• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Leccion 10-el fruto del espíritu es templanza sef
 

Leccion 10-el fruto del espíritu es templanza sef

on

  • 4,653 views

El fruto del Espiritu es templanza. para dar un sabor de suavidad a la gente, cuando la gente se irrita y no sabe que hacer y a quien acudir tu testimonio debe ser templado, con madurez y espiritual. ...

El fruto del Espiritu es templanza. para dar un sabor de suavidad a la gente, cuando la gente se irrita y no sabe que hacer y a quien acudir tu testimonio debe ser templado, con madurez y espiritual. Bendiciones

Statistics

Views

Total Views
4,653
Views on SlideShare
4,651
Embed Views
2

Actions

Likes
0
Downloads
116
Comments
0

1 Embed 2

http://www.slideshare.net 2

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Leccion 10-el fruto del espíritu es templanza sef Leccion 10-el fruto del espíritu es templanza sef Presentation Transcript

    • EL FRUTO DEL ESPÍRITU ES
      T
      E
      M
      P
      L
      A
      N
      Z
      A
      Lección 10 para el 6 de marzo de 2010
    • TEMPLANZA
      Dominio propio, autodisciplina, fortaleza de la mente,
      poder de la voluntad.
    • Usando el dominio propio…
    • Pero…
      “Aunque deseo hacer lo bueno, no soy capaz de hacerlo”
      (Romanos 7:18, NVI)
      El dominio propio es un fruto del Espíritu y solo con su ayuda podemos conseguirlo.
      “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”
      (Romanos 8:1)
    • SANSÓN
      Vs.
      JOSÉ
      Teniendo todo en su contra, determinó hacer lo correcto con la ayuda de Dios.
      EJEMPLOS CONTRAPUESTOS
      Teniendo todo a su favor, no quiso reprimir sus pasiones.
      ADÁN
      Vs.
      JESÚS
    • “[Jesús] Estaba pasando por el terreno donde cayó Adán. Adán disponía de todo lo que requerían sus necesidades. Pero un hambre terrible oprimía a Cristo, y lo que necesitaba era alimento. El diablo fue frustrado en esa tentación”
      Elena G. de White, La temperancia, apéndice B
    • CÓMO CONSEGUIR DOMINIO PROPIO
      Por parte de Dios:
      “Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Filipenses 2:13)
      Por parte del hombre:
      “¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se
      abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado” (1 Corintios 9:24-27)
    • CRECIENDO EN EL DOMINIO PROPIO
      1er paso:
      Dejar el pecado y renunciar al viejo hombre.
      “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante” (Hebreos 12:1)
      “Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría… Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos” (Colosenses 3:5-9)
    • CRECIENDO EN EL DOMINIO PROPIO
      2º paso:
      Siendo nuevas criaturas, buscar las cosas celestiales, dejando al Espíritu Santo que manifieste su fruto en nosotros.
      “Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra” (Colosenses 3:1-2)
      “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley” (Gálatas 5:22-23)
    • CRECIENDO EN EL DOMINIO PROPIO
      3er paso:
      Practicar diariamente el dominio propio y alejarnos de la tentación.
      “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús” (Filipenses 3:12)
      “Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne” (Romanos 13:13-14)
    • Elena G. de White, Fundamentals of Christian Education, p. 134)
      “Se debe luchar contra cada pecado dominante hasta que sea vencido. En la medida en que el ser humano pecador obra su propia salvación con temor y temblor, el Señor le ayudará en sus esfuerzos; pero Dios no obrará sin la cooperación humana. El pecador debe poner todo su esfuerzo y poder, y a la vez debe capacitarse colocándose como un estudiante voluntario en la escuela de Cristo. Y mientras acepta la gracia que se le ofrece gratuitamente, la presencia de Cristo en el pensamiento y el corazón le darán la capacidad de decisión para dejar a un lado todo pecado, a fin de que el corazón se llene de Dios y de su amor”