La importancia de las bellas artes
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

La importancia de las bellas artes

on

  • 566 views

La educación artística y su importancia en la educacion

La educación artística y su importancia en la educacion

Statistics

Views

Total Views
566
Views on SlideShare
527
Embed Views
39

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

1 Embed 39

http://artisticabellasartesdanza.blogspot.mx 39

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

La importancia de las bellas artes La importancia de las bellas artes Document Transcript

  • LA IMPORTANCIA DE LAS BELLAS ARTES DENTRO DE LA EDUCACIÓN Se ha demostrado científicamente que el estudio de las bellas artes, desde edad temprana, cultiva en el ser humano una sensibilidad que lo lleva ha desarrollar una ética muy sólida en su vida adulta. No exagero cuando afirmo que si dentro de los planes de estudios, desde el preescolar hasta la universidad, se incorporan materias relacionadas a las bellas artes, formaremos personas con una sensibilidad que les permita elevar el espíritu, así como conocer su yo interno, fuera de dogmas y con un amplio criterio. No olvidemos que las artes están vinculadas íntimamente a los sentidos y que estos nos nutren para una vida plena, es decir disfrutar de la existencia. La música, por ejemplo, nos permite la concentración. A través de escuchar música nuestra mente navega y logramos profundizar en nuestra interioridad, también despierta el sentido del oído y esto nos hace más perceptivos; y cuando la escuchamos en forma melódica nuestro sentido del ritmo se agudiza. Las canciones nos permiten expresar sentimientos de una manera dulce o dolida pero rítmica y sensorial. Daniel Barenboim, director de la Opera de Berlín y de la Orquesta Sinfónica de Chicago, de origen judío, cree que la música “no soluciona conflictos”, pero sí puede contribuir a crear escenarios de paz y convivencia entre pueblos que en teoría son enemigos y están enfrentados hace décadas. Barenboim de 59 años y considerado uno de los músicos más talentosos del mundo, imparte desde hace cuatro años un taller: el West Eastern Divan, cuyo leitmotiv es fomentar mediante la música esta idea sencilla: “Los artistas y los músicos, no tenemos que esperar a que los políticos se pongan de acuerdo sobre algo que queremos ejercer ahora mismo; la paz. En el Teatro de la Maestranza de Sevilla al presentar el resultado del taller, comento: “El concierto de hoy, es una gran ocasión para ejercer este derecho por muchas razones: hicimos un taller intenso y extenso en Andalucía, región que para muchos de estos jóvenes es parte de su historia, pues aquí han convivido durante siglos judíos, musulmanes y cristianos. El programa es un desafío a toda la política en Medio Oriente, ya que el concierto para tres pianos de Mozart, lo interpretaran, un israelí, un palestino y un sevillano de religión católica. Esto tiene un valor muy
  • importante más allá del simple amor a la música y la cultura, que es razón de enorme alegría. La gente saldrá del teatro pensando dos cosas: queremos que haya paz, entendimiento y esto que pasa de ser la continuación de nuestra historia común” La literatura desarrolla nuestro pensamiento, el lenguaje se vuelve amplio y florido, logramos transmitir nuestras ideas con suma claridad, ya que ha través de la lectura nuestro vocabulario se hace más extenso; además de permitirnos vivir grandes aventuras, conocer la historia universal, lograr parámetros con nuestra vida cotidiana mediante las moralejas que nos dejan las novelas de la literatura clásica. En conocido periódico de difusión nacional comentaba el editor Eduardo Robles que las técnicas y métodos pedagógicos empleados en las últimas seis décadas para fomentar la lectura en los alumnos del nivel básico, has sido erróneas y eso ha propiciado los bajos niveles de lectura dados a conocer recientemente. México ocupa el penúltimo lugar en los índices de lectura de una lista de 108 países. Robles se expresó así: “En México no leemos por esa imposición lectora que ha encadenado al libro a un propósito y lo ha hecho pasar como un medio para obtener un fin, cuando la lectura es un fin en sí mismo. Hay que leer por placer, no sólo para estudiar o ganar una calificación; el día que eso se entienda podemos ganar adeptos para hacer de ellos lectores de verdad, por gusto”. y concluye: “los métodos de lectura aplicados por los maestros y aprobados por la SEP son un error Garrafal, la secretaría lo sabe y lo fomenta, para cambiar este error se requiere de una revolución educativa que el gobierno no quiere asumir ni realizar. El error se ha cometido y ahora tenemos nosotros los educadores que resarcirlo”. El teatro y la danza hacen más ágil nuestro cuerpo, nos permiten la comprensión de los ritmos y nos llevan a la tan necesaria catarsis cuando el cuerpo se suelta libremente. Estas asignaturas están íntimamente ligadas al arte de la seducción así como a los ritos triviales, además nos permite desarrollar el equilibrio; de hecho, el ser humano se puso en dos patas cuando comenzó a bailar. Las artes visuales y la arquitectura, nos refieren constantemente a nuestra historia. En términos modernos tiene mucho que ver con nuestro disco duro, pues está comprobado que sin referentes visuales perdemos la memoria; por ende, necesitamos contar nuestras experiencias en forma visual. Para muestra ahí están las cuevas de Altamira que nos narran la vida cotidiana de nuestros ansestros.
  • Una pintura, un edificio, un parque, una fotografía nos dan referencias de nuestro sentir y ser, además nos llevan a comprender a nuestros antepasados, son fiel testimonio de nuestra historia, sin la cual no nos podríamos reconocernos: quiénes somos y a dónde vamos. Sin las artes visuales no tendríamos identidad, ni reconoceríamos el lugar donde nacimos sin el referente visual, ya sea arquitectónico o plástico. Los experimentos como el Big Brother que bien los describe George Orwel, en su novela 1984, y que utilizaron los nazis en la Segunda Guerra Mundial, y los chilenos durante la dictadura militar, por cierto con gran éxito, los cuales consistían en encerrar durante un período de tiempo a un grupo de personas en cuartos blancos y cerrados, sabiendo que eran observados constantemente a través de cámara. Con estas acciones lograban borrarles el disco duro; es decir, perdían la memoria. Con la pintura y la arquitectura se desarrolla el sentido de la vista, pero más que ver es observar. No hay que olvidar que las artes al igual que la ciencia, se han desarrollado y están por así decirlo al día; y no casualmente son las asignaturas que han alimentado a las mayores mentes rebeldes, las que logran los cambios. Y cuando digo rebeldes, es con causa. Sin Sor Juana Inés de la Cruz la literatura mexicana estaría desposeída de esa magnificencia, sin Las Trampas de la Fe de Octavio Paz, tampoco comprenderíamos nuestra mexicanidad; pues son obras que nos llevan a nuestra identidad. Pienso que es muy importante ingerir en los planes de estudio que rigen instituciones tales como la SEP, la UNAM y el IPN, que tienen a su cargo la educación del país. Para que el conocimiento de las bellas artes se imparta como una materia tan importante como las matemáticas, hay que participar en forma activa junto con los congresos - tanto locales como federales - reconsiderando modificar él artículo tercero de la Constitución Mexicana, referente a la educación, el cual sexenio tras sexenio ha sido estratégicamente recortado y no con buenos fines sino con la equivoca idea de que mantener a un pueblo ignorante se le domina mejor. El problema es de fondo, por eso la solución tiene que ser desde la raíz. Como decía Catalina la Grande: “al pueblo entre menos luz, mejor”. Son los pedagogos y los maestros, los que tienen que tomar nuevamente las riendas de los planes de estudio, de la mano del sector más sensible de la sociedad que son los artistas e intelectuales, para salvar a estas nuevas generaciones que están aprobando la guerra y la deshumanización que, a su
  • vez, dan paso a la corrupción, al individualismo extremo, al quítate tú pa ponerme yo. Es importante aclarar que no pretendemos hacer artistas a todos los alumnos, unos serán apreciadores y otros ejecutantes, es decir no todos los melógamos saben tocar un instrumento, pero si aprecian la música, los coleccionistas de arte no saben pintar, pero conocen de pintura, no es necesario escribir un libro para gozar del placer de la lectura. Por último menciono el discurso de Vicente Leñero en Los Pinos cuando recibió el Premio Nacional de Literatura, en el que dijo: “fuera de dar zancadas en las salas de exhibición y cortar el listón de inauguración, no tengo costumbre de ver a los funcionarios públicos, así como al clero, disfrutando de un ballet, de un concierto, de una obra de teatro, tampoco comentando alguna obra literaria”. Cuando se le preguntó a Sari Bermúdez, directora del Consejo para la Cultura y las Artes de por qué de esta extraña actitud, comentó que los funcionarios públicos estaban tan ocupados que no tenían tiempo de ir a ver los resultados de la cultura. Biblografía: El Derecho a la Pereza de Paul l’Fargue, La Revolución Educativa de Paulo Freire, El arte de amar de E. From, Canto a mí mismo de Witman La Búsqueda del Paraíso de Paul Gaugin El Juego de Abalorios de Herman Hesse Sondeo: Se preguntará a los asistentes si conocen los numerosos museos, galerías y foros de nuestro país, en los que se exponen las diversas obras artísticas actuales y de todos los tiempos. Así como cuestionarlos sobre cada cuándo asisten a un concierto, a un ballet o a una obra de teatro y cuántos libros leen al año. Conclusiones: • Presentar planes y proyectos de estudio en las áreas de Bellas Artes • Lograr el compromiso de participación en los congresos legislativos. Artenautas, a.c.
  • …y la nave va