Your SlideShare is downloading. ×
Entrevista Arsenio Escolar
Entrevista Arsenio Escolar
Entrevista Arsenio Escolar
Entrevista Arsenio Escolar
Entrevista Arsenio Escolar
Entrevista Arsenio Escolar
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Entrevista Arsenio Escolar

121

Published on

Nos adentramos en la redacción de 20 minutos, para entrevistar a su director, Arsenio Escolar. También ha sido subdirector de El País, de Cinco Días y director del diario Claro. …

Nos adentramos en la redacción de 20 minutos, para entrevistar a su director, Arsenio Escolar. También ha sido subdirector de El País, de Cinco Días y director del diario Claro.

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
121
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. "Inicialmente no venía a hacer periodismo, venía a hacer una carrera de escritor", Arsenio Escolar Nos adentramos en la redacción de 20 minutos, para entrevistar a su director, Arsenio Escolar. También ha sido subdirector de El País, de Cinco Días y director del diario Claro. ‐ P: ¿Qué le llevó a estudiar Periodismo y Filología Hispánica? ‐ A: Empecé por el periodismo. Yo quería fundamentalmente escribir. Yo de pequeño escribía poesías,  gané incluso algunos premios literarios pequeñitos . Y en aquellos años, que eran los 70, me pareció que la manera más eficaz de meterme en el mundo de escribir, era estudiar periodismo. Entonces sólo había 3 universidades que impartían periodismo: Madrid, Barcelona y Navarra. Y me vine a Madrid. Cuando estaba ya en segundo, me apeteció complementar mis estudios con Filología, entonces  me matriculé también en Filología e hice las dos cosas a la vez, pero vamos, en los dos casos lo que pretendía era lo mismo: escribir, no tanto informar, no tanto ser periodista como escritor. Claro que luego descubrí, que lo que realmente me gustaba era el periodismo, pero inicialmente no venía a hacer periodismo, venía a hacer una carrera de escritor (se ríe). ‐ P: ¿Y cree que ha cambiado mucho el periodismo desde los 70 hasta la actualidad?  "Tenemos muchísimos canales, muchísimas herramientas, nuevos soportes, y el mundo enorme que ha supuesto la revolución tecnológica y el periodismo e Internet. Eso ha cambiado radicalmente". ‐ A: No ha cambiado en lo fundamental, que es que tenemos una profesión maravillosa, al servicio de la comunidad, al servicio de los ciudadanos.  Yo creo que eso sigue siendo igual, somos los periodistas y el periodismo y la información , la pieza fundamental en la sociedades democráticas, así es y tiene que seguir siendo, eso no ha cambiado. ¿Qué ha cambiado? Todo lo que tiene que ver con las herramientas del oficio. Cuando yo empecé a estudiar periodismo, o a trabajar como periodista, eso no existía.  No existía Internet, no existían los móviles, 
  • 2. apenas había periódicos, apenas había radios, apenas había emisoras de televisión, no había más que una pública. Y ahora, pues tenemos muchísimos canales, muchísimas herramientas, nuevos soportes, y el mundo enorme que ha supuesto la revolución tecnológica y el periodismo e Internet. Eso ha cambiado radicalmente. ‐ P: ¿Cuál ha sido el momento más complicado de su carrera? ‐ A: Ha habido muchos, pero al mismo tiempo creo que todas las carreras periodísticas son así, ¿no?, y  hay que interpretar esos momentos, tomártelos como lo que son, es decir, identificarlos, que estás en un momento clave, en los que tienes que tomar quizás una decisión que va a afectar al resto de tu trayectoria, saber identificarlos y saber tomar una decisión correcta. Yo lo que suelo aconsejar cuando hay un momento clave en el que tienes que tomar una decisión, es que mejor que la decisión sea hacerlo que no hacerlo, normalmente te quedas más con la duda de si te has equivocado si no has hecho nada, os pongo un caso: te ofrecen un empleo o proyecto, tu lo barajas y dices que no, pues a lo mejor luego lo lamentas. Es más frecuente eso que lo contrario, tomar una decisión, decir "sí" y luego decir, "¿por qué aceptaría?, no tendría que haber aceptado esto..." Hay un momento clave en mi vida como periodista, porque es el que hace que sea periodista. Yo después de hacer Periodismo y Filología, estaba decidido a irme a la filología, iba a ser profesor de instituto. Estaba preparando las oposiciones para ser profesor de lengua y literatura, pero al mismo tiempo ya estaba trabajando como periodista ocasionalmente, haciendo reportajes o entrevistas por mi cuenta y vendiéndolos a puerta fría a los periódicos de la época. Y en una de esas hice un reportaje que me quedó extraordinariamente bien, todavía hoy me parece que es algo que hice bien. Yo lo vendí a puerta fría al País y lo publicó. Estamos hablando del año 83, yo tenía 25 o 26 años. Y estaba a dos o tres meses de presentarme a esas oposiciones que me iban a convertir probablemente en profesor de instituto. Y un alto cargo del País me llamó y me dijo: "mira chaval lo que nos has traído está muy bien, me han dicho que tu quieres ser profesor, yo creo que tú te equivocas, tú puedes ser un buen periodista, vente que te voy a dar más oportunidades". Probablemente ese fue el momento más clave de mi trayectoria, dije que sí, que iba a hacerle caso a este hombre y que no iba a presentarme a las oposiciones, entonces me tiré a nadar como periodista.  no me  presenté a las oposiciones... y hasta hoy. ‐ P: ¿Cree que el periodismo en papel está muerto? ‐ A:  No para nada, lo que está es en un proceso de profunda transformación que no sabemos hacía donde nos va a llevar , pero yo creo que no está muerto. Es verdad que el periodismo online es mucho más efervescente, y parece que tiene todos los caminos disponibles. Y es verdad también que el periodismo impreso está en una coyuntura de incertidumbre, ¿por qué? porque los cambios de hábito de los lectores, fundamentalmente que nos ha llegado con los cambios tecnológicos,  está haciendo que no sólo las nuevas generaciones, sino también la gente de mi edad, nos informemos cada vez más por medios online y menos por medios impresos, pero yo no creo que eso sea la muerte del periodismo impreso, creo que 
  • 3. encontraremos y encontrarán nuevos caminos para el periodismo impreso, serán diferentes seguro, no se parecerán a los que hemos conocido, pero yo creo que existen.  ‐ P: ¿Cree que las exclusivas y la rapidez que exige ahora mismo la información puede condicionar esto? ‐ A: Hombre, lo que sí ha cambiado mucho y puede tener que ver con el futuro tanto del online como del impreso es que nos han aparecido lo que llamamos ahora los periodistas: los medios instantáneos,  ¿qué son los medios instantáneos? pues son los medios que te están dando instantáneamente algo que está pasando. Antes no era así... Eso empieza un poco con la radio, la televisión si apunta a eso, pero ya donde es absolutamente instantáneo es en Internet.  Entonces es estar contando directamente algo que está pasando. Y yo no sé los segundos que pasarían desde las bombas del lunes pasado en Boston, hasta que salió la primera noticia. Segundos, seguro que segundos... porque era un acto público donde habrían periodistas y el primero que vio salir humo habrá pegado  un tweet, o llamó a su medio, o entró directamente en el publicador de su medio online y dijo "explosiones en la meta de la maratón de Boston". Eso no existía antes, entonces sí, la instantaneidad en la información está cambiando el oficio y está cambiando todo. Y evidentemente va a influir en el futuro de la instantaneidad, es decir de los medios instantáneos, y de los medios foto fija, los que sacan una foto fija, es decir, sacan una foto anoche y sale hoy. ‐ P: ¿Y si por la noche, como en las explosiones de Boston, sucediese otra más como sucedió? ‐ A:  El lunes pasado,  estábamos cerrando 8 portadas de las ediciones impresas del martes, y  en el redactor jefe del cierre, que está a mi lado en el centro de la redacción dijo "hay unas explosiones en Boston, ¿qué hacemos?", e  inmediatamente cogimos la portada y la pusimos patas arriba: cambiamos la portada, quitamos temas que teníamos y los pasamos a la nevera y ya entrará otro día, le buscamos un lugar dentro del periódico, papel para contar lo de Boston, cambié la foto de portada y cambié el periódico. En ese mismo momento tomamos la decisión también de cambiar la portada online, de movilizar gente que tenemos en la zona, tenemos una edición en México online y una edición para EE.UU. online, con gente que está aquí, con gente que está allí, entonces esos productos también los cambiamos directamente.  ¿Qué hubiera pasado si esas primeras explosiones suceden a la 1 o a las 3 de la mañana? pues que la edición impresa no estaría, porque a las 12 de la noche yo tengo que meter la ediciones impresas en las 8 plantas de impresión que están muy lejos, en Barcelona, en Córdoba..  y que tienen que arrancar la máquina, esa es la servidumbre del periodismo, digamos del foto fija.  cada 24h, que lo que pase después de cierre.. no existe. A veces hemos hecho bromas,  por ejemplo, hay veces que lo previsible que va a pasar de madrugada es previsible, por ejemplo, el Oscar al mejor actor se va a dar a las tres de la mañana y a lo mejor es para Javier Bardem, ya lo sabíamos cuando cerramos la edición impresa anoche, lo que no sabemos es si se lo van a dar, pero sí sabemos que se va a conceder el Oscar. ¿Qué hice el año pasado? cuando era candidato, metí una foto de Bardem en la portada, cinco horas antes de que supiéramos si sí o si no, y puse: "No sabemos si ha ganado el 
  • 4. Oscar, pero 20minutos.es sí". Yo le dije al lector, 20 minutos no te lo puede contar, porque se cerró antes de que pasara, pero en 20minutos.es, si entras, sabrás si sí o si no, es decir, es tipos de juegos son típicos de eso, de que tienes un soporte estático y un soporte dinámico. ‐ P: Cuando dio la conferencia en la Complutense, nos contó que cuando su hijo, Ignacio Escolar, le dijo que quería ser periodista, se negó y le dijo que no... ‐ A: No, yo no me negué. Era casi mayor de edad, era decisión suya, pero  yo no se lo aconsejé. Le dije que él tenía otras cualidades, era músico, era un músico casi de éxito,  y le dije que no le aconsejaba este oficio. ¿Por qué? Este oficio está muy bien si te gusta, pero es muy esclavo, se trabaja muchísimo, tiene una ventaja: tiene grandes satisfacciones personales, pero sólo si te gusta, sino te gusta mejor que no te dediques a él, porque requiere unas horas de trabajo enormes, una disponibilidad absoluta, una capacidad de formación y de adaptación continua toda tu vida profesional. Hay otras profesiones en las que tu llegas y te paras, pero aquí no, aquí tienes que estar continuamente mirando cómo mejorar esto y lo otro, estar pendiente de si ha salido una cosa nueva que no conoces y tienes que conocer, porque puede ser relevante para tu trabajo. A Ignacio efectivamente, yo se lo desaconsejé y me insistió tanto que le dije, "bueno haz lo que te dé la gana, eres muy libre de hacerlo, pero sí te voy a decir una cosa: yo jamás te daré empleo". Yo ya era jefe entonces, y le dije eso: "no lo hagas porque pienses que tu padre de va a ayudar, yo no te voy a ayudar".   Le he ayudado de otras maneras, es decir, hablamos mucho de periodismo y tal, pero no quería que esa vocación que tenía, primaría de ser periodista, estuviera soportada en "ya me ayudará mi padre", eso quedó claro entre nosotros (se ríe), por fortuna para él, porque tenía vocación. Se metió en la profesión tan pronto, que estaba trabajando mucho antes de acabar, y no acabó, estudió en vuestra facultad (CC Información de la Universidad Complutense de Madrid), pero no llegó a titularse, porque estaba ya trabajando. Cuando estaba en 2º entró en Telecinco, empezó a hacer muchas colaboraciones con muchos medios, entonces como periodista especializado en música y en tecnología, luego ya pasó a política y ya no acabó. No hubo ocasión tampoco para que el me pidiera en algún momento, "oye échame una mano que no tengo empleo". Tuvo empleo desde pequeño, por sus propios méritos (se ríe).  ‐ P: El logo de "Que paren las máquinas", nos han salido en todas las páginas que hemos buscado con su nombre, ¿por qué? ‐ A: Bueno es una vieja frase de periodistas, en los periódicos antes, ahora ya no, pero antes arrancar la máquina era una potestad de director, es decir, se hace todo el periódico, se baja antes a  las rotativas que estaban debajo de las redacciones, en el mismo edificio. Se bajan las planchas, se montan las planchas y alguien dice "adelante", quien era el director, "adelante" es darle a un botón y que empiece a soltar ejemplares. Y a esa frase "que arranque las maquinas", hay otra: "que paren las maquinas", ¿Y por qué que paren las máquinas?  Porque ha pasado algo, o porque te has arrepentido y hay un tema que a lo mejor dices "puf, no me atrevo a darlo, lo voy a levantar , paren las máquinas" y luego la arrancas. Y se hacía hasta hace 
  • 5. relativamente poco, pero ya no se hace, ahora las imprentas en 10 minutos imprimen en  Madrid, en Ávila, en Barcelona, en Córdoba, en Valencia y en Zaragoza, osea distintas máquinas. En el momento en que les mandamos las planchas de cada página, ya saben que pueden arrancar, cuando tengan todas no les tiene que decir nadie, "arranquen las máquinas"... ya se sabe. Lo otro sí, el que paren las máquinas sí, yo lo he hecho a menudo, pongamos que a la 1 de la mañana estás en tu casa, y te llama el redactor jefe del cierre "oye hay una noticia relevante, han matado a Bin Laden", pues el director tiene la facultad de llamar a la planta y decir: Para la máquina, párala, no tires más ejemplares porque te voy a mandar otra página con una información de última hora". ‐ P: Usted ha trabajado como subdirector en El País, en Cinco Días, director del diario Claro... qué diferencias encuentra entre esos periódicos y el 20 minutos, que es gratuito? ‐ A:  En el día a día poca, no hay mucha diferencia en los protocolos o en los procesos que tenemos aquí haciendo 20 minutos son muy parecidos a los que tienen  El País, o los que tiene Cinco Días, pero en el concepto sí, es muy diferente, los periódicos de pago, generalmente son periódicos de nicho, de nicho ideológico, o de nicho social o de nicho lo que sea. Es decir, cuando yo era subdirector de El País, sabía que periódico tenía que hacer, tenía que hacer un periódico enfocado a votantes o simpatizantes del partido socialista, que ese es su público, entonces toda la actualidad, toda la información, todas las secciones las ves desde ese sesgo, y no meto ningún concepto moral en lo de sesgo ¿eh?, los ves desde ese prisma. Cuando hacía el Claro, pues tenía otro prima: diario popular, para gran público. Cuando hacía el diario 16 de Burgos, pues el prisma local, porque era de Burgos. Cuando llegas a un periódico gratuito, que no está hecho para una parte del público, sino para todo el público, es decir, para que lo puedan leer igual jóvenes y mayores, gente que vota a izquierda y que vota a derecha, gente 
  • 6. que no vota, gente que no ha leído nunca periódicos, gente que escucha la SER y gente que escucha la COPE, tienes que tener mucha más abierta la cabeza y pensar en ellos y pensar en que tienes que hacer un periódico que les resulte igual de interesante y no molesto. Y eso te lo da el carácter gratuito porque evidentemente no repartes y le preguntas a la gente "ah ¿qué votas PP?, no te lo doy" o "¿qué votas PSOE? , pues no te lo doy "no, se lo das a todo el mundo, con lo cual tienes un periódico mucho más abierto, mucho más neutral, mucho más independiente y mucho más pensando en ellos, no en quién está detrás de tu empresa o de tu medio porque muchos medios, tienen detrás un lobby económico, o un grupo de intereses o lo que sea, aquí no, aquí no hay detrás nada.   18‐04‐2013. Redacción del diario 20 minutos, Madrid.    

×