Your SlideShare is downloading. ×
Señor Nadie - "Asilo"
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Señor Nadie - "Asilo"

114

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
114
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. “ASILO”Una breve historia sobre la muerte Sebastián Castillo (Señor Nadie) 2012
  • 2. “Después de todo, remamos solos hacia el océano de la Muerte.” Sebastián Castillo, Octubre de 2011.
  • 3. "Asilo" La demencia avanza sigilosa dentro de mí Ya se ha llevado mis brazos Mis piernas Y parte de mi rostro En un dificultoso esfuerzo Mi grabadora ahora está encendida Sin los sedantes encima Procedo a hablar ¿Qué es amanecer sino el consuelo De haber escapado de la muerte? Es solo un sueño Pero la angustia de saber Que debes volver a dormir O peor aun Que ahora puede pillarte despierto El crucifijo se ríe de mí Cristo se compadece de mis arrugas Su sombra en la ventana Sacrílega a los ojos de un ateo dopado La enfermera le hace ojos al médico de cabeceraClaro, como ignorar los polvos en la pieza de junto La que solía ser de doña Clara Hasta que un Martes de Mayo Vino por fin la muerte a buscarla Me dejo dos cosas El recuerdo de una tierna dama Y la sensación que soy más útil erecto
  • 4. ¿Qué es el atardecer sino el ocaso De lo inevitable, de lo inaceptable? Todo es más alegre bajo las drogas Nada se entiende sin dientes Todo o nada, ya nadie juega La tarde se va en un respiro Y una mirada sin rumbo por la ventana enrejada La muerte ya ha sido avisada De que llego la hora de dormir Viene a paso lento, sabe que no huiré Ya llegó, se prepara, me mira Y eso sería todo Doctor, se fue el viejo de al lado ¡Oye, todavía no termino contigo! Después te lo llevas al sótano Sí, mi doctor… Las palabras finales de la enfermeraSe perdieron entre los gemidos orgásmicos de la escenaMientras se montaba nuevamente en el doctor de turno En la habitación de junto Sobre una fría cama Yacía un cuerpo cadavérico Lleno de sabiduría

×