Presentación del Cantar de Gesta
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Presentación del Cantar de Gesta

on

  • 4,096 views

 

Statistics

Views

Total Views
4,096
Views on SlideShare
4,094
Embed Views
2

Actions

Likes
0
Downloads
15
Comments
0

2 Embeds 2

http://web.educastur.princast.es 1
http://www.slideshare.net 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Presentación del Cantar de Gesta Presentación del Cantar de Gesta Presentation Transcript

  • CANTARES DE GESTA CANTAR DE MÍO CID Cuenta el destierro de un héroe castellano y sus esfuerzos por recuperar su honra y la de sus hijas, maltratadas por sus esposos.
  • Cantar de gesta
    • Cantar de gesta es el nombre dado a la epopeya escrita en la Edad Media (siglos XI y XII) o a una manifestación literaria extensa perteneciente a la épica que narra las hazañas de un héroe que representa las virtudes que un pueblo o colectividad consideraban modélicas durante el medievo.
    • Los juglares las divulgaban oralmente. Su longitud varía entre los 2.000 y los 20.000 versos. Los cantares se agrupaban en tiradas variables de versos, que se relacionaban por tener la misma asonancia al final de cada verso y por constituir una unidad de significado. Son versos irregulares, mayoritariamente entre 14 y 16 sílabas, divididos en dos hemistiquios y con rima asonante.
    • Estos cantares de gesta han llegado hasta nuestros días, debido a que se realizaron copias manuscritas de ellos. Y perduran de forma oral durante varios siglos pues la épica medieval española posee gran vitalidad; fragmentos de los cantares de gesta españoles se recitaban en pueblos de España, transmitidos de padres a hijos de forma oral: es el llamado Romancero Viejo.
  • CANTAR DE MÍO CID
    • Es un cantar de gesta anónimo que relata hazañas heroicas inspiradas en los últimos años de la vida del caballero castellano Rodrigo Díaz de Vivar. El poema consta de 3.735 versos. Está escrito en castellano medieval y compuesto alrededor del año 1200. Es el único conservado casi completo de su género en la literatura española y alcanza un gran valor literario por la maestría de su estilo.
    View slide
  • SALIDA DE VIVAR HACIA BURGOS
    • El Cid sale de Vivar, a Burgos va encaminado,
    • allí deja sus palacios yermos y desheredados.
    • Los ojos de Mio Cid mucho llanto van llorando,
    • hacia atrás vuelve la vista y se quedaba mirándolos.
    • Vio cómo estaban las puertas abiertas y sin candados,
    • vacías quedan las perchas, ni con pieles ni con mantos,
    • sin halcones de cazar y sin azores mudados.
    • Suspira el Cid porque va de pesadumbre cargado.
    • Y habló, como siempre habla, tan justo y tan mesurado:
    • «¡Bendito seas, Dios mío, Padre que estás en lo alto!
    • Contra mí tramaron esto mis enemigos malvados.»
    • Ya aguijan a los caballos, ya les soltaron las riendas.
    • Cuando salen de Vivar ven la corneja a la diestra,
    • pero al ir a entrar en Burgos la llevaban a su izquierda.
    • Movió Mio Cid los hombros y sacudió la cabeza:
    • «¡Ánimo , Alvar Fáñez, ánimo, de nuestra tierra nos echan,
    • pero cargados de honra hemos de volver a ella!».
    View slide
  • EL CANTAR EN PROSA
    • El Cid los mira, emocionado; no puede hablar. Monta a caballo y los de su casa le imitan. Ya salen de Vivar, camino de Burgos. Las casas del Cid quedan vacías. El Cid se vuelve a mirarlas y se le llenan los ojos de lágrimas. Ve las puertas abiertas, sin candados; ve los zaguanes sin mantos y sin pieles; ve las perchas de los halcones y de los azores sin sus pájaros. Suspira, vuelve al caballo y dice con resignación:
    • - Todo sea por Dios. Esto es lo que me han buscado mis enemigos.
    • Salen. al campo; espolean a los caballos, aflojan las riendas.
    • - ¡Animo, Alvar Fáñez! Nos echan de nuestra tierra, pero volveremos a Castilla con honor.
    El Cid está a la puerta de su casa de Vi­var, con la carta del rey en la mano. Ya ha leído la carta. Ha tardado en comprenderla. Y ahora está mirando la tierra que tiene que dejar: su tierra. Estos campos pobres; estas lomas; ese río pequeño, y las orillas con ár­boles donde ha jugado de niño. No maldice al rey ni a los que han azu­zado al rey contra él. Tiene que pensar en la marcha: el rey no le da tiempo. Ha man­dado ya a su mujer, Jimena, con las dos ni­ñas, a un monasterio de monjes amigos. Ahora llama a sus parientes, a sus vasallos: -Ya sabéis las noticias: el rey me ordena que salga de Castilla antes de nueve días. Sí, callad, callad. ¿Quiere venir conmigo al­guno de vosotros? No sé dónde iré, ni de qué viviré. Tendré que guerrear; es mi oficio. Al que quiera venir conmigo, Dios se lo pa­gará. Los que se queden, que me digan ahora adiós. Alvar Fáñez, su primo, se adelanta y habla por todos los hombres de la casa del Cid: - ¡Iremos contigo, Cid, por yermos y por poblados! Iremos donde tú vayas y no te fa­llaremos. Mira: no podemos darte nada, pero llevaremos lo que tenemos para servirte; nuestros caballos, nuestros vestidos... sere­mos tus vasallos leales.
  • THE BANISHMENT OF THE CID
    • THE BANISHMENT OF THE CID
    • He turned and looked upon them, and he wept very sore
    • As he saw the yawning gateway and the hasps wrenched off the door,
    • And the pegs whereon no mantle nor coat of vair there hung.
    • There perched no moulting goshawk, and there no falc on swung.
    • My lord the Cid sighed deeply such grief was in his heart
    • And he spake well and wisely: "Oh Thou, in Heaven that art
    • Our Father and our Master, now I give thanks to Thee.
    • Of their wickedness my foemen have done this thing to me."
    • Then they shook out the bridle rein further to ride afar.
    • They had the crow on their right hand as they issued from Bivar;
    • And as they entered Burgos upon their left it sped.
    • And the Cid shrugged his shoulders, and the Cid shook his head:
    • "Good tidings Alvar Fáñez We are banished from our weal,
    • But on a day with honor shall we come unto Castile."