Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
50
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. PLE PARA: MANEJO DE POBLACIONES ASOCIADO A CULTIVOS El agroecosistema debe ser analizado en su conjunto, observando los elementos que lo configuran (suelo, clima, cultivos, insectos, etc.) y las actuaciones humanas sobre él (fertilización, riego, labores, tratamientos, etc.) globalmente y atendiendo también a las múltiples interrelaciones que se establecen. Los factores que llegan a considerarse plaga o enfermedad no lo son por sí mismos, son consecuencia de un desequilibrio, ya sea por fallos nuestros, variaciones en el clima o cualquier otro elemento perturbador que ha llevado a esa situación. Por lo tanto, el primer paso a dar cuando surge un problema fitosanitario es analizar las causas que han producido ese desequilibrio e intentar restablecerlo. Prevención de ataque de insectos y enfermedades La mayoría de las plagas y enfermedades pueden ser previstas y planificar los cultivos con el fin de evitar su incidencia. Por el contrario, numerosas labores pueden debilitar a las plantas, aun cuando aparenten un mejor desarrollo, haciéndolas más sensibles y susceptibles del ataque de plagas y enfermedades. Para visualizar el vídeo pique en el siguiente link: http://www.youtube.com/watch?v=Oc-pSg7l340
  • 2. MANEJO DE PLAGAS EN CULTIVOS La aparición de una plaga tiene varias causas, entre ellas se incluye la introducción de agro ecosistemas en ecosistemas naturales, el uso inadecuado de productos químicos, la introducción de plagas en otros ecosistemas debido a la exportación de materiales agrícolas y un manejo de plagas no integrado. El paso de un ecosistema a un agro ecosistema implica una serie de transformaciones en el ambiente y un impacto en las poblaciones que en el viven, tales transformaciones incluyen el uso de prácticas agronómicas como el riego y el abonamiento que hacen más apetecibles los cultivos a los consumidores junto con por mencionar solo un efecto. El uso indebido de productos químicos ha sido el principal causante de la ruptura del equilibrio que existe entre una especie y los factores bióticos que la controlan en condiciones naturales. La aparición de una nueva especie con características de plaga debe ser atribuida a los efectos de los plaguicidas utilizados contra otras especies, sobre las poblaciones de sus enemigos naturales, particularmente parásitos y depredadores. Los incrementos en el transporte comercial de productos dentro de un país y entre países, han aumentado las oportunidades de introducciones de especies a localidades donde previamente resultaban desconocidas o inexistentes. La ignorancia del peligro implícito en la importación subrepticia de productos agrícolas y de plantas o partes de ellas ha sido responsable de la introducción de plagas a lugares previamente libres de ellas. La situación se agrava aún más ya que en la mayoría de los casos se traslada la plaga dejando atrás a sus enemigos naturales, favoreciéndose de esta manera el establecimiento de la especie en un nuevo ambiente que le resultará propicio para su desarrollo en virtud de carecer de mecanismos propios de regulación aplicables al invasor. Las estrategias para enfrentar dichas plagas son de varios tipos e incluyen no hacer nada, estrategia que se utiliza cuando el productor no cuenta con el poder adquisitivo para comprar los plaguicidas o el bajo valor de mercado del cultivo no justifica incurrir en este tipo de costos; hacerlo todo, que marca el otro extremo del
  • 3. espectro e implica utilizar todos los recursos disponibles para la eliminación de plagas, principalmente los químicos, lo cual puede crear los desequilibrios biológicos ya mencionados y la explosión demográfica de las plagas. La estrategia más adecuada es el manejo de la población plaga, desde el punto de vista ecológico y económico para el agricultor. En este sentido el tamaño de la población es el aspecto más importante, ya que la sola presencia no asegura la generación de daño económico. Una fertilización correcta y equilibrada es la base para un buen desarrollo de las plantas, sanas y resistentes a los potenciales patógenos que pueden atacarla. El exceso de nitrógeno soluble predispone a las plantas al ataque de insectos, dado que aumenta su contenido en azúcares y las partes tiernas, haciendo más apetecibles los brotes. Un cambio brusco en el pH o de los elementos de la solución del suelo provoca también desequilibrios y heridas que anteceden a los ataques de hongos y otros patógenos en las raíces. El exceso de abono orgánico fresco, especialmente cuando se incorpora en profundidad, provoca modificaciones perjudiciales en el suelo que se traducen también en un debilitamiento y mayor sensibilidad a las plagas y enfermedades. METODOS DE CONTROL. Si, a pesar de haber adoptado las medidas preventivas, el cultivo se desequilibra y surgen problemas, contamos con una serie de métodos con los que reducir las poblaciones de patógenos. Debemos ser conscientes que estos métodos nos permiten recuperar el equilibrio, nunca debemos plantearnos aniquilar una plaga. Con ello queremos indicar que no debemos preocuparnos por la presencia de individuos que ocasionan las plagas o por pequeños brotes aislados de síntomas de una enfermedad, es normal la existencia de ciertos niveles de patógenos en el cultivo, los cuales producirán un daño inferior a los costos que supondría su tratamiento. Sólo cuando crecen las poblaciones de los patógenos por encima de ciertos umbrales debemos
  • 4. preocuparnos y aplicar las técnicas que nos permiten reducir su número por debajo del umbral. Asociación con plantas repelentes o cebo Además de procurar una elevada biodiversidad, podemos emplear asociaciones con ciertas plantas para que actúen como repelente o como cebo de los patógenos. Las primeras, colocadas en los márgenes o asociadas entre el cultivo, intervienen como repulsivo gracias a las sustancias pegajosas, olorosas o venenosas que exhalan por las raíces, los tallos o las hojas, impidiendo que los patógenos ataquen el cultivo. Las plantas cebo, por el contrario, atraen especialmente a los patógenos, por lo que se concentran en ellas, permitiendo realizar los tratamientos únicamente sobre las plantas cebo o realizar un control directo eliminándolas cuando veamos que contienen mucho patógeno. Por ejemplo, plantas de pepino al final de cada línea de cultivo en un invernadero atrae a los adultos de mosca blanca del invernadero (Trialeurodes vaporariorum). http://www.interempresas.net/Horticola/Articulos/71498-Manejo-integrado-decultivos.html http://www.ceadu.org.uy/plagas.htm Control biológico: Pocos seres vivos carecen de enemigos naturales y, en muchos casos, estos enemigos pueden mantener las poblaciones de patógenos por debajo de los niveles que deben preocuparnos. Existen diferentes metodologías para aprovechar el control biológico en la lucha contra las plagas y enfermedades:
  • 5. 1. Potenciar los enemigos naturales existentes en el propio cultivo es la forma más barata y ecológica de actuar. Podemos actuar de diversas formas para potenciarlos: • Cuidar no realizar tratamientos que puedan dañarlos. • Mantener refugios y alimentación alternativa, mediante setos, cubiertas vegetales, adventicias en los márgenes o cajas nido para las aves. • Aportar alimento complementario, por ejemplo rociando levadura y azúcar sobre la cosecha mantenemos predadores polífagos como crisopas, sírfidos y coccinélidos cuando no abundan las plagas. • Aportar abundante materia orgánica al suelo para aumentar las poblaciones de microorganismos saprofitos que actuarán de antagonistas de las enfermedades del suelo. 2. Introducir enemigos naturales foráneos cuando las plagas son exóticas o los enemigos naturales existentes no consiguen un buen control, se recurre a la introducción de predadores o parásitos importados de otras zonas. Si los enemigos naturales se adaptan bien a nuestras condiciones puede ser suficiente con realizar una suelta y seguir las pautas del apartado anterior. En el caso contrario, hará falta introducciones masivas cada vez que la plaga se extienda en nuestro cultivo. Control microbiológico Consiste en aplicar microorganismos causantes de enfermedades en los patógenos de nuestros cultivos. Algunos de ellos tienen un efecto muy rápido y se pueden encontrar comercializados como insecticidas, como es el caso de Bacillus thuringiensis, bacteria empleada en el control de larvas de mariposas y escarabajos, lo normal es que su acción sea lenta, debilitando a las presas al cabo del tiempo.
  • 6. Se conocen más de 1.000 microorganismos útiles entre hongos, nematodos, protozoos, bacterias y hongos. Se debe tener precaución en su uso, pues pueden aparecer resistencias en las plagas o enfermedades combatidas con este método. LEER MÁS EN: http://agroecologia271018.blogspot.com/p/manejo-de-plagas.html http://www.slideshare.net/pipe69/manejo-de-poblaciones-asociadas-a-cultivos-diagramade-rbol http://lafincadelfuturo.blogspot.com/2009/06/por-jaime-de-la-ossa-verbel.html http://es.wikipedia.org/wiki/Plaga http://www.hydroenv.com.mx/catalogo/index.php?main_page=page&id=124&chapter=1 2 http://www.fao.org/docrep/v5290s/v5290s15.htm http://www.agronomia.uchile.cl/centros/USEP/Higuera/manejo_cultivo.htm http://www.magfor.gob.ni/programas/pea/salva/PLAN%20MIC%2026%20octubre%20200 91.pdf http://www.youtube.com/watch?v=L4LpSx1MFNE