• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Diferencias entre Prácticas Anticompetitivas y Competencia Desleal Art 30 06
 

Diferencias entre Prácticas Anticompetitivas y Competencia Desleal Art 30 06

on

  • 3,015 views

Ha resultado frecuente escuchar la opinión de distintas personas que suelen confundir los conceptos ...

Ha resultado frecuente escuchar la opinión de distintas personas que suelen confundir los conceptos
de competencia y competencia desleal, lo cual conlleva a una confusión respecto de las autoridades
encargadas de resolver las prácticas de competencia desleal (órgano jurisdiccional) y las prácticas
anticompetitivas (Superintendencia de Competencia).

Statistics

Views

Total Views
3,015
Views on SlideShare
3,015
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
13
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Diferencias entre Prácticas Anticompetitivas y Competencia Desleal Art 30 06 Diferencias entre Prácticas Anticompetitivas y Competencia Desleal Art 30 06 Document Transcript

    • Columna La Prensa Gráfica Art.30-06 Diferencias entre Prácticas Anticompetitivas y Competencia Desleal Por: Carlos Canjura Abogado Senior Superintendencia de Competencia Ha resultado frecuente escuchar la opinión de distintas personas que suelen confundir los conceptos de competencia y competencia desleal, lo cual conlleva a una confusión respecto de las autoridades encargadas de resolver las prácticas de competencia desleal (órgano jurisdiccional) y las prácticas anticompetitivas (Superintendencia de Competencia). Con la finalidad de lograr una mejor comprensión de éstos a la luz de la ley, se hace necesario delimitar los campos de acción de cada uno de ellas. Con la entrada en vigencia de la Ley de Competencia se reconoce la necesidad de alcanzar una economía eficiente, que permita garantizar que todos tengamos la libertad de seleccionar bienes y servicios que se adecuen a nuestras necesidades y obtener la mejor relación calidad-precio. Para alcanzar dicho objetivo se hace necesario crear y fortalecer un entorno que garantice efectivamente la competencia, incentivando a las empresas a mejorar la calidad de sus productos y servicios, ofreciéndolos a precios competitivos. Esto, además, produce estímulos para la inversión, el desarrollo tecnológico y la constante búsqueda de medios más eficientes de producción. No obstante los beneficios sociales que producen los mercados competitivos, en ocasiones, los intereses particulares de algunos agentes económicos no coinciden con dicho propósito siendo superiores los incentivos para llevar a cabo prácticas anticompetitivas. En estos casos se hace imprescindible la actuación de la Superintendencia de Competencia para garantizar el funcionamiento competitivo de los mercados y que sus beneficios alcancen al conjunto de la sociedad. Como puede notarse los alcances de las decisiones de la autoridad de competencia afectan las estructuras económicas de los mercados de que se trate con la finalidad de fomentar el dinamismo de los mismos y su crecimiento para beneficiar al consumidor. Aquí radica la principal diferencia con la competencia desleal, la cual es definida por el artículo 491 del Código de Comercio como la realización por parte de los comerciantes de actos encaminados a atraerse clientela indebidamente, los cuales tienen por finalidad desprestigiar por medio del fraude y el engaño los servicios y productos de su competidor y obtener los beneficios consecuentes. Los efectos producidos por la competencia desleal afectan directamente a un competidor y no necesariamente afectan al mercado de que se trata. No obstante, cabe aclarar que en algunos casos, si el comerciante desleal goza de posición de dominio en dicho mercado es posible que tal conducta pueda limitar, impedir o restringir en forma significativa la competencia, en cuyo caso no solo se verán afectados los derechos económicos del competidor sino los intereses de la colectividad, siendo tal conducta susceptible de tutela tanto por la vía mercantil por competencia desleal como por la Ley de Competencia por prácticas anticompetitivas. Las ideas vertidas en este espacio son de exclusiva responsabilidad de la persona que escribe y no representan una posición oficial de la Superintendencia de Competencia o autoridad alguna. Edificio Madreselva, Primer Nivel, Calzada El Almendro y 1ª Avenida El Espino, Urbanización Madreselva. Antiguo Cuscatlán, El Salvador. Conmutador (503) 2523-6600, Fax (503) 2523-6625, Comunicaciones (503) 2523-6616