Revista 72

2,166 views
1,777 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,166
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista 72

  1. 1. 1
  2. 2. 2 PATICIPAN EN ESTE NÚMERO Julia Grover (Portada) – Editorial (3) Vane Palacio - Pedro P. Pérez (4) - Diana Chedel - Gregorio L. López (5) - Lazara N. Díaz - Gracia Romero (6) - Fernando T. Chumpitaz - Sagrario Maqueira - Margarita Rodríguez (7) - Alberto Recalde - Isabel Berdugo (8) – Mayte Andrade – Juan E. Ríos (9) Lucas Cobo – Leona Lobos – René García (10) - José Luis Rubio – Fernando Zabaleta (11) - Fulgencio Martínez (12) Mª Pilar Redondo – Aida Luisa León (13) – Albino Suárez – Miguel A. Angulo (14) – Antonio Jurado – Ana Mª Torres (15) – Carmen Jiménez – José M. Huete (16) – Juan Carlos Céspedes (17) – Juan Ruiz – Cristina Daneri (18) – Carlos Meirovich – Rita Velázquez (19) – Carmen Pérez – Isabel Díez (20) – Rosa Ordóñez – Mª Amelia Schaller (21) – Rafael Escobar – Ulpiano Ulpy (22) – Covadonga Grijalba – Julio Guzmán (23) – Ana Mª Rico (25) – Mercedes Tinoco – Luis Ángel Martín (26) – Juan de Dios Meneses – Roxana Rosado (27) - Yose – Mª Carmen Guzmán (28) - Hiromi Kato (29) – Patricia Jauregui – Rolando Blanco (30) – Andrés H. Budensiek (31) – Javier J. Atienza (32) – José A. Pacanchique (33) – Inmaculada Guillén – Rocío Prieto (34) – Concha Gorostiza (35) – Juan Pan (36) – David López (37) – Joaquina Cañadas – José Salas (38) – Ory Favela – Pedro Vera (39) – Miguel Rubio (40) – Manuel J. González (41) – Pedro J. Cortés (42) - Juan M. Mochón – Eva Villalvilla (43) – Francisco Pradolin – Benito Gallardo (44) – Freddy J. Arce (45) – Juan Orozco – Miguel A. Rincón (46) – Rosa Maldonado – Jordana Venegas (47) – Sil Torres (48) – Yasira Mendoza – Paquita Pedrós (49) – José Prado – Lupita Molina (50) – Nures Amer (51) – Isabel Mª Cañuelo – Carmen Aguirre (52) – Lola Fontecha (53) – Juan Aranda – Alfonso Baro (54) – Ana M. Sopeña – Rebeca Sanz (55) – Dora E. Crake – Francisco Muñoz (56) – Malika El Bouzidi (57) – Paco Velázquez/Lola Fontecha (58) – Jay Jay – Susana Alba (59) – Manuel R. Pizarro (60) – Rosario Ayllón – Anónimo – Anónimo – Óscar Wilde (61) – Dolores Brenes – Norma Segades (62) – Sergio Borao – Rubén Darío (63) – Alicia Fernández – Leonel Vicente (64) – Vicente Gaos (65) – Dorothy Villalobos – Gonzalo Suárez (66) – Maru Parodi (67) – Adán Navarro – Natividad D. Carrazan – Claude Roth (68) – Rafael Chacón – Maydoll Morales (69) – Manoli Ariza – Juan Risueño (70) – Juan José Ramírez – Blanca Flores (71) – Sil Cari – Ana Mª Lorenzo (72) – Mª Luisa Coronado (73) – Horlin A. Doubront – Puri Teruel (74) – Manoli San Miguel – Mª Carmen Reina – Irene G. Punto (75) – Guillem DeSenent – Flavia L. Alderete (76) – Elizabeth Cas – Juan Cervera – Francisco Nájera (77) – Antonio Capilla – Alejandro Ainciburu (78) – Mª Ángeles Rodríguez - Víctor Díaz (79) – Miguel Ángel Gómez – Nana Schmith (80) – Manuel Chacón C. (81) – Mª Isabel Ragout – Antonio Porras (82) – Daniel Granado – Francisco T. Barriento (83) – Francisco Álvarez – Jael Uribe (84) – Rossi Vas – Mª José Berbeira (85) - Luis A. Gontade (86) – Lepota M. Cosmo (87) – Trini Ríos – Ivonne González (88) – Juan Ventura – Elvi Méndez – José Luis Rubio (89) – Salvador Pliego (90) – Yolanda Bruno - Mª Ángeles López (91) – Juan Montero – Paco Luna (92) – Lola Wizner – Guillermo Jiménez – José Luis Rubio (93) – Julia Mar Guerramos – Héctor M. Rosero – Eterna Soledad (94) – Darwin I. Flores – Mª José Amar – Juan C. Bustriazo (95) – Gladys V. Landaburo – Geyler Hatley Aranda (96) – José L. Mariscal – Alicia García (97) – Elena L. Popescu – Mª Luz Sol – José Luis Rubio (98) – Pilar Olmos – Rosa Ibarra (99)
  3. 3. 3 EDITORIAL Hace 25 años en Conil, pequeño pueblo costero gaditano, apareció el primer número de la Revista Poética Azahar. Fueron unas pocas páginas con poemas de Federico García Lorca y poemas a él dedicados. Durante estos 25 años en la Revista Poética Azahar han publicado poetas de todos los rincones del mundo convirtiéndola en un foro internacional para poetas consagrados y aficionados. Para muchos fue su primera oportunidad de ver su obra en el papel. Para otros fue la oportunidad de seguir su carrera. Para otros fue la oportunidad que estaban esperando. Últimamente las circunstancias económicas han obligado a cambiar el papel por la digitalización. Ha sido duro dar el paso porque seguimos siendo partidario de la revista impresa pero o cambiábamos o desparecíamos. Al final decidimos optar por la supervivencia. Hoy 25 años después aparece este número 72 digital (cuarto ya en esta modalidad), de 100 páginas, dedicado a la luna que se completa con colaboraciones de temas libres. A éste, si seguimos contando con colaboradores, seguirán muchos más, porque a pesar de que en la red hay muchas páginas poéticas, para la Revista Poética Azahar hay un hueco dentro de esa misma red. Gracias a todos los que colaboráis en este número porque lo habéis hecho posible. Espero que estéis en los sucesivos números de 2014. Siempre os esperaremos en esta Revista sencilla, en el blog de la misma (revistaazahar.blogspot.com) donde además de poesía se publican micro relatos, cuentos cortos, presentaciones de libros, actos literarios, concursos, artículos breves y en el grupo Revista Poética Azahar. Mandad vuestros trabajos a revista_azahar@hotmail.com. También podemos, si os apetece, intercambiar libros. En el blog podéis verlos. También aceptamos vuestros libros como regalo para nuestra biblioteca que está formada por más de 4.500 títulos. Gracias por vuestra colaboración y poético 2014. JOSÉ LUIS RUBIO
  4. 4. 4 POEMAS DEDICADOS A LA LUNA CAMINO A TU LUNA Puedo ver detrás de la luna el reflejo, de tu mirada ,camino sin mirar atrás ,a tu encuentro luna que brillas sobre mi camino oscuro entre las tinieblas y la frialdad de una noche de soledad a me aleja de ti, no hay consuelo frío en tu invierno gris , Brilla tu luna, sobre aquel sombrío camino de desamor ,es ella , testigo de nuestro encuentro amor, si es la misma que ilumino nuestras noches de pasión donde solo el amor estaban presentes para la ocasión, luna de nuestro invierno no apagues tu brillo solo por hoy, déjame llegar a su encuentro ,no te alejes de mi camino que no muera en una ilusión óptica de un largo sueño donde no quiero despertar si no logro verte esperándote al final de tu luna ,para recibirme en tus brazos amor. VANE PALACIO -Argentina- LUNA Yo quería conversar contigo y contarte tantas cosas que me ahogan. Sentía una sensación rara en la garganta cuando intentaba pronunciar tu nombre. La voz se cuadriculaba en espacios aislados y sensibles. Yo buscaba tu luz, porque prometías una noche clara. Yo quería que albergaras mi tristeza con la simple ilusión de tu reflejo. Eras mi amiga sobre el mar de antaño, cuando mis pies trazaban tu figura. Te veías tan inmensa y serena dibujando mi sombra, que mi respiración silente aceleraba el ritmo. Yo era tu amigo cuando navegaba en otras tierras. Hoy te ausentas, me huyes y te escondes. Solo quería decirte que te extraño. PEDRO PABLO PÉREZ SANTIESTEBAN -Estados Unidos-
  5. 5. 5 La luna se esconde en los pinos Sonrojada de pudor Porque mi alma le canta A mi febril amor. Luna llena y sonrojada Déjate verte otra vez, Que auguras en mi vida Una terrible pasión. Luna llena y sonrojada Brilla en lo alto otra vez Para poder contarte y decirte Que lo amo solo a él. DIANA CHEDEL –Argentina- ONÍRICA (Para Ubalda) En la acuarela del monte se espuma tu agua-ala, campo abierto de la noche siembra de lunas, y lianas el bordeante río azul restaura tu altura loca carmín escrito en un tul geométrica canta la boca; eres el viento del agua madrugándome cornisas estelas en sabias dunas campo de muchas sonrisas en el borde de leyendas donde las noches se enjugan vienes y vas en alfombras volando estrellas que juegan; las remontadas palabras que horizontan tus labios son naves locas viajeras sobre la mar de tus senos y en el fin de tus confines donde nacen los estuarios tus bríos con ríos vives todos tus muslos besarios; no hay agua más cristalina que aquella que surge y canta entre la brizna de un beso y ésta, que me amamanta. GREGORIO LUIS LÓPEZ GRENNO –Paraguay-
  6. 6. 6 LUNA MÍA Toda la noche envuelta -en su apenas luz- En su luz plateada, de acero primorosa. dibujada en el alma del poeta guardiana de aventurados besos …y todos los escalofríos de un suspiro Los caprichos del amor Intimidad serena. (Azul verano) Renazco en tu sonrisa bajo tu sombra luna redondeada. Renazco resumida en un diminuto jardín donde proyectas al universo -tu luz- A veces dormida, ausente atravesada por un mar de peces rojos …y la memoria Ahí, en tus pupilas Junto al recuerdo padeciendo bajo tu luz de sus nocturnas historias de amor y desamor. De todo lo que susurra la voz del viento a los minutos que faltan …Para volverte ausencia. Luna que por esta noche … fuiste tan mía. LÁZARA NANCY DÍAZ –Estados Unidos- POEMA SECRETO A LA LUNA Solos, sin ojos que nos juzguen, sin bocas que nos hablen, sin oídos que nos escuchen, solos, nuestro único testigo ella, la mas hermosa de todas, la que más brilla, la que mas calla, la que no juzga, la luna, se guardo todo el amor que con pasión nos dimos, lo que en nosotros se rompió en ella perdura, eso, solo lo guarda, la hermosa luna, como ella, ninguna. GRACIA ROMERO -Peligros-
  7. 7. 7 Luna, lunera, alunerada, tú que no estas acompañada, ¿cómo te adaptaste a la soledad?. Una cruel enfermedad que me aqueja a mí semanas atrás. Luna, lunera, alunerada; ayuda a batallar este mal que me vuelve incapaz. Necesito de tu ayuda, tus consejos me podrían salvar de esta cruel soledad. FERNANDO TOMÁS CHUMPITAZ –Perú- LUNA Esfera de plata. Suspiro que en mi espíritu desata, el brillo de su mágica presencia, su pura y etérea transparencia. Lámpara tenue que ilumina la noche, luz resplandeciendo con derroche. Deslumbra la Hermosura de su blanca vestidura. Del amor insigne perla, ¡Que no salga el sol, por no perderla! ¡Que nunca se apague, haciéndose eterna! SAGRARIO MAQUEIRA –Jerez de la Frontera- A LA LUNA Luna que resbala con su llanto de luz mi alma herida luna que se desdobla en dos caras… y refleja dolor de ausencia felicidad de unión. Restos de partidas alegrías de encuentros luego de siglos de dolor luna quiero desdoblarme en tus caras para darme a los dos. MARGARITA RODRÍGUEZ GONZÁLEZ -Estados Unidos-
  8. 8. 8 ODA A LA LUNA Luna mi luna lunera, tu redondez en cuartos, de agosto novelera. En espejos de agua alegre y pasajera, a ratos esplendorosa a mitades lisonjera. Inspiración de locos de lobos en toda era, caminante incansable por esta gran esfera. Te contemplo en mis noches después de larga espera, me fascina tu redondez. Si la Tierra falleciera, seguirás brillando luna alegre y serenatera. ALBERTO RECALDE ROMO –Ecuador- LUNA Luna de callada esquiva Reina la noche Desnuda, tu grácil fuga De asoma y esconde. Mira, que perfila blanco En el cerco de tu rostro Por una sonrisa, un valle Y dos cráteres por ojos. Luna de expresión altiva ¿Qué hermético secreto El flujo de los mares Se lleva tan lejos…? Calla, que eones ciegos De terrena vanidad Vuelven la luna espejo Y se ahogan en la mar. ISABEL BERDUGO –Cádiz-
  9. 9. 9 ODA A LA LUNA Dueña de la noche. Destello de amantes. Diosa del sin techo. Luz de la esperanza. Musa para poetas. Resplandor y faro de un mar sereno, que tomas de espejo, poniendo en los ojos del amor, luceros. Todo caminante sabe tal prodigio, verte reflejada sobre lago negro, bailando... las nubes, se nublan de celos derramando gotas mientras tú, en lo alto te deleitas de ser... de la noche reina sin corona ni feudo pero...por tu gloría. ¿quién va a ofrecerte un reino obligado? Si están esos votos de cuantos te admiran, llenando las noches y el futuro... nuestro. MAYTE ANDRADE –Benicarló- LUNA COLMADA Oronda luna colmada de luz que acompañas mis pasos, hoy quiero rendirte devoción con voz calma y poesía clara. Nada es tan perfecto como tu redondez, como tu majestuosa presencia decolorando la noche. Oh, tú, Selene, en tu cara oculta habita mi luz más íntima, mi arcana raíz. JUAN EMILIO RÍOS VERA -Algeciras-
  10. 10. 10 ESTELAS DE LUNA En la noche me despertó tu estela de luz plata baños me daban , tus velos tus manos a mi espalda de caricias y besos me llenaba. Tu luz mágica de Diosa luna que de día creía por su fuerza era su luz de fina plata sus ojos eran de fémina Su voz me despertó ,a mi pluma el mar ,arrulló con golpes de ola de magnético amor, eres tú sola Mi amor, yo te tengo...MI LUNA LUCAS COBO –Toledo- A LA LUZ DE LA LUNA A la luz de la luna me encuentro pensando en ti, tu presencia sigue rondando mis espacios que todavía no logro olvidar. Tú, amor inolvidable presencia inalcanzable ardor que quema el alma… ¡por no poderte amar¡ Han pasado los años y todavía te amo mis ojos ya cansados de tanto sollozar. A la luz de la luna espero tu llegada… ¡para poderte amar¡ LEONA LOBOS –Venezuela- Luna. Clarifica, Nocturno Pasional, Un Poético amor. RENÉ GARCÍA IBARRA -Estados Unidos-
  11. 11. 11 YA ESTÁ LA LUNA Ya está la luna en el cielo. Ya está la luna sentada en las almenas de la Torre esperando que suenen los versos que a ella están dedicados. Ya está la luna escuchando, acariciada por el viento, el aullido de los poetas que en esta mágica noche por su belleza han sido embrujados. Ya está la luna herida, en un cuerpo que no siente, por las notas musicales que la envuelven con un manto de alegría y sentimiento. Ya está la luna viendo, con ojos que nadie ve, como bailan, como cantan, por rumbas y sevillanas mientras el viento aúlla celoso. Ya está la luna feliz en su trono de poesía sintiéndose adorada por todos los poetas que extasiados la contemplan. JOSÉ LUIS RUBIO -Conil- ENAMORADOS Como a un náufrago La noche nos espía Desde los acantilados taciturnos. Racimos de peces flotantes Me ahuyentan del mar Y me vuelven a tu faro. Tu mirada me advierte del poeta lejano Que arrima a mis pupilas Y me aproximo de nuevo al mar de tus silencios Remando en la quilla de tus labios. Igual que el río atraviesa la escarpa, La noche sucumbe al aullido de la luna Llena. FERNANDO ZABALETA -Colombia-
  12. 12. 12 NUBE DE VERANO (juglaría) Érase una vez en la república de la Luna… (Il signore Fini, de la compañía ambulante de animación popular Cámera de diputados de Italia, valora la ayuda financiera europea a la banca española como un buen paso para salir de la crisi). Saltimbanco: actor titiritero, charlatán, subido a un banco o tabla. Llega el gran desfile de saltimbanquis. Paso trepidante: con volteretas, diablos, mascaradas y cucamonas. Por la calle ancha altavoces en fiesta. "Damas y caballeros, anunciamos abolido el reino de la tristeza. Traemos una bula del Santo Padre: A las duras y a las maduras, a estrechas y anchas, a gordas y a flacas, a calvas, y aun a viejas y feas, a todas hará reír. Juzgad luego si habrá recompensa. Amables cortigiani del popolo spagnuolo, ¡damas y damiselas! damas y caballeros en busca de princesa, a reír os condeno urbi et orbi y a bailar con rubia o con morena. Reíd mientras podáis; mientras haya en el mundo primavera. En la república de la Luna todo es posible: baila el oso al son de la pandereta, los ciegos ven crecer hebras de oro sobre la calva arena; flores de lluvia nacen de las manos unidas en la alegría de la fiesta, porque nada está escrito, pueblo seco, porque, metafísicamente, se puede, ea, reír a las duras y a las maduras y bailar con la fea y pasarlo bien. Si se pudo al mundo... ya se puede a todo darle la vuelta:
  13. 13. 13 gozad hoy, porque, en verdad, en la tumba las pasa uno estrechas. Oh cuerpos de pecado, futuras calaveras. ¡Señores!, súbito!, súbito un paso adelante y seguid a vuestra compañera. Damas y caballeros: ¡damas y damiselas!, a reír os condeno urbi et orbi y a danzar con rubia o con morena... Mirad: verano y llueve. No era solo una nube. Juzgad ahora si habrá recompensa”. FULGENCIO MARTÍNEZ -Murcia- LIBERTAD Tener los ojos libres quisiera para ver la noche estrellada, la luna llena, tener las manos libres quisiera para acariciar las nubes, el viento, el horizonte, el firmamento, quisiera tener libre el corazón para sentir el amor y la pasión, el fluir de la sangre que congelada corre por mis venas, para sentir el amor y no vivir esta pena. MARÍA DEL PILAR REDONDO LÓPEZ -Córdoba- LUNA LLENA Bajo la Luz de la luna llena, escribí para él, los mas dulces versos, que un día hube de imaginar, llenos de Amor y de pasión, ella llena de vida y yo muriendo de frió, y el indiferente mirando pasar la gente, como si cuentas no te diera que de su calor precisaba, mientras la luna llena mi rostro iluminaba, el, mis lágrimas inorabas y muy triste y desconsolada, mirando al cielo pedía a Dios, fuerza para seguir viviendo y que esa luz me devolviera la fe ya perdida de amar y ser amada, de reír, de soñar. AIDA LUISA LEÓN HERNÁNDEZ -Cuba-
  14. 14. 14 BAJO LA FRONDA Y LA LUNA Cálida la noche era, mientras la Luna redonda iluminaba la fronda de tu suelta cabellera; que, al viento, como bandera nuestros dos cuerpos cubría... Y era así: que descubría nuestro amor, de ahogado grito, que siendo amor, fue delito, ¡Y es delito todavía...! Luna y fronda. Y un rumor que se hunde y que se aquieta, pues que a nada se sujeta cuando en la fronda hay amor. Y hay fuego en la carne, por la luna, siempre oportuna, cuya luz fue la fortuna de nuestros cuerpos sin nada, desnudados de alborada bajo la fronda y la Luna... ALBINO SUÁREZ LUNA LLENA Dama del universo, gran señora, pedestal de inmensurable fantasía, de leyendas de insigne idolatría, de inspiración sublime que enamora. Con tu noble esplendor, luz emisora, en larga y solitaria travesía eres del navegante luz y guía y cómplice en la cita seductora. Sin ti hasta el cielo pierde su grandeza, la oscuridad es toda incertidumbre, por eso luna llena, sin sorpresa, con firme convicción, con entereza de tanto contemplar tu blanca lumbre, me convertí en adicto a tu belleza. MIGUEL ÁNGEL ANGULO BADILLO -Ecuador-
  15. 15. 15 LUNA BELLA En su horizonte celeste es la estrella de la noche y los días que hay luna llena su atrayente magnetismo hace cambiar las mareas consiguiendo que aquí abajo con su lindo color blanco la admiremos alelados gozando de su belleza las mujeres la contemplan y al mirar quedan prendadas y piensan ¡es que es preciosa! su luz es como una ofrenda pero se debe a un error no es que la Luna sea bella es que es su luz un espejo y cuando las chicas miran hacia el cielo y la contemplan se quedan maravilladas sintiendo envidia podrida de esa hermosura perfecta y es que ellas aún no saben que lo que ven en la luna cuando piensan ¡qué bonita! de su celestial princesa son las preciosas facciones de la cara de las chicas reflejándose en su espejo lo que la luna les muestra. Por eso son tan bonitas las noches de luna llena. Antonio Jurado –Rubí- Gotas de lluvia solloza la luna cuando la sangre mancha la tierra. ANA MARÍA TORRES -Argentina-
  16. 16. 16 LA LUNA Las olas arrastran el reflejo de la luna hasta la orilla mansa. Pero ella se escapa. Se escapa… En un instante insobornable vuelven las olas con su murmullo insondable salvando su imagen. Pero ella se escapa. Se escapa… Y cada vez con más furia las olas retroceden y avanzan atrapándola en su vaivén para que descanse. Pero ella se escapa. Se escapa… Desaparece y crece se disfraza entre la nubes se nubla, se esconde, brilla. Y las olas incansables la buscan cada noche para mecerla en sus crestas Y llevarla a la orilla. Pero ella se escapa. Se escapa… Y cuando al amanecer parece rendida a su suerte entre los saltos de espuma se desvanece... Y se escapa, Se escapa… CARMEN JIMÉNEZ DÍAZ –Madrid- COMO EFÍMERA LUNA Intento poner cenefas de instantes en esa vestimenta de piel de hembra, que con tanto porte llevas cuando provocadora me miras y la noche me dejas sin anclajes,
  17. 17. 17 Hilván tras hilván, trato de ajustar las horas fugaces en que apareces reflejándote en el eco de los cristales, en descifrar la sutileza de tus encajes Intento zurcir los retales de estos harapos de tiempo con tenaz hilo de esperas, la efímera huella de tu aroma el tenue sabor a cereza que me invade el aire. Es solo viento sin equipaje el trascurrir de tu luna, sombras bordadas en celajes, talladas de oquedades en ese doloroso rincón donde te llora mi sangre. JOSÉ M. HUETE GARCÍA –Tenerife- LUNA VISITANDO UNA VENTANA Hay algo inocente en la luna. Pasa la historia pasa el hombre y ella sigue iluminando los caminos. Esta noche mientras brilla sigue el hombre sigue la historia y dentro de mucho tiempo alguien más sucumbirá a su delirio. JUAN CARLOS CÉSPEDES -Colombia-
  18. 18. 18 LA LUNA, NANA DE UNA ABUELA Anoche miré la luna y vi tu cara reflejada y una sonrisa en la mía recordaba tu mirada. Sus ojos como luceros muy abiertos la miraban y sus pequeñas manitas se alzaban para alcanzarla. Anoche miré la luna, de luz estaba preñada su magnetismo me atrae y a mi nieto recordaba. Mirando al cielo infinito como queriendo abrazarla dando saltos de alegría porque su luz le embriagaba. Anoche miré la luna, a través de mi ventana no sé si sería un sueño o el ensueño de su magia. Envuelto en amor de abuela que se le cae la baba con un nieto que me hechiza con su sonrisa de plata. Anoche miré la luna, te busqué para enseñártela, tu ángel de dulces sueños con esmero te guardaba. Me dijo ¡no lo despiertes!, que la luna le acompaña abrazándolo en su seno, le está cantando una nana. Anoche miré la luna, cascabelera y gitana de juerga estaba en el patio, mientras con ella jugabas. Anoche miré la luna y cuanto más la miraba más recordaba tu risa y tu risa más recordaba. JUAN RUIZ MORAL -Barcelona- LUNA LLENA No son los lobos los que le aúllan si no los hombres el dolor de algún día despedirla el amor que nunca duerme pena de saberse presos de la gravedad pena de que llegue tardía la alborada ¿Qué pueden pedirle? Un espejo de su luz para dejar huella para que la travesía no haya sido inútil. CRISTINA DANERI -Madrid-
  19. 19. 19 LUNA He visto una luna enorme saliendo por el oriente, Castillo de rosas nuevas, caravanas del ocaso; un sesgo de nubes breves, nimio canto de la fuente, huella de rubor sin lecho, niebla abierta a su regazo. He visto una luna blanca sobre el pardo de la sierra, Y entre los ojos difluentes que me cuentan los minutos, Con un inmenso desprecio por las cosas de la tierra, Árbol de cosmos y frío hizo del mármol su fruto. He visto una luna llena naciendo del horizonte, Teñidas de indiferencia, holgada de luz sin frente, Amiga sin el prejuicio que en perjurios hace apronte Y trueca en llagas sin cura la ilusión del inocente. He visto una lunba hermosa junto a mi libro y mi pluma Y el libro he cerrado un rato para perderme en la bruma. CARLOS MEIROVICH -Argentina- POEMAS A LA LUNA LLENA Bajo el espectáculo de tu luz, me hallo como en un sueño, quedo fascinada no hay noche mas hermosa ni misterio en tu áurea, el mundo se transforma eres y no eres de aquí o de allá por encima o por debajo de ese punto. Eres la codicia, de la dicha conseguida la felicidad plena que se encuentra, sumida en el ademán, de tus fulgores. Es lo oscuro casándose con la luz y en medio yo, en un gozo infinito Pues para saber que existe Dios, Dios creó la luna llena, puro hechizo a quien cantó desde siempre, los poetas embadurnada con polvos de estrellas. ¿Quien no amó o besó desesperada, como el amor calma al desespero? ¿Quien no sintió que la vida grita, se agita y se acrecienta en luna llena? -como la leyenda del hombre lobo- El mal y el bien incontenidos, que acompasados se enfrentan solos Y brota de ese encuentro un quejido de placeres celestiales en el hado. RITA VELÁZQUEZ –La Línea-
  20. 20. 20 La luna llena me engañó dejó que pensara que yo era el único espejo donde su belleza se podía reflejar. ¡Me engatusaste, no pude resistirme a tu influjo! Te recreaste en el espejo de mis aguas. Coqueteaste con los peces en las corrientes de mis entrañas. Me enamoraste con tu belleza. Me embrujaste con tu misterio. Me envolviste con tu encanto. Te besaste con mis olas. Y ahora me abandonas. ¡Ingrata luna llena! ¿Dónde está la más coqueta del cielo. La que me atrapó con su mirada, la que se meció en mis olas de plata, la que aquella noche sigilosa y recelosa bañó su cara? ¡Quiero que vuelvas mi luna llena! ¡Anda, vente, vente a bañarte Cuando quieras! CARMEN PÉREZ MARTELL –Conil- LAS DOS LUNAS DE JUNIO Son las doce y el sol se ha levantado perezoso. Las dos lunas de Junio hermosísimos rostros cuya luz platea. Rostros que miras, que estás mirando con la sonrisa abierta, los ojos que fulminan la negrura del campo de verde y amapola. Estás frente a mi casa, te contemplo extasiada de tanta maravilla y me siento cual ángel de la lágrima azul. La emoción conmociona la montaña --sollozo inextinguible— mar adentro, adentro, árbol, desmayo, las perlas una a una, la ventana, latido… Ayer, la luna roja, llamada luna azul permaneció encendida hasta cerrar los ojos y derramaba perlas en todas las ventanas. ¿A dónde estabas tú? ISABEL DÍEZ SERRANO -Madrid-
  21. 21. 21 LA LUNA LLENA Tiene La luna, La Luna llena luces de plata de miel y canela. Y en su face más hermosa el lobo aúlla, los amantes sueñan. Tiene La Luna, Lunita llena amores escondidos en Mar y Tierra y desde mi ventana la miro y sueño ovejitas mansas piel de cordero que La Luna se enoja si no la quiero. ¡Ay Lunita, Lunita bella! Haz que mi amante llegue a mi reja y me cante sonrisas y me cante leyendas. Dulces amores de Luna Llena. ROSA ORDÓÑEZ –Estepona- COMUNICÁNDONOS Noche de luna llena. Tu recuerdo invade mi ventana. Canta un grillo su obstinado y monótono estribillo. Quiero enhebrar palabras y las pierdo. Tantas preguntas en silencio muerdo que entremezclo los cabos del ovillo, enredo lo que siempre fue sencillo y el pulido discurso me trascuerdo. Pero quizá no importen las preguntas y tampoco haga falta una respuesta: sabemos comprender la voz callada que en un roce de piel se manifiesta. Si nuestras esperanzas marchan juntas nos podemos hablar con la mirada. MARÍA AMELIA SCHALER -Argentina-
  22. 22. 22 LUNA LLENA Al amanecer, El olor de las aves, El olor de las nubes. Y una luna blanca y serena, Como el plácido vuelo de una gaviota. La luna, Planta en mi lecho su crujiente soledad. Bebe de mi vino. Acaricia la piel de mis recuerdos. Moja las sábanas de mis anhelos. Prende fuego a mis fantasías. Cumplida su misión Lenta y sensual, Por las cortinas de mi habitación, Regresa a su crepúsculo rojizo. Al salir ha dejado La ventana entreabierta. Suspendida en el cielo Parece no recordar Que estuvo en mi piel. Entonces le lanzo una flecha. Sonríe y a su vez me envía Unos versos escritos en papel nube: Si piensas regresar a Ítaca, Atesora tus fantasías En la soledad de tus silencios. RAFAEL ESCOBAR G. -Colombia- LAS SOMBRAS DE LA LUNA Mi abuela contaba mientras contemplaba el cielo azul estrellado que un gran leñador, en tiempos de horror, por la luna fue tragado. Cortaba una encina sobre una colina. Y en noches de luna llena la escena se ve si se tiene fe: encina, hombre, hacha y escena. ULPIANO ULPY -Puente Genil-
  23. 23. 23 PREGUNTAS SIN RESPUESTA Por qué nueva Si desde siempre existes Luna Por qué media Si tu esfera es completa Luna Por qué llena Si nunca estás vacía Luna Por qué presumes Si tu luz es prestada Luna Por qué los sueños Tan hermosos contigo Luna Por qué, Luna Por qué… COVADONGA GRIJALBA -Almería- LUNA LLENA; LLENA. Luna Llena de palabras de poeta, tú estás llena, metáforas y frases bellas que son poesías de poetas, tu misterio les inspira poemas y más poemas; de poemas estás llena. Todo el que te quiera ver, la cabeza ha de alzar, apartar nubes y estrellas para poderte mirar; a la cara, la cara que tú dejas ver, mas la otra cara ocultas a los vivos, vivos que la quisieran ver; y quizá cuando yo muera; vea, cara que pudiera ser que desde el Hades se viera, allá en el infinito Cielo; Cielo,
  24. 24. 24 que como Dios en todas partes está, y que yo desde allá; vea, mas yo digo, veré, por ser apasionado creyente; de misterios y utopías… …ya que tú, Luna Llena de interrogantes estás llena. Acompañas a la Tierra, o quizá, la Tierra a ti: Inmenso lugar de encuentro de miradas hacia el Cielo, miradas que dentro de ti se quedan y nunca al Cielo; llegan, y se quedan en tu tierra, tierra de la Tierra, de la que tú; estás llena. Y, así como un hombre solo, vaga por la Tierra solo, y espera ser visto, para ser reconocido, encontrado, y deseoso, anhelante va, por encontrase muy solo; así, vas tú por el Cielo, Luna Llena, esperando a que te ilumine Apolo, para dejar de estar sola, como lo está, el hombre solo; Luna que de soledad, estás llena. Tu humildad me cautiva, y en tu sencillez está tu belleza, por ser nada, por ser piedra piedra fracturada y vieja, así eres tú, Luna Llena, estéril, eterna y muerta; de vacío tú estás llena. Palidez sin expresión, sin brillo y sin color que nos permite poner nuestra emoción, como en un cuadro de pintor, cuadro renovador virgen reproductor, de las huellas, las pisadas, dejadas en los caminos; caminos, hechos de emociones multicolores, cromáticas expresiones, de las que tú, Luna Llena
  25. 25. 25 también estás llena, como yo lo estoy de ti; Luna Llena. JULIO GUZMÁN SNCHIS NOCHE DE LUNA LLENA El brillo de tus ojos dijeron, El silencio en tus labios, El temor en tus manos, contaron tu historia, Entre sabanas nuestros cuerpos Confirmando el deseo En baño de luna llena, traspasando tu alma cambiante como ella, hoy llena mañana menguante pasado nueva, tan incomprensible como ella tu mente cálida y fría al tiempo, sin poder quedar inmortalizada en tu interior fugaz , en noche de luna sin estrellas descubro tus refugios secretos en nuestra piel entrelazada, luz de luna cómplice de caricias y miradas, se deleita con la sinfonía de nuestros susurros que ansían ser escuchados tras el reflejo de esta luna curiosa que dibuja nuestra piel traviesa perdiéndose en el eco de besos, endulza los abrazos con su bálsamo de protección, Sin importar Transcurrir del tiempo encuentro esporádico eclipse lunar magia perfecta e incondicional Intercambio de sensaciones Confirmación de Emociones inmortalizados en el recuerdo de una noche de luna llena ANA MARÍA RICO OSPINA -Colombia-
  26. 26. 26 LUNA LLENA Luna llena de amores Emblema de los amantes Quiero alcanzar la incandescencia Nívea de tu pecho feliz Galopar con las estrellas de la noche Agitar mi lanza de valkiria Cubierta por la túnica blanca De tu rostro primaveral Luna llena de amores Emblema de los amantes Cabalgo en la sombra Buscando el paraíso Añorando tu universo De mágicos misterios Luna llena de amores Inúndame en el ensueño En tus cataratas de plata Como inundas los sueños De los fieles amantes MERCEDES TINOCO OBREGÓN -Perú- NOCTURNO Vuela alta, muy alta, por las marismas del alba, entre sombras de mirada una noche clara de agua. La luna viste su enagua con lentejuelas de plata, y las estrellas le ofrecen las arras de desposada. Los cristales en tinieblas bailan que bailan que bailan, la danza de los luceros que deja fría mi Alma. Y ella sigue corriendo en busca de llamas blancas, sonando los mil clarines que anida la madrugada. ¡Qué magnas son estas horas, qué alta la noche clara! LUIS ÁNGEL MARÍN IBAÑÉZ -La Palma-
  27. 27. 27 SUEÑOS Cierro los ojos; mariposas, en blanco y negro, revolotean de un lado para el otro. Espectro de ráfagas blancas. Desaparecen. En lontananza, fantasmal la ciudad se yergue, puntas desiguales miran al cielo, esconde del ser humano: bondades y maldades. Desaparece. Redonda y rosada asoma, bola de fuego llena de luz; desnuda las mariposas todas, muestra la ciudad entera. Todo es color. Desaparece. Jamás en ellos te encontré, es porque eres realidad y no un sueño JUAN DE DIOS MENESES -Colombia- DORMIDA EN TUS BRAZOS Estoy sentada con el rostro en descanso recibo las notas del fresco anochecer mientras su suave brisa refresca con mi cabello, contemplo la Luna que me saluda distante atrapándome en su mirar, su luz penetra a través del tiempo y cierro los ojos sintiendo su reflejo, ¡Luna brillante como esfera de plata! Ilumina mis noches, que no sean sombrías, columpia mis ensueños entre tus rayos y abraza con ellos mis suspiros y llantos. Luna cómplice de mis pensamientos permite ser cobijo de mis sueños mientras mis ojos se cierran cansados y espero el nuevo día dormida en tus brazos. ROXANA ROSADO -México-
  28. 28. 28 ERA DE LUNA LLENA Y ME ALUMBRÓ EL CAMINO Era de luna llena, y la noche se encendió en cuanto vi sus ojos. Entonces pude ver lo inútil de mis pasos, lo erróneo del momento al que me habían llevado, lo inhumano del monstruo que habitaba a mis pies. Fue mi espejo (el real, el que no miente nunca) y en él se reflejó todo aquello que la vida se empeñó en ocultarme. Observé las heridas supurando en los gestos, los dardos del silencio clavados en la lengua, las arrugas -esas casi invisibles que prueban la existencia- surcando el mapa impávido del alma, las palabras de estiércol colgando de los labios. Era de luna llena, y se alzó en mi universo como una claraboya por donde entró la luz en oleaje. Entonces vi las costas de todos mis naufragios pasándome factura, vi viejas tempestades salpicar horizontes, vi edades herrumbrosas ahogarse entre mis márgenes. Fue mostrando uno a uno los recodos que habían permanecido a oscuras y se sentó a mi lado a enseñarme el sentido verdadero del tiempo. Es por eso que supe que el resto de mis días eran de plenilunio y expandí mis secretos por sus córneas de agua y extendí mis pisadas bajo su redondez. Era de luna llena, y me alumbró el camino. YOSE A LA LUNA Altiva y blanca Luna hoy desmitificada y antaño misteriosa y tan lejana… Selene, vieja amiga cantada por los siglos y eterna centinela de caminos. Gris desierto que brilla sobre el negro profundo del abismo. Pobre piel arrugada que ya no se embelesa en escuchar la voz de los poetas: ya las plumas no cantan tibias noches de amor en primavera. Tú, Luna de mis sueños hermosos de muchacha, que besaste el calor de mi ventana,
  29. 29. 29 tú, reina del misterio, señora del Olimpo desterrada. Isis, errante esposa del fuego de la vida, condenada a vagar por las esquinas del sueño y de la aurora y camino de estelas que agonizan. Sobre tu suelo nada feliz se despereza al filo de la luz entre la fresca, dulce y vigorizante voz del alba. Nada palpita en tus entrañas muertas. Miras, paciente y muda -¡Oh, gélida princesa expulsada del tren de los planetas!- la Tierra que procura seguir inexorable tu carrera. Síguenos contemplando, esfera sin misterio, tópica Luna típica, en silencio, lanzarnos al ocaso y ser en tu mirada fiel espejo. M. CARMEN GUZMÁN -Málaga- LUNA ¿Te he contado Luna sobre mi alma gemela? le preguntó María se encontraban en su habitual cita de la noche. ¿Te cuento? es color casi chocolate, de ojos pardos, rasgos firmes y su sonrisa es muy chueca. Luna, cuando lo escucho me transforma, vibra mi corazón al ritmo de sus palabras. Luna, si lo observo profundamente, se hace tímido y no sostiene mi mirada. Luna, me bastaría tocarlo pero solo me queda a través de un suspiro enviarle abrazos. Luna, su aroma es comparable a una elegante gardenia. Luna, solo imagino sus besos, por que Luna. mi alma gemela es inalcanzable. Luna, Luna, Luna. HIROMI KATO -México-
  30. 30. 30 ENTRE LA LUNA Y YO No es un secreto reina tu incomparable belleza tu redondez cada noche iluminando mi senda. Cuando te miro…yo quiero dialogar contigo negra decirte como quisiera ser buena como tú y como tú… ser bella. Te extraño cuando no llegas cuando no llenas de luz mi aro vacío y cansado. ¿Sabes? Contigo me iría al infinito cercano te escribiría poemas mientras vigilas tu tierra. Todos los días te anhelo tímida, ansiosa, llena de versos. Luna mía tú que regentas mi vida quiero que intervengas que eclipses mis dudas. Quiero con tu luz filtrar mis agonías y que me des cada noche la dosis perfecta de sabiduría. PATRICIA JAUREGUI –Estados Unidos- LA LUNA Va la Luna caprichosa, buscando nuevos amigos; si del amor es testigo, con la calma se reposa. Conforme, con sabio andar, alumbra con Luna Llena, salen lobos a ladrar, dentro su escondida pena. Danza por todos los cultos. Cubre a amores ocultos, hace valer sus facetas. Nunca se le escucha hablar, en largo peregrinar es musa de los poetas. ROLANDO BLANCO PASCUAL –Estados Unidos-
  31. 31. 31 |LUNA Hoy por primera vez Le vi la cara a la luna —pero sigue siendo místico su lado oscuro—. Hoy vi su arquetipo Aparentemente indescifrable Es tuerta Y tiene labios de lascivia Moretones en la cara: Parece que el sol la ha golpeado Durante milenios Sometiéndola a su rutina A su dieta anoréxica de luz constante La luna muestra su rostro A quienes como niños La ven con inocencia Sin entender porque por más rápido o lento que uno se mueva Ese astro sin sexo definido No deja de estar siempre encima de la cabeza De perseguir sin descanso Es tuerta nuestra luna Y su único ojo servible es blanco Completando un rostro impertérrito Sin alegría ni tristeza Parece más bien Que se siente preocupada Al ver desde el cenit los peligrosos rumbos Que como raza hemos tomado. ANDRÉS HERNANDO BODENSIEK –Colombia-
  32. 32. 32 LUNA: POR LOS BLANCOS RÍOS Una noche enamorada Una noche enamorada Llora con los ojos míos Una noche enamorada La perla que ella tenía Se la dio a la madrugada Y esa perla era la mía. Luna por los blancos ríos Una noche enamorada Una noche enamorada Llora con los ojos míos. ¡Ay ¡ la perla de mi llanto Que era la que más quería ¡Cuanto la quería! ¡Cuánto! Más que a mi misma alegría. Luna:: por los blancos ríos Una noche enamorada Una noche enamorada Llora con los ojos míos. De lo blanca, y pura, perla El alma en ella bebía Su dolor sólo con verla Y el color robaba al día. Luna: por los blancos ríos Una noche enamorada Una noche enamorada Llora con los ojos míos. Clara noche. Negras horas. Alba gris de su agonía De las lágrimas que lloras Es cada lágrima mía. Luna por los blancos ríos Una noche enamorada Una noche enamorada Llora con los ojos míos. JAVIER JORGE ATIENZA -Galdakao-
  33. 33. 33 MEDITALUNA Una columna no me permitía apreciar la luna y las nubes de vez en cuando en cuando la escondían. Detrás de ellas derrochaba su hermosura, con su impoluta figura. Yo la espío cuando ella se desnuda. Las nubes danzan sobre su cuerpo marfileño y los versos corren a contar sus sueños. Su luz... de pasión enclaustrada. Su voz taciturna y resignada. Sobre un madero de silencio, tus palabras permanecen aún crucificadas. Tú tristeza en mis ojos reflejada. Mi verso en tu voz apagada... ¡Sabían de tu pasión insaciada! Tu pena... ella misma te condena. En el cielo, como una lágrima suspendida. Te quedas sobre la montaña dormida. Semejas la hostia sobre el cáliz bendecida.... ¡Haciendo de la noche una gran eucaristía! En Chía, Valvanera es quien enciende la luna, con absoluta ternura. En el parque su amor lo divulgan los amantes. La sombra de sus árboles gigantes. El aleteo de mil palomas... El cultivo de la sabana. El corazón debajo de la ruana. ¡Que la Virgen de la Valvanera te acompañe por doquiera! Coloque como robles, nobles y buenos amigos, a la vera y vera del camino. Bajo la luz de la luna, visten sus cuerpos desnudos con caricias de seda los amantes. Seducidos por sus besos... levanta con sacrificio, su falda el caminante. El fuego de la pasión consume el pabilo... diluye lentamente la cera.... En vano intenta extinguir la brasa el rocío, cada madrugada con el gélido copo de algodón. Junto al altar mayor, flamea la oración que arde dentro de mi corazón. Cualquier petición me la concede con antelación. La luna es el espejo donde Valvanera refleja cada noche su belleza, posponiendo más allá de las auroras la esperanza, que en su verde vientre generoso crece. JOSÉ AGUSTÍN PACANCHIQUE -Colombia-
  34. 34. 34 LA LUNA A LA UNA La luna a la una Mecía al niño en la cuna Al niño con su cara colorada Le mecía la luna en su cuna dorada Y el niño al mirar a la luna pensaba Que linda, que graciosa Es tan bonita como una rosa Pero lo que el niño so sabía Era que la luna los pensamientos leía Entonces la luna le abrazó Y al niño el corazón palpitante le dejó Llegó el día y el niño triste se quedó Porque echaba de menos a la luna Su risa y su dulce locura La luna le encantaba Y soñar que dormido con ella se queda. INMACULADA GUILLÉN JULIÁN -Conil- DE NUEVO SUEÑO Escondida tras la luna está la nostalgia por ese amor de sábanas blancas, caricias extrañas, manos de amor que acariciaron mis cabellos, palabras mudas sentimientos que hoy añoro tras la luna nueva. besos que se esconden y de nuevo mis labios quisieran sentir como en esa velada donde entre tus brazos estuve mientras tú mirabas la luna reflejada en mi sonrisa y de nuevo sueño ... ROCIO PRIETO VALDIVIA –México-
  35. 35. 35 BRILLANTE CALIDEZ Brilla la Luna llena Reflejada en las miradas Con todo el calor De cientos de mujeres enamoradas Que suspiran llenas de amor Suspiros que se desplazan velozmente El viento fuerte de Levante Es el cómplice inconsciente De llevarlos a los corazones De otros tantos receptores Que anhelantes también suspiran Porque alguien corresponda a sus anhelos Por conseguir el gran amor Esa amada intuida, ese amado tan esperado Que nos colma de ilusión Cálida y brillante Luna llena Que nos envuelve con su magia Trayendo suspiros de antaño Recuerdos de amores viejos Que se mezclan con los de hoy Julietas y Romeos inspiradores de sueños De amores cuasi increíbles Para amantes imposibles Porque ya nadie muere de amor Poetas muy insignes han suspirado Han sido del amantes del amor A semejanza de tiernas jovencitas Y tímidos púber donceles Que influidos por sutiles Cálidos y pálidos rayos lunares Han imaginado ser los héroes amantes De historias inmortales Luna cada vez que te veo llena Se que cientos miles de amantes Se sienten henchidos, plenos Por tu brillante calidez CONCHA GOROSTIZA -Conil-
  36. 36. 36 LA LUNA La luna y yo, estamos enfadados Ya no nos hablamos Por eso, si toca estar llena En mi pueblo está nublado Yo, a la Luna, nada que agradecerle Cuando me siento a tu lado en el parque Y me miro en tus ojos verdes Ella se esconde y…¡llueve! ¡Vaya con la Luna! Qué poco me quiere.. no sé por qué me odia no sé porqué me hiere. Y cuando te beso en la boca Esos labios dulces que tienes Y aspiro el olor de tu cuerpo a florecillas silvestres… la Luna, celosa, se esconde y conjura con las nubes me difama y me critica las convence…¡Y llueve! La luna y yo no nos hablamos estamos enfadados Para mí que está celosa Porque te amo Y nuestro gran amor tanto la ha trastornado Que cuando toca estar llena, El cielo aparece nublado Dime, Luna blanca Faro del amor Musa de los poetas ¿No te da vergüenza? ¡Ya no me haces falta! El brillo de los ojos de mi amada Ilumina mi alma Y la vuelve loca. JUAN PAN GARCÍA -Málaga-
  37. 37. 37 BRINDARÉ Bebo de tu brebaje... noche alharaquienta, pregunto a las estrellas si hay quién me entienda. Licor desgarrador arrasa a su paso por mi garganta con fuerza asoladora recorre por mis adentros, y lo quema todo... ¡hasta mis lamentos! Lucidez que se me propicia y que espanta en esta noche de pensamientos llenos, de recuerdos completos y sin remordimientos, de sensaciones que regresan a mi sentir y que hacen de nuevo a mi corazón latir. Pesan más los hechos por ser correctos que por ser premiados o reconocidos, se diluyen las penas causadas para satisfacer el ego enaltecido de aquellos que no se bastan con lo suyo vivido y necesitan pisotear lo de los demás... para sentirse superiores o quizá mejores, ¿quién lo sabe?... ellos nada más, bueno... ellos y sus temores. ¿Merecen la pena los resquemores?, es como preguntarse si deseo morir estando sano, es mejor no romperse la cabeza en vano y disfrutar con otro tipo de pensamientos... pues son muy malos los remordimientos. Palabras y más palabras circulan por mi mente y yo intento desechar todo lo que sea hiriente. La vida llama a la vida, como el amante a su amor y como el llanto de un niño a su madre, con todo su furor... mejor seguir bebiendo, entonces, pero para gozar y no hacerlo para a las penas, intentar ahuyentar. Por lo bueno que hice, por lo bueno que haré... brindo por todo lo bonito y por mis buenos deseos, en esta noche estrellada de removidos sentimientos: yo brindaré. DAVID LÓPEZ RODRÍGUEZ -Granada-
  38. 38. 38 LA LUNA Iluminaba la luna con una estela de plata el camino “pa” su casa, como fantasmas veía amores que se ofrecían bordeando las rotondas, la luna de plata era la misma que iluminaba amores que se compraban, su cuerpo se estremecía al llegar a las rotondas con los reflejos de plata, y recordar que vendían su alma sin darse cuenta. JOAQUINA CAÑADAS BLANCA -La Línea- LUNA Riega la luna en la noche con hebras de plata bella, encanto que cierra broche con embrujo de doncella. Es fuente de inspiración que abraza luna amorosa del bardo luz y emoción, en esplendor primorosa. Cuando plena iluminada derrama luz de primores, luna nuestra... Plateada, florece el verso en amores. Cubre con manto argentado al amante en sus albores... Dando el cielo enamorado unos portentos de amores. Dicen que la luna miente, dicen que engaña la luna. Es su equilibro la fuente, en nuestra vida y fortuna. Es del planeta la amante, de las mareas... Corazón. Con su embeleso constante, da al poeta...¡ Inspiración ! JOSÉ SALAS -Barcelona-
  39. 39. 39 TÚ Y LA LUNA Luna llena, media luna Cuarto menguante quizá Cada fase que presentas Majestuosa siempre estás Mil luceros en el cielo Incrementan tu grandeza Y hasta Venus te saludó Dándote una reverencia Eres tu luna sin duda Motivo de inspiración Tu grandeza y tu hermosura Me han robado el corazón Tú mujer maravillosa Que en mi mente siempre estás Tú de frente, de perfil O de cualquier punto que te vea Aquí sobre esta tierra Tú eres la estrella más bella Y aunque la luna me inspire Y robe mi corazón Eres tu mujer divina A quien le entrego mi amor. ORY FAVELA JUÁREZ -México- Buenas noches compañera fiel testigo mudo que pintas de blanco los abismos de mis noches y eres confidente de todos los besos que dejé perdidos en el camino de cualquier boca al amanecer de unos labios. PEDRO VERA -Murcia-
  40. 40. 40 LA LUNA CANSADA Esta noche, me ha contado la Luna, que desde su atalaya veía llorar a la Tierra. Que el nivel del mar, no subía por el Deshielo de los glaciares nevados, eran lágrimas vertidas, tristes y amargas, en los océanos abisales desde playas y acantilados. Me contaba mi vieja amiga, el llanto de las montañas, por el traidor holocausto de sus selvas y bosques. Cómo el grito de agonía a modo de cante jondo, tenía el dolor del roble, la queja de la palmera y la rabia de la encina. El lamento del abeto, el llanto del álamo, la pena de la higuera, el lloriqueo del ceibo, la maldición del margalló, el pesar del baobab, el desespero, del cedro. Por respeto a su edad, me contó al oído, la resignación del sabio, de los ancianos pinos y olivos. Me dijo la Luna, poeta, os estáis matando. Poeta, sé que lo sabes. Yo, he sido tu lazarillo, cuando las calles bailaban y llegabas a casa borracho. Hoy no me toca trabajar, amigo, Quédate conmigo, en silencio, callado, porque estoy harta, si mis ojos rompen la vidriera, nadie, mas que tú, tiene que verme llorando Saqué una botella de absenta y serví hasta arriba, los dos primeros, de muchos vasos. La Luna, quedó colgada
  41. 41. 41 a pesar de mis cuidados, en el alero de mi casa. La bajé y la invité a un café. Le ayudé a volver a sentarse, en las mecedoras con patas de cuna, de mi terraza. Acariciaba, subida a su regazo a mi negra gata. Parecían, la figura de un bombón de chocolate, en justo la mitad de una tarta de nata. Yo, muy calladito, cansado, pero sonriente, la taza en la mano, con una sonrisa agridulce solo las miraba. La Luna la hablaba en susurros, mientras la gata feliz y contenta, ronroneaba. Se quedaron dormidas las dos. Antes de irme a escribir, las tapé despacito, con una manta. Descansa, mi amiga Luna, le dije cuando cerró los ojos. Descansa. Yo contaré una vez más, desengañado, pero leal, tus palabras. MIGUEL RUBIO -Valencia- DESDE EL ALCOHOL CON AMOR Luna halo alcohólico son mis versos te trepo creciente y me engancho a tu cuerno menguante Pendo en chinesca forma negando a mis párpados la carga que me acechan. MANUEL JESÚS GONZÁLEZ CARRASCO –Madrid-
  42. 42. 42 DIÁLOGO DE LA LUNA Y EL OLIVO - Oye, verde olivo, ven conmigo al cielo. ¿Por qué no te elevas? - Oye, blanca luna, lo que yo te digo: ¡No puedo!... ¿Acaso no ves que mis plantas penetran el suelo para que yo beba? -Yo te llevaría por montes, praderas, por los grandes ríos y los arroyuelos... -¡Ya me gustaría, que notes, de veras, que el corazón mío se va con tu vuelo!. -En todas las noches viajaremos juntos daremos mil vueltas al inmenso mundo. -No me lo reproches a día y noche juntos yo abro mis puertas de sabor profundo. -Seremos las musas de muchos poetas, en sus tristes versos haremos presencia. -Lo sé, blanca luna, que conmigo cuentas, no puedo hacer eso, ten benevolencia. -Pero... ¿no te aburres pegado a la tierra?
  43. 43. 43 -Tengo mi misión y ella es eterna. En mis ramas nacen las verdes olivas que los hombres cogen para sus familias. -Pero ellos te pegan con palos, palizas... -Ellos solo quieren Quitarme mi peso, Me dan con cariño, Que con mis sabores se alimentan niños. PEDRO JESÚS CORTÉS ZAFRA -Málaga. LUCERO QUE LOS INSPIRAS No sabría que pensar de ella son ya muchas Lunas las que me ha fallado son muchas las noches que mis ojos no la ven y mi duda confunde hasta esos destellos que dicen que posee. Ella, ella... Ella es engreída, altanera y arrogante, ella que se cree la más bella entre jazmines y aromas de las sombras Luna que me asombras como amor a destiempo como albatros sin vuelo envanecido y distante esperando, rogando ese nuevo amanecer. JUAN MANUEL MOCHÓN –Granada- OS LA POSTRARÉ A LOS PIES E si vos me requeris que os postre el lucero que en el cielo nos mira e ilumina más intenta en vano eclipsar vuestra guapura, por mi honor que la Luna a vuestros pies os e de postrar, si con ello vuesa merced el amor que os reclamo en prenda me deis e mi corazón deje de vagar por el ancho mar. EVA VILLALVILLA –Granada-
  44. 44. 44 VOY A VERTE DANZAR Voy a escribir desde el recuerdo desde el pasado penitente, voy a bosquejar en la memoria a tu cuerpo danzando para mi Voy a sonreír en tu mirada, voy a morir en los te quiero voy a resucitar en las palabras y olvidar que es el olvido Voy a extrañarte nuevamente y esperar que algún día vuelvas trayendo en los brazos los abrazos que este tiempo ha postergado Voy a revivir la vieja historia y negarme a pensar que no hay regreso tal vez aún me sientas dentro tuyo como un sueño recurrente, permanente Voy a verte danzando entre las sombras como esa noche plagada de locura voy a sentirte cerca estando lejos voy a decir que aun te quiero bajo la pálida luz... de nuestra luna FRANCISCO PRADOLINI BLESA -Argentina- LA NOCHE VIEJA DE LA LUNA NEGRA (al cuerno de África; donde morir o matar de hambre es un terrorismo que no está penalizado por las leyes ) De vacaciones fue la luna blanca al país soñado de la noche buena… Llevaba entre su agenda visitar Palestina, alumbrar un portal y hacerle unas ofrendas como es costumbre en cada nacimiento. La luna negra se quedó esperando en los portales de su noche vieja. Ninguna estrella le mostró el camino a los bancos de Oriente y sus riquezas, ni un solo mazapán calmó su hambre, ni un solo cantarillo de miel y de agua fresca mató su sed de paz y de justicia. Allí los niños mueren de hambruna y de abandono;
  45. 45. 45 nunca de indigestión o de empachera. La luna blanca está llena y redonda; la luna negra mengua a la intemperie de las noches más crudas y violentas. Su navidad no es más que un espejismo, un ancho mar de espinas y fronteras donde naufragan sueños y esperanzas, deseos de igualdad – que nunca llegan -. No estoy de humor para cantarle a nadie ni emborracharme con indiferencia; no estoy de humor para lanzar cohetes o escuchar las liturgias que predican paciencias… Es honda frustración lo que yo siento, indignación y hasta vergüenza ajena . ¡Callar, pastores, flautas y guitarras, callar vuestras zambombas y vuestras panderetas… La luna negra sigue agonizando en el cuarto creciente de su pena. BENITO GALLARDO MARTÍN -Sevilla- PUREZA AL DESNUDO La blanca luna cae sobre mi lecho cuando ya se diluye el crepúsculo, desde el infinito cielo oscurecido el íntimo sigilo trajo su encanto. Con su lucido destello, el lucero retoña en la sombra de la noche deslizándose en el oeste glacial cautivado por la aurora boreal. En las riberas de la inmensidad bajo los truenos de la superficie se agitaran los pálidos reflejos en el pulido fuego del occidente. Allí temblaron sus trémulas luces al ritmo agitado de las estrellas cuando ella desnudaba su pureza con el ingenio seductor del amor. FREDDY JUAN ARCE ACEVEDO –Chile-
  46. 46. 46 LA LUNA DE LA MARISMA Es la misma de la ciudad, La que alumbra por las noches La carita tan bonita De mi niña inmaculada. El sol que a mí me deslumbra, Es el mismo que relumbra En Morón y esta Sevilla, Que en un paso da la vida Con gracia y salero, vero, En el día que retumba, Pues que tal que nos nacemos, Nos vamos luego a la tumba, Y el que vivo, se fue muerto Al otro barrio de los cielos, Con más o menos acierto, Viva o no, al cementerio. Y en esto que nos alumbran Los bellos-lindos luceros Que se nos bailan por rumbas, Desde lo alto el firmamento. Esos que en luz nos despliegan Las claridades del alma Por darnos de gloria y arte La alegría celestona De las alturas preciosas, Las que están sobre la tierra. Que por luna, sol y estrellas, Son clarados los humanos, Todos sin excepción, todos, Desde el primero hasta el último. JUAN OROZCO OCAÑA -Sevilla- LA LUNA TRAS LOS CRISTALES A lomos de un corcel llamado deseo me dejo caer por las alcantarillas pestilentes de esta lóbrega ciudad. Visito las farmacias furtivas de las madrugadas y me conformo con ver la pálida Luna tras los cristales. Luego, voy rebotando de bar en bar, de vaso en vaso, iniciando así, tal vez, una búsqueda constante de mi propio ser.
  47. 47. 47 Y acabo metiéndome irremediablemente en infames callejones sin salida o perdido entre el hielo de las copas. Quizá mañana la noche se presente mejor pero antes tendrá que pasar todo un día. Sopesaré la posibilidad del exilio. MIGUEL ÁNGEL RINCÓN PEÑA –Prado del Rey- EN DONDE QUEDARON AQUELLO SUEÑOS... Aquella niña que una vez se enamoro el amor pasó de largo como una estrella fugaz y fue inalcanzable. Aquel amor brillaba a lo lejos… de día el sol le acariciaba con ternura dándole esperanza que un día volverá Y la noche de luna llena, solo se quedo mirando el firmamento contemplando las estrellas... Solo veías algunas estrellas fugaces. Y le preguntaba a la luna y si su amor volverá le dio de entender … que solo tendrá muchos amores en el corazón y entonces entendió que su amor nunca volverá La Luna ama de noche y el Sol ama de día su sueños es inalcanzable,,,pues vivirá siempre separada y llena de amor para repartir El sol mostrara su sonrisa igual que la luna y así vivirá eternamente… ROSA MALDONADO -Paraguay- Esta luna despierta en mí Pasión, amor y sobre todo despierta la musa que vive en mí!!! Luna mi eterna compañera mi celestina amiga la de los brillos argentinos..!! Acompáñame esta noche a escribir los versos más profundos los más secretos... los más enigmáticos que le digan a ese hombre especial.. cuanto espero por él!! JORDANA VENEGAS ZÚÑIGA –México-
  48. 48. 48 LUNA, GEMA DEL CIELO Sabía que la luna sería mi cómplice, redondeada gema de la noche, vestida de blanco hasta los guantes y una sonrisa brillante que ilumina. Musa de los cielos y el universo, centro de atracción de los poetas, complaces a millones con tu rostro, eres el prendedor de la oscuridad. Luna que se aferra al alma errante, luna que refleja en los ojos del ciego, luna que acaricia los pies del inválido y hace magia en los niños saludables. Como no mirarte si eres fantasía, eres amante del sol y eres la amiga de las estrellas que siempre te rodean, hermana de nubes que te abrazan fuerte. Cántaro de la lluvia, así te transformas con tus cuatro faces, luna llena, nueva, cuarto creciente y menguante, ayyy como cambias tus luces y tus brillos. Mujer tenías que ser, sutil coqueta, arrebatas pensamientos, emociones, cada uno te mira de distinta manera y hace de ti variedades de canciones. Si estas en los sueños de los niños, en los besos de los enamorados, en el nacimiento de un amanecer, sobre un baile romántico a pleno. Luna que hasta el lobo cambias, que te cuentan las madres entre sus nueve meses de embarazo y abrazan tu hermosura en su regazo. Luna, lunita, lunera, la cascabelera, la más intensa, la de luz propia que llevas guirnaldas en la cola de tu vestido blanco de angora. SIL TORRE –Argentina-
  49. 49. 49 AMANTES DE LUNA LLENA… Amantes de luna llena Con la pasión hirviendo en sus venas, Bailando al unísono La melodía de su amor furtivo… Entregados a su pasión, Sumergidos en su torbellino En ése cúmulo de sensación De entregarse el uno al otro En total exaltación… A estos amantes la luna les acompaña, Y durante toda la noche con su luz les baña, Transformándose así en testigo De esa desbordada pasión en sus entrañas… YASIRA MENDOZA -Venezuela- AMOR BAJO LA LUNA Noche oscura, noche de pasión solos tu y yo y la luna que nos ilumina con su brillante luz sabe de nuestra pasión, de nuestros deseos su luz empieza a bajar su tono, para que aquel lugar solo sea para nosotros, una suave melodía nos toca. Abrázame, quiero sentirte cerca sentir que estas aquí, que no es un sueño, que todo esto es real que no se desvanezca como siempre, que tan solo se quede en un sueño bésame , así sentiré tus labios. Tanta veces soñé con un amor bajo la luna, cada amanecer mis lagrimas caen por mis mejillas Amor bajo la luna bello y sincero noche mágica donde no hay dos, Amor donde la luna es testigo testigo de mis sentimientos, De ese amor que no se si es real O solo un sueño hermoso. PAQUITA PEDRÓS ESPINOSA –La Llagosta (Barcelona)-
  50. 50. 50 NACIÓ LA LUNA EN LA TARDE. Nació la Luna en la tarde, luna de amores extraños, amores de nuevos años, de intenso fuego que arde, nació calor en el norte, y más aún en el sur, cielo, y luna, acunados, en un inmenso abedul. Nació la Luna en la tarde, subiendo del mar que ampara, a dos amores que en balde, el tiempo solo separa, del sur llega el efluvio, de amores ardientes, intensos, que con premura trae el viento, en su suave murmullo. Nació la Luna en la tarde, mirando tus tiernos ojos, y ante tu amor de hinojos pedí a Dios, te guarde, y ante mi puro pedido Dios me envío alegre, el mirar de aquellos ojos de aquellos… tus ojos verdes. JOSÉ PRADO –Estados Unidos- LUNA Cuantas veces iluminaste nuestras noches de amor, nuestras noches de pasión Que iluminaste nuestros caminos aun a través de la distancia, fuiste mudo testigo de nuestro amor y nos uniste en un suspiro que con tu luz iluminaste cada sendero que con tu magia caminamos juntos, ahora ilumínalo a él y muéstrale el camino y tráelo aquí conmigo, tú que siempre estuviste acompañando nuestras tristezas, nuestras alegrías y nuestro amor, y hasta nuestras noches de soledad, ilumina nuestros caminos y únenos en cada noche, únenos y haz que con tu magia, sintamos el amor que a veces creemos perder, tú que iluminas las noches de amor de tantos seres enamorados, ilumina la nuestra para seguir contemplándote siempre
  51. 51. 51 juntos, aunque la distancia nos separe... LUPITA MOLINA DE HOYOS -México- LUNA Gracias al creador, Luna... No eres extranjera. Los extranjeros lloran por su suelo... Desde el otro a donde han ido. Gracias al creador, Luna... No eres extranjera. Cuando el viajero regresa... Entonces llora por el suelo que deja. Gracias al creador, Luna no eres extranjera… Si no fueses una luna bañada de: Lágrimas nostálgicas por cada patria que dejas. Aun cuando tu ausencia sea leve, corta. Agradecida al creador cósmico por tu presencia. Sin ti Luna no podría existir. Y tu Luna si dejaras de existir... Moriría la noche y con ella: Un sin fin de romances... Entre el ser y la Luna. ¿A donde se iría el poeta y su musa? Y mas allá... ¿La evolución de los seres? Gracias al creador, Luna no eres extranjera. Muchos dicen: No hay luna como la de Venezuela. La luna de Conil la mas bella. El extranjero en la India abre su venta... Para que le visite su Luna Limeña. NURES AMER –Venezuela-
  52. 52. 52 LUNA MÁGICA Esta noche la luna brilla como nunca luce grande y maravillosa cariño mírala conmigo y que nos ilumine su luz hermosa. En esta noche de ensueño en que se refleja la luna en el mar dejando una estela de plata nos hace despiertos soñar. Luna bella te miramos los ojos de ti no podemos apartar nos besamos bajo tu embrujo y te volvemos a mirar. Nunca olvidare esta luna que nos hizo estremecer ante ella nos besamos en ese mágico anochecer. ISABEL MARÍA CAÑUELO LUNA DE LOS POETAS ¡Ay luna de los poetas, la luna de los noctámbulos! Luna que en el firmamento entre sombras va vagando. Luna clara que, en la noche, riela sobre los tejados, y en el agua deja estelas de caminos plateados. ¡Ay luna de Federico, la luna de los gitanos! luna que bajó a la fragua con su blancor alunado. Hernández, perito en lunas, de su luna menos cuarto: jinete, hogaza, narciso, limón lunero y dorado. Luna de ayer… hoy de olvido, que Alberti nos ha dejado: con nostalgia de su luna va el llanto de un exiliado. Las tres lunas de este espejo… naipes son de Emilio Prados: lámpara del mar y el viento, luz del tiempo y sus presagios. ¡Ay luna llena o creciente,
  53. 53. 53 de color anaranjado! que va derramando sangre, que en rayos se ha desangrado. Luna menguante o ya nueva, que su farol va apagando, y la oscuridad se cierne y acrecienta sus quebrantos. Parece que presintiera el que hoy nadie le haga caso; que la luna ya no es luna para los enamorados. No la glosan los poetas ni le cantan ya su canto… Y la luna, luna, luna, sigue en el cielo velando. CARMEN AGUIRRE -Málaga- Acomodada, feliz y contenta. Atolondrada, perdida en su inconsciencia. Mirando a la luna, sonriendo, buscando de soslayo su mirada. Atrevida y enamorada. Con una gran cesta de rosas, que dan color a su vida Fruta fresca ofrecida en noche cerrada solo ella y tu, tu y su sonrisa. Llena, universal, esplendida según la miras. El mar, dejándose llevar por su dominio. Tu piel, dispuesta a ser gastada, por el suave tacto de la luna, en bandeja de plata aportada. LOLA FONTECHA –Jaén-
  54. 54. 54 LA LUNA Es la luna mi compañera nocturna Mi compañera de desvelos Mi compañera de juegos Ocultándose entre brumas y nubes Mi compañera fiel. Le cuento mis penas y alegrías, Mis deseos cumplidos, y Aquellos que por llegar están, Confesora de mis pecados, Compañera, tan cerca Y tan lejos a la vez Como esos amores deseados Y difícil de obtener. Siempre queda tu belleza Cuando nace, crece, y En tus efímeros ocasos Para renacer de nuevo. Bella por siempre en plenitud. JUAN ARANDA GIL -Álora- CANTO A LA LUNA Mírame, Luna, no seas esquiva No ocultes tu rostro entre las nubes Coqueta Luna, que tu sonrisa Pinta mis sueños y mis labios cubre. Y así, tu brillo mi alma seduce Lánguida estela que a tu capricho Sintiendo así el sabor agridulce El de dejar mi consciencia en entredicho. Por más que se ennegrezca el cielo Por más oscuridad que nos cubra Siempre tendré, Luna, alas de fuego Para iluminar el sendero hasta tu cuna. Mírame, Luna, y cántame suavecito La melodía del Sueño del Niño Lobo El que te aúlla en el viento frío Buscando dejar de sentirse solo. Por más que se ennegrezca el cielo Por más oscuridad que nos cubra Siempre tendré, Luna, alas de fuego Para iluminar el sendero hasta tu cuna.
  55. 55. 55 Mírame, Luna, mi piel de hojarasca Vestida con el susurro de lo incierto Inúndame con tu luz de plata Y haz que me olvide de que estoy muerto. ALFONSO BARO -Puerto Real- LUNA La luna traicionada se diluye en los verbos de la herida. Diccionarios de óxido y herrumbre persiguen mi alma cálida. Las palabras no pueden contener el paso de los días y las noches. Relojes que se han vuelto temerarios no permiten que pare las agujas. La luna seducida por lo oscuro pronuncia los pronombres del amor y me deja con un escalofrío en el relámpago. ANA MUELA SOPEÑA Subiendo a la buhardilla llena de canela doy gracias a la vida porque estés de vuelta. Compito con la luna, ¿quien está más llena? porque sobre tu pecho yo me siento eterna. Y aunque nadie lo entienda merece la pena seguir con este invierno hasta que me quieras. Cantando con banderas, ¡no nadie más plena! una voz advierte de que la eternidad espera. La luz cierra los ojos y me deja a ciegas celosa de sus sueños hasta que despierta contando los minutos para que amanezca y ardan las cenizas en la misma hoguera. REBECA SANZ SANZ -Madrid-
  56. 56. 56 BALAS DE PLATA Luna hechicera mujer seductora y coqueta que le envías al hombre un guiño y sucumbe a ti. Disparas balas de plata como cañón y Cupido de flechas las disfraza inundas la tierra con tu perfume y no existe mortal que no se incline un día a besar tus pies. Luna hermosa suelta el hechizo que a mi amor le pusiste. ¿No entiendes que me encelo cuando te mira? ¿Has contado las veces que de ti me habla? Luna amiga ya no puedo vivir así te lo pido, regrésamelo por favor. DORA E. CRAKE RIVAS –Estados Unidos- A LA LUNA DE BORINQUEN A la luna de Borinquen le han crecido llagas por iluminar desamores rasgados por luces de dagas. ¡Ay!, la luna se derrama en dolorosas pasiones que un día fueron amadas, lo bello parió dolores preñado de traiciones, ¡Ay!, la luna se derrama lo que fueron ilusiones abrió venas desecadas alimento de serpiente de hiel de desconfianza agua al puro aceite saliva de malas palabras, pórtico de malas acciones frenesí de espinas envenenadas, ¡Ay!, la luna de Borinquen por un costado iluminaba
  57. 57. 57 abertura de honda herida razón de amargos pesares de desdicha conmovida de bellezas sin socaire, miel con hiel desventura contrición en Ponce amarga sombra de luna en Aguadilla desamores. Del libro La voz del pensamiento de FRANCISCO MUÑOZ SOLER -Málaga- EMBRUJO DE LUNA ¡Luna llena, no te escondas, bajo las nubes quiero verte! Asoma tu clara luz, para iluminar la tierra, y mi corazón triste . Cuando los enamorados quieren verte, embrujas los corazones de los amantes. Escribo sobre ti versos románticos y la serenidad forma parte de ti. ¡Observándote desde mi ventana por la noche, libre entre las nubes, y las estrellas brillantes! Al sentir tu caricia, lanzo mis alas al horizonte, en una noche estrellada, para llegar a abrazarte y adorarte. ¡Oh luna, clara y pura, en aquella noche oscura! El amanecer más allá respirará de nuevo la aurora. Dejaste dentro de mi alma , la hermosura de la noche. Amo tu luz brillante, y la poesía fragante, ¡Oh luna no te escondas, en el cielo fulgurante, que con tu luz me embrujaste! MALIKA EL BOUZIDI -Marruecos/Conil-
  58. 58. 58 ESTA NOCHE DE LUNA LLENA Esta noche de luna llena no tendré tus manos empalagándome de amor, no me sentiré osado junto a tus labios. Esta noche de luna llena no fabricaré sueños ni ilusiones en la ausencia de respiración compartida. Esta noche de luna llena vendrás tarde a encontrarme, a admitirme en un abrazo saxofonado. Esta noche de luna llena no alaré entre la brisa para saciar de sed mi risa de sexo tatuado. Esta noche de luna llena sentiré abrumarse mis sentidos, laciarse mis lamentos entrecortados. Esta noche de luna llena no habrá luna que nos recuerde ni sábanas deshechas y apartadas. ni sombrarán nuestras extremidades la suave agonía de la noche. Y el ser divino llorará al vernos separados... Esta noche de luna llena tu olor vendrá a mi encuentro entre lágrimas no deseadas. Esta noche, amor, esta noche, tu calor no estará en mi piel y el deseo se quedará en silencio mientras te aguarda Esta noche, amor, moriré con el día, moriré con su helado broche. El terciopelo de tus besos anhelantes me cubrirán el silencio que golpea. Esta noche, amor, de luna llena, no escucharé tu voz susurrando mil te quieros. Esta noche, amor, esta noche… de luna llena… de amor. PACO VELÁZQUEZ & LOLA FONTECHA –Cádiz/Jaén-
  59. 59. 59 LA LUNA Observo a lo alto, la luna, taciturna, arroparse con las nubes. Noto sus coágulos de humo transparente y La luciérnaga de su cuerpo la quiero en mi aposento y mis manos asidas a su cintura, dando vueltas alrededor de su figura, bailando al compás de la música del viento. Se que mis pasos serán ineptos ante tanta hermosura. Su cuerpo tallado de una arcilla pura, le traigo tierra desde de mi desierto Nunca pensé enamorarme de su figura pero sin duda me he Ilusionado. Juro que ella también me mira, con sus ojos enamorado de ternura y siento una dulzura que se apropia de mi cuerpo. Mi esqueleto se vuelve dócil y me embeleso mirando hacia ella pero no me dice nada...ella es muda. JAY JAY -Estados Unidos- LUNA Viste mi alma con el color de tu luz. Deja que tu pasión sea la flama de mi corazón. Se la razón del pensamiento. Se solo todo lo bello del momento. Ahi donde estas presente deja tu luz seguirme. Que ella sea la marca en el camino del destino. Que sea la ilusión para encontrar el destino. Luna amiga mia. Compañera de esas noches de soledad. Deja aquel que me ama. Este a mi lado. Que la magia de sus besos entren en mi corazón que tanto lo ha esperado. Se la razon de la belleza de mi alma. Esta que clama por los besos del poeta que se inspire en ti y en mi deje la hermosura de sus letras. Pasion. Amor. Sueños e ilusiones son el resultado de tu luz cuando me viste. Ve como mi desespero es menos cuando el descubre la belleza de mis besos. Esos que están adorándote...Luna amiga mía. SUSANA ALBA REYES -México-
  60. 60. 60 LA LUNA ES UN CANTO DE AMOR La luna en su encanto y hermosura de mujer besa la noche del sol en esos sus cabellos dorados, rizos y tiernos a los nardos de Saturno en su jardín de geranios y flor sombrea e ilumina en esa su fragancia de dalia y de magnolia y flor esos sus ojos azulinos de mar a las olas y a las brisas de Urano y de Neptuno y el volar de las golondrinas y de las gaviotas de verano... lluvia Júpiter de arco iris y roció de coco y piña y dátil de palmera... y humedece las mejillas de las estrellas en su faz de Venus y amor... en el cielo azul la luna duerme en las mariposas de setiembre... en esas sus pajaritas de aguas limpias, y frescas y cristalinas de la mañana cual hojas regasen mis gardenias, mis orquídeas... de la tarde al balcón de esas calles empedradas de casonas y ventanales y portales anda mi corazón al farol iluminado del sol en cielo azul... El universo es un cuerpo de varón hermoso... Ella de sus labios me diese una flor... en mis labios... y en ese mi terso desnudo tallado de caricias en plenilunio de amor y flor... la luna me besa en su nido de rama y flor al canto de amor de mamá en mi cuna... MANUEL RICARDO PIZARRO DE LOS SANTOS “ENMANUEL” -Perú-
  61. 61. 61 SENTADA SOBRE LA LUNA Sentada sobre la luna quise pintar un lucero, las estrellas me miraban y el cielo de azul inmenso. De mi mágico pincel salió una estrella gigante, era el bello lucero, que deseaba alumbrarme. Entre bellas fantasías mi ilusión se realizaba, volando llegué a la luna allí tú me esperabas. Las estrellas eran blancas como mi bello vestido, me sentí como un hada yo feliz, de que estabas conmigo. Los luceros y estrellas me sonreían y yo sobre la luna, que me abrazaba, me iluminó yo, feliz me sentía en el universo me decías, eres mía. Juguemos sobre la luna las estrellitas nos acompañan, junto a los luceros jugamos nuestro amor es inmenso al alba.. ROSARIO AYLLÓN –Cádiz- Los amores como la luna,… todos la vemos pero desde un punto distinto. ANÓNIMO El verdadero amor es como la luna; hay días en que no se ve, pero sabemos que está ahí. ANÓNIMO Con la libertad, las flores, los libros y la luna. ¿quién no sería perfectamente feliz? ÓSCAR WILDE –Reino Unido-
  62. 62. 62 LUNA LLENA Estoy en esta antigua Torre donde la luna jugaba, con las campanas al viento y los pájaros volaban. Al escuchar el sonido a la iglesia se marchaban, asustados en sus nidos se ocultaban. Han pasado varios siglos y conservas sus figuras, la luna recorre el cielo cansada de tanta altura. Cuando estás oculta ¡qué de veces te he añorado! Al escribir mis poemas en ti me voy inspirando. Siéntate en una nube y miras hacia la tierra, verás un pueblo blanco con playas de fina arena, y una “Torre de Guzmán” ¡dónde cantan los poetas! Luna siempre has sido y serás… La inspiración del poeta, Tiene magia tu cara por eso ¡contigo sueña! DOLORES BRENES RODDRÍGUEZ -Conil- EL CIELO EN CAPRICORNIO Habla JOSÉ Ella puja en silencio. Es medianoche. Esperanzas de arcilla necesarias acechan la memoria del origen en la mansa agonía de su sangre, el cielo detenido en Capricornio, las estrellas de elípticas fugaces. Ella puja, sin pausa, sobre el heno. Por los cauces helados de diciembre, la pálida artesana, en los tejados, desliza lanzaderas de ceniza sobre el filo aterido de las piedras y el inmóvil desvelo de los ángeles, sobre insomnios de ovejas y pastores, sobre rondas de guardias pretorianas, sobre furtivos cálices de sombra y desnudas trompetas ancestrales. Ella oprime su miedo, niega angustias, muerde un gemido árido y salvaje y... entre sus muslos de azucena herida, la promesa del Verbo se hace carne. La arista perentoria del vagido alucina las ánforas vacías, rasga el velo encendido del lenguaje, estremece las vísceras nocturnas, quebranta vientos secos y silbidos, multiplica la esencia de los panes e inscribe, con fogatas transparentes, la huella de Su Nombre en los anales.
  63. 63. 63 Desde el vientre deshecho por las lunas, su prodigio establece la inocencia en el regazo tibio de la madre y mis manos, ajadas de intemperie, acarician la paz de su ternura, rozan los labios ávidos del hambre. ¡Y clamo a la raíz de las colmenas! ¡Y le grito a los vértices del aire: Es un niño tan sólo!, ¡es sólo un niño!, no es nada más que el hijo de un hebreo heredero de oficios miserables... Acaso así la muerte nunca llegue, acaso así el augurio no lo atrape, pero en el fondo de sus ojos negros se esboza ya un martirio agazapado donde clavos y látigos y espinas eclipsan horizontes procelarios hacia un tiempo de injurias y condenas, bajo una azul llovizna de vinagre. NORMA SEGADES MANIAS -Argentina- La luna con su eterna tristeza de único testigo contempla el mar. El hombre a la orilla parado de ese mar en tinieblas medita y calla; sueña ciudades sumergidas en las profundidades. (Apócrifos recuerdos recobrados de pronto) La quietud de las olas delata tempestades que han de llegar. La calma, el silencio del viento, presagian oceánicas batallas que han de inquietar el pecho del viajero, llagando con sus fieras marejadas el alma de la noche adormecida. Después la mañana, el hombre a la orilla parado de esas olas en calma recordando ciudades sumergidas más allá del olvido. SERGIO BORAO LLOP -Zaragoza- ¿Visteis la luna reflejar serena entre las aguas de la mar sombría, cuando se calma nuestra amarga pena, y siente el corazón melancolía? RUBÉN DARÍO –Nicaragua-
  64. 64. 64 CLARO DE LUNA Solo se escucha el sonido sibilante del viento frío y gélido del invierno que acaba de empezar. Carlos vaga por las calles desiertas con su alma rota, su alma en pena, buscando un rincón donde hallar un poco de paz, de serenidad. se dirige al puente y, antes de cruzarlo, se detiene un momento a observar el reflejo de la luna, tan pura, blanca y cristalina, en el río que hay bajo él, y en ese instante se percata de una barca que hay justo al lado del reflejo, dentro de la cual se encuentra una mujer. Observa su cara y sonríe, pues reconoce ese rostro, es aquél que hace años tuvo que ver marchar lejos, muy lejos. Baja veloz hacia el río, y al llegar a la orilla, se da cuenta que tiene que nadar si quiere alcanzar la barca. No se lo piensa, se introduce en el agua, y al llegar a ella pronuncia su nombre con voz dulce, suave. Ella se gira al verle, le ayuda a subir, y una vez dentro se miran. Laura deja caer una lágrima, pues había esperado ese momento mucho tiempo, no le olvidó nunca. Carlos acaricia su pelo, la sonríe y la besa en esa noche inolvidable. ALICIA FERNÁNDEZ LUNA MÍA Empapado de almo y acorralado de versos finos, canto tu amor. ¡Luna mía, Luna mía! Me llega un verso, me llega otro, y me llegan más...
  65. 65. 65 son versos nocturnos y celestiales que me obsequia tu amor. ¡Luna mía, Luna mía! Es la noche mágica... es tu noche. Tu belleza albicante es deslizante ante mi mirada paciente. ¡Luna mía, Luna mía! Bajo tu excelencia presencia y elevada mirada, bordo y tallo con rosas rojas nuestra maceta de amor. ¡Luna mía, Luna mía! Las cosquillas nocturnas llevan mi corazón saltando entre flores de mayo. Amplexo y antorcha de amor es la mecha del cosmos fusco. ¡Luna mía, Luna mía! Me empapó la noche mágica de amor. Mis versos se descargaron ante tu mirada romance. ¡Luna mía, Luna mía! Podrán pasar tres mil años y tres mil siglos, pero Tú y la Luna jamás pasarán. Desde el cielo cayó el alba de mi amor. Te amo amor mío. Así de simple y lírico es el oficio y aflato del poeta enamorado. LEONEL VICENTE VICENTE -Guatemala- Y ya no sé si a ti te estoy mirando o si contemplo el cielo. VICENTE GAOS -Valencia-
  66. 66. 66 LUNA DE MISTERIO Luna de luces, de risas, alegría y amores traviesos, que se reflejan en el río, cuando se dan un beso. Luna de sueños, de amores que nacen entre flores y riscos. Luna de frío, de amores que ya se han ido, y cruzaron las fronteras del olvido, pero viven en nuestros corazones y cuando luces tu brillo, sus recuerdos salen a flote. Luna de misterios y sueños, que solo de noche acompañas mis pasos. Luna ¿de dónde has venido, para que ahora tú seas el faro mío? DOROTHY VILLALOBOS –Estados Unidos- ELLA Y LA LUNA Ella pregunta a la luna si es verdad lo que escribe el poeta. En noche sellada por cúmulos Selene no contesta. Inquieta ante el silencio nocturno en el balcón al cielo interroga ¿Son sinceras las palabras escritas en tarde de oro y rubíes? La luna en el cielo avergonzada no quiere delatar a quien conoce guarda más en su pluma sobre cómo es la luz de las estrellas. El silencio invade el firmamento parecieran danzar los astros cruza el horizonte un cometa designio que conlleva un misterio. El estío propone una tregua - No preguntes a la luna, ella no delata a quien suspira por la estrella que habita en la tierra.
  67. 67. 67 Melancólica ingresa a su vivienda no a podido romper el silencio de quien se sabe es discreta y guarda la incógnita secreta. Descansa la estrella en su tálamo cabalga en sueños de perlas la luna en el cielo hace un guiño cuida que nadie la despierte. Ella en su sueño dorado sueña que habita en la luna desde donde se entera lo que esconde el poeta. GONZALO SUÁREZ REYES -Perú- A LA LUZ DE LA LUNA Bajo la luz de la Luna se reflejan nuestros cuerpos en las tibias aguas del lago, donde abrazados entre un beso nuestro amor comienza poco a poco acariciar esas aguas llenas de silencio y complicidad de una noche más de amor. Tus ojos se clavan en los míos entre estos secretos encuentros de amor, donde nos entregamos por completo a esos sueños que nos acompañan, a las sombras de los reflejos que ondean entre el movimiento de las tibias aguas que nos envuelven, dejando atrás, muy lejos aquellas luces que alumbran desde la orilla de este lago. Dejemos oculto entre las aguas este amor, amado mío, de tanto tiempo, de tantos años, ya que aun laten nuestros corazones como en el inicio de aquel amanecer, en que un día despertamos juntos abrazados entre nuestros besos. MARU PARODI -Chile-
  68. 68. 68 OTRAS COLABORACIONES Un día la fiesta seré yo y no necesitarás más que bailar conmigo, de mi corazón saltaran los ritmos necesarios para danzar descalzos en nuestra playa vacías, un día, al reflejarte en mí, la luna te iluminará hasta que tú, te muerdas de pasión los labios, nadie podrá mirarla después de eso, la habré robado para ti, para iluminar tus majestuosos ojos. Un día la fiesta que nace de mí, llegará a tus oídos en forma de susurros de amor adormilados, sentirás que soy un viento baladí y te refugiaras en mi torso para protegerte de las tempestades y que mi barba de candado sellará las palabras palatales que buscabas. Un día la fiesta que soy se apagara quedito, dejando tal silencio que no se escuchen tus gritos, te sentiré llegar como la niebla, con tu olor a sirena, buscando acurrucar en mi tus soledades, un día que no será en enero, terminará la fiesta entre suspiros, en esa dimensión desconocida, para mí de tus amaneceres ADÁN NAVARRO BERNAL -México- ERA SÓLO UN SUEÑO Así en el hastío me encuentro soñando. Soñando contigo, que viene, que va. Silencio medido, en mi despertar. Miro alrededor y ya no te veo. Olvido un instante que fue solo un sueño. Espero encontrarte al final del camino, No esperes que vaya, no espero que vengas. Fue solo un sueño tenerte conmigo. Besaste mis labios despertando sentidos, que estaban dormidos, Me vuelvo a dormir, y con la esperanza. De volver al sueño que estaba, soñando contigo. NATIVIDAD DIONISIA CARRAZAN -Argentina- MI AMOR Así fue mi amor... un poco soñador un poco lleno de pasión Así fue mi amor.... un poco tuyo un poco de él ... Así fue mi amor... así me quisiste me amaste me adoraste me soñaste cada noche en tus brazos en besos de tu boca a mis labios ... CLAUDE ROTH -Estados Unidos-
  69. 69. 69 QUEJÍO DE UN ANDALUZ DESPRECIAO Un borracho que lloraba con dolor se lamentaba agarrado a una reja de esta manera cantaba. No quitarme la botella que me quiero emborracha voy a beber de verdad haber si no pienso en ella y yo la consigo olvidar. Mujer de tanta maldad que estas en la puerta del cielo y no te perdonaran ni el día que vallas muerta. Te fuiste y no me llamas sabiendo mi paradero en Ronda callejón infante en la puerta de Frascuelo donde paran to los grande. Desde mi casa a tu casa estoy haciendo un carri lo estoy haciendo de noche de tanto ir y veni pa ve tu cara Tomasa. Con sangre de quien te ofenda tengo que regar la calle y si te ofende mi mare llévala tu con paciencia que de ella no puedo vengarme... RAFAEL CHACÓN MARTELL -República Dominicana- ESTA NOCHE Respira el romance en el aire, no dejes escapar la magia, el día y la noche se unen en un beso, existe un abrazo para dos... Viste de pasiones, apaga la luz y enciende la llama del deseo, en penumbras se forja la necesidad del alma.... Todo es en blanco y negro ahora, pues sólo los sentimientos tienen verdaderos colores MAYDOLL MORALES PÉREZ
  70. 70. 70 TRAS LOS PASOS LIGEROS Tras los pasos ligeros, de un irse para siempre, siempre quedan los agujeros flotando en la mente. Una sonrisa amarga, unas palabras al viento, un inmensurable desierto y una historia siempre larga. Un cielo que se pierde, tras unos ojos nebulosos, una llama que aún prende, en unos recuerdos dichosos. Aún quedan que dar, tantas y tantas cosas, que aunque pocas las rosas, hermosas ellas serán, en el dulzor de su aroma. ¿Se quedará el ojo sin su llanto tras un espíritu quebrantado? cuando la mujer está de parto, siempre recibe al hijo llorando, su dolor ha terminado, en risas amor y cantos. MANOLI ARIZA -Gerona- DE NUEVO Aún quedan en la cuneta sombras moribundas. Sus quejidos son los recuerdos de ayer mismo. Vieja compañía, mientras clarea sin ningún ruido. El horizonte exige nuevos malabares y entre impulsos y dudas pasa el tiempo. Suena a existido el nuevo sol y no asusta, pero frenan los pasos tanta derrota. Sigue tan firme el silencio como débiles los gritos. Aquello que debía suceder ocurre. Está amaneciendo. JUAN RISUEÑO LORENTE -Bailén-
  71. 71. 71 LA NOCHE QUE ESPERABA Sonaban sus pasos en la partitura de asfalto. Lo daban tan precisos que parecía que iban cantando: una nota más deprisa, una nota más despacio. En la acera no había monotonía, porque ella iba caminando. Yo adormecía en el coche porque la estaba esperando, y su camina me dijo: Despierta, que te están llamando. Se acabó la sinfonía en la acera y con el ruido del motor nos fuimos alejando. JUAN JOSÉ RAMÍREZ Y TE DIRÍA Y te diría que me desnudases con tus palabras. Con tu prosa, en este verano de sueños desafinados, ahora que ya libre no llevo tu cruz a cuestas. Ahora que la carpa del circo, está cubierta de estrellas. Y te diría que vinieses conmigo, que compartieses las sonrisas, que hay una concha esperando e ilusiones deshilvanadas que entrelazar en el viento. Y te diría, y te diría, y te diría, pero cuando te busco, no te encuentro, si me haces falta no estás, y si me caigo no me levantas… Puedo hacerlo sola. ¿Para qué voy a seguir diciéndote nada? BLANCA FLORES –Cádiz-
  72. 72. 72 Y LA LUZ Y la luz se hizo solo al contemplar el raro destello de tus ojos de mar. Y allí, en medio del océano en ese paradisíaco lugar de ensueño nos amamos, para siempre tú y yo. No importando la lejanía ni la vida, ni los demás allí, nos reencontramos para nunca más separarnos. SIL CARI –Argentina- JAZZ Suavidad, cadencia, jazz… Alegoría de esa nube huidiza, algodonosa en sus formas de figuras pasajeras; caras hieráticas, ahuecadas en las paredes del sonido; vértice cautivante del verso y del acorde. El saxo suena. Jazz… La batería invade el discurso que camina entre crepúsculos, entre sombra visionarias, oscuridades ondulantes… y la naturaleza calla, los objetos callan… escuchan... jazz… jazz… Piano, contrabajo y saxo medida de nueva poesía, metáfora con color, densidad, repercusión…; fría, caliente… Realidad sónica que medita en la palabra, en notas de anarquía
  73. 73. 73 que sucumben en el beso de su orden. Amor de jazz que crece. Armonía que envuelve la nota y el acorde en sí mismo; el organismo vestido de verso, mancha de tinta en los papeles. Palabras conjugadas con sumisos arpegios que enamoran los sentidos. Grados y notas que se pierden en las siglas del músico y el poeta en acierto antes de cualquier texto. Séptimas disminuidas, novenas… Jazz… jazz… puro jazz… Plural arte del acorde que subyuga. Figura de expresión donde se apoya el cuerpo mío y la mirada se deshace. Bocanadas de humo reconfiguran contundentes melodías cual odas derramadas. Romance natural que pasea, sutil tiempo de amar entre las teclas del piano, las cuerdas del bajo y el gemido del saxo... Mudez de deseos arenosos que alzan el vuelo. Tacto, respiración, jazz… ANA MARÍA LORENZO -Zaragoza- TRISTEZA Mis ojos, sufren el silencio amargo de la tarde, tomaron decisión, por fin ser fuertes, soportar la ira de las aguas saladas que intentan derramarse en mi rostro. Enrojecidos parpadean. Suplican al reloj que apresure las horas. MARÍA LUISA CORONADO -México-
  74. 74. 74 TU PARTIDA… Ya hace hoy un año de tu partida y para mí pareciera que fue ayer, Me distes desde pequeño, todo tu Amor, Cariño, Cuidado y Atención, Me contabas cuentos así como anécdotas que desde muy pequeña realizaste, Como la que tu familia te hacía pasar por necesidad, Te casaste apenas de catorce años, ya que en esos tiempos se acostumbraba. Tu esposo al cual nunca conocí y del cual enviudaste a temprana edad, Te dejo a cargo de cinco hijas las cuales criaste y educaste muy bien, Lo que más admire de ti es que nunca te distes por vencida, Y aunque nunca fuiste a la escuela, ni aprendiste a leer ni a escribir, Me distes lo más Grande, Bello, Maravilloso y Único que ni el dinero Se puede comprar…………….. EL AMOR DE MADRE, Me contaste cuentos fantásticos, preocupaste siempre de mi salud, De mis amistades, de lo que comía y veía, de quien me daba clases en casa, todo por amarme y quererme como una madre maravillosa, No me viste nunca como un nieto, me veías y trataste como tu hijo… Como ese hijo varón que nunca concebiste más si criaste, Te doy gracias por haber sido mi Abuela, Madre y mejor Amiga, Sé que Dios hoy te tiene en un lugar mejor y estés donde estés, Me estas cuidando y viendo, lloro por no tenerte conmigo, Le doy las Gracias a Dios por haberme dado a una Abuela y Madre Como lo fuiste Tú… María Agustina Matute de Armas. Te Ama Tu nieto he hijo Horlin Alberto Doubront Armas HORLIN ALBERTO DOUBRONT ARMAS -Venezuela- EXTRAÑO Extraño cada uno de los momentos que no he vivido. Los extraño, y los acomodo en algún lugar donde no esté instalado el frío. Este frío que me desgasta los huesos y la vida. Extraño los besos que no nos dimos, y que se ocultan en alguna esquina de tus lunares, o bajo la niebla de alguna madrugada maldita, ahogados en cualquier vaso de gin-tonic. Extraño el fuego de una mirada, los días que no hicimos el amor, la ternura que se desgastó en las manos algún día de diciembre, el aroma del humo de tu boca. Tu boca extraño. PURI TERUEL ROBLEDILLO -Linares-
  75. 75. 75 TE LLAMO PASIÓN, AMOR ETERNO Abandoné mi vestido hecho de pasionalidad Y mi piel se hizo árida Como la tierra del desierto Tus lágrimas de felicidad derramaste en mi cuerpo dando la más sincera expresión de amor eterno Nuestros cuerpos se agrietan Con el pasar del tiempo Pero vive la llama de ese amor secreto Amor que vivió de la pasión un tiempo Regalando esos frutos Que decoran el mundo Siendo el monumento de nuestro encuentro. MANOLI SAN MIGUEL HERRERA -Italia- Toma mi amor mi cuerpo mi alma mi vida te lo doy todo para ti seré tu madre, tu hermana, tu esclava y tu amiga. Te adoro mi amor sin condición solo que no me dejes nunca. Sonó la primera bofetada. Perdona mi amor te dije llorando hice mal. Te prometo que voy a cambiar. Te fuiste dejándome marcada. Ya tarde volviste con una colonia cara. Me sentí feliz poniéndomela para ti. Verdad que no me vas a dejar te dije con un hilo de voz. Más tarde sonó el despertador. ¿Dónde vas amor? Sonó una bomba de palabras que hirieron mi corazón mi alma y mis entrañas. Así día tras día. Yo mala me veía y vivía con la alegría de poderte ver. Te doy mi alma mi vida solo para ti. Te prometo que cambiaré y sentí que me estrellé contra la pared y allí quedé. Perdón mi amor te pido desde el cielo. Yo sé que eres bueno. MARI CARMEN REINA -Conil- ¿Qué le dice mi pulmón a tu pulmón? Por favor, no respires el aire de los dos. IRENE G PUNTO –Madrid-
  76. 76. 76 MENDINGANDO Soy como un ermitaño en busca de amor, casi como un monicaco, demandándolo, soy así, un corazón encogido, herido en el alma y con las manos agrietadas , mi rostro patente máscara pegada a mi piel. En una habitación perdida en la gran urbe elegí mi existencia envuelto en ventanas abiertas y moscas rodeándome. Una desnuda bombilla en suave balanceo alumbraba mi máquina de escribir y mi pitillo. Pero aún me queda como que un latido que otro, ando sobrado de ellos para un amor que no llega, y si llega, que me lleve de la mano, me susurre una palabra, me embelese y me llene como agua al cántaro. GUILLEM DESENENT –Valencia- QUISE... Quise ser tu historia y me convertí en recuerdo del amor que no tuviste del sentir que hoy es eterno y que fue tuyo sin siquiera serlo. Quise habitar tu memoria y me convertí en el destierro de los besos enmohecidos de los abrazos sin tiempo. Quise ser tu gloria y me convertí en el infierno de los deseos perdidos de los anhelos maltrechos. Quise ser tu historia y me convertí en el destiempo de predicados sin verbos de desenlaces sin cuentos que pudieron ser tuyos pero que no lo fueron. FLAVIA LORENA ALDERETE -Argentina-
  77. 77. 77 DEBES SABER No te diré que sin ti sucumbo, pero sí sabrás que eres motivo de mis desvelos. No te pronunciaré que mi vida se escribió a tu lado pero sabrás… que eres humedad en mis versos. No te haré creer que eres el único hombre que me ha cautivado, pero sentirás… cómo me fascina tu calor a mi lado. No te diré que solo tus manos me han recorrido pero tienes que saber… que solo las tuyas me han esculpido a ojos cerrados. No te haré soñar con la posteridad, pero sí haré de cada momento algo inolvidable, porque nada es eterno y al no morir se anhela desde el primer momento. No cortaré tus alas porque el amor es libre y si me amas… elegirás compartir el vuelo conmigo. ELIZABETH CAS -México- DECIDIDO Decidido a creer, yo. sin duda alguna, creería en todos los imposibles y en todas las fantasías. Creería yo en ti, y creería yo en mí y, sobre todo, creería que hay en la luna jardines y en el sol ríos de agua viva. JUAN CERVERA –México- DE LEOPOLDO PANERO No me gusta que me lean No creo que la poesía sea comunicación La comunicación es carcajada en éxtasis La poesía es enunciación perversa de su misma irrealidad FRANCISCO NÁJERA -Guatemala-
  78. 78. 78 SOMBRA QUE AL TIEMPO ESCAPA Un relámpago ilumina la alcoba, Y titilan los muebles Del interior desnudo. Siempre que llueve y escapa la luz, Incandescentes caras de la noche Son las pobres bombillas De la oscura ciudad desamparada. Y un escalofrío enciende los huesos Testigos mudos del acontecer, Los muros del presente. La vida se consume en el incendio De los días perdidos, De las tristes reyertas de la nada, De la desesperanza paralítica. Hace falta más lluvia, Lluvia diluvio que limpie las llagas, Que frote las heridas necrosadas. Hacen falta relámpagos Que abrasen las conciencias, Que enciendan la luz del entendimiento, Que iluminen el corazón en sombras. Manos perdidas que no alcanzan manos, Músculo de fuego que muere helado, Ojos de hielo que se vuelven páramos... Sombra que al tiempo escapa, Y tu vida, luz en la sombra, pasa Consumiendo la carne Para no dejar nada. De El águila de fuego con las alas del tiempo de ANTONIO CAPILLA -Madrid- Fría noche de invierno estrellada… Rompen las olas espumosas cantando Melancólicas sinfonías. Quimera… Inaccesibles y abstractos ensueños que ensalzan la poesía. Quietud… Del libro Porticum de ALEJANDRO AINCIBURU -Chiclana-
  79. 79. 79 VEO PASAR LA VIDA Veo pasar la vida ante mis ojos, soportando los azotes del fracaso; y romperse mis sueños en mil pedazos, burlándose el destino a su antojo. He visto el triunfo a cada paso, en los rostros satisfechos de la gente; de manera milagrosa y sorprendente, que llegaba sin esfuerzo a su regazo. Se obstinó el destino con mi suerte, en romper mis sueños, mis esquemas, destruyendo la esperanza que tenia. No se puede luchar contra corriente, mientras mi alma se muere con la pena; perdiéndome los sabores de la vida. MARIÁNGELES RODRÍGUEZ CABALLERO -Puerto Real- EL SABOR DE MI NOMBRE Mi nombre sabe mejor cuando se prolonga en tus labios. Adquiere un mejor color y una nueva textura. Mi nombre suena mejor cuando se detiene en tu boca y adquiere una musicalidad que no tiene en otra voz. Masticas mi nombre lo conviertes en mariposa y ella se lleva tu voz y tu aroma a través del viento. Y mi nombre vuelve a tus labios untado de ti rejuvenecido. Y ahora se extiende, enamorado, desde la nueva ilusión que ahora habita mi alma hasta el claro manantial de tu voz que lo hace renacer. VÍCTOR DÍAZ GORIS –República Dominicana-
  80. 80. 80 UTÓPICAS NUBES ESTIVALES En la realidad yo quisiera mirar algunas nubes veraniegas. Nubes de verano por la sierra que vigilen los pastos en las eras. Estivales nubes que crucen el azul, y que vengan desde un pueblo hermano, del sur. En las noches de julio, nubes negras que me recuerden tu piel morena. Las altivas se funden con el cielo, tan lejanas como mi quimérico sueño. La negrura negra de una nube sólo, que me preste el azabache de tus ojos. Desde un cerro cercano a la costa, que zarpe tu pequeña nube sola. Y que únicamente tuya fuera, para en ella observar yo tus caderas. Entre dos nubes quise notar la luz de la clara esencia de nuestra juventud. En la realidad yo no quisiera ni verano, ni julio ni nube negra, sino tus labios sobre mi nuca y mis manos sobre tus piernas. MIGUEL ÁNGEL GÓMEZ GUERRA –Prado del Rey- Camino Llueve en mi rostro, mientras mi alma, evoca sentimientos, poso mis pies, en tierras de lamento, y elevo al cielo, la luz de mi mirada, siento deseos de recordar la nada, tocando el tiempo tan solo con mi voz, dobla el ciprés, la punta de su espada,
  81. 81. 81 al suave toque, del viento en el otoño. Angosta, estrecha, la senda que separa, el tiempo vivo, de la espera inmortal, Todo es silencio, en la tierra callada, ni el dulce aroma, los logra despertar. al polvo han ido, los sueños y quimeras, la tierra arropa, la vida de un ayer, luchas de clases, y guerras sin fronteras, odios eternos, buscando amanecer. Ya todo duerme, quizá busquen la espera, de un paraíso, que alguien prometió. sigue soplando el viento en los cipreses, vuelta al camino, del odio y del amor. Llegará el día, que deba recorrerlo, llegaré libre, de penas y dolor y veré entonces, lo inútil de la lucha, ya nada me hará falta, ya todo terminó quisiera en ese día, encontrarme otra vida, donde no existan odios, ni penas ni rencores, donde aniden las cosas, que nacen del amor. donde el hombre sea libre, y la vida camine desnuda de mentiras, sembrada de ilusiones, donde pueda encontrarme, con un mundo mejor. NANA SCHMITH -Baños de la Encina- UN RAMO DE ESTRELLAS Hermanas estrellas, esta noche solo os pido una cosa: que vayáis junto a ella. Que forméis un cerco de plata para sus ojos de diosa, envolviendo su cuerpo querido con aromas de flores y astros. ¡Un mundo lleno de estrellas para los ojos de Claudia! MANUEL CHACÓN C. –In memoriam-

×