Planeacion prospectiva milkos tello

33,969 views
33,696 views

Published on

Published in: Technology, Business
0 Comments
5 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
33,969
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
20,144
Actions
Shares
0
Downloads
644
Comments
0
Likes
5
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Planeacion prospectiva milkos tello

  1. 1. Planeacion Prospectiva Una estrategia para el diseno del futuro Miklos • Tello~).1. centrodeestudiosprospectivos fundaci6n javier barros sierra, a.c. LIMUSA
  2. 2. ~ ., PLANEACION PROSPECTIVA: UNA ESTRATEGIA PARA EL DISENO DEL FUTURO
  3. 3. PLANEACION PROSPECTIVA: UNA ESTRATEGIA PARA EL DISENO DEL FUTURO TOMAs MIKLOS MA ELENA TELLOCX)CENTRO DE ESTUDIOS PROSPECTIVOSDE LA FUNDACU1NJAVIER BARROS SIERRA AC LIMUSA MEXICO, Venezuela, Colombia, Espana, Guatemala
  4. 4. Miklos, Tomas Planeacion prospectiva : Una estrategia para el diseno delfuturo/ Tomas Miklos. -- Mexico: Limusa: Centro deestudios prospectivos Fundaci6n Javier Barros Sierra, 2007.204 p. ; 15.5 x 23 m. .ISBN-13: 978-968-18-3848-51. Planiflcacl6nI. Tel/o, Maria Elena, coaul.Dewey: 658.4012 I 22 / M6368p LC: HD30.28 LA PRESENTACION Y DISPOSICi6N EN CONJUNTO DE PLANEACION PROSPECTIVA SON PROPIEDAD DEL EDITOR. NINGUNA PARTE DE ESTA OBRA PUEDE SER REPRODUCIDA 0 TRANSMITIDA, MEDIANTE NINGUN SISTEMA 0 METODO, ELECTRONICO 0 MECANICO (INCLU­ YENDO EL FOTOCOPIADO, LA GRABACION 0 CUALOUIER SISTEMA DE RECUPERACION Y ALMACENAMIENTO DE INFORMACION), SIN CONSENTIMIENTO POR ESCRITO DEL EDITOR. DERECHOS RESERVADOS: © 2007, EDITORIAL LlMUSA, SA DE c.v. GRUPO NORIEGA EDITORES BALDERAS 95, MEXICO, D.F. C.P.06040 ~ 51300700 ~; 55122903 lid limusa@.noriega.com.mx T www.nonega.com.mx CANIEM NUM. 121 HECHO EN MEXICO ISBN-13: 978-968-18-3848-5 19.1 D. cSrJ)
  5. 5. " III diceAl Lector, 9 Introduccion, 11 Primera Parte, 31 1. leomo se ha estudiado el futuro?, 31 1.1 Retrospectiva de los estudios del futuro, 32 1.2 Estudios del futuro: perfil y aproxirnaciones, 37 1.3 En tomo a los estudios del futuro, 51 2. lPor que Prospectiva?, 55 2.1 Hacia una conceptualizacion de la prospectiva, 55 2.2 Prospectiva: elemento clave de la planeacion, 59 5
  6. 6. 6 PLANEA06N PROSPECITVA 2.3 Prospectiva y metodologia, 70 2.3.1 Elementos ba.sicos de la prospectiva, 70 2.3.2 Fas~s de la prospectiva, 79 Segunda parte, 99 3. lComo desarrollar los futuros?, 99 3.1 Estudios del futuro. AnaIisis de casos, 100 3.2 Inventario tecnico, 109 3.3 Condiciones particulares para los estudios prospectivos, 132 Tercera Parte, 143 4. Hacia una nueva dimension de los estudios prospectivos, 143 Anexos, 157 A. Consideraciones para la seleccion de tecnicas e instrumentos, 157 B. Tecmcas e instrumentos prospectivos, 161 C. Cuia bibliogrMica, 187 Bibliografia, 195
  7. 7. Presentaci6n Entre los objetivos de la Fundaci6n Javier Barros Sierra, AC y desu Centro de Estudios Prospectivos estan realizar y promover estudiosde prospectiva y contribuir a la formaci6n de recursos humanos y adifundir los conocimientos en dicha area. Analizar y construir con rigory seriedad futuros de largo plaza no es tarea trivial. Requiere deimaginaci6n y creatividad, pero aplicadas de manera sistematica, or­denada, regulada. Asi, la prospect iva ha ido adoptando y adaptando unacervo cada vez mas amplio de metodos y tecnicas, tanto para estimularla generaci6n de imagenes como para introducir en elIas elementos deracionalidad. En sus ya 15 anos de vida la Fundaci6n ha editado y co-editado varioslibros con los resultados de algunos de sus estudios. Con todo, laliteratura en espanol sobre estudios del futuro no es particularmenteabundante, y 10 es menos todavfa cuando se trata del amilisis de laactividad misma de hacer estudios prospectivos. De 10 poco existente,buena parte corresponde a traducciones de otros idiomas. Por ello, laFundaci6n decidi6 colaborar con la editorial Limusa en el esfuerzo depublicar y difundir la presente obra, aun cuando ella no sea productodirecto de alguno de sus proyectos. 7
  8. 8. 8 PRFSENTA06N. En el campo de la prospectiva, como en practicamente cualquier otro, existen diferentes escuelas de pensamiento. Si bien estas compar­ ten buena parte de su territorio, muestran tambien divergencias impor­ tantes tanto en sus paradigmas como en las herramientas e instrumentos que emplean y el modo en 10 que hacen. Asi,: resulta s610 natural que los puntos de vista expresados por los autores de esta obra coincidan a veces y difieran en otras con la interpretaci6n que sobre las tareas de la prospectiva y las formas de realizarlas tienen la Fundaci6n y su Centro de Estudios Prospectivos. Este libro se agrega, y en muchos sentidos complementa, a otro, de Wladimir M. Sachs, editado en 1980 por la Fundaci6n, titulado "Disefio de un Futuro para el Futuro". Seguramente contribuira a que un publico mas amplio se familiarice con los problemas y tecnicas de prospectiva y algunas formas de imaginar y, por ende, construir futuros. Por parte del Centro de Estudios Prospectivos de la Fundaci6n Javier Barro&.Sierra AC, Dolores Ponce, Gisela Gutierrez, Juana Soto y Sara Mata estuvieron a cargo del cuidado de la edici6n y el formato dellibro.
  9. 9. Al Lector Seguramente usted no perteneee al grupo de qmenes eonsideran elfuturo como imposible de preyer, ni como algo claramente predeter­minado. Por 10 tanto, tampoeo pretende quedarse sentado a esperar aque nel futuro nos aleanee n de ser asi, nunea hubiera abierto este libro. , Ahora bien, l.que tanto esta aetitud personal refleja 0 es eompartidapor sus amigos, eolegas, representantes politicos y/o gobernantes,grupos, empresas u organizaeiones, a las que perteneee?; i,que tantoquiere y puede usted haeer para eambiar aetitudes 0 posieiones pasivas,o cuando mueho simple mente reaetivas (que s610 reaccionan pero queno preven), por otras dimlmicas 0 proaetivas (que planean y actuan enfunci6n de previsiones)?; l.que hace usted ya por construir mejoresfuturos para ellargo plazo, tanto en 10 individual como en 10 colectivo,10 institucional y 10 masivo? Si estas preguntas Ie inquietan y desea hacer algo para lograr unfuturo mejor, este puede ser un libro import ante para usted. Lo sera,aunque s610 pretend a satisfaeer en algo su deseo de saber (epis­temofilia) sobre prospeetiva y sobre el estudio del futuro. De cualquiermanera, Ie auguramos que por 10 menos Ie sera interesante. 9
  10. 10. 10 PLANEA06N PROSPECTIV A El elemento central de este libro, la prospectiva, se sostiene sobre la premisa de que: no s610 es factible conocer inteligentemente el futuro, sino que tambien es posible concebir futuros alternativos, de entre ellos seleccionar el mejor y construirlo estrategicamente. Sin embargo, quisieramos ponerle sobre aviso en cuanto a metodolog(a. En prospectiva se yen conjugadas sabiamente actitudes e instrumentos de alta creatividad y de relativo subjetivismo con tecnicas y posiciones provenientes de las ciencias duras y de la busqueda de objetividad. En cambio, estan excluidas tanto las actitudes mfsticas, magicas 0 fanaticas como las exageradamente rfgidas 0 conservadoras. Opera bajo posiciones eminentemente gn6sticas, racionales, consen­ suales y constructivas, asume la capacidad de conocer, impone el requi­ sito de razonar, demanda la flexibilidad que requiere el alcanzar consenso y exige actitudes positivas para la construcci6n de futuros realistas. Por ultimo, pero de la mayor importancia, la prospectiva implica una visi6n holfstica (el todo por encima de las partes), teleol6gica (ellargo plazo por sobre el mediano y el corto) y trascendental (generadora y gestora de cambios estrategicos). En conclusi6n, la prospectiva representa la mejor opci6n metodol6gica disponible hasta ahora, para estudiar y trabajar sobre el futuro. Este libro conform a una clara invitaci6n y orientaci6n para aplicarla convenientemente. En todo caso, constituye un paso hacia adelante; es allector a quien corresponden los pasos subsecuentes. Tomas Miklos y Marfa Elena Tello.t
  11. 11. Introducci6n La bilsqueda iQue futuro nos espera?, icomo senl el mundo del manana?, icomosera el siglo XXI?, ... son algunas de las apasionantes preguntas que noshacemos con frecuencia. iNos preocupa realmente el futuro?, inospreocupa solo a nosotros?, ide que nos sirve conocerlo?, ies factibleconocerlo?, ipodemos hacer algo al respecto?,... Para contestaradecuadamente a las primeras preguntas, previamente habremos de darrespuesta a las segundas. De ello trata este libro.La invitaci6n El futuro nos atrae y nos intriga a todos. Queremos conocerlo parapoder manipularlo, para poder cambiarlo. Por ello, y para ello, hansurgido las artes adivinatorias, las premoniciones, las predicciones ymuchas de las creencias en la magia, en la brujeria y en gran numero deritos. Desde siempre, encontramos al hombre buscando conocer su futuro.En cad a pagina de la historia, en los actos religiosos y en todas las 11
  12. 12. 12 PLANEACl6N PROSPECITV A escenas de la mitologfa, desde el Onlculo de Delfos hasta los mas ortodoxos de los cientfficos modernos, es patente que el hombre ha dedicado (y sigue dedicando) tiempo y esfuerzo para conocer su futuro, el de la humanidad, el de un determinado pais 0 region, el de una disciplina dada, etc. Vnos por temor y otros con esperanza; unospor caminos mas sub­ jetivos y emocionales y otros con pretendida objetividad y apego a la ciencia; unos muy centrados en su persona, en algun aspecto amoroso 0 en su fortuna; otros con mayor interes y dedicacion a dimensiones sociales, 0 inc1uso a la humanidad en general; ...todos, todos nos hemos interesado en conocer el futuro. Por ejemplo, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento se relata, con lujo de detalles, un sinnumero de hechos premonitorios y de mensajes acerca del porvenir. Muchas de las apariciones y de los milagros tuvieron como fin advertir a la humanidad sobre 10 que habria de acontecer. Los adivinos, los futurologos, los astrologos, los elaboradores de horoscopos, los lectores de cafe, de agua y de la palma de la mano, etc., no hacen otra cosa que tratar de predecir y advertir sobre el futuro. Seguramente tambien habra usted escuchado 0 lefdo que muy pronto la robotica (el empleo de robots para hacer 10 que normalmente se espera realice el ser humano) y la ingenierfa genetica (la manipulacion del hombre sobre las conformaciones de los seres vivos surgidos de la reproduccion) seran habituales en nuestras sociedades. Estas y otl-as aseveraciones, unas mas cientificas y objetivas que otras, han generado creyentes, convencidos, escepticos, oponentes, polemis­ tas y hasta fanaticos. Naturalmente, los mas ortodoxos se de fiend en pretendiendo apegarse al"metodo cientffico"; mientras que los fanaticos se apoyan en "actos de fe" 0 "de interes politico". Nosotros mismos, al participar en juegos de azar, de apuesta, de carreras de caballos 0 de galgos, de peleas de gallos 0 de hombres, ino pretendemos adivinar 0 preyer?, ino nos basamos muchas veces en intuiciones, en suefios, en casualidades 0 en causalidades ilusorias?, ino hemos hecho de las conformaciones del Gabinete y de los resultados de las elecciones un verdadero de porte adivinatorio?
  13. 13. INTRODUCCI6N. 13 Aun en los dominios de la ciencia, gran cantid ad de personas, de tecnicas y de procesamientos de informacion intervienen en la formulacion de proyecciones y prospecciones para "conocer el futuro", aunque solo sea por partes. iN0 ha escuchado aseverar que la poblacion mundial del ya cercano ano 2000 sobrepasanl seis mil millones de habitantes,o que la poblacion de nuestro pais rebasanllos 100 millones (incluso con cifras mas exactas)? No es diffcil darse cuenta que detras de estas posiciones cientificistas o subjetivistas, se encuentran dificultades metodologicas y contradic­ ciones psicologicas e ideologicas. Con frecuencia se exageran las diferencias y los antagonismos, tomando posiciones mutuamente destructivas; los extremistas tienden aver el futuro como bueno 0 como malo, como blanco 0 como negro, como esperanza 0 como desesperan­ za, como disyuntivas y no como posibles convergencias, imucho menos como alternativas intermedias! y iaun menos como consecuencias de la accion responsable y consciente del hombre!. Estas mismas personas yen el futuro como simple prolongacion del pasado, 0, en caso contrario, como castigo de las mal as acciones de dicho pasado. Asf, los cientificistas hacen estudios estadisticos, proyecciones matematicas y analisis de probabilidades; los fanaticos consideran todo como castigo de Dios 0 como obra del Diablo; los ilusos esperan que se les cumpla el destino anunciado por una pitonisa, astr610ga 0 lector de cafe. La mayor parte de los demas permanecen paralizados ante la angustiante impotencia humana. De esta frustrante desesperanza surgio la necesidad de contar con algun 0 algunos mecanismos para hacer al hombre nueva mente autor de su futuro. EI futuro En estricto sentido, hablar del futuro significa hablar de algo que aun no existe. Sin embargo, nuestro lenguaje esta plagado de eI. Asf, escuchamos con frecuencia frases como "prepararnos para el futuro", "el futuro esta en los ninos", "construir la sociedad del manana", "este producto alterara nuestro futuro", etc. Se trata indudablemente de frases ideologizadas con prop6sitos comerciales pero que logran "en­ ganchar" y "aprovechar" nuestro interes y angustia por el futuro.
  14. 14. 14 P! .ANEACI6N PROSPECI1V A Si buscamos en un diccionario la definicion de futuro encontraremos que "es aquello que esta por venir". Es precisamente en este "por venir" en el que el ser humano tiene un papel importante. Veamos: si pens amos en el pasado, este es ellugar de los hechos, en donde nosotros no podemos hacer ya nada, mucho menos cambiarlo. Todo esta dado. En contraste, el futuro es un horizonte amplio y abierto en el que ciframos nuestros ideales y esperanzas, es un ambito en el que podemos imaginar y crear. Mientras que el pasado pertenece a la memoria, el futuro es el ambito de la voluntad. lPor que entonces no tomamos una actitud diferente y mas activa ante el porvenir?, lpor que no crear el manana y hacer en el presente 10 posible para llegar a el? Es en este campo donde se ubican las investigaciones del futuro, las cuales pretenden: * Definir y analizar alternativas futuras, es decir, responder a las preguntas: lcomo podrfa ser?, lcomo desearfamos que fuese?, y, en el caso especffico de la prospectiva, lque debemos y podemos hacer hoy para lograr el porvenir deseado? * Examinar las implicaciones de nuestros planteamientos hipoteticos. Esto es, conocer las posibles repercusiones 0 impac­ to, al cambiar 0 modificar algunos elementos de nuestra vida. Por ejemplo: lque sucederfa de elevarse la esperanza de vida de la poblacion?; se requerirfa, sin duda, el incremento de los servicios de seguridad social, del numero de casas de asistencia, mas acciones encaminadas a la atencion de la tercera edad, etc. * Prepararnos para los cambios manteniendo una actitud abierta. La aceleracion de nuestra vida modern a y la rapidez con la que surgen los cambios, han propiciado que nuestros habitos y valores se vean afectados, en ocasiones sin que nosotros mismos nos demos cuenta de ello. Pensemos, por ejemplo: la cuantos de nuestros abuelos no asombro el surgimiento de la radio 0 la television, llegando a modificar incluso la vida familiar? Actual­ mente, la cuantos de nosotros no deja de sorprendernos la "invasion" de las computadoras en nuestra vida diaria?
  15. 15. INTRODUCCION. 15 * Brindar informacion relevante en una perspectiva a largo plazo. Esto nos ayuda a tomar medidas preventivas. Por ejemplo: si consideramos que para el ano 2000 existira un grave problema de produccion de alimentos, podremos llevar a cabo desde hoy algunas acciones para evitar este desastre. Para estudiar el futuro existen por 10 menos cinco grandes enfoques. Algunos de ellos nos son mas familiares, ya que aparecen con mayor frecuencia en la prensa, la radio, la television, los libros, etc. Uno de estos enfoques 10 constituyen las proyecciones, las cuales taman algunos datos 0 eventos del pasado y el presente llevandolos -a traves de diversos metodos matematicos, estadfsticos, cualitativos- hacia el futuro. Parten de la continuidad de las tendencias, brindando una imagen del futuro. Un ejemplo clasico de esta alternativa para conocer el futuro, 10 representan los estudios de proyeccion de la poblacion, mismos que en nuestro pafs permiten preyer una poblacion de cerca de 100 millones de habit antes para el ano 2000, con una tasa de crecimiento anual del 1.2% y donde habra casi el mismo numero de mujeres que de hombres. Por su parte, las predicciones se basan en visiones deterministas. Presentan enunciados irrebatibles (que pretenden ser exactos) sobre 10 que necesariamente habra de suceder. Como ejemplo: Daniel Bell, uno de los sociologos norteamerica nos mas destacados, predijo hace tiempo que para el ano 2013 habra madurado la Tercera Revolucion Tecnologica, la cual se manifestara por la interaccion entre com" putadoras y telecomunicaciones. Sobre esta prediccion, podemos ya afirmar que estamos delante de ella, 24 anos antes de su cumplimiento. La prevision busca tomar acciones en el presente para resolver anticipadamente problemas que pudieran surgir en el futuro inmediato. Par ejemplo: algunos investigadores y expertos en educacion afirman que, de no corregirse las limitantes que la educacion y la investigacion afrontan actualmente, Mexico no contara con los recursos humanos debidamente capacitados que segura mente requerira para el ano 2000, can las implicaciones que este hecho conlleva en 10 referente a tecnologfa, productividad, desarrollo nacional, etc. Dada 1a prevision anterior, serfa posible hoy realizar algunos programas dirigidos a elevar la calidad de la educacion, a impulsar la
  16. 16. 16 PLANBACl6N PROSPECI1V A investigacion educativa, etc. i.Lo estamos haciendo?, i.loharemos pron­ to? Los pron6sticos representan juicios razonados sobre un asunto im­ portante que se tomara como base de algun programa de accion. Por ejemplo: se ha pronosticado que el agotamiento en los recurs os petroleros mundiales no parece representar un problema grave, en vista del desarrollo estrategico de otras fuentes de energfa, si, y solo si, estas fuentes no influyen aun mas en la degradacion ambiental. Como podemos observar, los enfoques anteriores para acceder al futuro parten del presente y del pasado. En contraste, la Prospectiva parte del futuro 1; concentra la atencion sobre el porvenir, imaginandolo a partir del futuro y no del presente. La prospectiva no busca "adivinar" el futuro sino que pretende construirlo. Lo construye a partir de la realidad, siempre en funcion de la seleccion de aquellos futuros que hemoS" disefiado y calificado como posibles y deseables. EI presente En un entorno como el actual, donde la complejidad y la heterogeneidad de los cambios parecen ser una constante, hablar del futuro significa casi siempre hablar de "sobrevivencia" (de personas, instituciones, organizaciones 0 pafses). Es justamente en este momento, cuando las interacciones sociales son crecientes y la complejidad e incertidumbre se muestran como factores recurrentes, donde la prospect iva se presenta como oportuna­ mente util: ofrece un abanico de opciones futuras (con un cierto grado de advertencia temprana 0 alertando sobre posibilidades) y permite una mejor comprension del presente (caracterizado por decisiones, ac­ titudes y perspectivas enraizadas en esquemas reactivos, que inc1uso han llegado a asimilarse y aceptarse como el modo imperante de actuacion). Los estilos de decision que prevalecen en nuestros pafses y or­ ganizaciones se encuentran asociados basicamente con el tipo de informacion y el horizonte a corto plazo. Respecto al primero, la dispersion de datos, su manipulacion y poca confiabilidad, representan elementos que conducen a una ignorancia estructural, en la cual no es 1 En este sentido, existen diversos enfoques y corrientes donde la prospectiva juega un rol diferente. En este !ibro, los autores mantienen la posici6n de que la prospectiva se dirige al futuro para despu~ retomar la riqueza del presente y el pasado.
  17. 17. INTRODUCCI6N. 17 casual que los pasos y decisiones de los actores involucrados sean irracionales 0 incongruentes. Por otra parte, estos estilos se yen tenidos por la influencia de los factores inmediatistas, provocando: la postergacion constante de las acciones hasta tener toda la informacion necesaria para reducir los riesgos; un desencadenamiento de acciones a ciegas, dada la dispersion y poca vigencia de los datos y la escasa 0 nula valoracion de opciones futuras; 0 bien la paralizacion 0 la precipitacion de decisiones discon­ tinuas que solo responden a necesidades coyunturales. Vale la pena recordar que las decisiones que tomamos en el presente repercuten profundamente en el manana, i.sabemos como impactaran?, Uenemos idea del cos to social de los errores cometidos en este afan inmediatista y con esta mirada limitada hacia el futuro? Sin duda, estamos perdiendo el control de las decisiones, ala vez que presenciamos, e incluso propiciamos, una reduccion drastica del margen de maniobra. El futuro nos sorprende -promoviendo una actitud pasiva yen ocasiones paralizante- en una medida que rebasa ya cualquier imperativo justificado por el peso 0 la aparicion de nuevas variables. i.No serfa mas adecuado y mas responsable contar con una vision dinamica, abierta y flexible del futuro en vez de ocultarnos tras el escudo de la imprevision? Necesitamos una vision que nos permita superar tanto las necesidades inmediatas como las demandas futuras hacia un porvenir deseado. i.Acaso no debieramos ser mas conscientes de las reper­ cusiones que conlleva en el futuro, nuestro actuar hoy? Es mas, asociada con los estilos de decision imperantes, encontramos la preminencia del corto plazo; la logica de las decisiones sigue un trayecto inmediatista que apenas, si esto llega a suceder, considera algunas proyecciones 0 situaciones de largo alcance sobre una deter­ minada accion. Asf, hemos sido testigos del relegamiento, e incluso del desprecio, por las perspectivas de mediano y largo plazos, conceptualizandolas como alternativas adicionales a la sobrevivencia y como una opcion a considerar, solo una vez que la crisis haya sido superada. Si bien es cierto que esta actitud tiene su fundamento en problemas econ6micos, politicos y sociales muy agudos que han requerido de una
  18. 18. 18 PLANEACI6N PROSPECIlV A pronta respuesta, tambien 10 es que, de continuar en este juego de corto plazo, con sorpresas, decisiones inmediatistas e ignorancia del impacto a futuro, seguramente el porvenir sera, en el mejor de los casos, una copia amplificada y cada vez mas abrumadora del presente. Empero, nos encontramos ante una paradoja: son precisamente los pafses en desarrollo y sus organizaciones los que se han estancado a causa de elementos estructurales que los han llevado a concentrarse en el corto plazo. La aceleraci6n de los procesos no s610 ha propiciado una restricci6n en los horizontes y plazos de decisi6n, sino, 10 que es peor, la poca atenci6n allargo alcance puede llevarlos a deformaciones irre­ versibles. Sin embargo, es justamente en estos pafses, y en sus or­ ganizaciones, donde los estudios prospectivos se llevan a cabo s610 ocasionalmente, 0 son vistos como investigaciones de poca utilidad. lNo es en estos pafses donde la prospectiva debiera ser un componente fundamental? iNo debieran conocer con anticipaci6n la forma de aprovechar oportunidades y neutralizar amenazas? lNo debieran tambien ser los mas interesados en alcanzar un mejor futuro? Otra de las cuestiones basicas en nuestra realidad es aquella que se refiere a la actitud prevaleciente ante el futuro. Nuestro discurso va enfocado generalmente a el; sin embargo, existe un desfasamiento con nuestras acciones, ya que, a pesar de conocer las grandes tendencias en ambitos estrategicos, el analisis de la problematica es realizado de conformidad con el grado de urgencia; asf, nos vemos constantemente sorprendidos por el giro que toman los acontecimientos: reaccionamos en lugar de anticiparnos; el futuro nos sobrepasa y nos arrastra. Recibimos, cuando mas, estfmulos y datos con atraso, cuando ya no son de utilidad 0 bien cuando ya las cosas estan condenadas al fracaso, cuando ya no existe posibilidad de elecci6n, cuando ya s610 nos queda reaccionar (incluso parcialmente). Esta imprevisi6n nos lleva no s610 a una actitud pasiva y adaptativa sino tambien, yes quizas 10 mas preocupante, fomenta un estilo diferente y lineal de reflexi6n. Estas son claras senales de nuestra realidad; 10 mas grave es que, de continuar asf, seguramente se veran reforzadas en el futuro. Sin una visi6n del porvenir, no existe una forma eficaz de en­ frentar el cambio. Todavfa mas, no habra posibilidad de construir ese manana que deseamos y requerimos hacer posible. lEn d6nde quedara,
  19. 19. INTRODUCCION. 19 entonces, el tan citado "bienestar y progreso" de la humanidad?, ldonde la voluntad y la libertad del hombre para trazar su porvenir? La Ruptura Hasta hace aun relativamente poco tiempo, la historia se con­ templaba (se analizaba y ensefiaba) como una serie de eventos relacionados entre si en funcion casi exclusivamente del tiempo transcurrido. ·Si bien todos reconocian la existencia de sucesos de mayor importancia a 10 largo de la historia, en realidad esta se veia mas como una continuidad de eventos que como una secuencia de rupturas disfmiles. De ahi tambien que se conocieran poco las interrelaciones entre eventos que no fueran predominantemente cronologicos (con la 16gica del tiempo). Debido tanto al desarrollo de tecnicas novedosas que facilitan el analisis retrospectivo de la historia como al aceleramien­ to de la insurgencia, comunicacion e interaccion de rupturas en su secuencia, no solo somos cada vez mas conscientes de elIas sino que las identificamos como la quintaesencia paradigmatica que subyace en la Hamada evolucion. Asi, mas alIa que la continuidad cronologica de los hechos en la historia, cabria descubrir la secuencia de rupturas, su aceleramiento, su heterogeneidad, la conformacion de paradigm as y las interacciones entre estos, verdaderos "nudos gordianos" multidimen­ sionales y multidireccionales que solo casuisticamente conforman y hacen emerger puntos de coyuntura. Mediante un buen analisis historico es posible identificar las rupturas y los paradigmas mas importantes. Estos gcneralmente se expresan como "antes de" y "despues de", v. gr.: Moises, Cristo, Colon, Gandhi, Marx, la Primera y Segunda Guerras Mundiales; Aristoteles, Galileo, Newton, Einstein, ahora quizas Hawking, Rousseau, Piaget, Freire, Charcot, Freud, Lacan, etc. Sin embargo, si esto es tan complejo para hechos pasados, lcomo es posible pensar que sea sencillo para hechos futuros? En este sentido, seria necesario rebasar nuestra percepcion del futuro, generalmente basad a en procedimientos simplistas y unidimen­ sionales. Las interacciones del pas ado ya se dieron, aunque algunas queden aun por descubrirse; las del futuro estan aun por darse, como se ilustra en la figura siguiente:
  20. 20. 20 PLANEACI6N PROSPECTIVA FUTURO: HORIZONTE DE POSIBILIDADES INTERPRETACIONES LECTURAS PASAOO PRESENTE FUTURO Dentro del conjunto "Futuro" del universo de posibilidades, es fac­ tible identificar algunos subconjuntos cuyas caracterfsticas los hacen mas deseables, mas probables 0 mas logrables. Esto se muestra en la figura que se presenta a continuaci6n: HACIA UNA DELIMITACION DE FUTUROS UNIVERSO DE POSIBILIDADES PASADO PRESENTE FUTUROS
  21. 21. INTRODUCCI6N. 21 De entre estos, tomando en cuenta tambien las estrategias, re­ querimientos, recursos y esfuerzos necesarios para lograrlos, es factible seleccionar y trabajar para alcanzar el mas conveniente2. La Prospectiva Como se ha senalado, la prospectiva se preocupa mas por brindar alternativas futuras que por responder a la pregunta: lque sucedera? (lque sucedera irremediablemente?). A"imismo, las imagenes futuras disefiadas no se valoran por la precision 0 cumplimiento de los hechos o eventos senalados, sino por la participacion, creatividad y vision integradora que encierran. Sobre todo, por lograr, a traves del diseno del futuro, una mejor comprension del presente y de nuestro activo papel en el. La Prospect iva sostiene una vision hollstica en lugar de parcial y desintegrada: ademas de aspectos cuantitativos, considera aquellos de naturaleza cualitativa, permitiendo asf una apreciacion mas completa; sus relaciones son mas dinamicas y estan basadas en estructuras evolutivas y no fijas 0 estaticas; su futuro es multiple e incierto; 10 mas importante: su actitud hacia el futuro es activa y creativa y no pasiva 0 sencillamente adaptativa. Considera que, para el hombre: en tanto "ser pensante", el futuro se encuentra en el campo de la incertidumbre -la prospectiva Ie ayuda a conocerlo mejor; como "ser sensible", el futuro se ubica en el campo de sus deseos y aprehensiones -la prospect iva Ie ayuda a vislumbrarlos y a concretarlos; y como "ser actuante", el futuro se situa• en el ambito de su libertad y de su voluntad -la prospectiva 10 pone a su alcance. Poder trabajar con este novedoso enfoque requiere de una visi6n hollstica y de una metodologfa liberal. Para clarificar esto, permftanos ellector ilustrar una comparacion sencilla entre una tfpica proyeccion basada en estudios de series de tiempo yun enfoque prospec­ tivo: 2 Estos planteamientos no consideran aun los redimensionamientos de la rel~ci6n espacio­ tiempo planteados por Einstein y modificados recientemente por S. W. Hawkmg. Por ahora estos lIevarfan unicamente a debates academicos.
  22. 22. 22 PLANEACI6N PROSPECIlV A Proyeccion 1. Selecci6n del componente (variable x) cuyo comportamiento en funci6n del tiempo se desea analizar y proyectar. x (Xl -----_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _-+. liempo t 11 PASAOO PRESENTE 2. Determinaci6n (por metodos gnlficos 0 de analisis estadfstico) del componente tendencial: x tiempo t 11 12 PASAOO PRESENTE FUTURO
  23. 23. INTRODUCCI6N. 23 3. Definici6n de componentes cfclicos: x tiempo t t, 12 PASADO PRESENTE FUTURO 4. Consideraci6n de componentes estacionales: x tiempo t h 12 PASADO PRESENTE FUTURO
  24. 24. 24 PLANEACl6N PROSPECTIV A 5. Determinacion de componentes extraordinarios. x * 1 L - - - - - - - L - - - - - - - - - 1.... liampo 11 12 PASADO PRESENTE FUTURO 6. Especificacion de componentes dispersivos. x - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 1.... tiempo 1 11 12 PASADO PRESENTE FUTURO
  25. 25. INTRODUCCI6N. 25 7. Proyeccion y suma de componentes. x * L...:.!"----­_ _ _ _ _ _---­_ _ _ _ _ _---­________-liempo I 11 12 PASADO PRESENTE FUTURO Como puede observarse, todo el trabajo de proyeccion se encuentra centrado en el amilisis del comportamiento regular y repetitivo de una sola variable durante un largo perfodo historico. Este sistema puede enriquecerse mediante la formulacion matematico-probabilista adecuada, a traves de analisis de correIa cion simple 0 multiple, de multivarianza, etc. De cualquier manera, siempre asumiendo que el comportamiento futuro de la variable seleccionada sera similar a su comportamiento pasado, independientemente de 10 que suceda con el universo total (relativamente). En cambio, bajo un enfoque prospectivo el comportamiento futuro de la variable estudiada proviene de la secuencia siguiente:
  26. 26. 26 PLANEACI6N PROSPECI1V A a) Visi6n holfstica. b) Perspectiva d~de el futuro. /"-- ...... , I , I i I } I r-­ 1_ _----_ _ _ _ _ _---- _____- . tiempo PASAOO PRESENTE FUTURO h
  27. 27. INTRODUCCION. 27 c) Conformaci6n de futuros alternativos (entre los que se encuentran tambien el proveniente de la proyectiva y los de otras tecnicas). x , / Fl /" / F2 / / F3 / /~ / / ,..-F4 / /.,---­ -­_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ •~ tiempo PASADO PRESENTE FUTURO d) Confrontaci6n entre futuros, entre estos y el presente y selecci6n del mas deseable, posible y probable. x tiempo PASADO PRESENTE FUTURO
  28. 28. 28 PLANEACI6N PROSPECTIV A e) Par ultimo, amilisis de las estrategias y requerimientos para lograr el futuro seleccionado par sobre los simplemente tendenciales. x tiempo PRESENTE FUTURO Endonde: Fl = Futuro deseable pero no probable, ni posible. F2 = Futuro deseable y posible. F3 = Futuro probable y posible pero no deseable. e = esfuerzos, requerimientos yestrategias. Como se puede apreciar, la prospectiva permite conocer no uno sino varios futuros, asf como estudiarlos, evaluarlos y seleccionar el mas conveniente dentro de 10 factible. La prospectiva contempla el futuro cercano como etapa para la construcci6n de un futuro lejano mas conveniente. En prospectiva trabajamos las acciones del presente en funci6n del futuro deseado probable y posible, sin por ello desaprovechar un pas ado y un presente conocidos con relativa suficiencia.
  29. 29. INTRODUCCION. 29 Ademas de disefiar el futuro deseable y bacerlo posible, aporta una serie de elementos al proceso de toma de decisiones y, 10 que es mas importante, facilita el que nos pongamos de acuerdo en forma concer­ tada bacia el mejor futuro posible y que, despues de ello, actuemos en concordancia y 10 logremos. Asf, requiere y genera actitudes tanto creativas como realistas y constructivas bacia el devenir. En este libro, tendremos oportunidad de leer acerca de futuros alternativos y sobre las tecnicas disponibles para su disefio, evaluaci6n y concreci6n. En el se combinan elementos tanto te6ricos como practicos. Esta obra se presenta estructurada de 10 general a 10 particular. Para ello, fue necesario seleccionar de entre un vasto y valioso material aquello que pudiera ser estimulante tanto para ellector no especialista como para aquellos que se encuentran mas familiarizados con la planeaci6n y el futuro. Esperamos babemos acercado a nuestro ob­ jetivo, ya que, en multiples ocasiones, nos vimos forzados a sacrificar profundidad por alcance. El contenido dellibro se ba organizado en cuatro grandes secciones. Dentro de la primera, se presentan elementos retrospectivos y argumen­ taciones en tome al estudio del futuro en general, terminando por ilustrar claramente las ventajas de la prospectiva por sobre las otras tecnicas y su aportaci6n a la metodologfa de planeaci6n. Se describen detalladamente tanto los elementos basicos como las fases 0 etapas necesarias para llevarla a cabo. En la segunda, se ilustran dos casos de estudios del futuro, enfatizan­ do sus objetivos y direcci6n. Se presenta el famoso yya clasico desarrollo de "Los Lfmites del Crecimiento", el cual mantiene una orientaci6n netamente exploratoria, y un perfil del estudio "Polonia 2000", carac­ terizado por su enfoque normativo. En esta misma secci6n, se describen las siete tecnicas cualitativas y las cuatro cuantitativas mas usuales en trabajos de fndole prospectivo. Asimismo, se comentan las condiciones requeridas para realizar este tipo de estudios. En la tercera parte, se comentan diversos aspectos de la prospectiva como un enfoque de mayor trascendencia aun en el futuro, particular­ mente defendiendo su conveniencia en tiempos de crisis y para fines epistemol6gicos.
  30. 30. 30 PLANcACl6N PROSPECl1V A Por ultimo, con el objeto de que el lector pueda auxiliarse de un primer manual operativo para sus trabajos de prospectiva, la cuarta parte engloba, en forma de anexos, indicaciones para la selecci6n de tecnicas e instrumentos mas adecuados para cad a caso particular que llegara a presentarsele; asf como, en forma de fichas, ocho tecnicas cualitativas y tres cuantitativas adicionales (a las descritas en el texto), tres tecnicas mixtas (cuanti-cualitativas) y los diez instrumentos mas utilizados en este ambito. Comprende tambien una gufa bibliografica para apoyar allector en el analisis y profundizaci6n del instrumental empleado en prospec­ tiva. Cabe agregar que, aunque nosotros somos los unicos responsables de las fallas existentes en el texto, este es el resultado de un esfuerzo grupal. Agradecemos a aquellas personas, familia res y amigos que alentaron nuestro trabajo y nos proporcionaron observaciones, ideas y comentarios provocativos y altamente estimulantes. Finalmente, invitamos allector a unirse con su leetura, su reflexi6n y su acci6n, en la bUsqueda y construcci6n de un futuro mejor. Solo de nosotros depende "hacerlo posible". Para ello, habremos todos de "hacer-lo-posible". b
  31. 31. PRIMERA PARTE Capitulo 1 ;, Como se ha estudiado el futuro ? "EI futuro no es simplemente 10 que viene despues del presente, es tambien aquello que es diferente a este y que se ellcuentra aun abierto a que se Ie diseiie y cOlIStrllya". Los AUTORES El futuro es y siempre ha sido cuestion de gran interes para el serhurnano, y uno de los aspectos de la vida que mas Ie han intrigado. El hombre no solo ha intentado constantemente vislumbrar sufuturo, sino que de una u otra forma ha generado formas de llegar a el.En estricto sentido, la inquietud sobre el porvenir no ha cambiadomucho en el transcurso de la historia; 10 que mas ha variado es la formade acceder a el: consultando oraculos, proyectando datos del presente,realizando pronosticos, preguntando a expertos, etc. Este capitulo se propone brindar tanto una vision global del desa­rrollo de los estudios del futuro, como de las diversas vias deaproximacion empleadas en ellos. Del mismo modo, se invita allectora penetrar en una dimension poco usual, la de enfocar el futuro comoun hodzonte susceptible de ser disefiado y, sobre todo, construido. 31
  32. 32. 32 PLANEACl6N PROSPECTIV A 1.1 RETROSPECTIVA DE Los ESTUDIOS DEL FUTURO. Del amllisis hist6rico sobre la materiCl. se desprenden esfuerzos im­ portantes para explorar el porvenir, que van desde posiciones mfsticas (que caracterizan las primeras aportaciones)hasta enfoques sistematicos y participativos, en los que la reflexi6n sobre el futuro no depende de la percepci6n de un solo hombre "extraordinario" 0 de "entes especialmente dotados", sino de la acci6n coordinada de varios expertos y/o de grupos involucrados en el problema 0 en la tematica que se desea analizar. La conceptualizaci6n misma de los estudios recientes del futuro difiere radicalmente de las del pasado, sobre todo en cuanto a motivaci6n, interes, objetivos y metodo. Anteriormente, la mayor in­ quietud se centraba en el conocimiento de las formas individuales y no en 10 social 0 en 10 cultural; el futuro se exploraba con el fin de "adivinarlo" y la metodologfa dependfa mas de revelaciones divinas que del empleo de metodos racionales. En el siglo IV aC, por ejemplo, los hombres que deseaban conocer el futuro, acudfan a los oraculos, siendo el mas conocido el de "Delfos", ciudad de la antigua Grecia, donde se encontraba el templo dedicado al dios Apolo. Desde antes de la era cristiana, historiadores y fi16sofos efectuaron importantes aportaciones, pues recopilaron datos sobre la historia de las culturas, a traves de la tradici6n oral y escrita. Los primeros his­ toriadores Hevaron su indagaci6n sobre las visiones antiguas del futuro mas aHa de las simples inscripciones y de la tradici6n; a eHos se les ha considerado como antecesores de los "futuristas modernos". En el seno de la cultura griega del siglo V aC, destacan Tucfdides y Plat6n (428-348 aC). El primero anotaba ya que el modo de vivir de la sociedad ateniense no solo no era el unico que existfa, sino que los estilos de vida se modifi~aban a traves del tiempo. Por otra parte, con "La Republica", Plat6n inicia la tradici6n ut6pica al conformar el primer macroescenario ideal de la sociedad ateniense antes de la era cristiana. Cabe decir que en esta sociedad gobernaban los reyes - fi16sofos y los prfncipes -servidores de "la ciudad"- quienes velaban par la felicidad del pueblo, desterrando las contradicciones econ6micas (riqueza vs. pobreza).
  33. 33. ( C6MO SE HA EsruOIADO EL FimJRO ? 33 Posteriormente, con el cristianismo -segun el teo logo Harvey Cox3 _ surgen tres diferentes aproximaciones sobre el futuro: apocaHptica, teologica y profetica. La primera se caracteriza por un rfgido dualismo entre este mundo y el proximo, asf como por su fatalismo y el distanciamiento de los quehaceres terrenales. Ademas, influida por religiones orientales, crea una compleja organizacion en la que participan seres angelicales y demoniacos. La teologica, percibe el futuro como el desarrollo de un proposito inherente al universo mismo y en funcion de Dios. La tercera, en cambio, mantiene la nocion hebrea del futuro como una posibilidad abierta ala esperanza y responsabilidad del ser humano. Las profecfas de los hebreos eran un medio para motivar al pueblo a cambios de conducta, pues planteaban que el futuro podfa ser logrado par el hombre, si bien en apego a sus creencias religiosas. Durante el perfodo medieval, el interes sobre el futuro se dirige mas a los efectos despues de la muerte, que a 10 terrenal que pueda ob ­ tenerse; la inquietud del hombre por el futuro se orienta mas hacia el cielo que a la tierra. Muchos anos despues, con el descubrimiento del Nuevo Mundo, el acelerado desarrollo cientffico, artfstico y tecnologico y gracias a una mayor comunicacion entre los pueblos, el hombre se sumerge en una vOfllgine de cambios que propicia, entre otras cosas, una mayor reflex ion sobre el manana. En su obra "Utopfa", Tomas Moro (1478 - 1535) presenta como sociedad ideal aquella en donde los deseos individuales son deter ­ minados por el bien de la comunidad. Moro maneja una concepcion integral de la sociedad ideal y conforma con ella un macroescenario social. En "New Atlantis,,4, Francis Bacon (1561 -1626) describe una comu­ nidad ideal con base cientffica, siendo el primero en formular tanto la idea de progreso como el papel del cientffico en el mundo del futuro. 3 Vease Cox, H. J, "ChristianityS Conflicting Views of future", 11,e Futurist ,Vol. 3, Num. 4, Agosto, 1969. Vease en Clarke, F, "Bacons New Atlantis: Blueprint (or Progress", Futures, Vol. 4, Num. 3, Septiembre 1972.
  34. 34. 34 PLANEACI6N PROSPECrIV A En el siglo XVIII, des taca Ia obra de autar anonimo "EI reino de Jorge VI, 1900 - 1925" la cual constituye el primer pronostico de tipo politico - militar. Sin embargo, presenta la caracteristica de mantenerse "anc1ado" al presente, sobre todo en aspectos sociales y culturales. "El ano 2440" de Sebastian Mercier (1740-1814), muestra un mundo de paz en el que la rivalidad entre Francia e Inglaterra ha sido reemplazada par una alianza indestructible. Es uno de los primeros ejemplos de "ficcion-profetica". Con "Esquema de un cuadro historico de los progresos del espiritu humano" Condorcet (1743 - 1794)5 no solo afirma la presencia del progreso y del bienestar social, sino que trata de pensar en su naturaleza, pronosticar su direccion y determinar su meta. Toma asi el avance del conocimiento como la clave principal en el desarrollo del hombre. Por otra parte, la apartacion de Malthus (1766 -1834) en este campo radica en el empleo de la matematica para llevar a cabo predicciones. En su "Ensayo sobre el principio de la poblacion" present a una vision diferente del futuro, en el que el aumento constante de la poblacion generara hambre, miseria y desolacion, par 10 que aconseja la limitacion de los matrimonios y los nacimientos. Durante el siglo XIX, una abundante mezcla de ciencia y ficcion desiumbra al mundo a traves de Ia literatura; Julio Verne, Edward Bellamy y Charles Richet son representantes destacados de este fenomeno. El primero, especial mente gracias a su prolffera obra, ayuda a sus lee tares a imaginar otros futuros en los que la inventiva y los descubrimientos cientfficos mejaran las condiciones de vida del hombre. Asi, por ejemplo, en "Vuelta al Mundo en 80 dias", "20 Mil Leguas de Viaje Submarino", "De la Tierra a la Luna" y "Cinco Semanas en Globo", lleva a cabo notables pronosticos: submarinos, aviones, viajes a la luna, etc. Utiliza la ciencia como materia para la ficcion, basandose en una salida infraestructura de hechos. 5 Condorcet, Sketch for a Historical Pictllreofthe Progress ofthe HumllnMind. Ir. al ingles por Barraclough, June, The Noonday Press, Nueva York, 1955.
  35. 35. (.t Ali COMO SE HA EsruDIADO EL FlITURO ? 35 En "Looking Backward 2000 - 1887,,6 Bellamy aport a tal vez la primera Utopfa Predictiva. Richet en su obra "100 ADos", presenta una proyecci6n estadfstica del crecimiento de la poblaci6n mundial entre 1892 y 1992, tocando algunos aspectos cualitativos; para el, las naciones mas poderosas en 1992 senln Rusia y los Estados Unidos. Para fines del siglo XIX, Herbert George Wells atrae la atenci6n de cientfficos y legos al escribir sobre el futuro, analizando las tendencias en la sociedad, sin recurrir a la ficci6n. Su metodo consisti6 en emplear las historias como medios para esbozar la trayectoria crftica de la proba ­ bilidad. Wells sostenfa que no solo deberfa conocerse el pasado, sino tambien intentar conocer el futuro. Mencionaba que si la ciencia habfa dado acceso al hombre a conocer su historia tambien podrfa ayudar a descubrir su porvenir. EI trabajo de Wells marca asf la divisi6n entre los viejos mod os de la ficci6n-predictiva y los terminos modernos de pron6stico. Asimismo, hace un Hamado explfcito para la creaci6n de estudios sobre el futuro como disciplina organizada. Ya en el siglo XX, surgen en la literatura numerosos autores preocupados de una u otra manera por el futuro y creando diversas imagenes sobre el (Aldous Huxley, George Orwell, Alvin Toffler, An­ thony Burgess, entre otros) 7. En el campo de la ciencia se da esta misma riqueza; por ejemplo, Bertrand Russel propicia la discusi6n del futuro en varios campos, inclusive cuestionando el papel de la ciencia y Ilegando a afirmar que esta es la responsable del terrible futuro que nos acecha. Por otro lado, el padre de la "Aproximaci6n tecnol6gica" William F. Ogburn (durante el gobierno de F. D. Roosevelt), Heva a cabo un reporte sobre "Tendencias tecnol6gicas y polftica nacional, inclusi6n de las implicaciones sociales de los nuevos eventos". Enfatiza la importan­ cia de los esfuerzos nacionales para lIevar a cabo un ajuste, de confor ­ midad con las situaciones cambiantes. Este estudio constituye el primer intento por mostrar eventos que afectanin la vida y el trabajo de los norteamericanos durante los afios venideros. En la decada de los 6 El personaje de la obra despierta en Boston en el ano 2000, donde existe una civilizaci6n que posee radio, luz electrica, retiro a los 45 anos con buenos ingresos, aire limpio, etc. Vease en Clarke, I, "The Pattern of prediction, 1971·1914", Fulures, Vol. 2, Num. 1, Febrero, 1970. Vease Orwell, George, 1984, Bib/ioleca Busica Salmi, Espana, 1970.
  36. 36. ...36 PLANEACI6N PROSPECTIV A cuarenta, H. H. Arnold, Comandante General de la Fuerza Aerea Armada de Estados Unidos, plantea la necesidad de llevar a cabo estudios, "a cualquier costo", que permitieran planear la defensa de America. Asi, ordeno la realizacion del primer pronostico de capacidades tecnologicas futuras, creando tambien la primera "fabric a pens ante" (Think Tank). Ya para los ultimos afios de la Segunda Guerra Mundial, las inves­ tigaciones del futuro empiezan a transformarse en un campo altamente especializado. Mas adelante, en 1948 se funqa la Rand Corporation (con financiamiento otorgado por la Fundacion Ford), con el proposito de "explorar" las polfticas de "la nacion". Con la creacion de la Rarid Co. se propicio el surgimiento de centros similares. Durante el Gobierno de Eisenhower, dos investigadores de la Rand Co., Olaf Helmer y Norman Dalkey formularon la "Tecnica Delfos", la que, como se vera mas adelante, consiste en una serie de momentos en los que intervienen expertos para efectuar pronosticos de grupo. Los autores afirman que el futuro no puede predecirse pero si disefiarse y sugieren el desarrollo de metodos para su estudio. En Francia, la preocupacion por la reconstruccion y el desarrollo economico condujo a la elaboraci6n de una serie de planesnacionales, mismos que requerian de diversos anal isis sobre aquello que podria suceder en los afios porvenir. En este contexto, una figura clave durante los cincuentas fue Gaston Berger8, quien crea en Paris, el Centro Internacional de Prospectiva (1957), termino que denota una actitud particular de la mente hacia los problemas del futuro. Berger afirma que "tomar una actitud prospectiva es, de alguna manera, prepararse para la accion". Asi, la prospectiva acompafia a la planeacion francesa, la cual se proponia orientar el desarrollo industrial, considerando las necesidades y tendencias sociales y economicas. La tradicion de los estudios del futuro en este pais continuo fuerte­ mente impulsada por investigadores como Andre Clement Decoufie, Pierre Masse y Bertrand de louvenel. Este ultimo, con el apoyo de la Fundacion Ford, pone en marcha en 1960, un proyecto conocido como "Futuribles", en el cual nucleos internacionales de expertos en una gran varied ad de campos, crean imagenes de futuros "posibles y deseables". 8 V~se Berger, Gaston, Phnomeno/ogie du temps et prospective, PUF, Paris, 1964.
  37. 37. l C6MO SE HA EsroOIADO EL FunJRO ? 37 En 1961, Herman Kahn9, fundador del Instituto Hudson, demuestra con su obra "El Alio 2()()()", que el futuro del mundo puede ser estudiado de un modo serio y significativo, con herramientas cientificas e inves­ tigaciones formales. A principios de los setentas Dennis L. Meadows y su equipo de colaboradores del Instituto Tecnologico de Massachussetts, publican "Los Llmites del Crecimiento nlO, demostrando una vez mas el interes internacional por delinear el futuro. Es a partir de entonces cuando surgen numerosos estudios 11 e inves­ tigaciones con enfoques novedosos y diversos, sean estos exploratorios o normativos. Consecuentemente, se han ido creando otros centros dedicados ala investigacion del futuro l2, concibiendolo en la mayoria de los casos como un horizonte de posibilidades. 1.2 ESTUDIOS DEL FUTURO: PERFIL Y APROXIMACIONES. Para efectos de este apartado brindaremos una definicion generica de los denominados estudios del futuro. Estos constituyen un "tipo de investigacion especial mente creativa, orient ada a la exploracion del porvenir, con el objeto de proporcionar informacion relevante, en una perspectiva a muy largo plazo que permita apoyar la toma de decisiones n 13. 9 V~se Kahn, Hennan, et aI, 77.e Next 200 yeors, Morrow, Nueva York, 1976. 10 Meadows, D, et aI, Los Limiles del Crecimienlo, Fondo de Cultura Econ6mica, Mb:ico, 1972. 11 Destacan aquf The Global 2000 Report to the President", Plan Europa 2000, y diversos estudios por pafs: Polonia 2000, A1emania 2000, Jap6n 2000, China 2000, etc. 12 En 1975 se crea en Mb:ico la Fundaci6n Javier Barros Sierra, A C. (Centro de Investigaci6n Prospectiva) con el objetivo Msico de contribuir mediante la investigaci6n sobre el futuro a largo plazo, al bienestar de la humanidad. En 1976 se funda la Asociaci6n Mundial de Prospectiva Social y unos aDOS despues en Porto Novo, se crea el Centro Panafricano de Prospectiva Social, con el prop6sito de estudiar los problemas socioecon6micos de la regi6n y sugerir su soluci6n desde una perspectiva de transformaci6n de las condiciones de vida. 13 Schwarz, Brita, et aI., Methods in/mures studies, problems and applications, Westview, USA, 1982, p. 4.
  38. 38. 38 PlA"EA06N PROSPECJ1VA Su proposito es apoyar a los tomadores de decisiones para que elijan adecuadamente -en funcion de sus objetivos y valores- de entre una serie de opciones, promoviendo una fuerte sensibilidad hacia el futuro, con­ siderando las alternativas posibles y las consecuencias probables de un determinado curso de accion. Dichos estudios parten del supuesto de que el futuro no se descubre, pero sf se disefia, y de que el porvenir del hombre depende de una amalgama de decisiones presentes, previas a los hechos. Roy Amara 14, un destacado experto en el campo, sefiala que esta clase de investigaciones sobre el porvenir presenta diversos objetivos, entre los que se encuentran: a) Identificar y analizar alternativas futuras. b) Caracterizar el grado de incertidumbre asociado con cad a opcion futura. c) Identificar areas clave precursoras de futuros particulares. d) Examinar las implicaciones de una gama de planteamientos hipoteticos. e) Adquirir una mayor comprension de los procesos de cambio. l) Aguzar el conocimiento y comprension sobre nuestras preferen ­ cias. Cabe mencionar que el desarrollo de este campo ha sido muy con­ trovertido, tanto en 10 referente a su objeto de estudio como a la metodologia empleada. Respecto al futuro como objeto de investigacion, se argumenta la ausencia de fenomenos observables. Para algunos, el futuro no es objeto de conocimiento posible. 15 Sin embargo, la idea de que el futuro no esta predeterminado y que el hombre puede construirlo al influir con sus decisiones y manteniendo una actitud interactiva, constituye la motivacion principal para llevar a cabo este tipo de proyectos. 14 Vease Amara, R., "Probing the future" en J. Fowles (ed) Haw/book of Futures Research, Greenwood Press. Connecticut, 1978. 15 Decoulle, uno de los mas destacados representantes del movimiento prospectivo surgido en Francia, lleva a cabo un analisis exhaustivo sobre la epistemologfa de la previsi6n, presentando consideraciones basicas sobre las formas deaccedery concebir el futuro. Vease en Decoulle, Andre·Clement, La Prospective, PUF, Paris, 1980.
  39. 39. ~ il Ii C6MO SE HA EsruDIADO EL FUTURO? 39 i I En el fondo, como categorfa mental, el futuro s610 existe imaginativa­ mente en el presente. Es un ambito abierto al devenir y creatividad humana. Para el hombre, como "ser actuante", el futuro es el campo de la libertad y de la voluntad; como "ser pensante", el futuro sera siempre el ambito de la incertidumbre; y como "ser sensible", el futuro se enmarca en las deseos y aprehensiones. El futuro, afirma Charles Francois 16, un estudioso de la prospectiva, lies la dimensi6n en la que la imaginaci6n puede erigir estructuras cantradictorias entre sf, pero con todo, no exduyentes unas de otras, dentro de una realidad no materializada". Decoufle por su parte sefiala seis maneras principales de expresar alga sabre el futuro, de acuerdo con tres acepciones distintas: destino, parvenir y devenir. Como destino, el futuro es objeto del discurso del descubrimiento. Aquf se ubican la adivinaci6n -el descubrimiento de la suerte de un individuo- y la profecfa, referida al destino de una ciudad 0 de una cultura determinada. Si se considera el futuro como porvenir, es decir como el conjunto de estados posibles de la naturaleza a un plazo mas 0 menos lejano, el futuro sera objeto del discurso de la descripci6n imaginaria, encontnlndose en el ambito de la utopfa 0 de la ciencia-ficci6n. Par ultimo, si se Ie concibe como devenir, esto es como proceso hist6rico, el futuro es objeto del discurso de la acci6n; estarfamos entances ante la futurologfa y la prospectiva. Sin embargo, mientras que el producto de la futurologfa es la predicci6n, en la prospectiva se trabaja con conjeturas. En el cuadro 1 se presenta la sfntesis de los conceptos anteriores. 16 Vease Francois, Charles, InJrodllccion ala Prospectiva, Pleamar, Buenos Aires, 1977.
  40. 40. 40 PLANEACl6N PROSPECI1V A CUADRO 1 FUTURO: REPRESENTACION Y MODOS DE EXPRESION 17 REPRESENTACI6N DEL MODOS DE EXPRESI6N FUTURO Destino Adivinaci6n Profecfa Porvenir Utopfa Ciencia ficci6n Devenir Futurologfa Prospectiva En cuanto al metoda empleado en estos estudios, la incorporacion de intuiciones, juicios e imaginacion como medios para disefiar el futuro, ha sido cuestionada par grupos extremadamente artodoxos para quienes la investigacion solo puede apoyarse en una infraestructura cuantitativa, objetiva, rigurosa y precisa. Aquf habrfa que recalcar que el disefio del porvenir es un acto creativo, en el que el empleo sistematico de la imaginacion y la experiencia del investigador, junto con el empleo de procedimientos surgidos en diversos campos, transfarman la labor del estudio del futuro en una actividad de naturaleza bivalente: artfstica y cientffica. Par otra parte, es preciso anotar que en los estudios del futuro se encuentran involucrados diversos conceptos: prospectiva, pronostico, proyeccion, prediccion, prevision y proferencia. Es cierto que para algunos autores no existe diferencia alguna entre estas vfas de aproximacion; sin embargo, para otros la distincion es muy clara. A continuacion se describiran somera mente algunas posturas al respecto. (Fig. 1) 17 Para Decoufl~, tanto las representaciones del futuro como los modos de expresi6n constituyen parte de 10 que gen~ricamente denomina previsi6n.
  41. 41. i COMO SE HA EsnJOlADO EL FtrruRO ? 41 viAS DE APROXIMACION AL FUTURO FIG. 1 / FUTUR07 LPR~ENi / P~ADO/ PRON6STIco: Sc rcfiere al desarrollo de cventos futuros generalmen­ te probables; representa jui­ cios razonados sobre algun resullado particular que se cree el mas adecuado para servir como base de un programa de PROFERENCIA: ~I acci6n. ~erie de t~cnicas con +----- ase en la experiencia. ~e fundamenta en i1 pasado para construir el PREOICCION: uturo. S e basa en teorlas l1eterminfsticas y present a nunciados que intentan ser exactos respecto a 10 que ucedern en el futuro. PREVISION: Pretende dar una idea de los ucesos probables a 1m uales ser~ preciso adap arse, conduciendo· a decisiones inmediatamente jecutables. PROYECCION: Brinda informaci6n sobre 12 rayectoria de un evento 1-----­ asumiendo la continuidad ~el patr6n hist6rico. Prove( una serie de alternativas < FOnsiderar. PROSPECTIVA: ~onsiste en atraer y con Fentrar la atenci6n sobre e uturo, imagin~ndolo a parti ~e ~te y no del presente. NOTA: La elaboraci6n del cuadro se fundamenta en el presentado Frr Miklos, Olivo y Tello, "Catdfo[JC! de Metodofogfa ProspectivaAp/icadJJ a fa Educacion, Documento institucional, Fundacl6n Javier Barros Sierra, M6c, 1983, p. 20.
  42. 42. 42 PLANEACI6N PROSPECJ1V A a) Proferencia. Merello 18, investigador argentino, agrupa bajo esta denominacion a una serie de tecnicas para acceder al futuro con base en la experiencia. Es decir, se fundamenta en el pas ado para construir el futuro. Este grupo abarca proyecciones y extrapolaciones. El investigador afirma ademas que los recursos empleados por la proferencia se basan siempre en un antecedente, para de ahf deducir un consecuente, 10 cual califica como "seguir viendo el futuro con ojos nutridos por la experiencia presente". b) Prospectiva. 19 A diferencia de la anterior, esta consiste en atraer y concentrar la atencion sobre el porvenir imaginandolo a partir del futuro y no del presente. La prospectiva no busca adivinar el futuro, sino que pretende construirlo. Asf, anticipa la configuracion de un futuro deseable; luego, des de ese futuro imaginado, reflexiona sobre el presente con el fin de insertarse mejor en la situacion real, para actuar mas eficazmente y orientar nuestro desenvolvimiento hacia ese futuro objetivado como deseable. 20 La prospectiva se propone entonces hacer el futuro desea­ ble, mas probable que los otros, trascendiendo 10 exc1usivamente posible, pero sin dejar de incorporarlo tambien. En metodologfa prospectiva, tIel futuro es como una "torre 0 atalaya" que se situa mas alla del ~resente para observar a distancia la realidad y actuar mejor sobre ella". 1 La prospectiva se interesa especialmente en la evolucion, el cambio y la dinamica de los sistemas sociales. Basicamente se relaciona con "generar visiones alternativas de futuros deseados, hacer explfcitos esce­ narios factibles y establecer los valores y reglas de decision para selec­ 18 Vease Merello, Agustin, Prospectiva, Teor{a y Practica, Ed. Guadalupe, Buenos Aires, 1973. 19 Si bien hemos integrado la proferencia y la prospectiva como vias de aproximaci6n al porvenir, a nuestro juicio estas mantienen un nivel conceptual diferente a las restantes, mismas que pueden ser empleadas de acuerdo con la forma de enfocar el futuro. 20 Merello, Agustfn, op. cit., p. 18. 21 Merello, Agustin, op. cit., p. 38.
  43. 43. l COMO SE HA ESTUDIADO EL FUTURO? 43 cionar y alcanzar futuros mas deseables" 22. Entre sus caracterfsticas principales se encuentran: la vision holistica, la consideracion de varia­ bles cualitativas, las relaciones dinamicas, creatividad y participacion, a mas de su actitud activa hacia el porvenir. c) Predicci6n. Schwarz, Svedin y Wittrock 23, investigadores suecos, seiialan que la prediccion se basa en teorfas determinfsticas y presenta enunciados -no sujetos a controversias- que intentan ser exactos respecto a 10 que sucedeni en el futuro. Emplea tanto la logica cientffica -deductiva e inductiva- como el conocimiento tacito 0 el sentido com un. Contraria ­ mente a las proyecciones, en las que no se requiere de reflejar las relaciones causales, en las predicciones, dado que se posee una hi potesis yel informe de las condiciones iniciales, necesitan explicarse las razones o causas del comportamiento de un determinado even to. Si se predice algo se puede decir el por que. Algunos autores establecen una relacion entre la prediccion y la prospectiva, afirmando que la primera es una gufa para la accion y forma parte de la segunda. En este mismo sentido, Merello sostiene que la prediccion implica unicamente desentraiiar el porvenir. Cabe decir que el hombre ha emp1eado hasta ahora tres tipos de sistemas de prediccion 24 : magicos, intuitivos y racionales. Entre los sistemas magicos pueden encontrarse: adivinos, profetas y en general las consecuencias de la magia simpatica (hechizos, filtros) y de las pruebas (Ordalfas)25. Los intuitivos son sistemas de presunciones que se apoyan en la experiencia; el hombre las emplea en su vida cotidiana. Por ultimo, los racionales resultan de construcciones men ­ 22 Ramirez, Francisco, Visi6n prospect iva en la ensefianza de la historia", Cuaderno prospectilo II B, Fundaci6n Javier Barros Sierra, Mexico, agosto 1978, p. 72. 23 V~ase en Schwarz, Brita, et ai, Methods in Futures Studies: Problems and Applications. Westiew Press. U.S.A.,1982. 24 Francois, Charies, Inlroduccion a fa Prospecliva, Pleamar, Buenos Aires, 1977, p.24. 25 En la Edad Media los acusados eran sometidos a pruebas que servian para averiguar su inocencia y culpabilidad: del sorteo, del duelo, del hierro candente, del fuego, etc. Estas fueron llamadas tambi~n "Pruebas de Dios".
  44. 44. 44 PLANEACION PROSPECI1V A tales derivadas de la busqueda consciente y preocupada por la eliminaci6n de contradicciones. Como ejemplo, a continuaci6n se presenta una predicci6n realizada por Daniel Bell, sobre uno de los sucesos augurados para el ano 2013: La Tercera Revoluci6n Tecnol6gica. 26 "Para e12013 habra madurado la tercera revoluciOn tecnol6gica: la union de las computadoras y las telecomunicaciones (television interactiva, audio telef6nico, computadoras para la informatica, facsimiles de textos) en un sistema unico pero diferenciado: el de la "naci6n cableada", e incluso la "sociedad mundial". "La primera revoluciOn tecnol6gica, ocunida hace 200 ailos, result6 de la aplicaci6n de la energfa del vapor al transpol1e (felTocaniles, barcos, etc.), a la mineria y a la producciOn de maquinaria. La segunda revoluciOn tecnol6gica, acaecida hace cerca de 100 ailos, pa11i6 de la gener~lizaci6n de la energfa electrica (mensajes codi[zeados que fluyen a traves de alambres, telegrafo y teMfono; energia para turbinas y elevadores, 10 que a su vez permiti6 tam bien la constrncci6n de rascacielos) y elprogreso de la qufmica, que por p1mera vez pelmitiO a los hombres hacer productos fuera del contexto de la naturaleza (productos sinteticos, petroquimicos, pltisticos, etc.). "La tercera revoluciOn tecnol6gica sera auxiliada por las comuni­ caciones en idiomas ordinm10s, la traducciOn mediante maquinas y hasta sistemas periciales, se habran difundido la rob6tica, el correo y los mensajes electr6nicos, la recuperaci6n de la informaciOn sobre pedido, los servicios organizados por medio de terminales interactivas. La gama de cambios posibles es enorme. "Esta revoluciOn resultanl en la eliminaciOn de la geografia como variable controladora de las comunicaciones, con estallidos de datos que recolTen velozmente miles de kil6metros, signi[zea la disoluci6n de viejos habitos y ubicaciones geograficas. Ademas se preve un cambio en la naturaleza de los mercados de "lugares" a "redes". 26 Revisla Negocios, Vol. 25, Nl1m. 288, pp. 7 Y8. , l
  45. 45. LC6MO SE HA EsruOIADO EL FtmJRO ? 45 A este respecto vale la pena mencionar el planteamiento y desarrollo previsto para la unificacion de Europa 1989-1992, en el cuallos 12 paises integrantes de la Comunidad Econ6mica Europea pretenden la creacion de un mercado unico a traves de la libre circulacion de mercancias, personas, capitales y servicios. d) PrevisiOn. Esta aproximacion pretende dar una idea de los sucesos probables a los cuales sera preciso adaptarse, conduciendo a decisiones inmediata­ mente ejecutables. Par su parte, Decoufle considera laprevision en su sentido mas general y vasto, ya que en ella se encuentran inmersas tanto la adivinacion, profecia, utopia y ciencia ficcion, como la prospectiva y futurologia, las cuales se diferencian fundamentalmente par la forma de concebir el futuro. (Cap. 1., 1.2). Adip Sabag en su trabajo "Prospectiva: Jdeologia y Practica", men­ ciona que la prospect iva y la prevision son total mente diferentes ya que esta ultima consiste en "intentar descubrir un futuro probable" mientras que la prospectiva trata de 10 posible y deseable. Enseguida se muestran dos ejemylos de previsiones: la situacion probable de la educacion en Mexic0 2 yla degradacion ambiental para el ano 200028. 1. Partiendo de la consideracion de los cambios positivos estimados para el futuro del pais, que suponen la superacion de las con­ diciones socioeconomicas que han hecho tan selectivo el acceso, la permanencia, el egreso y el rendimiento escolat de los mexicanos, se preve que para el ano 2000 la composicion de la matrfcula yel nivel educativo de Mexico presentara las siguien­ tes caracterfsticas: En los sistemas formales, la composicion de la matrfcula estara conformada par 30 0 31 millones de individuos, cifra que sig­ nifica 5 0 6 millones mas que en la actualidad. Los niveles medio 27 Prawda, Juan. Teorfa y Praxis de fa Pfaneacion Educativa, en Mexico, Grijalbo, Mexico, 1984, pp. 242-247 Y 285-287. 28 Consejo Norteamericano de Calidad Ambiental y Departamento de Estado de los Estados Unidos, Tile Global 2000. Report to tile President; Entering tile Twenty First Century, Penguin Books, G Bretaiia, 1982, pp. 26 Y 27.
  46. 46. r46 PLANEACI6N PROSPECTIVA superior y superior experimentanin un crecimiento promedio de 6.3 y 6.8 % anual respectivamente; en preescolar, el cre.cimiento oscilani entre 3.8 y 4.7 % anual; la matrfcula de primaria decrecenl a razon de 1.2 a 2 %, dependiendo de la reduccion del crecimiento demognlfico que se registre para el ano 2000 y de la atencion que se vaya proporcionando al rezago educativo. Asimismo, se preve que en los umbrales del siglo XXI la eficien­ cia terminal promedio del sistema escolar se elevani a un por­ centaje promedio del 80 %. Por 10 que toca al rezago educativo, se estima que, en los anos que faltan por terminar el siglo, no sera posible eliminarlo en su totalidad. Sin embargo, la solucion del problema en materia de educacion basica requerira de la elaboracion de modelos educativos flexibles y relevantes para la poblacion adulta rezagada. 29 El escenario descrito anteriormente hace parecer que el nivel educativo promedio de la poblacion pasani del actual 4° 0 SO ano de prima ria al 9° 0 10° para finales de siglo. Es importante senalar que, de no corregirse las limitantes que afronta actualmente la educacion e investigacion tecnologica -reducida inversion, falta de correspondencia del sistema educativo con el productivo y la concentracion de los centros de investigacion en pocas zonas del pais- Mexico no con tara para el ano 2000 con los recursos humanos suficientemente capacitados para desarrollar 0 implantar innovaciones tecnologicas, con su consecuente repercusion en el desarrollo del pais. 2. El Informe Global 2000 al Presidente, indica una serie de areas potencialmente conflictivas si las tendencias presentes persisten hasta el ano 2000. Por ejemplo, "las areas forestales y las reser­ vas en crecimiento de madera comercial en los paises en desa­ rrollo declinanin un 40%; la escasez de agua y su deterioro en 29 El rezago ·educalivo en 1985 se confJrmaba de alrededor de 5.5 millones de adultos analfabelas mayores de 15 aiios, es declr, el 13% de la poblaci6n adulta; olros 13 millones no habfan concIuido la educaci6n primaria y olros 7 millones con primaria com piela no habian iniciado 0 complelado su educaci6n secundaria.
  47. 47. i COMO SE HA ESTIJDIADO EL FuTuRO? 47 Africa, Asia del Sur, Medio Oriente y America Latina empeoraran, al tiempo que varias naciones se aproximan a su punto maximo de aprovisionamiento de agua potable; el deterioro del suelo en los paises en desarrollo incrementara las areas deserticas del mundo en un 20% y alrededor del 15 0 20% de todas las especies animales y vegetales podrian extinguirse, con la consecuente perdida de recursos geneticos. Las crecientes presiones sobre el ecosistema mundial, resultado de interacciones mas intensas entre las sociedades humanas y el medio fisico, estan tambien llevando a serias perturbaciones climfiticas, con consecuencias diffciles de anticipar. Problemas como el creciente monto de particulas de bioxido de carbono en la atmosfera, la liberacion de sustancias toxicas a la biosfera, la cantidad de calor liberado en regiones densamente pobladas, el incremento de la contaminacion ambiental en las areas urbanas, la diseminacion de lIuvia acida vinculada con zonas donde se concentra la industria pesada, y el agotamiento del ozono, podrian tener efectos importantes alterando el clima mundial". e) Pron6stico. Se refiere a un enunciado condicionado, esto es, al desarrollo de eventos futuros generalmente probables. Para Johnston, el pron6stico representa juicios razonados sobre algun resultado particular, que se cree el mas adecuado para servir como base de un programa de acdon. Asi, pueden encontrarse pron6sticos de caracter normativo 0 ex­ pI oratorio. Aqui entramos a un terreno polemico, ya que para algunos autores 30 un pronostico de caracter normativo puede ser considerado como prospectiva, en vista de que parte de un disefio 0 postulado de una situaci6n futura, y trabaja retrocediendo para derivar rutas factibles para 1a transicion del presente al futuro. Sin embargo, las relaciones y los enfoques inmersos en cad a una de elIas, son totalmente diferentes. 30 Cabe destacar que para olros estudiosos, ambos tipos de pron6stico son considerados como prospect iva. Para los autores de este Iibro, tanto los pron6sticos exploratorios como normativos constituyen elementos a ser considerados en prospectiva, si tsta mantiene como objetivo el brindar un abanico de alternativas futuras que nos permita comprender mejor nuestro presente e idealmente nos lIeve a renexionar sobre nuestra actuaci6n ante el porvenir.
  48. 48. ,...48 PLANEACl6N PROSPECI1V A Godet, investigador frances, asesor de la Comunidad Economica Europea, presenta en su obra "The crisis in forecasting and the prospec­ tive approach", un resumen que, para efectos de este apartado resulta pertinente presentar (cuadro 2). CUADRO 2 PRON6STlCO Y PROSPECTIVA Diferencias en su aproximacion al futuro Pron6stico Chisico Prospectiva Visi6n Parcial Aproximaci6n Ho{stica. Variables Cuantitativas, objetivas Cualitativas, no necesariamente cuantita­ y conocidas. tivas, subjetivas, conocidas u ocultas. Relaciones Estaticas y estructuras fijas. Dinamicas y estructuras evolutivas. Explicaci6n EI pasado explica el futuro. EI futuro explica el pasado. Futuro Simple y cierto. Multiple e incierto. Metodo Modelos determinfsticos y Analisis intencional. cuantitativos (econometri- Modelos cualitativos y estocasticos. cos, matematicos). Actitud hacia Pasiva y adaptativa. Activa y creativa. el futuro. Como puede apreciarse, las caracterfsticas de cada una de las aproximaciones no solo difieren sino que en algunos casos incluso parecen contraponerse. Vale la pena mencionar aquf las necesidades del pronostico a corto y mediano plazos, como elementos basicos para su evaluacion. Para un perfodo proximo, su proposito es operativo, requiere exac­ titud yes eminentemente cuantitativo; para un lapso mayor, su objetivo es mas estrategico, 10 cual conlIeva la necesidad de comprension de los orfgenes del cambio, de sus impactos y del grado de control sobre ellos . . r i f l
  49. 49. l C6MO SE HA EsruDIADO EL FUTURO? 49 Enseguida se muestra un pronostico referido a la produccion y consumo de petroleo en el mundo?l I "Mucho se sabe acerca de la futura produccion de petroleo. Los geologos han calculado, por medio de cuatro metodos inde­ pendientes, que la maxima cantidad total de petroleo que sera descubierta es de 2000 billones de baniles. Tambien sabemos que la tasa a la que puede praducirse y consumirse el petroleo comenzo en cera en 1900 (fecha en que se descublio el petroleo), se ha incrementado alrededor del 7% por arlO hasta 1973, llegara final­ mente a su cuspide, y debe regl·esar a cero cuando todo el petroleo sea usa do. Aun mas, el area total bajo la cUlva de la tasa de produccion esta limitada al monto total del petroleo que sera des­ cubierto: 2000 billones de baniles. GRAFICA No. 1 PRODUCCI6N MUNDIAL DE PETR6LEO CRUDO 1900·2100. C1CLOS ALTERNAl1VOS CoMPLETOS. 50 40 30 MMB 20 10 I 0 I 1900 2025 2050 FUENTE: Consejo Norteamericano de Calidad Ambiental y Departamento de Estado de los Estados Unidos, 17,e Global 2000 Report to the President: Entering to the twenty first centllry. p. 353. 31 Barney, Gerald. " Antecedentes para estudios nacionales del ano 2000: algunas reflexiones sobre el futuro" en Barney y Alonso (comp.), Estlldios del Sig/o 21 Limusa ·Centro de Estudios Prospectivos de la Fundaci6n Javier Barros Sierra, M~ico, 1988, pp. 149 Y 150, Y Consejo Norteamericano de Calidad Ambiental y Departamento de Estado de Estados Unidos, 17,e Global 2000 Report to the President: Entering the Twenty First Centllry, op. cit., pp. 345·381.
  50. 50. 50 PLANEACI6N PROSPECTIV A "Lo que se sabe acerca de la produccion futura de petroleo se ilustra en la grafica 1. "La produccion hasta 1975 esta representada por el area sombreada con lfneas inclinadas hacia la derecha. El monto del petroleo descubierto y que ahora es resenJa probada se representa en el area sombreada con lfneas inclinadas hacia la izquierda. Toda el area en blanco de la derecha representa el petroleo que esta aun por descubrirse, aproximadamerzte un billon de baniles. "La informacion resumida en la grafica tiene muchas implicaciones para la futura tasa de consumo de petroleo. Suponiendo que la cunJa de la tasa de produccion sera simitrica, la produccion debera llegar a la cima antes del ano 2000. Por supuesto es posible hacer que el petroleo dure mas usandolo menos rapido. Por ejemplo, si la tasa de produccion se estabilizara en alrededor de 20 billones de baniles por ano (aproximadamente la tasa actual) el consumo de petroleo pod/fa extenderse hasta alrededor del ano 2035 antes de que empiece a coer de nuevo. "El agotamiento de los recursos petroleros mundiales no representa un problema serio si otra fO/ma de enelgia sustituye al petroleo, con precios comparables y sin crear selios problemas ambientales". f) Proyeccwn. Las proyecciones y los pronosticos son las vias de aproximacion al futuro mas conocidas y manejadas por la gente. La proyeccion brinda informacion sobre la trayectoria de un evento ofreciendo una serie de alternativas a considerar, sean estas deseables 0 indeseables. Da una imagen del futuro asumiendo la continuacion del patron historico de las tendencias actuales y pasadas. Sachs, autor de la obra "Diseno de un futuro para el futuro", enfatiza en este sentido que la proyeccion cons­ tituye una ayuda para la crftica del presente ya que amplifica las con­ tradicciones que existen en el aqui y ahora. En el cuadro 3 se muestra un ejemplo sobre la proyeccion de la poblacion mexican a para el ano 2000.
  51. 51. i COMO SE HA ESTIJDlADO EL FlITURO ? 51 CUADRO 3 POBLACION TOTAL DE MEXICO POR ANOS CALENDARIO SEGUN SEXO PERIODO 1980_200032 PROYECCION IIIPOTESIS PROGRAMATICA POBLACION Mlos HOMBRES MUJERES AMBOSSEXOS 1980 34,748,224 34,644,611 69,392,835 1981 35,677,067 35,572,002 71,249,069 1982 36,614,498 36,507,797 73,122,296 1983 37,544,178 37,436,360 74,980,539 1984 38,449,766 38,342,052 76,791,819 1985 39,314,921 39,209,236 78,524,158 1986 40,135,338 40,033,719 80,169,057 1987 40,921,910 40,825,925 81,747,835 1988 41,681,095 41 ,592,145 83,273,241 1989 42,419,353 42,338,668 84,758,021 1990 43,143,142 43,071,782 86,214,924 1991 43,846,517 43,785,667 87,632,184 1992 44,525,174 44,476,130 89,001,304 1993 45,188,028 45 ,151,903 90,339,930 1994 45,843,995 45,821,717 91,665,711 1995 46,501,991 46,494,305 92,996,295 1996 47,160,546 47,168,243 94,328,788 1997 47,813,716 47,837,710 95,651,425 19% 48,463,707 48,504,841 96,968,547 1999 49,112,724 49,171,770 98,284,494 2000 49,762,975 49,840,631 99,603,606 1.3 EN TORNO A Los ESTUDIOS DEL FUTURO. Habiendo caracterizado las vias de acceso al futuro, resulta necesario ubicar cad a una de elias en el ambito preciso en el que se desarrollan. Esto es, si su objetivo esta vinculado con el disefio de un futuro deseable, probable 0 posible. Considerando el objetivo de este trabajo y el esfuerzo de sintesis que implica, ha sido preciso dejar de lado numerosas y ricas interpretaciones 32 SPP, CONAPO, CELADE, Mexico, Estimnciones y Proyecciones de Pobklcion 1950-2000, CONAPO, Mexico, 1981, p. 21.

×