Your SlideShare is downloading. ×
Resumen de mediación.crs
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Resumen de mediación.crs

714
views

Published on

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
714
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. UNIVERSIDAD DE PANAMA FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS ESCUELA DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICASAnálisis del Folleto sobre La Mediación y otros medios de solución de conflictos Elaborado por: Franco, Enrique 08-417-212 Rodríguez Santamaría, Carlos 08-706-1221 Diplomado de Victimología y Acceso a la Justicia Penal Profesor: RICAURTE SOLER M. Panamá, 14 de agosto de 2003
  • 2. INDICEIntroducciónI. Análisis del Folleto facilitado para el módulo “La Mediación en el ProcesoPenal”ipios del Procedimiento Penal PatrioII. Sujetos Procesales A. Fuerza Pública y Policía Técnica Judicial B. Ministerio Público y el Control Jurisdiccional C. Imputado y Defensa D. Víctima, Querellante, Denunciante E. Acción PúblicaIII. ConclusionesIV. Bibliografía
  • 3. INTRODUCCIÓN En términos generales, el presente trabajo presenta una compilación delos aspectos más relevantes sobre la Mediación en el Procedimiento Penalpatrio. Sin lugar a duda que hablar de derecho es reflexionar inmediatamenteacerca de las distintas facetas que enmarcan el proceso penal, puesto que ésterecoge el derecho puro. Siempre que pregunte a alguien sobre derecho, le oiráhablar del juicio por homicidio, del acusado que es defendido a capa y espadapor un defensor, la figura de un fiscal implacable con el acusado. Pero no haymejor manera de conocer algo que recorriendo sus raíces, sus orígenes. Nos centraremos principalmente en el análisis exhaustivo del folletofacilitado por el profesor Soler para el desarrollo del modulo “La Mediación en elProceso Penal”, dictado durante el Diplomado de Victimología y Acceso a laJusticia Penal. Muchas razones históricas dieron origen a lo que hoy conocemos comomediación. Pero lo que no podemos ocultar es que su tendencia esrelativamente nueva, siendo una nueva fórmula para enfrentar el ya tan criticadoy poco útil procedimiento penal, en cuanto a materia de resocialización ycompensación se refiere. Sabemos todos que los delitos han existido con laaparición del hombre sobre la tierra, acrecentándose y perfeccionándose comoconsecuencia de la asociación de los seres humanos. La colectividad conllevairremediablemente al incremento de los tipos delictuales. De ahí queinstituciones antiquísimas como la venganza privada y la Ley del Talión tuvieronque surgir para frenar un poco el descontrol social de la época.
  • 4. ANÁLISIS DEL FOLLETO SOBRE LA MEDIACIÓN. Al momento de adentrarnos en el tema de la mediación, indistintamentedel área del derecho en que pretendamos enfocarla, lo primero que nos viene ala mente es el intento por alcanzar un punto medio, neutral; es decir, ni frío nicaliente; ni muy allá ni muy acá. Ahora bien, el dilema radica en que debo hacerpara alcanzar ese punto medio, esa neutralidad. Nótese que me refiero a que debo hacer, hablando en primera persona. Yes que luego de dar lectura al folleto que nos facilitó el profesor Ricaurte Soler alinicio de este módulo, nació en nosotros una gran inquietud. Ciertamentemuchos filósofos y no filósofos han transmitido al común de la gente que nadiepuede dar amor si no se ama así mismo primero. Acaso, podrá ejercer unmediador su función de forma eficiente o podrá alguien alcanzar los objetivos deuna mediación sin estar primeramente convencido de que como persona puedealcanzar ese nivel medio de estabilidad. Consideramos sinceramente que no.Ante todo hay que tener la disponibilidad y el convencimiento personal paraalcanzar el fin de la mediación. Claramente se establece en los apuntes que la mediación no permite aúnuna definición estricta y muchas de las interrogantes acerca de ella sólo seaclararán a partir del entendimiento de lo que proyecta su práctica. Exactamenteeso es la mediación. Y es que no podemos pretender dar una definición de un
  • 5. sistema que podemos aplicarlo hasta en nuestros propios hogares bajocircunstancias y métodos distintos. La mediación es el procedimiento, tratando de definirla muysuperficialmente, por el cual las partes involucradas en conflicto, de cualquierorden, deciden ser asistidas por otra persona imparcial, a quien comúnmente sele denomina mediador. Se busca con esto lograr la comprensión de las cosasque han dado origen al problema, desmenuzándolas de forma cronológica, yluego de analizado estos hechos se pretende obtener en un corto plazo elacuerdo que ponga punto final a las diferencias surgidas. Podemos agregar que este proceso de mediación al acerca partes enconflicto por medio de un tercero neutral en el asunto, aísla sistemáticamente losproblemas tal y como lo plantea uno de los autores del folleto. Busca resaltar lasopciones más pertinentes y considerar alternativas, en la mayoría de los casos,sugeridas por las propias partes, encontrando así un mutuo acuerdo deconformidad con las inquietudes y necesidades más próximas de losinvolucrados. Debemos señalar enfáticamente que tal y como se desprende delprocedimiento descrito en los apuntes, la mediación no está sujeta a las reglasque gobiernan y señalan el camino de los trámites que se realizan en losdistintos juzgados y tribunales. Tampoco hace énfasis en quien tiene la razón o
  • 6. a quien no le asiste la misma. Por el contrario, busca principalmente llegar auna solución práctica, es decir, que sea viable para las partes involucradas, yque por ende satisfaga a todos los involucrados. El mediador no es ni será nunca parte del conflicto. Es solamente lapersona que asiste a las partes en el problema, trabajando imparcialmente en labúsqueda de una solución. Su asistencia está encaminada a que el arreglo oacuerdo adoptado por los involucrados en un momento dado, se satisfactoriopara todos. La persona del mediador convierte la conversación en una actividadque da frutos y resultados positivos, generalmente. Recordemos que él es sólouna especie de moderador que funge como la vía que prepara el diálogo entrelas partes, pero nunca adquiere la calidad de tal. Por lo tanto, la mediacióntiende a disminuir las hostilidades y a promover la cooperación. Recordemossiempre que no debe confundirse la figura del mediador como parte del conflictoen el cual interviene. Con la mediación se busca solucionar diferencias, no pretendiendocambiar criterios ni buscando que nuestros semejantes piensen de la mismaforma que nosotros. Precisamente todo lo contrario a esto es la mediación. Loque se busca con este sistema es que las personas o partes afectadas por unasituación determinada, intercambien criterios referente precisamente a estassituaciones o hechos, para lograr una salida viable y beneficiosa a todos. Sólorespetándonos podemos comprender las necesidades que cada uno tiene como
  • 7. persona primeramente, luego como profesional, como ciudadano, comotrabajador, como miembro de una comunidad o partido político, entre tantosotros medios que nos envuelven a diario. En toda mediación se hace primordial entender que todos gananperdiendo algo. Pero, ¿cómo puede ser posible esto? Entre los abogadosatinadamente siempre se ha dicho que más vale un mal arreglo que un buenproceso. No hay nada más apegado a la verdad que esto. Sencillamenteimaginemos el siguiente ejemplo. Supongamos que Pedro conducía su vehículocuando fue impactado repentinamente por un autobús que perdió el control.Afortuno es Pedro por no sufrir lesiones pero los daños del vehículo ascienden aochocientos balboas. Si esto es abogado de Pedro y averigua que el bus estáhipotecado a favor de un tercero, no tiene seguro y el propietario del mismo nolabora ni tiene ningún bien a su nombre, pero ofrece un arreglo de pago por lasuma de seiscientos cincuenta balboas, acaso ¿no le recomendaría esta opcióna su cliente? Sabemos que situaciones como estas no son ajenas a nosotros y ennuestro medio casi se convierte en pan del diario vivir. Debemos entonces estarconscientes de que muchas veces demandar y acudir a los tribunales paraentablar procesos lentos, tediosos y cuya duración no es menor a los tres ocuatro años, definitivamente no resulta conveniente para ninguna de las partes.Debemos recordar también que en estos casos muchas veces los honorarios
  • 8. resultan ridículos comparados con el tiempo invertido y la dedicación que losmismos se merecen. Se ha reconocido que los conflictos y las desavenencias son aspectosinevitables y recurrentes en las relaciones humanas. Muchos historiadores hansostenido atinadamente que a raíz de la vida en sociedad surgieron losproblemas entre la raza humana. Y esto es así, puesto que la mera convivenciaabre el compás para que el continuo roce traiga como consecuencia lasfricciones. Si aunado a esto se une el exceso de confianza y la poca toleranciaque nos tenemos, producto quizás muchas veces de los altos niveles de estrésen que vivimos, no resulta extraño que surjan ciertos inconvenientes. Por esto y muchas razones más que no son menester analizar en estaocasión, en nuestra sociedad actual existe una insensata cultura deconfrontación que obstaculiza la paz y el desarrollo democrático y libre. Está probado que pocas veces se recurre al diálogo con un nivel deefectividad que permita llegar a acuerdos y entendimientos, prefiriendo utilizarlas amenazas, el irrespeto, las acciones de protesta, la presentación dedenuncias de todo tipo y demandas ante los tribunales de justicia, convirtiéndoseestas situaciones en objeto de noticia, la mayoría de las veces noticiasamarillistas.
  • 9. Por momentos pareciera que se ha perdido el arte de conversar paraencontrar pacíficas soluciones a los conflictos que se generan, por cualquiermotivo no sólo entre los ciudadanos sino también entre los ciudadanos y lasautoridades que representan al Estado, principalmente por razón de la violaciónde un derecho consagrado o alguna insatisfacción en la prestación de serviciospúblicos. Siendo que este Diplomado se titula Victimología y acceso a la JusticiaPenal, es obvio que el tema de la mediación vaya encaminado al proceso penal.De ahí que a lo largo de este módulo se haga mucha referencia al mismo. Comohemos señalado antes, el propósito de la mediación es proveer unprocedimiento de resolución del conflicto que se perciba como justo tanto porparte de la víctima como por el autor del delito. Hablar de mediación no significaque el delincuente resulte impune, puesto que fundamentalmente se busca queel infractor participe en la mediación pero deberá cumplir con la sentencia que elimponga el juez. La mediación conlleva estrictamente una serie de circunstanciasinmutables dentro del desarrollo de las conversaciones y es que la mediaciónsólo se realiza si las partes lo desean; son las propias partes las que resuelvenel conflicto; busca proporcionar una solución rápida al conflicto; ambas partesdeben resultar satisfechas con el acuerdo estipulado; debe atenderse lasnecesidades y puntos de vista de los involucrados; siempre debe promoverse el
  • 10. diálogo, la tolerancia y la participación de los ciudadanos; el arreglo acordado esde forzoso cumplimiento; y, la mediación no produce costos adicionales a laspartes intervinientes. Hay dos aspectos que resulta interesante resaltar y los cuales aparecenprecisamente en el primer tema del folleto. Me refiero particularmente a losmediadores voluntarios y la mediación en materia civil y penal. Se da en la práctica que debido al gran volumen de casos que semanejan por la vía de mediación, los funcionarios no se dan abasto y deberecurrirse al reclutamiento sorpresivo de personal, que en la mayoría de loscasos, no es idóneo ni está preparado para ejercer las funciones mediadoras;sólo hay algo cierto: lo que sobra es trabajo y debe ponerse a trabajar a estegrupo de personas lo antes posible. Es precisamente ahí cuando surge elproblema de contratar a personas con poca experiencia y entrenamiento, y esque no precisamos en que sean jurídicos sino que por el contrario, sería muchomejor si estas personas mantienen una distancia prudente de la normativa legal,pero lo que si requiere es un manejo óptimo de las técnica de mediación, parallevar a cabo una conversación productiva entre las partes. El otro subtema que nos llamó enormemente la atención fue el referente ala distinción que hace el autor de la mediación en materia civil y penal. Y es quedestaca algo de suma importancia y a nuestro humilde entender, es la pequeña
  • 11. gran diferencia entre los tipos de mediación. Por regla general, la mediación civilse da entre personas que se conocen y que en virtud de un acuerdo previo seven involucradas luego en desavenencias que se hacen necesarias discutir noen pocos casos ante las esferas judiciales. Por su parte, la mediación penalsuele darse entre desconocidos puesto que la víctima es sorprendida la mayoríade las veces y es ahí donde radica el éxito del delito. Por otro lado, algo que recobra gran importancia en todo este tema es laconfianza, y a su vez, ésta sólo se logra en un proceso de mediación cuando lapersona encargada de entrelazar a las partes representa para todos unpersonaje neutral. Por ello, se requiere que el mediador no acuerdeanticipadamente con ninguna de las partes en cuanto a lo que generó elproblema a debatir. No debe por ende, buscar favorecer a nadie. Tampocoadopta el mediador las funciones jurisdiccionales, decidiendo el asunto ocalificando los actos como buenos y malos. Cuando se trata de la mediación en cuestiones de delitos, en ocasionesse presentan circunstancias únicas para el mediador. Es aquí donde las cosastoman otra dirección. Debemos recordar que en esta materia, se trata de unagente activo que efectuó una acción antijurídica, resultando afectado el agentepasivo, en la mayoría de los casos, sin siquiera tener consentimiento para queesto se diera. Por esto, cuando se trata de mediación en procesos penales, loprimero que debe buscarse es que el delincuente reconozca su mal proceder o
  • 12. que en juicio previo haya sido responsabilizado en alguna medida por lacomisión del delito investigado. Por consiguiente, sólo se podrá mediar cuandoambas partes jueguen el rol que les corresponda. Recordemos además que lavíctima siempre será víctima por haber sufrido el hecho denunciado, pero lafigura del investigado, imputado, sindicado, cualquiera que sea sudenominación, puede tomar rumbos distintos. Todos los que en algún momentohemos estudiado derecho, conocemos que en el ínterin del proceso se puedendar situaciones atenuantes o agravantes que vinculen en mayor o menor medidaa una persona dentro de una investigación de tipo penal. Por esto, para llevar acabo con efectividad una mediación en proceso penal, el infractor debe estaridentificado plenamente como tal puesto que de nada sirve iniciar con unproceso de mediación donde el acusado niega haber sido partícipe del hecho. Atinadamente comentábamos en líneas anteriores que lo importante parallevar a cabo la mediación de manera efectiva, es que todas las partes muestrensu interés por resolver el problema. Es importante también la distinción que hace el jurista Gustavo RobayoCastillo, entre mediación, conciliación y arbitramento. Prácticamente señala el autor, la conciliación busca poner de acuerdo apartes en conflicto o con diferencias respecto a una situación determinada.Constituye el acuerdo logrado entre los afectados con la ayuda de alguien que
  • 13. sirva de puente en la relación, siendo esta tercera persona un ente imparcial,técnico y conocedor de las situaciones, y además debe desarrollar unaparticipación activa, con miras a dirigir, orientar y proponer fórmulas de soluciónque lleven al mutuo acuerdo de los intervinientes. La conciliación es un mecanismo de solución que puede darse de tresformas. Extraprocesal, cuando se celebra con el fin de evitar acudir ante lostribunales para dirimir el asunto objeto de la controversia, siendo en este caso elconciliador una persona no oficial pero autorizado para cumplir el fin de laconciliación, donde básicamente va a regir la voluntad de las partes. Laconciliación también puede ser preprocesal cuando las partes acuden a esta víapuesto que es requisito para poder iniciar un proceso ante la vía jurisdiccional,caso en el cual podemos mencionar por ejemplo la conciliación que se realiza enlas oficinas del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, previo a interponerdemanda ante las Juntas de Conciliación y Decisión. En este mismo orden deideas, la conciliación puede ser procesal cuando las partes deciden optar por lavía de la conciliación una vez iniciado un proceso ante los tribunalescorrespondientes. Por otro lado, el arbitraje es un medio para resolver los conflictos, pero esuna solución de tipo judicial. Sustenta esta condición el autor en que no se debeúnicamente al hecho de que está regulada por normas específicas, sino que losárbitros, quienes actúan en estos procesos como los mediadores y conciliadores
  • 14. de la mediación y conciliación, respectivamente, desempeñan su cargo comojueces ad-hoc, por mandato legal. Así es, la decisión a la que arriban los árbitroses conocida como laudo arbitral y tiene el carácter de decisión judicial.Recordemos además que los árbitros son seleccionados ya sea por las partes,por un órgano jurisdiccional o por ambos. En resumidas cuentas, el arbitraje sediferencia de los medios de solución de conflictos antes señalados, en que dasolución judicial a las diferencias surgidas, y muy a pesar de no tener el árbitro laenvestidura de juez, actúa como tal y excluye a los tribunales de conocer elproblema en cuestión.
  • 15. CONCLUSIONES En el marco del análisis del folleto referido en este trabajo, hemosconcluido básicamente los siguientes aspectos, que son en sí, a su vez, losobjetivos que se buscan obtener mediante el arreglo pacífico de las cosas; enotras palabras, mediante la mediación. Sólo se realiza si las partes lo desean. Debe atenderse las necesidades y puntos de vista de los involucrados. Son las propias partes las que resuelven el conflicto. A través de la figura del mediador se logra reducir los obstáculos de lacomunicación entre las partes. Siempre debe explorarse una diversidad de alternativas de solución. La mediación no produce costos adicionales a las partes. Ambas partes deben resultar satisfechas con el acuerdo estipulado. Siempre debe promoverse el diálogo, la tolerancia y la participación de losciudadanos. Busca proporcionar una solución rápida al conflicto. El arreglo acordado es de forzoso cumplimiento. La mediación si produce frutos, cuando existe la voluntad de las partes. Estaes nuestra principal conclusión.
  • 16. BIBLIOGRAFÍAFolleto facilitado por el profesor Ricaurte Soler M.