Your SlideShare is downloading. ×
Aunque por amar mas, sea amado menos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Aunque por amar mas, sea amado menos

2,055
views

Published on

Sal Y luz …

Sal Y luz
Revista Digital cristiana
San Doctrina
Aunque por amar mas, sea amado menos


0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
2,055
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
113
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. "Ahora estoy listo para visitarlos por tercera vez, pero no seré una carga para ustedes. No busco lo que ustedes tienen, sino a ustedes mismos, porque no son los hijos los que tienen que ahorrar para sus padres, sino los padres para sus hijos. Me siento feliz de gastar todo lo que tengo, incluso a mí mismo, para ayudarlos. Aunque por amarlos más, sea amado menos" (2 Corintios 12:14-15) A pesar de la ingrata actitud de la iglesia de Corinto hacia Pablo, del desprecio fuertemente manifiesto por parte de muchos de ellos, los cuales incluso ponían en duda su autoridad como apóstol, de su menosprecio por considerarlo débil y poco sabio, y de su deslealtad hacia quien buscaba solo hacerles conocer la verdad, Pablo se mostró inquebrantable en su amor por quienes lo había dado todo: lágrimas, sufrimientos, y desvelos, considerándolos sus “hijitos en la fe”. Hasta el final, Pablo demostró su amor por los corintios, tratando de corregir sus errores y conductas poco piadosas en la fe, con todo amor, paciencia y mansedumbre… Nadie podría negar que una de las características principales de los últimos tiempos, es el engaño manifestado por muchos, que haciéndose llamar líderes de la iglesia actual, se han desviado por otros caminos. Cada maestro o predicador que se para tras un pulpito, trata de sustentar su enseñanza, a través de una mala interpretación de la Biblia, la cual, en la mayoría de los casos, los pone a ellos como factor fundamental entre Dios y los hombres, en lugar de a Cristo. Por qué sucede esto...? “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1 Tim 4:1) Los ataques en contra de los fundamentos bíblicos, son parte de la estrategia del padre de mentira. El cúmulo de doctrinas erróneas, y una gran muchedumbre que ha apostatado de su fe en Jesús, es una de las principales señales que permiten divisar con nitidez, que el regreso del Señor Jesucristo ha de ocurrir en cualquier momento. El mundo evangélico de hoy está plagado de oradores y predicadores de todo tipo, pero… Predican el evangelio y la sana doctrina que está escrita en la Biblia…? En estos tiempos, existe un número considerable de “ungidos y auto-ungidos”, los cuales han surgido de una constante manipulación en reuniones místicas (espirituales según ellos) o de sueños y visiones, en donde la mayoría dicen predicar a Cristo y no doctrina alguna. Hipótesis surgida de la expresión: “el amor une y la doctrina divide” Este tipo de afirmaciones, genera confusión acerca de la importancia de la doctrina, presentándola como contraria a la predicación efectiva del evangelio, y enemiga de la unidad del cuerpo de Cristo. Pero… Acaso es posible que la doctrina realmente divida…? El libro de los Hechos en su capítulo 2, nos dice que los primeros cristianos “perseveraban en la doctrina de los apóstoles” Luego se describe que “los que habían creído estaban juntos, perseverando unánimes cada día” y que “el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” por lo cual, esto, evidencia claramente que la doctrina no afectaba la unidad; sino que por el contrario, era un factor determinante para mantenerla. 03- EDITORIALES. 04- SIN QUE ANTES VENGA LA APOSTASIA. 10- EL VERDADERO EVANGELIO 13- MIRAD QUE NADIE OS ENGAÑE. 16- REGENERACION, FE Y ARREPENTIMIENTO. 19- PELICULA DEL MES. 20- DE ESO NO SE HABLA. 26- NUEVA CRIATURA EN CRISTO. 28- NOVIAZGO EN LA IGLESIA. 33- CIELOS DE HIERRO, TIERRA DE BRONCE. 34- CONOCIENDO EL TIEMPO. 36- LA VIDA DE DIOS EN EL CREYENTE. 38- VEN Y PIDE TU MILAGRO. 40- COMO EN LOS DIAS DE NOE. 45- PARADOJAS CRISTIANAS, AUNQUE USTED NO LO CREA. 47- DOS TIPOS DE SABIDURIA. 50- LA FE DEL AVESTRUZ. 52- UNA GENERACION DE EVANGELICOS DE PELO LARGO, ARETES Y TATUAJES. 54- LOS POBRES EN ESPIRITU. 56- TODOS CONTRA TODOS. 58- EL TITANIC.
  • 2. La sana doctrina une y fortalece al cuerpo de Cristo, es decir a su Iglesia. Nadie puede crecer saludablemente comiendo comida podrida, ya que de hacerlo, terminaría enfermo, debilitado, o muriendo en el peor de los casos. Recordemos que Dios nos dio la Biblia para enseñarnos acerca de Él y de sus caminos, y que El no es un Dios de confusión, sino que toda confusión procede de las fuerzas destructivas del mundo, de la carne, y del diablo. Trágicamente, la confusión sobre asuntos bíblicos, puede conducir al hombre a una falsa esperanza de salvación, y por consiguiente: a la muerte. Cuando en Mateo 4, Jesús fue tentado, satanas usó falsas interpretaciones de la Palabra de Dios para hacerlo. Aun hoy, en la actualidad, muchos que dicen ser “ungidos de Dios” utilizan esta misma táctica y toman una verdad bíblica y la aplican erróneamente a su propio beneficio. La suficiencia de la Biblia, es un principio fundamental de la fe cristiana. El decir que las Escrituras son suficientes, significa que la Biblia es todo lo que necesitamos para equiparnos para una vida de fe y de servicio. La Biblia, nos proporciona una clara presentación del plan de Dios, para restaurar la relación rota entre Él y la humanidad a través de Su Hijo Jesucristo. Ningún otro escrito es necesario para entender estas buenas nuevas, o para equiparnos para una vida de fe. El apóstol Pablo declaró que “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. Colosenses 2 habla sobre los peligros que enfrenta la iglesia cuando se impugna la suficiencia de la Escritura, o cuando la Escritura es combinada con escrituras no bíblicas. Pablo advierte a la iglesia de Colosas, “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.” (Colosenses 2:8) Por lo cual llegamos a la conclusión de que todo aquello que contradiga la verdad ya revelada en la Biblia, o que trate de agregar algún tipo de “nueva revelación apostólica” es solo doctrinas de hombres o doctrina de demonios. Judas 1:3 es aún más directo: “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.” Nótese la frase: “una vez dada”. Esto indica que ningún otro escrito, aunque provenga del pastor, apóstol, profeta, teólogo, o iglesia mas dedicada, puede reflejar o complementar la Palabra de Dios. La Biblia contiene todo aquello que es necesario para que el creyente entienda el carácter de Dios, la naturaleza del hombre, la doctrina del pecado, el cielo, el infierno y la salvación. Hoy en día, la Sana Doctrina está bajo ataque continuo, y lo que es aún peor, ese ataque proviene casi siempre, desde adentro. Desde los mismos creyentes y de sus idolatrados lideres. Técnicas mundanas de organización, métodos para atraer multitudes, entretenimiento, misticismo, y psicología, son solo algunos de los tantos recursos utilizados por “falsos maestros” los cuales han preferido confiar e implementar métodos humanos, en lugar de predicar la sana doctrina del evangelio y dejar el resto al Espíritu Santo. Tiempos difíciles han llegado. Tiempos en los cuales a quienes predican “otro evangelio” se los cataloga de “apóstoles, o grandes ungidos” y a quienes predican con denuedo lo escrito en la palabra de Dios, sin agregarle o quitarle nada, se los denomina legalistas o fariseos, apedreándolos públicamente con versículos sacados fuera de todo contexto, por hombres que prefieren oír la voz de aquellos que prometen prosperidad, éxito y milagros, en lugar de la voz del Señor llamándolos a arrepentimiento y a morir a sus propios deseos. Un triste y lamentable panorama… Pero aun así, a pesar de todo esto, y al igual que Pablo lo hizo con los corintios, aquellos que prefieren agradar a Dios antes que a los hombres, deben continuar predicando la sana doctrina del evangelio, y confrontando al ser humano con sus pecados, ya que para anunciar las buenas nuevas del Señor hemos sido llamados, sin importar que “por amar mas, sean amados menos…” La voz de Dios es todo lo que necesitamos oír, y la Biblia es su voz, total y absolutamente suficiente… “Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen”. (Juan 10:27).
  • 3. Permítanme comenzar este estudio, definiendo la palabra “apostasía”. Según su etimología, en griego, “apostasía” es deserción, rebelión, abandono, retirada, separación de aquello a lo que se ha acercado antes. Por lo cual, dentro del contexto bíblico significa: cortar la relación salvadora que se tiene con Cristo, o apartarse de la unión vital con El y la verdadera fe en El. ¿Qué es un apóstata? Es alguien que cree que recibe la Palabra. Es alguien que la acepta por un tiempo, creyendo con su mente, pero que nunca llega ha hacerla algo personal, o parte de su vida. Es alguien que conoce la verdad pero no la aplica. El apóstol Pablo define a los apóstatas como personas que escucharon el Evangelio de la gracia de Dios, pero que no recibieron el amor de la verdad para ser salvos (2 Tesalonicenses 2:10) En otras palabras, lo que quiere decir Pablo, es que estas personas no amaron suficientemente la Verdad como para persistir en ella, y prevalecer hasta el fin con convicciones firmes y profundas. Por estos días, los valores bíblicos son cada día más escasos. Lo verdadero, consiste simplemente en aquello que es ventajoso para los intereses personales. Los valores de referencia para la gran mayoría de los creyentes, son el éxito, la eficacia y lo que se supone sea logro o beneficio. “Si algo funciona bien y resulta, hazlo”, “el fin justifica los medios”, son solo algunas de los tantos frases de moda que utilizan, hoy en día, el 80% de los llamados líderes cristianos. El pragmatismo actual y doctrinal, proclama una verdad superior, la cual, a pesar de estar fuera de la verdad absoluta de Dios, parece no importarle a nadie. Precisamente es esta filosofía la que está llevando a las iglesias y denominaciones a aflojar principios morales y espirituales. Se crean estatutos y reglamentos, buscando solo mantener el “honor” los “puestos” y los “nombramientos” de líderes supuestamente importantes, útiles para las instituciones e irreemplazables (según ellos) por sus capacidades académicas; pero que lamentablemente en la mayoría de los casos, llevan una vida moral escandalosa y vergonzosa. El profeta Isaías dice: “¡Ay de los que traen iniquidad con cuerdas de vanidad, y el pecado como con coyundas de carreta! ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!” (Isaías 5:18, 20, 21) "Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con El, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición" (2 Tesalonicenses 2:1-3)
  • 4. LA PERVERSIÓN DENTRO DE LA IGLESIA. Hoy en día, cada vez son más los países que legalizan matrimonios o uniones civiles entre homosexuales; pero lo alarmante de todo esto, es que este movimiento inmoral, ha penetrado las barreras de la Iglesia. Ahora no sólo se bendice esta forma de unión antibíblica, sino que además se constituyen iglesias y pastores de esta línea. Cree que exagero…? Pues entonces permítame darle como ejemplo a la Iglesia Metropolitan Community Church, fundada por el reverendo: Troy Perry en los Ángeles, el 6 de octubre de 1968 para integrar a los gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, la cual hoy en dia afirma tener 340 congregaciones locales con unos 50,000 seguidores en 22 países. Su Declaración de Fe, revela lo aberrante de sus creencias en su primer artículo, el cual textualmente se lee: “Creemos en un Dios trino, omnipotente, omnipresente y omnisciente, de una sola sustancia y en tres personas: Dios, nuestro “Padre y Madre” Creador; Jesucristo, el hijo unigénito de Dios, Dios hecho carne y humano; y el Espíritu Santo, nuestro Dios sostenedor” La Biblia dice claramente que los que se entregan a esos vicios contra naturaleza, están cometiendo “hechos vergonzosos” (Romanos 1:27) y que los homosexuales no heredarán el Reino de los Cielos (1 Corintios 6:9). La Iglesia está frente a una terrible y vergonzante apostasía, y rebelión contra Dios y su Palabra. EL OCULTISMO DENTRO DE LA IGLESIA. Hablar de ocultismo es hablar de lo “oculto”; y de todo aquello que no se puede entender con facilidad, o captar fácilmente, sino que implican la acción o la influencia de agentes sobrenaturales, o de algún conocimiento secreto de ellos. Este tema, en otros tiempos, era un tema desconocido y prohibido para un pueblo que se identificaba con Dios y su Palabra; pero ahora, paradójicamente, es un asunto de amplio conocimiento y práctica constante, en muchos sectores de la Cristiandad. Las doctrinas de la visualización, la sanidad interior, la confesión positiva, los decretos, los viajes espirituales, y muchas otras, son doctrinas de completo dominio y uso habitual dentro de las iglesias de todo el mundo, aunque estas, solo sean mero “espiritismo, disfrazado con ropaje cristiano”. Este fenómeno que funciona según fórmulas esotéricas establecidas, ya no es una realidad oculta, sino que se ha convertido en una práctica habitual y común, que predicadores, pastores, profetas, apóstoles y todo tipo de ministros que dicen ser ministros de Cristo, lo promueven, lo enseñan y lo practican. Aun la brujería que se ve en la película de Harry Potter se ha introducido en la Iglesia de manera escandalosa. El vicario Brian Coleman de la Iglesia Anglicana de Inglaterra, llevó a cabo un servicio especial con el tema de “Harry Potter para la familia” en la Iglesia de Todos los Santos, en Surrey, Inglaterra, en donde Coleman, vestido de una túnica de mago para el servicio, fue uno de los principales actores. Este evento religioso fue puesto en Internet para que otras iglesias “lo vean, y lo copien”. Coleman, argumentó que “la gente joven está muy interesada en Harry Potter; por lo tanto, nosotros estamos usando este interés para predicar la palabra”. Pues entonces, con esta mentalidad, al alcohólico habría que darle alcohol, al drogadicto droga, al adultero, sexo, etc, etc. Muchos de los que hoy en día se hacen llamar apóstoles y profetas modernos, escriben libros, y enseñan a hacer viajes astrales disfrazados de espiritualidad, en donde se debe viajar al mundo espiritual a liberar las almas de los pecadores, para arrancarlos de las cadenas del infierno. Otros declaran cosas tales como: “A los que creen en la sobrenaturalidad de Dios, en minutos nada mas por 24 horas proféticas se abrirá un portal dimensional por la alineación profética del triple 11, sobre ti bajaran ángeles de sanidad sacudirán tus aguas serás sano, milagros financieros y legales serán ejecutados para ti, tendrás, podrás, poseerás, la llave maestra del reino viene a ti, está en tu boca ahora úsala” (esto fue copiado textualmente del muro de facebook de una farsante que se autoproclama apóstol. ¡Qué gran confusión y que negra apostasía está envolviendo a la Iglesia!... Aunque no a todos. La Iglesia Fiel sabe bien que la Biblia prohíbe todo contacto con el mundo espiritual y maligno en cualquiera de sus formas (Levítico 19:31; 20:6,27; Deuteronomio 18:10-14; Isaías 8:19,20; Apocalipsis 21:8).
  • 5. EL HUMANISMO Y EL EGO, DENTRO DE LA IGLESIA. Desde que el hombre pecó, seducido por Satanás, éste siempre se ha esforzado por hacerle creer que puede llegar a ser como Dios. Pero es en estos tiempos, cuando un nuevo resurgimiento del culto al hombre, de magnitudes trascendentales, ha surgido dentro de la iglesia. Muchos reconocidos líderes “cristianos” se sienten y se autoproclaman “dioses”, y esta idea, con más fuerza cada vez, va moldeando el pensamiento y la doctrina de muchos creyentes. Yo mismo escuche decir a un falso apóstol de estos días, que: “Los apóstoles somos como dioses en el mundo espiritual” Tomando como base que Dios le había dicho a Moisés que sería como Dios para faraón Los pulpitos de las iglesias, y los grandes anfiteatros cristianos, están llenos, de oradores y predicadores que predican constantemente que somos dioses. Esta creencia es fundamental para la enseñanza de la confesión positiva y el decreto La continua enseñanza de: pronunciar palabra creativa, de llamar a aquellas cosas que no son como si fueran, y de decretar, y confesar positivo del mismo modo que lo hace Dios, es porque según ellos “somos dioses” y tenemos derechos. “Yo soy un pequeño mesías caminando sobre la Tierra” es la declaración de un famosísimo pastor conocido en todo el mundo, mientras que otro declara: “Cuando yo subo a esta tribuna, ustedes no están mirándome a mí, sino que ustedes están mirando a Dios” La soberbia de estos hombres, no solo se agranda cada vez más cuando se autorrevelan como dioses, sino que además se sienten los intocables, y actúan como tales, amparados por la impunidad que les proporcionan sus seguidores. Cuando alguien los cuestiona son capaces de desencadenar muerte al instante. Algunos de ellos han declarado públicamente cosas como: “Hubiera querido volar las cabezas de mis hediondos enemigos con una ametralladora del Espíritu Santo”. Mientras que otros, a través de las redes sociales, videos, escritos, y audio, se la pasan tratando de “estúpidos” “idiotas” “ratas” y todo tipo de insultos a quienes los cuestionan, o no están de acuerdo con las doctrinas de demonios que ellos predican. Esas infaustas declaraciones dejan al descubierto lo que hay en el corazón de estos “ungidos intocables” de los tiempos finales. La teología del “yoísmo” o la autoestima, no es otra cosa sino la exaltación del ego y la vieja seducción de Satanás (Isaias 14:12-15; Gén 3:1-5). EL MERCATILISMO DENTRO DE LA IGLESIA. En el tiempo del papa católico romano, León X (siglo XVI), un tosco y carnal monje: Juan Tetzel fue el hábil mercader en la venta de indulgencias para absoluciones especiales a fin de evitar el castigo por el pecado en el purgatorio. Su pegajosa rima decía: “Tan pronto como la moneda en el cofre suena, el alma saltando sale del purgatorio sin pena”. Hoy, los mercaderes de la mal llamada Teología de la Prosperidad, quienes al parecer tienen el espíritu de Tetzel, también riman de esta manera: “Si tienes una necesidad, una semilla tienes que plantar”, “la semilla de la dádiva es la semilla de la fe” o cosas similares a estas. Plantar una semilla (para ellos, no para la Biblia) es sinónimo de “envíame tu dinero”. Con esta fórmula prometen recompensas centuplicadas, y por supuesto, son ellos los únicos que se enriquecen a costa de la ignorancia bíblica de los que les creen. Muchos de estos predicadores ya han amasado millonarias fortunas, como por ejemplo: La famosa Cadena televisiva de Costa Rica, conocida como “el canal de los pactos”, donde le dicen que para recibir sanidad, debe hacer un pacto de dinero con el Señor, enviándoles a ellos su dinero, y de esta forma lograr sembrar en el reino.Pero… En el reino de quien…? De ellos por supuesto. Si usted es uno de los que les cree y le envía su dinero, permítame que le cite unos versículos de la palabra de Dios: “El sembrador es el que siembra la palabra” (Marcos 4:14) "Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre" (2 corintios 9:7) "Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu." (Romanos 8:5) "Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores." (1 Tim. 6:10) 2 Pedro 2:1-3 nos enseña: "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme." El método para recaudar dinero de este “fraudulento” canal televisivo que a la verdad, nada tiene de cristiano, ha sido motivo de enérgicas protestas presentadas por la Federación de Asociaciones Bautistas, y la Unión Nacional de Iglesias Bautistas de Costa Rica. Pero lo peor de todo esto, es la gran cantidad de personas que creen en lo que estos falsos ministros de Dios enseñan, enviándoles su dinero a “ellos” no a Dios, sin darse cuenta de tan grande estafa.
  • 6. están liderando en las iglesias, gracias al gran estímulo que sus líderes les brindan, a través de los aplausos y premiaciones que reciben. Los propulsores de esta música pervertida y corrupta, totalmente carente de santidad, que la componen, la fomentan y la comercializan, son cada día mas, y todos ellos, han sido seducidos por las presentaciones en mega auditorios, premiaciones, reconocimiento, fama y dinero, que el mundo y sus seguidores les brindan. Un ejemplo concreto es el Premio Arpa, organizado por la Academia Nacional de la Música y las Artes Cristianas, en donde se premia a lo mejor de la música “cristiana” Este premio, solo fomenta la competencia entre cristianos, buscando cada uno de ellos ser “el mejor” el más reconocido, el más famoso, y quien mas cd’s vende. Acaso es esto lo que Dios quiere..? Acaso lo que la Biblia enseña es a competir unos con otros…? John MacArthur, pastor, maestro y escritor norteamericano, hace un profundo análisis de la situación de la Iglesia, en su libro “Avergonzados del Evangelio” y dice: “Cuando la Iglesia va cuesta abajo, significa que multitudes de individuos se encuentran al mismo tiempo en declive espiritual” Doctrina falsa y mundanalidad, son cosas, que de estar presentes en la Iglesia, infectan a todos los miembros del cuerpo. La filosofía contemporánea del ministerio, se ha envanecido por su apego a normas mundanas del éxito. Las iglesias que hoy en día se consideran exitosas, son grandes tanto en número de asistentes como en instalaciones costosas. Pero los criterios externos tales como propiedades, números, dinero o acogida del mundo, nunca han sido la medida bíblica del éxito en el ministerio. No es propiedad, poder, preeminencia, popularidad o cualquiera otro parámetro mundano el verdadero significado de éxito, sino que el éxito real, es hacer la voluntad de Dios sin importar las consecuencias. El ministerio cristiano se ha enlazado con la filosofía del mercadeo, y la revolución que hoy en día se está viviendo dentro de la iglesia, ha sido la prole monstruosa de tal unión. El argumento racionalista y mundano de estos tiempos para predicar la palabra es: “Uno tiene que presentarles la religión de una manera creativa y visual”. Según esta premisa pragmática, todo es considerado apropiado: clásicos de rock and roll, rock pesado, rap, música bailable y discoteca, comedia, y hasta actos de magia son cosas que se han convertido en parte del repertorio ministerial evangélico” Pero esto sucede, por el simple hecho de que para la gran mayoría, “Las personas son las soberanas, y no el mensaje” EL NEGOCIO DE LA MÚSICA DENTRO DE LA IGLESIA. La perversión y la apostasía que hoy en día existe en la música cristiana, es una de las áreas en la cual es más evidente cada día la conspiración contra Cristo y su Iglesia. Satanás está haciendo estragos de manera especial con la juventud. Este hermoso arte que se originó en el Cielo, en la Tierra ha sido pervertido de manera espantosa, por aquél que se rebeló en contra de su Creador. Esta música corrompida ha penetrado en la Iglesia con tal fuerza, que ha roto todas las barreras de lo sagrado, de lo espiritual y la moralmente bíblico. Las instituciones eclesiásticas, ministerios y cristianos que se consideran exitosos, han adoptado todos los métodos mundanos de mercadeo para lograr vender su música, no sólo a la Iglesia, sino, inclusive al mundo mismo. Uno de los cantantes cristianos más famosos dijo: “No tenemos nada que pedir ni envidiar al mundo, ya que hoy en día estamos en el mismo nivel de igualdad”. Ahora la pregunta es: En que parte de la Biblia está escrito que debemos competir o estar a la altura del mundo…? Todas las grandes estrategias, utilizadas en el mundo para hacer negocio y mercadotecnia, el diablo las está explotando dentro de la iglesia, ayudado de quienes dicen ser ministros del Señor, desviando a jóvenes, niños y adultos, tras un grupo selecto de elite, y vip, de la farandula cristiana. Grupos juveniles roqueros o reguetoneros, hoy
  • 7. En estos últimos tiempos, las iglesias del mundo entero prefieren ofrecer entretenimiento y diversión, en lugar de estudio de la Biblia y sana doctrina, mostrando como una verdad irrefutable, que prefieren tomar en cuenta los números y las cantidades de los congregantes, en lugar de a los fieles que han nacido de nuevo, los cuales buscan verdaderamente la santidad de Dios para sus vidas. Puede que todo esto sea, como muchos le llaman: “Cristiandad en expansión”, pero desde ningun angulo o aspecto, esto puede llegar a ser cristianismo en transformación. En muchos sentidos, la expansión de la Cristiandad, se ha dado a costa de la pureza del Evangelio y del orden, y la vida de verdaderos cristianos. La Iglesia ha quedado infectada de creencias y prácticas paganas, y su teología se caracteriza por el sincretismo. Un gran numero de personas que dicen de si mismos ser cristianos y creyentes, han aceptado una mezcla peligrosa entre cristianismo y paganismo, creyendo hacer lo correcto. Muchos de los que se hacen llamar apóstoles o profetas de estos tiempos, pregonan que la Iglesia está disfrutando de un gran avivamiento espiritual; pero lo que realmente se puede ver, es más bien una Iglesia que se encuentra en una desastrosa y temible mundanalidad. Pero como siempre decimos: no es lo que creamos, pensemos, imaginemos o veamos lo que cuenta, sino lo que dice la palabra de Dios, por lo tanto, veamos que dice la Biblia con respecto a esta iglesia: "Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete" (Apocalipsis 3:15-19) Entonces…? A quien le creemos…? A los falsos apóstoles modernos y a sus doctrinas humanistas y satánicas, o a lo que dice la mismísima palabra de Dios con respecto a la iglesia de los últimos tiempos…? QUE DEBE HACER LA VERDADERA IGLESIA DE CRISTO. Ahora, ante todos estos claros y visibles hechos de apostasía que hemos mencionado, la pregunta es: Qué vamos hacer los cristianos, que por la gracia y misericordia de Dios percibimos esta lamentable situación…? ¿Cuál es el rol de la Iglesia fiel, frente a esta real apostasía…? Las Sagradas Escrituras, como revelación de Dios, han de ser siempre la autoridad suprema de fe y conducta. Ante el afán desleal y osado de los apóstatas por restarle autoridad a la Biblia, la Iglesia fiel ha de mantenerse firme en su defensa (Judas 3). Ante la terrible tergiversación de la palabra por los liberales y “ungidos de estos días” es ineludible que la Iglesia se mantenga asida de la Palabra de Vida (Filipenses 2:16), prestando toda la atención debida a la exhortación del apóstol Pedro cuando dice: “Tenemos la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” (2 Pedro 1:19). El apóstol Pablo también nos dice: “Toda la Escritura, es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Tesalonicenses 3:16-17). Guiada por la Palabra de Dios, la Iglesia fiel puede advertir y rescatar, tal como nos exhorta Judas: “A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne” (Judas 22, 23). La Iglesia, para cumplir su rol evangelizador, edificador y de defensa, tiene que depender totalmente del poder del Espíritu Santo y la autoridad de la Palabra de Dios. Sus ministros jamás deben inclinarse por el uso de las fórmulas de la “mercadotecnia” que hoy están de moda, y la oferta de un “evangelio fácil y barato”. “El Evangelio es poder de Dios para salvación” (Romanos 1:16) y no necesita de ninguna estrategia carnal para su efectividad. “No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Zacarías 4:6).
  • 8. Si logramos comprender esto, entonces sabremos con toda certeza que el “poder de Dios para salvación” no está en nuestras anécdotas, aplicaciones, fórmulas, chistes, títulos llamativos, bosquejos ingeniosos u otros dispositivos que inventemos, sino que es un Evangelio eterno, que jamás ha escapado, o escapara, a la completa y absoluta soberanía de Dios. El Evangelio, en el sentido en que Pablo y los apóstoles emplearon la palabra, incluye toda la verdad revelada acerca de Cristo (Romanos 1:1-6; 1 Corintios 15:3-11) Por lo tanto, el rol de la Iglesia Fiel es predicar todo el consejo de Dios (Hechos 20:27). La Iglesia del Señor, está compuesta por todos los que han sido regenerados por el Espíritu Santo, ya que solo los que han nacido de nuevo, llegan a ser verdaderos hijos de Dios, y de éstos Cristo dice: “Vosotros sois la sal de la tierra y la luz del mundo” (Mateo 5:13-16). La Iglesia fue colocada en el mundo para desempeñar un rol doble: Como sal para detener el proceso de descomposición social, y como luz para deshacer las tinieblas. Ser sal en la tierra significa que debemos ser sinceros, francos y valientes al predicar la verdad, ante toda asechanza del mal. El reformador Martín Lutero decía: “La sal arde. Aunque ellos nos critiquen…”. Cristo dijo “Vosotros sois la sal”. Él no dijo vosotros sois el caramelo o la miel del mundo. La sal arde, porque la vida y el mensaje que la Iglesia predica, siempre está contrapuesto con la filosofía carnal de esta sociedad. La Iglesia como luz, significa que nuestras obras son conocidas por la sociedad, Cristo dijo que sus discípulos serían reconocidos por sus “buenas obras”, esto es claro que es una expresión que generaliza todas y cualquier manifestación externa y visible de la fe cristiana. Cristo dijo: “Vosotros sois la luz del mundo”. Los cristianos somos puestos para brillar como luminares en el mundo, en medio de una generación maligna, y debemos ser como Juan el Bautista quien era “antorcha que ardía y alumbraba” (Juan 5:35). El rol de la Iglesia Fiel es ser sal y luz en cualquier tiempo, lugar y circunstancia. Es su ineludible responsabilidad y es su gran privilegio. La apostasía, en estos días, está alcanzando dimensiones alarmantes. La Iglesia profesante ha caído víctima del sopor maligno del engaño de Satanás. Está dormitando, no percibe ni se da cuenta de su trágica situación. Sus líderes se precian de ser los “conquistadores de este mundo”, y por la algarabía de un avivamiento falso no perciben las maniobras del diablo en la conformación de la súper iglesia mundial del Anticristo. El sincretismo religioso avanza vertiginosamente mezclando la verdad bíblicamente revelada, con las distintas tesis y prácticas de religiones paganas, en aras de una gran unidad ecuménica. Las doctrinas místicas de la Nueva Era han sido tan bien recibidas por los maestros de la fe, que lo enseñan y predican con cálido “fervor cristiano”. El pragmatismo relativista está haciendo estragos con los principios morales y espirituales, aceptando sus avances, como “modernidad cristiana”, o como “juvenilización” de la Iglesia. El ocultismo dejó de ser ocultismo, para que se le vea en todas sus manifestaciones, formas y matices. Hoy en día, hay tanta hechicería metida dentro de la Iglesia como nunca antes se lo vio. La idolatría y el mercantilismo religioso, con un evangelio falso de “éxito y prosperidad” o “salud y riqueza”, hacen una buena mezcla para engrosar el ego, y multiplicar la fortuna de sus propulsores. La llamada “música cristiana contemporánea” es tan pervertida y profana que hasta el mismo diablo es invocado en algunas canciones de moda. En fin… La iglesia formalista y nominal ya no necesita los moldes de este mundo, porque a la verdad, ya los tiene todos y los utiliza a diario. Vivendo según la carne; bajo sus propias reglas y doctrinas, la pregunta para esta iglesia apostata es: ¿bajo qué autoridad esta, y sirviendo a qué dios…? La Iglesia Fiel está frente a la verdad insoslayable de una gran apostasía, la cual es mucho más de lo que se ve y se dice. Aquí solo hemos hablado sobre algunos tópicos, pero según las Sagradas Escrituras, sabemos que esta situación irá cada vez de mal en peor, antes que pueda tener lugar el arrebatamiento de la Iglesia fiel (2 Tesalon. 2:3-6). Entretanto esto ocurre, la Iglesia de Cristo debe seguir predicando sin descanso y con denuedo (Jud 3) Asumiendo su rol (Fili 1:27), y dependiendo solo de Dios, dejandose guiar por la verdad de la palabra, estando separada del pecado, y viviendo consecuentemente con lo que predica. (2 Cor 6:14-7:1) “Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo” (Apoc. 3:8, 10-12).
  • 9. “Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio” (Mateo 11:5) Los pobres… Dios tiene especial cuidado de ellos. Su miseria en la tierra es demasiada y su sufrimiento igual. Dios se compadece de ellos. Erróneamente he visto a cristianos avaros cerrar su mano (dinero) para no dar al pobre, cuando lo que se nos ordena en la palabra de Dios es ser caritativos, no para lograr o alcanzar algo, no para andarlo anunciando como hacen algunos que hacen tocar trompeta delante de ellos cuando dan sus ofrendas, sino para aprender a ser caritativos porque nuestro Padre así es. Espero que su palabra y su Espíritu Santo nos sensibilicen para llegar a ser como El es, y únicamente por ese motivo y no por ningún otro. Que Dios nos mueva a ser hombres con un corazón compartido, y desprendido de los bienes que Dios nos da, ya que más bienaventurado es dar que recibir. Veamos algunos textos de cómo Dios cuida de ellos.  Éxodo 23:11 “Mas el séptimo año la dejarás libre, para que coman los pobres de tu pueblo; y de lo que quedare comerán las bestias del campo; así harás con tu viña y con tu olivar”  Deuteronomio 15:11 “Porque no faltarán menesterosos en medio de la tierra; por eso yo te mando, diciendo: Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra” • Levítico 23:22 “Cuando segareis la mies de vuestra tierra, no segaréis hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu siega; para el pobre y para el extranjero la dejarás. Yo Jehová vuestro Dios” • Gálatas 2:10 “Solamente nos pidieron que nos acordásemos de los pobres; lo cual también procuré con diligencia hacer” No quiero hacer acepción de personas, ya que tantos pobres como ricos, ambos tienen un depravado corazón. Cristo no se refería a los pobres de necesidades materiales, sino a los pobres de espíritu. A un pobre le hace falta todo, y a un pobre espiritual, le hace falta todo de Dios El pobre espiritual, se reconoce ante Dios como un necesitado de su Señor, mientras que algunas almas, parecen cual vagabundos sin rumbo fijo, harapientos de pecado, sucios y sucios de maldad, su fétido olor de pecado se puede percibir a metros de distancia. Precisamente para estos, es el evangelio!!!! Si tú eres una pobre alma necesitada de Dios, este evangelio es para ti: “Cristo Jesús murió por ti, para perdonarte tus pecados, para limpiarte, para lavarte, para vestirte, y para darte vida eterna…” Veamos algunos otros pasajes en la Biblia, en donde se habla de los pobres…
  • 10. • Job 5:16 “Pues es esperanza al menesteroso” • Job 36:15 “Al pobre librará de su pobreza, Y en la aflicción despertará su oído” • Salmos 10:12 Levántate, oh Jehová Dios, alza tu mano; No te olvides de los pobres. • Salmos 12:5 Por la opresión de los pobres, por el gemido de los menesterosos, Ahora me levantaré, dice Jehová; Pondré en salvo al que por ello suspira. • Salmos 72:12 Porque él librará al menesteroso que clamare, Y al afligido que no tuviere quien le socorra. • Salmos 72:13 Tendrá misericordia del pobre y del menesteroso, Y salvará la vida de los pobres. • Salmos 35:10 Todos mis huesos dirán: Jehová, ¿quién como tú, Que libras al afligido del más fuerte que él, Y al pobre y menesteroso del que le despoja? • Salmos 113:7 El levanta del polvo al pobre, Y al menesteroso alza del muladar, • Isaías 25:4 Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el turbión, sombra contra el calor; porque el ímpetu de los violentos es como turbión contra el muro. Este bendito evangelio es predicado a los que no tienen nada que dar. A los que carecen de todo… A los pobres, es anunciado el evangelio, las buenas nuevas de salvación y perdón de pecados, dice nuestro Señor: • Mateo 5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. • Lucas 4:18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobre • Lucas 6:20 Y alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: Bienaventurados vosotros los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. • Santiago 2:5 Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman? Que diferente es ahora… Hoy se predica que hay que ir “por los peces gordos” porque a los ricos “también los llamo Dios” lo cual es cierto, ya que la palabra de Dios es para todo aquel que quiera recibirla, pero aquellos que aman mas las riquezas del mundo, han usado esto como pretexto para ir en busca de dinero y poder. Hay pastores que, tristemente lo digo, han declarado: “hay que ir por los peces gordos porque ellos tienen dinero y el dinero es poder hermanos” Estos mismos solo son una vergüenza para el evangelio y para Cristo, ya que en la palabra de Dios está escrito que: “el evangelio es poder de Dios para salvación” Que distinto es todo hoy, para vergüenza nuestra lo digo, el ver una iglesia unida con políticos y empresarios por causa del dinero. ¡Es vergonzoso! Pero a los pobres es anunciado el evangelio. A los pobres, a los carentes de virtudes, a los carentes de meritos propios, a los carentes de esperanza, a los carentes de todo. A los que están llenos de miseria, llenos de suciedad, llenos de ropas viejas y apestosas, llenos inmundicia, pero eso si… totalmente necesitados de Dios y de un Salvador. • Como te sientes…? • Cómo te sabes tú…? • Cómo alma penitente…? • Cómo el Fariseo ciego o cómo el publicano indigno…? El evangelio de salvación es para los pobres en espíritu. Jesús vino a morir por ti, para que tuvieras vida y vida en abundancia. Lo crees…? Estas endeudado…? Y comprende bien lo que digo, no hablo de dinero, hablo de pecado… • Cuánto es tu pecado…? • Cuan manchado estas…? • Cuanto le debes a Dios…? Creo que todo. Cree en el Hijo, tu deuda ha sido totalmente pagada. ¡Vuélvete a Cristo!....
  • 11. Por estos tiempos, millones de hombres y mujeres en todo el mundo, aunque muy sinceros ellos, han tolerado y aceptado un evangelio falso y de medias verdades, dejándose engañar muy fácilmente por los falsos maestros de estos tiempos, quienes con palabra dulces al oído, seducen a sus seguidores diciéndoles precisamente lo que ellos quieren escuchar, por no seguir el mandato divino que dice: "examinadlo todo, y retened lo bueno" (1 Tesalonicenses 5:21) y por haber sido tentados en sus propias concupiscencias, con palabras lisonjeras y agradables al oído, dichas por quienes utilizan las escrituras de manera astuta, buscando sacar su propio provecho de ellas. Piense lo siguiente: El evangelio en el que usted ha creído, es el mismo evangelio que Jesús predicó…? En estos tiempos se predican muchos "evangelios" diferentes, y usted debe discernir cual es la verdad! ¡Sabe usted, realmente, qué constituye el evangelio auténtico que Jesús y sus apóstoles predicaron…? O simplemente ha dado por sentado que lo sabe, y ha recibido las ideas de segunda o tercera mano...? Un poco más claro aun… Estudia diariamente la palabra de Dios para saber que aquello que ha oído, o le han enseñado, es verdad y no se contrapone en nada a lo escrito en la Biblia…? O simplemente ha creído en las palabras de aquellos predicadores que, teniendo apariencia de piedad, y un gran carisma para predicar o decir las cosas, citan de continuo versículos . biblicos sacados fuera de todo contexto, pero jamás se ha tomado la molestia de corroborar con la Biblia dichas palabras…? Jesús nos advirtió: "Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán" (Mateo 24:4-5). Muchas versiones modernas ponen "yo soy el Cristo" entre comillas, como si nuestro Señor estuviese hablando de individuos que dirían que ellos eran el Cristo. Pero no ha habido "muchos" que digan semejante cosa, y si lo han dicho, pocos los han tomado en serio o se han dejado engañar. Otra interpretación dice que Jesús se refería a figuras de "salvadores" falsos, como Hitler o Mussolini, pero esta sería una interpretación demasiado libre del texto. Recordemos que Cristo dijo: "Vendrán muchos en mi nombre". Una traducción más clara sería: "Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos haciendo uso de mi nombre, diciendo que yo soy el Cristo, y engañando a muchos" Jesús dijo que muchos predicadores falsos hablarían de Él, y que aun lo proclamarían como el Cristo, pero la profecía agrega que esas mismas personas, aun reconociendo a Jesús como el Mesías, engañarían a los incautos con sus conceptos falsos de lo que es el verdadero evangelio de Jesús. "SI VIENE ALGUNO PREDICANDO A OTRO JESÚS QUE EL QUE OS HEMOS PREDICADO, O SI RECIBÍS OTRO ESPÍRITU QUE EL QUE HABÉIS RECIBIDO, U OTRO EVANGELIO QUE EL QUE HABÉIS ACEPTADO, BIEN LO TOLERÁIS" (2 Corintios 11:4).
  • 12. De ciertos maestros religiosos de su época, Jesús dijo: "Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres" (Mateo 15:8-9). Jesucristo dijo claramente que uno podría estar adorándolo en vano, inútilmente, si esa adoración se basa en doctrinas nacidas de ideas humanas y erróneas, sobre cómo interpretar las Escrituras, en lugar de ceñirse a la Palabra de Dios clara y directa. Si usted cree una mentira en vez de la verdad, va a quedar frustrado en sus esperanzas y expectativas. En Lucas 13:25-28 Cristo habla de los que se confían en falsas esperanzas: "Estando fuera empezaréis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos" El apóstol Pablo, inspirado por el Espíritu Santo dijo: "Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema" (Gálatas 1:8-9). El mismo apóstol previno a los cristianos de Corinto contra los falsos ministros que vendrían predicando "a otro Jesús" y proclamando "otro evangelio" (2 Corintios 11:4). Por todas estas cosas yo pregunto: Cual era el evangelio que predicaba Jesús y los apóstoles de antaño...?  Acaso ellos predicaron de prosperidad...?  Acaso decían: venga y pida su milagro…?  Acaso predicaron de vivir la vida de la mejor manera posible ahora?  Acaso alguno de ellos dijo: deja salir el campeón que hay en ti...?  Alguno de los discípulos enseño que Jesús se había hecho pobre para que nosotros fuéramos ricos económicamente...?  Acaso alguno enseño que debíamos pactar con dinero con Dios para que El Señor nos bendiga...?  O que debíamos decretar y confesar positivamente para que las cosas ocurran…? El evangelio que siempre predico Jesús y sus apóstoles, fue el del perdón de pecados a través de la cruz de Cristo. En otras palabras y de manera más clara: lo que el Señor y sus discípulos enseñaron fue que todo aquel que quiera seguirle y servirle, debía reconocer su naturaleza pecaminosa en primer lugar, y siendo totalmente consciente de esto, negarse a si mismo, dejando atrás sus sueños, sus anhelos, sus proyectos, y todas sus pretensiones personales, para lograr tomar su cruz, y de esta forma seguirle de la manera correcta, haciendo solo la voluntad del Padre en la vida de cada ser humano. Aun un poco más sencillo… El mismo Jesús le dijo a Nicodemo en Juan 3:3:"De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios" (aunque hoy en día, ya muchos dicen que esto no es así, porque Jesús lo dijo solo una vez y "fue a un viejo a las 2 de la madrugada" -palabras textuales de Myles Munroe, mientras que predicaba en medio de una jauría de lobos rapaces-) El evangelio de la prosperidad, el del positivismo, el evangelio de los decretos y las declaraciones positivas, el evangelio de las obras, y el evangelio humanista en el que todos son campeones y en el que todos tienen derechos de vivir su mejor vida ahora, porque son hijos de Dios, ha ganado miles de adeptos en todo el mundo, y día tras día son mas y mas lo que creen todas estas cosas. Mientras que aquellos que aman y predican la sana doctrina del evangelio, son tomados como religiosos, exagerados, y/o legalista. Mas del 80% de los pastores y lideres de estos tiempos forman largas filas detrás de estos evangelios de medias verdades, y guían a sus congregantes a ir detrás de estas mentiras, por el solo hecho de que ellos obtienen un gran y abultado beneficio de ello. Sabiendo perfectamente que nadie los podrá tocar o cuestionar en lo mas mínimo, porque sus seguidores y admiradores sacaran la cara por ellos, y los defenderán a capa y espada por considerarlos sus líderes, ídolos, mentores o grandes maestros de la fe. Pero aun así, a pesar de que la gran mayoría de los llamados cristianos van tras todas estas cosas y creen que estos evangelios plagados de promesas de prosperidad material, de derechos como hijos de Dios, y totalmente carentes de santidad y negación de sí mismo, son ciertos, el verdadero evangelio predicado por Cristo sigue siendo uno solo y el mismo: el evangelio de la cruz, en donde quien quiera ganar su vida la perderá, y todo aquel que la pierda por causa de Cristo, la salvara. El tiempo está cada vez más cerca. Los tiempos peligrosos de los cuales Pablo hablo en sus epístolas, y la apostasía que se anuncio vendría sobre la iglesia antes de la venida de Cristo ya son totalmente visible en todo el mundo, por lo cual… ahora la pregunta es...
  • 13. Piense en lo siguiente: Si lo que usted esta creyendo en cuanto a esta diversidad de evangelios falsos, o sea: el evangelio de la prosperidad, el evangelio de las declaraciones positivas, el de los decretos, el de las obras, o el de tantos otros similares a estos, son verdad, pues entonces nada malo sucederá, y usted habrá tenido razón disfrutando de los placeres de este mundo y sus riquezas, pero si por el contrario, lo que hoy le estoy compartiendo, y lo que muchos otros predicadores que aman la sana doctrina están predicando diariamente es cierto, y usted es el que se ha equivocado y a seguido la voz de hombres, en lugar de la voz de Dios, pues entonces... Una eternidad se aproxima. Escuche bien esto: “una eternidad se aproxima”, y depende solo de usted a donde la ha de pasar. Si junto al Rey de Reyes y Señor de Señores en su reino celestial, o en el infierno en donde será el lloro y el crujir de dientes, y donde irán a parar todos aquellos que dirán: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? a los cuales Jesús les declarara: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad" Acaso seria alguien capaz de perder toda la eternidad con Cristo, por el solo hecho de vivir algunos años de excesos en cuanto a riquezas, fama, reconocimiento, sexo, etc, etc en este mundo...? Yo que usted escudriñaría mucho más la palabra de Dios para asegurarme de no estar transitando por algún camino que aunque parezca recto, solo es camino de muerte. Por estos días, las iglesias del mundo entero están llenas de simpatizantes de la sana doctrina, pero de muy, muy pocos nacidos de nuevo. Sera acaso que se deberá comenzar a evangelizar a los creyentes que están dentro de las iglesias…? "De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios" Que Dios lo bendiga... "Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme" (2 Pedro 2:1-3) "Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí"
  • 14. Estos tres aspectos, que hacen a la salvación de un hijo de Adán muerto en delitos y pecados, son tres cosas que están íntimamente relacionadas entre si, y son totalmente inseparables. El orden en que se deben dar, es el que se menciona en el encabezado, es decir: regeneración, fe y arrepentimiento. En lo concerniente a la fe salvífica. Toda fe es una fe arrepentida, y todo arrepentimiento es un arrepentimiento creyente, ambas cosas son inseparables y están entrelazadas. Arrepentimiento, es cambio de mente, pero ese cambio de mente está dado por un nuevo norte, el cual está determinado por la certeza y la convicción de promesas eternas que solo pueden ser vistas por aquellos que han nacido de nuevo. Juan 3:3 dice lo siguiente: “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” Si el arrepentimiento está ligado a la certeza y a la convicción de cosas que no se ven , solo se puede producir ese arrepentimiento si existe la capacidad de ver dichas cosas, y la capacidad para ver las cosas que no se ven, se adquiere por un acto soberano de la gracia de Dios. A ese acto soberano la Biblia le llama regeneración En esta regeneración, el hombre no tiene participación alguna, ya que todo, absolutamente todo, es obra de Dios, en un 100 %. “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” (Juan 1:12 -13) Por qué será que quienes niegan la elección y el llamamiento eficaz, nunca, nunca mencionan el versículo 13, sino solo el 12…? Pues sencillamente se niega, porque ahí se deja expresamente aclarado que el acto de recibir a Cristo por la fe, tiene que ver con un acto de la gracia soberana de Dios. Porque si bien es el hombre el que cree y recibe a Cristo, esto no es sino el efecto de una causa y esa causa proviene de Dios. Y es por esto, que a falta de una vez, son tres las veces que se enfatiza que la voluntad del hombre nada tiene que ver con ser engendrados como nuevas criaturas en Cristo. Dice: “los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” Quiero dejar bien en claro que no se trata de robots (como dicen los arminianos) sino que se trata de nuevas criaturas en Cristo, las cuales, ahora, tienen la capacidad de ver el reino de Dios, de comprender las cosas del Espíritu de Dios, y que ahora, verdaderamente, pueden amar a Dios. Repito nuevas criaturas en Cristo, no robots… Nuevas criaturas en Cristo, las cuales han sido engendradas por un acto de la gracia soberana del Señor. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación” (2 Corintios 5:17-18) Aquí también tenemos que observar, que sistemáticamente se oculta la verdad revelada en el vers 18 que dice: “y todo esto proviene de Dios” “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios” (Juan 1:12 -13)
  • 15. Se ocultan estas verdades, para así negar doctrinas fundamentales de la fe cristiana como la elección y la gracia irresistible de la cual son objeto los elegidos. Veamos en Efesios capitulo 2, donde claramente se nos enseña que la resurrección espiritual o la regeneración, antecede a la fe. 1- Regeneración: Efesios 2:1 “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados” Aquí se habla de la resurrección espiritual mediante la regeneración 2- Fe, arrepentimiento: Efesios 2:8 “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios” Aquí no se menciona el arrepentimiento, pero como ya explicamos al comienzo del estudio toda fe es una fe arrepentida. El arrepentimiento que se produce al haber un nuevo norte, es decir, al existir por causa de la regeneración certeza y convicción en las cosas espirituales. 3- Obras que son el efecto y no la causa de nuestra salvación: “no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:9-10) 2ª de Timoteo 1:9, también establece el orden de regeneración, fe y arrepentimiento: “quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglo” Notemos el orden aquí; “quien nos salvo y nos llamo”, esto es equivalente a decir quién nos salvo mediante la regeneración y nos llamo para ejercer fe y arrepentimiento, los tres elementos que hacen a la salvación: regeneración, fe y arrepentimiento aparecen aquí en este versículo. El Mismo orden podemos encontrarlo en Tito: “nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna” (Tito 3: 5-7) LA PREDICACION DEL EVANGELIO SOLO PRODUCIRA FE SALVADORA EN LOS ESCOGIDOS. Que es la fe…? “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”( Hebreos 11:1) Cuál es el origen de la fe…? “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios” (Efesios 2:8) Según el arminianismo, el hombre tiene la capacidad innata de poder creer mediante la fe que origina el escuchar la palabra de Dios. Precisamente aquí, es pertinente aclarar que aunque es bíblicamente cierto que la fe viene por el oír la palabra de Dios, no es menos cierto, que esa fe es dada por Dios mismo, para que actué al ser escuchada la predicación del evangelio. Veamos un ejemplo de esto: “Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía” (Hechos 16:14) Aquí se nos revela que no es solo el oír la palabra de Dios lo que produce fe, sino el acto divino de implantar un oído para que al escuchar la palabra se produzca la fe. Hay otro texto en la escritura, donde claramente se revela que el oír produce fe salvadora, solo en aquellos que han sido ordenados para vida eterna, y esto por haber sido elegidos, según el puro efecto de la voluntad de Dios “Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna” (Hechos 13:48) Remarquemos estas últimas palabras “Creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna” El Señor Jesucristo, también declaro que solo creerán aquellos que el Padre le haya dado, o en otras palabras, la predicación de la palabra solo producirá fe salvadora, en aquellos que el Padre le haya dado en la eternidad “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación” (2 Corintios 5:17-18)
  • 16. “Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis. Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6:36-37) Lo que en verdad les está diciendo, es que solo creerán aquellos que le fueron dado por el Padre en la eternidad. Tal parece ser, que esta palabra que les dijo El Señor no les cayó nada bien a esa multitud. Es realmente humillante, el tener que asumir que el venir a Cristo no es algo que tenga que ver con el hombre, sino con el propósito del Padre, porque realmente era eso lo que les estaba diciendo. El relato dice que ellos comenzaron a murmurar: “¿No es éste Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos? ¿Cómo, pues, dice éste: Del cielo he descendido? Jesús respondió y les dijo: No murmuréis entre vosotros (Juan 6:42-43) Tal parece ser, que al Señor no lo desvelaban los números de convertidos en sus campañas, por lo cual aun pronuncia una palabra más dura, en donde los confronta con una verdad más humillante aun, y esta, es la que precisamente la inmensa mayoría de los “ministros” no quieren aceptar. Esa verdad es que el hombre está absolutamente incapacitado para venir a Cristo, y de no ser por el llamamiento eficaz, ninguno podría ir a los pies de Jesús. “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero” (Juan 6:44) “Ninguno puede venir, si el Padre no le arrastra con fuerza compulsiva” es el significado real en griego de la palabra que se traduce al castellano como “trajere” y cuya palabra original es “Elko”: arrastrar con fuerza compulsiva. A la luz de lo que enseña la escritura, es claro que la predicación del evangelio solo producirá fe salvadora en los escogidos. Conclusión: Considerar estas verdades, nos arrojara a una total dependencia del Espíritu Santo en la tarea de cumplir con la gran comisión, sabiendo que somos portadores de un mensaje que será oído y recibido por aquellos a quienes Dios haya elegido, lo cual nos dará la certidumbre de que pase lo que pase, Dios tiene un pueblo que creerá al mensaje del evangelio. “Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna” (Hechos13:48) “Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles; porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad” (Hechos18:9-10) “Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Señor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía” (Hechos 16:14)
  • 17. "No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo” (1° Juan 2:15-16) Uno de los mayores males de este siglo, y una de las armas más efectivas de satanas contra el cristiano durante toda la historia de la humanidad, ha sido “El Sexo”. Una de las mayores confusiones que vive nuestro mundo actual, es en torno a todo lo relacionado con la sexualidad. Pero lo más desastroso y doloroso es que el pecado de la inmoralidad sexual se está carcomiendo la integridad y la moralidad de aquellos que se llaman “cristianos”. El libertinaje y promiscuidad en la vida sexual de las personas dentro y fuera de la iglesia que se está viendo y viviendo por estos días; es algo que le debe estar provocando nauseas a Dios, de una manera tal, que termina causando su vomito por causa de la tibieza espiritual que se ha instalado La humanidad entera está siendo “arrastrada” por este accionar pecaminoso, y muchos “cristianos” están viviendo vidas dobles ya que se encuentran cautivos de sus pasiones y deseos. Por medio del sexo, el enemigo ha logrado hacer caer a muchos, y ha hecho tambalear a muchísimos otros que creían estar firmes. Afortunadamente, las tentaciones y los deseos de la carne, en un 95% de las veces solo podían ser encontrados fuera de la iglesia, y no dentro. Al menos hasta hace algunos años atrás. A que me refiero…? Aquellos que buscaban saciar sus pasiones juveniles, y sus deseos desordenados, buscaban hacerlo fuera de la iglesia, a través de la televisión, de las revistas, de internet, o directamente a través de una relación de adulterio o fornicación, ya que dentro de la iglesia se guardaba la moralidad, el testimonio y el respeto hacia Dios. Pero qué pasa cuando la tentación, el deseo, la inmoralidad, la promiscuidad, y la sensualidad se instalan dentro de la iglesia…? Desde ya hace bastantes años, y cada vez en mayor escala y con mayor frecuencia, las costumbres del mundo, sus formas de vestir, sus provocaciones, sus insinuaciones y su sensualidad, se han instalado dentro de la iglesia, y de los congregantes que asisten diariamente a cada reunión. Desde los pulpitos se dejo de predicar la verdadera palabra de Dios en la cual se enseña claramente cómo debe de ser la manera de comportarse de un hombre y/o una mujer cristiana, su forma de vestir, y como debe desenvolverse ante otras personas del sexo opuesto, para dar lugar a los mensajes de prosperidad, éxito, coberturas y “ministerios apostólicos” plagados de falsos ungidos que buscan ser la punta de sus grandes “organizaciones piramidales”, en lugar de ser servidores de todos sus hermanos, tal cual lo enseña la palabra: "Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos" (Marcos 9:35) La moralidad dentro de la iglesia, el buen testimonio, y sobre todo: el temor al Señor y todo lo que tiene que ver con la santidad hacia El, parece haber pasado de moda, y quedado totalmente obsoleto, para dar lugar a una libertad mal interpretada que pasa los limites estipulados claramente en la Biblia, y aun los límites morales conocidos por el mundo. A que me estoy refiriendo…?
  • 18. Por estos días, los escotes, minifaldas, transparencias y ropa ajustada que se ven dentro de las iglesias, en ocasiones es aun superior al que se ve en las mujeres que no conocen para nada sobre la santidad de Dios. En estos tiempos, el ver una mujer vestida de manera sensual y provocativa sentada en los primeros bancos de la congregación, parece ser algo de lo más normal y que ya ha nadie le sorprende, ya que es algo habitual y ocurre en todos los ministerios del mundo. Aun quienes se hacen llamar “pastoras” “profetas” y “lideres femeninas” utilizan estas modas y estas costumbres sin ningún tipo de prejuicio. La gran mayoría de las mujeres y gran parte de los hombres parecen ponerse de acuerdo al decir: “Hay que vivir en la realidad. Hay que estar actualizados porque los tiempos cambiaron” Y esto es verdad. El mundo ha avanzado, las modas han cambiado, y los tiempos son otros muy diferentes a los tiempos de la iglesia primitiva, pero permítame que le diga con toda exactitud, y sin el menor temor a equivocarme en lo que digo, que la palabra de Dios, permanece para siempre. "Mas la palabra del Señor permanece para siempre. Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada" (1 Pedro 1:25) La palabra del Señor aun sigue tan vigente como en la época de Pedro, Pablo, y cada uno de los apóstoles, pero los hombres y las mujeres de este siglo, parecen haberlo olvidado, ignorado, o interpretado a gusto y placer del cliente, adoptado cada una de las modas y las costumbres de este siglo, en lugar de darles a conocer a los hombres, la santidad de Dios, el cual es 3 veces Santo. Por supuesto que a esta altura de la nota, ya muchos están pensando: “esto es legalismo” “esto es religiosidad” “esto es exagerado”, pero permítame recordarle que no he sido yo quien ha estipulado las reglas, sino Dios. Por lo cual si a usted la santidad le parece algo excesivo, religioso o legalista, pues eleve todos sus reproches a aquel que así lo dejo establecido. Veamos un poco qué nos dice Dios en su palabra sobre la vestimenta. Pablo dice en 1 Timoteo 2:9: “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia”. Lo primero que Pablo reconoce aquí es el deseo legítimo de las mujeres de adornarse. La frase “que se atavíen de ropa decorosa”, puede ser traducida literalmente: “que se vistan con una ropa adornada”. Las dos palabras que Pablo usa en el texto, y que RV traduce como atavío y decoro, proceden de la misma raíz: kosmos y kosmeo, de dónde proviene nuestra palabra “cosmético”. La palabra kosmos significa “orden, arreglo o sistema”. Mientras que la palabra kosmos significa todo lo contrario: “caos” La palabra griega que Pablo usa al decir: “La mujer debe vestirse con pudor” conlleva tanto la idea de modestia como de humildad. Significa literalmente “sentido de vergüenza”. Una mujer piadosa debería sentirse avergonzada y culpable ,si por causa de su vestimenta alguien es distraído en su adoración a Dios, o llevado a tener pensamientos impuros. Es de vital importancia comprender que debemos identificarnos con Cristo y no con el mundo. Tal vez el problema más grave en el vestirse del cristiano, es que muchos dejan que el mundo imponga sus morales en este asunto. El cristiano carnal deja que las normas para su ropa, sea lo que es popular en el mundo, y desgraciadamente el mundo, solo busca y proyecta el vestir hacia 3 puntos: 1- Vestirse lo más cómodamente posible, o sea casi sin ropas. (En lo posible desnudos) 2- Ser lo más sexy y atractivo posible.. 3- Alimentar los deseos de la carne a través de la vista. MI ROPA, ES CAUSA DE TROPIEZO…? Dice Romanos 14:21: “Bueno es no comer carne, ni beber vino, ni nada en que tu hermano tropiece, o se ofenda, o se debilite” Proverbios 31:30 dice: “Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada” Seremos juzgados por cada tropiezo que ponemos enfrente de nuestros hermanos, o personas en el mundo. Ropa inmodesta o sugestiva como muchos prefieren llamarle, solo son causa a otros de pecar en su mente, codiciando a quienes la visten, y llegando a ser un pecado para las mujeres que le causa este daño por su ropa y conducta. Esto sin ni siquiera mencionar los tropiezos que causan algunas mujeres con su vestir y su conducta, al hacer que muchas otras sigan sus ejemplos, tratando de imitar su vestir, haciendo un poco más excesivo y provocativo dicho ejemplo, buscando ser un poquito “más linda y sensual”
  • 19. Me ha sorprendido mucho, en el último tiempo, notar como las “jovencitas cristianas” que asisten habitualmente a las iglesias, tienen sus muros o perfiles de facebook plagados de fotos de muchachos con sus torsos desnudos, frases que incitan al sexo, y fotos propias que provocan los comentarios groseros de otros jóvenes, a causa de estar vestidas con ropa provocativa, en maya, bikini, ropa interior, con vestidos cortos, pantalones por demás ajustados o grandes escotes que dejan casi completamente a la vista sus partes intimas, y todo esto, sin mencionar la típica foto que se sacan la mayoría de las mujeres desde arriba (porque esa es la moda) para poder mostrar toda su “mercadería.” Lo menciono de esta manera, no por ser grosero, sino tratando de hacerle comprender que así: “Como mercadería”, es como exhiben y como presentan sus cuerpos. Cree que estoy exagerando…? Dese una vuelta por facebook, visite el perfil de cualquier iglesia, pastor, apóstol o cantante cristiano, y con solo mirar dos o tres fotos de los contactos o seguidores, se dará cuenta de lo que le hablo. Más aun… permítame que le aconseje darse una vuelta por el facebook de su hija/o y ver qué clase de fotos se saca o tiene en su perfil, que clase de contactos tiene, y que clase de mensajes y comentarios tiene escrito, y después de hacer eso, sabrá perfectamente si su hijo o hija es nacido de nuevo o no… Y si usted es de los que dice: “Yo confió en mi hija/o” pues entonces con más razón aun le repito… Revise el perfil de su hijo/a. Pero mucho más grave aún, es el hecho de ver, que en muchos casos, las madres de estas mismas jovencitas cristianas (madres, mujeres y líderes cristianas) utilizan el mismo tipo de ropa, se sacan el mismo tipo de foto, y tienen el mismo tipo de contactos que sus hijas. Mujeres cristianas de todas las edades: 10, 20, 30, 40, 50, 60 y más, aparecen en facebook con la típica foto desde arriba, que deja ver sus senos, y casi como burla, dando su me gusta a quienes predican sobre la “santidad a Dios” Lo que muchas mujeres aun no han comprendido, es que la mujer es atraída o afectada por los sentimientos y el tocar, mientras que el hombre es más atraído, o afectado, por el ver y el imaginar. Éxodo 20:17 nos dice: “No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo” Dios quiere que cada uno respete lo que es de otros, y que satisfaga con lo que es suyo. Proverbios 27:20: “El Seol y el Abadón nunca se sacian; Así los ojos del hombre nunca están satisfechos” El Sexo es un regalo hermoso dado por Dios a los hombres, pero para ser experimentado dentro del marco del matrimonio, y solamente dentro de este contexto, sin excepciones. No dentro del noviazgo, ni en ningún otro tipo de relación, sino solo dentro del matrimonio. El cuerpo de la mujer es una obra de arte hecha por el Señor, pero para que sea disfrutado “solo” por el esposo, y no por cualquiera que entra a una red social y se pone a ver las fotos familiares a donde están la esposa y las hijas en la piscina disfrutando un día de sol. Compréndame bien esto por favor: Nadie está diciendo que usted no puede disfrutar de su piscina en un caluroso día de verano, pero la pregunta es: Es necesario publicar las fotos en maya o bikini, donde se ve partes de su cuerpo que solo deben ser visto por su esposo, en todas las redes sociales existentes, para ser vistas por todos…? No debería ser el cuerpo de la mujer visto y disfrutado solo por su esposo…? En los últimos tiempos, he visto a esposas de pastores dejando desabrochado “un botoncito mas” y diciendo: “No tiene nada de malo, es la moda” pero esto realmente es así…? El permitir que otro hombre que no sea su esposo, vea una pequeña parte de sus senos, que pueda saber el color o el talle de su ropa interior, a causa de usar un pantalón o pollera por demás ajustada, es también pecado, falta de decoro y provocación, aunque muchos quieran verlo de otra manera. Acaso usted sería capaz de tomar un vaso que contuviese 99% de agua pura y 1% agua de cloaca…? Somos pueblo escogido por Dios, para llevar las virtudes de aquel que nos llamo de tinieblas a su luz admirable (1 Pedro 2:9) Por este motivo yo pregunto: Cree usted que una de las virtudes del Señor es andar mostrando su ropa interior, sus partes íntimas, sacándose fotos subidas de tono, o buscar lucir a la moda, lindo y sensual…?
  • 20. La Biblia considera que nuestra apariencia externa es un testimonio visible y silencioso de nuestros valores morales. Algunas mujeres se visten y se adornan con ropa y joyas costosas como para agradarse a sí mismos y a los demás, buscando ser admirados por su riqueza, poder o por su nivel social. Otras se visten de acuerdo con cierto tipo de moda para ser aceptados por sus iguales. Pero los hombres y mujeres cristianas se visten para dar gloria a Dios. Para los verdaderos hijos/as de Dios, la vestimenta es importante porque es como el marco del cuadro de Aquel a quien ellos sirven. No existe una forma mejor para que su luz brille sobre los demás, que su sencillez en el vestir y en su conducta. Puede mostrarle a todos que, en comparación con las cosas eternas, usted le da su debido lugar a las cosas de esta vida. Como cristianos no podemos decir: “¡Mi apariencia es asunto mío!”, porque nuestra apariencia refleja a nuestro Señor, e indica la forma en que Cristo cambió nuestra vida. Cuando Jesús entra en nuestra vida, no cubre nuestras imperfecciones con polvo cosmético. Todo lo contrario, él nos limpia completamente obrando desde el interior, lo cual se refleja en nuestra apariencia externa. Una persona con una sonrisa radiante en un rostro limpio y vestido con gusto y decoro, es el testimonio más elocuente de que Cristo ha transformado su vida. Una apariencia y un peinado demasiado sofisticados, los adornos de joyas y la ropa extravagantes, no revelan una personalidad centrada en Dios, sino la imagen artificial de un hombre o una mujer centrados en sí mismos. Y una mujer que dice ser cristiana y que muestra exuberantes escotes, cortísimas minifaldas, o ajustadísimos pantalones puede reflejar la luz de Cristo en su vida...? Absolutamente no. Los cristianos deberían vestirse en forma modesta, decorosa y prudente, evitando los extremos. Encontramos este principio en el uso que Pablo le da al término kosmios (bien ordenado) para describir el adorno apropiado del cristiano (1 Timoteo 2:9). Al referirse a la vestimenta, el término significa que los cristianos deben vestirse con decoro, pudor y modestia. Este principio presenta un desafío para que estemos atentos a nuestra presentación personal, pero evitando los extremos. El vestirse modestamente no habla de vestir con harapos o ropa vieja o usada, sino que representa que la ropa debe cubrir el cuerpo de tal manera que los demás no se sientan avergonzados o tentados. Este principio es muy importante en nuestros días cuando la industria del vestido trata de vender ropa, joyas y cosméticos que explotan las poderosas atracciones sexuales del cuerpo humano, aún cuando esto implique comercializar productos inmodestos que fomentan el orgullo y la sensualidad. Hace años se dejo de predicar estas cosas dentro de la iglesia, siendo que son cosas que están marcados sus principios dentro de la Biblia para que sean enseñados. Tal vez por el temor de que si se enseña esto muchos hombres y mujeres se vayan a otra congregación en donde “no sean tan legalista” como muchos dicen. Tal vez porque las mujeres han buscado imitar las costumbres del mundo, y a los hombres les ha gustado ver lo que el mundo ofrece a través del cuerpo de la mujer. Tal vez porque se cambio la sana doctrina del evangelio, por un mensaje más ligth, de menos requisitos y de mayores beneficios. Tal vez porque se ha preferido creer que por ser hijo de Dios se tiene derecho a ser prospero y vivir bien, en lugar de negarnos a nosotros mismos y apartarnos en santidad para Dios O tal vez simplemente sea, porque ya se ha comenzado a cumplir la palabra del Señor cuando dijo que el amor de muchos se enfriaría, y que la maldad se multiplicaría antes de su venida. Hace años que dentro de la iglesia se perdió la moral, las buenas costumbres, la ética, el vivir en santidad, el negarse a sí mismo, y la predicación del verdadero evangelio, pero por sobre todas las cosas, y lo más alarmante, es que se ha perdido “El temor a Jehová”. Tal vez esta es la razón por la cual hoy en día, se encuentra tan poca sabiduría dentro del pueblo de Dios, y tanta falsa doctrina humanista dando vuelta por los pulpitos. Al leer este mensaje, muchos dirán: “Que legalista”, otros no les prestaran atención y dejaran de leerlo a la mitad del escrito, pero otros… los que realmente comprenden que es necesario apartarse de las cosas del mundo y vivir en santidad para el Señor, darán gloria a Dios. "Porque ésta es la voluntad de Dios, vuestra santificación: que os apartéis de inmoralidad sexual; que cada uno de vosotros sepa controlar su propio cuerpo en santificación y honor, no con bajas pasiones, como los gentiles que no conocen a Dios; y que en este asunto nadie atropelle ni engañe a su hermano; porque el Señor es el que toma venganza en todas estas cosas, como ya os hemos dicho y advertido. Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación" (1 Tesalonicenses 4:3-7) "Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros" (Gálatas 5:13) "Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios." (1 Corintios 6:20)
  • 21. pequeña, que es escoger nuestro primer nacimiento y los padres naturales, ¿Cómo puede Jesús darnos el "nacimiento" como un mandamiento y hacernos responsables de esto…? Jesús no hace su voluntad demasiado difícil de comprender y cumplir para ti. Él dio su propia vida para salvarte, te ama profundamente; y ciertamente quiere dejar claro cuál es el camino para que entres en su nueva vida. Aléjate de las opiniones confusas de los hombres, y escucha al único Maestro (Mateo 17:5; 23:10) quien escoge sus palabras muy cuidadosamente. La frase no es: "nacido de agua y nacido del Espíritu". Tampoco es: "nacido de agua y del Espíritu", sino que Jesús literalmente dice: "El que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios". La única preposición: "de" se aplica tanto a "agua" como a "Espíritu". La frase original une las dos palabras, mostrando claramente que se trata de un solo nacimiento, que Jesús llama "nacido del espíritu" (3:8). El Espíritu, por supuesto es Dios. Con frecuencia El habla de sí en esta forma, cuando alcanza al mundo con poder especial. Por lo tanto, el autor, Juan, también utiliza el término "nacido de Dios" (Juan 1:13; 1 Juan 2:29; 3:9; 4:7; 5:1, 14, 18). Poco después de su propio bautismo, Jesús enfrenta a Nicodemo, haciendo del bautismo con agua y Espíritu un mandamiento. "Os es necesario nacer de nuevo" (Juan 3:7). ¿Cómo puedes obedecer un mandamiento de nacer de nuevo…? Nicodemo no tuvo alternativa con respecto a su primer nacimiento. Las semillas de sus padres se juntaron y así fue concebido. Su pequeño cuerpo empezó a crecer dentro de su madre. Y aproximadamente nueve meses después nació. Todo esto ocurrió sin su conocimiento y sin su voluntad. ¿Cuándo puede entonces tener la . La experiencia personal que tiene el cristiano con Cristo Jesús, lo limpia completamente del pasado, de la vieja criatura. Aquel que ha tenido un encuentro real y verdadero con Jesús debe reflejar a Cristo en todas las áreas de su vida, ya que cuando tienes una experiencia genuina con Jesús, no vuelves a ser el mismo, pues ya has muerto a la vieja criatura. Definamos como presente del redimido por la sangre de Cristo, aquel período de la vida entre el nuevo nacimiento, es decir desde que una persona acepta a Jesús como su Señor, Salvador y Redentor hasta la fecha actual, pero con énfasis en el día de hoy. En este trayecto de la vida como salvos, y con la ayuda permanente, y siempre a disposición del poder del Espíritu Santo, el panorama cambia porque se tienen dos desafíos: 1. Despojarse de la vieja manera de vivir. 2. Renovarse en el pensamiento y en el corazón diariamente con la fuente de vida que es la Palabra de Dios. Nicodemo había nacido de la carne, al igual que todos nosotros, por lo tanto, tendía a pensar en forma mortal, aun cuando tratara de comprender el mundo espiritual. Cuando Jesús pide un nuevo nacimiento, Nicodemo piensa en un segundo nacimiento físico. Así que Jesús repite su requerimiento en una forma que Nicodemo pueda entender: “De cierto, te digo, que el que no naciere de agua y Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios” (Juan 3:5) Juan el Bautista uso "agua" a la vez que prometió el "reino de Dios". Jesús también uso agua. ¿Pero, qué hay sobre el Espíritu…? ¿Es éste un segundo evento, como si se necesitara nacer "del agua" y otra vez del Espíritu…? En todo caso, no tenemos el poder de ver al Espíritu. Si ni siquiera podemos hacer la cosa más “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17)
  • 22. alternativa de su segundo nacimiento…? Sí, uno puede decidir pasar "por el agua". Pero el espíritu es Persona. En esta imagen del nacimiento, Él es como un padre. ¿Cómo puede un hombre común tomar una decisión como la de nacer del Espíritu? La respuesta está en la forma que el Espíritu desea trabajar. Como Dios Todopoderoso, El puede abrumarnos y forzarnos al nacimiento espiritual (incluso puede hacerle nacer hijos de las piedras a Abraham. -Lucas 3). Pero El es tan libre, El tiene tanto control, El es tan confiado, que no está atrapado en mantener la libertad para sí mismo. Él nos creo "a su imagen y semejanza" con la verdadera capacidad de elegir. "El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios" (Juan 7:17). Una y otra vez Jesús insiste en que "cualquiera... todos... quienquiera" puede recibirlo a Él y sus dones libremente (Juan 3:15, 16, 18, 21). Jesús, incluso le asigna al hombre una parte al recibir el Espíritu Santo. Pedid, y se os dará; buscad, y hallareis; llamad y se os abrirá... Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestros Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se los pidan? (Lucas 11:9-10,13). “En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso de pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en El; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado” (Juan 7:37-39). "Las Escrituras" anuncian este río dador de vida. Isaías compara el Espíritu con la revitalizadora lluvia. Ezequiel anticipa que Dios colocará al Espíritu entre su pueblo. “Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos” (Isaías 44:3; 58:11; y Zacarías 14:8). “Os daré un corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra” (Eze 36:26-27). Dios pone su propio Espíritu eterno y todopoderoso en los pequeños humanos, aun cuando esto sea demasiado maravilloso para que podamos creerlo. Esto es lo que las Sagradas Escrituras prometen, y esto es lo que el Nuevo Testamento, abiertamente, nos indica como realizado en los humanos. Los que entran a Cristo se convierten en "templo sagrado... Un edificio para morada de Dios en el Espíritu (Efesios 2:21-22; Rom 5, 8; y 1 Corintios 3, 6). La resurrección de Cristo lleva al nuevo nacimiento, y la vida nueva en Jesús se obtiene por el bautismo: “Porque somos sepultados juntamente con él á muerte por el bautismo; para que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida. Porque si fuimos plantados juntamente en él á la semejanza de su muerte, así también lo seremos á la de su resurrección” (Romanos 6:4-5) La resurrección de Cristo lleva al bautismo en agua (1 Pedro 3:21). ¿Por qué usar el bautismo para el nacimiento…? Porque, querido amigo, ésta es tu resurrección espiritual. "Estáis sepultados con El, en el bautismo en el cual fuisteis también resucitados con El, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos" (Colosenses 2:12). El Espíritu Santo no acepta ni vive en pecado. Por lo tanto, "bautízate, y lava tus pecados" (Hec 22:16). Ya que la sangre divina limpia tus pecados, éstos ya no ofenden a Dios. Ya no mantienes alejado al Espíritu Santo, y El, puede trabajar en ti para levantarte y renovarte. Este es el nacimiento a través de "agua" y del "Espíritu" (Juan 3). O, en otras palabras, a través del "lavamiento" y "renovación del Espíritu Santo". “Nos salvó, no por las obras de justicia que nosotros hubiéramos hechos, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la salvación en el Espíritu Santo” (Tito 3:5). El nacer de nuevo consiste en “arrepentimiento hacia Dios, y fe hacia nuestro Señor Jesucristo” El arrepentimiento significa volverse, cambiar de parecer. Dios, el Creador del universo, te pide que te apartes de tu propio camino y escojas Su camino. Él ha pagado personalmente tu pena sobre la Cruz para que estés legalmente libre para hacer la correcta elección. “Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;” (Hechos 17:30) “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16) Ahora puedes orar a Él con libertad y decirle: “Oh Dios, deseo que seas mi Padre celestial, y escojo ir por Tu camino”. “Fe hacia nuestro Señor Jesucristo” Cuando te arrepientes y te vuelves a Dios como tu Padre, no hay ya más preguntas acerca de confiar en Dios el Hijo como tu Salvador. Sobre la base de lo que sabes acerca de tu necesidad espiritual, y lo que has aprendido acerca de la provisión de Cristo, ahora puedes decirle, “Señor Jesús, te agradezco de corazón por haber muerto por mis pecados, y ahora Te recibo como mi Salvador personal.” Amén.
  • 23. DEL NOVIAZGO AL MATRIMONIO. En la parte anterior de esta serie, habíamos hablado de las características de los novios perfectos de la iglesia, y de la bendición que es ponerse de novio con un joven salvo, adorador, que busca la santidad, que tiene un propósito de Dios, y que ha elegido según la gracia de Dios. El noviazgo es una etapa especial en la vida de todo cristiano, ya que se va preparando tanto natural como espiritualmente, para convivir con su compañero/a de toda la vida. Los jóvenes cristianos deben conocer los principios bíblicos para saber el carácter del esposo y de la esposa bíblica, ya que por causa de la caída del hombre y de la vida de pecado los hombres han dejado de serlo, y las mujeres también. El hombre moderno se ha degenerado tanto a tal punto que se considera al hombre ideal, al de tipo afeminado, y por otra parte la mujer ideal es aquella que con su destreza e inteligencia pueda ser totalmente independiente y hasta pueda mantener a su pareja. LA MUJER DEBE PREPARARSE PARA EL CASAMIENTO ¿Cuáles son las prioridades de Dios para la mujer…? Siete prioridades de una esposa piadosa se encuentran en Tito 2:3-5, en donde Pablo exhorta a las mujeres mayores a enseñar “a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada”. El fallar a vivir de acuerdo con estas siete prioridades, causará que la Palabra de Dios no sea honrada. Por otro lado, la esposa quien ordena su vida de acuerdo a estas prioridades honrará la Palabra de Dios. SIETE PRIORIDADES DE UNA ESPOSA PIADOSA 1- Esposas, deben amar a sus esposos. Este mandamiento es simple e indiscutible. No hay condiciones o excepciones. No es solamente una virtud que amen a sus esposos, pero pecan si no los aman. Pablo no se está refiriendo al amor romántico o sexual, aunque eso tiene un lugar muy importante y apropiado en el matrimonio. Él está hablando de un amor comprometido que las esposas piadosas escogen tener para con sus esposos, así como esposos piadosos escogen tener para con sus esposas (Efesios 5:25, 28). El término se refiere a un amor dispuesto y determinado que no se basa en el mérito del esposo, y en cambio se basa en el mandamiento de Dios y eso se extiende con el corazón cariñoso y obediente de una esposa. Aun los esposos no aptos para el amor, insensibles, infieles y egoístas deben ser amados. Esta clase de amor entre esposos y esposas incluye devoción incondicional, y es una amistad que es fuerte y profunda. Y cuando una esposa verdaderamente no ama a su esposo, ella debe en obediencia al Señor entrenarse a amarlo. 2- Esposas, deben amar a sus hijos. Sean los niños suyos, o adoptados ellos deben ser amados con un amor que, como el amor entre cónyuges, debe ser desinteresado y sacrificial. Así como el amor para con sus esposos, el amor para con sus hijos no es una opción. No es basado en la personalidad, inteligencia, atractivo o mérito, sino en su necesidad. La responsabilidad más importante del amor para los padres creyentes, es de dirigir a sus hijos al conocimiento salvador de Jesucristo. Pero la amonestación de Pablo es inclusiva. Madres deben amar a sus hijos en toda forma: practica, física, social, moral y espiritual, con un amor que no tiene condiciones ni límites. Uno de los temas más atrapantes, y que despierta la atención de los jóvenes cristianos es el tema del noviazgo, por lo cual ponemos a su alcance la 2° y última parte de este Excelente estudio de noviazgo, desarrollado por el pastor Juan carlos Estigarribia.
  • 24. Esta clase de amor, para ser completamente expresada, es extremadamente exigente conforme la madre busca cumplir su obligación a crear a hijos piadosos (vea 1 Timoteo 2:15). 3- Esposas, deben ser sensibles. Esta es la misma calidad que debe caracterizar a los ancianos (1:8), a todo hombre mayor (2:2), y, de hecho, a cada creyente (2:12). Cordura y buen juicio deben mejorar con la edad, pero deben ser evidentes aun en la edad adulta. 4- Esposas, deben ser puras. Esto se refiere primordialmente a la pureza moral, y, especialmente en este contexto, en la pureza sexual y la fidelidad matrimonial. Como otras mujeres, de hecho como cada mujer cristiana, las esposas jóvenes se deben vestir “de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos; sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad” (1 Timoteo 2:9-10). 5- Esposas, deben trabajar en casa. Una de las cosas más difíciles para muchas esposas contemporáneas es de estar satisfechas siendo amas de casa. Parte de esta razón es que los aparatos modernos y otras conveniencias han simplificado y reducido de gran manera el trabajo de casa, y el tiempo que no se usa para algo constructivo inevitablemente produce aburrimiento, insatisfacción, y muchas veces aumenta las tentaciones. (Proverbios 14:1) Ella puede tener un trabajo razonable fuera del hogar o escoger trabajar en la iglesia, o ministrar en una organización cristiana, hospital, escuela, o en muchas otras formas. Pero el hogar es el centro especial de la esposa y siempre debe ser su prioridad más alta. Allí es donde ella podrá ofrecer más ánimo y apoyo a su esposo, y es el mejor lugar para extender la hospitalidad a sus amigos cristianos, vecinos incrédulos, y para misioneros visitantes u otros trabajadores cristianos. Referente a ser trabajadoras en el hogar, las esposas jóvenes cristianas hoy en día deben tener cuidado especial y ser sensibles, tal como son amonestadas en el versículo anterior. En consulta con sus esposos, ellas deben usar buen juicio en decidir cómo usar su tiempo justificadamente y sabiamente en actividades fuera del hogar, sea en un trabajo que pague o en cualquier otra forma de servicio. Cuando ellas tienen un deseo genuino de obedecer y honrar al Señor en todas las cosas y de conscientemente buscar dirección de Su Palabra y en la oración, ellas pueden estar seguras que Él proveerá la sabiduría y resolución necesaria. 6- Esposas, deben ser bondadosas, del cual el significado es obvio. Deben ser gentiles, consideradas, amables, agradables, y simpáticas, aun con aquellos que no lo merecen y que son crueles con ellas. El ser bondadosas, es de ser piadosas, “porque [Dios]”, dijo Jesús, “es benigno para con los ingratos y malos” (Lucas 6:35). Pablo amonesta a los creyentes a ser “benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4:32). 7- Esposas, deben ser sujetas a sus propios esposos. Como todas las esposas cristianas, deben ser “sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo” (Efesios 5:22-24 - 1 Timoteo. 2:11-14). LO QUE DEBE SABER TODO VARÓN CRISTIANO 1.- Debe amar a su esposa, así como Cristo amó a la iglesia y dio su vida por ella (Efesios 5:25) 2. - Debe vivir con ella por toda la vida (Mat 19:3-9) 3.- Serle fiel siempre (Malaquías 2:14-15) 4.- Debe estar satisfecho (Proverbios 5:18-19) 5.- Deben honrarla (1 Pedro 3:7) 6.- Debe proveer responsablemente (1 Tim 5:8) (Efesios 4:17-24) “Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” Pablo comienza la carta dando a conocer las riquezas de la posición en Cristo y dedica los últimos tres capítulos a la práctica, demostrando como deben andar los creyentes y mostrando la manera de como Dios quiere que ellos se conduzcan en la vida cristiana. Una de las cosas vitales que un creyente debe entender es que "Cristo está en una alta posición celestial" y que debe vivir de acuerdo a esta santa posición en Cristo en la práctica de la vida cristiana. "La vida cristiana se hace santa cuando se camina con Cristo, el cual va santificando nuestra forma de vida en todas las manifestaciones de esa vida cristiana". Dios desea que nuestro andar sea con Él, caminando con Jesucristo. El apóstol Pablo menciona que la vida cristiana es un andar, esta palabra viene del griego "peripateo" que significa .
  • 25. avanzar, no estar estancado. Aquí radica el concepto de madurez, es decir, una vida que crece y avanza hacia el conocimiento y la madurez espiritual. Por eso el apóstol Pablo les dice: “Requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. Y en cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad” UN HOMBRE SEGÚN CRISTO ES… 1 AQUEL QUE HACE MORIR LO TERRENAL Pablo dice en Colosenses 3:5-7: Haced morir pues, lo terrenal en vosotros. Cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia, en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas. A- No anda en la vanidad de su mente v17 *Tenemos la mente de Cristo. Porque ¿quién conoció la mente del Señor…? ¿Quién le instruirá…? Más nosotros tenemos la mente de Cristo. (1Corintios 2:16) Los pensamientos de los justos son rectitud; Mas los consejos de los impíos, engaño. (Proverbios 12:5) Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. (Filipenses 4:8) *Mente carnal Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. (Romanos 8:5) *Entregados a mentes reprobadas Y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen. (Romanos 1:27-28) *Mentes corrompidas Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas. Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en toda buena obra. (Tito 1:15-16) B- Deja de tener el entendimiento entenebrecido *No tenemos el entendimiento entenebrecido por la luz de la verdad del evangelio. (Mateo 6:22; Juan 3:21; Lucas. 11:36) Jesús dijo: La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz. (Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.) Así que, si todo tu cuerpo está lleno de luz, no teniendo parte alguna de tinieblas, será todo luminoso, como cuando una lámpara te alumbra con su resplandor. *El hacedor de la ceguera es Satanás (2Cor. 4:4) En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. C- La persona que no tiene a Cristo anda en delitos y pecados *Está muerta en sus delitos y pecados (Efesios. 2:1- 3; Romanos 6:23a) Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás (Porque la paga del pecado es muerte) *Vive en la ignorancia (Miqueas. 4:12, Romanos 10:3; 1Ped.1:14) Mas ellos no conocieron los pensamientos de Jehová, ni entendieron su consejo. (Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios.) El apóstol Pedro dice Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes tenían estando en vuestra ignorancia. *Tiene un corazón duro y perverso (Jeremías 17:9; 2 Pedro 2:14) Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Y Pablo hablando de los falsos maestros (Mundanos al fin de cuentas) dice: Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.
  • 26. 2- AQUEL QUE SE DESPOJA DEL VIEJO HOMBRE. * ¿Qué debemos hacer con nuestra vieja manera de vivir? Debemos despojarnos del viejo hombre (Efesios 4:22) En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos. La palabra "despojar" en este versículo quiere decir sacar de uno. Se usa metafóricamente en Efesios 4.22, de despojarse del viejo hombre; Hebreos 12.1, de despojarse de todo peso; véanse dejar, desechar, meter, poner. Debemos de dejar de poner esa ropa sucia, manchada, apestosa y hojeada. Aunque quizás es ropa que nos gustaba antes, ya es tiempo de poner otro tipo de ropa A- Deja a un lado el pecado y se vuelve al camino de la santidad (Isaías 55:7) Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. (Heb12: 1) Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestra tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. B- No está viciado en los deseos engañosos *Esclavizado de concupiscencias (Tito 3:3) Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros. Proverbios 21:10 El alma del impío desea el mal; Su prójimo no halla favor en sus ojos. C- Deja la pasada manera de vivir *No satisface los deseos de la carne. (Gálatas. 5:16-17) Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. *Esta crucificando juntamente con Cristo. (Romanos 6:3-6; Gálatas. 2:20) ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. Pablo dijo Con Cristo estoy juntamente crucificado, ya no vivo yo mas Cristo vive en mi, y lo que ahora vivo en la carne lo vivo en la fe del hijo de Dios, el cual me amo y se entrego así mismo por mí. D- Renueva el espíritu de su mente La renovación del entendimiento en el espíritu del cual Pablo habla en (Efesios 4:23) es de hacerlo nuevo otra vez, o de renovarlo. Esto también se encuentra en (Romanos 12:2) cuando él habla de la renovación del entendimiento.” Esta renovación tiene vínculo de ser nuevo o diferente. Esto es una adjudicación de la visión moral, espiritual y del pensamiento del entendimiento de Dios. La tensión en (Romanos 12:2) es en la operación continua de la presencia del espíritu y la respuesta de la buena voluntad del creyente. “Sé transformado por la renovación del entendimiento, para que tú puedas comprobar cuál es la voluntad de Dios, esa que es buena, aceptable y perfecta.” Pablo está hablando del cambio radical, “ser transformado”. Esto es para cambiar hacia otra vida,” el cual es el cambio interior, una renovación radical. Nosotros somos cambiados de adentro hacia fuera. Nuestra práctica de santificación diaria es el impedimento y poderes obedientes de la personalidad inducida hacia el sometimiento y al rendimiento de la voluntad de Dios por el Espíritu Santo.
  • 27. 3- AQUEL QUE SE VISTE DEL NUEVO HOMBRE. A- Tiene que nacer de nuevo (Juan 3:3-7) vs. 3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nos enseña que al ser salvo, nacer de nuevo espiritualmente, la persona recibe una nueva y divina naturaleza - es esta segunda naturaleza que le impulsa a hacer lo correcto y todo lo que Dios quiere y manda. No pierde su naturaleza carnal y pecaminosa (la carne), ni muere, ni se va, ni se cambia de ningún modo; la nueva y divina naturaleza (el Espíritu) es agregada a la vida. Es pues la razón por la lucha, el conflicto y la batalla interna. *Para ver el reino de Dios. (Juan 3:3) Respondió Jesús y le dijo: De cierto, te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. *Nacer de agua y del Espíritu. (Juan 3:5) Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. *Para entrar en el reino. (Juan 3:5b) Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. *No nacido de la carne. (Juan 3:6a) Lo que es nacido de la carne, carne es porque lo que es de la carne, carne es. *Nacido del Espíritu. (Juan 3:6) Lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. B- Tiene que deshacerse de las obras de las tinieblas. (Romanos 13:12-14) La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne. C- Se visten como escogidos de Dios. (Colosenses 3:12) Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; Pablo dice: Y revestidos del nuevo hombre, el cual es a la imagen del que lo creo se va renovando hasta el conocimiento pleno. *Con toda la armadura de Dios: Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. (Efesios 6:11) *Del fruto del Espíritu (Colosenses 3:12) Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia. Esto nos habla del fruto (Gálatas 5:22-23) Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
  • 28. Orgullo: significa arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia-soberbia-altivez, sentimiento de satisfacción por algo que uno considera digno de merito. Sabias que ninguno de los grandes filósofos griegos como Sócrates, Platón o Aristóteles elogió la humildad como una virtud digna de practicarse, ya que nunca llegaron a desarrollar un concepto de Dios lo suficientemente rico para poner de manifiesto la pequeñez del ser humano…? El orgullo del hombre, rechaza depender de Dios y mucho menos sujetarse a El, por el contrario se atribuye a sí mismo el honor que se le debe a Dios. El orgullo se reveló por primera vez cuando Lucifer intentó establecer su trono en lo alto con altivez e independencia de Dios. (Isaias14:12–14) Fue el que insto en Adán y Eva el deseo de ser como dioses (Genesis 3:5) con el resultado de que toda la naturaleza del hombre quedó marcada con orgullo a causa de la caída... El orgullo es fuente de la rebelión y la desobediencia. El orgullo resiste y rechaza a Dios y la voluntad de Dios, con el fin de exaltar al yo en su lugar. El orgullo quita a Dios del trono y se sienta el yo, rayendo como consecuencia una total ausencia de paz y juicio sobre nuestra vida y familias. El orgullo se siente insultado con mucha facilidad y esto trae resentimiento y amargura… ¿Qué hace Dios con el orgullo…?: (Lev 26:20) “Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo” Quebrantar significa: propiamente quitar aquello que ha sido establecido, es decir que el Señor . derribara cualquier cimiento que el orgulloso haya edificado para sí mismo. Cuando un corazón está lleno de orgullo, el cielo se vuelve de hierro, y la tierra de bronce, las oraciones no pasan a su presencia, y el caminar en la tierra se vuelve pesado. Cuidado… Quizá estas corriendo de un lugar a otro, buscando la bendición para tu vida y los tuyos y no la encuentras, sin darte cuenta que el cielo se ha cerrado, y quizá sea necesario detenerte, meditar, y dejar que sea el Espíritu Santo quien venga para mostrar lo que hay en el corazón Pedro dijo que nos sometiéramos a Dios, resistiéramos al diablo y este huiría de nosotros…resistamos este espíritu, el cual es enviado desde el mismo infierno, y de esta manera, estaremos sometiéndonos a nuestro Señor. Jesús, dijo aprended de mi, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas. (Lucas 11:28, 29) Jesús sabía que la clave para vencer el orgullo era la humildad. Los hijos de Dios, que han decidido seguir e imitar a Jesucristo, encontraran paz y descanso en su corazón. Una vida rendida delante del Rey encuentra descanso y quietud. Solo cuando decidimos morir a nuestro yo todos los días de nuestra vida, estaremos caminando por sendas de humildad. Nunca olvides que Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. (Santi. 4:6) Queridos amigos, como siempre dos opciones… Te sientas en el lugar que solo le corresponde al Creador de todo lo que existe, o te bajas y te humillas reconociendo que solo Jesús es el Señor. Tú decides. “Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce” (LevItico 26:19)
  • 29. “Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne” (Romanos 13:11-14) Los versículos que se encuentran en Romanos 13:11-14, nos ponen delante la terrible tendencia a hundirnos como las diez vírgenes en el sopor y el sueño, en un estado de torpeza espiritual en la cual ninguno de los deberes cristianos se lleva a cabo efectivamente. Discernir que es “El tiempo de buscar a Dios” siempre reanudara en nuestro bienestar y provecho espiritual. Oíd las campanadas de alerta del profeta Oseas “Sembrad para vosotros en justicia, segad para vosotros en misericordia, haced para vosotros barbecho, porque es el tiempo de buscar a Jehová, hasta que venga y os en enseñe justicia.” 1. Es tiempo de amar. El síntoma de nuestra civilización es de enojo, de odio, de violencia, escuchad la pauta bíblica para los cristianos: Por causa de que aquel día se acerca: “Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca” (Hebreos 10:23-25) Por causa de que el corazón es engañoso y perverso: “El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno” (Romanos 12:9) Como prueba de un discipulado genuino: “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13:35) Es un mandamiento para el cristiano: “Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado” (Juan 15:12) 2. Es tiempo de levantarse del sueño La iglesia es la única luminaria para este mundo: “para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado” (Filipenses 2:15 -16) La Palabra es una Lumbrera en medio de la obscuridad: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” (2 Pedro 1:19) Debemos tener cuidado en no descuidar la Palabra y la vida espiritual: “Sus atalayas son ciegos, todos ellos ignorantes; todos ellos perros mudos, no pueden ladrar; soñolientos, echados, aman el dormir” (Isaías 56:10) Por causa de la inminente venida del Señor: “Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la mañana; para que cuando venga de repente, no os halle durmiendo” (Marcos 13:35-36)
  • 30. Por causa de los demás que duermen: “Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan” (1Tesalonicenses 5:6-7) Porque dormir es símbolo de morir: “Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo” (Efesios 5:14) Porque declaradamente nuestra lucha es: “sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12) 3. Es el tiempo de desechar las obras de las tinieblas. Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo “No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz” (Efesios 5:7) “Pero ahora dejad también vosotros todas estas . cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca. No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos” (Colocenses3:8) “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante” (Hebreos 12:1) 4. Es tiempo de vestirnos de las armas de luz “Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo” (1 Tesalonicenses 5:8) “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” (2Corintios 10:4) El deseo de mi corazón, es que Dios nos de las fuerzas para continuar cada día con sabiduría, y consientes que vivimos días malos, pero que como hijos de Dios, seguir con denuedo predicando la Palabra que redime y transforma las vidas.
  • 31. Pablo describe cuando menos cinco características de la vida de sus lectores que vivieron antes cuando estaban lejos de Dios: 1. Era una vida de muerte espiritual: muertos en nuestros delitos y pecados. 2. La segunda característica de los pecadores es que caminan siguiendo la corriente de este mundo. 3. Estas personas anduvieron conforme al príncipe de la potestad del aire. Este mundo tiene un dios, el Diablo. “En los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios” (2 Corintios4:4) 4. Ellos, y Pablo aun, habían vivido en los deseos de la carne. Pablo se cuenta también entre los hijos de desobediencia antes de ser encontrado por Jesús. 5. Estas personas eran por naturaleza hijos de ira, Estaban comprometidos con el pecado, los controlaba una ley de pecado. En los versículos 4-10 Pablo define la nueva vida en Cristo y por lo menos define tres características de esta vida: 1. Es una vida iniciada por Dios. “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos) (Efesios 2:4-5) El, irrumpe en el estado pecaminoso del hombre arrepentido, para cambiar su situación de muerte a vida. Cuando Dios llega todo cambia, aun estando muertos, no hay impedimentos cuando la fe nace en el Corazón. La misericordia es la . disposición, y el amor, el móvil que hizo que Dios hiciera por nosotros lo que nadie puede hacer. 2. La nueva vida en Cristo es la vida de resurrección: “y juntamente con El nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús” (Efesios 2:6-7) Como cristianos, no solo participamos de su resurrección sino también de su exaltación. Mientras permanezcamos en Cristo aquí en la tierra, Dios nos ve sentados allá en los lugares celestiales. El cristiano ha sido elevado del más profundo infierno al mismísimo cielo, disfrutando la vida y ciudadanía celestial. “Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo” (Filipenses 3:20) 3. La nueva vida en Cristo es un regalo de gracia. “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:8-10) La gracia nos enseña que todo principia y termina con Dios. Así como el alfarero levanta el vaso que se le había echado a perder y hace otro como le place, nosotros en Cristo somos hechura suya. Es la vida de Dios en nosotros que nos hace más que vencedores, y podremos así mostrar al mundo que Cristo en nosotros es la esperanza de gloria. Dios los bendiga. “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados” (Efesios 2:1)
  • 32. En la última aparición colectiva de nuestro Redentor, Él dejo estas palabras contundentes e impactantes. Cabe destacar que apenas lo hubo dicho ascendió a los Cielos. Cristo había hablado acerca de un poder que caracterizaba al que portaba el Espíritu Santo consigo. Un hecho verdaderamente extraordinario y que representa una bienaventuranza para quien es redimido (Mateo 5:3-12) Ser portador del Espíritu Santo, es sin dudas la Señal más contundente de salvación. Sin embargo, habla de un poder que es inherente del ‘’lleno del espíritu’’ Veamos en realidad que significa la llenura del Espíritu Santo o el mover del Espíritu Santo He oído en varias congregaciones, y en varias predicas, hablar sobre un mover del Espíritu Santo, argumentándose en los milagros y sanidades ocurridos en esos lugares, estas personas catalogan el mover del Espíritu Santo a eso, apoyándose en las palabras de Jesús en Mateo 16:17 y 18 “Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán” De hecho estas señales son bíblicas según lo estipulado por Cristo. Quienes predican la sanidad, los milagros y las obras, hallan cumplida la promesa de Cristo al comenzar a obrar milagros por su nombre. Los sucesos en la comunidad apostólica dejada . por Cristo (la iglesia primitiva) y todo el libro de Hechos, relatan milagros realizados por los apóstoles en el nombre de Cristo. Sin embargo existe una notoria y visible contrapartida con los milagros y señales ocurridos hoy en día, los cuales no encajan para nada con los de los Hechos de los Apóstoles, ya que junto a cada mover del Espíritu Santo, el común denominador siempre ha sido: “La salvación”. Salvación que se ausenta, y casi es inexistente en las congregaciones de estos tiempos. Podemos ver que el mismo Cristo, jamás le asegura la salvación a nadie, por un supuesto mover milagroso de parte de Dios ”Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:22-23) Sin duda alguna, el seguir a los milagros, o al mover del Espíritu Santo, no es señal alguna de salvación para el hombre. Se ha enfocado mal las escrituras con respecto a este tema. Todo se resume en esta porción de las escrituras que se adapta en gran manera a nuestra realidad: “Y puestos en libertad, vinieron a los suyos y contaron todo lo que los principales sacerdotes y los ancianos les habían dicho. Y ellos, habiéndolo oído, alzaron unánimes la voz a Dios, y dijeron: “Soberano Señor, tú eres el Dios que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que en ellos hay; que por boca de David tu siervo dijiste: ¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas? Se reunieron los reyes de la tierra, Y los príncipes se juntaron en uno contra el Señor, y contra su Cristo. Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a “Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. ’’ (Hechos 1:8)
  • 33. quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, para hacer cuanto tu mano y tu consejo había antes determinado que sucediera. Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo denuedo hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y señales y prodigios mediante el nombre de tu santo Hijo Jesús. Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios’’ (Hechos 4:23-31) Es recien en el v 31, en donde se manifiesta un mover del Espiritu, adaptado a todas las realidades de la salvación. Los milagros y prodigios, no son señales seguras para estos tiempos. Sin embargo lo que caracteriza el mover del Espíritu Santo en una persona, es su irremediable vida de testimonio. Todo aquel que ha estudiado un poco sobre la iglesia primitiva, sabe que nuestros primeros hermanos de la fe, fueron brutalmente asesinados por defender, llenos del Espíritu, la causa de Cristo, cosa que muchos, hoy en día, no serian capaces de soportar, por que están muy ocupados haciendo y recibiendo milagros. Una vida llena del verdadero mover del Espíritu Santo, es aquella que se manifiesta en las luchas, en contra del pecado y las tentaciones. Claro ejemplo de esto, el ayuno de Cristo en el desierto: “Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto’’ (Lucas 4:1) En el desierto El fue tentado por el diablo dandonos catedra de defensa y denuedo del evangelio, sin torcer las escrituras y con uso de la verdad. Grandes ejemplos de verdadera manifestación del espíritu Santo tenemos en las mismas escrituras: “Y Zacarías su padre fue lleno del Espíritu Santo, y profetizó, diciendo: Bendito el Señor Dios de Israel, Que ha visitado y redimido a su pueblo, Y nos levantó un poderoso Salvador En la casa de David su siervo” (Lucas1:67-69) “Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: Gobernantes del pueblo, y ancianos de Israel” (Hechos 4:8) ”Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios” (Hechos 7:55) ”Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo” (Hechos 9:17) Cada manifestación de la llenura del Espíritu Santo, en contexto a las escrituras desembocan en una defensa del Evangelio Verdadero. Basto ejemplo el de Pablo con sus epístolas, o el de Esteban derribando todo argumento y exaltando el nombre de Cristo. Amados hermanos, cual es nuestra ‘’llenura del Espíritu Santo…?” Nuestra llenura se encuentra en ser hallados testigos de nuestro Mesías Salvador. Era a eso, a lo que verdaderamente se refería Jesús cuando decía ‘’Recibiréis poder y me seréis testigos’’ En otras palabras, lo que decía era que recibiríamos la gracia para serle testigos mientras soportamos las aflicciones. Es en esa instancia donde verdaderamente se manifiesta el mover del Espíritu Santo, en ser testigos de Cristo en todas las situaciones y tener la gracia de no negar su nombre. La iglesia primitiva estaba sometida a este régimen de constante persecución, y vaya que eran llenos del Espíritu Santo. Ellos defendían con denuedo el Evangelio, y aun soportaron todas las aflicciones que debían enfrentar por causa del nombre de Jesús. “Entonces os entregará a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mateo 24:9-13) En estas señales se encuentran la seguridad de la salvación: en haberse hallado digno de defender el evangelio aunque esto le haya costado la muerte. No que estas obras nos llevan a la salvación, sinoq ue por el contrario, la salvación es la que nos lleva a estas obras. Aquel que no haya sido salvo, jamás perseverara hasta el final. De manera que nuestra llenura del Espíritu Santo, debe de ser una vida guiada por el Espíritu, y sometidos a hacer la voluntad del Señor ‘’Aquel que hace la voluntad de mi Padre entrara al Reino de los cielos’’. Su voluntad, es que defendamos el evangelio y le seamos testigos. Nuestro sentir y nuestra oración deben ser las mismas que hicieron unánimes en Hechos 4:23-30. Viendo tanta apostasía, y que el Evangelio de Cristo, está siendo de continuo ultrajado y distorsionado, cual es nuestra llenura…? En qué posición estamos…?. Este es el mensaje que dejo a todos mis hermanos. Seamos verdaderamente llenos del Espíritu Santo! Manifestando la señal segura de salvación que es la vida redimida, la piedad y por sobre todas las cosas el denuedo para defender su palabra. Sea con testimonio o con predicación. Dios nos ha prometido poder para poder serle testigos y ser llenos del Espíritu, y El lo hará!. “Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado” (Isaías 58:1) Que el Señor les bendiga!
  • 34. "Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca" (Mateo 24:37-38) CRISTIANISMO SIN SANGRE Estamos por presenciar el acontecimiento más maravilloso e impactante de los últimos dos mil años: “El regreso de Jesucristo” Los cristianos de todos los tiempos han anhelado el retorno de nuestro amado Salvador. Han pasado casi veinte siglos desde que el Hijo de Dios se encarnó naciendo de una virgen, murió pagando nuestros pecados y resucitó para nuestra justificación. Nuestro Señor nos anunció que un día volverá a la tierra. Pero, además, nos describió detalladamente cómo serán los días previos a su regreso. Aquí algunas características de tales días: - Falsos profetas engañarán a muchos. - Habrá guerras. - Se padecerá hambre. - Terremotos azotarán la tierra. - Habrá desórdenes climáticos. - Se habrá multiplicado la maldad. Es evidente que muchos de estos signos se han cumplido ya. Jesús lo anunció comparando a nuestra generación con la de una época remota: “Cuando yo, el Hijo del hombre, venga otra vez, la gente estará viviendo como en la época de Noé” (Mateo 24:37) Analicemos este anuncio paso a paso. ¿Quién era Noé? Noé era hijo de Lamec, del linaje de Set. En Génesis 6:9 se nos informa que Noé era un varón justo y perfecto, es decir, un hombre recto, íntegro y sin tacha, que siempre vivió en comunión íntima con Dios, aun en medio de la corrupción moral de su generación. Este versículo remata con información concisa y contundente: “con Dios caminó Noé” (Genesis 6:9) Esta es la historia de la vida de Noé. Él era un hombre justo y honesto entre la gente de esa época, y vivía de acuerdo a la voluntad de Dios. Noé, de cuatrocientos ochenta años, fue avisado por Dios sobre Su inminente juicio a los habitantes de la tierra, para entonces llenos de violencia. Dios destruiría a los impíos de la faz de la tierra con un diluvio, pero antes daría ciento veinte años de gracia, tiempo durante el cual Noé debía construir un arca en la que se salvarían él y su familia. Durante todos estos años Noé se dedicó a predicar, aunque sin éxito pues no hubo arrepentimiento. Así, llegó el tiempo anunciado: Dios destruyó a toda la humanidad, excepto a Noé junto con sus tres hijos varones y las esposas de todos ellos. "Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo" (Heb 11:7) Dios ciertamente trae juicio, pero siempre ha advertido sobre ello para que el ser humano proceda al arrepentimiento y sea salvo de Su ira. Jesús hizo lo mismo: nos advirtió también, como en los días de Noé, que vendría el juicio definitivo de Dios sobre cada uno. La Biblia nos muestra el estilo de vida de los contemporáneos de Noé. Nos deja claro que practicaban deliberadamente el pecado, de tal modo que fueron degradándose, corrompiéndose y, con ello, alejándose cada día más de Dios.
  • 35. Su maldad llegó al colmo, por lo que el Señor decidió borrar aquella generación perversa. Eso mismo le sucederá a la última generación, entre la cual –todo indica- estamos viviendo. ¿Cómo eran los días de Noé? "Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón. Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra. Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante" (Genesis 4:1-5) ¿Qué observamos aquí? Por un lado tenemos a un creyente genuino en la persona de Abel y, por el otro, a un creyente falso en Caín. Vemos una profesión de fe genuina en Abel y una falsa en Caín, lo que nos muestra cómo, desde los albores de la humanidad, crecen juntos el trigo y la cizaña. Los dos hicieron ofrendas a Dios. Mucho tiempo después el escritor de Hebreos recoge la actitud con la que tales ofrendas fueron hechas. "Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín… (Hebreos 11:4) Si ambos, Caín y Abel, hicieron ofrendas a Dios, ¿por qué la de Abel fue mejor? ¿Por qué Dios rechazó la ofrenda de Caín? Por la fe... El término original traducido como Fe en Hebreos 11, es el griego pistis que significa total confianza en Dios para salvación. En su epístola, Santiago nos habla de una fe que no salva: “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan” (Santiago 2:19) La palabra expone, así, que hay creyentes con una fe que no salva, la cual es igual a la fe de los demonios. Es decir, creen en el sentido de que no son ateos: "Dicen que conocen a Dios, pero todo lo malo que hacen demuestra que no lo conocen. Son muy malos, se niegan a obedecer y no son capaces de hacer nada bueno" (Tito 1:16) Para entender la diferencia entre el sacrificio acepto y el rechazado, recordemos a Adán y a Eva después de haber pecado: se vieron urgidos a tapar su desnudez con hojas de higuera. Esto indica que Adán usó sus propios métodos y recursos para que Dios lo aceptara. Junto con su mujer, Adán inventó su propia forma de acercarse a Dios. El Señor por su parte rechazó su pecado y los vistió con pieles de animales, es decir, tuvo que sacrificar víctimas inocentes y derramar sangre para cubrirlos. Así aplicó su justicia y rechazó la justificación humana. La sangre de esos animales inocentes señalaban a Cristo, el Cordero de Dios, cuya sangre sin contaminación de pecado limpiaría los nuestros con el único requisito de que el ser humano creyera en el sacrificio de Cristo. Queda claro que, desde el principio, Dios nos enseñó que había que derramar sangre inocente a causa de nuestros pecados, con tal de limpiarnos. "Después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros será derramada" (Lucas 22:20) La ofrenda de Abel: esto es “lo mejor del ganado”, habla de su convicción de pecado. Este varón sabía, seguramente por boca de su padre Adán, que la única manera de acercarse a Dios era derramando sangre. Abel, convencido de su propia maldad, se humilló ante Dios y demostró una genuina fe en Él, cuando le rindió ofrenda. Dios lo aceptó. Caín, por su parte, no tenía convicción de pecado, nunca reconoció su condición delante de Dios ni se humilló. Así, hizo a un lado la única oportunidad de ser aceptado por Dios, esto es, derramando sangre. Así, Caín nunca fue limpiado por la sangre aunque decía creer en Dios. Por lo contrario, este hombre inventó su propio método para acercarse a Dios, cambiando la ofrenda de sangre por un plato de frutos de la tierra. Dios lo desechó. Esto retrata la condición de los primeros días de la humanidad. Son los días de Noé. Mas... cómo son los días en nuestra generación? Nuestros días: iguales a los de Noé (el que oiga, entienda). Hoy por hoy, miles de personas dicen creer en Dios, van a la iglesia, pero no han lavado sus pecados en la Sangre de Cristo. Viven, pues, un cristianismo sin sangre: fueron “atraídos” a Cristo sin arrepentimiento, creyeron que si “aceptaban a Cristo” se resolverían todos sus problemas, su negocio prosperaría y su matrimonio se salvaría. Vinieron tras él por las ofertas, mas nunca fueron lavados por Su sangre. A éstos nunca les dijeron que es necesario arrepentirse y nacer de nuevo. Tampoco les informaron que sin santidad nadie verá al Señor. Les fue presentado un cristianismo sin Cristo, una salvación sin arrepentimiento y una regeneración sin la sangre preciosa del Señor. Y qué pena, porque muchos que están en tal condición creen que son cristianos, mas no han experimentado la verdadera vida nueva en Cristo. ¿Puede alguien ser cristiano sin arrepentirse realmente de sus pecados y sin ser lavado con la Sangre del Cordero de Dios? La respuesta es un rotundo no. Éstos siguen a otro Jesús. A ese Jesus que retrata la pantalla de Hollywood, el Jesús que “está chido”, que es “Buena onda”, el de la súper gracia. Viven, así, un cristianismo “cool”, una mera moda en la que hasta el diablo podría hacerse llamar cristiano.
  • 36. Su maldad llegó al colmo, por lo que el Señor decidió borrar aquella generación perversa. Eso mismo le sucederá a la última generación, entre la cual –todo indica- estamos viviendo. ¿Cómo eran los días de Noé? "Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón. Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra. Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante" (Genesis 4:1-5) ¿Qué observamos aquí? Por un lado tenemos a un creyente genuino en la persona de Abel y, por el otro, a un creyente falso en Caín. Vemos una profesión de fe genuina en Abel y una falsa en Caín, lo que nos muestra cómo, desde los albores de la humanidad, crecen juntos el trigo y la cizaña. Los dos hicieron ofrendas a Dios. Mucho tiempo después el escritor de Hebreos recoge la actitud con la que tales ofrendas fueron hechas. "Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín… (Hebreos 11:4) Si ambos, Caín y Abel, hicieron ofrendas a Dios, ¿por qué la de Abel fue mejor? ¿Por qué Dios rechazó la ofrenda de Caín? Por la fe... El término original traducido como Fe en Hebreos 11, es el griego pistis que significa total confianza en Dios para salvación. En su epístola, Santiago nos habla de una fe que no salva: “Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan” (Santiago 2:19) La palabra expone, así, que hay creyentes con una fe que no salva, la cual es igual a la fe de los demonios. Es decir, creen en el sentido de que no son ateos: "Dicen que conocen a Dios, pero todo lo malo que hacen demuestra que no lo conocen. Son muy malos, se niegan a obedecer y no son capaces de hacer nada bueno" (Tito 1:16) Para entender la diferencia entre el sacrificio acepto y el rechazado, recordemos a Adán y a Eva después de haber pecado: se vieron urgidos a tapar su desnudez con hojas de higuera. Esto indica que Adán usó sus propios métodos y recursos para que Dios lo aceptara. Junto con su mujer, Adán inventó su propia forma de acercarse a Dios. El Señor por su parte rechazó su pecado y los vistió con pieles de animales, es decir, tuvo que sacrificar víctimas inocentes y derramar sangre para cubrirlos. Así aplicó su justicia y rechazó la justificación humana. La sangre de esos animales inocentes señalaban a Cristo, el Cordero de Dios, Qué pena: han seguido a Cristo porque se los han presentado rodeado de motocicletas, patinetas y autos de colección, en medio de actos circenses, emocionantes conciertos y brevísimos mensajes de un evangelio diluido que no causa el menor dolor por el pecado y que por su comodidad todo el mundo acepta. ¿Y el Evangelio de la Cruz...? Hoy se ha vuelto el evangelio del crucero (¿o cruz cero?) por el Caribe, animado por predicadores convertidos en humoristas y motivadores, amenizado por cantantes que endulzan el oído susurrando que Dios nos ama, pero incapaces de llamar al arrepentimiento. Es éste un cristianismo sin sangre. Engañadas, estas personas componen las multitudes que llenan iglesias y estadios para participar en el nuevo show del milagrero de moda, en gira por las naciones. ¡Avivamiento!, gritan a los cuatro vientos, pero no están lavados con la sangre del Cordero de Dios. Le cantan al Señor cuando ni siquiera han nacido de nuevo. Cristianismo sin sangre. Los últimos datos indican que en el mundo hay 6 mil 700 millones de personas, de las cuales un 20%, esto es 1340 millones, no creen en Dios; y un 80%, esto es 5 mil 360 millones, creen en Dios. Estos últimos están repartidos en muchas religiones, de las cuales hay tres sobresalientes: el cristianismo, el islamismo y el hinduismo. Unos 2 mil millones de seres humanos declaran ser cristianos. Mas ¿cuántos están realmente lavados con la sangre de Cristo, cuántos han nacido de nuevo? En el México de 2009 vivimos alrededor de 110 millones de personas, de las cuales se calcula que 94 millones son católicos. Entre el 12 y el 15% declaran ser cristianos no católicos, esto es, unos 16 millones. En este último grupo se incluyen los mormones, los seguidores de La Luz del Mundo y los cristianos evangélicos entre otros. Nuestro estado, Jalisco, tiene 7 millones de habitantes, de los cuales apenas el 1% profesa ser evangélico, esto es, unas 70 mil personas. De este grupo, ya en sí muy pequeño, ¿cuántos serán realmente lavados por la Sangre de Cristo? Es probable que muy pocos. Nuestro país vive periódicamente actos multitudinarios de fe. La visita al santuario de la Virgen de Guadalupe registra 5 millones de peregrinos, mientras la peregrinación al santuario de la Virgen de Zapopan se compone de unos dos mil romeros. Son muchas personas, mas ¿será esta manifestación masiva un signo de avivamiento...? Claramente, no: también es parte de un cristianismo sin sangre y sin Cristo, tal como el que se vivía en los días de Noé. ¿Cómo obró finalmente Caín? Creo que está claro: Caín obró como lo que siempre fue: un no nacido de Dios. ¡Y sin embargo .
  • 37. él creía y ofrendaba a Dios! "Entonces el Señor le dijo: “¿Por qué te enojas y pones tan mala cara? Si hicieras lo bueno, podrías levantar la cara; pero como no lo haces, el pecado está esperando el momento de dominarte. Sin embargo, tú puedes dominarlo a él." (Genesis 4:6-8) Aquí hay que apuntar que la única manera de dominar al pecado es mediante el arrepentimiento y la conversión a Cristo. "Un día, Caín invitó a su hermano Abel a dar un paseo,y cuando los dos estaban ya en el campo, Caín atacó a su hermano Abel y lo mató" (Genesis 4:8) ¡Caín, el primer homicida en la historia es, apenas, el tercer ser humano que pisó la faz de la tierra! Éste era, evidentemente, hijo de la naturaleza caída de Adán, mas de ninguna manera era un hijo de Dios. Así que Caín sólo dio los frutos de su naturaleza, la de uno que no ha nacido de nuevo, aún cuando se manifestara creyente al ofrecerle algo a Dios. Queda claro desde el principio: nadie puede dar un fruto ajeno a su naturaleza. "Jesús respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado" (Juan 8:34) "Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno" (2 Pedro 2:22) "Viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios" (Juan 16:2) "Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis" (Juan 8:44-45) Defendamos la pureza del Evangelio y cuidémonos de los falsos cristianos. Atendamos lo que Dios le inspiró a Judas a escribir en su epístola: "Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado ¨encubiertamente¨, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en ¨libertinaje la gracia de nuestro Dios¨, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo" (Judas 1:3-4) "¡Ay de ellos! porque han seguido el ¨camino de Caín¨, y se lanzaron por¨ lucro¨ en el error de Balaam, y perecieron en la ¨contradicción¨(rebeldía) de Coré. Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos; nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos; árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados; fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas" (Judas 1:11-13) "Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu" (Judas 1:17-19)
  • 38. Leámoslo ahora de la muy recomendable y esclarecedora versión Palabra de Dios para Todos: "De verdad he querido escribirles acerca de la salvación que compartimos. Pero ahora siento la necesidad de escribirles sobre otro asunto: les ruego que sigan luchando por la fe que Dios una vez le dio a su pueblo santo. Pues hay unos que se han metido secretamente entre ustedes; de ellos ya se ha dicho en las Escrituras que van a ser condenados. Están en contra de Dios, toman el generoso amor de Dios como excusa para justificar su conducta inmoral y niegan a Jesucristo, nuestro único Dueño y Señor" (Judas 1:3-4) "¡Pobres de ellos! Se fueron por el mismo camino de Caín. Por conseguir dinero se van por el camino equivocado como Balaam y hablan contra la autoridad y son destruidos como le pasó a Coré. Esa gente es un peligro para ustedes en sus reuniones fraternales. Sólo vienen a comer y a divertirse sin tener ningún respeto a Dios. Son como nubes sin agua que arrastra el viento y como árboles que ya deberían dar fruto pero no lo dan. Porque están completamente muertos, así que serán arrancados de raíz. Son como fuertes olas del mar que producen mucha espuma. Ellos cometen acciones vergonzosas como las olas producen espuma. Son como planetas que vagan en el cielo, en la más negra oscuridad" (Judas 1:11-13) "Pero ustedes, queridos hermanos, recuerden las palabras que antes dijeron los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo. Ellos continuamente les decían: “En los últimos tiempos, habrá algunos que se burlarán de Dios y vivirán conforme a sus malos deseos”. Esos son los que causan división, viven de acuerdo a los instintos naturales y no tienen el Espíritu" (Judas 1:17-19) Es un hecho: hoy por hoy, muchos pastores están desconcertados porque encuentran que sus iglesias están llenas de adulterio, fornicaciones, fraudes, pleitos, rebeldía y un largo etcétera relacionado con frutos de maldad. Aquí surge una pregunta fundamental para los pastores: Estan pastoreando ovejas o cabritos...? Sus congregantes están lavados por la Sangre de Cristo...? Son como Abel, o son como Caín...? Y más aún, vamos a la raíz de este asunto, a lo que hace la diferencia: El evangelio que predicas está empapado en la Sangre de Cristo...? Llamas al arrepentimiento, o atraes a la gente al entretenimiento...? Predicas un cristianismo sin sangre...? O, peor aún, ¿vives un cristianismo sin sangre...?
  • 39. Paradoja significa: Aserción inverosímil o absurda, que se presenta con apariencias de verdadera. ¡Aunque no lo crean! 1º PARADOJA: Los predicadores hablan de la suficiencia de las Escrituras (2 Timoteo 3:16-17) sin embargo hoy los mensajes en los púlpitos están llenos de sicología, metafísica, misticismo y de pensamientos de filósofos como Aristóteles, Platón, Sócrates, Descartes, de espíritas como Paulo Coello, y de consejos de celebridades del mundo, porque a la gente así les gusta ¡Aunque usted no lo crea! 2º PARADOJA: Las iglesias andan en la búsqueda de un gran avivamiento espiritual, y lo relacionan con multitudes de personas llenando iglesias, grandes estadios y coliseos alabando a Dios; cuando la Biblia nunca relaciona “avivamiento” con grandes cantidades de gente incrédula; sino con el arrepentimiento y una vuelta genuina de corazón de los hijos de Dios a la obediencia de Su Palabra. Ocurrió en tiempos del rey Josías, de Esdras, de Lutero y Wesley, como en los avivamientos de mitad siglo 19 con Spurgeon y de comienzos del siglo 20 con Evan Roberts. Hay avivamiento cuando cada pastor se vuelve a Dios para enseñar la sana doctrina. “Cuando yo cierre los cielos para que no llueva, o le ordene a la langosta que devore la tierra, o envíe pestes sobre mi pueblo, si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.” (2 Cronicas 7:13-14) Un avivamiento, ocurre cuando Dios envía sus juicios sobre su pueblo (iglesia) para que se arrepientan de sus pecados y se vuelvan a Él para obedecer Su Palabra ¡Aunque usted no lo crea! 3º PARADOJA: Miles de líderes cristianos andan buscando la “unción”, para atraer las multitudes a sus iglesias; para hacer milagros y sanidades; para generar riquezas; para atraer a los empresarios, a los políticos y a gente de éxito y más. Ellos quieren “unción” para crecer y prosperar sin límites. Sin embargo la Biblia no dice en ninguna parte que busquemos ninguna “unción” porque ya la tenemos: “En cuanto a ustedes, la unción que recibieron de El permanece en ustedes, y no tienen necesidad de que nadie les enseñe.” (1 Juan. 2:27) Pero ellos no están interesados en la “unción” de Cristo: “Vosotros tenéis la unción del Santo y conocéis todas las cosas.” (1 Juan 2:20) Lo que desean en realidad, es la “unción” de Benny Hinn, de Ricardo Rodríguez, de Guillermo Maldonado, de Cash Luna y algún otro grande, y viajan cada año a sus congresos de “avivamiento” pagando lo que sea para obtener esa “unción”, como Simón el mago (Hechos 8:18-20) ¡Aunque usted no lo crea! 4º PARADOJA: Jesús ordenó: “Sanen también a los enfermos. Devuélvanles la vida a los muertos. Sanen a los leprosos, y libren de los demonios a la gente. ¡No cobren nada por hacerlo, pues el poder que Dios les ha dado a ustedes tampoco les costó nada!” (Mateo 10:8) Sin embargo los creyentes hoy pagan con gusto . "El buey conoce a su amo, y el burro, el lugar donde lo alimentan, pero Israel no me conoce. Mi pueblo no tiene entendimiento." (Isaías 1:3)
  • 40. ¡Aunque usted no lo crea! 7º PARADOJA: Jesús prometió: "¡Estén alerta porque vengo pronto! Traeré conmigo la recompensa que cada cual merece por lo que ha hecho.” (Apocalipsis 22:12) Pero los líderes del Movimiento Apostólico, y los del Reino Ahora, dicen que el Señor Jesús no vendrá hasta que la iglesia haya conquistado, para Él, todas las naciones de la tierra. “Pero si aquel siervo malvado dice en su corazón: "Mi señor tarda" (Mateo 24:48) ¡Aunque usted no lo crea! ULTIMA PARADOJA: A pesar de haber escuchado la verdad una y otra vez en tantas ocasiones, miles de simpatizantes cristianos han aceptado gustosamente ser engañados porque decidieron que es más agradable vivir en la mentira que obedecer la palabra de Dios: "Porque este es un pueblo rebelde que se niega a obedecer. Son hijos mentirosos, hijos que no quieren obedecer la enseñanza del Señor. Ellos les dicen a los videntes*: No tengan visiones, y a los profetas: NO NOS PROFETICEN LA VERDAD. DÍGANOS MENTIRAS, PROFETICEN FALSEDADES. Quítense de en medio, dejen el camino libre. No nos pongan más frente al Santo Dios de Israel." (Isaías 30:9-11) ¡AUNQUE USTED NO LO CREA! por todo eso, hasta por escuchar la Palabra en los congresos de avivamiento ¡Aunque usted no lo crea! 5º PARADOJA: La Biblia dice que la presencia de Dios está en todo lugar: “Tu Espíritu me acompaña a todas partes; no puedo escapar de tu presencia. Si subiera al cielo, allí estarías; si bajara a las profundidades de la tierra, allí estarías. Si fuera al oriente donde nace el sol, allí estarías, o al occidente, al fin de los mares, allí estarías.” (Salmos 139:7-9) Pero hoy miles de pastores y líderes evangélicos viajan miles de kilómetros para buscar la presencia de Dios que se encuentra en Bogotá, la capital del avivamiento; o van a traer el poder del Espíritu a Miami, Orlando o Guatemala. Porque Dios no está en todas partes ¡Aunque usted no lo crea! 6º PARADOJA: La Biblia dice: “Porque Dios le dijo a Moisés: Yo tendré compasión de quien yo quiera tenerla. Así que la elección de Dios no depende de que alguien quiera ser elegido, o se esfuerce por serlo. Más bien, depende de que Dios le tenga compasión.” (Romanos 9:15-16) Pero los predicadores dicen: “¿Quién quiere recibir a Cristo como su Salvador…? Toma la decisión de ser hijo de Dios” Muchos se hicieron cristianos, por decisión propia.
  • 41. “Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría y que obtiene la inteligencia” (Proverbios 3:13) Todo cristiano cabal y sabio desea proyectarse ante el público como enteramente racional, bien informado, conocedor de todo tema relacionado con su fe, disciplinado, e intelectual por sus conocimientos espirituales pero, a la vez, humilde y respetuoso, presentando “defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que le demande razón de la esperanza que hay en El” (1 Pedro 3:15) Santiago, tras decir estas primeras palabras de afirmación pregunta: ¿Quien es sabio y entendido entre vosotros…? Seguramente, en aquellos días, habría muchas personas en la congregación que se pensaron así mismos como sabios y entendidos, pero que a la luz de la palabra, sus vidas no eran para nada de bendición. Extrañamente, hay “cristianos” que, al parecer, desprecian el conocimiento de la “sana enseñanza” de la Biblia. En su búsqueda de salvación eterna, no se dedican a recoger el oro, y las perlas del depósito de verdades divinas para enriquecer su conocimiento, entendimiento y sabiduría espiritual, sino que permanecen, o se meten en cuevas oscuras de ignorancia espiritual, donde “no todo lo que brilla es oro”. Recordemos que Santiago está confrontado a los hermanos con una fe genuina. Los problemas de la congregación de Santiago vienen por inmadurez espiritual, o en algunos casos por una falsa profesión de fe. Se podría decir que la idea de Santiago es: que si verdaderamente han creído. Si tienen una fe genuina, deben madurar, (el proceso de santificación ha comenzado y debe continuar) y para eso necesitamos sabiduría. Haciendo un repaso rápido veamos esta idea central.  El creyente genuino madura en las pruebas y tentaciones.  El creyente genuino madura en la solución de conflictos.  El creyente genuino madura en el uso de la lengua. PERO AHORA EL PUNTO CRÍTICO ES…  El creyente genuino necesita sabiduría espiritual para madurar. La sabiduría espiritual, es una clase de sabiduría que no se basa en intelectualismo, sino en aplicar el conocimiento. Esa habilidad de saber qué hacer con lo que sabemos, de aplicar lo que aprendemos a la vida, de manera práctica, que traiga bendición personal y que nos haga instrumentos de bendición. Santiago reconoce que hay dos clases de sabiduría diferentes, la sabiduría espiritual y la sabiduría del mundo, por lo cual pasemos a ver en qué se diferencian una de otra. PROCEDENCIA DIFERENTE. Una viene de lo alto. Proviene de Dios, es celestial, divina, y espiritual, ya que toda buena dadiva, y todo don perfecto desciende de lo alto (Santiago 1:17) La sabiduría divina, o de lo alto, es la capacidad de "saber ordenar toda la vida de acuerdo con la voluntad de Dios". Eso quiere decir que la sabiduría divina produce en nosotros un estilo de vida, que .
  • 42. es la vida cristiana misma. Esta sabiduría está al acceso de todos. Ya Santiago había invitado a sus lectores, al inicio de su carta, a que lo pidan libremente, dándoles la garantía de que lo recibirán. La otra sabiduría, es terrenal, animal y diabólica. Este tipo de sabiduría es la que mueve y organiza la vida en el mundo. Es el conocimiento humano no redimido por Dios, por lo tanto falible y dañino para las relaciones interpersonales. Los creyentes debemos de estar atentos porque a veces, este tipo de sabiduría, puede posicionarse, victoriosa, en la iglesia. A. Es terrenal pues no viene de Dios, sino de este mundo, de la filosofía, de las ciencias. Este tipo de sabiduría confunde inteligencia con sabiduría, es limitada en tanto que es terrenal. Los grandes sabios de este mundo han sido Marx (La religión es el opio del pueblo), Freud (Dios es una ilusión), Feuerbach (la fe limita y embrutece al hombre), Diderot (la fe es un principio fantasioso), Nietzche (Dios ha muerto…), etc. Su sabiduría ha pasado por la historia sin mayor éxito, ya que quienes creyeron en su pensamiento hoy se esconden porque lo que antes defendían ardorosamente. Hoy en día suena sin sentido y pasado de moda. B. Es animal dado que no es espiritual sino "natural". “El hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura; y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente’ (1 Corintios 2:14). El hombre natural no puede entender la sabiduría divina por sus propios medios. Necesita nacer de nuevo y la guía del Espíritu Santo. C. Es diabólica ya que si es terrenal y humana, y si éste mundo y el hombre -en su estado caído-, están bajo el reinado de Satanás, entonces ésta sabiduría sólo puede ser diabólica DIFERENTES EN SUS MANIFESTACIONES. La sabiduría terrenal. A. Celos amargos (envidias que amargan el corazón). La sabiduría humana acompañada del orgullo, deja siempre un sabor amargo en el corazón de los demás. Joel Gregory comenta en este punto: “La frase hace referencia a un fanatismo profano que se niega a reconciliarse. No hay oportunidad para nada que sea abierto, conciliatorio, o redentor”. B. Rivalidad. Lo anterior desemboca en rivalidad facciosa, en espíritu partidista. Facciones, divisiones, partidismos, eso es lo que promueve la sabiduría que no viene de Dios. Una iglesia estará más unida si utiliza la sabiduría divina. C. Jactancia. Uno de los bandos declara su superioridad al sentirse vencedor. Esto sólo alimenta su orgullo. La palabra de Dios declara . que la jactancia no es buena (1 Corintios 5:6). D. Mentira. La sabiduría terrenal muchas veces hace uso de la mentira para poder obtener el “éxito”. E. Perturbación. Una vida así no puede tener tranquilidad, está constantemente perturbada por la vida superficial, vacía y falsa que vive. El caos y la confusión la envuelven y no la dejan en libertad. F. Obra perversa. Lo malo siempre engendra lo malo. La sabiduría humana no siempre ayuda a los propósitos de Dios, a veces se opone a Dios y conduce al ser humano a acciones pecaminosas. La sabiduría que viene de Dios. A. Es práctica. Al igual que la doctrina cristiana, la cual habla del carácter teórico-práctico del pensamiento cristiano (la fe se cree y se vive]), la sabiduría no es un simple ejercicio mental, puesto que la sabiduría, que llega a nosotros mediante el oír la palabra, se hace carne y se evidencia por nuestra obras, mediante la buena conducta, portándose con humildad. B. Es pura. Porque, es sin mezcla, libre de cualquier cosa falsa o corrupta. No hay en ella intenciones ocultas. En todo momento puede mostrarse a la luz del día. Lo puro refiere también a lo santo, por eso la intención de Santiago de colocarlo en primer lugar. Si Dios es santo, su sabiduría también lo es. En cuanto a nosotros, el autor de hebreos sostiene que debemos seguir la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. C. Es pacífica. La sabiduría divina se evidencia en el compromiso sólido con promoción de la paz, puesto que ésta trae el Shalom de Dios, trabajaba para que le alcance a todos y vive en medio de ella. D. Es amable. La amabilidad es una marca de todos los cristianos (Filipenses 4:5) y de Cristo mismo (2 Corintios 10:1). La sabiduría de lo alto le enseña al creyente a ser amable con sus semejantes (amar a los demás en tanto que en ellos habita la imagen de Dios).
  • 43. E. Es benigna. Aquí se traduce como docilidad. La persona que lo posee, es de buen tino, fácil de persuadir, no obstinada ni arrogante, que muestra buena disposición para hacer las cosas, que es generosa, dócil y humilde de corazón, benigna. F. Llena de misericordia. Anteriormente, Santiago ya nos había hablado del valor y de la superioridad de la misericordia sobre el juicio. La misericordia, es una característica de una persona que es deseosa de perdonar, de pasar por alto los errores de los otros, pequeños o grandes, que es deseosa de dar perdón a quien se equivoca, que desea llevar a cabo con los otros todo acto de amabilidad. DIFERENTES EN SUS RESULTADOS. La sabiduría terrenal produce Perturbación, Trastorno, inestabilidad, volubilidad, confusión, insurrección, desorden, Toda obra perversa. (Proverbios 6:16-19) La sabiduría divina produce: Justicia, rectitud, Paz, armonía (Proverbios 3:13) A. Una vida llena de buenos frutos. Una vez más Santiago vuelve a insistirnos en el valor que él le confiere a las buenas obras, como un indicativo de la verdadera fe que justifica. La sabiduría divina se valida por los frutos. Jesús alguna vez dijo: "Pero la sabiduría de Dios se demuestra por sus resultados" (Mateo 11:19). B. Una vida sin incertidumbre. Es decir sin imparcialidades, sin discriminación de personas, que aplica justicia, porque reparte a cada uno lo que le corresponde y que no se mueve por temor a los hombres. C. Una vida sin hipocresía. Este tema también ya ha sido abordado por Santiago cuando se refirió al doble uso de la lengua (uno positivo y negativo). Quien vive de acuerdo a la sabiduría divina, puede amar sin fingimiento a los demás. La sabiduría divina hace que nos mostremos como somos, no se solapa en máscaras. D. Una vida en paz, que cosechará justicia. La sabiduría divina nos introduce en una vida de paz y de armonía con nuestro creador y con nosotros mismos, al sabernos amados y herederos de la vida eterna (la justicia de Cristo imputada a nuestra cuenta). La verdadera sabiduría es la sabiduría de la paz, no la de la violencia. El compromiso cristiano es construir y cuidar de la paz aun en tiempos de paz. La justicia sólo puede florecer en un ambiente de paz espiritual (MacArthur). Estimados hermanos, después de conocer, por la palabra de Dios, de la existencia de dos tipos de sabidurías que producen dos tipos de vivir totalmente diferentes, estimulémonos a considerar la sabiduría divina como nuestra norma de vida. No olvidemos que la sabiduría de Dios se expresa en lo práctico y que puede proveernos ‘una vida llena de buenos frutos’. Por el contrario la sabiduría terrenal sólo proveen ‘envidias que amargan el corazón’, rivalidades, orgullo, mentira, confusión y toda obra perversa. Que Dios nos ayude en la vida cristiana y que nuestra decisión sea vivir según su sabiduría. COMO OBTENER ESTE TIPO DE SABIDURÍA…? Llenándonos continuamente de la palabra de Dios, para de esta manera obtener la llenura del Espíritu Santo y el discernimiento bíblico. Recuerde que la sabiduría consta de dos lados: conocimiento y aplicación. Necesitamos conocer la escritura y aplicarla hábilmente en el poder del Espíritu Santo, orando continua y simultáneamente.
  • 44. Dios bendiga a la iglesia de Cristo en todo rincón y lugar que estemos. Quiero, mis amados en la fe, compartir con ustedes, y colocar en su consideración una inquietud. Más que una inquietud, es un gran peso que hay en mi corazón. Realmente, y quiero compartir esto desde el fondo de mi corazón, que el ser un hijo de Dios, y el ser un ministro, no es un juego. Esto es algo tan serio y de tanta responsabilidad, que debe de ser nuestra diaria oración, el pedir al Señor sabiduría de lo alto y mucho amor en nuestros corazones, para poder seguir adelante en este llamado que Dios ha hecho a nuestras vidas. Hago esta aclaración, porque todo lo anterior, implica que en el corazón del hijo de Dios, y del ministro, debe haber ese sentido de lealtad, de confianza, de certeza, de esperanza, de fe, totalmente respaldada en Dios, en Cristo, y en su Santo Espíritu. Una fe genuina, y producto de una relación intima, con aquel que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable. Leer el pasaje de Isaías 29:13, confrontó poderosamente mi relación con Cristo.  Cuál es el Cristo que sigo…?  Creo realmente en Jesús…?  Confió realmente en las promesas de Dios? Creo, y estoy totalmente convencido de ello, que es necesario que todo hijo de Dios, y todo ministro, haga una auto-evaluación diaria, de cómo estamos caminando con Cristo verdaderamente. No estoy señalando a nadie en particular, pues de hecho, soy el primero en admitir que esta palabra me confrontó en lo más profundo de mi alma, pero doy gloria a Dios, pues si El me habló a mí, es porque me ama. "Dice pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado” (Isaías 29:13) Pero esta palabra, es una palabra que no podemos desestimar, sin importa el tamaño de la grey que pastoreemos. No importa si pastoreas 10 o 20 0 500, o miles, pero lo que si importa, es el hecho de que no podemos darnos el lujo de caminar sin tener la certeza de que caminamos de la mano de Jesús, y no solo guiados por nuestros propios pensamientos y deducciones. He titulado este mensaje " la fe del avestruz", precisamente porque el avestruz tiene un accionar que lo caracteriza… El avestruz cuando se siente intimidado o agredido, dobla su cuello y esconde su cabeza bajo su ala, asumiendo que allí está seguro (aunque su cuerpo siga descubierto) Así mismo, amada iglesia de Cristo, el Señor nos recuerda a todos, que nuestra vida de relación con El, debe ser una vida en la cual, la totalidad de las áreas de nuestra alma sean escondidas en Cristo, para que de esta forma, podamos expresar, con absoluta certeza y convicción, aquellas mismas palabras dichas por el apóstol Pablo:"ya no vivo yo, sino vive Cristo en mi” Mira mí amada hermana o hermano que lees este mensaje, quiero decirte algo que es real: la iglesia debe despertar… Es triste ver cómo a pesar de las exhortaciones que el mismo Dios hace a diario a nuestras vidas (hebreos 12:6), aun así persistimos en seguir con la cabeza escondida bajo el ala, asumiendo que viviendo "religión" y no "relación" nos hace estar bien con Dios, o asumiendo que el ser "santos" dentro de las cuatro paredes del templo, es suficiente para estar en comunión con El, aún cuando en el hogar se sea un diablo. Hay que despertar!!!
  • 45. Es triste, pero es algo que debemos de aceptar. Mensajes ofensivos, palabras grotescas, burlas, y un montón de cosas similares, solo porque un hermano se atrevió a citar verdades bíblicas…? Jesús lo profetizó, el dijo que seriamos perseguidos, dijo que seriamos expuestos como mercadería. Pero es muy triste ver, que son nuestros propios "hermanos" y "hermanas" los que se levanten a tratar de dañar nuestras vidas, por el simple hecho de atrevernos a predicar la Biblia tal y como está escrita. “Sin manipular la palabra de Dios” Entendemos todo esto. Incluso nada puede borrar de nuestros corazones de hijos de Dios, o de ministros, el amor del Señor expresándose en perdón y paz, en comprensión por aquellas almas que están aún equivocadas viviendo la fe del avestruz. Pero es realmente doloroso verlo. Vivir en la fe del avestruz, es vivir en oscuridad, es vivir una vida "cristiana" llena de temores, de angustias, de dudas. Una vida "cristiana" pobre y engañosa, una vida cristiana en la cual se es pasto de las corrientes de satanas introducidas en medio de la amada iglesia de Cristo. En este día, yo te hago, y me hago también a mí, un llamado a sacar la cabeza de debajo del ala. Te hago un llamado a despertar, a entender y a reconocer que solo estamos dando espacio al enemigo, para que de esta manera, el siga enredando almas cada día. No podemos tapar el sol con un dedo. Ministros investigados por lavado de activos, ministros encarcelados por enriquecimiento ilícito, otros que son señalados por homosexuales, o por adúlteros. Es totalmente necesario que comencemos admitir nuestros pecados, ya que solo cuando saquemos la cabeza de debajo del ala, podremos tener la visión lo suficientemente clara para entender que nuestra mirada en Cristo, y que nuestro caminar con El, representa la verdadera libertad y victoria. Jesús, en san Mateo 15: 5-8 ratifica y afirma lo profetizado por Isaías, y recuerda que los mandamientos de hombre no respaldados por las escrituras, no agradan a Dios. Conozco doctrinas donde el hermano/a que se va a bautizar, es presentado delante de la congregación, para que en ese momento, se le hagan preguntas, y de esa manera, poder "saber" si dicho hermano/a, está apto para ser bautizado. Yo pregunto: adonde queda la fe…? Donde queda el amor y el discernimiento…? Existen doctrinas donde se le da órdenes al Espíritu Santo... ¿Cómo…? Si leyó bien: “Donde se le da órdenes al Espíritu Santo” En 1 de corintios 14:26-30, la biblia establece el orden de Dios, cuando hay una manifestación especial del Espíritu Santo, como lo es por ejemplo el don de lenguas, por lo cual, el pretender que un pueblo o una congregación entera, a una orden del predicador de turno, hablen lenguas, es algo no-bíblico, pero aun así, muchos lo practican. El pretender pasar por encima de lo escrito por Dios, es creer que podemos ser mayores que El. Es “la fe del avestruz” Iglesia, Dios está llamándonos a despertar. Dios está sacudiendo los cimientos de las religiones a nivel mundial. Todos estos movimientos influenciados por satanas, y que han sido introducidos al seno de mismo de la iglesia, debemos de denunciarlos y sacarlos a la luz. No tenga temor, el Espíritu está levantando una generación de valientes, de hombres y mujeres con revelación y autoridad, para decir al pecado dentro de la iglesia: “sal fuera en el nombre de Jesús” Usted, mi amada y amado que lee este mensaje, sus hijos, y su familia, forman parte de este gran llamado. Escúchelo, pero también… Obedézcalo!!!!!!!!!!! No estoy incitando a rebeldía (como un supuesto "apóstol" me escribió) estoy citando una palabra poderosa de parte de Dios. Pues si el mismo Dios dijo "este pueblo de labios me honra, pero su corazón está lejos de mi"; es porque ese mismo Dios de amor, quiere que usted y yo despertemos y nos acerquemos confiadamente a Él, para vivir realmente, la experiencia gloriosa de su Espíritu guiándonos, y vivir la maravillosa experiencia de sentir correr en nuestro interior, el fluir de Dios. Y todo esto, aunque no tengas en tu casa: carros, becas, lujos (añadiduras, que Dios también te puede y quiere dar, pero que ninguna manera te pueden afanar). Creer, que porque el domingo fue al templo y cantó (que bueno) y danzó (que bien), o porque llevó el mejor vestido (muchos creen que hay que demostrar que Dios si los bendice) o creer que por hacer estos ritos lo hace estar cerca de Dios, es, precisamente, estar con la fe del avestruz, y seguir con la cabeza escondida. Tal vez usted sea de los que se sienten cómodos con estar con la cabeza escondida, pues teme el ser confrontado; pero acaso Dios no mira nuestro interior…? Su interior…? Vivir a Cristo, comienza por nosotros mismos, en primer lugar (Mateo 6:6), y en segundo lugar por nuestro hogar. Muchas veces pretendemos que nuestros hijos muestren en el templo, una caricatura de lo que nosotros como padres o ministros, no somos. Mensajes ofensivos, palabras grotescas, burlas, y un montón de cosas similares, solo porque un hermano se atrevió a citar verdades bíblicas…?
  • 46. USTED CREE QUE ESTO ES FUERTE…? Fuerte es tener que aceptar, que a pesar de los templos artesonados, de los grandes adornos, de los grandes grupos musicales, de los lujosos uniformes de los "ujieres"(este término no existe en la biblia, sino que es una palabra de procedencia francesa, la cual significa "acomodador", y vale la pena destacar, que en la iglesia de Cristo no hay acomodadores, sino obreros. Los acomodadores están en el cine) o de las clásicas posturas de pavo real, ostentosas y llenas de vanidad, que muchos presumen en estos días, aun así, podemos ir de patitas al infierno, sino tenemos una verdadera relación con Cristo. Esto sí es fuerte… Si a usted no le han dicho esto, yo le insto a que no me crea a mí, sino a que lea biblia. A que se alimente de la palabra de Dios cada día, y solo así entenderá, si el estar con la cabeza como el avestruz, es vivir una vida agradable a Dios Si usted cree que estoy equivocado… ore por mí. Amo a Cristo, amo las almas, y el anhelo de una iglesia santa y sin manchas está en mi corazón. Les bendigo en el nombre de Jesús. “¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Cualquiera, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” (Santiago 4:4) Desde ya hace algunos años, es notable ver como muchos creyentes, especialmente los cantantes cristianos, los creyentes comunes, y aquellos de las llamadas iglesias emergentes, no tienen nada que los distinga con los inconversos que están en el mundo, sin Dios. Muchas veces usted va a algunas iglesias, en donde no logra reconocer quienes son los creyentes y quiénes no. Aun en muchos casos, ni los pastores ni los líderes parecen ser los que son, ya que ahora casi todos se visten como los impíos. Tantos los hombres como las mujeres, se sacan las cejas, y hasta con diseño y todo usan aretes, tatuajes, y modas en el vestir completamente carnales diseñadas especialmente para mostrar sus atributos íntimos desde fuera. De esta forma han traído un tremendo libertinaje a la iglesia, y cuando usted les habla de esto, inmediatamente salen a decir “que eso no es la iglesia, y cuando usted les habla de esto, inmediatamente salen a decir “que eso no es nada, porque Dios lo que mira es el corazón” Lo cual es cierto, ya que Dios siempre mira el corazón, pero El también, mira el cuerpo. “No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias; ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios, como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia” (Romanos 6:12-13) Por ejemplo: cuando una mujer cristiana, en la iglesia o en su entorno, se viste con una vestimenta sexy, es posible que esto despierte la lujuria en los nuevos creyentes, o aun en los mismos hermanos que están luchando para liberarse de esto.
  • 47. Cuando esto sucede, se está usando el cuerpo como un instrumento de iniquidad, para afectar la vida espiritual de los demás. Entonces, nadie me diga que Dios no exige una santidad externa. Bien dijo el profeta Isaías: “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!” (Is 5:20) Lo que sucede, es que hoy en día muchos líderes quieren justificar la mundanalidad en sus iglesias, prefiriendo no decirles nada a sus miembros, para que estos no se sientan mal y se vayan. Estos supuestos líderes, prefieren tener sus iglesias llena de gentes libertina sin un verdadero arrepentimiento, antes que una iglesia pequeña pero con verdaderos nacidos de nuevo. Por este motivo es que usted ve las iglesias llenas de problemas, con personas que no tienen temor de Dios, practicando pecados tales como el adulterio, la fornicación, la mentira ,la estafa y un sin número de cosas más, aun dentro de la misma iglesia. Dios no quiere que le llenen el templo. Dios quiere que le llenen el cielo, y el cielo se llena con gente de calidad, que tienen una relación con Dios. No es que sea malo tener una iglesia llena de miembros, sino que a lo que me refiero es, que Dios quiere gente que le quiera servir y apartarse del pecado. Esa es la pura realidad. El evangelio hay que predicarlo tal y como está en las escrituras. Aunque no nos gusten ciertas normas bíblicas, si queremos salvarnos debemos guardarlas, así de simple. El Apóstol Pablo les escribió a los Gálatas diciéndoles: “Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros” (Gálatas 5:13) Precisamente esto es lo que está sucediendo hoy en día. Fuimos libertados a través de la muerte y resurrección de Cristo, pero ahora, ya libres, muchos quieren utilizar esta libertad como ocasión para la carne, convirtiendo la gracia de Dios en libertinaje. “Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo” (Judas 1:4) He podido ver un gran avivamiento (si pudiera llamarlo así) en cuanto a la sana doctrina, y eso es bueno, pero también he notado la indiferencia, referente a estos temas dentro de las iglesias. La santidad debe ser por dentro y por fuera. Tanto el hombre como la mujer deben vestirse con pudor. No todas las modas son de Dios. Muchas veces me han dicho que eso depende de la cultura, pero quiero recordarles que el origen de las mayorías de las culturas es pagana, y cuando venimos al Señor debemos dejar la cultura del mundo, para someternos a la cultura de Dios, o de la Biblia. En el libro del profeta Jeremías el Señor dice: que las costumbres (culturas) de los pueblos son vanidad. (Jeremías 10:2-3) Permítanme darles una pequeña muestra de lo que nosotros mismos vemos a diario, entre muchos cristianos famosos, los cuales muchas veces son tomados como modelo de vida y de éxito a imitar entre los creyentes. Tenga mucho cuidado con esto… Usted solo imite a Cristo, quien es el verdadero modelo a seguir. (1 Corintios 11:1) Marcos Witt, con pelo largo, hoy se lo ve completamente diferente al Marcos que jamás se había dejado crecer el cabello, pero al cual, parece no importarle para nada este asunto. La portada del disco "Igual pero diferente" de Triple Seven. Pichi, quien no tiene gafas, usa por primera vez unos aretes negros en ambas orejas. Adrian Roberto, hijo de Jesús Adrián Romero. Quien interpreta una canción, de él mismo, titulada: "Dame", extrañamente usa un arete en su oreja, siendo que supuestamente es un hombre “nacido de nuevo” Estos son solo algunos ejemplos de los miles que se podrían citar. Ahora la pregunta es… Qué generación de cristianos es la que sustituirá a la que ya va de salida…? Nadie puede saber si serán, o no, tan radicales como los primeros creyentes que llegaron a América Latina, pero lo que sí se puede ver, es que esta nueva generación que se está levantando, justifica totalmente, el usar el cabello largo, aretes y hasta tatuajes públicamente. Será que los creyentes de la generación pasada, habían mal interpretado la Biblia, y crearon una teología donde era prohibido usar el cabello largo, los aretes, y los tatuaje…? Sera acaso que esta generación de nuevos creyentes ha descubierto que estaban errados nuestros hermanos de la generación pasada, y que sí se puede usar cabello largo y aros…? Muchos cristianos no opinan en relación al tema, por el temor a la crítica, por perder influencia, o por perder seguidores en sus iglesias, o sus posiciones como líderes, pero aquí no se trata de agradar a la multitud… sino de agradar a Dios Esta misma situación le ocurrió al profeta Jeremías, a quien Dios le dijo: “Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos” (Jeremías 15:19)
  • 48. “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mateo 5:1-12) Durante mucho tiempo hemos escuchado y leído estos versículos, donde nuestro amado Señor Jesucristo bosqueja los atributos primarios de la gente que recibe el Reino. En estos mismos versículos vemos como Jesús hace un énfasis en los rasgos y caracteres del creyente verdadero, del nacido de nuevo. En ellos se pueden identifican varias referencias directas a estos atributos como son: 1. La humildad, 2. La voluntad para sufrir persecución, 3. La atención sincera a los mandamientos de . Dios 4. El rechazo a sustituir falsa piedad por comportamiento genuinamente correcto, 5. Una vida de oración, 6. Dar prioridad a los valores espirituales sobre los valores materiales y, por encima de todo… 7. Reconocer el señorío de Cristo, obedeciendo la voluntad revelada de Dios. Algunos analistas consideran y hasta afirman que este "sermón" probablemente resume varios días de predicación, ya que en el mismo, Jesús proclamó su actitud hacia la Ley. La posición social, la autoridad, y el dinero, no son importantes en su Reino; lo que importa es la obediencia fiel del corazón. Del mismo modo, hoy como ayer esta actitud debe de seguir siendo la misma y en nada debe de mermar. Por ende, todos los que están familiarizados con la fraseología del Antiguo Testamento, conocen cuán frecuentemente el pueblo verdadero de Dios se designa como “los pobres”, o sean los oprimidos, los afligidos, los miserables y “los necesitados”, o con los dos términos juntos. “Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí. Mi ayuda y mi libertador eres tú; Dios mío, no te tardes” (Salmos 40:17) “Los afligidos y menesterosos buscan las aguas, y no las hay; seca está de sed su lengua; yo Jehová los oiré, yo el Dios de Israel no los desampararé” (Isaias 41:17) Sabemos que hoy, hay muchos que enseñan un evangelio fragmentado al mostrar tan solo una media verdad, no sabiendo ni entendiendo los misterios de Dios, y es entonces donde tuercen la verdad basándose en filosofías y psicologías humanas, desviando así a todo el rebaño. Sin embargo, la explicación de esto la hallamos en el hecho de que generalmente son “los pobres de este mundo” los que son “ricos en fe”, mientras que a menudo “los impíos” son los que “prosperan en el mundo” (Salmos 73:12) “Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman’” (Santiago 2:5) Usando la nueva version de la Biblia Traducción Lenguaje actual: “Escuchenme bien, hermanos queridos: Dios eligió a la gente pobre de este mundo para que la .
  • 49. confianza en Dios sea su verdadera riqueza, y para que reciban el reino que él ha prometido a los que lo aman” (Santiago 2:5) Comparémoslo con: “Como entristecidos, mas siempre gozosos; como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas poseyéndolo todo.” (2 Corintios 6:10) El término usado por nuestro Señor Jesucristo al decir: “Los pobres en espíritu” se refería a los que reconocen su pobreza espiritual y que dejando a un lado toda autosuficiencia, buscan la gracia de Dios. Otra posible traducción se entendería como: los que tienen espíritu de pobres; los que no ponen su esperanza ni su confianza en los bienes materiales, sino en Dios. Entonces… Es evidente que no se refería a la pobreza económica de las personas, y por lo tanto mucho menos la biblia aisló a los que tienen posesiones económicas. Bastantes evidencias hay, bíblicamente de hombres y mujeres que poseían riquezas, y que se humillaron a Dios, restándole importancia a sus posesiones. Claramente, la autoridad que Cristo espera delegar a los suyos, está destinada a hombres y mujeres dispuestos a aceptar la renovación del alma y la conducta, así como a renacer mediante el perdón divino. Para estos, obviamente, el llamado a un vivir y un ministrar en el “reino” incluye la esperanza de que el fruto y los dones del Espíritu Santo se desarrollarán en el creyente. Por lo tanto, ésta parece ser la clase que se menciona en Lucas 6:20-21, literalmente los “pobres” y “hambrientos”, y a ellos el Señor se dirige especialmente. Pero ya que el pueblo de Dios en tantos lugares se menciona como “los pobres” y “los necesitados”, sin que existan evidencias referentes a su situación económica, claramente se ve que es un estado mental lo que estos términos designan. Por lo tanto, nuestros traductores traducen tales palabras como “sumisos” (Salmos 10:12, Salmos 10:17), “mansos” (Salmos 22:26), “humildes” (Proverbios 3:34), sin hacer referencias a circunstancias exteriores. Pero aquí las palabras explicativas “en espíritu”, aplican el sentido a los que en su más íntima conciencia se dan cuenta de su completa necesidad (compárese el griego de Lucas 10:21; Juan 11:33; Juan 13:21; Hechos 20:22; Romanos 12:11; 1 Corintios 5:3; Filipenses 3). Este modesto sentimiento, de que “ante Dios estamos carentes de todo”, se halla en la base de toda excelencia espiritual, de acuerdo con las enseñanzas de las Escrituras. Sin esta convicción no tenemos acceso a las riquezas de Cristo; y con ella, estamos en condiciones de recibir toda provisión. “PORQUE DE ELLOS ES EL REINO DE LOS CIELOS” Los pobres en espíritu no sólo tendrán, sino que ya tienen el reino. El verdadero sentido de su pobreza es el comienzo de sus riquezas. Mientras que otros andan en vanidad,(en una sombra, como una imagen, en un mundo irreal) con un concepto equivocado de sí mismos y de todo lo que los rodea, los pobres en espíritu son ricos en el conocimiento de su verdadera situación. Teniendo valor para mirar la situación cara a cara, y poseerla sin malicia, se sienten fuertes en la seguridad de que “resplandeció en las tinieblas luz a los rectos” (Salmos 112:4); y pronto amanece como el día. Dios no espera nada de nosotros como precio de sus dones de salvación; y sólo tenemos que sentir nuestra completa carencia, y entregarnos a su compasión (Job 33:27-28; 1 Juan 1:9). De modo que los pobres en espíritu se enriquecen con la plenitud de Cristo, que es el reino en sustancia; y cuando El les diga, desde su gran trono blanco: “Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros”, los invitará meramente al pleno goce de una herencia que ya poseían. La palabra castellana “reino”, como la palabra griega, puede referirse tanto al territorio gobernado por un rey como a la acción misma de gobernar; en el NT se usa principalmente con este segundo significado, por lo que la frase quiere decir que ellos son los que se beneficiarán del reinado de Dios. ¡Gloria a Dios!
  • 50. Para entender bien este artículo es muy importante que hayas leído las anteriores partes de “Todos contra todos”. Una forma muy común de uso equivocado de la Biblia consiste en no tener en cuenta quiénes son los protagonistas de cada historia y el contexto en el que hicieron o dijeron algo, y luego aplicar esos hechos o esos dichos a situaciones actuales que son totalmente distintas. Por ejemplo, encontramos a Jesús en Mateo 23:33 diciendo: “¡Serpientes, generación de víboras”. Esto es bíblico, así sucedió, podemos tener plena seguridad de que eso fue lo que exactamente Jesús dijo. Ahora, imaginemos que tres hermanos genuinos tienen problemas porque no se ponen de acuerdo si el ‘arrebatamiento’ será antes de la ‘Gran Tribulación’, durante o después. Y entonces uno de los tres les grita a los otros: “Ya lo dijo Jesús: ¡Serpientes, generación de víboras, arrepentíos!”. Al ser confrontado por su actitud este hermano dice: “Yo no hice nada malo. Jesús actúo exactamente como yo. Jesús mismo dijo esas palabras”. ¿Es mentira de que Jesús actúo así y dijo esas palabras? ¡Claro que no! Es verdad. ¿Entonces dónde está el problema…? Simple: en que, para poder usar bien la Biblia, debemos tener muy en cuenta quien está hablando, a quién se dirige y por qué dice lo que dice. En el ejemplo, Jesús se estaba dirigiendo a escribas y fariseos, cuya piedad era completamente falsa, estando “llenos de hipocresía e iniquidad” (Mateo 23:28). Estos eran parte de una ‘generación de víboras’, culpable de “toda la sangre justa… desde la sangre de Abel” en adelante (Mateo 23:29-35). Gente que en Juan 8:44 Jesús define de una manera muy clara: “vosotros sois de vuestro padre el diablo”. Trasladar estas palabras de Jesús a otro tipo de persona es anti bíblico y pecaminoso. ¿Cómo debo actuar…? Debo evitar las discusiones sin sentido: “Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes” (2 Timoteo 2:14). Debo tener cuidado de no discutir sobre cosas que no entiendo bien, basado en que leí no se qué libro o vi no se qué video. Ya que corro peligro de desviarme a vana palabrería:”se apartaron a vana palabrería, queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman” A veces afirmamos algo tan seguros simplemente porque hemos leído un artículo por internet que fulano de tal copió de mengano, que a su vez lo sacó de la página de zultano que pegó partecitas que encontró por ahí. ¡Cuidado! Pablo nos advierte claramente que no nos distraigamos con discusiones necias y que nuestro orgullo no nos lleve a creernos doctores de la ley bajo nuestra propia opinión, mientras que en realidad no entendemos ni lo que hablamos ni lo que afirmamos. ¿En qué nos debemos concentrar? 1 Timoteo 1:5:  En el ‘amor nacido de corazón limpio’.  En tener una ‘buena conciencia’.  En una ‘fe no fingida’. “De las cuales cosas desviándose algunos se apartaron a vana palabrería” (1 Timoteo 1:6). Debemos seguir “lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación” (Romanos 14:19). Centrarnos en lo que es “útil para enseñar” (2 Timoteo 3:16), provechoso, fundamental de nuestra fe. Y sobre lo que no es fundamental o medular, aplicamos el “vínculo perfecto”: “el amor” (Colosenses 3:14). Hablamos con humildad, sabiendo que nada debemos hacer “por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo” (Filipenses 2:3). Teniendo claro que “ahora vemos por espejo, oscuramente” (1 Corintios 13:12) y que hay muchos
  • 51. puntos no fundamentales a nuestra salvación que sólo comprenderemos al resucitar en gloria (1 Corintios 15:43). Hacemos bien en estar atentos a las palabras de Pablo a los soberbios Corintios: “Y si alguno se imagina que sabe algo, aun no sabe nada como debe saberlo” (1 Corintios 8:2). Por esto, cuidado, “no erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” (1 Corintios 15:33). Y qué cuando tengo un problema personal con mi hermano…? Hay una enorme diferencia entre ‘contender ardientemente por la fe’ (Judas 3) y tener un problema personal con un hermano. Jamás encontrarás que la Palabra de Dios justifique que porque tienes algún problema personal con alguien vayas por ahí gritando ‘apóstata’, ‘hereje’, ‘hijo del diablo’. ¡Jamás! Todo lo que hagas al respecto no será “defensa de la fe”, sino una triste defensa personal. Hay momentos donde el Señor te llamará a aclarar difamaciones que te puedan hacer, diciendo lo que realmente sucedió y expresando tu posición bíblica al respecto. Pablo lo hacía (2 Timoteo 4:16; Hechos 22:1-21). Algo muy diferente es ir por todo lugar criticando a aquel que te hirió, te defraudó, te ofendió, te despidió, a aquel con el que discutiste o a aquel con el que, incluso, fuiste tú quien no entendió qué sucedió. Nosotros debemos tener muy claro cuando se trata de un problema personal. A esto, vuelvo a decir, no le podemos llamar ‘defensa de la fe’. En casos así nuestras expresiones de ‘apóstata’, ‘generación de víboras’ y demás, no son más que un sangrar por la herida. En los problemas personales, aún una expresión bastante suave como “necio”, es pecado: “Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. Ponte de acuerdo con tu adversario pronto, entre tanto que estás con él en el camino, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas echado en la cárcel. De cierto te digo que no saldrás de allí, hasta que pagues el último cuadrante” (Mateo 5:21-26). Tal vez alguien diga: “No, mi problema no es personal. Es cierto que tuve un problema con él. Pero yo le hablo a todo el mundo mal de esa persona porque no quiero que lastime a nadie más”. Como excusa es bastante buena. El problema es que en la mayoría de los casos es simplemente eso: una excusa. Una excusa para que nuestra herida sangre tranquila y para vomitar todo nuestro rencor y nuestro deseo de venganza sin ningún problema. Qué es entonces lo que debo hacer bíblicamente? Jesús dice: “reconcíliate primero con tu hermano” (Mateo 5:24). Nosotros, “si es posible, en cuanto dependa de nosotros, (debemos estar) en paz con todos los hombres” (Romanos 12:18). En algunos casos la otra persona no para de atacarte y de buscar tu destrucción, por lo que no hay muchas maneras de arreglar cuentas. Bajo esas circunstancias, luego de un tiempo considerable, cabe la posibilidad de que no estés tratando con un hermano. La Biblia dice que “todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él” (1 Juan 3:15). Mas, aún así, la Biblia nos ordena: “Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen” (Mateo 5:44). Vuelvo a decir: si se trata de un problema personal, no estás en posición de ‘defender’ ninguna supuesta fe. Es muy probable que si no puedes obedecer el mandato de Jesús de Mateo 5:44 de amar a tus enemigos, todo tu griterío de defensa personal esté bañado de lo que expresa claramente Hebreos 12:15: “Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados”.
  • 52. Si Ud. vio la película "Titánic", sabe lo suficiente acerca de lo que ocurrió el 14 de Abril de 1912, cuando el navío que "ni el mismo Dios podría hundirlo", según dijeron sus creadores, naufragó. De las 1528 personas que cayeron al agua, apenas seis fueron rescatados. Pero una de aquellas seis personas fue en verdad salvada dos veces aquella noche. Como es posible…? Para contar la historia de éste hombre, es necesario, que primeramente, yo le hable acerca de un escocés llamado John Harper, el cual siendo un ministro del Señor, viajaba acompañado de su pequeña hija de seis años, en aquella catastrófica odisea de 1912. Este hombre planeaba viajar hasta la Iglesia de Moody, en Chicago, donde predicaría durante tres meses. Cuando el navío se topo con el fatídico iceberg y comenzó a hundirse, Harper se preocupó por la seguridad de su hija colocándola en uno de los botes salvavidas, pero tras de haberlo hecho, el inició lo que sería el último trabajo evangelistico de su joven existencia. A medida que las aguas heladas comenzaron a invadir el navío, muchos oyeron a Harper gritando: "Dejen que las mujeres, los niños y los que no son salvos todavía, embarquen en los botes salvavidas". Los sobrevivientes relataron que Harper se quitó su propio salvavidas y se lo dio a otro hombre diciéndole "No se preocupe por mí, Yo no estoy yendo para abajo, sino que estoy yendo para arriba". Harper fue visto nadando entre los pasajeros, tratando de convencer a cada uno de ellos, de aceptar a Cristo como Señor de sus vidas. Uno de aquellos seis sobrevivientes, conto que aquella noche, Harper se le acerco y le pregunto: “Es usted nacido de nuevo…? -"No"- respondió el hombre, y con el último soplo de su respiración, y con su último aliento de vida, el joven evangelista le dijo: "Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo". Después de esto, Jonh Harper se sumergió por última vez, y ya no se lo volvió a ver… Aquella misma noche, en el medio del inmenso y silencioso océano, y casi muerto de frio, aquel hombre a quién Harper le hablara de Cristo, nació de nuevo, y paso a ser una nueva criatura en Cristo Cuatro años más tarde, cuando los sobrevivientes del Titánic se encontraron en Ontario, Canadá, éste hombre con lágrimas en sus ojos, y su corazón totalmente renovado por el Espíritu Santo, dio testimonio, de cómo John Harper, en una fatídica noche de 1912, mientras la muerte rondaba a su alrededor, lo condujo a los pies del único y bendito Salvador del mundo.