• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
humedales torca y guaymaral
 

humedales torca y guaymaral

on

  • 2,166 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,166
Views on SlideShare
2,166
Embed Views
0

Actions

Likes
2
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    humedales torca y guaymaral humedales torca y guaymaral Document Transcript

    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DELHUMEDAL TORCA-GUAYMARALCARACTERIZACIÓN DIAGNÓSTICABogotá, D.C. Junio de 2007
    • TABLA DE CONTENIDOPRESENTACIÓN ....................................................................................................................................1I. DESCRIPCIÓN FÍSICO-BIÓTICA.................................................................................................31. ASPECTOS GENERALES..............................................................................................................31.1. Localización Geográfica y Político-Administrativa..........................................................31.2 Definición del área de influencia directa e indirecta.........................................................31.3 Área de influencia Directa.................................................................................................31.4 Área de influencia Indirecta ..............................................................................................31.5 Clasificación y Categorización..........................................................................................52. ASPECTOS CLIMÁTICOS, GEOLÓGICOS Y GEOMORFOLÓGICOS ...........................................122.1 Clima...............................................................................................................................12Introducción ....................................................................................................................12Contexto climático de los humedales de Torca y Guaymaral.........................................12Estaciones climatológicas analizadas.............................................................................14Temperatura del aire.......................................................................................................14Precipitación...................................................................................................................20Humedad relativa............................................................................................................24Nubosidad .......................................................................................................................25Evaporación ....................................................................................................................25Evapotranspiración potencial (ETP) ..............................................................................25Brillo solar ......................................................................................................................26Radiación solar ...............................................................................................................27Vientos.............................................................................................................................27Vulnerabilidad de los humedales ante el cambio climático global.................................28Síntesis climática.............................................................................................................292.2 Geología y geomorfología...............................................................................................29Introducción ....................................................................................................................29Marco geológico regional...............................................................................................30Estratigrafía ....................................................................................................................30Descripción de las formaciones ......................................................................................33Geología estructural .......................................................................................................37Amenaza sísmica .............................................................................................................38Geomorfología ................................................................................................................39
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARALii2.3 Conclusiones y discusión de propuestas .........................................................................413. ASPECTOS FISIOGRÁFICOS Y EDAFOLÓGICOS.......................................................................433.1 Introducción ....................................................................................................................433.2 Generalidades de los humedales de Torca y Guaymaral.................................................43Génesis de los paisajes....................................................................................................43Ocupaciones humanas.....................................................................................................48Conclusiones ...................................................................................................................493.3 Muestreo de suelos y comprobaciones de campo............................................................50Introducción ....................................................................................................................50Humedales Torca y Guaymaral ......................................................................................514. ASPECTOS HIDROLÓGICOS .....................................................................................................614.1 Caracterización de la cuenca aferente y sus tributarios...................................................61Entradas al humedal Torca.............................................................................................62Estructuras de salida del humedal Torca........................................................................63Entradas al humedal Guaymaral ....................................................................................65Salida del humedal Guaymaral-canal Guaymaral..........................................................664.2 Balance Hídrico...............................................................................................................67Estudio realizado por Consorcio Gómez Cajiao y Asociados – Montgomery Watson...67Estudio realizado por Consorcio CEI – ESSERE ...........................................................68Estudio realizado por Consorcio ECOLOGY & ENVIRONMENT INC.–HIDROMECÁNICAS LTDA....................................................................................................68Estudio realizado por Hidrotec.......................................................................................68Estudio realizado por Ponce de León y Asociados S.A...................................................69Estudio realizado por Elías Romero Vega......................................................................694.3 Las aguas subterráneas y su interacción con los humedales ...........................................71Información analizada ....................................................................................................71Geología y geomorfología regional ................................................................................71Caracterización hidrogeológica de las rocas .................................................................72Modelo hidrogeológico conceptual del subsuelo de la ciudad de Bogotá......................73Mapa hidrogeológico ......................................................................................................75Modelo hidrogeológico del subsuelo bajo los humedales...............................................77Interconexión hidráulica entre los humedales y los principales acuíferos.....................79Glosario de términos hidrogeológicos............................................................................795. ASPECTOS ECOLÓGICOS .........................................................................................................805.1 Vegetación.......................................................................................................................80
    • Caracterización Diagnóstica iiiCobertura vegetal actual.................................................................................................80Caracterización fisionómica estructural y florística.......................................................81Especies vegetales acuáticas presentes en los humedales ..............................................835.2 Fauna...............................................................................................................................84Avifauna en los humedales de Torca y Guaymaral.........................................................84Comunidades faunísticas asociadas a la vegetación ......................................................84Oferta de hábitat .............................................................................................................87Potencialidades ecológicas para la faunación ...............................................................87Otra fauna presente en los humedales ............................................................................876. TORCA- GUAYMARAL EN EL CONTEXTO DE LA ESTRUCTURA ECOLÓGICA DEL DISTRITO..................................................................................................................................................896.1 El modelo de gravedad en la recuperación de los humedales de Torca y Guaymaral.....91Los Cerros Orientales .....................................................................................................92De más a menos...............................................................................................................92Un Manantial Amenazado...............................................................................................94Afectación Actual ............................................................................................................967. CARACTERIZACIÓN FISICOQUÍMICA.......................................................................1037.1. Caracterización fisicoquímica.......................................................................................103Mineralización del Agua ...............................................................................................104II. DESCRIPCIÓN SOCIOECONÓMICA ........................................................................................1111. ASPECTOS ECONÓMICOS.......................................................................................................1111.1. Diagnóstico predial y actividades productivas que se desarrollan en el área de influenciade los humedales .......................................................................................................................111Introducción ..................................................................................................................111Localización catastral de los humedal de Torca y Guaymaral.....................................111Caracterización predial local de los humedales de Torca y Guaymaral......................112Caracterización predial puntual de los humedales de Torca y Guaymaral..................113Predios a adquirir por parte de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá enel marco del PMA de los humedales de Torca y Guaymaral................................................114Avalúo catastral 2001-2006..........................................................................................115Caracterización socioeconómica localidad de Usaquén ..............................................116Caracterización socioeconómica localidad de Suba ....................................................117Caracterización económica del área de influencia.......................................................1182. ASPECTOS SOCIOCULTURALES.............................................................................................1202.1. Presentación general......................................................................................................120
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARALivLa relación ecosistema – cultura en los PMA de los humedales urbanos ....................1202.2. Enfoque general.............................................................................................................1212.3. Análisis histórico-cultural .............................................................................................122Presentación..................................................................................................................122Generalidades de la historia de los humedales de Bogotá ...........................................123Configuración social y cultural de los humedales de Torca y Guaymaral...................129Algunas reflexiones .......................................................................................................1362.4. Descripción social de los humedales de Torca y Guaymaral........................................136Presentación..................................................................................................................136Características Poblacionales del Área de Influencia de los humedales de Torca yGuaymaral.............................................................................................................................136Características Demográficas del Área de Influencia de los humedales de Torca yGuaymaral.............................................................................................................................138Relación de la dinámica social con la dotación de servicios y equipamientoscomunitarios..........................................................................................................................142Relación entre las condiciones del ecosistema, la salud pública y la responsabilidadambiental de la producción económica.................................................................................145Conflictos jurídicos del Área de Influencia de los humedales de Torca y Guaymaral.148Mapa de Actores Institucionales y Sociales relacionados con la dinámica de loshumedales Torca y Guaymaral .............................................................................................1492.5. MAPA DE ACTORES INSTITUCIONALES..............................................................151Nivel nacional ...............................................................................................................151Nivel regional................................................................................................................154Nivel distrital.................................................................................................................154Actores Sociales Locales...............................................................................................1693. ASPECTOS URBANÍSTICOS.....................................................................................................1733.1. Caracterización general.................................................................................................173BIBLIOGRAFÍA..................................................................................................................................175
    • Caracterización Diagnóstica vÍNDICE DE TABLASTabla 1. Clasificación general de los humedales de RAMSAR. (Tomado de MMA, 2001:14)...........................5Tabla 2. Parámetros Físicos: A. Control de inundaciones; B. Retención de sedimentos; C. Incidencia en elmicroclima local; D. Depuración de aguas.........................................................................................6Tabla 3. Parámetros Bióticos: A. Protección especies endémicas o amenazadas; B. Oferta de hábitat paraaves migratorias acuáticas; C. Oferta de hábitat para aves migratorias terrestres; D. Riquezaespecies flora; E. Riqueza especies fauna; F. Riqueza especies hidrobiológicas; G. Riqueza dehábitats; H. Interrelación con otros ecosistemas; I. Presencia de especies en niveles tróficos altos...6Tabla 4. Parámetros Socioculturales: A. Uso recreativo actual; B. Uso en actividades investigativas; C.Valor paisajístico; D Uso en actividades de educación ambiental......................................................6Tabla 5. Valoración y clasificación de los humedales del Distrito Capital. .........................................................7Tabla 6. Clasificación de los humedales según su potencial biótico ................................................................8Tabla 7. Oferta ambiental y factores tensionantes para el componente acuático de los humedales .....................8Tabla 8. Ordenamiento de los humedales según el potencial de recuperación.....................................................9Tabla 9. Categorización de la oferta ambiental para vertebrados de los humedales.............................................9Tabla 10. Clasificación de los humedales según su importancia para la avifauna .............................................10Tabla 11. Oferta ambiental para la vegetación terrestre.....................................................................................10Tabla 12. Categorización general de los humedales y sus prioridades...............................................................11Tabla 13. Precipitaciones máximas esperadas*. TR = Tiempo de retorno .......................................................20Tabla 14. Parámetros Curvas IDF ....................................................................................................................20Tabla 15. Consecuencias climáticas posibles del calentamiento global. Adaptado de Gutiérrez y Castañeda(2003) ...............................................................................................................................................28Tabla 16. Vegetación terrestre presente en los humedales de Torca y Guaymaral...........................................82Tabla 17. Vegetación acuática presente en los humedales de Torca y Guaymaral...........................................83Tabla 18. Aves presentes en los humedales de Torca y Guaymaral.................................................................84Tabla 19. Fauna abundante en vegetación de las riberas..................................................................................84Tabla 20. Aves de especial importancia por su singularidad o distribución limitada.......................................85Tabla 21. Aves que encuentran refugio en vegetación arbórea y arbustiva densa............................................85Tabla 22. Órdenes y familias de insectos presentes en los humedales de Torca y Guaymaral.........................88Tabla 23. Herpetofauna presente en los humedales de Torca y Guaymaral. ....................................................88Tabla 24. Mastofauna presente en los humedales de Torca y Guaymaral.......................................................88Tabla 25. Valores de las variables fisicoquímicas de los humedales de Torca y Guaymaral, julio de 2006 ..103Tabla 26. Barrios de influencia de los humedales de Torca y Guaymaral......................................................112Tabla 27. Estrato socioeconómico de los barrios con influencia directa sobre los humedales de Torca yGuaymaral ......................................................................................................................................112Tabla 28. Manzanas catastrales barrio Casablanca Suba................................................................................113Tabla 29. Manzanas catastrales vereda Torca ................................................................................................113Tabla 30. Predios en el barrio Tibabita...........................................................................................................114Tabla 31. Cobertura y uso del suelo en los barrios con influencia directa sobre los humedales de Torca yGuaymaral ......................................................................................................................................114
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARALviTabla 32. Predios que resultan afectados con la implementación del Plan de Manejo de los Humedales deTorca y Guaymaral.........................................................................................................................115Tabla 33. Datos demográficos de la localidad de Suba para el 2002, por grupos de edad de acuerdo con datosde los sectores de educación y salud. Fuente: DAPD, 2004...........................................................139Tabla 34. Datos demográficos de la localidad de Usaquén para el 2002, por grupos de edad de acuerdo condatos de los sectores de educación y salud. Fuente: DAPD, 2004.................................................139Tabla 35. Relación número de equipamientos por número de habitantes en la localidad de Suba. Fuente:DAPD, 2004. ..................................................................................................................................142Tabla 36. Relación número de equipamientos por número de habitantes en la localidad de Usaquén. Fuente:DAPD, 2004. ..................................................................................................................................142Tabla 37. Colegios presentes en el área de influencia de los humedales........................................................170Tabla 38. Proyectos a corto plazo...................................................................................................................174Tabla 39. Proyectos prioritarios 2004 - 2007 vinculados con las operaciones estratégicas (artículo 71 deldecreto 190/04)...............................................................................................................................174
    • Caracterización Diagnóstica viiÍNDICE DE FIGURASFigura 1. Localización geográfica y político-administrativa de los humedales de Torca y Guaymaral (Estemapa puede observarse con mayor detalle en el Anexo Cartográfico)........................................................4Figura 2. Localización de las estaciones climatológicas utilizadas para el estudio......................................15Figura 3. Variación mensual de la temperatura media del aire. Estación Aeropuerto Guaymaral...............15Figura 4. Variación mensual de la temperatura media del aire. Estación ECI.............................................16Figura 5. Variación mensual de la temperatura máxima media del aire ......................................................16Figura 6. Variación mensual de la temperatura mínima media del aire.......................................................17Figura 7. Variación horaria de la temperatura media del aire. Abril de 2000..............................................17Figura 8. Variación horaria de la temperatura media del aire. Enero de 2000.............................................18Figura 9. Anomalías de la temperatura media mensual del aire...................................................................19Figura 10. Evolución de las temperaturas medias mensuales del aire ...........................................................19Figura 11. Curvas de intensidad-duración-frecuencia para la Estación Contador. ........................................21Figura 12. Curvas de intensidad-duración-frecuencia para la Estación Guaymaral.......................................21Figura 13. Curvas de intensidad-duración-frecuencia para la Estación Serrezuela........................................22Figura 14. Distribución mensual de la precipitación. Estaciones Serrezuela y Contador ..............................22Figura 15. Distribución mensual de la precipitación. Estaciones Aeropuerto Guaymaral y ECI...................23Figura 16. Variabilidad interanual de la precipitación...................................................................................24Figura 17. Variabilidad estacional de la humedad relativa ............................................................................24Figura 18. Variabilidad estacional de la evaporación ....................................................................................25Figura 19. Variabilidad estacional de la evapotranspiración potencial..........................................................26Figura 20. Variabilidad estacional del brillo solar.....................................................................................26Figura 21. Variación estacional de la radiación solar ....................................................................................27Figura 22. Variabilidad mensual de la velocidad del viento..........................................................................27Figura 23. Mapa geológico de los humedales Torca y Guaymaral y sus alrededores. (Este mapa puedeobservarse con más detalle en el Anexo Cartográfico. ..............................................................................32Figura 24. Micro zonificación sísmica (INGEOMINAS – U. ANDES, 1997; Decreto 074/2001) ...............38Figura 25. Transformaciones en el humedal Torca. Fuente: Romero V. (2002)............................................40Figura 26. Perfil estratigráfico. Fuente: Romero (2002)................................................................................41Figura 27. Ubicación de los humedales de Torca y Guaymaral, Córdoba y El Burro respecto a los suelosmapeados por el Estudio General de Suelos y Zonificación de Tierras de Cundinamarca. INAC (2000).44Figura 28. Posición en el paisaje de los suelos de Torca ...............................................................................47Figura 29. Ronda arborizada del separador de la Autopista Norte.................................................................49Figura 30. Cuerpo de agua aislado en el separador de la Autopista Norte.....................................................50Figura 31. Trinchera ToT1 en el área de napas y abanicos en el límite con Jardines de Paz.........................51Figura 32. Suelos Udic Haplustalf en zonas de Explayamientos de la Quebrada Patiño...............................52Figura 33. Trinchera de suelos en Torca, Vecina a Aguas Calientes (Jardines de Paz).................................53
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARALviiiFigura 34. Fragmento Guatavita Desgrasante Tiestos hallado a 28 cm. en ToT1..........................................54Figura 35. Cuerpo principal del humedal Guaymaral....................................................................................54Figura 36. Diferenciación de niveles cerca al cuerpo principal del humedal Guaymaral ..............................55Figura 37. Acumulaciones de desechos de construcción al occidente de Bima.............................................55Figura 38. Alteraciones de texturas arenosas sobre arcillas grises relativamente permeables.......................56Figura 39. Transiciones de talud a terraza baja por relleno en el borde norte de Guaymaral ........................56Figura 40. Pozo de Sondeo en zona de Talud progresivo humedal Guaymaral.............................................57Figura 41. Cuerpo en desecación a nivel con coberturas de kikuyo sobre suelos removidos ........................57Figura 42. Suelos alterados hasta los 50 cm., con nivel freático a los 45 cm.................................................58Figura 43. Predio levantado con rellenos aplanados frente a Bima (zona de amortiguación)........................58Figura 44. Obstrucción por basuras en el límite con la UDCA y la Autopista Norte ....................................59Figura 45. Pequeño dique separando canal contaminado con gallinaza y el humedal...................................60Figura 46. Área de drenaje de los humedales de Torca y Guaymaral (Tomado de Ponce de León yAsociados, 2002a) .....................................................................................................................................61Figura 47. Entradas y estructuras de salida del humedal Torca .....................................................................62Figura 48. Entrega del canal Torca al humedal..............................................................................................62Figura 49. Quebrada Patiño ...........................................................................................................................63Figura 50. Quebrada San Juan .......................................................................................................................63Figura 51. Dimensiones Alcantarilla contigua al Cementerio Jardines de Paz (Estructura E1).....................64Figura 52. Estructura de entrada a la alcantarilla contigua a Cafam..............................................................64Figura 53. Paso del humedal Torca al Guaymaral en inmediaciones de Cafam (salida) ...............................64Figura 54. Dimensiones del Box de la calle 200............................................................................................65Figura 55. Entrada a la alcantarilla calle 222 (Humedal Torca) ...................................................................65Figura 56. Salida de la alcantarilla calle 222 (Humedal Guaymaral).............................................................65Figura 57. Dimensiones del Box Culvert de la calle 222...............................................................................65Figura 58. Bomba en el separador central de la Autopista Norte...................................................................66Figura 59. Quebrada el Guaco .......................................................................................................................66Figura 60. Entrada de la quebrada el Guaco al humedal de Guaymaral ........................................................66Figura 61. Entrega del humedal Guaymaral al canal Guaymaral...................................................................67Figura 62. Inicio del canal Guaymaral (sobre la vía al Aeropuerto Guaymaral) ...........................................67Figura 63. Mapa hidrogeológico de los humedales de Torca y Guaymaral y sus alrededores (Este mapapuede verse en mayor detalle en el Anexo Cartográfico). .........................................................................76Figura 64. Modelo hidrogeológico del subsuelo bajo los humedales. Fuente (Rodríguez, 1993)..................78Figura 65. Mapa de cobertura vegetal de los humedales de Torca y Guaymaral...........................................80Figura 66. Cobertura de los diferentes hábitat dentro del humedal representado en porcentaje de área (m2)81Figura 67. Cobertura de los diferentes hábitat dentro de los humedales Torca y Guaymaral representado enporcentaje de área (%) ...............................................................................................................................82Figura 68. Avifauna presente en los humedales de Torca y Guaymaral, agrupada por hábitat. ....................85
    • Caracterización Diagnóstica ixFigura 69. Avifauna presente en los humedales de Torca y Guaymaral, agrupada por estatus de migración.86Figura 70. Especies de hábitat variado encontradas en los humedales de Torca y Guaymaral, según suestatus migratorio. .....................................................................................................................................86Figura 71. Abundancia relativa de las diferentes especies de aves terrestres presentes en los humedales deTorca y Guaymaral. ...................................................................................................................................87Figura 72. Urbanización Floresta de la Sabana, bosque y quebrada Torca privatizados ...............................96Figura 73. Acceso y área afectada por cantera abandonada, vecina a la séptima a unos 300m de laquebrada Torca (coordenadas X=1005379 Y=1532243)...........................................................................96Figura 74. Salida de la quebrada Torca a la Séptima (coordenadas X= 1005202, Y=1532243)...................97Figura 75. Rellenos practicados frente al colegio Miguel Antonio Caro, al occidente de la séptima con calle237. 97Figura 76. Zona de recarga entre la séptima con calle 237 y la vía férrea .....................................................98Figura 77. Desecación de las zonas de recarga en predios al borde de la vía férrea a altura de la 237, vecinosal antiguo club Bavaria (coordenadas X=1004832, Y=1532373)..............................................................98Figura 78. Curso aportante en desecación con mangueras y aguas resumidas de zona de recarga hacia elcanal paralelo a la vía férrea en cercanías al antiguo Club Bavaria...........................................................99Figura 79. Quebrada Torca entubada en su paso por la granja El Mundo de la Vida, y canal que le tributaparalelo a la vía del ferrocarril..................................................................................................................99Figura 80. Personal del Acueducto en obra de readecuación en la vía paralela a la línea férrea en el crucecon la quebrada Torca (coordenadas X=1004856,Y=1531961) .............................................................100Figura 81. Vía paralela a la carrilera del tren y estructura de paso de la quebrada Torca bajo esta vía.......100Figura 82. Llegada de la quebrada Torca a la Autopista Norte y estructura para control de caudal en elseparador..................................................................................................................................................101Figura 83. Cruce de la quebrada Torca al costado occidental de la Autopista Norte...................................101Figura 84. Quebrada Torca de aguas transparentes antes de ingresar al canal Guaymaral y punto de entradaal canal de aguas negras (Coordenadas X=1106019, Y=1552969) .........................................................102Figura 85. Variación espacial de las variables asociadas con la mineralización del agua: Conductividad(µS/cm), Alcalinidad y sólidos disueltos (mg/L)....................................................................................104Figura 86. Variación espacial de las variables asociadas con la colmatación y la sedimentación ...............105Figura 87. Variación espacial de las variables asociadas con la carga orgánica (en mg/L), humedales Torca yGuaymaral, julio 2006. a. DBO, DQO y oxígeno: b.NTK y COT...........................................................106Figura 88. Variación espacial de la contaminación bacteriológica, humedales Torca y Guaymaral, julio2006. (NMP/ 100mL) ..............................................................................................................................107Figura 89. Variables asociadas con la eutrofia (mg/L): a. nitrito, nitrato, amonio; b. fósforo total y disuelto,humedales Torca y Guaymaral, julio 2006..............................................................................................108Figura 90. Variación en concentraciones de metales pesados, humedales Torca y Guaymaral, julio 2006. a.aluminio total; b. cadmio, cromo y níquel; c. cobre, plomo y zinc..........................................................109Figura 91. Variación del Índice de Calidad del agua (ICA) en los humedales de Torca y Guaymaral........110Figura 92. Indicadores socioeconómicos en la localidad de Usaquén. Fuente: Encuesta de Calidad de Vida,Bogotá D.C. (2003) .................................................................................................................................116Figura 93. Personas ocupadas según rama de actividad en la localidad de Usaquén. Fuente: EncuestaNacional de Hogares ENH (2001)...........................................................................................................116
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARALxFigura 94. Estructura empresarial de Usaquén. Fuente: DAPD (2002) .......................................................117Figura 95. Indicadores socioeconómicos de la localidad de Suba. Fuente: Encuesta de Calidad de Vida,Bogotá D.C. (2003) .................................................................................................................................117Figura 96. Personas ocupadas según rama de actividad en la localidad de Suba. Fuente: Encuesta Nacionalde Hogares ENH (2001) ..........................................................................................................................118Figura 97. Estructura empresarial de Suba. Fuente: DAPD y Secretaría de Hacienda Distrital (2004).......118Figura 98. Necesidades Básicas Insatisfechas de la localidad de Usaquén para el 2001. Fuente: DAPD, 2004140Figura 99. Necesidades Básicas Insatisfechas de la localidad de Suba para el 2001. Fuente: DAPD, 2004.141Figura 100. Estratificación de la localidad de Usaquén por UPZ. Fuente: DAPD, 2004. .........................143Figura 101. Estratificación de la localidad de Suba por UPZ. Fuente: DAPD, 2004. ...............................144Figura 102. Zonas de amenaza por inundación de la localidad de Usaquén por UPZ. Fuente: DAPD, 2004.146Figura 103. Zonas de amenaza por inundación de la localidad de Suba por UPZ. Fuente: DAPD, 2004. 147
    • PPRREESSEENNTTAACCIIÓÓNNLos diferentes diagnósticos que se han hecho en la última década acerca del estado de loshumedales de Bogotá, han mostrado una serie de ventajas de los humedales de Torca y Guaymaralcon respecto a los demás humedales de la Sabana de Bogotá desde los puntos de vista de laconservación, ecológico, de planificación del uso del suelo y de la aplicación de la Políticaambiental vigente.Desde el punto de vista de la conservación, el principal valor de los humedales de Torca yGuaymaral, radica en que son de los pocos humedales del Distrito, que todavía albergan los hábitatsde algunas de las especies de humedal, que están en peligro de desaparecer por ejemplo Gallinulamelanops bogotensis (Tingua de pico verde) y Gallinula chloropus (Tingua de pico rojo). Fulicaamericana columbiana (Tingua de pico amarillo) Agelaius icterocephalus bogotensis (monjita). Esentonces allí uno de los sitios, donde se pueden llevar a cabo estudios in situ, de estas especies.Esta posibilidad, permitiría tener información de cómo reconstruir los hábitats en otros humedalesque ya perdieron la opción de albergar estas especies.Desde el punto de vista ecológico, estos humedales se pueden restaurar en corto tiempo lasestructuras y los procesos ecológicos. Si bien la conexión hídrica con su cuenca de captación estámodificada por la construcción de la Autopista Norte, humedillos humedales no se encuentrantotalmente separados de su cuenca de captación. La reconstrucción de la conectividad ecológica esfactible, pues todavía en el paisaje se pueden identificar los cauces originales que constituyen labase física, para reconstruir corredores ecológicos entre los humedales y los Cerros Orientales, yentre los humedales y el Cerro de la Conejera. La factibilidad de esta reconstrucción, es muy viabledada la circunstancia de no existir una malla urbana, que haya frustrado irreversiblemente estaposibilidad, como ha ocurrido en otros humedales de la ciudad.De otra parte, desde el punto de vista de la aplicación de la Política Ambiental actualmente vigente,estos humedales constituye una oportunidad única para que la planificación del uso del suelo urbanoen el área de influencia de un ecosistema ambientalmente sensible, se realice de manera coherentecon los criterios de protección del ecosistema. Esto marcaría una diferencia cualitativa en el modode desarrollo urbano, que en la ciudad nunca ha sido ambientalmente sostenible.Con base en las anteriores consideraciones se realizó la caracterización diagnóstica de loshumedales de Torca y Guaymaral consignada en el presente documento; el cual fue elaborado apartir de la recolección, evaluación, análisis y sistematización de la información primaria ysecundaria. La información primaria se obtuvo de verificaciones en campo y muestreos realizadosen las salidas y recorridos por los humedales y su área de influencia. Un espacio importante pararecopilar y confrontar información fueron los talleres comunitarios y las reuniones previas a lapreparación de los mismos; adicional a esto, se realizó una jornada de trabajo con algunos de losmiembros de la Fundación de los humedales de Torca y Guaymaral, que permitió aclarar variosaspectos relacionados con la problemática actual de los humedales. Se realizaron entrevistas y seaplicaron algunas encuestas a los diferentes actores institucionales y sociales.La información secundaria fue suministrada principalmente por diferentes dependencias de laEmpresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, por el antiguo DAMA, la Alcaldía Mayor deBogotá, el Departamento Administrativo de Planeación Distrital, IDEAM, IGAC, INGEOMINAS,Conservación Internacional, entre otras entidades públicas y privadas que aportaron valiosos datos.La información cartográfica existente fue complementada y alguna producida a lo largo deldesarrollo del trabajo.Adicional al diagnóstico realizado por el equipo técnico, este documento incluye las experiencias, elconocimiento y percepciones formuladas desde el lente de las comunidades, a través del trabajo de
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL2los Talleres Comunitarios, en donde el objetivo central de cada taller fue concertar colectivamentecada una de las fases y propuestas del Plan. Toda la información relacionada con metodología,actividades, actores y memorias de los talleres comunitarios es presentada en un documentoindependiente titulado Participación Comunitaria.El documento está dividido en tres grandes capítulos, en el primer capítulo se presenta ladescripción de los humedales desde el punto de vista físico-biótico, incluye los aspectos generales,climáticos, geológicos, fisiográficos, hidrológicos y ecológicos. En esta primera parte se incluye uninforme especial sobre la interacción de las aguas subterráneas y los humedales. En el segundocapítulo se desarrolla la descripción de los humedales desde el punto de vista socioeconómico, endonde se presenta la caracterización predial, que incluye la descripción del uso, tipo de tenencia,estrato y propiedad de los predios ubicados en el área de influencia; en este mismo capítulo sepresenta una descripción de los aspectos socioculturales, donde se desarrolla un completo análisishistórico cultural, la descripción de la conformación de las organizaciones y redes sociales, un mapade actores, los valores y percepciones sobre los humedales y para finalizar esta sección se incluyeuna descripción social de las comunidades ubicadas en el área de influencia en donde se describenaspectos demográficos, saneamiento básico, conflictos jurídicos, entre otros. Se cierra este capítulocon la caracterización de los aspectos urbanísticos, donde se mencionan algunos proyectos deurbanización e infraestructura vial previstos a desarrollar en el área de influencia directa e indirecta.Es importante enfatizar que a partir de la información recopilada y sistematizada en esta primerafase se sustentan y desarrollan las propuestas de zonificación ecológica y los programas y proyectosque constituyen el Plan de Acción.
    • II.. DDEESSCCRRIIPPCCIIÓÓNN FFÍÍSSIICCOO--BBIIÓÓTTIICCAA11.. AASSPPEECCTTOOSS GGEENNEERRAALLEESS1.1.LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICA Y POLÍTICO-ADMINISTRATIVAEdith GonzálezLos humedales de Torca y Guaymaral son elementos ecológicos que forman parte de la EstructuraEcológica Principal de Bogotá D. C. El humedal de Torca se ubica en la localidad de Usaquén,vereda de Torca, cerca de la reserva forestal protectora “Bosque Oriental de Bogotá”, la cual seencuentra en conexión con el “Parque Urbano Canal de Torca”.Este humedal de configuración alargada se extiende a los dos lados de la Autopista Norte; elextremo sur ocupa una pequeña porción en Jardines de Paz y desde este punto sigue paralelo a laAutopista por el costado derecho en dirección sur-norte hasta alinearse con el Colegio San Viator;abarca desde allí hasta el Liceo Católico Campestre los dos costados de la Autopista y el separador,para luego extenderse hacia el noroccidente hasta el Aeropuerto Guaymaral, pasando por el centrocomercial Bima.. Su espejo de agua actual ocupa un espacio aproximado de 9.424 m2(AlcaldíaMayor de Bogotá y DAMA, 2006).El humedal Guaymaral se ubica en la localidad de Suba, vereda Casablanca. Se encuentra separadodel humedal Torca por la Autopista Norte (Figura 1). El humedal Guaymaral tiene un espejo deagua de 6.076 m2. El conjunto de los dos humedales forman parte del Parque Metropolitano deGuaymaral (Alcaldía Mayor de Bogotá/DAMA, 2006). Por contener áreas de alto valor escénico ybiológico son clasificados como Parques Ecológicos Distritales dentro del Sistema de ÁreasProtegidas, destinados a la preservación y aprovechamiento sostenible de sus elementos biofísicospara la educación ambiental y la recreación pasiva.Actualmente, se está estudiando la posibilidad de recategorizar los humedales del Distrito Capital,con el fin de reglamentar los usos e intervenciones de los humedales acordes con los objetivos deconservación y recuperación ecológica.1.2 DEFINICIÓN DEL ÁREA DE INFLUENCIA DIRECTA E INDIRECTAPara efectos de adelantar el presente Plan de Manejo se definieron las áreas de influencia directa eindirecta, como se presentan a continuación:1.3 ÁREA DE INFLUENCIA DIRECTAEl área de influencia directa corresponde a las zonas por fuera del límite legal, que constituyenzonas de amortiguación, tal es el caso de zonas verdes, áreas arborizadas y cuerpos de agua quetienen posibilidad de conectividad con el humedal, y a su vez los terrenos urbanizados fuera de laronda que por su proximidad con los humedales requieren restricción de los usos. Esa área deinfluencia directa incluye espacios de uso público y privado.1.4 ÁREA DE INFLUENCIA INDIRECTAEl área de influencia indirecta se define de manera diferente para cada uno de los componentes envista de que su delimitación obedece a distintos procesos biofísicos y socioeconómicos que tienenrepercusiones en los alcances de los programas y proyectos que se formulen en el Plan de Manejo.Para definir el área de influencia indirecta se tuvieron en cuenta los siguientes criterios.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL4• Toda la cuenca de captación de las aguas lluvias que se encauzan hacia el cuerpo de loshumedales, cuando esas captaciones vienen mezcladas con aguas residuales la influencia sehace más crítica.• Desde el punto de vista urbanístico y social el área de influencia indirecta está determinada porel máximo recorrido estimado a pie para el disfrute paisajístico y demás valores estéticos de loshumedales, estimado en 500 m. para evitar que esta delimitación fraccionara construcciones ovías, se adaptó esta distancia a los bordes agrupando manzanas. En esta zona el uso puede serpúblico o privado.Figura 1. Localización geográfica y político-administrativa de los humedales de Torca yGuaymaral (Este mapa puede observarse con mayor detalle en el Anexo Cartográfico)
    • Caracterización Diagnóstica 51.5 CLASIFICACIÓN Y CATEGORIZACIÓNGabriel GuillotEl documento de la Política de Humedales del Distrito Capital de Bogotá (Alcaldía Mayor deBogotá/DAMA, 2006) plantea diferencias entre los humedales de planicie y de montaña comofactores necesarios para entender la problemática de la degradación ambiental y las estrategias demanejo de los mismos. Los humedales de la planicie son ecosistemas que se desarrollan en paisajesfluviolacustres del plano inundable del río Bogotá y su comportamiento está ligado con los pulsosanuales y multianuales; son ecosistemas anfibios en los cuales la fase terrestre y la fase acuática notienen límites precisos y varían “estacionalmente”. Los humedales de montaña son ecosistemaslagunares, morfométricamente más definidos en forma de cubetas, muchas de ellas de origen glacialen los que se estructura adecuadamente una zona limnética y una zona litoral con comunidadesclaramente diferenciadas tanto de las acuáticas como de aquellas plenamente terrestres. Loshumedales de Torca y Guaymaral corresponden a humedales de planicie.En la tabla 1 se muestra la clasificación general de los humedales de RAMSAR (DAMA, 2002;MMA, 2001), dentro de la cual las categorías pertinentes para el caso de los humedales de Torca yGuaymaral están resaltadas, tratándose entonces de humedales interiores de sistemas fluviales ypalustres intermitentes o permanentes con vegetación emergente.Tabla 1. Clasificación general de los humedales de RAMSAR. (Tomado de MMA, 2001:14)Ámbito Sistema Subsistema Clase SubclaseAguas marinas somerasLecho acuático Lecho marinoSubmarealArrecife Arrecifes de coralRoca Playas rocosasMarinoIntermarealNo consolidado Playas de arena y gravaSubmareal Aguas estuarinasNo consolidado Planos lodosos intermarealesEmergente Pantanos saladosEstuarinoIntermarealBoscoso ManglaresLagunas salinas y salobresMarino y CosteroLacustre/PalustrePermanente /Estacional Lagunas costeras dulcesRíos/arroyos permanentesDeltas interioresPerenne EmergenteRíos/arroyos intermitentesFluvialIntermitente Emergente Planicies inundablesPermanente Lagos dulces permanentesEstacional Lagos dulces estacionalesLacustrePermanente /EstacionalLagos y pantanos salinospermanentes/ estacionalesPantanos y ciénagas dulcespermanentesTurberas abiertasEmergenteHumedales alpinos y de tundraArbustivo Pantanos arbustivosBosque pantanoso dulcePermanenteBoscosoTurbera boscosaOjos de agua, oasisPalustreEstacional EmergenteCiénaga estacional dulceInteriorGeotérmico Humedales geotérmicos
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL6La valoración efectuada por CIC/EAAB (2000) contempla tres conjuntos de parámetros para lacalificación del conjunto de los humedales del Distrito: (1) Parámetros Físicos, (2) ParámetrosBióticos y (3) Parámetros Socioculturales.La tabla 2, tabla 3 y tabla 4, presentan la evaluación de los humedales contemplados en el estudiorealizado por CIC/EAAB (2000) en relación con cada uno de los tres conjuntos de parámetrosrespectivamente.Tabla 2. Parámetros Físicos: A. Control de inundaciones; B. Retención de sedimentos; C.Incidencia en el microclima local; D. Depuración de aguasParámetros FísicosHumedalA B C DΣLa Vaca 1 1 0 2 4Capellanía 1 1 1 1 4Meandro del Say 2 1 1 1 5Techo 1 1 1 1 4Burro 2 2 1 2 7Tibanica 2 1 2 1 6Jaboque 2 3 2 2 9Torca y Guaymaral 2 3 2 1 8Santa María del Lago 1 1 2 3 7Juan Amarillo 2 3 3 2 10Córdoba 2 3 3 2 10Conejera 2 2 3 3 10Tabla 3. Parámetros Bióticos: A. Protección especies endémicas o amenazadas; B. Oferta de hábitat para avesmigratorias acuáticas; C. Oferta de hábitat para aves migratorias terrestres; D. Riqueza especies flora; E.Riqueza especies fauna; F. Riqueza especies hidrobiológicas; G. Riqueza de hábitats; H. Interrelación con otrosecosistemas; I. Presencia de especies en niveles tróficos altosParámetros BióticosHumedalA B C D E F G H IΣLa Vaca 0 0 0 1 1 1 1 1 0 5Capellanía 0 0 1 1 1 1 1 1 0 6Meandro del Say 2 0 1 1 1 1 1 2 1 10Techo 2 1 2 1 2 1 2 1 3 15Burro 1 2 1 1 2 1 2 1 2 13Tibanica 3 3 1 2 2 2 2 3 3 21Jaboque 3 2 2 3 2 1 3 3 2 21Torca y Guaymaral 3 3 3 2 2 1 3 3 2 22Santa María del Lago 1 3 1 2 2 3 2 1 1 16Juan Amarillo 3 3 1 2 3 1 2 3 3 21Córdoba 2 3 3 3 3 1 3 3 3 24Conejera 3 3 3 3 3 1 3 3 3 25Tabla 4. Parámetros Socioculturales: A. Uso recreativo actual; B. Uso en actividadesinvestigativas; C. Valor paisajístico; D Uso en actividades de educación ambiental.SocioculturalesHumedalA B C DΣLa Vaca 0 0 0 0 0Capellanía 0 0 1 0 1Meandro del Say 0 0 2 0 2Techo 1 1 1 2 5Burro 0 1 1 2 4Tibanica 1 1 3 1 6Jaboque 0 1 2 1 4Torca y Guaymaral 0 1 3 1 5Santa María del Lago 3 3 3 3 12Juan Amarillo 0 3 1 3 7Córdoba 3 3 3 3 12Conejera 3 3 3 3 12
    • Caracterización Diagnóstica 7En síntesis, la valoración integrada permite clasificar los humedales en tres categorías como seindica en la tabla 5.Tabla 5. Valoración y clasificación de los humedales del Distrito Capital.Humedal Valoración Total ClaseLa Vaca 9 ACapellanía 11 AMeandro del Say 17 ATecho 24 BBurro 24 BTibanica 33 BJaboque 34 BTorca-Guaymaral 35 BSanta María del Lago 35 BJuan Amarillo 38 BCórdoba 46 CConejera 47 CDe acuerdo con los parámetros físicos, bióticos y socioculturales, anteriormente evaluados estoshumedales quedaron clasificados en la categoría B, que los define como humedales con un altopotencial ecológico, dado que a pesar de tener un valor alto en la retención de sedimentos y unvalor bajo en la depuración de aguas, presenta alta oferta de hábitats y alta riqueza relativa deespecies de fauna y flora, lo que nos indica que es factible que en el mediano plazo (5 años), serecuperen significativamente sus funciones y valores ecosistémicos.Los criterios ecológicos para la clasificación de los humedales del Distrito, realizada por el grupo deexpertos que produjo el protocolo de Restauración de los Humedales del Distrito (Rosselli et al.,2004), hacen referencia a varios conceptos que pueden ser utilizados para la clasificación de loshumedales atendiendo a criterios multifactoriales que se resumen a continuación.La oferta ambiental se define como la cantidad, regularidad en el tiempo y distribución espacial delos recursos físicos: radiación, temperatura, humedad, materia orgánica, y nutrientes. Algunosfactores pueden hacerse determinantes por su escasez (limitantes), su periodicidad (ciclos) o susexcesos (tensionantes naturales).Se pueden identificar ciertos factores limitantes propios de los humedales que son procesos delecosistema que controlan su funcionamiento, conformando un tipo de comportamientocaracterístico. Los factores limitantes más importantes para los humedales del Distrito son:• Acumulación de materia orgánica generada desde ecosistemas riparios y por una tasarelativamente lenta de descomposición; esta limitación se incrementa en las condiciones detemperaturas moderadas a bajas (en general menores a 20ºC).• Déficit general en la oxigenación de las aguas como consecuencia de la anterior característica,lo cual limita el desarrollo y persistencia de especies poco tolerantes a la pobreza en oxígeno yfavorece las especies tolerantes. Esta situación se revierte en casos de aguas muy transparentesque permiten el desarrollo de plantas sumergidas que oxigenan el agua o en las situaciones defloraciones masivas de fitoplancton.• Insuficiencia en la aireación de los sedimentos y suelos debido a la saturación hídrica, queselecciona fuertemente las especies de vegetación que pueden colonizar y persistir en estosambientes anóxicos.Para definir el potencial biótico de la vegetación acuática y semiacuática los criterios declasificación y categorización los humedales son: (A) diversidad, (B) número de coberturas(relativo al tamaño del humedal), (C) número de especies (relativo al tamaño del humedal) y (D)
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL8Área de vegetación acuática y semiacuática. Con base en estos criterios los humedales de Torca yGuaymaral se encuentran en una clase media del conjunto (Tabla 6).Tabla 6. Clasificación de los humedales según su potencial bióticoHumedal A B C DPuntaje(1 - 100)ClaseMeandro del Say 1,6 0,4 0,3 0,53 23 ACórdoba 1,8 0,4 0,6 0,41 26 ATibanica 1,7 0,7 0,5 0,31 26 AConejera 2,4 0,5 0,6 0,40 33 BTorca-Guaymaral 2,1 0,8 1,1 0,22 35 BLa Vaca 0,0 2,0 2,3 0,00 36 BBurro 2,0 1,4 1,1 0,09 38 BJuan Amarillo 1,7 0,0 0,0 3,00 39 BSanta María del Lago 1,4 1,6 2,1 0,07 43 CJaboque 3,0 0,2 0,0 2,41 47 CCapellanía 1,3 2,1 3,0 0,02 54 CTecho 1,1 3,0 2,9 0,02 58 CSegún su potencial biótico los humedales quedan clasificados en la categoría B, lo que nos indicaque estos humedales tienen una prioridad media de conservación y recuperación dado que a pesarde presentar valores relativamente bajos en el área de vegetación y número de coberturas loshumedales aún son capaces de sostener valores relativamente altos de diversidad.El conjunto de criterios para establecer la oferta ambiental y los factores tensionantes para elcomponente acuático de los humedales son: (A) espejo de agua, (B) área en tierras en cultivo, (C)área con cobertura de Pennisetum clandestinum, (D) proximidad entre humedales, (E)mantenimiento del flujo de agua, (F) mantenimiento de las fluctuaciones de agua, (G)fragmentación, (H) factibilidad de ampliación: compensación, (I) presiones por crecimientourbanístico e invasiones y (J) proyectos de infraestructura que impactan negativamente (Tabla 7).Tabla 7. Oferta ambiental y factores tensionantes para el componente acuático de los humedalesHumedal A B C D E F G H I J Total ClaseTecho 0,4 3,0 0,2 1,5 0,0 3,0 0 0,0 0,0 0,0 26 ALa Vaca 0,2 3,0 1,8 2,1 1,0 1,0 0 0,0 0,0 0,0 30 ATibanica 0,0 3,0 2,0 2,0 2,0 1,1 0 2,0 0,0 0,0 40 BCapellanía 0,1 3,0 0,1 0,9 2,5 3,4 1 0,0 2,0 0,0 43 BBurro 0,3 3,0 0,6 2,0 2,0 2,1 0 3,0 2,0 0,0 49 BConejera 0,2 0,0 0,9 1,9 3,0 2,7 3 1,0 3,0 0,0 52 CJaboque 0,3 1,8 1,5 2,0 3,0 2,0 2 2,0 2,0 0,0 54 CMeandro del Say 0,0 3,0 0,0 2,0 3,0 0,5 2 0,0 3,0 3,0 55 CJuan Amarillo 0,9 3,0 1,4 2,0 3,0 3,0 2 1,0 2,0 0,0 58 CTorca-Guaymaral 0,3 2,4 0,3 3,0 3,0 1,7 2 3,0 1,0 1,0 58 CSanta María del Lago 3,0 3,0 0,9 1,6 0,0 3,1 3 0,0 3,0 3,0 59 CCórdoba 0,7 3,0 3,0 2,0 3,0 3,5 1 0,0 3,0 1,0 65 CLa clasificación de los humedales en cuanto a la oferta ambiental y los factores tensionantes es tipoC, lo que indica que el grado de tensión es relativamente bajo en comparación con otros humedalesde la Sabana, dado que tiene una alta factibilidad de ampliación y posibilidades de conexión por suproximidad a los Cerros Orientales y a zonas rurales, además de tener un alto valor en elmantenimiento de flujo de agua.Para el componente acuático se definieron como factores tensionantes los procesos de origenantrópico que alteran el funcionamiento normal del ecosistema, sacándolo del rango deautorregulación. Los principales factores tensionantes característicos de los humedales del Distritoson:
    • Caracterización Diagnóstica 9• Cargas de contaminación por aguas residuales, tanto de origen doméstico (excretas,tensoactivos, microorganismos patógenos) como industrial (grasas, metales pesados, etc.).• Relleno del vaso original del humedal con materiales de residuos (incluyendo basuras).• Reducción sensible de su extensión original por la desecación de vastas áreas inundables parausos en pastoreo de ganado, cultivos y especialmente para desarrollos urbanos.• Desvío de las aguas afluentes en canales y otras obras hidráulicas que aíslan el humedal de susistema de renovación hídrica original.El ordenamiento de los humedales según el potencial de recuperación en cuanto a los factoresfísicos y bióticos del componente acuático se presenta en la tabla 8.Tabla 8. Ordenamiento de los humedales según el potencial derecuperaciónHumedal Promedio PrioridadLa Vaca 33,09 1Tibanica 33,20 2Meandro del Say 39,00 3Techo 42,13 4Conejera 42,57 5Burro 43,45 6Córdoba 45,72 7Torca-Guaymaral 46,52 8Capellanía 48,44 9Juan Amarillo 48,59 10Jaboque 50,29 11Santa María del Lago 51,12 12En cuanto a la fauna de vertebrados, en general la categorización del la oferta ambiental de loshumedales indica que los humedales de Torca y Guaymaral presentan una condición media (Tabla9).Tabla 9. Categorización de la oferta ambiental para vertebrados de los humedalesHumedales: Oferta actual Porcentaje del máximo ClaseLa Vaca 1.2 7.5 AJaboque alto 1.5 9.4 AJ. Am. medio 3.0 18.8 ACapellanía 3.5 21.9 AM.del Say 4.0 25.0 ATecho 4.5 28.1 ABurro 4.5 28.1 AJ.Am. bajo (L. Tibabuyes) 5.0 31.2 AJ.Am. lago 5.5 34.4 BTorca 6.0 37.5 BGuaymaral 6.0 37.5 BJaboque bajo 7.0 43.8 BTibanica 8.5 53.1 BS.M.del Lago 11.0 68.8 CLa Conejera 13.5 84.4 CCórdoba 14.5 90.6 CRespecto a la avifauna en particular el resultado de la clasificación con base en los puntajesobtenidos por el análisis muestra lo siguiente (Tabla 10).
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL10Tabla 10. Clasificación de los humedales según su importancia para la avifaunaHumedales: Total puntos: Puntaje total: Porcentaje del máximo ClasesLa Vaca 1 1 3% AJaboque alto 3 5 13% AM.del Say 3 5 13% ATecho 4 6 15% ATorca 4 6 15% ABurro 5 7 18% BCapellanía 5 7 18% BJ. Am. medio 5 7 18% BS.M.del Lago 6 10 25% BCórdoba 6 10 25% BJ.Am. lago 9 14 35% BJ.Am. bajo 9 17 43% BGuaymaral 8 23 58% CJaboque bajo 11 28 70% CTibanica 11 29 73% CLa Conejera 15 35 88% CLa clasificación de los humedales en la categoría C, con relación a la oferta de hábitat para laavifauna, indica que son de los humedales con mayor potencial relativo para mantener la avifauna.Los criterios para establecer la oferta ambiental para la vegetación terrestre (Tabla 11) fueron: (A)ancho de la ronda, (B) estructura de la vegetación, (C) composición de la vegetación, (D) presiónpor áreas urbanizadas, (E) obras de infraestructura, (F) áreas de cultivos, (G) áreas de suelo desnudoy (H) áreas con vegetación invasiva.Para la oferta ambiental respecto a la vegetación terrestre de la ronda, los humedales de Torca yGuaymaral se encuentran en el tercer mayor puntaje dentro del conjunto de humedales del Distrito,después de Córdoba y Santa María del Lago.Tabla 11. Oferta ambiental para la vegetación terrestreOferta ambiental A B C D E F G H Puntaje ClaseLa Vaca 0 0 0 0 0 3 1.97 2.77 32.25 ATecho 0 1 1 2.7 0 3 3 1.02 48.83 ACapellanía 3 1 1.5 0.72 0 3 2.72 0.51 51.88 BBurro 3 1 1.5 2.83 0 3 0.17 1.72 55.08 BTibanica 0 1 1 3 0 3 3 2.48 56.17 BMeandro del Say 3 1 1.5 2.94 3 3 0 0 60.17 BJaboque 3 1.5 2 2.56 0 0 3 2.98 62.67 BConejera 3 2.5 3 2.72 0 0.2 3 1.38 65.83 BJuan Amarillo 3 2 2.5 2.72 0 3 1.08 2.49 69.96 BTorca Guaymaral 3 2 2.5 2.92 1 1.32 3 1.64 72.42 CSanta María del Lago 3 2 2 3 3 3 3 1.52 85.5 CCórdoba 3 3 3 2.95 1 3 2.98 3 91.38 CLa clasificación C respecto a los criterios para la oferta ambiental de vegetación terrestre indica queestos humedales tienen un alto potencial de mejorar esta oferta dado que el valor del ancho de laronda es relativamente alto, el área de cultivos es bajo y la composición de vegetación presentavalores medios que podrían llegar a ser altos en el mediano plazo si se hace una adecuadarevegetalización.En síntesis respecto al componente de vegetación terrestre de las rondas de los humedales, en lacategorización en cuanto a prioridades de manejo (Tabla 12) los humedales de Torca y Guaymaralquedan categorizados en una prioridad media tanto de conservación como de recuperación, lo quede ninguna manera significa que no haya que tomar medidas en el corto y mediano plazo pararecuperar y mejorar sus atributos.
    • Caracterización Diagnóstica 11Tabla 12. Categorización general de los humedales y sus prioridadesPrioridadHumedal PromedioConservación Recuperación IntegralCórdoba 84,02 1 12Santa María del Lago 71,76 2 11Conejera 67,38 3 10Torca-Guaymaral 67,25 4 9Juan Amarillo 62,26 5 8Jaboque 55,93 6 7Tibanica 53,70 7 6Burro 50,97 8 5Techo 50,35 9 4Meandro del Say 47,69 10 3Capellanía 44,91 11 2La Vaca 37,86 12 1
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL1222.. AASSPPEECCTTOOSS CCLLIIMMÁÁTTIICCOOSS,, GGEEOOLLÓÓGGIICCOOSS YY GGEEOOMMOORRFFOOLLÓÓGGIICCOOSSPhilippe Chenut2.1 CLIMAIntroducciónEl clima es el conjunto fluctuante de las condiciones atmosféricas, caracterizado por los estados yevoluciones del tiempo, durante un periodo de tiempo y en un lugar o región dada. El clima estádeterminado por los factores forzantes (la radiación solar y el efecto invernadero), los factoresdeterminantes (altitud, latitud, relieve, distancia al mar) y la interacción entre los diferentescomponentes del sistema climático (IDEAM, 1998).Por lo general, el clima se caracteriza a través de las condiciones predominantes en la atmósfera,determinadas por los elementos climáticos usuales (temperatura, precipitación, humedad relativa,nubosidad, evaporación, evapotranspiración potencial, radiación y brillo solar), Dentro de esteconjunto de elementos se destacan la temperatura y la precipitación, que tienen una importanciaecológica fundamental y sobre los cuales se basan los principales sistemas de clasificaciónclimática.Las fluctuaciones de diversas escalas temporales también juegan un papel fundamental en lacaracterización del clima. La variabilidad climática se refiere a fluctuaciones observadas en el climadurante un periodo relativamente corto (variaciones mensuales, estacionales y anuales (IDEAM,1998), mientras que las variaciones de largo plazo, que se suceden a lo largo de varias décadas, sedenominan “cambio climático”. El análisis de estas fluctuaciones es particularmente interesantepara la temperatura y la precipitación. En el primer caso, los efectos del cambio global y de laurbanización pueden augurar un incremento en la temperatura del aire, mientras que en el segundo,las variaciones en la precipitación son especialmente importantes para los humedales que han vistoalterado su régimen hidrológico. El Burro, desconectado de la cuenca del río Fucha, es un buenejemplo de lo importante que puede ser una eventual disminución de la precipitación, cuando ya nose tienen aportes de la cuenca.En este orden de ideas, la caracterización climática se hará mediante el análisis de las mediasmensuales multianuales de los principales elementos climatológicos, y el análisis de variabilidad serealizará con la temperatura del aire y la precipitación. Atendiendo las recomendaciones de Bertin(1977) sobre la representación de fenómenos cíclicos en las figuras de representación de datosclimáticos se repite el periodo enero-junio, con el propósito de poder observar la evolución de latotalidad del ciclo y no perder la transición entre el final y el comienzo del año. Una línea verticalindica el comienzo de la repetición de los valores de la primera mitad del ciclo.Contexto climático de los humedales de Torca y GuaymaralComo todos los humedales de la Sabana de Bogotá, los humedales de Torca y Guaymaral seencuentra situado en un altiplano de la zona ecuatorial. En esta zona, la insolación y la radiaciónvarían muy poco a lo largo del año. El día y la noche tienen prácticamente la misma duracióndurante todo el año y la radiación alcanza valores muy elevados en el borde de la atmósfera. Apesar de que los rayos solares inciden casi verticalmente durante todo el año, la abundantenubosidad atenúa considerablemente la radiación incidente y es así como a nivel del suelo loscinturones subtropicales reciben más radiación que la zona ecuatorial.
    • Caracterización Diagnóstica 13La alta montaña ecuatorial tiene características climáticas muy particulares. La temperatura sigueun patrón muy similar al de la radiación, pero los efectos de la altitud hacen que la temperaturamedia del aire en la Sabana pueda ser hasta de 15ºC, inferior a la que se registra a nivel del mar. Lavariación de un mes a otro es muy pequeña, pero en cambio la amplitud diurna es muy importante,especialmente durante la estación seca. Fácilmente se alcanzan unos 20ºC de diferencia entre el díay la noche. Los humedales ocupan las partes más bajas de la Sabana, donde el aire frío se mantieneen los amaneceres de la estación seca. Cuando se supera el punto de rocío, es factible ver desde lasalturas circundantes la niebla que hace visible la capa de aire frío que muchas veces produceheladas, con temperaturas mínimas de hasta 6ºC bajo cero en el occidente de la Sabana. Noobstante, el efecto de atenuación producido por el elevado calor específico del agua y su graninercia térmica contribuyen a mitigar las temperaturas mínimas.A menor temperatura, la capacidad de la atmósfera de contener vapor de agua disminuye, lo cual setraduce en bajos valores de tensión de vapor, pero altas humedades relativas. Los 2.600 m de altitudimplican una disminución de un 25% en la presión atmosférica. Todos los procesos de combustiónpierden rendimiento, el agua hierve a menor temperatura y la cocción de los alimentos se hace máslenta; el aire, menos denso que al nivel del mar, tiene una menor capacidad dieléctrica, lo cualobliga a operar la red de baja tensión de la ciudad a voltajes menores de los habituales y los avionesven reducida su capacidad de carga y/o su autonomía. La menor densidad también reduce lacapacidad de filtrar la radiación solar. A niveles de nubosidad iguales, la radiación se incrementa,así como la proporción de radiación ultravioleta. Esta mayor transparencia de la atmósfera, tanto enonda corta como larga, hace que los procesos de calentamiento y enfriamiento del suelo sean máseficaces, lo cual explica las elevadas amplitudes térmicas diarias.Las escasas variaciones mensuales en la temperatura refuerzan la importancia de la precipitación.Los altiplanos son zonas intrínsecamente secas, rodeadas por montañas que reducen en buenamedida la llegada de masas húmedas de los llanos orientales y el valle del Magdalena. Las lluviasestán estrechamente asociadas al paso de la Zona de Confluencia Intertropical (ZCIT), producidapor la convergencia de los alisios del Noreste y del Sudeste. La ZCIT sigue la marcha de la normalentre los trópicos de Cáncer y Capricornio, con un retraso que varía entre 5 y 7 semanas y unaamplitud latitudinal, con respecto al Ecuador, de 20º en América del Sur. De acuerdo con Hurtado(2000), una característica importante de la ZCIT es el hecho de que normalmente es discontinua enlos Andes. Bajo esta circunstancia se puede dividir en dos ramas: la del Pacífico occidental y larama continental o del Atlántico ecuatorial. De diciembre a febrero, las dos ramas de la ZCIT seencuentran en su posición extrema al Sur (la rama pacífica frente a la costa nariñense y la ramacontinental al sur de Leticia).De marzo a mayo, la ZCIT se mueve hacia el norte. Paulatinamente, la rama pacífica se muevehasta la altura de las costas chocoanas, mientras que la rama atlántica llega a situarse en mayo haciael centro de Colombia. Este paso de la ZCIT produce la primera temporada de lluvias en abril ymayo.A finales de mayo y mediados de junio, la ZCIT alcanza en el Pacífico su posición norte extrema,situándose paralela a la costa pacífica de Centroamérica. Durante julio el movimiento tiende a serhacia el sur. Esta oscilación Sur - Norte de la ZCIT, se debe aparentemente al comportamiento de laalta presión del Atlántico Norte sobre el Caribe durante junio y julio, la cual se extiende y sedesplaza del oeste durante este periodo. En cuanto a la rama atlántica, generalmente en agostoocupa su posición más septentrional, situándose al extremo norte de Venezuela. El ramal de LosAndes en Venezuela, combinado con las aguas más frías en la costa, inhibe el movimiento de laZCIT hacia el Norte, en el mar Caribe. De otra parte, el anticiclón del Atlántico, mantiene lacirculación de los alisios del Norte por encima de los 10º N, así como el anticiclón del Atlántico Surmantiene los alisios del sureste aproximadamente en la misma latitud.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL14El flujo transecuatorial del Pacífico se incrementa en septiembre y mantiene la rama pacífica de laZCIT en sus posiciones más septentrionales, pero este flujo se debilita paulatinamente, llevándolahacia el sur. De la misma manera, la rama atlántica es llevada gradualmente al sur debido almovimiento del sol, al debilitamiento del flujo en el hemisferio sur y a la penetración de los flujosdel hemisferio norte en el Caribe y Centroamérica. En su paso hacia su posición sur extrema (entre5 y 10 grados de latitud sur), la rama continental vuelve a pasar por la Sabana de Bogotá, dandoorigen a la segunda temporada de lluvias de octubre y noviembre. Los niveles de precipitación sonun poco más altos que los de la primera temporada.El clima de los humedales recibe la influencia de los efectos de la urbanización de las áreascircundantes. El más importante de estos efectos es el aumento de la temperatura del aire, producidoprincipalmente por la disminución de la evaporación del agua lluvia, que en su gran mayoríaalcanza la red drenaje de una manera muy rápida a través del alcantarillado (Escourrou, 1991) Partede la energía que se emplea en evaporar el agua en medio rural (600 Cal/g) pasa a calentar el sueloen medio urbano. El almacenamiento de calor en las construcciones también contribuye y se traducegeneralmente en el mantenimiento de altas temperaturas del mediodía hasta el final de la tarde. Lasedificaciones reducen la velocidad de los vientos dominantes y crean un patrón complejo asociado ala disposición de los obstáculos, mientras que los calentamientos diferenciales entre áreas verdes yáreas construidas producen un sistema complejo de brisas locales. La humedad relativa tiende adisminuir debido al aumento de la temperatura. El efecto sobre la precipitación es más complejo, sibien el ascenso del aire cálido y el aumento en los aerosoles favorecerían un ligero incremento(ibid).La cordillera Oriental constituye una barrera a los vientos alisios del Noreste y del Sureste. Lamayor parte de la humedad proveniente del Oriente del país se descarga en el flanco oriental de lacordillera. El aire que pasa la línea de cresta ha perdido buena parte de su humedad y tiene un efectodesecante sobre el terreno, reforzado por la disminución de la humedad relativa a medida que secalienta al descender hacia la sabana de Bogotá. No obstante, y como bien lo pudieron constatar losasistentes al antiguo hipódromo de Los Andes, es un viento bastante frío.A un nivel más local los cerros también constituyen una barrera para las brisas locales. El principalefecto consiste en favorecer la acumulación de aire frío en las partes más bajas de la sabana, en lamadrugada y crear condiciones propicias para la ocurrencia de heladas. En los cercanos máscercanos a los cerros el efecto de sombra retarda un poco la llegada de los primeros rayos de sol enla mañana, lo cual tiende a reducir las temperaturas mínimas diarias. En la tarde se puede captar unpoco mejor la radiación solar en las últimas horas de la tarde.Estaciones climatológicas analizadasEl mapa de la figura 2 muestra la localización de las estaciones climatológicas Guaymaral, EscuelaColombiana de Ingeniería, Serrezuela y Contador, utilizadas para realizar la caracterizaciónclimática de los humedales.Temperatura del aireVariabilidad EstacionalTemperatura mediaSegún los datos de la estación Guaymaral (series 1965-2001), la media multianual de la temperaturadel aire es de 13,1ºC. Como lo muestra la figura 3, la temperatura del mes más cálido (abril, 13,8ºC)es apenas 1,1 grados más alta que la del mes más frío (julio, 12,7ºC). Este comportamiento esatípico, debido a que por lo general los meses de menor temperatura corresponden a los meses enque la precipitación es mayor.
    • Caracterización Diagnóstica 15Figura 2. Localización de las estaciones climatológicas utilizadas para el estudioEstación: Apto. GUAYMARAL11.011.512.012.513.013.514.014.515.0E F M A M J J A S O N D E F M A M J°CFigura 3. Variación mensual de la temperatura media del aire. Estación Aeropuerto Guaymaral
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL16La serie de temperaturas medias de la estación de la Escuela Colombiana de Ingeniería -ECI-(situada en el km 13 de la autopista Norte con calle 205) es más corta (1986-2005) y la temperaturamedia anual (14,0ºC) es más elevada que en la de Guaymaral. Julio sigue siendo el mes de menortemperatura media (13,4ºC), mientras que abril y febrero son los meses de mayor temperatura, con14,5ºC (Figura 4). Como sucede en la estación Guaymaral, la diferencia entre el mes más cálido y elmás frío es de 1,1ºC.Estación: Esc. Col. De Ingeniería11.011.512.012.513.013.514.014.515.0E F M A M J J A S O N D E F M A M J°CFigura 4. Variación mensual de la temperatura media del aire. Estación ECITemperatura máximaLa temperatura máxima media anual es de 22,4ºC en la estación de la Escuela Colombiana deIngeniería -ECI-. Febrero y marzo presentan las mayores temperaturas máximas medias (23,6ºC),mientras que el menor registro se presenta en junio (21,1ºC). La figura 5 muestra la variaciónmensual de la temperatura máxima media del aire. Como se puede observar el comportamiento esbastante similar al de la media, si bien las diferencias son más importantes y los valores decomienzo de año son más altos que los del segundo máximo de la segunda mitad del año.Estación: Esc. Col. De Ingeniería20.021.022.023.024.025.0E F M A M J J A S O N D E F M A M J°CFigura 5. Variación mensual de la temperatura máxima media del aireTemperatura mínimaLa temperatura mínima media anual multianual es de 3,5ºC. Esta variable climatológica presentauna variabilidad estacional bastante mayor que las de la media y la máxima media. Mayo presentalas temperatura mínimas medias más benignas (5,4ºC), mientras que diciembre y enero son losmeses más rigurosos (1,9 y 1,7ºC, respectivamente). Los menores valores se registraron en losmeses de marzo de 1992 (-2,8ºC), diciembre de 1993 (-2,2ºC) y febrero de 1995 (-1,5ºC). Como lomuestran los últimos reportes horarios (ver sección de variabilidad interanual) no se han vuelto aregistrar temperaturas inferiores al punto de congelación entre 1997 y 2001.
    • Caracterización Diagnóstica 17Estación: Esc. Col. De Ingeniería0.01.02.03.04.05.06.0E F M A M J J A S O N D E F M A M J°CFigura 6. Variación mensual de la temperatura mínima media del aireVariabilidad horariaLa variabilidad horaria se estimó mediante los datos de la estación de la Escuela Colombiana deIngeniería –ECI–, de los años 1997-2001. Debido a la gran cantidad de datos, la caracterización sehizo mediante dos meses representativos de dos condiciones distintas. Para estos dos meses se tomóel año 2000, debido a la disponibilidad de los datos (los del 2001 están muy incompletos) y a quefue un año donde el ciclo de la Oscilación del Sur estaba en una condición no tan alejada a lanormalidad (medida por anomalías1de la Temperatura Superficial del Pacífico Oriental inferiores auna desviación estándar en valor absoluto). No obstante, a comienzos del año todavía se hacíansentir los efectos de La Niña de 1999. Se escogieron los meses de abril (muy lluvioso, de mayortemperatura media) y enero (seco y de baja temperatura media).La figura 7 muestra la variación horaria para el mes de abril de 2000. En este mes húmedo latemperatura máxima se alcanza a las 2:00pm y es de 17,0ºC; la mínima a las 6:00am fue de 7,3ºC.Como se puede apreciar existen dos momentos en el día en los que la temperatura varía muy poco.Entre las 11:00am y las 4:00pm se tienen valores muy cercanos al máximo, mientras que entre la1:00am y las 7:00am, los valores no difieren mucho del mínimo.Estación: Esc. Col. De Ingeniería6.08.010.012.014.016.018.020.00h2h4h6h8h10h12h14h16h18h20h22h0h2h4h6h8h10h°CFigura 7. Variación horaria de la temperatura media del aire. Abril de 20001Anomalía: diferencia entre el valor de una variable climática y su promedio del periodo de estudio.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL18Para el mes de enero de 2000 se encuentra una distribución más acorde con las tendenciashabituales. La temperatura máxima es más alta que en abril (21,8ºC a la 1:00pm) y la temperaturamínima es también más alta (9,8ºC a las 6:00am). Los efectos de La Niña son claramenteapreciables en las temperaturas mínimas. Las condiciones de mayor humedad se reflejan en valoresbastantes altos, ligeramente inferiores a los 10,0ºC. La temperatura media de ese mes fue de 14,9ºC,bastante más alta que los 11,9ºC del mes de abril. En este sector húmedo de la Sabana de Bogotá, laamplitud diaria es de unos 12,0ºC.Estación: Esc. Col. De Ingeniería6.08.010.012.014.016.018.020.022.00h2h4h6h8h10h12h14h16h18h20h22h0h2h4h6h8h10h°CFigura 8. Variación horaria de la temperatura media del aire. Enero de 2000Variabilidad interanualLa variabilidad interanual de la temperatura del aire depende esencialmente de la oscilacióncuasibienal (una oscilación en la dirección del viento zonal de la baja y media estratosferaecuatorial, con un periodo irregular que varía entre 20 y 35 meses. En cada ciclo se alternan losvientos de componente Este con los del Oeste) y de los ciclos El Niño – La Niña – Oscilación delSur (ENOS). La variabilidad de la temperatura del aire en la Sabana de Bogotá está asociada con lavariabilidad propia del ciclo ENOS en la escala interanual (Montealegre, 1996). En consecuencia,se comparó la evolución de las anomalías de la temperatura media mensual con la evolución de lasanomalías de Temperatura Superficial del Pacífico Oriental Ecuatorial (región delimitada entre laslatitudes 6ºN y 6ºS y las longitudes 180ºO y 90ºO). Estas anomalías, calculadas con respecto a lasmedias del periodo 1950-1979, se denominan “Índice de Lengua Fría”(http://jisao.washington.edu/data/cti/#data), con la salvedad de que a las anomalías propiamentedichas se les resta la anomalía de la media global de la temperatura superficial del mar, con elpropósito de eliminar el sesgo del calentamiento global.La figura 9 muestra la relación entre las dos variables. Las unidades originales se transforman endesviaciones estándar de las respectivas series para eliminar la diversidad en las escalas de lasvariables. Las variaciones en la TSM2se reflejan de manera clara en la temperatura del aire, con unligero desfase. Así por ejemplo, la mayor anomalía en la temperatura superficial del Pacífico,registrada en noviembre de 1997, se reflejó en un pico de la temperatura superficial del aire cincomeses después. En este mes registró un aumento de la temperatura de 2,1ºC. La menor disminuciónde la temperatura media mensual (-1,7ºC) se presentó en febrero de 1999, ocho meses después delmínimo de la temperatura superficial del Pacífico de julio de 1988.Las variaciones asociadas al ciclo El Niño – La Niña se combinan con un incremento paulatino dela temperatura media. Como lo muestra la figura 9, la línea de tendencia refleja un aumento anual2Temperatura Superficial del Mar.
    • Caracterización Diagnóstica 19de 0,1ºC. Este mismo hecho se ve reflejado en que las anomalías son negativas en la primera partedel periodo de estudio y positivas en el segundo. Muy posiblemente, la diferencia de temperaturasmedias encontrada entre las dos estaciones provenga simplemente de la diferencia de los periodosanalizados. El punto medio de la serie de Guaymaral es 1983, mientras que el de la EscuelaColombiana de Ingeniería –ECI– es 1996. La tendencia identificada en esta última serie explicaríala diferencia, suponiendo que el mismo comportamiento se haya reproducido desde 1965 hasta1987, lo cual parece poco probable dado el aumento reciente en las construcciones de la zona. Porotra parte, la tendencia general para el conjunto del país ha sido de 0,36ºC en 30 años (periodo1961-1990) (IDEAM, 2006)y = 0.0123x - 14.099-3-2-101234enero-86 enero-89 enero-92 enero-95 enero-98 enero-01 enero-04TSM Anomalía DS Serie4 Lineal (Anomalía DS)Figura 9. Anomalías de la temperatura media mensual del airey = 0.0093x + 3.418-30369121518enero-86 enero-89 enero-92 enero-95 enero-98 enero-01 enero-040.05.010.015.020.0TSM TSA Lineal (TSA)Figura 10. Evolución de las temperaturas medias mensuales del aireEn términos generales, la evolución coincide en buena medida con las conclusiones de León yMontealegre (2001) para la Sabana de Bogotá: “la magnitud de las anomalías positivas registradasdurante las fases cálidas del ciclo, crece en proporción con la intensidad de los fenómenos, siendoen todo caso, inferiores a 2,0°C. Las anomalías negativas, características de las fases frías, son demenor magnitud que las cálidas, sólo alcanzan al grado Celsius, en promedio. Este factor,adicionado a los mayores valores de las anomalías positivas registradas en la última década, hafavorecido la aparición de una ligera tendencia cálida en la secuencia temporal de las anomalías.La variabilidad relacionada con la Oscilación Cuasibienal no aparece bien definida”. En el casode la estación de la Escuela Colombiana de Ingeniería –ECI– la tendencia ha sido un poco másmarcada. Las anomalías han sido de mayor magnitud y la tendencia de aumento de la temperatura,ha sido más fuerte. Muy posiblemente el aumento de las construcciones en el área, a pesar de surelativa baja densidad haya contribuido.Como era de esperarse, la mayor temperatura registrada estuvo asociada al fenómeno El Niño degran intensidad de los años 1997-1998. A las 3:00pm del 27 de diciembre de 1997 se registró una
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL20temperatura de 27,2ºC. El 19 de febrero de 1998, a las 2:00pm, el termómetro ascendió hasta los28,2ºC. Las temperaturas mínimas fueron bastante moderadas. El 3 de enero de 1998, a las 6:00amse registraron 3,5ºC y el 30 de agosto de 1997, también a las 6:00am se registraron 3,6ºC. En el año2000, el 14 de septiembre la temperatura descendió a 2,7ºC.PrecipitaciónEl análisis de la precipitación incluye la variabilidad estacional e interanual. La precipitación en loshumedales se estimó mediante la información de las estaciones ECI (periodo de registro, 1986-2005), Aeropuerto Guaymaral (1965-2001), Serrezuela (1990-2001, al sur oriente de los humedales,a 2.800 m de altitud) y Contador (1969-2000, situada en el extremo sur de la cuenca de Torca).Estas tres últimas estaciones fueron analizadas en el estudio de la firma Elías Romero Vega (2002).Curvas Intensidad-Frecuencia-Duración.Con la información registrada por las estaciones puvliométricas de Serrezuela (cód. 212020), Guaymaral(cód. 2120559) y Contador (cód. 2120065), mencionadas anteriormente, y con un análisis de frecuenciasmediante la distribución de Gumbel, la firma Elías Romero Vega definió precipitaciones esperadas paradistintos períodos de retorno (2, 5, 10, 25, 50 y 100 años).Tabla 13. Precipitaciones máximas esperadas*. TR = Tiempo de retornoPrecipitación esperada (mm) para cada periodo de retornoTR (años).EstaciónTR = 2 TR = 5 TR = 10 TR = 25 TR = 50 TR = 100Contador 46 55 63 72 79 86Serrezuela 35 45 53 63 70 78Guaymaral 33 37 41 45 49 52Cuenca Torca 33 37 41 45 49 52* Elías Romero Vega. Elaboración de los diseños detallados para la adecuación hidráulica y restauración ecológica del humedal Torca.Tomo IIPara la elaboración de las curvas idf se utiliza la ecuación para la generación de estas:20 )(1 CXDURACIONCINTENSIDAD +=Y con base en el informe sobre la caracterización de las tormentas de la Sabana de Bogotá, sedefinieron los parámetros de las curvas idf.Tabla 14. Parámetros Curvas IDFContador Guaymaral SerrezuelaEstacionesTR (Años) C1 X0 C2 C1 X0 C2 C1 X0 C23 5.617,8 28,7 -1,10 2.118,1 28,6 -1,01 1.794,2 24,7 -0,865 6.385,6 28,2 -1,11 2.202,2 27,3 -1,00 1.981,2 24,4 -0,8510 7.147,6 27,5 -1,11 2.159,7 25,2 -0,97 2.204,8 24,2 -0,8525 8.309,4 27,0 -1,11 2.246,2 23,6 -0,95 2.554,8 23,6 -0,8450 9.056,5 26,6 -1,11 2.322,0 22,7 -0,93 2.734,3 23,8 -0,84100 9.816,2 26,3 -1,11 2.424,7 22,1 -0,93 2.869,9 23,2 -0,83A continuación se presentan las distintas curvas idf para cada una de las estaciones aledañas a loshumedales.
    • Caracterización Diagnóstica 210.005.0010.0015.0020.0025.0030.0035.0040.0045.0050.0055.0060.0065.0070.0075.0080.0085.0090.0095.00100.00105.00110.00115.00120.00125.00130.00135.00140.00145.00150.00155.00160.00165.000 15 30 45 60 75 90 105 120 135 150 165 180 195 210 225 240 255 270 285 300 315 330 345 360 375DURACION (min)INTENSIDAD(mm/h)TR=3TR=5TR=10TR=25TR=50TR=100Figura 11. Curvas de intensidad-duración-frecuencia para la Estación Contador.0.005.0010.0015.0020.0025.0030.0035.0040.0045.0050.0055.0060.0065.0070.0075.0080.0085.0090.000 15 30 45 60 75 90 105 120 135 150 165 180 195 210 225 240 255 270 285 300 315 330 345 360 375DURACION (min)INTENSIDAD(mm/h)TR=3TR=5TR=10TR=25TR=50TR=100Figura 12. Curvas de intensidad-duración-frecuencia para la Estación Guaymaral.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL220.005.0010.0015.0020.0025.0030.0035.0040.0045.0050.0055.0060.0065.0070.0075.0080.0085.0090.0095.00100.00105.00110.00115.00120.00125.00130.00135.00140.00145.00150.000 15 30 45 60 75 90 105 120 135 150 165 180 195 210 225 240 255 270 285 300 315 330 345 360 375DURACION (min)INTENSIDAD(mm/h)TR=3TR=5TR=10TR=25TR=50TR=100Figura 13. Curvas de intensidad-duración-frecuencia para la Estación Serrezuela.Variabilidad EstacionalLa precipitación aumenta en sentido occidente-oriente, hacia los cerros orientales. Es así como lostotales mensuales multianuales son de 878 mm en la ECI, 773 mm en el Aeropuerto Guaymaral,949 mm en Serrezuela y 935 en Contador.El régimen de precipitación es bimodal con periodos lluviosos en abril-mayo y octubre-noviembre.La figura 14 y la figura 15 muestran la distribución mensual de la precipitación.020406080100120140E F M A M J J A S O N D E F M A M JMesesmm.Serrezuela ContadorFigura 14. Distribución mensual de la precipitación. Estaciones Serrezuela y Contador
    • Caracterización Diagnóstica 23Las series analizadas no tienen la misma duración, lo que dificulta obtener conclusiones definitivas.El mes de agosto es el más seco en la ECI y Contador (38 y 40 mm respectivamente), mientras queen Serrezuela es julio (46 mm) y en el Aeropuerto Guaymaral, enero (30 mm). La segundatemporada lluviosa es más importante que la primera. Octubre es el mes más lluvioso en Contador,Aeropuerto Guaymaral y en la ECI (127, 101 y 116 mm respectivamente), mientras que enSerrezuela, las mayores precipitaciones se registran en noviembre (116 mm). Esta última estacióntiene un registro de datos más corto que el de las demás y se registra un valor de precipitaciónbastante alto en enero (96 mm). Situada más al oriente, podría reflejar algo de influencia delrégimen monomodal de la Orinoquia, que se hace evidente en estaciones situadas en áreas tancercanas como el municipio de La Calera.020406080100120140E F M A M J J A S O N D E F M A M JMesesmm.Guaymaral Esc. Col.InG.Figura 15. Distribución mensual de la precipitación. Estaciones Aeropuerto Guaymaral y ECIVariabilidad horariaEn términos generales, la mayor parte de la precipitación cae en horas de la tarde. Por la mañana lasprecipitaciones son poco abundantes. El periodo comprendido entre las 8:00 y las 10:00am es el demenores lluvias (Benavides, 2003). En la estación Corpas, el máximo de la precipitación horaria sepresenta entre las 2:00 y las 3:00pm.Variabilidad interanualDe manera análoga a la de la temperatura del aire, la variabilidad interanual de la precipitacióntambién está asociada a los ciclos ENOS (Hurtado, 2000). De acuerdo con el análisis realizado parala estación de Tibaitatá, situada en el occidente de la Sabana de Bogotá, los eventos cálidos de ladécada del 90 produjeron disminuciones importantes en la precipitación, comprendidas entre dos ytres desviaciones estándar. Los efectos de los episodios La Niña son más variables, con aumentosapreciables de la precipitación en algunos casos.La figura 16 muestra la evolución de los totales mensuales de precipitación desde enero de 1988hasta diciembre de 2005. En términos generales se comprueba la tendencia de disminución de laprecipitación durante eventos fuertes El Niño y aumento en el caso contrario. Sin embargo, lasmagnitudes no guardan una relación muy estrecha con el ciclo ENOS. El evento El Niño de 1997-1998, el más fuerte del periodo analizado, apenas produjo una disminución de la precipitación de
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL241,3 desviaciones estándar en enero de 1998, correspondientes a 10 mm de lluvia (la mediamultianual de diciembre es de 6 mm). La menor disminución de la precipitación, de 2 desviacionesestándar se produjo en octubre de 2001 (25 mm, con 116 mm de media multianual), cuando elevento La Niña de 1999-2000 se había debilitado casi por completo. En cambio, la mayor anomalíapositiva de 4,5 desviaciones estándar, correspondientes a 319 mm, ocurrió en octubre de 1990,cuando la temperatura superficial del Pacífico estaba en su promedio histórico. Se puede observarque no hay una tendencia definida de variación de la precipitación con el tiempo. La recta deregresión arrojaría un imperceptible aumento anual de 0.3 mm.y = 0.0006x - 0.7122-3-2-101234enero-88 enero-91 enero-94 enero-97 enero-00 enero-03TSM Anomalía DS Lineal (Anomalía DS)Figura 16. Variabilidad interanual de la precipitaciónHumedad relativaLa humedad relativa es bastante en los alrededores los humedales. Según los datos de la estaciónAeropuerto Guaymaral, la humedad relativa media anual multianual es del 74%, variando entre un60 y un 80%. Para la estación de la ECI, el valor es más alto (80%), con mínimos medios mensualesde 67% (febrero de 2002) y máximos de 88% (agosto de 1993). La figura 17 muestra la variaciónmensual de la humedad relativa. Las diferencias entre un mes y otro son mínimas, dentro de unrégimen bimodal muy similar al de la precipitación. Abril, mayo, octubre y noviembre tienen losmayores valores (76%) en el Aeropuerto Guaymaral, mientras que en la ECI, junio se agrega a losmeses anteriores con un 81%. Los menores valores se registran en enero, con un 71% para elAeropuerto Guaymaral y 78% para la ECI.Humedad relativa50556065707580859095100E F M A M J J A S O N D E F M A M JMeses%Guaymaral Esc. Col. de Ing.Figura 17. Variabilidad estacional de la humedad relativa
    • Caracterización Diagnóstica 25NubosidadDe acuerdo con los datos de la estación ECI, los humedales se caracterizan por cielos muycubiertos. La nubosidad media mensual multianual es de 7 octas para todos los meses del año. Elmínimo valor medio registrado es de 5 octas (noviembre de 1984) aún cuando el dato es bastantedudoso. La estación apenas se había instalado y los registros no eran continuos. Nubosidades de 6octas son comunes, especialmente en los meses de enero, febrero, marzo, junio, julio y septiembre.También existen registros de 8 octas, correspondientes en teoría a un cielo completamente cubierto,en enero, marzo, junio, julio, octubre y noviembre. Estos registros son mucho menos numerososque los de 6 octas y en la mayoría de los casos se han producido solamente una vez desde 1988.EvaporaciónLos registros de la estación Aeropuerto Guaymaral arrojan un total anual de 947 mm, mientras quelos de la ECI indican un total anual de 1.045 mm. Estas diferencias son consecuentes con la mayortemperatura media registrada en la ECI. La figura 18 muestra la distribución mensual de laevaporación, en la cual se observa que el régimen sigue siendo bimodal, si bien los periodos demenor evaporación de mitad de año apenas muestran valores un poco inferiores a los de agosto,septiembre y octubre. En noviembre se presenta una pequeña disminución y los mayores valores sepresentan de diciembre a marzo, coincidiendo con los menores valores de humedad y los mayoresde temperatura. Los valores mensuales oscilan entre 115 mm (enero) y 76 mm (noviembre) para laECI y 93 mm (enero) y 71 mm (junio) para el Aeropuerto Guaymaral.Evaporación020406080100120140E F M A M J J A S O N D E F M A M JMesesmm.Guaymaral Esc. Col. de Ing.Figura 18. Variabilidad estacional de la evaporaciónEvapotranspiración potencial (ETP)Para estimar la ETP se apeló a dos métodos distintos: (1) la ecuación propuesta por Javier López apartir de la evaporación (García y López, 1970): ETP = K.EV (donde K = 0,812).Dado el método de cálculo, los resultados son análogos a los de la evaporación con solamente unfactor de escala de diferencia. El régimen es bimodal, si bien los periodos de menor evaporación demitad de año apenas muestran valores un poco inferiores a los de agosto, septiembre y octubre. Ennoviembre se presenta una pequeña disminución y los mayores valores se presentan de diciembre amarzo, coincidiendo con los menores valores de humedad y los mayores de temperatura. Losvalores mensuales oscilan entre 93 mm (enero) y 62 mm (noviembre) para la ECI. La figura 19muestra la variación mensual de la ETP.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL26Evapotranspiración Potencial020406080100E F M A M J J A S O N D E F M A M JMesesmm.Esc. Col. de Ing.Figura 19. Variabilidad estacional de la evapotranspiración potencialLa precipitación excede a la ETP en unos 94 mm anuales, aún cuando existe déficit en los meses dediciembre, enero, febrero, junio, julio y agosto. Estos déficits son moderados y pueden ser suplidospor las reservas del suelo, aún en el mes de febrero al final de la temporada seca más rigurosa.Brillo solarA diferencia de otras variables climatológicas y a pesar de los registros de nubosidad, el brillopresenta unas grandes variaciones temporales. Para la estación Aeropuerto Guaymaral, el valormedio anual multianual es de 1.305 horas (aproximadamente tres horas y media al día), pero se hanregistrado años con 2.055 horas (cinco horas y media al día) y 453 horas (un poco menos de unahora y media diaria). Para la estación de la ECI, la media multianual es ligeramente más alta (1.405horas) y la variabilidad es considerablemente menor. El año con mayor número de horas de brillosolar fue el 2002 (1.559), mientras que el año con menos brillo fue 1996, con 1.182. La figura 20muestra la distribución mensual del brillo solar. Se convirtieron los valores mensuales a diarios parauna mejor visualización. La distribución es prácticamente monomodal, con apenas dos pequeñosmáximos locales en agosto. Los mayores valores se presentan a finales y comienzos de año,(diciembre, enero y febrero con más de cinco horas diarias y máximo en enero (5,9 horas). Abril esel mes con menos brillo (2,9 horas), seguido por septiembre (3,3 horas).Estación: Esc. Col. de Ingeniería2.03.04.05.06.07.0E F M A M J J A S O N D E F M A M Jh.Figura 20. Variabilidad estacional del brillo solar
    • Caracterización Diagnóstica 27Radiación solarEn la estación Aeropuerto Guaymaral, la media mensual multianual de radiación solar es de 342Cal/cm2, el valor máximo registrado fue de 430 Cal/cm2y el mínimo de 239 Cal/cm2. En la estaciónde la ECI (Benavides, 2003) se han registrado valores de 3.678 W/m2⋅h, que equivalen a 316Cal/cm2. En la ECI, los mayores valores se presentan en enero, diciembre, octubre y agosto,mientras que los de menor valor se presentan en mayo, noviembre y septiembre. La figura 21muestra la variación mensual de la radiación solar en la estación Aeropuerto Guaymaral. Enero yfebrero presentan los más altos valores (390 y 368 Cal/cm2, respectivamente), mientras que losmínimos ocurren en abril, mayo y junio (325, 317 y 327 Cal/cm2respectivamente).Estación: Guaymaral200240280320360400E F M A M J J A S O N D E F M A M JCal/cm2Figura 21. Variación estacional de la radiación solarVientosDe acuerdo con los análisis realizados por Benavides (2003) con los datos de la estación de la ECI,el viento es bastante débil, con un valor medio de 0,6 m/s. La dirección predominante es el suroriente. Noviembre, diciembre (0,2 m/s), marzo y febrero se caracterizan por vientos aún másdébiles, mientras que agosto (0,9 m/s), junio y julio son los meses de vientos más fuertes (Figura22). Los vientos tienden a ser fuertes entre las 10:00am y las 5:00pm.Estación: Esc. Col. de Ingeniería0.00.20.40.60.81.0E F M A M J J A S O N D E F M A M Jm/sFigura 22. Variabilidad mensual de la velocidad del vientoDel análisis de la dirección, Benavides (2003) concluye que a comienzos del día las direccionesdominantes son el norte, nororiente y oriente (hasta 120º). A medida que transcurre el día, entre losmeses de abril y noviembre, la dirección cambia al sur oriente, para volver al oriente al final del día.De noviembre a marzo el desplazamiento en el sentido de las manecillas del reloj aumenta y se
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL28alcanzan a tener direcciones del sur occidente de hasta 232º al final de la tarde, para luego volver alsur oriente y el oriente.Vulnerabilidad de los humedales ante el cambio climático globalDe acuerdo con Van der Hammen et al., (2002). Los periodos glaciales del Cuaternario se hancaracterizado por una reducción importante de las precipitaciones, estimada en 40 a 50% de losniveles actuales. Así, y en términos generales, se podría esperar que un aumento de la temperaturaen el largo plazo debiera acompañarse también de un incremento en las precipitaciones. En estascondiciones, no se esperaría una evolución desfavorable de los aportes hídricos a los humedales.No obstante, y dentro de un horizonte de planeación más corto, en el mismo documento se señalaque los resultados del modelo de síntesis Hulme arrojan un incremento de la temperatura de 2.5 a 3grados Celsius y una disminución de la precipitación de un 10 al 20%. En estas condiciones sepodía esperar una reducción máxima de unos 180 mm de precipitación, con un incremento de unos135 mm en la ETP. Esta variación no debería afectar de manera significativa a los humedales.El incremento en la temperatura ambiente sin cambios apreciables en la precipitación va aincrementar la evapotranspiración potencial y disminuir ligeramente las salidas de agua, al humedal.Si se hace un análisis de la sensibilidad de las fórmulas que relacionan la ETP con la temperatura sepuede apreciar que existe una relación lineal entre el la temperatura y la ETP. Así por ejemplo en lafórmula utilizada en la clasificación de Holdridge, se utiliza la relaciónETP = 58.33*T media anualAsumiendo que para altitudes comprendidas entre 1 000 y 3 000 msnm la biotemperatura es igual ala temperatura media anual. En estas condiciones, la tasa de variación de la ETP con respecto a latemperatura es una constante, de 58.33 mm por cada grado Celsius de incremento. En un escenariode aumento de 2º C, la ETP apenas aumentaría en unos 116 mm anuales, lo cual no llevaría a unareducción significativa del espejo de agua de los humedales.El balance hídrico elaborado por el estudio de Elías Romero Vega muestra que en un año deextrema sequía, que podría corresponder a un evento cálido del Pacífico de gran intensidad, la alturade la lámina del agua apenas se reduciría en unos 54 cm.La tabla siguiente, elaborada y adaptada del Gutiérrez y Castañeda (2003), muestra un escenario unpoco menos optimista. En el caso de un doblamiento de la concentración de dióxido de carbono enla atmósfera se tendría una disminución de precipitación de unos 200 mm, con un incremento de latemperatura de unos 2.8º C. El clima, subárido en la actualidad pasaría a ser subhúmedo. En el caso,bastante más improbable, de un fenómeno del Niño perpetuado, se tendría una reducción bastantemás drástica de la precipitación, que supondrían para los humedales unas condiciones bastanteparecidas a las que tendría actualmente el humedal El Burro, independientemente de lasconsecuencias de la desconexión de este último de su cuenca natural aportante.Tabla 15. Consecuencias climáticas posibles del calentamiento global. Adaptado de Gutiérrez y Castañeda (2003)TORCAPALEOCLIMA SITUACIÓNACTUALCO2X2 NiñoperpetuadoZona de Vida bh-M bs-MB/bs-MB Bs-MB Bs-MBTemperatura 7.5 13.1 15.9 14.1Precipitación 525 876 701 526Clima según la clasificación deCaldas-LangSemihúmedo Semihúmedo Semiárido árido
    • Caracterización Diagnóstica 29Estos autores concluyen que el riesgo de cambio, asociado al calentamiento global es medio para elhumedal de Torca y medio alto para el humedal de Guaymaral, considerando factores tales como laconexión a las fuentes de agua, la conexión con otros ecosistemas, el tamaño, la fragmentación, lacapacidad de retención de agua, la extracción de agua para usos humanos, la cobertura vegetal en laronda, la calidad del agua, el movimiento del agua y la diversidad batimétrica.Síntesis climáticaUno de los aspectos más destacables del clima de los humedales de Torca y Guaymaral es el fuerteincremento en la temperatura media del aire registrada en los últimos 17 años, así como la ausenciade cambios en los niveles de precipitación. Por ahora no se presenta un déficit hídrico en losalrededores de los humedales, pero el cambio global y, sobre todo, la urbanización de la zonapueden hacer que en un futuro el déficit hídrico de comienzos de año se haga apreciable.Los humedales de Torca y Guaymaral se encuentran ubicados en el sector de mayor precipitaciónde la ciudad. Este factor crea unas condiciones favorables para la conservación de los humedales,debido a los mayores aportes de agua disponibles. Por otra parte las condiciones más húmedas creancondiciones favorables para una mayor diversidad florística y faunística con respecto a otroshumedales de la ciudad que cuentan con menores niveles de precipitación. Por otra parte, este hechotambién aumenta el valor de los humedales en su función de regulación del sistema hídrico y en laprevención de inundaciones, tanto en el sector aledaño a los humedales, como en la vega deinundación del río Bogotá, entre los sectores aledaños a los humedales y la desembocadura del ríoJuan Amarillo. Como lo señala el estudio de Elías Romero (Op. Cit.), el humedal de Torca no estácumpliendo esta función, como lo demuestran las frecuentes inundaciones en la autopista norte,debido a que las estructuras hidráulicas de salida del humedal que lo conectan con el humedalGuaymaral están obstruidas y no permiten el flujo normal, con el consiguiente represamiento en elhumedal de Torca y en el canal homónimo.2.2 GEOLOGÍA Y GEOMORFOLOGÍAIntroducciónLa descripción de la geología del área de estudio se hizo mediante la revisión de cuatro fuentesprincipales: (1) el informe de geología del Plan de Manejo Ambiental (PMA) del humedal Tibanica(Bettin, 2006) que recopila la geología de la cuenca del río Tunjuelito, (2) la memoria explicativapara los mapas del Neógeno-Cuaternario de la Sabana de Bogotá - Cuenca alta del río Bogotá(Helmens y Van der Hammen, 1995), (3) el Mapa Geológico de Santafé de Bogotá (Caro y Padilla,1977) y (4) el estudio de Microzonificación sísmica de Santafé de Bogotá (INGEOMINAS - U.Andes, 1997). Los textos de descripción de las formaciones fueron tomados de Bettin, aún cuandoen algunos casos se hicieron algunas precisiones sobre su localización o las equivalencias con lostrabajos de Helmens y van der Hammen (1995) y Caro y Padilla (1977).Los humedales de Torca y Guaymaral se encuentran situados en el sur del altiplano conocido comola Sabana de Bogotá, en la cordillera Oriental. Bordeado por estructuras plegadas en rocassedimentarias Cretáceas, de ambiente marino y Terciarias principalmente epicontinentales, la parteplana del altiplano estuvo ocupada por un antiguo lago que empezó a desecarse hace unos 40.000años, habiendo prácticamente desaparecido hace unos 28.0000 años (Helmens y van der Hammen,1995). Los sedimentos depositados en el antiguo lago desde el Plioceno hasta el Pleistoceno formanhoy extensos depósitos no consolidados, de origen aluvial, aluvio-torrencial, fluvio-lacustre ylacustre. También se encuentran depósitos de vertiente en los bordes de la parte plana.Los altiplanos se originan mediante una serie de procesos de plegamiento, fallamiento, y posteriorlevantamiento (Flórez, 2003). El área central es subsidente, lo cual permite que albergue un lagoque puede perdurar por largo tiempo, aunque se va colmatando con los sedimentos aportados por las
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL30dos cadenas de montañas circundantes. La profundidad del lago se va reduciendo hasta que sóloquedan algunos pequeños relictos de humedales. Una vez desecado el lago, se instala una red dedrenaje que disecta los depósitos lacustres y deposita sedimentos en sus vegas.Marco geológico regionalLa Cordillera Oriental difiere sustancialmente de las demás cordilleras colombianas. En vez delpredominio de macizos ígneo-metamórficos, en la ella se encuentran principalmente rocassedimentarias de ambientes marinos Cretáceos y continentales Terciarios. De acuerdo con lasíntesis realizada por Flórez (2003), el proceso de orogénesis comenzó con un levantamiento en latransición Cretáceo-Terciario, seguida por una fase de plegamiento y levantamiento leve en elcomienzo del Terciario (Paleoceno). En el Oligoceno superior las cordilleras se levantan levemente,para luego experimentar una fase de compresión fuerte en el Mioceno medio, con plegamientos yfallamientos mayores en el sistema andino. Al mismo tiempo comenzó la intensa actividadvolcánica en la cordillera Central, responsable del aporte de cenizas volcánicas a los sedimentos ylos suelos de la Sabana de Bogotá.El levantamiento principal de los Andes tuvo lugar en el Plioceno medio (7 a 5 millones antes delpresente) y ha continuado a un ritmo mucho más moderado hasta el presente. De acuerdo conHelmens y van der Hammen (1995) el levantamiento principal sería un poco más reciente (5 – 3millones de años AP3). La sedimentación en la Sabana de Bogotá comenzó hace unos 3,5 millonesde años, primero en los valles exteriores y luego, aproximadamente 3 millones de años AP, cuandocesó el levantamiento principal, en la parte central del altiplano. En el siguiente millón y medio deaños el área de sedimentación se hizo más extensa. Hace un millón de años, durante el Cuaternario,las sucesiones de estadios glaciales e interglaciares cubrieron de hielo las montañas circundantespor encima de los 3.000 – 3.200 m de altitud. La erosión glaciar subsiguiente incrementóconsiderablemente el aporte de sedimentos al lago. Hace un millón de años y debido a ajustestectónicos la parte central del lago se hizo más profunda.Esta evolución de la Cordillera Oriental se traduce en una estructura diversa y compleja:• Aparición de numerosos ejes anticlinales y sinclinales producto de las diferentes fases deplegamiento. El fallamiento y levantamiento en bloques crea secuencias complejas ydiscordancias entre estratos.• Los sedimentos de mayor espesor se encuentran en las depresiones sinclinales de la Sabana deBogotá y el valle de Sogamoso, donde existe además una cobertura de origen lacustre. Hacia eloriente, la acumulación de sedimentos Cretácicos alcanzan los 500 - 1.500 m de espesor,mientras los sedimentos Terciarios que bordean la Cordillera alcanzan cerca de los 5.000 m(Hubach, 1957; Julivert, 1971).EstratigrafíaLas estructuras sinclinales y anticlinales de la Sabana de Bogotá están formadas por rocassedimentarias, Cretáceas de ambiente marino y Terciarias epicontinentales y están cubiertas en laparte plana por depósitos no consolidados Pliocenos y Cuaternarios. Según la presentación deHelmens y van der Hammen (1995) se tiene la siguiente secuencia estratigráfica: formaciónChipaque, grupo Guadalupe, del Cretáceo superior y ambiente marino, está constituido por lasformaciones Arenisca Dura, Plaeners, y Arenisca de Labor y Tierna; formación Guaduas, de latransición Cretáceo – Terciario, depositada en ambientes marinos en principio y luego en ambientescontinentales.3AP: antes del presente
    • Caracterización Diagnóstica 31La formación Bogotá es la más antigua de las formaciones Terciarias (Paleoceno superior - Eocenomedio); la secuencia continua con la formación Regadera (Eoceno medio) y la formación Usme(Eoceno superior – Oligoceno superior). A diferencia de las dos anteriores formaciones que sedepositaron en ambientes continentales, la formación Usme tiene ambientes tanto continentalescomo marinos. Las formaciones de edades Miocenas o más recientes son depósitos noconsolidados: formación Marichuela (Mioceno), formación Balsillas (Plioceno), ubicada en lasmontañas circundantes a la Sabana, formación Tilatá Plioceno-Pleistoceno, dividida en cuatromiembros: Tequendama y Tibagota de la formación Tilatá inferior, Guasca y un miembro sindefinir de la formación Tilatá superior. Es en esta formación donde se tiene el registro dellevantamiento principal de la cordillera. Los análisis palinológicos revelan una vegetación del pisoecuatorial en el miembro Tequendama, ecuatorial a subandino en el miembro Tibagota y subandinoa andino en el miembro Guasca. La formación Chorrera es de la misma edad que la formaciónTilatá superior y aparece en los piedemontes.La secuencia Cuaternaria comienza con la formación Subachoque, a la que suprayace la formaciónSabana. En otras áreas marginales de la cuenca se encuentra la formación río Tunjuelito, dividida enlos miembros Subachoque y Sabana. La formación San Miguel, ubicada en las montañascircundantes, es de edad equivalente a la de la formación Subachoque (Pleistoceno inferior) y laformación río Siecha, que aflora en los piedemontes, es contemporánea a la formación Sabana(Pleistoceno superior). En las partes planas, la secuencia concluye con la formación Chía, asimiladaal Cuaternario aluvial del Mapa Geológico de Santafé de Bogotá, denominado también llanura deinundación. En otras áreas la secuencia concluye con depósitos de vertiente y las formacionesMondoñedo (depósitos de vertiente) y en partes altas Chisacá (morrenas de ablación). A estosdepósitos cuaternarios se agregan los de origen antrópico. Rellenos de material de excavación,escombros y basuras que fueron depositados en las partes más bajas.El Grupo Guadalupe y la Formación Guaduas corresponden en superficie con los cerros quecircundan la Sabana de Bogotá y con otras sierras aisladas dentro de ella, como las que separan losvalles de Subachoque y Tenjo-Tabio, y este último con la parte central de la Sabana. La parte máscercana al humedal de los Cerros Orientales corresponde al grupo Guadalupe. También existenalgunos depósitos cuaternarios de vertiente en los bordes de los cerros. Uno de estos se prolonga enuna extensión considerable falda arriba, un poco al norte del límite norte de los humedales. En laparte alta del cerro se encuentra una formación Terciaria, compuesta por bancos meteorizados dearenisca del grupo Guadalupe y arcillas limosas y arenosas de intenso color rojo. La formaciónGuaduas aflora un poco más al norte de los humedales, hacia el oriente de la Autopista Norte en LaCaro y en las colinas de Suba.Un poco más al oriente, en el flanco oriental del sinclinal de Teusacá, se encuentra la secuencia delsinclinal de Usme: formaciones Bogotá, Guaduas, grupo Guadalupe y Chipaque. La secuenciaestratigráfica está invertida con respecto a la posición topográfica. Las formaciones más antiguasafloran a mayor altitud. La formación Bogotá está cubierta casi en su totalidad por depósitoscuaternarios de vertiente y los depósitos fluviolacustres de la formación Sabana y aluviales de laformación Chía en el valle del río Teusacá.Estratigrafía localEn el área de los humedales se pueden distinguir esencialmente dos niveles topográficos distintos.El nivel bajo corresponde a lo que Helmens y van der Hammen (1995) denominan formación Chíay el Mapa Geológico de Santafé de Bogotá (Caro y Padilla, 1997), la llanura de inundación (Figura23). El nivel alto corresponde a los depósitos fluvio-lacustres y los rellenos antrópicos. Según elmapa de Helmens y van der Hammen (1995), correspondería a la formación Sabana. A pesar de queen la leyenda del mapa se habla de la formación Sabana, en la memoria se especifica que se trata enrealidad de un grupo, compuesto de dos elementos Qsa1 y Qsa2. El elemento Qsa1 corresponde a laparte central de la cuenca de sedimentación y está compuesto principalmente por arcillas lacustres.Hacia los bordes de la cuenca aflora Qsa2, en el que también predominan las arcillas lacustres, peroaparecen con mayor frecuencia arcillas orgánicas, turbas, arcillas arenosas y arenas arcillosas. Lazona aledaña a los humedales de Torca y Guaymaral está en la unidad Qsa2.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL32El equivalente de la formación Sabana en el Mapa Geológico de Santafé de Bogotá son las unidadesde terraza alta y terraza baja. La diferencia no reside en la litología, sino más bien en las geoformasasociadas, limitándose la unidad de terraza baja a zonas planas. En el estudio de Romero (2002) seutilizó el Mapa Geológico de Santafé de Bogotá, con las unidades Terraza alta y Llanura deinundación. Esta última ocupa la mayor parte del área amojonada por la EAAB como los humedalesde Torca y Guaymaral.Estos dos niveles topográficos claramente reconocibles corresponden a las formaciones Chía ySabana. La Formación Chía está compuesta esencialmente por arcillas de inundación. Como sediscute en la sección de geomorfología, en la zona de estudio también existen rellenos antrópicos,esencialmente de material de escombros y de excavación. Según el Mapa Geológico de Santafé deBogotá, Guaymaral es una de las áreas de la ciudad con mayores rellenos de escombros de laciudad.Figura 23. Mapa geológico de los humedales Torca y Guaymaral y sus alrededores. (Este mapapuede observarse con más detalle en el Anexo Cartográfico.
    • Caracterización Diagnóstica 33Descripción de las formacionesEn esta sección se presenta una breve descripción de las formaciones citadas. Algunas de ellas hansido tomadas de la compilación de Bettin (2006) y otras provienen de Helmens y van der Hammen(1995).CretáceoFormación ChipaqueLutitas claras a oscuras con intercalaciones de areniscas y localmente calizas. Ambiente marino;espesor total: 800 m. Cretáceo superior. La formación aflora en los cerros orientales, un poco al surde los humedales, en la parte más alta de los cerros.Grupo Guadalupe (Kgg)Fue definido por Hettner (1892), redefinido por Hubach (1957), y la caracterización más actualcorresponde a Pérez y Salazar (1971) (en: INGEOMINAS, 1988). Aflora principalmente hacia losflancos del Anticlinal de Bogotá y en el núcleo de los cerros sur orientales. El Grupo Guadalupeconsta principalmente de intercalaciones de arenisca con limolitas silíceas y arcillolitas, depositadasen un ambiente litoral a sublitoral en una llanura de marea. La localidad tipo se encuentra en lascarreteras Bogotá – Choachí y Bogotá – La Calera y se encuentra dividida en cuatro formaciones:Formación Arenisca Dura, Formación Pleaners, Formación Arenisca de Labor y FormaciónArenisca Tierna (INGEOMINAS, 1988), aunque para fines prácticos, estas últimas dos formacionesse agrupan en una sola.Formación Arenisca DuraTambién conocida como la “Formación Raizal”, constituye la base del Grupo Guadalupe (Moreno,1995). Está compuesta por una serie de cuarzo arenitas, con cemento silíceo e intercalaciones delodolitas y lodolitas arenosas. Las areniscas presentan un color amarillento y se caracterizan porconformar gruesos paquetes, de hasta 3 m de espesor (Compañía de estudios e interventorías Ltda.,1997).Formación PlaenersEstá conformada por una serie de liditas intercaladas con arcillas. El tipo de fracturamiento quepresentan las liditas hace que esta formación no sea estable, por lo que al no poseer coberturavegetal es fácilmente erosionable.Formación Arenisca de Labor y Arenisca TiernaCompuestas fundamentalmente por gruesos paquetes de areniscas, ligeramente arcillosas, de colorblanco amarillento, grano fino y moderadamente friables.Las areniscas de la Formación Arenisca Tierna son cuarzosas, de grano fino a medio y de fino agrueso, a veces ligeramente conglomeráticas (clastos hasta de 1 cm. de diámetro) y lodosas, colorblanco, ocasionalmente manchadas de amarillo y/o rojizo por los óxidos de hierro; típicamentefriables, con laminación cruzada y gradación normal. El espesor de los estratos oscila entre 0,2 y 0,3m y excepcionalmente forman bancos de 1,5 m de espesor. Su grueso se ha calculado en unos 120m.Por otra parte, la Formación Labor consta de una serie de areniscas de grano fino a medio, bienseleccionadas y a veces lodosas, poco cementadas, blandas a medianamente duras, con cementocalcáreo y a veces silíceo. Algunas de estas areniscas poseen ichnofósiles y ondulitas. Aflora encapas de 0,05 m hasta 1,5 m de espesor. Hay intercalaciones de bancos hasta de 2,5 m de espesorcompuestos por arcillolitas gris claras laminadas, las cuales son más abundantes hacia el contactocon la Formación Arenisca Tierna. Igualmente se presentan algunas intercalaciones de lodolitas
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL34silíceas hacia el contacto inferior con la Formación Plaeners. Su espesor aproximado se estima en180 m (Compañía de estudios e interventorías Ltda., 1997). Su expresión morfológica es similar a lade la Arenisca Dura, es decir, que está formando escarpes.Cretáceo – TerciarioFormación Guaduas (Tkg)Fue definida por Hettner en 1892 y redefinida por Hubach en 1957 (en: INGEOMINAS, 1988); sinembargo, existen trabajos estratigráficos más recientes sobre la definición de límites ycaracterísticas estratigráficas publicados por INGEOMINAS y no concernientes con los objetivosdel presente estudio. La unidad consta de tres conjuntos: el inferior con predominio de limolitas yarcillolitas grises; en la parte media con niveles de areniscas friables y arcillosas, y en la partesuperior constituida por arcillolitas rojizas. Además se tienen mantos de carbón en la mayoría de losniveles de la Formación. A nivel geomorfológico, se manifiesta como una zona angosta, de relievenegativo debido a su escaso espesor y a su poca resistencia a la erosión. Transición Cretáceo-Terciario.TerciarioFormación Bogotá (Tb)Fue definida por Hubach en 1945 y redefinida por este mismo autor en 1957 (en: INGEOMINAS,1988). Arcillolitas abigarradas alternando con areniscas friables y limolitas. Cambiatransicionalmente con un aumento en los niveles de las arcillolitas abigarradas con intercalacionesde areniscas verdes. Litológicamente consiste en lodolitas arcósicas de colores rojos a violetas, encapas gruesas a muy gruesas. Hay intercalaciones arenosas con intraclastos de lodolitas y líticos dechert, con estratificación cruzada. La formación Bogotá aflora en una delgada franja al pie de loscerros orientales, un poco al sur de los humedales (espesor total: 1.600 m). Paleoceno superior aEoceno inferior.Formación Regadera (Tr)Fue definida por Hubach en 1957 (en: INGEOMINAS, 1988). Representa el mayor rasgomorfológico y topográfico de la cuenca del Tunjuelo, configurando la serranía que constituyen lasmárgenes del valle del río Tunjuelo o de Usme, formando los flancos de la estructura sinclinal. Estáconstituida por areniscas cuarzofeldespáticas poco cementadas por arcilla de grano medio a gruesoen bancos y capas gruesas y la alternancia de capas de conglomerados guijarrosos. Alternando conlas areniscas y conglomerados se encuentran capas de arcillas rosadas o rojizas; hacia la base sonmás frecuentes las capas de conglomerados de formas lenticulares. Ambiente continental. Espesortotal: 450 m. Eoceno Medio.Formación Usme (Tu)Fue definida por Hubach en 1957 y redefinida por Julivert en 1963 (en: INGEOMINAS, 1988). LaFormación Usme aflora hacia ambas vertientes de la cuenca del Tunjuelo, desde el estrechamientode la Serranía Juan Rey – Guacamayas. Se encuentra discordantemente sobre la arenisca de LaRegadera y está constituida por dos niveles; el inferior constituido principalmente por arcillolitasgrises con ocasionales intercalaciones de areniscas de grano fino y el nivel superior constituidoprincipalmente por areniscas cuarzosas de grano grueso y conglomerados de grano fino. Ambientecontinental/marino Espesor total: 300 m. Eoceno superior – Oligoceno.Formación Marichuela (Tma)Depósitos de flujo torrencial (gravas hasta bloques redondeados en matriz arcillosa) o depósitos deflujo gravitacional (fragmentos de roca hasta bloques subangulosos en matriz arenosa) alternandocon sedimentos fluviales/lacustres (gravas, arenas compactas y arcillolitas orgánicas). Aflora en el
    • Caracterización Diagnóstica 35valle del río tunjuelo, en alrededores de Usme, al Nororiente de la Calera y en el valle del ríoSubachoque Fuerte influencia tectónica. Espesor 40 m. Mioceno superior.Formación Balsillas (Tba)Depósitos de vertiente de grano fino con paleosuelos intercalados, fuertemente meteorizados.Localmente, sedimentos lacustres fuertemente meteorizados, arcillas caoliníticas de intenso colorrojo. Aflora en el borde sur occidental de la Sabana.Formación Tilatá (Qt)Fue descrita originalmente por Sheibe en 1933, redefinida por Julivert en 1961 y van der Hammen(1973). En Helmens (1990) fue dividida en cuatro miembros: Tequendama y Tibagota de laformación Tilatá inferior, Guasca y un miembro sin definir de la formación Tilatá superior.Plioceno-Pleistoceno (en: Lobo guerrero, 1992). Está compuesta por gravas y gravillas de cuarzo ylidita, arena de cuarzo rebajado, limo, arcilla, turba y numerosos niveles de piroclastos finos encapas lenticulares poco consolidadas. Reposa discordantemente sobre las unidades anteriores y fueoriginada por sedimentación lacustre del paleo-lago de la Sabana, pero se encuentran bajo lossedimentos lacustres superiores de la Sabana (formaciones Subachoque y Sabana).Miembro Tequendama de la formación Tilatá inferior (Ttte)Arenas compactas y gravas fluviales. Localmente, intercalaciones de arcillas orgánicas yturbas/lignitas. Aflora cerca al salto de Tequendama, fuera de la Sabana de Bogotá y en la parte altadel río Frío. Influencia tectónica ligera. Espesor total: 65 m. Plioceno inferior.Miembro Tibagota de la formación Tilatá inferior (Ttti)Gravas y arenas de origen fluvial y localmente arcillas y arenas con turbas/lignitas intercaladas.Influencia tectónica ligera. Aflora en la parte media del río Subachoque y al noroeste de Facatativá.Espesor: 20 m. Plioceno medio.Miembro Guasca de la formación Tilatá superior (T (Q) tguComplejo lacustre/fluvial de arcillas (arenosas) grises o verdes, arcillas orgánicas, limos y arenas(arcillosas). Localmente, intercalaciones de turbas, gravas y arcillas diatomíticas blancas oabigarradas. Localmente influencia tectónica ligera. Espesor: 15 m. Plioceno-Pleistoceno.El miembro superior sin definir, al cual se ha propuesto el nombre de Gualí, por el pantano cercanoal pozo Funza II de donde se extrajo el núcleo que permitió identificarlo (van der Hammen yHooghiemstra, 1995), no se encuentra en superficie en parte alguna, pero ha sido identificado ennúcleos. Tiene unos 100 m de espesor y se compone de arcillas grises a verdes, limosarcillosos,arenas y algunas intercalaciones de turba/lignita.Formación Chorrera (T(Q)ch)Depósitos de flujo gravitacional compuestos por fragmentos de roca hasta bloques subangulosos enmatriz arenosa, con intercalaciones de arcillas, arenas y gravas fluviales y de paleosuelos negros.Aflora en el valle del río Subachoque y en la parte alta del río Frío.CuaternarioFormación Subachoque (Qsu)Complejo lacustre/fluvial de arcillas (arenosas), arcillas orgánicas y turbas alternado con arenas(arcillosas) o arenas (arcillosas) y gravas. Cerca de los cerros pueden encontrarse intercalaciones dedepósitos de vertiente subangulosos. Espesor máximo: 150 m. Pleistoceno inferior. Aflora en losvalles de Subachoque y Guasca.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL36Formación San Miguel (Qsm)Definida por Helmens (1990). Arcillas (limosas/arenosas) caoliníticas abigarradas, y areniscasarcillosas que alternan con arcillas orgánicas, arenas y gravas. Aflora a lo largo del río Muña, en loscerros al norte de Facatativá y localmente en el valle de Usme. Espesor máximo: 15 m. Pleistocenomedio e inferior.Formación Sabana (Qsa)Arcillas lacustres. Hacia los márgenes de la cuenca aumentan las intercalaciones de arcillasorgánicas, turba/lignita, arcillas arenosas y arenas arcillosas. Espesor máximo: 320 m. Debajo deBogotá el espesor máximo es de 143-168 m. Pleistoceno medio y superior.Formación río Tunjuelito (Qrt)Incluye los miembros Subachoque y Sabana, que coinciden en edad con las formacionesSubachoque y Sabana. Gravas con intercalaciones de arenas, arcillas orgánicas y turbas. Espesormáximo 80 m. La formación río Tunjuelito bordea los ríos Tunjuelito, Fucha-San Cristóbal,Subachoque, Frío y Siecha/Chinata.Formación Chía (Qch)Sedimentos fluviales finos. Arcillas de inundación (Qch1); localmente, limos (Qch2) y en áreasfangosas arcillas orgánicas diatomíticas (Qch3). La formación Chía subyace a las llanuras deinundación de los ríos principales de la Sabana y suprayace a la formación río Tunjuelito. Espesor:5 m. Holoceno –Pleistoceno superior.Formación río Siecha (Qrs)Definida por Helmens (1990), se compone de gravas y cantos con intercalaciones de arenas, arcillasorgánicas, paleosuelos húmicos y localmente capas gruesas con abundantes clastos. Se encuentra ensuperficie cerca del borde sureste del valle de Guasca, donde forma un vasto sistema de abanicoscoalescentes y en el páramo de Sumapaz. Espesor máximo 25 m. Pleistoceno medio – tardío.Formación Mondoñedo (Qmo)Definida por Stirton (1935). Limos y arenas, frecuentemente con rocas subangulares intercaladascon paleosuelos. Se encuentra en las partes más secas de la Sabana (cerros al suroeste de Mosquera,y localmente en la parte inferior de los valles cercanos a Soacha, Usme y Guasca. Espesor máximo.10 m. Pleistoceno superior y Holoceno.Formación Río Chisacá (Qrc)Crestas morrénicas frontales o laterales. Rocas subangulares hasta bloques en sedimentos arenosos.Espesor máximo 30 m.Depósitos de pendiente (Qdp)Depósitos de pendiente limoso, arenoso con bloques, depósitos de abanicos aluviales y sedimentoslacustres de origen local.El Mapa Geológico de Santafé de Bogotá presenta unas unidades con una denominación diferente.Los coluviones equivalen a los depósitos de pendiente de Helmens y van der Hammen (1995) y losdepósitos fluvio-glaciares el complejo de conos del río Tunjuelito.Coluviones (Qcr)Es un depósito de fragmentos subredondeados a redondeados de rocas sedimentarias con tamañosvariables, desde bloques hasta arenas, en una matriz limo-arcillosa mal seleccionada y generalmentecon desarrollo de suelos. Su morfología es un lóbulo, generalmente con grietas producidas por
    • Caracterización Diagnóstica 37movimientos. Son depósitos de ladera resultantes de la fracturación y el arrastre que han sufrido losmateriales provenientes de zonas fracturadas con alta pendiente que facilitan su movimiento porgravedad. Los depósitos provenientes de las unidades arenosas se presentan principalmente en elpiedemonte, a partir del Grupo Guadalupe y las formaciones suprayacentes. Estos coluviones ytaludes están constituidos por matriz de guijos y bloques. Debido a su composición granulométrica,son depósitos con una alta permeabilidad. Pueden alcanzar espesores de más de 30 m y por su pocacompactación son depósitos con un comportamiento geotécnico muy pobre.Depósitos fluvioglaciales (Qfl)Corresponden a conos de origen fluvio-glacial ubicados en la parte alta del valle del río Tunjuelo,principalmente en su lado oriental y en menor proporción por el occidental, que confluyen al vallepara formar el complejo de conos del Tunjuelo.Complejo de conos del Río Tunjuelo (Qcc)Es descrito y definido como fragmentos de varios conos que descendieron de la vertiente este delvalle del río y se fusionaron en él para formar un fondo aluvial. Esta unidad es observable en lasexplotaciones de grava dispuestas sobre las márgenes del río; está compuesta por bloques, cantos ygravas de arenisca y chert, redondeados a subredondeados, con buena selección y en matriz areno-limosa color gris. Presenta intercalaciones lenticulares de arenas con estratificación plano-paralela ycruzada.Aluvión reciente del río (Qal)Son acumulaciones actuales del río de material limo-arenoso con gravas que varían de color marróna amarillo. Corresponde a zonas donde suelen desbordarse los cauces. Son materiales en tránsitotransportados por las corrientes y que conforman el lecho actual del cauce. Se presentan comoacumulaciones de fondo, a manera de barras laterales o medias dentro del cauce. Asociadas a ellos,es frecuente encontrar acumulaciones de basuras y desechos de todo tipo que son arrojados al cauce,ocasionando así disminución de la sección, factor que facilita el taponamiento de las estructurasexistentes, generándose desbordamientos del cauce en épocas de crecidas.Material de relleno (Qcr)Estos depósitos cuaternarios corresponden a desechos y basuras dispuestos en su gran mayoría enzonas bajas que se han llenado con material heterogéneo proveniente de excavaciones en zonas aurbanizar, material de construcción y rellenos de desechos de la ciudad. Estos depósitos puedenalcanzar hasta el borde de la terraza alta y en algunos sitios han sido utilizados para cimentación deurbanizaciones. En algunas zonas se han realizado excavaciones en sectores arcillosos eimpermeables donde se han sepultado desechos de basuras.Geología estructuralEn términos generales se puede decir que la Sabana y sus bordes son una estructura plegada, conasimetría de sus pliegues, presencia de fallas e inversiones en la posición de los estratos (Moreno,1995). Según INGEOMINAS – U. Andes (1997) uno de los rasgos más importantes de la Sabana esla existencia de tres bloques, delimitados por las fallas inferidas de San Cristóbal – Facatativá yUsaquén – Sasaima. La falla de Usaquén - Sasaima reúne una serie de rasgos que permiten inferirsu existencia: el paso bajo de los cerros orientales de Bogotá en la zona aledaña a la vía a LaCalera., el control del río Juan Amarillo, y la alineación de los finales abruptos de las serraníasexistentes en la Sabana (colinas de Suba, serranías de Cota-Chía y Tenjo-Tabio). En el caso de lafalla San Cristóbal – Facatativá se tiene una situación similar con alineación del borde de los cerrossituados al sur de Facatativá, el río Checua y los cerros de Serrezuela, próximos al casco urbano delmunicipio de Madrid. El trazo inferido de la falla Usaquén-Sasaima atraviesa parte de los
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL38humedales. El bloque central está hundido, mientras que los bloques norte, al que pertenecen loshumedales, y sur están levantados.Otro rasgo importante cercano al área de los humedales es la falla Bogotá, que pone en contacto lasrocas de la formación Arenisca de Labor del grupo Guadalupe, con las de la formación guaduas.Esta tiene orientación general Norte-Sur, comienza en el sur de la ciudad y se prolonga hasta elsector de Usaquén. Cerca al área de los humedales se encuentra la falla de Torca.Amenaza sísmicaContexto regionalSegún el Estudio General de Amenaza Sísmica de Colombia (AIS, 1997), Bogotá se encuentraubicada en una zona de amenaza sísmica intermedia, asignándole un valor de aceleración máximaprobable en roca de 0,20 g. La principal fuente sismo génica es el sistema de fallas del borde de lacordillera Oriental, donde se esperan sismos de magnitud 7,2, a una distancia de 80 km de la ciudad.El sismo de Tauramena, que produjo daños significativos en Bogotá y otras poblaciones de laSabana, es un buen ejemplo de la amenaza que enfrenta la ciudad.Contexto localDe acuerdo con el estudio de Micro zonificación Sísmica de Bogotá, (INGEOMINAS - U. Andes,1997), ajustado por el Decreto 074/2001 (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2001), los humedales y suzona adyacente están en la unidad 3A (lacustre A).Figura 24. Micro zonificación sísmica (INGEOMINAS – U. ANDES, 1997; Decreto 074/2001)La zona lacustre A está conformada principalmente por depósitos de arcillas blandas conprofundidades mayores a 50 m. Pueden aparecer depósitos ocasionales de turbas y/o arenas deespesor intermedio a bajo. Presenta una capa superficial preconsolidada de espesor variable nomayor de 10 m. La aceleración máxima horizontal esperada es de 0,25 g. No es una zona dondepredominen las arenas limpias finas y superficiales y por lo tanto no presenta un elevado potencialde licuación de suelos en caso de un sismo fuerte. Este fenómeno se produce por un aumento
    • Caracterización Diagnóstica 39considerable en la presión de los poros y requiere que el nivel freático esté muy cercano a lasuperficie. Las arenas deben estar en los primeros 15 m de profundidad (INGEOMINAS - U.ANDES, 1997). No obstante, es una posibilidad que puede existir localmente, especialmente debidoa los partes de materiales arenosos provenientes de los cerros orientales en las zonas aledañas a lasquebradas. Por esta razón, el decreto 074/2001 exige evaluar el potencial de licuación de los suelose incorporar los resultados en los diseños, cuando los resultados de los análisis indiquen laposibilidad de ocurrencia del fenómeno, así no se esté en la zona 5B, de conos y terrazaspotencialmente licuables. De la misma manera, especifica las normas que deben regir la evaluación(Título H del Decreto H/1998 y decretos reglamentarios de la Ley 400/1997).El piedemonte cercano a los humedales se encuentra en la zona 2A, donde se estima unaaceleración máxima horizontal de 0,30 g. En los cerros se espera un valor casi idéntico (0,24 g).GeomorfologíaContexto regionalComo todos los altiplanos (Flórez, 2003) la Sabana de Bogotá es una depresión tectónica que separala cordillera en dos ramas paralelas que cierran la depresión. En un principio, la depresión esocupada por un lago donde se depositan sedimentos que engendran una topografía plana, una vezque el lago se haya colmatado con los sedimentos provenientes de las cadenas montañosascircundantes. Una red de drenaje se instala luego en la planicie y disecta los sedimentos lacustres yfluvio-lacustres. Durante la existencia del lago y después de su desecación se forman conos dedeyección en los puntos de llegada de la red drenaje proveniente de las montañas circundantes.Diversos procesos confluyen para tener un conjunto de conos y terrazas con diferentes niveles:cambios climáticos que se traducen en variaciones del nivel del lago y en la granulometría de lossedimentos aportados. Los altiplanos están sujetos a inundaciones debido a los altos nivelesfreáticos que facilitan el encharcamiento en periodos de lluvias intensas, como el de 1979 en laSabana de Bogotá. Por lo demás la red de drenaje es poco profunda y en consecuencia lasposibilidades de desborde son altas. Es así como las inundaciones eran muy frecuentes en laSabana, hasta que la cadena de embalses reguló de manera efectiva el caudal del río Bogotá.Las montañas circundantes y las serranías que interrumpen la planicie están orientadaspredominantemente al NNE. Están compuestas por rocas sedimentarias, que originan frentes por logeneral abruptos, en cuyos bordes se encuentran abundantes derrubios y reveses con pendientesestructurales, menos inclinadas. El levantamiento en bloques y el fallamiento se traducen ennumerosos escarpes. En los páramos actuales se encuentran las huellas del modelado glaciar que sedesarrolló durante el Cuaternario: arcos morrénicos, circos y artesas glaciares, numerosas lagunasque ocupan las cubetas de sobre excavación.El rasgo dominante de la Sabana es la extensa planicie disectada por ríos que apenas están unos treso cuatro metros por debajo. En las partes más bajas se encuentran los humedales, los vestigiosevidentes del antiguo lago que cubrió la Sabana hasta hace apenas un poco menos de 30.000 años.Esta imagen dominante hace olvidar a veces que los altiplanos son espacios frágiles, muyvulnerables a la degradación. Situados en posición de abrigo de las lluvias, los bordes del altiplanoson bastante secos y muy susceptibles a los procesos erosivos. La degradación es evidente en losalrededores de Mondoñedo, en el borde sur occidental de la Sabana, así como en el bordenororiental bordeando el embalse de Tominé.Contexto localEn los humedales de Torca y Guaymaral se identifican esencialmente dos niveles topográficos: unnivel bajo, aledaño al espejo de agua y un nivel alto correspondiente a la terraza fluvio-lacustre ylos rellenos de escombros. En el sector oriental de la Autopista Norte, contra los cerros orientales, la
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL40terraza fluvio-lacustre se entremezcla con los pequeños conos aluvio-torrenciales de las quebradasAguas Calientes, San Juan y Patiño. Estos conos se producen por la pérdida de competencia de lascorrientes cuando llegan a la parte plana. De los cerros a los humedales se tiene un plano inclinadocon una pendiente muy suave. El contacto con la unidad de llanura de inundación se manifiesta porun ligero cambio de pendiente (Romero, 2002). En el área aledaña al contacto entre las dosunidades es posible ver unos pequeños abombamientos (Figura 25), posiblemente producidos por eldepósito de sedimentos finos aportados por las quebradas en los sitios de entrega de aguas a loshumedales.La comparación entre fotografías aéreas de 1956 y 1998 (Romero, 2002) muestra que loshumedales se extendían bastante más al oriente en el pasado, lo cual explica tener depósitos desedimentos finos en áreas situadas aguas arriba de la desembocadura de las quebradas a loshumedales. En el humedal Guaymaral, al occidente de la Autopista Norte, el contacto entre lallanura de inundación y la terraza es mucho más marcado, especialmente en el sector norte delhumedal, con un talud abrupto que puede alcanzar los 4 m de desnivel.Figura 25. Transformaciones en el humedal Torca. Fuente: Romero V. (2002)El flujo hídrico en estos humedales va en dirección opuesta a la del resto de los cursos de la planiciede la Sabana Es posible que esta anomalía en el patrón de drenaje esté asociada a algún rasgotectónico, posiblemente asociada a la falla de Torca, que requeriría una investigación básica, cuyoalcance desborda ampliamente las dimensiones del Plan de Manejo.Guaymaral es una de las zonas de la ciudad con mayores rellenos de escombros, al punto deaparecer una unidad de relleno en el mapa geológico de la ciudad. Según el estudio deEEI/Hidromecánicas (1998), los rellenos alcanzan un espesor variable de 2 a 3 m. Se estima que un45- 50% del humedal no ha sido rellenado. Los sondeos realizados en el estudio de Romero (2002)muestran que, si bien los rellenos predominantes son de escombros, también existen basuras (Figura26).
    • Caracterización Diagnóstica 41USC Descripción4,005,006,00contacto1,002,003,00Profundidad(m)CHCHCLArcillo limoso orgánico, carmelita oscuro, humedad alta, consistencia muy blandaRelleno heterogéneo, detritos de demolición y basuras en matriz arcillo limosa orgánicade color carmelita, humedad alta, consistencia muy blandaRelleno heterogéneo orgánico con gravas, arenas, arcillas y detritos de demolición, colorcarmelita vetas amarillas, plasticidad alta.Arcilla gris azulada, consistencia blanda, plasticidad altaArcilla gris azulado verdoso, consistencia blanda, compresibilidad altaArcilla con limo gris verdoso, humedad media, consistencia blandaArcilla con limo carmelita, humedad alta, consistencia blanda, plasticidad bajaOHOHOHCHFigura 26. Perfil estratigráfico. Fuente: Romero (2002)Los sondeos realizados en el marco del estudio de Ponce de León y Asociados (2000a), muestranque los rellenos no son homogéneos y que debido a su gran espesor han penetrado en el materialsubyacente. Dentro de los rellenos también debe incluirse el material utilizado para construir eljarillón occidental, en el que se utilizaron materiales de excavación.2.3 CONCLUSIONES Y DISCUSIÓN DE PROPUESTASLa morfología de los humedales ha sido completamente alterada por la urbanización y los rellenosde materiales de excavación y escombros. Uno de los principales aspectos a tener en cuenta es elaporte de sedimentos provenientes de los cerros orientales. Según las estimaciones deEEI/Hidromecánicas (1998), el aporte de sedimentos tendría un orden de magnitud de unas 13.400ton/año. A pesar de que el canal Torca ya no está conectado directamente con el humedal, el aportede sedimentos puede ser excesivo. Existen planes de manejo para las canteras de los cerrosorientales, pero al parecer no se cumplen. Las intensas lluvias hacen cambiar de color el agua de lasquebradas y los canales que alimentan los humedales, y ponen en evidencia el importante aporte desedimentos. Un estimativo de sedimentación para el humedal Torca (Romero, 2002) indicaría un
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL42tiempo de sedimentación ligeramente inferior a los dos siglos. La propuesta de alimentar el humedalcon las aguas del canal Torca aumentaría sensiblemente la sedimentación.Las propuestas de EEI/Hidromecánicas (1998) incluyen la remoción de sedimentos contaminadosen la parte sur del humedal Torca y la parte norte del humedal Guaymaral. Se planea también creardiversidad batimétrica en los humedales, remover la vegetación dominante existente; crear unamayor diversidad de vegetación, crear espejos de agua y direccionar el flujo y adecuar islas paraincrementar la cantidad de bordes tierra/agua. Adicionalmente el proyecto de ampliación de laAutopista Norte implicaría un relleno de unos 2 m en los humedales, para elevar el nivel y evitar lasinundaciones en la vía. El estudio de Ponce de León y Asociados (2000b) prevé la construcción deciclorutas, miradores, caminos peatonales y otras obras arquitectónicas con miras a facilitar larealización de actividades de recreación pasiva en estos humedales. También se contempla laampliación de la ronda en sector noroccidental, para incluir parte de la cuenca de la quebrada ElGuaco.Estas propuestas permitirían posiblemente aumentar la sensibilidad de la comunidad hacia loshumedales, que se convertiría en un espacio directamente utilizable. No obstante, elementos comola cicloruta podrían también atraer un flujo excesivo de visitantes, con la consiguiente perturbaciónde la fauna.La recuperación a ultranza de un estado “original” no tiene mucho sentido en un medio tandinámico como el de un humedal. El estado “original” puede entenderse de muchas maneras: ¿elestado que tenían al comienzo del Holoceno, en la cultura Herrera, en la cultura Muisca, a la llegadade los conquistadores, antes de la construcción de la Autopista Norte? No tiene mucho sentidoreconstruir las formaciones Qsa1 y Qsa2. Lo que si tiene sentido es eliminar los rellenos mayores,dentro de un proyecto coherente de restauración morfológica que tenga en cuenta las posibilidadeshidrológicas reales de mantener una cierta superficie de espejo de agua con su batimetría asociada.
    • Caracterización Diagnóstica 4333.. AASSPPEECCTTOOSS FFIISSIIOOGGRRÁÁFFIICCOOSS YY EEDDAAFFOOLLÓÓGGIICCOOSSFrancisco Barranco3.1 INTRODUCCIÓNEste documento presenta de manera general la descripción de los suelos y paisajes correspondientesa los humedales de Torca y Guaymaral, de acuerdo con el barrido de información realizado yalgunas observaciones hechas en campo.Debido al tamaño reducido de los humedales frente a la pequeña escala de los estudios generalesdisponibles que cartografían los suelos por Asociaciones (Figura 27), fue necesario consultarestudios más antiguos que aportan clasificaciones taxonómicas distintas, que describen Series conun poco más de detalle; de tal forma, se presentan aquí las posibles relaciones entre esos cuerpos desuelos de acuerdo con los paisajes dominantes, quedando sujeta la taxonomía y distribuciónaproximada final a la comprobación en campo y a la interpretación aerofotográfica.Además de la descripción de los suelos y la geomorfología, se incluyen algunas consideracionessobre las coberturas, basadas en consultas de estudios previos y algunas recomendaciones demanejo hechas desde este componente en particular.Para una lectura apropiada de este documento, debe tenerse en cuenta que la fisiografía es unametodología para la descripción de paisajes más que una ciencia en sí misma y por tanto agrupadiversas categorías analíticas que tienen en cuenta diversos aspectos formadores. Los aspectosdetallados sobre comunidades de plantas y animales deben ser consultados en el componenteecológico; las diversas suposiciones respecto a las posibles obras de adecuación deben contrastarsecon la información del balance hídrico y un estudio de geotecnia que determine su viabilidad.3.2 GENERALIDADES DE LOS HUMEDALES DE TORCA Y GUAYMARALLos humedales fueron fragmentados por la Autopista Norte en 1952; sin embargo, una revisión defotografías aéreas de 1939 indica que el trazado aproximado de esta ya existía, dividiendo en dos elcuerpo de agua, asemejándose su configuración en aquella época a la actual.El área aproximada de 73 ha que se distribuye por localidades, correspondiendo 24 ha a Usaquén(Torca) y 49 ha a Suba (Guaymaral), se ubica a lo largo de la planicie inundable de Bogotáocupando una franja estrecha rodeada por un paisaje de terrazas lacustres asociadas al sistema dedepositación del río Bogotá, que corre al oriente y al norte de los humedales.Génesis de los paisajesA la altura de la academia militar San Jorge, el río Bogotá que corre en sentido nororiente- suroccidente, realiza un cambio de curso al enfrentar un plano inclinado producto del levantamientopor una posible micro falla o por abanicos múltiples de aportantes de los cerros. Después de recibirlos drenajes provenientes de los cerros orientales a alturas de la Vereda Fusca, hace un giro casi de90 grados y recorre una distancia aproximada de 8 km en sentido oriente-occidente por la planicieinundable, enmarcada entre el Club Deportivo Torca y el sector La Balsa, granja avícola Modelia.En época de fuertes lluvias periódicas, que caracterizaron el comienzo de nuestra era, conprecipitaciones más altas entre el 0 y el 400 d.C. y una época aún más húmeda entre el 800 y 1000d.C., el río Bogotá sufría rupturas de su albardón por aumento del caudal en la zona de giro abrupto,debido al ingreso de las escorrentías provenientes de los cerros de la Vereda Fusca que engrosabansu cauce aguas arriba. El eje de ruptura en ese punto apunta a la franja alargada que delimita deforma aproximada los humedales de Torca y Guaymaral.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL44En conclusión, los humedales están formados por aguas producto de rupturas del dique del ríoBogotá que afectaron zonas de terrazas lacustres, algunas de ellas con influencias de abanicos en lazona oriental. De acuerdo con el Estudio General de Suelos y Zonificación de Tierras deCundinamarca (IGAC, 2000), a dicha zona podemos asociar dos paisajes distintos con suelospertenecientes a la Asociación RLO (suelos de la planicie inundable) y RLQ (suelos de las terrazasdel río Bogotá).Figura 27. Ubicación de los humedales de Torca y Guaymaral, Córdoba y El Burro respecto a los suelos mapeadospor el Estudio General de Suelos y Zonificación de Tierras de Cundinamarca. INAC (2000)Los suelos de la Asociación RLO (Typic Endoaquepts-Aeric Endoaquepts-Thaptic Hapludands) sontípicos de las áreas más expuestas a las inundaciones, Inceptisoles de poca profundidad encharcadosen los horizontes inferiores con reacción extremadamente ácida, pero moderada saturación dealuminio, alta saturación de bases, contenidos medios a bajos de fósforo y medios a altos enmagnesio y potasio.Los Hapludands son suelos de partes bajas evolucionados a partir de cenizas volcánicas, másprofundos que los Inceptisoles, de saturación de bases baja pero altos contenidos de calcio y potasioy mayor fertilidad.
    • Caracterización Diagnóstica 45La asociación RLQ está compuesta en menor grado por suelos Aeric Endoaquepts y algunos AquicHapludands, similares a los componentes de la Asociación RLO de la planicie inundable, lo queredunda en una amplia distribución de estos últimos en la zona. Adicionalmente, es posibleencontrar en la parte norte de los humedales algunos suelos Pachic Melanudands que conforman un50% de la Asociación RLQ y Andic Dystrudepts que conforman un 20% de los suelos propios delas terrazas del río Bogotá. En el primer caso existe evolución a partir de cenizas volcánicas, en elsegundo influencia de las mismas, lo que redunda en una fertilidad moderada.Los procesos que modelaron el paisaje son de origen aluvial, aportes longitudinales de cursosprovenientes de rupturas en puntos concretos del río Bogotá y a la vez depositaciones deescorrentías y de las quebradas Aguas Calientes, Patiño y San Juan, que se abren paso hacia el ríoBogotá formando abanicos y estancándose en el extremo sur oriental de los humedales.Las quebradas que aportaban al sistema de inundación actualmente drenan hacia el canal que correparalelo a la autopista, llevando las aguas negras traídas desde Usaquén, sin brindarles laoportunidad de alimentar el humedal en tiempo seco. Algunas quebradas pasan por debajo de laAutopista y siguen su curso buscando el río Bogotá; la calidad de las aguas de esas quebradas debeser evaluada para determinar si pueden usarse para irrigar los humedales con un sistema deconexión de canales, lo cual podría ser una solución adecuada para alimentar la zona sur oriental delos humedales, teniendo como desventaja el mantenimiento continuo que este tipo de sistemarequiere.Existen algunos aportes laterales de los cerros orientales a los humedales. La zona entre los cerros ylos humedales corresponde a terrazas lacustres de relativa estabilidad en donde evolucionaronsuelos jóvenes, Inceptisoles desarrollados a partir de depósitos hidrogénicos del río Bogotá yabanicos de las quebradas mencionadas sobre las arcillas del antiguo lago pleistocénico. Esprobable que los suelos del sector pudieran recibir algunos aportes de cenizas volcánicas; estossuelos (Andic Dystrudepts) son profundos y moderadamente bien drenados, con texturas francoarenosas a arcillosas, con horizonte sepultado e inferiores gleyzados, fuertemente ácidos, capacidadde intercambio catiónico mediana a alta, mediana a baja saturación de bases, bajos en Fósforo, altosen potasio, calcio y magnesio en el primer horizonte y contenidos bajos a medios de aluminio.En cuanto a los suelos Pachic Melanudands, estos son más profundos y evolucionaron a partir deceniza volcánica, presentan buen drenaje, son muy ácidos, con alta capacidad de intercambiocatiónico, baja saturación de bases, bajos en calcio, magnesio, potasio y fósforo. Estos suelos nodeben encontrarse en el perímetro de los humedales, sino al nororiente del mismo, hacia elAeropuerto Guaymaral. A pesar de estar cartografiados también para la zona sur oriental de loshumedales, que conecta con los cerros, para esta zona parece más adecuada la taxonomía tomada deestudios más antiguos descrita más adelante.La comparación de los suelos mencionados anteriormente con los descritos por el Estudio Generalde suelos de los sectores sur y suroeste del Departamento de Cundinamarca (IGAC, 1985), permitensuponer una distribución que difiere de la mencionada sobre todo para la zona sur oriental del loshumedales. De acuerdo con este estudio los humedales y su área de influencia agrupan suelos de lasAsociaciones río Bogotá y Sopó y los pertenecientes a la Consociación Cota.La Asociación río Bogotá RN está conformada por suelos ubicados en la planicie inundable del ríoBogotá, en el área más baja de vegas, sometida constantemente a inundaciones. Estos suelos sonsuperficiales y presentan fluctuación del nivel freático y materiales parentales arcillosos. Estaasociación está formada por el conjunto río Bogotá (Tropic Fluvaquent) 70% y el Conjunto Chicú(Typic Tropaquept) 30%.Los suelos Tropic Fluvaquent evolucionaron sobre arcillas lacustres, con secuencia de horizontes A,B, Cg1 y Cg2 y se caracterizan por su epipedón ócrico gris oscuro o pardo a pardo grisáceo conmoteado abundante de color rojo amarillento a pardo fuerte; su textura es arcillosa, estructura en
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL46bloques subangulares medianos a gruesos moderadamente desarrollados; el horizonte B presentagleyzación en vetas grises y moteado rojo amarillento; es de textura arcillosa y su estructura es debloques subangulares medianos débilmente desarrollados. El horizonte C es masivo, arcilloso, grismuy oscuro a negro y se observa fuerte gleyzación. Estos suelos son ácidos, de alta capacidadcatiónica de cambio, bases totales medias a altas, calcio y magnesio altos superficialmente,contenido orgánico alto aumentando en profundidad, fósforo bajo en el horizonte A y alto en lossubyacentes.Los suelos Typic Tropaquept evolucionaron sobre materiales finos, presentan epipedón úmbrico,gris a gris oscuro con moteado rojo amarillento, estructura de bloques subangulares y prismáticabien desarrollada con tamaños medios a gruesos; presentan horizonte sepultado de 30 a 50 cm. deespesor, de color gris o negro con moteado pardo oscuro a pardo amarillento, poseen influencia deceniza volcánica apreciable en manchas de color pardo amarillento claro. El horizonte C es dearcillas de estructura masiva de color gris oscuro y moteado pardo rojizo; estos suelos son muyácidos, de bases totales altas y altos contenidos de calcio, bajos en magnesio y potasio, carbónorgánico bajo a alto, fósforo alto en el primer horizonte y medio en el resto del perfil.En conclusión, se pueden conciliar las dos clasificaciones para decir que los suelos de la planicieinundable corresponden a Entisoles de las partes más bajas mayormente influenciados por lasinundaciones e Inceptisoles de las partes bajas menos invadidas por las aguas en el pasado, algunoscon horizonte sepultado e influencia de cenizas volcánicas. La presencia de material volcánico, suposición más estable y el horizonte sepultado permiten diferenciarlos de los primeros fácilmente encampo. Estos suelos se presentan a lo largo de todo el eje que lleva las aguas de desborde delBogotá hacia los humedales, delimitando prácticamente la ronda inmediata de los humedales debidoa la desecación del mismo que deja expuestos los suelos influenciados por las depositaciones delBogotá en las temporadas más secas.La ronda del sector oriental de los humedales se encuentra en límite difuso con la Asociación SopoSG, la cual está ocupando la planicie fluviolacustre en la zona limítrofe con el cementerio Jardinesde Paz. La planicie fluviolacustre fue sepultada en algunas zonas por pequeños abanicos; tal es elcaso de las depositaciones causadas por las quebradas Aguas Calientes, Patiño y San Juan, quebajan de los cerros orientales. A diferencia de los suelos de la planicie inundable se encuentran enrégimen edáfico distinto, údico y ústico, evolucionaron a partir de material parental de arcillaslacustres. La Asociación está compuesta por los Conjuntos Sopo (Udic Haplustalf) 60%,Gachancipa (Vertic Ustropept) 30% e inclusiones (Aeric Tropaquept) 10%.El Conjunto Sopo debe ocupar las posiciones más altas y de relativa estabilidad; un Alfisol tarda almenos dos mil años en formarse, por lo cual se requiere relativa estabilidad, así que deben ubicarseen una posición media en la planicie fluviolacustre, en el tramo medio del recorrido de lasquebradas mencionadas hacia el colector paralelo a la Autopista que recoge las aguas negras deUsaquén. Estos suelos son superficiales, limitados por un Horizonte argílico, son muy arcillosos,bien drenados y de permeabilidad lenta, con un Horizonte A de 15 a 29 cm., de color pardo a pardooscuro, de textura arcillosa, un horizonte eluvial E más claro y arcilloso, un Bt formado porenriquecimiento de arcilla iluvial con argilanes claros, matriz pardo oliva y recubrimientosarcillosos negros; el horizonte C se presenta abajo de los 80 cm. con características heredadas de lasarcillas lacustres. En general, son suelos ácidos a casi neutros, de alta capacidad catiónica decambio, saturación de bases media a alta, contenidos de calcio, magnesio y potasio altos, cantidadesmedias de fósforo en el primer horizonte, disminuyendo progresivamente en el resto del perfil.Los suelos Vertic Ustropept evolucionaron sobre material parental de aluviones finos a gruesossobre arcillas lacustres de color claro, son profundos, mal drenados y muy arcillosos; presentanestructura columnar en los horizontes subyacentes y, por tratarse de Inceptisoles con característicasvérticas, son susceptibles a la formación de zurales, dado que las arcillas que los componen sonexpansivas. Estos suelos deben corresponder a la zona de configuraciones ligeramente cóncavas,
    • Caracterización Diagnóstica 47que ocupan las aguas remanentes de los explayamientos de las pequeñas quebradas provenientes delos cerros orientales, en el sector troncal del recorrido de estas hacia el río Bogotá, en lasvecindades del cuerpo de la ronda oriental de los humedales. Las aguas desbordadas de lasquebradas ante el choque con otra masa de agua en los sectores anegados por los humedales,abandonaron por exceso de carga el resto de sedimentos que transportaban, lo cual influye en lafranja granulométrica dominante del perfil; un análisis granulométrico debería permitir observaruna faja granulométrica estrecha con tamaños medios a finos.Cuando una quebrada llega al valle del colector principal se produce un cambio importante dependiente, este cambio paraliza el traslado de los sedimentos generando la depositación forzada delos mismos, los conos de deyección al igual que las napas de explayamiento son de esta clase dedepositación; un segundo nivel, de configuración abombada en el sector de Torca, debecorresponder a una napa de explayamiento.Para los suelos mencionados, es claro que la parte más estable ocupada por Alfisoles, corresponde alas partes más altas menos afectadas por las aguas y que los de características verticas se encuentranen zonas donde las aguas remanentes de los explayamientos de las quebradas se concentran o seunen a las de los humedales en el sector troncal del sistema depositacional de las aguas originadasen los cerros que drenan hacia el río Bogotá (Figura 28); sin embargo, no es clara aún ladistribución de los suelos si tenemos en cuenta que el régimen ústico citado para los inceptisolesseñalados, no concuerda con el régimen edáfico aparente de los suelos en contacto directo con loshumedales.Figura 28. Posición en el paisaje de los suelos de TorcaEl estudio de las franjas granulométricas para establecer curvas depositacionales concluiráseguramente que las aguas de explayamiento de las quebradas chocaron con otras ya acumuladas enlas zonas ocupadas por los humedales, generando depositaciones de tipo parabólico por frenajebrusco aunque con texturas finas, representando el caso típico de una napa de desbordamientos,desembocando en una cubeta con espejo de agua. Esta es la franja entre las depositaciones dedesbordamiento y las de decantación, señalando el área límite entre la cubeta y las napas de limosde desbordamiento o la zona inundable y las napas de explayamiento generalizado y, a su vez, la
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL48división entre suelos de textura más arcillosa con características vérticas y los de textura másvariada.De acuerdo a la observación preliminar, los Vertic Ustropept descritos pueden ocupar la rondaoriental de los humedales donde se aprecian zurales muy fuertes. Esta situación se reproduce en lospasos de todas las quebradas hacia la zona actualmente anegada en el límite oriental de loshumedales. La asignación del régimen edáfico y la correspondencia entre este y la posicióngeomorfológica que ocupan no fue contemplada cuando se citó en los informes deEEI/Hidromecánicas (1998) la presencia de estos suelos en las zonas de ronda de los humedales,mas bien se adjudicó la clasificación de forma generalizada sin delimitación clara.En el límite occidental de los humedales los suelos cambian al estar esta zona aislada de losprocesos activos que desencadenan las aguas que bajan de los cerros orientales y chocan con loshumedales; la franja occidental de los humedales corresponde a suelos de la Consociación Cota CT,ocupando la planicie fluviolacustre al oriente de Cota y el occidente de Suba, estos suelosevolucionaron sobre arcillas lacustres y presentan influencia de cenizas volcánicas, son profundos ybien drenados. La Consociación está compuesta por el Conjunto Cota (Typic Dystrandept) 90% yalgunas inclusiones (Aquic Dystrandept) 10%.Los Typic Dystrandept presentan horizontes sepultados, influencia de cenizas volcánicas, estructurade bloques subangulares a prismática, texturas franco arenosas a franco arcillosas y horizonte Cgleyzado de estructura masiva; son ligeramente ácidos, alta capacidad de cambio catiónico, basestotales medias a bajas, bajos en fósforo, carbón orgánico alto a muy alto. Las inclusiones de AquicDystrandept deben corresponder precisamente a los suelos presentes entre el borde occidental de loshumedales y el río Bogotá, que están sometidos a inundaciones de manera más frecuente, mientrasque aquellos más retirados en las terrazas más altas, deben corresponder a los Typic Dystrandept.En los dos casos el relieve es predominantemente plano con pendientes entre 0 y 3%.Ocupaciones humanasLa zona de terrazas con suelos más profundos es más apropiada para verificar asentamientosprehispánicos correspondientes al Muisca Temprano (800 a 1300 d.C.), en donde las lluviasestacionales más continuas, limitaban el uso de la planicie inundable para habitación, sinacondicionamientos o restricción a las zonas menos afectadas por las aguas; seguramente hacia elMuisca Tardío (1300 a 1700 d.C.) en donde la población prosperó, alcanzando gran tamaño. Estaszonas de terrazas resultaron ideales para establecer sitios de habitación, con núcleos discretos enalgunas zonas y amplias zonas de cultivo con adecuaciones de camellones y canales, estos últimosclaramente apreciables en fotografías aéreas en cercanías al Aeropuerto Guaymaral.Durante el período Herrera el área de los humedales pudo ser propicia para habitar por el flujoconstante de agua. Siendo el clima mucho más frío y seco, los humedales en crecimiento y lacercanía de los cerros como barrera natural protectora y fuente de otras materias primas, pudieronser factores a favor de ocupaciones Herrera. Sin embargo, no siempre los asentamientos humanosresponden a variables ambientales; la única forma de establecer la presencia, duración o continuidadde las ocupaciones prehispánicas, es el reconocimiento arqueológico. Lamentablemente las obras deinfraestructura como el Centro Comercial Bima y la Autopista misma, no reportaron hallazgoalguno, lo cual no es garantía para asegurar que la zona no fue ocupada por grupos prehispánicos.Ante la ausencia del componente arqueológico y de los estudios de impacto ambiental en laadjudicación de licencias de construcción de grandes obras, lo que resta en este caso es esperar aque los pequeños muestreos realizados para describir los suelos tengan la suerte de verificar unaposible ocupación prehispánica para enriquecer la historia evolutiva de los humedales.
    • Caracterización Diagnóstica 49ConclusionesLos suelos más alterados son aquellos correspondientes al separador y a los bordes de la Autopista,ya que fueron removidos o sepultados por rellenos en la construcción de la misma.En cuanto a las coberturas, en la zona del separador se pueden observar sauces, alisos, higüerillos,trompetos y sangregaos (Figura 29). Cerca al cuerpo de agua se encuentran sombrillitas de agua ylenteja de agua, en algunas zonas dominan las eneas y el junco bogotano. Al parecer la zona nortede los humedales puede estar habitada por curí; las aves están representadas por monjitas ycucaracheros. También se han reportado diversos insectos y reptiles. Esta zona norte es vecina aotros cuerpos de agua en predios privados con mayor variabilidad de aves acuáticas y con bosquesrelativamente conservados; es recomendable conectar los dos ecosistemas para motivar lacolonización de la zona norte, aunque sea como abrigo nocturno y no como zona de alimentación;la conexión debe ser transicional, ya que la mala calidad de las aguas de los humedales causaría eldeterioro del lago de aguas más limpias.Figura 29. Ronda arborizada del separador de la Autopista NorteLas aguas provenientes de las escorrentías que drenaban hacia la parte media del humedal seencuentran actualmente con la Autopista Norte sin acceso al separador, que quedó aislado delsistema, recibiendo aportes casi exclusivamente de aguas lluvias (Figura 30); no es extraño que sereporte precisamente la franja del separador como la más diversa y conservada, si consideramos quea pesar de la emisión de gases y el tránsito vehicular, esta zona ha sido objeto de trabajos continuosde recuperación de coberturas vegetales, y la calidad del agua lluvia es superior a la del aguaproveniente de acequias contaminadas de la parte sur del humedal o de las aguas del río Bogotá yaguas negras con residuos de Flores La Sabana y Bima en la parte norte de los humedales.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL50Figura 30. Cuerpo de agua aislado en el separador de la Autopista NorteEl aislamiento del separador resultó benéfico para pequeñas comunidades diversas, varias de ellasintroducidas por el programa Hojas Verdes, aunque el nivel del agua sea bajo. Es importante larecirculación en ese pequeño sistema que al parecer recibe también agua de algunos colectoresdeficientes que evacuan los excesos de agua de la autopista.Por último, basta con decir que no existen limitantes serias descritas para los suelos de estoshumedales; gracias a la urbanización escasa se han mantenido en potreros y tienen un alto potencialpara readecuarse a la vegetación natural del sistema de plano inundable.Se cita la calidad del agua que señala eutrofismo, lo cual no es nocivo para los suelos:“Los parámetros fisicoquímicos del agua fluctúan en los siguientes rangos: pH 6,3-7,6, Oxígenodisuelto <1->5 mg/l, salinidad 0,01-0,02, conductividad 0,3-0,6, turbiedad <10->1.000, demandade Oxígeno 21-146 mg/l, demanda química de Oxígeno 55-240 mg/l, bacterias <500-170.000NMP/100 ml, Fósforo 0,7-14,5 mg/l, Nitrógeno 1,7-9,3 mg/l. En resumen, los niveles de Fósforo seencuentran en exceso y al parecer son los causantes de la eutrofización. En los sedimentos, losparámetros más importantes son los siguientes: el Mercurio, Cobre y Cromo no son altos ni tienenefectos tóxicos, mientras que el Plomo y el Zinc sí lo son; el Fósforo mostró valores de 0,4% y elNitrógeno de 0,4-0,7% por lo que se considera que el nitrógeno es el nutriente limitante”(EEI/Hidromecánicas, 1998).3.3 MUESTREO DE SUELOS Y COMPROBACIONES DE CAMPOIntroducciónComo apoyo al documento de caracterización preliminar de suelos basado en informaciónproveniente de los estudios de suelos del IGAC citados en la bibliografía, se presentan aquí lascomprobaciones necesarias consistentes en la confrontación de información secundaria, con laderivada de la descripción de perfiles, que en últimas es la encargada de rebatir o confirmar lataxonomía adjudicada inicialmente y aportar datos específicos sobre las característicasfisicoquímicas de los suelos y sus alteraciones, para llegar a un mapa final que de alguna formarepresente la diversidad de los suelos y rellenos presentes en los humedales.
    • Caracterización Diagnóstica 51La descripción en campo se llevó a cabo mediante trincheras de observación georeferenciadas conprofundidad ajustada a la posibilidad de visualización según la fluctuación del nivel freático, yalgunos pozos de sondeo de 40 cm. x 40 cm. La descripción formal se orientó a la comprobación delas taxonomías en aquellas posiciones geomorfológicas distinguibles claramente en la actualidad; esdecir, plano de inundación y terrazas. Se tomaron muestras por horizonte maestro para definiralgunas características químicas y como precaución frente a la posibilidad de realizar pruebasespecializadas en el laboratorio de suelos del IGAC.Por último se acompaña este documento de un capítulo de discusión sobre el nivel freático,estableciendo su relación con la evolución de los suelos y la permanencia o fluctuación de loscuerpos de agua.Humedales Torca y GuaymaralSe definió preliminarmente que los suelos de Torca y Guaymaral se diferenciaban, debido a que losprocesos relacionados con la cercanía de los cerros orientales, aportes laterales y longitudinales delas escorrentías y quebradas, están ausentes o son menos fuertes en el costado occidental de loshumedales. Así pues, Guaymaral representa los suelos típicos del plano de inundación del ríoBogotá (encharcados buena parte del año), mientras que los suelos de Torca se caracterizan por suevolución dependiente de los patrones de sedimentación de pequeños cursos paralizados por elcuerpo de los humedales en su camino hacia el colector principal que es el río Bogotá; estos últimoscon mayor evolución característica de áreas de relativa estabilidad.Se efectuaron muestreos consistentes en descripción formal por trinchera de observación (Figura31) y confirmación de variaciones o alteraciones por pozos de sondeo de 40 x 40 cm. Acontinuación se presentan las principales conclusiones derivadas de este trabajo.Figura 31. Trinchera ToT1 en el área de napas y abanicos en el límite con Jardines de PazSuelos en Zonas de Abanicos y Napas de ExplayamientoDebido a la presencia de erosión hídrica reticular, pisoteo de ganado y tendencia a la estructuracolumnar de las arcillas, se ubicaron los suelos aledaños al cuerpo de agua en Torca como VertícUstropept; sin embargo, la medición del coeficiente de expansión de las arcillas de la zona revelóuna modificación de tamaño de apenas un 15%, insuficiente para hablar de arcillas expansivas;
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL52además, la secuencia de horizontes no permite apreciar características vérticas importantes. A suvez la descripción de horizontes maestros pudo definir la presencia de un horizonte conenriquecimiento de arcilla iluvial.La taxonomía adjudicada inicialmente para la zona de conos y napas de explayamiento (UdicHaplustalf), puede generalizarse para el costado oriental del humedal Torca, exceptuando porsupuesto, las zonas de fuertes pendientes y de coluvios de los cerros orientales. En Conclusión, losaportes continuos de las quebradas afectaron una antigua terraza lacustre; los ciclos de inundaciónbastante espaciados y épocas secas y húmedas muy marcadas permitieron que en los últimos 1500años evolucionaran estos suelos, ocupando posiciones de configuraciones abombadascorrespondientes a los frentes de depositación paralizados al contacto con el humedal (Figura 32).Figura 32. Suelos Udic Haplustalf en zonas de Explayamientos de la Quebrada PatiñoEs posible observar que el relieve ondula suavemente a partir de los cursos de las quebradas;curiosamente en el frente de depositación de aportes longitudinales de la quebrada San Juan, seobserva una acumulación de bloques erráticos subangulares muy grandes similares a losacumulados por acción de los glaciares. Al respecto se considera en principio poco probable estetipo de proceso ya que los cerros se encuentran bastante retirados, la acumulación está muylocalizada, y la altura de los cerros en esta zona no debe superar los 2900 m.s.n.m, por lo cual nodebieron formarse masas considerables de hielos capaces de transportar a tal distancia los bloques.Un pozo de sondeo realizado en la base de uno de los bloques permitió observar que no existealteración por remoción, lo cual sugiere que la acumulación es natural y que las bases de losbloques se encuentran sobre material arcilloso perteneciente al antiguo lago pleistocénico; es decir,los bloques ya estaban allí cuando los suelos evolucionaron. Realizando una progresión simétrica, sise considera que los Alfisoles son incipientes, de apenas unos 1500 años de antigüedad y suprofundidad promedio medida hasta las arcillas de origen lacustre es de 60 cm. y la diferencia debase a nivel de las rocas es de al menos 130 cm., la edad mínima estimada para la depositación delos bloques es de 6000 AP.Además de la acción de un glaciar, solo un evento diluvial o fluvio torrencial puede transportarfragmentos de este tamaño, en tal caso debe asumirse una precipitación considerable que efectuó eldesprendimiento y el transporte por un antiguo cauce que durante el cuaternario reciente se fue
    • Caracterización Diagnóstica 53rellenando, coincidiendo la depositación con el frenado final contra una masa de agua considerable.Una última explicación posible es un fallamiento que levantó esa parte dejando expuestas las rocas.El Pozo de sondeo Ps T1 muestra que los bloques penetran en el suelo mucho más allá de lasuperficie de las arcillas; si se reconoce que los suelos se formaron posteriormente a la depositaciónde los bloques, la antigüedad de esta depositación aumentaría considerablemente, hasta al menos18.000 años, época en que los cursos empezaron a labrar su cauce sobre los depósitos de arcillas delantiguo lago pleistocénico. Esto último parece menos probable.El perfil descrito en zona contigua al humedal en el borde sur oriental del cuerpo de agua de Torca,reveló suelos similares a los asociados con la acumulación de bloques descrita; a continuación sepresentan los datos asociados a este.Perfil To T1Fecha: junio 28 de 2006Ubicación en el paisaje:Plano de inundación, zona aledaña a la quebrada Aguas Calientes, costado sur oriental del cuerpode agua de TorcaCoordenadas:4º 47’ 18 N70º 23’ 50 WFigura 33. Trinchera de suelos en Torca, Vecina a Aguas Calientes (Jardines de Paz)DescripciónEl perfil ToT1 fue descrito hasta una profundidad de 60 cm. a la cual apareció el nivel freáticosobre la capa de arcillas que constituyen el horizonte Cg. El horizonte A de 22 cm. es de espesorregular, de textura franco arcillosa, color café a pardo claro y reacción extremadamente ácida (pH4,5), a continuación un horizonte E o mejor dicho un AB con enriquecimiento de arcilla depositadapor los cambios en el nivel freático. En este horizonte se encontró un fragmento cerámico (Figura34) correspondiente al tipo Guatavita desgrasante tiestos, tipo cerámico presente en el periodoMuisca Temprano y Muisca Tardío, entre el año 1000 d.C. y 1600 d.C. El fragmento fue registrado
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL54a una profundidad de 28 cm., así que probablemente se depositó allí hace al menos 800 años, esdecir en el 1200 d.C. a finales del periodo Muisca Temprano.Figura 34. Fragmento Guatavita Desgrasante Tiestos hallado a 28 cm. en ToT1La aparición de este fragmento en un contexto no alterado permite asegurar que el cuerpo de aguano ocupó permanentemente esta zona. El cuerpo de agua retrocedió a la posición actual desde elperiodo Muisca Temprano o en la transición de este hacia el Tardío. A su vez la zona con depósitosde cantos subangulares aledaña a la margen oriental de Torca delimita el espacio ocupado por elhumedal, con límite actual muy cercano al prehispánico.El horizonte Bt apenas en desarrollo permite asegurar por la ausencia de cutanes fuertes ysuperficies de deslizamiento bien definidas, que los procesos de humedad y sequedad marcada nohan ocurrido a lo largo de muchos años; tampoco se presenta compactación tan fuerte como paradefinir un clay pan o costra cementada como límite superior de este horizonte. Se trata de un Alfisolhasta ahora en formación.A pesar de la proximidad con la zona encharcada y la similitud de nivel, además de las continuasprecipitaciones este año, el nivel freático no es muy alto, se verifica a los 60 cm. y confirma elrégimen ústico de estos suelos, con temporadas de mayor humedad (Udic Haplustalf).Suelos de la planicie inundable del río BogotáEl humedal Guaymaral (Figura 35) está actualmente aislado de los procesos de aporteslongitudinales de las aguas provenientes de los cerros orientales, con excepción de una quebradaque ingresa al final del humedal. Uno de los proyectos a tener en cuenta es la posible reconexión deesta quebrada con el humedal.Figura 35. Cuerpo principal del humedal Guaymaral
    • Caracterización Diagnóstica 55De acuerdo con el recorrido de campo la mayoría del área está cubierta por rellenos consistentes endesechos de construcción. Los continuos aportes de estos rellenos y las obras de remoción paracreación de canales de irrigación o drenaje, permiten apreciar hasta tres niveles (Figura 36), elprimero correspondiente al plano de inundación ocupado por el cuerpo de agua actual, un segundonivel de transición de área reducida en forma de franja estrecha en zonas de talud suave y un tercernivel correspondiente a rellenos con o sin aplanamiento.Figura 36. Diferenciación de niveles cerca al cuerpo principal del humedal GuaymaralLa zona más alterada por los rellenos corresponde a la ubicada al sur de la vía hacia el aeropuertoGuaymaral, cerca de la entrada del centro Comercial Bima (Figura 37). Se realizó en la zonacercana al cuerpo de agua un sondeo de 40cmx 40cm determinando que el relleno es uniforme ysupera los 40 cm. de profundidad en el área muestreada.Figura 37. Acumulaciones de desechos de construcción al occidente de Bima
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL56Perfil PS G1Fecha: junio 24 de 2006Ubicación:Realizado a 2 m del área encharcada, en posición de terraza en transición a talud poco pronunciado.Figura 38. Alteraciones de texturas arenosas sobre arcillas grisesrelativamente permeablesDescripciónEl sondeo de 40 cm. x 40 cm. llegó a una profundidad de 42 cm. en donde se encontró con elcontacto lítico de areniscas y desechos de construcción. Esta obstrucción proporcionó un sustratoarenoso Cr sobre el cual evolucionan suelos muy jóvenes. El horizonte A presenta actividadbiológica pobre y estructura muy débil; por tratarse de rellenos de profundidad promedio de 50 cm.y de materiales gruesos, el drenaje es medio a rápido y el nivel freático debe encontrarse muy pordebajo, a nivel con el cuerpo del humedal, es decir a unos 20 cm. por debajo de esta capa demateriales gruesos.Al sur oeste de está posición el relleno persiste presentando transiciones al parecer naturales detalud suaves (Figura 39); sin embargo, estas se encuentran también afectadas, aunque en menorescala por los rellenos de material de construcción.Figura 39. Transiciones de talud a terraza baja por relleno en el borde norte de Guaymaral
    • Caracterización Diagnóstica 57Perfil PS G2Fecha: junio 24 de 2006Ubicación:En Talud progresivo de 10 grados, a 1 m del cuerpo de agua.Figura 40. Pozo de Sondeo en zona de Talud progresivo humedal GuaymaralDescripciónLa secuencia observada muestra un horizonte AP alterado por fragmentos de arenisca y ladrillo, unhorizonte B con menor alteración y un Cg gleyzado y con una película de agua registrada a los 49cm. de profundidad.En las áreas que pueden considerarse a nivel con el cuerpo de agua, o zonas de borde (Figura 41),los suelos son de baja evolución y a pesar de no observarse acumulaciones en superficie, fue posiblecomprobar que también se encuentran afectadas por desechos de construcción y probablementeestos afectaron también la zona encharcada favoreciendo la terrarización.Figura 41. Cuerpo en desecación a nivel con coberturas de kikuyo sobre suelos removidos
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL58Perfil Ps G3Fecha: junio 24 de 2006Ubicación:A 50cm de la zona encharcada, en relieve plano con pendiente de 1%.Figura 42. Suelos alterados hasta los 50 cm., con nivel freático a los 45 cm.DescripciónEn este pozo de sondeo de 40 cm. x 40 cm. se aprecia claramente la alteración por fragmentos deladrillo, afectando el horizonte superficial; a 45 cm. de profundidad encontramos el nivel freático,lo que permite deducir que en esta zona más que un cuerpo de agua se tiene un área palustre quefluctúa estacionalmente sin una capacidad de almacenamiento muy grande. La película de agua essuperficial y se seca constantemente por el drenaje efectuado para los cultivos aledaños.Finalmente se pueden apreciar rellenos aplanados por encima de la cota de nivel del centrocomercial Bima (Figura 43). Estos rellenos ocupan un área considerada por fuera de los linderos delhumedal y su uso es el pastoreo ocasional. Probablemente los terrenos pertenezcan a lospropietarios de Bima y no se conoce su proyección a futuro. Revisten importancia porque por suposición entre el humedal y Bima constituyen una zona de amortiguación importante que podríaalbergar un bosque que conecte a los cuerpos de agua.Figura 43. Predio levantado con rellenos aplanados frente a Bima (zona de amortiguación)Las coberturas terrestres observadas se restringen casi en su totalidad al Kikuyo y las Acacias,aunque hay algunos árboles nativos sembrados con el apoyo de estudiantes y la comunidad; deacuerdo con las adecuaciones morfológicas deben presentarse unas posibles zonas distantes del
    • Caracterización Diagnóstica 59cuerpo de agua para reintroducción de especies nativas, árboles y arbustos, que permitan mayorasimilación de los escombros y aumenten la actividad biológica en el suelo, la cual es muy pobre.Remoción de tierrasDe acuerdo con la caracterización presentada inicialmente y basándonos en la comprobación decampo y fotografías aéreas, los rellenos en Guaymaral son generalizados, se extienden casihomogéneamente hasta las zonas de borde y forman taludes suaves o terrazas altas en las áreascircundadas por zanjas o canales. La extensión de estos rellenos y su composición (cascajo en sumayoría) permiten adelantar que una remoción a gran escala es prácticamente imposible einnecesaria. De los humedales incluidos en este estudio, Torca y Guaymaral son los que presentantaludes más suaves y más acordes con la configuración original; a su vez los suelos no han sidoafectados por basuras y sus propiedades fisicoquímicas no son tan malas, por lo cual las remocionesde tierra que se sugerirán en la formulación de proyectos, estarán encaminadas inicialmente aestablecer la reconexión con cuerpos de agua aislados y a mejorar la profundidad de algunas zonasanegadas recientemente por la comunidad. Se considera también necesaria la remoción desedimentos y basuras en algunos puntos (Figura 44).Figura 44. Obstrucción por basuras en el límite con la UDCA y la Autopista NorteTambién es necesario rediseñar algunos diques, rellenar acequias que trasladan agua de loshumedales hacia zonas de cultivo y reforzar estructuras existentes para aislar momentáneamente losdesperdicios generados por la producción de gallinaza (Figura 45) y los posibles químicosdepositados por la fumigación de cultivos de flores.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL60Figura 45. Pequeño dique separando canal contaminado con gallinaza y el humedalLa distribución de suelos y alteraciones se presentarán en el documento de zonificación de estecomponente, con una fotointerpretación que señala las áreas prioritarias de intervención, mostrandoa su vez la ubicación de los muestreos realizados, sumados a los elaborados por hidromecánicas consu respectiva información. El documento de zonificación de paisajes incluirá los proyectospropuestos desde este componente para restauración y reconexión de paisajes.
    • Caracterización Diagnóstica 6144.. AASSPPEECCTTOOSS HHIIDDRROOLLÓÓGGIICCOOSSMiguel Ángel Bettin, Marlown Alcaraz, Arturo Benítez y Freddy Florez4.1 CARACTERIZACIÓN DE LA CUENCA AFERENTE Y SUS TRIBUTARIOSLos humedales de Torca y Guaymaral comprenden un área de drenaje estimada en 32,3 km2(Figura46). A pesar de la división producida por la Autopista Norte, los dos sectores que lo conformancontinúan interactuando hidráulicamente a través de estructuras de paso como alcantarillas.Actualmente los humedales de Torca y Guaymaral se encuentra en su mayoría inmerso en zonasverdes y no construidas que permiten su adecuación; sin embargo, la función de amortiguamientode crecientes no la puede cumplir debido a que se encuentra terrificado por la alta carga desedimentos y por el exceso de nutrientes que contienen las aguas residuales que recibeprincipalmente a través del canal Torca.Los cerros orientales y zonas de pastos comprenden la cuenca de drenaje de los humedales, asícomo el canal Torca que drena una parte importante de la zona urbanizada del noreste de Bogotá.A pesar de que los humedales administrativamente son considerados un solo cuerpo y el Plan deManejo Ambiental PMA se hace para un solo humedal, la división física que significa la AutopistaNorte hace que en algunos apartados de este documento, se haga referencia al humedal Torca y alhumedal Guaymaral como dos ecosistemas diferentes.Figura 46. Área de drenaje de los humedales de Torca y Guaymaral (Tomado de Ponce de León y Asociados, 2002a)
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL62☺Figura 47. Entradas y estructuras de salida del humedal TorcaEntradas al humedal TorcaCanal TorcaEl canal Torca es una estructura revestida en concreto con una longitud total de 4,1 km, que drenade sur a norte entre la calle 170 y el cementerio Jardines de Paz (calle 200), siendo este último elpunto de entrega al humedal (Figura 48).Las aguas lluvias transportadas por el canal Torca son entregadas al humedal Torca, se diseñó parafuncionar como laguna de amortiguación, sin embargo la alta carga de sedimentos y materiaorgánica que transporta ha colmatado la capacidad de almacenamiento del humedal; posteriormentese comunica con el humedal Guaymaral por debajo de la Autopista Norte por medio de unaalcantarilla cajón compuesta por dos secciones de 2,05 x 1,3 m (en la salida) y finalmente, a travésdel canal Guaymaral, hace su vertimiento al río Bogotá.Figura 48. Entrega del canal Torca al humedalQuebrada Aguas CalientesEsta quebrada drena en su mayor parte en sentido este-oeste, originándose en los cerros orientalesdel sector, para luego entregar en la parte sur del humedal Torca. Esta quebrada atraviesa elcementerio Jardines de Paz, recogiendo las aguas lluvias de la zona y encontrándose canalizada enalgunos tramos.
    • Caracterización Diagnóstica 63Quebrada PatiñoEsta quebrada recoge las aguas lluvias de los cerros orientales, drenando en sentido este-oeste paraluego entregar en el costado este del humedal Torca (Figura 49).Figura 49. Quebrada PatiñoQuebrada San JuanEsta quebrada recoge las aguas lluvias de los cerros orientales y entrega directamente en el humedalTorca por el norte (Figura 50). Esta quebrada se encuentra en inmediaciones de la alcantarilla de lacalle 222 que comunica al humedal Torca con el Guaymaral.Figura 50. Quebrada San JuanEstructuras de salida del humedal TorcaEl humedal Torca cuenta con tres estructuras de salida que permiten transitar los flujos de estehumedal hacia el humedal Guaymaral:Alcantarilla Inmediaciones del Cementerio Jardines de PazLa localización de esta estructura se muestra en la figura 51 con el código E1. Esta estructura seencuentra actualmente colmatada y tiene un ancho aproximado de 8,60 m.Esta estructura opera como una estructura de emergencia, para el control de crecientes en el canalTorca, llevando sus aguas al canal que se encuentra contiguo al cementerio jardines de paz.A continuación se presentan las dimensiones correspondientes a esta estructura:
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL64Figura 51. Dimensiones Alcantarilla contigua al Cementerio Jardines de Paz (Estructura E1)Alcantarilla Contigua a CafamEsta estructura, que atraviesa la Autopista Norte, se encuentra localizada en inmediaciones delCentro Recreativo Cafam (¡Error! No se encuentra el origen de la referencia. y ¡Error! No seencuentra el origen de la referencia.). Consiste en una estructura de alcantarilla cajón quecomunica al humedal Torca con el Guaymaral. Con la identificación E2 en la figura 54 se muestrasu localización.Figura 52. Estructura de entrada a la alcantarilla contiguaa CafamFigura 53. Paso del humedal Torca al Guaymaral eninmediaciones de Cafam (salida)Esta estructura, a diferencia de las otras estructuras de salida, aunque se encuentra colmatada porsedimentos y basuras, ofrece un funcionamiento aceptable, ya que el nivel normal de lámina deagua es bajo, haciendo prever que ante el aumento del nivel del agua por las crecientes, estaestructura pueda controlarlo.A continuación se presentan las dimensiones de esta estructura:
    • Caracterización Diagnóstica 65Figura 54. Dimensiones del Box de la calle 200Alcantarilla calle 222Esta estructura se encuentra localizada en la calle 222 (¡Error! No se encuentra el origen de lareferencia. y ¡Error! No se encuentra el origen de la referencia.). Consiste en una alcantarilla dedos celdas de aproximadamente 5,75m de ancho, la cual atraviesa la Autopista Norte. Como sepuede observar en la ¡Error! No se encuentra el origen de la referencia., este Box culvert aunqueopera a superficie libre, la altura de la lámina de agua es demasiado alta, haciendo que en las épocasde mayores precipitaciones esta estructura opere de manera sumergida, la cual es una condiciónpoco recomendable para el funcionamientos de esta. Además de lo anterior, en este box se presentacolmatación por la presencia de distintos materiales de relleno, como por ejemplo basuras,prevenientes del canal Torca y de la quebrada San Juan.Figura 55. Entrada a la alcantarilla calle 222(Humedal Torca)Figura 56. Salida de la alcantarilla calle 222(Humedal Guaymaral)A continuación se presentan las dimensiones de esta estructura:Figura 57. Dimensiones del Box Culvert de la calle 222Entradas al humedal GuaymaralSeparador centralEn el separador central de la Autopista Norte existe un canal que recoge las aguas lluvias de unsector de la Autopista, el cual se encuentra localizado entre los humedales de Torca y Guaymaral. A
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL66la altura de la calle 222 se construyó una estructura que recoge las aguas del canal intermedio através de una bomba que vierte las aguas en la estructura de paso E3 que se muestra en la figura 58.Figura 58. Bomba en el separador central de la Autopista NorteQuebrada El GuacoEsta quebrada (¡Error! No se encuentra el origen de la referencia.), que drena en sentido oeste-este se encuentra localizada al noroccidente del humedal Guaymaral, vierte directamente sus aguassobre el mismo (¡Error! No se encuentra el origen de la referencia.) y es utilizada como sistemade abastecimiento para la irrigación de cultivos en las tierras aledañas.Figura 59. Quebrada el Guaco Figura 60. Entrada de la quebrada el Guaco al humedalde GuaymaralSalida del humedal Guaymaral-canal GuaymaralEl humedal Guaymaral escurre en sentido sur-norte, recogiendo principalmente las aguas pluvialesdel sector y del humedal de Torca, para luego entregar al canal Guaymaral y finalmente tributar alrío Bogotá. El punto de entrega del humedal se encuentra localizado sobre el puente la Balsa, elcual comunica con el Aeropuerto Guaymaral.
    • Caracterización Diagnóstica 67Figura 61. Entrega del humedal Guaymaral al canalGuaymaralFigura 62. Inicio del canal Guaymaral (sobre la vía alAeropuerto Guaymaral)4.2 BALANCE HÍDRICOA continuación se mencionan y describen los principales estudios hidroclimatológicos realizados alos humedales de Torca y Guaymaral:Estudio realizado por Consorcio Gómez Cajiao y Asociados – Montgomery WatsonEn el año de 1993 se realizó el estudio titulado “Plan Maestro de Alcantarillado – Proyecto BogotáV. Troncal Torca”, por parte del Consorcio Gómez Cajiao Y Asociados – Montgomery Watson.Su alcance contempló el diseño y entrega de planos de licitación del canal e interceptores Torca ydel Interceptor Río Bogotá I.R.B.De este estudio se mencionan los principales aspectos:- Las características de la precipitación máxima en la ciudad de Bogotá, requeridas para lostrabajos hidrológicos se tomaron de los estudios efectuados por el Consorcio Hidroestudios -Black and Veatch de 1985.- La metodología para la determinación de caudales de drenaje de aguas lluvias, a partir de losregistros de precipitaciones máximas, consistió en calibrar hidrogramas unitarios de tipotriangular para subcuencas típicas de la zona mediante el modelo ILLUDAS.- Se calculó para el humedal Torca el nivel máximo generado con la creciente de periodo deretorno de 100 años. Así mismo, se calcularon caudales máximos instantáneos en este cuerpode agua de 127, 102 y 87 m3/s producidos por lluvias de 9 h de duración para periodos deretorno de 100, 25 y 10 años, respectivamente. Los estudios indicaron asimismo, que estehumedal provee una amortiguación a la creciente con periodo de retorno de 100 años de 127 a76 m3/s y un nivel máximo instantáneo en este cuerpo de agua de 2580.0 m.s.n.m. Por otrolado, se halló que el humedal Torca provee una amortiguación a la creciente con periodo deretorno de 25 años de 102 a 65 m3/s y un nivel máximo instantáneo en este cuerpo de agua de2579.2 msnm. Finalmente, se calculó que provee una amortiguación a la creciente conperiodo de retorno de 10 años de 87 a 57 m3/s y un nivel máximo instantáneo en este cuerpode agua de 2578.9 msnm.El área de drenaje estimada para la cuenca del canal Guaymaral es de 5.500 ha, y se calcularoncaudales máximos instantáneos al final de su recorrido de 95, 80 y 70 m3/s, respectivamente paraperiodos de retorno de 100, 25 y 10 años. La longitud calculada del canal Guaymaral es de 4.2 km.Se debe destacar que en estos estudios las crecientes no fueron transitadas a través del humedalGuaymaral pues éste no fue considerado en el sistema de drenaje.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL68Estudio realizado por Consorcio CEI – ESSEREEntre 1997 y 1998, el Consorcio CEI – ESSERE realizó para la EAAB, la “Actualización, Revisión,Complementación o Ejecución de los Diseños de Colectores, Interceptores, Redes y Bombeos delSistema de Alcantarillado”, en el cual uno de los objetos contractuales del estudio fue el diseño delsistema Torca, el cual comprende el canal Torca.En este proyecto, se actualizaron los estudios hidrológicos de la cuenca que drena hacia el humedalTorca, incluyendo en su totalidad las áreas de drenaje y los patrones de lluvia de la ciudad,definidos en el “Estudio para el Análisis y Caracterización de Tormentas en la Sabana de Bogotá”,realizado en el año de 1995 por I.R.H Ltda. El consorcio CEI-ESSERE determinó los parámetroshidrológicos de cada subcuenca, con base en la información generada por Gómez Cajiao en 1993.En el tránsito del hidrograma a través del humedal se empleo la información topográfica generadapor Gómez Cajiao en 1993, según la cual el volumen máximo de almacenamiento en el humedal es550.000 m3, correspondiente a un área de 25 ha.Estudio realizado por Consorcio ECOLOGY & ENVIRONMENT INC.–HIDROMECÁNICAS LTDAEn el año de 1997, la EAAB suscribió un contrato con el Consorcio ECOLOGY &ENVIRONMENT INC. –HIDROMECÁNICAS LTDA, para elaborar el “Plan de ManejoAmbiental del humedal de Torca”.Para el cálculo de las precipitaciones de diseño se basó en el “Estudio Para el Análisis yCaracterización de Tormentas en la Sabana de Bogotá” realizado por la firma IRH Ltda, en 1995;para lo cual se tomó una duración de tormenta de 3 horas, y mediante isolíneas de duración elípticasse determinó la distribución espacial de la precipitación. Para el cálculo de la precipitación efectivase utilizó el modelo de la Curva Número del “Soil Conservation Service”, donde se tienen en cuentaparámetros como cobertura vegetal, usos del suelo y permeabilidad del terreno.Este consorcio estimó un caudal máximo instantáneo de 137m³/s para la creciente de los 100 años,el cual al ser transitado se reduce a 44 m³/s en la cota 2.550.12 m con un volumen dealmacenamiento de 473.000 m³.Las conclusiones del estudio fueron (citado por Romero vega, 2001):- “Permitir el ingreso directo del canal Torca sobre el humedal de acuerdo con los diseñosfinales del troncal de Torca”; esta obra ya se encuentra construida y está en funcionamiento.- Igualmente recomienda extraer del humedal los sedimentos contaminados en un volumenaproximado de 110.000 m³ y construir un sistema primario de tratamiento consistente en doscanales paralelos cada uno con rejilla de retención de basuras, un sedimentador y un accesoque permita la limpieza del sistema.Estudio realizado por HidrotecEn el año 1998 la firma Hidrotec Ltda. entregó a la EAAB – ESP, el informe del contrato cuyoobjeto era "Diseños Conceptuales de los Sistemas de Alcantarillado Sanitario y Pluvial del SectorBorde Norte”, del cual se citan los siguientes aspectos relevantes:- La estimación de los caudales máximos instantáneos del alcantarillado pluvial se basó en lafórmula racional. Adicionalmente, la intensidad de precipitación se obtuvo a partir delEstudio para el Análisis de Caracterización de Tormentas en la Sabana de Bogotá,desarrollado por la firma Ingeniería y Recursos Hidráulicos, IRH Ltda.
    • Caracterización Diagnóstica 69- Trataron los humedales de Torca y Guaymaral como un sólo sistema debido a que éstosinteractúan hidráulicamente entre si, por lo cual se obtuvo que para la creciente de los 100años (periodo de retorno) la máxima elevación del humedal de Torca alcanzaría la cota2579.98m (2550.12m IGAC) con un caudal pico de 137 m³/s de entrada que seríaamortiguado a 44 m³/s con un almacenamiento de 473.000 m³. En cuanto al humedalGuaymaral establece que para los 100 años de recurrencia, el caudal máximo seríaamortiguado de 57 m³/s a 55 m³/s con una máxima elevación de 2576.10 m (2546.24 mIGAC) y un volumen de almacenamiento de 51.000 m³.Estudio realizado por Ponce de León y Asociados S.A.En el año 2000, la EAAB contrató con la firma PONCE DE LEÓN Y ASOCIADOS S.A. la“Elaboración del Diseño Detallado Para la Construcción del Sistema Pluvial del canal y humedalGuaymaral de la localidad de Suba, y el Diseño Detallado del Interceptor Izquierdo ChucuaCementerios – Interceptor Boyacá Oriental e Interceptor Boyacá Occidental; el diseño del sistemaGuaymaral”. Como parte de la revisión hidrológica, esta firma estudió la cuenca de drenajecorrespondiente, en la cual está contenido el sistema Torca. Para el análisis, Ponce de León tomólos datos del estudio realizado por CEI – ESSERE y con el programa HEC-1 modeló elcomportamiento de la escorrentía y al ser los mismos datos, el hidrograma obtenido a la entrada delhumedal Torca resultante fue el mismo que obtuvo CEI-ESSERE.Para el cálculo de caudales máximos instantáneos de diseño para el sistema Guaymaral, PDLcontinuó con la metodología propuesta por el CEI – ESSERE; y para el tránsito de la creciente porel humedal de Torca, utilizó la misma información topográfica usada por el consorcio CEI –ESSERE que a su vez corresponde al levantamiento realizado por Gómez Cajiao en 1993.Las conclusiones de este estudio con respecto al análisis hidrológico son:- Para el humedal Torca se determinaron, para lluvias de 10 y 100 años, caudales máximosinstantáneos de salida de 11.6 y 15.5 m3/s y niveles máximos instantáneos en el humedal de2578.24 y 2579.80 m.s.n.m. Los valores de estas variables para el periodo de retorno de 100años corresponden a los de diseño del humedal. Por otro lado, el volumen total de lascrecientes para los periodos de retorno mencionados de 10 y 100 años, es respectivamenteigual a 425000 y 805000 m3, para una duración del evento de creciente de 7.4 h, lo queequivale a una precipitación efectiva de 13 y 25 mm.- Para el sistema Guaymaral se determinaron, respectivamente para periodos de retorno de lalluvia de 10 y 100 años, niveles máximos instantáneos en el humedal de 2576.57 y 2577.62m.s.n.m. Los valores de estas variables para el periodo de retorno de 100 años corresponden alos de diseño del humedal. Por otro lado, el volumen total de las crecientes para los periodosde retorno mencionados de 10 y 100 años, es respectivamente igual a 284.700 y 569.900 m3para una duración de la creciente de 7.4 h.Estudio realizado por Elías Romero VegaEn el año 2001, la EAAB celebró un contrato con Elías Romero Vega, cuyo objeto fue la“Elaboración de los diseños detallados para la adecuación hidráulica y restauración ecológica delhumedal Torca”. El análisis hidrológico se realizó tomando la cuenca correspondiente al humedalTorca la cual abarca un área de 32.27 km2, que se divide en 34 subcuencas para facilitar su estudio.Algunas conclusiones del análisis hidrológico extraídas del estudio son:- Volumen necesario para amortiguar la creciente de 100 años, 893.830 m³.- Capacidad actual del humedal 558.881 m³.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL70- Volumen a dragar en el humedal 334.949 m³.- Con los ajustes topográficos y con las curvas de capacidad del humedal para la nuevacondición de dragado, se realizó un nuevo y definitivo tránsito de caudales y se determinó elnivel de inundación para la creciente de los 100 años en la cota 2.549.35 m.s.n.m., con unalámina máxima de agua de 4.35m- La longitud del humedal en la dirección más larga, sur–norte, es aproximadamente 1.6 km, lacual se considera suficiente para el desarrollo de un pequeño oleaje.El balance hídrico está incluido dentro del capítulo 2 del Documento. En este estudio se aplicó laecuación de continuidad para determinar el balance hídrico del humedal Torca. Se igualó elvolumen de lluvia que cae directamente sobre el humedal al volumen de agua que escurre hacia elhumedal, más la evapotranspiración real y el almacenamiento en el vaso del humedal. El flujosubterráneo se despreció sustentado en los análisis geotécnicos realizados dentro del mismo estudio.En este estudio se determinó que evacuar las aguas negras del humedal no representan riesgo dedéficit hídrico en él, ya que de acuerdo con los resultados del Balance Hídrico realizado para un añocrítico (mínima precipitación - máxima evaporación), el mayor descenso estimado de nivel que sepresentaría en el humedal es de 54cm; en condiciones normales para los periodos secos del añotípico, el descenso será del orden de 15cm.Mes Ene Feb Mar Abril May Jun Jul Ago Sep Oct Nov DicDéficit 0,00 -0.06 -0.16 -0.04 -0.13 0.00 -0.03 -0.10 -0.23 -0.34 -0.46 -0.54Teniendo en cuenta la información de estudios anteriores y la información del Balance hídricorealizado por Elías Romero Vega, es de mencionar que este último solamente consideró porentradas al humedal: la precipitación directa; obviándose los aportes de las quebradas tributarias ydel canal Torca, además no se tuvo en cuenta el área de desarrollo con sus respectivos niveles y lahidrogeoconformación del humedal como volúmenes de almacenamiento.Actualmente para la realización del balance hídrico se requiere información detallada, tal como: latopografía actualizada de la zona de los humedales de Torca y Guaymaral y su cuenca aferente, yaque ésta no ha sido actualizada o no ha sido realizada. Además, debido a que actualmente lainteracción hídrica del humedal y su cuenca representan una configuración muy compleja queinfluye de gran manera en el comportamiento hídrico de los dos humedales.Es de mencionar que algunas condiciones del terreno obstaculizan el paso del agua a la zona delhumedal, y en otras zonas se presenta la interacción de entradas y salidas de agua provenientes dediferentes lugares, esta complejidad requiere ser estudiada y establecida cualitativa ycuantitativamente. También es necesario conocer la dinámica hídrica del humedal Guaymaral, yaque como se mencionó antes, su comportamiento hídrico es complejo y mas teniendo en cuenta suinteracción con el humedal Torca y la regulación que puede ocasionar al flujo de su cuencatributaria.Para determinar el balance hídrico es absolutamente necesario medir los caudales de entrada a loshumedales provenientes de las quebradas y canales tributarios como: Aguas Calientes, Patiño, SanJuan y el canal torca para el caso del humedal Torca. Para el caso de Guaymaral las entradascorresponden a la quebrada el Guaco, el Separador Central de la Autopista Norte y el canal Torca.Actualmente no se cuenta con esta información.Finalmente, es de mencionar que para mantener una condición de humedal, el área debe mantenerunos niveles mínimos requeridos, por lo cual es indispensable junto con el conocimiento de latopografía del terreno conocer y disponer de la información hidroclimatológica del sector. Así de
    • Caracterización Diagnóstica 71esta forma se podrán tomar decisiones fehacientes que garanticen la potenciación y protección delos humedales de Torca y Guaymaral.4.3 LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS Y SU INTERACCIÓN CON LOS HUMEDALESCesar RodríguezCon el fin de identificar la posible interacción de los humedales con los acuíferos existentes en elsubsuelo del Distrito Capital, se hizo un estudio de aguas subterráneas, con los siguientes objetivos• Identificar la presencia de rocas permeables e impermeables, investigar su distribución lateraly en profundidad y su interrelación con los humedales• Investigar la incidencia de los humedales en las aguas subterráneas, en los acuíferosprincipales.• Aportar criterios para evaluar los impactos ambientales del proyecto.• Elaborar el perfil de un proyecto de investigación tendiente a establecer el impacto de loshumedales en el agua subterránea.Información analizadaPara evaluar los efectos de los humedales sobre las aguas subterráneas, se hizo un análisis yevaluación general de la información geológica disponible, a nivel regional. Para desarrollar elmodelo geológico básico, se aprovechó el mapa geológico disponible en los archivos del DAMA(elaborado en 1999)Se hizo un reconocimiento de campo y se realizó una caracterización hidrogeológica de lasformaciones geológicas presentes en la Sabana de Bogotá, de tal forma que permitiera establecer larelación existente entre los humedales y los principales acuíferos captados a nivel regional, en elDistrito Capital.Como resultado de tales evaluaciones se elaboró un mapa hidrogeológico y se desarrolló un modelohidrogeológico conceptual regional.Geología y geomorfología regionalLa caracterización hidrogeológica realizada en el presente estudio, se basó en el procesamiento ycorrelación de información geológica regional, disponible (información secundaria),particularmente la presentada dentro del estudio disponible en el DAMA (1999).El área de estudio reposa sobre la llamada sabana de Bogotá constituida por depósitos de origenfluvio-lacustre. Este potente espesor de sedimentos se depositó sobre un paleo-relieve muy irregularque condicionó su morfología actual, la cual presenta una zona semiplana principal, flanqueada porramales montañosos.Estos ramales montañosos limitan parte del área de estudio hacia el oriente, en donde nacen losvalles de los ríos Tunjuelo, Fucha, Salitre, y otros cauces menores que fluyen hacia el río Bogotá.La mayor parte de los humedales están asociados con los cauces superficiales.Los ramales montañosos se caracterizan por presentar formas alargadas de fuerte pendientes condesarrollo de una vegetación boscosa. Están constituidos en mayor proporción por rocas cretáceaspertenecientes al Grupo Guadalupe con predominio de capas de areniscas poco compactas a muyduras, interestratificadas con delgadas capas de liditas y muy fracturadas, debido al intensofallamiento y en menor proporción por rocas terciarias con granulometría fina a muy fina.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL72La región plana, conocida propiamente como Sabana de Bogotá, está conformada por sedimentoscuaternarios de granulometría fina, moldeada por surcos poco profundos de las corrientessuperficiales. Esta topografía plana con frecuencia se observa abruptamente cortada por pequeñaselevaciones o colinas recostadas al pie de los ramales montañosos, especialmente hacia los cerrosOrientales y Occidentales, con desarrollo de una granulometría más gruesa. En general, en toda estamorfología se desarrolla una vegetación de pastos cortos y arbustivos sobre una gruesa capa desuelos franco-arcillosos.La constitución litológica y el predominio de la porosidad secundaria por fracturamiento en elrelieve de los ramales montañosos, convierten a estas geoformas en áreas de recarga de losacuíferos profundos que subyacen la región semiplana de la Sabana.Caracterización hidrogeológica de las rocasCon base en la información geológica, se hizo una caracterización de las formaciones geológicasexistentes a nivel regional, desde el punto de vista de su capacidad para almacenar y permitir elflujo de agua subterránea, con el fin de identificar la presencia de acuíferos y diferenciarlos de lasrocas impermeables, la cual se describe a continuación.En el mapa geológico (Figura 63) se puede observar la presencia y distribución de las principalesunidades geológicas presentes en el área de influencia de los humedales.Cuaternario aluvial QalFueron originados por las corrientes superficiales principales, los cuales en el caso de los ríosBogotá y Tunjuelito están enmascarados por los depósitos de inundación. En general estáncompuestos por arenas y gravas finas y por arcillas y limos. Según su composición, puedenconstituir acuíferos, de porosidad primaria cuando constan de arenas y gravas, o pueden seracuitardos, en los sectores constituidos por arcillas o limos. La mayor parte de los humedales estánasociados con el cuaternario aluvial.Formación Sabana QsConstituido por lentes de arenas (y gravas en menor proporción), dispuestas en niveles lenticulares,de espesor variable, generalmente aislados dentro de limos y arcillas depositadas en el rellenofluvio-lacustre. Los lentes de arenas (y gravas), conforman niveles acuíferos de porosidad primaria.Tales lentes se hallan generalmente a varios metros (o decenas de metros de profundidad.)Coluviones QcSe encuentran en el piedemonte de la cordillera en la margen oriental de la Sabana de Bogotá.Compuesto por gravas y cantos en matriz arenosa. Constituyen acuíferos locales, de porosidadprimaria y muy limitados en espesor y extensión lateral.Formación Regadera TsrFormación constituida principalmente por areniscas friables de grano grueso a medio, coloramarillo, con intercalaciones de arcillolitas abigarradas. Es un acuífero de porosidad primaria.Formación Cacho TpcCompuesta por arenisca cuarzosa de grano medio, gris claro a gris naranja. Estratificación cruzadacomún, localmente presenta capas inter estratificadas de conglomerados con cantos de cuarzo deveta. Localmente hay dos miembros de areniscas separadas por una capa de arcillolitas limosas.Esta unidad constituye un acuífero de porosidad primaria y secundaria, (porosidad generadadespués de la existencia de la roca), en aquellas zonas en donde, por efecto de tectonismo, seencuentra fuertemente fracturada.
    • Caracterización Diagnóstica 73Formación Guaduas TKgConstituida por arcillolitas, grises abigarradas con intercalaciones de limolitas, areniscas y algunascapas de carbón. Se ha caracterizado, en su conjunto a nivel regional, como un acuitardo, aunquepude tener niveles delgados de areniscas.Grupo GuadalupeEste grupo está conformado por tres formaciones a saber.• Formación Arenisca Tierna y de Labor: Ksglt.) Constituida en la base por areniscascuarzosas, de grano fino a medio, en la parte media abundan las lodolitas y liditas, en techoestá formado por areniscas de grano medio, grueso y conglomerático. Estos niveles deareniscas constituyen un acuífero de porosidad primaria y secundaria.• Formación Plaeners: (Ksgp.) Constituida por liditas, limolitas y arcillolitas, conintercalaciones de areniscas de grano grueso a fino, con fracturamiento romboédrico. Esconsiderado como un acuífero de porosidad secundaria.• Formación Arenisca Dura (Ksgd.) Compuesta por areniscas finas a medias, cemento silíceo,con fracturamiento concoideo. Acuífero de porosidad secundaria.Guadalupe inferior KsgiCompuesta por lutitas y limolitas silíceas intercalada con areniscas cuarzosas de color gris y en laparte inferior constituida por areniscas. A nivel regional, se ha caracterizado como un acuitardoGrupo VilletaConformada por lutitas negras blandas con intercalaciones de areniscas y calizas, estratificacióndelgada a media. En su conjunto se ha caracterizado como un acuitardo, sin embargo, los niveles deareniscas y calizas pueden ser acuíferos en donde se hallen afectados por fallas y diaclasamiento.Modelo hidrogeológico conceptual del subsuelo de la ciudad de BogotáEl modelo hidrogeológico conceptual del subsuelo de la ciudad de Bogotá. D.C. se encuentrarepresentado en el Mapa Geológico elaborado por el DAMA en 1999.Extensión de los acuíferosLos depósitos aluviales se hallan en inmediaciones de los ríos principales, tal como puedeobservarse en el mapa geológico. El espesor de estos acuíferos es muy pequeño y su extensiónlateral es limitada, por lo cual tienen poca importancia hidrogeológica.El relleno fluvio-lacustre que conforma la Formación Sabana se extiende por toda la parte plana dela Sabana de Bogotá. Es importante tener en cuenta que la mayoría de los niveles acuíferos,(integrados por lentes de arenas y gravas), no tienen extensión lateral continua. Se hallan entoncesaislados dentro de las arcillas de la formación Sabana, y por lo tanto tiene poco espesor y extensiónlateral limitada.Los acuíferos integrados por formaciones geológicas, se extienden por kilómetros, en dirección NEy SW a lo largo de la cordillera. Pueden entonces considerarse como acuíferos regionales cuyaextensión lateral depende de su espesor y de la estructura geológica local y regional. En la parteplana, del subsuelo del Distrito, la mayor parte de ellos se encuentran en el subsuelo, bajo laFormación Sabana generalmente a centenares de metros de profundidad.Los acuíferos de mayor importancia son los niveles de areniscas del grupo Guadalupe, por sucarácter regional. A nivel local le siguen en importancia los acuíferos de las formaciones Regadera
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL74y Cacho. Los depósitos de la formación Sabana pueden considerarse de pequeña importancia dadassus características limitadas de espesor y extensión lateral.Infiltración y recargaLa infiltración y recarga de las formaciones geológicas, se produce en dondequiera que afloran losacuíferos, es decir, que las zonas de recarga coinciden con las zonas de afloramiento de losacuíferos (zona montañosa), identificadas y delimitadas en el mapa hidrogeológico adjunto.Es de esperarse que los lentes de arenas de la Formación Sabana, no posean recarga, ya que sehallan aislados dentro de las arcillas consideradas impermeables, del relleno fluvio-lacustre.La infiltración en los depósitos aluviales (Qal), es muy pequeña ya que estos depósitos yacen sobrelas arcillas de la formación Sabana y por lo tanto, las condiciones no son favorables para que elagua pueda penetrar en profundidad. El agua de infiltración, que pueda presentarse a nivel local, semoverá como flujo subsuperficial, el cual debe ser materia de investigación y evaluación.Movimiento del agua subterráneaLa parte de la infiltración que puede moverse en profundidad, está limitada por la estructurageológica de los sinclinales, que impiden el flujo regional lateralmente a la estructura regional. Portal razón el flujo natural de agua subterránea en profundidad es muy pequeño o despreciable.Solamente podría presentarse un flujo longitudinal (subparalelo), a la estructura regional endirección norte o sur, pero probablemente despreciable, en términos del balance hídrico. Este flujosólo se generará en el futuro, en la medida en que se construyan pozos profundos de extracción deagua subterránea, que conformen un gradiente hidráulico en dirección hacia ellos.En los acuíferos conformados por lo lentes de arena, que se hallan dentro de la formación Sabana,no debe presentarse movimiento del agua subterránea puesto que ellos se hallan aislados dentro dedecenas de espesor de arcillas impermeables o de muy baja permeabilidad, los cuales yacen a su vezsobre los acuitardos de las formaciones terciarias o cretáceas.En los depósitos aluviales (Qal), no debe presentarse movimiento de agua en profundidad, dado queellos reposan sobre arcillas impermeables de la formación Sabana. Puede presentarse flujo lateral(subsuperficial), que debe estar limitado a lo largo de ellos, el cual debe ser materia de investigaciónaplicando trazadores y otras técnicas adecuadas a las características hidrogeológicas de losdepósitos.Nivel freáticoEl nivel freático medido en piezómetros de monitoreo se encuentra generalmente a profundidadesdel orden de 0.4 a 2 metros.Nivel piezométricoEl nivel piezométrico medido en pozos que captan los lentes de arena (que se encuentran dentro dela formación Sabana), se halla a profundidades del orden de 15 a 30 m en la mayor parte de laplanicie del Distrito.El nivel piezométrico, en los pozos que captan agua subterránea de las areniscas del grupoGuadalupe, es tal que se han encontrado pozos saltantes, indicando que el acuífero es confinado (elagua se halla a presión.)PermeabilidadLa permeabilidad de los suelos varía ampliamente dependiendo de la naturaleza de los materialesque se estén analizando. Por lo tanto para obtener valores cuantitativos o semicuantitativos de
    • Caracterización Diagnóstica 75permeabilidad, es necesario hacer pruebas puntuales en los sitios de interés, en cada caso enparticular.Mapa hidrogeológicoA partir del mapa geológico del DAMA, se elaboró el Mapa Hidrogeológico de los humedalesTorca y Guaymaral y sus alrededores (Figura 63), cuyas características generales se explican acontinuación.Acuíferos de porosidad primariaEn estos acuíferos la porosidad existente se formó al mismo tiempo que la roca. Se representan decolor azul claro a oscuro según su grado de importancia hidrogeológica. En la región seidentificaron los siguientes acuíferos de porosidad primaria.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL76Figura 63. Mapa hidrogeológico de los humedales de Torca y Guaymaral y susalrededores (Este mapa puede verse en mayor detalle en el AnexoCartográfico).Cuaternario aluvial QalEn general están compuestos por arenas y gravas finas y por arcillas y limos. Según sucomposición, pueden constituir acuíferos, de porosidad primaria cuando constan de arenas y gravas,o pueden ser acuitardos, cuando se hallan constituidos por arcillas o limos.Formación Sabana QsConstituido por lentes de arenas (y gravas en menor proporción), dispuestas en niveles lenticulares,de espesor variable, generalmente aislados dentro de limos y arcillas depositadas en el rellenofluviolacustre. Los lentes de arenas (y gravas), conforman niveles acuíferos de porosidad primaria.En la mayor parte de planicie, tales lentes se hallan generalmente a decenas de metros deprofundidad.Coluviones QcSe encuentran en el piedemonte de la cordillera en la margen oriental de la Sabana de Bogotá.Compuesto por gravas y cantos en matriz arenosa. Constituyen acuíferos locales, de muy limitadoespesor y extensión lateral.Formación Regadera TsrIntegrada por areniscas friables de grano grueso a medio, con intercalaciones de arcillolitasabigarradas.Formación Cacho formación TpcEsta formación tiene porosidad primaria y secundaria.Acuíferos de porosidad secundariaSon aquellos acuíferos que han desarrollado porosidad, después de la existencia de la roca,representada principalmente en fallas y diaclasas.Formación Cacho TpcCompuesta por arenisca cuarzosa. Localmente presenta capas interestratificadas de conglomeradoscon cantos de cuarzo. Este acuífero también tiene porosidad primaria.Grupo GuadalupeEste grupo está conformado por tres formaciones a saber.• Formación Arenisca Tierna y de Labor: Ksglt.) Constituida en la base por areniscascuarzosas, de grano fino a medio, en la parte media abundan las lodolitas y liditas, en techoestá formada por areniscas de grano medio, grueso y conglomeratico. Estos niveles deareniscas constituyen un acuífero de porosidad primaria y secundaria.• Formación Plaeners: (Ksgp.) Constituida por liditas, limolitas y arcillolitas, conintercalaciones de areniscas de grano grueso a fino, con fracturamiento romboédrico. Esconsiderado como un acuífero de porosidad secundaria.• Formación Arenisca Dura (Ksgd.) Compuesta por areniscas finas a medias, cemento silíceo,con fracturamiento concoideo. Acuífero de porosidad secundaria.
    • Caracterización Diagnóstica 77AcuitardosAunque la formación Sabana está cartografiada como un acuífero (por la presencia de los llamadoslentes de arena), es importante tener en cuenta que las arcillas que se hallan encima y debajo de loslentes de arena, son acuitardos (materiales impermeables, o de muy baja permeabilidad.)Formación Guaduas TKgConstituida por arcillolitas, grises abigarradas con intercalaciones de limolitas, areniscas y algunascapas de carbón. Se ha caracterizado, en su conjunto a nivel regional, como un acuitardo, aunquepude tener niveles delgados de areniscas.Guadalupe inferior KsgiCompuesta por lutitas y limolitas silíceas intercalada con areniscas cuarzosas de color gris y en laparte inferior constituida por areniscas. A nivel regional, se ha caracterizado como un acuitardoGrupo Villeta (Kv)Conformada por lutitas negras blandas con intercalaciones de areniscas y calizas, estratificacióndelgada a media. En su conjunto se ha caracterizado como un acuitardo, sin embargo, los niveles deareniscas y calizas pueden ser acuíferos en donde se hallen afectados por fallas y diaclasamiento.AcuifugasSon rocas impermeables que no almacenan ni permiten el flujo de agua subterránea. Se representancon colores rojizos. En el área no se identificaron acuifugas.Modelo hidrogeológico del subsuelo bajo los humedalesEn la figura 64 se presenta la distribución vertical, de las unidades regionales que constituyenacuíferos y que se encuentran en el subsuelo de todos los humedales del Distrito Capital. Ladistribución lateral de las mismas unidades, se puede observar en el mapa hidrogeológico adjunto.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL78Figura 64. Modelo hidrogeológico del subsuelo bajo los humedales. Fuente (Rodríguez, 1993)Niveles productores de agua subterránea (acuíferos)Partiendo de las características geológicas, hidrogeológicas e hidráulicas de la región, se hanidentificado tres grandes unidades, de las cuales se extrae agua para diversos usos.La primera unidad, denominada nivel superficial, corresponde a un complejo de suelos y depósitosfluviales y lacustres, de pocos metros de espesor y muy limitada extensión lateral. Generalmenteson de baja a muy baja permeabilidad. De esta unidad se han extraído aguas del nivel freático, pormedio de aljibes y pozos (molinos de viento, de poca profundidad.) Los caudales de producción deeste nivel son muy pequeños, generalmente menores de 0,2 litros por segundo. Gran parte de estosniveles se han agotado por el descenso del nivel de la tabla de agua, debido al drenaje natural (yartificial), a que ha sido sometida la Sabana de Bogotá en las últimas décadas. Esta unidad es demuy poca importancia hidrogeológica, desde el punto de vista de reservas de agua subterránea y derecarga, ya que ambos parámetros son despreciables, comparados con los de las unidades dos y tres.La segunda unidad está compuesta por capas de arena finas medias, o gravas, a diferentesprofundidades, en forma de lentes continuos, o discontinuos (generalmente confinados, por lasarcillas que conforman los depósitos fluviolacustres de la Sabana). El espesor de las capas es
    • Caracterización Diagnóstica 79variable y se encuentra, en algunos sectores, a profundidades, desde algunas decenas de metroshasta más 500 m. Los caudales que se extraen de este nivel dentro del Distrito Capital son bajos, deunos pocos lit/seg. Más del 90% de los pozos construidos en el Distrito Capital, captan agua de estaunidad.El tercer nivel está conformado por la parte superior del Grupo Guadalupe, en sus niveles deareniscas, alcanzando un espesor aproximado de varios centenares de metros. Desde el punto devista hidrogeológico y teniendo en cuenta su litología, tamaño y forma de granos, puedeconsiderarse este nivel como el mejor acuífero de la Sabana, ya que se han perforado pozos que hanproducido caudales del orden de 70 lit/seg, pero podrían producir un mayor caudal. En la parteplana del Distrito Capital, esta unidad se halla generalmente a profundidades superiores a los 500metros.Interconexión hidráulica entre los humedales y los principales acuíferosDel modelo hidrogeológico conceptual, presentado en la figura 64, se puede inferir que no es deesperarse que exista interconexión hidráulica entre los dos niveles acuíferos principales, que sehallan en el subsuelo del Distrito Capital, y los humedales.Puede existir interacción de los humedales con el nivel freático, o con el cuaternario aluvial (Qal),particularmente en aquellos sectores en donde los depósitos aluviales están constituidos por arenas.Tales posibilidades serían entonces de naturaleza local, y en tal caso deben ser materia deinvestigación puntual, para cada humedal. Para ello será necesario utilizar métodos geofísicos(sondeos geoeléctricos o de Inducción electromagnética), correlacionados con datos obtenidos de laconstrucción de piezómetros, en los cuales se deben hacer pruebas de permeabilidad y uso detrazadores para determinar velocidad del agua subterránea. Con tal propósito se presenta un perfilde proyecto que permita investigar tal interrelación, a nivel local.Glosario de términos hidrogeológicosAcuífero: Unidad geológica capaz de almacenar agua y transmitirla, con buenas condiciones depermeabilidad y porosidad.Acuitardo: Son rocas de muy baja permeabilidad que almacenan agua pero no permiten el flujo deella en cantidades significativas.Acuifuga: Son rocas impermeables que no almacenan ni permiten el flujo de agua subterránea.Acuíferos de porosidad secundaria. Son aquellos acuíferos que han desarrollado porosidad,después de la existencia de la roca, representada principalmente en fallas, diaclasas y aberturas dedisolución.Acuíferos de porosidad primaria. En estos acuíferos la porosidad existente se formó al mismotiempo que la roca, y está representada por el espacio intergranular.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL8055.. AASSPPEECCTTOOSS EECCOOLLÓÓGGIICCOOSSGabriel Guillot y Edith González5.1 VEGETACIÓNCobertura vegetal actualLa Figura 65 y las fotografías 1 y 2, muestran los diferentes sectores de vegetación que seencuentran en los humedales de Torca y Guaymaral, los cuales representan el hábitat para losdiferentes grupos faunísticos.Figura 65. Mapa de cobertura vegetal de los humedales de Torca y Guaymaral..
    • Caracterización Diagnóstica 81Fotografía 1 Fotografía 2Caracterización fisionómica estructural y florísticaLa figura 66. Muestra el área cubierta por cada una de las comunidades vegetales presentes en loshumedales de Torca y Guaymaral. En ella puede verse que la mayor parte del área se encuentracubierta por pastizales, los cuales representan el 56%, corresponde a la pradera emergente, Figura67.El Burro. Comunidades Vegetales0,080,350,410,010,020,180,181,589,004,260,040,140,00 1,00 2,00 3,00 4,00 5,00 6,00 7,00 8,00 9,00 10,00AcaciaAr boles exoticosAr boles nativosAr bustos exoticosEnealJuncalSaucoSuelodesnudoPastizalPr ader aemer gentePr ader af lotanteRastr ojoinvasivoArea (M2)Figura 66. Cobertura de los diferentes hábitat dentro del humedal representado en porcentaje de área (m2)
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL82Torca-Guaymaral. Area en porcentaje, de las diferentes comunidades vegetales1% 3%1%18%8%0%0%1%4%56%4%2%2%AcaciaAguaAlisoArboles exoticosArboles nativosArbustos nativosCultivoEnealJuncalPastizalPradera emergentePradera flotanteSauceFigura 67. Cobertura de los diferentes hábitat dentro de los humedales Torca y Guaymaral representado en porcentaje deárea (%)En los humedales hay actualmente 15 familias de plantas y 17 especies que se presentan en lasiguiente tabla:Tabla 16. Vegetación terrestre presente en los humedales de Torca y GuaymaralNombre científico Nombre ComúnOLEACEAEFraxinus chinensis Urapán, fresno ( especie introducida)PITTOSPORACEAEPittosporum undulatum Jazmín ( especie introducida)POACEAEPennisetum clandestinum Kikuyo ( especie introducida)ROSACEAEPrunus serotina CerezoRubus sp. Mora silvestreRUBIACEAEGalium sp. CoralitoSALICACEAESalix humboldtiana SauceSOLANACEAEPhysalis peruviana Uchuva, vejigónSolanum marginatum Lulo de perroBETULACEAEAlnus acuminata AlisoCAESALPINACEAEAdipera tomentosa Alcaparro enanoCAPRIFOLIACEAESambucus peruviana Sauco (especie introducida)EUFORBIACEAERicinus communis(variedad rojiza)Higuerilla roja (especie introducida)FABACEAEUlex europaeus Retamo espinosoMALVACEAEAbutilon striatum Abutilon (especie introducida)Mimosaceae
    • Caracterización Diagnóstica 83Nombre científico Nombre ComúnAcacia spp. AcaciaMYRTACEAEEucalyptus spp. EucaliptoEspecies vegetales acuáticas presentes en los humedalesEn los humedales hay 13 familias de plantas y 18 especies que se presentan en la siguiente tabla:Tabla 17. Vegetación acuática presente en los humedales de Torca y GuaymaralNombre científico Nombre ComúnOENOTHRACEAELudwigia peploides ClavitoPOLIGONACEAEPolygonum sp. Barbasco de pantanoRumex conglomeratus Lengua de vacaPONTEDERIACEAEEichornia crassipes BuchónSALVINIACEAEAzolla filiculoides Helecho de agua, lenteja, barbasquilloSCROPHULARIACEAEGratiola bogotensis Gracíola de pantanoTYPHACEAETypha domingensis Enea o espadañaAPIACEAEHydrocotyle ranunculoides Chupana, oreja de ratón, sombrerito de agua, paraguas.BRASSICACEAENasturtium officinale BerroCOMPOSITAEBidens laevis Botoncillo, chipaca, duarte, masiquíaSpilanthes americana ChisacaCYPERACEAECarex sp. CortaderaCyperus rufus CortaderaEleocharis sp. Cebolleta de pantanoScirpus californicus JuncoHIDROCHARITACEAELimnobium laevigatum BuchónJUNCACEAEJuncus effusus JuncoLEMNACEAELemna sp. Lenteja de agua
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL845.2 FAUNAAvifauna en los humedales de Torca y GuaymaralLas aves presentes en el conjunto de los dos fragmentos de estos humedales se presentan en lasiguiente tabla:Tabla 18. Aves presentes en los humedales de Torca y GuaymaralNombre científico Nombre Común SituaciónArdeola ibis Garza bueyera Invasora o introducidaButorides striatus GarcipoloCoragyps atratus ChuloElanus caeruleus Gavilán maromeroFulica americana columbiana Tingua de pico amarilloSubespecie endémica yamenazada localGallinula chloropus Tingua de pico rojoGallinula melanops bogotensis Tingua de pico verdeSubespecie endémica yamenazada localZenaida auriculata AbuelitaForpus conspicilatus Perico de anteojos Invasora o introducidaCoccyzus americanus Bobito MigratoriaCaprimulgus longirostris GallinaciegaColibri coruscans ChupaflorContopus borealis Atrapamoscas MigratoriaContopus virens Atrapamoscas MigratoriaElaenia frantzii Atrapamoscas MigratoriaSayornis nigricansSerpophaga cinerea Atrapamoscas de pantanoTyrannus melancholicus SiririTyrannus tyrannus Atrapamoscas sabanero MigratoriaNotiochelidon murina Golondrina negra bogotanaTurdus fuscater SioteAgelaius icterocephalus bogotensis Monjita Subespecie endémicaMolothrus bonariensis Cocha Invasora o introducidaSturnella magna ChirlobirloDendroica fusca Cerrojillos MigratoriaMniotilta varia Parula negriblanca MigratoriaDiglossa humeralis CarboneroSicalis luteola bogotensis Canario bogotanoThraupis episcopus Azulejo Invasora o introducidaZonotrichia capensis CopetónCarduelis psaltria Chisga capanegraComunidades faunísticas asociadas a la vegetaciónLas especies que se presentan a continuación se destacan por su abundancia relativa y encuentranabrigo, alimento y refugio en sus aguas y en la vegetación de las riberas.Tabla 19. Fauna abundante en vegetación de las riberasNombre científico Nombre comúnEgretta alba Garza de ganadoAgelaius icterocephalus MonjitaSicalis luteola CanarioZenaida auriculata AbuelitaDiglossa spp CarboneroGallinula chloropus Tingua piquirojaFulica america na Tingua de pico amarillo
    • Caracterización Diagnóstica 85Las franjas inundables albergan aves de especial importancia por su singularidad o limitadadistribución que se presentan en la siguiente tabla:Tabla 20. Aves de especial importancia por su singularidad o distribución limitadaNombre científico Nombre comúnAgelaius icterocephalus MonjitaGallinula melanops bogotensis Tingua de pico verdeElanus caeruleus Gavilán maromeroGallinula chloropus Tingua piquirrojaButorides striatus GarciopoloSturnella magna ChirlobirloLas aves que se presentan a continuación encuentran refugio en amplias franjas de terreno de laronda hidráulica que tienen cobertura vegetal arbórea o arbustiva densa y con una composiciónrelativamente variada.Tabla 21. Aves que encuentran refugio en vegetación arbórea y arbustiva densaNombre científico Nombre comúnCoccyzus americanus BobitoDendroica fusca y Mniotilta varia Cerrojillos(Contopus virens y C. borealis AtrapamoscasEn los humedales de Torca y Guaymaral, la mayoría de especies de aves reportadas, son de hábitatsvariados correspondiendo al 48%. Las acuáticas y semiacuáticas representan un 17% del total. Lasdemás especies son de hábitats terrestres. Para estos humedales se desconoce el tipo de preferenciade hábitat del 15 % de las especies.Torca-Guaymaral. Avifauna presente segun habitat20%5%12%15% 48%Habitat variadoTerrestreAcuaticaSemi-acuaticaNo identificadoFigura 68. Avifauna presente en los humedales de Torca y Guaymaral, agrupada por hábitat.De acuerdo al estatus de migración, más del la mitad de las especies (69%), son residentespermanentes, Figura 69.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL86Torca-Guaymaral. Avifauna segun estatus de migracion8%3%20%69%ResidentesMigratoriosEndemicosNo identificadoFigura 69. Avifauna presente en los humedales de Torca y Guaymaral, agrupada porestatus de migración.Aves acuáticasEn los humedales de Torca y Guaymaral solamente fueron detectadas dos especies de avesacuáticas, Fulica americana columbiana (Tingua de pico amarillo) y Gallinula melanopsbogotensis (Tingua de pico verde playero)Aves semi-acuáticasFueron detectadas cinco especies residentes: Botorides striatus (garza castaña), Serpophaga cinerea(mosquitero guardarrios), Agelaius icterocephalus bogotensis (monjita), Nyctycorax Nyctycorax, yGallinula chloropus (Tingua de pico rojo).Aves terrestresLas aves terrestres representan el 20% del total de especies reportadas, Figura 4. Todas las especiesson residentes, a excepción de Piranga olivácea que es una especie migratoria.La figura 71,muestra las 8 especies presentes en los humedales de Torca y Guaymaral, según la abundanciarelativa de cada especie.Aves de hábitat variado (HV)Estas especies de aves representan el 48% del total de especies. Están representadas por 19 especiesde las cuales el 84% son especies residentes, ¡Error! No se encuentra el origen de lareferencia.Una especie es endémica, Synallaxis subpudica (rastrojero).Humedal de Torca-Guaymaral. Aves de habitat variado84%11%5%ResidentesMigratoriasEndemicasFigura 70. Especies de hábitat variado encontradas en los humedales de Torca y Guaymaral, según suestatus migratorio.
    • Caracterización Diagnóstica 87Figura 71. Abundancia relativa de las diferentes especies de aves terrestres presentes en loshumedales de Torca y Guaymaral.Oferta de hábitatEn los humedales de Torca y Guaymaral solamente un 24% corresponde a vegetación terrestre deespecies nativas y de este tan solo un 11% corresponde a comunidades vegetales de humedal. Estoquiere decir que el hábitat para la fauna nativa, debe ser protegido en algunas zonas de loshumedales y restaurado en otras, en estructura y función.Potencialidades ecológicas para la faunaciónTeniendo en cuenta que la zona de ronda de los humedales es relativamente amplia se podría pensaren hacer un mantenimiento de la vegetación riparia por medio de mecanismos de auto propagaciónde semillas, además es posible sembrar especies florísticas como Rubus sp.y otras que atraiganpolinizadores y dispersores de semillas y que además proporcionen refugio.Por otra parte, en el transcurso del proceso de revegetalización, es posible mantener la diversidad dede estratos y sustratos que permiten el forrajeo y la obtención de alimentos para la fauna.Otra fauna presente en los humedalesInsectosEn los humedales existen 7 órdenes y 17 familias presentes que se presentan a continuación:
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL88Tabla 22. Órdenes y familias de insectos presentes en los humedales de Torca y Guaymaral.ARANEAE (Arañas y Opiliones)ARANEIDAEPHOLCIDAESALTICIDAELYCOSIDAEOPILIONIDAEDIPTERA (Moscas y Mosquitos)CULICIDAESYRPHIDAECHIRONOMIDAETIPULIDAEHYMENOPTERA (Abejas, Abejorros, Avispas y Hormigas)APIDAEFORMICIDAELIBELULLIDAEMACROMIIDAEHEMIPTERA (Chinches)MIRIDAEISOPODA (Cochinillas)ASELLIDAEAMPHIPODATALITRIDAEZIGOPTERA (Caballito del diablo)Se destaca por su abundancia la familia Libelullidae.Herpetofauna (Reptiles y Anfibios)Se presentan dos familias y tres especies:Tabla 23. Herpetofauna presente en los humedales de Torca y Guaymaral.Nombre científico Nombre comúnHYLIDAEHyla labialis Rana sabaneraCOLUBRIDAEAtractus crassicaudatus Culebra sabaneraLiophis epinephelus bimaculatus HuerteraEs frecuente sobre todo encontrar la culebra y la rana sabanera.MastofaunaSe presentan dos familias en los humedales:Tabla 24. Mastofauna presente en los humedales de Torca y Guaymaral.Nombre científico Nombre comúnMARSUPALIA MARSUPIALESDidelphis albiventris Chucha de oreja blancaRODENTIA ROEDORESRattus rattus Rata domésticaRattus norvegicus Rata domésticaMus musculus Ratón doméstico
    • Caracterización Diagnóstica 8966.. TTOORRCCAA-- GGUUAAYYMMAARRAALL EENN EELL CCOONNTTEEXXTTOO DDEE LLAA EESSTTRRUUCCTTUURRAAEECCOOLLÓÓGGIICCAA DDEELL DDIISSTTRRIITTOOFrancisco BarrancoRubén Darío RomeroLa presente discusión, pretende hacer claridad sobre algunos aspectos relacionados con laposibilidad de inserción de los humedales de Torca y Guaymaral dentro de la EEP del Distrito,haciendo referencia a los aspectos jurídicos generales que reglamentan dicha estructura,consideraciones teóricas y metodológicas de dicho concepto y por último una síntesis de laproblemática existente para el establecimiento de corredores conectivos entre los Cerros Orientalesy los humedales a través de las quebradas que eran su fuente original.Los humedales de Torca y Guaymaral por su proximidad a los Cerros Orientales, lugar de origen delas fuentes hídricas principales que lo abastecieron (Quebradas Aguas Calientes, Patiño, San Juan yTorca) tiene mayores posibilidades de reconexión con sus cuencas aportantes; si a esto sumamos lamenor presión urbana actual y la existencia de grandes extensiones circundantes no construidas odedicadas a la especulación con el valor de la propiedad o a prácticas agrícolas y ganaderas, se hacefundamental el inicio de la gestión para incorporar algunas de dichas áreas para su proteccióndentro de la EEP del Distrito.Al interior de los planes de ordenamiento territorial, pretendiendo dar cubrimiento a la mayornecesidad de la ciudad, consistente en espacio para su crecimiento, se reglamentó la mayoría deáreas no construidas dentro de la categoría de áreas para expansión urbana.El crecimiento desmedido y caótico de la ciudad ha repercutido de diversas formas en los extremosnorte y sur de los ejes viales principales que conectan a Bogotá con poblaciones aledañas.En el extremo norte de la ciudad (Autopista Norte) se ha venido invadiendo el plano inundable delrío Bogotá y sus terrazas, pero a diferencia del extremo sur de la ciudad, la urbanización de loscerros colindantes, a excepción de algunos barrios vecinos a la Carrera Séptima, no se desconoció elvalor de las fuentes hídricas, el potencial arqueológico y la belleza escénica de los bosquesremanentes, sino que fueron incorporados dentro de sus estrategias de venta, de tal forma que laampliación de la Autopista Norte y la colonización de los Cerros Orientales, corresponden a lavisión de constructores y políticos que en su momento adquirieron lotes baldíos y enajenaron áreasde los cerros a costos muy bajos, proyectaron vías valorizando su inversión, para posteriormenteconstruir urbanizaciones en los Cerros Orientales o entre estos y la Autopista Norte, las cuales sepueden observar desde la calle 200 hasta Chía, que gracias a la ampliación de la autopista y laimplementación de nuevas rutas del trasmilenio será incorporada como un barrio más de Bogotá,como ocurrió en su momento con Fontibón, Suba y Soacha, pero con una mayor rentabilidad paralas constructoras. Es así como las urbanizaciones Los Rosales sobre la séptima o Sindamanoy cercade Chía ofrecen como parte de su atractivo frente a los compradores la presencia de bosques,quebradas y sin mayor consideración sitios arqueológicos con pictografías o abrigos rocosos, a losque ni siquiera tiene acceso la comunidad de arqueólogos como en el caso de los existentes enSindamanoy. Esto es parte del proceso de “privatizar para conservar” que de ninguna forma puedeconsiderarse una solución integral al problema de pérdida de ecosistemas.El debate actual en Colombia sobre la preservación de ecosistemas estratégicos y el desarrollosostenible, que deja prever una total desestimación sobre el valor intrínseco, el principio deprecaución y la irreversibilidad, se privilegia la rentabilidad de largo plazo y se vende la idea que laúnica salida para el crecimiento económico rápido del país es la explotación a gran escala de susrecursos naturales, basados en el optimismo tecnológico se espera que la curva de crecimiento de laeconomía sea sostenible en el largo plazo, entre tanto se disminuyen los recursos destinados para la
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL90conservación ambiental y se realizan esfuerzos para incorporar los recursos naturales en la dinámicade la economía de mercado.La situación actual de los humedales frente a sus fuentes hídricas directas es una caricatura de lasituación antes mencionada. Para conservar los cursos de agua se restringe su acceso privatizando elárea circundante, de tal forma se garantiza la conservación y se aumenta la brecha social entre nortey sur. Ese fenómeno social salta a la vista en los talleres de participación comunitaria que sedesarrollaron en Torca y Guaymaral donde se observa una comunidad que mezcla unos pocosresidentes con un amplio interés en la conservación de sus humedales frente a una comunidadasentada para desarrollar actividades comerciales con igual interés en la conservación pero unaorientación muy distinta de lo que el valor intrínseco puede representarles.Se concluye que la conservación de los humedales al igual que su destrucción para desarrollo deactividades comerciales, reviste una percepción nociva de algunos sectores en donde el costobeneficio empieza a contemplar el valor intrínseco de los ecosistemas como bien canjeable, lo cualhace que ese valor ya no pueda llamarse intrínseco, sino directo y al servicio de unos pocos.Curiosamente ante la posibilidad de abordar la dificultad de establecer una EEP coherente bajo estePlan solicitado por la Empresa de Acueducto, encontramos que las urbanizaciones no reconocen ala Empresa de Acueducto como actor valido para restringir usos o para efectuar intromisión algunaen sus planes. La EEP es entonces más una idea feliz que una realidad física, más una propuesta deaccionar lento que un plan de contingencia frente al crecimiento acelerado de la áreas urbanas, sindesconocer los esfuerzos de la EAAB y el antiguo DAMA que finalmente se ven desbordadas por loenorme del problema y la escasez de recursos.La conservación se ha medido equivocadamente bajo el lente del costo beneficio y las medidas deevaluación y compensación criticadas por Pearce y Turner (1995) en su libro Economía de losRecursos Naturales y del Medio Ambiente, esto es desconociendo o readecuando el concepto devalor intrínseco de los ecosistemas y obviando el potencial y el juego limpio frente a lasgeneraciones futuras, desconociendo la reserva biológica, la posibilidad de descubrir a futurorelaciones valiosas entre esas áreas y la calidad de vida de los bogotanos.El análisis costo- beneficio representado en medidas de compensación como áreas de espaciopúblico al interior de proyectos urbanísticos o zonas de sesión tipo A son paliativos dentro de lalógica descrita grosso modo por Pearce: La compensación está definida por el derecho depropiedad, esto es, si un particular posee títulos sobre un área que alberga un bien común, en estecaso un humedal, un bosque, un sitio arqueológico, es la comunidad que se siente afectada quienestablece la compensación para disuadir al tenedor del predio de desarrollar su actividad comercial.Si el título de propiedad no ha sido asignado, es el interesado en el proyecto quien compensa a lasociedad civil, este último caso implica que deben existir reglas claras para la obtención de licenciasde obras públicas, la realidad de los humedales muestra que no es así.En Torca –Guaymaral el análisis de la tenencia de tierra muestra que la propiedad concentrada hasido sometida al engorde y dará fruto de forma prolija, una vez se efectué la ampliación de laAutopista Norte, la ampliación de la Séptima, la construcción de la vía acompañante de la antiguavía férrea entre estas dos, la implementación del transmilenio, y que ya hay un plan de contingenciapara suavizar ese proceso, como puede apreciarse en el mapa presentado en el componenteurbanístico, que contempla proyectos de espacio público y parques zonales.El reto frente a la expansión urbana no consiste en comprometer a Mazuera y CIA o a empresascomo la Mazda a la recuperación de los humedales, porque dentro de los talleres estos manifestaronsu interés por dicha conservación teniendo muy claro la velocidad de este tipo de gestión, se tratamas bien de hacerles ver a esos actores que existe más que la buena voluntad, que hay un respaldojurídico y para esto es prioritario reflexionar sobre la priorización entre las consideraciones de losPOT o los PMA y su articulación, de esto depende en gran medida que los PMA no sean ideas
    • Caracterización Diagnóstica 91felices que se desarrollan en el entorno académico mientras las obras avanzan respaldadas enlicencias de construcción con cimientos en los POTs.A continuación se presenta la problemática que reviste la reconexión de los humedales de Torca yGuaymaral, pese a que física y técnicamente es muy posible, como un ejemplo de la situaciónesbozada anteriormente.6.1 EL MODELO DE GRAVEDAD EN LA RECUPERACIÓN DE LOS HUMEDALES DE TORCA YGUAYMARALLa EEP del Distrito implica la articulación entre el ecosistema que brinda el bosque montano alto yel bosque montano bajo de los Cerros Orientales, con los humedales ubicados en plano deinundación del Bogotá, a través del recorrido de quebradas que bajan desde el oriente para tributarsus aguas al Bogotá o a los humedales de la Sabana. Los humedales de Torca y Guaymaral sonúnicos en el Distrito por su relación directa con los cerros y su posibilidad de hacer realidad esaarticulación débil con la EEP que para otros sistemas está dada por una línea de árboles queacompaña los canales en cemento que conducen las aguas negras de la ciudad.La línea de árboles existente a lo largo del canal Torca, no puede considerarse en si misma como unnicho apropiado para la conservación de especies, por cuanto aquellas especies que se sirven de élson especies adaptables o altamente resistentes cómo las aves forrajeras u oportunistas tales como elgorrión o copetón, las torcazas y las mirlas, excluyendo los mamíferos a excepción de las ratas yperros callejeros, lo cual implica una imposibilidad física de establecer un verdadero corredor quepermita la ampliación de oferta de hábitat para especies amenazadas o aquellas confinadas a losCerros Orientales, de tal forma la EEP concebida hasta ahora no pasa de una función ornamental.Entre los mustélidos cómo la comadreja o marsupiales cómo la zarigüeya que han resistido elimpacto de la urbanización replegándose a áreas menos frecuentadas por las personas se puedenencontrar poblaciones estables vecinas a cursos de aguas y reservorios en el Departamento deBoyacá y Santander, sin embargo la resilencia de estas no alcanza para esperar una repoblación apesar de sus hábitos que implican la depredación sobre roedores y aves que no son escasos en lacapital, debido a que los cursos de agua que atraviesan el Distrito están acompañados de vías detránsito constante y que los cursos asfaltados impiden la creación de madrigueras. Estas dosespecies resistentes son un indicador del deterioro de los humedales y de los cursos encausados quesurcan el Distrito, siendo posible encontrarlas sin embargo en la vía hacia occidente, a lo largo de la80, en donde los predios rurales sustentan dichas especies. Así mismo, de acuerdo conobservaciones hechas en La Calera, existen aún zorros de pequeña talla que frecuentan los vallesintramontanos en busca de aves, de acuerdo con información de la Fundación de los humedalesTorca y Guaymaral existen Pavas de monte aún en los cerros que circundan la Carrera Séptima. Lapregunta es, si los corredores conectivos se diseñan para el intercambio de especies o simplementecómo áreas de amortiguación, porque de aventurarse cualquier especie terrestre a usar esoscorredores, las intersecciones con las carreteras conducirían a un muerte rápida tal como ocurre conlos renos en Canadá y los canguros en Australia.Se entiende que la EEP es pensable para la ampliación de hábitats tendientes a la recuperación deespecies remanentes y para el refugio de aves migratorias, adicionalmente especies de anuros noreportadas pueden verse beneficiadas; la culebra sabanera por ejemplo puede ser objeto de unarecuperación considerable, a la vez que puede considerarse a futuro la reintroducción de especiescomo las ardillas o el curí que mermaron hasta su aparente desaparición de los humedales.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL92Los Cerros OrientalesLos bogotanos son cada vez más concientes de la importancia de los Cerros Orientales comoreserva forestal, como oferta de hábitats para especies amenazadas y como reserva hídrica. Estosbienes o servicios ambientales han sido ignorados durante mucho tiempo pero recientemente se haido ampliando la toma de conciencia por parte de la población y de las instituciones encargadas dela regulación del uso del suelo y de los cursos de agua; su importancia es tal que de acuerdo conrecientes investigaciones que van desde la exposición de los beneficios de esas áreas desconocidaspara los bogotanos que sin embargo sustentan la ciudad (Colombia un país irrepetible) hasta lasingularidad de algunos ecosistemas que no responden a ningún modelo de análisis compatibles conel resto no de la ciudad sino del departamento, como ocurre con Sumapaz (POTAR –IDEA .CAR2003) se ha hecho evidente que su potencial es increíble, tanto que son la única razón por la cual esposible la supervivencia de los bogotanos. En este sentido es importante reconocer que nuestrasupervivencia depende de la conservación de esos recursos y que aquellos colombianos que sebenefician a expensas del patrimonio común no tienen mayores inconvenientes en hacer uso de suscapitales en el exterior, esta lógica es parte de la discusión sobre sostenibilidad a nivel mundial queha implicado a multinacionales y administraciones de gobierno con monopolios establecidos a favorde la depredación para usufructo inmediato de unos pocos, tal es el caso de las balleneras japonesaso pesqueras que arrasan las costas colombianas, la guerra por el petróleo, la ley forestal quepropende por el canje de deuda por plantación de bosques protectores del banco mundial que sedesvió a plantaciones productoras sostenibles del Plan Colombia, etc, en fin, parte del problema deprivatizar para depredar y privatizar para conservar.De más a menosHace 33.000 años que el lago pleistocénico empezó su desecación. En ese entonces las manadas defauna pleistocénica vagaban en busca de pastos, pacían en cantidades abundantes en los vallesintramontanos que circundan la Sabana y no se aventuraban a la Sabana actual de pastos vigorososporque simplemente esta no existía como tal, toda esta era un lago tranquilo que abarcaba desde laactual frontera entre Cundinamarca y Boyacá (Villapinzón y Fúquene) bordeando Sopó, cubriendotodo el sector norte de la ciudad conservando pequeñas elevaciones sobresalientes en la época dedesecación que corresponden a los cerros de Suba al oriente, a los Cerros Orientales y a la elevacióndiscontinua que se extiende al sur occidente rodeando la actual cuenca del Tunjuelito a la altura delos barrios Isla del Sol y Perdomo, para conectar con elevaciones menores en Soacha, de ahí haciael norte se encontraban elevaciones cubiertas de hielo que al occidente dejaban de ser montañascubiertas de hielo para convertirse en valles en u que muestran la influencia del deshielo, hastaprecipitarse esas aguas del deshielo por el Tequendama en busca del Magdalena tal como lo narra laleyenda de Bochica.A lo largo de las vías que nos llevan hacia el Valle del Magdalena observamos actualmente uncambio rápido de clima frío a medio, y por la sinuosa carretera que nos conduce a Guaduas oMariquita en zona media, vemos pequeños vallecitos con presencia de bloques erráticos. Si sepudiera observar de lleno la vista desde Sumapaz hasta el valle del Magdalena veríamos que el suroccidente de la ciudad evidencia la permanencia del frío en las partes altas de Sumapaz y latransición a un clima medio que pasa por Bogotá sin pena ni gloria y nos envía directo al valle delMagdalena; en un país de extremos se desconoce que ese punto medio justamente fue el alberguedel gran lago pleistocénico y que a partir de su desecación la influencia antrópica ha sidoresponsable de su modelado.Torca agrupa paisajes de terrazas fluviolacustres, plano inundable del Bogotá, conos deexplayamiento, abanicos y napas de cursos provenientes de los Cerros Orientales hacia el Bogotá. Acontinuación se presenta una versión de la historia reciente y las consideraciones introducidas poralgunas investigaciones citadas por la interventoría del presente plan.
    • Caracterización Diagnóstica 93Hace 10.000 años los glaciares retrocedieron a alturas superiores a los 3000 m.s.n.m. esto implicaque Torca sufrió el deshielo progresivo, debido a que los cantos erráticos y campos morrénicos nohacen parte de su paisaje actual y no se han efectuado hallazgos importantes, a excepción del planpresente, que liguen al humedal con deshielos o flujos fluviotorrenciales. Sin embargo, hay unoscuantos bloques acumulados en el borde actual de Torca, incrustados en el perfil de suelos, quepermiten pensar a manera de especulación en un evento fuerte que hace unos 6000 años A.P deacuerdo con su posición frente a los suelos descritos para ese sector, que desprendió bloques desdelos cerros hasta el borde actual depositándolos de forma concentrada. Tal hecho señala un frente dedepositación que no responde a los campos morrénicos glaciares ni a los flujos torrenciales queesparcen material en forma de abanicos o a lo largo de la superficie afectada en zonas relativamenteplanas.La posición de esos bloques hace pensar en un frente de agua relictual que frenó los bloques;saltando la explicación de los últimos 6.000 años que señalan el gran vacío de la arqueologíarespecto a la presencia humana en el plano inundable del Bogotá, durante ese tiempo, los Herrera yposteriormente los Muiscas ocuparon las áreas vecinas a los actuales humedales, sin embargo cabeseñalar que los Herrera, pobladores de hace casi 3000 años de acuerdo con fechas aceptadas por lamayoría, aparecen en el registro preferiblemente al sur del Distrito y hacia el Valle del Magdalena,mientras desaparecen más allá de Funza hasta llegar al departamento de Boyacá donde los reportesde esa cultura son amplios, un factor asociable es el clima actual. El registro Herrera en la parteplana de la Sabana ocupa mayormente el actual clima frío seco, es posible que el proceso dedesecación de áreas de la planicie inundable del Bogotá sea consistente con la tendencia en lamodificación del clima que implica mayor evapotranspitración, y menor precipitación hacia el suroccidente de la capital (Bosa, Soacha, Mosquera y Funza) y mayor precipitación hacia el Nortehasta las zonas intermedias más secas de Guatavita, Sesquilé, Guasca, Carupa y Ráquira cerca deFúquene, por hablar de la zona ocupada por el antiguo lago pleistocénico.La colonia implicó la desecación de áreas inundables por cuanto constituían zona de refugio paralos rebeldes indígenas y en este orden de ideas la colina de la isla en Duitama y su vecino Pantanode Vargas marcaron un hito en las gestas libertadoras, pero el humedal Córdoba vecino a Subaseguramente fue un factor importante en la escapatoria del Zipa frente a la presión española. Tibitóque alberga infraestructura relacionada al manejo del agua por ejemplo se cita en la etnohistoriacomo un sitio clave que registró las primeras escaramuzas entre conquistadores y miembros delZipasgo.Luego del exterminio sistemático de los Muiscas, la colonia trajo un modelo de población nuevobasado en la desarticulación del tejido social originario y la prohibición de algunas prácticastradicionales como el consumo de la chicha por considerar que contribuía a la agitación social,dentro de este proceso las ventas, a la manera española ofrecían albergue a los viajantes y sitio derefresco de cabalgaduras por buen oficio o por robo cómo expone Manuel marroquín en su libro“El Moro” y en esta instancia mentes inquietas como las de Humboldt o el sabio Caldas, trazan elbosquejo de la Colombia recorrible a caballo o por río suministrando información valiosa sobre losecosistemas remanentes actuales tratando de emular a cronistas españoles como Aguado. A imageny semejanza Manuel Ancizar concibió su peregrinación de Alpha para recorrer las provincias de laantigua nueva Granada. Situó su diario curiosamente en la salida de Bogotá que el asimiló a Torca,como si el peaje ya existiera en esa época o cómo si previendo el futuro situara allí la ruptura entrela influencia de las instituciones de la reciente República y el mundo rural mas allá del centro delpoder de la Antigua Nueva Granada.Dice Manuel Ancizar en su peregrinación de Alpha: “Por entonces costeábamos el repecho llamadoBoquerón de Torca y admirábamos la vigorosa vegetación de este lado de la cordillera, en contrastecon la inmediata planicie de la venta del contento árida y cubierta de frailejón cual si fuese unpáramo, no obstante que la altura de aquel llano sobre el nivel del mar fuese solo de 2000 m y la
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL94región del frailejón según Caldas comienza a los 2993 m de altitud”. Este párrafo ha generadoinquietud en algunas personas y la Empresa de Acueducto hace una invitación para reflexionarsobre el mismo y sobre las observaciones que sobre este hizo Tomas Van Der Hammen, que nodescartan la existencia de un páramo azonal.Por un momento pensemos en el desarrollo de la ciudad y el modelo de expansión que implica queen Sabanas abiertas lejos del desarrollo urbano, para establecer un punto de referencia fiable losCerros Orientales, son más propicios haciendo más probable una ruta de Manuel Ancizar cercana ala actual Carrera Séptima que a la Autopista Norte, su anotación sobre los Cerros Orientales así loprueban, por lo tanto la omisión de un humedal puede sugerir que precisamente dichas áreasinundables ocuparon el occidente de su ruta. La venta del Contento es descrita como un sitio quepor su aridez recuerda a un páramo, al respecto es notoria la dicotomía entre el concepto de aridez yel de páramo que representa hoy zonas húmedas; con el respeto necesario a estos precursores de lainvestigación en Colombia debemos tener en cuenta que abordar una expedición de ese ordenimplicaba un estado de ánimo que no siempre debió corresponder con el rigor científico, es allí,donde Ancizar pudo usar las palabras yermo o desolado para referirse a la quietud y ausencia degentes del paisaje en lugar de relacionar un páramo con una zona árida, o a lo mejor esa aridez sifue real, no se relacionaba con los frailejones, sino con los quiches que adornan nuestros paisajes declima frío seco, aunque estos están relacionados también con la retención de humedad.El término páramo azonal no puede relacionarse apropiadamente hoy cómo en cambio si es muyvaliosa la consideración de Ancizar que describe una zona donde los cerros se alejan un poco delplano que recorre y que contribuyen a la desolación de esa área por acción de los vientos.Efectivamente en este Plan de Manejo el componente fisiográfico señala esa diferencia y la usa paraexplicar un poco el aporte de cursos de agua importantes a la altura de la Vereda Fusca en lacaracterización. El efecto Föen hace posible que el área de suelos influenciados por cenizasvolcánicas haya sido objeto de precipitación diferencial y que pueda ser posible un paisajeexclusivo en función de la desprotección de los cerros en esa zona, pero según mi opinión, nuncarelacionado a frailejones sino a Quiches.Ancizar describe una fuente en proximidades a ese cambio de paisaje Montañoso a colinas deinfluencia volcánica que se ven en las fotografías aéreas o imágenes de satélite como unadiscontinuidad de los Cerros Orientales que dan paso a un Boquerón o mejor a una zona deexplayamientos relacionados con quebradas que bajan de los cerros, gracias a Ancizar y a lainformación de un habitante vecino a una cantera que después de 80 años aún se sirve del agua deuna quebrada que el llama Torca y Ancizar llamó manantial de Torca, se identificó ese cauce deaguas limpias que hoy se pierde en las aguas negras del canal Guaymaral, objeto de la actualpropuesta de reconexión hidráulica de Guaymaral.Un Manantial AmenazadoSegún el estudio contratado por la EAAB para determinar la pertinencia de incorporar ciertas áreasal límite legal de los humedales de Torca- Guaymaral entre otros, los humedales del Distrito citadosallí, son producto de cauces impedidos “recientemente” (Muñoz .2007); en conclusión fueronformados por acción antrópica en los “últimos años”, las conclusiones no dan razón sobre la escalatemporal que al partir de una fotointerpretación equiparada a un estudio fotogeológico deberíanaclarar mejor el alcance de las mismas, es así como en tiempos geológicos la evoluciónindependiente citada por dicho estudio comprende al menos todo el cuaternario aluvial y másconcretamente el Holoceno. En este sentido existen 10.000 años para situar esa alteración antrópicaque formó los humedales. De tal forma que la obstrucción del cauce pudo ocurrir desde tiemposprehispánicos hasta hoy. Haciendo un descarte de acuerdo con la fotografía consultada por eseestudio para Torca, dicha alteración se sitúa antes de 1956, y de acuerdo con la hecha por elpresente plan, los humedales existían antes de 1940 y hacia 1936 ya existía un trazado similar a la
    • Caracterización Diagnóstica 95Autopista Norte que los fragmentaba, de tal forma que por los últimos años podemos entenderdesde tiempos prehispánicos hasta la República.Al parecer los estudios practicados hasta hoy incluyendo este, no son suficientes para asegurar quelos humedales son de origen natural o antrópico y debe pensarse en las implicaciones que traen a loshumedales y a su recategorización una hipótesis u otra. Los vestigios Muiscas encontrados enJaboque o en Torca (fragmento hallado en este plan), además de la evolución de sueloscircundantes, muestran que la periferia de Torca ha sido tierra firme por al menos 1500 años,evolución de inceptisoles a alfisoles, lo cual no es contrario a ninguna de las dos hipótesis porcuanto se pudo tratar de suelos del borde que se han conservado así mucho tiempo, o por suelospreexistentes que fueron inundados posteriormente formando los humedales. Sin embargo, si losMuiscas dejaron vestigios en suelos de desarrollo medio al borde de Torca, uno pensaría que laintervención antrópica citada por John Muñoz debe ser anterior a ellos. Esto permite pensar que detodas formas este humedal no es de origen reciente (colonia, república, el presente).Los estudios tendientes a la reconstrucción paleo paisajística de los humedales son muyimportantes, sin embargo como el propio autor dice, se trata de una aproximación inicial, no hechaantes al menos para tal fin; por lo tanto el alcance de las conclusiones se supedita a los métodosempleados para dar respuesta a preguntas concretas, en este caso la pertinencia de incorporaralgunas áreas a los humedales.Las áreas sujetas a este estudio se restringieron mayormente a áreas inundadas actuales, así mismo,los núcleos obtenidos se obtuvieron bajo láminas de agua, las cuales poseen actualmente vegetaciónhidrófila o configuración apropiada para retención de agua, como en el caso de Torca y Guaymaral .Finalmente después de obtener muestras palinológicas a 5 cm. en el fondo de las áreas ocupadaspor cuerpos de agua actuales con vegetación hidrófila, se comprobó que dichas áreas recientementesoportaron una estructura similar, o sea que son efectivamente humedales, algunos recientes comola zona del guaco que la comunidad señala haber inundado hace pocos años, o más antiguos, peroigualmente humedales, para lo cual a mi juicio bastaba observarlos hoy; entre otras consideracionessobre la división de la formación Chía en varios eventos o facies sedimentarias, se concluyó queexistió un lago pleistocénico y que a partir de allí las depositaciones dependieron de eventosespecíficos, hecho conocido tiempo atrás, por lo cual el aporte de este estudio está mas bien referidoa la formación de los humedales que señala como de origen antrópico. Ciertamente este estudio esvalioso aunque la EAAB trató de darle un sentido que su autor nunca pretendió; los alcances comoél mismo cita se supeditan a investigaciones posteriores que lo contrasten, de tal forma que elorigen natural o antrópico está por definirse a la luz de nuevas pruebas que complementen lafotointerpretación con estudios más completos que describan fielmente las obstrucciones a loscauces citadas que no estuvieron sujetas a muestreo, el transporte a través de mineralogía y curvasde sedimentación que permitan complementar las fotointerpretación para obtener un verdaderoestudio fotogeológico.En cuanto a los palinomorfos citados en el estudio, es una pena que la imagen aportada para todoslos humedales sea la misma y que corresponda a un espécimen hallado en área de vegetaciónhidrófila actual, por lo cual no es extraño que el polen del fondo (5 cm.) corresponda a dichasespecies, es posible que se tomara una imagen base como ejemplo para todos los humedales. Enconclusión el estudio determina que las áreas de humedal actuales no contenidas en los límiteslegales, pertenecen ciertamente al humedal, que a su vez este es de origen antrópico por alteracionesen los últimos años y que de acuerdo con el estudio “fotogeológico” es posible diferenciar doszonas relacionadas con los humedales: Plano de inundación y terrazas; ninguna de estasconsideraciones escapó al presente plan, teniendo en cuenta que este no tenía como objetivo unareconstrucción paleogeográfica y que las conclusiones dadas no son sorprendentes a excepción delorigen antrópico reciente de los humedales que señala.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL96Afectación ActualCómo se citó anteriormente existen dos hechos relevantes que impiden la reconexión de Torca consus aportantes, por un lado las canteras y áreas deforestadas en actividad o abandonadas y laprivatización de las zonas de rondas y bosques adyacentes.En cercanías a la venta del contento de Ancizar podemos encontrar otras ventas que hoy ofrecenviandas a los paseantes, todas ellas sobre la séptima y con precios asimilados a los visitantes quepor ahora sienten pereza de ir hasta chía o Cota y se contentan con los restaurantes de corte rural amanera de chalet suizo o de quintas que pueblan la séptima en cercanías a la quebrada Torca.Sobreviven algunas familias pobres confinadas a las áreas de canteras que extrañan la explotación yla algarabía de los obreros y operarios que llenaban otras ventas más humildes que han idodespareciendo y que a su vez extraen agua de la quebrada lo cual señala o bien su extrema pobrezao bien la pureza de esas aguas antes de abordar la Séptima. Hasta los bosques colindantes a dichascanteras pueden seguirse el curso de la quebrada Torca objeto de los planes de caudal ecológico enel presente plan; mas allá como señala el guarda de la urbanización privada Floresta de la Sabana,efectivamente hay una quebrada que pertenece al conjunto y está prohibido el ingreso o la toma defotos de la entrada por razones de seguridad que no atañen al Acueducto de Bogotá ya que ellosobtienen su agua de pozos privados, menos del DAMA que otorgó licencia de construcción; a pesarde ello se logró una elocuente imagen que se presenta a continuación.Figura 72. Urbanización Floresta de la Sabana, bosque y quebrada Torca privatizadosRodeando la urbanización por la Séptima encontramos el predio de acceso a la antigua canteraguardado por un anciano que aún usa el agua de la quebrada Torca y lamenta la ausencia de lafuente de ingresos que representaba la cantera, así como el no poder recoger el agua más arriba.Figura 73. Acceso y área afectada por cantera abandonada, vecina a la séptima a unos 300m de laquebrada Torca (coordenadas X=1005379 Y=1532243)
    • Caracterización Diagnóstica 97Después de inspeccionar la cantera se concluyó que aunque no reviste un peligro serio para laCarrera Séptima en este momento, está colapsada en algunos lugares, donde las rocas se desprendenpor acción de la lluvia. A su vez representa un peligro por tratarse de un área oculta y siniluminación. También se determinó que algunas áreas se encuentran en regeneración natural de lascoberturas y que hay varias especies de aves que tienen residencia allí.Al atravesar el conjunto residencial Floresta de la Sabana y salir a la Séptima por el predio delColegio Alemán Friederich Von Shiller (Figura 74), la quebrada Torca se encuentra con nuevosobstáculos.Figura 74. Salida de la quebrada Torca a la Séptima (coordenadasX= 1005202, Y=1532243)Figura 75. Rellenos practicados frente al colegio Miguel Antonio Caro, al occidente de la séptima concalle 237.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL98Además de la ampliación de la séptima, existen otras amenazas a la quebrada Torca, entre ellasencontramos las adecuaciones que se realizan en los predios vecinos al antiguo Club Bavaria y a lagranja El Mundo de la Vida; frente al colegio Miguel Antonio Caro en el costado occidental de laCarrera Séptima se practican rellenos y excavaciones que pueden afectar el patrón de drenaje queconcentra aguas en una zona encharcable vecina que a su vez tributa a la quebrada Torca (Figura75). En realidad la quebrada Torca se va engrosando gracias a otros cursos que se le van sumando,incluyendo las aguas resumidas de un área encharcada de gran importancia, dado que allí ocurre laconcentración de varios hilos que sumados generan un caudal considerable colectado por el canalparalelo a la vía férrea que por su nivelación conduce algunas aguas, pero evacua otras hacia el sur.La concentración de aguas mencionada es aprovechada actualmente por varios predios, como sepuede deducir de las múltiples mangueras encontradas para extraer agua de los drenajes aferentes aTorca. El predio en mención de unas 2 Ha requiere una evaluación pronta sobre derecho depropiedad, uso actual y red de drenajes que lo cruzan o circundan para garantizar que el agua nosiga siendo explotada indiscriminadamente o se pierda por evacuación hacia colectores de aguasnegras (Figura 76)Figura 76. Zona de recarga entre la séptima con calle 237 y la vía férreaLa importancia de la quebrada Torca para la recuperación del humedal Guaymaral radicaprincipalmente en la calidad del agua muy superior a la del humedal, pero también a que se trata deun curso permanente. Se puede apreciar que durante esta visita realizada en el mes de febrero enplena temporada seca, la recarga en la zona mencionada es considerable y los predios vecinos sesirven de estos cursos con mangueras improvisadas para reconducir las aguas (Figura 77)Figura 77. Desecación de las zonas de recarga en predios al borde de la vía férrea a altura de la 237, vecinos alantiguo club Bavaria (coordenadas X=1004832, Y=1532373).
    • Caracterización Diagnóstica 99El canal en cemento que colecta las aguas resumidas de la zona de recarga mencionada, junto conalgunos cursos que se sumarán más tarde a Torca (Figura 78) fue construido a lo largo de la víaférrea desde la quebrada Torca hacia el norte; presenta un diseño que hace que los flujos seancontrarios, es decir, el agua en un mismo punto circula con dirección norte-sur hacia la quebrada, ya la vez lleva otra parte de las aguas con dirección sur-norte; si esa configuración no obedece a undiseño específico justificado, es preciso que se restablezca el flujo en sentido Norte-Sur paraalimentar mejor la quebrada Torca, a la vez que deben ser retiradas las mangueras y establecer unprograma de saneamiento de dichas conexiones a lo largo de la quebrada y sus drenajes aportantes,lo cual implica hacer una visita de inspección minuciosa a la urbanización Floresta de la Sabana y alcolegio Alemán Friederich Von Shiller ya que la tenencia de acueductos privados no es excusa paralimitar el ingreso de la autoridad ambiental, así mismo, el Acueducto por tener ingerencia sobre laquebrada aguas abajo de estos predios, debe acompañarse de la Secretaría Ambiental del Distritopara efectuar la diligencia y contactar al personal del Acueducto que actualmente acompaña la obrade construcción de la vía paralela a la línea férrea, realizando estudios topográficos que están alparecer relacionados con el canal colector mencionadoFigura 78. Curso aportante en desecación con mangueras y aguas resumidas de zona de recarga hacia el canal paralelo ala vía férrea en cercanías al antiguo Club Bavaria.La quebrada Torca llega a la línea férrea a través del predio El Mundo de la Vida, en lascoordenadas X=1004840,Y=1532032; a esta altura está conducida por un tubo que la descarga a unlago dentro del predio y de allí fluye por el borde de la línea férrea para reunirse con las aguascolectadas por el canal mencionado (Figura.79).Figura 79. Quebrada Torca entubada en su paso por la granja El Mundo de la Vida, y canal que le tributa paralelo a lavía del ferrocarrilEl trazado de la vía paralela a la línea del ferrocarril se concibió inicialmente dentro de este plancomo un trazado propuesto, pero al igual que sucedió en Córdoba con la construcción del lote de
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL100Provenza que se había contemplado para incorporación al humedal, los constructores avanzan másrápido que los planes de manejo, de tal forma que la obra ya se encuentra avanzada, con rellenosmecanizados y adecuación de la intersección de la quebrada Torca y otros flujos en su cruce conesta vía (Figura.80).Figura 80. Personal del Acueducto en obra de readecuación en la vía paralela a la línea férreaen el cruce con la quebrada Torca (coordenadas X=1004856,Y=1531961)La vía se proyecta actualmente frente a la parte trasera del predio “los muebles de Guaymaral”, endonde se realizan algunas talas de Eucalipto al igual que ocurre en el predio frente al colegioMiguel Antonio Caro; el trazado llega hasta la intersección con un camino destapado que viene dela Autopista Norte, pero seguramente el diseño del trazado debe ser mucho más amplio con el fin debrindar una vía alterna a los urbanizadores y a las construcciones futuras a lo largo de todo elhumedal Torca hasta conectarlas con la Autopista Norte o la Séptima en cercanías a la salida deBogotá.Las estructuras de paso de la quebrada Torca bajo la línea del ferrocarril y la nueva vía son arcosantiguos hechos en ladrillo, más adelante se observa el reemplazo de algunas estructuras por tubos(Figura 81). El problema principal de la reconducción radica en que el Acueducto adelanta obraspor un lado y por otro pretende tomar decisiones de acuerdo con los resultados del presente plan, esmuy posible que cuando este plan se tenga en cuenta, las obras terminadas no hayan tenido encuenta la utilidad de la quebrada Torca para alimentar la zona del Guaco en Guaymaral y lareconducción se dificulte más.Figura 81. Vía paralela a la carrilera del tren y estructura de paso de la quebrada Torca bajo esta vía.
    • Caracterización Diagnóstica 101Esta vía al igual que la ampliación de la Séptima y la Autopista Norte constituye un riesgo si no seefectúan los diseños apropiados para reconducir los drenajes mencionados hacia la quebrada Torca,que definitivamente es la única oportunidad real de caudal ecológico y conectividad para elhumedal Guaymaral.A partir de la nueva vía la quebrada Torca continúa su camino hacia la Autopista Norte por elpredio vecino a muebles de Guaymaral, llevando las aguas de otros cursos intermitentes y las aguasresumidas al canal; en su llegada a la autopista (coordenadas X=1004462, Y=1531994) se encuentratotalmente desprotegida y las estructuras de paso y control de caudal del separador se encuentran enun estado lamentable (Figura.82).Figura 82. Llegada de la quebrada Torca a la Autopista Norte y estructura para control de caudal en el separador.Después de recibir contaminación, sedimentos y desechos sólidos en su paso por la Autopista, laquebrada Torca aparece al lado opuesto a través de una estructura bastante deteriorada y sin rondaprotectora (coordenadas X=1004428, Y= 1531996), de allí toma curso Sur –Norte y a la altura delcentro comercial Bima se dirige al occidente bordeando el centro comercial en un tramo de unos200 m (Figura. 83).Figura 83. Cruce de la quebrada Torca al costado occidental de la Autopista NorteDespués de su recorrido desde los Cerros Orientales en donde algunos habitantes beben su agua, laquebrada Torca bordea el centro comercial Bima y sus aguas transparentes se mezclan con las aguasnegras del canal Guaymaral, desperdiciando una fuente fundamental para la supervivencia del
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL102humedal Guaymaral y para la recuperación ecológica (Figura.84). Debido a la deforestación y elurbanismo acelerado el manantial de Torca como lo llamó Ancizar en su peregrinación de Alphapasará a ser una zanja seca llena de basuras, como se aprecian otros cauces antiguos que atraviesanla séptima o se unirá a los torrentes de aguas negras que van hacia el río Bogotá.Figura 84. Quebrada Torca de aguas transparentes antes de ingresar al canal Guaymaral y punto de entrada alcanal de aguas negras (Coordenadas X=1106019, Y=1552969)La EEP del Distrito requiere para ser una realidad, que en aquellos lugares cómo Torca, en donde esposible aún proteger lo poco que queda, sean restablecidas las rondas de las quebradas y serestituyan los cauces para obtener corredores conectivos que no se restrinjan a hileras de árboles enmedio de estructuras de cemento, bordeando cursos de aguas negras. Las quebradas AguasCalientes, Patiño y San Juan, actualmente son hilos intermitentes que desaparecen en tiempo seco oque están contaminadas como en el caso de Aguas calientes por la proximidad de los restoshumanos del cementerio Jardines de Paz, este cauce debe ser redefinido, los restantes restaurados yadelantada la diligencia pertinente para el saneamiento y reconducción de la quebrada Torca haciael humedal Guaymaral. Es fácil prever que la velocidad del urbanismo y los diseños quedesconocen la intención de recuperar los humedales aumenten los costos de proceso derecuperación ecológica, esperando este plan que al menos el realinderamiento se implementerápidamente, al igual que la gestión para incorporar las zonas de rondas de las quebradasmencionadas al sistema de áreas protegidas del Distrito y por ende a la EEP en construcción.
    • Caracterización Diagnóstica 10377.. CCAARRAACCTTEERRIIZZAACCIIÓÓNN FFIISSIICCOOQQUUÍÍMMIICCAAGabriel Guillot7.1. CARACTERIZACIÓN FISICOQUÍMICADurante la ejecución del proyecto de formulación y/o actualización del PMA de los humedalesTorca y Guaymaral, se realizó un muestreo de aguas para la medición de los diferentes parámetrosfísico-químicos relevantes para la caracterización de la situación actual de la calidad de las aguas enlos humedales en tres sitios ubicados en la zona de Guaymaral y en tres sitios ubicados en Torca, Enla figura 4 del Anexo Metodológico se presenta el mapa con la ubicación de los sitios de muestreoubicados así:Zona Guaymaral:Sitio 1, sector norte del humedal hacia la salida del canal Guaymaral, con vegetación de eneas(Typha) y juncos (Schoenoplectus).Sitio 2, en el sector medio del humedal, sobre el canal Guaymaral, con vegetación de eneas (Typha)y juncos (Schoenoplectus)Sitio 3, en el sector sur del humedal con vegetación emergente y flotante, presencia de jacinto deagua (Eichhornia crassipes) y barbasco (Polygonum).Zona Torca:Sitio 1, en el tercio norte, plano muy desecado con pocos encharcamientos, la vegetación es derumex y se halla invadido por pasto kikuyo.Sitio 2, tercio medio del humedal cercano a la quebrada San Juan, con praderas emergentes muydesecadas e invadidas de pasto kikuyo.Sitio 3, extremo sur del humedal, vegetación de juncal y encharcamientos con praderas flotantes yvegetación emergente de juncal (Schoenoplectus) y varias cyperaceas (Carex, Cyperus).Las muestras de agua superficial fueron colectadas en horas de la mañana entre las 9:30 y 13:30; elenvasado y preservación siguió los protocolos del laboratorio de aguas de EAAB. En el campo semidieron las variables Temperatura, pH y conductividad con una multisonda Hydrolab Schott. En latabla 25 se muestran los resultados.El muestreo de características fisicoquímicas de las variables se ha diferenciado en grupos deacuerdo con su función en los factores tensionantes que intervienen en el deterioro de la calidad delas aguas.Tabla 25. Valores de las variables fisicoquímicas de los humedales de Torca y Guaymaral, julio de 2006HumedalGuaymaral TorcaGrupo Variable1 2 3 1 2 3Nitrógeno Totales 12033000 23300 11450000 6488 83900 41060BacteriasE-coli 2723000 6300 2590000 52 10 100Sólidos Suspendidos 98 27 66 91 444 142Sólidos Totales 382 317 362 447 696 234Turbiedad 60 39 55 45 180 45ColmataciónSólidos Sedimentables 0 0,7 0 0 9 0Amonio 26 1,6 19,2 0,9 0,9 0,6Fósforo Soluble 4,74 0,26 2,54 0,55 0,84 0,53Fósforo Total 5,18 0,85 3,86 1,94 1,61 1,28Nitratos 0,13 0,16 0,18 0,1 0,92 0,17EutroficaciónNitritos 0,008 0,005 0,002 0,024 0,007 0,004
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL104HumedalGuaymaral TorcaGrupo Variable1 2 3 1 2 3Aluminio total 0,408 0,45 1,455 2,248 0,815 2,21Cadmio 0,0009 0,0006 0,0008 0,0008 0,0004 0,0016Cromo total 0,003 0,002 0,002 0,004 0,006 0,009Cobre 0,016 0,01 0,012 0,012 0,007 0,061Níquel 0,006 0,001 0,012 0,004 0,004 0,008Plomo 0,012 0,01 0,008 0,014 0,009 0,09MetalesZinc 0,076 0,089 0,103 0,118 0,069 0,194Alcalinidad 175 139 141 32 72 50Sólidos Disueltos 284 290 296 356 252 92Sulfatos 31 46 25 121 1 0MineralizaciónConductividad 142 145 148 178 126 46COT 52,1 13,2 40,5 25,8 52,9 32,2DBO 5 Total 75 20 81 40 215 69DQO 189 37 171 70 268 111Nitrógeno KjelhaldTotal27,5 3,7 25,2 3,3 10,7 6,2Oxígeno Disuelto 0 2,5 0 8 0 1,1SaprobiedadSulfuros 3,1 0,4 1,8 0 0 0Tóxicos CN 0,001 0,001 0,001 0,001 0,001Fenoles Totales 0,11 0 0,11 0,12 0,05 0Grasas y aceites 0 0 0 0 0 0SAAM 2,573 0,503 3,324 0,366 0,218 0,233Temperatura 18 17 18,5 19 18,5 17PH 6,2 6,3 6,2 7,5 6,4 6,6Mineralización del AguaEn la figura 85 se presentan los valores obtenidos en el muestreo realizado en julio de 2006;comparativamente el cuerpo de agua de Guaymaral tiene un grado mayor de mineralización (> 150microS/cm, alcalinidad entre 120 y 180 mg/L) que Torca, en particular las estaciones 2 y 3, ya queen la 1 se obtuvieron valores muy elevados por el avanzado grado de desecación que se da en estesector norte del humedal.0501001502002503003504001 2 3 1 2 3Guaymaral Torca020406080100120140160180200alcalinidad Sòlidos Disueltos conductividadFigura 85. Variación espacial de las variables asociadas con la mineralización del agua: Conductividad (µS/cm),Alcalinidad y sólidos disueltos (mg/L)
    • Caracterización Diagnóstica 105Adicionalmente los valores de pH fluctuaron en un intervalo entre 6.2 y 7.5, siendo los valores másaltos aquellos correspondientes a Torca.Colmatación y sedimentación:Las variables asociadas con estos procesos (Figura 86) mostraron una tendencia general baja (< 400mg/L) en la aguas de los humedales a excepción del sitio 2 de Torca que excedió (> 400 mg/L ;correlativamente la turbiedad del agua varió en el mismo sentido, con valores incrementados en elsitio 2 de Torca (180 UNT) frente a valores <60 en el resto.01002003004005006007008001 2 3 1 2 3Guaymaral Torcamg/L020406080100120140160180200UNTSòlidos Suspendidos Sòlidos Totales TurbiedadFigura 86. Variación espacial de las variables asociadas con la colmatación y la sedimentaciónSaprobiedad (carga orgánica):Las variables más relacionadas con el estado de saprobiedad del agua son el oxígeno disuelto, lademanda biológica de oxígeno (DBO) y la demanda química de oxígeno (DQO), figura 87; losvalores se presentaron por debajo de 100 mg/L para la DBO a excepción de Torca 2 que superó los200; de igual manera varió la DQO; los valores de oxígeno disuelto se mantuvieron bajos (0 < 2mg/L) a excepción de Torca 1 donde se presentó un valor alto (8 mg/L9 por crecimientos algalesmuy abundantes que suelen elevar la concentración durante el día, por actividad fotosintética. Encuanto a la forma orgánica de nitrógeno (NTK) se observó también la tendencia a disminución entreGuaymaral y Torca, sin embargo en el carbono (COT) no hubo diferencias notables. En cuanto alsulfuro, que se genera en condiciones de anoxia por saprobiedad del medio, se observaron valoresentre 0.4 y 3.1 mg/L en Guaymaral y no fueron detectables en Torca
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL106a.0501001502002503001 2 3 1 2 3Guaymaral Torca0123456789DBO 5 Total DQO Oxìgeno Disueltob.01020304050601 2 3 1 2 3Guaymaral Torcamg/LNitrògeno Kjelhald Total COTFigura 87. Variación espacial de las variables asociadas con la carga orgánica (en mg/L), humedalesTorca y Guaymaral, julio 2006. a. DBO, DQO y oxígeno: b.NTK y COT.Bacteriológicos:Los recuentos bacterianos en las aguas (figura 88), se relacionan con el vertimiento de aguasservidas y con el lixiviado de excrementos de animales de ganadería; los valores obtenidos sonbastante elevados particularmente en Guaymaral (> 50000 / 100 mL) frente a valores másmoderados en Torca. Estos resultados muestran la necesidad urgente de medidas efectivas desaneamiento de las aguas afluentes a estos humedales, mediante la corrección de coneccioneserradas y el control de la actividad ganadera en inmediaciones de los humedales.
    • Caracterización Diagnóstica 107101001.00010.000100.0001.000.00010.000.000100.000.0001 2 3 1 2 3Guaymaral TorcaNMP/100mLColiformes Totales E-coliFigura 88. Variación espacial de la contaminación bacteriológica, humedales Torca y Guaymaral, julio2006. (NMP/ 100mL)Eutrofia:Los valores de los macronutrientes (nitrógeno y fósforo) relacionadas directamente con el estado deeutrofia de las agua se observan en la figura 89; la forma predominante de nitrógeno inorgánico esel amonio lo cual se relaciona con la baja oxigenación generalizada en los humedales; en general lasconcentraciones fueron mayores en Guaymaral (3 – 26 mg/L) que en Torca (< 3 mg/L); los valoresde nitrato fueron no detectables en varias estaciones; por otra parte el nitrito mostró valoresinferiores a 0,01 mg/L a excepción de Torca 1. El fósforo tanto en su concentración total como en lafracción soluble presentó valores inferiores en Torca que en Guaymaral, aunque estasconcentraciones son suficientes para calificar estos humedales como eutróficos.a.06121824301 2 3 1 2 3Guaymaral Torca00,0050,010,0150,020,0250,03amonio Nitratos Nitritos
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL108b.01234561 2 3 1 2 3Guaymaral Torcamg/LFòsforo Soluble Fòsforo TotalFigura 89. Variables asociadas con la eutrofia (mg/L): a. nitrito, nitrato, amonio; b. fósforototal y disuelto, humedales Torca y Guaymaral, julio 2006.Sustancias de especial riesgo ambiental:Los metales pesados presentaron valores detectables en todas las estaciones muestreadas; en cuantoal aluminio, varió entre 0.5 y 2.5 mg/L con una tendencia al incremento en Torca (figura 89 a); en elcaso del cadmio, cromo y níquel los valores estuvieron por debajo de 0.012 mg/L, sin embargo seobservaron valores aumentados de cromo en Torca.Los tensioactivos medidos como SAAM, presentaron concentraciones bajas y mostraron valoresmás elevados en Guaymaral (0.5 – 3.5 mg/L) que en Torca (< 0.5 mg/L).a.aluminio total01231 2 3 1 2 3Guaymaral Torcamg/Laluminio total
    • Caracterización Diagnóstica 109b.00,0040,0080,0121 2 3 1 2 3Guaymaral Torcamg/LCadmio cromo total Nìquelc.00,040,080,120,160,21 2 3 1 2 3Guaymaral Torcamg/LCu Plomo Zincd.SAAM012341 2 3 1 2 3Guaymaral Torcamg/LSAAMFigura 90. Variación en concentraciones de metales pesados, humedales Torca yGuaymaral, julio 2006.a. aluminio total; b. cadmio, cromo y níquel; c. cobre, plomo y zinc.Índice de calidad del agua (ICA)Los valores del ICA presentaron niveles de calidad muy bajos (<30), con un ligero incremento enTorca; sin embargo, esta es una situación que amerita la mayor atención por cuanto se requierenseguimientos prolongados para comprender mejor el comportamiento de las variables más criticas alo largo del ciclo hidroclimático, identificar las fuentes de la contaminación e implementar medidasde control y descontaminación de los afluentes, teniendo en cuenta el uso actual del área y sus
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL110desarrollos futuros como factores tensionantes de gran importancia para un área ambientalmentesensible y protegida por la normatividad como es un humedal.ICA010203040Guaymaral TorcaICA TOTAL01020304050607080901001 2 3 1 2 3Guaymaral TorcaFigura 91. Variación del Índice de Calidad del agua (ICA) en los humedales de Torca yGuaymaral.En conclusión las condiciones fisicoquímicas del agua que ingresa y discurre por los humedales deTorca y Guaymaral, presentan un nivel de calidad del agua precario, con tendencia a la eutrofia,moderada carga orgánica, aportes de aguas servidas y niveles de tóxicos bajos pero que evidencianaportes de aguas de calidad no controlada suficientemente; teniendo en cuenta la función de trampade materiales que es propia de todo humedal, se hace prioritario enfatizar la necesidad de medidasefectivas de protección de la calidad del agua del humedal para evitar procesos acumulativos quegeneren riesgos para la salud pública y deterioro en el componente biótico del humedal porprocesos de toxicidad crónica. Esta condición de deterioro fue más marcada en el caso del humedalde Guaymaral.
    • Caracterización Diagnóstica 111IIII.. DDEESSCCRRIIPPCCIIÓÓNN SSOOCCIIOOEECCOONNÓÓMMIICCAA11.. AASSPPEECCTTOOSS EECCOONNÓÓMMIICCOOSSCarmenza Castiblanco y Ernesto Bettin1.1.DIAGNÓSTICO PREDIAL Y ACTIVIDADES PRODUCTIVAS QUE SE DESARROLLAN EN ELÁREA DE INFLUENCIA DE LOS HUMEDALESIntroducciónEl análisis económico que se presenta a continuación incluye la identificación y caracterización delos predios ubicados en el área de influencia de los humedales, en cuanto al uso, ubicación, destinoeconómico, estrato y número de predios; también incluye la descripción de las característicassocioeconómicas de la población y la identificación y descripción de los factores que generantensión sobre los humedales y que tienen origen en las actividades económicas que se desarrollan enel área de influencia.El diagnóstico catastral de los humedales de Torca y Guaymaral tiene como punto de referencia losbarrios y predios que se encuentran en el borde de los humedales con respecto a todas suscoordenadas4. En la descripción general del área de influencia se analiza la estructura predial de losbarrios, dentro de lo cual se evalúa el área de cada manzana catastral, el número de predios, sudestino económico y el uso y cobertura del suelo. De igual manera se hace referencia a los posiblespredios que se verían afectados a la hora de diseñar el Plan de Manejo Ambiental PMA de loshumedales y las características de estas viviendas.El principal objetivo de este diagnóstico es identificar los aspectos prediales y económicos másimportantes de los humedales y a partir de esta información incluir las variables económicasrelevantes que deben ser tenidas en cuenta en la formulación del PMA de los humedales de Torca yGuaymaral. En este sentido la caracterización predial y la información económica se constituyen eninsumos para los otros componentes del trabajo.Localización catastral de los humedal de Torca y GuaymaralEl sector de Torca localizado en jurisdicción de la localidad de Usaquén, está rodeado por terrenosno construidos pertenecientes, entre otros, al Cementerio Jardines de Paz, la Compañía Nacional deReforestación, Mazda, Lucerna y la Escuela de Fútbol Alejandro Brand.El sector de Guaymaral pertenece a la localidad de Suba y se ubica entre las vías que conducen alAeropuerto Guaymaral, el Parque Industrial Bima, el Centro Recreacional Cafam y la AutopistaNorte (EAAB, 2006).Los barrios catastrales identificados en el área de influencia y que limitan con los humedales deTorca y Guaymaral son: Tibabita, Vereda de Torca y Casablanca Suba. El barrio Casablanca Subade la UPZ la Academia de Suba limita con la parte occidental de los humedales de Torca yGuaymaral. En la región Oriental de los humedales se encuentra la Vereda de Torca perteneciente ala UPZ Los Libertadores de Usaquén, y finalmente en el borde sur de los humedales se encuentranlos predios del barrio Tibabita también perteneciente a la UPZ Los Libertadores de Usaquén.4En la caracterización predial del humedal Torca-Guaymaral, no se delimitó un área de influencia directa exacta, en vistade la necesidad de analizar las actividades agrícolas presentes en la zona, que desde un área mayor a los 500 mdemarcados para los humedales Córdoba y El Burro afectan directamente el humedal. Por lo tanto en los tres barriosidentificados alrededor del humedal, se caracterizan todas las manzanas catastrales existentes.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL112Tabla 26. Barrios de influencia de los humedales de Torca y GuaymaralUPZBarrios de influencia directa de loshumedales de Torca y GuaymaralLímite con los humedales de Torcay GuaymaralLa Academia Casablanca Suba OccidenteTorca OrienteLibertadoresTibabita SurFUENTE: POT Bogotá, 2002.Caracterización predial local de los humedales de Torca y GuaymaralEl área de influencia predial corresponde a los sectores catastrales aledaños a la ronda de loshumedales de Torca y Guaymaral, los cuales están ubicados en las UPZ La Academia y Guaymaraldel sector de Suba y la UPZ Paseo de los Libertadores de la localidad Usaquén.Usaquén tiene nueve UPZ, siendo Paseo de los Libertadores la de mayor extensión. Todas las UPZposeen áreas protegidas, cuya extensión asciende en total a 276,99 ha y, con excepción de las UPZToberín y Santa Bárbara, todas cuentan con áreas por desarrollar, las cuales suman 633,99 ha.La UPZ La Academia se ubica al norte de Suba sobre la Autopista y se clasifica como UPZ endesarrollo. La extensión de la UPZ es 610,07 ha, de las que 438,75 ha están clasificadas como suelode expansión, 255,92 ha ya se han desarrollado y 72,00 ha son áreas sin desarrollar en suelo urbano.Limita al norte con el humedal Torca, por el oriente con la Avenida Paseo de los Libertadores oAutopista Norte, por el sur con el canal Guaco (calle 183), Avenida Boyacá, y por el occidente conla Zona de Reserva Regional, Avenida Low Murtra. En La Academia existe 1 barrio y siempre hasido legal. La población en La Academia es de 7.166 (0,95%).La UPZ Guaymaral se localiza en el extremo norte de la localidad de Suba siendo la UPZ másextensa con 1.135 ha; tiene 362,36 ha de suelo de expansión, de las cuales se han desarrollado123,32 ha. Esta UPZ, según la clasificación de catastro distrital, está en desarrollo y es de mayoríarural, limita al norte con el municipio de Chía y la Avenida Longitudinal de Occidente, por eloriente con la Avenida Paseo de los Libertadores y al sur con el humedal Torca (calle 280) y aloccidente con el Aeropuerto Guaymaral. En Guaymaral se localizan 2 barrios y uno de ellos ya fuelegalizado. Para Guaymaral no se encontró registro de población.La UPZ Paseo de los Libertadores se clasifica dentro de la categoría de desarrollo; se ubica en elextremo norte de Usaquén, tiene una extensión de 659,7 ha, equivalentes al 17,6% del total delsuelo urbano de esta localidad. Tiene 122,9 ha de zonas protegidas en suelo urbano. Esta UPZlimita por el norte con el límite sur del cerro de Torca y Chía; por el oriente, con la carrera 7ª, al surcon la calle 193, y por el occidente, con la Autopista Norte. De 3 barrios existentes en la UPZ Paseode los Libertadores, 1 barrio era ilegal. En esta UPZ existe una población de 5.543 habitantes(1,26%).El precio del suelo promedio de Bogotá por metro cuadrado es $411.558 y para el caso del sector deUsaquén es $946.111.En los predios que hacen parte del área de influencia directa de los humedales de Torca yGuaymaral, el nivel de estratificación cubre todos los estratos; desde el uno en un sector del barrioTibabita, hasta el seis en Torca.Tabla 27. Estrato socioeconómico de los barrios con influencia directa sobre los humedales de Torca y GuaymaralCódigo Barrio catastral Estrato socioeconómico No. Manzanas No. Manzanas zona de influencia400-9215 Casablanca Suba58 86108101 Torca24 412108202 Tibabita3Sin registro Sin registroFuente: POT Bogotá. 2002.
    • Caracterización Diagnóstica 113Caracterización predial puntual de los humedales de Torca y GuaymaralEl área de influencia socioeconómica definida para los humedales de Torca y Guaymaral abarcabarrios tanto de la localidad de Suba como de Usaquén. Del sector de Suba se incluye el barrioCasablanca Suba, perteneciente a la UPZ La Academia y de la zona de influencia localizada enUsaquén se incluyen los barrios Tibabita y la vereda Torca ubicados en la UPZ Libertadores. Acontinuación se analizan las principales características de estos barrios.Casablanca SubaEl barrio Casablanca está ubicado en el área de influencia de los humedales de Torca y Guaymaralperteneciente a la localidad de Suba en la UPZ La Academia, este barrio comprende la calle 144con carrera 66 en el sector noroccidental y sur occidental de los humedales. Casablanca Suba tiene8 manzanas catastrales y 1.648 predios. En este sector el suelo es usado con fines residenciales,urbano integrales, para actividad industrial, comercio y servicios y una parte pequeña de sueloprotegido. En este barrio, se encuentran predios estratos cuatro y cinco.Tabla 28. Manzanas catastrales barrio Casablanca SubaManzana catastral No. Predios Área (m2) Destino EstratoResidencial00921521 604 40.447,93Comercio4ResidencialLote del estado00921522 421 221.810,03Vías5Residencial00921524 289 11.497,77Lote del estado4Residencial00921525 65 7.360,45Urbanizado no edificado400921526 1 34.415,40 Dotacional público 400921536 2 181.040,70 Dotacional público 400921543 266 9.101,85 Residencial 41.648100%Fuente: DAPD, DACD y cálculos propios.Vereda de TorcaLa Vereda de Torca ubicada en la UPZ Los Libertadores, perteneciente a la localidad de Usaquén,queda ubicada en el kilómetro 12 con carrera 7ª en la parte nororiental y sur oriental de loshumedales. En Torca existen 4 manzanas catastrales y 118 predios. En este sector el suelo es usadocon fines comerciales, residenciales, actividades de servicios y cultivos agrícolas. Los estratossocioeconómicos presentes son seis y dos.Tabla 29. Manzanas catastrales vereda TorcaManzana Catastral No. Predios Área (m2) Destino EstratoResidencialComercio610810101 47 955.015,47Urbanizado no edificado 2Residencial10810102 35 1.333.001,70Agricultura6Residencial10810103 21 1.124.359,10Agricultura6ResidencialUrbanizado no edificado10810104 15 621.742,10Agricultura6118100%Fuente: DAPD, DACD y cálculos propios.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL114TibabitaEl barrio Tibabita, legalizado en 1996, está ubicado en la UPZ Los Libertadores de la localidad deUsaquén y comprende la calle 186 con carrera 30 al sur oriente de los humedales. El área queabarca este barrio es de 8 ha, donde se ubican 528 lotes y una población estimada de 1.966habitantes. Los tipos de explotación del suelo en este barrio son: actividades residenciales, urbanointegrales, industrial, dotacional, comercio y servicios y cultivos agrícolas. En este sector el nivel deestratificación es uno, dos y tres.Tabla 30. Predios en el barrio TibabitaNo. Predios Población Área (m2) Destino EstratoÁrea de actividad agrícolaÁrea de actividad residencial1Área de actividad dotacional 2Área de actividad industrial528 1966 80.000Área de actividad de comercio y servicios3Fuente: DAPD, DACD y cálculos propios.En los barrios que rodean los humedales de Torca y Guaymaral, el uso del suelo es principalmenteresidencial, comercial, dotacional, industrial y agrícola.Tabla 31. Cobertura y uso del suelo en los barrios con influencia directa sobre los humedales de Torca y GuaymaralLímite con los humedales deTorca y GuaymaralBarrio Catastral Cobertura y uso del sueloÁrea de actividad dotacionalÁrea de actividad residencialÁrea urbana integralSuelo protegidoÁrea de actividad industrialOccidente Casablanca SubaÁrea de actividad de comercio y serviciosÁrea de actividad agrícolaÁrea de actividad dotacionalOriente TorcaÁrea de actividad de comercio y serviciosÁrea de actividad agrícolaÁrea de actividad residencialÁrea de actividad dotacionalÁrea de actividad industrialSur TibabitaÁrea de actividad de comercio y serviciosFuente: POT Bogotá (2002)Predios a adquirir por parte de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá en elmarco del PMA de los humedales de Torca y GuaymaralEn los humedales de Torca y Guaymaral, la Empresa de Acueducto aún no ha comenzado elproceso de adquisición de predios necesarios para desarrollar el plan de manejo y preservación. Sinembargo, en el IDEA-UN identificamos algunos predios que limitan con los humedales que seríaimportante involucrar en el PMA.Dentro del área de ronda de los humedales de Torca y Guaymaral existen usos no compatibles conla conservación de los humedales:Algunos de los predios que mayor afectación producen al ecosistema son:a. Lote 16 Urb. El Jardín ubicado en la Kr 52 Nº 222-84, para el cual se establece un usodotacional privado,b. Finca agrícola y gallinero ubicado en Cl 226 Nº 48-46,c. Lote de nombre Casablanca El Cuadrilátero tiene un uso permitido recreacional público,
    • Caracterización Diagnóstica 115d. Predio Jardín Oriental ubicado en la Cr 51 Nº 221-66 con usos comerciales,e. Predio Palermo lote 1 ubicado en la Cl 224 Nº 45-21 donde se realiza actividad industrial.Avalúo catastral 2001-2006En principio hay que aclarar que la valorización predial realizada por parte del DepartamentoAdministrativo de Catastro Distrital no es la que se utiliza a la hora de negociar los predios, esnecesario incluir al avalúo comercial factores adicionales como el valor de zonificación en laciudad, el cual no es tenido en cuenta en el avalúo catastral, cuya función básica es estimar el montoa pagar de impuesto predial.En los humedales de Torca y Guaymaral existen cuatro predios que han experimentado una granvaloración durante el período 2001-2006, estos son: Lote D. Palermo Casa B1 (248%), predio SantaAna (7034%), lote Conejera El Chircal (128%) y Bogotá Tennis Club Campestre (95%). En losdieciséis predios restantes, de los que se presentan en la Tabla 20 a continuación, el rango devalorización oscila entre 65% y -28%.El promedio de valorización en el sector entre los años 2001-2006 es 33%, con un valor por metrocuadrado de $74.469 a precios de 2006.De otra parte, se identificaron algunas actividades productivas que vierten directamente sobre loshumedales de Torca y Guaymaral, estas están ubicadas en:- La finca La Francia: El lote donde se encuentra ubicada esta finca ganadera abarca un área de606.214,2 m2 a lo largo del humedal Torca. En inventario realizado durante recorrido de campoel día 28 de junio de 2006, se contabilizaron un total de 20 cabezas de ganado vacuno y 10 deganado equino que pastorean en la zona y toman agua del humedal.- Lote D Palermo casa B1: El predio está ubicado en el borde del humedal Guaymaral, en lacalle 224 y Autopista Norte (Cl 224 45-21). Parte del área de este lote de 6.706 m2, es usadacon fines agrícolas, donde se encuentran cultivos de maíz, papa, arveja y zanahoria.Tabla 32. Predios que resultan afectados con la implementación del Plan de Manejo de los Humedales de Torca yGuaymaral.No. Nombre del predio Dirección Tipo de usoÁrea(m2)$/m22001$/m22006▲ (%)1 Lote D PTE Palermo Vda Casa Bl Ak 45 222-15 Suelo protegido 58.339 4.350 15.120 2482 Casablanca lote 17 El Jardín Kr 52 222-50 Urbanizado no edificado 7.000 66.040 68.061 33 Lote 16 Urb. El Jardín Kr 52 222-84 Dotacional privado 5.934 80.057 93.348 174 Galpones y gallineros Cl 226 48-46 Agropecuario 2.003 46.241 52.748 145 Santa Ana AC 183 65-24 Urbanizado no edificado 353.374 608 43.386 70346 Casablanca El Cuadrilátero = Recreacional publico 88.000 10.474 11.948 147 PT LT Monteperla Ak 45 215-09 Urbanizado no edificado 4.784 76.313 108.018 428 La Monteperla Cl 215 45-60 Urbanizado no edificado 139.566 40.890 62.898 549 PT LT El Jardín LT 53 MZ G AC 222 45-11 Urbanizado no edificado 12.055 70.000 67.200 -410 El Jardín Oriental KR 51 221-66 Comercio 12.036 119.464 85.910 -2811 LT C PT Palermo LT 1 CL 224 45-21 Industrial 1.939 207.871 294.341 4212 Casablanca El Diamante AK 45 224-51 Residencial 90.083 28.869 47.751 6513 LT PT Las Pilas El Diamante AK 45 225-51 Urbanizado no edificado 74.806 46.099 70.595 5314 Lote B PTE Palermo Vda Casa Bl = Suelo protegido 62.554 9.368 12.889 3815 Lote Lechería A Canal CL 242 45-80 Lote del Estado 93.995 55.157 51.664 -616 Conejera PTE El Chircal AC 235 52-90 Urbanizado no edificado 712.384 11.061 25.204 12817 Casablanca La Floresta AK 45 235-91 Urbanizado no edificado 44.480 70.661 103.229 4618 Bogotá Tennis Club Campestre AK 45 244-95 Recreacional privado 37.072 94.575 184.239 9519 Torca 2 AK 45 245-91 IN 2 Urbanizado no edificado 98.495 72.436 84.000 1620 Las Fucsias = Urbanizado no edificado 9.924 5.985 6.828 14Promedio 55.826 74.469 33
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL116Caracterización socioeconómica localidad de UsaquénLa información socioeconómica sobre los niveles de ocupación y estructura empresarial, no seencuentra detallado por barrios ni UPZ, razón por la cual el análisis socioeconómico se realizará anivel de localidad.Las condiciones socioeconómicas de la localidad de Usaquén reflejan una tasa de desempleo de7,42%, lo que representa casi la mitad del nivel registrado en Bogotá (13,11%). En cuanto a lapobreza (3,9%) el indicador, en términos relativos a Bogotá, es bastante bajo. Por otra parte, en lapoblación habitante del sector de Usaquén no se encuentran personas en miseria.0%2%4%6%8%10%12%14%Miseria Pobreza Tasa de desempleoUsaquen BogotáFigura 92. Indicadores socioeconómicos en la localidad de Usaquén. Fuente: Encuesta de Calidad deVida, Bogotá D.C. (2003)Según la encuesta nacional de hogares realizada por el DANE, la principal rama de actividadgeneradora de empleo en la localidad de Usaquén es servicios comunitarios, sociales y personales(35%) y Comercio, restaurantes y hoteles (22%).21,9%35,0%12,4%14,8%0,2%2,8%5,4% 0,3%7,3%ConstrucciónNo ClasificadoSector industrialElectricidad, gas y aguaSector agropecuario y mineroComercio, restaurantes y hotelesTransporte, almacenes y comunicacionesServicios comunitarios, sociales y personalesServicios financieros, inmobiliarias y empresasFigura 93. Personas ocupadas según rama de actividad en la localidad de Usaquén. Fuente: Encuesta Nacional deHogares ENH (2001)La rama productiva de mayor importancia en la plataforma empresarial de la localidad de Usaquénsegún volumen de activos es el sector de servicios financieros, inmobiliarios y empresariales (23%),el sector minero (22%) y el comercio, restaurantes y hoteles (19%).
    • Caracterización Diagnóstica 1170,2%6,5%3,8%5,2%22,7%22,1%9,6%2,3%19,2%8,4%Sector agropecuarioSector industrialNo clasificadoConstrucciónComercio, restaurantes y hotelesTransporte, almacenes y comunicacionesSector mineroElectricidad, gas y aguaServicios financieros, inmobiliarias y empresasServicios comunitarios, sociales y personalesFigura 94. Estructura empresarial de Usaquén. Fuente: DAPD (2002)Caracterización socioeconómica localidad de SubaLa información socioeconómica sobre los niveles de ocupación y estructura empresarial, no seencuentra detallado por barrios, ni por UPZ, razón por la cual el análisis socioeconómico serealizará por localidad a la que pertenecen los humedales. La información que se presenta acontinuación fue suministrada por el Departamento Administrativo de Planeación Distrital.Las condiciones socioeconómicas de la localidad de Suba reflejan una tasa de desempleo de11,52%, nivel inferior al registrado por Bogotá (13,11%). En cuanto a la pobreza (2,8%) y miseria(0,6%) los indicadores con relación a Bogotá son bastante bajos.0%2%4%6%8%10%12%14%Pobreza Miseria Tasa de desempleoSuba BogotáFigura 95. Indicadores socioeconómicos de la localidad de Suba. Fuente: Encuesta deCalidad de Vida, Bogotá D.C. (2003)El sector que mayor empleo genera en la localidad de Suba es servicios comunitarios, sociales ypersonales (37%) y Comercio, restaurantes y hoteles (21%).
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL11813,0%21,2%36,0%15,2%0,3%3,4%3,7% 0,2%7,1%ConstrucciónNo clasificadoSector industrialElectricidad, gas y aguaSector agropecuario y mineroComercio, restaurantes y hotelesTransporte, almacenes y comunicacionesServicios comunitarios, sociales y personalesServicios financieros, inmobiliarias y empresasFigura 96. Personas ocupadas según rama de actividad en la localidad de Suba. Fuente: Encuesta Nacional deHogares ENH (2001)Suba ocupa el octavo lugar dentro de las localidades urbanas del Distrito, según volumen deactivos, con una participación de 1,4% en el total de activos de las empresas de la ciudad.La rama productiva de mayor importancia en la estructura empresarial de la localidad de Subasegún volumen de activos es el sector de comercio, restaurantes y hoteles, representando el 33%.11,5%33,1%19,7%2,4%0,1%15,7%6,1% 0,1%8,8%2,5%Sector agropecuarioSector mineroSector industrialElectricidad, gas y aguaConstrucciónComercio, restaurantes y hotelesTransporte, almacenes y comunicacionesServicios financieros, inmobiliarias y empresasServicios comunitarios, sociales y personalesNo clasificadoFigura 97. Estructura empresarial de Suba. Fuente: DAPD y Secretaría de Hacienda Distrital (2004)Caracterización económica del área de influenciaUna actividad económica importante que se desarrolla en el área de influencia de los humedales esla de los Parques Cementerios, que sirven como zonas armonizadoras y de conectividad ecológicapara la avifauna, pero que a su vez generan inquietud entre los residentes de la zona, por el manejode las aguas que entran a los cementerios y salen por el sistema de drenaje, teniendo en cuenta losprocesos bioquímicos que subyacen en los suelos de estos lugares.En el sector hay presencia de unidades productivas formales como Intervet y el Outlet CentroComercial Bima, que han demostrado interés en la conservación y recuperación de los humedalescomo parte de sus responsabilidades ambientales, propendiendo por mejorar la calidad de vida en elárea de influencia del ecosistema.
    • Caracterización Diagnóstica 119En la zona también se desarrollan algunas actividades agrícolas y pecuarias, las primerasrelacionadas con el cultivo de flores, en algunas de estas se hace uso intensivo de gallinaza,especialmente en los viveros ubicados hacia el sector de Guaymaral, esta actividad genera altosniveles de contaminantes que luego son evacuados al Canal Torca.Algunas actividades productivas que se desarrollan fuera del área de influencia directa de loshumedales, tienen repercusiones en la salud de los pobladores de la zona, como es el caso de laexplotación de canteras cuya influencia llega por el sistema de drenaje de los humedales.La población residente en la zona se desempeña laboralmente en el cuidado de ganado, los cultivos,viveros de flores y en los colegios de la zona desempeñando oficios varios. En cuanto a la poblaciónflotante que labora en la zona, la mayoría trabaja en las instituciones educativas, como educadores,administrativos, celadores y varios, otra parte de la población minoritaria se dedica a actividadesindustriales y empresariales.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL12022.. AASSPPEECCTTOOSS SSOOCCIIOOCCUULLTTUURRAALLEESSLaura Cecilia Osorio, Claudia Romero B. y Ana María Mahecha2.1. PRESENTACIÓN GENERALLa descripción que se presenta de la dinámica contextual de los humedales de Torca y Guaymaral,desde la perspectiva sociocultural, pretende evidenciar algunas de las principales relaciones que setejen entre el ecosistema, la población urbana y la cultura.La relación ecosistema – cultura en los PMA de los humedales urbanosEl Plan de Manejo Ambiental de un humedal busca restablecer o restituir el equilibrio ecosistémicopropio o característico, a partir de acciones realizadas por la sociedad5, entendida ésta como lasinstituciones y los ciudadanos.Si entendemos el ambiente como las relaciones y las interacciones entre la sociedad y la naturaleza,o entre la cultura y el ecosistema, debemos conocer y entender no solamente los procesos físicos,biológicos, ecosistémicos de un humedal, sino conocer y entender los procesos sociales y culturalesque se desarrollan a su alrededor, que han contribuido a su deterioro, pero más que eso, definircuáles son las acciones que deberán emprenderse para recuperar el ecosistema, mantenerlo enbuenas condiciones y mejorarlo a futuro.Para entender el concepto de cultura, acudimos a nuestro filósofo ambientalista Augusto ÁngelMaya6quien sostiene que: La cultura se forma en la actividad transformadora del medio, se reflejaen la manera como los sistemas culturales transforman su medio, pero también en la influencia delmedio en las transformaciones de los sistemas culturales.Apoyado en su plataforma instrumental, el hombre inicia un proceso nuevo de adaptación que en uncorto espacio de tiempo modifica la organización de las estructuras ecosistémicas vigentes yamenaza con destruirlas, esto es lo que conocemos como “problemática ambiental”, dicho de otramanera, es el producto de nuevas formas de adaptación. Y añade Augusto Ángel: “Elcomportamiento está modelado por la cultura, ésta es por lo tanto, un cúmulo de tradicionestécnicas, sociales y simbólicas que se transmiten de una generación a otra y que permiten a laespecie humana sobrevivir y evolucionar”Los humedales urbanos que nos ocupan, aunque tienen condiciones físicas, niveles de conservacióndiferentes y requieren de procesos técnicos también diferentes para su recuperación, están en elmismo espacio urbano, el Distrito Capital. También amerita acercarnos desde lo conceptual a lacondición de “urbano”. El mismo Augusto Ángel señala que “la ciudad es la máxima manifestaciónde la cultura, de la adaptación y transformación del medio”, es allí donde la sociedad ha generadoun “paisaje artificial”, donde desarrolla todas sus actividades, demanda recursos naturales desdefuera, los transforma y en esos procesos genera grandes impactos en el medio, altera los ciclosquímicos y biológicos, el clima, el paisaje, la sociedad urbana genera diferentes formas derelacionarse con su entorno.5Ya que se ha demostrado no solo que no pueden recuperarse por sí mismos, sino que de continuar en las mismascondiciones, tienden a desaparecer.6PhD en Historia, Filosofía y Educación. Profesor de la Universidad Nacional, con numerosas publicaciones sobre eltema, entre ellas: “El Reto de la Vida” de la serie “ecosistema – cultura” una introducción al estudio del medio ambiente,Ecofondo 1996 y “La fragilidad ambiental de la Cultura” Ed. Universidad Nacional 1995
    • Caracterización Diagnóstica 121El reto en estos planes de manejo es descubrir colectivamente, cuáles son los comportamientos,actitudes y hábitos de la sociedad que deberían modificarse para mantener un proceso derecuperación y manejo de estos humedales urbanos, sumados a los procedimientos técnicos y físicosque acompañan el Plan, la tecnología en sí misma no será suficiente para garantizar el mejoramientode estos humedales, son necesarios simultáneamente el compromiso y la voluntad institucional yciudadana.En este sentido, el acercamiento que se realiza a las características socioculturales de los humedalesde Torca y Guaymaral, se trabajan en dos ejes: uno enfocado a lo histórico-cultural y el otro a losocial desde los atributos poblacionales y las relaciones de poder. En ambos casos es imprescindiblela identificación y caracterización de los actores sociales que construyen el escenario socioculturalalrededor de los humedales y las relaciones tanto de cooperación como de conflicto que allí seentraman.La caracterización sociocultural permite un acercamiento con las percepciones sociales sobre elecosistema, como parte del territorio que se habita y escenario público de construcción de lasprácticas cotidianas en la ciudad. Aunado a ello, puede vislumbrarse el reconocimiento social de losvalores ecológicos y de los servicios ambientales que representa los humedales para los pobladoresaledaños, en cuanto al mejoramiento de la calidad de vida y de las condiciones medioambientales,así como el disfrute paisajístico, entre otros.Desde ello, puede plantearse el enfoque del plan de acción en lo concerniente a la apropiaciónsocial de los humedales y a las estrategias de sensibilización, participación, comunicación yeducación ciudadana, como parte de los procesos de legitimación del Plan de Manejo Ambiental,considerado como un instrumento para la toma de decisiones públicas, por parte de los diferentesactores institucionales competentes, para la recuperación y conservación de los humedales comoárea protegida.2.2. ENFOQUE GENERALPara acercarse a la interpretación de la dinámica sociocultural alrededor de los humedales de Torcay Guaymaral, se parte de un enfoque hermenéutico desde el reconocimiento de los significados enlas prácticas sociales cotidianas. Desde allí se intenta relacionar con dinámicas estructurales, en unesfuerzo por abordar los planos micro y macro del análisis social. Sin embargo, dado los alcancesdel Plan de Manejo Ambiental y de esta fase diagnóstica, el acercamiento no llega al análisissistémico, aunque se proyecta en ese plano.En este sentido, se tuvo en cuenta la dimensión espacio-temporal de las prácticas sociales, por loque se “acerca el lente” a los procesos históricos y se va “ampliando el foco” a las relacionesestructurales, tales como, las densidades poblacionales, aspectos demográficos y dinámicas legales,que encuentran un sustento de sentido en la cotidianidad de los diferentes actores socialesquerientes de los humedales.Cabe anotar, que aunque este Plan de Manejo Ambiental, avanza en el reconocimiento de la culturacomo variable integral en la interpretación de la dinámica social, no alcanza las dimensionespropias de un estudio en esta línea –lo que sería pertinente para la ciudad realizar como parte de unestudio específico-, aunque si presenta importantes insumos, sobre todo para las pretensiones deeste PMA como proceso participativo.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL1222.3. ANÁLISIS HISTÓRICO-CULTURALPresentaciónAl reconocer que alrededor de los humedales se han tejido y se tejen territorialidades, en la medidaque los grupos humanos se han apropiado y generado un sentido de pertenencia a estos ecosistemas,expresando identidad, arraigo y construcciones simbólicas (Montañez, 2003 citado en Moreno,2006), es de suma importancia hacer una reconstrucción histórica donde se pueda develar lasdinámicas y valores culturales que han configurado las formas de apropiación de los humedales delDistrito Capital, y los usos y valores que le han dado las comunidades, las instituciones y losplanificadores urbanos a los mismos (Moreno, 2006).En este sentido, se busca a través de este apartado hacer una aproximación a la dinámicasociocultural de los humedales de Torca y Guaymaral, comprendiendo la manera en que se haconformado el tejido social, expresado en redes de relaciones vecinales alrededor de los humedales,entendiendo las formas en que se han definido las identidades y sentidos de pertenencia, losconflictos por uso y los referentes culturales en torno a dicho ecosistema. Para el desarrollo de esteapartado se partió de la propuesta metodológica que Dolly Palacio (2003, 2005, 2006) plantea paraabordar las relaciones socioambientales en el marco de la participación social en la gestión de loshumedales de Bogotá. En esta perspectiva se abordan los humedales como “un ensamblajesocioambiental llamado Lugar-red, una perspectiva teórica que explica las relacionessocioambientales en el marco de las relaciones de poder” (Palacio, 2003: 203). Se parte, entonces,que las interacciones sociales y socioambientales de un lugar, en este caso los humedales de Torca yGuaymaral, moldean su paisaje, de esta manera el lugar también es red, en la medida que éste nosolo representa el espacio físico con sus características ecológicas, sino también las relacioneshumanas que lo conforman y lo moldean. La autora Palacio explicita que para entender loshumedales bajo la perspectiva del Lugar – red se deben “observar las interacciones socio-ambientales que las configuran poniendo particular atención a dos componentes de la interacción: elactor social y la red” (Palacio, 2003: 203).El actor social es el sujeto que ejerce la acción, mientras que la red está configurada por los actoresy sus vínculos con otros actores o entidades no humanas a las que el autor afilia mediante supráctica para llevar a cabo sus propósitos (Palacio, 2005: 142). La red se compone de tres aspectos:el tiempo-espacio, los elementos ambientales y la interacción social entendida como participaciónsocial (Palacio, 2003: 203).El tiempo-espacio es el que proporciona los límites de la acción, delimita la duración y lalocalización de la acción. Los elementos ambientales tienen una doble naturaleza: su existenciaobjetiva que es la que se refleja en “las cosas”, en su carácter de entidades independientes de losactores sociales y su percepción sobre ellas (Palacio, 2003: 204); y su existencia subjetiva que serefleja en la apropiación que los actores sociales hacen de los elementos ambientales en su prácticasocial específica, donde los elementos ambientales adquieren un significado particular (Ingold,1992 citado en Palacio, 2006: 204).Finalmente, las formas de participación social son las que dan origen a diferentes estilos de gestióny legitimidad de los proyectos sociales y ambientales (Drijver, 1992 citado en Palacio, 2003: 204).La participación tiene efectos por el poder de la acción de los actores sociales y la red que estoslogran establecer para lograr sus objetivos, es decir la capacidad de logro y el efecto de la acción(Palacio, 2003: 204).Así mismo, entender los humedales de Torca y Guaymaral como lugar-red amerita conocer a travésdel tiempo la manera en como se han establecido las múltiples interacciones entre los actoressociales conformando así redes vecinales para la gestión de los humedales. Esto permitirácomprender la dinámica social y cultural que se ha tejido alrededor del ecosistema y proporcionará
    • Caracterización Diagnóstica 123directrices para la construcción de lineamientos de participación social para la formulación del Plande Manejo Ambiental de los humedales de Torca y Guaymaral.Antecediendo a la caracterización del entramado social y cultural de los humedales de Torca yGuaymaral, se presenta una breve reseña histórico-cultural de los humedales en la Sabana deBogotá, la cual ofrece una mirada general sobre el cambio que se ha dado a través del tiempo de lavaloración cultural de los humedales partiendo de un tiempo pre-hispánico hasta un momentoactual.Si bien, la historia socio-cultural de los humedales se remonta a tiempos pre-hispánicos, fue difícilconstruir un discurso articulado y continuo entre la época muisca y la actual, ademáscontextualizado al caso de los humedales de Torca y Guaymaral. Los documentos encontradossobre la historia de los humedales son muy generales, y presentan una historia fragmentada ydiscontinua. De esta manera, se exponen algunas generalidades de las dinámicas culturales ysociales que se han dado históricamente en los humedales de Bogotá, lo cual permitirá entendercomo “la interacción del hombre con los humedales de la Sabana de Bogotá ha tenido una serie deconnotaciones especiales a lo largo del tiempo”, determinando unas formas singulares derelaciones que han influido notoriamente en la conservación o en la destrucción progresiva de losdiferentes humedales del Distrito (Castaño, 2003).Posteriormente, se presenta de manera más contextualizada y pertinente los procesos de laconfiguración cultural y social que se ha dado en los humedales de Torca y Guaymaral.Para el desarrollo de este apartado fue necesaria la revisión documental y bibliográfica. Entre losdocumentos revisados se encuentran tesis, consultorías, libros y documentos institucionales de laEAAB. De otra parte, por medio de entrevistas se recogieron relatos de algunas personasinvolucradas con la conservación y protección de los humedales de Torca y Guaymaral. A través delos relatos se identificaron las representaciones y percepciones que se tienen y que se hanconstruido a lo largo del tiempo con relación a dichos humedales. Igualmente se tuvieron en cuentalos resultados de lo encuentros comunitarios para complementar este análisis histórico-cultural delos humedales de Torca y Guaymaral.Generalidades de la historia de los humedales de BogotáLos humedales de Bogotá y de la Sabana de Bogotá en general, han sido ecosistemas altamentehumanizados, donde han confluido múltiples visiones, valores y conflictos sociales. De esta manera,en la medida que los usos y la valoración social y cultural de los humedales han cambiado a lo largode los años, la salud de estos ecosistemas también se ha modificado; siendo así, se podría decir quela conservación de estos ecosistemas también ha sido un asunto de valoración cultural, de la cual lavisión científica ha hecho parte (Andrade, 2003: 31).En este sentido, para entender la evolución de dicha valoración cultural se presentará a continuaciónun breve recorrido por la historia de los humedales a través de cuatro épocas principalmente:prehispánica, colonial, pre-industrial (siglos XVIII y XIX) e industrial (comienzos del siglo XX).Posteriormente en el siguiente apartado se trabajará la segunda mitad de siglo XX y comienzos delsiglo XXI explicitando la situación de los humedales de Torca y Guaymaral.Época prehispánicaA partir de diferentes investigaciones arqueológicas se ha podido constatar que el poblamiento de laSabana de Bogotá se remonta aproximadamente entre los años 13.000 y 11.000 a.C. A través deestos hallazgos se ha podido conocer algo de los diferentes pobladores de la Sabana. Sin embargo,no es suficiente en relación con el acervo que hoy conocemos de los pobladores más tardíos, losMuiscas, debido a las narraciones y escritos de cronistas y viajeros que vinieron a estas tierras en lasépocas de la Conquista y la Colonia.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL124Tanto la vida de los primeros habitantes del altiplano como la de los Muiscas transcurrió encercanías de la gran extensión de pantanos y tierras húmedas de la planicie, ya que estos lugaresofrecían peces, aves silvestres y plantas acuáticas. Igualmente estos espacios húmedos conteníanuno de los elementos preciados por esta cultura, el agua; dicho recurso era de gran importancia en lamitología y cosmogonía muisca, además que proveía recursos que mejoraban su adaptación almedio. Algunas investigaciones (Broadbent, 1964, 1968, 1987; Boada, 2000 citados en Castaño,2003: 159) muestran un importante nivel de transformación del paisaje a lo largo del río Bogotá,mediante la adecuación de canales, camellones y campos de cultivo: esto demuestra queposiblemente en estos humedales culturales se combinaba la agricultura con la cría o extracción deanimales de las aguas (Andrade, 2003: 32).El agua siempre estuvo presente tanto en la cosmogonía como en la mitología muisca. A través detoda la mitología muisca se encuentra la relación entre el agua y su origen o los recuerdos delprimer castigo (Rojas, 2000). En los Muiscas la imagen del agua fue decisiva en el origen de lahumanidad:“El primer día de la creación salió de la laguna de Iguaque una mujer llamada Bachué con su hijo(Bochica) de tres años en brazos y bajaron a la Sabana; allí estuvieron hasta que el niño se hizoadulto, se casó con ella y sus hijos poblaron el mundo. Pasados los años, volvieron a la laguna, seconvirtieron en serpientes y desaparecieron en las aguas” (Rojas, 2000: 17).Para el caso que nos ocupa de los humedales como reductos del desecamiento del gran lago queexistió a comienzos de la era cuaternaria en la Sabana de Bogotá, se encuentran coincidencias entrelos relatos míticos y este evento geológico. Es el caso del mito del castigo de Chibchacum, diosMuisca protector de los hombres. Este mito cuenta que:“[…]después de la obra de Bochica entre los Muiscas, vino una mujer de singular belleza llamadaHuitaca, el genio malo del pueblo, que enseñó la danza y la borrachera, la sensualidad y lavenganza. Esta mujer destruyó el buen germen sembrado por el maestro y acostumbró al pueblo alos placeres licenciosos y a los crímenes. Indignado Chibchacum por los crímenes de susadoradores, hizo crecer los ríos Sopó y Tibitó que inundaron la Sabana, convirtiéndola en un granlago. Los Muiscas aterrados se refugiaron en las montañas y arrepentidos, volvieron los ojos aBochica, su deidad clemente y bienhechora. La Reina de los Muiscas se dirigió hacia la Sabanainundada e invocó a Bochica para que librara a su pueblo del furor de Chibchacum. Bochicaapareció en forma humana sobre el arco iris y oyó la queja de la Reina, prometiendo castigar aChibchacum y lanzando la vara de oro que en la mano traía, rompió las rocas que como murallacerraban la Sabana por occidente y abrió paso a las aguas, formando así el famoso Salto delTequendama. Luego, para castigar a Chibchacum por aquella inundación, lo hizo cargar sobre loshombros el mundo que antes descansaba sobre estacas de guayacán. Hay veces que Chibchacum,fatigado por el inmenso peso, cambia el mundo de un hombro a otro; de ahí los temblores más omenos fuertes, según el esfuerzo con que se verifique la mudanza" (Labbé 1986).Mitos como éstos, hicieron que las lagunas, los ríos y en general las zonas húmedas, fueran suscentros de adoración, en ellos hacían ofrendas y rendían tributos a sus antepasados. Estepensamiento mítico incidió en la forma de ordenar el paisaje y el universo (Loochkartt y Ávila 2002citados en Castaño 2003: 165), al igual que en otros grupos amerindios los Muiscas tenían unaligazón ancestral vital con el territorio, donde ellos debían respetar, cuidar y usar de manerasustentable los recursos naturales existentes en él para que el equilibrio del mundo se mantuviera yla vida pudiera continuar. El agua fue uno de los recursos más especiales, a parte de rememorareventos pasados y míticos, este recurso estaba íntimamente relacionado con el sol, el cual era el“elemento eyaculador principal, como deidad sublime”, que fertilizaba diariamente el territorio através de sus lagunas consideradas por ellos como los úteros del mundo (Castaño, 2003: 148). Portal motivo, como dice Castaño (2003), el aprecio de estas comunidades por la riqueza de sus tierrasy sus suelos, era directamente proporcional a la variedad y singularidad de los productosalimenticios con los que diariamente se beneficiaban (Castaño, 2003: 148).
    • Caracterización Diagnóstica 125A pesar del lugar preponderante que ocuparon el agua, las lagunas y los humedales para eldesarrollo de la vida de la población Muisca en la Sabana de Bogotá, con la llegada de los españolesla memoria parecía condenada al olvido (Andrade, 2003). La conquista ibérica produjo el colapsodemográfico y cultural de los grupos indígenas, y trajo consigo un cambio de visión totalmentediferente frente a los recursos naturales que podrían albergar estos ecosistemas acuáticos.Conquista y ColoniaLa barbarie de la conquista llegó a depredar no sólo las culturas amerindias sino una serie decostumbres que los indígenas poseían para conservar el medio ambiente. Se impuso con violencia lacultura imperante en Europa durante el siglo XVI, donde se asumió la naturaleza como un recursodado por Dios para ser utilizado y satisfacer las condiciones económicas del momento (Arias 2003:19). No entender la interrelación existente en América fue uno de los principales errores de lacultura occidental, que perdió lo más sagrado del conocimiento, la identidad cultural y la asertividadde la adaptación en armonía y en equilibrio: los hilos del pensamiento a través del agua (Castaño2003: 165). A partir de la llegada de los ibéricos al territorio del Altiplano, se inició la dramáticahistoria de los humedales paralela a la del desarrollo de la ciudad de Santafé.Para la toma de posesión de un territorio y la posterior fundación de una ciudad, la Corona Españolaconsignó en sus Leyes de Indias que las tierras conquistadas y posteriormente colonizadas debíanestar estrechamente relacionadas con la existencia de recursos para la supervivencia y entre ellos secontaba, el agua; su existencia y la posibilidad de su distribución eran tan importantes como laconstrucción de fuertes, pues aguas y murallas eran las únicas garantías que se tenían para calcularla efectividad de una conquista y la prosperidad de una fundación (Rojas 2000: 21):“[…] habiéndose resuelto de poblar alguna provincia o comarca de las que están a nuestraobediencia, o después descubriesen, tengan los pobladores consideración y advertencia a que elterreno sea saludable si hay pastos para criar ganados, montes y árboles para leña, materiales decasas y edificios; muchas buenas aguas para beber y regar: indios y naturales a quienes se lespueda predicar el evangelio. Procuren tener el agua cerca, y que se pueda conducir al pueblo yheredades, derivándola si fuere posible para mejor aprovecharse de ella […]. No tengan cercalagunas no pantanos, en que críen animales venenosos, ni haya corrupción de aires, ni aguas […].(Emperador Don Carlos, Ordenanza II de 1523. Don Felipe II, Ordenanzas 39 y 40 dePoblaciones. Libro IV, Títulos IV y VII, Ley primera. Leyes de Indias)De esta manera, Gonzalo Jiménez de Quesada en 1538 fundó a Santafé como lo pedía la ley, cercade muchas fuentes de aguas y en territorio Muisca. La ciudad fue trazada a partir de la actual Plazade Bolívar, este lugar gozaba de quebradas y arroyos que descendían de los Cerros Orientales, y queproveían agua cristalina a los caseríos iniciales. Los habitantes se abastecían del agua de estasquebradas y arroyos más cercanos, llevando el líquido en múcuras (DAMA 2000). Al igual que elsuministro de agua potable, el sistema domiciliario de desagüe en Santafé era primitivo. La mayoríade las viviendas no contaban con ningún dispositivo sanitario y simplemente, se arrojaban las aguasservidas y las basuras al caño público, que corría por el centro de las calles a cielo abierto. Losarroyos utilizados como único sistema de desagüe y basurero, desembocaban en los ríos quebordeaban la ciudad, y sus caudales transportaban los desechos a lagunas y humedales, y por últimoal río Bogotá (DAMA, 2000: 24).A medida que iba creciendo la población colonial, aumentaban las basuras y las aguas sucias que seiban acumulando en las calles, y así el problema de la contaminación de los humedales, que eran losúltimos que recibían estos desechos.En la medida que se empezaban a deteriorar estos ecosistemas, las tradiciones muiscas también eranmodificadas por las imposiciones religiosas de los españoles y por las prohibiciones de seguir consus rituales de devoción, cambiando el concepto sagrado que éstos tenían de los humedales y
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL126lagunas. El abandono de estas prácticas, permitió aún más la degradación de estos cuerpos de agua(Vargas, 2005).Adicional a esto los indígenas fueron señalados en encomiendas y, posteriormente, agregados en“pueblos de indios” con zonas demarcadas de resguardo, en los cuales cultivaban y tenían susanimales. De esta manera, se limitó su espacio para vivir y se dejaron grandes extensiones de tierraque fueron otorgadas por la Real Audiencia como “mercedes de tierra” a los españoles. Esto limitóy acabó la soberanía que los indígenas tenían sobre su territorio. Además, por la prohibición al cultode sus deidades, se fue perdiendo el valor que le daban a estos ecosistemas, lo cual incidía enactitudes hacia la conservación y protección de los cuerpos de agua, entre ellos los humedales.De igual forma, durante la Colonia los humedales fueron considerados ante todo tierras perdidaspara la agricultura, a los indígenas los obligaban a vivir lejos de los “pantanos” y se intentaronempresas para su desecación.Por otro lado, como se mencionó anteriormente, los primeros pobladores españoles veían a loshumedales como esos “pantanos con animales venenosos”, entonces en cierta medida había unavaloración despectiva a estos ecosistemas por su acceso anegadizo, esto sumado a la incipientecontaminación por las aguas residuales.Es importante anotar que no se encuentran muchos relatos frente a los usos que se le daban a loshumedales en esta primera etapa de la colonia. Rojas plantea que en los documentos no se aludía alos humedales, porque el pronunciamiento de estos hubiera puesto en evidencia que en Bogotá seestaba incumpliendo las Leyes de Indias, en relación con la distancia de la ciudad, respecto de zonasdonde se presentaran “animales venenosos” y corrupción de aires y de aguas (Rojas, 2000: 22).Adicionalmente, si no hay una referencia explícita a los humedales, si se hace alusión permanente alos “territorios anegadizos” de los alrededores de la naciente Santafé.Pese a esto, y a medida que se fueron repartiendo las tierras aledañas a Santafé para la creación dehaciendas, se empezó un proceso de apropiación de los ecosistemas de humedal, en el sentido queestas haciendas practicaban la agricultura como medio de subsistencia y de producción, lo cualgeneró la utilidad de los cuerpos de agua, entre ellos los humedales, que fueron usados como“reservorios para el riego de los potreros, las labranzas de los resguardos y para mover los molinos(Andrade, 2003: 33).A pesar de la importancia del agua para el desarrollo de las haciendas, la valoración cultural deestos ecosistemas era ambigua, si bien podía tener un valor económico, muchas veces se aludíacomo espacios inútiles que impedían la movilidad y se convertían es terrenos peligrosos que nopermitían el acceso a ciertos sectores.A su vez estos humedales, considerados pantanos, en conjunto con los cerros orientales fueron porun tiempo los límites de la ciudad Santafé que crecía paulatinamente. Estos en compañía de losafluentes del Funza -ahora río Bogotá- influyeron en el temprano y por mucho tiempo estableordenamiento urbano colonial (Andrade 2000).Época PreindustrialYa para el siglo XVII se evidencian más referencias acerca de los humedales, aludiendo diferentesusos como el transporte, la extracción de juncos para la elaboración de artesanías, la caza, la pesca yla recreación.Los lagos y humedales empezaron a ser representados como fuente de productos y estabanasociados con algunos aspectos de la vida cotidiana. En sus rondas se recolectaba la leña requeridapara asar carnes rojas y hornear pan, alimentos básicos de la dieta española, así como para lacocción de tejas de barro y las primeras herrerías. En sus aguas se pescaban el "Capitán" y el"Dorado", o se realizaban apacibles recorridos en bote. En sus orillas alisos, arrayanes y otros
    • Caracterización Diagnóstica 127árboles nativos, además de los sauces sembrados por orden del rey Carlos V en 1510, conformabanpaisajes agradables y pintorescos en donde los niños recogían cangrejos debajo de las piedras, conlos que se preparaba el exquisito caldo de cangrejo santafereño (DAMA, 2000).Don Guillermo Hernández Alba relata que "en las lagunas había sardinatas de color gris yguapachones de color amarillo y azul y otros peces sin escama llamados capitanes, queespecialmente se consumían en la cuaresma. Con estos peces quitaban el hambre los pobladores dela ronda de las lagunas y parte de la pesca era llevada a la venta, tocando puerta a puerta, en lascasas de los señoriales de la ciudad de Santafé" (DAMA, 2000).Para esta época también empiezan a aparecer los relatos de las haciendas referentes a lasdescripciones de los parajes y de las actividades relacionadas al descanso y esparcimiento como lacaza, la pesca, las cabalgatas en corceles de paso fino y otras actividades recreativas como montaren bote sobre los cuerpos de agua.Estas nuevas miradas de los humedales se reflejan principalmente en los relatos de los viajeros quevisitaron a la Sabana de Bogotá a finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX. Tal es el casode Alexander Von Humboldt, que describía como se practicaba la pesca en el río Bogotá y en susciénagas aledañas; como a partir de muchos juncos se construían balsas, también describía laexistencia de ventas o estancias para viajeros (Rojas, 2000: 29). Además de describir estasactividades también fue uno de los primeros que ofrecieron valiosos datos con relación a laconstitución geológica de los terrenos sobre los cuales se ubican las zonas húmedas, así comoalgunas referencias sobre la flora y la fauna de la región, inclusive es uno de los primeros que conayuda de la memoria muisca construye una hipótesis sobre el lago que cubrió toda la zona de laSabana de Bogotá y su posterior desecamiento (Rojas, 2000: 29).Durante el siglo XIX viajeros como Hettner (1892 citado en Andrade, 2003: 33) y Steward (citadoen Rojas 2000: 48), hicieron alusión de la fauna que era cazada, como es el caso de los patosmigratorios, el capitán, especie que, según Hettner “aparece frecuentemente en Bogotá en la listadel mercado, y tiene especial importancia como comida de vigilia” (Andrade 2003: 33).Si bien, para muchos los humedales eran fuente de disfrute paisajístico y un lugar de recreación,simultáneamente las quebradas de la ciudad, que desembocaban en los humedales, seguían siendousadas para la evacuación de deshechos proporcionando mayores niveles de contaminación a dichoscuerpos de agua. Igualmente, en la mente de muchos, el único destino de los humedales eradesecarlos e incorporar su espacio al de las tierras productivas. Esto lo describe Pardo Umaña en sulibro “Las Haciendas de la Sabana”:“Paso a paso, la vasta extensión de la Sabana fue desecándose, al cuadricular el hombre su suelocon zanjas y más zanjas, que servía también para alinderar las haciendas y, dentro de éstos, losdistintos potreros, que se iban sembrando de los mejores pastos, cuando no se dedicaban a laagricultura […]” (Pardo Umaña [1946] 1988: 58).“La Sabana no era entonces limpia, como ahora. Grandes extensiones de malezas cubrían, y enellas habitaban, por millares, los venados […]. Los grandes árboles no abundaban tampoco, y lasiembra de eucaliptos fue invención de hace pocos años, cuando la inmensa mayoría de loshacendados sabaneros delimitó sus dehesas con esta mirtácea para que ayudara en la tarea desecar los pantanos”. (Pardo Umaña [1946] 1988).A finales del siglo XIX con el comienzo de las obras de infraestructura vuelven los humedales acobrar importancia pero no desde su valor ecológico, recreativo o cultural, al contrario se conviertenen obstáculos para el desarrollo y crecimiento de la ciudad de Bogotá. Rojas (2000) señala que “losríos, los pantanos, los caños y las alcantarillas fueron obstáculos que debió superar laconstrucción del ferrocarril que llegaría a Bogotá” (Rojas, 2000: 63).
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL128A falta de una valoración que pudiera resistir las agresiones del desarrollo de la ciudad y el aumentode la capacidad tecnológica de transformación del medio, la convivencia entre la gente y loshumedales se fue agotando poco a poco y durante el siglo XX estos ecosistemas entraron en crisis(Andrade, 2000: 34). La pérdida de un valor cultural y simbólico positivo de los habitantes de laSabana, había empezado a transformar drásticamente estos ecosistemas.IndustrialA comienzos del siglo XX los humedales adquieren vida legal con el gobierno de Rafael Reyes. Apartir del decreto legislativo 40 de 1905 “sobre desecación de lagunas, ciénagas y pantanos”, sedictó con el Artículo 1° el deslinde de los lagos, lagunas, ciénagas y pantanos de propiedad nacionalde los predios ribereños pertenecientes a particulares. Posteriormente en el parágrafocorrespondiente a dicho artículo se declaran de propiedad de la Nación, los terrenos que hayanestado inundados u ocupados por las aguas en los últimos 10 años (Rojas, 2000: 64). Sin que estosignificara protección y uso racional de los pantanos, ciénagas, zonas húmedas o chucuas, a travésde este decreto empezaron a ser visibles en el ordenamiento del territorio de la nación, aunque sepropiciara principalmente su desecación para la adecuación de tierras.En el caso de Bogotá, la población seguía creciendo y de contar con 21.394 habitantes en 1801 pasóen 1905 a 100.000 (Fundación Misión Colombia, 1989 citado en DAMA, 2000). Esto contribuyó aque proliferaran las urbanizaciones improvisadas y carentes de servicios públicos como respuesta ala demanda de vivienda. La ciudad vivió un crecimiento urbano explosivo, con un patrón deexpansión altamente desordenado. Durante las primeras décadas del siglo XX surgieron dos polosde desarrollo urbano, la tendencia de la gente acomodada fue la de abandonar el centro para irse alnorte. Así mismo, surgieron barrios espontáneos en el sur, conformados por inmigrantes de distintasregiones del país, como San Francisco, Villa Javier, Policarpa o el Veinte de Julio.El crecimiento demográfico y a su vez el crecimiento desordenado de Bogotá se empezó aincrementar en los años 30 como producto de la violencia bipartidista, expresada en los años 40 conel Bogotazo. La ciudad no sólo cambió su rostro sino que recibió un gran número de desplazadospor la violencia que se desató en todo el país. Los rellenos, botaderos de basura, desecación y lasapropiaciones ilegales de las zonas pantanosas terminaron en urbanizaciones, como consecuenciascolaterales de un desarrollo urbano carente de planeación, conllevaron a una eliminación sistémicade los humedales (Arias, 2003: 21). Si bien, el crecimiento desordenado y la falta de planificacióncontribuyo a la paulatina desaparición de los humedales, también las obras públicas planificadascontribuyeron a esta empresa como el caso del Aeródromo de Techo en los años 30, o como fueronlos trazados de vías, como la Avenida de las Américas, obras que jalonaron el desarrollo urbanohacia el occidente, y que quizá fueron las primeras en afectar los grandes lagos y humedales, ya quefraccionaron la laguna de Tintal en cuerpos de agua más reducidos, formando los actualeshumedales de Tibanica, La Vaca, El Burro y Techo y el lago Timiza. El trazado de la AutopistaNorte, construida en 1952, obra importante para la ciudad, pero que también afectó a uno de loshumedales dividiéndolo en los actuales humedales de Guaymaral y Torca. De igual forma, laconstrucción del Aeropuerto y la Avenida El Dorado, obras concluidas en 1958, afectaron la lagunaque ocupaba esa área, fragmentándola en los humedales de Jaboque y Capellanía. (DAMA, 2000:40 - 41).Como se puede apreciar en las líneas anteriores, el deterioro ambiental en el que se encuentran loshumedales de Bogotá es producto de un proceso que se inició hace varios siglos y queindiscutiblemente se acrecentó en el siglo XX, como consecuencia, en algunos casos, de laignorancia colectiva acerca de las bondades ambientales que ofrecen estos ecosistemas, otros por laspresiones sociales que enfrentaba el país y la misma ciudad, y otros por la valoración negativa quese tenía de estos humedales, reflejada en su marginamiento de los procesos, muchas vecesdeficientes, de planificación del uso del territorio en la ciudad. Disposición final de aguas residualesdomésticas e industriales sin ningún tratamiento, rellenos con basuras y escombros para crear suelo
    • Caracterización Diagnóstica 129barato, que alberga gran parte de la población con menores oportunidades de ingreso, depredaciónde la fauna por las personas o sus animales domésticos, desecación y potrerización para actividadesagropecuarias, son sólo algunos ejemplos de los usos equivocados que ha dado la sociedad a loshumedales, y que prácticamente los ha desaparecido (DAMA 2000: 13 – 14).Esta mala planificación prosiguió en décadas posteriores, y esto fue precisamente la principalcausante de la pérdida casi total de estos ecosistemas de la ciudad. Problemas de rellenos yapropiación ilegal de terrenos para urbanizaciones informales que fueron registrados ante la opiniónpública por la prensa nacional, en las que se vieron involucrados incluso funcionarios públicos,condujeron la pérdida de la extensión de la cobertura de estos ecosistemas en las últimas décadas(Calvachi, 2003: 186).Hacia la década de los ochenta se despierta, tanto un interés científico como ciudadano de conocer yconservar los humedales de la región, posiblemente siguiendo la tendencia mundial por recuperareste tipo de ecosistemas. A partir de 1975, entró en vigor el Convenio Internacional Ramsar,acuerdo único y particular entre los modernos convenios, ya que en materia de medio ambiente secentra en un ecosistema específico, los humedales, y aunque en origen su principal objetivo estabaorientado a la conservación y uso racional en relación a las aves acuáticas, actualmente reconoce laimportancia de estos ecosistemas como fundamentales en la conservación global y el uso sosteniblede la biodiversidad, con importantes funciones (regulación de la fase continental del ciclohidrológico, recarga de acuíferos, estabilización del clima local), valores (recursos biológicos,pesquerías, suministro de agua) y atributos (refugio de diversidad biológica, patrimonio cultural,usos tradicionales).Si bien, estos procesos internacionales motivaron a la sociedad científica del país a estudiar yproteger los humedales, paralelamente se inició un gran proceso ciudadano de apropiación de estosecosistemas despertando conciencia sobre los valores culturales y ecológicos que éstos podríanofrecerle a la ciudadanía entera.Configuración social y cultural de los humedales de Torca y GuaymaralAlgunas generalidades de la configuración territorial de los humedales de Torca y GuaymaralEl autor Pardo Umaña ([1946] 1988) en su libro Haciendas de la Sabana, narra que para la época dela colonia entre Usaquén y el Puente del Común, a lado y lado de la actual carretera, dos grandeshaciendas ocupaban aquellas tierras: Tibavitá y Fusca. Posteriormente para el año 1775, sedesmembró la Hacienda Fusca, cuando el canónigo doctoral don Ignacio María de Tordesillas yFernández de Insinillas le vendió a don Ignacio Sanz de Santamaría, constituyendo la estancia de ElComún (Pardo Umaña, [1946] 1988: 77).Para el final de la década de los cuarenta, la totalidad de dichas haciendas se encontrabanfragmentadas en numerosas fincas colindantes entre sí. En lo que respecta a la zona de loshumedales de Torca y Guaymaral, a partir de las divisiones que tuvo la Hacienda Fusca, aparece laFinca Torca, perteneciente a los hijos del señor Ramón Tamayo Torruella y su señora doña SofíaLondoño. Si bien, no hay mayor mención sobre la calidad de estas tierras, el geógrafo AlfredHettner en su viaje a Bogotá describe los terrenos de la carretera que conectaba a Chapinero con elPuente del Común: “la mayor parte de su trayecto pasaba por un enorme terreno pantanoso,ocupado por el matorral ya desde el páramo bajo” (Alfred Hettner, 1882 – 1884 citado en Rojas,2000:56). Esto muestra algunos indicios de la extensión que para finales del siglo XIX podían tenerlos humedales, los cuales se fue reduciendo a través del tiempo. Al igual que en otras tierras de laSabana de Bogotá, las zonas húmedas de estas fincas se empezaron a desecar para la adecuación depastos y terrenos para que fueran aptos para ganadería y cultivos agrícolas.Si bien, los humedales de Torca y Guaymaral no se ha visto presionado por los procesos deurbanización de la misma manera que los otros humedales del Distrito, la construcción de la
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL130Autopista Norte en el año 1952 afectó drásticamente a los humedales, fragmentándolo en trespartes: el sector Torca, el sector del separador de la autopista y el sector Guaymaral.La configuración de asentamientos urbanos alrededor de los humedales no se ha dado de la mismaforma que en otras partes de la ciudad. En este sentido es que se puede plantear que los humedales aparte de la Autopista que lo atraviesa, carece de bordes con características netamente urbanas. Apartir del final de la década de los cincuenta y comienzos de los sesenta se empezaron a construiralgunas casas en el área de influencia del humedal Guaymaral, posteriormente estas construccionesdieron lugar a los barrios, hoy llamados, Guaymaral y Parcelación El Jardín (Romero Vega, 2001;EAAB, 2006).Por el lado oriental de los humedales, los predios aledaños que constituían antiguamente la FincaTorca se han dividido en otras fincas de ganadería vacuna y equina. Entre los principales prediosque se encuentran en el área de influencia directa del ecosistema por el sector Torca están los lotesde la Mazda, Lucerna, Finca La Francia, lo que queda de la Finca Torca, Jardines de Paz, y parte dela antigua Hacienda Tibavitá. Estos predios todavía no se encuentran construidos, a excepción delpredio contiguo al cementerio Jardines de Paz, en el cual existe una pequeña construcción enmadera (Romero Vega, 2001; EAAB, 2006).A partir de los años ochenta, se dio un fuerte proceso de desecación y relleno de los terrenos confines urbanísticos. Por el sector Guaymaral se dio un desarrollo urbanístico principalmenteenfocado a la construcción de instituciones educativas. Posteriormente, cuando se publicó elAcuerdo 6 del 90 y se le quitó la responsabilidad a la CAR en cuanto a los humedales, y mientras sedefinió quién quedaría a cargo, fue el periodo en el que más se transformaron los terrenos de loshumedales y se incrementó la construcción de centros educativos y recreativos principalmente en elcostado occidental de los humedales, es el caso de la Margarita del Ocho, club recreativo CAFAM yel Centro Comercial Outlet Bima, entre otros.A partir de la Ley 388/97 de Desarrollo Territorial, Bogotá D.C. produce la primera versión delPlan de Ordenamiento Territorial, versión año 2000, en el cual está zona se define como expansiónurbana, incluye áreas urbanas y rurales, los humedales de Torca y Guaymaral están consideradoscomo Parques Ecológicos Distrital (Decreto 190 de 2004), actualmente está en proceso la definicióndel Plan Zonal del Norte, la cual arrojará la reglamentación detallada para los usos del suelourbanísticos y rurales.Comienzos de la apropiación social de los humedales de Torca y GuaymaralUna de las dolientes de los humedales, doña Victoria Zapata relata que ella conoce el humedal 48años atrás, ella llegó cuando era niña en compañía de sus padres a vivir por el sector de Guaymaralcerca del humedal.Para ese entonces, los pocos vecinos que tenían sus casas en la zona cercana al humedal, lo veíancomo un santuario, para ellos era un privilegio poder disfrutar un lugar con un potencial naturallleno de animales, aves y vegetación. El humedal era visitado por sus vecinos con el objeto deencontrar paz y tranquilidad, igualmente encontraban en él un espacio de esparcimiento donde sepodía pescar y remar en pequeños botes.En recompensa con el humedal por lo que él ofrecía a los diferentes vecinos, ellos se comprometíanun día cada cuatro meses a cuidarlo y a limpiarlo. Estas jornadas de limpieza duraban todo un día eiban acompañadas de un gran almuerzo a orillas del humedal:El humedal se veía como un privilegio, ¿quién tiene un pulmoncito al lado?, para nosotros elhumedal era un santuario, nosotros teníamos la obligación de ayudarlo. Ya que él nos daba tanto,nosotros le dábamos un día cada cuatro meses […].[…] [El día de la jornada de limpieza del humedal] hacíamos un asado, unos llevaban la carne,otros llevaban las papas, otros llevaban la ensalada, otros llevaban las gaseosas. […] Hacíamos
    • Caracterización Diagnóstica 131barcas, unos planchones en madera, amarrados con lazo, y nosotros mismos limpiábamos elhumedal. Una cantidad de señores y señoras, y los chinos éramos los que nos sumergíamos aarrancar las matas de pasto, cuando empezaba a salir el pasto. La cosa molesta eran los pescadosque lo mordían a uno. [Estas jornadas eran deliciosas], era el día espectacular del barrio y detodas las casas aledañas, que para ese entonces eran finquitas. Entonces hacíamos la limpieza delhumedal, entresacábamos los juncales para que hubiera nueva producción, los juncales viejos losquitábamos. La gente que venía al humedal eran sólo los vecinos. Entonces al medio día cuandoestábamos mamados, entonces las señoras ponían los mantelitos, servíamos, resulta que unoshabían traído papa salada, papa criolla. Todo esto servía además para la unidad comunal.Invitábamos a la CAR, ellos venían acá… miraban y a veces participaban.Doña Victoria relata que para ese entonces el humedal se encontraba en muy buen estado y lo únicoque necesitaba era un mantenimiento mínimo como quitar el buchón, quitar el exceso de pasto,tratar de oxigenar el agua estancada, etc. Los valores que se tenían para esa época en cuanto alhumedal permitían preservarlo intacto y como era considerado como una especie de santuario, eranmuy pocas las intervenciones que el ecosistema recibía.No obstante, acorde iba avanzando la ciudad hacia el norte, se empezó a deteriorar paulatinamenteel humedal, acelerándose a partir del comienzo de la década del noventa. Las principalesproblemáticas que comenzaron a manifestarse fueron la contaminación del canal Torca, elsecamiento de las quebradas alimentadoras del humedal y los procesos de relleno que se empezarona dar alrededor del ecosistema.Ya para el año de 1986, las diferentes urbanizaciones que se construyeron a la altura de la calle 153empezaron a verter las aguas negras al canal Torca, inclusive barrios como Mirandela y Tejares delNorte que no colindan con el canal también echaron sus vertimientos al mismo. De esta manera fueque comenzó la calidad del agua del humedal a deteriorarse y por consiguiente de todo elecosistema, debido a que el canal era uno de los primeros alimentadores de agua del humedal.Adicional a esto, las otras cinco quebradas que alimentaban al humedal con agua procedente de LosCerros Orientales, empezaron a secarse debido a la fuerte demanda de los acueductos veredales deesa zona para satisfacer las necesidades de los habitantes de la zona de Torca. Si bien, para estaépoca las acciones de la CAR no tenían fuerte ingerencia en la suspensión de esta acciones, a partirde 1990 con el Acuerdo 06 empezó a empeorarse la situación.Con el reordenamiento de las competencias de las autoridades ambientales en la gestión ambientalurbano-regional del país, se redefinió la naturaleza y las funciones de las Corporaciones AutónomasRegionales y se crearon los Departamentos de Administración del Medio Ambiente para los centrosurbanos, como el DAMA en Bogotá. Esto afectó fuertemente al humedal Torca – Guaymaralmientras se redefinían y se delimitaban las competencias que tanto la CAR y el DAMA tenían sobredicho ecosistema, el humedal quedó abandonado por un tiempo.Doña Victoria manifiesta que a partir de estas estructuraciones, todo fue un “total despelote”, segúnella la CAR se desentendió del humedal y el acueducto mientras aclaraba su competencia con loshumedales también dejó en abandono a dichos ecosistemas.A parte de lo que estaba sucediendo con el canal, otro de los problemas que empezaron a amenazarel humedal fueron los rellenos. Doña Victoria afirma que durante este periodo que las autoridadesambientales se encontraban en reestructuración, los dueños de los grandes predios colindantes alhumedal empezaron a rellenar las zonas húmedas para tener una mayor área para el pastoreo y loscultivos. Para ese entonces ella lideró y asumió la responsabilidad de luchar por el humedal conotros vecinos del Barrio Guaymaral y la Parcelación El Jardín, sin embargo afirma que fue muydifícil esta labor porque se tuvo que enfrentar con personas poderosas del gremio económico,además, debido a la desorganización de las instituciones encargadas del medio ambiente, la luchafue un poco infructuosa.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL132Los pocos vecinos que participaron en la defensa del humedal mandaron cartas a diferentesinstancias del Distrito sin conseguir ninguna respuesta. Por estar el humedal tan escondido, y losseñores dueños de los predios por no tener ninguna prohibición por rellenar estas zonas húmedas,siguieron rellenando reduciendo el humedal del sector de Guaymaral de 49 ha a 9 ha. Después demucho pelear se pararon los rellenos, pero con efectos nefastos.A finales de los años noventa al ver como se había incrementado el deterioro del humedal y alsentirse sola, doña Victoria empezó a contactarse con las personas que estaban adelantandoprocesos de conservación en diferentes humedales de Bogotá, principalmente en los humedalesCórdoba y La Conejera. Uno de los contactos básicos fue Germán Galindo de la Fundación LaConejera (actual gerente ambiental del acueducto).Para ese entonces la Fundación La Conejera ya tenía un fuerte recorrido en la lucha de loshumedales y ya adelantaban procesos de educación ambiental y apropiación social. Al conocer estosprocesos y a involucrarse con éstos, conoció a unos muchachos que hacían parte del programa deguardahumedales del humedal La Conejera. Ella los invitó a que conocieran el humedal Torca -Guaymaral y a que la apoyaran en el proceso de protección y conservación del humedal. Debido aque los muchachos no encontraban la misma posibilidad de participación en el humedal LaConejera, se motivaron a trabajar en el humedal Torca – Guaymaral y a ser los líderes en el procesode recuperación y protección de un humedal que estaba “más huérfano” en comparación con elhumedal La Conejera:Nos pareció muy chévere trabajar en el humedal Torca – Guaymaral, por un lado por poder tenerun espacio para nosotros, uno se pone a mirar y en la Conejera ya estaba conformado el equipo lafundación. Ellos ya trabajaban sus cosas y el grupo era muy aparte de nosotros. Por otro lado porno estar en un sitio que ya estaba protegido por una comunidad, quisimos empezar el proceso enotro lugar, entonces allí se dieron las condiciones para hacerlo y pues el apoyo de Toyita y de lacomunidad fue bastante fuerte para que nosotros trabajáramos.Para los muchachos que conoció Doña Victoria en el humedal La Conejera fue muy importantepoder trabajar en el humedal Torca – Guaymaral, principalmente por ser parte principal en elproceso de protección y por poder tener la iniciativa en la toma de decisiones con respecto a laconservación del humedal.Doña Victoria les enseñó lo que sabía de humedales y sobretodo del humedal Torca – Guaymaral, ya medida que pasaba el tiempo empezó a cederles obligaciones y así se fue configurando el equipode trabajo de Torca – Guaymaral que posteriormente dio lugar a la Fundación que actualmenteopera:[…] Entonces les enseñé lo que sabía, los guié, estuve pendiente de ellos. Les enseñé lo que sabíade los diferentes sitios del humedal, como los lugares de anidamiento. También les enseñé sobretodos los “integrantes” del humedal: ‘existe esta clase de pajaritos, vienen en enero, vienen enmarzo, en octubre… se que es una lechuza pero esta tiene el cuello diferente’ […].Ellos también empezaron a enseñarme, entonces empezó una retroalimentación los unos con losotros, hasta que los niños son los que hacen el manejo del humedal, yo ya no puedo estar allá,pero estoy detrás de ellos.Conformación de la Fundación Torca - GuaymaralLa fundación surgió por un trabajo que tenían que hacer unos estudiantes de ingeniería ambiental dela Universidad de la Salle. La tarea consistía en crear una organización ya fuera con ánimo o sinánimo de lucro en torno a la protección del medio ambiente. Después del trabajo los muchachos dela Salle se desaparecieron, pero Doña Victoria y los otros muchachos que venían trabajando conella, adoptaron la idea de la Fundación y la constituyeron en el año 2000.
    • Caracterización Diagnóstica 133La Fundación se constituyó con seis personas principalmente, que son las que trabajan actualmente,el equipo de trabajo han sido básicamente Doña Victoria, los dos muchachos del humedal LaConejera (Jorge Montaña y Raúl Moreno) y otros tres muchachos. Sin embargo, también hacenparte de la Fundación instituciones como la UDCA, el Outlet Bima, y personas de la Junta deParcelación El Jardín y del acueducto veredal Coopjardín.Son tres ejes que trabaja esencialmente la Fundación Torca – Guaymaral: uno relacionado con lagestión ambiental y mantenimiento del humedal, otro que tiene que ver la investigación yconocimiento del humedal y sus recursos naturales, y el último relacionado con la educación yparticipación comunitaria.Este último es uno de los ejes más fuertes de la fundación, principalmente con los colegios delsector de Guaymaral. Hasta este momento ya han trabajado con 12 instituciones educativas enproceso de sensibilización ambiental, desarrollando talleres en torno al humedal y a otros temasmedioambientales. El enfoque de la fundación es sistémico en la medida que no se enfocanúnicamente en el humedal sino en toda la cuenca Torca y ésta a su vez se contempla dentro de todala estructura ecológica de la ciudad.Este trabajo con los colegios comenzó con salidas de campo al humedal que les pedían lasinstituciones a la fundación. Posteriormente diseñaron unos talleres acerca del humedal, y así fueroniniciando un proceso más formativo con los estudiantes del colegio. A medida que la fundación sefue fortaleciendo en este proceso educativo con algunos de los colegios con los que estabantrabajando concertaron coordinar el Servicio Social Obligatorio en el área ambiental.El servicio social es obligatorio para los estudiantes de noveno grado, ellos tienen que cumplir 80horas y la fundación hace el acompañamiento de todas éstas. El trabajo que los estudiantes debenrealizar en el humedal es esencialmente de mantenimiento, tienen que hacer jornadas de recolecciónde basura, reproducen plantas, siembran árboles. Otro trabajo que ha sido importante con loscolegios ha sido la recuperación de uno de los vallados aledaños al humedal. Este trabajo vaacompañado de un proceso de sensibilización donde se busca que los estudiantes adquieran unosvalores y actitudes frente al humedal, “si ellos van a trabajar en el humedal tienen que saber que esel humedal y porque van a trabajar ahí”. A la vez, se busca que adquieran nuevas actitudes frenteal ambiente y sean ciudadanos más concientes de la naturaleza. También se hacen salidas de campopor todo el humedal y por los cerros orientales por la zona de Torca.En algunos colegios también se está empezando a desarrollar algunas investigaciones adelantadaspor los estudiantes sobre aves, fauna y el agua, entre otros. En el proceso también se haninvolucrado profesores y padres a través de salidas de campo.Los colegios con los que más ha trabajado la fundación son los siguientes: el Colegio Nueva York,el Liceo de Colombia, el Gimnasio San Ángelo, el Colegio Bilingüe Richmond, el Colegio NuevaEscocia, el Gimnasio Nuevo Inglaterra, Liceo Chicó Campestre, Gimnasio La Montaña, Gimnasiola Candelaria, estos pertenecen a la localidad de Suba. En el lado de Usaquén han trabajado con elIED de Torca y el Aquileo Parra.Para los muchachos de la Fundación es necesario que el humedal se recupere para poder fortalecerel proceso de educación ambiental. Ellos plantean que serían más provechosas las salidas si sepudiera ver el ecosistema en mejores condiciones con fauna y flora recuperadas. Así como losprocesos de sensibilización al mostrar un ecosistema totalmente recuperado.Por otro lado, critican la falta de apropiación del humedal por parte de los colegios, en el sentidoque no hay una iniciativa propia de crear programas o formular PRAES para contribuir a laprotección y conservación del humedal. Si no fuera por la fundación los colegios no se enterarían dela existencia del humedal. A largo plazo ellos esperan que los colegios se apropien más del humedaly adopten de manera simbólica una parte específica del humedal y se encarguen de cuidarla yrecuperarla. Esto permitiría que los colegios se comprometieran con el ecosistema a largo plazo.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL134Alianzas y redes sociales en el humedal Torca – GuaymaralLa Fundación Torca – Guaymaral con miras a una gestión más estratégica tiene contacto con otrasinstituciones y organizaciones como es el caso de la Red de Humedales de la Sabana de Bogotá y elOutlet Centro Comercial Bima. Desde el año 1998 doña Victoria ha tenido un contacto estrecho conla RHSB y en ella ha encontrado apoyo y motivación para seguir adelante. La fundación haparticipado en los diferentes procesos que ha adelantado la RHSB, para Jorge Montaña este procesoha tenido una gran riqueza en cuanto se ha podido construir con las otras organizaciones interesadasen la conservación de los humedales del Distrito, una visión y unos objetivos de acción comunespara la protección de los humedales.El trabajo con RHSB no es constante, se reúnen esporádicamente, principalmente a tratar cosasespecíficas y problemas que aquejen a todos los humedales. En la época de las alcaldías de Peñalosay Mockus se reunieron más activamente, debido al enfrentamiento entre organizaciones sociales yel Distrito por el mal manejo de los humedales y por los proyectos de desarrollo urbanístico que seestaban proponiendo alrededor de algunos humedales de la ciudad de Bogotá.Jorge Montaña manifiesta que el trabajo con la RHSB ha sido un gran soporte y ha permitidoprocesos muy positivos para el humedal Torca – Guaymaral y para los demás humedales como laPolítica de Humedales del Distrito Capital.Otra de las relaciones que han tenido con otras instituciones es la que tienen actualmente con elOutlet Centro Comercial Bima. Desde el 2 de febrero de este año la Fundación hizo una alianza conel Outlet, este último les está contribuyendo con algunos recursos económicos y les ha abierto unespacio físico para su sede administrativa. Igualmente se está diseñando un proyecto para que elOutlet apoye procesos de educación ambiental en el humedal con colegios distritales, la ideaconsiste en realizar salidas al humedal para que los estudiantes lo conozcan y desarrollar algunostalleres de sensibilización, a la vez se está planteando que después de las actividades de educaciónambiental los niños puedan usar las atracciones mecánicas o ir al cine en el Outlet.Si bien, no hay otras organizaciones sociales que trabajen por el humedal, algunas de lasuniversidades que se encuentran en el área de influencia en el humedal adelantan algunos proyectosde investigación tanto de orden técnico como social, sin embargo no existen lazos entre estosgrupos de investigación y la fundación, cada uno conoce al otro, pero hasta el momento no hanarticulado esfuerzos. Doña Victoria plantea que la relación con las universidades es buena, peroellos han sido un poco egoístas en la medida que trabajan sólo para sí y no les interesa que haya unasocialización y retroalimentación con la comunidad.En cuanto a la relación con las alcaldías menores y entidades ambientales distritales, hay pocacredibilidad de las acciones que éstas puedan realizar en el humedal. Doña Victoria alude que todoslos procesos de participación ciudadana que han emprendido algunas entidades para trabajar en prode los humedales ha sido “utilización ciudadana”, añade que si realmente hubiera participaciónciudadana los procesos serían muy distintos. No habría tanto despilfarro de recursos, además quehabría mayor sostenibilidad en los procesos. Por otro lado, plantea doña Victoria que cuando hansolicitado ayuda y apoyo de la Alcaldía Local para la protección de los humedales, siempre sedemora en dar respuesta y sólo después de 15 días mandan alguna respuesta. Ella considera que sele debería dar de alguna manera más autonomía a las comunidades, claro está que con la veeduríadel distrito. Esto permitiría una mayor protección del humedal:Pues si no estamos pendientes las personas que queremos el H, entonces ¿quién? Para eso hayuna mamá y un papá, para proteger al hijo, nadie más lo va a hacer. Nosotros queremos ser lamamá y el papá del humedal Torca - Guaymaral, con veeduría de la Alcaldía y si quieren delAcueducto.
    • Caracterización Diagnóstica 135Valoraciones y significados de los humedales de Torca y GuaymaralA partir de los relatos recogidos en los humedales de Torca y Guaymaral, se puede percibir unarelación afectiva muy fuerte entre los humedales y vecinos como Victoria Zapata que ha visto latransformación a través de los años de este ecosistema. Igualmente este vínculo afectivo por elecosistema es coherente a la estrecha relación que estas personas puedan tener al territorio, debido asu larga permanencia en el sector.Doña Victoria relata que para ella el humedal es un polo a tierra, cuando ella está triste, brava otiene algún problema, sólo tiene que ir al humedal para relajarse y encontrar de nuevo la paz con símisma. Si bien, existe un valor de bienestar propio, también habla de todos los “integrantes” delhumedal. Todos los elementos faunísticos y florísticos del humedal tienen para ella un valorespecial en cuanto son otros seres que merecen vivir y ser respetados. Para ella, el humedal es unlugar público pero en cierta medida quisiera que estuviera escondido como el “hijo bobo” para queno le pasara nada.Actualmente se siente orgullosa de su trabajo durante todos estos años, y confía mucho en el trabajode Jorge y Raúl en los colegios, considera que el trabajo de educación ambiental es fundamental yes lo único que va a permitir generar una conciencia más armónica con el humedal y con el medioambiente en general.Por otro lado, la apropiación del humedal por parte de los muchachos de la Fundación ha sido otra.Ha surgido más por un interés en el medio ambiente y por tener la oportunidad de construirprocesos propios de conservación. A diferencia de doña Victoria, ellos no viven al lado del humedaly no tienen la misma relación territorial que Victoria Zapata pueda tener con el humedal. Ellosarguyen que ellos han asumido un compromiso doble tanto con “Toyita” (Victoria Zapata) comocon el ecosistema en sí mismo:[…] Nosotros desde que llegamos ahí [al humedal Torca – Guaymaral] sentimos dos grandescompromisos, uno es con Toyita, porque ella ha sido un amor con nosotros y ese compromisova relacionado con el humedal porque ella quiso mostrarnos el humedal y cedió a trabajar connosotros básicamente para ver el que humedal mejorara. Para ella ha sido muy duro ver que elhumedal se deteriore.También por el enfoque que nosotros le hemos dado a nuestras vidas, también por las carrerasque hemos decidido estudiar, a nivel académico es otro compromiso fuerte, tenemos unaresponsabilidad ambiental con la protección del borde norte.A medida que ha pasado el tiempo se han encariñado con el humedal, además que se ha vueltocomo un motor que los ha impulsado a tomar diferentes decisiones en su vida, principalmente enrelación a su vida académica. Les afecta no obtener resultados rápidos y les preocupa mucho eldeterioro paulatino del ecosistema:Y por el humedal […] yo he llorado, de ver la situación tan tremenda. En ese sentido es quesabemos que si nosotros no hacemos nada, nadie va a hacer nada, y eso va a quedar otravez en el olvido, es por eso que estamos ahí, dándole todos los días.Lloro porque me da nostalgia, uno se encuentra con muchas cosas que causan impacto y através de todo este tiempo yo he visto como el humedal en unas zonas se vuelve peor, buenopero también he visto como ha mejorado en otras partes. Pero a nivel general ha disminuidomucho en su calidad ambiental en comparación con la que tenía anteriormente. A veces esdesmotivante decir que llevamos 6 años trabajando en el humedal y no se ven muchos cambios.Uno sabe que esa problemática está fuera de las manos de uno, finalmente es el acueducto o eldistrito quien se tiene que encargar de invertirle un buen dinero y poder mitigar toda laproblemática que afecta al ecosistema. Primordialmente se tiene que trabajar con el agua y conel saneamiento predial de la zona.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL136Algunas reflexionesEl proceso de la conformación de las organizaciones sociales del humedal de Torca – Guaymaral hasido un poco diferente al que han tenido otros humedales, además que no hay fuertes redes socialesque trabajen alrededor del humedal. Esto se ha dado principalmente por la poca población habitantealrededor del humedal. Son muy pocos los habitantes y vecinos alrededor del humedal. Los vecinosen su mayoría son instituciones educativas y hasta ahora está naciendo un interés por el ecosistema.La mayoría de la población de la zona es flotante, entonces eso hace que la gente no se preocupemucho por el entorno, porque no es el entorno directo de su lugar de vivienda. Solamente van adesarrollar las actividades específicas en este sector, ya sea a trabajar o estudiar.Otro de los problemas para configurar una organización social fuerte es que muchos de lospropietarios de la tierra son grandes empresarios y constructores, a ellos en realidad no les interesaconservar el humedal, lo ven más como un obstáculo para poder aprovechar sus tierras paraproyectos de construcción. Estos terrenos son una alcancía y a medida que pasa el tiempo se vanvalorizando más con la expansión de la frontera urbana.En este sentido es de suma importancia fortalecer la organización social en torno al humedal Torca– Guaymaral, se hace prioritario identificar nuevos actores sociales e involucrar a las institucioneseducativas de manera más activa y comprometida con la protección del humedal, principalmente lasuniversidades que tienen los recursos para investigación y programas de extensión.2.4. DESCRIPCIÓN SOCIAL DE LOS HUMEDALES DE TORCA Y GUAYMARALPresentaciónLa caracterización que se realiza en este apartado en torno a los humedales de Torca y Guaymaral,pretende un acercamiento al entramado social, teniendo en cuenta dinámicas de la estructura urbano- rural referidas a la población y a aspectos demográficos, así como a la relación con el espacio y alas relaciones de cooperación o de conflicto que allí se tejen. También se reconocen algunos de losprincipales actores sociales y de las acciones que realizan para la recuperación y conservación delos humedales.Las referencias que se realicen en este apartado, se enmarcan en la información relacionada con laslocalidades de Suba y Usaquén y las Unidades de Planeación Zonal –UPZ- que hacen parte de loque se definió en el PMA como el área de influencia de los humedales de Torca y Guaymaral, desdela perspectiva social, económica y urbana, tales como: UPZ Paseo de Los Libertadores en lalocalidad de Usaquén donde se ubica el humedal Torca y UPZ, La Academia y UPZ Guaymaral enla localidad de Suba donde se ubica el humedal Guaymaral, completando el sistema del áreaprotegida.Características Poblacionales del Área de Influencia de los humedales de Torca yGuaymaralPara intentar indagar en las características poblacionales del área de influencia de los humedalesTorca y Guaymaral, es necesario reconocer los procesos de poblamiento urbano - rurales, que a lolargo del tiempo se han venido tejiendo expansivamente del centro de la ciudad hacia sus afueras -para el caso particular hacia el norte, consolidando agrupaciones suburbanas campestres osemirurales, centros comerciales e instituciones educativas de básica, media y superior –principalmente privadas-. Las construcciones en el sector son en su mayoría de uso dotacional ycomercial que habitacional, principalmente por las características de borde de la ciudad-región.
    • Caracterización Diagnóstica 137El área circunvecina a los humedales está definida en el POT en parte como área urbana y en partecomo área rural. Con relación a la permanencia de la población alrededor de los humedales, esta estípicamente flotante, es decir, permanecen durante el día realizando sus actividades educativas, decomercio o actividades agrícolas. Los residentes presentan bajas densidades, lo que atribuye alterritorio ciertos significados y sentidos en la relación humedal-ciudad-sociedad. Las relaciones devecindario se han ido tejiendo en el tiempo, alrededor de algunos asentamientos suburbanos másconsolidados en el sector Guaymaral (Parcelación El Jardín y Urbanización San Simón), en Torcase destaca el proceso de urbanización campestre –como la urbanización Floresta de la Sabana- máscercano a la zona de los cerros orientales, hoy en peligro de ser demolida, por la prohibición deconstruir en los cerros. Por el tipo particular de procesos de poblamiento, no hay muchas Juntas deAcción Comunal, pero las existentes han dinamizado la gestión social ante las instanciasgubernamentales de las necesidades del sector, principalmente en lo concerniente a la cobertura deservicios públicos domiciliarios sobre todo de acueducto y alcantarillado, siendo parte de laautogestión la creación del acueducto veredal (CoopJardín). Alrededor del sistema Torca-Guaymaral hay predios no urbanizados pero de propiedad privada –pertenecientes en su mayoría aconstructoras-, éstas ya tienen a nivel de anteproyecto, propuestas de urbanización, las cuales estánesperando la definición del Plan Zonal del Norte, ya que en su última versión aparece gran parte delárea dedicada a parques y zonas verdes.La dinámica poblacional comparativamente entre las dos localidades (Suba para el sector deGuaymaral y Usaquén para el sector de Torca) y las tres UPZ donde territorialmente se localizan loshumedales –una en la localidad de Usaquén y dos en la localidad de Suba-, tiene un mayor registro–según datos del DAPD para el 20027-, para la UPZ La Academia (Suba) con un estimado de 7.166pobladores, por contraste con la UPZ Paseo de los Libertadores (Usaquén) donde el registro es de5.543 pobladores y la UPZ Guaymaral (Suba) que no registra datos. La proyección poblacional serealizó con base en el número de lotes consolidados en cada UPZ, el número de hogares y elnúmero de personas por hogar. Al respecto habría que precisar que la UPZ Guaymaral es la másextensa de las tres con un total de 1.135,67 Has, de las cuales 64 son áreas sin desarrollar en suelourbano. La UPZ Paseo de los Libertadores tiene un total de 659,72 Has, de las cuales 122,86 sonáreas protegidas y 144,92 son áreas sin desarrollar en suelo urbano. La UPZ La Academia tiene untotal de 610,07 Has, de las cuales 72 son áreas sin desarrollar en suelo urbano. Habría en la UPZ LaAcademia mayor presión por uso, dada la densidad poblacional con respecto a las otras dos UPZ.Teniendo en cuenta la dinámica local tanto en Suba como en Usaquén, las tres UPZ son de lasmenos densamente pobladas, siendo el índice de densidad poblacional de la UPZ La Academia de60 y para la UPZ Paseo de los Libertadores de 25,38 en suelo urbanizado. Para la UPZ Guaymaralno se registran datos. En este sentido se podría afirmar que la presión urbana sobre el ecosistemapor densidad -relación de número de pobladores por unidad terrestre-, es baja tanto en Torca comoen Guaymaral, siendo los proyectos de infraestructura urbana los que más impactan a los humedalesdentro de la planeación de la ciudad y su proyección regional.Frente a lo anterior se tiene que: la UPZ La Academia tiene 2.166 viviendas, en las que sedistribuyen 2.090 hogares, con un promedio de 0.96 hogares por vivienda y 3.43 personas porhogar. Para la UPZ Paseo de los Libertadores los datos registran 1.200 viviendas –en dato más bajode la localidad de Usaquén-, en las que se registran 1.890 hogares, con un promedio de 1,57 hogarespor vivienda y 2.93 personas por hogar. Para la UPZ Guaymaral no se registran datos. Aunque laUPZ La Academia registra un mayor número de viviendas que la UPZ Paseo de los Libertadores, elpromedio de hogares por vivienda es mayor en esta última, pero no así el número de personas porhogar.7A la fecha de entrega del presente informe, aún no estaban disponibles los datos del censo DANE 2005
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL138El humedal Torca - Guaymaral fue fragmentado por el trazado de la Autopista Norte, avenida quetambién es el límite de dos localidades como unidades político-administrativas. Aunque un sectorde los humedales pertenece en este sentido a la localidad de Usaquén –sector Torca- y el otro a lalocalidad de Suba –sector Guaymaral-, estas distribuciones administrativas del territorio no debenconvertirse en divisiones de la funcionalidad ecológica de los humedales para la ciudad y la región.Por el contrario, se deben aunar esfuerzos, competencias y recursos tanto de Suba como de Usaquénpara recuperar y conservar el ecosistema.Cabe mencionar que también las dinámicas del contexto son particulares en uno y otro sector,encontrando en Torca una zona rural, cuyos procesos son propios de una relación diferencial con elterritorio.Características Demográficas del Área de Influencia de los humedales de Torca yGuaymaralTeniendo en cuenta las características de cada UPZ y la dinámica poblacional de las localidades deSuba y Usaquén (¡Error! No se encuentra el origen de la referencia. y ¡Error! No se encuentrael origen de la referencia.), se estima de acuerdo con los datos del DAPD para el 2002, unapoblación local residente en Suba de 753.593 habitantes, que representan el 11.4% del total de lapoblación de la ciudad. Para Usaquén la población local residente es de 439.341 habitantes, querepresentan el 6.6% del total de la población de la ciudad, ubicándose como la séptima localidadcon mayor población en el distrito.
    • Caracterización Diagnóstica 139Tabla 33. Datos demográficos de la localidad de Suba para el 2002, por grupos de edad deacuerdo con datos de los sectores de educación y salud. Fuente: DAPD, 2004.Tabla 34. Datos demográficos de la localidad de Usaquén para el 2002, por grupos de edad deacuerdo con datos de los sectores de educación y salud. Fuente: DAPD, 2004.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL140Figura 98. Necesidades Básicas Insatisfechas de la localidad de Usaquén para el 2001. Fuente: DAPD, 2004
    • Caracterización Diagnóstica 141Figura 99. Necesidades Básicas Insatisfechas de la localidad de Suba para el 2001.Fuente: DAPD, 2004.En esta dinámica, la mayoría de los grupos poblacionales por edad son jóvenes, teniendo en Subaun porcentaje de 27,5% es menor de 15 años y sólo el 4,8% es mayor de 64 años. En Usaquén el17,65% es menor de 15 años y el 7,37% es mayor de 60 años. Dentro de la dinámica comparativapor género, la mayoría de los pobladores son mujeres tanto en Suba como en Usaquén.Considerando las características demográficas de algunos grupos poblacionales a nivel local, secontrasta con la información del DAPD para el 2001, respecto al índice de pobreza establecido porel NBI –Necesidades Básicas Insatisfechas-, encontrando como se ilustra en la figura 98 y figura99, que, dada la baja densidad poblacional para las tres UPZ, no hay un alto índice de NBIregistrado. Sin embargo se registran carencias en la prestación de servicios públicos domiciliariosbásicos, en sectores de asentamiento tanto en Torca como en Guaymaral, principalmente deacueducto y alcantarillado.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL142Relación de la dinámica social con la dotación de servicios y equipamientos comunitariosConsiderando las características urbanas de las UPZ definidas como constitutivas del área deinfluencia de los humedales de Torca y Guaymaral, se pueden establecer las relaciones -de acuerdocon su tipo- con la dinámica social en lo concerniente a dotación de servicios y equipamientos. Deesta forma, la UPZ La Academia, UPZ Guaymaral y UPZ Paseo de los Libertadores son definidasen el POT como de tipo 4 o en desarrollo, caracterizándose por ser sectores poco desarrollados ycon grandes predios desocupados. Ello permite comprender los bajos índices poblacionales y la bajapresión por uso social del ecosistema. Por el contrario, esta condición de las tres UPZ en desarrollo,las hace atractivas para los procesos de expansión urbana desde la planeación de la ciudad, sobretodo en la oferta de equipamientos educativos y comerciales y en los trazados viales para respondera las necesidades de movilidad del distrito. Todo ello, genera impacto ambiental directo endetrimento de la conservación y recuperación de los humedales de Torca y Guaymaral.En la tabla 35 y tabla 36 se relaciona comparativamente el número de equipamientos con el númerode población por UPZ tanto en Suba como en Usaquén, siendo los equipamientos para educaciónlos que priman en el sector. En la figura 100 y figura 101 se ilustra la estratificación de lasLocalidades de Usaquén y Suba respectivamente, siendo general para las tres UPZ contar en sumayoría con zonas no residenciales y con un sistema de áreas protegidas. Algunos de los pocossectores con asentamientos urbanos tienen estrato 2 (UPZ Paseo de los Libertadores) y estrato 6(UPZ La Academia y UPZ Guaymaral).Tabla 35. Relación número de equipamientos por número de habitantes en la localidad de Suba. Fuente: DAPD, 2004.Tabla 36. Relación número de equipamientos por número de habitantes en la localidad de Usaquén. Fuente: DAPD,2004.
    • Caracterización Diagnóstica 143Figura 100. Estratificación de la localidad de Usaquén por UPZ. Fuente: DAPD, 2004.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL144Figura 101. Estratificación de la localidad de Suba por UPZ. Fuente: DAPD, 2004.Dentro de las particularidades del contexto de los humedales de Torca y Guaymaral se encuentranlos Parques Cementerios que sirven como zonas armonizadoras y de conectividad ecológica para laavifauna. Lo que se considera importante por parte de los pobladores aledaños y de los actoressociales ambientales locales establecer, es el manejo de las aguas que entran a los cementerios ysalen por el sistema de drenaje, teniendo en cuenta los procesos bioquímicos que subyacen en lossuelos de estos lugares.
    • Caracterización Diagnóstica 145Otro de los aspectos a considerar dentro de la dinámica del contexto alrededor de los humedales,son los impactos ambientales que pueden generarse por las proyecciones viales que se planeanconstruir en el área de influencia del ecosistema. También por las características del contexto que sehan descrito anteriormente, es importante y pertinente ampliar las acciones encaminadas a laeducación e investigación ambiental considerando la amplia oferta de equipamientos en esta línea.Como parte de la consolidación del sector, se registran dentro de los principales rellenos en el áreade los humedales: el que se realizó para la construcción de la Autopista Norte en 1953; en 1984, sellevó a cabo otro por Cementos Samper en los humedales de Torca y Guaymaral; en 1991 se realizóen el predio que actualmente es propiedad de Ardila Lule por parte de la Empresa de Acueducto yAlcantarillado de Bogotá (sector del humedal Guaymaral); entre 1996-1997 se llevó a cabo otropara la construcción del Centro Comercial Bima; en 1986 para la construcción de la UDCA y en1988 para la construcción de la Escuela de Ingenieros. A finales de los 80 y principios de los 90 serealizan rellenos para la construcción de clubes y colegios principalmente privados.En el sector a diferencia de los equipamientos educativos, no hay dotación de centros de salud ni deparques. Los humedales son un escenario para la recreación pasiva y la educación ambiental, comose evidencia en las acciones que allí se llevan a cabo a través del convenio entre la FundaciónTorca-Guaymaral y el Outlet Centro Comercial Bima.Relación entre las condiciones del ecosistema, la salud pública y la responsabilidadambiental de la producción económicaDada la tensionalidad entre el desarrollo urbano y la preservación ambiental, que ha sido transversala la concepción predominante del modelo de ciudad, se han ido poco a poco deteriorando losecosistemas a través de sobre saturar sus funciones ecológicas para dar respuesta a necesidadesurbanas que desbordan la capacidad de los humedales. Así, el uso inapropiado del suelo de loshumedales de Torca y Guaymaral para llevar a cabo procesos de urbanización o como “vertedero deaguas residuales”, ha causado su deterioro ecológico.En este sentido, la vulnerabilidad del ecosistema se convierte en una amenaza para los actoressociales vecinos, quienes han manifestado su incomodidad e inconformidad por los malos olores,por la proliferación de insectos y roedores como vectores de enfermedades, el aumento deenfermedades respiratorias, gástricas y dérmicas, además del no poder disfrutar de un ambientesano como ciudadanos y ciudadanas sujetos de derechos –sobre todo de derechos colectivos comoparte del territorio-. Ello se argumenta desde el impacto que los humedales por sus deficitariascondiciones actuales, causa a la salud pública.En la figura 102 y figura 103–localidad de Usaquén y Suba respectivamente-, se ilustran las áreasque son consideradas como susceptibles de ser inundadas con las consecuencias sociales,económicas, políticas y culturales que ya se conocen de otras experiencias de la ciudad. En la figurase identifica el sector de Guaymaral como un sector con riesgo alto y medio de inundación, dada sucercanía con el humedal. Al respecto habría que recordar las acciones que las autoridadescompetentes -para el caso específico los Hospitales de la red pública de Suba y Usaquén-, puedenadelantar a través de la Coordinación de Salud Pública, con un enfoque promocional de calidad devida en salud, reconociendo en sus acciones los determinantes sociales de la salud para fortalecer susentido público, no sólo mitigando los vectores con controles químicos (minimizando también lapresencia de enfermedades compartidas entre los animales y el ser humano), sino con acciones quepropendan por los objetivos promocionales y preventivos en el amplio sentido, teniendo en cuentala carencia de acueducto y alcantarillado en el sector, así en Torca “el agua es tomada de algunasquebradas y nacederos que bajan de los Cerros Orientales y otros pozos profundos; en algunossectores se presentan problemas con el transporte del recurso desde el sitio de abastecimiento,debido a la falta de recursos para adquirir un sistema de bombeo de agua y por otro lados se
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL146presentan conflictos entre los pobladores por el uso de ésta (…) en el barrio Parcelación El Jardín yMonte Perla el abastecimiento de agua se da a través de Coopjardín ESP”.Figura 102. Zonas de amenaza por inundación de la localidad de Usaquén por UPZ. Fuente: DAPD, 2004.
    • Caracterización Diagnóstica 147Figura 103.Zonas de amenaza por inundación de la localidad de Suba por UPZ. Fuente: DAPD, 2004.En cuanto al sistema de recolección de aguas negras en toda la zona, estas son evacuadas a pozossépticos y otras se eliminan por infiltración o aguas superficiales a través de vallados. Generándosepor este último tipo de vertimiento problemas de la salud pública y contaminación de cuerpos deagua superficial y cultivos.En el sector hay presencia de unidades productivas formales como Intervet y el Outlet CentroComercial Bima, que han demostrado interés en la conservación y recuperación de los humedalescomo parte de sus responsabilidades ambientales, propendiendo por mejorar la calidad de vida en elárea de influencia del ecosistema.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL148Algunos problemas de salud pública por la contaminación del medio ambiente y con ello los usosinapropiados del suelo, son originados por la explotación de canteras cuya influencia llega por elsistema de drenaje de los humedales, el uso intensivo de gallinaza en los viveros ubicados hacia elsector de Guaymaral -lo que es altamente contaminante- y, los impactos generados por el canal deTorca.En algunas instituciones educativas y viveros se minimiza la cantidad de basuras a través de lasprácticas del reciclaje y compostaje; un pequeño porcentaje de los habitantes del lugar no estácubierto por el servicio de recolección domiciliaria de residuos sólidos dejando como opción suincineración. Por otra parte, la población flotante que frecuenta la zona a diario, genera una mayorcantidad de basuras que los propios habitantes del lugar, sumándole a ello los residuos que arrojan alas vías y canales y los roedores encontrados en los barrios. Allí no hay presencia ni de barrenderosni canecas para el uso público.Conflictos jurídicos del Área de Influencia de los humedales de Torca y GuaymaralEl interés de los actores sociales del área de influencia de los humedales de Torca y Guaymaral pordefender y proteger el ecosistema, reconociendo sus valores ecológicos y ambientales, se manifiestaen el uso parcial de algunos de los mecanismos del sistema judicial consagrados en la ConstituciónPolítica de Colombia de 1991.Así, “los que actúan socialmente pueden atribuir validez legítima a un orden determinado (…) enméritos de lo estatuido positivamente, en cuya legalidad se cree (…) la obediencia a preceptosjurídicos positivos estatuidos según el procedimiento usual y formalmente correctos (…) ladisposición a avenirse con las ordenaciones “otorgadas”, sea por una persona o por varias, suponesiempre que predominan ideas de legitimidad y la creencia en la autoridad legítima, en uno u otrosentido de quien impone ese orden”.Se evidencia una tensión entre el modelo de ciudad pensada, la ciudad sentida y la ciudadpracticada –como tipos de órdenes urbanos en términos de Augé-, que pretende ser soslayada omediada por un tercero, apelando a las instancias democráticas que establece el sistema judicialcolombiano. El recurso jurídico, se percibe entre los actores sociales como el único capaz degarantizar cumplimiento de lo otorgado constitucionalmente como ciudadanos y ciudadanas sujetosde derechos. De esta manera se comprende que, “el orden debe llamarse Derecho cuando estágarantizado externamente por la probabilidad de la coacción (física o psíquica) ejercida por uncuadro de individuos instituidos con la misión de obligar a la observancia de ese orden o de castigarsu transgresión”.En esta perspectiva el conflicto se entiende como “una construcción social, una creación humana,que afecta las actitudes y comportamientos de las partes, en el que como resultado se dan disputasque suelen ser producto de un antagonismo y de una incompatibilidad (inicial pero superable entredos o más partes), siendo el resultado complejo de valoraciones, afectos, creencias y que expresauna insatisfacción o desacuerdo entre las partes, puede ser positivo o negativo según como seaborde y se termine, con posibilidades de ser conducido, transformado y superado por las mismaspartes”.El surgimiento del conflicto puede ser aleatorio, puesto que no siempre hay causas efectivas, perose puede tener como una posibilidad dentro de las causas, el hecho de que nunca hay una completaconcordancia entre lo que los individuos consideran justo dentro de un sistema y lo que éste lesotorga, cuando los individuos se esfuerzan por conseguir un ámbito más justo se encuentran con laresistencia de quienes establecieron previamente sus intereses, en este caso sobreviene el conflicto.Los conflictos sociales surgidos de la frustración de demandas específicas contra objetospresuntamente frustrantes son reales y los irreales son los que solamente están buscando relajartensiones.
    • Caracterización Diagnóstica 149Puede entonces identificarse un conflicto sobre el sentido público de un espacio, que define en losactores sociales el tipo de uso que se haga de los humedales. Así, para muchos ciudadanos elconcepto de público denota desorden, descuido, desprotección y por tanto se valora como unespacio “de todos y de nadie”, por esta vía se llega a los extremos de la desapropiación total. Eneste sentido, se tiene conocimiento de acuerdo con las entrevistas realizadas en el desarrollo delPMA, de una querella que se interpuso en la CAR contra uno de los rellenos a los que fueronsometidos los humedales y que reposa en el archivo nacional.También se tramitó un derecho de petición ante el Departamento Administrativo de CatastroDistrital –DACD-, para conocer los propietarios y el tipo de uso de predios aledaños a loshumedales, conforme al Plan Parcial. Aún no se ha llevado a cabo un conflicto legal por usos delsuelo incompatibles con áreas protegidas, pero sí se evidencian tensiones entre el interés privado yel interés público sobre el suelo de los humedales como área protegida.Mapa de Actores Institucionales y Sociales relacionados con la dinámica de los humedalesTorca y GuaymaralSe han definido dos grupos de actores relacionados con los humedales en Bogotá, o potencialmenteinteresados en participar tanto en la formulación como ejecución y seguimiento de los planes demanejo, o que pueden estar haciendo parte de los conflictos locales. En los humedales de Torca yGuaymaral se tuvieron en cuenta los actores institucionales y sociales (estos últimos incluyen losactores económicos).Actores institucionalesSe identifican como aquellos actores sociales cuyo rol se desenvuelve en instancias instituidasformalmente, como parte funcional de las estructuras del orden establecido socialmente. Algunos delos que se relacionan a continuación, son considerados como los directamente competentes en larecuperación, protección y conservación de los humedales:A continuación se describen las funciones de las principales instituciones que tengan algunarelación directa o indirecta con el tema de humedales del Distrito Capital.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL150MAPA DE ACTORES INSTITUCIONALESCon relación directa o indirecta con la gestión ambiental de humedales del D.C.Nivel NACIONALMinisterio de Ambiente, Vivienda y DesarrolloTerritorial MAVDTDirección de EcosistemasAsuntos internacionalesEducación y participaciónUnidad Especial de Parques Naturales UESPNNInstituto Alexander Von Humboldt IAVHNivel REGIONALCorporación Autónoma Regional deCundinamarca, CAR (Sólo en áreasrurales del D.C. y Río Bogotá)Gobernación de CundinamarcaSecretaría de Hábitat y recursosminerosNivel Central DISTRITO CapitalConcejo de BogotáComisión primera del Plan de DesarrolloConsejo Ambiental DistritalSIAC Sistema Ambiental CapitalSecretarías DistritalesGobierno- Localidades- Departamento Administrativo de AcciónComunal - DAAC – Instituto Distrital de laParticipación y Acción Comunal - IDPAC- Departamento Administrativo de laDefensoría del Espacio Público – DADEP- Cuerpo Oficial de Bomberos- Dirección de Prevención y Atención deEmergencias DPAEAmbientePlaneaciónEducación- Centros de Administración de la EducaciónLocal CADELSalud- Red de hospitales del DistritoHábitat- Caja de Vivienda Popular.- Unidad Administrativa Especial de ServiciosPúblicos. UESP- EAABCultura, recreación y deporteOrganismos de CONTROLPersonería DistritalContraloría DistritalVeeduría DistritalProcuraduría delegadaOtros organismosPolicía Nacional.Policía Metropolitana. ProgramasespecialesDependencias de la SDASecretaría DespachoSubsecretaría GeneralOficina asesora de planeacióncorporativaOficina de control internoOficina de participación comunitaria,educación ambiental ycomunicacionesDirección de seguimiento y controlambiental- Oficina de control de emisiones ycalidad del aire- Oficina de control de calidad yuso del agua- Oficina de control de flora yfauna- Oficina de control ambiental a lagestión de residuosDirección legal ambientalDirección de planeación y gestiónambiental- Oficina de gestión ambientalterritorial- Oficina de ecosistemasestratégicos y biodiversidad- Oficina de ruralidadDirección de gestión corporativa- Oficina financiera- Oficina de gestión contractualNivel LocalSUBA – USAQUÉNAlcaldía localJunta Administradora LocalSistema Ambiental LocalGestor ambiental de la SDACADEL
    • Caracterización Diagnóstica 1512.5. MAPA DE ACTORES INSTITUCIONALESCon relación directa o indirecta con la gestión ambiental de humedales del D.C.Nivel nacionalMinisterio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo TerritorialLa Ley 99/93 crea el Ministerio del Medio Ambiente, termina con el Inderena y reglamenta elSistema Nacional Ambiental SINA. En el 2004 en el primer gobierno Uribe, se fusionan el MMAcon algunas funciones del Ministerio de Desarrollo, generando el Ministerio de Ambiente, Vivienday Desarrollo Territorial MAVDT, el cual tiene como misión “Garantizar la oferta de bienes yservicios ambientales y un hábitat adecuado que posibiliten el desarrollo económico y socialsostenible, a través de la expedición de políticas, regulaciones, la promoción de la participación y deacciones integrales, coordinadas en los niveles nacional, regional y local, para el mejoramiento de lacalidad de vida de la población colombiana”.Una de las funciones del Ministerio es la formulación de la Política Ambiental Nacional para elmanejo y protección del patrimonio natural del país, teniendo en cuenta su relación con lasactividades humanas, con base en los compromisos del país en las reuniones internacionales, es asícomo a partir de la Convención RAMSAR relativa a los humedales de importancia internacionalespecialmente como hábitat de aves acuáticas, se formula la Política Nacional para Humedalesinteriores en Colombia.Dentro de la estructura organizacional del MAVDT, está la Dirección de Ecosistemas cuya misiónestá encaminada a “contribuir a la preservación, conservación, restauración, manejo, uso yaprovechamiento de la diversidad biológica a nivel de ecosistemas, especies, genomas y otrosniveles de organización como base estratégica actual y potencial para el desarrollo sostenible delpaís, a través de la expedición de Políticas, regulaciones y gestión ambiental”.La operacionalización de la Misión de esta Dirección, se establece en sus objetivos misionales:1. Formular políticas ambientales en materia de diversidad biológica a nivel ecosistemas,especies y genomas, y coordinar la implementación y seguimiento de las aprobadas(Humedales, Diversidad Biológica, Zonas Marinas y Costeras, Bosques, Fauna); así como delas Estrategias (Prevención y control al tráfico ilegal de especies silvestres), Planes (PlanNacional de Desarrollo Forestal, Plan de Acción Nacional de lucha contra la Desertificación,Plan Nacional de Prevención, Control de Incendios Forestales y Restauración de ÁreasAfectadas) y Programas (Páramos, Manglares, Especies Amenazadas).2. Definir los criterios técnicos para la planificación y ordenación ambiental del territorio conmiras a integrar el uso y manejo sostenible de la diversidad biológica al desarrollo económicoy social del país.3. Aportar los criterios técnicos necesarios para prevenir, mitigar, corregir y compensar losefectos adversos sobre la diversidad biológica generados por las políticas y programassectoriales.4. Proponer conjuntamente con la Unidad de Parques las Políticas y Estrategias para la creacióny consolidación del Sistema de Áreas Protegidas.5. Regular las condiciones generales para la preservación, conservación, restauración, manejo,uso y aprovechamiento sostenible de la diversidad biológica.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL1526. Establecer estrategias para el desarrollo de alternativas productivas con base en elaprovechamiento sostenible de los bienes y servicios ambientales de la diversidad biológica.7. Apoyar la definición de instrumentos para la gestión en materia de recursos genéticos,bioseguridad y biotecnología.8. Establecer las prioridades de investigación que deben adelantar los institutos de investigaciónen diversidad biológica a nivel de ecosistemas, especies, genomas y otros niveles, así comorealizar el seguimiento a su implementación.9. Cumplir con los compromisos emanados de los Convenios, Tratados, Protocolos y demásinstrumentos internacionales adoptados mediante Ley de la República en materia dediversidad biológica.La Dirección de Ecosistemas tiene en el Decreto 216 de 2003 establecidas sus funciones, que serelacionan a continuación:1. Formular e implementar las políticas, planes, programas, proyectos y regulación con respectoa la conservación, manejo, restauración y uso sostenible de los ecosistemas forestales,terrestres, acuáticos continentales, costeros y marinos y de la biodiversidad.2. Formular el Plan Nacional de Desarrollo Forestal y coordinar su implementación.3. Proponer, conjuntamente con la Unidad del Sistema de Parques Nacionales Naturales y lasautoridades ambientales, las políticas y estrategias para la creación, administración y manejode las áreas de manejo especial, áreas de reserva forestal y demás áreas protegidas y ladelimitación de las zonas amortiguadoras de las áreas del Sistema de Parques NacionalesNaturales.4. Diseñar y proponer las reglas y criterios técnicos y metodológicos para la zonificación yordenación ambiental de los ecosistemas de valor estratégico como apoyo a los procesos deordenamiento territorial.5. Proponer los criterios técnicos para el establecimiento de las tasas de uso y aprovechamientode los recursos naturales renovables y la definición de metodologías de valoración de loscostos ambientales por el deterioro y/o conservación de los ecosistemas y sus recursosasociados.6. Coordinar con las entidades del Sistema Nacional Ambiental –SINA- la implementación desistemas de inventarios, la definición de criterios técnicos y metodologías para establecer lasespecies y cupos globales para el aprovechamiento de bosques naturales.7. Proponer los criterios técnicos para el ordenamiento, manejo y restauración de cuencashidrográficas.8. Regular las condiciones generales del uso sostenible, aprovechamiento, manejo, conservacióny restauración de la diversidad biológica tendientes a prevenir, mitigar y controlar su pérdiday/o deterioro.9. Vigilar que el estudio, exploración e investigación de nacionales o extranjeros con relación alos recursos naturales, respete la soberanía nacional y los derechos de la Nación sobre losrecursos genéticos.10. Aportar los criterios técnicos que deberán considerarse dentro del proceso de licenciamientoambiental y demás instrumentos relacionados.11. Formular y conceptuar para el desarrollo de un marco normativo en materia de recursosgenéticos.
    • Caracterización Diagnóstica 15312. Proponer y coordinar las prioridades de investigación que en el área de su competencia debenadelantar los institutos de investigación y realizar su seguimiento.13. Fijar de común acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural especies y losvolúmenes de pesca susceptibles de ser aprovechados en las aguas continentales y en losmares adyacentes con base en los cuales la autoridad competente, expedirá loscorrespondientes permisos de aprovechamiento.14. Aportar los criterios técnicos requeridos para la adopción de las medidas necesarias paraasegurar la protección de especies de flora y fauna silvestres amenazadas; e implementar laConvención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora –CITES-.15. Las demás que le sean asignadas y que por su naturaleza le correspondan.16. Además de la Dirección de Ecosistemas, está el Grupo Recurso Hídrico, que pertenece a laDirección de Agua Potable y Saneamiento Básico y Ambiental y que tiene como funciones:17. Apoyar la promoción del manejo integral del recurso agua.18. Apoyar la promoción de la protección de las cuencas y microcuencas productoras de agua conénfasis en las abastecedoras de acueductos municipales y veredales.19. Promover con el IDEAM y las Autoridades Ambientales Regionales el mejoramiento de laadministración del recurso hídrico, la reglamentación de corrientes y el desarrollo de planesde ordenación del recurso hídrico con objetivos y metas de calidad en cuencas críticasprioritarias.20. Promover, apoyar, implementar y efectuar seguimiento para la realización de estudios,investigaciones y análisis, y formular políticas, planes, programas, proyectos, instrumentos yacciones en relación con la planificación y administración del recurso hídrico, su oferta,demanda y sostenibilidad.21. Apoyar la formulación de acciones, programas y proyectos orientados al uso eficiente yahorro del recurso hídrico y a la prevención y reducción de la contaminación de las fuentes deagua.22. Promover el diseño y transferencia de investigación científica, tecnológica y administrativapara aprovechamiento, protección, conservación, tratamiento y recuperación de los recursoshídricos.Unidad Especial de Parques Nacionales Naturales UESPNNConstituido por el Sistema de Parques Nacionales Naturales y las áreas naturales protegidas decarácter regional y local, tanto de índole público como privado. En esencia, el sistema nacional deáreas protegidas deberá garantizar la conservación de la biodiversidad de la nación y de su potencialde prestación de bienes y servicios ambientales.Instituto Alexander Von HumboldtApoyo a la consolidación de Áreas protegidas. La investigación de la línea de áreas protegidastendrá como énfasis la evaluación de las áreas protegidas existentes y el aporte al diseño de sistemasde conservación in situ.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL154Nivel regionalCorporación Autónoma Regional de Cundinamarca CARLa CAR al igual que las demás corporaciones tienen por objeto la ejecución de las políticas, planes,programas y proyectos sobre medio ambiente y recursos naturales renovables, así como elcumplimiento y oportuna aplicación a las disposiciones legales vigentes sobre su disposición,administración, manejo y aprovechamiento, conforme a las regulaciones, pautas y directricesexpedidas por el MAVDT. Ejecutar las políticas establecidas por el Gobierno Nacional en materiaambiental; planificar y ejecutar proyectos de preservación, descontaminación ó recuperación de losrecursos naturales renovables afectados; y velar por el uso y aprovechamiento adecuado de losrecursos naturales y el medio ambiente dentro del territorio de su jurisdicción, con el fin de mejorarla calidad de vida de sus habitantes y contribuir al desarrollo sostenible.Gobernación de Cundinamarca1. Secretaría de Hábitat y recursos mineros. Dirección del Ambiente. Generar, optimizar eimplementar políticas y programas ambientales dentro del marco de sus competencias legales,y establecer las condiciones que propicien la debida armonía y coherencia con las políticas ynormas ambientales nacionales, regionales, distritales y municipales, en el territorio delDepartamento. Atender lo relativo al ámbito de la política y gestión ambiental, depreservación de los recursos naturales y el desarrollo sostenible en el departamento deCundinamarca2. Dirección de gestión en Ecosistemas. Actuar como ejecutor o gestor de los programas yproyectos, así como de la vigilancia técnica de sus alcances específicos, en coherencia conplanes que le corresponde adelantar a la Secretaría de Medio Ambiente, para la conservacióny uso sostenible de los espacios que sustenten los recursos naturales del Departamento conénfasis en aquellos que se identifiquen como estratégicos y por consiguiente prioritarios, deconformidad con los acuerdos y convenios que se suscriban para este fin.Nivel distritalConcejo de Bogotá D.C.Comisión primera del Plan de Desarrollo. El Artículo 27 del Acuerdo 095 de 2003 (ReglamentoInterno del Concejo), señala la competencia de la Comisión en los siguientes temas:1 Normas sobre la organización y funcionamiento de las Veedurías ciudadanas, ladescentralización, la desconcentración y el control social de los servicios públicos.2 Atención de organizaciones sindicales, comunitarias y sociales.3 Promover el conocimiento, dentro del respectivo trámite y ante la comunidad, de losProyectos de Acuerdo que la Corporación estime conveniente.4 Divulgación, fomento y pedagogía de los procesos de participación ciudadana.5 Plan General de Desarrollo Económico y Social.6 Plan General de Ordenamiento Físico y Territorial del Distrito Capital.7 Plan Vial.8 Reglamentación del uso del suelo y el espacio público del Distrito Capital.9 Desarrollo físico de las áreas rurales del Distrito Capital.10 División del territorio Distrital en localidades.11 Normas orgánicas sobre planeación y asesoría a las Juntas Administradoras Locales en laelaboración del Plan de Desarrollo Económico y Social.
    • Caracterización Diagnóstica 15512 Normas sobre preservación y defensa del patrimonio ecológico, los recursos naturales y delmedio ambiente.13 Vigilancia y control de la prestación de servicios públicos domiciliarios y del transportepúblico y seguridad.14 Estudio de facultades Pro-Témpore al Alcalde Mayor en las materias antes relacionadas.Nueva estructura administrativa de Bogotá Distrito CapitalLa estructura general administrativa de Bogotá Distrito Capital, fue modificada recientementemediante el Acuerdo 257 del 30 de noviembre de 2006. Para definir el nivel institucional distritalque interviene directa o indirectamente en la gestión ambiental de los humedales del Distrito,debemos entender esta nueva estructura.El Sector Central de la Administración Distrital está integrado por los siguientes organismos:a. El Despacho del Alcalde o Alcaldesa Mayor;b. Los Consejos Superiores de la Administración Distrital;c. Las Secretarías de Despacho,d. Los Departamentos Administrativos ye. Las Unidades Administrativas Especiales sin personería jurídica.La estructura general del sector de las localidades está integrada por las Juntas AdministradorasLocales y los alcaldes o alcaldesas Locales.El presente decreto organiza al Distrito en 12 Secretarías Sectoriales así:1. Gestión Pública2. Gobierno3. Hacienda4. Planeación5. Desarrollo Económico6. Educación7. Salud8. Integración Social9. Cultura, Recreación y Deporte10. Ambiente11. Movilidad12. HábitatSecretaría Distrital de Ambiente SDAEl Sector Ambiente está integrado por la Secretaría Distrital de Ambiente, cabeza del Sector, y porel establecimiento publico Jardín Botánico "José Celestino Mutis", entidad que le está adscrita. LaSecretaría Distrital de Ambiente SDA, reemplaza al anterior Departamento Administrativo delMedio Ambiente DAMA.Naturaleza, objeto y funciones básicas: La Secretaría Distrital de Ambiente es un organismo delSector Central con autonomía administrativa y financiera y tiene por objeto orientar y liderar laformulación de políticas ambientales y de aprovechamiento sostenible de los recursos ambientales ydel suelo, tendientes a preservar la diversidad e integridad del ambiente, el manejo y
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL156aprovechamiento sostenible de los recursos naturales distritales y la conservación del sistema deáreas protegidas, para garantizar una relación adecuada entre la población y el entorno ambiental ycrear las condiciones que garanticen los derechos fundamentales y colectivos relacionados con elmedio ambiente.DECRETO 561 DE 2006 “Por el cual se establece la estructura organizacional de la SecretaríaDistrital de Ambiente, se determinan las funciones de sus dependencias y se dictan otrasdisposiciones”Artículo 3°. Funciones Generales. La Secretaría Distrital de Ambiente tiene las siguientesfunciones:a. Formular participativamente la política ambiental del Distrito Capital.b. Liderar y coordinar el Sistema Ambiental del Distrito Capital -SIAC-.c. Liderar y Coordinar el proceso de preparación de los planes, programas y proyectos dedesarrollo medio ambiental que deban formular los diferentes organismos y entidadesintegrantes del Sistema Ambiental del Distrito Capital -SIAC-. y en especial, asesorar a susintegrantes en la definición de los planes de desarrollo ambiental y en sus programas yproyectos en materia de protección del medio ambiente y los recursos naturales renovables,de manera que se asegure la armonía y coherencia de las políticas y acciones adoptadas porel Distrito.d. Ejercer la autoridad ambiental en el Distrito Capital, en cumplimiento de las funcionesasignadas por el ordenamiento jurídico vigente, a las autoridades competentes en la materia.e. Formular, ajustar y revisar periódicamente el Plan de Gestión Ambiental del Distrito Capitaly coordinar su ejecución a través de las instancias de coordinación establecidas.f. Formular y orientar las políticas, planes y programas tendientes a la investigación,conservación, mejoramiento, promoción, valoración y uso sostenible de los recursosnaturales y servicios ambientales del Distrito Capital y sus territorios socio ambientalesreconocidos,g. Promover planes, programas y proyectos tendientes a la conservación, consolidación,enriquecimiento y mantenimiento de la Estructura Ecológica Principal y del recurso hídrico,superficial y subterráneo del Distrito Capital.h. Formular, implementar y coordinar, con visión integral, la política de conservación,aprovechamiento y desarrollo sostenible de las áreas protegidas del Distrito Capital.i. Definir los lineamientos ambientales que regirán las acciones de la administración publicadistrital.j. Definir y articular con las entidades competentes, la política de gestión estratégica del ciclodel agua como recurso natural, bien público y elemento de efectividad del derecho a la vida.k. Formular, ejecutar y supervisar, en coordinación con las entidades competentes, laimplementación de la política de educación ambiental distrital de conformidad con lanormativa y políticas nacionales en la materia.l. Ejercer el control y vigilancia del cumplimiento de las normas de protección ambiental ymanejo de recursos naturales, emprender las acciones de policía que sean pertinentes alefecto, y en particular adelantar las investigaciones e imponer las sanciones quecorrespondan a quienes infrinjan dichas normas.m. Implantar y operar el sistema de información ambiental del Distrito Capital con el soporte delas entidades que producen dicha información.
    • Caracterización Diagnóstica 157n. Dirigir el diseño, implementación y seguimiento de planes, programas y proyectosambientales relacionados con la planificación urbanística del Distrito Capital.o. Coordinar las instancias ambientales de los procesos de integración regional.p. Diseñar y coordinar las estrategias de mejoramiento de la calidad del aire y la prevención ycorrección de la contaminación auditiva, visual y electro magnética, así como establecer lasredes de monitoreo respectivosq. Fortalecer los procesos territoriales y las organizaciones ambientales urbanas y rurales.r. Realizar el control de vertimientos y emisiones contaminantes, disposición de desechossólidos y desechos o residuos peligrosos y de residuos tóxicos, dictar las medidas decorrección o mitigación de daños ambientales y complementar la acción de la Empresa deAcueducto y Alcantarillado de Bogotá - EAAB- para desarrollar proyectos de saneamiento ydescontaminación, en coordinación con la Unidad Administrativa Especial de ServiciosPúblicos.s. Ejecutar, administrar, operar y mantener en coordinación con las entidades Distritales yterritoriales, proyectos, programas de desarrollo sostenible y obras de infraestructura cuyarealización sea necesaria para la defensa y protección o para la descontaminación orecuperación del medio ambiente y los recursos naturales renovables.t. Promover y desarrollar programas educativos, recreativos e investigativos en materiaecológica, botánica, de fauna, medio ambiente y conservación de los recursos naturales.u. Desarrollar programas de arborización y ornamentación de la ciudad, en particular deespecies nativas, coordinar con las entidades competentes y efectuar el registro e inventarioen estas materias.v. Aprobar el plan de arborización urbano de la ciudad cuya formulación estará a cargo delJardín Botánico José Celestino Mutis.w. Formular y coordinar la difusión de la política rural en el Distrito Capital y brindar asistenciatécnica y tecnológica, agropecuaria y ambiental a los productores rurales.x. Trazar los lineamientos ambientales de conformidad con el plan de desarrollo, el plan deordenamiento territorial y el plan de gestión ambiental, en las siguientes materias:1. La elaboración de normas referidas al ordenamiento territorial y las regulaciones en el usodel suelo urbano y rural.2. La formulación, ejecución de planes, programas y proyectos tendientes a garantizar lasostenibilidad ambiental del Distrito Capital y de la región.3. La elaboración, regulación y ejecución del Plan de Ordenamiento Territorial.4. La articulación del Distrito Capital con el ámbito regional, para la formulación de laspolíticas y planes de desarrollo conjuntos y en las políticas y planes de desarrollo urbanodel Distrito Capital.5. La elaboración y diseño de políticas referidas a la movilidad, la prevención de desastres,la disposición y manejo integral de residuos sólidos y el manejo del recurso hídrico en elDistrito Capital, en coordinación con las entidades distritales responsables en cada una deestas materias.6. La elaboración y diseño de políticas relacionadas con el desarrollo económico, urbano yrural del Distrito Capital7. Las demás atribuciones consagradas en el artículo 23 del Acuerdo 257 de 2006 y demásnormas que lo modifiquen o sustituyan.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL158Dependencias de la SDA (Ver figura)Secretaría DespachoSubsecretaría GeneralOficina asesora de planeación corporativaOficina de control internoOficina de participación comunitaria, educación ambiental y comunicacionesDirección de seguimiento y control ambiental- Oficina de control de emisiones y calidad del aire- Oficina de control de calidad y uso del agua- Oficina de control de flora y fauna- Oficina de control ambiental a la gestión de residuosDirección legal ambientalDirección de planeación y gestión ambiental- Oficina de gestión ambiental territorial- Oficina de ecosistemas estratégicos y biodiversidad- Oficina de ruralidadDirección de gestión corporativa- Oficina financiera- Oficina de gestión contractualSistema Ambiental Capital SIACDe acuerdo con la normativa es competencia de la Autoridad Ambiental en el marco del SistemaAmbiental del Distrito Capital SIAC, definir las directrices para la protección, el manejo yconservación de los humedales. Como base para la Gestión Ambiental del Distrito Capital,mediante el Acuerdo 19 de 1996, se creó el Sistema Ambiental Distrital SIAC y el ConsejoAmbiental Distrital, como organismos de coordinación y asesoría interinstitucional. El SIAC es elconjunto de orientaciones, normas, actividades, recursos, programas e instituciones que regulan lagestión ambiental del Distrito capital, este sistema debe funcionar de manera tal que las actividadesque adelante el gobierno en materia de planificación, desarrollo regional urbano y rural, prestaciónde servicios públicos, construcción de obras públicas, administración y control ambiental ysanitario, educación y cultura ciudadana, prevención y mitigación de impactos, sean coordinadas yarmónicas con los objetivos de su política ambiental.Las entidades que participan en el SIAC son las siguientes:En la coordinación: la Secretaría Distrital de AmbienteUnidad Ejecutiva de Servicios Públicos (UESP), Fondo para la Atención de Emergencias (FOPAE),Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB).Participan: Jardín Botánico, Secretaría de Salud, Instituto Distrital de Recreación y Deporte,Departamento Administrativo de Planeación Distrital (DADEP), Secretaría General (IDIPRON).ACUERDO 248 DE 2006 (Noviembre 22) "Por el cual se modifica el Estatuto General deProtección Ambiental del Distrito Capital y se dictan otras disposiciones", por este Acuerdo seincorporan otras entidades al SIAC y al Consejo Ambiental del Distrito, son ellas:
    • Caracterización Diagnóstica 159Unidad Ejecutiva de Servicios Públicos U.E.S.P.Como integrante del SIAC le corresponde principalmente incidir en la transformación de losprocesos de los cuales depende la generación de los residuos sólidos, situación presentada con elmejoramiento de los aspectos relacionados con la disposición final de los residuos sólidos.Dirección de Prevención y Atención de Emergencias D.P.A.EComo integrante del SIAC le corresponde principalmente promover las acciones requeridas parala reducción de riesgos de origen natural y humano no voluntario, a partir de proyectosencaminados a prevenir, mitigar y compensar impactos ambientales garantizando el manejoeficaz de situaciones de emergencia. Adelantar estudios en el área de amenazas,microzonificación sísmica, amenazas por inundación, deslizamiento e incendio forestal.METROVIVIENDAComo integrante del SIAC le corresponde principalmente promover el aprovechamiento racionaldel espacio, el tiempo y los recursos naturales en proyectos integrales de vivienda de interéssocial adelantando estudios y acciones que prevengan, mitiguen y compensen los impactosambientales que puedan causar durante la ejecución de sus proyectos; al igual que incrementar ysostener la cobertura vegetal nativa urbana en sus espacios verdes de uso colectivo utilizados parala recreación, contemplación y ocio.Secretaria de Obras públicas, Instituto de Desarrollo Urbano IDU, Secretaría de MovilidadTránsito y Transportes y Empresa de Transporte del Tercer Milenio TRANSMILENIO S.A.Las entidades que hagan sus veces promoverán la movilización de personas y bienes,minimizando los tiempos, las distancias, el gasto energético; la ocupación del espacio y lageneración de impactos, especialmente ruido y emisiones. Para esto es preciso partir de unalocalización racional de las actividades que demanden y las estructuras que ofrezcan esta función;la adecuación de la infraestructura y la conversión tecnológica gradual de la maquinariaempleada, apuntando a privilegiar el sistema integrado de transporte público sobre el particular;las energías menos contaminantes sobre las convencionales y el transporte en bicicleta y peatonal,por encima del automotor.Otros miembrosDos expertos en materia de política ambiental, designados por el Alcalde Mayor, para un periodode cuatro años.Un representante de las comunidades indígenas asentadas en Bogotá y organizadas en cabildos,para un periodo de cuatro años.Un representante de las comunidades afro descendientes organizado en consultiva Distrital, paraun periodo de cuatro años.Ocho delegados de los territorios ambientales definidos por el DAMA, los cuales serán elegidospor las Comisiones Ambientales Locales respectivas, para un periodo de cuatro años.
    • Caracterización Diagnóstica 161Secretaría Distrital de AMBIENTEDECRETO 561 DE 2006Funcionarios Febrero 2007DIRECCION DE CONTROL YSEGUIMIENTO AMBIENTALEDNA CAROLINA JARRO FDIRECCION DE PLANEACION YGESTION AMBIENTALLUZ ADRIANA MEJIA ADIRECCION DE GESTIONCORPORATIVANANCY SANABRIA ROJASSECRETARIA DESPACHOMartha Liliana PerdomoRamirezOFICINA ASESORA DE PLANEACIONCORPORATIVAAlberto Mosquera BernalOFICINA DE PARTICIPACIONCOMUNITARIA. EDUCACION AMBIENTALY COMUNICACIONESMiguel Angel JulioOFICINA DE CONTOL INTERNOEmiro Gomez CSUBSECRETARIA GENERALEdna Patricia RangelOFICINA DE CONTROL DE CALIDAD YUSO DEL AGUADario PerezOFICINA DE CONTROL DE EMISIONES YCALIDAD DE AIREEder PedrazaOFICINA DE CONTROL DE FLORA YFAUNAHerminso PulecioOFICINA DE CONTROL AMBIENTAL A LAGESTION DE RESIDUOSCarlos Antonio Bello QuinteroDIRECCION LEGAL AMBIENTALNelson Valdes CastrillonOFICINA DE GESTIONAMBIENTAL TERRITORIALReinaldo Contreras DiagoOFICINA DE ECOSISTEMASESTRATEGICOS Y BIODIVERSIDADAndrea Melissa Olaya A.OFICINA DE RURALIDADJairo Fasad Atehortua CardonaOFICINA FINANCIERAMartha Patricia CamachoOFICINA DE GESTIONCONTRACTUALMartha Lucia Toro MonroyDIRECCION DE CONTROL YSEGUIMIENTO AMBIENTALEdna Carolina Jarro FDIRECCION DE PLANEACION YGESTION AMBIENTALLuz Adriana Mejia ADIRECCION DE GESTIONCORPORATIVANancy Sanabria RojasDIRECCION DE CONTROL YSEGUIMIENTO AMBIENTALEDNA CAROLINA JARRO FDIRECCION DE PLANEACION YGESTION AMBIENTALLUZ ADRIANA MEJIA ADIRECCION DE GESTIONCORPORATIVANANCY SANABRIA ROJASSECRETARIA DESPACHOMartha Liliana PerdomoRamirezOFICINA ASESORA DE PLANEACIONCORPORATIVAAlberto Mosquera BernalOFICINA DE PARTICIPACIONCOMUNITARIA. EDUCACION AMBIENTALY COMUNICACIONESMiguel Angel JulioOFICINA DE CONTOL INTERNOEmiro Gomez CSUBSECRETARIA GENERALEdna Patricia RangelOFICINA DE CONTROL DE CALIDAD YUSO DEL AGUADario PerezOFICINA DE CONTROL DE EMISIONES YCALIDAD DE AIREEder PedrazaOFICINA DE CONTROL DE FLORA YFAUNAHerminso PulecioOFICINA DE CONTROL AMBIENTAL A LAGESTION DE RESIDUOSCarlos Antonio Bello QuinteroDIRECCION LEGAL AMBIENTALNelson Valdes CastrillonOFICINA DE GESTIONAMBIENTAL TERRITORIALReinaldo Contreras DiagoOFICINA DE ECOSISTEMASESTRATEGICOS Y BIODIVERSIDADAndrea Melissa Olaya A.OFICINA DE RURALIDADJairo Fasad Atehortua CardonaOFICINA FINANCIERAMartha Patricia CamachoOFICINA DE GESTIONCONTRACTUALMartha Lucia Toro MonroyDIRECCION DE CONTROL YSEGUIMIENTO AMBIENTALEdna Carolina Jarro FDIRECCION DE PLANEACION YGESTION AMBIENTALLuz Adriana Mejia ADIRECCION DE GESTIONCORPORATIVANancy Sanabria RojasSECRETARIA DESPACHOMartha Liliana PerdomoRamirezOFICINA ASESORA DE PLANEACIONCORPORATIVAAlberto Mosquera BernalOFICINA DE PARTICIPACIONCOMUNITARIA. EDUCACION AMBIENTALY COMUNICACIONESMiguel Angel JulioOFICINA DE CONTOL INTERNOEmiro Gomez CSUBSECRETARIA GENERALEdna Patricia RangelOFICINA DE CONTROL DE CALIDAD YUSO DEL AGUADario PerezOFICINA DE CONTROL DE EMISIONES YCALIDAD DE AIREEder PedrazaOFICINA DE CONTROL DE FLORA YFAUNAHerminso PulecioOFICINA DE CONTROL AMBIENTAL A LAGESTION DE RESIDUOSCarlos Antonio Bello QuinteroDIRECCION LEGAL AMBIENTALNelson Valdes CastrillonOFICINA DE GESTIONAMBIENTAL TERRITORIALReinaldo Contreras DiagoOFICINA DE ECOSISTEMASESTRATEGICOS Y BIODIVERSIDADAndrea Melissa Olaya A.OFICINA DE RURALIDADJairo Fasad Atehortua CardonaOFICINA FINANCIERAMartha Patricia CamachoOFICINA DE GESTIONCONTRACTUALMartha Lucia Toro MonroyDIRECCION DE CONTROL YSEGUIMIENTO AMBIENTALEdna Carolina Jarro FDIRECCION DE PLANEACION YGESTION AMBIENTALLuz Adriana Mejia ADIRECCION DE GESTIONCORPORATIVANancy Sanabria Rojas
    • Caracterización Diagnóstica 163Responsabilidades ambientales de otras Secretarías del DistritoSecretaría de Planeación8Artículo 70. Misión del Sector Planeación. El Sector Planeación tiene la misión de responder por laspolíticas y la planeación territorial, económica, social y ambiental del Distrito Capital para laconstrucción de una ciudad equitativa, sostenible y competitiva, garantizar el crecimiento ordenadodel Distrito Capital, el mejor aprovechamiento del territorio en la ciudad en las áreas rurales y en laregión, y la equidad e igualdad de oportunidades para los habitantes del Distrito Capital, enbeneficio especialmente de grupos de población por edades, étnias, de género y en condiciones dediscapacidad.Formular, orientar y coordinar las políticas de planeación del desarrollo territorial, económico,social y cultural, garantizando el equilibrio ambiental del Distrito Capital.Licencias de intervención y ocupación del Espacio Público, Planes parciales. Planes deimplantación. Planes de regularización y manejo. Recepción, trámite y seguimiento a quejas yreclamos interpuestos por la comunidad. Unidades de Planeación Zonal UPZ. Consultas einformación sobre el POT Distrital.Secretaría Distrital de Gobierno SDGDepartamento Administrativo de Acción Comunal - DAAC – Instituto Distrital de la Participacióny Acción Comunal - IDPACDepartamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público – DADEPCuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá - Unidad Administrativa Especial Cuerpo Oficial deBomberosDPAE Dirección de Prevención y Atención de Emergencias. Cuya misión es promover la reducciónde riesgos de origen natural y humano no intencional y garantizar el manejo efectivo de lassituaciones de emergencia minimizando los efectos negativos sobre la población de Bogotá, a travésdel Sistema Distrital y del Fondo de Prevención y Atención de Emergencias - FOPAEFunciones relacionadas a la SDGLa prevención y atención de emergencias; la coordinación del sistema de justicia policiva yadministrativa de la ciudadLiderar, orientar y coordinar la formulación de políticas, planes y programas de prevención yatención de emergencias.Liderar, orientar y coordinar la formulación de políticas para la defensa del espacio público y elsaneamiento y registro de los bienes constitutivos del patrimonio inmobiliario distrital.Secretaría Distrital de EducaciónCon relación al sector ambiental le corresponde:Formular, orientar y ejecutar en coordinación con la Secretaría Ambiental, la política de educaciónambiental DC.Coordinar los Centros de Administración de la Educación Local CADEL. Estos son losresponsables de orientar, asesorar y apoyar la formulación de los PRAES en los colegios de lalocalidad. En las localidades que posean humedales, los PRAES podrán desarrollarse sobre esetema.8Acuerdo 257 del 30 de noviembre de 2006
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL164Secretaría Distrital de SaludEstá en sus funciones: promover la coordinación de políticas con otros sectores, en particularhábitat, educación, planeación y medio ambiente, para incidir de manera integral en losdeterminantes de la salud y en la atención de la enfermedad.Coordinar la Red de hospitales del Distrito. Manejo del agua. Manejo de basuras. Problemas devectores, ratas, insectos. Servicio social obligatorio.Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y DeporteEs una de sus funciones: formular, ejecutar y coordinar con la Secretaría Ambiental, los programas,proyectos y acciones para la conservación, preservación y recuperación del componente de laestructura ecológica principal parques urbanos.Secretaría Distrital de HábitatEs una de sus funciones: elaborar la política de gestión integral del hábitat en articulación con lasSecretarías de Planeación y de Ambiente, y de conformidad con el POT y el Plan de DesarrolloDistrital.El Sector Hábitat está integrado por la Secretaría Distrital del Hábitat, cabeza del Sector, y por lassiguientes:a. Entidades Adscritas:Establecimiento público: Caja de Vivienda Popular.Unidad Administrativa Especial: Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos.b. Entidades Vinculadas:Empresa Industrial y Comercial: Empresa de Renovación Urbana - ERUEmpresa Industrial y Comercial: Metrovivienda.Empresa de Servicios Públicos: Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá - EAAB -ESPc. Entidades con vinculación especial:Empresa de Servicios Públicos: Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá S.A.-ETB-ESPEmpresa de Servicios Públicos: Empresa de Energía de Bogotá S.A. - EEB - ESP.Son algunas de sus funciones:Gestionar y ejecutar directamente o a través de las entidades adscritas y vinculadas las operacionesestructurantes definidas en el POT y demás actuaciones urbanísticas.Participar en la elaboración y en la ejecución del POT, en la articulación del Distrito Capital con elámbito regional para la formulación de las políticas y planes de desarrollo conjunto, y en laspolíticas y planes de Desarrollo urbano del Distrito Capital.Formular conjuntamente con la Secretaría Distrital de Planeación y con la Secretaría del Ambiente,la política de ecourbanismo y promover y coordinar su ejecuciónEmpresa de Acueducto, Agua y Alcantarillado de BogotáComo empresa pública prestadora de servicios de acueducto y alcantarillado para el DistritoCapital, tiene la función de velar por la protección del recurso hídrico, a través de recuperar,proteger y conservar el sistema hídrico de la ciudad, desde sus fuentes de drenaje. En este sentido,la Gerencia Ambiental de la empresa, adelanta una serie de programas y proyectos de educaciónambiental y de intervención técnica, tendientes a dar respuesta a estos objetivos misionales. Es porello, que adelantan en convenio con ONGs e institutos de investigación –como unidadesacadémicas-, el diseño de los Planes de Manejo Ambiental de los Humedales de la ciudad, la
    • Caracterización Diagnóstica 165formulación de Praes, que han adelantado procesos de formación en Aulas Vivas o Ambientales yque fortalecen el enfoque institucional de gestión ambiental.El Plan de Ordenamiento Territorial del Distrito (Decreto 190 de 2004) designa a la Empresa deAcueducto y Alcantarillado de Bogotá la formulación de los Planes de Manejo Ambiental de estosecosistemas. (Art. 83, Pár. 5) Así mismo, se ordena a esta Empresa la realización de los estudiospertinentes para el mantenimiento, la recuperación y conservación de los humedales en suscomponentes hidráulico, sanitario, biótico y urbanístico. (Art. 86, Pár. 2) Todas estas accionesdeben ser desarrolladas bajo la orientación y aprobación de la autoridad ambiental competente.Unidad Especial de Servicios PúblicosReglamentación y funcionamiento de cementerios y crematorios. Traslado de restos humanos.Caída de árboles. Corte de césped y material de corte. Iluminación pública.Empresas Prestadoras del Servicio de Aseo. Recorridos, horarios, calidad del servicio de aseo,disposición final. Recolección, transporte y disposición de escombros. Pasto o tierra acumulados enzona pública. Material residual de poda de árboles.Actores Institucionales de nivel localEl ecosistema de los humedales conocidos como Torca y Guaymaral, no solo fue divididofísicamente en dos por la construcción de la Autopista Norte, sino que fue separado en dos en ladivisión político administrativa del Distrito. El humedal Torca pertenece a la localidad de Usaquény el humedal Guaymaral a la localidad de Suba. La institucionalidad local, indispensable para sugestión ambiental está representada en:Localidad de SubaAlcaldía local de SubaJunta Administradora LocalSistema Ambiental LocalGestor ambiental de la SDA para SubaCADELMesa territorial Borde NorteMesa territorial HumedalesMesa territorial Cerros OrientalesLocalidad de UsaquénAlcaldía local de UsaquénJunta Administradora LocalSistema Ambiental LocalGestor ambiental de la SDA para UsaquénCADELMesa territorial Borde NorteMesa territorial HumedalesMesa territorial Cerros OrientalesLas mesas territoriales (8 territorios en el Distrito) se reconocen en la SDA (como institución líder)como espacios de concertación (comunidad) en asuntos ambientales orientados por procesos en laciudad, son los territorios: Borde Norte, Cerros Orientales, río Tunjuelo, río Fucha, Humedales,Meso-ciudad, río Bogotá y Ruralidad, creadas con la finalidad de realizar procesos de construcciónparticipativa de la política ambiental del Distrito (Foros y Encuentros locales y distritales) y derevisión participativa de Planes Maestros y del POT de Bogotá.
    • Caracterización Diagnóstica 167Mapa de ActoresHumedal TORCA GUAYMARALFUNDACIÓNTorca Guaymaral:• Comunidad El Jardín• Outlet BIMA• UDCA• Coopjardín AcueductoCOLEGIOS1 Richmond2 Nueva Escocia3 Nueva Inglaterra4 New York5 Liceo Chicó campestre6 Liceo Colombia7 Gim. San Angelo8 Gim. La Montañaç9 Gim. La Candelaria10 IED Torca11 IED Aquileo Parra• Red de Humedales de laSabana RHSB• Propietarios tierrasurbanas y ruralesaledañas Colpatria,Mazuera• Propietarios con rondas dequebradas aferentes• Vereda Torca• Urb. San Simón• JACLocalidad SUBAAlcaldía LocalJunta Admin, localCADELMesa AmbientalMesas territoriales:Borde norte;humedales; Cerros OLocalidad USAQUÉNAlcaldía LocalJunta Admin, localCADELSIALMesas Territoriales: Bordenorte; humedales; Cerros ONivel REGIONAL - CARNivel DISTRITOSecretaría Distrital deAmbiente SDAGestor local SDAEAABHumedalTORCA –GUAYMARALNivel NACIONALMAVDTUESPNNIAVHNivel REGIONALGobernación C/m.DISTRITOSecretarías:• Gobierno (DAAC, IDPAC,DADEP, DEPAE).• Salud, Educación,Planeación, Cultura RD• Hábitat (CVP, UESP)• Consejo Ambiental, SIAC• Organismos de Control• Inspección de Policía• Policía Metropolitana,• U. DistritalCiudadanoscuenca TorcaUPRural Suba yUsaquénJuntas de AcciónComunal JACJuntas de padresde familiaResto de ColegiosUniversidadesClientes BIMAFloricultoresAgricultoresCementeriosCanteras en los cerrosClubesEscuelas deportivasVendedores ambulantesFUNDACIÓNTorca Guaymaral:• Comunidad El Jardín• Outlet BIMA• UDCA• Coopjardín AcueductoCOLEGIOS1 Richmond2 Nueva Escocia3 Nueva Inglaterra4 New York5 Liceo Chicó campestre6 Liceo Colombia7 Gim. San Angelo8 Gim. La Montañaç9 Gim. La Candelaria10 IED Torca11 IED Aquileo Parra• Red de Humedales de laSabana RHSB• Propietarios tierrasurbanas y ruralesaledañas Colpatria,Mazuera• Propietarios con rondas dequebradas aferentes• Vereda Torca• Urb. San Simón• JACFUNDACIÓNTorca Guaymaral:• Comunidad El Jardín• Outlet BIMA• UDCA• Coopjardín AcueductoCOLEGIOS1 Richmond2 Nueva Escocia3 Nueva Inglaterra4 New York5 Liceo Chicó campestre6 Liceo Colombia7 Gim. San Angelo8 Gim. La Montañaç9 Gim. La Candelaria10 IED Torca11 IED Aquileo Parra• Red de Humedales de laSabana RHSB• Propietarios tierrasurbanas y ruralesaledañas Colpatria,Mazuera• Propietarios con rondas dequebradas aferentes• Vereda Torca• Urb. San Simón• JACLocalidad SUBAAlcaldía LocalJunta Admin, localCADELMesa AmbientalMesas territoriales:Borde norte;humedales; Cerros OLocalidad USAQUÉNAlcaldía LocalJunta Admin, localCADELSIALMesas Territoriales: Bordenorte; humedales; Cerros ONivel REGIONAL - CARNivel DISTRITOSecretaría Distrital deAmbiente SDAGestor local SDAEAABLocalidad SUBAAlcaldía LocalJunta Admin, localCADELMesa AmbientalMesas territoriales:Borde norte;humedales; Cerros OLocalidad USAQUÉNAlcaldía LocalJunta Admin, localCADELSIALMesas Territoriales: Bordenorte; humedales; Cerros ONivel REGIONAL - CARNivel DISTRITOSecretaría Distrital deAmbiente SDAGestor local SDAEAABHumedalTORCA –GUAYMARALNivel NACIONALMAVDTUESPNNIAVHNivel REGIONALGobernación C/m.DISTRITOSecretarías:• Gobierno (DAAC, IDPAC,DADEP, DEPAE).• Salud, Educación,Planeación, Cultura RD• Hábitat (CVP, UESP)• Consejo Ambiental, SIAC• Organismos de Control• Inspección de Policía• Policía Metropolitana,• U. DistritalCiudadanoscuenca TorcaUPRural Suba yUsaquénJuntas de AcciónComunal JACJuntas de padresde familiaResto de ColegiosUniversidadesClientes BIMAFloricultoresAgricultoresCementeriosCanteras en los cerrosClubesEscuelas deportivasVendedores ambulantesHumedalTORCA –GUAYMARALHumedalTORCA –GUAYMARALNivel NACIONALMAVDTUESPNNIAVHNivel REGIONALGobernación C/m.DISTRITOSecretarías:• Gobierno (DAAC, IDPAC,DADEP, DEPAE).• Salud, Educación,Planeación, Cultura RD• Hábitat (CVP, UESP)• Consejo Ambiental, SIAC• Organismos de Control• Inspección de Policía• Policía Metropolitana,• U. DistritalNivel NACIONALMAVDTUESPNNIAVHNivel REGIONALGobernación C/m.DISTRITOSecretarías:• Gobierno (DAAC, IDPAC,DADEP, DEPAE).• Salud, Educación,Planeación, Cultura RD• Hábitat (CVP, UESP)• Consejo Ambiental, SIAC• Organismos de Control• Inspección de Policía• Policía Metropolitana,• U. DistritalCiudadanoscuenca TorcaUPRural Suba yUsaquénJuntas de AcciónComunal JACJuntas de padresde familiaResto de ColegiosUniversidadesClientes BIMAFloricultoresAgricultoresCementeriosCanteras en los cerrosClubesEscuelas deportivasVendedores ambulantesCiudadanoscuenca TorcaUPRural Suba yUsaquénJuntas de AcciónComunal JACJuntas de padresde familiaResto de ColegiosUniversidadesClientes BIMAFloricultoresAgricultoresCementeriosCanteras en los cerrosClubesEscuelas deportivasVendedores ambulantesSOCIALES DIRECTOSSOCIALES INDIRECTOSINSTITUCIONALESINSTITUCIONALES
    • Caracterización Diagnóstica 169Actores Sociales LocalesActores SocialesSe identificaron actores sociales que tienen relación directa, indirecta u ocasional con el área de loshumedales y actores que tienen una relación desde el área de influencia (UPZ y Localidades). Losprimeros son completamente diferentes y particulares para cada humedal, estos incluyen la sociedadorganizada en Juntas de Acción Comunal, organizaciones no gubernamentales, líderes de gruposambientales, fundaciones, centros culturales porque pueden servir de apoyo a reunionescomunitarias, e instituciones educativas como colegios o universidades, ya que ellos incluyendirectivas, empleados, estudiantes y padres de familia. Los actores sociales con relación indirecta alos humedales, pueden ser del nivel local (Suba y Usaquén) o comunes a los humedales del Distrito.Los actores sociales pueden definirse como los individuos o colectividades que interactúan ydinamizan la acción social que “se orienta por las acciones de otros, las cuales pueden ser pasadas,presentes o esperadas como futuras. Los “otros” pueden ser individualizados y conocidos o unapluralidad de individuos indeterminados o completamente desconocidos, […] no toda clase decontacto entre los hombres tiene carácter social; sino sólo una acción con sentido propio dirigida ala acción de los otros”.• La Fundación Humedal Torca - Guaymaral, fue creada con personería jurídica hace 6 años yestá presidida por Raúl Moreno. Cabe precisar que las acciones de la Fundación como grupoinician en el año 1999. Actualmente, es coordinada por dos miembros activos, ingenierosforestales, algunos miembros de la Urbanización El Jardín y ocasionalmente con la UDCA,cuenta además con el apoyo del Outlet Centro Comercial Bima, cuya administración hadecidido liderar esta actividad con el fin de comprometerse con la recuperación de esteecosistema de vital importancia para este sector de la ciudad, empezado a trabajar bajo el sloganverde, lo que se traduce en apostar en serio por la recuperación de los humedales de Torca yGuaymaral. Esta Fundación ha propuesto como estrategia el acceso controlado de público a loshumedales y como parte del proceso de organización social para la protección del ecosistema,teniendo en cuenta la falta de eficacia en el rol de las autoridades competentes parasalvaguardar esta área protegida.Dentro de los actores sociales locales, se encuentra la Fundación Torca-Guaymaral comoorganización local ambiental, que adelanta procesos de educación ambiental principalmente conlas instituciones educativas aledañas a los humedales a través del servicio social de losestudiantes de los últimos grados de secundaria. “El servicio social se trabaja con estudiantesde noveno, hemos trabajado con el Nueva York, ya llevamos aproximadamente 6 años conellos. Trabajando las 80 horas que los estudiantes deben cumplir. Hemos trabajado con elLiceo de Colombia, el Gimnasio San Ángelo, el Colegio Bilingüe Richmond, el Nueva Escocia,el Nueva Inglaterra, varios colegios que se han unido al proceso”.Para comenzar con pie derecho, el jueves 2 de febrero de 2006 fecha en la que se celebra el"Día Mundial de los Humedales", la Fundación puso la primera piedra de su nueva sede, desdedonde pretende realizar una serie de actividades ambientales con las personas que visiten elcentro comercial y la comunidad que habita en los sectores aledaños a los humedales.Las acciones de la Fundación pueden definirse a través de esta frase “El fin es articular toda lacomunidad aledaña al sistema para que conozca el proceso que se ha hecho con los humedales,y que se integre a la recuperación de los humedales”. De acuerdo con lo informado por laFundación, actualmente están trabajando con los colegios Nueva York, Richmond, San Ángelo,Liceo Colombia, Liceo Chicó Campestre, Gimnasio Nueva Escocia, Gimnasio La Montaña,Gimnasio La Candelaria, Gimnasio Nueva Inglaterra en el sector de Suba y en la localidad deUsaquén con IED de Torca y el Aquileo Parra.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL170• Red de Humedales de Bogotá Esta fundación Red se define como “una alianza establecida en1999 entre un conjunto de organizaciones ciudadanas con intereses directos en la conservaciónde los humedales de Bogotá como ecosistemas relictuales en el marco del desarrollo urbano deBogotá. Sus reuniones presenciales son mensuales y sus estrategias de comunicación son elboletín Entre Juncos y el intercambio por correo electrónico.La dinámica de la red de humedales se puede establecer sobre ejes intrínsecos y extrínsecos derelación, donde se van tejiendo los puntos de encuentro y desencuentro multisectorial. Es allíentonces donde se van construyendo los sentidos y significados propios de la gestión ambientalde las organizaciones civiles frente a los modelos de ciudad instituidos. En esas relacionessociales –recíprocas en su sentido-, se proponen acciones encaminadas a la recuperación yprotección de los humedales como una forma de armonizar la relación ecosistema-ciudad-sistema social.Algunos Colegios identificados dentro del área de influencia de los humedales son:Tabla 37. Colegios presentes en el área de influencia de los humedalesColegio BarrioPRAES en torno a loshumedales de Torca yGuaymaralColegio Andino Monte Perla XColegio San Mateo Apóstol Monte Perla XColegio Bilingüe Clermont Monte Perla XColegio Gran Bretaña Monte Perla XGimnasio El Hontanar XColegio Nueva Inglaterra XGimnasio Nueva Escocia Monte Perla XColegio Victoria Monte Perla XColegio Liceo Chicó Campestre Parcelación El Jardín XLiceo Colombia Parcelación El Jardín XColegio Católico Campestre Parcelación El Jardín XColegio San Ángelo Parcelación El Jardín XColegio Mount Vermont Parcelación El Jardín XColegio Colombo Gales Parcelación El Jardín XColegio Nueva York Parcelación El Jardín XColegio Bilingüe Richmond Parcelación El Jardín XColegio Los Nogales XColegio Internacional XColegio Corazonista XColegio Gimnasio del Norte XColegio Rosario Campestre XGimnasio Los Portales XColegio Colombo Americano XColegio Los Andes Monte Perla XColegio San Viator Monte Perla XColegio de La Enseñanza Compañía deMaríaXMontessori Monte PerlaLa Montaña Monte PerlaColegio Bilingüe Buckingham Monte PerlaMilitar Simón Bolívar Parcelación El JardínLa Candelaria Parcelación El JardínAcademia El camino Parcelación El JardínSanta Rosa de Lima Parcelación El JardínColegio Gimnasio Fontana X
    • Caracterización Diagnóstica 171Algunos de los Colegios localizados en la UPZ Guaymaral, han adelantado procesos para laconsolidación de PRAES que se articulen a la recuperación de los humedales de Torca yGuaymaral. Este proceso lo dirigió el Cadel de Suba en el año 2005 a través de unas mesas detrabajo, contando con las asesorías de la Universidad Libre y representantes y directivas de lasinstituciones educativas de la UPZ. El propósito era socializar los avances y acciones de los PRAESen torno a las problemáticas de los humedales de Torca y Guaymaral y formular el ProyectoAmbiental para la UPZ Guaymaral. Si bien, se identificaron una serie de procesos en la formulaciónde PRAES y se registran en PRAES Web, actualmente no se está ejecutando ningún PRAE en tornoa los humedales.En estas mesas de trabajo se identificaron por núcleos ejes prioritarios de acción ambiental:• Mejoramiento y estandarización del manejo de pozos sépticos en las instituciones• Manejo eficiente de los vallados y de los canales de aporte de aguas lluvias• Descontaminación de las aguas de la quebrada Torca• Descontaminación de las aguas con bacterias• Manejo de las aguas subterráneas y de los pozos sépticos• Control de rellenos ilegales de predios con basuras y desechos• Manejo de basuras y escombros• Restauración de las zonas verdes del sector afectadas por los efectos negativos deplantaciones de especies exóticas (eucaliptos, pinos, etc.), con especies de árboles nativasque brinden una oferta mínima al sostenimiento de la fauna local• Identificación la fuentes de contaminación de los humedales de Torca y Guaymaral• Reconocimiento de la problemática de los humedales de Torca y Guaymaral.Otros colegios identificados en el área de influencia son: Institución Educativa Distrital Torca,Miguel Antonio Caro, Gimnasio Los Pinos, San Carlos, Santa Mariana de Jesús, Virrey Solís,San Luís Beltrán, Maximiliano Kolbe. Sólo el IED Torca, es público; el resto, son privados ycon un carácter socioeconómico dirigido a estratos altos.Dentro de los actores sociales locales, se encuentran las Juntas de Acción Comunal –JAC- comoasociaciones barriales y vecinales que propenden por la construcción de acciones conjuntas parael mejoramiento de la calidad de vida en sus sectores habitacionales, teniendo en cuenta a lasunidades barriales como territorios jurisdiccionales de la acción institucional. Estas juntas fueroncreadas como mecanismos de participación ciudadana y en el Distrito Capital, trabajan apoyadasen el Departamento Administrativo de Acción Comunal.En este contexto en particular se pueden identificar las JAC de los barrios Monte Perla,Parcelación El Jardín y las veredas de Torca y Guaymaral, algunas de las cuales vienenejerciendo acciones en pro de la defensa del sistema de los humedales de Torca y Guaymaral,como es el caso de la denuncia de procesos de contaminación y rellenos del mismo. Ademásestán interesados en el desarrollo de programas de educación y sensibilización ambiental con loscolegios circundantes.• Coopjardin ESP: Empresa de Acueducto VeredalSurge como una propuesta comunitaria para fortalecer y dar soluciones a los principalesproblemas del sector sobre todo los generados por la carencia del servicio de acueducto yalcantarillado. Es una Cooperativa de Acueducto privada que presta este servicio desde el año1997, logrando que actualmente sean pocos los predios que no estén cubiertos por esta red quese abastece de pozos profundos.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL172• Universidades- Escuela Colombiana de Ingeniería: voluntarios de trabajo- Polideportivo de la Universidad Santo Tomás de Aquino- UDCA (localizada en el barrio Parcelación El Jardín): realiza investigaciones en diferentesáreas en torno a los humedales y en el tema del Borde Norte.- Universidad Pedagógica: aunque no tiene una sede en el sector, algunos miembros de estacomunidad educativa adelantan en el área de influencia de los humedales la formulación dePraes y Proceda, sobre todo en lo que compete a la localidad de Usaquén.• Cementerios- Parque Cementerio Jardines de Paz- La Inmaculada- Jardines del Recuerdo- Cementerio Hebreo• ClubesClub Deportivo Bavaria, Club Fontanar, Centro Recreativo CAFAM.• Escuelas DeportivasEscuela Alejandro Brand, Club Deportivo Los Millonarios, Autódromo.• Vendedores AmbulantesSe identifican puestos de venta de flores (cercanía a los cementerios), de dulces y de comida (dadala cercanía de instituciones educativas).• Outlet Centro Comercial BimaSe ha convertido en uno de los actores sociales con responsabilidad ambiental sobre los humedales,ya que colinda con el cuerpo de agua de Guaymaral, desde el sector productivo ha apoyado lasiniciativas de la Fundación Torca Guaymaral, en lo concerniente a los procesos de educaciónambiental.Existen alrededor de los humedales Torca y Guaymaral, predios de propiedad privadaprincipalmente de Constructoras (por ejemplo Colpatria y Mazuera) y de personas naturales como elSeñor Carlos Cerralde.
    • Caracterización Diagnóstica 17333.. AASSPPEECCTTOOSS UURRBBAANNÍÍSSTTIICCOOSSPedro Buraglia y Henry Ayala3.1. CARACTERIZACIÓN GENERALLos humedales de Torca y Guaymaral ubicados en el área norte de la ciudad, fueron fraccionadoshacia los años 50 por la construcción de la Autopista Norte dando lugar a dos cuerposindependientes, están inscritos en un paisaje de características rurales y suburbanas y afrontan en laactualidad una escasa valoración de su potencial ambiental y recreativo, siendo amenazados en elmediano plazo por procesos de urbanización fraccionarios tipo “lote a lote” de característicassuburbanas, lo cual requiere de medidas para la delimitación adecuada de las áreas de ronda, preverlas reservas para asegurar su conectividad con las quebradas que conforman el actual sistemahídrico, definir criterios para la configuración de la malla vial adyacentes, la configuración y diseñode los espacios públicos, edificabilidad y usos, etc. y promover su apropiación y disfrute recreativoy paisajístico.Ambos humedales presentan indefinición sobre sus áreas de ronda y en el caso del humedalGuaymaral su acceso está totalmente restringido y regulado por una organización local.El POT los designa como parques ecológicos distritales (Decreto 190 de 2004) y ha previsto laconstrucción del Parque Torca en inmediaciones del humedal del mismo nombre y la extensión devías como la Jorge Uribe Botero en el marco del plan zonal para el desarrollo del área.Desde el punto de vista de la norma urbanística, estos humedales ocupan el suelo de las UPZ 1 -Paseo de los Libertadores, 2 - La Academia, 3 – Guaymaral, que se encuentran en proceso dereglamentación. Adicionalmente se viene preparando la expedición del Plan Zonal del Norte quedefine el plan de estructura para el área y, entre otros aspectos, el uso, ocupación y los tratamientosdel área.El sector cuenta con dos diseños paisajísticos que no se han ejecutado.Los aspectos que deben ser estudiados en relación con la designación del uso del suelo son:• En el humedal Torca: La delimitación y diseño del Parque Cerro del Torca, contiguo.• En el humedal Guaymaral: La delimitación de la franja de aislamiento urbano-rural de 50 mque determina el POT, ya que existe una porción del área delimitada que se encuentra porfuera del perímetro urbano.Se requiere ampliar la información sobre proyectos previstos en el POT o en curso como:• Ampliación Autopista Norte: En el periódico El Tiempo, en su edición del sábado 25 defebrero de 2006, Sección Bogotá (Pág. 1-12) se presentan aspectos del que será un proyectode ampliación de la Autopista Norte entre las calles 180 y 192 que se encuentra por fuera delárea de afectación o influencia de estos humedales pero que podría tener impactos indirectossobre su manejo y dinámica de ocupación que deben ser revisados, ya que se prevé que dichaampliación se llevará hasta el fin del perímetro urbano de la ciudad (Romero, 2002:10 – 14).• Construcción o adecuación de: Avenida del Polo V-0 (calle 200), Avenida El Jardín V-2(calle 250), Avenida Santa Bárbara V-3 (carrera 28), Avenida Guaymaral V-2 (calle 280),Low Murtra, Jorge Uribe Botero, Las Villas. Diagonal 184 y calle 183 y Avenida LaureanoGómez V-2 (carrera 9ª). Ciclo rutas: Av. Paseo de los Libertadores, Av. Laureano Gómez,Ciclorruta de la Alameda Arrayanes y el Parque Guaymaral, Parque Metropolitano:Guaymaral, Parque Urbano: Canal de Guaymaral y canal de Torca, Parque Zonal: calle 189,
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL174Espacios peatonales, Alameda Toberín - Torca, Alameda Cementerios Alameda Canal deTorca y Alameda Las Villas, Alameda Arrayanes, Alamedas Guaymaral y San Simón.• Construcción de intersecciones: Avenida Paseo de los Libertadores (Autopista Norte) con Av.El Polo y Av. Paseo de los Libertadores con Av. Guaymaral. (Romero, 2002).A continuación se presentan algunos proyectos, previstos a desarrollar en el corto plazo, en la zonade área de influencia de los dos humedales los cuales tendrán repercusiones importantes en lacalidad ambiental y urbanística de la zona norte por lo cual es importante hacerles seguimiento.Tabla 38. Proyectos a corto plazoProyectos de la Estructura Ecológica PrincipalProyectoEntidadResponsableFuente6. Recuperación humedal Torca (adecuaciónhidráulica, restauración ecológica, saneamientoambiental y obras de rehabilitación ZMPA)POT Bogotá Decr. 190 Cap. 2 Art. 707. Recuperación humedal Guaymaral (adecuaciónhidráulica, restauración ecológica, saneamientoambiental y obras de rehabilitación ZMPA)POT Bogotá Decr. 190 Cap. 2 Art. 70Operación Autopista Norte – Parque Torca POT – BogotáDecr 619 – 2000 – 2000 – 2004Operación Autopista Norte*Proyectos del Sistema de Movilidad1. Subsistema Vialb. Subsistema de integración Ciudad RegiónProyectoEntidadResponsableFuente54. Avenida Paseo de Los Libertadores desde laAvenida San José hasta el límite del Distrito conChíaPOT Bogotá Decr. 190 Cap. 2 Art. 70Proyectos arquitectónicos y paisajísticosElaboración de los Diseños Detallados para laAdecuación Hidráulica y Restauración Ecológicadel humedal Torca.EAAB GerenciaTécnica -Dirección Unidadde GestiónAmbientalElías Romero Vega - Abril de 2002Proyecto Guaymaral Sin información* Nota: La creación de este parque no se menciona en la revisión del POT de Bogotá (Decreto Distrital 469 de 2003)Tabla 39. Proyectos prioritarios 2004 - 2007 vinculados con las operaciones estratégicas (artículo 71 del decreto190/04).Dorado - Engativá -AeropuertoGuaymaral.Fontibón - AeropuertoEldorado – EngativáÁlamos (Existente)1. Conformar la gran plataforma para la exportación, yvincular para ello el Aeropuerto de Guaymaral2. Promover la localización de servicios necesarios paraintegrar a la ciudad con el occidente de la región.3. Consolidar el área como centralidad nacional einternacional.OperaciónEstratégica Eje deIntegración Norte-Centralidad Toberín-La Paz.Toberín - La Paz(existente)1. Promover la localización de servicios necesarios paraintegrar a la ciudad con el norte de la región.2. Consolidación del eje de integración regional conactividad económica de alta jerarquía.3. Garantizar la compatibilidad de la industria y el comerciocon las áreas de vivienda circundantes.
    • Caracterización Diagnóstica 175BBIIBBLLIIOOGGRRAAFFÍÍAAAIS-Asociación Colombiana de Ingeniería Sísmica. 1997. Estudio general de Amenaza Sísmica deColombia. Comité AIS 300 Amenaza-Sísmica. Publicación Especial de INGEOMINAS.Alcaldía Mayor de Bogotá, 2001. DECRETO 074/2001. Por el cual se complementa y modifica elCódigo de Construcción de Bogotá Distrito Capital y se identifican los límites de laMicrozonificación Sísmica y se adoptan los aspectos de diseño. Documento electrónico.Tomado de: http://www.sci.org.co/updown/D074-01.pdf marzo de 2006.Alcaldía Mayor de Bogotá/DAMA. 2006. Política de Humedales del Distrito Capital. Bogotá D.C.Andrade, G. 2003. Lagos y humedales del altiplano de Cundinamarca y Boyacá. De la biología a lacultura de la conservación. En: Guarnizo, A. y Calvachi, B. (editores). 2003. Los humedalesde Bogotá y la Sabana. Tomo II. Conservación Internacional – Acueducto de Bogotá.Bogotá.Arias, H. 2003. Los humedales en Bogotá. Personería de Bogotá. Bogotá.Benavides, H., 2003. Pronóstico de la concentración de material particulado por chimeneasindustriales en Bogotá. Tesis de Maestría. Universidad Nacional de Colombia Sede Bogotá,Facultad de Ciencias, Maestría en Meteorología. Documento electrónico. Tomado dehttp://www.ideam.gov.co/biblio/paginaabierta/Tesis%20Henry%20Benavides.pdf.Diciembre de 2003Bertin, J. 1977. La graphique et el traitement graphique de l’information. Paris. Flammarion. 280 p.Bettin M. 2006. Plan de Manejo Ambiental del humedal de Tibanica. Componente físico. IDEAUniversidad Nacional de Colombia. Bogotá.Calvachi, B. 2003. Una aproximación al conocimiento actual de los humedales, lagunas y embalses.En: Guarnizo, A. y Calvachi, B. (editores). 2003. Los humedales de Bogotá y la Sabana.Tomo I. Conservación Internacional – Acueducto de Bogotá. Bogotá.Caro P. y Padilla J. 1977. Mapa Geológico de Santafé de Bogotá. INGEOMINAS. Bogotá.Castaño, C. 2003. Adaptaciones simbólicas y culturales al bioma de los humedales de la Sabana deBogotá y los ecosistemas de alta montaña. En: Guarnizo, A. y Calvachi, B. (editores). 2003.Los humedales de Bogotá y la Sabana. Tomo I. Conservación Internacional – Acueducto deBogotá. Bogotá.CIC-Conservación Internacional Colombia/EAAB, 2000. Síntesis del Estado Actual de losHumedales Bogotanos Santa Fe de Bogotá D. C. Bogotá. 192 p.Compañía de estudios e interventorías Ltda. 1997. Estudio de saneamiento ambiental y control decrecientes en la cuenca del río Tunjuelo. Apéndice E - Geología, Geomorfología yDinámica Fluvial. EAAB. Bogotá D.C.Constitución Política Nacional. Colombia, 1991.Coser, L. 1967. Nuevos aportes a la teoría del conflicto social. Amorrortu Editores. Buenos Aires.DAMA. 2000. Historia de los humedales de Bogotá. Con énfasis en cinco de ellos. Bogotá.DAMA. 2002. Los Humedales del Altiplano en Bogotá, Bases Técnicas para su Conservación,Restauración y Manejo. Documento Técnico Elaborado por G. I. Andrade. 68 p.DAPD-Departamento Administrativo de Planeación Distrital, Secretaría de Hacienda Distrital.2002a. Recorriendo Suba. Subdirección de Gestión Urbanística. Bogotá.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL176DAPD-Departamento Administrativo de Planeación Distrital, Secretaría de Hacienda Distrital.2002b. Recorriendo Usaquén. Subdirección de Gestión Urbanística. Bogotá.De Campos, J. 2000. Urbanización Niza Sur. Primera Etapa. Concurso de Historias Barriales yVeredales. Departamento Administrativo de Acción Comunal Distrital. Alcaldía Mayor deBogotá. Bogotá.Departamento Administrativo de Planeación Distrital. 2004. Recorriendo Suba: Diagnóstico Físicoy Socioeconómico de las localidades de Bogotá. Bogotá.Departamento Administrativo de Planeación Distrital. 2004. Recorriendo Usaquén: DiagnósticoFísico y Socioeconómico de las localidades de Bogotá. Bogotá.EEI Ecology and Environment Inc. y Hidromecánicas Ltda. 1998. Plan de Manejo Ambiental de loshumedales Torca, Guaymaral, Embalse de Córdoba, Capellanía, El Burro, Techo, La Vacay Tibanica. Informe sobre Diagnóstico y Estudio de Alternativas. EAAB. Bogotá.Escourrou G. 1991. Le climat et la ville. Nathan 190 p.Estrategia de Formación “Escuela de Control Social”- Módulo 3: Participación y Control Social.Universidad Nacional de Colombia-Centro de Investigaciones para el Desarrollo –CID- yVeeduría Distrital. Bogotá, octubre de 2005.Fisas, V. 1998. Cultura de Paz y gestión de conflicto. Ediciones UNESCO. Barcelona.Flórez A. 2003. Colombia: evolución de sus relieves y modelados. Universidad Nacional deColombia. Bogotá. 238 p.García J y López J. 1970. Fórmula para el cálculo de la evapotranspiración potencial adaptada altrópico (15ºN–15ºS). Documento electrónico. Tomado de: http://www.redpav-fpolar.info.ve/agrotrop/v20_5/v205a005.html. Marzo de 2006.Helmens K y van der Hammen T. 1995. Memoria explicativa para los mapas del Neógeno-Cuaternario de la Sabana de Bogotá - Cuenca alta del río Bogotá. En: Plioceno yCuaternario del altiplano de Bogotá y alrededores. Bogotá, IGAC, Análisis Geográficos No.24 pp. 91-142Helmens K. 1990. Neogene-Quaternary geology of the high plain of Bogotá, Eastern Cordillera,Colombia (stratigraphy, paleoenvironments and landscape evolution): Berlin-Stuttgart, J.Cramer Verlag, Dissertationes Botanicae, 202 p.Hubach E. 1957. Estratigrafía de la Sabana de Bogotá y sus alrededores. Boletín Geológico 2: 93-113Hurtado, G. 2000. La precipitación en Colombia. Nota técnica IDEAM-METEO 0006/2000IDEAM. 1998. El Medio Ambiente en Colombia. Cap. 3: La Atmósfera, el Tiempo y el Clima.Bogotá. pp. 35-113.IDEAM. 2006. Tendencia de la temperatura del aire para Colombia 1961-1990. Documentoelectrónico. Tomado de: http://www.ideam.gov.co/indicadores/clima.htm. Marzo de 2006.IGAC. 1985. Estudio General de Suelos de los Sectores Sur y Suroeste del Departamento deCundinamarca. Bogotá.IGAC. 2000. Estudio General de Suelos y Zonificación de Tierras del Departamento deCundinamarca. Bogotá.INGEOMINAS – U. Andes. 1997. Microzonificación sísmica de Santafé de Bogotá. Bogotá- 33 p.+ anexo fotográfico.
    • Caracterización Diagnóstica 177INGEOMINAS. 1988. Mapa Geológico de Colombia. Memoria Explicativa. Bogotá. 71pJulivert M. 1961. Estratigrafía de la Sabana de Bogotá. Boletín de Geología de la UniversidadIndustrial de Santander 7: 5-36.Labbé, A. 1986. Colombia antes de Colón. El pueblo, la cultura y el arte de la cerámica enColombia prehispánica. Carlos Valencia Editores. Bogotá.Loboguerrero U. 1992. Geología e Hidrología de Santafé de Bogotá y su Sabana. VII Jornadasgeotécnicas de la Ingeniería Colombiana. 22p.MMA-Ministerio del Medio Ambiente. 2001. Política Nacional de Humedales Interiores deColombia. Estrategia para su conservación y uso sostenibleMontaña Cárdenas, J.; Moreno Ramírez, R. y otros. 2003. Soluciones a los problemas deSaneamiento Básico para la Zona de Influencia del Sistema de Humedales de Torca-Guaymaral. Tesis para obtener el título como Tecnólogo en Saneamiento Ambiental.Universidad Distrital Francisco José de Caldas-Facultad de Medio Ambiente y RecursosNaturales. Bogotá.Montealegre, J.E., 1996. Análisis del comportamiento de la precipitación en Colombia durante losperiodos de ocurrencia de los fenómenos ENOS (El Niño-Oscilación del Sur y Anti ElNiño). En: Memorias del IV Congreso Colombiano de Meteorología, IDEAM SOCOLMETpp. 157-1690.Moreno, G. 2006. Aportes al enfoque participativo de los planes de manejo ambiental. Documentode trabajo. Acueducto de Bogotá. Bogotá.Palacio, D. 2003. La gestión ambiental en las Chucuas de Bogotá: Una red socioambiental entensión. En: Guarnizo, A. y Calvachi, B. (editores). 2003. Los humedales de Bogotá y laSabana. Tomo I. Conservación Internacional – Acueducto de Bogotá. Bogotá.Palacio, D. 2005. Narrativas y redes de la gestión ambiental de los humedales de Bogotá. NómadasNo. 22: 140 – 150.Palacio, D. 2006. Chucuas bogotensis y sus vecinos urbanos: Emergencia de una concienciaecológica participante. En: Árboles y residentes urbanos en Latinoamérica. Editado por:Externado de Colombia. Bogotá.Palacio, D. et al. 2003. Redes socio-ambientales en tensión: el caso de la gestión ambiental de loshumedales de Bogotá. Revista Hispana para el análisis de redes sociales. Volumen 4, No. 6.Pardo Umaña, C. [1946] 1988. Haciendas de la Sabana. Villegas Editores. Bogotá.Ponce de León y Asociados S.A. 2000a. Elaboración del diseño detallado para la construcción delsistema pluvial del canal y humedal Guaymaral de la localidad de Suba y el diseñodetallado de algunos sistemas maestros de alcantarillado sanitario en el sector del bordenorte de la ciudad, tales como: interceptor izquierdo chucua-cementerios, interceptorBoyacá oriental e interceptor Boyacá occidental. EAAB. Bogotá.Ponce de León y Asociados S.A. 2000b. Plan de Manejo Ambiental y Paisajístico de las obras canalH - El Recuerdo. EAAB. BogotáPOT-Plan de Ordenamiento Territorial Bogotá. 2002.Rojas, R. 2000. Humedales en la Sabana de Bogotá: una mirada histórica durantes los siglos XV aXIX. Alcaldía Mayor de Bogotá. Bogotá.Romero E. 2002. Elaboración de los diseños detallados para la adecuación hidráulica y restauraciónecológica del humedal Torca. Bogotá.
    • PLAN DE MANEJO AMBIENTAL DE LOS HUMEDALES TORCA Y GUAYMARAL178Romero Vega, E. 2001. Elaboración de los diseños detallados para la adecuación hidráulica y larestauración ecológica del humedal Torca. Consultoría. EAAB. Bogotá.Roselli L y Stiles G, Guillot G y Useche Y, Chisacá L y Camacho G. 2004. Protocolo deRestauración de Humedales del Distrito. DAMA.van der Hammen, T. y H. Hoogghiemstra, 1995. Cronoestratigrafía y correlación del Plioceno yCuaternario de Colombia. En: Plioceno y Cuaternario del altiplano de Bogotá y alrededores.Bogotá, IGAC, Análisis Geográficos No. 24 pp. 51-67Van der Hammen et al., 2002. El cambio global y los ecosistemas de alta montaña en Colombia.En: Uribe, C. (Ed.), 2002. Páramos y Ecosistemas altoandinos de Colombia. En condición Hot Spot& Global Climatic Tensor. Bogotá MMA. IDEAM, PNUD. pp. 163-209Weber, M. 1964. Economía y Sociedad. Fondo de Cultura Económica. Ciudad de México.FUENTES ORALESEntrevista semi-estructurada a Victoria Zapata. Miembro de la Fundación Torca – Guaymaral y deCoopjardín.Entrevista semi-estructurada a Jorge Montaña, miembro de la Fundación Torca – Guaymaral.PÁGINAS ELECTRÓNICAS CONSULTADAS• DAMA: http://200.14.206.180/dama/libreria/php/f rame_detalle.php?h_id=548• Empresa de Acueducto y Alcantarillado: http://www.acueducto.com.co• Jardín Botánico de Bogotá: http://www.jbb.gov.co/web/index.php• Ministerio de Vivienda, Ambiente y Desarrollo Territorial:http://www.minambiente.gov.co/viceministerios/ambiente/dir_ecosistemas/ecosistemas.htm• Página de la Red Académica del Ministerio de Educación Nacional:http://www.redacademica.edu.co/redacad/export/REDACADEMICA/ddirectivos/viadirectivos/vidir_18/suba.htm• Ventana Ambiental de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado:http://www.acueducto.com.co/wpsv5/wps/html/html/ambiental/humedales/pop.htm