Factor viento en la producción de semillas

782 views
581 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
782
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Factor viento en la producción de semillas

  1. 1. FACTOR VIENTO EN LA PRODUCCIÓN DE SEMILLAS *Departamento de Fitotecnia, Universidad Autónoma Chapingo. Km. 38.5 Carretera México–Texcoco. Chapingo, Estado de México, C. P. 56230. MÉXICO.INTRODUCCIONEl viento es un factor muy importante para el agricultor, siendo el responsabledirecto o circunstancial de las características climatológicas de una comarca. A élvan vinculados muchos fenómenos meteorológicos favorables o adversos para laagricultura, e incluso la formación de suelos (a causa de los efectos de erosión).Viento es el aire en movimiento respecto a la superficie terrestre. Si la temperaturay presión atmosférica fuesen uniformes en toda la tierra, el aire se estaría quieto.La radiación solar y el movimiento de rotación de nuestro planeta producen undesequilibrio en la atmósfera, haciendo que las masas de aire se pongan enmovimiento.El aire, como una masa que es, sufre la fuerza de atracción de la tierra y ejerce unpeso (presión) sobre su superficie. La diferencia de presiones en la atmósferaprovoca el viento. Vemos, pues, que la propiedad más conspicua del aire es sumovilidad, que se manifiesta en los vientos.Las dos características fundamentales del viento son: dirección y velocidad.Dirección del viento es el punto del horizonte de donde sopla, no el punto haciadonde va. Para determinar la dirección del viento se utilizan las veletas y mangas.En su defecto puede emplearse una banderola atada a un mástil. Otras veces, sepuede observar la dirección del humo que sale de las chimeneas o fogatas; la quetoma un puñado de arena lanzado al aire; la marcha de las nubes bajas, etc.
  2. 2. Cuando el aire se encuentra sensiblemente en reposo, se tiene la rabila yentonces no puede definirse su dirección.OBJETIVOS Conocer algunos efectos negativos y positivos que tienen los vientos en las plantas y la producción de semillas. Conocer algunas de las medidas de manipulación de los vientos para poder disminuir gradualmente los daños a algunos cultivos.EN QUE CONSISTE EL FACTOR VIENTOEl viento es la variable de estado de movimiento del aire. En meteorología seestudia el viento como aire en movimiento tanto horizontal como verticalmente.Los movimientos verticales del aire caracterizan los fenómenos atmosféricoslocales, como la formación de nubes de tormenta.El viento es causado por las diferencias de temperatura existentes al producirseun desigual calentamiento de las diversas zonas de la Tierra y de la atmósfera.Las masas de aire más caliente tienden a ascender, y su lugar es ocupadoentonces por las masas de aire circundante, más frío y, por tanto, más denso. Sedenomina propiamente "viento" a la corriente de aire que se desplaza en sentidohorizontal, reservándose la denominación de "corriente de convección" para losmovimientos de aire en sentido vertical.La dirección del viento depende de la distribución y evolución de los centrosisobáricos; se desplaza de los centros de alta presión (anticiclones) hacia los debaja presión (depresiones) y su fuerza es tanto mayor cuanto mayor es elgradiente de presiones. En su movimiento, el viento se ve alterado por diversosfactores tales como el relieve y la aceleración de Coriolis.
  3. 3. En superficie, el viento viene definido por dos parámetros: la dirección en el planohorizontal y la velocidad.CAUSAS QUE LO PRODUCENEl aire de la atmósfera experimenta unos procesos de circulación de caráctergeneral que determinan la climatología y la estacionalidad y evolución de losfenómenos meteorológicos.La radiación solarLa energía calorífica de la radiación solar es la generatriz de todos los procesosmeteorológicos y climáticos que se dan en la tierra. Al incidir sobre el planeta,atraviesa el gas atmosférico sin apenas calentarlo; en cambio sí calienta lasuperficie terrestre que es la que acaba transmitiendo el calor al aire atmosféricoen contacto con ella. Así pues, es la tierra la que calienta directamente laatmósfera y no la radiación solar. Esto tiene una importante trascendencia paraentender la dinámica de todos los procesos que se dan en meteorología.Sin embargo, no toda la superficie de la tierra recibe por igual la misma energía:los polos son las que menos y las zonas ecuatoriales son las que más. De estemodo, la superficie de la tierra no transmite de una forma uniforme el calor al aireque tiene sobre ella.Esto origina que se produzcan intercambios térmicos entre las zonas máscalientes y las más frías para restablecer el equilibrio: el aire caliente se desplazahacia los polos y el aire frío hacia el ecuador. De este modo, las masas de airenivelan y suavizan el clima en la Tierra y establecen los principios de la circulacióngeneral.Regiones depresionarias y anticiclónicasEl aire caliente de la zona ecuatorial se hace más ligero y se eleva. Al ascender,se dirige en altura hacia los polos. A medida que se desplaza hacia el polo sufre
  4. 4. la acción de la fuerza de Coriolis, desviándose hacia su derecha en el hemisferioNorte y hacia su izquierda en el hemisferio Sur.Cuando el aire se enfría cae, y una vez en la superficie de la tierra retorna alecuador absorbido por las bajas presiones que se generan en la zona al ascenderel aire caliente. En este trayecto se vuelve a desviar debido a la fuerza deCoriolis, de manera que al llegar a la zona subtropical es ya un viento del Noresteen el hemisferio Norte, y del sureste en el hemisferio Sur. Estos vientos son losdenominados alisios.En los polos ocurre lo contrario. El aire frío y pesado se desplaza desde la zonapolar a ras de suelo en dirección al ecuador. La fuerza de Coriolis, lo desvía alNoreste en el hemisferio Norte, y al sureste en el hemisferio Sur. Al descender delatitud el aire se calienta y asciende, volviendo al la zona polar por arriba,absorbido por la depresión en altitud que genera el aire. Sobre el polo vuelve aenfriarse descendiendo y se cerrando el ciclo.El ciclo ecuatorial abarca desde el ecuador hasta los 30º de latitud en amboshemisferios. El polar desde ambos polos hasta los 60º. En las latitudes templadasque quedan entre los 30 y los 60º de latitud se origina otro ciclo. El aire de la zonaes más caliente que el polar y más frío que el subtropical. Por ello el aire de lazona tiene tendencia a trasladarse hacia el polo para llenar el vacío dejado por elaire ascendente en los 60 º de latitud; al serdesviados de nuevo por la fuerza deCoriolis adquieren una marcada componente oeste en ambos hemisferios. Son losdenominados vientos de los oestes cuyo predominio en la zona templada generael denominado "cinturón de los oestes".Influencia de los continentesEste equilibrio es el que se produciría si el planeta tuviera una superficiehomogénea, pero en realidad hay tierra y agua que se calientan y enfrían de formadistinta. En el hemisferio norte predominan las grandes masas continentales y enel sur el agua, por lo que el modelo de circulación general experimenta variacionesen cada caso. También las masas de tierra y agua se encuentran mezcladas sin
  5. 5. uniformidad, por lo que la distribución de las depresiones y los anticiclones no estampoco homogénea en cada hemisferio.En general, en verano (enero para el hemisferio sur, y julio para el hemisferionorte) la zona anticiclónica de los 30º de latitud tiende a interrumpirse en loscontinentes debido a su intenso calentamiento debido a alta absorción de laradiación solar de la tierra que genera la aparición de depresiones denominadastérmicas (El aire caliente asciende). Son las depresiones suramericana,sudafricana y australiana en el verano austral, y las centroasiática ynorteamericana, en el boreal.En invierno (enero para el hemisferio norte, y julio para el sur) la zonaanticiclónica se refuerza sobre los continentes al enfriarse el aire sobre ellos másque sobre los océanos. El anticiclón es más denso en los continentes delhemisferio norte, donde la extensión de tierra es superior, que en el sur. Son losanticiclones siberianos y Norteamericano.IMPORTANCIA EN LA AGRICULTURA (VENTAJAS Y DESVENTAJAS)El viento tiene una serie de efectos beneficiosos, un viento suave permite larenovación del aire facilitando la transpiración de las plantas. El viento transportalas semillas en las especies de dispersión anemócora a distancias considerables,y dispersa el polen en las especies cuyo agente polinizante es el viento(anemofilia). En las especies con dispersión anemócora la planta puede disponerde semillas o frutos ligeros (p.ej.: orquidáceas), presencia de alas (p.ej.: catalpa,arce y olmo), desarrollo de hilos algodonosos o penachos sedosos (p.ej.: vilano delos chopos). El viento, al mover las capas de aire frío situadas sobre el suelo, evitalas heladas nocturnas y nieblas de irradiación. También, el viento por su efectoevaporante ayuda al secado de las cosechas y siegas, y secado de los suelosencharcados; y favorece, debido al balanceo producido por vientos suaves, elencañado de los cereales. Por último, el viento puede determinar la bondad deuna zona para el cultivo de algunas plantas. Así en el cultivo de la patata de
  6. 6. siembra, el viento favorece la eliminación de los pulgones como vectores devirosis cuando las velocidades son superiores a 6 km/h.Velocidades de viento elevadas pueden causar daños mecánicos en cultivos yplantaciones, pudiendo causar caídas de frutos y hojas, vuelco de cereales y encasos más extremos ruptura de ramas en árboles. En zonas donde existe unviento fuerte persistente y dominante es usual la deformación de la copa del árboltendiendo a desequilibrar la ramificación e inclinando el tronco, adquiriendo lacopa la forma de llama. Uno de los efectos dañinos del viento es el vuelco(numerosos autores dejan el término de encamado para el vuelco producido porun exceso de nitrógeno, o enfermedades) de los cereales. Para paliar el efectohay que utilizar variedades más resistentes y flexibles, además de abonar, y labraradecuadamente. La ruptura del tronco o incluso el descuajo del árbol puede sercausado, junto a la presencia de velocidades del viento elevadas, a la presenciade cavernas en el interior del trono (debidas a temperaturas extremas: hielo oinsolación), o a la falta del anclaje debido a portainjertos poco vigorosos o aproblemas edáficos que impiden una adecuada implantación en el suelo del árbol.La ruptura de ramas provoca grandes heridas que son de lenta y malacicatrización.Además de los problemas mecánicos citados, el viento causa problemas enprácticas agronómicas como son el riego por aspersión y la pulverización deproductos fitosanitarios. Por otro lado, el viento puede impedir el vuelo de losinsectos polinizadores, los problemas surgen con velocidades de 10 km/h,haciéndose prácticamente impracticable el vuelo con velocidades de 20 km/h; elproblema puede ser tan grave en las especies entomófilas que puede llegar a serun factor limitante para la producción.También causan daños los vientos cálidos y secos, que pueden llegar a provocarel asurado, al no poder la planta reponer el agua transpirada, y los vientos salinosde las costas que pueden ocasionar problemas de fitotoxicidad por sales. Elasurado (asolanado o golpe de calor) se produce cuando coinciden temperaturasaltas con un viento seco, que provocan un aumento tal de la evapotranspiración
  7. 7. que las raíces son incapaces de compensar las pérdidas producidas. Aunque seobserva una mayor incidencia del asurado en secano, también se presenta elfenómeno en suelos bajo regadío, y suelos con reserva de agua disponible en elsuelo, esto nos demuestra que la falta de agua no explica por sí sola el fenómeno.Otras formas de golpe de calor también aparecen en frutales. Por su efectoaparecen en las hojas quemaduras más o menos intensas, y se produce caída defrutos.Otro problema, ya comentado es cuando el viento actúa como agente de erosióndel suelo, disminuyendo el espesor de la capa fértil, o cubriendo e invadiendo lastierras con arenas. Por otra parte, el viento ayuda a la propagación de algunasplagas y enfermedades (p.ej.: nubes de langostas, pulgones, escarabajo de lapatata, oidio, mildiu, etc.); puede transportar semillas de malas hierbas; y, puedeentorpecer la conservación de la pureza varietal en el proceso de producción desemillas.El efecto del viento sobre la evapotranspiración dependerá de las condicionesambientales. Un aumento en la velocidad del viento, dentro de ciertos límitessignifica una mayor evapotranspiración, sin embargo, puede decirse quela evapotranspiración aumenta relativamente más, por los efectos de una brisasuave (0 a 3 km/hora), que por vientos de gran velocidad. Se ha observado queestos últimos ejercen más bien un efecto retardante sobre la evapotranspiración,probablemente debido al cierre de las estomas en tales condiciones. El efecto delviento puede ser indirecto sobre la evapotranspiración a través de la influencia queejercen en la temperatura de las hojas.
  8. 8. EFECTOS DE SU VARIAVILIDAD EN LAS PLANTAS (SIEMBRA, COSECHA,SUELO, INSECTOS, ETC)El viento influye en las plantas de diversas maneras, sus efectos sobre elcrecimiento y el desarrollo de la planta varían según su duración y velocidad,especie, cultivar y características de las hojas, o por las interacciones entre laplanta y la atmosfera (Waister, 1972; Grace 1977; 1981) entre otros factores. Laedad de la planta influye en la respuesta al viento, donde el mayor efecto enalgunas variables, indicaría que la exposición al estrés durante una fase de rápidocrecimiento podría tener una marcada repercusión sobre el mismo (Clemente yMarler, 2001).Los efectos causados por el viento pueden ser clasificados como directos oindirectos. Los directos incluyen el movimiento de la planta, el daño físico de hojasy frutos, aborto de flores, la ruptura de ramas, el vuelco o descalzado cuando lafuerza del viento ejercida por el viento excede la resistencia del tallo o la raíz. Losindirectos son aquellos por los cuales los efectos son producidos por arena osuelos transportados por el viento o por otros factores meteorológicos.Daño mecánico: el estrés mecánico inducido por el viento es producido por lafricción, agitación curvatura o plegado debido al movimiento del follaje después deperiodos de exposición al viento es común percibir daño mecánico a nivel foliarAcame: en las gramíneas, el acame es el excesivo doblado o quebrado del tallo anivel del suelo, usualmente las plantas son más vulnerables en etapas tardías desu desarrollo, cuando están espigadas o los tallos comienzan a senescer. Estoocurre con velocidades del viento de 15 Km por hora o más y cuando las plantasson mantenidas rígidas por el suelo seco en cambio el descalce se da con el suelohúmedo.
  9. 9. Efecto sobre la anatomíaHojas expuestas al viento manifiestan cutículas y paredes celulares masengrosadas, con menos haces vasculares.Respuestas morfológicas, anatómicas, del crecimiento y desarrollo inducidas porel viento. La exposición prolongada al viento induce cambios morfológicos yanatómicos en las plantas (Nobel, 1981), en algunos casos estímulos muy brevesparecen ser necesarios para producir una respuesta (Neel& Harris, 1971). Entreotras, se mencionan comunmente disminución en el tamaño de las hojas yalargamiento del tallo, bajas ganancia de peso fresco y seco, menor longitud deraíces y alteración del número de ramificaciones de la raíz; sin embargo losefectos varían con las especies.La respuesta a las perturbaciones mecánicas es conocido con el nombre detigmomorfogenésis. El prefijo tigmo significa tocar y es la adaptación fisiológica ymorfológica de la planta a las influencias mecánicas del ambiente. Muchasespecies responden a la agitación, flexión o fricción, las cuales pueden sercausadas por el viento a través de una reducción en el crecimiento acompañadopor cambios anatómicos que confieren mayor resistencia mecánica y al vuelco porcambios en la composición del tallo inducidos por el estrés. Sin embargo, haycasos como en raigrass perenne, donde el viento tiene poca influencia sobre laanatomía y morfología de la planta (Russell & Grace, 1978a).Al tratar la influencia del viento sobre el crecimiento y desarrollo, resulta difícilseparar la acción directa de los efectos que produce sobre el espesor de la capalímite. sugirió que habría una velocidad del viento óptima para el crecimiento delas plantas dependiendo de las especies y del potencial agua del suelo, donde losefectos de la capa límite lo restringen a bajas velocidades y el déficit hídrico de laplanta a altas velocidades. Por ejemplo, se ha indicado que una velocidad delviento de 0.7 m s-1 aumenta el crecimiento aproximadamente un 10%, mientras
  10. 10. que a 4.0 m s-1 reduce apreciablemente la tasa de crecimiento relativa de colza(Brassica napus L.) (Wadsworth, 1959).Efectos sobre la anatomía y reducción de la superficie foliarHojas expuestas al viento presentan cutículas y paredes celulares engrosadas,con menos haces vasculares alterándose de manera marcada la frecuencia detipos de células específicas como estomas, esclerénquimas y pelos. Se observóen mostaza blanca (Retuerto &Woodward, 1993),festuca alta y maíz (Zea mays L.) un mayor número de estomas, aunque éstosfueron más pequeños que aquellos de las plantas no expuestas. Los márgenes delas hojas presentaron más células esclerenquimatosas, lo que podría contribuir auna mayor rigidez.Plantas expuestas a perturbaciones mecánicas (viento, frotado, agitación) teníanmenor número de hojas, menos expandidas, las cuales eran más ásperas,arrugadas y gruesas. Una disminución del largo de las hojas de alrededor del 10% como resultado de tratamientos a vientos continuos (0.5 - 1 m s-1) fueobservada por Grace & Russell (1977) en festuca alta. Sin embargo no se observóningún efecto del viento en el espesor de la hoja, pero cuando la velocidad delviento se aumentó a 7.4 m s-1 la extensión foliar se redujo en un 25 % (Russell &Grace, 1978b) como resultado de la mayor reducción del área foliar que del pesode la misma (Russell & Grace, 1979, Biddington&Dearman, 1985a).Asimismo, la reducción del área foliar inducida por el viento, puede deberse a unretardo en la expansión de la hoja, también a un adelanto de la senescencia o aun severo daño mecánico, los cuales limitan el suministro de fotosintatos, pero sindisminución de la tasa fotosintética. Observaciones realizadas señalan que enalgunos casos el menor crecimiento se debería a una reducida tasa de divisióncelular o a una disminución en la elongación celular de las células epidérmicas ycorticales. La menor expansión foliar parece poco probable que fuera causada porun estado hídrico desfavorable cuando el contenido de agua en el suelo es alto,sino que el estímulo mecánico en sí explicaría tal disminución como ha sido
  11. 11. sugerido por Russell & Grace (1978b; 1979). Sin embargo en algunos casos lareducción del crecimiento podría atribuirse al menor contenido o potencial aguafoliar (Grace, 1974; Grace & Russell,1982).Efectos sobre el crecimiento del talloLa elongación del tallo, pecíolos y la distancia entre los nudos son tambiénafectadas por el viento. Tallos y pecíolos más cortos y engrosados son comunes,resultando en plantas más bajas. En el caso de coníferas, el aumento en elcrecimiento radial del tallo causado por el viento es usualmente asimétrico yresulta de un mayor número de traqueidas, aunque más cortas a sotavento, entanto que en poroto (Phaseolusvulgaris L.) el engrosamiento es originado por laproducción de más xilema secundario (Hunt&Jaffe, 1980).En experiencias donde se ha realizado el frotado manual de los entrenudos (locual puede ser causado por el viento), éste reduce la elongación de plantasjóvenes, la cual se detendría a los pocos minutos del tratamiento y se requeriríanalgunos días para reasumir el normal crecimiento; esta reducción del crecimientole permite a la planta un ajuste fenotípico para minimizar el daño y así ser máscompetitiva (Whitehead, 1962).Asimismo, el peso seco de los tallos estimulados mecánicamente resulta menor, locual podría deberse a la disminución de la tasa de asimilación por el sombreomutuo de las hojas al reducirse la elongación del tallo. Por otra parte, plantas contallos más cortos presentan mayor resistencia al vuelco, pero sostienen menosestructuras reproductivas y semillas (43% por ejemplo en la bolsita del pastor(Capsellabursa-pastori (L.) Medik.)) y éstas son dispersadas sobre una cortadistancia comparada con plantas más altas (niklas, 1998).Efectos sobre el crecimiento del sistema radicalLas raíces de dicotiledóneas disturbadas mecánicamente son por lo general demayor diámetro, (en la bolsita del pastor por ejemplo eran un 15% superior a loscontroles) y biomasa, pero no tuvo efecto en el número de ramificaciones
  12. 12. laterales. En cambio, el número de raíces resultó mayor en trigo (TriticumaestivumL.) (Crook&Ennos, 1996) o bien disminuyó en otras especies.En tanto que, el efecto sobre la longitud del sistema radical depende de lasespecies, por ejemplo disminuyó en coliflor (Brassica oleracea varbotrytis DC),lechuga (Latuca sativa L.) y apio (Apiumgraveolens L.) (Biddington&Dearman,1985a), aumentó en trigo (Crook&Ennos, 1996), pero no cambió en calabaza(Cucurbita pepo L.) (Turgeon & Webb, 1971), girasol (Helianthus annuus L.)(Beyl&Mitchell, 1983), arveja (Pisumsativum L.)(Akers& Mitchell, 1984) o tomate(LycopersiconesculentumMill.) (Gartner, 1994).Efectos sobre la partición de fotosintatosEl cambio en la partición de asimilados afecta la proporción raíz/tallo: Whitehead(1962) observó en maíz un aumento en dicha proporción a velocidades de vientoaltas, similar a lo que ocurrió en plantas de festuca alta, o en plantas disturbadascomo arveja, tomate o en plántulas de papaya. Esto se debe a que el crecimientode la raíz es menos sensible a cambios en la velocidad del viento que el tallo obien a que aumentó. El hecho de que una mayor proporción de fotosintatos fuerautilizado en producir raíces a expensas del tallo, es considerado por Whitehead(1962) de importancia para la planta, particularmente en el mantenimiento de unbalance hídrico adecuado. Sin embargo en otras especies la proporción raíz/tallono resultó afectada por las perturbaciones como en girasol, brócoli, mostazablanca o bien disminuyó en apio (Biddington&Dearman, 1985a).La alteración en la distribución de biomasa entre los distintos órganos inducecambios en el macollaje de las gramíneas, el cual fue reducido con vientos fuertes.Asimismo, la cantidad relativa de biomasa usada en la producción de hojas declinóen plántulas de papaya al 14-19% en respuesta al viento, comparada con el 20-25% del peso seco total en los testigos (Clemente &marler, 2001).Efectos sobre las propiedades mecánicas: rigidez, flexibilidad, ángulo foliar
  13. 13. Las perturbaciones pueden causar mayor resistencia a la ruptura mecánicaafectando la elasticidad y las propiedades de rigidez.El cambio en la rigidez se correlaciona con aumentos en la lignificación del xilemacomo también en polímeros de la pared celular.Raíces de plantas sometidas a vibración presentaron más rigidez y resistencia queaquellas de los controles, conjuntamente con el incremento en biomasaconstituyen una ventaja dado que se requiere mayor fuerza para descalzar laplanta. Otra adaptación son hojas que al ser expuestas al viento exhiben uncomportamiento más elástico; así éstas pueden orientarse con el viento,reduciendo en consecuencia la fuerza que la planta debe soportar. Por ejemplo,hojas de festuca alta que alcanzaron los 7º después de haber sido inclinadas a45º, mientras que en aquellas plantas que crecían en condiciones de calma lainclinación era de 12º (Grace & Russell, 1977).En general se presume que la tasa de crecimiento es reducida por cualquieraumento en la producción de tejidos mecánicos, ya que éstos constituyen un costoen carbono y energía involucrando un desvío de asimilados lejos de los tejidosfotosintéticos en expansión, que es el componente del crecimiento más sensible.Efectos sobre el crecimiento reproductivoCiertos resultados indican que así como el crecimiento vegetativo es alterado porel viento, también lo es el reproductivo. El estrés mecánico atrasa el desarrolloreproductivo de ciertas especies y las estructuras son a menudo más pequeñas,livianas y en menor número que aquellas producidas por plantas no disturbadas.Por ejemplo, las perturbaciones mecánicas en la bolsita del pastor determinaroncambios en la partición de biomasa de las estructuras vegetativas a lasreproductivas, también atrasaron la antesis en 5 días, la maduración de frutos por3 días y la senescencia de la planta se anticipó en 8 días respecto de loscontroles. Los cambios en el crecimiento reproductivo como se ha sugeridopodrían indirectamente resultar de la alteración de las tasas de crecimientovegetativo, de las modificaciones en la partición de asimilados, o de los niveles
  14. 14. hormonales en los extremos de los tallos, influenciando la iniciación o desarrollode flores y frutos. Como conclusión, puede decirse que las respuestas vegetativasinducidas por el viento proveen ventajas adaptativas para la supervivencia, debidoa que tallos y pecíolos cortos, mayor cantidad de raíces y más resistentes, leposibilitan a la planta soportar amplios desplazamientos elásticos de los tallos yevitar su descalzado. También, las perturbaciones mecánicas pueden tenerefectos negativos en términos de esfuerzo reproductivo y potencial para lacolonización a grandes distancias a través de las semillas.Respuestas a la conductancia y al intercambio gaseosoEl viento estimula una cascada de respuestas fisiológicas, las cuales incluyencambios al nivel de la conductancia foliar, transpiración, fotosíntesis, respiración,niveles hormonales como así también cambios en el contenido mineral. Unaumento en la deposición de celulosa (Heuchert et al., 1983), aceleración de lalignificación, la formación de tapones de callosa ocurren simultáneamente con unareducción en la tasa de translocación de fotosintatos en el floema.El tipo y magnitud de respuesta depende de la amplitud y frecuencia del estrés, dela especie, del órgano, del estado fenológico, entre otros.Conductancia foliarLos procesos por los que el viento influye en la conductancia foliar no están biendocumentados. Así se ha observado que con velocidades del viento crecientes laconductancia disminuye o aumenta en otros casos no hay un efecto directo delviento sobre la misma. Resultados experimentales sugieren que tal relación puedeser explicada por cambios en la temperatura o en el déficit de presión de vapor enla superficie de la hoja asociados con cambios en la conductancia de la capalímite. Los estomas responderían a los cambios de humedad del aire en contactocon la superficie de la hoja, por consiguiente, el efecto del viento a velocidadesaltas puede ser debido al barrido del aire húmedo en contacto con la epidermis ylos estomas y al aporte de aire más seco. Esta hipótesis fue testeada por Bunce(1985) y Gutiérrez et al. (1994), quienes pudieron demostrar que la disminución de
  15. 15. la conductancia estomática con aumentos en la velocidad del viento, podrían serexplicados en parte por el incremento en el gradiente de presión de vapor. Almismo tiempo, cambios en la apertura de los estomas también involucran larespuesta de los mismos a la concentración interna de CO2, así el efecto delaumento en la velocidad del viento tendría como consecuencia una mayorconcentración de CO2 en la superficie de la hoja, lo cual induciría al cierreestomático.Por otro lado, el daño de la hoja resultante de la exposición al viento normalmentecausa un aumento en la conductancia de la superficie foliar. Las mayoresconductancias se asociaron con el desgaste y pulido de la superficie, o con eldaño en puntas y márgenes de la hoja. Sin embargo, este incremento no pareceser importante para la planta, ya que no se halló un efecto consistente del vientosobre el potencial agua de las hojas. Asimismo, el daño abrasivo puede alterar elnormal funcionamiento de los estomas, perturbando el gradiente hídrico entre lascélulas guardas y las células epidérmicas circundantes debido a la disminución dela turgencia de éstas últimas, por esta razón los estomas no pueden cerrarse,indicando que se ha perdido el control de apertura y cierre. Es probable que estocause déficit hídrico y puede además predisponer a estrés por contaminación,aumentar la susceptibilidad al ataque por patógenos transportados por el aire oafectar la humectabilidad de la superficie foliar (Wilson,1984).TranspiraciónLos efectos de viento sobre la transpiración son complejos, dado que la pérdida deagua es un proceso controlado por un número de factores que interactúan entre sí,como se ha mencionado anteriormente.En general, hojas con temperaturas superiores a la del aire y bajo condiciones dealta irradiancia, aunados a un aumento en la velocidad del viento tenderían adisminuir la transpiración cuando la pérdida de calor latente es más grande que lade calor sensible y viceversa; de acuerdo con esto, un incremento en latranspiración como resultado de una alta temperatura foliar y consecuentemente
  16. 16. un mayor gradiente de presión de vapor hoja-aire, puede ser observado encondiciones de baja velocidad del viento y alta irradiancia. A medida que lavelocidad del viento aumenta, la hoja se enfría y la diferencia de presión de vaporse reduce al igual que la tasa transpiratoria, como ha sido observadofrecuentemente (Dixon & Grace, 1984; Sena Gomes &Kozlowski, 1989).Las respuestas transitorias de la transpiración al viento son comunes. Cuando lavelocidad del viento alcanzó aproximadamente 1 m s-1, a menudo la transpiracióninicialmente aumenta hasta un cierto nivel más allá del cual no varía o disminuye.En otras experiencias, plantas expuestas a vientos fuertes mostraron altasconductancias y tasas transpiratorias, las cuales fueron asociadas conreducciones en el contenido o potencial agua de los tejidos. Otros resultadosindican que vientos continuos de 6 m s-1 también aumentaron la tasatranspiratoria y disminuyeron el potencial hídrico en plantas de álamo temblón(Populustremula L.) regadas, pero no se observaron efectos cuando el tratamientoconsistió en la aplicación de ráfagas. Este comportamiento a su vez varió cuandolas hojas expuestas eran jóvenes, donde la resistencia aumentó sólo durante laprimer hora y luego cayó debido a la aparición de áreas necróticas (Flückiger etal., 1978).Con velocidades del viento crecientes también se han observado reducciones enla tasa transpiratoria, reflejando cierre parcial de estomas, mecanismo que evitaríalos efectos del desecamiento; o bien la transpiración permanecería inalterada,debido a que cambios en la resistencia de la capa límite fueron balanceados porcambios en la resistencia a la difusión, aparentemente por un cierre parcial deestomas (Grace et al., 1975).Es conocido que en algunos casos, el daño de la cutícula y la epidermis porcolisiones entre las hojas tiene influencia en la transpiración y puede ocasionarestrés hídrico, aunque en otros estudios la exposición al viento no afectó elcontenido en agua. En plántulas de cacao (Theobroma cacao L.) Un efectoImportante del viento fue la deshidratación de los tallos. El potencial agua fue másnegativo con vientos de 6 m s-1 que con 3 o 1.5 m s-1, el cual fue cerca del 24 %
  17. 17. más bajo que en condiciones de calma. Estos resultados son inconsistentes con lareducción de la transpiración y son debido presumiblemente al daño causado porel viento en la epidermis de la hoja, acelerando de esta manera la deshidratacióndel tallo.FotosíntesisLas especies difieren en la respuesta fotosintética al viento. La variabilidad de losefectos a corto término del viento sobre la fotosíntesis depende de la velocidad delviento y de otros factores ambientales, de la morfología de las hojas y de latemperatura óptima de las enzimas fotosintéticas, entre otros. En condiciones decalma y bajas velocidades, el nivel de CO2 alrededor de la hoja disminuye debidoa la demanda de la fotosíntesis y a la baja difusión del mismo desde la atmósferahacia la superficie foliar. A mayor velocidad del viento la resistencia de la capalímite disminuye y aumenta la concentración de CO2 en la hoja, lo cual resulta enuna mayor tasa fotosintética. La fotosíntesis puede ser reducida debido a loscambios en la radiación disponible cuando el ángulo de las hojas resulta alteradopor el viento, pudiendo disminuir el área fotosintética efectiva debido alagrupamiento de las hojas, como lo observado en las agujas de Pinuscembra L(Caldwell, 1970).El efecto de enfriamiento de la hoja sobre la fotosíntesis en respuesta a vientossuaves depende de la temperatura óptima en la que actúan las enzimasfotosintéticas, si la temperatura foliar es mayor que la del aire y disminuye por elviento a un nivel cercano al óptimo para la actividad enzimática, entonces lafotosíntesis podría aumentar y viceversa (Telewski, 1995).Otro efecto sobre la fotosíntesis, el cual se produce varios días después de laexposición, es el aumento en los niveles de enzimas de carboxilación registradoen plantas de trigo con vientos de 13.4 m s-1 durante 20 minutos, período en elque además se perdió la tercera parte del área foliar verde (Armbrust et al., 1974).La disminución del área foliar de la planta por efecto de la senescencia aceleradao el daño mecánico por el viento reduce su capacidad fotosintética, sin embargo
  18. 18. ésta pérdida puede ser compensada por el aumento de la tasa en las hojasremanentes (Armbrust, et al., 1974; Grace, 1977).RespiraciónEl viento también puede ejercer otros efectos en el intercambio de gases en lashojas.Muchas especies respondieron de manera similar, con aumentos en la respiraciónde 20 a 40% en minutos cuando la velocidad del viento pasó de 1.8 a 7.2 m s-1 locual produjo un fuerte movimiento de las plantas. Este aumento en la respiraciónpuede estar relacionado con el efecto mecánico del viento, como se ha observadoen plantas estimuladas artificialmente. La respiración volvió a la tasa inicial dentrode un corto tiempo después del cese del viento. En tanto que en plántulas depapaya, el aumento en la respiración en un 120 % durante la noche parece ser unefecto posterior a la exposición (Clemente &Marler, 2001).El incremento en la respiración podría en parte ser responsable de la disminucióndel rendimiento en áreas ventosas, reflejando probablemente un mayor consumode carbohidratos destinados a la reparación de daños.MEDIDAS PARA MANIPULAR SU EFECTO Y PRODUCIR SEMILLASCortinas rompevientosLas cortinas rompevientos son hileras de árboles o arbustos de diferentes alturasque forman una barrera, opuesta a la dirección predominante del viento, alta ydensa que se constituye en un obstáculo al paso del viento. Se conocen tambiéncomo barreras rompevientos, setos vivos o fajas de albergue, por refugiar a ciertotipo de fauna.Es una práctica para el control de la erosión eólica, se usa en áreas agrícolas,pastizales, áreas desprovistas de vegetación y en zonas urbanas.Beneficios de las cortinas rompevientos
  19. 19. Reduce la velocidad del viento. Por el obstáculo que presenta la cortina al flujo deviento, la reducción de la velocidad es máxima en la zona inmediata a la cortina yaumenta a medida que se aleja de esta protección. FAO (2010), reporta que losporcentajes de reducción de la velocidad del viento son de 60 a 80% en la partemás cercana a ésta, y de 20% a distancias 20 veces la altura de la misma; Lareducción máxima de la velocidad del viento, se obtiene en el área de protecciónequivalente a cuatro veces la altura de la cortina.La altura de la barrera constituye una unidad práctica de medida aplicada a ladistancia en que el terreno queda protegido por ésta. Así la distancia de protecciónes de 14 veces la altura.La velocidad mínima para iniciar el movimiento del suelo (erosionable) está entre19 y 24 km h-1. La zona de protección de una barrera, se reduce a medida queaumenta la velocidad del viento, lo que exige un espaciamiento menor de lasbarreras utilizadas para combatir la erosión.Uso de cortinas para protección de cultivosLa altura de protección de la huerta se puede obtener con una sola hilera deárboles. Los árboles usados para la protección de huertas deben tener una alturamadura dos veces la de los árboles de la huerta a proteger.EJEMPLOS ESPECIFICOS DE SU EFECTO EN DIFERENTES ESPECIESEfectos del viento en maíz en estadio juvenil en tratamientos de viento aplicadostempranamente (1 o 2 hojas completamente expandidas) la primer hoja se plegótransversalmente debido al movimiento de la lámina. Una vez formada la línea depliegue se volvió un eje sobre el que el resto de la hoja podía agitarse la láminaexhibió síntomas de daño en forma de lesiones blanquecinas debido al frotadorepetido del ápice de la 3° hoja, en la parte distal de la misma. Con el subsecuenteaumento de tamaño, las plantas permanecieron ligeramente inclinadas despuésde la exposición al viento y los daños fueron gradualmente más evidentes la
  20. 20. primera hoja aparecía como quemada, mientras que en otras se observóoscurecimiento de márgenes y marchitamiento de las puntas.Daños causados por los vientos en las vides. De arriba/izquierda hacia la derecha(siguiendo las manecillas del reloj). Tallos rotos por el viento (Oklahoma). Barrerasrompe-vientos colocadas cerca de los viñedos (Virginia). Pobre formación yfertilización de la fruta debido a fuertes vientos (RussianRiver, California).Enrejado colapsado debido al viento (Texas). Fotografías tomadas por FritzWestover, Extesnion Texas AgriLife, y Eric Stafne, Universidad Estatal de Misisipi.El daño causado por el viento es frecuente en regiones con fuertes vientos y/otormentas en primavera y verano. El rápido crecimiento de las plantas de vid y elcultivo de ciertas variedades provocan más susceptibilidad al daño causado por elviento. El daño en los tallos que están brotando es común durante la primavera y
  21. 21. al inicio del verano cuando los tallos todavía están tiernos /verdes y estáncreciendo rápidamente. Más adelante en la temporada, después de que los broteshan madurado, los daños en las hojas son más comunes. Fuertes daños en lashojas pueden causar la reducción de la fotosíntesis y esto puede impactar lacalidad de la fruta, así como la resistencia de la planta al frio.Las cañas (con hojas) afectadas por el viento empiezan a debilitarse(marchitarse). En el viñedo, estas plantas afectadas se observarán muy débiles ypodrán distinguirse fácilmente entre plantas que no han sido afectadas por elviento. El debilitamiento de las cañas conducirá eventualmente al cambio de coloren sus hojas –tornándose cafés- y eventualmente a su muerte. Las cañasdañadas, si fueron trozadas o separadas del cordón de la planta morirán. Estedaño puede ser confundido con una enfermedad, con un daño provocado porinsectos o herbicidas, sin embargo una inspección más cercana revelará el daño oruptura en la base de la caña. El daño por el viento puede reducirse controlando elvigor de la planta de vid mediante un manejo adecuado del dosel.En algunos casos, el sistema de enrejado que se orientan perpendicularmente alos vientos dominantes puede inclusive caerse o voltearse. Aunque esta situaciónno es muy común, puede ser evitada orientando las hileras paralelamente a losvientos dominantes y/o colocando rompe-vientos. Los rompe-vientos pueden serpermanentes (una hilera de arboles) o temporales (bardas o pedazos de tela quepuedan actuar como un rompe-vientos o bafle). Sin embargo, cualquier barreracontra el viento no deberá estar tan cerca del viñedo que cause un sombreadoexcesivo, que compita con las plantas de vid o que cause efectos alelopáticos.Vientos constantes también pueden causar daño en el fruto creado callosidades ycostras en la fruta sobre todo en las frutas que están cerca, frotándose de otraparte de la planta. La formación del racimo y la fertilización pueden también serafectadas en áreas con vientos fuertes y constantemente persistentes durante lafloración. Este tipo de daño es más crítico cuando los frutos se destinan para el
  22. 22. consumo directo y puede conducir a una disminución del potencial económico delfruto.plantas de girasol dañadas por el vientoCONCLUSIONESEl viento induce cambios en las condiciones atmosféricas alrededor de las hojas,como temperatura, diferencia de presión de vapor (la que puede tener efecto en laapertura estomática y transpiración), pero las plantas pueden responder también alos efectos directos e indirectos del mismo.Los mayores efectos directos del viento perecen ocurrir sobre el crecimiento yprobablemente las causas son debidas al daño mecánico de los tejidos foliares yal estímulo per se. El viento puede causar diversos tipos de lesiones como zonasblanquecinas, necrosis, plegado, rasgado, alteración de las ceras epicutilaresentre otras. Diversos estudios realizados sobre las posibles influencias del vientohan señalado que este puede restringir y alterar el patrón de crecimiento y retardarel desarrollo de la planta. el desarrollo reproductivo y los órganos dealmacenamiento pueden ser influenciados de manera directa o indirecta cpnperturbaciones mecánicas que ocurren en fases tempranas y limitar asi elrendimiento y calidad de semilla.Los efectos indirectos principalmente a través de roción del suelo, pueden ser muyimportantes en algunas áreas, inclusive antes del establecimiento del cultivo porvoladura de las semillas. Las plántulas pueden estar sometidas al impacto de
  23. 23. partículas del suelo transportadas por el viento, al cubrimiento y la remociónalrededor de la base de la plántula dejando sus raíces parcialmente expuestas a ladeposición de polvo y así, el daño puede no limitarse simplemente a los efectosdirectos sobre el follaje. Por ésta razón, medidas preventivas contra la erosióneólica mediante la protección del viento como son las cortinas rompevientospueden resultar benéficas.BIBLIOGRAFIA CONSULTADAAlzugaray, C.; Carnevale, N.; Salinas, A. y Pioli, R. Factores bióticos y abióticosque afectan la calidad de las semillas de SchinopsisbalansaeEngl. yAspidospermaquebracho-blanco Schltdl. [en línea]. Rev. Iberoam. Micol, 2007, vol. 24, p. 142-147.ALFONSO, CARIDAD; GORT, YNEIDA & RIVERO ALINA. 1991. Análisis de lapersistencia de días con y sin precipitación en algunas estaciones de la provinciaLa Habana. Revista cubana de Meteorología, La Habana. 4 (1) p. 23ANON. 1995. Organización de la producción, control y certificación de semillas enla actividad de cultivos varios.Doc. int. MINAG. Cuba.CATALAN, G. 1993. Importancia de la semilla en la repoblación forestal enterrenos agrícolas.in Revista MONTES. nº 33, monográfico sobre aplicación ydesarrollo del RD 378/93. Asociaciones y Colegios de Ingenieros de Montes eIngenieros Técnicos Forestales. Madrid.ADLER, P.R. & G.E. WILCOX. 1987. Influence of thigmic stress or chlormequatchloride on tomato morphology and elemental uptake. J. Plant Nutr. 10:831-840.
  24. 24. AKERS, S.W. & C.A. MITCHELL. 1984. Seismic stress efforts on vegetative andreproductive development of “Alaska” pea. Can. J. Bot. 62:2011-2015.& C.A. MITCHELL. 1985. Seismic stress effects on reproductive structures oftomato, potato, and marigold. HortScience 20:684-686.ARMBRUST, D.V. 1968. Windblown soil abrasive injury to cotton plants.Agron. J.60:622-625. 1972.Recovery and nutrient content of sandblasted soybean seedlings.Agron. J. 64:707-708.1982. Physiological responses to wind and sandblast damage by grainsorghum plants. Agron. J. 74:133-135.1984. Wind and sandblast injury to field crops: Effect of plant age. Agron. J.76:991-993.1986. Effect of particulates (dust) on cotton growth, photosynthesis, andrespiration. Agron. J.76:1078-1081.J.D. DICKERSON & J.K. GREIG. 1969. Effect of soil moisture on the recovery ofsandblasted tomato seedlings. J. Amer. Soc. Hort. Sci. 94:214-217& G.M. PAULSEN. 1973. Effect of wind and sandblast injury on nitrateaccumulation and on nitrate reductase activity in soybean seedlings. Comm.SoilSci.Plant Anal. 4:197-204.

×