitectura neocolonial en América Latina. San Los dibujos del Arq. González fueron donados por ñora de la Altagracia. Santo Domingo, 2000. Ban- también el recuento de la obra de Vega publicada, a raíz de su fallecimiento, en Arquitexto, No.27, pp. 45- 47 RANCIER, OMAR: “La conformación del espacio co en 1911, a ocupar el cargo de ingeniero muni- Paulo: 1994, reúne investigaciones de varios au- su familia al Grupo Nueva Arquitectura a raíz de co Popular Dominicano. público en asentamientos populares y vernáculos”. cipal en Ponce. PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: Impor- tores latinoamericanos sobre sus respectivos te- los estudios iniciados en los 80 por rescatar su 53. Los trabajos están firmados por Carmen Ortega 26 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “Tomás Auñón”. El y Omar Rancier. El texto completo de su conferencia Archivos de Arquitectura Antillana. Año 3 No.8, tantes Obras de Arquitectura diseñadas por Be- rritorios. Roberto Segre se encarga de la Repúbli- trayectoria. Con un texto de Omar Rancier algu- septiembre 1998. pp. 76-78. Santo Domingo. nigno Trueba, El Caribe, octubre 1981. ca Dominicana dentro de su capítulo “Preludio a nos fueron publicados en Archivos de Arquitectu- Caribe, 10 de abril de 1982. Santo Domingo. Esta fue publicado en Archivos de Arquitectura Antillana, la modernidad: convergencias y divergencias en ra Antillana No. 12. Santo Domingo, 2001. pp. expresión es del propio Auñón, quien años más Año 2 No.3, enero 1997, pp.32-33 Santo Domingo. 48 GAUTIER, MANUEL SALVADOR: Tiempo para Hé- 46 MARVEL, THOMAS S: Antonín Nechodoma, Ar- el contexto caribeño (1900-1950)”. 225-229. tarde se entrevista en Ciudad de México con Pé- roes. Tetralogía, volumen 1: El atrevimiento. 1993. chitect 1877-1928: The Prairie School in the Ca- rez Montás. El investigador mejicano Dino del Cue- 36 Los mejores recuentos oficiales de los eventos importantes del período, capaces de mostrar la p. 91. Santo Domingo: Editora Taller. ribbean, University Press of Florida, Gainsville, Fl. 8 Ver la reseña de Silvia Vega en los Archivos de 18 De una de las notas virtuales regulares publica- to le ha seguido el rastro a Auñón y a Coll, y ha es- 1994, 223 pp. Arquitectura Antillana, No. 20, enero del 2005 y el das en el internet por Nerva Fondeur, quien las ha crito un trabajo incluído en el extraordinario libro obra pública realizada para acompañar estas cele- 5 estupendo libro de GUTIÉRREZ, SAMUEL: Arquitec- titulado “Apuntes para la Historia de la Arquitectu- Arquitecturas desplazadas. Arquitecturas del exilio braciones son, sin dudas, el Album del Centenario 47 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “Nechodoma: mis- tura de la época del Canal 1880-1914. Panamá, ra y el Urbanismo de la República Dominicana”. español. Madrid: Ministerio de la Vivienda, 2007. de la República. Ciudad Trujillo, 1944. Impresora terioso arquitecto bucanero del Caribe Hispáni- 1984. del Estado y los dos tomos del Album de Oro de co”, El Caribe, 26 de junio de 1982, Suplemento 19 El Hotel Jaragua fue muy publicado en su 27 Ortiz y Auñón esperan por una publicación la Feria de la Paz y la Confraternidad del Mundo Li- LOS TIEMPOS DE LA LIBERTAD Sabatino, Santo Domingo. p. 12. 9 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: La Ciudad del Oza- tiempo. Uno de los artículos más advertidos fue el comprensiva sobre su obra. Dos avances pueden bre. Ciudad Trujillo. Tomo I, 1956 y Tomo II, 1957. Gustavo Luis Moré ma. Ver pag. 422. de The Architectural Forum, “Dictador Trujillo ser encontrados en el artículo de Mauricia Domín- 48 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “La Casa del Cole- construye un hotel de lujo en la reconstruida capi- guez “Imágenes del Tiempo”, publicado en los Ar- 37 Este documento ha aparecido recientemente. 1 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: La Ciudad del Oza- gio Cervantes: Exótica residencia con más de 50 10 Obras de Trujillo. Ciudad Trujillo: Archivo Gene- tal caribeña que hoy ostenta su nombre”, traduci- chivos de Arquitectura Antillana, Año 2 No.3, ene- Las ideas básicas sugieren la posibilidad de llevar ma, 500 años de Historia Urbana. Santo Domin- años”, El Caribe, 4 de diciembre de 1980, Suple- ral de la Nación, 1955. Este volumen reproduce do en Arquivox, Año 1 Nos. 3-4, Santo Domingo, ro1997, pp.37-41, y en DELMONTE, JOSÉ ENRIQUE a cabo el distrito cívico sobre el eje de la actual go, 1998. Patronato de la Ciudad Colonial de mento Sabatino, Santo Domingo, Rep. Dom. todos los titulares de prensa del régimen, vincula- diciembre 1984 / mayo 1985. p.6. Entre los artí- / DOMÍNGUEZ, MAURICIA, “Tomás Auñón. Audacia avenida Máximo Gómez. Esta tensión norte sur Santo Domingo y Centro de Altos Estudios Hu- p. 16. dos a obras públicas de 1930 a 1955. Es funda- culos y notas de prensa memorables sobre la po- y personalidad en la modernidad caribeña”. Arqui- puede haber sido manejada posteriormente por manísticos y del Idioma Español. Universidad Ca- mental para la documentación cronológica de las lémica destrucción de esta estructura están el de texto No. 28, pp. 47-48. González, al igualmente establecer en este senti- tólica Santo Domingo. obras. RANCIER, OMAR: “La Catedral y el Jaragua” en El do el eje real del proyecto construido en 1955. 28 El Monumento a la Restauración, como es co- 2 El texto del discursos de Balaguer en las Nacio- MODERNIDAD Y CONTRADICCIÓN Nacional, 2 de febrero de 1986, pp. 9-10; el de 4 11 Incluido en la selección de ÁLVAREZ, SOLEDAD. nocido hoy, ha sido recientemente restaurado, y 38 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: “Guillermo González nes Unidas se extrae del documental “Joaquín La Ciudad en Nosotros (la ciudad en la poesía do- ALFONSO, CLARA LEYLA: “Comité de ciudadanos y el Movimiento Moderno en Santo Domingo” Ar- EN LA ARQUITECTURA DE por el Jaragua solicita al Poder Ejecutivo y Cáma- dotado de un paisajismo alegórico a los 30 Caba- Balaguer, el constructor de la democracia domini- minicana). Antología. p.63. Santo Domingo, Se- lleros, apropiándose de ideas originadas para el quivox, Año 1 Nos. 3-4, Santo Domingo, diciem- cana”, realizado en 2006 por Manuel Núñez y LA “ERA DE TRUJILLO” cretaría de Estado de Cultura. ras detener destrucción de edificio”, en Hoy, 14 bre 1984 / mayo 1985. p 8-10. proyecto del Parque Central de Santiago, (2002) en Aquiles Julián para el PRSC y la Fundación “Joa- Gustavo Luis Moré de febrero de 1985, y el de MORÉ, GUSTAVO LUIS: actual ejecución. Por otro lado, la única publicación quín Balaguer”. Sobre este período se han escrito 12 Sobre estos temas ver textos de: MORÉ, GUS- “Sobre arquitectura y nuestros bienes patrimonia- 39 Sobre Bernard Vázquez ver artículos publica- 1 Ver el excelente recuento de César Iván Feris “Ar- en torno a la arquitectura pública de estos años fue obras verdaderamente apasionantes. Esta cita se TAVO LUIS: “Notas sobre forma e identidad en la les (Las ballenas mueren cerca de la orilla coinci- dos en Archivos de Arquitectura Antillana #10, quitectura Republicana”: Revista CODIA No. 56. editada por Gazón y, según se cuenta, fue confis- extrae de LANTIGUA, JOSÉ RAFAEL: La conjura del arquitectura de la Era de Trujillo”, en Arquivox, dencialmente)”, en Hoy, 15 de febrero de 1985. julio 2000, p.p. 43-47. La vida de Mario Penzo ha Santo Domingo, 1978. cada en la imprenta al ser rechazada por Trujillo. tiempo, memorias del hombre dominicano. Santo Año 1 No.1, Santo Domingo, junio/agosto 1984, La documentación en pro de la defensa del in- sido brillantemente relatada por su hijo en el libro Ver GAZÓN BONA, HENRY: La arquitectura domini- Domingo, 1994. p. 286. y “Un breve discurso sobre la arquitectura en la mueble es extensísima. “Mario Penzo Fondeur. Una vida al servicio de la 2 La obra que mejor recoge a este grupo de au- cana de la Era de Trujillo. Volumen 1, 1949. 84 pp. historia dominicana (1492-1965)” en Calventi, Ra- ingeniería”. Mario Augusto Penzo Pichardo, Santo 3 Gautier relata el comentario de Plácido Piña que tores es el extraordinario volumen de PÉREZ MON- 20 Un resumen de la obra de estos vitales auto- Ciudad Trujillo: Impresora Dominicana. La cita es fael: Arquitectura contemporánea en República Domingo, 2005. denominará en lo sucesivo a este exitoso grupo de TÁS, EUGENIO: La Ciudad del Ozama, 500 años de res de la modernidad puertorriqueña puede en- de la introducción, escrita por B. Gimbernard. Dominicana. Santo Domingo: Banco Nacional de jóvenes profesionales en GAUTIER, MANUEL SALVA- Historia Urbana, Santo Domingo. Patronato de la contrarse en VIVONI FARAGE, ENRIQUE: “Toro, Fe- 40 DUNOYER DE SEGONZAC, ANDRÉ J. (op cit). La la Vivienda, 1986. Ver pág. 42. 29 GAZÓN, op.cit. ver p.79-80, “Estilo y orienta- DOR: “La enseñanza de la arquitectura en la Repú- Ciudad Colonial de Santo Domingo y Centro de rrer y Torregrosa 1945-1955”, Archivos de Arqui- cita aparece en la p. 133. Este libro es probable- Altos Estudios Humanísticos y del Idioma Espa- ciones”. blica Dominicana”, Arquivox Año 1 #2. pp. 3-7/ 13- 13 Una temprana obra sobre este tema es la tectura Antillana, Año 2 No.5, septiembre 1997, mente la memoria de obra más meticulosa reali- ñol. Universidad Católica Santo Domingo,1998. 14. Santo Domingo, Grupo Nueva Arquitectura. NEWCOMB, REXFORD: Mediterranean domestic ar- pp. 36-45. Santo Domingo. 30 CARO, JOSÉ ANTONIO: Urbanismo. El mimeo de zada sobre algún edificio dominicano. chitecture in the United States. J.H. Hansen. 68 páginas fue publicado por la Facultad de Cien- 4 Ver entrevista a Rafael Calventi publicada tam- 3 Nechodoma ha sido reseñado frecuentemente. 21 La arquitectura de Bermúdez ha sido poco do- 41 Sobre el trabajo dominicano de Vela, ver MI- Ohio, 1928. Ver también Curl, Donald W.: Mizner’s cias Exactas de la USD en 1942. bién en Arquivox Año 1 #2. pp. 8-12. Santo Do- Uno de sus primeros estudios fue publicado por el cumentada. De hecho su estado actual corre gra- LLER, JEANNETTE: La obra dominicana de Vela Za- Florida. MIT, 1985, para entender la influencia más mingo, Grupo Nueva Arquitectura. AACUPR en 1989. ve peligro. Uno de los escasos recuentos es el de netti, 1939-1981. Santo Domingo, Galería de Ar- directa de este vocabulario con el manejado por 31 PALM, ERWIN WALTER: Los Monumentos Colo- los autores dominicanos. GUTIÉRREZ, SAMUEL: Arquitectura actual de Pana- niales de la Española. Con una introducción a te Moderno, 1981, y el artículo publicado por Lau- 5 No existe un estudio pormenorizado de los con- 4 El texto más completo sobre este autor es el de má. 1930-1980. Panamá, 1980. Ver p.62. América. Ciudad Trujillo, 1955. Impreso en Barce- ra Gil en Archivos de Arquitectura Antillana, “Los cursos de arquitectura y urbanismo realizados en THOMAS S. MARVEL, Antonin Nechodoma: Archi- 14 Sobre el desarrollo urbano de Santiago en es- lona, España. Los dos tomos originales fueron espacios ilusorios de Vela Zanetti”, Año 2 Núme- el país. Este es un primer recuento que intenta de- tect, 1877-1928: The Prairie School in the Carib- 22 Ver el asombroso trabajo de PENSON PAULUS, tos años previos se recomienda analizar el ex- consolidados en uno en la edición posterior, revi- ro 3, enero 1997. Santo Domingo. mostrar la frecuencia de realización de los mismos bean. Gainesville, University of Florida Press. ENRIQUE: Arquitectura Dominicana 1906-1950, traordinario estudio de ESPINAL HERNÁNDEZ, ED- sada por el autor, de la Sociedad Dominicana de durante estos años y las diversas temáticas que 1994. 223 pp. En su apéndice cita 27 proyectos Tomo I, Laboratorio de Ingeniería, Santo Domin- 42 Don Moncito Báez fue profesor de varias ge- WIN: Historia Social de Santiago de los Caballeros Bibliófilos en 1984. han sido objeto de confrontación. y obras realizados en la República Dominicana en go, 2005. La casa Schad aparece en la p. 232; la neraciones de arquitectos e ingenieros y también 1863-1900. Santo Domingo, 2005. Fundación localidades como Santo Domingo, San Pedro de Pichardo en la 236. decano del proceso de restauración histórica de 6 Dato obtenido en las entrevistas a personalidades Manuel de Jesús Tavares Portes, Inc. El primer 32 Gautier establece un ritmo febril en este ensa- Macorís, Santiago, Azua y Baní, muchas de ellas la ciudad de Santo Domingo y sus monumentos. involucradas en este proceso, no documentado. capítulo, titulado “El Espacio Construido”, es ine- 23 GARCÍA BONNELLY, ULISES: La Era de Trujillo. yo, como sucede generalmente en recuentos de demolidas. Sus memorias como urbanista fueron parcialmen- vitable. Ciudad Trujillo, 1955. Citado por Tejada, Kamel / naturaleza autobiográfica. Es una reflexión funda- te entregadas en Por qué Santo Domingo es así. 7 Ver De Arquitectura #2. Santo Domingo, UNPHU. Veras, Roselia / Vásquez, Juan Tomás: El Urba- mental para el entendimiento del período de estu- Santo Domingo, 1992. Banco Nacional de la Vi- 1986. dio. Ver GAUTIER, MANUEL SALVADOR: “La ense- vienda.NOTAS |442 NOTAS |443
  • 10. 8 Las memorias más útiles para comprender la de César Iván Feris, Eugenio Pérez Montás, Mon- tecture, el cual ha alcanzado varias ediciones ca- representaba precisamente, el mundo que pre- cuentra aún en fase de revisión para su posible 32 En una carta enviada por un grupo de arqui- extensión y profundidad de la obra pública ejecu- cito Báez –siendo ésta de particular interés–, y da vez más amplias e incluyentes. tendían modificar, ya sea por su apego a cánones aplicación, con normas y sistemas internaciona- tectos al Presidente de la República, se delimita el tada en estos años son 10 años de construcción. Luis Eduardo Delgado. extranjeros, su imposibilidad de traducir la reali- les. campo de acción entre la arquitectura y la inge- Relación de obras construidas por el Gobierno 31 Ver, por ejemplo, las “Conclusiones de un 20 A raíz del concurso celebrado para escoger el evento Importante: Seminario Nacional en torno a dad local, el desconocimiento de lo ocurrido an- niería civil, en una explicación sin desperdicios. Central 1966-1976. Clasificadas por provincia. El tes por la ausencia de documentación y divulga- 11 Finalmente el color mostaza predominó. Ver 100 hojas de arquitectura, Ibid. tema posee cierto aire de tabú, por las implicacio- proyecto para el Parque Central de Santiago en la Identidad de los Dominicanos”, Hoja 30 de Ar- 2002, la revista Archivos de Arquitectura Antillana quitectura, 6 de diciembre de 1982, pp.13-14, El ción, el facilismo que imponía a través de la repe- 12 Criterios similares habían sido introducidos por nes políticas que todavía gravitan en la escena na- tición de esquemas ya agotados, o su incapaci- 33 La crítica de arte ha omitido su apreciación de cional debido a su cercanía en el tiempo. En rea- preparó una edición enteramente dedicada a la Nuevo Diario. Cox en Casa de Campo. la arquitectura, concentrándose en las artes plás- cultura del jardín santiaguero. Ver Archivos de Ar- dad por satisfacer las aspiraciones de una nueva lidad es un cuerpo de obras que deberá ser estu- 32 La revista Arquivox, Publicación Trimestral de generación. De alguna forma, esa arquitectura 13 Guillermo González Sánchez. 1942. ticas, la música y el cine, preferiblemente. diado más detenidamente en lo sucesivo. quitectura Antillana Año 8 No. 15. Santo Domin- go, enero 2003. Estudios sobre Arquitectura, Asentamientos Hu- aprendida en las escuelas no encajaba, según 34 Ambas organizadas por el Grupo Nuevarqui- manos e Historia, aparece por primera vez en ellos, con las aspiraciones de su generación y 14 Diseño de Meritt Assocs., 1955. 9 Tema abordado en la Historia del capítulo ante- tectura, Inc. rior. Ver GAZÓN BONA, HENRY: La arquitectura do- 21 En su artículo de Arquivox, Gautier, propone 1984 y alcanza las 5 ediciones consecutivas. Edi- produjo un salto hacia planteamientos más perso- 15 Guillermo González Sánchez, 1955. minicana de la Era de Trujillo. Volumen 1, 1949. 84 una lectura generacional, distinguiendo la Década tadas por Gustavo Luis Moré. nales y conceptuales. La reacción previsible con- 35 Los firmantes del Manifiesto fueron Rafael Cal- pp. Ciudad Trujillo: Impresora Dominicana. de los 3 (1935-1945), la Década de los 5 (1945- sistió en el abandono de las premisas de una ar- 16 Hoy Dominican Fiesta. Diseño de la empresa venti, Cristóbal Valdez, Omar Rancier, Plácido Pi- 1955), la de los 6 (1955-1965) y “las décadas de 33 en 1982 se inicia el proceso de transformación quitectura académica que se percibía obsoleta e ITSME, 1973, ña, Gustavo Luis Moré, Eduardo Selman, Fernan- 10 CALVENTI, RAFAEL: Arquitectura Contemporá- todos los arquitectos” (1984...). Gautier, Manuel de los programas de Historia de la Arquitectura en impuesta, con pocas posibilidades de evolución, do Ottenwalder, Marcelo Alburquerque, Luis Guz- nea en la República Dominicana. Santo Domingo. Salvador: “La enseñanza de la arquitectura en la dicha facultad, compactando las 5 unidades de la y dio paso al fenómeno historicista y experimental 17 1980. mán, Enrique García Pecci, Andrés Julio Sánchez, Banco Nacional de la Vivienda, 1987. República Dominicana”. (op. cit.). Historia Universal en 4, para dar espacio a una uni- que dominó por más de una década. Como la ar- Alfredo Marranzini, Jordi Masalles, César Curiel, dad absolutamente dedicada a cátedras y semina- 18 Plácido Piña fue uno de los colaboradores de quitectura moderna había adquirido en el país un Calventi en esta obra. Pablo Bonnelly, Eduardo Lora Bermúdez, Harry 11 CONSORCIO PADCO-BORRELL: Estudio sobre el 22 Ver “Sierra Cardona Ferrer”, Arquigrafías, Mo- rios sobre la Arquitectura Dominicana. carácter representativo del poder político y eco- Carbonell, Raimundo López, Raúl De Moya, Luis desarrollo urbano de Santo Domingo. Santo Do- nografías de Arquitectura Latinoamericana #1, nómico, en una primera etapa los jóvenes arqui- 19 El proyecto completo contemplaba una torre Schiffino, Joel Martínez, Carlos Jorge, Ahmed mingo, 1978 (mimeo). Santo Domingo: enero del 2005. 34 BROADBENT, GEOFFREY: Metodología del Dise- ño Arquitectónico. Barcelona: 1977, Gustavo Gili. tectos rechazaron este lenguaje y se concentra- de 12 pisos al norte, el cual fue construido poste- Chabebe, Carlos Reid Baquero, Angel Giudicelli, 12 Ver las publicaciones, que registran el extenso 23 Sobre este proyecto de Reid, Galerías Comer- ron en la búsqueda de nuevas posibilidades para riormente por Eduardo Selman. Nazre Sansur, Apolinar Fernández De Castro y inventario de obras y proyectos urbanos de estos ciales de Eduardo Selman y el Banco BHD de Plá- 35 Ver Ponencia del Arq. Martínez presentada co- la arquitectura de su tiempo. William Reid Cabral. mo representante oficial del CODIA ante el XIII In- 20 Ubicada en la avenida Sarasota esquina J. Ro- autores en el campo señalado. cido Piña, ver el temprano artículo de los funda- 2 El rompimiento con los dogmas del moderno se mán. 36 La Sociedad de Arquitectos fue fundada por dores del Grupo Nueva Arquitectura, Sheila Ló- ternacional de la UIA en México, en octubre de 13 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO: La Ciudad del Oza- 1978. Martínez, Ramón: “Arquitectura y Desarro- había producido desde la segunda mitad de los Ketty Bisonó, Risoris Silvestre, Teódulo Blan- pez, Manuel Pujols, Edda Grullón, Rafi Lantigua, sesentas con el pensamiento de Rossi, Venturi, 21 El Arq. Moreno, miembro de CARIMOS, fue in- chard, Omar Rancier, Gustavo Luis Moré, Pedro ma, op. cit. p. 294. Angelita Burgos, Omar Rancier y Nuris Bello: llo Nacional”. Revista del CODIA, No. 58. Santo vitado por el Grupo Nuevarquitectura. Domingo, nov.-dic. 1979. pp.41-49. Jencks, Moore, Mena, Cristóbal Valdez, Erwin Cott, Constantinos 14 Ver Archivos de Arquitectura Antillana. Año 10 “Formalismo Internacional en la Arquitectura”. Re- Saliaris, Vencián Ben Gil, Emilio Brea y Luis Guz- vista del CODIA, No. 62. Santo Domingo, mayo- 3 Revisar 100 hojas de arquitectura, del Grupo 22 Miguel Vila consolidó su apego a la búsqueda No. 25. Santo Domingo, mayo 2006. Esta edición 36 Líneas extraídas de dos canciones del mundo de una arquitectura tropical, luego de su recorrido mán. incluye un amplio especial titulado “La prodigiosa junio 1981. pp. 41-45. El trabajo aparece firmado pop: la primera es del dominicano Pedro Pablo Al- Nuevarquitectura, Universidad Central del Este, por Omar Rancier. San Pedro de Macorís, 1984; De Arquitectura, ór- por la India, a principio de los años ochenta. Ver 37 En un artículo publicado en el Listín Diario, Ra- arquitectura de lo verde”, en el que se presenta un varez, en “Después del Vendaval” (1998, inédita), la entrevista a Oscar Imbert y Carlos Jorge, el es- panorama fotográfico de los más hermosos árbo- escrita a las pocas horas de haber amainado las gano de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo fael Calventi manifestó su rechazo a la construc- 24 Hasta la aparición de las Hojas de Arquitectu- de la UNPHU; Arquivox, revista del Grupo Nuevar- pecial sobre sus dibujos y sobre Industrias Nigua ción del Faro por consideraciones estrictamente les de la flora nacional. ra y Arquivox en los 80, la Revista del CODIA fue ráfagas del ciclón Georges; la segunda, del roma- en Archivos de Arquitectura Antillana No. 21. San- no Eros Ramazzotti, de la canción “Equilibrista” quitectura; Arquitexto, ediciones de 1 al 12. estéticas, con un planteamiento que cuestionaba 15 Memoria-Recuerdo. Exposición: Legado de un la única publicación profesional que se mantuvo to Domingo: 2005 la validez de invertir recursos en un monumento continuamente durante este período de estudio, de su disco Calma Apparente (2004). 4 La Caída del Muro de Berlín en 1989 fue un hi- Estadista. Publicado por la Oficina de Ingenieros 23 Le Café estuvo ubicado en la Av. George Was- que, de acuerdo a su posición, no beneficiaba el Supervisores adscrita al Poder Ejecutivo, este ca- aparte de las ocasionales noticias y ensayos pe- 37 Oración del escritor dominicano Pedro Vergés, to que marcó la reorganización geopolítica del desarrollo de la arquitectura y contribuía a crear riodísticos. Su consulta es inevitable. mundo. De acuerdo a Umberto Eco y Mario Var- hington esquina José María Heredia, y sus carac- tálogo presenta una serie de textos de adhesión a usada para calzar el magistral dibujo de Rafael Ál- terísticas fueron desarrolladas por Vila en otros confusión sobre lo adecuado para una correcta la política de construcciones del Dr. Balaguer. In- varez aparecido en la serigrafía en cuestión, que gas Llosa, la intención del creativo ha cambiado lectura de la historia arquitectónica contemporá- 25 Ver GRUPO NUEVA ARQUITECTURA: 100 Hojas de hacia una superficialidad que rechaza el compro- proyectos, tales como la heladería Allegro, en la cluye la reseña de todos los apoyos comerciales Arquitectura. San Pedro de Macorís: Universidad fue producida por la Galería de Arte Boinayel. Av. Lope de Vega, Tez, centro de estética, en la nea. Calventi desmitificó el diseño del Faro, ha- recibidos por la iniciativa. Santo Domingo, 1996. miso social que formaba parte de la preocupación ciendo un breve análisis de las incongruencias es- Central del Este 1984. Prólogo de Plácido Piña. de los artistas y escritores durante el siglo XX. calle Luis F. Tomen y La Baguette, en la calle Gus- Se ha incluido este recuento en la Historia Quinta, tavo Mejía Ricart. téticas que él identificaba como anacrónicas y ca- ya que su relación con Balaguer inclina la balanza 26 Varias acciones importantes agruparon nú- 5 En la actualidad, Dirección Nacional de Patrimo- rentes de sensibilidad simbólica. Este pequeño 6 hacia los años recientes. cleos considerables de arquitectos en diversos re- LA ARQUITECTURA 24 Diseño de Eduardo Lora Bermúdez y Ángel artículo generó una serie de reacciones, tanto es- nio Monumental, dependiente de la Secretaría de clamos. El primero fue una campaña de apoyo de CONTEMPORÁNEA DOMINICANA Estado de Cultura. Giudicelli. pecializadas como de tipo común, en las que las 16 CARBONELL, TEÓFILO: Archivos de Arquitectu- los profesionales del diseño orientada a deslindar posiciones fueron llevadas al plano político, mu- ra Antillana. Año 2 #3. 1997. José Enrique Delmonte Soñé 25 Diseño de la firma Moré, Marranzini y García la arquitectura y la ingeniería civil. El “Manifiesto 6 Este movimiento telúrico afectó los principales chas veces en extremo. de los 28”, y la creación de la SARD, entre otros, 1 Es interesante describir el proceso de introduc- monumentos coloniales de Santo Domingo y fue Pecci. 17 PÉREZ MONTÁS, EUGENIO, Estudio para la revita- 38 Emilio José Brea, por ejemplo, ha realizado in- son episodios, del mismo reclamo, detallados en ción del cambio en la mentalidad de este grupo necesario iniciar un programa de rescate y conso- 26 Otro concurso importante de la época fue la lización de la zona histórica y monumental de la ciu- vestigaciones sobre el concurso del Faro a Colón la Historia siguiente. de arquitectos. Pertenecían a la generación de la lidación de sus estructuras con fondos del gobier- sede para Central de Créditos. dad de Santo Domingo. Santo Domingo, Acción en las que llama la atención sobre su importancia posguerra, estudiantes de la era posterior a la In- no dominicano. Pro-Educación y Cultura/ Esso Standard Oil, 1973. 27 Complementar este tema en la Sexta Historia, dentro de la historia de la arquitectura del siglo XX surrección de Abril de 1965, que fueron testigos 27 Material vegetal que se usa como techumbre 18 El Boletín de las Casas Reales fue publicado relativa a la Arquitectura Contemporánea 1978- de los más encarnizados enfrentamientos políti- 7 Los trabajos de Rafael Emilio Yunén, Amparo en las zonas rurales, proveniente de las hojas de por la numerosa y diversa participación de arqui- desde 1976 hasta el día de hoy, intermitentemen- 2005. cos entre la izquierda y la derecha dominicanas. Chantada, Miguel D. Mena, entre otros, son im- palma. tectos y la riqueza formal de las propuestas. te. Asume el formato típico de otras publicaciones Las aspiraciones de cambiar un mundo que ha- portantes para el entendimiento del espacio arqui- 28 Es vox populi la influencia en el mundo acadé- tectónico y urbano tanto de la República Domini- 28 Luego sede de Bancomercio,más tarde Banin- 39 La desembocadura del río Ozama, por ejem- latinoamericanas producidas por los prestigiosos bían heredado de sus progenitores, de hacerlo plo, fue apetecida por diversos inversionistas para mico y profesional del pivotal libro Complexity and cana como del Caribe. ter y hoy Scotiabank. institutos de estudio configurados a raíz de la Ex- más auténtico, plural y representativo –con todo y desarrollar un gran espacio urbano destinado a Contradiction in Architecture, del arquitecto nor- posición Iberoamericana de Sevilla de 1929 (Bole- las ideas de justicia social y cambios inmediatos a 8 Estos preparativos comenzaron diez años an- 29 La carrera de arquitectura formaba parte de la grandes hoteles, campos de golf, centros de con- teamericano Robert Venturi, fellow de la Acade- tín del CIHE, Anales del IIE, Anales del IAHIE, etc.). las condiciones existentes- , y apoyados con los tes, y el gobierno lo estableció como tema priori- escuela de ingeniería de la Universidad de Santo venciones, edificios para viviendas, lugares para el mia en Roma. movimientos internacionales de protesta estu- tario en todas sus iniciativas. La construcción del Domingo desde 1938. Luego se separó y se creó ocio, que en su momento se quedaron en pape- 19 Existe una buena documentación sobre el pro- 29 La Arquitectura de la Ciudad, del milanés Aldo diantil y su representación en el arte, la música, la ceso de restauro llevado a cabo en la República Faro a Colón formó parte de estos objetivos. la Escuela de Arquitectura, en 1957.dentro de la les, pero que despertaron la visión de los domini- Rossi despierta las investigaciones en torno a las literatura y el cine, fue una meta asumida como un Facultad de Ingeniería y Arquitectura. canos sobre las potencialidades que ofrece esta Dominicana. Uno de los artículos más certeros es relaciones entre arquitectura, monumentalismo y objetivo impostergable. Cuestionar la realidad era 9 El tema de la arquitectura fractal fue trabajado el de BLANCHARD, TEÓDULO: “El Proceso Actual parte de la ciudad. El desarrollador norteamerica- ciudad, tan frecuentes en el universo académico parte de su esencia formativa y rechazar lo esta- en la academia con fuerza a principios de la déca- 30 100 hojas de arquitectura. Grupo Nuevarqui- no Moshe Cosicher promovió inversiones interna- de Restauración Monumental en la República Do- decimonónico. blecido sirvió de pretexto para escudriñar en las da de los noventa, y su aplicación en la construc- tectura, Inc., Universidad Central del Este, San minicana”, ponencia presentada ante el 1er. Se- cionales en la zona de Sans Soucí para convertir- manifestaciones culturales del pueblo. Esta visión ción fue muy escasa. Pedro de Macorís, 1984. la en una zona destinada a hoteles, negocios, cen- minario Nacional de Conservación y Restauración 30 Charles Jencks es en realidad quien conduce del rol que debían asumir les indujo a resistirse a de Monumentos. Revista del CODIA, No. 43. el proceso de masificación de las nuevas ideas 10 El Banco Mundial ha financiado un proyecto in- 31 El presidente del momento era Salvador Jorge tros de convenciones y golf, que alteró la opinión la continuidad de un esquema arquitectónico que pública durante en período 1996-2000. En las uni- Santo Domingo, Nov.- Dic. 1974. pp. 41-49. postmodernistas, a través de su influyente y po- ternacional para el Reglamento General de Edifi- Blanco, 1982-1986. En esta misma edición se incluyen las ponencias pular volumen The language of Posmodern Archi- caciones de la República Dominicana, que se en- versidades se crearon espacios para proponerNOTAS |444 NOTAS |445
  • 11. ideas e introducir una visión urbana global que 49 Realizada en 1996 en la antigua sede del Par- motos (como el malecón, por ejemplo). La con- permitió, con los años, crear las herramientas pa- tido Dominicano, en ese momento, Centro de versión de esta estación en un centro de comida ra la discusión y colocar a la ciudad como el pro- Eventos y Exposiciones, actual Secretaría de Es- rápida, con un diseño novedoso, marcó la imagen tagonista de la arquitectura. Por ejemplo, el semi- tado de Cultura. de modernidad que la generación de los noventa nario “Santo Domingo 2000, veinte años después” disfrutó a plenitud. sirvió de plataforma para analizar la estructura ur- 50 El premio a la Obra Construida en la Sexta bana de la ciudad con la participación de numero- BASD le fue otorgado al Residencial Gina Alexan- 62 Hoy convertido en Figurella, franquicia para sos urbanistas nacionales e internacionales. dra, de Roberto Rijo. ejercicios especiales para mujeres. 40 El Ayuntamiento del Distrito Nacional contrató 51 VII Bienal de Arquitectura, realizada en el hotel 63 La “firma” del artista supera, en cierta medida, equipos de profesionales de Italia y nacionales en Dominican Fiesta, en Santo Domingo. la obra en sí misma. distintas oportunidades, para establecer las nor- 52 La ventaja de contar con una herramienta de 64 Editada por Lourdes Periche y Carmen Ortega. mativas para el desarrollo de la ciudad. En el año fácil manejo que permitía al arquitecto conocer Ha sido publicada en dos etapas desde 1985. 2000 Santo Domingo formó parte de los enclaves sus propias creaciones a gran velocidad y con urbanos iberoamericanos seleccionados para ser una fidelidad asombrosa, condicionó a los nuevos 65 Editada por Gustavo Luis Moré. Ha sido publi- intervenidos a nivel de diseño dentro del proyecto diseñadores hacia un mejor dominio de los com- cada ininterrumpidamente desde 1996. Santiago de Compostela. Luego, en 2002, se de- ponentes estéticos de la arquitectura. sarrolló el evento de diseño urbano “Ideas para la 66 Insertada en el periódico Diario Libre y editada ciudad de Santo Domingo”, en el que diferentes 53 Todo este proceso fue desarrollado de forma por la empresa de comunicación Omnimedia. firmas internacionales estudiaron y produjeron al- paralela al propio desarrollo de la tecnología y a la 67 Editada por la Editora Listín Diario. ternativas para la ciudad de Santo Domingo. apertura de la República Dominicana hacia nue- Otros eventos fueron el SIRCHAL, organizado por vos mercados comerciales que permitió la impor- 68 Formato virtual permanente en la red desde el Consejo Presidencial de Cultura, el Ayunta- tación masiva de bienes y servicios. La sensación 1995. Editada por Carlos Jorge. miento del Distrito Nacional y el gobierno de Fran- de bienestar de la década de 1990, sin preceden- cia, así como el concurso internacional para el es- tes en el país, desbordó las apetencias de crear 69 Formato virtual en la red desde 2003. Editada tudio y normativas para la Ciudad Colonial de una imagen de progreso en la cual la arquitectura por Tommy Rodríguez. Santo Domingo, auspiciado por el Banco Intera- jugaba un papel de primer orden. En ese sentido, 70 Editada por G. L. Moré. Publicación oficial del mericano de Desarrollo que fue ejecutado por la la transformación de los núcleos residenciales tra- Grupo Nuevarquitectura durante la década de firma italiana Lombardi & Asociatti. dicionales por zonas de alta densidad edificada 1980. contribuyó a imponer en la preferencia de los 41 El proyecto original estaba destinado para una clientes de propuestas diferentes y comprometi- 71 Editada por G. L. Moré. Publicación oficial de tienda de muebles, y fue adquirido por el Banco das con sus propios intereses. la Escuela de Arquitectura de la UNPHU en la dé- de Reservas para su sede principal. El proyecto cada de 1980. sufrió cambios significativos y ampliaciones nece- 54 Hoy transformado por Plácido Piña y converti- sarias para albergar la institución bancaria. do en sede de Tarjetas Banreservas. 72 Publicación oficial de la Facultad de Arquitec- tura de la UNPHU durante la década de 1990. 42 Las Bienales de Arquitectura de Santo Domin- 55 Los ochenta recibieron influencia de la estética go (BASD) fueron organizadas por el Grupo Nue- de Richard Meier y Bernard Tschumi. 73 El grupo de profesionales más importante de varquitectura, Inc. Las dos primeras versiones se la arquitectura dominicana, fundado en 1979 por realizaron en 1986 y en 1988. En la de 1986, la pri- 56 Este esquema había dominado el escenario lo- Fátima Karam, Nouris Bello, Sheila López, Angela mera, se premió como obra construida al edificio cal desde mediados del siglo XX, Burgos y Edda Grullón a través del cual se ha es- de la CDA, de Fernando Ottenwalder y William Ve- 57 Este proyecto provocó ciertas reacciones en tudiado y divulgado la arquitectura moderna y ga, y como Proyecto a las Torres Médicas, de Cris- los arquitectos locales, que tuvieron oportunidad contemporánea dominicana. Ha sido el organiza- tóbal Valdez y Marcelo Alburquerque. En la de de ver una obra deconstructivista en la realidad. dor de eventos importantes e invaluables publica- 1988 se le otorgó el premio de Obra al edificio Co- Hubo críticas muy fuertes hacia esta propuesta ciones sobre la realidad de la arquitectura y el ur- rominas Pekín, de Leopoldo Franco y José Mella, que había sido presentada con anterioridad en la banismo dominicanos. Ha sido el responsable de mientras que el Apartahotel Boca Grande, de Raúl IV Bienal de Arquitectura, de 1992, bajo el título la realización de las Bienales de Arquitectura y de De Moya, recibió el premio como Proyecto. En esa de “A destiempo”. los Encuentros de Arquitectura del Caribe. En misma vesión, el proyecto de rescate del entorno 2004 fue galardonado por el Colegio de Arquitec- de la Catedral Primada de América, de Diana Mar- 58 Este es un ejemplo de la importancia que han tos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico por tínez, fue premiado en la categoría de Urbanismo. tenido las revistas especializadas de arquitectura, su contribución a la valoración de la arquitectura que se han publicado de manera ininterrumpida del Caribe. Hoy está presidido por los arquitectos 43 La obra sufrió retrasos en su terminación y se desde 1996. Omar Rancier y Emilio José Brea García. modificó la propuesta original. El techo de cana fue sustituido por policarbonato. 59. Es indudable que la libertad formal permitida 74 Organizados por la Fundación Erwin Walter por el diseño asistido por computadora, incidió en Palm, Inc., con dos versiones internacionales, una 44 Realizada en noviembre de 1992 en los salo- esta cruzada de descubrimiento y uso de materia- en 1997 y otra en 2000. nes del Centro Cultural de España, Ciudad Colo- les alternativos, pues la complejidad de algunas nial de Santo Domingo. propuestas de diseño introdujo una problemática 75 Grupo Internacional de Trabajo para la Conser- para la construcción, ya que los materiales tradi- vación de la Arquitectura, Sitios y Vecindarios del 45 Proyecto para oficinas de la desparecida com- Movimiento Moderno, con sede en Paris. pañía de comunicaciones Telerán, en la ciudad de cionales –en mayor importancia, el hormigón ar- Cotuí, provincia Juan Sánchez Ramírez. mado– no resultaban tan maleables para las for- 76 Centro de Estudios de la Arquitectura, el Urba- mas irregulares o ligeras propuestas nismo y el Hábitat de la Fundación Global, Demo- 46 Kamel Tejeda, por ejemplo, se destacó con un cracia y Desarrollo. proyecto residencial con incidencia deconstructi- 60 Wendy’s, KFC, Mc Donald’s, Burger King, Bas- vista. kin & Robbins, Pizza Hut, entre otras. 77 Aquí trabajó un amplio equipo multidisciplina- 61 La transformación de la antigua estación gaso- rio supervisados por el CONAU. 47 Esta Bienal fue realizada en 1994 en el Palacio de Bellas Artes, en Santo Domingo. linera La Lira, en el Polígono Central, marcó un 78 Lo efímero de la arquitectura dominicana de la cambio significativo en el uso de la ciudad por posmodernidad, es una de sus condiciones más 48 El Gran Premio Bienal le fue otorgado al con- parte de los jóvenes, quienes eligieron este punto notables. junto de casas seriadas de Harry Carbonell Hurst. para sus encuentros sociales en sustitución de otros que existían en la ciudad desde tiempos re-NOTAS |446 BIBLIOGRAFÍA |447
  • 12. Bibliografía ALFAU DURÁN, VETILIO. “La Romana: evolución CALVENTI, RAFAEL. Autocracia e Inversión Pública. DEAGAN, KATHLEEN. Reconsidering Taíno Social GASPARINI, GRAZIANO, Y MARGOLIES, LOUISE. Ar- LLANO CABADO, PEDRO DE. Arquitectura popular MORÉ GUASCHINO, GUSTAVO LUIS. Manual Biblio- histórica”. Boletín Archivo General de la Nación. Temas para Futuros Gobiernos. 194 pp. 1996. Dynamics After Spanish Conquest: Gender and quitectura popular de Venezuela. Caracas: Ernes- en Galicia. Vol. 1. 2 vols., ed. Galicia, Colexio Ofi- gráfico sobre la arquitectura y el Urbanismo en la Año LXVIII, volumen XXX, número 111, Santo Do- Santo Domingo, R.D.: Editora Taller. class in Culture Contact Studies. Florida Museum to Armitano Editor, 1986. cial de Arquitectos de Vigo: Artes Gráficas Galicia, Historia del Gran Caribe 1492-2000. Casas Rea- mingo, D. N., enero-abril 2005, p. 55 of Natural History, University of Florida, Gainesvi- S.A., 1981. les Nº 26. Santo Domingo, Museo de las Casas, CAMPILLO PÉREZ, JULIO GENARO. Santiago de los lle, Florida 32611, American Antiquity, 69(4) GASPARINI, GRAZIANO. “El Amanecer del Renaci- 2008. 435 pp. AMARAL, ARACY. Arquitectura Neocolonial: Améri- Caballeros: Imperecedero Legado Hispano Co- miento en América”. Armitano Arte. (Num. 20): LUCA DE TENA, TORCUATO. Memoria de la Historia: ca Latina, Caribe, Estados Unidos. 336 pp. 1994. lombino. Universidad Católica Madre y Maestra. DELGADO BOGAERT, RAMÓN A. Musié Bogaert. pp. 5-32 Abril 1996. Caracas, Venezuela. América y sus enigmas (y otras americanerías). MORÉ GUASCHINO, GUSTAVO LUIS. (Editor). Banco Brasil: Fundação Memorial da America Latina Editorial Padilla, Santo Domingo, Rep. Dom. Editorial Planeta, Barcelona, 1992. Central, 60 años de Historia, Arquitectura, Arte. (São Paulo). Fondo de Cultura Económica (Brasil). CARDONA BONET, WALTER A. Shipwrecks in Puerto 1998. GAUTIER, MANUEL SALVADOR. Tiempo para Hé- Santo Domingo, 2007. 184 pp. Fondo de Cultura Económica, S.A. sw X.C. (Ciu- Rico´s History. Volume 1 (1562-1650). San Juan roes. Tetralogía, 1993. Santo Domingo: Editora LUCENA SALMORAL, MANUEL. Los códigos negros dad de México). Puerto Rico, 1989, 371 pp. DELMONTE, JOSÉ ENRIQUE, (editor). Memorias del Taller. de la América Española. Universidad de Alcalá. MOSCOSO PUELLO, FRANCISCO E. Navarijo. Socie- IV Seminario Erwin Walter Palm. En torno al entor- Ediciones UNESCO, 1996. dad Dominicana de Bibliófilos, Inc. Santo Domin- ANDREOLI, ELISABETTA / FORTY, ADRIAN. Brazils CARIMOS. Monumentos y Sitios del Gran Caribe. no común. Fundación Erwin Walter Palm, Inc. GAUTIER, MANUEL SALVADOR. “20 años de patri- go, R. D., 2001, 392 pp. Modern Architecture. 239 pp. 1995. Brasil: Phai- Pérez Montás, Eugenio / Prieto Vicioso, Esteban / Santo Domingo, 1999 monio monumental”. Arquitexto 50. Santo Domin- Mapas y Planos de Santo Domingo. Estudio Pre- don. Chez Checo, José Santo Domingo: 2da ed., Talle- go, junio 2005. liminar y Adiciones del Lic. Pedro Santiago, Edito- MOYA PONS, FRANK. Manual de historia dominica- res de Intermedio, S.A., 2001. DELMONTE, JOSÉ ENRIQUE. “20 años de enseñan- ra Taller. Santo Domingo, Rep. Dom. p. 281. na. 6ta. ed. Colección Textos, ed. Universidad Ca- ANGULO IÑIGUEZ, DIEGO. Manual de Historia del za de la arquitectura: la retroalimentación de un GAZÓN BONA, HENRY. La Arquitectura Dominicana tólica Madre y Maestra, Barcelona: Industrias Grá- Arte. Tomo Segundo, Distribuidor E.I.S.A., Pizarro CARO ALVAREZ, JOSÉ ANTONIO. Urbanismo. Mi- proceso creativo”. Arquitexto 50, Santo Domingo, en la Era de Trujillo. 83 pp. (1954?). Ciudad Truji- MATOS GONZÁLEZ, RAMIRO. Azua Documental (y ficas M. Pareja, 1981. 19, Madrid, 1954. meo. 68 pp. 1942. Ciudad Trujillo, R.D.: Universi- junio 2005. llo, R.D.: Album Arquitectónico No.1. apuntes históricos). Editora Alfa y Omega, Santo dad de Santo Domingo. Domingo, República Dominicana, 1995, 272 pp. MUXÍ, ZAIDA. La arquitectura de la ciudad global. ARCHIVO DE ARQUITECTURA Y CONSTRUCCIÓN DE DELMONTE SOÑÉ, JOSÉ ENRIQUE, (editor). 60 años GONZÁLEZ, JULIO. El Santiago de los 70. 312 pp. Editorial Gustavo Gili, S. A. Barcelona, 2004. LA UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO. Antonín Necho- CARRERA MONTERO, FERNANDO. Las complejas edificados. Memorias de la construcción de la na- 2003. Santo Domingo, R.D.: Impresora Amigo del MARTE, ROBERTO. Santo Domingo en los Manus- doma: Umbral para una nueva arquitectura cari- relaciones de España con La Española. Funda- ción. Santo Domingo: INCA, 2008. 240 pp. Hogar. critos de Juan Bautista Muñoz. Fundación García ORTEGA, ELPIDIO J. Expresiones Culturales del Sur. beña. 105 pp. 1989. Puerto Rico: Enrique Vivoni ción García Arévalo, Santo Domingo, Rep. Dom. Arévalo, Santo Domingo, Rep. Dom., p. 423. Santo Domingo: Academia de Ciencias de la Re- p. 469. DUNOYER DE SEGONZAC, ANDRÉ J. Basílica Nues- GRUPO NUEVA ARQUITECTURA. 100 Hojas de Ar- pública Dominicana, Fundación Ortega Álvarez, Farage, Ph.D., Director editor. quitectura. 206 pp. 1984. Santo Domingo, R.D.: MARTÍNEZ BREA, BIENVENIDO A. El Legado de un tra Señora de la Altagracia. 343 pp. 2000. Santo Inc., 2000. ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN. Obras de Truji- CASSÁ, ROBERTO. Historia social y económica de Domingo, R.D.: Banco Popular Dominicano. Universidad Central del Este (UCE). Reproducción Estadista. 249 pp. 2000. Santo Domingo, R.D.: llo. 294 pp. 1956. Ciudad Trujillo, R.D.: Vol. XII. la República Dominicana. Vol. I. 2 vols. Edición de artículos publicados en El Nuevo Diario. Del 3 Editora Centenario. Obras de Gobierno del Presi- ORTEGA ÁLVAREZ, ELPIDIO JOSÉ. Ensayo Histórico corregida y aumentada ed. Santo Domingo: Edi- ENCICLOPEDIA ILUSTRADA DE LA REPÚBLICA DOMI- de mayo de 1982 al 3 de abril de 1984. dente Joaquín Balaguer. y Arquitectónico de la ciudad de Montecristi. Mu- ARCHIVOS DE ARQUITECTURA ANTILLANA. Revista tora Alfa y Omega, 2003. NICANA. Tomo 6: Arquitectura. pp. 134-202. (n.a.) seo del Hombre Dominicano. Fundación Ortega y Internacional de Arquitectura, Urbanismo, Historia Santo Domingo: 2003. Eduprogreso. GUTIÉRREZ, SAMUEL A. Arquitectura Actual de Pa- MARTÍNEZ, ALEJANDRO Y ROSARIO, GRICELYS. Re- Álvarez, Inc. Vol. V. Editora Taller, Santo Domingo, y Cultura en el Gran Caribe. Moré, Gustavo Luis. CENTRO DE ALTOS ESTUDIOS HUMANÍSTICOS Y DEL namá 1930-1980. 351 pp. 1980. Panamá. novación Urbana Recinto UASD Santo Domingo. Rep. Dom., 1987. (editor) Números 1-28. Santo Domingo, 1996- IDIOMA ESPAÑOL. Anuario 1. Santo Domingo, Re- ESCOTO, HOLGUER. Historia de la Arquitectura Do- Tesis de grado, UNIBE, 2005. pública Dominicana. minicana. 1978. CODIA Regional Norte. 483 pp. GUTIÉRREZ, SAMUEL A. Arquitectura de la Época ORTEGA, CARMEN Y VALDEZ, MICHELLE. “20 años 2007 del Canal 1880-1914. Y sus paralelos norteameri- MÁRTIR DE ANGLERÍA, PEDRO. Décadas del Nuevo de desarrollo en la industria de la construcción” ARQUITEXTO. Revista de Arquitectura Dominicana. CENTRO DE ESTUDIOS URBANOS Y REGIONALES ESPINAL HERNÁNDEZ, EDWIN. Historia Social de canos, franceses y caribeños. 375 pp. 1984. Pa- Mundo. Translated by Carlo Agustín Millares. 2 Arquitexto 50, Santo Domingo, junio 2005. Periche, Lourdes y Ortega, Carmen. (editoras) CEUR / PUCMM. Estudio Socioeconómico del Cen- Santiago de los Caballeros 1863-1900. Banco namá: EUPAN. vols. Colección Cultura Dominicana, ed., Socie- Números 1-52. Santo Domingo, 1986-2007. tro Histórico de la ciudad de Santiago de los Ca- Popular Dominicano. Santo Domingo, R.D.: 2005. dad Dominicana de Bibliófilos. Santo Domingo: PALM, ERWIN WALTER. “La puerta de San Diego”. balleros. 167 pp. 1998. Santiago, R.D.: Ayunta- 419 pp. GUTIÉRREZ, RAMÓN. Arquitectura y Urbanismo en Corripio, 1989. Boletín del Archivo General de la Nación. Vol. V, ARRANZ, LUIS. Don Diego Colón, tomo I. Consejo miento de Santiago. Comisión del Centro Históri- Iberoamérica. Manuales Arte Cátedra. 776 pp.Ter- No. 23, pp. 282-287. Superior de Investigaciones Científicas, Instituto co Monumentos y Sitios de Santiago. Corpora- FERNÁNDEZ DE OVIEDO, GONZALO. Historia Gene- cera edición. Madrid: 1997. MARVEL, THOMAS S. Antonín Nechodoma, Archi- Gonzalo Fernández de Oviedo, Madrid, 1988, p. ción Zona Franca Industrial de Santiago. Asocia- ral y Natural de Indias. Edición y estudio preliminar tect 1877-1928: The Prairie School in the Carib- PALM, ERWIN WALTER. Los Monumentos Arquitec- de Juan Pérez de Tudela Bueso ed. Biblioteca de GUTIÉRREZ, RAMÓN. Arquitectura latinoamericana bean. University Press of Florida, Gainesville, Fl. tónicos de La Española. Ciudad Trujillo, 1955. 108. ción de Comerciantes de la Calle del Sol. Pontifi- en el siglo XX. CEDODAL 442 pp. Lunwerg edito- cia Universidad Católica Madre y Maestra/CEUR. Autores Españoles. Madrid, 1959. 1994, 223 pp. ASOCIACIÓN DOMINICANA DE INGENIERÍA SANITA- res. España: 1998. PALM, ERWIN WALTER. La Puerta de San Diego en RIA. La Ingeniería Sanitaria en la República Domi- CHEZ CHECO, JOSÉ. El Palacio Nacional, 50 años FERNÁNDEZ MATOS, RAMÓN. Trujillo o la Transfigu- MORÉ GUASCHINO, GUSTAVO LUIS (Editor) Arqui- Santo Domingo. Editora Montalvo, Ciudad Trujillo, ración Dominicana. 316 pp. 1945. México: Tomo I. HAZARD, SAMUEL. Santo Domingo, su pasado y su vox. Año 1 (Nums.3-4): 27 pp. Diciembre 1984- R.D., 1942. nicana. Santo Domingo, R.D.: Editorial Gaviota, de Historia y Arquitectura. Santo Domingo, Repú- presente. Editora de Santo Domingo, S. A., San- 1978. blica Dominicana. Editora Amigo del Hogar. 445 Mayo 1985. Santo Domingo, R.D.: Edición Espe- FRATI, CARLOS. El mapa más antiguo de la isla de to Domingo, 1974. cial dedicada al Arq. Guillermo González. PALM, ERWIN WALTER. Los Monumenos Arquitec- pp. ISBN: 99934-997-1-4. Santo Domingo (1516) y Pedro Mártir de Anglería. tónicos de la Española. 217 pp. 1984. Santo Do- BÁEZ LÓPEZ-PENHA, JOSÉ RAMÓN. Por qué Santo HERNÁNDEZ GONZÁLEZ, MANUEL VICENTE. La Co- Domingo es así. 271 pp. 1992. Santo Domingo, COMMISSARIATO GENERALE DI ROMA. Esposizione Universidad de Bolonia, Italia, 1929. MORÉ GUASCHINO, GUSTAVO LUIS. “Notas sobre mingo, R.D.: Sociedad Dominicana de Bibliófilos, lonización de la Frontera Dominicana 1680-1795. forma e identidad en la Arquitectura de La Era de Inc. Edición consolidada de los dos tomos publi- R.D.: Banco Nacional de la Vivienda. Universale di Roma MCMXLII XX EF. 88 pp. 1939. FRAY RAMÓN PANÉ. Relación acerca de las anti- Archivo General de la Nación, volumen XXV, Aca- Italia: Volume di Presentazione della Esposizione. Trujillo”. Arquivox. Año1 (Num.1): p.3-11 Junio- cados en 1955. BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO. 1996 güedades de los indios, (prólogo y notas de demia Dominicana de la Historia volumen LXXI, Agosto 1984. Santo Domingo, R.D. Arte Grafiche Pizzi & Pizio (Milano-Roma). Mons. Hugo Eduardo Polanco Brito) Santo Do- Santo Domingo, 2006, pp. 276-277. PEGUERO, LUIS JOSEPH. Historia de la conquista Informe Anual. 193 pp. 1997. Washington, USA: Daniel B. Martin (Editor). CONCEPCIÓN, MARIO. La Concepción de La Vega, mingo, Ediciones Fundación Corripio, 1988. MORÉ GUASCHINO, GUSTAVO LUIS. “Manual biblio- de la isla Española de Santo Domingo. Trasump- HITCHCOCK, HENRY-RUSSELL. Latin American Ar- gráfico sobre la arquitectura y el urbanismo en la tada el año de 1762, Traducida de la Historia Ge- Relación Histórica. Sociedad Dominicana de Geo- FUNDACIÓN ERWIN WALTER PALM, INC. Guía Arqui- chitecture. 203 pp. 1955. New York, USA. Mu- BENÍTEZ ROJO, ANTONIO. La isla que se repite. El grafía, Santo Domingo, 1988. historia del Gran Caribe” Casas Reales. N. 15. neral de las Indias escrita por Antonio de Herrera. Caribe y la perspectiva posmoderna. Ediciones tectónica y Urbana de Santo Domingo. Ediciones seum of Modern Art. CARIMOS/OEA. Santo Domingo: Agosto de Santo Domingo: Publicaciones del Museo de las del Norte. Hannover, 1989 CONSEJO PARA EL DESARROLLO ESTRATÉGICO DE de la Consejería de Arquitectura y Vivienda, Junta 1987. Casas Reales, 1975. de Andalucía, Sevilla. 2007. HOETINK, H. El Pueblo Dominicano, 1850-1900: LA CIUDAD DE SANTIAGO Y EL MUNICIPIO DE SAN- Apuntes para su sociología histórica. Segunda BOLETÍN DEL ARCHIVO GENERAL DE LA NACIÓN. TIAGO, INC. Ayuntamiento del Municipio de Santia- MORÉ GUASCHINO, GUSTAVO LUIS. “Arquitectura PELÁEZ/GERALDO/BORRELL/GOYCO /HESNI/MOYA. Año LXVIII, volumen XXXI, número 114. Santo Do- FUNDACIÓN JOAQUÍN BALAGUER. Joaquín Bala- edición. Universidad Católica Madre y Maestra, del Gran Caribe Hispánico en la Biblioteca del José Antonio Caro. 56 pp. 1987. Santo Domingo, go. Santiago 2010: Plan Estratégico de Santiago. guer. El estadista de la construcción y el urbanis- Santiago, República Dominicana, 1872. 351 pp. mingo, enero-abril 2006, pp. 37-38. 324 pp. 2002. Santiago, R.D.: Corporación Zona Congreso: República Dominicana y la Revista AR- R.D.: Trabajo de estudiantes para materia Historia mo. Cándido Gerón, (editor). 436 pp. Santo Do- QUITECTURA, del Colegio Nacional de Arquitec- V en la Universidad Nacional Pedro Henríquez BOSCH, JUAN. Composición Social Dominicana. Franca Industrial de Santiago, Inc. Banreservas. mingo: Editora Corripio 2008. JENCKS, CHARLES. Late-Modern Architecture and other Essays. 200 pp. 1980. New York, USA: Riz- tos de Cuba”. Archivos de Arquitectura Antillana. Ureña (UNPHU) Historia e Interpretación. 418 pp. 1999 Santo Do- CURL, DONALD W. Mizners Florida. American Re- ISBN 978-9945-00-117-4 Año 1, #1. Santo Domingo, 1996. mingo, R.D.: Editora Alfa & Omega. zoli International Publications, Inc. PENSO DEVERS, GREGORIO ELÍAS. Historia de Sa- sort Architecture . 250 pp. 1985. USA: The Archi- GARCÍA LLUBERES, LEONIDAS. Crítica Histórica tectural History Foundation and The Massachu- LANDSTRÖM, BJÖRN. Colón. Translated by Marti- MORÉ GUASCHINO, GUSTAVO LUIS. “Notas prelimi- maná. Compendio (1493-1930) Tomo I, Editora BUSCHIAZZO, MARIO J. Historia de la Arquitectura Academia Dominicana de la Historia, Centenario nares para una historiografía de la arquitectura y Alfa y Omega, Santo Domingo, 1998. 372 pp. Colonial en Iberoamérica. Emecé Editores, Bue- setts Institute of Technology. de la Restauración de la República, Vol. XVI, Edi- nez-Hidalgo, José Ma., ed. Juventud. Barcelona: Editorial Juventud, 1971. el urbanismo en el Gran Caribe 1492-1995”. Na- nos Aires, 1961. DEAGAN, KATHLEEN AND CRUXENT, JOSÉ MARÍA. tora Montalvo, Santo Domingo, 1964. tional Gallery of Art Magazine. Washington DC, PENSON, ENRIQUE. Arquitectura Dominicana Archaeology at La Isabela: America’s First Euro- LANTIGUA, JOSÉ RAFAEL. La Conjura del Tiempo. Me- 1996. 1906-1950. Tomo I, Laboratorio de Ingeniería, CALVENTI, RAFAEL. Arquitectura Contemporánea GAMBLE, ROBERT S., Y PUIG ORTIZ, JOSÉ AUGUSTO. Santo Domingo, 2005. en República Dominicana. 222 pp. 1986. Santo pean Town. Yale University Press, New Haven and Puerto Plata: La conservación de una ciudad. In- morias del Hombre Dominicano. 587 pp. 1994. San- Domingo, R.D.: Banco Nacional de la Vivienda. London, 2002. ventario. Ensayo histórico-Arquitectónico. Santo to Domingo, R.D.: Impreso por Amigo del Hogar. Domingo: Editora Alfa y Omega, 1978.BIBLIOGRAFÍA |448 BIBLIOGRAFÍA |449
  • 13. PENZO PICHARDO, MARIO AUGUSTO. Mario Penzo PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. “20 años de ciudad y fías regionales, ed. Alicante, Ediciones Seijo. Ali- ENTREVISTAS Y CONSULTAS Noelle, Dra. Louise FUENTES GRÁFICAS Fondeur. Una vida al servicio de la Ingeniería. San- crecimiento urbano”. Arquitexto 50. Santo Domin- cante: Editorial Villa, 1973. Reprint, 1979. Alfonso, Arq. Pedro José Paiewonsky, Arq. Benjamín FOTOS ESPECIALES PARA LA EDICIÓN to Domingo: 2005. Amigo del Hogar. go, junio 2005. TAVARES, GUSTAVO ADOLFO. Eran Otros los Tiem- Almonte, Ing. Emilio Palacios, Ing. Eduardo Briones, Ricardo PÉREZ BROWN, MARCELLE O. Gazcue, jardín urba- PEVSNER, NIKOLAUS. Esquema de la Arquitectura pos y Otros Los Hombres. Impresora Nuevo Dia- Álvarez, Sra. Soledad Paolini, Arq. Ramón Marichal, Jochi no. 195 pp. 1997. Santo Domingo, R.D.: Editorial Europea. Buenos Aires, Ediciones Infinito, 1957. rio, Santo Domingo, Rep. Dom, 1991. p. 214. AAA. Primera edición en inglés, 1943. Arango, Arq. Silvia Peña, Ing. Diandino Whipple, Lowell TELLADO, ANTONIO / PÉREZ M., PERSILES AYANES. Báez López Penha, Ing. José Ramón Pérez Chanis, Arq. Efraín PÉREZ BROWN, MARCELLE O. Trene Pérez, un mo- PICHARDO MOYA, FELIPE. Los aborígenes de las Santo Domingo Gráfico (Blue Book). 312 pp. cano vertical. 119 pp. 2007. Santo Domingo, Antillas. México: Fondo de Cultura Económica, 1979. Santo Domingo, R.D.: Ediciones Mercurio. Baquero, Arq. Roberto Piña, Arq. Plácido IMÁGENES GRÁFICAS DE LAS COLECCIONES R.D.: Editoria Corripio. 1956. Batista, Arq. Cuqui Pizano, Ing. Víctor Archivos de Arquitectura Antillana TEJEDA-VERAS-VÁSQUEZ. El Urbanismo Trujillista y PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. Estudio para la revitali- PHIPPS, MIGUEL. Coloquios 2004. Dirección Gene- el Control del Territorio. 29 pp. 1984. Santo Bergés, Arq. Roberto Rancier, Arq. Omar Archivo de Arquitectura y Construcción zación de la zona histórica y monumental de la ral de la Feria del Libro, Santo Domingo, Rep. Domingo, R.D.: Trabajo Facultad Arquitectura Bernard, Ing. Leonte Raymond, Arq. Mark de la Universidad de Puerto Rico ciudad de Santo Domingo. Santo Domingo, Ac- Dom. 2005, p. 42. UNPHU. Archivo General de la Nación Blanchard, Arq. Teódulo Reyes Malla, Arq. José Manuel ción Pro-Educación y Cultura/ Esso Standard Oil, PRIEGO, JOAQUÍN. Cultura Taína Santo Domingo, TEJEIRA-DAVIS, EDUARDO. Roots of modern Latin Bisonó, Arq. Víctor Reid Cabral, Arq. William Archivo General de Indias 1973. 1971. American architecture. The hispano-Caribbean Batista, Domingo Borrell, Arq. Pedro José Rigau, Arq. Jorge PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. Biografía de un Monu- region from the late 19th century to the recent PRIETO VICIOSO, ESTEBAN. “Arquitectura vernácu- Brea García, Arq. Emilio José Rodríguez Derrien, Ing. Arístides Beuse, Peter mento. Voluntariado de las Casas Reales. General past. Main advisor: Erwin Walter Palm. Heidelberg Grafic, S. A. Barcelona, España, 1979. 127 pp. la y popular”. Monuments and Sites Dominican 1997. Blonda, Marcos Calventi Gaviño, Arq. Rafael Saldarriaga, Arq. Alberto Republic, ed. Vicioso, Esteban Prieto. Sri Lanka: Carbonell, Arq. Harry Salmona, Arq. Rogelio Briones, Ricardo PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. “Puesta en valor de la Central Cultural Fund Publication, 1996. VALDEZ, CRISTÓBAL Y RANCIER, OMAR. La ciudad ciudad de Baní: Arquitectos estudian tipologías y de todos. Taller experimental sobre diseño urbano Carbonell, Arq. Teófilo Sanz, Arq. Mariano Calzada, Miriam señalan características históricas”. El Caribe 9 de RANCIER, OMAR. “Entre dos milenios: 20 años de y la cultura de la ciudad. Santo Domingo 2000, Cavagliano, Arq. Gianni Selman, Arq. Eduardo Delmonte, José Enrique agosto de 1980, Suplemento Sabatino. Santo arquitectura dominicana”. Arquitexto 50. Santo veinte años después. UNPHU, GNA, ADN, Foro Domingo, junio 2005. Cestari, Ing. Amauri Segre, Arq. Roberto Despradel, Adolfo Domingo, Rep. Dom. p. 16. Urbano. Santo Domingo:1998. Chez Checo, Lic. José Simpson, Arq. Luis DoCoMoMo Dominicano PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. “La Casa del Colegio RELACIÓN DE ECHAGOIAN DE 1568. Relaciones His- VALLE LLANO, ANTONIO. La Compañía de Jesús en tóricas de Santo Domingo. Colección y notas de Choy López, Arq. José Antonio Vargas Mera, Arq. Ramón Flores Sasso, Virginia Cervantes: Exótica residencia con más de 50 Santo Domingo durante el Período Prehispánico. años”. El Caribe, 4 de diciembre de 1980, Suple- Emilio Rodríguez Demorizi, Vol. 1. Editora Montal- Impresora Dominicana, Ciudad Trujillo, 1950. García Arévalo, Manuel Ciccone, Ing. Christian Vega, Dr. Bernardo mento Sabatino. Santo Domingo, Rep. Dom. p. vo, Ciudad Trujillo, 1942. Cordero, Arq. Tácito Vega Malagón, Arq. Edgardo Guzmán, Eduardo 16. VARGAS, PEDRO A. Barahona: Homenaje Fotográ- RELACIÓN DE ALCOCER DE 1650. Relaciones Histó- fico. Santo Domingo:1989. Banco Gerencial y Fi- Hernández, Antonio Cott, Arq. Erwin Veloz Maggiolo, Dr. Marcio PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. “La iglesia mayor de ricas de Santo Domingo. Colección y notas de duciario. Coyula, Arq. Mario Victoria, Bismark León, Atilio San Pedro de Macorís surge como símbolo urba- Emilio Rodríguez Demorizi, Vol. 1. Editora Montal- vo, Ciudad Trujillo, 1942. VARGAS MERA, RAMÓN. Tendencias Urbanísticas Delgado, Arq. Luis Eduardo Vila, Arq. Miguel Eduardo Manosalvas, Francisco nístico de la ciudad”. El Caribe 10 de enero de 1981, Suplemento Sabatino. Santo Domingo, en América Latina y el Caribe. La situación a fina- Marichal, Jochi RODRÍGUEZ DEMORIZI, EMILIO. La Era de Francia Delgado Malagón, Ing. Pedro Vivoni, Arq. Enrique Rep. Dom. p. 13. les del siglo XX. 185 pp. 2004. Santo Domingo, en Santo Domingo. Contribución a su estudio. Del Monte Urraca, Arq. Manuel Marte, Jorge R.D.: Editora Amigo del Hogar. PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. “Importantes Obras de Academia Dominicana de la Historia, Vol. II, Edito- Martínez, Emilio Domínguez, Arq. Mauricia Arquitectura diseñadas por Benigno Trueba”. El rial del Caribe, Ciudad Trujillo, 1955. VEGA, BERNARDO. Los cacicazgos de La Hispa- PORTALES DE INTERNET Espaillat Nanita, Arq. Leopoldo Martínez, Joel Caribe, octubre 1981. niola. Ediciones Museo del Hombre Dominicano, RODRÍGUEZ DEMORIZI, EMILIO. Viajeros de Francia Santo Domingo, 1980. Antilla)no(: Familia Molinari Feris Iglesias, Arq. César Iván PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. “Bánica: un sitio lejano en Santo Domingo. Sociedad Dominicana de Bi- http://marcosbarinas.blogspot.com/ Fernández de Castro, Arq. Apolinar Montás, Onorio con un antiguo reloj solar junto a una ermita”. El bliófilos, Vol. XIV. Editora del Caribe, C. por A. VEGA, BERNARDO. Los Primeros Turistas en Santo Santo Domingo, R. D., 1979, 237 pp. Domingo. Fundación Cultural Dominicana, Santo Faxas, Lic. Laura Archivos de Arquitectura Antillana: Moré, Gustavo Luis Caribe, Suplemento Sabatino, 17 de abril de 1982, p. 12. Domingo, República Dominica, 1991. http://archivosdearquitecturantillana.com OGM Central de Datos ROZAS ARISTY, EDUARDO. Arquitectura y Estrategia Franco, Arq. Leopoldo del Proyecto. 460 pp. 2001. Santo Domingo, VEGA BOYRIE, WENCESLAO. “Historia de los terre- García, Ing. Reginald Arquitectura Dominicana: Paolini, Ramón PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. “La Plaza Mayor de Santiago: Alma de una República menor”. El Ca- R.D.: Universidad Autónoma de Santo Domingo nos comuneros de la República Dominicana”. http://www.arquiteca.com/ Pappaterra, Manuel CLIO, Enero-Junio 2000, pp. 81-108. Santo Do- Gautier, Arq. Manuel Salvador ribe, Santo Domingo, 15 de mayo de 1982. RUBIO, FRAY VICENTE. “Más sobre Juan de Rabé y Arquitectura en Bici: Payamps, César mingo: Academia Dominicana de la Historia. Goico, Arq. Fred PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. Republica Dominicana. la fortaleza de Santo Domingo”. Boletín Archivo http://arquitecturaenbici.blogspot.com/ Penson Paulus, Enrique General de la Nación, año XLVII, volumen XXX, nú- VERCELLONI, VIRGILIO. Atlas histórico de la Ciudad Gutiérrez, Arq. Ramón Monumentos Históricos y Arqueológicos. Vol. 380 Arquitexto: Pérez Brown, Marcelle Monumentos Históricos y Arqueológicos XVIII, ed. mero 111. Santo Domingo, enero-abril 2005, pp. de Santo Domingo. Milan: Esedra, Cosmopoli- Hernández, Ing. Arq. Rafael Tomás 13-24. /Metropolitana Milanese. 1991. http://www.arquitexto.com/ Pérez Montás, Eugenio Instituto Panamericano de Geografía e Historia, Imbert, Arq. Oscar Comisión de Historia. México, D. F.: Talleres Loe- Jorge, Arq. Carlos Periferia: Prieto Vicioso, Esteban SANTO DOMINGO COUNTRY CLUB, INC. La Nueva VICENTE GARRIDO, HENRY. Arquitecturas desplaza- ra Chávez Hnos. Cía. Editorial, 1984. Casa Club. 23 pp. 1981. Santo Domingo, R.D.: das. Arquitecturas del exilio español. Madrid: Mi- http://www.periferia.org/ Pou, Max León, Arq. Atilio PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. Arquitectura Colonial Impresora Amigo del Hogar. nisterio de la Vivienda, 2007. Periferia Cut + Paste: Rancier, Omar Logroño, Ing. Miguelángel Iberoamericana. (Separata del libro: República Do- SANTIAGO, PEDRO JULIO. Fray Bartolomé de las VIVONI FARAGE, ENRIQUE. Pedro Adolfo de Castro http://www.periferiablog.org/periferiablog/perife- Reid Cabral, William minicana. La Hispaniola Colombina). 60 pp. 1997. Lora, Arq. Milán ria_cut+paste Casas, evangelizador y defensor de los indios. y Besosa. Alarife de sueños. 224 pp. 1999. San Selman, Eduardo Caracas, Venezuela: Armitano Editores, C.A. Comisión Dominicana Permanente para la cele- Juan, Puerto Rico: Archivo de Arquitectura y Maluf, Ing. Christian /periferia_cut+paste.html Marte, Dr. Roberto Selman, Jorge PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. La ciudad del Ozama. bración del Quinto Centenario del Descubrimien- Construcción de la Universidad de Puerto Rico http://rancier-penelope.blogspot.com/ to y Evangelización de América, Universidad Ca- (AACUPR). Martínez, Arq. Emilio Selman, Rafael Eduardo 500 años de historia urbana. Patronato de la Ciu- dad Colonial de Santo Domingo y Centro de Altos tólica de Santo Domingo. Santo Domingo, 1989. http://www.cielonaranja.com/santodomingo.htm Silvestre, Risoris 68 pp. WALTON, WILLIAM. Estado actual de las colonias Martínez, Ing. Marcial Estudios Humanísticos y del Idioma Español. Uni- españolas. Reeditado en castellano por la Socie- Topuntoli, Stefano versidad Católica Santo Domingo, Santo Domin- Marvel, Arq. Thomas SEGRE, ROBERTO. Arquitectura antillana del siglo dad Dominicana de Bibliófilos. Santo Domingo, Valdez, Cristóbal go, 1998. XX. Editorial Arte y Literatura. Bogotá, 2003 1976. Matsunaga, D. Mamoru Mignucci, Arq. Andrés Victoria, Bismark PÉREZ MONTÁS, EUGENIO. “En torno al Neoclasi- SEIJO ALONSO, FRANCISCO G. La vivienda popular YUNÉN Z., RAFAEL EMILIO. La isla como es: hipóte- Moré, Ing. Arq. Gustavo A. Whipple, Lowell cismo renovado y reinterpretado”. CODIA, Revis- rural alicantina. Vol. I y II. Segunda ed. Monogra- sis para su comprobación. 227 pp. 1985. Santia- ta 76 Conmemorativa de la gestión 2003-2004. go, R.D.: Universidad Católica Madre y Maestra. Moya Pons, Dr. Frank 2004, pp. 17-33.BIBLIOGRAFÍA |450 BIBLIOGRAFÍA |451
  • 14. Índice onomástico Aalto, Alvar: 19, 221, 247 Benítez Rexach: 223, 224 Caro Álvarez, José Antonio: 217, 227, 233, Deagan, Kathleen: 90, 93 García, Joaquín: 135 Heureaux, Ulises: 175, 186, 190 Aaron, Alexander: 264 Beras, Andrés: 190 234, 237, 238, 241, 242, 254, 260, 267, 271, Deive, Carlos Esteban: 123 García, José Gabriel: 193 Hix, John: 251 Abrams, Woolf: 157 Bergés, Roberto (hijo): 300 273, 291, 292, 294, 408 Delgado, Eduardo: 318, 340 García, Rafael: 286 Hoetink, H.: 157 Abréu, Guillermo: 396 Bergés, Roberto: 23, 257, 284, 300, 318, Caro Ginebra, Danilio: 234, 286, 291, 292, Delmonte, José Enrique: 26, 400, 403 García, Sarah: 417 Howland, H. B.: 162 319, 340, 341 294, 337 Acevedo Camarena, Octavio: 161, 162 Despradel, Luis: 286, 287, 315, 327 García, Toribio: 184 Ibarra, Juan Alejandro: 273 Bermúdez, Elba de: 325 Caro Ginebra, José Antonio: 234, 286, 291, Acevedo, Octavio: 218 292, 294, 337 Devers, Elías: 124 García, Vital: 284, 331 Iglesias Molina, Gloria: 244, 245, 264 Acosta y Lara: 19 Bermúdez, J. Armando: 325 Di Carlo, Almonte y Mejía: 333 Garnier, Tony: 19, 221 Iglesias Molina, Octavio: 244, 245, 264 Caro Gómez, Juan Cristóbal: 234, 345, 399, Acosta: 175 Bermúdez, Ricardo: 240 403, 422, 431, 436 Díaz, Radhamés: 327 Garrido, Víctor: 224 Imbert Pellerano, Antonio Segundo: 336, 391, Agüero, Jerónimo de: 108 Bernal, Juan: 260, 278, 287, 333 Casadebalt, Pedro: 210 DICONFO: 333, 418 Gasparini, Graciano: 54 397, 417, 422, 427, 435 Aguilar, Marcos de: 108 Bernard Vázquez, Leonte: 257, 268 Casas, Bartolomé de las: 50, 93, 94 Diestch, Rodolfo: 308 Gautier, Flon: 218 Imbert Tessón, Oscar: 28, 336, 337, 339, Alberti, León Bautista: 117 Bertrán, Lawrence: 397 Doménech, José: 207 349, 366, 368, 369, 387, 397, 412, 417 Casasnovas, Antonio: 327 Gautier, Manuel Salvador: 24, 257, 278, 284, Alburquerque, Marcelo: 339, 369, 370, 395, Bisonó, Hasbún y Asociados: 333 Domenech: 218 318, 408 Imbert, Segundo: 177 Cassá, Roberto: 63, 67 396, 397 Bisonó, Ketty: 378 Domínguez, Mauricia: 403 Gazón Bona, Henry: 21, 217, 240, 251-255, Ingenieros Asociados: 263, 267 Castellanos, Juan de: 108 Alcántara: 86 Bisonó, Luis: 345, 417 Duarte, Juan Pablo: 309, 317 292 Jacobsen, Hugh Newell: 408, 413 Castro, Carmen Amelia de: 174 Aldaco, Marcos: 336 Bisonó, Víctor: 284, 318, 374 Dufeau, Pierre: 284 Gazón, Louis: 251 Jansen, Gerardo: 190 Castro, Pedro de: 19, 212, 218, 220, 221, Alfau Durán, Vetilio: 189 Blanchard, Teódulo: 177, 318 229 Dupré, Pierre: 271 Geraldini, Alejandro: 117 Jardines, Juan: 49 Alfonseca, Juan: 218, 408 Blonda, Marcos: 390 Cavagliano, Gianni: 300 Echagoain, Juan de: 88 Gimbernard, Bienvenido: 251 Jencks, Charles: 339 Alfonso, Pedro José: 339 Bludhorn, Charles: 336 Cerame: 209 Ehlert, Sandra (Sandy): 411 Giudicelli, Ángel: 287, 327, 339, 421 Jorge, Carlos: 339, 388, 390, 396, 422 Álvarez Barba, Antonio: 123, 129, 130, 131, Bobadilla, Francisco de: 97, 99 Cestari, Amauri: 169 Enriquillo: 194 Gleave, Joseph Lea: 20, 221, 381 Kahn, Louis: 296 132, 137 Bobea, Rosángela: 337 Chanlate, A.: 150 Goico, Felipe: 300 Khouri, Deyanira: 397 Escobedo, Rodrigo de: 49 Álvarez de Chanca, Diego: 50, 85 Bofill, Ricardo: 26, 418 Charlevoix: 150 Goico, Fred: 23, 24, 284, 286, 328, 291, 296 Khoury & Guzmán: 333 Escoto, Holger: 165 Alvarez Pina, Virgilio (Cucho): 267 Bogaert, Libert Luis: 161, 169 Chez Checo, José: 130, 149 Gómez García Valera: 99 Khoury, Bichara: 339, 425 Espaillat Nanita, Leopoldo: 257, 273 Alvarez, Mario Roberto: 244 Boil: 85 Codina, José María: 178 Gómez Pintado, Andrés: 161, 162, 218 Knorr, Richard: 424, 431 Estrella Ureña, Rafael: 158, 278 Álvarez, Rafael: 341 Bonaparte, Napoleón: 124 Coelle, Savin: 413 Gómez, José (Josie): 369, 370 Ladrón de Guevara, Antonio: 131 Faxas, Laura: 169 Amechazurra, Juan A.: 188 Bonilla Bojos, Mariví: 403, 404 Coll Alas, Oscar: 247 Gómez, Máximo: 186 Lajara, Luis: 340 Feaugás, Francisco: 404, 407, 413, 415, 434 Anderson: 286 Bonnelly, Rafael: 254, 346 Colombo, Andrea: 108 González del Rey, María José (Cuché): 403 Lamb, Úrsula: 101, 104 Febles, Miguel: 190 Angulo Íñiguez, Diego: 14, 110, 138 Borguellá: 200 Colombo, Juan Antonio: 108 González Hernández: 183 Landström, Björn: 50 Feris Iglesias, César Iván: 24, 284, 318 Aponte, Jorge: 424 Borrell, Pedro José (Cucho): 24, 286, 287, Colón, Bartolomé: 93, 98, 99, 108 González Quiñones, Ricardo: 390 Lantigua, José Rafael: 283 Fernández de Castro, Apolinar: 339, 340 Aranda: 132 291, 300, 301, 309, 321, 345, 418, 422, 424 Colón, Cristóbal (Gran Almirante, Primer González Villamar: 131 Le Corbusier: 21, 23, 301 Fernández de Oviedo, Gonzalo: 48, 49, 50, Argan, Giulio Carlo: 29 Borrell, Rodolfo: 301 Almirante): 45, 49, 50, 54, 85, 86, 90, 94, 57, 139 González, Alfredo: 227, 234, 241 Lebrón, Maria Isabel: 392 Arnal: 19 Bosch Gaviño, Juan: 23, 278, 283 97, 99, 101, 139, 194, 200, 221 Ferrand, Jean Louis: 124, 129, 200 González, Guillermo: 20, 21, 22, 217, 223, Ledesma, Rodrigo de: 150 Arthur, Roderick: 178 Bravo, Manuel: 131 Colón, Diego: 85, 86, 98, 107, 108, 109, 110, Fini, Gianfranco: 414 224, 227, 229-231, 234, 237-242, 255, 257- León Asensio, Eduardo: 325 Arvelo, Rafael: 340 Brea García, Emilio José: 388 131 260, 267, 268, 271, 279, 284, 341, 374, 400, Flores Marini, Carlos: 318 León, Atilio (hijo): 395 Colón, Hernando: 86, 108 408, 414 Auñón, Tomás: 21, 217, 241. 247, 248, 317 Brens: 169 Fondeur, Federico: 291, 299 León, Atilio: 327, 340 Columna, María del Carmen: 174 González, José: 318 Ayala: 193 Breuer, Marcel: 284 Fondeur, Nerva: 177, 251 León, Lui: 395 Concepción, Rafael: 422 González, Rafael: 369, 396 Azar, Aquiles: 429 Broadbent, Geoffrey: 27, 340 Forestier: 22 León, Ponce de: 142 Conde, Benigno:184 González, Raymundo: 130 Azlor, Manuel: 131, 135 Broberg, Christian: 417 Fose, Lemonier de la: 187 LEscalier, Daniel: 150 Contín, Christian: 318 Gorjón, Hernando de: 88 Aznar, Camón: 110 Buch, Ernesto: 413, 417 Franco Bidó, Román Santiago: 169 Lewis, Abraham: 178 Contín, Pilar: 177 Guacanagarix (Cacique): 49, 90 Báez López-Penha, José Ramón (Moncito): Buigas Buschiazzo, Mario: 12, 109, 113 Franco, Lepoldo: 284, 318, 337, 373, 387, Liendo, Rodrigo de: 118, 199 24, 242, 254, 255, 273, 317, 318, 319 Coppa, Roberto: 336, 337, 413 Guarionex (Cacique): 54 Cabral, Virginia: 297 396, 422 Liz, Domingo: 321 Báez, Buenaventura: 175 Cordero, Tácito: 319, 345, 370 Guerrero, Lil: 352, 377 Cáceres, Ramón: 175 Freites: 221 Lluberes, Mario: 227, 229-231, 254, 255, 336 Báez, Osvaldo: 162, 203, 209, 218, 220, Córdoba, Lorenzo de: 123, 124 Guzmán Cordero, Eduardo: 346 Calatrava: 97 Frómeta, Amable: 260, 268, 279, 287, 288, Lluberes, Pedro A.: 229 223, 408 Córdoba, Pedro de: 94, 98 291, 333 Guzmán Fernández, Antonio: 322, 331 Calventi, Rafael: 24, 29, 257, 283, 284, 286, López Marranzini, Rhina (Rhinín): 411 Baird, Alexander: 171 287, 291, 292, 296, 340, 355, 363, 385, 396, Cortés, Hernán: 113 Fuentemayor, Alonso: 107 Haché, Pedro: 352, 377 López, Raymundo: 319, 339, 345 Balaguer Ricardo, Joaquín: 24, 28, 245, 267, 397, 408 Cortina, Nicolás: 162 Gamborena, Luis: 292, 336 Haza & Pellerano: 286, 327 López, Simón: 369, 413 283, 291, 300, 305, 311, 313, 315, 317, 322, Calvera, Jorge: 49 Costa, Lucio: 244, 267, 301 Hazard, Samuel: 150,156, 157 Garay, Francisco de: 108 Lora Bermúdez, Eduardo: 287, 339, 355, 377 Henríquez, Enrique: 233 Camarena, Francisco: 283, 321, 322, 336 Cott & Gautier: 24, 286, 287, 292, 294, 295 García Gómez, Enrique: 165 363, 364, 424 Balch, W. H.: 158 Henríquez: 220 Campillo Pérez, Julio Genaro: 165 Cott, Erwin: 24, 284, 287, 292, 315, 318, 408 García Hatton, familia: 232 Lora, Milán: 284, 297, 298 Baquero Ricart, Manuel (Manolito): 22, 257, Hermida, Víctor: 403 Candela, Félix: 247 Cox, William: 336, 341, 361, 408, 413 García Lluberes, Leonidas: 88, 188 Lora, Onofre de: 161, 162, 165, 187, 193 259, 268, 278, 296, 298, 331, 333 Cánepa: 209 Cravotto, Mauricio: 20 García Mella, Arístides: 162, 233 Hernández & Mondesí: 288 Baquero, Trini: 413, 417 Lovén, Sven: 49 Cantino: 85 Cruxent, José María: 86, 93 García Pecci, Enrique: 369, 370 Hernández, Agustín: 327 Barinas, Marcos: 390, 392, 428 Lugo, Américo: 221 Capellán, Japonesa: 177, 396 Cruxent-Deagan: 86, 89, 90, 94 García Peña, Zoilo: 162, 212 Hernández, Antonio: 263 Barragán, Luis: 20 Maceo, Antonio: 186 CARALVA: 414 Cruz Alfonseca, Juan de la: 162, 218, 254 García Saleta: 296 Hernández, Julio: 260 Barroso, Javier: 200, 318 Madera, José: 178 Carbonell, Harry: 339, 363, 369, 387, 388 Curet, Luis Antonio: 49 García Trujillo, familia: 231 Hernández, Rafael Tomás: 277, 283, 288, Bastidas: 130 Malaussena, Luis: 244 Carbonell, Teófilo: 233, 257, 259, 268, 291, 305, 309, 327, 377 Batista, Francisco (Cuqui): 263, 267, 315, Curiel, César: 354, 387, 388, 397, 400, 418, García Vera, Romualdo: 165 Maldonado, Alonso de: 130 313, 315, 408 420, 427 Hernández, Sarah: 421 321, 322 García, Domingo: 390 Malla Salom, Jaime: 207 Carbonell: 381 Cursach, Bartolomé (Tolo): 411 Herrera, Alejandro: 403 Batista, Rogelio: 340 García, Eduardo: 190 Malla: 218 Carías, Francisco: 390 DAlessandro, Guido: 22, 260, 263, 267, 273 Herrera, Antonio de: 50, 339 Bautista Toro, Juan: 162 García, Jael: 358, 400, 424 Maluf, Christian: 333 Carlos III: 124, 132 Dávila: 141 Herrera, familia: 230 Beltrán, Julio: 209 Marchena Damirón, Consuelo: 199 Carmichael, Hugh Lyle: 157ÍNDICE ONOMÁSTICO |452 ÍNDICE ONOMÁSTICO |453
  • 15. Marco Polo: 98 Moya, Casimiro N. de: 229 Pichardo Moya, Felipe: 50 Rossi, Aldo: 26, 339 Tejera Álvarez: 218 Vicini Perdomo, Juan: 199 Marranzini Pérez, Alfredo: 369, 370 Moya, Raúl de: 292, 328 Pichardo, familia: 240-, 241 Rozas, Eduardo: 327, 340, 392 Tena, Luca de: 97 Vicini, familia: 257 Marranzini, Alejandro: 358, 391, 392, 413 Mubarak, Juan: 399, 403 Pietri, Alejandro: 267 Rubio y Peñaranda, Francisco: 124, 183 Thomasset, H.: 157, 161, 190 Victoria, Bismarck: 319 Marranzini, José Horacio: 327, 333, 358, 391, Muschamp, Herbert: 39 Piña, Plácido: 287, 327, 328, 339, 348, 354, Rubio, Fray Vicente: 99, 137 Thomén, Altagracia de: 229 Vila Luna, Miguel: 291, 292, 336, 337, 339, 392, 412, 413 Mussolini, Benito: 22 363, 364, 369, 374, 385, 392, 396, 397, 411, Rudolph, Paul: 301 Toca, Nelson: 327 349, 351, 363, 366, 368, 412, 413 Martí, José: 186 420, 422, 428, 435 Vilamajó, Julio: 20 Nechodoma, Antonín: 17, 19, 162, 190, 196, Rueda, Manuel: 72 Toledo, María de: 98, 107 Martínez Brea, Bienvenido (Bebecito): 309, 199, 210, 212, 218, 258, 309, 408 Polanco, Manuel (Tin): 297, 298, 322 Villanueva, Carlos Raúl: 244, 268 Ruiz Castillo, Humberto: 194, 227, 237, 242, Toro, Ferrer y Torregrosa: 240 311, 313, 322 Nervi, Pier Luigi: 292 Pons, Daniel: 385, 403, 420, 421, 424, 425 244, 245, 254. 264, 408 Viloria, Juan de: 142 Toro, Juan Bautista del: 218, 227 Martínez Soler, Marcial: 279 Neutra, Richard: 27, 240, 268 Portillo, Pedro de: 193 Ruiz Trujillo, familia: 230 Viñas, Nelson: 287, 322, 327 Toro, Miguel del: 17 Martínez, Christian: 283, 291, 308, 309, 315 Niemeyer, Oscar: 267, 268, 301 Pou Ricart, Leo: 21, 217, 227, 241, 242, 244, Russo, Jochi: 337, 366 Vincent: 156 Torres Armengoll: 19 Martínez, Emilio: 223, 428 245, 254, 279, 408 Noboa Pagán, Guaroa: 400, 403 Saarinem, Eero: 309 Tostado, Francisco de: 141 Vincitore: 175 Martínez, Joel: 428 Pou Ricart, Marcial: 21, 227, 241, 242, 244, Noceda, Jorge: 260 Saarinem, Eliel: 19 Toussaint Louverture: 135, 149, 195 Vitruvio: 117 254, 279, 408 Martínez, María: 264 Noel, Martín: 20 Sabater, Mercedes: 333 Vivoni, Enrique: 210 Prats Ventós, Antonio (Toni): 264 Toynbee, Arnold: 18 Martínez, Rafael: 327, 339, 369, 373, 374 Nouel, Carlos: 187 Saint Méry, Moreau de: 123 Walton, William: 156 Prats, José Ramón (Pusiso): 318, 374 Troncoso y Blázquez: 399, 434 Martínez, Ricardo: 421 Ocaña, Antonio: 268 Salcedo, Juan: 49 Warhol, Andy: 29 Prieto (familia): 301 Troncoso, Carlos: 434 Martínez, Richard: 424 Ogando, Kyra: 399 Sánchez Valverde, Antonio: 123, 187 Whipple, Lowell: 345, 417 Prieto Vicioso, Esteban: 13, 24, 284, 317, Trueba, Benigno: 17, 209, 220, 237, 408 Mártir de Anglería, Pedro: 50, 104 Ojeda, Alonzo de: 54 Sánchez, Andrés Julio: 354, 387, 388, 397, Wienner: 23 318, 319 Trueba, Ramón: 209, 291 Masalles, Jordi: 348, 374, 388, 390, 396, Ortega, Elpidio: 54, 183 400, 418, 420, 427 Wiese, Mariluz: 400 Puig, José Augusto: 55, 177, 178 Trujillo Molina, Rafael Leonidas: 11, 19, 22, 397, 399 Sánchez, Francisco del Rosario: 309 Ortega, Franc: 345, 417, 418, 422, 424, 435 Pujadas & Armenteros: 287, 339, 369, 373, 23, 158, 217, 223, 242, 251, 267, 277, 278, Wistzler, Eric: 363 Matos, Alejandro: 403 Sandy & Babcock: 345, 355, 422, 424 283, 291, 311, 315 Ortiz de Zúñiga: 110 374 Wright, Frank Lloyd: 19 Matos, Ramiro: 194 Sansur, Nazre: 413 Turull Riera, Mariano: 162, 207 Ortiz García, Joaquín: 247, 248 Purcell, Heriberto: 422 Zorrilla, Juan (Juanchy): 413, 417 Matsunaga, Mamoru: 308, 337 Santiago Hernández, Jorge: 391, 392 Turull, José: 17, 162, 207 Ottenwalder, Fernando: 339, 392, 395, 396 Ramírez, Arístides: 428 Maza, familia de la: 231 Santiago, Pedro: 97, 123, 124, 129 Turull: 218 Ovando, Nicolás de: 55, 86, 94, 97, 98, 99, Rancier, Omar: 278, 387 Mella Febles, José: 387, 396 101, 104, 107, 108, 113, 124, 139, 194, 195 Santoni, Guillermo: 308 Ugarte, María: 178 Reid & Reyes: 259, 408 Mella, Pablo: 305 Paiewonsky, Benjamín: 291, 307 Santoni, Pascal: 268 Ulate, Gerardo: 321 Reid Cabral & Skidmore, Owings and Merryll: Mella, Ramón Matías: 309 Palm, Erwin Walter: 14, 29, 110, 132, 137, 302, 318, 325, 420 Sanz & Guzmán: 327 Urgel, Juan: 207 Melnikoff, Konstantin: 19, 221 255 Reid Cabral, Donald: 218 Sanz y Guzmán: 333 Urgel, Luis: 207 Mena Lajara, Pedro: 292, 333, 369 Pané, Ramón: 98 Reid Cabral, William (Billy): 22, 257, 258, 268, Sanz, Alvaro: 368 Urgell Caralt, Ramón: 162, 207, 210 Méndez, Carmen Rita: 424 Pani, Mario: 268 284, 363, 400, 408 Sanz, Mariano: 286, 327, 328 Urgell: 17 Méndez, Diego: 86, 108, 194 Papadaki: 19 Reid, Carlos: 339 Saviñón, Pancho: 279 Urtecho, José Andrés: 333 Menicucci, Orlando: 346 Paradas, Ernesto: 206 Renta, Oscar de la: 361 Scaroina, Alfredo: 161, 190, 207, 218 Urtecho, Rafael: 325 Mesa, Jorge: 400 Pedrón: 150 Reyes Católicos: 85, 86, 97, 99, 101, 108, Schad, familia: 240, 241 Valdez, Cristóbal (Toby): 327, 340, 341, 369, Michel, José María: 161 Peguero, Luis Joseph: 54 113, 114, 117, 141, 194 Schiffino, Luis: 327 370, 396 Mignucci, Andrés: 223, 390, 391, 418, 428 Pei, I. M.: 284 Reyes, José Manuel: 259, 302 Schomburgh, Robert H.: 188, 189 Valdez, Gustavo: 328 Minier, Pimentel y Asociados: 333 Peña, Diandino: 418 Reyes, José: 229 Segonzac, André Dunoyer: 245, 271 Valdez, Michelle: 328 Miniño, José: 291, 292 Penson Paulús, Enrique: 158, 162, 190, 199, Ricart, Christian: 391, 403, 422 Selman y Asociados: 333 Valentino, Rodolfo: 20 Molina, Julia 210 Ricart, Rafael: 318 Valle Llano, Antonio: 135 Selman, Eduardo: 300, 301, 364, 369, 374, Molineaux Josephs, Antonio: 162 Penson Paulus, Enrique: 240 Rigau, Jorge: 223 377, 396, 397 Valverde, Desiderio: 278 Moll, Herman: 88 Penzo, Mario: 268 Rijo, Roberto: 385 Selman, Rafael Eduardo: 412, 413, 424 Valverde, Manolito: 308 Monserrate: 178 Pérez Chanis, Efraín: 25 Rijo, Tobías: 390, 392 Serrallés: 209 Vargas Mera, Ramón: 273, 277, 308 Montalvo, Jorge: 390 Pérez Garrido, Octavio (Trene): 223, 227, Rivera Lee, Julio: 435 Sert, José Luis: 23 Vargas, Getulio: 21, 23, 244 229-231, 346, 408 Rivera Rodríguez: 331 Monte Urraca, Manuel del: 317, 318, 319 Sevillano, Fidel: 17, 162, 171, 220 Vásquez, Horacio: 158, 175, 209, 278 Pérez Jiménez: 21, 23 Robin, C. C.: 156 Montesinos, Antón: 94 Shilstone, Arthur: 93, 94 Vásquez, Rafi: 337 Pérez Linval, Giovanni: 369 Roca, Linda María: 175 Morales, Andrés: 104 Silvestre, Risoris: 378 Vega Malagón, Edgardo (Gay): 22, 257, 259, Pérez Montás & Valverde: 291, 308 Roca, Oscar: 404 268, 297, 298, 322, 331, 408 Morcelo, Domingo: 190 Simples Arquitectura: 422 Pérez Montás, Agustín: 190 Rodríguez Demorizi, Emilio: 124, 150 Vega, Alex: 411 Moré, Clara Matilde: 400 Simpson, Luis: 336 Pérez Montás, Cott & Gautier: 317 Rodríguez Sandoval y Asociados: 421, 424 Vega, Hernando de la: 139 Moré, Gustavo Luis (Cuquito): 20, 22, 23, 25, SINERCON: 417, 418 339, 345, 346, 369, 370, 387, 388, 390, 391, Pérez Montás, Eugenio: 12, 15, 17, 23, 24, Rodríguez Schad, Eduardo: 268 Vega, Wenceslao: 64 Soler, Eduardo: 254 396, 397, 399, 400, 403, 418, 418, 422, 428, 78, 255, 257, 283, 284, 291, 305, 308, 318, Rodríguez Zorrilla, Chito: 339 Soler, Miguel: 229 Vega, William (Pichy): 339, 392, 395, 396, 431, 436 391 Rodríguez, Juancito: 278 397, 434 Pérez Morales, Juan Emilio (Juanín): 333, Soulastre, Dorvo: 150 Moré, Marranzini & García-Pecci: 287, 373 Vela Zanetti, José: 271 339, 355, 392, 422, 424, 425 Rodríguez, Omar: 390 Speer, Albert: 21 Morel, Juan Bautista: 190 Velarde, Héctor: 20 Pérez, Danny: 422 Rogers, Ing.: 255 Stagno, Bruno: 391 Moreno, Rudolph: 27, 364 Velázquez, Diego: 195 Pérez, Pablo: 227 Rohe, Ludwig Mies van der: 259 Stone, Edward Durrell: 234 Moreno, Santiago: 130, 156 Venturi, Robert: 339 Perón, Eva: 244 Rojas, Vicente Celestino: 149 Tamburini, Héctor: 291 Morey Castañer, Antonio: 162, 189 Vera, Ray: 385 Perón: 21, 23 Roldán: 194 Taulé, Margarita (Margot): 260, 268 Moscoco: 199 Veras, Rafael: 331, 369, 396 Perret, Auguste: 271 Romero, José Daniel: 392 Tavares, Gustavo: 325 Moureau de Saint Méry, Méderic Luis Elie: Vercelloni, Virgilio: 278 Pevsner, Nikolaus: 33 Roquel Aquino, Marthe: 177 Tavares, Ramón: 422 150 Rosa, Pedro de la: 193 Vergés, Pedro: 341 Moya Pons, Frank: 19, 45 Piacentini, Marcello: 21 Tavárez, Gustavo Adolfo: 196 Rosario, Maria Fernanda: 358. 424 Vicario, Amando: 403 Teis, Juan: 207ÍNDICE ONOMÁSTICO |454 ÍNDICE ONOMÁSTICO |455
  • 16. Autores ESTEBAN PRIETO VICIOSO En la página anterior, de izquierda a derecha, Nace en Santo Domingo el 17 de mayo de 1950. Se graduó de Arquitecto, Cum Laude, en la Universidad Nacional los arquitectos Esteban Prieto Vicioso, Eugenio Pérez Montás, Gustavo Luis Moré Pedro Henríquez Ureña, en Santo Domingo, donde posteriormente obtuvo el título de Magíster en Conservación de y José Enrique Delmonte. Monumentos y Bienes Culturales. Se especializó en Conservación Arquitectónica en el International Centre for the Study of the Preservation and Res- toration of Cultural Property, ICCROM, Roma, Italia en 1974. Actualmente cursa estudios doctorales en la Universidad Michoacana San Nicolás de Hidalgo, México. Trabajó como parte del equipo del ICCROM en el programa City Options del National Endowment for the Arts, USA, en el proyecto de conservación del centro histórico de Manatí, Puerto Ri- co (1974). En 1980-81 sirvió de inspector en el Proyecto de Restauración y Puesta en Valor del Casco Antiguo de Panamá, ejecutado con fondos provenientes del BID. Ha realizado asesorías en proyectos de restauración y en instituciones culturales en Venezuela, Jamaica, Haití, Puer- to Rico y Nicaragua. De 1982 a 1994 se desempeñó como Secretario Ejecutivo del Plan del Gran Caribe para los Monumentos y Sitios, CARIMOS/OEA. De 1996 a 2001 ocupó el cargo de Secretario General de la Organización del Gran Caribe para los Monumentos y Sitios, CARIMOS, donde fue elegido Coordinador General en 2001. Ha restaurado múltiples inmuebles de la Ciudad Colonial de Santo Domingo. Dirigió el Centro de Inventario de los Bienes Culturales de 1976 a 1979. Desde 1983 es el Arquitecto Conservador Adjunto de la Catedral Metropolitana de Santo Domingo y desde 1999 es el Director de la Oficina de la Obra y Mu- seos de la Catedral de Santo Domingo. De 1986 a 1996 fue Director General de Patrimonio Cultural de la Repúbli- ca Dominicana. De 1975 a 1987 fue profesor universitario de Restauración de Monumentos, Historia del Arte y Ar- quitectura Vernácula. Por varias ocasiones fue profesor invitado del Instituto de Preservación del Caribe de la Uni- versidad de la Florida, en Gainesville, USA. En 1996 fue profesor en la Maestría del Centro Internacional para la Con- servación del Patrimonio, en Buenos Aires, Argentina; en 1998 en la Maestría del Centro Internacional para la Con- servación del Patrimonio en Tenerife, Islas Canarias; en 2000, en la Maestría de Conservación de Monumentos y Bie- nes Culturales de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, Santo Domingo, República Dominicana; y en 2002, en la Maestría en Rehabilitación del Patrimonio, de la Universidad de Alcalá de Henares, España. Entre los te- mas tratados se encuentran los de Arquitectura Vernácula, Metodología, Gestión del Patrimonio Cultural y Proyec- tos. Desde 1993 es miembro del Consejo Académico del Centro de Altos Estudios Humanísticos y del Idioma Es- pañol, donde fue el Coordinador del Área de Restauración hasta 2001. en 2002 fue nombrado Coordinador Rector de dicho Centro. Es Miembro Colaborador de la Academia Dominicana de la Historia. Desde 1975 es miembro del Comité Dominicano del ICOMOS, siendo Secretario General desde 1979 a 1982, Presi- dente desde 1986 a 1996 y en la actualidad es miembro del Consejo de Administración. Desde 1995 es el repre- sentante del ICOMOS Dominicano ante el Comité Científico Internacional de Arquitectura Vernácula del ICOMOS, CIAV. Tiene algunos trabajos publicados en periódicos, revistas y libros. Es editor del libro Monumentos y Sitios de la Re- pública Dominicana –serie ICOMOS– el cual ganó Mención de Honor en la Bienal de Arquitectura de Santo Domingo, en 1996. Es coautor del libro Arqueología y Antropología Física de la Catedral de Santo Domingo. Ha realizado Misiones de Evaluación y Monitoreo para ICOMOS / Patrimonio Mundial, en diversos países. En 1996 rea- lizó la evaluación de una Ermita en las Bahamas, para The Getty Grant Program. Fue Vicepresidente Mundial del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, ICOMOS, desde 1993 hasta 1999.AUTORES |456 AUTORES |457
  • 17. EUGENIO PÉREZ MONTÁS Dentro de su labor editorial, se destaca la desempeñada para las revistas Arquivox, del Grupo Nueva Arquitectura, Nace en Santo Domingo el 19 de marzo de 1933. Miembro fundador de numerosas organizaciones culturales, pue- De Arquitectura y Arquitiempo para la Facultad de Arquitectura de la UNPHU, de la cual fue director en el período de destacarse su permanente membresía en el Comité Dominicano del ICOMOS (Consejo Internacional de Monumen- 1989-90. Además de pertenecer al ICOMOS, es miembro del CODIA, miembro fundador de la Sociedad de Arquitec- tos y Sitios); y en el Comité Dominicano del ICOM (Consejo Internacional de Museos) de los cuales fue miembro fun- tos, actualmente presidente del Grupo de Trabajo del DoCoMoMo Dominicano y coordinador del Centro de Estu- dador y su primer presidente. También dirigió desde su creación el Museo de las Casas Reales, y presidió el exito- dios de la Arquitectura, el Urbanismo y el Hábitat de FUNGLODE. so programa nacional de Arqueología Submarina de la República Dominicana. Es miembro directivo y asesor de nu- Una extensa y continua actividad profesional ha sido reconocida local e internacionalmente al ser galardonado en di- merosas instituciones culturales, entre ellas: la Sociedad Dominicana de Bibliófilos y Junta Directiva de la Academia versas ocasiones con:1er. premio al diseño del edificio para la Rosario Dominicana (1985 con Alfredo Marranzini y Dominicana de la Historia. Enrique García Pecci); 2do. premio para el de la Embajada de Italia en Santo Domingo (1984); 1er. premio para el Ha publicado varios libros, como autor, co-autor o editor. Entre ellos se destacan: Biografía de un monumento: Ca- Edificio Sede de la Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría General de la República (con Juan Cristóbal Caro, sas Reales. Museo Casas Reales, 1979-1980; Monumentos y sitios del Gran Caribe. O.E.A.-CARIMOS, 2000; Restau- 1997); 1er. premio al Parque Central de Santiago (con Andrés Mignucci, 2002); 1er. premio a la sistematización de ración de Antiguos Monumentos Dominicanos, UNPHU 1986; República Dominicana: Monumentos Históricos y Ar- la plaza cívica del Centro de los Héroes (con Emilio Martínez, 2004). Ha sido ganador de Mención de Honor en el queológicos, Instituto Panamericano de Geografía e Historia I.P.G.H. 1984. concurso nacional de diseño Vivienda Mínima, APAP. Ganador del 1er. premio en la VII Bienal de Arquitectura de San- Sus últimas publicaciones han sido: La ciudad del Ozama, 1998 y el Ensayo clásico, 2001. to Domingo en la categoría “Arquitectura de Interiores”, con el proyecto Red Bankágil BHD; ganador del 1er. premio En el ejercicio privado de su profesión de arquitecto ha tenido a su cargo importantes obras de arquitectura y pro- en la VI Bienal de Arquitectura de Santo Domingo en la categoría “Teoría y Crítica de la Arquitectura”, con la publica- yectos de carácter urbano como el conjunto Ecológico Cayetano Germosén; la revalorización de la Zona Histórica ción Archivos de Arquitectura Antillana, y numerosos primeros y segundos lugares en la Bienal de Arquitectura de de la ciudad de Santo Domingo, en la que ha proyectado y dirigido la restauración de numerosos monumentos co- Santo Domingo, en la Bienal de Arquitectura del Caribe y en la Bienal Nacional de Artes Visuales. Ha sido charlista mo las Casas Reales y su museografía, la Casa de Bastidas, la Catedral Metropolitana y calles completas como la invitado en las universidades del país y en España, México, Estados Unidos, Colombia, Argentina, Trinidad y Toba- de Los Nichos (Pellerano Alfau). Conjuntamente con el Arq. Manuel Valverde Podestá, llevó a cabo varios de los más go, Guadalupe, Martinica, etc. Ha sido catedrático por 20 años en la UNPHU y en UNIBE. Su obra como crítico y co- importantes parques urbanos de la Capital de la República como son: El Parque Mirador del Sur, el Parque Mirador mo arquitecto ha sido publicada en numerosos libros, revistas y periódicos locales e internacionales. De 1996 al del Este y el Parque Zoológico Nacional. Articulista en revistas y periódicos, cabe mencionar la serie de más de cien 2000 fungió como consejero de Arquitectura y Monumentos del Consejo Presidencial de Cultura. ensayos que sobre asuntos urbanos e historia de la arquitectura dominicana publicó, en el periódico El Caribe des- El Estudio Moré Arquitectos ha desarrollado una sólida experiencia profesional en las áreas institutionales, comercia- de 1980. les, residenciales, urbanísticas y de restauración. Actualmente brinda servicios profesionales a nivel nacional e inter- Premio Loyola 1994 por su labor en la restauración de monumentos coloniales de Santo Domingo. Reconocimien- nacional. to del Núcleo de Arquitectura del CODIA con motivo del XXVI Aniversario por la relevante labor en la Protección, Con- servación, Rescate y Divulgación del Patrimonio Arquitectónico Dominicano. Es Comendador de la Orden de Isabel JOSE ENRIQUE DELMONTE SOÑÉ La Católica, reconocimiento otorgado por el Rey Juan Carlos I, en 1976. Durante el Pontificado de Paulo VI fue de- José Enrique Delmonte Soñé (Santo Domingo, 1964). Arquitecto e historiador de la arquitectura dominicana egresa- signado Commendatorem Ordinis Santi Gregorii Magni; en 1977, Caballero de la Soberana Orden de Sanjuán de Je- do de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) en 1988. Su Proyecto de Grado versó sobre la Épo- rusalén Rodas y Malta. ca Republicana en la Arquitectura, Ciudad Intramuros, 1844-1930, convertido en el más completo estudio sobre el En los últimos años ha recibido las siguientes premiaciones: Premio Nacional de la Crítica de Arte (Categoría Libro), tema que haya sido publicado hasta su momento, con la co-autoría de Ricardo Rodríguez Marchena y Martín Mer- en 1998, Asociación Dominicana de Críticos del Arte. Premio Nacional de Historia Juan Pablo Duarte, en 1999, Se- cedes. Realizó un posgrado en preservación de monumentos en University of Florida, en Gainesville, Florida, a tra- cretaría de Estado de Educación. Miembro de Honor del ICOMOS, 1999, Comité Dominicano del ICOMOS. Gran Pre- vés del Plan CARIMOS. Cursó el Magíster en Historia de la Arquitectura y el Urbanismo Latinoamericanos en la Univer- mio Bienal (Excelencia en todas las categorías), en el año 2000: Bienal Nacional de Arquitectura. Primer Premio 5ta. sidad Nacional de Tucumán, Argentina y es Magíster egresado de la Maestría en Restauración de Monumentos y Bienal de Arquitectura, Federation Caribeenne des Associations Architects, Concurso General Internacional, año Bienes Culturales, de la UNPHU, bajo los auspicios de la Unión Europea. 2002. Patrimonio Viviente de la Arquitectura, Sociedad de Arquitectos de la República Dominicana, año 2004. Pre- Fue Director del Departamento de Historia, Teoría y Restauración de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la mio a la Excelencia Profesional, Fundación de Jóvenes en Desarrollo, año 2005. UNPHU y Decano de la Facultad de Arquitectura y Artes de esa misma universidad. Desde 1991 ha sido profesor de Diseño, asesor de Proyectos de Grado y profesor de Historia de la Arquitectura Dominicana en la UNPHU y en la Uni- versidad Iberoamericana (UNIBE). En 2004, fue contratado por el Banco Mundial para realizar el documento de las GUSTAVO LUIS MORÉ GUASCHINO Disposiciones Arquitectónicas en Edificaciones, que forma parte del Reglamento General de Edificaciones de la Re- Nace en Santo Domingo, el 3 de mayo de 1956. Paralelamente a la práctica en el mundo de la arquitectura, el ur- pública Dominicana que regirá el sistema de diseño y construcción en el país de acuerdo a las normativas interna- banismo y el diseño, Gustavo Luis Moré desempeña una intensa labor de investigación y editorial en toda el área del cionales. Es miembro del Consejo Nacional para el Fomento del Turismo (Confotur) y fue Subsecretario de Estado Gran Caribe y particularmente en la República Dominicana, donde edita desde 1996 los Archivos de Arquitectura de Cultura para el área de Patrimonio Cultural, donde impulsó la creación de la Comisión Rectora de la Ciudad Co- Antillana, Revista Internacional de Arquitectura, Urbanismo, Historia y Cultura en el Gran Caribe. Ha publicado recien- lonial y la ley del Patrimonio Cultural. temente dos importantes obras editoriales: el Manual Bibliográfico sobre la Arquitectura y el Urbanismo en la Histo- Colabora con artículos y publicaciones en revistas especializadas dominicanas e internacionales y es invitado con fre- ria del Gran Caribe 1492-2000, patrocinada por la Secretaría de Estado de Cultura, a través del Museo de las Ca- cuencia a ofrecer conferencias sobre la arquitectura dominicana. Pertenece al Consejo de Administración del Comité sas Reales; y la obra titulada Arquitectura y Arte del Banco Central de la República Dominicana, editada junto a otros Dominicano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), al Comité Dominicano del Grupo Internacio- autores para la celebración del 60 aniversario del Banco Central. nal para la Documentación y la Conservación de edificios, sitios y vecindarios del Movimiento Moderno (DOCOMOMO). Moré es el director principal de la firma Moré Arquitectos, incorporada formalmente en 1987. Graduado en la Uni- Preside la Fundación Erwin Walter Palm, Inc., institución dedicada al estudio y divulgación de la arquitectura y el ur- versidad Nacional Pedro Henriquez Ureña (1979), el Arq. Moré posee una experiencia académica de más de 30 banismo del Caribe, donde fue el director del equipo que realizó la Guía de Arquitectura de Santo Domingo, editada años, incluyendo estudios de posgrado en las Universidades de Florencia (Centro Studi per il Restauro dei Monu- en 2006 por la Junta de Andalucía, España. En noviembre de 2006, se desempeñó como director del Comité Orga- menti e dei Centri Historici, Italia); GSD en Harvard, en Florida donde fue Fulbright Scholar; en la National Gallery of nizador de la VIII Bienal Internacional de Arquitectura de Santo Domingo, realizada en el Museo de Arte Moderno de Art en Washington (EE.UU.); y en la Universidad Nacional Autónoma de México, entre otras instituciones. Santo Domingo. Ejerce como arquitecto diseñador, investigador y consultor a través de su firma privada.AUTORES |458 AUTORES |459