El viejo y el mar (dtp)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

El viejo y el mar (dtp)

on

  • 1,019 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,019
Views on SlideShare
1,019
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
13
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El viejo y el mar (dtp) El viejo y el mar (dtp) Document Transcript

  • EL VIEJO Y EL MAR Análisis de la Obra Desde el Punto Personal. Breiner Enrique Pérez Morelo 5 DE MAYO DE 2014 FUNDACIÓN UNIVERSITARIA SANMATEO. Bperez@funsanmateo.edu.co
  • Página 1 Contenido  Justificación.  Introducción.  Objetivos Generales.  Desarrollo de la obra.  Personajes principales y secundarios.  Enseñanza de la obra.  Opinión personal.  Biografía del autor.  Conclusión.  Bibliografía.  Agradecimientos.
  • Página 2 Justificación Con el siguiente trabajo, se pretende incentivar a escribir y a entrar en el maravilloso mundo de la lectura a los jóvenes y personas con infinita imaginación. La historia nos enseña a valorar nuestros propósitos, metas o sueños ya que en la vida es normal sufrir para alcanzar lo propuesto. Sin embargo ser perseverantes y positivos nos abre ciertas puertas que antes no podíamos ver, lo que nos incita a tener una visión clara de lo que se quiere lograr. El viejo y el mar más que una obra es un ejemplo de superación, una historia que en sus 127 páginas solo tiene algo importante que decir: “No importa la edad, si aún te sientes útil de poder lograr tu meta; ve por ella”. Hernest Hemingway nos dice que “Un hombre de carácter podrá ser derrotado pero jamás destruido”, si lo analizamos desde el punto de vista personal en relación con la obra el viejo y el mar, hace alusión a las ganas que tenía el viejo por atrapar ese pez grande nunca antes visto y que aunque fueron muchos los intentos fallidos el anciano no dejó de insistir, además es importante resaltar que una buena conducta y dedicación son la clave para alcanzar el éxito.
  • Página 3 Introducción. Las obras de Hemingway tratan del hombre y la naturaleza, la lucha y el heroísmo, la fuerza moral y la soledad, el desposeimiento y la grandeza del fracaso. El viejo y el mar es, quizá, la culminación de estos temas en la obra del narrador norteamericano; por ello podemos encontrar todos y cada uno de ellos en la obra que estudiamos, aunque el tema central es el de la derrota, que dota de mayor dignidad al ser humano, quien, a pesar de que presiente que va a fracasar, sigue luchando hasta el final. El protagonista, el viejo Santiago, que ha conocido tiempos mejores, es un derrotado por la vida (vive en una situación miserable, de la caridad de Manolín al comienzo de la narración), aunque continúa en su lucha cotidiana (la pesca, aun cuando no ha pescado nada a lo largo de 84 días). Algo hay en ese viejo pescador, su dignidad de ser humano, que le hace ser respetado por el muchacho (y por algunos habitantes de la aldea, como vemos al final). Vive en casi completa soledad, rodeado sólo de recuerdos (y entre ellos estaría también su conocimiento del béisbol), y trabaja ahora en soledad (constantemente echa en falta al muchacho en su trabajo), porque para todos es un derrotado. Él todavía cree en sí mismo (el 85 podría ser su número de la suerte), ya que su combate en la vida es noble y espera ser correspondido. Esa lucha se desarrolla, como hemos dicho, en la soledad del mar, rodeado de agua y de peces que no pican, pero él encuentra en todo la nobleza, dignidad y hermosura de una vida plena, en la que cada uno gana aquello por lo que lucha. No cree que pueda ser derrotado (“El hombre no está hecho para la derrota. Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado”), porque antes será destruido: la lucha, como la de un héroe griego contra su destino trágico, da altura moral al personaje, incluso hermosura; lucha contra el pez, su “hermano”, en el que encuentra también nobleza y dignidad, porque lucha para sobrevivir, esperando conseguir un triunfo que la vida le negaba hasta entonces; pero lucha contra los tiburones aun sabiendo que nada conseguirá, que sólo quedará el testimonio de que lo había logrado; lucha a pesar del dolor y la desesperación, porque sabe que sólo eso es la vida.
  • Página 4 Objetivos Generales. "El Viejo Y El Mar" es un libro sencillo. No pretende ser más que el reflejo de un anciano que ha vivido toda su vida a merced de un mar al que le debe todo. Su pasión por el mar, por su trabajo, por los sinsabores y las alegrías que el líquido elemento le ha proporcionado y aún sigue haciéndolo, es reflejado de manera increíble por la pluma de este singular escritor, apasionado de una vida alejada de lo común. A cada página que leamos nos adentraremos en un mundo singular y desconocido. Un mundo que parece ser más sencillo a la vista de lo que realmente es. Ver cómo se desarrolla la existencia de este viejo pescador, sentir sus reacciones, sus temores... tener conciencia, por fin, de que nada es como nos lo pintan y que cada uno tiene una vivencia específica que todos deberían conocer. Eso es parte de lo que transmite Hemingway en esta obra que se ha convertido en un clásico del siglo XX. Indudablemente, sólo cuando uno se sumerge en sus páginas descubre la grandeza de ese libro, y de todo lo que encierra un contenido cargado de emociones, vivencias, miedos, alegrías y sueños.
  • Página 5 Desarrollo de la Obra. (Resumen). Santiago es un viejo pescador de Gulf Stream. Le acompaña un joven muchacho, con quien el sentimiento de aprecio es mutuo, pero éste tuvo que dejarle por otros pescadores con más fortuna en sus pescas. Sin embargo, él le seguía ayudando. Un día el viejo salió a la mar con el objetivo de terminar con su mala racha en la pesca. El muchacho le había conseguido cebo. Al cabo de unas horas de navegar, tras haber perdido de vista la costa, un pez picó el anzuelo. Era un pez enorme, dispuesto a luchar hasta la muerte, si era preciso. La barca navegó a capricho del pez mar adentro. Las fuerzas del viejo cada vez iban a menos y predecía que el pez le podía matar, pero tenía una fuerte determinación por conseguir sacarlo del agua, y no le importaba si tenía que dejar su vida en el intento. Tras una larga y dura batalla, el pez tuvo la peor suerte, y el viejo, rebosante de felicidad, ya que no creía que el pez fuese tan inmenso, lo amarro al costado de la barca, para poner rumbo a la costa. “Era tan grande, que era como amarrar un bote mucho más grande al costado del suyo”. Todo su empeño habría sido inútil si no consiguiese llevar el pez a tierra firme. Sin embargo, y para su desilusión, apareció un tiburón. Cuando el escualo se acercó a comer el pez el viejo le asestó un mortal golpe en la cabeza con su arpón. Se había librado del tiburón, pero no tardarían en acercarse otros más siguiendo el rastro de la sangre desparramada del pez herido. El viejo logró batirlos, pero se habían comido medio pez. Por la noche se le acercaron más, que acabaron con él, dejando solo la cabeza, la espina y la cola, suficientes para dar testimonio de la hazaña. Así, llego por fin a puerto. Era de noche y no había nadie para ayudarle a recoger. Cuando terminó se fue a su casa a dormir. A la mañana siguiente el muchacho, muy preocupado, fue a su casa para ver cómo estaba y le prometió que saldría a pescar con él. Los demás pescadores reconocieron el mérito de Santiago, al ver los restos del pez, que era un tiburón.
  • Página 6 Personajes Principales y Secundarios. Desde el título, el relato tiene dos protagonistas indiscutibles, el viejo pescador Santiago, y la naturaleza, representada por el mar. Entre ellos se libra una batalla diaria, la de la vida, en la que no hay enemigos ni vencidos. Hemingway escribe un relato con muy pocos personajes, presentados por un narrador que, al ser omnisciente y externo, proporciona una descripción objetiva de éstos. Sólo el viejo Santiago y el niño Manolín tienen ese carácter de personajes, aunque el pez (un pez espada) o los tiburones pueden ocupar el papel de antagónico. Santiago: el protagonista de la obra, se nos presenta como un viejo pescador flaco y desgarbado, con arrugas profundas y piel quemada por el sol. A pesar de su vejez, se nos muestra como un hombre fuerte y valiente aunque se siente solo y su única compañía es la de un muchacho al que enseñó el oficio de la pesca. Este sentimiento de soledad se acentúa cuando se encuentra mar adentro en su bote, pues alude constantemente a su añoranza del chico y, por ello, aunque piensa que lo pueden considerar loco, dialoga consigo mismo. Es un hombre austero y humilde, el cual está marcado por la mala suerte, puesto que lleva 84 días sin pescar ningún pez y sobrevive gracias a la ayuda del muchacho, que le proporciona comida y cebo para pescar. Sólo tiene dos pasatiempos: uno es el béisbol y por ello, siempre se preocupa de estar al tanto de los resultados de la liga (a través de periódicos viejos), los cuales comenta con Manolín. El otro son sus recuerdos de juventud, cuando viajó en un gran barco a África y vio los leones, o cuando era fuerte y ganó un duelo de pulso. También destaca el amor y el respeto de Santiago hacia la naturaleza, su admiración hacia las aves, los peces, las tortugas y el mar en general, a los que trata siempre de hermanos. A pesar de ser un viejo solitario y pobre, es querido y respetado por los demás pescadores y cuando lleva dos días sin volver de pescar todos se preocupan por él. Su necesidad de acabar esa mala racha sin pescar le hace pensar en varias ocasiones en el fracaso, obsesión constante a lo largo del relato. Manolín: es el joven que ya desde pequeño acompaña a Santiago en sus jornadas de pesca para aprender el oficio. Sin embargo, después de cuarenta días sin que el viejo cogiese ningún pez, sus padres deciden que salga a faenar en otro bote más productivo. A pesar de ello, sigue visitando a Santiago todos los días y, como se siente preocupado por la situación casi precaria, por la que está pasando su amigo, le proporciona comida, toallas y agua para que se asee y acude a visitarlo para hablar sobre béisbol o aventuras que Santiago vivió en África durante su juventud. El muchacho también echa de menos faenar con Santiago y promete acompañarle alguna vez. Es él quien ayuda al viejo al principio del relato y quien lo vela al final; es la única persona que se preocupa por él. El pez: puede ser considerado como un personaje más, pues es personificado, en cierto modo, por Santiago cuando habla con él. Todo comienza como una jornada normal en la rutina del viejo, salvo que lleva ochenta y cuatro días sin pescar un pez, y para él el número de la suerte
  • Página 7 es el ochenta y cinco, por lo que confía en que esa racha de mala suerte terminara ese día. En efecto, al cabo de unas horas nota que algo pica en el cebo; desde ese momento se desarrolla una lucha, lenta, reflexiva y pausada, que durados días hasta que puede matar al pez. A lo largo de ese tiempo, Santiago imagina cuáles pueden ser los movimientos del pez y habla con él, tratándolo siempre como hermano, hablando de su nobleza y dignidad, e incluso pidiéndole perdón por pescarlo y matarlo. Serán las acciones del pez, al arrastrar la barca de Santiago mar adentro y agotarlo, las que desencadenarán de alguna manera el desenlace: los tiburones, al olor de la sangre del pez, lo devorarán, pese a los intentos de Santiago de evitarlo. Se podría decir que la característica más importante del libro es que la narración está dotada de una descripción muy minuciosa de las acciones, los pensamientos, el entorno, etc. El narrador es omnisciente y en tercera persona, dándonos a conocer los pensamientos y las reflexiones del pescador. El lenguaje es en boca del viejo popular, incluso están sin traducir palabras del original que son propias del lugar en el que vive el protagonista. Sin embargo, el lenguaje del narrador no lo es tanto. Están incluidos diversos tecnicismos del mundo de la pesca. Habría que destacar la presencia de conceptos como el del destino, del que nadie escapa, la ineludible muerte y las duras relaciones del hombre y la naturaleza.
  • Página 8 Enseñanza de la Obra La obra narrativa de Hemingway que quiere ser un desafío a la imaginación del ser humano y un homenaje a su valentía y a su grandeza moral (al margen, por supuesto, de toda religiosidad, y en un sentido acaso cercano al nihilista de quien confía sólo y exclusivamente en lo inmediato). Un desafío por cuanto que en pleno siglo XX el hombre debe seguir descubriendo e inventando formas de enfrentarse a su destino conservando al mismo tiempo la cordura; ya que en esa fidelidad a su destino el hombre encuentra el punto de referencia de su coherencia y de su respeto a sí mismo y a los demás. Por eso hay ya en las primeras obras de Hemingway una decidida apuesta por la búsqueda de un norte moral, de unos comportamientos y unas pautas que conjuguen el rechazo del caos con la construcción de una vida sencilla y llena de fe en el hombre. Su obra incide más en el aspecto de la nobleza del individuo, capaz de enfrentarse por sí solo a un mundo hostil, trágico, del que la naturaleza y la muerte son los mayores símbolos. El viejo y el mar (The old man and the sea, 1950), posiblemente uno de sus mejores relatos, donde un anciano pescador se enfrenta valerosamente a la naturaleza y a la muerte sólo por demostrarse su capacidad de luchar todavía contra el mar: aunque la muerte parece rozarlo, su ilusión y su grandeza lo salvan de ese “último día” y le abren la luz de nuevos soles. Y en esta idea podríamos encontrar un sentido existencial a la obra: el ser humano, solo en el mundo, ha de luchar hasta el final, a pesar de que sabe que será derrotado, porque en ese final siempre está la muerte. .
  • Página 9 Opinión Personal. El viejo y el mar es sin duda una parábola sobre un aspecto de la condición humana: la lucha heroica de alguien que, pese a estar en sus horas más bajas, es capaz de enfrentar las dificultades de la naturaleza, representadas en el gran pez que captura, aunque después de vencerlas deba sufrir las consecuencias de la fatalidad, que encarnan los tiburones que terminan devorando al pez. La destreza y experticia con la que Santiago logra vencer a su adversario, superan con creces a la fuerza física que ya no posee y al hecho de encontrarse solo. Es también, pues, una reivindicación de la vejez, en la medida que esté acompañada de coraje y determinación. El viejo y el mar es un canto de optimismo y motivación, a la vez de conmovedor y descarnado. Sin proponérselo, su efecto es similar al de los más populares libros de autoayuda.
  • Página 10 Biografía del Autor Escritor americano, (Oak Park, Illinois, 21 de julio de 1899 – Ketchum, Idaho, 2 de julio de 1961). Ernest Hemingway fue uno de los grandes autores estadounidenses del siglo XX y es considerado como una de las figuras claves dentro de la novela contemporánea, siendo galardonado con el Premio Nobel de literatura en 1954. Hemingway comenzó su carrera como periodista, escribiendo para el Kansas City Star, pero sus ansias de aventura y acción le llevaron a alistarse como conductor de ambulancias en la I Guerra Mundial. Durante la contienda fue herido de importancia y pasó tiempo recuperándose antes de retomar su carrera periodística como corresponsal extranjero. Durante su época en París, Hemingway comenzó a escribir, aunque sin demasiado éxito, ya que Tres relatos y diez poemas (1923) o En este mundo (1925) no llamaron la atención de la crítica. Casado y con un hijo, Hemingway se ganaba la vida viajando como reportero o haciendo de sparring de boxeo, por poner un ejemplo. En 1925 Hemingway escribió Fiesta, un relato del París bohemio que le valió su primer éxito, al que siguió Muerte en la tarde. Sin embargo, el verdadero salto de Hemingway a la primera línea literaria llegaría con Adiós a las armas (1929). A partir de ese momento comienza una nueva época en su obra, mientras sigue como corresponsal, siguiendo conflictos como la Guerra Civil Española, que tan bien reflejara en Por quién doblas las campanas. Con el estallido de la II Guerra Mundial, Hemingway participó como periodista, llegando a participar en el desembarco de Normandía. Es de los primeros en pisar París, pero toda esa avalancha de acontecimientos desemboca en un parón creativo que duraría hasta 1950 con Al otro lado del río y entre los árboles. Poco tiempo después, en 1952, Hemingway publicaría un cuento escrito ya en su finca cubana de Finca Vigía, con el que ganaría el Premio Pulitzer: se trataba de El viejo y el mar, inspirado por la isla de Cuba y sus gentes. En 1953 recibió el Premio Nobel de Literatura. En sus últimos años siguió escribiendo pero su última y esperada novela nunca vio la luz, dejando sólo algunos nuevos cuentos y relatos. Ernest Hemingway murió en 1961 de un disparo en la cabeza, barajándose tanto la posibilidad de un accidente como la del suicidio.
  • Página 11 Conclusión Esta es una obra basada en la vida real y con un toque de imaginación, en la que Ernest Hemingway trata de plasmar la vida de los pescadores de cuba y sus carencias, las cuales pudo notar en un paseo por la mar durante sus viajes a la Isla. Es una novela sobre la gente humilde de Cuba. En esta ilustre obra, el autor ha logrado resaltar un hondo simbolismo que representa la lucha por la vida y los afanes de la humanidad por sobre vivir, además de muchos valores que son elementales para el buen funcionamiento de una sociedad común, demostrándonos que la vida es una lucha constante, a la cual se debe afrontar con valor aunque a veces la derrota sea irremediable; es así como a través de cada argumento se describe a un hombre viejo que vive solo, rodeado por el mar a la espera de conseguir un gran pez que le reporte beneficios a él y a los de su comunidad. Siempre con esperanza. En su soledad, el viejo medita, mientras se rodea de pequeños momentos que le brinda su entorno. Su respeto y amor por la naturaleza es un homenaje que rinde Hemingway al lugar donde fue inspirada esta novela. También el viejo nos demuestra a los lectores que, la perseverancia en la lucha es vital y aunque muchas veces el destino no nos trae muy buenas experiencias, se debe recordar que siempre habrá una recompensa por todos nuestros esfuerzos. A través de las palabras de un diálogo sencillo pero muy sustancial, se logra además destacar muchos otros valores y virtudes que rodean al anciano y al muchacho. Esta novela nos ayuda a identificar que los valores son parte vital de las personas y cualidades como: el respeto, la solidaridad y esencialmente la perseverancia son las características principales que rodean al protagonista y al resto de personajes que interactúan en la historia, demostrando así un paradigma de lo que los seres humanos deberíamos ser, pues la obra tuvo un final, muy apto para lo que Santiago esperaba, lograr vencer las adversidades del mar, aunque su meta de tener vivo al pez, no lo pudo lograr, en realidad el muchacho fue el portavoz de ese mensaje que quería dar Hemingway, cuando Santiago adolorido y cansado le decía al muchacho que "me derrotaron Manolin, me derrotaron de verdad. Mientras Manolin decía que "No, él no lo derroto", más bien Santiago triunfó ya que es impresionante el valor y la audacia del protagonista, ese viejo pescador, sin nada que ganar o perder, que arriesga su vida en pos de un pez, sólo por el placer de la lucha, del enfrentamiento. La descripción de los tres días que el marinero permanece en alto mar, perdido, peleando con el animal y desafiando las fuerzas de la naturaleza, es de una épica muy poco común. La novela se agrupa dentro de las más relevantes de la literatura norteamericana y que, además, está llena de sentido épico; reflejo la sencillez y la poderosa fuerza expresiva de la oralidad, muy con el estilo del escritor, además que nos hace referencia hacia una visión
  • Página 12 realista de lo que la sociedad debería poseer, refiriéndose a los principios, valores y demás enseñanzas destacadas en cada página que constituye este libro. Bibliografía. http://www.elviejoyelmar.org/analisis-de-la-obra http://html.rincondelvago.com/el-viejo-y-el-mar_ernest-hemingway_3.html http://www.elviejoyelmar.org/Argumento http://www.slideshare.net/Ninalaya/el-viejo-y-el-mar-ninalaya http://www.youtube.com/watch?v=z1RxH9Q20Bo
  • Página 13 Agradecimientos. Culminado el trabajo, de antemano agradezco la atención prestada y la voluntad de leer el documento, realizado a los cinco (5) días del mes de mayo del año 2014, espero sea de su agrado. El relato anterior nos ayudara a superarnos como personas y a tener mejor visión del mundo que nos rodea, ya que cada día es una aventura o peripecia que nos toca vivir.