Febrero menores soldados
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,132
On Slideshare
492
From Embeds
640
Number of Embeds
9

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 640

http://cpivirxedacelasolidario.blogspot.com.es 584
http://www.cpivirxedacelasolidario.blogspot.ru 19
http://cpivirxedacelasolidario.blogspot.it 18
http://cpivirxedacelasolidario.blogspot.com 11
http://cpivirxedacelasolidario.blogspot.co.uk 3
http://cpivirxedacelasolidario.blogspot.ie 2
http://cpivirxedacelasolidario.blogspot.ru 1
http://cpivirxedacelasolidario.blogspot.com.ar 1
http://cpivirxedacelasolidario.blogspot.ch 1

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. 12 PASOS HACIAUN MUNDO MEJOR 12 DE FEBRERO DÍA CONTRA LA UTILIZACIÓN DE MENORES SOLDADO
  • 2. PRIMARIA 12 DE FEBRERO DÍA CONTRA LA UTILIZACIÓN DE MENORES SOLDADO la cartaHACIA QUÉ DIRECCIÓN NOS MOVEMOS • Descubrir que existen en el mundo niños y niñas que se ven obligados a involucrarse en un conflicto. • Entender la importancia de la paz en nuestro contexto y en el mundo.CELEBRA EL DÍA, DA UN PASO¿Qué día es hoy?El 12 de febrero de 2002 se puso en marcha una norma por la cual, los países que la firmaban,se comprometían a que niños y niñas menores de 18 años no participarían directamente enconflictos armados.
  • 3. DinámicaSe pide a los niños y niñas que se dibujen a sí mismos en un folio, pero no un dibujo de quienson ahora, sino de ellos y ellas de mayores.Deben pensar a qué se quieren dedicar y representarlo en el dibujo. Alrededor deben escribirlas tareas y responsabilidades que conlleva esa profesión.Una vez que han realizado esta tarea, salen al centro y lo explican. El resto del grupo debecontestar a la siguiente pregunta: ¿Por qué hay que esperar a ser mayor para desarrollar estaprofesión?Cuando hayamos terminado la ronda, les planteamos que piensen sobre las razones por lascuales es necesario ser mayor para ser soldado.Una vez que hayan dado sus razones, la persona que dinamiza explica que hay muchos niños yniñas que se ven implicados en conflictos armados y no disfrutan de los derechos que tienenreconocidos. Podemos leer la Declaración de los Derechos de la Infancia (anexo 2).Se pide a los niños y niñas que escriban una carta dirigida a las personas mayores para que losderechos de todos los niños y niñas en el mundo sean respetados. Cada año, el 12 de febrero, niños y niñas de todo el mundo LA realizan actividades y gestos para reivindicar que no se utilicen menores en conflictos armados. Para ello, a nivel HUELLA internacional, se usa el símbolo de la mano roja. Para celebrar este día os proponemos que cada niño y niña pinte una mano roja en un papel en blanco, recorte la mano y escriba un mensaje de paz. Después, colgaremos todas las manos que hemos realizado de un árbol, en el cual realizaremos un acto que muestre nuestro rechazo al uso de menores soldados en el cual leeremos la carta que han escrito.
  • 4. SECUNDARIA 12 DE FEBRERO DÍA CONTRA LA UTILIZACIÓN DE MENORES SOLDADO la cartaHACIA QUÉ DIRECCIÓN NOS MOVEMOS • Conocer la realidad de los niños y niñas soldado y de la República Democrática del Congo. • Fomentar la empatía y los valores de justicia y solidaridad. • Promover una respuesta proactiva a las inquietudes planteadas.CELEBRA EL DÍA, DA UN PASO¿Qué día es hoy?El 12 de febrero de 2002 entró en vigor el “Protocolo facultativo de la Convención sobre losDerechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados” cuyo objetivoera fortalecer la protección a los niños y niñas en contexto de conflicto armado. En él seestablece que ningún menor de 18 años debe participar directamente en las hostilidades.
  • 5. DinámicaEn esta dinámica, que puede realizarse a lo largo de varias sesiones, os proponemos que elgrupo de chicos y chicas se convierta en un grupo de periodistas que quieren hacer unreportaje sobre el conflicto de República Democrática del Congo y la realidad de los y lasmenores soldado.Para ello se han puesto en contacto con Entreculturas cuyo responsable de proyectos enÁfrica, Pablo, se encuentra justamente en este país. El grupo de periodistas recibirá las cartascon las crónicas del viaje de Pablo, a partir de las cuales podrán documentarse sobre la historiade la RD Congo, la realidad de niños y niñas soldado y profundizar en la vulneración dederechos que supone esta situación. A raíz de las ideas y reflexiones que obtengan, podránconstruir su artículo. 1. ¿Qué sabemos de la R.D. del Congo? “Despedimos a Isa y Guille en Bruselas y tomamos un nuevo destino, Kigali (la capital de Rwanda), parada obligada para dirigirse a Goma, la capital del Kivu Norte. Aquí empieza nuestra reflexión y diálogo sobre este contexto, sobre este conflicto que lleva presente en esta zona desde los años 90. Seguramente todos recordamos el genocidio en Rwanda, y con seguridad recordamos las imágenes de la popular película Hotel Rwanda. Aquí se mostraba cómo hutus encolerizados asesinaban a golpe de machete a miles de personas de la minoría tutsi (unos 800.000 en pocos días). La televisión nos muestra una guerra tribal, una etnia mayoritaria acabando salvajemente con la minoría. Pero la película y los medios no hablaron del después, de los casi 2 millones de refugiados hutus que se refugiaron en el Congo, cuando los tutsis tomaron el poder después del genocidio. Y de cómo Rwanda atacó de manera sistemática estos campos de refugiados entrando y ocupando tierras congolesas y siendo el origen de las dos grandes guerras del Congo”Dividimos al grupo en ocho equipos. A cada equipo se le entrega una cartulina dinA3, materialpara pintar y una parte de la historia de la RD Congo (anexo 1). La tarea de cada equipo seráilustrar en la cartulina el periodo histórico que le ha correspondido en formato comic.Una vez hayan terminado de realizar los comics, se irán compartiendo por orden cronológicolos carteles, que se irán pegando en la pared para poder visualizar el comic completo.Por último reflexionamos en torno a algunas preguntas: • ¿Qué sabía de la RD Congo antes de hacer esta actividad? ¿Por qué? • ¿Se habla en los medios de comunicación de este país? ¿Por qué? • ¿Qué repercusiones tiene conocer o no conocer lo que sucede en países como la RD Congo?
  • 6. 2. Niños y Niñas Soldado El director nos cuenta el caso de una niña de 14 años “no ha vuelto a aparecer por la escuela, parece que se ha ido a vivir con los militares”. Esto es algo normalizado. Aquí nos salen dos temas recurrentes en la crisis del este del Congo: la violencia sexual y el reclutamiento de niños soldados en los distintos grupos armados. El primero ha llenado los grandes titulares sobre el Congo: más de 40 mujeres violadas cada día… y cada día se presentan nuevos casos. El JRS se sigue preguntando como trabajar esta problemática y, hasta ahora, la mejor respuesta sigue siendo el acompañamiento, conocer a las mujeres, sensibilizar, identificar los casos y referirlos a las autoridades o a otras ONG, otra parte de la misión del JRS: incidencia. Y los llamados niños soldados continúan siendo una preocupación, quizás no luchando en primera línea, pero -como en el caso de esta niña- siguiendo a los militares y desarrollando tareas de apoyo: transportando, cocinando, y realizando otras tareas domésticas.Durante el último siglo, la historia de la República Democrática del Congo ha estado llena de conflictosarmados los cuales se han caracterizado por el uso de menores soldados.Situaremos en el centro del grupo un pedazo de papel continuo de un metro de largo. Se pedirá a los ylas jóvenes que escriban la idea que tienen sobre los y las menores soldado: ¿Quiénes son? ¿De dóndeson? ¿Por qué participan en los conflictos? ¿De qué manera?...Después de esta lluvia de ideas proyectamos la película "Niños soldados: guerreros antes que niños" queencontrarás en el siguiente enlace:http://www.entreculturas.org/noticias/ninos_soldados_promoviendo_la_esperanzaAl finalizar el visionado de la película, la persona que dinamiza lee la lluvia de ideas quepreviamente había llevado a cabo el grupo y, a partir de ella, se abre un espacio de debatesobre la realidad de los y las menores soldado. Algunas preguntas que puedan ayudar afomentar la discusión: - Si hiciéramos de nuevo una lluvia de ideas, ¿volveríamos a escribir los mismo? ¿Por qué? - ¿Qué es lo que más nos ha sorprendido del documental? - Cuando oímos por primera vez el término “menores soldado” ¿pensamos que podría incluir a niñas? ¿Por qué? ¿Y ahora?
  • 7. 3. Historias en primera persona “Me cuesta escribir con tanta desesperanza. Y quizás me agarro a una frase que mi amigo Tony Calleja sj, antiguo director del JRS Grandes Lagos, no dejaba de repetir: “cuanto más destruyen, más construiremos”. Esta frase sigue estando firme en el equipo del JRS”Se conforman cuatro grupos. A cada grupo se le entrega una copia del resumen de laDeclaración de los derechos de la infancia (anexo 2) y un artículo de los siguientes: - “Me dieron un Kaláshnikov y me enseñaron a matar”: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/07/14/actualidad/1342298461_63 1728.html - “Soldado a los ocho años”: http://elpais.com/diario/2005/02/10/internacional/1107990016_850215.html - “Yo fui un niño soldado”: http://elpais.com/diario/2008/01/19/eps/1200727610_850215.html - "Disparaba cuando me lo ordenaban. Matamos a todos" http://elpais.com/diario/2005/02/06/domingo/1107665558_850215.htmlSe propone leer el artículo y después reflexionar en grupo sobre cómo los niños y niñassoldados ven vulnerados sus derechos (reconocidos en la Convención sobre los Derechos delniño). No se trata de que enumeren los derechos que estos niños y niñas ven vulnerados, sinoreflexionar en qué aspectos y de qué formas. El día 12 de febrero, miles de personas en todo el mundo LA reivindican la no utilización de menores en conflictos armados. Se conoce también como el día de la Mano Roja, símbolo HUELLA internacional de esta demanda. Usando lo aprendido a través de las dinámicas, os animamos a escribir el artículo sobre menores soldados y RD del Congo y publicarlo en el periódico del centro o enviarlo a prensa local para que se hagan eco de esta situación. En el artículo podéis explicar en qué consiste el día de la Mano Roja e ilustrarlo con una foto del grupo enseñando las manos pintadas de rojo.
  • 8. PARA SABER MÁS…Puedes encontrar más información y actividades en: • http://www.menoressoldados.org • http://www.redhandday.org • http://www.jrs.net/
  • 9. Anexo 1BREVE RESUMEN DE LA HISTORIA DE REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO1885 Estado Libre del Congo En la Conferencia de Berlín se establece en la zona un dominio colonial africano propiedad privada del rey de Bélgica Leopoldo II. (Sus fronteras coinciden con las de la RD Congo) Se produce una gran explotación de los recursos naturales, con mano de obra de población indígena en condiciones de esclavitud. Se instaura un régimen de terror para controlar a la población. A partir de 1900 la prensa europea y estadounidense da conocer la situación y la presión de la opinión pública obliga a Leopoldo II a ceder el territorio a Bélgica.1908 El Congo Belga La situación en el Congo mejoró de manera significativa a nivel económico y social. La administración política quedó bajo el control total de Bélgica; no había instituciones democráticas locales. La administración tenía un carácter paternalista, y los nativos tenían numerosas limitaciones y restricciones. Durante los años cincuenta va destapando un clima de descontento causado por la falta de democracia en el país Congo y surgen movimientos nacionalistas que aumentan la presión para la independencia del Congo. En este contexto, también las Naciones Unidas ejercían presión para el fin de la colonización.1960 República del Congo Se celebran elecciones parlamentarias que ganó el Mouvement National Congolais (MNC). Patricie Lumumba fue designado Primer Ministro y el nuevo parlamento nombró a Joseph Kasavubu (del partido ABAKO) Presidente. El 30 de junio se proclama la independencia del Congo Belga que pasa a denominarse República del Congo. Poco después de la independencia, las provincias de Katanga y Kasai del Sur emprenden luchas separatistas. A pesar de la llegada de la ONU, los disturbios continuaron. Lumumba pidió ayuda a la Unión Soviética para mover sus tropas. Esto provocó la alarma en el parlamento y del presidente, de un enfoque político más moderado. El 5 de septiembre Kasavubu despide a Lumumba, quien rechaza este despido alegando que era inconstitucional y declara a Kasavubu depuesto.. Aprovechando la crisis política generada por los dos líderes, Joseph Mobutu, jefe del Estado Mayor del Ejército (que había sido designado por Lumumba) consigue apoyos para organizar un motín. Lleva a cabo un golpe de estado (apoyado por EEUU que temía la entrada de la URSS en el Congo como una forma de extender la influencia comunista). Se arresta a Lumumba y mantiene a Kasavubu como presidente, eliminando la presencia soviética. Finalmente Lumumba fue asesinado a principios de 1961. En medio de una situación de confusión y caos, se estableció un gobiernos provisional dirigido por técnicos del Colegio de Comisarios. Se sucedieron varios gobiernos de corta duración. Fue un periodo de extrema estabilidad y descontento civil. En 1963 tuvo fin la secesión de Katanga1965 Zaire Mobutu da un nuevo golpe de estado en el que derroca a Kasuvubu.. Se establece un sistema político de partido único y Mobutu se autoproclama Jefe de Estado. El país entró en un periodo de relativa estabilidad, pero Mobutu fue acusado de violaciones a
  • 10. los derechos humanos, represiones, culto a la personalidad y corrupción extrema. Para reavivar el sentimiento africanista renombró las ciudades del país y en 1971 dio al país el nombre de Zaire. A principios de los 90, había importantes presiones internas y externas para alcanzar esa democratización en Zaire, y Mobutu prometió reformas. Abolió oficialmente el sistema de partido único, pero se mostró reacio a aplicar las reformas prometidas, por lo que perdió el favor de sus tradicionales aliados, tanto en Zaire como en el exterior. Existía una larga tradición de resistencia al poder de Mobutu. La oposición estaba formada fundamentalmente por políticos de izquierdas, que reivindicaban la herencia de Lumumba, y por personalidades procedentes de diversas minorías étnicas y regionales que se oponían a la preponderancia de Kinshasa, la capital, sobre el resto del país. Uno de ellos era Kabila. Era además también originario de Katanga, provincia tradicionalmente opuesta al gobierno de Mobutu. En lo que se conoce como la Gran crisis de refugiados de los Grandes Lagos, el Genocidio de Ruanda desencadenó la fuga de dos millones refugiados Hutus de Ruanda después de que el Frente Patriótico Ruandés asumiera el control del país en julio de 1994. Entre los refugiados había miembros de las milicias Interahamwe, ligados a partidos políticos que participaron en el genocidio. Instalaron zonas de control en el oeste de Zaire desde donde atacaron a los tutsis ruandeses y zaireños, llamados banyamulengues. Mobutu, que empezaba a perder el control del país, apoyó a los extremistas Hutu por razones políticas, y no hizo nada para terminar con la violencia que se iniciaba.1996 Primera Guerra del Congo En 1996, se ordenó a los Banyamulenge (tutsis) que se fueran de Zaire bajo amenaza de pena de muerte. Pero éstos se rebelaron y, aliándose con los opositores a Mobutu, formaron la Alianza de Fuerzas Democráticas para la Liberación del Zaire (AFDL). La AFDL tuvo el apoyo de los Jefes de los Estados de la región de los Grandes Lagos. Ante la pasividad de los tradicionales aliados de Mobutu, muchos oficiales del ejército zaireño se unieron a las tropas de Laurent-Désiré Kabila en el transcurso de su marcha desde las fronteras orientales del país hacia Kinshasa, ciudad en la que entraron el 17 de mayo. La resistencia se desmoronó y Mobutu huyó a Marruecos, país en el que murió poco tiempo después. Kabila tomó oficialmente el poder el 20 de mayo de 1997, y cambió el nombre de Zaire por el de República Democrática del Congo. Una vez Kabila accedió al poder, la situación cambió de modo dramático. Kabila fue pronto, junto con varios hombres de su recién conformado gabinete vistos como sospechosos de corrupción y autoritarismo, lo mismo de lo que él acusó a Mobutu. Muchos demócratas lo abandonaron y Kabila puso en marcha un fuerte programa centralizador, lo que aumentó las tensiones con las minorías del este del país, que solicitaban más autonomía. En agosto de 1998, todos los miembros del gobierno de origen Tutsi se retiraron del gobierno cuando Kabila solicitó a los mercenarios ruandeses y ugandeses que volvieran a sus países. De hecho, la alianza de Kabila con los ruandeses para conseguir el control militar y político le había valido la acusación de ser "marioneta de Kigali" por parte de las fuerzas pro-democráticas congoleñas. Esto impulsó a Kabila a volverse contra sus antiguos aliados ruandeses que ya se mostraban cómodos en territorio congoleño, y que deseaban seguir explotando los recursos minerales del este del país, despreciando a la población nativa. En ese contexto estalló la Segunda Guerra del Congo.1998 Segunda Guerra del Congo Los aliados de Kabila pronto se volvieron en su contra y el régimen fue desafiado por una rebelión apoyada por Ruanda y Uganda en agosto de 1998. Tropas de Zimbabwe, Angola, Namibia, Chad y Sudán intervinieron para apoyar al nuevo régimen en Kinshasa, iniciándose una devastadora guerra conocida como la "Segunda Guerra del Congo" o Guerra Mundial Africana, el conflicto que más vidas ha costado en el mundo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Durante la guerra del Congo no existieron grandes batallas y el control territorial fue bastante
  • 11. difuso, sin líneas de frente bien definidas. Pese a que estuvieron involucrados soldados de varios países, estos mismos países fueron bastante reacios a exponerlos a combates abiertos. La naturaleza misma de la geografía regional convirtió la guerra en el mantenimiento de un sinnúmero de plazas fuertes, tales como aeropuertos, puertos, centros mineros y alguna que otra carretera, antes que controlar grandes extensiones de tierra de difícil dominio. Como resultado de lo anterior, la guerra la combatieron, principalmente, grupos de milicias no organizadas, altamente indisciplinadas y que contribuyeron a la violencia con acciones tales como violaciones masivas, tortura y limpieza étnica. Por esto mismo los acuerdos de alto al fuego o de paz han resultado en gran medida inoperantes. Muchas de las víctimas cayeron a manos de ellos, mientras que otras muchas han muerto de hambre o enfermedades. Uno de los objetivos de los grandes grupos en conflicto fue controlar la magnífica riqueza en recursos naturales del país. Los países de los Grandes Lagos de África pagaron a sus combatientes concediéndoles la extracción de recursos tales como diamantes y madera. Esto convirtió a los oficiales de los ejércitos de Ruanda y Uganda en tenedores de pequeñas y grandes fortunas, que con el tiempo desplazaron al objetivo inicial de la guerra por sostener el control en el este de la RDC. Además las fuerzas de ocupación establecieron impuestos prohibitivos a los habitantes nativos, confiscando casi todo el ganado y buena parte de los alimentos de las zonas ocupadas. Se sabe hoy que hubo intereses de muchas partes involucradas por controlar los yacimientos de coltán, un preciosísimo mineral con un importante uso en la industria informática y espacial. La guerra se caracterizó por el uso masivo de menores soldados por los diferentes grupos armados, tanto tropas de facciones rebeldes como los propios ejércitos de los distintos países Se declaró un alto al fuego el 10 de julio de 1999; pero, la lucha continuó tomando fuerza especialmente en la zona este del país, financiada por los ingresos de la extracción ilegal de minerales como coltán, casiterita y diamante. Kabila fue asesinado en enero de 2001 y su hijo Joseph Kabila fue nombrado Jefe de estado. El nuevo presidente rápidamente comenzó negociaciones para finalizar la guerra y se firmó el Acuerdo de Pretoria, en Sudáfrica, en 20022003 Gobierno de transición El 18 de julio de 2003 asumió el cargo un nuevo gobierno de transición, en cumplimiento del Acuerdo global de diciembre de 2002. Este acuerdo obliga a los partidos y facciones a realizar el desarme de los grupos armados, reunificar el país, renunciar a la lucha armada y participar en las elecciones generales planeadas. El cumplimiento de este acuerdo ha sido sumamente difícil, ya que los problemas y las luchas continuaron en todo el período, obligando a postergar las elecciones generales desde junio de 2005 a julio de 2006. La causa principal de estos problemas fue el rechazo por varias facciones al establecimiento de una administración pública no partidista y centralizada. Los beligerantes mantuvieron estructuras militares de mando separadas del Gobierno de Transición, mientras que la corrupción endémica del país provocaba que buena parte de los recursos se perdieran y fueran sustraídos por altos miembros de la administración.2006 Gobierno de Kabila El 30 de julio de 2006 se celebraron en el país las primeras elecciones multipartidistas y libres desde la independencia en 1960. Joseph Kabila obtiene en la primera vuelta el 45% de los votos y su oponente y ex-vicepresidente Jean-Pierre Bemba un 20%. Esto da origen a enfrentamientos entre el 20 al 22 de agosto entre seguidores de los dos candidatos en las calles de la capital, Kinshasa. 16 personas mueren hasta que fuerzas de EUFOR (Fuerza de la Unión Europea) y de la MONUC (Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo) recuperan el control de la situación. La segunda vuelta de las elecciones se celebra el 29 de octubre y en ella el presidente Kabila consigue ser reelegido.
  • 12. Grupos rebeldes siguieron actuando en la zona este del país, llevando a cabo actuaciones violentas y de terror, y explotando y traficando con los recursos naturales del país. En el intento del gobierno por controlar la región y frenar a los grupos rebeldes provoca un conflicto armado entre estos últimos y el ejército de RDC que provocó el desplazamiento de cientos de miles de personas.2008 Finalmente, el 23 de enero de 2008 los grupos rebeldes y el gobierno firman un acuerdo de paz. Sin embargo, en octubre de este año se reactiva el conflicto en Nord-Kivu recrudeciéndose los enfrentamientos entre el ejército de la RD Congo, apoyada por la ONU, y la milicia tutsi al mando del general Laurent Nkunda. El objetivo de Nkunda era buscar una negociación directa con Kabila. El conflicto obligó al desplazamiento a cientos de miles de personas, agravando esta realidad en la región. En enero de 2009, en una operación conjunta de los ejércitos de Ruanda y RD Congo, Nkunda es detenido.2009 El 23 de marzo de 2009, el Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP) firmó un tratado de paz con el gobierno de la RDC, donde se convirtió en un partido político, y los soldados del M-23 (toma su nombre de la fecha de los acuerdos de paz) se integraron en las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo. En 2011 Kabila vuelve a ganar las elecciones.2012 En abril de 2012, el ex Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP) soldados se amotinaron contra el gobierno. Los amotinados formaban un grupo rebelde llamado el Movimiento 23 de marzo (M23). El ex comandante del CNDP Bosco Ntaganda, está acusado de liderar el motín. El 4 de abril se informó de que Ntaganda y 300 soldados leales desertaron y se enfrentaron con las fuerzas del gobierno en la región de Rutshuru, al norte de Goma. Este grupo tutsi quería mantenerse cohesionado y en la zona de NordKivu, y con el levantamiento prentende renegociar las condiciones del acuerdo de paz de 2009. Otro factor en juego es la injerencia de Ruanda, que con grupos armados aliados se ha favorecido extrayendo minerales de esta región RD Congo. El 20 de noviembre de 2012, el M23 se hizo con Goma después de que el ejército nacional se retirara. MONUSCO, la fuerza de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, observó la toma de posesión, sin intervenir, declarando que su mandato sólo le permitía proteger a los civiles. Información extraída de: • http://en.wikipedia.org/ • http://es.wikipedia.org/ • http://www.guiadelmundo.org.uy/cd/
  • 13. Anexo 2 DECLARACIÓN DE LOS DERECHOS DE LA INFANCIA 1. Derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión o nacionalidad. 2. Derecho a una protección especial para que puedan crecer física, mental y socialmente sanos y libres. 3. Derecho a tener un nombre y una nacionalidad. 4. Derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuadas. 5. Derecho a educación y atenciones especiales para los niños física o mentalmente disminuidos. 6. Derecho a comprensión y amor por parte de las familias y de la sociedad. 7. Derecho a una educación gratuita. Derecho a divertirse y jugar. 8. Derecho a atención y ayuda preferentes en caso de peligro. 9. Derecho a ser protegido contra el abandono y la explotación en el trabajo. 10. Derecho a recibir una educación que fomente la solidaridad, la amistad y la justicia entre todo el mundo. Fuente: http://www.amnistiacatalunya.org/edu/docs/e-dec-ninos-resumen.html
  • 14. Anexo 3CARTAS DESDE REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO El pasado mes de noviembre volvía a recrudecerse el conflicto interno de la República Democrática del Congo. La presión y la violencia por parte del Movimiento 23 de marzo (M23) causó el desplazamiento de más de 200.000 personas y provocó el cierre de más de 600 escuelas en la región de Kivu. Pablo Funes, responsable del departamento de África en Entreculturas, viajó a RD Congo en enero de 2013 para conocer de primera mano cómo estaba la situación en el país tras el recrudecimiento del conflicto y hacernos llegar la voz de las personas desplazadas por la violencia.Jueves, 17 de enero de 2013Hoy iniciamos un nuevo viaje a la República Democrática del Congo, concretamente al Kivu Norte,donde Entreculturas y Alboan, de la mano del JRS, vienen trabajando desde el año 2008 con laspoblaciones desplazadas a causa los enfrentamientos entre distintos grupos armados. En este viaje voyjunto a Nicolás Castellano, periodista de la Cadena Ser y buen amigo de Entreculturas. Y mi objetivofundamental es acompañarlo para intentar llevar la voz de los desplazados a los medios españoles. Ytambién, cómo no, saludar a nuestros amigos del JRS e intentar apoyarles en la formulación de losnuevos proyectos que inician tras la crisis de noviembre del año pasado.El viaje comienza con calma y muy buena sintonía, con un madrugón infernal y con la alegría deencontrarme en el aeropuerto a dos buenos amigos de Médicos del Mundo que se dirigen a Angola,donde viven desde hace unos meses. Una grata coincidencia y un buen café nos van despertando decamino a Bruselas. La actualidad nos lleva a una interesante conversación sobre la situación de Mali, unnuevo lugar de sufrimiento, miles de desplazados y una nueva crisis en el Sahel africano. En este primertrayecto la charla va circulando entre cuatro realidades: el Congo y los últimos enfrentamientos, motivode nuestro viaje; Mali como la crisis de actualidad; la gran paradoja de la riqueza de Angola; yMarruecos y los inmigrantes en pateras hacia Canarias y Cádiz, del cual Nicolás conoce de muy primeramano. Cuatro realidades más allá del Estrecho, y cuatro realidades de movimiento, de huidas.Despedimos a Isa y Guille en Bruselas y tomamos un nuevo destino, Kigali (la capital de Rwanda), paradaobligada para dirigirse a Goma, la capital del Kivu Norte. Aquí empieza nuestra reflexión y diálogo sobreeste contexto, sobre este conflicto que lleva presente en esta zona desde los años 90. Seguramentetodos recordamos el genocidio en Rwanda, y con seguridad recordamos las imágenes de la popularpelícula Hotel Rwanda. Aquí se mostraba cómo hutus encolerizados asesinaban a golpe de machete amiles de personas de la minoría tutsi (unos 800.000 en pocos días). La televisión nos muestra una guerratribal, una etnia mayoritaria acabando salvajemente con la minoría. Pero la película y los medios nohablaron del después, de los casi 2 millones de refugiados hutus que se refugiaron en el Congo, cuandolos tutsis tomaron el poder después del genocidio. Y de cómo Rwanda atacó de manera sistemáticaestos campos de refugiados entrando y ocupando tierras congolesas y siendo el origen de las dosgrandes guerras del Congo.En este momento no puedo dejar de recordar un viaje en 2009 desde Uvira, más al sur y en la fronteracon Bujumbura, a Goma y en el que tuve la gran suerte de coincidir con Mateo Aguirre sj, actual DirectorAdjunto de Alboan y primer director del JRS en esta región. Mateo me contaba con detalle dóndeestaban los campos, las condiciones de vida de la población y recuerdo, sobre todo, cómo me hablabade un campo para personas con discapacidad víctimas de la guerra. De cómo el JRS, o de cómo Mateo ysus compañeros empezaron a bajar a los campos, a mezclarse con los refugiados, a acompañarles. Suclaridad, su entereza y su buen hacer son el origen de lo que hoy el JRS continúa haciendo en la región.
  • 15. Finalmente, los campos fueron atacados con tanta fuerza que en 1996 se provocó la primera granguerra del Congo. Rwanda, Uganda, junto a diferentes líderes congoleses, con Laurent Kabila a lacabeza, avanzando hacia Kinshasa y derrocando al dictador Mobutu Sese Seko. Un nuevo tiempo para elCongo, quizás una esperanza para algunos. Pero la paz duró poco, y finalmente Kabila dio la espalda asus aliados rwandeses y ugandeses, provocando lo que se ha llamado la Guerra Mundial africana y quedura hasta los acuerdos de paz de 2002. Fueron años de destrucción, se habla de unos 5 millones demuertos por los efectos de la guerra en el Congo, y la llegada a un estado fallido que hasta día de hoy noconsigue levantar cabeza. Kabila padre es asesinado y le sustituye su hijo, que hasta hoy es presidentede la República Democrática del Congo.Nicolás escucha con atención y, a la vez, me va contando de sus viajes por el mundo informando sobrecrisis humanitarias. Por desgracia, el mapa de África se hace pequeño, y pasamos de Somalia a Níger, aSudán, y de repente damos un salto a Haití, a Japón… Está claro que este viaje va a estar marcado por laoscuridad, por los lugares comunes de la injusticia. Pero al otro lado, tenemos a Entreculturas y al JRS, aMédicos sin Fronteras, a Cáritas y a otras muchas ONG que, desde distintas perspectivas, intentan aliviarel sufrimiento y llevar la dignidad a las fronteras más alejadas del planeta. Está claro que el viaje va a sermuy interesante.Nos preguntamos cuáles son las causas de esta larga guerra. Las respuestas con seguridad son múltiples.Su riqueza y la maldición de esta riqueza. La lucha por el famoso coltán, mineral necesario parateléfonos y tecnología, y muy preciado por las ricas economías mundiales, es una de las principalescausas del conflicto en el este. Y no nos olvidemos del oro, de los diamantes, de la fértil agricultura, delagua… tanta riqueza. Y también hablamos de las fronteras, dibujadas a base de tinta roja por europeosávidos de poder. Y de un sistema educativo destruido, ausente. Y la falta de gobernabilidad, de seriedaden las instituciones. Y de la complicada y punzante geopolítica internacional. Tantas causas que nosllevan a más de 2 millones de desplazados internos en el Congo.¿Y por qué ahora es momento de hablar del Congo? La respuesta es clara, hace dos meses los rebeldesdel M23, con el apoyo de Rwanda, tomaron la ciudad de Goma, provocando el desplazamiento masivode la populación. El M23 sigue el patrón de otros grupos armados que van cambiando de nombre cadaaño, antes se llamaba CNDP y lo lideraba Nkunda, hoy -con el nuevo nombre- está a la cabeza Ntaganda,llamado Terminator, seguramente uno de los personajes más terribles de la actualidad, perseguido porla Corte Penal Internacional por la utilización de niños soldados y otros crímenes contra la humanidad.Han tomado Goma y esto ha aumentado la tensión del conflicto. Noviembre es un nuevo punto deinflexión de esta crisis olvidada que, a fuego lento, tanto sufrimiento provoca. Por eso vengo conNicolás, para poder hablar de esta realidad, para dar voz a esta gente, y quizás cambiar nuestra miradahacia el Congo y otras realidades parecidas en África, cada día más olvidadas.Masisi: 18 y 19 de eneroDesde Kigali, nuevo madrugón y directos al Congo. Parada en Goma, saludos a los amigos del JRS y salidapara Masisi. “Nunca se sabe cuándo podemos llegar” – eso nos dicen, así que nos vamos haciendo a laidea de un largo viaje, todo dependerá del estado de la carretera y de las condiciones de seguridad. Noimporta, viajamos con Felipe Berrios sj e Inés Oleaga, dos de los responsables del JRS en el terreno, ycon Gilbert Buhito, el responsable de educación del Territorio de Masisi. Todo un lujo para pasar horasen la carretera.Felipe es un jesuita chileno, fundador y director durante muchos años de “Un Techo para mi País”. Yo loconocí hace unos meses en Burundi, donde desarrolló un proyecto de formación con jóvenesburundeses que habían estado refugiados en Tanzania, también apoyado desde Entreculturas. Aquí
  • 16. tiene la misma idea, formar a jóvenes en la utilización de herramientas para desempeñar un oficio:carpintería, fontanería, construcción… No quiere hacer grandes proyectos, cree más en una formaciónmás personalizada, más cercana, y nos habla lleno de ilusión de los nuevos doce alumnos que van aempezar una nueva formación. Felipe es excepcional, su visión de la justicia social, su compromiso, unamirada que siempre ve unos metros más allá.E Inés Oleaga es el motor de esta misión en el este del Congo. Nos pide que miremos el paisaje, colinasverdes, una riqueza que nos saca de esa imagen árida que normalmente tenemos de África. Pero a lavez nos habla del conflicto, de los últimos enfrentamientos que se dieron en Masisi, de la nuevapoblación que se ha visto obligada a desplazarse. Tanta riqueza y, a la vez, tanta miseria. Inés lleva másde tres años trabajando con el JRS y su conversación nos conduce a lo que seguramente es la auténticamisión del JRS, a ese comprometerse con los más pobres: acompañar, servir y defender a los refugiadosY finalmente Buhito, educador y ahora responsable del Ministerio de Educación en el territorio, peroantes maestro y director de varias escuelas. Nos habla de las grandes necesidades: reconstrucción deescuelas, material pedagógico y formación para los profesores. Sigue adelante a pesar de la difícilsituación y hace todo lo posible para mejorar el estado de la educación. El JRS se apoya mucho en él, esla pieza clave para la mejora de la educación en Masisi.Y, poco a poco, vamos llegando a nuestro destino, no sin antes tener que parar a empujar a varioscamiones para salir del barro. Hemos tardado tan solo unas cuatro horas, Inés y Felipe no se lo creen, laúltima vez tardaron 14. Y, de pronto, en Lushebere, los primeros campos de desplazados. Miles de huts(chozas donde viven los desplazados) van surgiendo entre las colinas. Preguntamos y nos cuenta que elcampo está ahí desde el año 2006, pero que ahora está lleno de nuevos desplazados. Imposible quevuelvan a sus hogares, la inseguridad es muy alta y no tienen acceso a comida, no tienen unascondiciones mínimas de higiene y, sobre todo, viven con miedo permanente. Seguimos avanzando ynuevos campos: Kilimani, Bukombo, Bonde, Bihito, Kalinga…¿Qué hace el JRS ante esta realidad de desplazamiento? Pues su apuesta es muy clara: la educación y elacompañamiento día a día en los campos. En educación trabajan tanto educación formal, comoalfabetización y aprendizaje de distintos oficios: carpintería, peluquería, bordado y costura, etc. En laeducación formal, aunque se han construido algunas escuelas primarias de emergencia, la intervenciónmás importante se está haciendo en educación secundaria, para que aquellos jóvenes que terminen laprimaria puedan continuar sus estudios y para protegerlos de la posibilidad de ser alistados en losmúltiples grupos armados de la zona, de la violencia sexual, el alcohol… Se hace un especial esfuerzopara que las chicas puedan continuar estudiando, intentando que algún día lleguen a ser maestras, y unreferente para los niños y niñas de la zona. También, en unas salas creadas cerca de los distintoscampos, enseñan oficios. Mama Angelique, la trabajadora más antigua del JRS y respetada por todo elmundo, organiza las clases con jóvenes, y todas las chicas que quieren aprender un oficio tienen quepasar por las clases de alfabetización.También el objetivo principal son los jóvenes, seguramente las generaciones que determinarán el futurodel país. Y luego el proyecto de atención a población vulnerable, dirigido por la hermana Regina, monjatanzana que ya lleva muchos años con el JRS. Este proyecto se basa en bajar a los campos e identificar ala población más vulnerable: ancianos, enfermos, huérfanos… e intentar resolver sus mayoresnecesidades, como comida, una lona para cubrirse de la lluvia, gafas… y sobre todo escuchar, estar,resolver, reírse, en definitiva, lo que en el JRS y Entreculturas nunca paramos de decir: acompañar.Bajamos a los campos e intentamos charlar con la gente. Es difícil, mi swahili se reduce a “¿Cómo tellamas? ¿Cómo estás?”, pero siempre encontramos a alguien que en francés nos puede explicar un pocode su situación o alguien nos traduce. Mama Furaha nos cuenta que hace poco dio a luz, lo hizo en la
  • 17. selva, ya que en noviembre tuvieron que abandonar el campo por los últimos enfrentamientos. Llamó asu hijo Èxode (éxodo) y ya han conseguido volver al campo y retomar sus vidas. Furaha en swahilisignifica alegría, y la verdad es que está mujer no borra la sonrisa de su cara. También conseguimoscharlar con algún líder del campo, nos explica sobre el porqué de los desplazamientos, las dinámicas dela población, nos cuenta que varias organizaciones internacionales han dejado de pasar por allí debido alos problemas de seguridad, están bastante desesperados. Inés les hace una broma y les anima. Asíseguimos andando por los campos, hasta que de repente una lluvia torrencial empieza a caer y de vueltaal coche. Estas horas pateando los campos han sido muy importantes para darle una vuelta a la esenciade nuestro trabajo, a nuestra misión.Y llega la noche y la cena. Y en una casa humilde pero muy acogedora seguimos hablando sobre elmismo tema, sobre la misión del JRS. Miro a Nicolás, preguntándome qué pensará de todo esto, pero élsigue con sus cables, teléfonos y aparatos, intentando conectar con la SER en Madrid. Felipe es muyclaro: tenemos que ser valientes, dejarnos de lo superfluo e ir a lo importante, enfrentarnos a lainjusticia social e intentar afrontar soluciones. Ir más allá de los proyectos y las instituciones, yquedarnos en el compromiso. Nos cuenta del complicado mes de noviembre, cuando los peoresenfrentamientos llegaron a Masisi. Ellos decidieron quedarse, “no somos mártires, no queremosarriesgar más de la cuenta, pero no podemos abandonar a nuestra gente”. Ese testimonio esfundamental para seguir trabajando en esta zona de guerra, para dar testimonio y luchar por esa paz tanimposible en el Congo.Han sido dos días muy intensos. Vuelta al Congo, a los desplazados, a tener la certeza de queEntreculturas debe seguir estando aquí. No hay duda.Goma: 21 de eneroVuelta a la carretera, ahora hacia Mweso, y esta vez el camino nos juega una mala pasada y varioscamiones atrapados en el barro nos impiden continuar. Finalmente conseguimos avanzar, pero el viajedura más de diez horas y se hace imposible llegar hasta Mweso, así que cambio de plan y vamos paraGoma. Una pena, ahí nos íbamos a encontrar a Gonzalo, un VOLPA que llegó a la zona unos meses y queestá haciendo un gran trabajo. Tenía ganas de tener una buena charla con él y poder visitar losproyectos de Entreculturas, y además sabía que me esperaba con una fría cerveza.Y de vuelta en Goma, nos organizamos una buena agenda para este día no previsto, aprovechando conNicolás para intentar conseguir entrevistas con otras organizaciones. Y lo primero es ir a visitar a unmisionero salesiano que lleva por aquí más de treinta años, Honorato. Nos recibe en su escuela técnica,dónde enseña electrónica y mecánica, y no para de hablar. Nos cuenta sobre su trabajo, sobre la historiadel Congo, y se deja llevar por su gran pasión por el fútbol. ¡Qué gran tipo! Con una enorme sonrisa noshabla del último campeonato de fútbol que ha organizado en Goma, que lleva haciendo durante losúltimos treinta años y en el que participan más de 150 equipos de la ciudad y con orgullo nos dice queno hay diferencias étnicas, ni sociales, ni de ningún tipo. Una gran manera de trabajar la reconciliación.Seguimos con las entrevistas y ahora toca Naciones Unidas, con tres de los principales organismoshumanitarios. La primera, la OCHA, que es la oficina de coordinación humanitaria y que, con muchaprofesionalidad, nos explica las principales necesidades de la zona y nos detalla varias dinámicas delconflicto. Nos llena la cabeza de mapas, cifras y siglas de grupos armados, una buena base paracontinuar con nuestras reuniones. Y la segunda con la MONUSCO, la misión especial de pacificación enel Congo. Vamos a su base, llena de militares indios, uruguayos y también vemos algún chino, no hayduda que se trata de Naciones Unidas. Pero no conseguimos acceder al jefe de la misión, objetivo fallidoy una muy mala sensación, no quieren responder a nada y no dejan de ser políticamente correctos...
  • 18. Aquí nadie cree en ellos y mucha gente cree que son parte del conflicto. No podemos dejar depreguntarnos para qué sirve este dispositivo de unos 17.000 militares que no consiguen parar losenfrentamientos y permiten que la impunidad se pasee a sus anchas. Y llegamos a ACNUR y más de lomismo, todo “políticamente correcto” y muy alejados de los verdaderos problemas. Así que vuelta acasa a recibir a los compañeros de la oficina regional del JRS, Begoña y Mariana, y al Director del JRS delCongo, Romy. De nuevo, buenos amigos y una buena conversación para acabar el día.Goma: 22 de eneroUn nuevo día. Hoy vamos a ver la situación de los desplazados y el proyecto de emergencia que el JRS haorganizado en los últimos dos meses en esta zona. No puedo dejar de recordar la crisis del año2007/2008, cuando miles de desplazados llegaron a Goma debido a los enfrentamientos causados por elCNDP. En ese momento, el JRS decidió trabajar en esta zona y favorecer la educación para tantos niños yniñas desplazados y no escolarizados. Hoy, camino de Mungunga, me voy imaginando la mismasituación y la realidad me da una nueva bofetada. La historia se repite y, de nuevo, los mismos camposdel 2007 están llenos de nuevos desplazados: Mugunga I, Mugunga III; Bulengo; Lac Vert… . En 2009, losacuerdos de paz favorecieron el regreso de la población a sus comunidades y, a finales de 2012, denuevo vuelta a una vida de huida, no más de dos años de tranquilidad, de paz. Las condiciones de vidason miserables. Me cuesta mucho utilizar esta palabra, pero no encuentro otra: miserables, porque notienen un techo para cubrirse de la lluvia, porque la comida les llega a cuentagotas desde las ONGhumanitarias, porque muchos niños no tienen posibilidades de acceder a la escuela, miserables porqueel miedo y la pobreza llena sus vidas.Seguimos hacia Sake, dónde visitamos varias escuelas, y nos llama la atención una que ha sido ocupadapor los militares. Mariana nos cuenta que en la primera identificación, las armas se posaban en lospupitres, y se veían granadas por el suelo. Poco a poco se han ido yendo, pero aún pasean a sus anchasalrededor de la escuela. El director nos cuenta el caso de una niña de 14 años” no ha vuelto a aparecerpor la escuela, parece que se ha ido a vivir con los militares”. Esto es algo normalizado. Aquí nos salendos temas recurrentes en la crisis del este del Congo: la violencia sexual y el reclutamiento de niñossoldados en los distintos grupos armados. El primero ha llenado los grandes titulares sobre el Congo:más de 40 mujeres violadas cada día… y cada día se presentan nuevos casos. El JRS se siguepreguntando como trabajar esta problemática y, hasta ahora, la mejor respuesta sigue siendo elacompañamiento, conocer a las mujeres, sensibilizar, identificar los casos y referirlos a las autoridades oa otras ONG, otra parte de la misión del JRS: incidencia. Y los llamados niños soldados continúan siendouna preocupación, quizás no luchando en primera línea, pero -como en el caso de esta niña- siguiendo alos militares y desarrollando tareas de apoyo: transportando, cocinando, y realizando otras tareasdomésticas. Entreculturas y Alboan, junto al JRS, han liderado en España la Coalición Contra laUtilización de Niños Soldados, otra forma de ser sensible a esta realidad e intentar cambiarla. Másincidencia.Seguimos en los campos. El JRS ya ha iniciado una serie de actividades para esta emergencia, centradafundamentalmente en la reconstrucción de alguna escuela destruida por los últimos enfrentamientos.Aún queda mucho por hacer, está claro que el JRS vuelve a tener un gran desafío en esta región.Me cuesta escribir con tanta desesperanza. Y quizás me agarro a una frase que mi amigo Tony Calleja sj,antiguo director del JRS Grandes Lagos, no dejaba de repetir: “cuanto más destruyen, másconstruiremos”. Esta frase sigue estando firme en el equipo del JRS.