El dia del Trabajo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

El dia del Trabajo

on

  • 594 views

 

Statistics

Views

Total Views
594
Views on SlideShare
581
Embed Views
13

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

2 Embeds 13

http://sebasrxn.blogspot.com 7
http://yurgenqz.blogspot.com 6

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El dia del Trabajo El dia del Trabajo Presentation Transcript

  • El primero de mayo
  • A fines del siglo XIX la explotación capitalista es extrema.
    La reducción de la jornada laboral se convierte en bandera de lucha.
    8horas: para trabajar, para descansar
  • Los obreros iniciaron una huelga con el objetivo de obtener una jornada laboral de 8 horas
    Las manifestaciones continuaron durante días…
    El fastidio de los manifestantes comenzaba a crecer.
  • Las fuerzas oficiales intentaron mantener el control, sin éxito
    Eventualmente la policía intervino de forma violenta, dejando un saldo de 6 muertos y numerosos heridos.
  • En pleno acto sindical una bomba estallo cerca de las fuerzas policiales, con un saldo de 6 policías muertos
    Debido a esto las fuerzas armadas atacaron despiadadamente, dejando un numero de 38 muertos y 15 heridos
  • Los hechos que dieron lugar a esta celebración están contextualizados en los albores de la revolución industrial en los Estados Unidos. A fines del siglo XIX Chicago era la segunda ciudad en número de habitantes de EE.UU. Del oeste y del sudeste llegaban cada año por ferrocarril miles de ganaderos desocupados, creando las primeras villas humildes que albergarían a cientos de miles de trabajadores. Además, estos centros urbanos acogieron a emigrantes venidos de todo el mundo a lo largo del siglo XIX.
  • La mayoría de los obreros estaban afiliados a la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo, pero tenía más preponderancia la American Federation of Labor (Federación Estadounidense del Trabajo), inicialmente socialista (algunas fuentes señalan el origen anarquista). En su cuarto congreso, realizado el 17 de octubre de 1884, ésta había resuelto que desde el 1 de mayo de 1886 la duración legal de la jornada de trabajo debería ser de ocho horas, yéndose a la huelga si no se obtenía esta reivindicación y recomendándose a todas las uniones sindicales que tratasen de hacer promulgar leyes en ese sentido en sus jurisdicciones. Esta resolución despertó el interés de las organizaciones, que veían la posibilidad de obtener mayor cantidad de puestos de trabajo con la jornada de ocho horas, reduciendo el paro.
  • En la prensa del día anterior a la huelga, el 29 de abril de 1886, se podía leer: «Además de las ocho horas, los trabajadores van a exigir todo lo que puedan sugerir los más locos anarco-socialistas».El New York Times decía: «Las huelgas para obligar al cumplimiento de las ocho horas pueden hacer mucho para paralizar nuestra industria, disminuir el comercio y frenar la renaciente prosperidad de nuestra nación, pero no lograrán su objetivo». El Filadelfia Telegrama decía: «El elemento laboral ha sido picado por una especie de tarántula universal y se ha vuelto loco de remate: piensa precisamente en estos momentos en iniciar una huelga por el logro del sistema de ocho horas». El Indianápolis Jornal decía: «Los desfiles callejeros, las banderas rojas, las fogosas arengas de truhanes y demagogos que viven de los impuestos de hombres honestos pero engañados, las huelgas y amenazas de violencia, señalan la iniciación del movimiento»
  • El redactor del Arbeiter Zeitung Fischer corrió a su periódico donde redacta una proclama (que luego se utilizaría como principal prueba acusatoria en el juicio que le llevó a la horca) imprimiendo 25.000 octavillas. La proclama decía:
    Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormik, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza! ¿Quién podrá dudar ya que los chacales que nos gobiernan están ávidos de sangre trabajadora? Pero los trabajadores no son un rebaño de carneros. ¡Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria.
    Si se fusila a los trabajadores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo.
    Es la necesidad lo que nos hace gritar: ¡A las armas!.
    Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se bebía a la salud de los bandidos del orden...
    ¡Secad vuestras lágrimas, los que sufrís!
    ¡Tened coraje, esclavos! ¡Levantaos!.