• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Apuntes de Lengua para Adultos
 

Apuntes de Lengua para Adultos

on

  • 22,817 views

 

Statistics

Views

Total Views
22,817
Views on SlideShare
22,693
Embed Views
124

Actions

Likes
8
Downloads
50
Comments
3

1 Embed 124

http://profesorasaradrianagil.blogspot.com 124

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

13 of 3 previous next Post a comment

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Está habilitada la descarga.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • no se puede descargar esta presentacion
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • esta bueno pero no puedo descargarlo, quien me ayuda?
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Apuntes de Lengua para Adultos Apuntes de Lengua para Adultos Document Transcript

    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 1 C LENGUA Guía de estudio Educación Adultos 2000 0800-999-33822 www.buenosaires.gov.ar/educacion/comunidad/adultos2000 Material de distribución gratuita gobBsAs SECRETARÍA DE EDUCACIÓN
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 2 Programa Educación Adultos 2000 Coordinador pedagógico: Lic. Roberto Marengo Equipo técnico-pedagógico: Lic. Valeria Cohen Lic. Daniel López Lic. Norma Merino Lic. Noemí Scaletzky Lic. Alicia Zamudio Lengua C Guía de estudios Lengua C Coordinador/a: Prof. Beatriz Cassella Coordinación de la producción y edición: Lic. Alicia Coquet Lic. Norma Merino Lic. Noemí Scaletzky Equipo docente: Prof. Nina Bonardi Especialistas en contenidos: Prof. Paula Finkel Prof. Beatriz Cassella Prof. María Adela Gallo Lic. Alicia Coquet Prof. Verónica Ganger Prof. Adriana Gerestein Procesamiento didáctico: Prof. Mónica Landro Lic. Elizabeth Gothelf Asesor de alumnos: Supervisión legal: Lic. Edith Benedetti Dra. Fabiana Leonardo Diseño gráfico y diagramación: Juan Carlos Badino
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 1 C LENGUA Guía de estudio Educación Adultos 2000 0800-999-33822 www.buenosaires.gov.ar/educacion/comunidad/adultos2000 Material de distribución gratuita gobBsAs SECRETARÍA DE EDUCACIÓN
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 3 Índice LENGUA PRESENTACIÓN DE LA MATERIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .5 Programa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .7 Bibliografía Cómo estudiar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .9 UNIDAD 1 LA LITERATURA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .11 1.1. ¿Por qué el hombre produce arte y literatura? . . . . . . . . . .12 La literatura como extensión de la memoria y de la imaginación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .14 El texto y su época:la literatura como intérprete de la realidad. Manifestación de una cosmovisión. . . . . . . . . . . . . . . . . . .15 1.2. El caracter ficcional de lo literario y su función poética . . . .16 1.3. Análisis de las obras literarias. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .18 La importancia del paratexto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .18 Los recursos expresivos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .20 1.4. Los géneros literarios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .27 Sinopsis de los temas de la unidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . .29 Acerca de las actividades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .30 UNIDAD 2 LA NARRATIVA: CUENTO Y NOVELA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .33 2.1. La narrativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .33 2.2. Componentes de una obra perteneciente al género narrativo La superestructura narrativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .34 Autor y narrador. Tipos de narrador . . . . . . . . . . . . . . . . . .35 2.3. Análisis de cuentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .37 2.4. Guía de análisis de textos literarios narrativos . . . . . . . . . . .51 2.5. Análisis de novelas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .55 Introducción a la novela “Ardiente Paciencia” . . . . . . . . . . .58 A modo de cierre de esta unidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .63 UNIDAD 3 EL GÉNERO DRAMÁTICO: EL TEATRO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .65 3.1. El género dramático . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .65 3.2. La representación teatral . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70 3.3. La evolución histórica del teatro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .71 De los orígenes del teatro al siglo XX - breve síntesis . . . . . .71 3.4. El teatro en España . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .73 3.5. El teatro argentino contemporáneo . . . . . . . . . . . . . . . . . .78 El grotesco en el teatro argentino . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .79 A modo de cierre de esta unidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .81 Lengua C • PRESENTACIÓN 3
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 4 UNIDAD 4 EL GÉNERO LÍRICO: LA POESÍA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .83 4.1. El género lírico: la poesía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .83 Estructura de la poesía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .85 La rima . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .86 La métrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .86 4.2. Poetas de España . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .88 Gustavo Adolfo Bécquer . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .88 Poetas de los siglos XIX y XX . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .90 4.3. Los poetas de Latinoamérica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .100 A modo de cierre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .113 Acerca de las actividades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .115 ACTIVIDADES DE AUTOEVALUACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .116 Claves de corrección . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .120 4 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 5 Presentación de la materia LENGUA Uno de los motivos de la producción de las obras de arte es la evolución de las sociedades humanas, que vuelve imprescindible la construcción de nuevos modos de representación del mundo. Las formas que tiene el hombre de representarse el mundo y a sí mismo están íntimamente ligadas a los modos de organización social y a los avances cientí- ficos y tecnológicos. Asimismo, la mirada que tiene del mundo depende de la filosofía de la vida, de los valores que sustentan su época histórica. En resumen, el arte se relaciona con la necesidad del artista de conocer y expli- car la vida. Y de compartir ese descubrimiento. Todas estas afirmaciones acerca del arte en general cobran una especial rele- vancia en lo que respecta a la literatura: una de sus características fundamen- tales es precisamente esa capacidad de “significar”, es decir, de volcar en signos los pensamientos y las emociones que la realidad despierta en el ser humano. El propósito de esta materia es impulsarlo a reflexionar sobre las particulari- dades del lenguaje literario, centrado en la función estética, a partir del con- cepto de “género literario”. Sin embargo, una obra literaria no satisface sola- mente una necesidad estética, sino que también ofrece una particular infor- mación sobre el mundo material y sobre nosotros mismos. Nuestra pro- puesta de análisis de textos literarios de variado origen apunta precisamente a estos dos ejes. Lengua C • PRESENTACIÓN 5
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 6 6 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 7 Programa LENGUA UNIDAD 1 LA LITERATURA 1.1. ¿Por qué el hombre produce arte y literatura? La literatura como extensión de la memoria y de la imaginación El texto y su época:la literatura como intérprete de la realidad. Manifestación de una cosmovisión. 1.2. El caracter ficcional de lo literario y su función poética 1.3. Análisis de las obras literarias. La importancia del paratexto Los recursos expresivos 1.4. Los géneros literarios Sinopsis de los temas de la unidad UNIDAD 2 LA NARRATIVA: CUENTO Y NOVELA 2.1. La narrativa 2.2. Componentes de una obra perteneciente al género narrativo La superestructura narrativa Autor y narrador. Tipos de narrador 2.3. Análisis de cuentos 2.4. Guía de análisis de textos literarios narrativos 2.5. Análisis de novelas Introducción a la novela “Ardiente Paciencia” UNIDAD 3 EL GÉNERO DRAMÁTICO: EL TEATRO 3.1. El género dramático 3.2. La representación teatral 3.3. La evolución histórica del teatro De los orígenes del teatro al siglo XX - breve síntesis 3.4. El teatro en España 3.5. El teatro argentino contemporáneo El grotesco en el teatro argentino UNIDAD 4 EL GÉNERO LÍRICO: LA POESÍA 4.1. El género lírico: la poesía Estructura de la poesía La rima La métrica 4.2. Poetas de España Gustavo Adolfo Bécquer Poetas de los siglos XIX y XX 4.3. Los poetas de Latinoamérica Lengua C • PRESENTACIÓN 7
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 8 Bibliografía “Tomo la palabra 8", VV.AA., Buenos Aires, Colihue, 1999. “Tomo la palabra 9", VV.AA., Buenos Aires, Colihue, 2000. “Cómo se escribe 8", Alicia Coquet, Buenos Aires, Norma, varias ediciones. 8 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 9 Cómo estudiar En esta Guía de estudio se incluyen: LENGUA • Presentaciones de las unidades y temas que las conforman. En ellas encon- trará las ideas fundamentales para abordar los textos y resolver las activida- des propuestas. Recuerde que para cada unidad, luego de leer los textos indicados, puede volver a consultar estas ideas en caso de que sea necesario. • Indicaciones para leer la bibliografía. • Fragmentos seleccionados de ciertos textos literarios o científicos con la intención de presentar algunos conceptos que se trabajan en las unidades de esta materia. • Actividades que le indican el proceso que le proponemos realizar para tra- bajar los contenidos de la materia. • Acerca de las actividades: bajo este título encontrará la resolución de algu- nas de las actividades. Le recomendamos consultarlas después de elaborar sus propias respuestas. Nuestras respuestas le servirán como guía para autocorregirse. • Actividades de autoevaluación, que le brindarán la oportunidad de inte- grar sus conocimientos y tomar decisiones acerca de su presentación a exa- men, la asistencia a consultorías, la vuelta al estudio de algunos conteni- dos, etc. ¿Cómo utilizar la Guía? La Guía es la herramienta de estudio fundamental, por lo tanto un uso ade- cuado favorecerá su proceso de aprendizaje. Para ello tenga en cuenta las siguientes recomendaciones. • Utilice la guía para estudiar los contenidos de la materia. También puede consultar la bibliografía complementaria sugerida. • Respete el orden de presentación de los temas. Recurra a la lectura de los textos cada vez que la Guía lo señala. Los textos destacados que irá encontrando en diversas partes de esta Guía señalan que se trata de un concepto importante o una indicación que no debe pasar por alto. Si tuviera dificultad para entender algunos términos que aparecen en la Guía o en los textos, recurra a un diccionario o a la bibliografía señalada para la unidad. Realice las actividades que se le proponen en el momento en que se indican como parte fundamental de su proceso de estudio. El proceso de comprensión de los temas del programa requiere de la realización de esas actividades, ya que le permiten relacionar la información, comparar ideas, analizar ejemplos, apli- car conceptos a situaciones de la vida cotidiana, etc. Lengua C • PRESENTACIÓN 9
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 10 Es muy importante que usted aprenda a escribir textos. Hay muchas activida- des que le proponen hacerlo. Un consejo: una vez terminados, trate de leer algunos de sus escritos a otra persona, para comprobar si pudo expresar correc- tamente lo que intentaba comunicar. Preste especial atención a estas activida- des de escritura, porque a escribir correctamente solo se aprende practicando muchas veces y haciendo correcciones. Las Respuestas a las Actividades de Autoevaluación le permitirán reflexionar acerca de la actividad que realizó y analizar cuáles son las ideas que debieron orientar la elaboración de las respuestas. A partir de esta lectura podrá saber no solo si contestó correctamente, sino más bien, si pensó su respuesta desde los conceptos e ideas adecuadas. Además del diccionario le aconsejamos consultar periódicamente el libro ¿Cómo se escribe? 8, de Alicia Coquet, Kapelusz, Buenos Aires, 1999, para revi- sar su ortografía. Escribir sin errores ortográficos es importante en cualquier instancia de comunicación escrita y le recomendamos que lo tenga en cuenta. 10 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 11 1 UNIDAD 1 UNIDAD LA LITERATURA Introducción En la Guía de Lengua B explicamos los conceptos de discurso y género. Vamos a recordarlos aquí porque serán útiles para comprender los contenidos que desarrollaremos en Lengua C: Los seres humanos usamos el lenguaje para comunicarnos. Lo hace- mos en un momento y lugar determinado y en relación con otros. El concepto de “discurso” se refiere al uso lingüístico contextuali- zado, es decir, al uso de la lengua en una situación determinada de la realidad. Como hemos visto en las guías anteriores, las diferentes situaciones de la rea- lidad exigen usos diferentes del lenguaje. Los distintos enunciados que las per- sonas producen reflejan esferas distintas de actividad. Un conjunto de enun- ciados relacionados con una actividad profesional particular, por ejemplo, el ejercicio de la medicina, genera un discurso especializado: el discurso médico. Así, podría hablarse de distintos géneros discursivos como por ejemplo el género periodístico, científico, jurídico, etc. En las unidades 3 y 4 de la guía de Lengua B nos hemos dedicado especial- mente al tratamiento del género periodístico y del publicitario. Pero hay otra esfera de la actividad humana que nos interesa especialmente y es la literaria. En Lengua C, estudiaremos el discurso literario. Quien ha experimentado placer al leer una obra literaria buscará sentir esa sen- sación una y otra vez porque la literatura nos permite entender la propia vida a través de lo escrito, vibrar con otras historias y, al mismo tiempo, recono- cernos en ellas como individuos y como integrantes de una comunidad. Para comenzar a caracterizar el género literario podemos decir que en él exis- te un predominio de la función estética del lenguaje. En esta primera unidad comenzaremos presentando las características del dis- curso literario para que usted se familiarice con ellas antes de comenzar la lec- tura de los textos que le propondremos en las siguientes unidades. Para ello trataremos aquí los siguientes contenidos: • ¿Por qué el hombre produce arte y literatura? • La literatura como extensión de la memoria y de la imaginación. Lengua C • UNIDAD 1 11
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 12 • El texto y su época: la literatura como intérprete de la realidad. Manifestación de una cosmovisión. • El carácter ficcional de lo literario y su función poética. • Análisis de obras literarias. ¿Cómo y para qué abordar un texto literario? • Los géneros literarios. 1.1. ¿Por qué el hombre produce arte y literatura? Para comenzar a hablar sobre la literatura, es conveniente recordar que el arte (la pintura, la escultura, la música, la danza, la literatura, etc.) ha sido una constante en la historia de la humanidad. Desde siempre, el hombre ha estado ocupado en la obtención de alimentos, la construcción de viviendas y de objetos que faciliten su existencia. Sin embar- go, y a pesar del intenso esfuerzo que requiere la subsistencia, el hombre siem- pre encontró y encuentra un espacio y un tiempo para dedicarse al arte. El arte le permite comunicar su mundo interno y su percepción de lo que lo rodea. Todas las artes se valen de un medio para expresarse, esto es, de una materia en particular. El medio de que dispone la literatura es el lenguaje, la palabra. Si se escribe porque hay una necesidad de crear, es conveniente decir que crear es modificar lo existente en algún sentido. Algo que no estaba entre las cosas de este mundo cobra existencia y la realidad se torna distinta de lo que era antes de esa creación. Lo creado además expresa algo sobre la realidad de la que ahora ya forma parte. Toda obra literaria es un llamado al lector, con el fin de que cobre existencia el des-cubrimiento o revelación de la realidad que el escritor ha producido. Pues bien, el arte nos enseña a mirar “con otros ojos” las cosas del mundo. Lo cotidiano, por lo tanto, se puede volver -gracias al arte- asombroso, nuevo, diferente. Actividad n° 1 a. Lea atentamente el siguiente poema: Que el verso sea como una llave que abra mil puertas. Una hoja cae; algo pasa volando; cuanto miren los ojos creado sea, y el alma del oyente quede temblando. 12 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 13 Levanta nuevos mundos y cuida tu palabra; el adjetivo, cuando no da vida, mata. Estamos en el ciclo de los nervios. El músculo cuelga, como recuerdo, por los museos; mas no por eso tenemos menos fuerza: el vigor verdadero reside en la cabeza. Porque cantáis a la rosa, ¡oh, Poetas! Hacedla florecer en el poema; Sólo para nosotros Viven todas las cosas bajo el sol. El poeta es un pequeño Dios. Arte Poética de Vicente Huidobro (chileno, 1893-1948) La palabra virtual. Antología de poesía latinoamericana. ¿Qué es un movimiento literario? En: http//lapalabravirtual.com Es una transformación en la forma de pro- ducir arte, que se desarrolla en una deter- El poeta Vicente Huidobro encabezó un movimiento minada época. Afecta al arte en general y por ende a la literatura. Esta transforma- literario vanguardista, al que denominó “Creacionismo”. ción implica cambios estéticos e ideológi- Su objetivo: encontrar un universo nuevo del lengua- cos en la manera de escribir y en los fun- je a través de las relaciones distintas, imaginativas y damentos de la escritura. Algunos movi- mientos literarios importantes son: poco frecuentes que se establecen entre las palabras. Renacimiento (siglo XVI), Barroco (siglo De este modo, el creacionismo intenta dar nueva vida XVII), Romanticismo y Realismo (siglo XIX), a las cosas viejas a través del lenguaje. Modernismo (fines del XIX y principios del XX), Vanguardias. b. ¿En cuál de los versos se hace totalmente explí- cita esta intención? c. Establezca relaciones entre los versos de la primera estrofa y lo que hemos plantea- do acerca de la función del arte como instrumento de “descubrimiento” y “revela- ción” frente al mundo. Escriba sus conclusiones sobre este tema. Actividad n ° 2 a. Lea atentamente el poema de la escritora argentina contemporánea Irene Gruss, que se transcribe a continuación: Consecuentemente, ella empezó a lavar su ropa puso agua en un balde 1º estrofa y agitó el jabón con un sentimiento ambiguo: era un olor nuevo y una nueva certeza para contar el mundo. 'Mirar cómo se rompen las burbujas, dijo, 2º estrofa no es más extraño que mirarse a un espejo'. Lengua C • UNIDAD 1 13
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 14 Creía que hablaba para sus papeles y se rió, mientras tocaba el agua. La ropa se sumergía despacio, y 3º estrofa la frotaba despacio, a medida que iba conociendo el juego. Decidida, tomó cada burbuja de jabón y le puso un nombre; era 4º estrofa lo mejor que sabía hacer hasta ahora, nombrar, y que las cosas le estallaran en la mano. b. ¿Por qué una actividad común y corriente, como es “lavar la ropa”, se transforma de pronto en un descubrimiento? Establezca la relación (a partir de lo que se ha señala- do con respecto a la función del arte) entre lo que dice el poema y el arte como ins- trumento de “revelación” frente a las cosas cotidianas. LA LITERATURA COMO EXTENSIÓN DE LA MEMORIA Y DE LA IMAGINACIÓN “De los diversos instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensio- nes de su vista; el teléfono es extensión de la voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones de su brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación”. Jorge Luis Borges ¿Alguna vez mientras leía un cuento o una novela, sintió pena o alegría por alguno de los sucesos que se narraban allí? Quizá haya encontrado parecidos entre la vida de alguno de los personajes de un cuento y su propia vida o la vida de alguna persona conocida. Cuando lee un buen libro de literatura, el lector se reconoce o se identifica con alguna de las figuras de ficción y hasta puede imaginarse a sí mismo reflejado en sus comportamientos y acciones, en sus modos de reflexionar, etc. Por eso Borges nos habla de la “extensión de la memoria y de la imaginación” en la cita que transcribimos. No solo la literatura, el arte en general se vincula con las profundas necesidades e inquietudes del ser humano: el amor, el desamor, el deseo de trascendencia, la tristeza, el honor, la muerte, el coraje, el dolor, la injusticia, el poder, Dios. Es un producto -a la vez subjetivo y social- que habla de nosotros: de nuestras espe- ranzas y de nuestros miedos, de nuestros afanes y de nuestras organizaciones e instituciones sociales: la familia, la iglesia, la escuela y tantas otras. 14 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 15 Los que crean, son hombres cuya función es justamente ver y hacernos ver aquello que nosotros no percibimos naturalmente. Estos sujetos - decidida- mente sociales ya que expresan los valores y las representaciones de una socie- dad - a medida que nos “hablan”, provocan en nosotros la aparición de pen- samientos que acaso estuvieran latentes en nuestras mentes, pero que se encontraban invisibles (como una imagen fotográfica que aún no ha sido sumergida en la sustancia que finalmente la revelará). Cada lector se identifi- ca con determinados autores, personajes, situaciones, temas; unos prefieren el cuento, otros la poesía. Cada lector cuando lee pone en juego su experiencia personal, sus emociones, sus estados de ánimo y en virtud de ello otorga deter- minados significados a lo que lee. EL TEXTO Y SU ÉPOCA: LA LITERATURA COMO INTÉRPRETE DE LA REALIDAD. MANIFESTACIÓN DE UNA COSMOVISIÓN Las formas que tiene el hombre de representarse el mundo y a sí mismo están íntimamente ligadas a los modos de organización social y a los avances cientí- ficos y tecnológicos de la sociedad en que vive. Asimismo, la mirada que tiene del mundo depende de la filosofía de vida y de los valores que sustentan su época histórica. Por dar un ejemplo actual y de nuestro país, la sociedad argen- tina se preocupa por el problema de la recuperación de la identidad de los hijos de desaparecidos durante la última dictadura militar. Esto se refleja, entre otras manifestaciones artísticas, en el llamado “Teatro por la identidad”, al que nos referimos en la Unidad 3. El arte se relaciona con la necesidad del artista de conocer y explicar la vida y de compartir ese descubrimiento. El lenguaje del arte cambia nuestra percepción de las cosas cotidianas, les da otro sentido, las resignifica. En síntesis, una obra literaria no satisface solamente una necesidad estética, sino que también ofrece una particular información sobre el mundo y sobre nosotros mismos. Cada vez que le propongamos analizar un texto literario tendremos en cuenta este aspecto: los múltiples sentidos y las informaciones que el arte nos da sobre las personas, las cosas, los contextos socio - históricos, etc. Lengua C • UNIDAD 1 15
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 16 1.2. El caracter ficcional de lo literario y su función poética Hasta aquí hemos hablado del discurso literario, pero ¿qué es literatura?, ¿cómo se define lo literario? Muchos especialistas coinciden en afirmar los aspectos que definen lo litera- rio son dos: • su carácter ficcional • el predominio de la función poética Carácter ficcional En efecto, la ficción caracteriza la obra literaria; todo en ella nos remite a un mundo imaginario, ficticio, que es invención o recreación del autor. Sin embargo, este carácter ficcional no implica que la literatura esté desvinculada de la realidad y de los otros discursos sociales porque una obra literaria es pro- ducto de su época y por eso es importante tener en cuenta el contexto histó- rico en que fue creada. Del mismo modo, los lectores también somos influi- dos por el contexto en que vivimos y los discursos sociales de nuestra época pesan al momento de interpretar una obra literaria. Denotación y connotación Predominio de la función poética Las palabras tienen significados estableci- El otro aspecto que define la literatura es el predominio de dos, los que figuran en el diccionario, que pueden ser interpretados por todos los la función poética o estética. Esta función hace que la obra hablantes de una misma manera. A esta se centre en su propio mensaje, es decir, que tanto la selec- cualidad del lenguaje se la llama denota- ción. La denotación está ligada a la fun- ción como la combinación de las palabras cobran impor- ción informativa o referencial de la lengua. tancia. Las palabras sugieren, connotan. Cuando la función del lenguaje es infor- mativa, los significados de las palabras La función poética persigue, entonces, como principal deben ser precisos: es necesario que se finalidad producir un goce estético y para ello apela a una entienda claramente qué se quiere decir. serie de recursos del lenguaje. En efecto, el texto literario Sin embargo, el lenguaje también tiene la posibilidad de expresar más allá del signifi- se caracteriza por la presencia de figuras retóricas o recur- cado literal de la palabra (es decir, de la sos expresivos (es decir, metáforas, personificaciones, antí- definición que aporta el diccionario). Cuando la palabra sugiere, cuando abre las tesis, etc.; recursos que explicaremos más adelante, en esta puertas de la imaginación, cuando provoca misma unidad) y una selección cuidadosa del vocabulario recuerdos y asociaciones que tienen que y del estilo. Hay que decir que, si bien los mencionados ver con la propia experiencia, decimos que esa palabra connota. recursos pueden utilizarse en otros ámbitos (en la vida La connotación es característica de las cotidiana y en la publicidad, por ejemplo), es en los tex- funciones poética, emotiva y apelativa del tos literarios donde los recursos expresivos adquieren el lenguaje. valor de una mirada nueva y original sobre el mundo. 16 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 17 Como en el género literario el lenguaje se concentra más en cómo decir algo (con qué formas, con qué figuras, con qué recursos, con qué estilo, etc.) que en el qué decir sobre ese algo, se dice que la función estética es la que pre- domina en los enunciados literarios. Más allá de que también coexistan otras funciones como la referencial, la emotiva y la apelativa. En efecto, además de provocar placer estético, el arte influye sobre la voluntad (incita a reflexionar, a realizar acciones, mediatas o inmediatas, en alguna dirección en particular) y apunta a la inteligencia y al conocimiento. Si usted no tiene presente en este momento las funciones del lenguaje, podrá repa- sarlas en la Unidad 1 de la Guía de Lengua B. Actividad n° 3 Veamos como ejemplo este fragmento de una poesía del escritor español Antonio Machado: Amanecer de otoño Está la tierra mojada por las gotas del rocío. Y la alameda dorada, hacia la curva del río. Antonio Machado, Obra poética, Pleamar, Buenos Aires, 1944. Todos los hablantes de nuestra lengua sabemos qué significan tierra mojada, rocío, ala- meda y río. Conocemos el valor denotativo de estas palabras. Si alguno no lo supiera, le bastaría con buscar la palabra desconocida en un diccionario para comprenderlo. Sin embargo, cada una de estas palabras tiene matices diferentes para cada individuo. Seguramente producirán, en cada uno de los lectores del poema, diferentes emociones y sensaciones, provocarán recuerdos, asociaciones e imágenes que tienen que ver con las propias experiencias vividas. Es decir, las palabras también sugieren, evocan, abren las puertas a otros significados, connotan. a. Relea el fragmento del poema de Machado. b. Piense en cada una de estas palabras: tierra mojada, rocío, alameda y río. ¿Qué le sugieren? ¿Qué recuerdos le traen? ¿Qué olores, sonidos, imágenes, en fin, qué sen- saciones convocan estos vocablos en usted? ¿Qué asociaciones le provocan? Anote todas las ideas que acudan a su mente. c. Si lo desea, intente escribir un texto poético (en verso o en prosa) para expresar algu- nos de esos recuerdos o sensaciones. Lengua C • UNIDAD 1 17
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 18 1.3. Análisis de las obras literarias Cuando una persona aborda la lectura de una obra literaria, puede hacerlo de distintas maneras. Una posibilidad consiste en recorrer las páginas como lec- tores ingenuos, sin realizar ningún tipo de análisis. Este contacto inmediato con el texto puede generar placer estético, así como apreciaciones valiosas desde un punto de vista subjetivo. Pero una cosa es sentir placer estético o presentir que se nos está mostrando el mundo de una manera diferente a la del sentido común y la mirada cotidiana y otra es valorar los elementos capaces de generar el placer y el conocimiento. Para lo primero basta la espontaneidad; para lo segundo se requiere una serie de conocimientos que se deben ir adquiriendo. A través de esos conocimien- tos podremos apreciar no solo los recursos estrictamente poéticos de la obra, sino también descubrir los valores que manifiesta en relación con su tiempo histórico y social y de esta manera, comparar distintos enfoques del mundo. El conocimiento de otras miradas nos hace “más sabios” porque la información que obtenemos cuando nos contactamos con diferentes perspectivas, nos ayuda a reflexionar sobre nuestro mundo y sobre nuestra sociedad en particular. Para apreciar en forma completa una obra literaria y aprender a través de ella es importante, en primer lugar, detectar algunos datos que nos permitan contex- tualizarla y luego, durante la lectura, estar atentos a los recursos expresivos que el autor ha utilizado. A continuación nos detendremos en el paratexto que nos dará informa- ción general sobre la obra que decidamos leer. Luego estudiaremos algu- nos recursos expresivos que podemos encontrar en los textos literarios o utilizar cuando queremos escribir un cuento, un poema, etc. LA IMPORTANCIA DEL PARATEXTO Algunas veces, no es muy fácil determinar a primera vista si una obra es o no de ficción. Leer el paratexto será de gran ayuda para lograrlo. Usted ya sabe qué es el paratexto de un artículo periodístico*, pero, ¿cuál es el paratexto de un libro impreso? Pues bien, es el conjunto de todos los elemen- tos que rodean al texto, por ejemplo: tapa, contratapa, índice, prólogo, foto- grafías, gráficos, etc. Dichos elementos permiten clasificar al libro dentro de la gran variedad de discursos existentes; de alguna manera lo definen. * Si no recuerda el concepto de paratexto, consulte la Unidad 2 de la Guía de Lengua A. 18 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 19 Actividad n° 4 a. Lea con atención la tapa, parte de la contratapa y de la solapa de Historias imagina- rias de la Argentina, de Pedro Orgambide. Pedro Orgambide, Historias imaginarias de la Argentina, Editorial Legasa, Buenos Aires, 1986. b. Determine si se trata o no de un libro de ficción. Fundamente su respuesta indican- do los elementos que le permitieron arribar a sus conclusiones. Lengua C • UNIDAD 1 19
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 20 LOS RECURSOS EXPRESIVOS Los escritores seleccionan meticulosamente el vocabulario de sus textos, com- binan las palabras con esmero y utilizan variedad de recursos expresivos. Los recursos expresivos de uso más frecuente son: • comparación • metáfora • imágenes sensoriales y anímicas • sinestesia • antítesis • personificación • anáfora • hipérbole • hipérbaton Reconocer estos recursos le permitirá comprender mejor la obra literaria. Descubrir qué nos sugieren las palabras, cómo nos emocionan, qué evocan en nosotros aumenta también nuestra capacidad de disfrute, nos proyecta, abre las puertas de nuestra imaginación. Además, incorporar algunos de estos recursos le será útil para enriquecer sus propios escritos. Veamos en detalle uno por uno: La comparación cosiste en comparar un elemento con otro, utili- zando un nexo comparativo (como, cual). Aquí presentamos un ejemplo extraído de la poesía Le digo a un sauce, de Baldomero Fernández Moreno: Cuando desciende el sol, ¡oh, sauce!, al iluminarte, te atraviesa como un puñal de parte a parte; En los versos anteriores, el poeta compara al sol, que atraviesa con sus rayos el follaje, como un objeto punzante, el puñal. 20 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 21 Lean este otro ejemplo: Valparaíso es secreto, sinuoso, recodero. En los cerros se derrama la pobretería como una cascada. Se sabe cuánto come, cómo viste (y también cuánto no come y cuán- to no viste) el infinito pueblo de los cerros. (Pablo Neruda, en“Confieso que he vivido”, Bs. As. Círculo de lectores, 1975). La metáfora implica una comparación entre dos elementos, pero abreviada, es decir, sin el nexo comparativo. La metáfora puede definirse entonces como una analogía entre dos términos, uno real y otro imaginario. Algunas veces el autor menciona los dos térmi- nos de la comparación como por ejemplo: “ tus mejillas, dos rosas de primavera”. Otras veces el autor elige expresar solo el término imaginario que queda en lugar del término aludido, por ejemplo: “dos lirios perforaron su vientre”. Los siguientes versos pertenecen al poema Sonatina, en “Prosas profanas”, de Rubén Darío (poeta nicaragüense). Contienen dos metáforas: La princesa está triste… ¿qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, Que ha perdido la risa, que ha perdido el color. […] y están tristes las flores por la flor de la corte. (fragmento) En el segundo verso, el poeta compara el color y la forma de la boca de la prin- cesa con el de una fresa; en el último, compara a la princesa con una flor: la flor de la corte. Otro ejemplo de metáfora: Mi verso es un ciervo herido que busca en el monte amparo. (José Martí, en “Versos sencillos”, La Habana, Extramuros, 1991) Lengua C • UNIDAD 1 21
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 22 El poeta utiliza las imágenes cuando quiere provocar en el receptor una representación mental de lo que él piensa o siente. Las que hacen referencia a los sentidos se llaman sensoriales. Pueden ser: visuales, olfativas, auditivas, gustativas y táctiles. Las anímicas des- criben estados de ánimo o sentimientos. A continuación presentamos algunos ejemplos: Yo adoro un pueblo lejano con un caminito aldeano fragante al atardecer à imagen olfativa (Rafael de Diego, Sueño del atardecer, en “El libro de los mil sonetos”. Recopilación, selección y clasificación de Héctor Mirri. Buenos Aires, Claridad, s/f ). Ya nunca te he de olvidar... en la arena me escribías. El viento lo fue borrando, y estoy tan solo mirando el mar. à imagen anímica (Jaime Dávalos, Tonada del viejo amor. En “Introducción literaria II”, Editorial Estrada, Buenos Aires, 1984). La sinestesia consiste en asociar imágenes provenientes de diferen- tes sentidos o de algún sentido y estados de ánimo. En el siguiente ejemplo, Juan Ramón Jiménez (escritor español) logra en estos versos una sinestesia, combinando una imagen visual y una gustativa: ...Yo voy muerto, por la luz agria de las calles... Aquí la palabra agria remite a una sensación gustativa, mientras que luz hace referencia a una imagen visual. Ambas sensaciones combinadas producen una impresión más rica que la de una única imagen. Este recurso se denomina sinestesia. Otro ejemplo: El atajacaminos iba dando su grito humedecido à Grito: imagen auditiva; humedecido, táctil 1 a la orilla de los cenotes1. Cenote: depósito de agua subterráneo. (Pablo Neruda, en “Selección de poemas 1925-1952”, Círculo de lectores, Barcelona, 1973). 22 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 23 La antítesis contrapone expresiones o palabras de valor semántico opuesto. “No es para mal de ninguno sino para bien de todos” (José Hernández, en “Martín Fierro”, Colihue/ Hachette, Buenos Aires, 1978). La personificación es un recurso expresivo que consiste en atribuir- le características humanas a algo que no lo es. Sirvan como ejemplo los dos primeros versos de la poesía La guitarra, del escri- tor español Federico García Lorca: Empieza el llanto de la guitarra. El llanto no es propio de los objetos (en este caso, la guitarra) sino de las per- sonas. Con esta personificación, el poeta alude al sonido de ese instrumento. Otro ejemplo: “En aquel caserón de ocho ventanas enrejadas seguía trabajando la muerte. Estaba en todas partes, diligente, solícita, ordenando sus pompas…” (Alejo Carpentier, en “Los pasos perdidos”. Ediciones del 80, Buenos Aires, 1985). La anáfora consiste en la repetición de una o más palabras, general- mente al comienzo del verso, para dar mayor énfasis a lo que se dice. Observe el siguiente ejemplo: Érase un hombre a una nariz pegado, érase una nariz superlativa, érase una nariz sayón y escriba, érase un peje espada mal barbado.3 (Francisco de Quevedo, A una nariz. En “Obras Completas”, Editorial Rasco, Sevilla, 1897). Lengua C • UNIDAD 1 23
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 24 La hipérbole es una expresión exagerada respecto de una circuns- tancia, una propiedad de un objeto, una persona, etc. Observe en el siguiente párrafo, la hipérbole subrayada Mientras los pescadores bajaban por la cañada al Charco del limosnero, los del grupo de la carpa, hombres y mujeres que fueron llegando, hombres picados de viruela unos, otros con barbas, bigotes y cejas negras color azabache, y señoritas de tacones del suelo al cielo o señoras con peinetas cuajadas de pedrería, fueron exten- diendo la carpa por el suelo, sobre la grama… (Miguel Ángel Asturias, El alhajadito, Losada, Buenos Aires, 1979). El hipérbaton consiste en la alteración violenta del orden sintácti- co de la oración (sujeto, verbo, modificadores), para enfatizar el elemento que aparece en primer lugar. Marchitará la rosa el viento helado, Todo lo mudará la edad ligera, Por no hacer mudanza en su costumbre (Garcilaso de la Vega, Soneto XXIII, en “Obras completas”, Castalia, Madrid, 1968). Actividad n° 5 Para que usted comience a disfrutar la lectura de excelentes autores, a continuación transcribimos un poema del escritor uruguayo Mario Benedetti. Además, con el objeto de que comience a interpretar el len- guaje poético y los recursos expresivos, le proponemos algunas consignas para analizar la poesía. a. Lea la poesía y observe el libre uso que Benedetti hace de los signos de puntuación. Estados de ánimo Unas veces me siento como pobre colina y otras como montaña de cumbres repetidas 24 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 25 unas veces me siento como un acantilado y en otras como un cielo azul pero lejano A veces uno es manantial entre rocas y otras veces un árbol con las últimas hojas pero hoy me siento apenas como laguna insomne con un embarcadero ya sin embarcaciones una laguna verde inmóvil y paciente conforme con sus algas sus musgos y sus peces sereno en mi confianza confiado en que una tarde te acerques y me mires te mires al mirarme. Mario Benedetti, en “El amor, las mujeres y la vida”, Seix Barral, Buenos Aires, 1995. b. Explique el título del poema. c. En las dos primeras estrofas hay cuatro comparaciones. Encuéntrelas y explique su significado. d. Identifique en el texto al menos dos metáforas y explique lo que significan en rela- ción con el resto de la poesía. e. ¿Qué sentimientos expresa el poeta en las tres últimas estrofas? Ejemplifique sus afir- maciones con elementos del texto. Lengua C • UNIDAD 1 25
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 26 Actividad nº 6 a. Lea el siguiente poema del escritor argentino Fermín Estrella Gutiérrez. Paisaje Camino, camino blanco sobre la verde gramilla, nublado cielo a lo lejos, y el aire, ceniza fría. Junto al camino reseco, aromos -flor amarilla- y una carreta entoldada, las dos varas para arriba. Círculo de sombras pardas que comen y se persignan. En el centro, llama roja que cruje, flamea y silba. Lejos, las verdes colinas y la tierra negra, ardida. Y los palos del telégrafo caminando en fila india. El cielo gris se oscurece, campos y árboles se enfrían; las sombras, círculos negros, y el fuego, llama blanquísima. Fermín Estrella Gutiérrez, en "Destierro", Buenos Aires, El Ateneo, 1935. b. En la poesía aparecen subrayadas algunas imágenes sensoriales. Señale en cada caso de cuál se trata. c. “Círculo de sombras pardas” es una metáfora. Explíquela teniendo en cuenta el resto del poema. d. En la cuarta estrofa aparece una personificación. Subráyela y explíquela. 26 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 27 Actividad nº 7 a. Lea atentamente el siguiente fragmento del escritor argentino Ernesto Sábato: “Un escritor verdaderamente revolucionario es el que nos ofrece una nueva visión de la realidad o -lo que acaso sea lo mismo-, una visión de la nueva realidad, esa nueva realidad que se ha ido gestando oscuramente en el seno de la anterior y que aún resul- ta invisible para la mirada de los hombres corrientes...” (en “El libro de los autores, antología de P. Lugones”, Ediciones de La Flor, 1967). b. Ahora seleccione algún cuento, novela, poesía o película que le haya impresionado especialmente. Justifique esa elección y reflexione acerca de la visión de la realidad que le proporcionó esa obra. Escriba sus conclusiones. Actividad n° 8 A escribir se aprende escribiendo. Por eso, para que usted ejercite la producción de tex- tos, le proponemos algunas actividades. ¿Alguna vez escribió un texto literario? ¿Se anima a escribir un poema sobre su infancia, que incluya, en cualquier orden, algunas de estas palabras: “niñez”, “encuentro”, “perro”, “primer”, “esperanza”, “sueños” y “libertad”? Si es así, hágalo tratando de utilizar conscientemente algunos de los recur- sos expresivos tratados en esta unidad. 1.4. Los géneros literarios Al comienzo de esta unidad definimos el discurso y el género literario. Podemos distinguir el texto literario de otros géneros como el periodístico o el científico. También es posible clasificar las distintas producciones literarias en subclases según sus semejanzas y sus diferencias. Los estudiosos lo han inten- tado desde la antigüedad. Así fue como se establecieron los que tradicional- mente se conocen como géneros literarios: • Narrativo • Lírico • Dramático El cuento y la novela pertenecen al género narrativo; la poesía, al lírico; el tea- tro, al dramático. Lengua C • UNIDAD 1 27
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 28 En esta unidad hemos comenzado a analizar algunos textos literarios. A lo largo de esta Guía, seguiremos leyendo y analizando obras pertenecientes a los tres géneros. En adelante lo invitamos a centrar su atención sobre cuentos y novelas, es decir, a aprender cómo se leen y analizan los textos literarios narrativos. Hay reglas que establecen qué y cómo es un cuento, qué y cómo es una nove- la, qué y cómo es un poema, etc. Sin embargo, hay que aclarar que esas reglas no son eternas, van cambiando como los hombres, como las sociedades, como las ideas, como la vida misma. Hemos seleccionado obras de algunos escritores de diversas nacionalidades con el fin de acercarle un espectro amplio de textos. Así, usted podrá conocer (si es que antes no han llegado a sus manos) y disfrutar de autores como Poe, Stevenson o Bierce, junto con Neruda o Skármeta, por nombrar solo algunos de ellos. En esta unidad hemos intentado acercarle una visión general de la literatura como manifestación de un arte que ha acompañado al hombre a través de los tiempos. A lo largo de esta Guía iremos leyendo y disfrutando diferentes obras literarias, tratando de realizar una interpretación meditada y cuidadosa que contemple no solo el texto, sino al autor y su época. Las herramientas que le hemos presentado en esta unidad le serán muy útiles en ese fascinante reco- rrido que le proponemos. 28 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 29 Sinopsis de los temas de la unidad El discurso literario Función del El texto es producto de su Carácter lenguaje predominante: contexto. La obra literaria ficcional poética es intérprete de la realidad. Posibilidades del lenguaje Connotar: sugerir, provocar, abrir las Denotar: expresar literalmente el signi- puertas de la imaginación. ficado de una palabra. La connotación es característica de las La denotación es propia de la funciones poética, emotiva y apelativa función referencial del lenguaje. del lenguaje. Comparación Metáfora Imágenes sensoriales y anímicas Sinestesia Recursos expresivos Antítesis Personificación Anáfora Hipérbole Hipérbaton Géneros literarios Tradicionales Narrativo Lírico Dramático Cuento y Novela Poesia Obras de teatro Lengua C • UNIDAD 1 29
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 30 Acerca de las actividades LENGUA Aquí encontrará una clave de respuestas para ciertas actividades de la Guía que pueden ofrecer dificultades para su realización. Compare con las actividades ya realizadas por usted y reflexione sobre los aciertos y los errores que encuentre. Ac t i v i d a d n º 5 b. El poema se llama “Estados de ánimo” porque describe los estados de ánimo del poeta. c. Comparaciones: Unas veces me siento como pobre colina à chato como una colina baja. y otras como montaña à alto e imponente como una cordillera de cumbres repetidas unas veces me siento como un acantilado à riesgoso y vertiginoso como un acantilado y en otras como un cielo azul pero lejano à calmo y tranquilo como el cielo azul d. Metáforas:. A veces uno es manantial entre rocas à uno es joven, ágil y bullente como un manantial y otras veces un árbol con las últimas hojas à ya no es joven, se siente cerca de la muerte. e. Se siente sereno, tranquilo, conforme con su destino, confiado, esperando el amor de su amada. 30 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 31 2 UNIDAD 2 UNIDAD La narrativa: cuento y novela Introducción La narración está presente en la vida del hombre desde sus orígenes. Ya en las pinturas del hombre prehistórico y en sus ritos religiosos estaban presentes los relatos, la necesidad de contar y comunicar de alguna forma, una escena de caza o la relación con los dioses. Las narraciones que aparecen desde los ini- cios de la humanidad nos permiten pensar que el relato forma parte de la esen- cia humana. En nuestra sociedad actual, los cuentos y novelas entusiasman a los niños y adultos. Además, la narración está presente en casi todas las actividades. ¿Qué es una buena película sino una historia muy bien contada con recursos fun- damentalmente visuales? En esta unidad, entonces, nos dedicaremos a los textos narrativos de fic- ción. Esperamos que disfrute de la selección que hemos realizado. 2.1. La narrativa El cuento y la novela pertenecen al género narrativo. En ambos se narran las acciones realizadas por los personajes en un tiempo y en un espacio. Estos tex- tos se caracterizan por su carácter ficcional y por su finalidad estética, por lo que pertenecen al discurso literario. La diferencia entre cuento y novela radica fundamentalmente en su extensión. El cuento es una narración ficcional relativamente breve, escrito para ser leído de un tirón. En cambio, la mayor extensión de la novela exige al lector un mayor tiempo de lectura y además permite al escritor presentar una multiplicidad de conflictos: la historia de un personaje se relaciona con la de otros, se pueden rela- tar historias que abarquen períodos prolonga- dos y que se desarrollen en distintos escenarios, Poema de Mio Cid: estructura y argumento. Temas etc. Sin embargo, muchas veces el límite entre El Cid Campeador, Rodrigo Díaz de Vivar, fue un perso- naje histórico que luchó contra los moros durante el rei- cuento y novela no es muy claro y puede hablar- nado de Alfonso VI, en plena Edad Media. se de cuento largo o de novela corta. El “Poema de Mio Cid”- que es el cantar de gesta más importante de la épica española- narra las luchas del Cid Pero no siempre la literatura fue escrita; en sus contra los moros en su afán de recuperar la honra perdi- orígenes, las narraciones se transmitían en da a partir de un destierro que padece injustamente. forma oral. En la Guía de Lengua A hemos tra- Consta de tres cantares: Destierro del Cid, Boda de las bajado distintos tipos de narraciones de ficción; hijas del Cid y La afrenta de Corpes. algunas procedentes de la tradición oral de En el primer cantar se narra cómo el héroe debe dejar sus tierras - víctima de una conspiración- por órdenes diferentes pueblos, como las leyendas o los expresas de su rey, Alfonso VI, que lo ha desterrado. Lengua C • UNIDAD 2 31
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 32 Se separa así de su mujer y sus hijas y comienza a luchar cuentos maravillosos. Los cantares de gesta, por contra los moros con el objeto de lograr el perdón real. ejemplo, provienen de la tradición oral. Perdón que consigue, después de muchas victorias con- tra los árabes, en el segundo cantar, que culmina con el Estas narraciones fueron, en la Edad Media, las casamiento de las hijas de Cid con los infantes de manifestaciones literarias más importantes. Carrión. En el tercer cantar, el Cid conquista nuevos territorios Eran poemas que en su mayoría narraban las para su amado rey, en tanto que los infantes de Carrión hazañas de los héroes. Como se transmitían en azotan y abandonan a sus esposas en el robledo de forma oral, son muy pocos los textos que se Corpes. Por esta afrenta, el héroe de Vivar pide justicia al rey Alfonso: necesita una reparación, una vez más está su conservan. Los encargados de recitar estos can- honra en juego. Logra recuperarla pues los infantes son tares eran los juglares, que se ganaban la vida vencidos en un duelo, se anula el matrimonio y el rey contando historias propias o ajenas. De esta vuelve a casar a las jóvenes, ahora sí, con personajes dig- nos de las hijas de un gran héroe: los infantes de Navarra manera, entretenían al pueblo, iban de aldea en y Aragón. aldea, de castillo en castillo, alegrando a la El Cid ha logrado por fin recuperar la honra perdida pri- gente, relatando lo que todo el mundo estaba meramente con el destierro y luego, con la ofensa inferi- da a sus hijas. Este tema, el de la honra, es el más impor- ansioso por escuchar. tante del poema: el Cid intenta recuperarla cada vez que se siente afrentado, que siente que ha perdido la digni- El cantar de gesta más importante, que ha lle- dad. Cabe recordar que la honra era el más preciado atri- gado hasta nuestros días, es el “Poema de Mio buto para todo hombre de su época. Cid”, obra escrita en el año 1140, algunos Sin embargo, este tema no es el único que aparece en el poema: otros que también reflejan valores significativos años después de la muerte del famoso héroe en ese contexto histórico son, por ejemplo: la fidelidad, castellano Rodrigo Díaz de Vivar. la justicia, la solidaridad, la religiosidad. En adelante expondremos algunos elementos que están presentes en el género narrativo en general. Luego nos detendremos, en particular, en el análisis de cuentos, primero y de novelas, luego. 2.2. Componentes de una obra perteneciente al género narrativo LA SUPERESTRUCTURA NARRATIVA Llamamos superestructura narrativa a la forma en que se organizan las accio- nes que conforman un relato, siguiendo un esquema. Así, un relato necesita un marco en el que se presenta la situación (los personajes, el lugar y el tiem- po en que ocurren los hechos) y uno o varios sucesos. Cada suceso está formado, a su vez, por una complicación (que genera una situación nueva que hay que resolver) y su consiguiente resolución (que puede ser favorable o adversa). Marco y suceso forman un episodio. Una narración puede estar formada por varios episodios que se suceden uno detrás de otro hasta llegar al final. Además, muchas narraciones incluyen, comentarios (opiniones) del autor. 32 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 33 Veamos un ejemplo: ¿Recuerda el cuento España pequeña que leyó en la Guía de Lengua A? Podemos decir que su superestructura narrativa presenta en el comienzo el marco de la historia. En el marco se presentan los personajes, la situación, la relación que exis- te entre ellos y dónde se encuentran. Pero, como en todo relato, en cierto momento se produce una complicación. ¿Cuál es la complicación en este cuento? Es decir, ¿qué produce la ruptura de la calma ini- cial? El profesor “Gramaticus” ha encontrado, en un texto de un alumno, la palabra “España” escrita con minúscula. Para él, esto no es solo una falta de ortografía, impli- ca mucho más. Por eso amenaza con llamar a la guardia civil. Y, como en los cuentos las complicaciones deben resolverse de una u otra manera, hay una resolución que se produce hacia el final: la criada interviene para hacer reflexio- nar al profesor y logra convencerlo con sus razonamientos. AUTOR Y NARRADOR. TIPOS DE NARRADOR En toda narración de ficción, es necesario diferenciar entre autor y narrador. El autor es la persona - de existencia real - que imagina y escribe el relato. El narrador es la voz construida por el autor para contar la historia. Veamos un ejemplo. En el caso del cuento que mencionamos más arriba: “España pequeña” - cuento que usted ya conoce - el autor es un prestigioso escritor italiano, Gianni Rodari. Este escritor, persona de carne y hueso, elige contar la historia de determinada manera y para eso crea un narrador omnisciente (distinto del escritor real) que narra en tercera persona y conoce los sentimientos y pensamientos de los personajes. Esto se advierte en este fragmento, en el que re refiere a la empleada: “Ella conocía a todos los alumnos por su nombre y apellido, sabía cuáles eran los errores preferidos de cada uno y no ignoraba que los errores de López eran siempre terribles.” Según participe o no de la historia (es decir, según sea o no personaje del rela- to), el narrador puede contar los hechos en primera o en tercera persona. Los puntos de vista más frecuentes que puede adoptar el narrador son: • Protagonista • Testigo • Omnisciente • Objetivo Si es el protagonista del relato el que narra su propia historia, lo hace en pri- mera persona. Lengua C • UNIDAD 2 33
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 34 Cuando un personaje de la narración cuenta lo que sucede al protagonista estamos ante el narrador testigo. Si el narrador no es parte de la historia, pero cuenta todo lo que ocurre y además lo que sienten o piensan los personajes, es omnisciente. Es objetivo, en cambio, el narrador que desde fuera del relato cuenta lo que sucede pero no lo que piensan o sienten los personajes. Realice la siguiente actividad para verificar si comprendió los puntos de vista del narrador. Actividad nº 9 a. Identifique el punto de vista del narrador en los siguientes fragmentos. b. Fundamente sus respuestas. 1) Aborrecía un conde a cierto barón alemán, forastero en Roma. Las razones de este aborrecimiento no importan; como tenía el firme propósito de vengarse, las mantu- vo secretas. En verdad, esa es la primera ley de la venganza, ya que el odio revelado es odio impotente. De La puerta y el pino, de Robert Louis Balfour Stevenson. 2) Octubre se había instalado en el patio. Contemplando la vegetación que reventaba en verdes intensos, las minúsculas tiendas de las lombrices en el barro, el coronel vol- vió a sentir el mes aciago en los intestinos. -Tengo los huesos húmedos -dijo. Llovía despacio pero sin pausas. El coronel habría preferido envolverse en una manta de lana y meterse otra vez en la hamaca. Pero la insistencia de los bronces rotos le recordó el entierro. Fragmento de El coronel no tiene quien le escriba, de Gabriel García Márquez. 3) Yo enseguida me enamoré de él. Fue un amor a primera vista, sí, papá. Él estaba chapoteando en el estanque lo más pancho, cuando yo sentí en mi corazón que él sería el amor de mi vida. Al principio, Francisquito me miraba feo, pero después empezó a amarme. Me pasa- ba su manita viscosa y granulienta por el pelo, me llamaba cariñosamente “abejorro de pozo negro”. Él era así. Fragmento de Carta de una princesa, de Patricia Suárez (inédito). 34 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 35 4) Allí estaba ya el pueblo. Vio brillar los tejados bajo la luz de la luna. Tuvo la impre- sión de que lo aplastaba el peso de su hijo al sentir que las corvas se le doblaban en el último esfuerzo. (…) Destrabó difícilmente los dedos con que su hijo había venido sosteniéndose de su cue- llo y, al quedar libre, oyó cómo por todas partes ladraban los perros. - ¿Y tú no los oías, Ignacio? -dijo-. No me ayudaste ni siquiera con esta esperanza. Fragmento del cuento No oyes ladrar los perros, de Juan Rulfo. 5) A mitad del largo zaguán del hotel pensó que debía ser tarde, y se apuró a salir a la calle y sacar la motocicleta del rincón donde el portero de al lado le permitía guar- darla. En la joyería de la esquina vio que eran las nueve menos diez; llegaría con tiempo sobrado adonde iba. El sol se filtraba entre los altos edificios del centro, y él -porque para sí mismo, para ir pensando, no tenía nombre- montó en la máquina saboreando le paseo. La moto ronroneaba entre sus piernas; y un viento fresco le chi- coteaba los pantalones. Fragmento del cuento La noche boca arriba, de Julio Córtazar. Utilice ahora la clave de corrección para autoevaluar sus respuestas. Puede encontrarla en el apartado Acerca de las actividades, de esta unidad. 2.3. Análisis de cuentos A continuación le presentamos algunos cuentos. Su lectura es de carácter obli- gatorio. Usted encontrará algunos transcriptos en esta Guía y otros deberá buscarlos en un dossier (selección de textos) que se encuentra en la Sede de Adultos 2000 o en antologías y libros de autores que puede hallar en diferen- tes bibliotecas y librerías. En cada caso le indicaremos dónde buscar los textos que debe leer. Hemos seleccionado cuidadosamente los cuentos, pensando en ofrecerle varie- dad de autores y temas. Además, la variedad y cantidad de obras que presenta- mos le permitirá identificar la mayoría de los recursos literarios, tipos de narra- dores, diversos estilos, etc. Son cuentos que por uno u otro motivo nos han atrapado. Es nuestro deseo que usted también los disfrute. Le sugerimos que realice una primera lectura de cada cuento, se tome un tiempo para disfrutarlo y después, una segunda lectura a partir de la cual podrá resolver las actividades que le planteamos. Las actividades tienen por finalidad guiarlo en la comprensión, interpretación y análisis de los cuentos; funcionarán a modo de guía de análisis. Si concurre a las consultorías le recomendamos que compare sus respuestas con las de otros alumnos. Lengua C • UNIDAD 2 35
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 36 Actividad n° 10 a. Lea el cuento La puerta y el pino, de Robert Louis Balfour Stevenson (Escocia, 1850- 1894) que transcribimos a continuación. La puerta y el pino Aborrecía un conde a cierto barón alemán, forastero en Roma. Las razones de este aborrecimiento no importan; como tenía el firme propósito de vengarse, las mantu- vo secretas. En verdad, ésa es la primera ley de la venganza, ya que el odio revelado es odio impotente. El conde era curioso e inquisitivo; tenía algo de artista; todo lo ejecutaba con una perfección exacta, que se extendía no sólo a los fines sino también a los medios e ins- trumentos. Cabalgaba un día por las afueras y llegó a un camino que se perdía en los pantanos que circundan Roma. A la derecha había una antigua tumba romana; a la izquier- da, una casa abandonada entre un jardín de siemprevivas. Ese camino lo condujo a las ruinas, en cuyo centro, en el declive de una colina, vio una puerta abierta y, no lejos, un solitario pino atrofiado, no mayor que un arbusto. El sitio estaba desierto y era secre- to; ató el caballo al pino, encendió la luz con el yesquero y penetró en la colina. La puerta daba a un corredor de construcción romana; este corredor, a unos veinte pasos, se bifurcaba. El conde tomó por la derecha y llegó, tanteando en la oscuridad, a una especie de barrera, que iba de un muro a otro. Adelantado el pie, encontró un borde de piedra pulida, y luego el vacío. Interesado, juntó unas ramas secas y encen- dió un fuego. Frente a él había un profundísimo pozo; sin duda, algún labriego que lo había usado para sacar agua, puso la barrera. El conde se apoyó en la baranda y miró el pozo largamente Era una obra romana y, como todas las de ese pueblo, parecía construida para la eternidad. Sus paredes eran lisas y verticales; el desdicha- do que cayera en el fondo no tendría salvación. “Un impulso me trajo a este lugar”, pensaba el conde. “¿Con qué fin? ¿Qué he logra- do? ¿Por qué he sido enviado a mirar este pozo?” La baranda cedió; el conde estu- vo a punto de caer. Saltó hacia atrás, para salvarse, y apagó con el pie las últimas brasas de fuego.” ¿He sido enviado aquí para morir?, dijo con temblor. Y tuvo una inspiración. Se arrastró hasta el borde del pozo y levantó el brazo, tanteando; dos postes habían sostenido la baranda; ahora ésta pendía de uno de ellos. El conde la repuso de modo que cediera al primer apoyo. Y salió a la luz del día como un enfermo. Al otro día, mientras paseaba con el barón, el conde se mostró preocupado. Interrogado por el barón, admitió finalmente que lo había deprimido un extraño sueño. Quería interesar al barón -hombre supersticioso que fingía desdeñar las supersticiones-, y le dijo bruscamente que se precaviera, porque había soñado con él. Por supuesto, el barón no descansó hasta que el conde le contó el sueño. 36 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 37 -Presiento- comenzó el conde con aparente desgano- que este relato será funesto, algo me lo dice; pero, si para ninguno de los dos puede haber paz hasta que usted lo oiga, cargue usted con la culpa. Este era el sueño: lo vi a usted cabalgando, no sé dónde, pero debe haber sido cerca de Roma; de un lado había un antiguo sepulcro; del otro, un jardín de siemprevivas. Yo le gritaba y le volvía a gritar que no prosiguiera, en una suerte de éxtasis de terror. Ignoro si usted me oyó, porque siguió adelante. El sen- dero lo llevó a un lugar desierto entre las ruinas, donde había una puerta en una ladera y, cerca de la puerta, un pino deforme. Usted se apeó (a pesar de mis súpli- cas), ató el caballo al pino, abrió la puerta y entró resueltamente. Adentro estaba oscuro, pero en el sueño yo seguía viéndolo y rogándole que volviera. Usted siguió el muro de la derecha y llegó a una cámara en la que había un pozo y una baranda. Entonces, no sé por qué, mi alarma creció y volví a gritarle que aún tenía tiempo y que abandonara ese vestíbulo. Ésa fue la palabra que usé en el sueño y entonces le atribuí un sentido preciso; pero ahora despierto no sé lo que significa para mí. No escuchó usted mi súplica: se apoyó en la baranda y miró largamente el agua del pozo. Entonces le comunicaron algo. No creo haber sabido lo que era, pero el pavor me arrancó el sueño y me desperté llorando y temblando. Y ahora le agradezco de corazón haber insistido en que yo hablase. Este sueño estaba oprimiéndome y ahora que lo he contado a la luz del día, me parece trivial. - Quién sabe- dijo el barón -. Tiene algunos detalles extraños. ¿Me comunicaron algo, usted dijo? Sí, es un sueño raro. Divertirá a nuestros amigos. - No sé - dijo el conde -. Estoy casi arrepentido. Olvidémoslo. - De acuerdo - dijo el barón. No hablaron más del sueño. A los pocos días, el conde invitó al barón a salir a caba- llo; el otro aceptó. Al regresar a Roma el conde sofrenó el caballo. Se tapó los ojos y dio un grito. -¿Qué pasa? - dijo el barón. - Nada - gritó el conde -. No es nada. Volvamos pronto a Roma. Pero el barón había mirado a su alrededor y, a mano izquierda. Vio un borroso camino con una tumba y con jardín de siemprevivas. - Sí - contestó con la voz cambiada -. Volvamos a Roma inmediatamente. Temo que usted se halle indispuesto. - Por favor- gritó el conde -. Volvamos a Roma, quiero acostarme. Regresaron en silencio. El conde, que había sido invitado a una fiesta, se acostó ale- gando que tenía fiebre. Al día siguiente había desaparecido el barón; alguien halló su caballo atado al pino. ¿Fue éste un asesinato? En “Los iniciadores del cuento moderno”, Aique, Buenos Aires, 1999. Lengua C • UNIDAD 2 37
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 38 Datos del autor: Stevenson fue uno de los escritores más destacados de su época. Su popularidad se debió, fundamentalmente, a los emocionantes argumentos de sus novelas. La isla del tesoro es una de las más conocidas. También escribió cuentos, entre los cuales figura el que acaba de leer. Consignas de trabajo: a. Resuelva las siguientes consignas. Para ello, léalas primero y luego relea el cuento las veces que sea necesario. b. Caracterice al conde e intente establecer una relación entre sus características perso- nales y la manera en que urdió su plan. c. Relate con sus palabras el argumento del cuento. d. El relato comienza con un hipérbaton “Aborrecía un conde a cierto barón alemán, forastero en Roma.” ¿Por qué cree usted que habrá utilizado el autor este recurso? ¿Qué habrá querido resaltar en el inicio del relato? ¿Cuál es la importancia en el transcurso del cuento de lo que resalta allí? Si no recuerda en qué consiste este recurso, vuelva a la primera unidad de esta Guía, allí se encuentra desarrollado el concepto de hipérbaton. e. ¿La sucesión de los hechos es cronológica, es decir, sigue un orden temporal? Rastree en el texto indicios que muestren el transcurso temporal. f. ¿Cuál es el tipo de narrador de este cuento? ¿Qué persona verbal emplea? Recuerde que el narrador, según hemos desarrollado anteriormente, puede ser testigo, prota- gonista, omnisciente u objetivo. Ejemplifique con algún fragmento extraído del texto. En este punto, elija un párrafo diferente al trabajado en la actividad n.°9. g. Ubique en el texto comentarios del narrador. Elija uno que le parezca interesante, transcríbalo y explique con qué intención fue incluido en el texto. h. El cuento cierra con una pregunta “¿Fue este un asesinato?”. Teniendo en cuenta los hechos narrados, responda la pregunta y fundamente su opinión. 38 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 39 Actividad n° 11 Análisis de El hambre , de Manuel Mujica Láinez Datos del autor ¿Quiénes fueron los cronistas de Indias? Los testimonios de los españoles frente Manuel Mujica Láinez nació en la provincia de Córdoba en al nuevo mundo. 1910 y murió en Buenos Aires en 1984. Entre sus obras hay un Con el diario de navegación de Cristóbal volumen de cuentos titulado “Misteriosa Buenos Aires”, que Colón se inicia la literatura de Hispanoamé- rica. En él están las primeras manifestacio- presenta una serie de relatos ordenados cronológicamente nes de un testigo del hombre americano. desde 1536 (año de la primera fundación de Buenos Aires) Así comienza la etapa de las “crónicas de hasta 1910. La ciudad, verdadera protagonista de todos los Indias”. cuentos, es presentada llena de magia y fatalismo. Los persona- Estas crónicas se caracterizan por mezclar la jes se ven arrastrados por sus pasiones hasta la locura y el cri- maravilla con la verdad, la fantasía alimen- men, en una atmósfera de violencia trágica. tada por los personajes de las novelas de caballerías con los testimonios fidedignos En el primer cuento, El hambre, Mujica Láinez se inspira en el sobre la historia de los indígenas. Los cro- relato que hacen algunos cronistas de Indias acerca de un fra- nistas sienten la influencia de las lecturas tricidio (asesinato de un hermano por su propio hermano), que traían del viejo continente, por ejemplo, la leyenda de las amazonas, relatos de sire- ocurrido en aquella primera Buenos Aires. nas y gigantes, caníbales. Encarnan estos relatos en el nuevo territorio en parte por- que no tienen palabras que lo describan Consigna de trabajo: adecuadamente, en parte porque no com- prenden lo que les relatan los nativos. Lea y compare el fragmento de Schmidl que transcri- En el siglo XV todavía hay una fuerte inte- racción entre la historia y la literatura de fic- bimos a continuación con el fragmento del cuento El ción, entre lo real y lo imaginario. hambre de Mujica Láinez, que se presenta luego. Al Uno de los cronistas de Indias fue Ulrico finalizar la lectura responda las preguntas que Schmidl, quien escribió “Derrotero y viaje a encontrará a continuación de ambos fragmentos. España y las Indias” (1546). Fragmento de la obra Derrotero y viaje a España y las Indias “La gente no tenía qué comer y se moría de hambre y padecía de gran escasez, al extremo que los caballos no podían utilizarse. Fue tal la pena y el desastre del ham- bre que no bastaron ratas ni ratones, víboras ni otras sabandijas; hasta zapatos y cuero, todo tuvo que ser comido. Sucedió que tres españoles robaron un caballo y se lo comieron a escondidas; y así que esto se supo se les prendió y se les dio tormento para que confesaran. Entonces se pronunció la sentencia de que se ajusticiara a los tres españoles y se les colgara de una horca. Así se cumplió y se les ahorcó. Ni bien se los había ajusticiado y se hizo la noche y cada uno se fue a su casa; algu- nos otros españoles cortaron los muslos y otros pedazos del cuerpo de los ahorcados, se los llevaron a sus casas y allí se los comieron. También ocurrió entonces que un español se comió a su propio hermano que había muerto. Esto ha sucedido en el año 1535, en el día de Corpus Cristi, en la referida ciudad de Buenos Aires...” Lengua C • UNIDAD 2 39
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 40 Fragmento del cuento El hambre “Alrededor de la empalizada desigual que corona la meseta, frente al río, las hogue- ras de los indios chisporrotean día y noche. En la negrura sin estrellas meten más miedo todavía. Los españoles, apostados cautelosamente entre los troncos, ven al ful- gor de las hogueras, destrenzadas por la locura del viento, las sombras bailoteantes de los salvajes. De tanto en tanto, un soplo de aire helado, al colarse en las casucas de barro y paja, trae con él los alaridos y los cantos de guerra. Y enseguida recomienza la lluvia de flechas incendiadas cuyos cometas iluminan el paisaje desnudo. En las treguas, los gemidos del Adelantado que no abandona el lecho, añaden pavor a los conquistadores. Hubieran querido sacarle de allí; hubieran querido arrastrarle en su silla de manos, blandiendo la espada como un demente, hasta los navíos que cabe- cean más allá de la playa de toscas, desplegar las velas y escapar de esta tierra mal- dita; pero no lo permite el cerco de los indios. Y cuando no son los gritos de los sitia- dores ni los lamentos de Mendoza, ahí está el angustiado implorar de los que roe el hambre, y cuya queja crece a modo de una marea, debajo de las otras voces, del gol- pear de las ráfagas, del tiroteo espaciado de los arcabuces, del crujir y derrumbarse de las construcciones ardientes. Así han transcurrido varios días; muchos días. No los cuentan ya. Hoy no queda mendrugo que llevarse a la boca. Todo ha sido arrebatado, arrancado, triturado: las flacas raciones primero, luego la harina podrida, las ratas, las sabandijas inmundas, las botas hervidas cuyo cuero chuparon desesperadamente. Ahora jefes y soldados yacen doquier, junto a los fuegos débiles o arrimados a las estacas defensoras. Es difí- cil distinguir a los vivos de los muertos. Don Pedro se niega a ver sus ojos hinchados y sus labios como higos secos, pero en el interior de su choza miserable y rica le acosa el fantasma de esas caras sin torsos, que reptan sobre el lujo burlón de los muebles traídos de Guadix, se adhieren al gran tapiz con los emblemas de la Orden de Santiago, aparecen en las mesas, cerca del Erasmo y el Virigilio inútiles, entre la revuelta vajilla que, limpia de viandas, mues- tra en su tersura el “Ave María” heráldico del fundador. El enfermo se retuerce endemoniado. Su diestra, en la que se enrosca el rosario de madera, se aferra a las borlas del lecho…… Manuel Mujica Láinez, fragmento de El hambre, en “Misteriosa Buenos Aires”. Consignas de trabajo: a. En el texto del cuento de Mujica Láinez se describe el lugar donde ocurrirán los hechos. ¿Qué se describe y qué efecto se logra con estas descripciones? b. Reconozca en el fragmento del cuento algunas imágenes sensoriales, transcríbalas y clasifíquelas. Repase el concepto de imágenes sensoriales en la Unidad 1 de esta Guía. 40 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 41 c. Se presentan también dos grupos humanos antagónicos: indios y españoles. ¿Qué se dice de cada uno? ¿Cuál de ellos está en desventaja? ¿Por qué? d. Y se nombra también a un personaje de existencia histórica: Pedro de Mendoza. ¿Qué se dice de él en esta presentación? Investigue quién era y qué hizo Mendoza y luego ubique temporalmente los sucesos que se presentan aquí y que darán lugar a lo que se relatará en el cuento. e. Relacione lo que ha investigado con la lectura del fragmento de Schmidl. f. ¿Coincide el tiempo histórico de uno y otro relato? ¿Puede usted hacer alguna hipótesis acerca de lo que se narrará en “El hambre”? Escriba lo que se imagina que sucederá. g. Lea ahora el cuento El hambre de Mujica Láinez, completo. Usted lo encontrará en la Biblioteca de Adultos 2000. h. Responda las siguientes preguntas una vez que haya concluido la lectura del cuento completo: 1. ¿Qué temas del fragmento de Ulrico Schmidl están presentes en el cuento? 2. Analice la superestructura del relato: ¿qué conflictos y resoluciones se suceden en El hambre? 3. ¿Por qué puede afirmarse que el escritor usa la técnica del final sorpresivo? Relate cómo se produce el desenlace del cuento. 4. Casi todas las mitologías que narran el inicio de la humanidad comienzan con un crimen fratricida, que simboliza la violencia del hombre contra el hombre. A par- tir de esta afirmación, investigue quiénes eran Caín, Abel, Rómulo y Remo y ela- bore un texto breve de opinión, relacionando los crímenes de estos personajes con el suceso relatado por los cronistas y por Mujica Láinez. Actividad n° 12 Análisis de El matadero , de Esteban Echeverría. Introducción al cuento: El Matadero de Echeverría es una apasionada metáfora de la situación de Buenos Aires bajo el gobierno de Rosas, desde el punto de vista de un unitario. Para comprender mejor este punto de vista, antes de leer el cuento le sugerimos que busque la biografía de Esteban Echeverría en alguno de los manuales o en algún diccionario. Indague especialmente acerca de su ideología, sus acciones, los movimientos a los que perte- neció. Le proponemos que investigue también acerca del enfrentamiento entre unita- rios y federales y sobre el gobierno de Juan Manuel de Rosas. Lengua C • UNIDAD 2 41
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 42 Consignas de trabajo: Lea con detenimiento El Matadero, que encontrará en la Biblioteca de Adultos 2000 y luego responda las siguientes preguntas: Esteban Echeverría y el romanticismo a. En la primera parte de El Matadero, Echeverría La corriente literaria denominada “Roman- emplea notoriamente la ironía, en especial, cuando ticismo” que se desarrolló en Europa a fines del se refiere a la Iglesia y al Restaurador. Seleccione siglo XVIII y primera mitad del XIX, tuvo dos ver- tientes: por un lado, produjo una literatura de dos fragmentos que ejemplifiquen este recurso de tipo sentimental, con paisajes exóticos y natura- estilo. lezas primitivas; por el otro, desarrolló una línea de compromiso social, con un tono combativo b. Identifique otros recursos de estilo presentes en que denunciaba el orden social injusto. En Iberoamérica, la cosmovisión romántica lle- el texto (hipérboles, metáforas, imágenes). Señale garía por medio de los libros y los viajeros y se qué efectos provoca el uso de estos recursos. desarrollaría simultáneamente en sus dos ver- tientes. c. ¿Qué color predomina en el matadero y en la El Romanticismo coincidió con el desarrollo de ciudad? ¿Qué representa ese color, además de la la literatura gauchesca. Postulaba el retorno a la poesía anónima y popular, en desafío a la litera- insignia de los federales? tura erudita y culta. La culminación de esta ten- dencia fue el Martín Fierro de José Hernández. d. ¿Puede afirmarse que “la chusma” del matade- Las obras románticas se caracterizan por pre- ro es un personaje colectivo? Justifique su respues- sentar varias dicotomías: ciudad - campo, cultu- ra europea - cultura popular, (civilización - bar- ta. barie). Las obras de Domingo Faustino Sarmiento y de Esteban Echeverría son los e. ¿Qué características tiene esta “chusma”? exponentes más importantes de este movimien- Seleccione términos del texto para elaborar un to en nuestro país. campo semántico que refleje a este grupo. Los autores románticos se caracterizaron por el apasionamiento con que escribían. Lo hacían no (Si no lo tiene presente, puede buscar el concepto solamente para satisfacer una necesidad estética sino también para persuadir y convencer, con de campo semántico en la Guía de Lengua B). una finalidad política y social. Tanto El Matadero de Echeverría como Facundo de Sarmiento son f. ¿Qué episodios previos a la llegada del unitario manifiestos explícitamente ideológicos. demuestran la degradación y la brutalidad de los Por lo tanto, para comprender mejor estas obras es necesario el conocimiento de los federales del matadero? hechos, los personajes y los procesos más importantes de este período de nuestra historia. g. ¿Qué personaje se destaca del grupo de los federales? ¿Cuáles son sus características? h. Caracterice al unitario (enumere los rasgos físicos, su vestimenta, su carácter, su ide- ología, etc.). i. ¿Qué lugar concreto representa el lugar físico del matadero? ¿A quién representa el Matasiete? ¿Y la “chusma” del matadero? j. El matadero simboliza la oposición entre civilización y barbarie, entre la materia y el espíritu, en varios niveles. Explique cómo se establece esta oposición en los niveles del lenguaje, de las acciones, del valor, de las ideologías. k. ¿Cómo se relaciona El Matadero con la vida y la ideología de E. Echeverría? 42 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 43 Actividad n° 13 Análisis de Fin de semana de Humberto Costantini Fin de semana es uno de los ocho cuentos del libro “En la noche”, de Humberto Costantini. Publicados en 1985, los escribió durante sus primeros años de exilio en México y son un reflejo de la larga noche que vivió nuestro país durante la última dic- tadura militar. Este escritor argentino es además un excelente novelista. En este géne- ro publicó dos obras tituladas “De dioses, hombrecitos y policías” y “La larga noche de Francisco Sanctis”, que también dan testimonio de esa época. Consigna de trabajo: Lea atentamente el cuento, que usted puede encontrar en las sedes de Adultos 2000, y luego rea- lice las siguientes actividades. a. El autor utiliza en el cuento un lenguaje informal. Los personajes reproducen el habla de un grupo de militantes de izquierda de los años '70. Rastree en el texto vocablos o expresiones que den cuenta de ese registro. b. A partir de la presentación de los personajes y de la descripción de los hechos, ¿qué nos hace pensar que estos personajes son militantes en la clandestinidad? Marque esos indicios en el texto. c. ¿Qué datos dan cuenta de la época en que transcurre el relato? d. Piense en el argumento del cuento, ¿cómo se va generando el suspenso y cómo se resuelve? e. Como usted habrá podido observar, el autor de este cuento refleja en él la época y el contexto histórico que le ha tocado vivir. ¿Qué otro cuento de los que ha leído en las actividades anteriores refleja también muy claramente el tiempo histórico de su autor? Fundamente su respuesta. Actividad n° 14 Análisis de El puente sobre el río Búho* , de Ambrose Gwinet Bierce (1842-1914) Introducción al análisis del texto I) Datos del autor: este escritor y periodista estadounidense combatió con el ejército de la Unión Sudista durante la Guerra Civil que se desarrolló en los Estados Unidos (EEUU) entre los años 1861 y 1865. Y justamente el cuento El puente sobre el río Búho tiene como marco esa guerra. * A. G. Bierce, en “Cuentos de soldados y civiles”, Orión, Buenos Aires, 1975. Lengua C • UNIDAD 2 43
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 44 II) Para comprender mejor el relato, investigue en alguna enciclopedia o en algún libro de historia de los Estados Unidos de América, acerca de la Guerra Civil esta- dounidense, quiénes conformaban la Confederación Sudista y qué perseguían, quiénes se le oponían y por qué, quiénes ganaron la guerra, etc. No olvide que, si bien la literatura es ficción, muchas veces se apoya en hechos o personajes de la realidad. Lea el cuento completo que encontrará en la Biblioteca de Adultos 2000 (o en bibliote- cas municipales) y luego resuelva las siguientes consignas. Para ello relea el cuento tan- tas veces como lo crea necesario: a. Explique el título del cuento en relación con su contenido. b. Caracterice al protagonista; no olvide consignar dónde vive y qué causa defiende. Luego relacione estos datos con lo investigado sobre la Guerra Civil en EEUU. c. En la siguiente oración extraída del texto hay una imagen sensorial y una sinestesia. Subráyelas e indique de qué tipo es la imagen y cuál es la sinestesia. “Hubo un chapoteo en el agua, un rugido atroz en sus oídos, y todo fue tinieblas y frío.” Recuerde que, en una sinestesia, “conviven” imágenes prove- nientes de diferentes sentidos. Por ejemplo: voz (auditiva), opaca (visual). d. Identifique en el texto algunos recursos expresivos (imágenes, metáforas, compara- ciones, sinestesias, antítesis) y explique qué connotan. Recuerde que la connotación es la particularidad que tiene el lenguaje de sugerir más allá del significado literal de una palabra o de una expresión. e. Teniendo en cuenta el conocimiento que el narrador tiene de los personajes, ¿qué tipo de narrador tiene este cuento? f. ¿El relato de los hechos es cronológico o hay algún retroceso temporal? Si es así, ¿con qué fin se produce? g. El final del cuento es sorpresivo. ¿Qué es lo que produce esa sorpresa? 44 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 45 Actividad n° 15 Análisis de El retrato oval , de Edgar Allan Poe (1809-1849) El cuento fantástico A continuación presentamos algunas consignas Los cuentos fantásticos tienen una carac- para el análisis de este cuento que podrá encontrar terística que los define y diferencia: estable- en la Biblioteca de Adultos 2000: cen una ambigüedad entre lo real y lo sobrenatural, de manera que el lector se a. Antes del análisis del cuento averigüe en alguna plantea si los sucesos narrados ocurrieron o enciclopedia datos acerca de la vida y obra de provienen del sueño, la fantasía o la locura. Este tipo de cuentos, entonces, desconcier- Poe (considerado por muchos el iniciador del ta al lector. cuento moderno) y escriba con ellos un resumen. b. Lea el cuento completo. c. Identifique el tipo de narrador y enuncie qué persona verbal utiliza. d. Minuciosas descripciones enriquecen el relato. ¿Qué se describe? ¿Qué se logra con ellas? e. El cambio de lugar de un objeto permite al protagonista ver algo que lo deslumbra. ¿Cuál es ese objeto? ¿Qué es lo que ve entonces? ¿Qué sentimientos le despierta aquello que ve? f. Cuando el protagonista vuelve a colocar en su lugar aquello que había movido, lee la historia de la joven del retrato que aparece entrecomillada en el texto: relátela brevemente. g. Explique con sus palabras el significado de esta oración extraída del texto teniendo en cuenta el contenido del cuento: “Y no quería ver cómo los colores que esparcía en el lienzo eran arrancados de las mejillas de la que estaba sentada junto a él.” h. Relacione el significado de la oración del punto anterior con esta otra frase del texto: “Había hallado que el hechizo de aquella pintura consistía en una absoluta seme- janza con la vida...” i. Como usted habrá advertido, El retrato oval tiene cierta ambigüedad que descon- cierta al lector: ¿en qué consiste esa ambigüedad? Lengua C • UNIDAD 2 45
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 46 Actividad n°16 Análisis de La mujer del juez, de Isabel Allende Isabel Allende, el realismo mágico y las mujeres Es esta una reconocida escritora chilena contemporánea, sobrina del presidente chile- no Salvador Allende. Algunas de sus obras se inscriben dentro del denominado realis- mo mágico. Los autores del realismo mágico parten de elementos de la realidad, des- criben hechos, situaciones, personajes de América y en sus narraciones se mezclan, se entretejen, conviven naturalmente elementos reales con elementos mágicos. Las protagonistas de las obras de Isabel Allende son mujeres fuertes, capaces de rom- per con los moldes culturales y dueñas de una independencia sin par, dentro de una sociedad rígida y machista. Ella misma explica que escribe tanto sobre mujeres por- que tuvo un padre ausente que desapareció sin dejar rastros cuando era pequeña y una madre fuerte que fue sostén y guía de su infancia. En general, la mayor parte de los personajes que aparecen en los libros de esta autora están inspirados en personas que conoce o ha conocido y que recrea en la trama de sus novelas. Le proponemos ahora la lectura de La mujer del juez, cuento que se incluye en el libro “Los cuentos de Eva Luna”. Ed Sudamericana, Barcelona, 2000. Responda las siguientes consignas, para ello relea el cuento las veces que lo considere necesario: a. Caracterice a Casilda. Este personaje protagónico, que en un principio se perfila de determinada manera, sufre cambios importantes durante el transcurso de la obra. Explíquelos. b. ¿Durante el desarrollo de la historia se producen retrocesos temporales? ¿Con qué fin? c. Relate el argumento de La mujer del juez. d. Rastree en el texto sinestesias, imágenes y comparaciones y trate de explicar su sig- nificado. e. Lea el fragmento de una entrevista a Isabel Allende que transcribimos a continua- ción. Identifique qué elementos de los descriptos por la autora en la entrevista pue- den rastrearse en el cuento La mujer del juez. 46 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 47 Fragmento de una entrevista a la autora del cuento Este fragmento pertenece a una entrevista realizada a Isabel Allende, por CAROL ZAPA- TA-WHELAN, el 15 de julio de 1999, en California. EEUU. En ella la autora habla de la realidad latinoamericana y del reflejo de esa realidad en su obra. IA: Yo creo que hay una diferencia fundamental entre la ficción y el periodismo. Y cada uno tiene sus virtudes y sus limitaciones. La literatura, la buena literatura, incorpora los elementos de la realidad con el ojo del autor. Uno no está reflejando los hechos, sino que está contando el impacto que los hechos tienen. Cuando yo era perio- dista, la pregunta era, “¿qué pasó? ¿qué pasó?” Hoy día, como escritora, la pregunta es ¿por qué pasó?, y en el por qué viene la historia, viene la novela. Yo creo que si la brutalidad de la historia latinoamericana y de la política latinoamericana se conta- ra sin este elemento de imaginación, no reflejaría la verdadera dimensión que tiene.(...) CZW: ¿Tú piensas que hay en tu obra elementos de realismo mágico? IA: A ver: defíname el realismo mágico. CZW: Una combinación de la realidad cotidiana “objetiva” con elementos de fan- tasía que parecieran ocurrir con mucha naturalidad. IA: Hay una diferencia fundamental entre imaginación y fantasía. Fantasía son los libros de hadas, en que no hay una base real. Imaginación es la exaltación de la rea- lidad. Yo creo que en mis libros hay elementos de imaginación, hay hipérbole, hay exageraciones brutales, hay uso recurrente de la premonición, de la coincidencia, de cosas que pasan que en la vida real pareciera que no pasaran, pero en realidad, si uno se fija, pasan bastante. En ese sentido, sí hay elementos, algunos de realismo mágico en algunas de mis novelas, pero no en todas. Yo creo que lo que pasa es que la realidad de América Latina es exagerada. Es un continente unido por la lengua y por al religión, y desunido por todo lo demás; que tiene 500 años de historia de explotación--el peor genocidio de la historia se cometió contra los indígenas americanos. Actividad n° 17 Análisis del cuento La noche boca arriba, de Julio Cortázar. Introducción al análisis a. Recopile datos sobre la vida de Julio Cortázar en forma de una breve biografía. b. Investigue en los libros de literatura qué se conoce con el nombre de “boom latino- americano”. Averigüe qué características de estilo y contenido son propios de esta época. Lengua C • UNIDAD 2 47
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 48 El cuento La noche boca arriba, que encontrará en el libro “Final de Juego”, muestra la influencia de la cultura precolombina en un escritor contemporáneo como Cortázar. A partir de la “guerra florida” de los aztecas, el autor elabora una narración fantástica en donde se van intercalando episodios que ocurren en nuestro tiempo con episodios ubicados en la época precolombina. Una lectura posible del cuento lo ubica dentro del género del relato fantástico: un indio moteca hecho prisionero por los aztecas en la guerra florida tiene alucinaciones en las que se identifica con un motociclista que ha sufrido un accidente. Otra inter- pretación posible es que el motociclista accidentado muere en la sala de operaciones, pero antes de morir sufre un delirio en donde se imagina de regreso a la sala del hos- pital, soñando ser un indio moteca destinado al sacrificio. Consignas de trabajo: Lea el cuento y luego resuelva las siguientes consignas. a. El cuento es lo suficientemente ambiguo como para permitir interpretaciones dife- rentes. Elija una y desarróllela por escrito. b. Indique la clase y el tipo de narrador. Ejemplifique con fragmentos del texto. c. ¿Hay indicios de época o lugar? ¿Cuáles, concretamente? d. En el cuento aparecen olores, sabores, movimientos, etc. que funcionan como puen- tes entre el episodio del muchacho de la moto y el del indio perseguido: marque en el texto todos estos índices. Actividad n° 18 Análisis del cuento Hombre de la esquina rosada de Jorge Luis Borges. Introducción al análisis del cuento Haga una breve reseña de los datos biográficos más importantes de Jorge Luis Borges, para ubicarlo en tiempo y espacio. Mencione sus obras principales. Sobre los personajes del cuento Jorge Luis Borges reivindicó a lo largo de su obra, de diferentes maneras, la impor- tancia del valor, la figura del hombre que se juega la vida con un cuchillo en la mano, sin un temblor, jugado a fondo. En Hombre de la esquina rosada, los personajes pertenecen a esa franja del suburbio en donde las cuestiones importantes se arreglan cuchillo en mano. El suspenso se genera con una muerte y un asesino que no se conoce. Pero hay indicios que orientan al lec- tor acerca de quién puede ser. Y no le decimos más hasta que lo lea, para no arruinarle el suspenso ni el final. 48 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 49 Consignas de trabajo Para resolver las siguientes consignas, lea detenidamente, las veces que lo necesite, el cuento de Borges. a. ¿Qué punto de vista adopta el narrador? b. ¿En qué persona se relatan los hechos? c. El narrador omite una acción fundamental para la comprensión del relato. ¿Cuál es? ¿Con qué finalidad lo hace? d. Desarrolle brevemente, con sus palabras, el argumento del cuento. e. Marque en el margen los fragmentos descriptivos. Analícelos. Tenga en cuenta las siguientes preguntas: ¿se emplean recursos expresivos? ¿Cuáles? ¿Qué connotan? Los adjetivos, ¿son neutros o valorativos? f. A partir de los datos que proporciona el texto e imaginando el resto, haga una breve descripción de Rosendo Juárez y La Lujanera. g. ¿Qué variación del lenguaje emplean los personajes? Ubíquelos socialmente. (Ayúdese en esta tarea consultando la Unidad 1). 2.4. Guía de análisis de textos literarios narrativos Hasta aquí, y a través de las consignas de trabajo que le propusimos en las actividades anteriores, lo hemos guiado en el análisis de diferentes cuen- tos. Usted habrá notado que algunos aspectos se repetían en casi todos los casos: datos del autor, movimiento literario al que perteneció o pertenece, contexto del cuento, etc. La guía que le presentaremos a continuación tiene el objetivo de generalizar ciertas categorías de análisis de una obra literaria narrativa (cuento o novela) para que usted pueda aplicarla a cual- quier lectura que elija realizar. Esta propuesta de análisis es, entonces, una “hoja de ruta” general para la lectura y comprensión de los textos narrati- vos literarios. La guía de análisis que exponemos aquí es un enfoque posible para ayudarlo a adquirir un método de lectura ordenado que facilite la interpretación de los textos. Hay otros enfoques posibles, no obstante le sugerimos que comience experimentando con éste. Si ya no lo es, con el tiempo usted podrá convertirse en un lector entrenado y podrá descubrir el placer de la lectura por propia iniciativa. Entonces será capaz de seleccionar aquellas obras literarias que más le gustan, con las que se identifica y leerlas sin necesidad de aplicar una guía minuciosa, porque los cri- Lengua C • UNIDAD 2 49
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 50 terios de análisis ya estarán incorporados en su forma espontánea de aproxi- marse al texto. Aspiramos a que llegue ese momento en que pueda prescindir de la guía inicial y usted solo empiece a descubrir senderos originales, nuevos horizontes de lec- tura. Mientras tanto lo invitamos a caminar paso a paso y para ello le propone- mos que ante cada nuevo cuento o novela se plantee preguntas acerca de los aspectos que enumeramos a continuación. texto reflexión Aspectos a analizar en una obra literaria del género narrativo 1. El autor Busque referencias biográficas del autor (escritor) ubicándolo en la época histórica y el lugar geográfico de pertenencia. Averigüe cuáles son algunas de sus obras más importantes. Ubicar al autor le permitirá comprender mejor el contexto de producción de la obra: quién es la persona que cuenta esta historia, qué lo motiva a contarla, que aspectos de su medio social, cultural, económico, se reflejan en la misma. 2. Narrador ¿Cuál es el punto de vista del narrador? ¿Se mantiene el mismo punto de vista a lo largo de toda la obra o cambia? ¿A qué pueden atribuirse esos cambios? 3. Título de la obra Anticipe de qué tratará el relato a partir de la lectura del título. Es importan- te reflexionar acerca de los alcances significativos del título de las obras, ya que ello permite, en muchas oportunidades, descubrir claves insospechadas en una primera aproximación a la misma. 4. Superestructura narrativa Identifique la superestructura narrativa, es decir, cuál es la situación inicial (en la que se presentan el lugar, el tiempo y los personajes) y cuáles son los con- flictos y resoluciones que hacen avanzar el relato. Preste atención al argumento del texto. Recuerde que el argumento de una narración es el conjunto de los hechos que ocurren a los personajes en un tiempo y lugar determinados. 50 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 51 5. Personajes • ¿Cuál o cuáles son los personajes principales (protagonista/s)? • ¿Y los secundarios? • ¿Qué relaciones se entablan entre el/los protagonista/s y los personajes secundarios? • Caracterice al protagonista y al principal personaje secundario. 6. Ambiente ¿En qué lugar (o lugares) transcurre la historia? ¿Tiene alguna relevancia que sea ese lugar y no otro? 7. Tiempo • ¿En qué tiempo histórico transcurre la historia? ¿Se aclara en el texto o está implícito? • ¿La sucesión de hechos es cronológica? ¿Hay retrocesos y avances? En caso afirmativo, ¿con qué finalidad se dan esos saltos temporales? 8. Estilo • ¿Qué variación del lenguaje se emplea? ¿Es la misma para el narrador y para todos los personajes? • ¿El vocabulario es complejo o los términos son comunes, cotidianos? • ¿Se emplean recursos expresivos (metáforas, personificaciones, etc.)? 9. Interpretación ¿Qué cree usted que quiso decir el autor al escribir esta obra? Para seguir leyendo Es difícil seleccionar entre la gran cantidad de autores y cuentos disponibles, de distintos países y momentos históricos, un grupo de textos narrativos que permitan una aproximación a la literatura en general. En el apartado 2.2. de esta Guía, comentamos los criterios que se han usado para la inclusión de los distintos cuentos de lectura obligatoria. A continuación le sugerimos algunos otros cuentos. Elija dos cualesquiera de ellos para leerlos completos y después analícelos de acuer- do con la guía presentada en el punto anterior. Para cada cuento consignaremos el título, autor y algunos datos relevantes que le resultarán útiles cuando realice la lec- tura de los textos. Lengua C • UNIDAD 2 51
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 52 Título del Autor Observaciones cuento Las tres Rodolfo Walsh Rodolfo Walsh fue un escritor y periodista argentino con- noches de temporáneo. Este cuento del libro “Cuento para tahúres y Isaías Bloom otros relatos policiales”, Puntosur editores, Buenos Aires, 1987, es un cuento policial. Como siempre, se ponen en juego en él una lúcida observación y un ingenio especial para la interpretación de hechos aparentemente no relacio- nados y que sirven para desentrañar el enigma. El hombre Horacio Horacio Quiroga es un escritor uruguayo que vivió la mayor muerto Quiroga parte de su vida en la selva misionera. Retrató como nadie la influencia de la naturaleza extrema en la personalidad y actitudes de hombres y animales. Este cuento es un ejemplo de su pericia como escritor, reconocida mundialmente. El ahogado Gabriel García Gabriel García Máquez es uno de los más prestigiosos repre- más hermoso Márquez. sentantes del boom latinoamericano y se inscribe dentro del del mundo denominado realismo mágico. Los autores del realismo mágico parten de la realidad, describen hechos, situaciones, personajes de América pero en sus narraciones se mezclan, se entretejen y conviven naturalmente elementos reales con elementos mágicos o sobrenaturales. La novela “Cien años de soledad”, proporcionó a García Márquez reconocimiento internacional. Tiene una frondosa obra entre las que se pue- den mencionar las novelas “El general en su laberinto”, “El coronel no tiene quien le escriba” y “El amor en los tiempos del Cólera”. El ahogado más hermoso del mundo pertenece al libro de cuentos “La increíble y triste historia de la Cándida Eréndida y de su abuela desalmada”. La aventura Italo Calvino Italo Calvino fue un escritor cubano nacido en 1923, que de una vivió en Italia desde niño. Militó activamente contra el bañista Fascismo y estuvo afiliado al PC hasta 1957. Además de preo- cuparse por la relación entre arte y política, Calvino escribió muchos cuentos y novelas tanto realistas como fantásticos. Este cuento pertenece al libro “Los amores difíciles” editado por primera vez en 1989. 52 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 53 2.5. Análisis de novelas Las novelas son, como los cuentos, textos narrativos de ficción. La diferencia entre ambos es que la novela es más extensa que el cuento. Esto permite tam- bién la inclusión de mayor variedad y cantidad de personajes y situaciones. La novela más famosa escrita en nuestro idioma, la más traducida en el mundo y, además, leída y valorada aún hoy por millones de lectores, fue publicada en el año 1605. Se trata de la novela de Miguel de Cervantes Saavedra El inge- nioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Las novelas de caballería Las novelas de caballería relatan las hazañas y aventuras de algún caba- llero, siempre dispuesto a jugarse la vida en pos de sus ideales. En este tipo de obras se destacan las virtudes del héroe, se describen batallas increíbles, aparecen seres sobrenaturales y paisajes imaginarios. La novela de caballería más representativa y más famosa es, sin lugar a dudas, El Amadís de Gaula. La novela El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha consta de dos partes. La pri- mera de ellas -publicada en 1605- está compuesta por 52 capítulos y la segunda- que data de 1615-, por 74. El propósito de su autor al escribir esta novela fue contribuir, según él mismo expre- sa “a deshacer la autoridad y cabida que en el mundo y en el vulgo tienen los libros de caballerías”. Para lograrlo utiliza la sátira. El Quijote, lejos de ser como los héroes de las novelas de caballería, es un loco que ni es caballero, ni es fuerte, ni es valiente, pero imagina que lo es. Entonces, el contraste entre la realidad y la fantasía, el choque entre lo que el Quijote piensa y lo que en realidad es, producen situaciones cómicas y pro- vocan risa. Y como todo caballero debe tener un escudero, nuestro Quijote tiene a Sancho Panza, que es un rústico campesino que ve la realidad cuando su amo no la ve. Este personaje es el perfecto complemento del idealista don Quijote; ambos se necesitan mutuamente y, en el transcurso de la novela, son más importantes - y de una enor- me riqueza- los comentarios que realizan antes y después de las aventuras, que las pro- pias aventuras que emprenden. Actividad n° 19 a. Investigue acerca de la vida y obra de Miguel de Cervantes Saavedra. b. Para completar el estudio de este tema, usted deberá estudiar en algún manual de literatura española la estructura y el argumento del Quijote. Si desea puede utilizar la bibliografía sugeri- da en el programa. Lengua C • UNIDAD 2 53
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 54 Actividad nº 20 Para que usted comience a conocer a este famoso personaje antes de lanzarse al mundo de sus aventuras, lea el siguiente fragmento del primer capítulo. Tenga en cuenta que, como este es un texto del siglo XVII, contiene algunas expresiones y palabras en desuso. También, algunos vocablos con grafía diferente de la actual, como por ejemplo: dellos (de ellos), mesmo (mismo), estraño (extraño). CAPITULO 1 Que trata de la condición y ejercicio del famoso hidalgo don Quijote de la Mancha. En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. (...) Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años: era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro, gran madrugador y amigo de la casa. .Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada o Quesada, que en esto hay alguna diferencia en los autores que desde caso escriben; aunque por conjeturas verosímiles se deja entender que se llamaba Quejana (...) Es, pues, de saber que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso, (que eran los más del año) se daba a leer libros de caballerías con tanta afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza, y aún la administración de su hacienda; y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto, que vendió muchas hane- gas de tierra, de sembradura para comprar libros de caballería en qué leer, y así llevó a su casa todos cuantos pudo dellos. (...) En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer se le seco el cerebro de manera que vino a perder el juicio. Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamientos como de pendencias, bata- llas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles; y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas soñadas invenciones que leía, que para no había otra historia más cierta en el mundo,(...) En efecto, rematado ya su juicio, vino a dar en el mas estraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumen- to de su honra como para el servicio de la República hacerse caballero andante, y irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las aventuras y a ejercitarse en todo aquello que él había leído que los caballeros andantes se ejercitaban, desha- ciendo todo género de agravios, y poniéndose en ocasiones y peligros dónde, acabán- dolos, cobrase eterno nombre y fama,(...) 54 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 55 Y lo primero que hizo fue limpiar unas armas que habían sido de sus bisabuelos, que, tomadas de orín y llenas de moho, luengos siglos había que estaban puestas y olvidadas en un rincón. Limpiólas y aderezólas lo mejor que pudo.(...) Fue luego a ver a su rocín (...) Cuatro días se le pasaron en imaginar qué nombre le pondría; porque (según decía él a sí mesmo) no era razón que caballo de caballero tan famoso, y tan bueno él por sí, estuviese sin nombre conocido; (...) al fin le vino a llamar Rocinante, nombre, a su parecer, alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín, ante de lo que ahora era , que era antes y primero de todos los rocines del mundo. Puesto nombre, y tan a gusto, a su caballo, quiso ponérselo a sí mismo duró otros ocho días y al cabo se vino a llamar don Quijote (...) Pero , acordándose que el valeroso Amadis, no sólo se había contentado con llamarse Amadis a secas, sino que añadió el nombre de su reino y patria, por hacerla famosa, y se llamó Amadis de Gaula, así quiso como buen caballero, añadir al suyo el nombre de la suya, y llamarse don Quijote de la Mancha, con que a su parecer, declaraba muy al vivo su linaje y patria , y la honraba con tomar el sobrenombre della. Limpias, pues, sus armas, hecho del morrión celada, puesto nombre a su rocín y con- firmándose a sí mismo, se dio a entender que no le faltaba otra cosa, sini buscar una dama de quien enamorarse; porque el caballero andante sin amores era árbol sin hojas y sin fruto, y cuerpo sin alma (...) Y fue, a lo que se cree, que en un lugar cerca del suyo había una moza labradora, de muy buen parecer, de quien él un tiempo anduvo enamorado, aunque, según se entiende, ella jamás lo supo ni se dio cata dello. Llamábase Aldonza Lorenzo, y a ésta le pareció ser bien darle título de seño- ra de sus pensamientos; y, buscándole nombre que no desdijese mucho del suyo y que tirase y se encaminase al de princesa y gran señora, vino a llamarla Dulcinea del Toboso, porque era natural del Toboso: nombre, a su parecer, músico y peregrino, y significativo, como todos los demás que a él y a sus cosas había puesto. (Fragmento) El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, M de Cervantes, Ed. Porrùa, Mèxico, 1979. Después de leer detenidamente el capítulo, resuelva las siguientes consignas de trabajo: a. Averigüe dónde queda la Mancha, mencionada en el primer párrafo. b. Explique cómo caracteriza Cervantes al protagonista en este primer capítulo. c. El Quijote decide hacerse caballero. ¿Por qué? d. Todo caballero necesita un caballo. Él tiene el suyo, ¿cómo elige qué nombre ponerle? e. ¿Cómo elige el Quijote su nombre? ¿De quién toma ejemplo para agregarle el del lugar donde vive? f. Explique quién es en realidad Dulcinea de Toboso. Lengua C • UNIDAD 2 55
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 56 Actividad n° 21 Disfrute ahora de una de las más famosas aventuras de don Quijote de la Mancha: lea el capítulo VIII, que narra su increíble enfrentamiento con los molinos de viento. (Encontrará la novela en las bibliotecas de las Sedes de Adultos 2000 o en las bibliote- cas municipales). Luego, realice las siguientes actividades: a. Don Quijote y Sancho Panza tienen distintas visiones del mundo y de la vida. Preste especial atención a los diálogos del caballero con su escudero para captar mejor la concepción personal que cada uno tiene de la realidad. b. Luego, relate por escrito el episodio de los molinos de viento. c. ¿Qué otros hechos se relatan en este capítulo? Cuéntelos. Hasta aquí hemos analizado fragmentos de una novela escrita en el siglo XV; a continuación le proponemos el análisis de una novela contemporá- nea, Ardiente paciencia, de Antonio Skármeta. INTRODUCCIÓN A LA NOVELA ARDIENTE PACIENCIA Ardiente paciencia surgió en sus inicios como un guión para radio que se trans- mitió en diversos países de Europa; en 1983 se estrenó como obra de teatro en la ciudad de Berlín. Más tarde se presentó la película, que tuvo gran éxito, diri- gida por el mismo Skármeta. Finalmente, fue escrita la versión de la novela, que esperamos que usted disfrute. Al respecto de Ardiente paciencia dice Skármeta; “Entonces, cuando escribí defi- nitivamente la novela, ya sabía que la magia, el secreto, consistía en reducir el mundo a la tensión entre los dos protagonistas, y que de esta tensión surgiera todo un mundo infinitamente más rico [...]” En efecto, en la obra se narra la amistad que van construyendo los dos prota- gonistas: Neruda (personaje real ficcionalizado) y el cartero (personaje de fic- ción), y, paralelamente, la historia de amor entre Mario (el cartero) y Beatriz; todo ello entremezclado con la historia política de Chile. Además de leer la novela, le recomendamos que vea la película “Il postino” (en la Argentina traducida como “El cartero”). Tenga en cuenta que hay algunas diferencias entre la versión cinematográfica y la novela. Los acontecimientos históricos que enmarcan la obra se desarrollaron real- mente en Chile entre los años 1969 y 1973. Para que usted comprenda mejor la novela y para que pueda disfrutarla (¿se puede acaso disfrutar algo que se lee y no se entiende?), le proponemos que investigue en algún libro de historia acerca de ese período de la historia de Chile. 56 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 57 Por otro lado, el personaje protagónico del poeta en la novela se construye a partir de la existencia real de Pablo Neruda. Por lo tanto, para comprender y disfrutar mejor Ardiente paciencia, investigue en alguna enciclopedia o en manuales de literatura acerca de la vida y obra de este destacado escritor chi- leno. No olvide consignar datos acerca de su actividad política y del premio Nobel de Literatura. Si le es posible, lea también algunas de sus poesías (más adelante abordaremos una de sus odas), y, si le interesa el tema, lea también sus memorias en el libro “Confieso que he vivido”. Actividad n° 22 Averigüe la biografía del reconocido escritor chileno contemporáneo Antonio Skármeta. Preste atención no solo a su trabajo en el campo de la literatura, sino también a su labor como director de cine y de teatro. Consigne por escrito los datos obtenidos en su inves- tigación. Para resolver las siguientes actividades, lea la novela Ardiente paciencia, de Antonio Skármeta, en forma completa primero y relea luego las partes que necesite para res- ponder a las consignas de trabajo. En las bibliotecas de Adultos 2000 podrá encon- trar una versión de esta novela : Antonio Skármeta, El cartero de Neruda (Ardiente paciencia), Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1986 También podrá encontrar dicha obra en otras ediciones. Le recomendamos la edición más conocida que circula en el mercado, si es que usted desea conseguirla en librerías o en alguna biblioteca: Antonio Skármeta, Ardiente paciencia, Editorial Sudameri- cana, Joven Novela. Buenos Aires, 1985. Actividad nº 23 a. Relate brevemente el argumento de Ardiente paciencia. b. Caracterice a los protagonistas y a algún personaje secundario, por ejemplo, Beatriz. c. Se dice que en la realidad el poeta tenía fama de casamentero. ¿Se toma en cuenta este aspecto de Neruda en la novela? Si es así, fundamente su respuesta con ele- mentos del texto. d. En la novela, los hechos suceden en Isla Negra, donde vivía el poeta. Rastree en el texto datos acerca de la casa de Neruda (convertida en museo) y del lugar donde esta se encuentra emplazada. Lengua C • UNIDAD 2 57
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 58 Actividad n° 24 a. En el transcurso del relato, se insertan permanentemente fragmentos de la obra de Neruda. En boca del poeta, y para ejemplificar a Mario qué es una metáfora, se pre- senta un fragmento de la Oda al mar (usted puede leer la poesía completa en sus “Odas elementales”): -Mario Jiménez, aparte de “Odas elementales” tengo libros mucho mejores. Es indigno que me sometas a todo tipo de comparaciones y metáforas. -¿Don Pablo? -¡Metáforas, hombre! -¿Qué son esas cosas? […] -Ahora te vas a la caleta por la playa y mientras observas el movimiento del mar, puedes ir inventando metáforas. -¡Deme un ejemplo! -Mira este poema: “Aquí en la Isla, el mar, y cuánto mar. Se sale de sí mismo a cada rato. Dice que sí, que no, que no. Dice que sí, en azul, en espuma, en galope. Dice que no, que no. No puede estarse quieto. Me llamo mar, repite pegando en una pie- dra sin lograr convencerla. Entonces con siete lenguas verdes, de siete tigres verdes, de siete perros verdes, de siete mares verdes, la recorre, la besa, la humedece, y se golpea el pecho repitiendo su nombre”. Hizo una pausa satisfecha. -¿Qué te parece? -Raro. -”Raro.” ¡Qué crítico más severo que eres! -No, don Pablo. Raro no es el poema. Raro es como yo me sentía cuando usted reci- taba el poema. b. A medida que avanza la historia, Mario, a partir de su amistad con el poeta, va des- cubriendo el valor de la palabra y de la poesía. Señale en la novela fragmentos en los cuales se advierta esta valoración y transcriba alguno de ellos. c. En boca de la madre de Beatriz, los poemas de Neruda, fragmentados (y a veces en otro orden) según los propósitos del personaje, están al servicio de su pragmatismo. Intente explicar de qué quiere convencer la viuda a su hija al recitarle estos versos (que forman parte del poema Farewell): 58 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 59 “ amo el amor de los marineros que besan y se van. Dejan una promesa, no vuel- ven nunca más” [...] “amo el amor que se reparte, en besos, lecho y pan” [...] “yo no lo quiero, amada, para que nada nos amarre, para que no nos una nada”. Luego lea Farewell completo (Usted lo encontrará en la biblioteca de Adultos 2000 o en cualquier biblioteca municipal; forma parte del libro Crepusculario. (”Crepusculario. Poemas 1920-1923”, Losada, Buenos Aires, 1961) Intente entonces comprender el ver- dadero sentido del poema, que, además de valorar positivamente el amor fugaz, tiene un alto componente erótico. Actividad n°25 En esta obra, los grandes sucesos de la historia llegan a la ficción por lo general a través del correo, de la radio o de la televisión. Observe estos ejemplos: - ¿De quién es el telegrama, entonces? - Del Comité central del partido. El poeta hizo una pausa trágica. -Muchacho, ¿no será que hoy es martes 13? -¿Malas noticias? - ¡Pésimas! ¡Me ofrecen ser candidato a la presidencia de la República” “Los pescadores se dieron cuenta de que la pobre pero idílica caleta no permanecía ajena a esas tribulaciones del resto del país que los alcanzaban hasta entonces solo por la radio o la televisión de doña Rosa. En la noche de este jueves, hizo su apari- ción en la pantalla el diputado Labbé en su calidad de miembro de la unión de transportistas para anunciar que estos habían comenzado una huelga indefinida [...]” a. Rastree en el texto fragmentos en los que se mencionan hechos de la realidad histó- rica de Chile y relaciónelos con lo que usted ha investigado previamente. b. Teniendo en cuenta el marco histórico que funciona como soporte de la novela, expli- que el significado de este fragmento del prólogo: [...] como los hipotéticos lectores advertirán (la novela) parte entusiasta y termina bajo el efecto de una honda depresión [...] Lengua C • UNIDAD 2 59
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 60 Actividad n° 26 Podría afirmarse que la novela tiene varios desenlaces (que confluyen en un mismo punto proporcionado por la historia real: el fin de la democracia y la instauración de la dictadura). Trate de explicarlos. Para hacerlo, tenga en cuenta y analice: a. qué sucede con la historia de Chile; b. cómo termina la vida del poeta; c. qué se sugiere respecto del final del otro protagonista, el cartero. Actividad complementaria Le sugerimos que vea la película “El cartero”. Esta versión cinematográfica del libro fue realizada por el director inglés Michael Radford en 1994. Tuvo un merecido éxito de taquilla. Esperamos que usted la disfrute plenamente. Compare ambas versiones, la literaria y la cinematográfica. Después, escriba un texto argumentativo en el que explique su preferencia por alguna de las dos. Actividad n°27 Hasta aquí usted ha leído y analizado algunos textos pertenecientes al género narrati- vo: varios cuentos y una novela. Al comienzo de la unidad explicamos las características que diferencian al cuento de la novela. A modo de síntesis, elija cualquier cuento de los leídos en la unidad y compárelo con la novela Ardiente paciencia. Para hacer el trabajo tenga en cuenta los siguientes aspectos: • personajes: cantidad, relaciones entre ellos, etc. • mayor o menor complejidad de la trama narrativa. • extensión. • subordinación o independencia de la trama respecto del efecto final. • variedad de escenarios y de tiempos. 60 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 61 A MODO DE CIERRE DE ESTA UNIDAD Esperamos que, de la mano de los textos narrativos de diversos autores, épo- cas y lugares del mundo, haya incorporado otros mundos a su mundo perso- nal, con una mirada algo diferente, un poco más crítica, más abierta, más reflexiva y profunda. Deseamos que este breve acercamiento al mundo mágico de la literatura haya despertado su interés por la lectura y generado una auténtica avidez por ampliar sus horizontes literarios. Nuestra intención ha sido mostrarle que la literatura puede ser a la vez una expresión artística que procura placer y también una herramienta eficiente de comunicación en un mundo cada día más complejo. Lengua C • UNIDAD 2 61
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:23 p.m. P gina 62 Acerca de las actividades LENGUA Ac t i v i d a d n . º 9 1) Omnisciente, porque el narrador conoce las emociones, los sentimientos y los pensamien- tos de los personajes y está narrado en 3ª persona. 2) Omnisciente, porque el narrador conoce las emociones, los sentimientos y los pensamien- tos de los personajes y está narrado en 3ª persona. 3) Protagonista, porque el narrador es el protagonista y narra en primera persona. 4) Omnisciente, porque el narrador conoce las emociones, los sentimientos y los pensamien- tos de los personajes. 5) Omnisciente, porque el narrador conoce las emociones, los sentimientos y los pensamien- tos de los personajes. 62 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 63 3 UNIDAD 3 UNIDAD El género dramático: el teatro Introducción a la unidad En esta unidad nos dedicaremos a leer y analizar obras pertenecientes al géne- ro dramático. Este género cobra real existencia cuando se asiste a una repre- sentación teatral, en un lugar físico adecuado (teatro, bar, plaza, o simple- mente una calle), con actores de carne y hueso que hablan, gesticulan y actúan llevando a cabo una historia de ficción que alguien ha escrito y que un direc- tor ha puesto en escena. Sin embargo, trataremos de mostrar a través de la lectura de algunos textos teatrales esa magia indefinible que construyen juntos actores y espectadores. 3.1. El género dramático Las palabras drama y dramático, cuando hablamos de géneros literarios, no tienen el significado que le damos cotidianamente. El término drama deriva de un verbo griego (dran) que significa actuar. El género dramático es el género literario destinado a la representa- ción escénica. El texto teatral suele llegar hasta nosotros a través de la puesta en escena. Pero antes de llegar al escenario, la obra requiere del trabajo de todo un equipo de especialistas. Por un lado, el autor; por otro, un director teatral, actores, escenógrafos, también quienes realizan los efectos especiales, la luz, el sonido, el vestuario y el maquillaje. Aunque el discurso dramático comprende una gran variedad de géneros que se han desarrollado en diferentes épocas, la tragedia y la comedia son los géneros fundantes, es decir, los que dieron origen a todos los que conocemos hoy. Tragedia y Comedia están representadas por las dos máscaras del teatro. Lengua C • UNIDAD 3 63
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 64 Mientras que en la tragedia se representan temas extraordinarios y están pre- sentes lo elevado y lo solemne, en la comedia los temas tienen que ver por lo general con lo cotidiano y están presentes lo liviano, lo cómico, lo ridículo. En la actualidad se desdibujan las fronteras entre tragedia y comedia. Toda obra de teatro se estructura a partir de una situación inicial, un conflic- to y una resolución. En ella se cuenta una historia de ficción que se va desa- rrollando a través del diálogo y la acción de los personajes. Si bien estas carac- terísticas son compartidas por el discurso teatral y la narrativa, en el teatro los hechos no son relatados sino representados por medio de las acciones de los personajes. Aunque el diálogo caracteriza una obra dramática, los personajes no solo dia- logan entre ellos. En una obra teatral también puede haber monólogos (un personaje habla en voz alta consigo mismo revelando sus pensamientos o intenciones) y apartes (algún personaje se dirige al público para producir un determinado efecto). Además de los parlamentos, en el texto teatral hay acotaciones. Generalmente puestas entre paréntesis, las acotaciones (que no son leídas durante la repre- sentación) son las indicaciones que el autor escribe para orientar acerca de la escenografía, los cambios de escena, el turno de los personajes, sus gestos, sus movimientos, etc. En la puesta en escena de la obra teatral, es decir, en el espectáculo mismo, confluyen variadas artes: en primer lugar, la literatura, pero también la músi- ca, la escultura, la pintura y la arquitectura. Actividad n° 28 a. Lea los siguientes fragmentos de obras de teatro: b. Identifique en ellos marcas de diálogo, acotaciones, apartes y monólogos. En el caso de las acotaciones, señale además sobre qué aspectos realizan indicaciones: esceno- grafía, cambios de escena, gestos, ademanes y/o actitudes que deben asumir los acto- res, etc. 64 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 65 LA TRAGEDIA DE ROMEO Y JULIETA (THE TRAGEDY OF ROMEO AND JULIET) DRAMATIS PERSONÆ ESCALO, Principe de Verona PEDRO, criado de la nodriza de Julieta PARIS, joven noble, pariente del Principe. ABRAHAM, criado Montesco MONTESCO . . . . . . . . . ./ Jefes de dos casas enemista- UN BOTICARIO das entre sí. Tres MÚSICOS CAPULETO . . . . . . . . . . . UN ANCIANO, de la familia de Capuleto. EL PAJE DE MERCURIO EL PAJE DE PARIS ROMEO, hijo de Montesco Otro PAJE MERCURIO, pariente del Principe y amigo de Romeo UN CABO DE RONDA BENVOLIO, sobrino de Montesco y amigo de Romeo. LADY MONTESCO, esposa de Montesco TEOBALDO, sobrino de lady Capuleto LADY CAPULETO, esposa de Capuleto FRAY JUAN . . . . . . . . . . ./ JULIETA, hija de Capuleto Franciscanos FRAY LORENZO . . . . . . . LA NODRIZA DE JULIETA BALTAZAR, criado de Romeo Ciudadanos de Verona; Hombres y Mujeres, deudos de GREGORIO . . . . . . . . . ./ ambas casas. Enmascarados. Guardias. Alguaciles y Criados de Capuleto SANSÓN . . . . . . . . . . . . . acompañamiento. Escena. — Verona; Mantua. ACTO PRIMERO PROLOGO con su muerte la lucha de sus progenitores. Entra el Coro Los trágicos pasajes de su amor, sellado con la CORO. —En la bella Verona, donde situamos muerte, y la constante saña de sus padres, que nuestra escena, dos familias, iguales una y otra nada pudo aplacar sino el fin de sus hijos, va a en abolengo, impulsadas por antiguos rencores, ser durante dos horas el asunto de nuestra repre- desencadenan nuevos disturbios, en los que la sentación. sangre ciudadana tiñe ciudadanas manos. De la entraña fatal de estos dos enemigos Si la escucháis con atención benévola, procu- cobraron vida bajo contraria estrella dos aman- raremos enmendar con nuestro celo las faltas tes, cuya desventura y lastimoso término entierra que hubiere. (Sale) William Shakespeare, La tragedia de Romeo y Julieta, en “Obras Completas”, Madrid, Editorial Aguilar, 1961. Lengua C • UNIDAD 3 65
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 66 LA DUQUESA DE PADUA DRAMA EN CINCO ACTOS PERSONAJES SIMÓN GESSO, duque de Padua. Conde Moranzone, anciano gentil hombre BEATRIZ, su esposa Bernardo Cavalcanti, justicia mayor de Padua ANDREA POLLAJUOLO, cardenal de Padua MAFFIO PETRUCCI . . . . ./ Hugo, verdugo. Gentiles hombres de la JEPPO VITELOZZO . . . . .| casa ducal Lucía, azafata. TADEO BARDI . . . . . . . . Criados, Ciudadanos, Soldados, Frailes Halconeros, GUIDO FERRANTI, joven mantuano ASCANIO CRISÓFANO, amigo de Guido con sus halcones y Monteros, con su jaurías, etc, etc La escena, en Padua, durante la segunda mitad del siglo XVI. Estilos arquitectónicos: italiano renacentista, góticos y románticos. ACTO PRIMERO La plaza del Mercado, en Padua. Es mediodía; al fondo, la gran catedral de Padua; arquitectura romántica, construida en marmol blanco y negro; una gradería de mármol conduce a la puerta de la catedral. Al pie de las gradas hay dos grandes leones de piedra; las casas de ambos lados de la escena tienen toldos de colores en sus ventanas y están flanqueadas por arcadas de piedra: a la derecha de la escena está la fuente pública: un tritón de bronce verde soplando en una caracola; alrededor de la fuente hay un banco de pieddra; la campana de la catedral suena, y los ciu- dadanos, hombrs, mujeres y niños, cruzan las escale- ra para entrar en la catedral por la puerta central. Entran Guido Ferranti y Ascanio que poder jurar. ¡Qué carrera de pato Crisófano silvestre me has hecho dar! ASCANIO. (Se sienta en las gradas de la Y ahora, por mi vida, Gudo, no iré fuente) más lejos, porque si doy un paso más, Creo que debe ser aquí.. (Se dirige a no me quedará vida por la un transeúnte, quitándose el grorro) Por favor, caballeros, ¿es ésta la plaza del mercado y ésa la iglesia de Santa Cruz? (El Ciudadano saluda.) Muchas gracias, caballero. Oscar Wilde, La duquesa de Padua, en “Obras completas”, Valencia, Editorial Aguilar, 1964. 66 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 67 ESCENA II Salón del trono en el castillo Entran el Rey, la Reina, Hamlet y acompañamiento (.....) Reina. — No sean vanos los ruegos de tu madre, Hamlet. Te suplico per- manezcas con nosotros; no vayas a Wittenberg. Hamlet. — Haré cuanto esté de mi parte por obedeceros, señora. Rey. — ¡Bien, he ahí una respuesta amable y respetuosa! ¡Sed cual Nos mis- mos en Dinamarca! Señora, venid; esa noble y espontánea decisión de Hamlet se posa resueña en mi corazón. ¡Vamos allá! (Salen todos, menos Hamlet.) Hamlet. — ¡Oh! ¡Que esta sólida, excesivamente sólida, carne pudiera derretirse, deshacerse y disolverse en rocío!... ¡Qué fastidiosas, rancias, vanas e inútiles me parecen las prácticas todas de este mundo!...¡Que fasti- diosas, rancias, vanas e inutiles me parecen las prácticas todas de este mundo!...¡Vergüenza de ello! ¡Ah! ¡Es un jardín de malas hierbas sin escar- dar, que crece para semilla; producto de naturaleza grosera y amarga lo ocu- pan únicamente!...¡Que se haya llegado a esto!... ¡Solo dos meses que murió!... ¡No, no tanto; ni dos! ¡Un rey tan excelente, que, comparado con este, era lo que Hiperón a un sátiro! ¡Tan afectuoso para con mi madre, que no hubiera permitido que las auras celestes rozaran con demasiada violen- cia su rostro! ¡Cielos y tierra! ¿Habrá que recordarlo? ¡Cómo! ¡Ella, que se colgaba de él, como si su ansia de apetitos acrecentara lo que los nutría! Y, sin embargo, al cabo de un mes... ¡no quiero pensar en ello! ¡Fragilidad, tu nombre es mujer!... ¡Un mes apenas, antes de estropearse los zapatos con que siguiera el cuerpo de mi pobre padre, arrasad en lágrinas...; ell, si, ell mism.. ¡Oh Dios!, una bestia incapaz de raciocinio hubiera sentido un dolor más duradero, casada con mi tío, con el hermno de mi padre, aun- que no más parecido de mi padre que a Hércules!...¡Al cabo de un mes!...¡Aun antes que la sal de sus péfidas lágrimas abandonaran el flujo de sus irritados ojos, desposada! ¡Oh ligereza más que infame, correr con tal premura al tálmo incestuoso! ¡Esto no es bueno, ni puede acabar bien¡ Pero ¡rómpete, corazón, pues debo refrenar la lengua!. Entran Horacio, Marcelo y Bernardo William Shakespeare, Hamlet, príncipe de Dinamarca, en “Obras Completas”, Madrid, Editorial Aguilar, 1961. Lengua C • UNIDAD 3 67
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 68 Actividad n° 29 A partir de la lectura del fragmento 3, escriba un texto explicando cuál es la pena que atormenta a Hamlet y en qué se origina. 3.2. La representación teatral El público que concurre al teatro va a ver representado un conflicto, no como un hecho real y concreto, sino como un suceso que pudo haber sido real, pero que es ficticio. Al asistir a la representación de una obra, el espectador es cons- ciente de que se trata de una suerte de juego, en el que todo se hace como si fuera verdad. De hecho en otros idiomas, como por ejemplo en inglés, obra de teatro se dice “play” y actuar “to play” que es el mismo verbo que se utiliza para decir “jugar”. El actor concreto, de carne y hueso, se convierte en un personaje. El espectador acepta la convivencia con ese personaje. Le cree: se emociona y sufre por y con lo que le sucede. El espectador firma -metafóricamente hablando- un contrato en el que acuer- da “escaparse” del mundo real para ingresar y participar de otro, que es ficcio- nal. Los elementos del teatro son: la sala, el escenario, el público, la obra represen- table, los actores, los efectos, el director y los trabajadores que colaboran en el montaje de la obra. Las acciones en una obra de teatro se organizan en actos, cuadros y escenas. Las obras de teatro, por lo general, están formadas por entre tres y cinco actos: la situación inicial se presenta en el primero; el conflicto, en los siguientes y el desenlace se da en el último acto. Los actos pueden subdividirse en cuadros, que se marcan en la práctica por una modificación del decorado. Las escenas se marcan por la entrada o salida de los actores. La acción es el movimiento global que permite que, entre el inicio y el fin de una obra, se formule un conflicto, que evoluciona y se resuelve feliz o infeliz- mente, según sea una comedia o una tragedia. La intriga es la serie de aconte- cimientos pequeños que conforman la acción. 68 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 69 3.3. La evolución histórica del teatro El teatro se funda en la necesidad que siempre ha tenido el ser humano de verse representado por un personaje en cualquiera de sus momentos o relacio- nes vitales. Se ha señalado muchas veces que los orígenes del teatro son religiosos: los pue- blos han expresado su religiosidad con procedimientos dramáticos. La principal preocupación del ser humano fue la existencia de una entidad superior, que en los inicios eran las fuerzas de la Naturaleza -a la que no alcan- zaban a comprender y mucho menos a controlar-. El miedo a lo desconocido inspiró las representaciones. Este miedo era exorcizado gracias a estas primiti- vas escenificaciones. Cuando el hombre pudo perder el miedo a los “demonios” y dejó de sentir la necesidad de encarnarlos en sus representaciones, comprendió que el drama como tal era valioso estéticamente y se fue abandonando la improvisación. Se empezaron a planificar las representaciones. El mago o hechicero que impul- saba a la multitud a que imitara sus movimientos y ademanes, es sustituido por actores. DE LOS ORÍGENES DEL TEATRO AL SIGLO XX - BREVE SÍNTESIS • En Grecia los autores de las obras y los actores eran retribuidos por el Estado. • En Roma se difundió el Teatro y se crearon Escuelas de Teatro. La Iglesia condenó el teatro de los últimos tiempos del Imperio por sus excesivas liber- tades. No obstante, lo utilizó como medio de enseñanza. • En la Edad Media, el teatro europeo se circunscribió a las representaciones de los temas tomados de la Biblia (Antiguo Testamento) o a las escenas de la vida de Jesús. Los sacerdotes eran los actores. Después las representaciones se fueron desplazando de los atrios de las iglesias a las plazas públicas y los actores ya no fueron sacerdotes sino actores de oficio. • En España el teatro fue introducido por los romanos. Se recitaba acom- pañado de música y danza. Durante la invasión de los visigodos, arribó a la Península Ibérica un teatro elaborado con pantomimas, pasos de baile y malabarismos. Se lo consideró decadente. Los actores estaban escasamente preparados. • En los siglos XIV y XV empezaron a escribir autores competentes y un poco después vio la luz “La Celestina” de Rojas, que si bien no se pudo representar por su extensión, se transformó en un modelo para todo el tea- tro del siglo XVI. Lengua C • UNIDAD 3 69
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 70 • El Renacimiento provocó una honda renovación en el género dramático: se consolidó el teatro europeo moderno como un arte independiente. Es ya una actividad profesional y comercial que se desenvuelve en recintos esta- bles. Especial trascendencia tiene el teatro renacentista en Inglaterra, que alcanza un esplendor inigualado de la mano del genial William Shakespeare. A lo largo de veinte años escribe tragedias y comedias de la historia inglesa y universal de gran valor artístico, en las que introduce recursos innovado- res, tales como: un lenguaje a la vez poético, profundo y cotidiano, una caracterización de los personajes que los hacía verosímiles para el gran públi- co y que le permitió realizar importantes reflexiones acerca de los problemas que preocupaban a los intelectuales de su época. Entre sus títulos más famo- sos internacionalmente figuran: “Sueño de una noche de verano”, “Otelo, el moro de Venecia”, “Julio César”, “La tragedia de Romeo y Julieta”, “El rey Lear”, “Hamlet, príncipe de Dinamarca”, “Mucho ruido y pocas nueces” y “La tragedia de Macbeth”. Muchas de ellas se han llevado al cine y continúan teniendo gran éxito por la vigencia de sus temas. En Francia, la consolida- ción del teatro renacentista fue más tardía y logró su apogeo con la obra de Moliére, que creó una comedia especialmente apta para la sátira social y para la crítica de costumbres, de gran efecto cómico. Entre sus obras, destacamos “El avaro”, “Las preciosas ridículas”, “Tartufo” y “El burgués gentilhombre”. • En España, en el siglo XVII florecen autores de gran envergadura como, por ejemplo, Lope de Vega y Calderón de la Barca. Con una gran originalidad, el teatro español ofrece una amplia variedad de argumentos. Se exaltan valo- res como el fervor religioso, la honorabilidad y el afán de justicia. • En el siglo XIX, como consecuencia del uso de la electricidad, se produjeron algunas modificaciones en lo que atañe a la renovación de los escenarios y al uso de efectos en el teatro. Por otra parte, y de acuerdo con las ideas realis- tas de la época, se instala firmemente el teatro burgués, que describe con gran verismo y aguda crítica la vida de la clase media. En este aspecto se des- taca especialmente el escandinavo Ibsen, entre cuyas obras más leídas figu- ran “Casa de muñecas”, “Un enemigo del pueblo”, “Espectros” y “Luz de gas”. El realismo ruso (León Tolstoi, Antón Chéjov y Máximo Gorki) pro- duce un teatro descriptivo, crítico y poético que tiene representantes tam- bién en Irlanda (George Bernard Shaw) y en España (Federico García Lorca), ya bien entrado el siglo XX. En Hispanoamérica el uruguayo Florencio Sánchez refleja la vida urbana y rural y la relación de los nativos con los inmigrantes. • El siglo XX es un siglo caracterizado por grandes progresos y también graves penurias, las mayores sufridas por la humanidad hasta la actualidad. Estos cambios repercutieron en el teatro alejándolo paulatinamente del realismo; comienzan a desarrollarse formas experimentales y más poéticas del drama. 70 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 71 Se llega así a una crítica ácida de la sociedad industrial que desemboca en una franca crítica a la sociedad en general. Surge el “teatro didáctico” de Bertolt Brecht, genial autor alemán que supo conjugar la poesía y la crítica en obras memorables como: “Madre Coraje”, “El círculo de tiza caucasiano” y “La excepción y la regla”. • Es también destacable el nacimiento del teatro norteamericano, que critica a una sociedad que agobia y asfixia al individuo mediante el control social. En esta línea, reconocemos a Eugene O'Neill, Arthur Miller y Tennessee Williams, entre otros. El aporte del teatro español ha sido fundamental para el desarrollo del género en el mundo. Después de esta breve reseña del desarrollo del teatro universal, nos detendremos entonces en el análisis de obras de autores de habla hispana. Dedicaremos especial atención al teatro argentino, que goza de merecida fama a nivel mundial, tanto por la calidad de sus dramaturgos como por la forma- ción y desempeño de actores y directores. 3.4. El teatro en España El teatro en España ha efectuado aportes muy relevantes a la literatura uni- versal, sobre todo en el Siglo de Oro. No se puede hablar del teatro español hasta que Lope de Vega lo sistematiza. Antes de Lope de Vega, existen tentativas múltiples y variadas y hasta intere- santes. Pero todo está demasiado disperso: los comediógrafos no tienen aún una norma cierta y segura para su arte. Las grandes obras - generalmente en cinco actos- se expanden a un lado y otro de la acción con escenas e inciden- tes que fastidian o provocan, lisa y llanamente, aburrimiento. Lope de Vega Carpio nació en Madrid en 1552. Estudió en el Colegio de la Compañía de Jesús en donde leyó los trabajos de los latinos Horacio, Ovidio y Virgilio. En ese lugar surgió su vocación por el drama, ya que los colegios de los jesuitas estaban provistos de tea- tros escolares que utilizaban en las festividades. A los once años, Lope ya era un escritor. Luego estudió en la Universidad en Alcalá de Henares, aunque no alcanzó a recibirse. Participó de la expedición hacia la isla Terceira, que no aceptaba la autoridad de Felipe II. A los dos meses regresó triunfante. Esa expe- riencia como soldado se reflejó en varias de sus obras. A los veintiún años, ya era un reconocido poeta. Se enamoró de una mujer casada y esto generó varios escándalos que finalmente lo llevaron al destierro. Posteriormente se casó y entró al servicio del Duque de Alba. Una vez levantado el destierro, volvió a Madrid en donde su vida continuó ver- tiginosamente. Hacia 1614 recibió las Órdenes Menores y en Toledo Lengua C • UNIDAD 3 71
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 72 celebró su primera misa en el Convento de las Carmelitas Descalzas. El 27 de agosto de 1635, luego de la muerte de uno de sus hijos -Lope Félix- y del secuestro de su hija -Antonia Clara- falleció en Madrid, habiendo dejado una obra mucho más que abundante. Actividad nº 30 A partir de la lectura de “Literatura IV. España en sus letras” (M. Luisa Serrano Redonet y otros, Buenos Aires, Estrada, 1984) páginas 315 a 320, responda: ¿Por qué razón se lo considera a Lope de Vega un sistematizador de la comedia nacio- nal española? Actividad nº 31 a. Investigue en “Literatura IV. España en sus letras” (M. Luisa Serrano Redonet y otros, Buenos Aires, Estrada, 1984) ¿En qué fuente histórica se basa Lope de Vega para escribir Fuenteovejuna (escrita entre 1611 y 1619)? b. Busque y lea atentamente el argumento de Fuenteovejuna en cualquier manual de literatura española. c. ¿Cuál es el argumento de la obra? Enumere las acciones principales. d. En el tercer acto se resuelve el conflicto. Léalo completo. ¿Por qué se entiende que existen dos desenlaces? e. ¿Puede considerarse a Fuenteovejuna como una obra en contra del orden monárqui- co? Justifique su posición. Actividad n° 32 a. Lea el siguiente fragmento de un artículo publicado en Clarín el 20 de junio de 2004. PRIMER NOTA LOS ABORIGENES AFIRMAN QUE TIENEN DERECHO A APLICAR JUSTICIA POR MANO PROPIA Rebelión aimara en Bolivia: habla el pueblo que linchó a su alcalde Es Ayo Ayo. Allí colgaron y quemaron al intendente. Lo acusaban de robar su dinero. Clarín los visitó. Dicen que no van a tolerar la corrupción. Ya son dos los alcaldes asesinados en Bolivia y Perú. Otros 12 huyeron. 72 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 73 antecedentes Otoño de furia en Ilave y Ayo Ayo El 27 de abril, pobladores de entonces el gobierno de Alejandro golpearon primero con palos y Ilave, al sur de Perú, lincharon al Toledo envió una comitiva policial piedras al alcalde Benjamín Al- alcalde Cirilo Robles Calloma- aue cercó a Ilave. la población aima- tamirano, luego lo colgaron de mani. Lo acusaban de corrupción ra no amilanó y en los días siguien- un poste de electricididad y final- en el manejo de los fondos del tes varios municipios se levantaron mente lo quemaron. El pueblo, municiio y manifestaron varios días con críticas a las aurotirdades, sin igual que el de Ilave, mayormen- sin ser atendidos por las auotirdades que se registraran hechos tan graves te aimar, lo acusaba de malversa- ni locales ni nacionales. Ese día, como en Ilave. ción de fondos, pero la Corte secuestraron a robles, lo pasearon El 15 de junio, en Ayo Ayo, en superior de La Paz lo exculpó. por la plaza y su cadáver apareció los Andes bolivianos se repitió la Entonces, la gente hizo lo que arrojado sobre un puente. recién historia cuando los pobladores creyó justicia, por mano propia. GERMAN GARCIA ADRASTI / ENVIADO ESPECIAL CINCO SIGLOS IGUAL. UNA MUJER ATIENDE SU ALMACEN EN SU CASA EN AYO AYO. DEL CRIMEN NO HABLA. b. Reflexione sobre las razones de la vigencia de la obra de Lope de Vega y escriba un texto para explicarlas. Calderón de la Barca (1600-1681) fue otra de las imponentes figu- ras del teatro español. A diferencia de Lope de Vega -cuya vida fue, como ya se sabe, extremadamente complicada-, el recorrido de Calderón de la Barca por este mundo fue sumamente armonioso: estudió primero en el Colegio Imperial de los jesuitas en Madrid y Lengua C • UNIDAD 3 73
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 74 luego derecho canónico en Salamanca, aunque no alcanzó a obtener el diploma. Por entonces ya se ejercitaba en las letras. Fue un valero- so soldado; en 1642 abandonó el ejército por razones de salud y entró al servicio del Duque de Alba. Tuvo un hijo al que reconoció ya tarde. Hacia 1653 es designado capellán de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo. Después de la muerte de Felipe IV, lo nombran capellán honorario y poeta de la corte. Muere en 1681. En lo que atañe a su obra, que linda con la perfección poética, se reconoce la influencia de su formación religiosa, particularmente la de los jesuitas. Su obra es vasta y, desde un punto de vista concep- tual, de una gran hondura. La Reforma Protestante, que fue condenada como hereje por la Iglesia Católica en el Concilio de Trento (1545-1563), produjo una escisión entre las filas de la cristiandad. Dividió a las naciones euro- peas. Al formalizarse la división de los protestantes, que encuentran en Alemania y Francia su mayor apoyo, España se transforma en una especie de fortaleza de la Roma Pontificia. Felipe II se convierte en el brazo armado de la Iglesia e Ignacio de Loyola funda una “milicia espiritual”. De este modo, se va conformando la Reforma Católica o Contrarreforma, que dice aspirar a perfeccionar la vida religiosa sin alejarse de la Iglesia. Los protestantes negaban la presencia real de Cristo en ciertas cere- monias religiosas. Los autos sacramentales que, a modo de repara- ción, se representaron en las fiestas durante el Barroco, se convirtie- ron en expresiones de fe en este gran misterio y resultaron de gran eficacia. Calderón de la Barca empleó su capacidad intelectual y su fervor religioso para servir a la iglesia y fue considerado como “el poeta del auto sacramental”. Por ende llevó a cabo -por intermedio de los autos- una doble fun- ción: por un lado, la dramática y, por el otro, la teológica. De acuerdo con los tópicos que aborda en estas obras y los elemen- tos que las conforman, se pueden reconocer: los autos filosóficos y teológicos (entre las que se encuentra, por ejemplo, La vida es sueño, El gran teatro del mundo y El gran mercado del Mundo), los bíblicos, los evangélicos, los marianos, los históricos y legendarios, los de cir- cunstancias y los mitológicos. En la obra de Calderón de la Barca, según afirma Guillermo Schlegel, se reúnen “los más apartados objetos, los más grandes y los más pequeños, las estrellas y las flores, el sentido de sus metáforas es siempre la relación de las criaturas con el Creador común (...) y este concierto del universo, es de nuevo para él la imagen del amor eter- no, que todo lo comprende”. Si como se dice a menudo la obra de Lope de Vega es el producto de sus variadas experiencias particulares, fusionadas con la recuperación de la herencia española, la obra de Calderón es, en cambio, el resul- tado de una reflexión permanente sobre la naturaleza humana. 74 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 75 Actividad nº 33 a.Lea en alguno de los manuales de la bibliografía el argumento de La vida es sueño, de Calderón de la Barca. b. ¿Cuáles son, según se cree, las fuentes en que se funda La vida es sueño? c. ¿Cómo está estructurada la obra? ¿En cuántos actos? d. Investigue e indique qué representan, desde la perspectiva teológica, Segismundo y Rosaura, Clotaldo -el padre de Rosaura- y el rey Basilio. e. ¿Por qué se dice que La vida es sueño ofrece una doble trama? ¿Cuáles son las dos tramas? f. Lea atentamente el fragmento de La vida es sueño que se transcribe en la página 363 de “Literatura IV. España en sus letras” (M. Luisa Serrano Redonet y otros, Buenos Aires, Estrada, 1984). g. ¿Por qué se queja dolorosamente Segismundo sobre su suerte? h. Compare las palabras que surgen de la boca de Segismundo: “Qué ley, justicia o razón/ negar a los hombres sabe/ privilegio tan suave,/ excepción tan principal,/ que Dios le ha dado a un cristal,/ a un pez, a un bruto y a un ave...” con la composición de Con el agua en los pies de “Los Caballeros de la Quema” que se transcribe abajo. Preste especial atención a la concepción de libertad en cada una de ellas. “Caras curtidas rabia de esperar 6 de la tarde estación de Liniers basura en las vías hambre en las bocas un día más de pelarse la piel colgados de los trenes como mandriles la sexta mojándose bajo el sobaco espaldas marcadas por cargar bolsos viejos un día más de puchero y garrón vivir siempre rascando la olla mirándole la cara al dolor carne de tempestad, los olvidados con el agua en los pies no es difícil odiar. Un pibe y su bautismo de poxirán Lengua C • UNIDAD 3 75
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 76 noche de brujas en Villa Tesei las calles goteando olor a navaja aprender a robar o aprender a correr la gloria de tinto barato y sin soda las penas de siempre que aplastan la fe tranco cansado y lágrimas secas un día más sin noticias de Dios vivir siempre rascando la olla mirándole la cara al dolor carne de tempestad, los olvidados con el agua en los pies no es difícil odiar...” Con el agua en los pies, en el álbum "Manos vacías", Los caballeros de la quema, autor: Iván Noble. 3.5. El teatro argentino contemporáneo Hasta fines del siglo XIX, el teatro argentino tuvo un marcado tinte costum- brista que se expresó en obras menores. A principios del XX se produce una revolución en el teatro del Río de la Plata, de la mano de dos grandes figuras: Florencio Sánchez y Gregorio de Laferrére, al introducir nuevas técnicas esté- ticas y abordar temas realistas. A partir de 1930 se suceden etapas que reflejan las corrientes literarias de la época. En el siguiente cuadro usted encontrará una síntesis básica del teatro argentino hasta la década del 70. Etapas Corrientes Algunos autores Algunas obras Principios Florencio Sánchez En familia Realismo del s. XX Gregorio de Laferrére Las de Barranco Década del 30 Grotesco Armando Discépolo Mateo Décadas del 40 Saverio el cruel Temas sociales Roberto Arlt y 50 La isla desierta Revalorizan la Década del 60 cultura Leopoldo Marechal Antígona Vélez grecolatina Década del 70 Teatro político Eduardo Pavlovsky El señor Laforgue 76 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 77 EL GROTESCO EN EL TEATRO ARGENTINO Dentro del género dramático, con el término grotesco se alude a una obra breve, ambientada en un espacio urbano, que utiliza la comicidad para refle- jar una realidad trágica. El grotesco provoca en el espectador una sensación de angustia, de desazón, originada en la especial construcción del género, que mezcla lo trágico y lo cómico. La risa se ve ahogada por el dolor; las lágrimas, por la sonrisa. Los temas más comunes del grotesco son la falta de dinero, la disolución de la familia, la humillación, la corrupción, la miseria. En nuestro país, Armando Discépolo (década del '20) y Roberto Cossa (déca- da del '60) son dos dramaturgos destacados del grotesco. A continuación, le proponemos la lectura de La nona, obra en dos actos de Roberto Cossa. Actividad n° 34 a. Lea La nona, de Roberto Cossa. “El grotesco criollo: Discépolo- Cossa”, Colihue, Buenos Aires, 1997. b. Luego de la lectura responda las siguientes consignas: 1. ¿En qué lugar y tiempo transcurre la obra? ¿A través de qué elementos se da cuen- ta de esa información? 2. En el primer acto, se plantea el conflicto que se desarrolla a lo largo de la obra. • Explique cuál es. • ¿Cuál es la reacción de Chicho ante ese conflicto? 3. En el primer acto el espectador se divierte con situaciones en las que predomina la comicidad. Señale alguna y coméntela. 4. El personaje de la Nona va deshumanizándose a medida que avanza la obra. Indique algunos indicios de esa deshumanización. 5. En el segundo acto, en cambio, se desencadena la tragedia. Enumere las acciones que permiten llegar al siniestro final. A partir de la década del 80, el teatro argentino llevó al escenario obras de fuerte crítica frente a la realidad nacional, como fue el fenómeno de Teatro Abierto. Lengua C • UNIDAD 3 77
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 78 Actualmente, la preocupación por la identificación de los hijos y nietos de desaparecidos durante la dictadura militar, ha generado un movimiento de preocupación social por la recuperación de la identidad. En este marco se ins- cribe el “Teatro por la identidad”. ¿Qué es el Teatro por la Identidad? Creemos que estos párrafos hablan mejor que nadie sobre el significado del Teatro por la Identidad. Pertenecen al texto que durante tres meses fue leído al comienzo de cada una de las funciones de teatroxlaidentidad por algu- no de los actores. “Buenas noches. Mi nombre es [aquí va el nombre de quien lee], y tengo el agrado de poder decirlo. Porque conozco mi nombre. Porque sé quién soy. En este momento, a pesar del duro trabajo de nuestras queridas Abuelas de Plaza de Mayo, hay todavía casi 500 chicos que no pueden decir lo mismo. 500 chicos para los que la mentira es un elemento cotidiano, fundacional de su personalidad. Este ciclo de funciones teatrales pretende dar una mano en esa búsqueda de la verdad y, además, pretende demostrar que no se trata solamente de un problema de 500 individuos. Somos todos cautivos de esa mentira. Es la sociedad toda la que debe preguntarse por su verdadera identidad.” Fragmento, Luis Rivera López, en “Teatro x la Identidad”, Buenos Aires, Eudeba y Abuelas de Plaza de Mayo, 2001. 78 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 79 Actividad n° 35 Lea la obra de teatro Supongamos, de Alicia Muñoz, representada en la sala Margarita Xirgu, bajo la dirección de Agustín Alezzo. Alicia Muñoz, en “Teatro x la Identidad”, Buenos Aires, Eudeba y Abuelas de Plaza de Mayo, 2001. a. ¿Cuántos actos tiene la obra? b. ¿Dónde transcurre la historia? c. ¿Quién es Luciana? d. Escriba una síntesis de la postura de Nora frente al reclamo de Mercedes. e. ¿Quién es Mercedes? ¿Qué situación, además de Luciana, hermana a las mujeres en el dolor? f. Rastree a lo largo de la obra la actitud de Mercedes frente a los hechos. ¿Coincide usted con esa postura? Fundamente su respuesta. g. El parlamento final de la obra, a cargo de Mercedes, expresa textualmente: “Gracias por recibirme. Y lamento que vuelva a perder el sueño”. Explíquelo teniendo en cuenta el contenido general de la obra. A MODO DE CIERRE DE ESTA UNIDAD Hasta aquí, usted ha leído algunos fragmentos y dos obras de teatro completas. Seguramente habrá intentado imaginar a los personajes, sus gestos, sus voces, la música, la vestimenta, la escenografía. Pero no las ha visto representadas. Falta la puesta en escena de los textos, que hacen a la esencia del teatro, para que este se convierta en espectáculo. Para que usted pueda disfrutar de alguna representación teatral, le proponemos que vaya al teatro. Algunos teatros municipales ofrecen puestas en escena de calidad y a precios accesibles; también los centros culturales barriales promue- ven la actuación de elencos vocacionales, muchas veces en forma gratuita. Antes de asistir a la función, le sugerimos que se informe con anticipación acerca del autor, del director, si es posible también de los actores y del tema de la obra. Luego, a vivir la emoción del teatro, a disfrutar del espectáculo. Es siempre interesante y enriquecedor realizar una mirada crítica y detenerse a analizar la obra para, más allá de entretenerse y pasar un buen momento, descubrir otros significados producto de la reflexión. Lengua C • UNIDAD 3 79
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 80 80 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 81 4 UNIDAD 4 UNIDAD El género lírico: la poesía Introducción Seguramente a lo largo de su vida, usted habrá leído o escuchado poesías. Decimos “escuchado” porque muchas letras de canciones conocidas (algunas de las que canta Joan Manuel Serrat, por ejemplo) son poemas musicalizados. En esta unidad le proponemos reencontrarse con algunos poemas conocidos y abordar la lectura de poesías representativas de distintos momentos históricos, movimientos literarios y países de habla española. Comenzaremos analizando la estructura de los poemas y qué los diferencia de los textos en prosa, para invitarlo, luego a tomar contacto con poetas de España y Latinoamérica. Usted notará que en muchos casos, antes de presentarle una poesía le conta- remos datos del autor y su contexto o le pediremos que los investigue. Esto es así porque conocer la vida del poeta y el medio y momento histórico en que desarrolló su obra es útil para comprender mejor su obra. 4.1. El género lírico: la poesía ¿Recuerda que al comienzo de esta Guía nos referimos a Lírica los géneros literarios? En la Unidad 1 dijimos que es posi- La palabra lírica proviene de lira, nombre de un anti- ble clasificar las distintas producciones literarias según sus guo instrumento musical con el que los primeros semejanzas y sus diferencias e incluirlas en alguno de estos poetas solían acompañar tres grupos: sus poemas que, en sus orí- genes, se cantaban. • Narrativo, • Lírico • Dramático. La poesía pertenece al género lírico. Pero, ¿qué es el género lírico?, ¿qué lo caracteriza?, ¿cómo se ha desarrollado a través de las diferentes épocas? Pues bien, la palabra poesía se utiliza para designar un enorme conjunto de tex- tos - producidos por autores de todos los tiempos y de los más distantes luga- res - en los que predomina la función poética del lenguaje y el empleo del verso. Le sugerimos que revise “Las funciones del lenguaje” en la Unidad 1 de la Guía de Lengua B. Lengua A • UNIDAD 4 81
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 82 Si bien el predominio de la función poética es característica del discurso lite- rario en general, es particularmente en la poesía que el lenguaje se centra sobre sí mismo porque se convierte en protagonista, en el centro del discurso. Esto significa que en la poesía predomina la “forma de decir” sobre “la historia a contar”, que pasa a un plano secundario. Incluso, en algunos poemas, no hay historia. Veamos los siguientes ejemplos a) Un fragmento de un poema fundamentalmente narrativo: QUIERO A LA SOMBRA DE UN ALA... Quiero, a la sombra de una ala, Contar este cuento en flor, La niña de Guatemala La que se murió de amor. Eran de lirios los ramos, Y las orlas de reseda Y de jazmín: la enterramos En una caja de seda. Ella dio al desmemoriado, Una almohadilla de olor, El volvió, volvió casado, Ella se murió de amor. Iban llevándola en andas, Obispos y embajadores, Atrás iba el pueblo en tandas, Todo cargado de flores. José Martí, Quiero a la sombra de un ala, del poemario "Versos sencillos", en "Prosa y poesía de José Martí", Kapelusz, Buenos Aires, 1969. 82 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 83 b) Una rima en la que el poeta manifiesta sus sentimientos amorosos, su admi- ración por la mujer amada: RIMA XXI “¿Qué es poesía?”, me dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul. “¿Qué es poesía”? ¿Y tú me lo preguntas? Poesía… eres tú. (Gustavo Adolfo Bécquer, en “Rimas”, Kapelusz, Bs. As. 1969) En la poesía, el escritor elige cuidadosamente las palabras y las combina de una manera muy particular; emplea distintos recursos expresivos; juega libremen- te con el sentido y el sonido de los términos, con su distribución en el espacio de la página. Repase los recursos expresivos desarrollados en la Unidad 1 de esta Guía. ESTRUCTURA DE LA POESÍA En la poesía, la distribución espacial de las palabras es muy importante. Los poemas se estructuran en estrofas, compuestas por versos. Veamos como ejemplo estas, las primeras estrofas de Dolor, de Alfonsina Storni: Quisiera esta tarde divina de octubre à verso estrofa Pasear por la orilla lejana del mar; à verso Que la arena de oro, y las aguas verdes, estrofa Y los cielos puros me vieran pasar. Ser alta, soberbia, perfecta quisiera, estrofa Como una romana, para concordar Con las grandes olas, y las rocas muertas Y las anchas playas que ciñen el mar. Como se observa en el ejemplo, este fragmento del poema tiene cuatro estro- fas compuestas por dos versos cada una. El verso es la unidad fundamental de la poesía. Una poesía puede estar formada por varias estrofas o por una serie variable de versos. Todo poema, además, tiene un ritmo que lo caracteriza y Lengua C • UNIDAD 4 83
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 84 que se percibe especialmente cuando es leído en voz alta (para comprobarlo, lea en voz alta el fragmento de la poesía de Alfonsina, que aparece más arriba). En efecto, en la poesía las palabras resuenan combinando sonidos y silencios, creando su ritmo propio. En la producción del ritmo intervienen diferentes factores, entre ellos, la rima y la métrica. LA RIMA Es la repetición de los sonidos de dos o más palabras a partir de la última vocal acentuada del verso. La rima puede ser, según coincidan o no todos los soni- dos, consonante o asonante. En la primera, la coincidencia de sonidos es total, es decir se repiten vocales y consonantes, mientras que en la segunda, solo coinciden las vocales (siempre, como ya dijimos, a partir de la última vocal acentuada de cada verso). A los versos que no presentan rima se los denomina blancos. Veamos estos ejemplos: La primavera besaba à riman en forma consonante el primer verso con el suavemente la arboleda tercero, y el segundo con el cuarto. y el verde nuevo brotaba como una verde humareda. (Antonio Machado, Poema LXXXV en “Obra poética”, Editorial Pleamar, Buenos Aires, 1944.) Desde mis montañas, nieve, viento y sol, à riman en forma asonante el segundo y cuarto versos he bajado al valle pa´ verte mi amor à riman en forma asonante el segundo y cuarto versos (Atahualpa Yupanqui, Nieve, viento y sol) LA MÉTRICA Se llama métrica a la medida de los versos, es decir, a la cantidad de sílabas que estos tienen. Según el número de sílabas que poseen, los versos pueden ser monosílabos, bisílabos, trisílabos, tetrasílabos, pentasílabos, hexasílabos, hep- tasílabos, octosílabos, eneasílabos, decasílabos, endecasílabos (11 sílabas), dodecasílabos, tridecasílabos y alejandrinos (14 sílabas). A partir de allí, no reciben nombres especiales (se dice, por ejemplo, es un verso de 16 sílabas). Por otro lado, se llama verso libre a aquel que no sigue una medida estableci- da: en una poesía de versos libres, no existe ninguna regla y se suceden versos de distinta cantidad de sílabas. 84 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 85 ¿Cómo se miden los versos? La medida es la cantidad de sílabas que tiene cada verso. Para medir la cantidad de sílabas existen determinadas reglas que deben respetarse. Ellas son: a. Regla básica Si la palabra final de un verso es grave (acentuada en la penúltima sílaba), no se quita ni se agre- ga ninguna sílaba al total; si la palabra final de un verso es aguda (acentuada en la última sílaba), al total se le suma una sílaba; si es esdrújula (acentuada en la antepenúltima sílaba), al total se le resta una sílaba. b. Las licencias poéticas Además de las reglas que vimos en el punto a., para contar las sílabas de un verso deben tenerse en cuenta las llamadas licencias poéticas, mediante las cuales los poetas no siguen las normas esta- blecidas por el lenguaje. Ellas son: Sinalefa: es la unión, en una misma sílaba, de la vocal final de una palabra con la vocal inicial de la siguiente. Ejemplo: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 14 sílabas La princesa está triste, qué tendrá la princesa? -- sinalefa (Rubén Darío, Sonatina, en “Antología poética”, Kapelusz, Buenos Aires, 1973) Sinéresis: es la unión, en una sola sílaba, de dos vocales abiertas (a, e, o) que pertenecen a una misma palabra. Ejemplo: 1 2 3 4 5 6 7 Una almohadilla de olor 7 + 1= 8 sílabas sinalefa sinéresis sinalefa (José Martí, La niña de Guatemala). Hiato: es la separación, en dos palabras contiguas, de dos vocales que formarían sinalefa. Ejemplo: 1 2 3 4 5 6 7 8 Cómo // es bella y hermosa = 8 sílabas hiato sinalefa Diéresis: es la separación, en una misma sílaba, de dos vocales que forman diptongo. Ejemplo: 1 2 3 4 5 6 7 8 Dicen con voces sü a ves = 8 sílabas diéresis En las siguientes secciones de esta Guía le presentamos diversos fragmentos y/o poesías completas que usted podrá disfrutar y luego analizar, teniendo en cuenta las características del género que hemos explicado hasta aquí. Las obras elegidas pertenecen a autores de habla española de reconocido prestigio literario, autores representativos de la literatura española, latinoamericana y argentina que nos acompañan desde siempre en el goce de la palabra escrita Lengua C • UNIDAD 4 85
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 86 4.2. Poetas de España GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER ¿Qué es el Romanticismo? Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870), quedó huérfano Se lo ha definido como un movimiento muy tempranamente. Vivió en la pobreza durante toda la muy amplio que abarca las artes y las vida y murió de tuberculosis, luego de sucesivos desencan- letras. Es un movimiento literario que comenzó a fines del siglo XVIII y se exten- tos existenciales. Su obra se inscribe dentro del dió en la primera parte del XIX. Los escri- Romanticismo (ver recuadro). El lirismo siempre presente tores románticos exaltan la libertad y el en sus composiciones, la presencia de la naturaleza en soli- individualismo, la pasión, la emoción, la validez de la espontaneidad, un gusto daridad con los sentimientos humanos, la prioridad del misterioso por lo inexplicable y exótico. sentimiento sobre la razón y el innegable protagonismo Privilegian la imaginación por sobre la razón. En los poemas románticos la natu- del amor, caracterizan su producción. En sus poemas, los raleza vibra al compás de los sentimientos elementos de la naturaleza aparecen en íntima relación con humanos. Sus marcas han quedado los estados de ánimo del poeta, tanto acompañan la felici- impresas no solo en el arte sino también en nuestra vida cotidiana: hasta el presen- dad intensa que produce la aparición del amor como la te se habla de “acciones románticas”, angustia desgarrada por su pérdida o el sufrimiento por un que se vinculan casi siempre al mundo de los afectos. amor imposible. Son famosas sus rimas. Hay dos temas centrales en ellas: el amor y el desengaño. Actividad nº 36 a. Lea la siguiente rima de Gustavo Adolfo Bécquer. Rima X Los invisibles átomos del aire en derredor palpitan y se inflaman; el cielo se deshace en rayos de oro, la tierra se estremece alborozada. Oigo flotando en olas de armonía rumor de besos y batir de alas; mis párpados se cierran… ¿Qué sucede? ¡Es el amor que pasa! (Gustavo Adolfo Bécquer, en “Rimas”, Kapelusz, Bs. As. 1969) b. Responda las preguntas: 1. ¿Cuál es el tema de la rima? 2. Señale en el texto una metáfora y una personificación y explíquelas. 3. ¿Cómo se presenta en esta rima el tema de la naturaleza? c. Compare sus respuestas con las que se encuentran en “Acerca de las Actividades (página 115) 86 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 87 Actividad n° 37 Realice una lectura atenta de la Rima IV y luego resuelva las consignas que se presentan a continuación. Rima IV No digáis que agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira: podrá no haber poetas, pero siempre habrá poesía. Mientras las ondas de la luz al beso palpiten encendidas; mientras el sol las desgarradas nubes de oro y fuego vista; mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonías; mientras haya en el mundo primavera, ¡habrá poesía! Mientras la humana ciencia no descubra las fuentes de la vida, y en el mar o en el cielo haya un abismo que al cálculo resista; mientras la humanidad, siempre avanzando, no sepa a dó camina; mientras haya un misterio para el hombre, ¡habrá poesía! Mientras se sienta que se ríe el alma, sin que los labios rían; mientras se llore, sin que el llanto acuda a nublar la pupila; mientras el corazón y la cabeza batallando prosigan; mientras haya esperanzas y recuerdos, ¡habrá poesía! Mientras haya unos ojos que reflejen los ojos que los miran; mientras responda el labio suspirando al labio que suspira; mientras sentirse puedan en un beso dos almas confundidas; mientras exista una mujer hermosa, ¡habrá poesía! Gustavo Adolfo Bécquer, en “Rimas”, Kapelusz, Bs. As. 1969. Lengua C • UNIDAD 4 87
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 88 a. Enuncie el tema de la Rima IV. b. ¿De qué manera Gustavo Adolfo Bécquer liga al arte poético con la mujer amada? Para responder tenga presente la Rima que ha leído. c. ¿Qué elementos exclusivos del Romanticisimo pueden reconocerse en el poema? d. Explique el significado de la última estrofa. e. ¿Cómo está estructurado el poema? (Identifique estrofas, versos, métrica y rima). f. ¿Cuál de estos versos encierra una personificación? Subráyelo. “Mientras exista una mujer hermosa” “Mientras el aire en su regazo lleve...” g. Explique en qué consiste la personificación. POETAS DE LOS SIGLOS XIX Y XX España produjo desde siempre escritores de una enorme calidad literaria. Hacia el término del siglo XIX y hacia el inicio del XX, esta cualidad hispáni- ca llegó a su máximo esplendor. Hacia el final del siglo XIX, España se encuentra casi desintegrada. En 1898, abarca su actual espacio geográfico (incluidas las Islas Canarias) y algunas pocas colonias en África. Su imperio ha perdido, entre otras colonias, Filipinas y Cuba. Frente a lo que se denominó “El Desastre” español, cuyo impacto sobre la sociedad ibérica es innegable, surge un conjunto de jóvenes intelectuales, filósofos, dramaturgos, poetas, etc., quienes pese a que tienen entre ellos divergencias, concuerdan en la nece- sidad impostergable de revitalizar a la “España yacente”. Su labor se centra sus- tancialmente en la materia con que trabajan: la palabra (como elemento fun- damental para construir una España “nueva”, a partir de su esencia nacional). Desean, por lo tanto, no sólo renovar el lenguaje sino examinar sin concesio- nes la auténtica realidad de España. La generación del 98 evocará lo perdido y convocará a reconstruir los valores olvidados. Entre los jóvenes de esta generación, se encuentran Federico García Lorca (1898-1936), León Felipe (1884/1868), Manuel Machado (1874-1947), Antonio Machado (1876-1939) y Miguel Hernández (1910-1942). Casi todos ellos incorporaron en sus poemas la problemática social de la época: la desigual- dad, la pobreza, la necesidad de construir un mundo más justo y el combate contra la dictadura franquista. 88 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 89 Actividad nº 38 a. A partir de la lectura de algún manual de literatura española, investigue sobre la relevancia de Antonio y de Manuel Machado en el ámbito de las letras españolas. b. Lea con detenimiento Castilla, de Manuel Machado. Castilla El ciego sol se estrella en las duras aristas de las armas, Espaldar: llaga de luz los petos y espaldares Pieza de coraza que y flamea en las puntas de las lanzas. defendía la espalda. El ciego sol, la sed y la fatiga. Por la terrible estepa castellana al destierro, con doce de los suyos -polvo, sudor y hierro-, el Cid cabalga. Cerrado está el mesón a piedra y lodo... Nadie responde. Al pomo de la espada y al cuento de las picas, el postigo va a ceder...Quema el sol, el aire abrasa! A los terribles golpes, de eco ronco, una voz pura, de plata y de cristal, responde...Hay una niña muy débil y muy blanca en el umbral. Es toda ojos azules; y en los ojos, lágrimas. Oro pálido nimba Nimba: que coloca una especie su carita curiosa y asustada. de aureola en su cara. -¡Buen Cid! Pasad...El rey nos dará muerte, arruinará la casa y sembrará de sal el pobre campo que mi padre trabaja... Idos. El cielo os colme de venturas. En nuestro mal. ¡Oh Cid!, no ganáis nada. Calla la niña y llora sin gemido... Un sollozo infantil cruza la escuadra de feroces guerreros y una voz inflexible grita: ¡En marcha! El ciego sol, la sed y la fatiga. Por la terrible estepa castellana, al destierro con doce de los suyos -polvo, sudor y hierro- el Cid cabalga. Lengua C • UNIDAD 4 89
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 90 c. Análisis del poema Castilla 1. ¿Cuál es el tema del poema? 2. El Cid Campeador es un personaje heroico y legendario que luchó contra los musul- manes en la liberación de España. ¿Por qué le parece que Machado recupera la figura del Cid en sus versos? 3. Describa el poema de Manuel Machado en lo que concierne a su forma, es decir, la conformación de sus estrofas, la métrica y la rima. 4. Las dos primeras estrofas son eminentemente descriptivas. ¿Qué se describe en ellas? ¿Se utiliza un lenguaje denotativo o connotativo? ¿Por qué? 5. Clasifique las siguientes imágenes sensoriales que aparecen en el poema: “El ciego sol se estrella en las duras aristas de las armas” “terribles golpes, de eco ronco” Argumento del Poema de Mio Cid El Cid fue un héroe español que, desterrado por su rey por confabulaciones de sus opositores, debe recuperar su honra y ganar nuevamente el reconocimiento real, luchando contra los moros y ganando para España parte del territorio que había perdido. El Poema de Mio Cid, una de las excelentes obras que se han conservado de la épica popular española, narra su historia. Compuesto a mediados del siglo XII, el Poema de Mio Cid es conocido por un manuscrito que data de 1307. Consta de 3730 versos, que se dividen en tres cantares: Destierro del Cid, Bodas de las hijas del Cid y La afrenta de Corpes. El Poema de Mio Cid es considerado un monumen- to de la literatura española: la fe en Dios, la honra, el coraje, la dignidad y la lealtad son valores que representa el Cid tal vez como pocas otras figuras de las letras españolas. Actividad n° 39 Federico García Lorca fue un reconocido poeta español, fusilado por los fascistas duran- te la Guerra Civil Española. Pertenece a la llamada Generación del 27 (1927). a. Investigue en manuales de literatura las características de esta generación literaria y sobre la vida y obra de este escritor, que tiene hondas raíces en la tradición popular española. b. Escriba un resumen con los datos obtenidos. c. Lea la siguiente poesía. Tenga en cuenta que en este poema, como en tantos otros, el poeta juega de una manera muy particular con el lenguaje, con los recursos expre- sivos, con la rima, confiriéndole un ritmo y una musicalidad muy especiales. Lea en voz alta Paisaje, tratando de disfrutar de cada una de las palabras, de marcar su ritmo y de advertir su musicalidad. 90 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 91 Paisaje. Las estrellas apagadas llenan de ceniza el río verdoso y frío. à sinestesia ..................................... Las ranas hacen del cauce una siringa encantada, Siringa: instrumento rústico de desafinada. viento, semejante a una flauta o a varias flautas unidas Sale del monte la luna con su cara bonachona de jamona. Una estrella le hace burla à personificación desde su casa de añil à metáfora Añil: color entre el azul y el infantil. violáceo. ............................................ Todo llora por costumbre, todo el campo se lamenta à personificación sin darse cuenta. ............................................. Yo voy lejos del paisaje. Hay en mi pecho una hondura de sepultura. Un murciélago me avisa que el sol se esconde doliente en el poniente. ............................................... Ya es de noche y las estrellas clavan puñales al río verdoso y frío. (fragmento) Federico Gracía Lorca, “Obras completas”, Tomo I, Aguilar, Bilbao, 1973. Lengua C • UNIDAD 4 91
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 92 d. Preste atención a la organización de las estrofas y a la medida de los versos. Observe el efecto especial que produce en el poema el hecho de que los terceros versos de cada estrofa sean trisílabos, tetrasílabos o pentasílabos, en tanto que los primeros son octosílabos. e. Relea el poema con atención y responda: ¿cuál es el tema de esta poesía? f. García Lorca utiliza en Paisaje gran cantidad de recursos expresivos. Hemos señalado algunos en el texto. Reléalos con atención y trate de explicar su significado en rela- ción con el contenido del poema. g. Intente descubrir en la poesía otros recursos expresivos, por ejemplo, metáforas, per- sonificaciones, imágenes sensoriales. Explíquelos. Actividad nº 40 En la poesía de García Lorca aparecen una y otra vez las ciudades andaluzas de Córdoba, Sevilla y Granada. El amor y la muerte son dos temas recurrentes en su obra. La muerte acecha en los luga- res donde nadie la esperaría, oculta detrás de hechos cotidianos. a. Le proponemos ahora que lea con detenimiento, Canción del jinete de Federico García Lorca. Canción del jinete Córdoba. Lejana y sola. Jaca negra, luna grande, Jaca: Caballo aceitunas en mi alforja Aunque sepa los caminos yo nunca llegaré a Córdoba. Por el llano, por el viento, jaca negra, luna roja. La muerte me está mirando desde las torres de Córdoba . ¡Ay qué camino tan largo! ¡Ay, mi jaca valerosa! ¡Ay qué muerte me espera, antes de llegar a Córdoba! antes de llegar a Córdoba! Córdoba. Lejana y sola. García Lorca, Obras completas, Tomo 1, Aguilar, Madrid, 1954. 92 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 93 b. ¿Cuál es el tema del poema? c. ¿Por qué se denomina Canción del jinete? Explique la relación entre el título y el con- tenido del poema. d. ¿Hacia dónde se dirige el protagonista y qué es lo que sabe que le va a suceder? Ejemplifique. e. ¿Por qué podemos afirmar que el adjetivo calificativo que se refiere al sustantivo “luna” en el octavo verso es un indicio? f. Reconozca los recursos de estilo empleados por García Lorca. Preste especial atención al uso de las imágenes y su significado en el poema. Actividad nº 41 a. Lea ahora El crimen fue en Granada, de Antonio Machado, en ella el Granada: Ciudad de Andalucía, al poeta relata cómo los franquistas fusilaron a García Lorca. sur de España. El crimen fue en Granada I El crimen Se le vio, caminando entre fusiles, por una calle larga, salir al campo frío, aún con estrellas, de la madrugada. Mataron a Federico Se refiere a Federico García Lorca cuando la luz asomaba. El pelotón de verdugos no osó mirarle la cara. Todos cerraron los ojos; rezaron: ¡ni Dios te salva! Muerto cayó Federico -sangre en la frente y plomo en las entrañas-. ...Que fue en Granada el crimen sabed - ¡pobre Granada!- en su Granada. Lengua C • UNIDAD 4 93
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 94 II El poeta y la muerte Se le vio caminar solo con Ella, sin miedo a su guadaña. -Ya el sol en torre y torre; los martillos en yunque -yunque y yunque de las fraguas. Hablaba Federico, requebrando a la muerte. Ella escuchaba. “Porque ayer en mi verso, compañera, sonaba el golpe de tus secas palmas, y diste el hielo a mi cantar, y el filo a mi tragedia de tu hoz de plata, te cantaré la carne que no tienes, los ojos que te faltan, tus cabellos que el viento sacudía, los rojos labios donde te besaban... Hoy como ayer, gitana, muerte mía, qué bien contigo a solas, por estos aires de Granada, mi Granada.” III Se le vio caminar... Labrad, amigos, de piedra y sueño, en el Alambra, un túmulo al poeta, sobre una fuente donde llore el agua, y eternamente diga: el crimen fue en Granada ¡en su Granada! Antonio Machado, en “Antonio Machado Obra poética” Pleamar, Bs. As. 1944. b. Enuncie el tema de la poesía. c. ¿Qué relación hay entre el contenido del poema y la realidad? d. Machado, en la parte II de esta poesía, personifica a la muerte. Ejemplifique y explique qué es una personificación. e. La muerte es un tema recurrente en la obra de Federico. Identifique en el poema las palabras que Federico le dirige y explíquelas ¿por qué le habla con esa naturalidad y familiaridad? 94 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 95 Si le ha gustado la poesía de Antonio Machado que leyó y quiere disfru- tar de su obra desde la música, puede escuchar una obra de Joan Manuel Serrat, llamada “Serrat”, en la que musicalizó poemas de Antonio Machado. Actividad n° 42 a. Investigue acerca de la vida y obra del poeta Miguel Hernández, especialmente lo referido a su compromiso social y su lucha por ver liberada a su patria del franquis- mo. b. Lea atentamente Para la libertad de Miguel Hernández. Y luego responda las pre- guntas. Para la libertad Para la libertad sangro, lucho, pervivo. Para la libertad, mis ojos y mis manos, como un árbol carnal, generoso y cautivo, doy a los cirujanos. Para la libertad siento más corazones que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas, y entro en los hospitales, y entro en los algodones como en las azucenas. Para la libertad me desprendo a balazos de los que han revolcado su estatua por el lodo, y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos, de mi casa, de todo. Porque donde unas cuencas vacías amanezcan, ella pondrá dos piedras de futura mirada y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan en la carne talada. Retoñarán aladas de savia sin otoño reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida. Porque soy como el árbol talado, que retoño: porque aún tengo la vida. Miguel Hernández, Para la libertad, en "Antología Miguel Hernández", Buenos Aires, E. Rei Argentina, sin fecha. c. ¿Cuál es el tema del poema? d. ¿Cómo está estructurado formalmente el poema? (Estrofas, versos, métrica y rima). Lengua C • UNIDAD 4 95
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 96 e. Explique con sus palabras el significado la tercera estrofa: Para la libertad me desprendo a balazos de los que han revolcado su estatua por el lodo, y me desprendo a golpes de mis pies, de mis brazos, de mi casa, de todo. f. “Porque soy como el árbol talado que retoño” encierra un recurso estilístico. ¿De cuál se trata? Explique su significado teniendo en cuenta el contenido del poema. g. Explique la relación entre el título del poema, su contenido y las circunstancias por las que atraviesa España cuando Miguel Hernández lo escribe. (Utilice los datos biográficos investigados y relaciónelos con el poema) h. Miguel Hernández y Federico García Lorca tenían posiciones ideológicas tomadas. Establezca la relación entre sus posicionamientos ideológicos, sus obras y sus muer- tes violentas. Si quiere disfrutar de las poesías de Miguel Hernández le recomendamos que escuche “Hernández” de Joan Manuel Serrat, en el que musicalizó varios poemas de este autor. Actividad n° 43 Otro poeta español reconocido es León Felipe que nació en 1884. Su verdadero nombre era Felipe Camino Galicia. Tras abandonar sus estudios de farmacia, viajó por toda España y Portugal con una compañía de teatro. Viajó a América en1922. Durante la gue- rra civil española regresó a España. Permaneció en Madrid hasta que en 1938 inició una gira por América para dar a conocer la heroica lucha del pueblo español contra el fran- quismo. En 1940 se establece en México, donde murió el 18 de septiembre de 1968. a. Lea la siguiente poesía, una de las más conocidas de León Felipe y luego resuelva las consignas. Vencidos Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar. 96 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 97 Y ahora ociosa y abollada va en el rucio la armadura, y va ocioso el caballero, sin peto y sin espaldar, va cargado de amargura, que allá encontró sepultura su amoroso batallar. Va cargado de amargura, que allá “quedó su ventura” en la playa de Barcino, frente al mar. Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar. Va cargado de amargura, va, vencido, el caballero de retorno a su lugar. ¡Cuántas veces, Don Quijote, por esa misma llanura, en horas de desaliento así te miro pasar! ¡Y cuántas veces te grito: Hazme un sitio en tu montura y llévame a tu lugar; hazme un sitio en tu montura, caballero derrotado, hazme un sitio en tu montura que yo también voy cargado de amargura y no puedo batallar! Ponme a la grupa contigo, caballero del honor, ponme a la grupa contigo, y llévame a ser contigo pastor. Por la manchega llanura se vuelve a ver la figura de Don Quijote pasar... León Felipe, Vencidos en: Alicia Montes de Faisal, "Literatura española", Kapelusz, Buenos Aires, 1993. b. Explique el título en relación con el contenido del poema. c. En la segunda estrofa se lee: que allá encontró sepultura su amoroso batallar. 1 Explique estos versos en relación con el resto del poema. 2 El adjetivo “amoroso” está antepuesto a “batallar”. Esta adjetivación deja filtrar el sentimiento del poeta ante la lucha del Quijote. ¿Cuál es ese sentimiento? d. Transcriba las palabras del poema que dejan traslucir el sentimiento de amargura. Lengua C • UNIDAD 4 97
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 98 e. León Felipe cree que la poesía debe transformar el mundo y convertirlo en algo digno de ser cantado. Piensa que el hombre debe ser un héroe como don Quijote, que no vacila en ofrendar su vida en pos de sus ideales. ¿Se refleja este pensamiento en el poema? Ejemplifique. 4.3. Los poetas de Latinoamérica. Sor Juana Inés de la Cruz fue un personaje muy interesante de su época. Nació en México en el año 1691 y murió en el año 1695. Conocer su historia le dará una visión más integral de sus obras. Actividad nº 44 a. Le sugerimos, si es posible, que vea la película “Yo, la peor de todas”, que cuenta su vida. Considere, especialmente, cómo se relacionó con la sociedad de su época y qué conflictos le generaron sus ansias de saber. Explique a quiénes se llamaba “mecenas” y qué papel cumplieron en el desarrollo intelectual de Sor Juana. b. Luego consulte en la bibliografía y escriba una breve reseña de la vida y la obra de Sor Juana Inés de la Cruz. c. Tome nota de cuáles fueron los temas recurrentes en su obra. d. Consulte en la Biblioteca de Adultos 2000 el material complementario titulado “El Barroco”, movimiento literario del cual ella fue importante representante en América. El Barroco El Barroco europeo, en términos generales, puede describirse como un movimiento que ofrece un vasto lugar para la expresión de la sub- jetividad. Demuestra una gran originalidad, representando de una manera angustiada los desencuentros vitales del hombre, los fracasos, las frustraciones, el desamparo frente a lo que no se alcanza a com- prender: la fugacidad de las pasiones humanas, las invocaciones sin respuesta, el poder del dinero que todo lo compra, etc. Proliferan fórmulas de un enorme ingenio y un afán estetizante. En América, con la consolidación de la conquista y la fundación de ciudades, la vida colonial comenzó a desarrollar una cultura particu- lar, influenciada por el Barroco europeos, pero con la marca distinti- va del choque de culturas propio del continente. De este período se destaca la obra de Sor Juana Inés de la Cruz. 98 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 99 Actividad nº 45 a. Lea “Redondilla”, de Sor Juana y luego resuelva las consignas que se presentan a con- tinuación. Redondilla Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis. si con ansia sin igual solicitáis su desdén, ¿por qué queréis que obren bien si las incitáis al mal? Combatís su resistencia y luego, con gravedad, decís que fue liviandad lo que hizo la diligencia. Queréis, con presunción necia Hallar a la que buscáis, Thäis: Para pretendida, Thäis, cortesana ateniense. Y en la posesión, Lucrecia. Lucrecia: fiel esposa romana. Con el favor y el desdén tenéis condición igual. Quejándoos, si os tratan mal burlándoos, si os quieren bien. Dan vuestras amantes penas a sus libertades alas, y después de hacerlas malas, las queréis hallar muy buenas. Opinión ninguna gana; pues la que más se recata, si no os admite, es ingrata, y si os admite es liviana. ¿Pues cómo ha de estar templada la que vuestro amor pretende, si la que es ingrata, ofende y la que es fácil, enfada. ¿Cuál mayor culpa ha tenido en una pasión errada: la que cae de rogada o el que ruega de caído? Lengua C • UNIDAD 4 99
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 100 ¿Pues para qué os espantáis de la culpa que tenéis? Queredlas cual las hacéis o hacedlas cual las buscáis. Bien con muchas armas fundo Que lidia vuestra arrogancia pues en promesa e instancia/ los tres enemigos de la iglesia cató- lica. juntáis diablo, carne y mundo Fragmento “Sor Juana. El Barroco en Hispanoamérica”, Colihue/Hachette, Buenos Aires, 1980. b. La primera estrofa de las redondillas funciona como una fuerte crítica a la actitud de los hombres. ¿Cuál es la crítica que plantea? c. Transcriba las antítesis que aparezcan. ¿Para qué se las usa? d. ¿Por qué el poema se cierra con los siguientes versos: “...pues en promesa e instan- cia/ juntáis diablo, carne y mundo.”? e. ¿Considera que Sor Juana estaría o no de acuerdo con la frase “en el amor no se puede hablar de culpas”? Justifique su respuesta citando los versos que se relacionen con este tema. Escriba una breve argumentación a favor o en contra. Actividad nº 46 Toda la vida de Sor Juana se desarrolló en medio del conflicto que le ocasionaba su inte- ligencia y su posición de mujer en un mundo regido por el hombre. Este conflicto se explicita en gran parte de su obra.. Alfonsina Storni, poetisa que vivió desde pequeña en nuestro país (nacida en Suiza en 1892, fallecida en Argentina, 1938), también expresa en sus poemas un conflicto similar. a. Investigue acerca de la vida de esta escritora y elabore un breve resumen en su cua- derno o carpeta. b. Lea con detenimiento el siguiente fragmento del poema de Alfonsina Storni: Tú me quieres alba Tú me quieres alba, me quieres de espuma, me quieres de nácar. Que sea azucena 100 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 101 sobre todas, casta. De perfume tenue. Corola cerrada. Ni un rayo de luna filtrado me haya. Ni una margarita se diga mi hermana. Tú me quieres nívea, tú me quieres blanca, tú me quieres alba. Tú que hubiste todas las copas a mano, de frutos y mieles los labios morados. Tú que en el banquete cubierto de pámpanos dejaste a las carnes festejando a Baco. ............................ Huye hacia los bosques; vete a la montaña; límpiate la boca; vive en las cabañas; toca con las manos la tierra mojada; alimenta el cuerpo con raíz amarga; bebe de las rocas; duerme sobre escarcha; renueva tejidos con salitre y agua; habla con los pájaros y lévate al alba. Y cuando las carnes te sean tornadas, y cuando hayas puesto en ellas el alma que por las alcobas se quedó enredada, entonces, buen hombre, preténdeme blanca, preténdeme nívea, preténdeme casta. Alfonsina Storni Alfonsina Storni. “Antología poética”, Capítulo, Centro Editor de América Latina, Buenos Aires, 1980 Lengua C • UNIDAD 4 101
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 102 c. ¿Qué simboliza el color blanco? ¿Con qué otros términos se lo menciona o se alude a él en el poema? d. ¿Cómo presenta Alfonsina la contradicción entre las exigencias que el hombre hace y sus acciones? e. ¿Cómo se superaría esta contradicción? f. Compare la obra de Sor Juana con este poema de Alfonsina, teniendo en cuenta el tema tratado. Actividad nº 47 a. Busque información sobre la vida de José Martí. José Martí es un reconocido escritor cubano nacido 1853 y muerto en 1895. b. Lea atentamente el siguiente fragmento de Versos Sencillos de José Martí: Versos sencillos Si ves un monte de espumas, es mi verso lo que ves: mi verso es un monte, y es un abanico de plumas. Mi verso es como un puñal que por el puño echa flor; mi verso es un surtidor que da un agua de coral. Mi verso es de un verde claro y de un carmín encendido; mi verso es un ciervo herido que busca en el monte amparo. Mi verso al valiente agrada: mi verso, breve y sincero, es del vigor del acero con que se funde la espada. Yo quiero salir del mundo por la puerta natural: en un carro de hojas verdes a morir me han de llevar. No me pongan en lo obscuro a morir como un traidor: ¡yo soy bueno, y como bueno moriré de cara al sol! ¡yo soy bueno, y como bueno moriré de cara al sol! "Versos sencillos", en "Prosa y poesía de José Martí", Kapelusz, Buenos Aires, 1969. 102 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 103 c. En Versos sencillos se trasunta un Martí íntimo. ¿Qué relación tienen los versos con la vida personal y pública de José Martí? d. Analice el ritmo, la rima y la métrica de esta poesía. e. Explique el significado de algunas de las metáforas referidas al verso. Veamos un ejemplo: “mi verso es un surtidor metáfora que da un agua de coral”. Esta metáfora significa que el verso fluye impetuosamente (como un surtidor), cargado de pasión (un agua de coral). Actividad n° 48 A continuación, le presentamos una poesía de Pablo Neruda, acerca de cuya vida y obra usted ya habrá investigado al estudiar la Unidad 2 de esta misma Guía. Es considerado uno de los poetas fundamentales de la literatura mundial. Oda a los calcetines Me trajo Maru Mori un par de calcetines que tejió con sus manos de pastora, dos calcetines suaves como liebres. En ellos metí los pies como en dos estuches tejidos con hebras del crepúsculo y pellejo de ovejas. Violentos calcetines, mis pies fueron dos pescados de lana, dos largos tiburones de azul ultramarino atravesados Lengua C • UNIDAD 4 103
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 104 por una trenza de oro, dos gigantescos mirlos, dos cañones: mis pies fueron honrados de este modo por estos celestiales calcetines. Eran tan hermosos que por primera vez mis pies me parecieron inaceptables como dos decrépitos bomberos, bomberos indignos de aquel fuego bordado, de aquellos luminosos calcetines. (fragmento) Pablo Neruda, “Obras completas”, Tomo II, Editorial Losada, Buenos Aires, 1973. a. Lea el poema en voz alta, tratando de captar su ritmo particular. Observe también la ausencia de rima y de una métrica regular. b. En sus odas, Neruda canta a las cosas pequeñas de la vida. En este caso, mira con nue- vos ojos algo tan cotidiano como un par de calcetines. Analice qué comparaciones y qué metáforas utiliza para mostrarlos de un modo tan diferente y original. Actividad nº 49 a. Le proponemos ahora que lea la siguiente poesía de Pablo Neruda, para que tenga un panorama más completo de los temas que preocupaban al poeta y que volcaba en sus versos. Alturas de Machu Pichu Sube a nacer conmigo, hermano. Dame la mano desde la profunda zona de tu dolor diseminado. No volverás del fondo de las rocas. 104 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 105 No volverás del tiempo subterráneo. No volverá tu voz endurecida. No volverán tus ojos taladrados. Mírame desde el fondo de la tierra, labrador, tejedor, pastor callado: domador de guanacos tutelares; albañil del andamio desafiado; aguador de lágrimas andinas; joyero de los dedos machacados; agricultor temblando en la semilla; alfarero en tu greda derramado. Traed la copa de esta nueva vida, vuestros nuevos dolores enterrados. Mostradme vuestra sangre y vuestro surco, decidme: aquí fui castigado, porque la joya no brilló, o la tierra no entregó a tiempo la piedra o el grano. Señaladme la piedra en que caísteis y la madera en que os crucificaron, encendedme los viejos pedernales, las viejas lámparas, los látigos pegados a través de los siglos en las llagas y las hachas de brillo ensangrentado. Yo vengo a hablar por vuestra boca muerta. A través de la tierra juntad todos los silenciosos labios derramados y desde el fondo habladme toda esta larga noche como si yo estuviera con vosotros anclado, contadme todo, cadena a cadena, eslabón a eslabón y paso a paso, afilad los cuchillos que guardasteis, ponedlos en mi pecho y en mi mano, como un río de tigres enterrados, y dejadme llorar, horas, días, años, edades ciegas, siglos estelares. Dadme el silencio, el agua, la esperanza. Dadme la lucha, el hierro, los volcanes. Apegadme los cuerpos como imanes. Acudid a mis venas y a mi boca. Hablad por mis palabras y mi sangre. Pablo Neruda, “Canto General”, Losada, Madrid, 1995. Lengua C • UNIDAD 4 105
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 106 En esta poesía el poeta expresa su dolor por la dominación española y los sufrimientos y el exterminio a los que fue sometida la raza indígena y el silencio resultante. Les pide a sus hermanos, –como tal considera a los primitivos pobladores de América– que lo ins- piren, que acudan a su boca, para hablar por ellos. b. Identifique los versos en donde, mediante metáforas, se dice que la raza ha muerto. c. Asimismo, identifique todas las referencias a la esclavitud a la que el conquistador la sometió. d. Explique el sentido de la expresión “Sube a nacer conmigo”. e. Explique con sus propias palabras los tres últimos versos. f. ¿Se puede decir que esta poesía es una invocación? Justifique su respuesta. Actividad n° 50 Usted ya ha leído un cuento de Jorge Luis Borges. Este escritor argentino de prestigio mundial es también un gran poeta. a. Lea con atención el siguiente poema de Jorge Luis Borges. Las calles Las calles de Buenos Aires ya son mi entraña. No las ávidas calles, incómodas de turba y de ajetreo, sino las calles desganadas del barrio, casi invisibles de habituales, enternecidas de penumbra y de ocaso y aquellas más afuera ajenas de árboles piadosos donde austeras casitas apenas se aventuran, abrumadas por inmortales distancias, a perderse en la honda visión de cielo y de llanura. Son para el solitario una promesa porque millares de almas singulares las pueblan, únicas ante Dios y en el tiempo y sin duda preciosas. Hacia el Oeste, el Norte y el Sur se han desplegado- y son también la patria- las calles: ojalá en los versos que trazo estén esas banderas. Jorge Luis Borges, en "Obras completas", Buenos Aires, Emecé Editores, 1974. 106 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 107 b. Este poema se titula “Las calles”. Describa cuáles son las calles que despiertan un ínti- mo sentimiento en el poeta. c. Lea los versos subrayados en el poema; ellos encierran un recurso expresivo. Marque con una cruz de cuál se trata y explique el significado de esos versos. I Hipérbaton II Antítesis III Metáfora IV Ninguna de las anteriores Compare sus respuestas con las que se encuentran en " Acerca de las actividades" ( página 115). En la próxima actividad le presentamos un poema de Leopoldo Marechal, escritor argentino contemporáneo, preocupado por los problemas de nuestro país y por la idiosincracia nacional. En sus obras aborda estos temas con una perspectiva metafísica. Le sugerimos que averigüe en los manuales de literatu- ra cuál fue su actividad literaria, qué obras escribió y cuál fue su importancia para las letras. En la poesía que transcribimos a continuación caracteriza a un resero, mediante metáforas e imágenes que sugieren múltiples significados. Actividad n° 51 a. Lea atentamente la siguiente poesía de Leopoldo Marechal: Aquí yace Facundo Corvalán, un resero. Porque había nacido en la cama del viento, sopló todo su día. Empujando furiosas novilladas al Sur, atropelló el desierto, vio su cara de hiel y le dejó una pastoral montada en un caballo blanco. Vivió y amó según la costumbre del aire: con un pie en el estribo y el otro en una danza. Y, como el aire, se durmió en la tierra que su talón había castigado. Lengua C • UNIDAD 4 107
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 108 Nadie toque su sueño: aquí reposa un viento. Marechal, Leopoldo, Facundo Corvalán, en "Antología poética", Kap., Bs. As., 1969. b. Identifique los recursos de estilo: ¿qué se sugiere a través de ellos? c. Analice la connotación de cada uno de los siguientes grupos de versos: “Porque había nacido en la cama del viento, sopló todo su día.” “atropelló el desierto, vio su cara de hiel” “Vivió y amó según la costumbre del aire: con un pie en el estribo y el otro en una danza.” “Nadie toque su sueño: aquí reposa un viento.” d. ¿Puede hacer una comparación y encontrar algunos rasgos en común entre este arrie- ro y Martín Fierro? Para ello lea el recuadro. El Martín Fierro es una obra representativa de una época de nuestra historia y nuestra literatura. Este texto se publicó en dos partes. En la primera, conocida como “La ida”, se presenta a Martín Fierro como un símbolo de todos los gauchos y sus desdichas. En estos cantos se relata la vida feliz del gaucho hasta que se produce el reclutamiento obligado al ejército y luego, las desdichas: la deserción, el regreso al hogar que encuentra destruido, su transformación en gaucho matrero, la pelea con un moreno, su asesinato, la huida, el encuentro con quien luego sería su amigo, Cruz, y la partida de ambos hacia el desierto con los indios. En la segunda parte, “La vuelta”, se narra el sufrimiento de Fierro y Cruz entre los indios, la muer- te de Cruz, el encuentro de Fierro con la cautiva y la lucha con el indio que la castigaba, su regre- so al mundo civilizado, el encuentro con los hijos, los relatos que ellos hacen de sus vidas, el rela- to de Picardía (hijo de Cruz), el encuentro de Fierro con el hermano del moreno asesinado, la paya- da que ambos sostienen, los consejos de Fierro a sus hijos, la separación de los cuatro personajes. Actividad nº 52 El autor de “Martín Fierro”, José Hernández, desarrolló su labor literaria en relación con su actividad política y periodística. A través de sus textos fue formulando su ideología y su programa político, generando, en muchos casos, enardecidas polémicas. a. Para comprender el “Martín Fierro” es necesario, previamente, reconstruir el pensa- miento político del autor. Por esto le proponemos que averigüe en los manuales de literatura cuál fue su ideología y qué actuación tuvo como político y como periodista. b. Lea detenidamente estas estrofas: 108 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 109 Aquí me pongo a cantar al compás de la vigüela, que el hombre que lo desvela una pena estrordinaria, como el ave solitaria con el cantar se consuela. Yo no soy cantor letrao, mas si me pongo a cantar no tengo cuándo acabar y me envejezco cantando. Las coplas me van brotando Como agua de manantial. Soy gaucho y entiendanló como mi lengua lo explica. Para mí la tierra es chica y pudiera ser mayor. Ni la víbora me pica ni quema mi frente el sol. Mi gloria es vivir tan libre Como el pájaro en el Cielo, No hago nido en este suelo Ande hay tanto que sufrir; Y naides me ha de seguir Cuando yo remonto el vuelo. Yo he conocido esta tierra en que el paisano vivía y su ranchito tenía y sus hijos y mujer. Era una delicia ver cómo pasaba los días. Estaba el gaucho en su pago Con toda seguridá Pero aura… barbaridá! La cosa anda tan fruncida, Que gasta el pobre su vida En juir de la autoridá. Lengua C • UNIDAD 4 109
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 110 Bala el tierno corderito al lao de la blanca oveja, y a la vaca que se aleja llama el ternero amarrao. Pero el gaucho desgraciao no tiene a quien dar su queja. Ansí que al venir la noche iba a buscar mi guarida. Pues ande el tigre se anida también el hombre lo pasa y no quería que en las casas me rodiara la partida. Me encontraba como digo en aquella soledá, entre tanta oscuridá, echando al viento mis quejas, cuando el grito del chajá me hizo parar las orejas. José Hernández, “Martín Fierro”, Colihue/Hachette, Bs. As. 1978. c. A partir de la lectura del fragmento, ¿cómo era la vida del gaucho? Descríbala. d. Una de las características del gaucho era su amor por la libertad. Encuentre la estro- fa en la que “Martín Fierro” expresa este sentimiento y explíquela. e. En la segunda parte (“La vuelta”), “Martín Fierro” se reencuentra con sus hijos, des- pués de una larga separación. Lea atentamente algunos de los consejos que les da: Un padre que da consejos Más que padre es un amigo, Ansí como tal les digo Que vivan con precaución- Naide sabe en qué rincón se oculta el que es su enemigo. Las faltas no tienen límites Como tienen los terrenos- Se encuentran en los más buenos, Y es justo que les prevenga- Aquel que defetos tenga Disimule los ajenos. 110 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 111 Al que es amigo, jamás lo dejen en la estacada pero no le pidan nada ni lo aguarden todo de él: siempre el amigo más fiel es una conduta honrada. José Hernández, “Martín Fierro”, Colihue/Hachette, Bs. As. 1978. f. Explique con sus palabras qué aconseja “Martín Fierro” a sus hijos en cada una de las estrofas anteriores, g. Transcriba las palabras que pertenecen al lenguaje gauchesco. h. Analice, en dos o tres estrofas de “Martín Fierro”, las formas rítmicas y métricas. A MODO DE CIERRE … Lo invitamos a disfrutar estos versos que sintetizan de alguna manera que una obra literaria está siempre viva en los lectores. LA COPLA Hasta que el pueblo las canta, las coplas, coplas no son, y cuando las canta el pueblo, ya nadie sabe el autor. Tal es la gloria, Guillén, de los que escriben cantares: oír decir a la gente que no los ha escrito nadie. Procura tú que tus coplas vayan al pueblo a parar, aunque dejen de ser tuyas para ser de los demás. Lengua C • UNIDAD 4 111
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 112 Que, al fundir el corazón en el alma popular, lo que se pierde de nombre se gana de eternidad. Manuel Machado, "Castilla" y "Coplas" En: Guía de letras. Recursos de Internet para la promoción de la lectura y la literatura. www.los-poetas.com/j/machad.htm Esperamos que este viaje por la literatura de la mano de valiosos escritores le hayan permitido comprender y disfrutar distintos modos de ver el mundo y ayudado a conformar su propio gusto literario. Leyendo a Borges, García Lorca, Neruda, Hernández, Skármeta y tantos otros, deseamos que hayan aprendido a descubrir la realidad con una nueva mirada. 112 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 113 Acerca de las Actividades LENGUA Ac t i v i d a d n º 3 6 Preguntas a. ¿Cuál es el tema de la rima? b. Señale en el texto una metáfora y una personificación y explíquelas. c. ¿Cómo se presenta en esta rima el tema de la naturaleza? Respuestas a. El tema del poema es la alegría ante la llegada del amor. b. Metáfora: “rayos de oro”. Esta metáfora significa en el poema que el cielo brilla, está luminoso y brillante como si los rayos del sol fueran de oro. Personificación: “la tierra se estremece alborozada”. Esta personificación pretende mostrar cómo, al paso del amor, la tierra responde con pla- cer y regocijo, con estremecimientos de alegría. c. La naturaleza refleja los sentimientos del poeta. Esto es característico de los poetas románticos. Ac t i v i d a d n . ° 5 0 Las calles, de Jorge Luis Borges. b. Este poema se titula “Las calles”. Describa cuáles son las calles que despiertan un íntimo sentimiento en el poeta. Las calles son las de los barrios, las de los arrabales porteños, y las de las afueras de Buenos Aires. Calles tranquilas, en las que se ve el cielo, los árboles, la llanura y se vive lejos del ruido. c. Lea versos subrayados en el poema; ellos encierran un recurso expresivo. Marque con una cruz de cuál se trata y explique el significado de esos versos. I Hipérbaton II Antítesis III Metáfora IV Ninguna de las anteriores Los versos subrayados encierran una metáfora. Significan que esas calles ya son parte de la vida del poeta. Lengua C • UNIDAD 4 113
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 114 Actividades de autoevaluación LENGUA LENGUA A continuación le ofrecemos una propuesta de actividades pensadas para que Ud. ponga n juego lo aprendido a lo largo de este bloque. El objetivo de esta tarea es que Ud. pueda darse cuenta de cuáles son los conceptos que ha comprendido y cuáles son los que tiene que volver a trabajar, para aclararlos com- pletamente. Al finalizar las actividades le ofrecemos una orientación acerca de las res- puestas esperadas, para que las compare con su propio trabajo y pueda reflexionar sobre los posibles errores u omisiones. Le sugerimos realizar las actividades paso a paso, y recurrir a las respuestas sólo después de haber finalizado su tarea. Actividad n.° 1 Lea la siguiente poesía del poeta español Juan Ramón Jiménez. Tristeza dulce del campo Tristeza dulce del campo. La tarde viene cayendo. De las praderas segadas, llega un suave olor a heno. Los pinares se han dormido. Sobre la colina, el cielo es eternamente violeta. Canta un ruiseñor despierto. Vengo detrás de una copla que había por el sendero, copla de llanto, aromada con el olor de este tiempo; copla que iba llorando no sé qué cariño muerto, de otras tardes de setiembre que olieron también a heno. Carlos Alberto Loprete, “Literatura española, hispanoamericana y Argentina”, Plus Ultra, Buenos Aires. 1981. 114 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 115 a. ¿Cuál es el tema de cada una de las estrofas? b. ¿Cuál de los dos recursos transcriptos a continuación es una sinestesia? "Tristeza dulce" "Los pinares se han dormido" c. Explique el significado de la sinestesia en el poema. d. Para realizar las siguientes consignas lea con atención el siguiente texto: Los escrito- res del 98. Los escritores del 98 Juan Ramón Jiménez pertenece a la llamada "generación del 98". Hablamos de Generación Literaria, cuando nos referimos a un conjunto de individuos coetá- neos que reúnen una serien de factores: concordancia cronológica de sus nacimientos, cierta semejanza en la educación recibida, relación entre sus integrantes, fuerte expe- riencia generacional y uso de un lenguaje peculiar frente al lenguaje de sus predece- sores. Para los escritores de la generación del 98, la obra literaria es una creación radical que se inicia en la búsqueda de la palabra y sigue en la ordenación de la frase. Rechazan toda forma de barroquismo literario. Oigamos a Antonio Machado: "Huid del preciosismo literario, que es el mayor ene- migo de la originalidad. Pensad que escribís en una lengua madura, repleta de fol- klore, de sabor popular, y que ese fue el vaso santo de donde sacó Cervantes la creación litera- ria más original de todos los tiempos." Pero su propósito no se limita al modo de escribir: la generación del 98 aspira a con- mover hasta sus cimientos la conciencia nacional, llegando a las mismas raíces de la vida espiritual. Son intelectualistas, más que juglares de vocablos, corredores de ideas. Y verdades, no bellezas, es lo que van buscando. Su meta no es ningún París galante ni Bagdad fabuloso, es España, siempre España. El poeta del 98 camina sueño adentro, por sus soledades y galerías interiores. Y cuan- do sale de su mundo interior, el paisaje por donde pasea sus interrogaciones es la tie- rra grave de Castilla. Fragmento adaptado de artículos de Pedro Salinas y Guillermo Díaz Plaja, en "Historia y críti- ca de la literatura española, tomo 6", Ed, Crítica, Barcelona, 1979. e. ¿La temática del poema responde a las características de ese movimiento literario? Justifique su respuesta. Lengua C • ACTIVIDADES DE AUTOEVALUACIÓN 115
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 116 f. Indique V (verdadero) o F (falso): Son características de la Generación del 98: […] Gusto por la sencillez expresiva. […] Preferencia por lo exótico. […] Actitud crítica frente a la situación nacional. Actividad n.° 2 Para realizar las consignas de trabajo en esta actividad, tenga presente el cuento La mujer del juez, de Isabel Allende. No olvide que en el examen final pueden incluirse acti- vidades acerca de cualquiera de los textos de lectura obligatoria enumerados en el apar- tado "Bibliografía" del Programa. Esto implica que usted deberá haber leído y analiza- do exhaustivamente todas las obras, aplicando los conceptos teóricos desarrollados en la Unidad 3. a. Explique el título del cuento, teniendo en cuenta su contenido. b. 1. Caracterice a Vidal. 2. Podría afirmarse que una premonición le marcó la vida. Explique esta afirmación. c. Recuerde el argumento del cuento y explique quién es Juana La Triste y por qué se ahorca. d. Lea el siguiente fragmento: "... el juez Hidalgo se daba vuelta como un guante cuando traspasaba el umbral de su casa..." 1. ¿La expresión subrayada tiene un valor connotativo o denotativo? ¿Por qué? 2. Explique el significado de esa expresión teniendo en cuenta el contenido del cuento. e. Lea el siguiente fragmento extraído del texto. "…porque en aquella desnuda extensión, calcinada por un sol inmisericorde, no se vislumbraban rastros de vida humana…" 1. La expresión subrayada es un recurso expresivo. ¿De cuál se trata? 2. Explique su significado en el texto. 116 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 117 f. ¿Qué tipo de narrador puede reconocerse a partir de la lectura de estos párrafos del cuento? Fundamente su respuesta. "Nicolás Vidal siempre supo que perdería la vida por una mujer. Lo pronosticaron el día de su nacimiento y lo confirmó la dueña del almacén..." "Tan insignificante y remota le pareció Casilda que no tomó precauciones con ella, y llegado el momento olvidó la precaución que siempre estuvo presente en sus pre- dicciones." "No se detuvo a pensar en eso porque comprendió la necesidad de actuar de inme- diato para salvar a los niños." Actividad n.° 3 Para realizar esta actividad lea la obra La isla desierta del escritor argentino Roberto Arlt. a. En la obra hay dos personajes que se contraponen: uno encarna la posibilidad de alcanzar la felicidad y el otro, la fuerza opositora a ese deseo. ¿Quiénes son esos per- sonajes? Trate de caracterizarlos tanto física como psíquicamente. b. Las obras de teatro se estructuran, por lo general, en un planteo, un nudo y un desen- lace. ¿Se cumple esto en La isla desierta? Fundamente su respuesta. c. En las obras de Arlt los personajes suelen ser antihéroes que se evaden de su destino común de mediocridad por medio de la fantasía. Esto ocurre también en La isla desierta. Escriba un breve texto para explicar cómo se suceden esos hechos en la obra y por qué. d. Escriba su opinión acerca del contenido de la obra. Lengua C • ACTIVIDADES DE AUTOEVALUACIÓN 117
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 118 Claves de autocorrección LENGUA Actividad n.° 1 a. Estrofa 1: Atardecer en el campo. Estrofa 2: El sol se oculta. Estrofa 3: Tristeza del recuerdo. Estrofa 4: Melancolía por un amor pasado. b. Sinestesia: "Tristeza dulce" c. Produce impresión de serenidad; melancolía serena, sin angustia, incluso bienvenida. e. Sí, puede inscribirse dentro de su temática ya que los escritores del 98 cantan a los campos de su tierra. El campo, las coplas, lo popular, forman parte de la realidad de España que quieren mostrar, no les interesa lo exótico y lo lejano, sino lo propio, lo nacional. f. Las respuestas son: V-F-V Actividad n.° 2 a. El título La mujer del juez refleja la importancia que tiene ese personaje en el desa- rrollo y en el desenlace de la historia. b. 1. Nicolás Vidal es hijo de una prostituta y de padre desconocido. Tiene 30 años y una voluntad de hierro. Fuerte, despiadado, violento, solitario, sin amor, de mirada tris- te, es el jefe de una pandilla de bandoleros. A lo largo del cuento, se muestra como hábil burlador de la justicia e insensible al sufrimiento de su madre. 2. El día en que nació Nicolás Vidal, la partera que lo trajo al mundo vaticinó que él perdería la vida por una mujer, tal como sucede al final de la historia. c. Juana La Triste es la madre de Nicolás Vidal. Prostituta y madre soletra, había trata- do de abortar al quedar embarazada, pero no logró su objetivo. Crió a su hijo como pudo, en el prostíbulo, y al momento de ser encerrada por el juez, hacía años que no lo veía. Se ahorca por la vergüenza que le produce que su hijo no haya ido a resca- tarla de su humillante prisión. d. 1. Tiene un valor connotativo, ya que la expresión no puede tomarse literalmente. Es una comparación que alude a un cambio total de actitud de una persona. 2. Significa que, por la presencia de su mujer, el juez cambia radicalmente al llegar a su casa; es totalmente distinto que en su comportamiento público. 118 EDUCACIÓN ADULTOS 2000 • Lengua
    • Lengua-c260705.qxd 24/08/05 1:24 p.m. P gina 119 e. 1. Es una personificación. 2. Significa que el sol pegaba en el desierto sin clemencia; su luz y su calor eran inso- portables. f. El narrador es omnisciente, porque conoce los pensamientos y sentimientos de los per- sonajes. Actividad n.° 3 a. Cipriano es el personaje que se atreve a soñar un mundo diferente y el jefe de la ofi- cina, su decidido opositor. Para describirlos puede imaginar el aspecto físico y las características de su personalidad, que podrá deducir a partir de las intervenciones de los personajes a lo largo de la obra. b. Se cumple porque el planteo ocurre en una oficina común, al inicio de la obra. Luego el nudo presenta el conflicto al que puede conducir la posibilidad de soñar un mundo diferente: la isla desierta. El desenlace, de nuevo en la realidad de la oficina, es pro- pio de la tragedia: los que se atreven a soñar un mundo mejor son despedidos sin cle- mencia. c. Los hombres y mujeres de la oficina cumplen funciones rutinarias y se dejan arrastrar por la fantasía de Cipriano, hasta desembocar en una desinhibición que promete libe- rarlos de la rutina. Sin embargo, la realidad del final castigará cruelmente su evasión. d. Para organizar su opinión, piense en preguntas como las siguientes: ¿le gustó o no? ¿Por qué? ¿Hay algún personaje que le haya gustado o desagradado especialmente? ¿Por qué? ¿Cree que la obra está completamente fuera de época o que podría repre- sentar una situación actual? Si se identificó con algún personaje, indique con quién y explique por qué. Recuerde que un texto de opinión se apoya en argumentos que fundamenten su postura. Lengua C • ACTIVIDADES DE AUTOEVALUACIÓN 119