Intervencion María Jesús Montero en el Forum Europa Tribuna Andalucía

  • 955 views
Uploaded on

Documento con la intervención de la consejera de Salud, María Jesús Montero, en el Forum Europa Tribuna Andalucía. Montero, en una ponencia titulada 'La sanidad sí es sostenible', desmontó los falsos …

Documento con la intervención de la consejera de Salud, María Jesús Montero, en el Forum Europa Tribuna Andalucía. Montero, en una ponencia titulada 'La sanidad sí es sostenible', desmontó los falsos mitos que se están asentando entorno a la sostenibilidad del sistema sanitario

More in: News & Politics
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
955
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
27
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Desayuno-informativo del Forum Europa. TribunaAndalucía. “La sanidad sí es sostenible”Sevilla, 16 de febrero de 2012Saludos y agradecimientos• Buenos días. Antes de nada, agradecer a la presidenta del parlamento a Fuensanta Coves sus palabras sus cariñosas palabras de presentación. Gracias por…• Autoridades, señoras, señores, amigas y amigos es un placer poder participar hoy en el Forum Europa.• Hace dos años, tuve el privilegio de subir a esta Tribuna Andalucía desde la que hoy percibo la misma sensación de entonces: la oportunidad de encontrar un espacio generoso para el debate de las ideas y la razón. Para trasladarles no sólo mis convicciones --ya saben que soy una persona a la que le apasiona lo que hace y en lo que cree—sino, sobre todo, para intentar hilvanar argumentos e ideas para intentar, desde la más absoluta honradez intelectual, acercarles el entramado racional que sustenta mi visión de la política sanitaria.• Porque, como dijo Antonio Gala, “la dictadura se presenta acorazada porque ha de vencer. La democracia se presenta desnuda porque ha de convencer”. Ésa es hoy mi aspiración.• Eso sí, con la vocación de trasladar esta construcción intelectual a la realidad social de Andalucía. Déjenme seguir a Chesterton para decir que “la idea que no trata de convertirse en palabra es una mala idea, y la palabra que no trata de convertirse en acción es una mala palabra”.• Gracias, por tanto, a Nueva Economía por dejarme volver a apreciar el valor que supone dar libre expresión a mis opiniones, criterios y 1
  • 2. propuestas de futuro, en este foro que ya se ha convertido en una incuestionable referencia política y económica de nuestra democracia, y en el que han participado numerosas personalidades de un amplísimo prestigio y liderazgo.• Y muchas gracias, también, a todos los presentes por regalarnos su tiempo tan valioso a estas primeras horas de la mañana, y hacer posible este encuentro.Esquema de la intervención• Les aseguro que, con independencia de las reflexiones que hoy exprese aquí, mi mayor deseo es trasmitir optimismo y generar una epidemia de entusiasmo, porque si algo he podido comprobar -- durante los años en los que de una u otra forma vengo dedicándome a la salud y a la sanidad pública- - es que el optimismo también se contagia.• Por eso, a lo largo de mi intervención, intentaré dibujar un escenario alternativo a la actual desesperanza y transformarla en una fuente de oportunidades puestas al servicio de los valores del sistema. Y como quienes nos dedicamos a la sanidad pública también sabemos que no bastan solo los buenos sentimientos o la invocación de la ética sino que son necesarias las evidencias, voy a intentar probar, o al menos razonar, tres cuestiones:1. En primer lugar, que la crisis no puede ser la gran coartada para: A. Convertir los ajustes económicos en ajustes ideológicos con los que desmontar el Estado del Bienestar. B. No se puede utilizar la infrafinanciación crónica de la sanidad –uno de los pilares del 2
  • 3. Bienestar– para que ésta se transforme en mercancía, se erosione la ética de la práctica profesional, se incrementen las desigualdades sanitarias y se olvide la visión colectiva de la salud pública.2. En segundo lugar: con este panorama, sería conveniente recordar algunas magnitudes del Sistema Sanitario Público de Andalucía, sobre todo para dimensionar el importante impacto que ejerce en nuestra sociedad y afirmar que es una politica necesaria para el desarrollo economico. Fíjense, el sistema de salud es de los mejores catalizadores de las tensiones sociales para conseguir una seguridad y una paz imprescindibles para la competitividad y el progreso.3. En tercer lugar, confirmar la convicción del Gobierno Andaluz de que LA SANIDAD SÍ ES SOSTENIBLE. Y yo avanzaría más: LA SANIDAD PÚBLICA, UNIVERSAL Y FINANCIADA SOLO CON LOS IMPUESTOS DE LOS CIUDADANOS, SÍ ES SOSTENIBLE. Y a para desarrollar esta afirmación a) Pretendo desmontar los “mitos” surgidos en el debate sobre la sostenibilidad del sistema sanitario, que son tan repetidos como inexactos si los contrastamos con las evidencias y con los datos. b) Y contar cómo “sí es posible” tener un Sistema Sanitario sostenible sin eliminar los adjetivos de público, universal y gratuito. Porque la sostenibilidad es una cuestión de cifras y pronósticos, pero tambien de nuestra capacidad de favorecer la salud en todas las políticas, de implicar a los ciudadanos en su autocuidado, de construir un modelo sanitario integral sustentado en valores desde una ética de lo público, con el eje en 3
  • 4. la Atención Primaria. Y, en definitiva, de la legitimacion de esta política por parte la ciudadanía que se sabe tributaria de derechos y a la que tenemos que rendir cuentas.En cuarto lugar, lanzaremos una mirada hacia elfuturo. Un futuro en el que ya estamos trabajando y enel que proyectamos de forma dinámicas los elementosesenciales para la sostenibilidad del propio modelo.Preámbulo• Utilicemos como punto de partida un acontecimiento reciente. Este sábado, como seguramente sabe ya la mayoría de ustedes, nació en un Hospital Público de Andalucía una preciosa niña que no sólo no padece la grave enfermedad hereditaria que está presente en los genes de sus progenitores, sino que, además, con las células madre de su cordón umbilical, va a permitir tratar y --con una elevada probabilidad-- curar a su hermano enfermo en el que habían fracasado todas las demás opciones de tratamiento. Y ello gracias a un fascinante, complejo y avanzado procedimiento que hasta ahora sólo se ha efectuado en dos ocasiones en nuestro país. Ambas han tenido lugar en Andalucía. En esa otra Andalucía, científicamente en vanguardia, solvente, una Andalucía capaz y capacitada, con servicios públicos avanzados a disposición de todos los ciudadanos de forma gratuita. Una Andalucía que existe, que late a diario por toda nuestra geografía, que es real, vibrante y tangible, aunque algunos nunca la hayan querido ver.CAPACIDAD DE SUPERAR RETOS 4
  • 5. • Permítanme que tome este caso concreto --este éxito de la sanidad pública andaluza-- para trasladarles mi convicción absoluta en nuestra capacidad como andaluces y andaluzas de alcanzar cualquier reto que nos propongamos y de superar las dificultades por complejas que sean, como las de la actual crisis financiera.• Lo haremos. Lo haremos. A pesar de Artur Más, de Duran-Lleida y de Cayetano Martinez de Irujo; a pesar de Alejo Vidal Quadras, de Montserrat Nebrera, de Esperanza Aguirre, de Ana Mato, de José Ignacio Wert y de otros que han hecho y siguen haciendo del menosprecio a Andalucía y a los andaluces un lugar común en su discurso y en su pensamiento.• Yo me quedo con las palabras de Iñaki Gabilondo: “Yo siempre he creido que la identidad no es un punto de llegada. Es un punto de partida. Es decir: uno parte de una identidad andaluza, pero no para quedarse ahí, ni para encerrarse ahí, y mucho menos para desde ahí disparar a otro, sino para crecer desde ahí. Hacia esa otra identidad democrática, como decía Emilio Lledó, que es un poco la identidad común” Y así es.• Pero la singularidad no radica solo en ser capaces de llevar a cabo tecnicas extremadamente complejas sino en que estas prestaciones se les pueda ofrecer a la totalidad de la ciudadanía, sin que las barreras económicas lo limiten a unos pocos económicamente privilegiados. Sus padres son cocinero y cuidadora de su hijo enfermo. Ahí esta lo verdaderamente importante.1. La Crisis, la gran coartada para desmantelar…A. EL ESTADO DEL BIENESTAR 5
  • 6. • Y es que realmente pienso que la crisis está siendo la gran coartada para convertir los ajustes económicos en ajustes ideológicos con los que desmontar el Estado del Bienestar. Crisis que no es sólo económica y financiera, sino también, sistémica y de valores. Porque justamente muchas de las propuestas de ajuste que se maquillan bajo una máscara tecnocrática esconden, en realidad, una orientación ideológica al servicio de los poderes economicos y financieros que ven peligrar su gallina de los huevos de oro que hasta entonces se habia demostrado eficaz. ¡Claro que esto es ideología! La mía es distinta. Defiendo que la economia debe estar al servicio de la política; y la política, al servicio de la gente, y que por ello debe promoverse un amplio margen de intervencion estatal en la economia para que la lógica del mercado no devore a las personas. Y pienso que los más vulnerables de la sociedad merecen ser los privilegiados de la politica social.• Skinner, el padre de la psicología conductista, en el prólogo de su novela “Walden Dos” dice: “Algo va mal cuando lo que hay que salvar es el Sistema y no la forma de vida a la que el sistema debería servir”.• Está pasando en el Reino Unido con el Sistema Nacional de Salud y asoma ahora aquí con fuerza. Qué paradoja que dos de los sistemas sanitarios más baratos y eficientes del mundo, con un coste un 25% menor que, por ejemplo, Francia y Alemania, sean precisamente los que algunos pretenden que paguen la factura de la crisis. Basta comparar con un mínimo de objetividad los sistemas de salud de esos países: su coste y sus resultados. ¿Por qué, entonces? se preguntarán. E incluso, algunos de ustedes -– bienintencionados-- puedan pensar que esta reflexión sobre el desmantelamiento del sistema público no 6
  • 7. forma parte de la agenda política y que nadie está realmente cuestionando el estado del bienestar.• Pues no es así. Sin entrar ahora en interpretaciones (lo haré más adelante) sobre si ciertos ajustes económicos encubren en realidad ajustes ideológicos, déjenme sólo que les cite un ejemplo explícito: una declaración del 3 de diciembre pasado del vicepresidente 2º del Banco Santander, Alfredo Sáenz, asegurando literalmente que “Es imprescindible desmontar el welfare” (estado de bienestar europeo) recalcando, además, que “no tenemos demasiado tiempo para hacerlo• Por eso, la crisis no puede ser la gran coartada para demoler un sistema que ha conseguido el cumplimiento más desarrollado en materia de derechos humanos de la historia, y que ha supuesto un salario diferido que, por su universalidad y gratuidad, ha ayudado a que los ciudadanos dispongan de renta para cubrir sus necesidades, e incluso ahorrar; y sin el cual, algunos rozarían el umbral de la pobreza. (Recordemos que el principal motivo actual de bancarrota de las economías familiares en EEUU son las facturas médicas).• Apenas consuela pensar que no estamos ante algo nuevo. El lado más radical de la ideología liberal ((encabezada por el Premio Nobel de Economía Milton Friedman)) ha instado a los gobiernos, durante la 2ª mitad del siglo XX a aprovechar períodos de crisis económicas, guerras, desastres naturales o ataques terroristas, para llevar a cabo todo tipo de reformas a favor del libre mercado. Es lo que se viene denominando “capitalismo del desastre”. (Entre otros, por Naomi Klein, periodista e investigadora de gran influencia en el movimiento antiglobalización, en su libro “The Shock Doctrine”). 7
  • 8. DESMONTANDO FALSOS MITOS 1: PRIVADO MASEFICIENTE QUE PUBLICO• Quizás, otros de ustedes piensen –es un argumento que se puede oír o leer con cierta frecuencia- que el problema no está tanto en que se desee desmontar el sistema público, como en que no habría más remedio que hacerlo por el coste excesivo y la ineficiencia del sistema público que es tan rígido que no podría mejorarse y por tanto sólo queda la opción de transferir la gestión al sector privado, que es, por definición, más eficiente.• Pues bien, tampoco nada de esto es cierto. Decía John Fitzgerald Kennedy que: "El gran enemigo de la verdad, con frecuencia no es la mentira - deliberada, artificial y deshonesta- sino el mito que es persistente, persuasivo e irreal”. En este sentido, aunque no es una tarea fácil, voy a dedicar unos minutos a intentar desmontar falsos mitos sobre los que se viene asentando el debate sobre el coste de lo público y su eficiencia.• Hace apenas dos meses, el prestigioso economista y sociólogo Vicenç Navarro --catedrático de la Universidad Pompeu Fabra y Profesor de la Universidad John Hopkins de Baltimore-- escribía lo siguiente: “No hay -repito, no hay- ninguna evidencia de que el sector público sea más ineficiente que el sector privado, o que tenga más despilfarro. La evidencia existente muestra precisamente lo contrario.”HOLANDA, REINO UNIDO, VALENCIA, MADRID 8
  • 9. • Dirán ustedes que tal vez otros economistas pudieran opinar lo contrario y así lo hacen, fortaleciendo el primer mito. Así sucedió en Holanda, donde un famoso informe --homólogo en cierta medida a nuestro “informe Abril”-- el informe Dekker de 1986, recomendaba cambiar un modelo de provisión pública por un modelo de provisión 100% privada, basado en el mercado, porque supuestamente la gestión privada y la competitividad reducirían el coste y mejorarían la calidad y la capacidad de elección. Durante casi dos décadas, los gobiernos socialdemócratas holandeses ignoraron esas recomendaciones y mantuvieron un sistema mixto con amplia complementariedad privada cuyo coste estaba aproximadamente en el promedio de la OCDE. Por cierto: sufrieron acusaciones de “falta de valentía” para afrontar las reformas que necesitaba el sistema de salud. La llegada al poder de los partidos conservadores activó un ambicioso plan: la Reforma del Sistema Sanitario holandés orientada al mercado que se puso en marcha en 2006. ¿Qué ha pasado 5 años después? Pues miren, según el informe de 2010 del propio Ministerio de Sanidad Holandés, no solo no se ha visto mejorada la calidad de la asistencia sanitaria en Holanda, sino que se ha incrementado radicalmente el gasto público en salud, de forma que en estos momentos es el segundo país del mundo con un sistema sanitario más caro. Voy a repetirlo porque es importante: El segundo sistema sanitario más caro del mundo. 12%, de gasto sanitario solo superado por EEUU.• Holanda no es el único sitio donde se ha buscado la eficiencia a través de medidas que albergan la ruptura del modelo. Ya les mencionaba antes lo que está sucediendo con el Gobierno conservador de David 9
  • 10. Cameron en el Sistema Público de Salud Inglés, NHS, y que, según titulaba hace poco un editorial del Lancet, supone el “fin del NHS”. Parece que la experiencia holandesa no ha disuadido a los teóricos de la reforma británica ya que, bajo el eslogan de “Liberando al NHS”, incorporan una amplia privatización del modelo en base a un sistema competitivo. Y ¿cómo va la reforma? Bueno, pues los datos objetivos que se van conociendo muestran que los resultados de las reformas están siendo muy negativos para los ciudadanos ya que: o los pacientes en listas de espera se han incrementado casi un 50%; o el número de pacientes que esperan más de un año para recibir su tratamiento se ha triplicado; o la posibilidad de que los hospitales puedan utilizar hasta la mitad de camas para atender a pacientes privados abre la puerta a las diferencias de trato.• Por cierto que los primeros datos sobre el coste muestran un crecimiento del gasto sanitario del doble que el año anterior a la reforma. Aunque no sea tiempo suficiente para hacer un balance, hay que recordar que el gasto sanitario público del Reino Unido ha estado sistemáticamente por debajo del promedio OCDE, por lo que es dudoso que se vayan a obtener ahorros adicionales, más bien al contrario.• De lo que sí hay datos ya es de que supone un magnífico negocio para algunos. A finales de 2011, se adjudico el primer traspaso a manos privadas de un hospital público por importe de 1.000 millones de Libras, alrededor de 1.200 millones de euros. La última pretensión: que las agencias de rating pasen a calificar a los hospitales, eludiendo el control directo que hasta ahora ostenta el Parlamento 10
  • 11. a través del organismo Monitor. Y no vayan a pensar ustedes que esto esta alejado de nuestro entorno. Todo lo contrario. Fondos de capital riesgo están detrás de las privatizaciones que se están produciendo en Madrid y Valencia y recientemente en Castilla la Mancha; fondos de capital riesgo con sede en Reino Unido, Luxemburgo, Suecia y otros países. Si me permiten, les recomiendo la lectura ayer en El País de una articulo que se titulaba “El capital riesgo cuida de su salud”.• Cuando una sigue el debate de lo que ha sucedido y lo que está pasando en el NHS, cosa que por otra parte les recomiendo, hay un elemento nuclear, un lugar común, que seguramente les suene a muchos de ustedes. La premisa argumental básica es deteriorar la imagen de la sanidad pública; crear la falsa ilusión de que lo público es ineficiente y no funciona, y por tanto, concluir que es necesario aplicar mecanismos empresariales que, por arte de prestidigitación, solucionarían los problemas estructurales de la sanidad.• Es el debate que se generó en la Comunidad Valenciana para justificar el modelo Alzira y posteriormente en Madrid para ampliarlo y extenderlo. Ese modelo que el Partido Popular presento en Andalucía como su modelo y que, por tanto, tal vez merezca la pena conocer mejor.• Fíjense: en el caso del hospital de Alzira, la concesión fue a una unión de empresas formada por aseguradoras sanitarias, cajas de ahorros y constructoras. En 4 años habían acumulado pérdidas de más de 5 millones de euros. Ante esto, se añadió un pago por la población atendida de fuera del área, llegando a alcanzar la facturación adicional por este concepto una tercera parte del canon anual. Pero 11
  • 12. las pérdidas siguieron… Así que se rescató la concesión administrativa seis años antes de lo previsto, indemnizando a las empresas con 69 millones de euros por… ¡¡lucro cesante!! y se sacó a concurso de nuevo la concesión en condiciones más ventajosas para las empresas (un 68% más que el canon inicial por habitante) e incluyendo, por primera vez, la atención primaria. ¿Quién gano el concurso? La misma unión de empresas. Hasta la Organización Mundial de la Salud se hizo eco de esta iniciativa junto con otras experiencias en el mundo en un informe de 2006 donde concluía que “los nuevos servicios [de los hospitales de concesión privada] han sido en general más costosos que si se hubieran empleado métodos tradicionales de gestión y financiación pública” y que el sobrecoste deriva de los mayores costes financieros que soportan las empresas privadas, del reparto de dividendos a accionistas y de los recursos públicos que los gobiernos tienen que destinar al rescate de los Hospitales de gestión privada cuando quiebran.• Y éste es el modelo que se ha extendido en Valencia, en Madrid y que ahora se propugna en Castilla-La Mancha.2. DIMENSIÓN DEL SISTEMA ANDALUZ• Por eso, desmontando el primer mito que les comentaba, tengo que reiterar que no es cierto que los modelos basados en el funcionamiento del mercado sean más eficientes que los sistemas públicos. No en salud. Simplemente, no es cierto. Es más: los modelos universales tipo Sistema Nacional de Salud, como el nuestro, son más eficientes que los modelos de Seguridad Social, 12
  • 13. bastante más comunes en el continente europeo. Así lo dice un estudio del año 2009 de una institución -- tan poco sospechosa de socialdemócrata-- como el Banco Mundial que concluye que los modelos de seguridad social basados en cuotas son un 3 a 4% más caros que los sistemas basados en impuestos, suponen un empleo estable un 8 a 10% menor y no obtienen mejores resultados en salud; de hecho, éstos son peores en varios aspectos.• Quiero hoy aquí, por tanto, reivindicar las políticas públicas. Políticas que hacen avanzar los sistemas públicos que sostienen la sanidad, las pensiones, la educación, los servicios sociales o la dependencia. No sólo para salvaguardar ese Estado del Bienestar que es una conquista irrenunciable para el progreso colectivo y la cohesión social sino porque sus resultados son mejores en términos económicos, pero sobre todo, sobre todo, en términos sociales y de salud individual y colectiva.Francamente: no lo sé, pero por si acaso, déjenmecompartir con ustedes una reflexión: el extraordinariovalor del Sistema Sanitario Público de Andalucía ysu capacidad demostrada para adaptarse a lascircunstancias y mejorar su rendimiento de formasustancial.• Ya saben ustedes que España cuenta con una sanidad pública que se sitúa en la parte más alta de la tabla de los resultados en salud de la OCDE y en el tramo más eficiente en cuanto al coste. Y que la sanidad andaluza es de las más eficiente de nuestro país• Aunque los españoles consideran que la sanidad pública es donde mejor se ha empleado sus impuestos y, particularmente los andaluces consideramos que 13
  • 14. la sanidad debe ser el primer ámbito donde incrementar el gasto público (Barómetro Sanitario de Andalucía 2011), no somos demasiado dados a sentirnos orgullosos de nuestro quehacer colectivo. Pero creo que no viene mal recordar algunas magnitudes que pueden hacernos sentir orgullo de pertenecer a un Sistema Sanitario Público como el de Andalucía, sobre todo para dimensionar su impacto sobre nuestra sociedad:– Con sus 102.500 trabajadores (alrededor del 4% de la población ocupada), somos la mayor empresa de Andalucía y líder en empleo cualificado y estable (el 87% de la plantilla ocupa su plaza en propiedad).– Con sus 1.520 centros de AP, 45 Centros hospitalarios públicos, incluyendo los 11 de Alta Resolución; 15 helipuertos, y una importante red de emergencias, que incluye el 061, llegamos más que ningún otro servicio público o privado a todos los ciudadanos.– Con más de 95 millones de citas telemáticas en 2011, el 100% de los andaluces con la historia de salud digital y la prescripción electrónica que ha reducido en un 20% las consultas, ahorramos dinero y les hacemos la vida más fácil a los ciudadanos.– Con 45 millones de consultas de medicina de familia al año, 24 de enfermería, y 7 de pediatría, nos aseguramos que la salud no deje a nadie atrás, tampoco a los más vulnerables, como los 800.000 mayores de 65 años que se han beneficiado del chequeo médico gratuito o los 650.000 menores de 1 año con medicamentos gratis.– Además, la probabilidad de optar a un trasplante en el SSPA es el doble que en el resto de países europeos 14
  • 15. – Un sistema legitimado, además, por la confianza de los ciudadanos, como se viene demostrando desde hace 13 años y que por ejemplo en el último Barómetro Andalucía 2011 nos dice que 3 de cada 4 andaluces se sienten satisfechos o muy satisfechos con el SSPA. Esto significa una evolución positiva de más de 20 puntos porcentuales desde 1999, casi la mitad de ellos en los últimos cuatro años.• Y todo ello por 1.200 euros por persona y año, deuda incluida. Una cifra por la que ninguna otra compañía pública o privada ofrecería un aseguramiento de la salud, teniendo en cuenta que tenemos la Cartera de Servicios más amplia del SNS o mejores resultados que la media nacional en listas de espera quirúrgicas o en indicadores de calidad.• Pero no sólo mejora la salud de los ciudadanos, además es un sistema de valor que Protege financieramente frente a la enfermedad; constituye una de las políticas sociales que más ha hecho por la igualdad y la equidad; la que más ha contribuido para evitar la exclusión social, ya que si se excluye la salud, se excluye la oportunidad de una vida digna, activa y fructífera. Hablamos de un sistema que conecta con el progreso desde la reivindicación de lo público; que genera empleo y riqueza; y que nos da cohesión social, al tiempo que fija población a las zonas rurales. Porque ¡claro que el estado del bienestar contribuye a la eficiencia economica de un país! ¡Y claro que la cooperacion y la solidaridad facilitan los necesarios cambios que la sociedad y la economia requieren para ir adaptandose en su proceso de modernizacion, de cambio de paradigma! 15
  • 16. 3. La Sanidad sí es sostenible• Por tanto, ante este panorama, nos preguntamos: ¿Por qué entonces se quiere transformar un sistema sanitario tan globalmente eficiente, con excelentes resultados en salud y un consumo de recursos bajo en términos comparados? ¿Con qué coartadas argumentales se explica a los ciudadanos que se antepone el beneficio de unos pocos frente al bien colectivo? Y sobre todo ¿A quiénes reportan realmente las ganancias del cambio que se pretende hacer?• Creo que he desgranado suficientes datos que permiten contestar desde la razón. Pero no es suficiente. Para quienes entendemos la igualdad como nuestra Patria; para los que aspiramos a que todas las personas, con independencia de su nivel de renta o su procedencia, tengan acceso a una atención sanitaria integral; para los que creemos que no deben existir barreras económicas para las personas que necesitan atención sanitaria; para los que defendemos opciones sociales y de progreso, también contestamos desde el corazón. Por eso, permítanme cierta vehemencia al decir que es hora de evidenciar el pretexto y explicar que LA SANIDAD PÚBLICA SÍ ES SOSTENIBLE. Y yo avanzaría más: LA SANIDAD PÚBLICA, UNIVERSAL, GRATUITA Y FINANCIADA SÓLO CON LOS IMPUESTOS DE LOS CIUDADANOS, SÍ ES SOSTENIBLE.DESMONTANDO FALSOS MITOS 2: SISTEMADEMASIADO RÍGIDOEl Sistema Sanitario es demasiado rígido para introducirreformas y mejorar su eficiencia. Voy a ahondar ahora 16
  • 17. en algo que creo que es poco conocido: la capacidadque ha tenido el SSPA para modernizarse yreestructurarse, mejorando la calidad de sus servicios eincrementando la eficiencia. A pesar de que algunos seempeñen --como hacía recientemente la Generalitat deCataluña-- en mantener que el sistema sanitario publicoes demasiado rígido para introducir reformas y mejorarsu eficiencia, no es cierto.• Una falsa creencia que se desmonta exponiendo las políticas de eficiencia que venimos realizando desde hace más de una década en el SSPA, y que han dado lugar a que, dentro de nuestro país, Andalucía sea una de las CCAA más eficientes. Y no lo digo yo -- quizás a algunos podria sonar a poco objetivo--. ((En el último informe 2011, sobre “desarrollo autonómico, competitividad y cohesión social en el sistema sanitario” del Consejo Económico y Social, Andalucía se situaba como la Comunidad con menor gasto por habitante, y la única de las “4 grandes” –las que juntas representan el 55,3% del gasto sanitario de nuestro país- que tiene un crecimiento del gasto sanitario inferior a la media nacional))1. Políticas de uso más racional de recursos: • La cirugía mayor sin ingreso (CMA) en la última década ha pasado del 35% en 2000 al 68% en 2010, con un ahorro, sólo en 2010 de 312 M€. • Las estrategias de uso racional del medicamento, en las que Andalucía es referente nacional, como la Prescripción por principio activo (representa el 88% de las recetas de los centros sanitarios) han supuesto un ahorro de 1.000 M€ en la última década. Ya saben que el reciente Decreto-Ley de medidas en farmacia puede generar ahorros adicionales al sistema de entre 50 y 200 millones de 17
  • 18. euros al año. Una profundizacion necesaria para seguir explorando margenes de eficiencia.2. Las mejoras en procesos de soporte como: • La agregación de compras, que ha supuesto un ahorro en 2010 de 100 M€; • la racionalización de procesos industriales, que supone un ahorro potencial anual de 50 M€; • Plan de sostenibilidad y uso de energías alternativas, que reduce la factura energética de los centros sanitarios. Por ejemplo en la instalación de gas natural en 11 hospitales, ahorro de 1,5 M€.3. Pero la mas importante, la decisiva --en mi opinión-- es una mayor implicación de los profesionales en la gestión que ha permitido una poderosa descentralización en la gestión de los centros sanitarios, otorgando a los profesionales una mayor autonomía y capacidad de decisión a través de las unidades de gestión clínica, lo que ha permi- tido: a. un trasvase del 18% de la plantilla de las estructuras centrales a los centros sanitarios. b. una reducción de las estructuras directivas en los centros. De un 14% en 2010. c. Lo que a su vez ha conllevado un ahorro anual de 0.5 M€ en alquileres. d. Para que se hagan una idea de la potencia de este nuevo modelo de organización: los acuerdos de gestión con incentivos económicos variables -- que suponen sobre un 15 a 20% de los ingresos anuales-- han supuesto, por ejemplo, una reducción del gasto farmacéutico estimada en un punto porcentual. 18
  • 19. a. Pero al margen de estos números, lo que está permitiendo es una mejora de la calidad: la mala calidad no sólo es ineficaz en términos de salud, sino que es costosa. En este sentido, la estandarización de la práctica clínica mediante reingenieria de procesos permite, por ejemplo, que el coste de la atención de un ictus en un Hospital andaluz sea 500 euros más barato que en un hospital de otro lugar de España; un ahorro anual superior a los 7 millones de euros sólo en esta patología. O las herramientas de calidad, que favorecen la consecución de objetivos generales, han llevado por ejemplo a una reducción del porcentaje de reingresos en Andalucía; lo que es un indicador de buena práctica y supone un ahorro notable --en 2009, está por debajo de la media de España y en la última década ha descendido en Andalucía en un 4%, mientras que la media de España se ha incrementado un 6%--DESMONTANDO FALSOS MITOS 3: LABUROCRATIZACIÓNSe ha definido a nuestro sistema sanitario como “unmonstruo burocrático” (Ana Pastor, febrero 2004 Y 2010). Sinembargo, los costes administrativos respecto del gastosanitario público son el 2% (la media OCDE es el4,3%). De hecho, tienden a ser mayores en los paísesque más dependen de los seguros privados --enEstados Unidos supera el 7% del gasto sanitario total--. En definitiva, los sistemas basados en modelos deaseguramiento y reembolso que incluyen copagossistemáticos tienen un coste administrativo yburocrático del doble o el triple que los sistemas desalud universales y gratuitos. 19
  • 20. Un ejemplo andaluz de reducción de la burocracia enAtención Primaria es el proyecto IT 21: elimina lospartes de confirmación semanales de las incapacidades,y los médicos de familia han pasado de dedicar el 17%de su trabajo a la gestión de las IT a sólo el 4%.Los sistemas por ejemplo que han incorporado el copagoDESMONTANDO FALSOS MITOS 4: LAFRECUENTACIÓNSe repite que España, y sus CCAA, registra la mayorfrecuentación médica del mundo, que la población abusade los servicios sanitarios pero los datos hablan por sisolos:o En España, cada persona visita al médico, incluyendo primaria y especializada, 8,1 veces al año (las visitas al medico de familia son 6/año), moderadamente por encima del promedio de la OCDE que está en 7,6. Pero junto con esto, la tasa de hospitalización es un 33% menor que la media OCDE, lo que sin duda refleja la capacidad de resolución de la Atención Primaria. De hecho, Andalucía tiene la menor tasa de hospitalización de los países avanzados junto con Canadá (8.464 por 100.000 habitantes), un 16% menor que la media española (10.246).o Estados Unidos, con una frecuentación médica ambulatoria (4,0) que es la mitad de la de España, tiene un 67% más de gasto sanitario público per cápita que España.o Japón, con 13,4 visitas y una de las mayores tasas de envejecimiento, es el país que mayor número de consultas médicas ambulatorias al año del mundo y registra una cifra de inversión pública per cápita relativamente baja y similar a la de España (Japón un 6% mayor, tan sólo). Es sencillo: esto es 20
  • 21. porque el recurso cama es el más caro, de manera que todas las estrategias que persuaden de la utilización de este recurso son globalmente más eficientes. Acudir menos al médico de familia no es necesariamente más eficiente. Como en todo: las necesarias.DESMONTANDO FALSOS MITOS 5: ELENVEJECIMIENTO COMO DETERMINANTE DELGASTO SANITARIONo está de más despojarse del prejuicio instalado depenalizar sociológicamente a los ancianos, puesdiversos estudios han establecido con claridad que elgasto sanitario se concentra en el último año de la vida,con independencia de la edad, y, por tanto, que elenvejecimiento de la población no es uno de losfactores relevantes del gasto sanitario y su contribucional incremento del mismo es mucho menor que lo que sepensaba. El 93% del crecimiento se debe a lainnovación tecnológica, incluídos nuevos medicamentos,y al crecimiento de los costes en bienes y servicios.DESMONTANDO FALSOS MITOS 6: LADESCENTRALIZACIÓN ES INEFICIENTESe trata de un mito muy de moda y nada inocente.La descentralización como fuente de ineficiencia y diríade derroche sanitario. He dejado para el final un mitoque en estos momentos rebrota con fuerzaNo es cierto. En absoluto. Puedo darles algún dato: Porejemplo, un reciente informe comparativo publicadopor OCDE, sobre eficiencia de los sistemas sanitarios,señala a España entre el grupo de los más eficientes, ycomo elemento destacable su alto grado de 21
  • 22. descentralización. Pero no se llamen a engaño; no setrata de un argumento económico. A los sectoresconservadores de este país nunca le ha gustado elmodelo autonómico. Es un argumento político. Nuncahan entendido que hubiera distintas sensibilidades a lahora de entender la conformación de nuestra realidadcomo país, ni han integrado la realidad multilingüistica,cultural ni la necesidad legítima de autogobierno.Pues miren, no hay ningún argumento económicopara recentralizar competencias en sanidad. Ymucho menos para comunidades del tamaño deAndalucía, con una población mayor que 14 paíseseuropeos de la UE-27. No lo hay. Miren a Francia, unode los países más centralizados y centralistas delmundo, cuyo gasto sanitario es un 25% mayor alespañol. Y no garantiza más equidad entre territorios,sino todo lo contrario. Tenemos además la experienciaen España hasta el 2002 donde no estaban lascompetencias transferidas en la mayoria de las CCAA elInsalud y donde no era más eficiente el coste porciudadano que después de las transferencias, sino todolo contrario. En este punto, además, una se plantea sirelmente detrás de ese ataque al modelo de lasautonomias no está implícito el propio al estado delbienestar cuyas competencias estan transferidas.Piénsenlo.Los problemas de financiación• Quizás alguno de ustedes, avanzado ya el discurso, pueda caer en la tentación de pensar que ignoro las graves dificultades económicas y presupuestarias a las que nos enfrentamos, especialmente en el sector sanitario; y que a fuerza de negarlas no quisiéramos acometer mejoras. Todo lo contrario. Les puedo 22
  • 23. asegurar que dedico una buena parte de mi jornada diaria esa cuestión. Como ustedes saben, la crisis ha hecho caer fuertemente los ingresos fiscales y con ellos, el gasto público, lo que se ha agravado por las rígidas exigencias europeas sobre la reducción de deuda pública. Como consecuencia, todos los servicios de salud autonómicos afrontamos duras restricciones presupuestarias sobre una estructura de provisión de servicios sanitarios crónicamente infrafinanciados.• Quisiera dedicar unos minutos a esta cuestión: miren, la mayoría de los expertos y responsables sanitarios en este país en las tres últimas décadas han coincidido en la existencia de un grado de infrafinanciación del sistema de salud que no ha sido completamente resuelto y que, en este momento, se ha agudizado por la crisis. Por esa razón, la deuda y el alargamiento de determinados plazos de pago han sido una constante en el SNS. Desde mi convicción en la capacidad del sistema público de incrementar su eficiencia, también tengo que expresarles la necesidad de que se establezcan medidas singulares que permitan afrontar la deuda y, necesariamente, la infrafinanciación de base que la ha ocasionado, para que no se repita esta situación en el futuro. Eso sí, para aquellos que se complacen en dramatizar sobre la cifra de deuda sanitaria habrá que recordar que el dinero público destinado sólo en 2010 a ayudas a la banca en España fue, mas o menos, cinco veces superior a la deuda sanitaria acumulada en nuestro país (12.000 millones de euros), es decir: la misma cantidad que todo el gasto sanitario público de nuestro país en un año (59.500 millones de euros). Sin que eso no signifique, insisto, que tenemos que solucionar este problema y hacerlo seria y 23
  • 24. decididamente. De hecho, forma parte de la arquitectura de nuestro propio programa electoral.• En este sentido, parece lógico que si la financiación de la sanidad pública es a través de los impuestos, también la compensación a esa infrafinanciación deba venir por vía impositiva y en función de la renta; y no por otros mecanismos que añadan cargas económicas precisamente a quienes ya tienen la desgracia de padecer las enfermedades.• Por eso, en estos momentos parece fundamental que, con independencia de apurar los mecanismos de eficiencia en la gestión del sistema sanitario, se establezcan políticas fiscales específicas para solventar dicha infra-financiación. Pues como dice uno de mis poetas preferidos, Mario Benedetti “Si a uno le dan palos de ciego la única respuesta eficaz es dar palos de vidente”.• Así, frente a la advertencia de recortes sociales para poder sostener la Sanidad Pública, parece razonable replantearnos un marco fiscal que, a mi modo de ver, debería cumplir algunos requisitos: o Que no eleve aún más la tributación sobre las rentas del trabajo, ya que una subida del IRPF como la reciente del gobierno, recae en un 80% sobre pensionistas y trabajadores (y a efectos prácticos sería equiparable a incrementar los impuestos a las grandes empresas, un 5%). o Que realice una profunda revisión de la tributación del capital, del impuesto de sociedades y una redefinición de un nuevo impuesto sobre el patrimonio. o Que permita nuevos espacios impositivos, como el puesto en marcha por el Gobierno de la Junta de Andalucía sobre los depósitos 24
  • 25. ociosos de las entidades financieras (aquellos que no generen riqueza)… o el que recientemente (8/02/2012) ha aprobado Sarkozy para grabar con el 0,1% las transacciones financieras de compañías con capitalización superior a los 1.000 millones de euros (“Tasa Tobin”), con el que espera recaudar más de 1.100 millones de euros anuales --la Comisión Europea calcula en 55.000 millones de euros la recaudación de esta tasa en toda Europa--. o Que disminuya el intolerable nivel de evasión fiscal en nuestro país (de un 23% del PIB, 10 puntos por encima de la media europea). Para lo cual habría que: analizar los incentivos perversos que conducen a tales comportamientos, así como elevar la inspección y las sanciones. En este sentido, --y teniendo en cuenta que la actual subida del IRPF espera recaudar 6.475 M€--, según la “Asociación de Técnicos de Hacienda” en España se defraudan al año 88.500 Millones euros, que equivalen a una vez y media el gasto sanitario público de todo el país en un año.Como ven, desmontar éstos entre algunos otrosfalsos mitos no significa que no aceptemos el debatede la sostenibilidad, sólo que nos parece “perverso” quelos argumentos surgidos al amparo de la crisis sirvanpara ocultar la realidad y desvirtúen las soluciones.¿Qué sistema sanitario es sostenible?Pero, seguimos siendo positivos. Es más, yo diría queentusiastas. De hecho, como la adversidad y elpercance nos dan valiosa información de nosotrosmismos, este vivo debate nos ha servido para poner en 25
  • 26. valor el carácter integral e integrado del SSPA desdeuna opción por lo público. Las características masrelevantes son: 1. Una Atención Primaria sólida (Andalucía tiene el mayor porcentaje de gasto en AP con un 18.1% frente a la media nacional, un 14.6%) 2. Una inversión en I+D+i, donde la transferencia de conocimiento genera retorno económico. Cada euro invertido genera un valor añadido de 50 €. 3. Una Salud Pública en todas las políticas, defi- niendo las actuaciones que cada uno de los sectores pueden aportar en la mejora de la salud. 4. Una progresiva segunda descentralizacion hacia los profesionales. 5. Una nueva concepción del servicio público más transparente y participado.4. Una mirada hacia el futuroDecía Saint-Exupéry, “en lo que se refiere al futuro, nose trata de predecirlo, se trata de hacerlo posible”• En Andalucía, nunca hemos consentido dar un paso atrás en las conquistas sociales, ya que para nosotros tienen carácter irreversible. Somos conscientes de estar a las puertas de un futuro decisivo en el que todos --ciudadanos, agentes sociales, y fuerzas políticas-- habrán de decidir si se sitúan junto a minorías influyentes que desean a toda costa acrecentar sus beneficios económicos o al lado de una ciudadanía cada vez más informada que reclama que se profundice en los principios constitucionales igualitarios del Estado Social. 26
  • 27. • El Gobierno de Andalucía ya se ha decidido, y por eso sigue trabajando en una Sanidad Pública basada en valores y donde la eficiencia y la responsabilidad sean el motor de la sostenibilidad. Nuestra meta es seguir proporcionando atención sanitaria de calidad y sin exclusiones de ningún tipo, teniendo principalmente cuatro retos de futuro:1. La atención a la Cronicidad. en Andalucía nos hemos puesto las gafas de “ver de lejos” para ver que realmente estaban cambiando el paradigma de enfermedad y que los ciudadanos no sólo nos demandan que les curemos sus situaciones agudas de enfermedad, sino también una respuesta para “convivir con la enfermedad”. Por eso, estamos orientando nuestros esfuerzos para el desafío ligado al envejecimiento y la pluripatología. Y prueba de ello es que hace unos días presentamos el “Plan de Atención Integrada a Pacientes con Enfermedades Crónicas (PIPEC)” que nos avanza este futuro.2. La personalización de la atención sanitaria. Es decir: queremos adaptar nuestros servicios a la mirada ciudadana para seguir mejorando en la accesibilidad el confort o el trato, dando la respuesta sanitaria que requiera cada persona según sus necesidades y expectativas, y con respeto a su autonomía y capacidad de elección.3. La innovación y la investigación como componentes críticos para la sostenibilidad y para la construcción del nuevo modelo productivo andaluz. Por ello, seguiremos trabajando para que Andalucía continúe gozando del prestigio internacional en materia de biomedicina con el que cuenta en la actualidad, y garantizaremos el capital social y científico que un sistema sanitario de alto valor como el nuestro, representa. 27
  • 28. 4. Y un nuevo paradigma de Gobierno abierto basado en la transparencia, la participación, el acceso a la información y la rendición de cuentas. No se trata de ponernos ya en el lugar del ciudadano; se trata de que éste participe en la entraña de la nueva organización: en las unidades de gestión clínica.5. En el nudo de un sistema cooperativo y colaborativo, donde los profesionales armonicen las necesidades ciudadanas con los recursos disponibles. Un ámbito para el desarrollo profesional, para el estímulo, la motivación y la generación de talento; una estructura horizontal en red distribuída, propia de las organizaciones del conocimiento, donde cada uno aporta sus especificidades en una mirada integral al paciente y su familia.En este sentido, nada más clarificador que un lema delos días del 15 M que decía “Si es democraciaparticipativa, déjame participar”. Esa frase nos dice queestá emergiendo una nueva ciudadanía, donde laspersonas no quieren que les cuenten sino quequieren “contar”. No quieren “ser invitados” sino quequieren tomar decisiones.Para ello debemos ser más transparentes --lapublicación vía Internet de las listas de espera y de losniveles de satisfacción de nuestros centros, o lostrabajos actuales de elaboración de un proyecto de leyde transparencia y acceso a la información sanitaria,van en esa línea--. Pero sobre todo, debemos rendircuentas a la ciudadanía. Sólo desde ahírecuperaremos el valor de la política: el únicoinstrumento que tienen los ciudadanos de bienpara cambiar su destino. Y es que estoy 28
  • 29. convencida de que donde hay una creencia, hayuna política pública.CierreTermino diciendo que nos encontramos en un momentocrucial para la responsabilidad, donde no podemosquedarnos quietos. Debemos avanzar con la suficienteinteligencia política como para re-aprender lanueva gramática de los bienes comunes. Por eso,este foro representa una oportunidad para recuperar lafuerza de lo público, ahora más que nunca, en unostiempos en los que la proteccion social, lo público, seestá viendo persistentemente desprestigiado.Dice Gioconda Belli:“No puede haber en este presenteQue tanta sangre hicieraDesleídas imágenesHay que trazarse firme los contornos del rostroReforzar los brazos,Apretar los músculos,Lanzarse a conquistar esta tierra madura,Hacer parir el albaSacar de este fondo las promesas.Contra incrédulos e instigadores,Contra malos auguriosDemostrar que dejamos de serArena movediza”.Ésa es la apuesta de mi Gobierno, la de mi equipo y lade miles de profesionales. Muchas gracias 29