• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
"No sin mi Smartphone" La Web 2.0 en movilidad
 

"No sin mi Smartphone" La Web 2.0 en movilidad

on

  • 1,393 views

Artículo publicado en Uciencia nº 6. Abril de 2011

Artículo publicado en Uciencia nº 6. Abril de 2011

Statistics

Views

Total Views
1,393
Views on SlideShare
1,282
Embed Views
111

Actions

Likes
1
Downloads
17
Comments
0

4 Embeds 111

http://www.ticcontenidos.com.ar 70
http://www.filmica.com 38
http://filmica.com 2
http://www.slideshare.net 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

CC Attribution-NonCommercial-ShareAlike LicenseCC Attribution-NonCommercial-ShareAlike LicenseCC Attribution-NonCommercial-ShareAlike License

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    "No sin mi Smartphone" La Web 2.0 en movilidad "No sin mi Smartphone" La Web 2.0 en movilidad Document Transcript

    • Revista cuatrimestral de divulgación científica Número 6 - Abril 201124 Horas ConectadosRealidad e inmersión virtual www.uciencia.uma.es HABLAMOS DE... REDES MÓVILES TRANSPORTE Campus El futuro de la Tecnología para una Andalucía Tech telefonía móvil movilidad sostenible
    • | INVESTIGACIÓN “No sin mi SmartPhone” La Web 2.0 en movilidadMás del 50 por ciento de nuestros jóvenes admite acceder a Internet desde su terminal móvil. Hoycuentan con un gran número de herramientas y dispositivos que les permiten estar conectados las 24horas del día. Facebook o Twitter son solo una muestra de un universo lleno de posibilidades.> Sonia Blanco / Profesora de Comunicación Audiovisual¿¿ Recuerda usted cuándo llegaron los teléfonos móviles a los comu- nes mortales? Era a principios de Según la CMT en España disponemos de 54.366.869 líneas de móviles, casi un tres por ciento más que en 2009, y lo quesiglo cuando se empezaba a utilizar de supone 1,16 líneas por personamodo personal y no sólo profesional. Enaquel momento muchos pensamos que no De hecho, y según el ‘6º Observatorio de Tanto es así, que ahora el conceptohabía necesidad de ir hablando por la ca- Tendencias’ elaborado por la consultora “mis amigos” ha cambiado radicalmente,lle. Creíamos, en nuestra ingenuidad, que Conecta, cuyos resultados se han publica- y se extiende más allá de los “amigos debastaba con estar localizado en el trabajo do en febrero de 2011, el 53 por ciento de mis amigos” en lo que al entorno virtualy también el hogar, y veíamos todo esto los jóvenes de entre 15 y 35 años se co- se refiere. Hasta ahora hacíamos grandescomo una esclavitud. Hoy sin embargo, y nectan a Internet desde el móvil; esto es un distinciones entre el mundo real y el mun-según el informe de diciembre de 2010 de incremento del 77 por ciento con respecto do virtual, pero cada vez esas fronteras sela Comisión del Mercado de las Teleco- al año anterior. ven más diluidas, y una de las causas prin-municaciones, disponemos en España de cipales son precisamente los smartphones54.366.869 líneas de móviles, casi un tres ¿Son nuestros jóvenes socialmente o teléfonos inteligentes que permiten quepor ciento más que en el año 2009, y lo más activos que las generaciones anterio- estemos conectados a cualquier hora. Esque supone 1,16 líneas por persona. res? No lo creo; sin embargo, no cabe duda decir: las redes sociales ya no son ese es- de que disponen de herramientas distintas pacio en el que entramos un rato al día, Además, para los jóvenes, es una de que permiten una fluidez en la comunica- durante el descanso del trabajo, o al llegarsus formas habituales de comunicación. ción que nosotros no pudimos disfrutar. por la noche a casa, sino que lo tenemos48 | UCIENCIA
    • INVESTIGACIÓN |Se ha roto el paradigmatradicional de lacomunicación unidireccionalpara desembocar en unagran conversación globalen nuestros teléfonos e interactuamos ycompartimos con nuestro contactos conla frecuencia que nos permita nuestra ru-tina diaria. Porque estas herramientas nos empu-jan a compartir. De hecho, este es uno delos conceptos nucleares de la Web 2.0.Así, compartimos nuestros pensamientos,nuestras fotos, lo que estamos escuchan-do, y cómo no, también lo que estamosleyendo, lo que es especialmente intere-sante; porque ese simple gesto de pulsarsobre “me gusta” en Facebook o de en-viar a Twitter puede hacer que se inicieuna conversación en torno a un tema quenos enseñará, enriquecerá y aportará unanueva visión sobre esa lectura inicial. Yeste aspecto de compartir y pertenecer auna comunidad es especialmente valo-rado por los adolescentes, según un es-tudio del Instituto de Juventud (Injuve)que además nos revela que más del 63 porciento de los jóvenes utiliza la Red como to del total de tiempo dedicado a la Red.herramienta habitual de aprendizaje. Y aunque estos son datos de Estados Uni- Vemos así mismo como se ha produ- dos, es previsible pensar que la evolución cido la ruptura del paradigma tradicional ¿Pero cómo se integran todos estos será parecida en Europa. de la comunicación consistente en unaservicios en la comunidad académica? comunicación unidireccional que partíaDesde el principio, la Universidad ha in- Es momento de recordar lo que decía de un emisor, a través de un canal, hastatentado ir adaptándose al nuevo entorno un estudiante de Nueva York en 2008: “Si llegar a un receptor, para desembarcar encomunicacional, y a día de hoy tenemos la noticia es realmente importante, ya en- el momento actual en el que se ha con-una cuenta de correo electrónico y un contrará la manera de llegar a mí”. Éste es vertido en una gran conversación globalcampus virtual como principales medios otro de los aspectos fundamentales de la y multidireccional, donde determinadasde comunicación con el alumno. Esto, Web 2.0. Mientras en los medios tradicio- herramientas se han revelado como lasaún siendo herramientas perfectamente nales (prensa, radio, televisión…) era el bases de la comunicación de este nuevoválidas, hoy por hoy, es completamente receptor quién debía acudir a dichos me- milenio. Los medios tradicionales, porinsuficiente. Sobre todo teniendo en cuen- dios para acceder a la información, en los tanto, han debido adaptarse a este nuevota los resultados de ‘Comscore 2010 US nuevos medios sociales son estos quienes ecosistema en el que han tenido que inte-Digital Year Review’, en los que vemos han de hacer llegar dicha información al grar esa conversación dentro de sus ruti-que el uso del correo electrónico entre los usuario. nas productivas, primero implementandojóvenes de 12 a 17 años ha caído un 59 >>por ciento, y en la franja de 25 a 34 años Resulta más eficaz, y mucho más ágilun total de un 18 por ciento, mientras que que un profesor se comunique con sus alumnosincrementa el tiempo dedicado a las redes a través de herramientas como Facebook o Twittersociales, que pasa a ser de un 12 por cien- UCIENCIA | 49
    • | INVESTIGACIÓN AS U SP 32 0P DA ©El uso de dispositivo móviles y ordenadores portátiles enlas aulas es cada vez más habitual, lo que facilita el uso delas redes sociales por parte de los jóvenesla posibilidad de comentar y compartir sociales (32 por ciento) según nos desvela no hablar delsus noticias, y ahora en los smartphones, el estudio ‘Adolescentes y jóvenes en la peligro de hacer-diseñando aplicaciones específicas que red: Factores de oportunidad’ elaborado lo en el coche, con-nos ofrecen estas mismas posibilidades por el INJUVE en 2009. duciendo.de interacción con el medio. No obstante, permítanme ilustrarles Ante la positiva res- Pero, volviendo al entorno académico, esto con una anécdota personal: no hace puesta de los alumnos, yen cierta medida, un profesor también es mucho, me encontré atrapada en un enor- dado que cada vez son másun emisor de información ante una au- me atasco de tráfico, mientras me dirigía numerosos los que cuentandiencia muy determinada. Resulta más a mi despacho para el proceso de revisión con dispositivos móviles conec-eficaz, y mucho más ágil que un profesor de notas con alumnos. Es un momento tados a la Red, hoy en día hay todase comunique con sus alumnos a través muy tenso para ellos, por lo que suelen es- una serie de informaciones que les trans-de herramientas como Facebook o Twit- tar nerviosos, y no suele ayudar si el pro- mito por estas vías. Es decir, les llevo later. Sobre todo si tenemos en cuenta que fesor se retrasa. La solución estaba clara: información a los espacios donde sé queel uso de dispositivos móviles y ordena- decidí enviar simultáneamente un mensa- están, consiguiendo fluidez en la comuni-dores portátiles en las aulas es cada vez je a través de mis cuentas en Facebook y cación profesor-alumno.más habitual, lo que facilita el uso de Twitter de maneraestas redes sociales por parte de los jó- que los alumnos su- Debemos dejar de ver En conclusión,venes, si bien, aún, en nuestro país, y en pieran en qué cir- todas las herramientas de hemos llegado al pun-oposición a lo que mencionábamos ante- cunstancias me en- to en que debemos comunicación como unariormente con respecto a Estados Unidos, contraba y que iba dejar de ver todas lasutilizan mayoritariamente el correo elec- de camino; lo que a commodity y reconocerlas herramientas de co- trónico (62 por ciento), fren- través del campus como una utility municación como una te a las redes virtual hubiera sido commodity, es decir imposible, ya que acceder desde el móvil un servicio que nos puede resultar útil, al mismo, es lento y pe- pero no imprescindible, a ser una utility, sado, por o sea un producto básico y de primera necesidad. Ya lo comentaba Julio Alonso en su blog Merodeando.com en 2007 re- firiéndose a la implantación de redes wifi abiertas en las ciudades: “Dentro de unos años ni nos imaginaremos que se cons- truyan casas sin que tengan su sistema de conectividad a Internet. Igual que hoy no nos imaginamos que se construyan casas sin electricidad, agua o conducción de gas”. Pues bien, en la misma línea, dentro de unos años, la mayoría de la población tendrá conexión a Internet desde su dispo- sitivo móvil, y nos resultará llamativo que durante años no fuera así. El campus virtual de la UMA, a la izquierda, es un ejemplo de cómo la comunidad académica se adapta a este nuevo entorno comunicacional.50 | UCIENCIA