Señor Nadie - "Centrosur"

680 views
631 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
680
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Señor Nadie - "Centrosur"

  1. 1. "Centrosur"
  2. 2. “De cardinales”Aquellos que hemos vivido el viaje constante, el anhelo de llegada, laespera incesante, sabemos bien que el mundo por fuera de laventana se hace cada vez más estéril.Sin embargo, a veces, los viajeros se encuentran con las instantáneasno capturadas por los que frecuentan estas artificiales carreteras, ylas plasman me pequeños pensamientos; no nos daría jamás para laabsoluta inspiración benevolente.Creo que a esta altura, puedo decir con propiedad, que conozco elcamino, conozco sus imágenes, su neutralidad apestosa y su falta decolorido, quien haya hecho el trayecto Santiago-Talca alguna vezsabrá de lo que hablo.“Centro-Sur” es como una película cuadro por cuadro, donde seproyecta un viaje más dentro el universo de travesías predeciblespropias de los vicios de la modernidad y de la lejanía del hogar.La diferencia radica en decidirse a ver, no solo mirar. Por respeto alas instantáneas, y al momento, no he modificado en lo más mínimola redacción de las escenas.
  3. 3. ITodo el extenso verde saboteado por el cableado de unaconspiración eléctrica ensimismada en la artesanía y elintento de aparentar lo que no se Es.IIUn intento de empañadura clasista visión de cascada juicio amedia tinta sujeto al escrutinio de la repetición de los verdesy el caudal de las hojas marchitas propias de estos tiemposIII"Almendrita" se sirve jugosa y desalmada al angustiadocamionero, entre la vulva una cazuela a la que solo falta untrozo de carne para darle algo de sabor, lujos de los tiemposinsípidos del CentrosurIVLa casona se roba el cuadro, pero ni evoca así quecontinuemosVUn control taxativo relaja los impulsos de la psique, o almenos en un afán por ilusionarme en el desgaste de lacondenada gripe, o todo aquello que tenga que ver con lavejez
  4. 4. VIUps! No doble a media caminata al descanso sanitario, lasTuareg casi desploman la Babel misma de sus senosavejentados, pornográficos impuros de carreteraVII¿Unifrutti? Y los esclavos y las niñas con la pura básica y conla inocencia sobre los hombros, los sueños a un costado delcamino y las piernas impropias del patrón y del hombre alque aman. Desconocen todos ellos el fulgor de un suspirorebelde, menos ahora que Monsanto juega en la misma mesaque nosotros... y a ganar.VIIITengo que volver ante tú, niñamujer, propia gentileza delCentrosur, con tu cuerpo alejado del estándar de retail ytelevisión, sonrisa natural, senos firmes a la espera del cobijode mi cabeza cansada y una vulva, un refugio húmedo ycálido ante mis temores del mundo exterior. No me cierreslas puertas, que quiero ser tuyo.IXNo habitable, al menos me hace despreciar la tenueposibilidad de permanecer. Sin poblado identificado, parezcoañorar la ciudadela, pero sé que solo es un reflejo instaladopor algún publicista impertinente.
  5. 5. XAgrozzi inventa nubes para nublarnos el pensamiento, todomás allá es claridad.XIMe encontró "La Fama", lástima que solo esperaba queparase a comer unos 30 minutos como máximo, con tal deno quedarme a ver el triste espectáculo de la sequía. Otra vezla casona, y de nuevo nada evoca, salvo que en ella debe viviralguien asesinable (Crímenes de Pueblo).XIILe lavaron la inocencia a la niña, junto a los viejos peluches,colgadas recién lavadas un par de sábanas y unos lunaresrojos para culminar el escenario de un incestuoso pasardesapercibido.XIIIInventaron un paraíso de blanco platinado el horizontecarretero, se apoderaron del orden y el caos con tal deproducir un par de gotas de aneurisma orgásmico sináptico ypretenciosoXIV"Mister Burger", ¿Tomará mis tierras? ¿Hará de sus erroreslos míos? “Mister Burger”… ¿Por qué esta tan serio?
  6. 6. XVY todos los perros devienen en sí mismos, comemos denuestra misma costilla para no desaparecer.XVIAquí, arriba del metálico ataúd, nos quedamos mudos, solopor el gusto de vernos callar.XVII"Patagonia Fresh", prueba de que hace rato que nos estándiciendo que cortemos el hueveo y nos larguemos colinaabajo en busca de alguna idea moderna con la cualaparearnos.XVIIIHijos de la muerte, olvidamos al seno traidor cuandoconvalecemos en la angustiosa felicidad del no retorno.XIXEl tren se olvidó de Itahue se olvidó del tren se olvidó detodos nosotros nos olvidamos de los demás se olvidaron deltren. Sin escalas, como debe ser ahora ser.XXEl mecano se impone al azaroso comentario sin caso algunoomiso. Cuando el rio Claro era reflejo de las fantasíasinfantiles despiadadas de toda culpa
  7. 7. XXIEl mecano esta en llamas, cercenado del retorno, mis últimaspalabras no vienen al caso, de hecho, el desecho promiscuoremanente ha aumentado las entrañas de lo inconcebible. Nila Biblia tiene tantos lectores ni dios ha visto tantas veceshacer el amor a sus hijos, rameras de fe. Al carajo.

×