De Japón a Roma buscando el sol de la cristiandad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

De Japón a Roma buscando el sol de la cristiandad

on

  • 641 views

Exposición del verano de 2013 en el Archivo General de Indias de Sevilla. Habla de la Embajada Hasekura.

Exposición del verano de 2013 en el Archivo General de Indias de Sevilla. Habla de la Embajada Hasekura.

Statistics

Views

Total Views
641
Views on SlideShare
641
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
3
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

De Japón a Roma buscando el sol de la cristiandad De Japón a Roma buscando el sol de la cristiandad Document Transcript

  • DE JAPÓN A ROMA BUSCANDO EL SOL DE LA CRISTIANDAD LLAA EEMMBBAAJJAADDAA DDEE HHAASSEEKKUURRAA (1613 - 1620) 14 junio – 15 agosto 2013 Comisarias de la exposición: Mª Antonia Colomar Albajar – Pilar Lázaro de la Escosura AARRCCHHIIVVOO GGEENNEERRAALL DDEE IINNDDIIAASS SEVILLA
  • 1 Introducción “… así yo, viniendo de una región desprovista de la luz del cielo a estos reinos de cristianos para encontrarla, y compareciendo ante su real presencia, que es un sol de cristiandad que ilustra el mundo…” (Hasekura, en nombre de Date Masamune, al rey Felipe III) En este año 2013 se cumple el cuarto centenario de la salida del puerto japonés de Tsukinora, con destino a Roma, de la embajada del samurai Hasekura Tsunenaga conocida como Embajada Keicho. Con este motivo se ha organizado en el Archivo General de Indias una exposición patrocinada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que estará abierta al público desde el 14 de junio hasta el 15 de agosto. Los primeros contactos europeos con el Japón se deben a los portugueses que llegan a las islas en 1543. Unos años más tarde, 1549, desembarcó allí el jesuita español Francisco Javier sentando las bases de una evangelización en la que también participarán franciscanos, agustinos y dominicos. Las relaciones entre Japón y España se encauzaron a través de las islas Filipinas a partir del establecimiento en dicho archipiélago (1565), y oscilaron entre la amistad y la confrontación según el devenir de la política interna del Japón. Este país logra a finales del siglo XVI y principios del XVII la unificación de sus señoríos feudales y el restablecimiento de la autoridad central, gracias a la labor del príncipe Toyotomi Hideyoshi y de su sucesor el shogún Tokugawa Ieyasu. Dos objetivos básicos se aunarán favoreciendo intercambios, encuentros, visitas y embajadas primero entre Japón y Filipinas y posteriormente con destino al Viejo Continente: uno de tipo misional en el que están implicadas las órdenes religiosas, y otro de tipo comercial en el que el Japón, aparte de establecer un núcleo económico en Manila, pretende los contactos directos con Nueva España y Europa. Por su parte España intenta la exclusión de portugueses y holandeses del comercio japonés. Las embajadas, de signo económico-religioso, en las que los frailes tienen gran protagonismo, se verán propiciadas por la actuación de españoles, como Rodrigo de Vivero o Sebastián Vizcaíno que al servicio de la
  • 2 Corona, llegan a puertos japoneses y consiguen involucrar a las más altas autoridades niponas en sus proyectos. Por lo que se refiere a las embajadas a Europa tres son las más destacadas: la embajada Tensho, de Japón a Roma (1582-1586), la embajada a España del franciscano Alonso Muñoz (1610), y, finalmente, la embajada Keicho. En 1613 el daimyo Date Masamune, señor de Bojú, convertido al cristianismo en 1610, con el permiso del shogún Tokugawa Ieyasu, decidió enviar una embajada al rey de España y al pontífice de Roma para solicitar el establecimiento de relaciones comerciales con Nueva España y el envío de misioneros al Japón. La legación fue encabezada por el franciscano Luis Sotelo y el samurai Hasekura Tsunenaga. Esta larga peripecia diplomática, que duró siete años, no logró sus objetivos pero significó uno de los escasísimos contactos directos de los japoneses en Europa antes del siglo XIX.
  • 3 VITRINA 1 Del Japón ignoto a la embajada Tensho El sueño medieval del Cipango de Marco Polo se hizo realidad para Occidente en 1543 con la llegada a Japón de los portugueses desde sus establecimientos en Goa, en la India, con objetivos comerciales que irán cristalizando en nuevas factorías en Macao (China) y luego en Nagasaki (Japón). Hacia 1549, por la vía de la India y en navíos portugueses, arribó a Japón el jesuita Francisco Javier, abriendo camino a una intensa evangelización favorecida por el apoyo y desunión de la nobleza y los deseos de ésta de establecer relaciones comerciales con aquellos expertos marinos. Por su parte los contactos entre España y Japón, del que se tenía una vaga idea por las narraciones de los navegantes, no se producen hasta después del asentamiento en dichas Islas en 1565. En 1579 los progresos de la cristianización de Japón por los jesuitas indujeron al napolitano Alexander Valignano, visitador de esta Orden que estaba en Japón desde 1573, a proyectar la que sería la primera embajada de japoneses a Europa: la Embajada Tensho, formada por cuatro jóvenes conversos, miembros de la nobleza feudal de la isla de Kyushu. Con ella se pretendía obtener apoyo económico para los misioneros e impresionar a los japoneses con la Europa católica. La embajada salió de Nagasaki en 1582 y siguiendo la ruta portuguesa por el Índico y sur de África, entró en la Península por Lisboa. Atravesó España deteniéndose en Madrid y llegó a Roma en marzo de 1585. Allí fue recibida por el Papa Gregorio XIII, y a su muerte, por su sucesor, Sixto V. Después visitó Milán y Venecia entre otras ciudades. El séquito regresó por Lisboa en abril de 1586.
  • 4 1 Breve relación de la tierra de Japón [Siglo XVI] Anónima Archivo General de Indias. Patronato, 34, R.13 (2) En esta descripción del Japón se dan noticias de las siembras y de los árboles, como los pinos, cedros, duraznos, cerezos, laureles, castaños y encinas; también se refiere a la abundancia de verduras y flores, entre ellas rosas y claveles y a las frutas, como naranjas dulces y agrias, cidros y limones, etc. Por lo que se refiere a la fauna, incide en la escasez de ganado, la caza con aves de presa por parte de los poderosos, la abundancia de pescado, etc., Finalmente, otros párrafos tratan sobre terremotos, volcanes, vientos y tormentas y sobre las viviendas y sus enseres. 2 Relación del viaje que hizo Ruy López de Villalobos desde Nueva España a las islas del Poniente, llamadas después Filipinas en el año de 1542 1548, agosto, 1. Lisboa Por García Escalante de Alvarado. Archivo General de Indias. Patronato, 23, R.10 Dentro de esta relación se incluyen noticias de un viaje al Japón del gallego Pero Díez en 1544. Entre otras cosas lo describe como tierra muy fría, de pueblos pequeños, con un señor en cada isla. En cuanto a su gente afirma que es blanca y barbada, con el cabello pelado. Sus armas son arcos y flechas, pelean con varas y andan en caballos. En cuanto a la vestimenta, la gente labradora se viste de paño de lana, y los principales de sedas, damascos, rasos y tafetanes. Describe sus casas, sus hábitos alimentarios, sus formas de trabajar la tierra, etc. 3 Carta de Hernando de Torres, agente de Felipe II en la Santa Sede, a Cristóbal de Salazar, secretario de la embajada de España en Venecia y embajador en ejercicio, relatándole la visita y recepción de la legación japonesa por el Papa. 1585, [abril], 6. Roma. Archivo General de Simancas. Estado, 1535, 74 Describe a los embajadores como mozos de 10 a 12 años. Todos de lindos ojos, manera de señores, sosiego y gravedad. E incluso uno de ellos conocedor del latín. Su Santidad los recibió en Audiencia en la sala de los reyes como lo hace a Su Señoría de Venecia. Venían vestidos “de teletas de mil colores con calzones marinarescos, casuquilla, guantes con perlas, con
  • 5 alfanje a la indiana, capeletos pardillos hechos aquí con muchos oros y plumas”. Le llevaron al Papa como presente un diseño de una ciudad. 4 De missione legatorum iaponesium ad Romanam Curiam rebusq[ue] in Europa... / ab Eduardo de Sande, Societatis Iesu… 1590. Por Duarte de Sande (1531-1600) Escrito en latín Biblioteca Universitaria de Sevilla. A Res 71/5/22 La Embajada Tensho creó un gran revuelo en Europa. Prueba documental de ello son las al menos setenta y ocho publicaciones impresas que tratan específicamente sobre esta visita, y que salieron a la luz entre 1585 y 1593; incluso 49 de esas publicaciones se imprimieron en 1585, estando aún los jóvenes japoneses en Europa. En el caso de este libro se trata de una crónica casi coetánea de la Embajada, realizada en Macao a la vuelta de la misma por el jesuita portugués Duarte de Sande sobre los apuntes que se iban tomando a lo largo del viaje. La comitiva regresó a Japón el 21 de julio de 1590. 5 Mapa de América 1546 Sebastián Münster (1489-1552) Grabado en madera sobre papel, coloreado a mano En: Cosmographia, del mismo autor. Münster, Basilea, Suiza, 1546 Biblioteca James Ford Bell. Universidad de Minnesota, Minneápolis Reproducción En este mapa, a la izquierda de la imagen, Japón aparece como “Zipangu”. Cipango o Zipango es el nombre que le dieron a Japón los europeos y chinos en la Edad Media y se convirtió con el de Catay, la China, en símbolo de los sueños míticos de los descubridores del cuatrocientos y el quinientos. 6 Iaponiae nova descriptio : Japón y Corea 1636 Jan Jansson o Johannes Jansonius Realizado para el Atlas de Mercator, Amsterdam, 1636-1649 Grabado sobre papel, coloreado a mano
  • 6 Archivo Municipal de Sevilla. Pl. II-10-39 Jan Jansson confeccionó este mapa sobre otro de Jodocus Hondius de 1606, sustituyendo el barco japonés de la versión original por otro de estilo europeo. No obstante el error de eproducir a Corea como una isla, la cartografía europea diseña ya a Japón en imagen reconocible. 7 Indiae orientalis insularumque adiacentium typus : Mapa de la India Oriental 1588 En: Theatro de la Tierra Universal de Abraham Ortelio…- Impresso en Anveres : por Christoval Plantino, 1588, hoja 94 Archivo General de Indias. Biblioteca. L.A., S. XVI-1 Reproducción Abraham Ortelio nos muestra en este mapa el ámbito oceánico que acoge las isla de Japón, las Filipinas y los archipiélagos al sureste del continente asiático, entre las costas del mismo, las de América y las de Nueva Guinea. No obstante sus evidentes fallos geográficos facilita la comprensión de las relaciones diplomáticas y comerciales que se establecerían entre las tierras y los países de dicha área. 8 Typus orbis terrarum : Mapamundi 1588 En: Theatro de la Tierra Universal de Abraham Ortelio…- Impresso en Anveres : por Christoval Plantino, 1588, hoja 1 Archivo General de Indias. Biblioteca. L.A., S. XVI-1 Reproducción En el Mapamundi de Ortelio se puede seguir el camino recorrido por la Embajada Tensho a través del Océano Índico, el sur de África y el Atlántico hasta llegar a Lisboa. Organizada dicha embajada por los jesuitas de Japón en la época de la Unión Ibérica pero sin intervención de las autoridades españolas de Filipinas, los barcos navegaron por la ruta de expansión portuguesa que les había conducido a Oriente y que les era más afín, y no por la española a través de México. 9 Retrato del Rey Felipe II
  • 7 [Post. 1570] Sofonisba Anguissola (1532-1625), antes atribuido a Alonso Sánchez Coello Óleo sobre lienzo. Museo del Prado. Madrid Reproducción En su camino hacia Roma, en septiembre de 1584, los japoneses pasaron por Madrid donde fueron recibidos por el monarca Felipe II, en esos momentos rey de España y Portugal, a quien entregaron unas cartas. Posteriormente la comitiva fue a visitar el Monasterio de El Escorial. 10 Breve de Sixto V 1585, mayo, 26. Roma Manuscrito sobre vitela. Latín Archivo General de Simancas. Estado, 946, 2 En este documento pontificio, se agradece a Felipe II las atenciones prestadas a la legación japonesa. 11 Dos vistas de la plaza de San Marcos de Venecia 1578 Depinxit Georgius Houfnaglius … Anno 1578 Grabado En: Civitates orbis terrarum … : 1572-1618 / George Braun, Frans Hogenberg; with an introduction by R. A. Skelton.- Cleveland ; New York : The World Publishing Company, 1966.- Reprodución facsímil de la ed. de: Colonia : Petrum Brachel, 1523 (sic), 1623? Escuela de Estudios Hispano-Americanos de Sevilla. Biblioteca Reproducción Tras su encuentro con el Pontífice en Roma los componentes de la embajada Tensho recorren varias ciudades italianas, entre ellas Venecia, a la que llegan el 26 de junio siendo recibidos en Sancti Spiritus por un gran número de senadores y posteriormente aposentados por los jesuitas. Tuvieron una Audiencia con el Dux, quien los recibió con una “ropa muy lucida para la ocasión”. Hablaron por medio de intérpretes y los embajadores le ofrecieron diversos presentes. El día 29 asistieron a la procesión conmemorativa de la aparición de San Marcos, en la que participaron todas las cofradías, monasterios y parroquias de la ciudad.
  • 8 Los grabados muestran dos perspectivas distintas de la Plaza e Iglesia de San Marcos antes y después del incendio de 1577, con el palacio del Dux que pocos años después conocerían los visitantes japoneses.
  • 9 VITRINA 2 Relaciones hispano-japonesas hasta la muerte de Toyotomi Hideyoshi Los primeros contactos japoneses con las islas Filipinas se relacionan con la piratería. En este sentido ya hacia 1575 los japoneses se habían asentado al norte de la isla de Luzón, con bases en el puerto de Cagayán y luego en el de Lingayen. El establecimiento oficial de un comercio anual entre Filipinas y Japón se produce en 1585 con el señor feudal de la ciudad de Firando, Matsuura Takanobu, que envía una embajada al gobernador de Filipinas ofreciendo vasallaje y diversos presentes. Este comercio favorece la formación de un asentamiento japonés en Manila. En los años siguientes, 1585-1588, las relaciones hispano-japonesas se moverán en función de la política interna del Japón: después de un largo periodo de guerras entre clanes, Toyotomi Hideyoshi logra el sometimiento de los “daimyos”, asumiendo el poder militar y ejecutivo, como “Taikosama” o príncipe. Su inicial política de persecución religiosa (1587) y sus proyectos expansionistas (1592) se atemperan luego hasta llegar al ofrecimiento de un pacto de amistad a Filipinas en 1595, después de un cruce de embajadas encabezadas respectivamente, por Harada Kiyemon (Faranda) y por fray Pedro Bautista, con el que se produce la entrada de los franciscanos en Japón (1593). En 1596 Hideyoshi vuelve a la actitud agresiva y a una cruenta persecución religiosa que lleva al martirio de 26 frailes, crucificados el 5 de febrero de 1597 en Nagasaki. Como reacción a estos vaivenes de la política japonesa, el gobernador de Filipinas, ordena, preventivamente, la reclusión de la colonia japonesa en el barrio de Dilao, extramuros de Manila (1592) y finalmente, su expulsión en 1597, no reponiéndose su población hasta 1603.
  • 10 12 Copia de carta de Juan Bautista Román, factor y veedor de la Real Hacienda de Filipinas, al virrey de Nueva España 1582, junio, 25. Cavite Archivo General de Indias. Filipinas, 29, N.40 En ella da cuenta de la expedición enviada por el gobernador Gonzalo Ronquillo de Peñalosa al mando del capitán Juan Pablo de Carrión para tomar control del Norte de Luzón. Los más de 600 japoneses que estaban allí fueron derrotados, acabando así los años del puerto japonés de Cagayán. 13 Carta de fray Francisco Manrique, prior del convento de San Agustín de Macao al rey 1588, marzo, 1. Macao Archivo General de Indias. Filipinas, 79, N.17 Refiere entre otros temas, que en julio de 1584 salió con otro compañero en viaje por mar, pero se perdieron y llegaron al reino de Firando en Japón, donde estuvieron dos meses; allí aprovechó para conocer la tierra, que describe detallando sus riquezas, producción agrícola, la abundancia de pescado, etc. Entró en contacto con el rey de ese lugar, que según el fraile, “se hizo vasallo de su Majestad”. 14 Carta de Santiago de Vera, gobernador de Filipinas, al rey 1586, junio 26. Manila Archivo General de Indias. Filipinas, 6, R.6, N.61 El Gobernador dice en su carta que, para asentar y reanudar los lazos de amistad, el rey de Firando le había enviado un presente que consistía en “una lanza y un morrión y dos piecezuelas de sedilla, de que ellos se revisten, y tres avanillos…” y que todas esas cosas las remitía al rey; también informaba que se habían presentado en Cavite once japoneses cristianos vecinos de Nagasaki, los primeros japoneses de paz que llegaban a Filipinas.
  • 11 15 Copia de carta de Toyotomi Hideyoshi para el gobernador de Filipinas, Gómez Pérez Dasmariñas “El dia diecinueve de Tienche, a los diecinueve días del mes, Quanpec, del reino del Japón” [1592] Archivo General de Indias. Filipinas, 18B, R.2, N.12A En ella narra las mejoras del reino con su llegada al trono y amenaza con invadir con su ejército las islas si no le prestan obediencia. Esta carta junto con otras del capitán general del rey de Japón, del camarero Tian Kit y del rey de Firando le fueron entregadas al gobernador de Filipinas por el embajador Gaspar Harada que llegó a Manila el 29 de mayo de 1592. 16 Carta de Luis Pérez das Mariñas, gobernador de Filipinas al rey 1594, enero, 15. Manila Archivo General de Indias. Filipinas, 18B, R.4, N.24 Le comunica como han desaparecido los recelos de la conquista de Manila por los japoneses con la llegada del embajador Faranda en nombre de Hideyoshi con varios regalos: “un cavallo i armas y otras cosas del Xapón”. Asimismo dice que dicho embajador ha asegurado de parte de su príncipe que deseaba tener con los españoles “toda amistad y contratación”. 17 Medalla religiosa: en anverso, San Francisco Javier y en reverso los mártires del Japón [S. XVII ó XVIII] Museo Arqueológico. Sevilla En octubre de 1596, el galeón San Felipe, que hacía la ruta de Acapulco a Manila con un pasaje de 233 personas arribó forzosamente a la bahía de Tosa. A raíz de este incidente nimio, no sólo se requisó todo el rico cargamento del barco, sino que en noviembre llegaron desde Meaco cartas de Taicosama (Hideyoshi) conteniendo palabras muy duras para los españoles a los que acusó, según dijo un testigo presencial, de ser “ladrones corsarios que beníamos a comarcar la tierra para tomarla”. El 8 de diciembre comenzaron las redadas persecutorias en Kyoto y el 6 de febrero de 1597 los 26 primero mártires japoneses fueron ejecutados.
  • 12 18 Retrato de Toyotomi Hideyoshi (1537-1598) Siglo XIX Por Gadô, de la Escuela “Nihon-ga” Manuscrito, color sobre papel, en forma de Kake-mono Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría. Sevilla Hideyoshi Toyotomi, el Taicosama o príncipe de españoles y portugueses a partir de 1591, fue el jefe supremo del gobierno japonés entre 1585 y 1598 al conseguir la unificación del país frente a los particularismos de los señores feudales. El emperador – mikado – le nombró kuampaku, pero por su origen humilde no pudo ser nombrado shogún. En el retrato está representado con los símbolos del poder a su espalda: el emblema de su caballería formado por un racimo de calabazas que utilizó para engañar al enemigo, del que cuelga un manojo de cintas, todo sostenido por un asta. Curiosamente al levantar el asta y darle vueltas con fuerza, las cintas se extienden y suenan las calabazas. 19 "Mapa de las Yslas Philipinas hecho por el Padre Pedro Murillo Velarde" 1744. Manila Archivo General de Indias. MP-Filipinas, 299 En 1565 se produce el establecimiento español en las islas Filipinas que se completa con la fundación de la ciudad de Manila y de su Audiencia en 1571. Mientras tanto se han ido produciendo asentamientos japoneses no controlados por la administración en los puertos de Cagayán y Lingayen, en las provincias de Cagayán y Pangasinan respectivamente, al Norte de la isla de Luzón, la más septentrional del archipiélago. El primero desaparece en 1582, una vez sofocada su rebelión por orden del gobernador, el segundo permanece y se refuerza con el tiempo. A estos pronto se les unirá el de Manila. 20 Asiae nova descriptio : Asia 1588 En: Theatro de la Tierra Universal de Abraham Ortelio…- Impresso en Anveres : por Christoval Plantino, 1588, hoja 3 Archivo General de Indias. Biblioteca. L.A., S. XVI-1 Reproducción A pesar de las distancias entre los archipiélagos de Japón y Filipinas y de estos con el continente, que evidencia el mapa, durante el siglo XVI se producen
  • 13 contactos, inicialmente de corsarios o piratas (los wokou), bien chinos como Lin Feng o Limahón, bien japoneses como Tayfuzu o Tay Fusa. También pueden relacionarse con esta actividad los asentamientos nipones al norte de la isla de Luzón en las provincias de Cagayán y Pangasinan. 21 Descripción geométrica de la ciudad y circunvalación de Manila y de sus arrabales [1671] Por el Padre Maestro Fray Ignacio Muñoz (OP) Archivo General de Indias. MP-Filipinas, 10 El auge del comercio entre las Filipinas, China y Japón, favorece la formación de barrios según etnias, como el Parián de los sangleyes o barrio chino de la Alcaicería o el de los japoneses de Dilao, ambos extramuros de la ciudad de Manila, identificados con la letra “i” y la letra “e” respectivamente de este plano. La política oscilante y alternativa de Hideyoshi entre la agresividad y la paz provocarán por parte española la reclusión de la colonia japonesa en Dilao en 1592 y su expulsión en 1597. 22 y 23 Carta náutica de la ensenada de Subig y costa de Cavite y Manila con la situación de las dos poblaciones. 1715, marzo, 15 Archivo General de Indias. MP-Filipinas, 146 [Plano del puerto de Cavite] 1753 Archivo General de Indias. MP-Filipinas, 276 Reproducción Con los precedentes de asentamientos japoneses independientes, el comercio oficial anual entre Japón y Filipinas se inicia en 1585 paralelamente a la apertura de relaciones diplomáticas con el señor de la ciudad de Firando, Matsuura Takanobu. Las actividades económicas se centran ya en la bahía de Manila que incluye la ciudad de este nombre y su puerto de Cavite, como evidencia esta carta y el plano siguiente.
  • 14 VITRINA 3 Inicios de la apertura de la ruta hacia Nueva España A la muerte de Hideyoshi en 1598 le sucedió como “Señor Absoluto del Imperio” el señor de Kwantó, Tokugawa Ieyasu tras vencer a sus oponentes en la batalla de Sekigahara, en 1600. Conocido como el “Daifusama”, con él se inicia la dinastía shogunal de los Tokugawa, que dirigió los destinos del Japón hasta 1868. Esta etapa es llamada “Periodo Edo”, en alusión a la ciudad a la que Ieyasu trasladó la capitalidad desde Kyoto. En 1605 Ieyasu abdicó en su hijo Hidetada, aunque ambos compartieron el gobierno, desde Shizuoka y Edo respectivamente. Entre 1598 y 1602 se abre un tiempo de relativa tranquilidad en la que los monjes franciscanos actúan como intermediarios en las embajadas, negociaciones y correspondencia entre los shogunes y los gobernadores de Filipinas. A los japoneses les interesaba que las naves comerciales españolas procedentes de Filipinas, hicieran escala en el puerto de Kwantó o Edo en su ruta a México, y que el rey Felipe III les autorizara a comerciar directamente con Nueva España; Filipinas por su parte, solicita al shogún el castigo del corsarismo japonés y el control del número de barcos nipones que van a la contratación de Manila. Dichos problemas se fueron solucionando, salvo el del comercio directo desde Japón a Nueva España, que se trataría en una etapa posterior. La estabilización de la diplomacia facilita a partir de 1602 el paso a Japón de numerosos religiosos, entre ellos, los franciscanos Luis Sotelo (1603) y Alonso Muñoz (1606) protagonistas de dos embajadas en el futuro. Por su parte, el florecimiento del comercio se refleja en el crecimiento del parián de los sangleyes o chinos y en el de los japoneses (Dilao), extramuros de Manila. 24 Suceso y relación del estado temporal de los reinos de Japón. 1600 Archivo General de Indias. Filipinas, 84, N.88 A la muerte de Taicosama en 1598 dejó como heredero a su hijo, de corta edad, Hideyori, e instituido un régimen provisional de gobierno formado por cuatro gobernadores que formaban el consejo de Estado. La figura principal de ese gobierno era el señor del Kwantó, Tokugawa Ieyasu; tenía un prestigio superior al de sus co-gobernantes y pronto la mayoría de los
  • 15 daimyos se unieron contra él. Tras diversas intrigas y preparativos, los dos grandes bandos se enfrentaron en 1600 en la batalla de Sekigahara, de la que Ieyasu salió vencedor y todo el país quedó bajo su control. 25 Copia de carta, traducida del japonés al castellano, de Tarazaua Ximono Cami, gobernador de Nagasaki a Pedro de Acuña, gobernador de Filipinas, [1602, junio, 1] Archivo General de Indias. Filipinas, 19, R.3, N.36 En ella pregunta por qué el gobernador no quiere que vayan tantos navíos a Filipinas, le pide que diga cual es el número que podrían venir a comerciar a estas islas, y le informa que solo irán los que lleven “chapa (licencia) del emperador”. En esta carta queda implantada como norma la novedosa patente del sello rojo para los barcos autorizados para comerciar con Filipinas. 26 Copia de carta de Pedro de Acuña gobernador de Filipinas al emperador japonés Daifu Sama [1602, junio, 1] Archivo General de Indias. Filipinas, 19, R.3, N. 35 En ella le manifiesta su agradecimiento por el castigo que había dado a los japoneses y sangleyes que años atrás habían venido “a hacer daño a esta tierra”; le sugiere que el número correcto de naves de comerciantes japoneses a Manila sería de tres naves en primavera y tres en otoño; convenía que viniesen con licencia de Ieyasu, así como del gobernador de Filipinas para las que fueran a Japón. Respecto a la apertura de trato comercial entre Japón y Nueva España ya lo había consultado en México; lo haría de nuevo, pero era asunto para largo plazo pues había que gestionarlo también en Madrid. Por último recomendaba a los frailes predicadores. 27 Carta del franciscano fray Diego Bermeo, a Pedro de Acuña, gobernador de Filipinas 1604, diciembre, 23. Meaco Archivo General de Indias. Filipinas, 79, N.47 Con este fraile pasó fray Luis Sotelo a Japón en 1603. En esta carta escrita desde la corte del emperador del Japón refiere entre otras cosas el estado de la evangelización en aquel reino; que llevó el presente del gobernador de Filipinas al emperador japonés, y trató con él asuntos de comercio; que el año
  • 16 anterior hubo otros mártires cristianos, y describe una deidad de los japoneses “al qual llaman Daybut” (Daybutsu, Gran Buda). 28 Tartariae sive Magni Chami Regni tÿpus : Mapa de Tartaria 1588 En: Theatro de la Tierra Universal de Abraham Ortelio…- Impresso en Anveres : por Christoval Plantino, 1588, hoja 92 Archivo General de Indias. Biblioteca. L.A., S. XVI-1 Reproducción Este mapa de Tartaria, en el que la imagen de Japón se sitúa equidistante de las costas asiáticas y las americanas, puede facilitar la comprensión de los proyectos japoneses de establecer una línea comercial directa entre el archipiélago y Nueva España o México, independiente de Filipinas. El tema se plantea ya en la era del primer Tokugawa y se mantiene años después. 29 “Plano ychnográphico de la Plaza de Manila, capital de las Yslas Philipinas y Archipiélago de San Lázaro …” 1763, octubre, 1. Manila Por Miguel Antonio Gómez, ingeniero ordinario de dicha plaza. Archivo General de Indias. MP-Filipinas, 42 BIS Este plano de 1763, pone de manifiesto la supervivencia del barrio japonés de Dilao, que en el comienzo pacifista de la era Tokugawa recibe un notable impulso por el florecimiento del comercio. Señalado con la letra E en el diseño, sería luego conocido como San Fernando de Paco o simplemente Paco. El fiscal Rodrigo Díaz Giral, que realizó una visita al parián de los sanglesyes entre mayo y junio de 1606, comenta sobre el barrio de Dilao: “Bine al parián de japones que está d’esta otra parte de un estero del de los sangleyes, y conté las tiendas de japones que en él ay, y paresció aver noventa y una tienda sin las casas y viviendas altas”. 30 Retrato del shogún Ieyasu Tokugawa (1542-1616) En: Historia de la embajada de Idate Masamune al Papa Paulo V (1613-1615), por el doctor scisión Amati… Introducción y notas de José Koichi Oizumi y Juan Gil.- Madrid, Editorial Doce Calles, 2011, p. entre 64-65 Reproducción
  • 17 Ieyasu Tokugawa, jefe del grupo Tokugawa infligió una derrota en 1600 al grupo Toyotomi, cuyo jefe era Hideyori Toyotomi, hijo del Taiko Hideyoshi. Tras la victoria obtuvo el título de “señor Absoluto del Imperio” directamente del Mikado, que le nombró Shogún, comenzando con él la dinastía de los Tokugawa. Trasladó de Kyoto a Edo (hoy Tokio) la metrópoli del gobierno shogunal. Como shogún le correspondía el mando de las tropas, la libre participación en el tesoro y era la única persona que podía comunicarse directamente con el emperador que era considerado casi como un dios. 31 y 32 Plano de la Bahía de Manila con la "Plaza de Manila", la "Plaza de Cavite" y los alrededores, y la situación del enemigo inglés por mar y tierra. [1764] Archivo General de Indias. MP-Filipinas, 153 Reproducción Plano de la plaza y ensenada de Cavite, sus fortificaciones, pueblo de San Roque, Cavite el Viejo y la Estanjuela, y bocas Vinacaya, Bacor y de Cavite el Viejo [1663, octubre, 24] Archivo General de Indias. MP-Filipinas, 8 La Bahía de Manila, con la ciudad de Manila y su puerto de Cavite, dada su situación estratégica de puerto comercial y el peligro del corsarismo requirió labores continuadas de fortificación para su defensa. Con el comienzo pacifista de la era Tokugawa se soluciona el problema de la piratería y otro derivado de la intensificación del comercio: la aglomeración de barcos comerciales japoneses buscando la contratación en dicho puerto.
  • 18 VITRINA 4 Rodrigo de Vivero y la embajada de fray Alonso Muñoz Un nuevo capítulo de paz se abre en las relaciones hispano-japonesas con el naufragio en las costas de Kwantó del ex gobernador de Filipinas Rodrigo de Vivero en su viaje de regreso a Acapulco (1609). Esta circunstancia le depara la posibilidad de entrevistarse con Hidetada en Edo y con Ieyasu en Suruga, donde surge un proyecto de capitulación fechado el 20 de diciembre de 1609 con cláusulas sobre libertad para los religiosos, establecimiento de comercio directo entre Japón y Nueva España (la nao del Japón) y exclusión de los holandeses del trato con Japón. Por deseo expreso de Rodrigo de Vivero, el comisario franciscano fray Alonso Muñoz comisiona para las negociaciones a fray Luis Sotelo que es nombrado por Ieyasu a mediados de enero de 1610 como su embajador ante el virrey de México y el rey de España. Sotelo debía entregar entre otros documentos una licencia fechada el 22 de enero de 1610 para que los barcos españoles procedentes de Nueva España pudieran recalar en puertos japoneses. Sin embargo por causas desconocidas, en el mes de junio fray Luis Sotelo fue sustituido en esta misión por fray Alonso Muñoz, nombramiento con el que está relacionada la carta original del príncipe Hidetada, de 24 de dicho mes, de la que luego será portador junto con la del shogún. La legación sale con Rodrigo de Vivero el primero de agosto de 1610 del puerto de Uraga, llega a finales de octubre a Matanchel y luego a Acapulco, atraviesa México y ya sin Vivero sigue hacia España y se encuentra en Madrid a finales de 1611. Allí fray Alonso Muñoz se convertirá en el promotor de esta vía de comercio directo entre Japón y Nueva España que se aprueba el 20 de junio de 1613 aunque este permiso inicial se cancelaría el 23 de diciembre de 1614. 33 Copia de las cláusulas que Rodrigo de Vivero propuso al emperador de Japón para tratar con el rey de España 1610,(sic) diciembre, 20. Nuestra Señora de los Ángeles de Fujimi Archivo General de Indias. Filipinas, 193, N.3 En 25 de Julio de 1609 salió de Manila para Acapulco el ex gobernador de Filipinas Rodrigo de Vivero embarcando en el galeón San Francisco, pero debido a los temporales llegó a las costas del Kwanto.
  • 19 Durante su estancia en Japón, Rodrigo de Vivero propuso en diciembre de 1609 unas capitulaciones al Shogún Ieyasu, para sentar las bases del comercio entre el Japón, Filipinas y Nueva España. Entre las cláusulas de dichas capitulaciones destacan las relativas a la posibilidad de desembarcar anualmente las naos de Nueva España y Filipinas en todos los puertos japoneses, incluido el de Kwanto, la exención de “pancada ni tasas” sobre los productos hispanos y la exclusión de los holandeses del trato con Japón. Por su parte Vivero se comprometía a gestionar el envío de cien o doscientos técnicos para la minería de la plata. 34 Carta del rey de España al rey de Japón Minamotono Ieyasu 1613 junio 20. San Lorenzo Archivo General de Indias. México, 1065, Libro 6, F. 80v-81r. El 20 de junio de 1613 se redactó una carta desde El Escorial dirigida a “Minamotono Yheas”, señor del Japón, por la que se le anunciaba el despacho anual de una nave cargada de mercadurías desde la Nueva España, tal y como le había de informar más prolijamente de viva voz el padre Alonso Muñoz, y asimismo se le comunicaba el envío de presentes. En diciembre de 1614 ante las noticias del difícil momento por el que pasaba la cristiandad del Japón, se cancela la licencia del comercio de Nueva España. 35 Certificación de la autenticidad de las traducciones de la carta del emperador del Japón a Felipe III, de las condiciones y asiento de paz y del nuevo nombramiento de la persona que había de traer la embajada en sustitución de Fray Luis Sotelo. 1610, diciembre, 26. México Archivo General de Indias. Filipinas, 1, N.133, Anexo 3 El 21 de enero de 1610 Ieyasu nombró a Sotelo como embajador para que en su nombre llevase cartas al rey Felipe III y al virrey de Nueva España. Estas fueron traducidas al español por Sotelo. El 26 de diciembre del mismo año, en el convento de San Diego de México, fray Pedro Bautista realiza una nueva traducción de la carta del Emperador Ieyasu, así como de las capitulaciones y asientos de paz. Aquí se añaden la traducción del nombramiento como embajador de fray Alonso Muñoz en sustitución de Sotelo, una alusión a la carta del Emperador para el virrey de Nueva España, así como de las cartas o chapas que envía el príncipe Hidetada al rey de España.
  • 20 36 Carta original del Universal Señor del Japón, Ieyasu Tokugawa (Minamoto Yeas), al duque de Lerma 1610 enero, 22. Archivo General de Indias. MP-Escritura y Cifra, 30 Reproducción La carta va escrita en el papel supremo del Japón llamado fubiaque y en letra común llamada cana. En ella solo se había de poner la “substancia de la embajada” con el sello real, pues lo demás se consideraba descortesía. Va dirigida al Duque de Lerma, ya que la costumbre japonesa prohibía la comunicación directa con el gobernante Por ella el shogún autoriza a los navíos españoles procedentes de Nueva España a tocar puertos japoneses, dejando los pormenores del asunto al franciscano fray Luis Sotelo. Ese era el motivo de la embajada: asentar las paces con el rey de España y establecer comercio entre Japón y México. 37 Carta original del Universal Señor del Japón, Hidetada Tokugawa (Minamoto Hidetada), al duque de Lerma 1610, junio, 24. Archivo General de Indias. MP-Escritura y Cifra, 31 Autoriza a los navíos españoles procedentes de Nueva España a tocar puertos japoneses, dejando los detalles del asunto al padre franciscano fray Alonso Muñoz, que lleva cinco armaduras japonesas de regalo. De similares características físicas que la anterior, esta carta está relacionada con el nombramiento por el shogún en el mes de junio de 1610 de fray Alonso Muñoz como nuevo embajador, en sustitución de fray Luis Sotelo. 38 Retrato del duque de Lerma 1602 Juan Pantoja de la Cruz Óleo sobre lienzo Fundación Casa Ducal Medinaceli Reproducción Francisco Gómez de Sandoval-Rojas y Borja o Francisco de Sandoval y Rojas (1553-1625), duque de Lerma, fue primer ministro y valido del rey Felipe III. A él van dirigidas la carta del shogún Ieyasu y la de su hijo Hidetada, de 22 de enero y 24 de junio de 1610, respectivamente, de las que fue portador fray
  • 21 Alonso Muñoz. Son licencias para que las naves españolas procedentes de Nueva España puedan entrar en puertos japoneses. El encaminar estos documentos solemnes al valido no se produce por ser el hombre más poderoso de la corte sino por razones de protocolo. 39 Anverpia : Vista de Amberes [ca. 1572] Grabado En: Civitates orbis terrarum … : 1572-1618 / George Braun, Frans Hogenberg; with an introduction by R. A. Skelton.- Cleveland ; New York : The World Publishing Company, 1966.- Reprodución facsímil de la ed. de: Colonia : Petrum Brachel, 1523 (sic), 1623? Escuela de Estudios Hispano-Americanos de Sevilla. Biblioteca Reproducción La costumbre de los japoneses de ofrecer presentes en sus embajadas obliga a las autoridades españolas a la justa correspondencia. Los primeros solían portar armaduras, katanas, dagas y objetos que podían integrar la vestimenta de un samurai. Por el contrario, las listas de regalos seleccionados por la Corte española, como la que realizó el Consejo en 1613 para corresponder a la embajada de Muñoz, aunque no descartan las armaduras europeas, se inclinan más por guadamecíes, cuadros de emperadores y emperatrices, jabón, “vidrios de Barcelona y Venecia” y por “mapas grandes de Amberes” como el de este grabado, casi coetáneo. 40 y 41 “Iconismo hidrotérreo o Mapa Geográphico de la América Septentrional” 1746 Por José Antonio de Villaseñor y Sánchez. Archivo General de Indias. MP-México, 161 “Planta ydrográfica del Puerto de Acapulco…” [1712, noviembre, 7] Archivo General de Indias. MP-México, 106 Así como la embajada Tensho se había desplazado a la península por la vía portuguesa del Índico y sur de África, la de Alonso Muñoz y Rodrigo de Vivero, apoyada por el gobierno filipino, llega a la misma a través de la ruta española de la Nueva España. La comitiva sale de Uraga, en Japón, en el galeón San Buenaventura, el 1 de agosto de 1610; el 27 de octubre alcanza Matanchel, en la costa pacífica de México, y el 13 de noviembre el puerto de Acapulco, topónimos reconocibles en los mapas. Ya sin Rodrigo de Vivero, atravesar el continente y cruzar el
  • 22 Atlántico le ocupa a la legación un año, de modo que su llegada a la Corte española no se produce hasta finales de 1611. 42 La Villa y Corte de los Reyes Católicos de España 1657 Georgius Braum y Franciscus Hogemberg En: Illustriorum Hispaniae urbium tabulae cum appendice celebriorum alibi aut olim aut nunc parentium Hispanis, aut eorum civitatum commerciis florentium, que reproduce la obra Theatrum Illustriores Hispaniae Urbes, Amstelodami, 1657, adaptación a su vez de Civitates Orbis Terrarum, Liber primus, Georgius Baun y Franciscus Hogenbergis. Edición facsímil, Barcelona, Lunwerg, 1996 Escuela de Estudios Hispano-Americanos. Biblioteca Reproducción La embajada de Alonso Muñoz se encuentra en Madrid en el otoño de 1611. Durante dos años el fraile se convertirá en el impulsor de la vía comercial directa entre Japón y Nueva España, cuya aprobación se irá retrasando en el Consejo de Indias hasta la licencia real de 20 de junio de 1613. Dicha licencia se cancelará el 23 de diciembre del año siguiente ante las noticias de nuevas persecuciones religiosas en Japón. Fray Alonso Muñoz que tanto luchó por el éxito de estas relaciones bilaterales en las que se contemplaba el envío a Japón de una legación y regalos, parece que no se embarcó jamás de regreso.
  • 23 VITRINA 5 Sebastián Vizcaíno y comienzo de la Embajada Keicho El 10 de junio de 1611, Sebastián Vizcaíno llega al puerto de Uraga, en Japón después de una singladura a bordo del navío San Francisco iniciada en Acapulco el 22 de marzo. Comerciante, explorador y cartógrafo de las costas de California, había sido comisionado por el virrey de Nueva España para el descubrimiento de las míticas islas Rica de Oro y Rica de Plata, cercanas a aquel archipiélago. Otros objetivos de su viaje eran reintegrar a su país a los japoneses de la embajada de Vivero y Muñoz que habían quedado en México, y corresponder al apoyo del shogún a esa embajada mediante una legación dirigida por el propio Vizcaíno. Ya en Japón el séquito, al que se había unido fray Luis Sotelo, fue recibido el 22 de junio en Edo por Hidetada y posteriormente en Shizuoka por Ieyasu, donde se trataron temas ya recurrentes como el apoyo a los cristianos, la exclusión de los holandeses del comercio, etc. En Edo coincidieron tres de los personajes decisivos para la futura embajada de Hasekura: Vizcaíno, Sotelo y Date Masamune, el daimyo o señor de Sendai. Meses después de aquella audiencia, Masamune, que había retomado con Sotelo la vieja idea de enero de 1610, de enviar una embajada al rey de España y al papa, involucra a un Vizcaíno fracasado y sin recursos, para conducirla a Europa. Aparte de los citados, la legación incluiría al emisario del propio Masamune, el samurai Hasekura Tsunenaga: este sería el comienzo de la Embajada Keicho. La comitiva sale de Japón el 28 de octubre de 1613 a bordo del galeón San Juan Bautista: a partir de ese momento Sotelo asume el protagonismo. El 25 de enero de 1614 los embajadores llegan a Acapulco, en Nueva España. 43 Carta de Sebastián Vizcaíno al rey Felipe III 1611, marzo, 21. Acapulco Archivo General de Indias. Filipinas, 193, N.3 En ella anuncia su próxima partida en un navío con sesenta hombres, al descubrimiento de las Islas Rica de Oro y Rica de Plata, por orden del virrey Luis de Velasco, pidiendo que si las topare, se le encargue su poblamiento con el título adecuado o bien se le haga capitán general de la carrera de Filipinas,
  • 24 o embajador en un segundo viaje o se le de alguna merced de gobierno en Indias. 44 Traslado de autos que incluye traducción de carta del príncipe de Japón al virrey de Nueva España de 17 de julio de 1612 Al dorso escritura japonesa. 1612, septiembre, 1. Urangaba Archivo General de Indias. Filipinas,1,N.151d Carta del príncipe del Japón en la que responde a la que le entregó Sebastián Vizcaíno en nombre del virrey de Nueva España. En ella le agradece los regalos que le ha enviado, y le comunica que desea seguir teniendo lazos de amistad y que “los navíos de contratación de entrambos reinos hagan viaje todos los años”. En justa correspondencia le envía tres cuerpos de armas. 45 Carta de Sebastián Vizcaíno a Luis de Velasco, marqués de Salinas, 1614, mayo, 20. México Archivo General de Indias. Filipinas, 1, N. 151c Tras el fracaso de la expedición de Vizcaíno en la búsqueda de las islas Rica de Oro y Rica de Plata y falto de medios, tuvo que volver a México con la embajada de Hasekura y fray Luis Sotelo. En esta carta dirigida al anterior virrey Luis de Velasco, informa en contra de Sotelo, de quien dice “que va a Castilla y Roma con quimeras de embajada”. Relata como el fraile y los japoneses al llegar a Acapulco lo habían despojado de los regalos que traía para el virrey: “cinco cajas de biombos y tres pares de armas” y que los habían entregado en México al entonces virrey marqués de Guadalcázar. 46 Carta de Diego Fernández de Córdoba, marqués de Guadalcázar, virrey de Nueva España al rey Felipe III 1614, mayo, 22. México Archivo General de Indias. México, 28, N.17 En ella da cuenta, entre otros asuntos, del mapa realizado por Sebastián Vizcaíno de las costas del Japón y de la llegada a Acapulco de la embajada japonesa. Envía los informes de Vizcaíno y avisa que Sotelo, a quien califica “de persona de poco asiento” partiría con destino a España acompañado de los japoneses.
  • 25 47 Carta de Diego Fernández de Córdoba, marqués de Guadalcázar, virrey de Nueva España al rey Felipe III 1615 mayo 25. México Archivo General de Indias. México, 28 N. 24 Informa que en 28 de abril había salido de Acapulco, la nao del Japón con la gente que de allí vino, a cuyo piloto y marineros se les advierte que no pueden volver más que por la vía de Filipinas. En esta nao va fray Diego de Santa Catalina, a cuyo cargo va el presente para el Emperador del Japón. 48 Puerto de Acapulco en el Reino de la Nueva España en el Mar del Sur [1618] Cromolitografía realizada sobre el grabado de Adrian Boot de 1618. Firenze, Lit. A. Ruffoni, Piazza S. Croce, 20 Archivo General de Indias. MP-Impresos, 34 Reproducción Esta litografía, casi coetánea de los hechos, es una representación del puerto de Acapulco que fue el lugar de entrada de la embajada japonesa a Nueva España. También será, un año más tarde, el puerto de salida de regreso a Japón de algunos de los que llegaron con Vizcaíno, Hasekura y Sotelo quienes con fray Diego de Santa Catalina llevarían un presente de parte del rey de España para el Emperador de Japón. 49 Americae Nova Tabula: América 1664 Johannes Blaeu Procede seguramente del “Atlas Maior” Archivo General de Indias. MP-Impresos, 111 Este mapa refleja la ruta de la primera etapa de la Embajada Keicho, desde Japón a Acapulco. El séquito, formado por Hasekura, Sotelo y más de 150 personas, sale el 28 de octubre de 1613 a bordo de la nave San Juan Bautista, construida en el puerto de Tsukinora. Avistado el Cabo Mendocino el 26 de diciembre, sigue la ruta explorada por Vizcaíno años atrás, rumbo al sur hasta Zacatula y luego Acapulco (25 de enero de 1614).
  • 26 Por su parte, Sebastián Vizcaíno, que había sido encargado de dirigir esta parte de la expedición por el date Masamune, debe ceder su protagonismo a fray Luis Sotelo. 50 Mapa de las islas Palaos. Se marca la situación de las Molucas, Filipinas, Ladrones, Rica de Oro, Rica de Plata, etc. 1710 Archivo General de Indias. MP-Filipinas, 14 La leyenda de las míticas islas Rica de Oro y Rica de Plata o del Armenio, cercanas a Japón, se debe al agustino Andrés de Aguirre que había acompañado a Miguel López de Legázpi a la vuelta de su expedición (1564- 1565). Años después, en 1611, Sebastián Vizcaino es comisionado por el virrey de Nueva España para su búsqueda y, en el mismo viaje, para repatriar desde México a los japoneses de la embajada de Vivero-Muñoz, y para encabezar una misión diplomática de reciprocidad ante el shogún. Vizcaíno fracasa en la empresa geográfica y otras que emprende en Japón y acepta la propuesta del Date Masamune de conducir a Nueva España a la embajada de Hasekura, pero es excluido por fray Luis Sotelo 51 Retrato de Sebastián Vizcaíno En: Historia de la embajada de Idate Masamune al Papa Paulo V (1613-1615), por el doctor Escipión Amati… Introducción y notas de José Koichi Oizumi y Juan Gil.- Madrid, Editorial Doce Calles, 2011, p. entre 64-65 Archivo General de Indias. Biblioteca Reproducción Sebastián Vizcaino (1547 ó 1548-1627) de posible origen extremeño, marchó a Nueva España en 1583 donde desarrolló múltiples actividades como comerciante, empresario en la pesca de perlas de California, explorador, cartógrafo y diplomático. Se asentó en tierras mexicanas favorecido por el virrey, posible pariente, con puntuales ausencias, a Manila para comerciar (1586-1589) y a Japón como embajador y fallido director de la embajada Keicho (1611-1614). Previamente, por encargo del virrey se había dedicado a la exploración del litoral californiano desde Acapulco hasta más al norte de Cabo Mendocino (1602-1603), en busca de puertos de refugio seguros para el galeón de Manila, labor que repitió posteriormente en las costas japonesas.
  • 27 52 Retrato de Date Massamune (1567-1636) Museo Municipal de Sendai, Miyagiken, Japón En: Historia de la embajada de Idate Masamune al Papa Paulo V (1613-1615), por el doctor Escipión Amati… Introducción y notas de José Koichi Oizumi y Juan Gil.- Madrid, Editorial Doce Calles, 2011, p. entre 64-65 Archivo General de Indias. Biblioteca Reproducción Date Masamune (1567-1636) fue uno de los más importantes señores o daimyos del Japón. Llegó a gobernar sobre un extenso territorio en la parte nororiental del Japón, el reino de Mutsu o Bojú. Participó en las guerras entre clanes pero luego apoyó a Hideyoshi en su política de unificación e incluso en la guerra de Corea y mantuvo su fidelidad a su sucesor Tokugawa Ieyashu, que lo premió con el gran dominio de Sendai: allí fundó la ciudad de este nombre (1604) sobre la base de un puerto pesquero. Aunque era un daimyo agresivo y ambicioso, convertido al cristianismo apoyó el proyecto compartido con fray Luis Sotelo de enviar una embajada a Felipe III y al papa, dirigida por su siervo el samurai Hasekura Rokuemon Tsunenaga. 53 Retrato del embajador Hasekura Rokuemon Tsunenaga (1571-1622) Museo Municipal de Sendai, Miyagiken, Japón En: Historia de la embajada de Idate Masamune al Papa Paulo V (1613-1615), por el doctor Escipión Amati… Introducción y notas de José Koichi Oizumi y Juan Gil.- Madrid, Editorial Doce Calles, 2011, p. entre 128-129 Archivo General de Indias. Biblioteca Reproducción Hasekura Rokuemon Tsunenaga (1571-1622), conocido como Felipe Francisco Faxicura tras su bautismo, fue un samurái que, como otros muchos después de las guerras de clanes, estaban al servicio de un señor o daimyo, en este caso, el de Sendai, Date Masamune. Caballero de noble estirpe, capitán de los arcabuceros de la guardia real, fue considerado siempre como una persona prudente y discreta. Convertido al cristianismo, su nombre pasará a la historia por haber dirigido una misión diplomática-religiosa ante el rey Felipe III y el papa Paulo V que le llevó al otro lado del mundo “buscando el sol de la cristiandad”.
  • 28 54 Retrato de Fray Luis Sotelo (1574-1625) En: Historia de la embajada de Idate Masamune al Papa Paulo V (1613-1615), por el doctor Escipión Amati… Introducción y notas de José Koichi Oizumi y Juan Gil.- Madrid, Editorial Doce Calles, 2011, p. entre 64-65 Reproducción El sevillano Luis Sotelo (1574-1624), era hijo de Diego Caballero de Cabrera, veinticuatro del Cabildo de Sevilla. Estudió en Salamanca, donde entró en la Orden de los Franciscanos descalzos. Se trasladó a Manila en 1600, donde trabajó en el barrio japonés de Dilao que contaba con una importante colonia católica. En 1603 embarcó para Japón. Desplazado por las persecuciones de Ieyasu al territorio de Date Masamune que lo protege, juntos reactivan un proyecto fracasado de Sotelo de 1610: el envío de una embajada al rey y al papa, la embajada Keicho. En la misma subyacen intereses mutuos: una diócesis independiente en Japón para el fraile y la apertura de comercio independiente para Masamune. Pese al clamor que la Embajada despertó no se lograron los objetivos previstos.
  • 29 VITRINA 6 Embajada Keicho: de Acapulco a Sevilla Superadas las aguas del Pacífico a bordo del galeón San Juan Bautista, la embajada hace su entrada triunfal en Acapulco el 25 de enero de 1614 y es alojada en las Casas Reales. En sucesivas etapas se dirige a México pasando por diversas poblaciones que se encuentran sobre el Camino de Asia, entre ellas, Zumpango. En la capital los embajadores son recibidos por el Virrey al que hacen entrega de cartas del shogún Ieyasu, de su hijo Hidetada y de Date Masamune, así como de los regalos habituales. En la ciudad de México son aposentados en una casa al lado del Convento de San Francisco, participan en las celebraciones de Semana Santa y el 20 de abril parte del grupo recibe el bautismo en la iglesia de aquel Convento. A partir de aquí la comitiva queda reducida a fray Luis Sotelo, fray Ignacio de Jesús, el propio embajador Hasekura y treinta japoneses del séquito de honor. El 8 de mayo, día de la Ascensión, sale por el Camino de los Virreyes hacia Veracruz pasando por Puebla de los Ángeles. En Veracruz se hospedan en el Convento de San Francisco y el 10 de julio, en el San Jusephe, galeón de la Flota de Nueva España, abandonan San Juan de Ulúa, puerto de Veracruz, camino de La Habana. Permanecen en dicha ciudad del 23 de julio al 7 de agosto de 1614, fecha en la que salen rumbo a la Península. A lo largo del camino los embajadores reciben el agasajo de las autoridades y población del recorrido, organizándose en su honor fiestas de toros, juegos de cañas y otros entretenimientos y engalanándose las poblaciones a su paso. Solo un hecho desluce la buena marcha de la embajada: los enfrentamientos entre japoneses y españoles en Acapulco.
  • 30 55 Vera totius expeditionis nauticae descriptio…: Mapamundi Ca. 1589. Londres Jodocus Hondius (1562-1612) En: Atlas de Colón y los grandes descubrimientos Colección Robert H. y Margaret C. Power Este mapamundi que refleja las rutas de los viajes de los piratas ingleses de alrededor de 1580, ha servido para ilustrar el recorrido de la Embajada Keicho desde su salida del Puerto de Tsukinora, en Japón, hasta su llegada a la Península Ibérica. La legación, cruzando el Océano Pacífico llega al Virreinato de Nueva España, que recorre de oeste a este pasando por las poblaciones de Acapulco, México, Puebla de los Ángeles, y Veracruz. Una vez en el Atlántico se detiene en La Habana, en Cuba, y de allí, atravesando dicho océano llega a la Bahía de Cádiz, ya en España. 56 y 57 Plaza de Morelos, antigua Plazuela de la Guardiola [Delineado y litografiado por C. Castro] En: Historia de la embajada de Idate Masamune al Papa Paulo V (1613-1615), por el doctor Escipión Amati… Introducción y notas de José Koichi Oizumi y Juan Gil.- Madrid, Editorial Doce Calles, 2011, p. entre 64-65 Archivo General de Indias. Biblioteca Q-673 Reproducción Atrio del convento San Francisco de México Delineado y litografiado por C. Castro En: “Album de México y Alrededores. Imprenta litografía de J. Decaen, editor, México, Portal del Coliseo, 1864”.- Explicación, p. 46 Archivo General de Indias. Biblioteca, L.A., S. XIX-2 Reproducción Las láminas reproducen, una, la plaza de Morelos y al fondo la Casa de los Azulejos donde se hospedó el embajador Hasekura, contigua al Convento de San Francisco que aparece en la segunda lámina. En México la comitiva pasó la Semana Santa que se celebró con toda solemnidad y el 20 de abril de 1614 fueron bautizados por el arzobispo de México, Juan Pérez de la Serna, setenta y ocho personas del séquito en la Iglesia de San Francisco. El embajador, disuadido por el arzobispo y el comisario general aplazó la ceremonia de su bautismo para cuando estuviera en España.
  • 31 58 Copia de la orden y auto que dio el virrey sobre las armas que se han de quitar a los japoneses llegados a Acapulco y buen tratamiento que se les ha de hacer. [1614] Archivo General de Indias. México, 28, N.17a Pocos días después de la llegada de los japoneses a Acapulco, se produjeron unos tremendos altercados entre estos y los españoles. Los japoneses fueron desarmados y la mayoría de ellos instados a recogerse en su nao. El virrey ordenó a Vizcaíno y a Hasekura que en el plazo de treinta días se presentaran en México bajo pena de cuatro mil ducados. Además, en prevención de fututos conflictos se publicó un bando prohibiendo que los japoneses portasen armas, y regulando como debía regirse el trato entre japoneses y españoles. 59 “Memoria de la gente xapona que lleva consigo el embaxador Faxecura Rocuyemon a la ciudad de México.” 1614, febrero Archivo General de Indias. México, 1844 (fols. 853v-855r) Antes de salir de Acapulco, fray Luis Sotelo hubo de entregar una memoria con la relación de japoneses que irían hasta la ciudad de México con la embajada y de los que debían quedarse en el puerto. Además el alcalde mayor de Acapulco hizo entrega al fraile de veinte catanas que les habían sido requisadas a los componentes de la delegación diplomática. 60 Relación del pago realizado por los oficiales reales de Acapulco 1614, marzo, 24 Archivo General de Indias. Contaduría, 902 Los oficiales reales de Acapulco pagaron a D. Juan de Villela Miñaca, antiguo alcalde mayor de Acapulco, y a Juan Martínez de Oyarzu, 226 pesos y 3 tomines por las facturas que presentaron, y que se referían a los gastos hechos en dar de comer al embajador de Japón y su gente, y en comprar seis arrobas de pescado para el camino que hicieron desde el puerto a la capital.
  • 32 61 y 62 “Historia del regno di Voxu del Giapone dell’ Antichita, Nobilita e Valore del suo Re Idate Masamune … Dedicata a la Sta. Di N.S Papa paolo V. Fatta per il Dottor Scipione Amati Romano… Roma MDCXV.” Facsímil Archivo General de Indias. Biblioteca J-23/1 Retrato de Hasekura En 2ª anteportada de: Historia del regno di Voxu del Giapone dell’ Antichita, Nobilita e Valore del suo Re Idate Masamune… Dedicata a la Sta. Di N.S Papa paolo V. Fatta per il Dottor Scipione Amati Romano… Roma MDCXV. Archivo General de Indias. Biblioteca J-23/1 Reproducción El relato de Escipión Amati es una obra para celebrar la llegada a Roma de la Embajada de Hasekura y de fray Luis Sotelo y exaltar al papa Paulo V, a quien va dedicada la obra. Se divide en dos partes, una, en donde las noticias que cuenta las refiere de oídas (capítulos I a XIX), y otra la que narra por haberla vivido él mismo, ya que durante la estancia de la Embajada en Madrid fue nombrado intérprete para el viaje a Roma (capítulos XX-XXXI). Probablemente el informante de la primera parte fue el padre Sotelo. 63 Copia de las capitulaciones firmadas por el rey de Bojú, Date Masamune, y el virrey de la Nueva España. 1613, octubre, 16 Archivo General de Simancas. Estado, 256-1,2 Reproducción Unos días antes de la salida de la Embajada hacia México, el Date Masamune escribió una carta al virrey de Nueva España, a la que adjuntaba unas capitulaciones. En ellas pedía el envío de sacerdotes franciscanos y la visita anual de un barco mercante; se comprometía en cambio a abastecer las naos de Manila y a proporcionarles materiales de construcción; a abrir sus puertos a los barcos españoles, a dar tierra a los españoles que quisieran vivir en Sendai, y a castigar con pena de muerte a los enemigos de España. Expresaba que quería mantener este convenio a perpetuidad y nombraba a fray Luis Sotelo como su embajador. 64 Plano del pueblo de Zumpango (Guerrero). [1582, marzo, 10. Zumpango] Real Academia de la Historia. Madrid. Colección: Departamento de Cartografía y Artes gráficas. C-028-011. Reproducción
  • 33 Este mapa acompañaba a la relación geográfica de minas de Zumpango, arzobispado de México, que responde al cuestionario de 1577 enviado por Felipe II a las autoridades de las Indias. En esta vitrina se muestra la ruta seguida por la comitiva al cruzar la Nueva España de Acapulco a Veracruz para luego embarcar hacia la Habana. La etapa de Acapulco a México se hace por el Camino de Asia y se visitan diversas poblaciones sobre el mismo, como esta de Zumpango, quizá por el interés de los japoneses por la minería. 65 Vista de México [1628] Cromolitografía realizada probablemente por Francisco del Paso y Troncoso sobre el grabado de Juan Gómez de Trasmonte de 1628. Archivo General de Indias. MP-Impresos, 22 Esta vista de la ciudad de México, casi coetánea de la embajada, permite localizar algunos de los lugares visitados por la comitiva: la iglesia de San Francisco, identificada con el nº 1 y cercana al acueducto de los Arcos, donde se bautizó parte del séquito el día 20 de abril de 1614; la plaza vecina, con alguno de los inmuebles que ocuparon, y por fin, el Palacio Real, sede del gobierno, identificado con la letra “A”, donde sin duda el virrey recibió a los embajadores que le entregaron cartas de Ieyasu y de Masamune. 66 “Descreción del camino, que se pretende hacer empezando de la venta de Butrón hasta la Ciudad de México. Las líneas amarillas es el camino que ha de ser de carro.” 1590 Bautista Antonelli Archivo General de Indias. MP-México, 39 La ruta que llevaba de México a Veracruz era el llamado Camino Antiguo de los virreyes, que pasaba, entre otras, por las poblaciones de Otumba, Puebla de los Ángeles, Tlaxcala, Perote, Jalapa, La Antigua y Veracruz. El día 8 de mayo, la embajada ya reducida a los Padres fray Luis Sotelo y fray Ignacio de Jesús, el embajador Hasekura y treinta japoneses, abandona la capital en busca de Veracruz.
  • 34 67 “Vista de Puebla: tomada desde el Cerro de San Juan. 1863” C. Castro y G. Rodríguez delineó y litografió. En: “Album de México y Alrededores. Imprenta litografía de J. Decaen, editor, México, Portal del Coliseo, 1864” Archivo General de Indias. Biblioteca, L.A., S. XIX-2 Siguiendo el Camino Antiguo de los virreyes, a su paso por Puebla de los Ángeles los embajadores fueron recibidos por el alcalde mayor Don Tristán de Arellano; allí se celebró la fiesta de Pentecostés y luego tuvieron ocasión de asistir a una corrida de toros y a un juego de cañas. 68 “Puerto de la Vera Cruz Nueva, con la fuerça de San Juan de Ulúa, en el Reino de la Nueva España en el Mar del Norte" 1615 Cromolitografía realizada probablemente por Francisco del Paso y Troncoso sobre un original atribuido a Adrián Boot de 1615. Florencia: A. Ruffoni, Piazza S. Croce, 20, 1907 Archivo General de Indias. MP-Impresos, 33 Al llegar a Veracruz y su puerto de San Juan de Ulúa los embajadores fueron recibidos al son de trompetas y tambores por el general de la flota, el castellano de la fortaleza, el alcalde mayor y otros oficiales y ministros reales que les acompañaron hasta el convento de San Francisco, donde les tenían preparado el hospedaje. El 10 de julio de 1614 embarcaron en el galeón San Jusephe de la flota de Nueva España de la que era general Antonio de Oquendo. 69 Insulae Americanae in Oceano Septentrionali cum terris diacentibus : Caribe y Golfo de México 1664 En: Gran Atlas. Johannes Blaeu. Siglo XVII. - Madrid, Editorial Libsa, 2000, p. 222- 223 Edición facsímil realizada sobre la holandesa de 1664: Grooten Atlas, oft Werelt-Beschrijving. Reproducción Este mapa que incluye el Golfo de México y las Antillas, entre otras tierras, nos instruye de la ruta marítima seguida por el navío San Jusephe, de la Flota de Nueva España, desde Veracruz hasta la Habana en la isla de Cuba.
  • 35 Se localizan sobre el mismo el “Cabo y Río de la Veracruz”, “La fuerça de la Veracruz nueva” y “San Juan de Lua” en la costa continental y el “Puerto de Havana” en la costa norte de la isla de Cuba. Este recorrido les llevó desde el 10 hasta el 23 de julio de 1614. 70 y 71 Plano, con perspectiva aérea, de la plaza del Cuerpo de Guardia Principal de La Habana y de sus proximidades, con proyecto de ensanche. 1689 Por el ingeniero Juan de Síscara Archivo General de Indias. MP-Santo Domingo, 90 Plano de la ciudad de la Habana con la demarcación en parroquias. 1691 Archivo General de Indias. MP-Santo Domingo, 97 La embajada llegó a la Habana el 23 de julio siendo recibida por el gobernador, el obispo y otros personajes. Allí esperaron a que llegasen los galeones del general Lope de Armendáriz, en cuya conserva se puso el navío el 7 de agosto y tomó rumbo a la Península. La letra “E” y el número “6” respectivamente sitúan el Convento de San Francisco, “fabricado sobre la ribera de la bahía”, donde sin duda se hospedaron los embajadores en la ciudad de la Habana.
  • 36 VITRINA 7 Embajada Keicho: Hasekura en Sevilla Después de casi dos meses de navegación, el San Jusephe avista la Barra de Sanlúcar desde donde Hasekura y Sotelo anuncian al rey y al duque de Lerma su próxima llegada a la Corte. En Sanlúcar, a donde llegan el 5 de octubre, son recibidos por el duque de Medina Sidonia que los encamina en dos galeras, por el Guadalquivir, rumbo a Coria del Río. Allí la comitiva debe esperar hasta la recepción oficial en Sevilla. Recibida la noticia en Sevilla, se forma una Comisión de festejos y se decide el alojamiento de la legación en los Reales Alcázares, a expensas del erario municipal. El 21 de octubre una solemne cabalgata organizada por dicho cabildo los recoge en Coria. A lo largo del camino son acompañados por una gran multitud hasta la entrada de Sevilla por Triana el día 23. El público asistía, asombrado, ante ese extraño séquito ataviado a la usanza japonesa. El 27 de octubre el Cabildo municipal, en sesión extraordinaria, recibe a los visitantes que le hacen entrega de una carta de Date Masamune escrita en Sendai el 26 de octubre de 1613, en la que pedía su intercesión ante el rey y el papa para los proyectos de evangelización de sus estados y el establecimiento de una línea comercial directa entre Japón y Sevilla. Además, en testimonio de amistad, la legación ofrece como presente para la ciudad de Sevilla, en nombre del rey de Bojú, una “espada y una daga”. Durante su estancia en Sevilla la comitiva visitó la Catedral, la Giralda, el Convento de San Francisco y demás edificios notables de la ciudad, siendo obsequiada con todo tipo de festejos y entretenimientos. La embajada sale de Sevilla hacia Madrid el 25 de noviembre de 1614.
  • 37 72 Registro del navío San Jusephe 1614 Archivo General de Indias. Contratación, 1827 Este navío perteneciente a la flota de Nueva España al mando de Antonio de Oquendo, de vuelta de Veracruz a Sevilla, incluye entre sus pasajeros a los integrantes de la embajada japonesa. El barco había salido de Veracruz el 10 de junio y había llegado a la Barra de Sanlúcar de Barrameda el 30 de septiembre. 73 Copia de la carta de Hasekura Tsunenaga a la ciudad de Sevilla 1614, septiembre, 30. En el mar Archivo General de Simancas. Estado, 256-2,46 Al llegar a la Barra de Sanlúcar el embajador Hasekura escribe esta carta a la ciudad de Sevilla (de la que dice “en todo el mundo a la más conocida ilustre ciudad de Sevilla”) anunciando su embajada. En ella indica que su señor, Date Masamune, el rey de Bojú, lo había enviado para adorar “con temor y reverencia” al rey de España y al papa. 74 Vista de Sevilla desde la margen oeste del río Guadalquivir 1572 Braun y Hogenberg Grabado sobre diseño de 1564-1565 de Hoefnagel Archivo General de Indias. MP-Impresos, 2 Según el relato del doctor Amati, el 21 de octubre la ciudad de Sevilla hizo “otra demostración de mayor cortesía para recibir al embajador y al Padre Sotelo, enviando carrozas, cabalgaduras, y gran número de caballeros para que lo sirviesen en orden de cabalgata y con gran solemnidad”. La embajada llegó a la ciudad el 23 de octubre. Al acercarse a Triana antes de pasar el puente de barcas, que se percibe a lo lejos en los grabados, se multiplicó de tal manera el número de carrozas, de caballos y de gente de todas las clases sociales, que no bastaba la diligencia de los alguaciles para abrirles paso. Esta multitud los acompañó durante seis millas hasta su llegada a la capital.
  • 38 75 Real Cédula al asistente de Sevilla sobre la embajada japonesa. 1614, diciembre, 1. El Pardo. Archivo Municipal de Sevilla. Sección XI: Archivo del Conde del Aguila. Vol. 7, doc. 4. (H-368) El 1 de diciembre estando los embajadores ya en Madrid, el Rey envío una carta de cortesía al conde de Salvatierra, asistente de Sevilla, agradeciéndole que la ciudad de Sevilla se hubiera hecho cargo de los gastos de la Embajada hasta llegar a la Corte. 76 Carta del asistente de la ciudad de Sevilla conde de Salvatierra al secretario de Consejo de Estado, Antonio de Aróstegui 1614, noviembre, 1. Sevilla Archivo General de Simancas. Estado, 255,233 En ella relata pormenorizadamente la llegada a Sevilla del embajador del rey de Bojú y de fray Luis Sotelo, el protocolo observado en la visita, así como sus impresiones sobre las personas y el interés político del acontecimiento. Explica que Hasekura quiere pasar unos días en una casa de campo (¿Hacienda de Mejina en Espartinas,? cercana al Monasterio de Loreto), “a una legua de esta ciudad a componerse de vestidos de invierno y de otras cosas que dicen tiene necesidad para el camino”. 77 Carta del conde de Salvatierra, asistente de Sevilla, al secretario del Consejo de Estado, Antonio de Aróstegui 1614, noviembre, 25. Sevilla Archivo General de Simancas. Estado, 255,228 Notifica la salida de Sevilla en ese día del embajador de Japón, su previsible llegada a Madrid hacia el 4 ó 5 de diciembre. La comitiva está formada por cuarenta personas y el trasporte se hizo en dos grandes carros, dos literas, treinta y una mulas y dos acémilas de carga. 78 “Vista en perspectiva del arrabal de Triana, la Torre del Oro y del puente del Guadalquivir en la ciudad de Sevilla” Ca.1750 Diego Gabriel Huquier Archivo General de Indias. Colección Francisco Luque, Inventario general, Nº 4494
  • 39 Tras cruzar el puente de barcas, en la Puerta de Triana esperaban a la comitiva el conde de Salvatierra, asistente y máximo representante del rey en la ciudad, con los miembros del cabildo y la nobleza, quienes escoltaron al extraño sequito hasta el Alcázar, donde sería alojada la embajada durante su estancia en Sevilla. En este desfile Hasekura iba a caballo entre el conde de Salvatierra y el alguacil mayor. 79 Hispalensis Conventus delineatio : Mapa de Andalucía Ca. 1570 Jerónimo de Chaves En “Theatro de la Tierra Universal” por Habraham Ortelio, cosmógrafo del Rey Nuestro Señor…, 1579 Archivo General de Indias. Colección Francisco Luque, Inv. general, Nº 4487 Este mapa representa la Andalucía occidental. En él se puede seguir el avance de la embajada ya en el Golfo de Cádiz, donde fray Luis Sotelo y Hasekura escriben cartas a la ciudad de Sevilla y al rey. La llegada a Sanlúcar de Barrameda fue el 5 de octubre de 1614 donde fueron recibidos por el duque de Medina Sidonia, quién, después de agasajar a la legación, preparó dos galeras para trasladarla hasta Coria del Río, donde fueron hospedados por el veinticuatro Don Pedro Galindo, a la espera de la recepción en Sevilla. La salida de Coria tuvo lugar hacia el 21 de octubre. La permanencia en Coria de algunos japoneses de la legación, bien a la llegada bien a la salida, ha dado origen a la teoría de que el apellido “Japón” relativamente frecuente en el pueblo de Coria del Río, procede de los miembros de esta embajada. 80 Vista de Sevilla 1705 “F. de Witt excudit Amstelodami” Colección Duque de Segorbe. Sevilla Reproducción Después de cruzar el puente de barcas y llegar a la Puerta de Triana, esperaban a la legación el asistente de Sevilla y máximo representante del rey en la ciudad, el conde de Salvatierra, con otros miembros del cabildo y la nobleza, quienes escoltaron hasta su alojamiento en el Alcázar al extraño séquito vestido a la usanza del Japón entre los aplausos y algazaras de la gente, que había ocupado las calles principales. Durante su estancia en la ciudad los embajadores visitaron la Giralda, la Catedral, el Convento de San Francisco y demás edificios notables de la ciudad.
  • 40 81 y 82 “Veue de l’Alcasar maison du Roi d’Espagne à Séville” : Vista del Alcázar de Sevilla [1665-1668] Louis Meunie En: Vues d’Espagne, ¿Paris?, s.a.[ca. 1665-1668] Fundación Focus, Sevilla. R. 11 (Catálogo 21) “Vue de la Bourse et de la Grande Église à Seville” : La Lonja y la Catedral de Sevilla, vista óptica. [ca. 1750-1780] Johann Jacob Stelzer Colección particular Desde sus aposentos en el Alcázar, representado en esta estampa en fecha algo posterior a la embajada, los emisarios tendrían cercana la vista de la catedral y también de la Lonja cuya primera planta se hallaba ya en construcción. 83 “La place de Saint Francisque a Seville” : Plaza de San Francisco de Sevilla. [1665-1668] Louis Meunier En: Vues d’Espagne, ¿Paris?, s.a.[ca. 1665-1668] Fundación Focus, Sevilla.- R. 27 (Catálogo 18) El grabado muestra la plaza de San Francisco y a su izquierda el Convento del mismo nombre y el Ayuntamiento, donde la embajada fue recibida en sesión extraordinaria el 27 de octubre de 1614. A pesar de la difícil situación económica por la que pasaba la ciudad, el cabildo se hizo cargo de los gastos de la embajada hasta Madrid.
  • 41 VITRINA 8 Embajada Keicho: de Sevilla a la Corte La embajada permanece en Sevilla casi dos meses y el 25 de noviembre de 1614 parte hacia la Corte. Hasta su llegada el 20 de diciembre se detiene brevemente en Córdoba, en Toledo y en Getafe. Entretanto el rey ordena su alojamiento en el convento de San Francisco, en ricos aposentos, corriendo todos los gastos a costa de los Consejos de Estado y de Indias. El 20 de diciembre entran en Madrid “sin pompa ni ostentación”, recibiendo no obstante las habituales visitas de bienvenida de las autoridades. Hasta el 30 de enero de 1615 no se avisó a Hasekura y Sotelo de la audiencia con el rey que los mandó escoltar en carroza hasta palacio. El séquito, y especialmente Hasekura, iba ataviado de acuerdo con la solemnidad que el acto requería. En la Sala de Corte, Hasekura y Sotelo expusieron en nombre de Masamune los objetivos de la embajada, incidiendo en los aspectos políticos y económicos, e hicieron entrega de una carta y los consabidos regalos. El rey mostró buena disposición hacia lo propuesto. Otras visitas importantes fueron a la infanta Ana de Austria, futura reina de Francia, al duque de Lerma, a quien entregaron una carta del daimyo de Bojú, y al nuncio de su santidad. El acto más significativo fue el fastuoso bautizo de Hasekura el 17 de febrero de 1615 en el Monasterio de las Descalzas Reales, en presencia del rey, de la familia real y de parte de la Corte. Adoptó el nombre cristiano de Felipe Francisco Faxecura. El día 22 de agosto, camino de Alcalá de Henares, salieron de Madrid donde habían permanecido ocho meses. Les acompañaba Escipión Amati, nombrado intérprete y secretario de la embajada, que escribiría una crónica sobre la misma.
  • 42 84 Carta del Embajador Hasekura Tsunenaga al rey de España 1614, septiembre, 30. En el mar. En japonés. Archivo General de Simancas. Estado, 256-1,126 Carta de cortesía en la que Hasekura le comunica el motivo de la Embajada y solicita licencia para ser recibido por Su Majestad lo que será un altísimo honor “Considerando también honrra que de ver tanta majestad me rresulta, me alegro como el lugar oscuro recibiendo la luz”. Curiosamente aunque va dirigida al Rey, como el protocolo japonés prohibía la comunicación directa al gobernante, el sobreescrito dice “el duque de Lerma hablará estas cosas a la suprema Magestad “ 85 Carta del Embajador Hasekura Tsunenaga al duque de Lerma 1614, septiembre, 30. En el mar En japonés. Archivo General de Simancas. Estado, 256-1,127 Esta carta es de un tenor similar a la anterior aunque con ligeras variantes. En ella pide ayuda al duque de Lerma para que “tome sus causas como propias”, le ruega que le facilite lo antes posible la audiencia con el rey. 86 Carta de fray Luis Sotelo al rey 1614, octubre, 1. Sobre la Barra de Sanlúcar Archivo General de Simancas. Estado, 255,230 Le comunica la inmediata visita del embajador de Japón y el beneficio que este hecho puede reportar a la monarquía. Solicita asimismo se agasaje a la Embajada en el camino a la Corte. 87 Carta de Juan Gallardo de Céspedes, veinticuatro de Sevilla, al secretario del Consejo de Estado Antonio de Aróstegui 1614, noviembre, 2. Sevilla Archivo General de Simancas. Estado, 255, 235
  • 43 En ella le informa sobre el contenido de los acuerdos y capitulaciones que en materia religiosa y comercial quiere tratar con el Rey el embajador del Japón. 88 Memoria de la ropa que se da al embajador del Japón, y lo que monta mensualmente [S.f.] Archivo General de Indias. Filipinas, 37, N.13 A consulta del Consejo, el rey resuelve que se hospede al embajador del rey de Bojú en Japón, en el Convento de San Francisco de Madrid y se le den hasta 200 reales al día para su sustento. Mariana Espina, mujer de Esteban Barjia Archero, pide que se le paguen 4.064 reales mensuales a que asciende el alquiler de los muebles y enseres que ha cedido al monasterio de San Francisco, para alojamiento de los embajadores del Japón. 89 Memorial de Pedro de Leganés, guardián del Convento de San Francisco de Madrid, [1615] Archivo General de Indias. Filipinas, 1, N.161a En él pide que se busque otra casa a los japoneses que tienen alojados en la enfermería para evitar los contagios por tabardillo que se están produciendo. 90 Consulta del Consejo de Indias sobre un memorial de fray Luis de Sotelo 1615, abril, 2. Madrid Archivo General de Indias. Filipinas, 1, N.157 Informa negativamente en relación con la licencia para ir a Roma con el embajador de Japón, la presentación de nuevos obispos en Japón y la creación de un seminario para naturales; aprueba el libramiento de 2.000 ducados de limosna para el viaje de regreso y la licencia para 20 religiosos descalzos desde Filipinas; agradece al rey de Japón su disposición, y presiona para que vayan a Sevilla a embarcarse. Contraria a la consulta, la resolución real autoriza el viaje a Roma, la creación de obispados según necesidades y la del seminario, así como el trato comercial si se excluye a los holandeses.
  • 44 91 Juego de Cañas en la Plaza Mayor de Madrid Siglo XVII Juan de la Corte Museo Municipal de Madrid Reproducción En Madrid los embajadores quedaron muy satisfechos de las fiestas, torneos, juegos y festines en palacio celebrados en su honor. En la imagen se representa unos juegos de cañas celebrados en la Plaza Mayor de Madrid unos años después de la visita de la legación japonesa. Serían similares a los que se celebraron en honor de la embajada en otras ciudades como Acapulco. 92 Curso del Río Guadalquivir desde Sevilla hasta su desembocadura Juan de Espinal Siglo XVIII Óleo sobre lienzo Ayuntamiento de Sevilla En este lienzo se aprecia el curso del rio desde Sevilla hasta su desembocadura en Sanlúcar de Barrameda, que fue el camino recorrido en sentido inverso por la legación hasta llegar a la capital hispalense. En él figuran las islas Mayor y Menor, los brazos y antiguos caños del río y las marismas. También aparecen reseñadas las poblaciones más relevantes cercanas a su cauce, como Los Palacios y las Cabezas. Una vez concluida la visita a Sevilla, en sucesivas etapas los embajadores pasando por Córdoba y Toledo llegarían a Madrid, donde alcanzarían uno de sus objetivos: ser recibidos por el rey de España. 93 Córduba : Córdoba 1657 Georg Braun y Franz Hogenberg En: Illustriorum Hispaniae urbium tabulae cum appendice celebriorum alibi aut olim aut nunc parentium Hispanis, aut eorum civitatum commerciis florentium, que reproduce la obra Theatrum Illustriores Hispaniae Urbes, Amstelodami, 1657, adaptación a su vez de Civitates Orbis Terrarum, Liber primus, Georgius Baun y Franciscus Hogenbergis. Edición facsímil, Barcelona, Lunwerg, 1996 Escuela de Estudios Hispano-Americanos. Biblioteca Reproducción Habiendo salido los embajadores de Sevilla el 25 de noviembre de 1614 en todos los pueblos por donde iban pasando les hicieron grandes honores, y
  • 45 particularmente en Córdoba, donde D. Juan de Guzmán, corregidor de dicha ciudad, pretendió retenerlos varios días para obsequiarlos, pero sólo se quedaron una jornada que emplearon en visitar la Catedral, la Caballeriza Real y la cárcel. 94 Toletum : Toledo 1657 Georg Braun y Franz Hogemberg En: Illustriorum Hispaniae urbium tabulae cum appendice celebriorum alibi aut olim aut nunc parewntium Hispanis, aut eorum civitatum commerciis florentium, que reproduce la obra Theatrum Illustriores Hispaniae Urbes, Amstelodami, 1657, adaptación a su vez de Civitates Orbis Terrarum, Liber primus, Georgius Baun y Franciscus Hogenbergis. Edición facsímil, Barcelona, Lunwerg, 1996 Escuela de Estudios Hispano-Americanos. Biblioteca Reproducción Prosiguiendo el viaje llegaron a Toledo sin que la ciudad hubiese sido prevenida, a fin de entrar discretamente y no causar molestias a la nobleza. Allí solo estuvieron el tiempo preciso para saludar al arzobispo y continuaron hasta Getafe, desde donde dieron parte al Consejo de Estado de su próxima llegada a la Corte. 95 Mantua Carpetanorum, sive Matritum urbis regia : Madrid 1656 Pedro Texeira Archivo General de Indias. MP-Impresos, 1 El 20 de diciembre de 1614 los embajadores entraron en Madrid “sin pompa ni ostentación” y se dirigieron al Convento de San Francisco, donde se les hospedó por orden del monarca, en unos aposentos adornados con tapices de la Casa Real. Allí les dieron la bienvenida miembros de la nobleza, el mayordomo del Rey, el capellán mayor de Palacio y D. Bernabé Vivanco, secretario del rey. En el plano se localizan el Convento de San Francisco, donde se alojaron, el Alcázar Real donde fueron recibidos por Felipe III el 30 de enero de 1615, y las Descalzas Reales, donde se bautizó Hasekura el 17 de febrero. La embajada permanece en Madrid ocho meses, hasta el 22 de agosto de ese año.
  • 46 96 Retrato de Felipe III 1634-1635 Diego de Silva y Velázquez Museo del Prado. Nº catálogo P01176 Reproducción El 30 de enero de 1615 el rey convocó a palacio al embajador y al padre Sotelo para tratar en audiencia los objetivos de su misión. Por la formalidad del acto “… El embajador y el padre Sotelo entraron con su séquito vestidos de librea en la sala real, en la que el embajador se puso ciertos vestidos muy exquisitos que sólo se usan en los actos solemnes de la embajada”. Aunque en principio el monarca aceptó las proposiciones sobre comercio y evangelización, luego los hechos se desarrollarían de forma muy diferente. 97 Retrato de Ana de Ana de Austria, reina de Francia 1832 Rubens lo pintó; J. de Madrazo lo dirigió; L. Zoellner lo litografió Madrid, [1832] Biblioteca Nacional, Madid. ER/1211 (EST.CXVII). 3688689-1001 Reproducción Terminada la audiencia de la Embajada con el rey, los embajadores visitaron a la infanta Ana de Austria, hija de Felipe III y futura esposa de Luis XIII, rey de Francia, que era muy devota de los franciscanos. El día 4 de febrero se entrevistaron con el duque de Lerma entregándole una carta del daimyo de Bojú y saludándolo en su nombre.
  • 47 VITRINA 9 Embajada Keicho: camino de Roma El día 22 de agosto de 1615 la legación parte de Madrid, pasa por Alcalá de Henares y llega a Zaragoza el día 30. En las siguientes etapas alcanzaron Fraga, Lérida, Igualada, Monasterio de Montserrat y finalmente, Barcelona. En todas estas ciudades realizaron visitas a los templos y conventos franciscanos y fueron agasajados por las autoridades. La legación embarcó en Barcelona hacia Italia, pero una tormenta provocó su arribada a Saint Tropez donde permaneció unos días. En ese momento estaba compuesta por Hasekura, fray Luis Sotelo, su hermano fray Juan, fray Ignacio de Jesús, Escipión Amati, el veneciano Gregorio Matías, el intérprete mejicano Francisco Martínez y veintiún japoneses. Ya en Italia, tras pasar por Savona, el 17 de octubre llegaron a la ciudad de Génova y al día siguiente a Civitavecchia. La entrada triunfal en Roma se produjo el 29 de octubre y el 3 de noviembre se celebró en el palacio apostólico la audiencia pública en la que los japoneses fueron recibidos por el papa, en presencia de los cardenales de la Curia, embajadores y nobles a quienes entregaron una carta del daimyo Date Masamune. Tras la recepción quedaron patentes las buenas intenciones del pontífice aunque éste no tomó decisión alguna, sino que la remitió al nuncio en España y en definitiva, al monarca. El 15 de noviembre se bautizó el secretario de Hasekura en la Iglesia de San Juan de Letrán, y el 25 de diciembre recibió la confirmación el propio Hasekura en la iglesia de Santa María de Araceli. El 7 de enero de 1616 la comitiva salió de Roma. 98 Mapa de Europa 1588 En “Theatro de la Tierra Universal” por Habraham Ortelio, cosmógrafo del Rey Nuestro Señor…Amberes, Cristóbal Plantino, 1588, hoja 2 AGI- Biblioteca, L.A., S. XVI-1
  • 48 Sobre este mapa de Europa se puede seguir la ruta de la Embajada Keicho desde el Golfo de Cádiz, ya en la Península Ibérica, hasta su llegada a Roma. En sucesivas etapas los embajadores recorren las siguientes poblaciones y ciudades: Sanlúcar de Barrameda en Cádiz, Coria del Río, en Sevilla, Sevilla capital, Córdoba, Toledo, Getafe, Madrid, Alcalá de Henares, Daroca, Zaragoza, Lérida, Igualada, el Monasterio de Montserrat, y Barcelona dentro de España. Pasan luego, accidentalmente por Saint Tropez, en el sur de Francia, y entran en Italia por Génova siguiendo luego hasta su destino final en Roma. 99 Orden del rey Felipe III a Francisco de Castro, embajador en Roma 1615, agosto, 1. Valladolid Archivo General de Simancas. Estado, 1001,136 Cédula real por la que se ordena a Francisco de Castro, conde de Castro, embajador en Roma, que honre y atienda como corresponde a la embajada de Japón que allí se traslada. Contrariamente, en el mes de septiembre, el Consejo de Indias recomienda al rey escribir al embajador de Roma previniéndole de los puntos que se denegaron a Luis Sotelo y al embajador de Bojú en la Corte, por si intentaban la aprobación del papa durante su estancia en Roma. 100 Copia de la carta del conde de Castro, embajador de España en Roma, al rey Felipe III 1615, noviembre, 9. Roma Archivo General de Simancas. Estado, 1001,80 En ella le informa pormenorizadamente sobre la visita del embajador de Japón a Roma: como fue aposentado en el Convento de San Francisco, recibido por el papa en la sala del Consistorio Publico con todos los cardenales, y como él mismo le ha ofrecido toda su ayuda en nombre de Su Majestad. 101 Carta de Francisco de Castro, conde de Castro y embajador en Roma, al rey Felipe III 1616, enero, 9. Roma Archivo General de Simancas. Estado, 1001,354 Comunica que ya ha salido de vuelta hacia España el embajador del rey de Bojú y su gente, y que según le ha comunicado fray Luis Sotelo vuelven muy satisfechos ya que cuantas peticiones le han hecho a Su Santidad, los ha
  • 49 remitido al nuncio en España, quien ha recibido orden del Pontífice de someter sus decisiones al rey . 102 Recibimiento de Hasekura por el papa Paulo V [1615] En 1ª anteportada de: Historia del regno di Voxu del Giapone dell” Antichita, Nobilita e Valore del suo Re Idate Masamune … Dedicata a la Sta. Di N.S Papa paolo V. Fatta per il Dottor Scipione Amati Romano …Roma MDCXV. Archivo General de Indias. Biblioteca J-23/1 Reproducción El día 3 de noviembre de 1615 fue, según Amati, el día señalado para “dar la Embajada a Su Santidad en nombre del rey Idate Masamune”. Los embajadores salieron del Convento del Aracoeli, donde estaban aposentados, en dirección al Vaticano, y fueron introducidos en la cámara de la Audiencia, contigua a la Clementina, en la que de orden de su Santidad, se hallaban reunidos en forma de Consistorio Público y solemne los cardenales, arzobispos, obispos, protonotarios apostólicos, clérigos de cámara y toda la nobleza romana. Allí los embajadores leyeron la carta del daimyo Masamune a Paulo V, escrita en caracteres nipones, y su traducción en lengua latina. Siguieron discursos por ambas partes que evidenciaron la buena disposición del papa hacia la labor de los frailes y el apoyo al cristianismo del daimyo Masamune. El día 7 de enero se despiden de Paulo V. Durante la estancia en Roma, se hospedan en el Monasterio de Santa María de Araceli, a costa del erario pontificio. 103 Alcalá de Henares 1565 Anton van der Wyngaerden Manuscrito, aguada Biblioteca Nacional de Viena Reproducción El día 22 de agosto sale de Madrid la legación y llega a Alcalá de Henares donde es recibida con toda solemnidad por la comunidad del Convento de San Francisco. En la Universidad, que visitan, son recibidos igualmente con honores por el rector y los estudiantes.
  • 50 104 Vista de Zaragoza 1647 Juan Bautista Martínez del Mazo. Óleo sobre lienzo Museo del Prado Reproducción El 24 de agosto de 1615 por la mañana, abandonan Alcalá camino de Aragón. Pasan por Daroca, y el 30 de septiembre llegan a Zaragoza donde son recibidos y agasajados, como de costumbre, en este caso por el virrey de Aragón, Diego Pimentel, marqués de Gelves, quien les acompaña a visitar el templo del Pilar. 105 Maria de Monte Serrato: Montserrat [1657] Georg Braun y Franz Hogemberg En: Illustriorum Hispaniae urbium tabulae cum appendice celebriorum alibi aut olim aut nunc parewntium Hispanis, aut eorum civitatum commerciis florentium, que reproduce la obra Theatrum Illustriores Hispaniae Urbes, Amstelodami, 1657, adaptación a su vez de Civitates Orbis Terrarum, Liber primus, Georgius Baun y Franciscus Hogenbergis. Edición facsímil, Barcelona, Lunwerg, 1996 Escuela de Estudios Hispanoamericanos, Sevilla Reproducción La siguiente etapa después de Zaragoza es Barcelona, pasando por Fraga y Lérida donde les proporcionan una compañía de soldados a fin de asegurar su viaje por Cataluña. Con ellos llegan a Igualada desde donde parten a caballo hacia el Monasterio de Montserrat. 106 Barcelona [1657] Georg Braun y Franz Hogemberg En: Illustriorum Hispaniae urbium tabulae cum appendice celebriorum alibi aut olim aut nunc parewntium Hispanis, aut eorum civitatum commerciis florentium, que reproduce la obra Theatrum Illustriores Hispaniae Urbes, Amstelodami, 1657, adaptación a su vez de Civitates Orbis Terrarum, Liber primus, Georgius Baun y Franciscus Hogenbergis. Edición facsímil, Barcelona, Lunwerg, 1996 Escuela de Estudios Hispanoamericanos, Sevilla Reproducción
  • 51 Al llegar los Embajadores a Barcelona se hospedan en una casa cercana al Convento de San Francisco. Una vez allí el príncipe Filiberto de Saboya, capitán general de la Mar, a quien el rey había encargado el embarque de la embajada, organiza la salida en dos fragatas de Génova y un bergantín. Pero ante la tardanza de su llegada, parten en falúas y, a causa de una tormenta, deben recalar en Saint Tropez donde permanecen varios días. Algunos detalles pintorescos de esta visita fueron narrados en las Relaciones de Madame de Saint Tropez, escritas en octubre de 1615. 107 Genua: Génova 1572 Georg Braun y Frans Hogenberg Grabado En: Civitates orbis terrarum … : 1572-1618, George Braun, Frans Hogenberg; with an introduction by R. A. Skelton.- Cleveland ; New York : The World Publishing Company, 1966.- Reprodución facsímil de la ed. de: Colonia : Petrum Brachel, 1523 (sic), 1623? Escuela de Estudios Hispano-Americanos de Sevilla. Biblioteca Reproducción Tras pasar por Savona, el 17 de octubre de 1615 llegan a Génova donde fueron recibidos por el embajador de España y el Senado de la Republica y de allí salen en barco hacia Civitavecchia a donde llegaron el 18 de octubre. 108 y 109 Roma 1572 Georg Braun y Frans Hogenberg Grabado En: Civitates orbis terrarum … : 1572-1618, George Braun, Frans Hogenberg; with an introduction by R. A. Skelton.- Cleveland ; New York : The World Publishing Company, 1966.- Reprodución facsímil de la ed. de: Colonia : Petrum Brachel, 1523 (sic), 1623? Escuela de Estudios Hispano-Americanos de Sevilla. Biblioteca Reproducción
  • 52 Retrato del Papa Paulo V 1605-1606 Michelangelo Merisi da Caravaggio Óleo sobre lienzo Museo de la Villa Borghese En: “The World and Japan – Tensho and Keicho Missions to Europe 16th-17th centuries” : [Catálogo de la exposición realizada en el Museo de la ciudad de Sendai octubre-noviembre 1995], p. 98 Reproducción La estancia en Roma comienza el día 25 de octubre de 1615 con la visita privada de varios miembros de la legación al papa Paulo V, en el palacio del Quirinal. La entrada triunfal de la embajada tiene lugar el 29, con un recibimiento majestuoso y un paseo a caballo por la ciudad, engalanada para la ocasión y donde se había congregado gran multitud. La recepción oficial en el Vaticano tiene lugar el 3 de noviembre, reflejada en el grabado del libro de Amati que se expone. 110 Retrato de Hasekura en Roma 1616 ¿Archita Ricci o Claude Deruet? En: Historia de la embajada de Idate Masamune al Papa Paulo V (1613-1615), por el doctor Escipión Amati… Introducción y notas de José Koichi Oizumi y Juan Gil.- Madrid, Editorial Doce Calles, 2011, p. entre 128-129 Reproducción La repercusión de esta embajada fue mayor que la de cualquier otra como lo demuestra el hecho de que la imagen de su protagonista principal se encuentre reproducida en diferentes lugares y por distintos autores. En este retrato aparece vestido según describe la visita a Su Santidad el cronista Amati: “Llegado al palacio de San Pedro, en la cámara que se le había asignado para su asueto se despojó del vestido negro y se vistió con el atuendo acostumbrado de colores… combinados con bordados blancos y azules, que es lo que acostumbra a poner cuando se presenta ante los reyes o grandes príncipes.”
  • 53 VITRINA 10 De Roma a Japón: azaroso epílogo de la Embajada En marzo de 1616, el regreso de los embajadores a Madrid dista mucho de aquella entrada que habían hecho en olor de multitud. Aunque el Consejo de Indias propuso que fueran directamente a Sevilla y partieran en la flota de Nueva España de ese año, ellos permanecieron algunos días en la Corte. Sotelo solicitó licencia de embarque para toda la comitiva, y el Consejo la concedió el 18 de mayo de 1616 sufragando incluso los gastos de vuelta. Pese a ello el fraile consigue retrasar la salida con el pretexto de esperar una contestación del rey para Date Masamune que no se escribió hasta el 12 de julio de 1616, cuando ya había salido la flota con parte de la comitiva. Mientras tanto, Hasekura y Sotelo se habían retirado al Monasterio de Loreto en Espartinas. Finalmente, ante las presiones del Consejo de Indias y la Casa de la Contratación y la imposibilidad de mejorar los resultados prácticos de la embajada, el 4 de julio de 1617 salieron de Sevilla todos los componentes de la legación que quedaban en Sevilla. Llegaron a México a principios de febrero de 1618 y en el mes de mayo se dirigieron hacia Acapulco de donde partieron en el San Juan Bautista, vía Manila, a donde arribaron a primeros de julio. Hasekura volvió a Japón, en agosto de 1620, cuando comenzaba allí la persecución contra los cristianos. Por su parte el franciscano, a causa de la misma, no volvió a Japón hasta 1622, y lo hizo en una nave china disfrazado de comerciante. Fue apresado y más tarde quemado vivo en Omura, cerca de Nagasaki el 25 de agosto de 1624.
  • 54 111 Memorial de fray Luis Sotelo [1616, mayo, 18] Archivo General de Indias, Indiferente 1442 Fray Luis Sotelo solicita licencia de embarque para él, para el embajador del Rey de Bojú, los 28 japoneses que les acompañan y dos frailes. El Consejo la concedió el 18 de mayo de 1616 e incluso se le libraron 3.300 ducados para gastos del viaje. Pero la flota que partió de Sevilla hacia Nueva España en dicho año solo embarcó a veinte japoneses acompañados de dos franciscanos, fray Francisco de San Martín y fray Juan de la Cruz. El padre Sotelo y el Embajador Hasekura alegando enfermedad se retiraron al Convento de Nuestra Señora de Loreto en Espartinas (Sevilla). 112 Carta autógrafa de fray Luis Sotelo al secretario del cabildo de Sevilla [1617] Archivo Municipal de Sevilla. IV, 13-63 Sotelo pide se autorice al escribano mayor del cabildo, Bartolomé López de Mesa, para que, en nombre de la ciudad de Sevilla, insista al rey a fin de que escriba al rey de Bojú la carta solicitada por Hasekura y fray Luis Sotelo. 113 Carta de Felipe Francisco Hasekura al rey Felipe III 1617, abril, 24. Sevilla Archivo General de Simancas – Estado, leg.263, 76 En ella manifiesta como no partió en la flota del año anterior pese a tener licencia para ello pues la carta para el rey de Bojú llegó cuando ya había salido la flota. Solicita a Su Majestad la salida a Japón de los religiosos convenidos y que se solucione la provisión del obispado para el reino de Bojú. Por otra parte dice que si no es posible conceder el trato de la Nueva España al Japón, se sirva conceder el “trato derecho a España”. Con firma autógrafa en japonés 114 Memorial de fray Luis Sotelo y el embajador del rey de Bojú al rey Felipe III 1617, junio Archivo General de Indias, Filipinas, 1, N.177a
  • 55 Exponen que aunque tiene orden expresa del Presidente de la casa de la Contratación para embarcar en la flota de este año, se encuentran “sin el apercibimiento necesario” para una jornada tan larga, y sólo tienen ayuda de costa hasta Nueva España. Por ello suplican a Su Majestad les permita esperar hasta la flota de 1618 y mientras tanto puedan conseguir limosnas para suplir la necesidad en que se hallan. 115 Registro del pase a Indias de fray Luis Sotelo en compañía del embajador del Japón, cinco criados japoneses y un lego. 1617, julio, 4. Sevilla Archivo General de Indias - Contratación, 5539, Libro 2, F. 481r-481v Aunque Sotelo quiso retrasar la salida hasta el año siguiente, el Consejo de Indias dio orden al presidente de la Casa de la Contratación para despacharlos, sin más replicas ni dilaciones, en la flota que había de partir para Nueva España en 1617. El 4 de julio de ese año los escribanos de la Casa registraron entre los Pasajeros a Nueva España al padre Sotelo, que iba “en compañía del embajador del Japón y cinco criados suyos asimismo japoneses”, y del hermano lego Francisco de San Lorenzo. 116 y 117 Vista de Sevilla 1576-1600 Atribuida a Alonso Sánchez Coello Museo del Prado. Depósito en Museo de América. Inventario nº 00016 Reproducción Gades ab occiduis insulae partibus : Cádiz [1657] Georg Braun y Franz Hogemberg En: Illustriorum Hispaniae urbium tabulae cum appendice celebriorum alibi aut olim aut nunc parentium Hispanis, aut eorum civitatum commerciis florentium, que reproduce la obra Theatrum Illustriores Hispaniae Urbes, Amstelodami, 1657, adaptación a su vez de Civitates Orbis Terrarum, Liber primus, Georgius Baun y Franciscus Hogenbergis. Edición facsímil, Barcelona, Lunwerg, 1996 Escuela de Estudios Hispanoamericanos, Sevilla Reproducción En 1616 fray Luis Sotelo, Hasekura y los 28 japones de la legación se encontraban en Sevilla, pendientes de su salida hacia Nueva España de acuerdo con la licencia que se les había concedido el 18 de mayo. En la flota de ese año parten 20 nipones y dos franciscanos, porque Hasekura y Sotelo
  • 56 consiguen permanecer un año más en tierras sevillanas, alojados en el el Convento de Loreto, en Espartinas. Pese a su resistencia, el 4 de julio de 1617 los escribanos de la Casa registraron entre los Pasajeros a Nueva España al padre Sotelo, que iba “en compañía del embajador del Japón y cinco criados suyos asimismo japoneses” y un hermano lego. En el viaje de vuelta pasan, como era habitual, por Cádiz según atestigua una carta del presidente de la Casa de la Contratación, Francisco de Tejada y Mendoza de 11 de julio de 1617. 118 Carta esférica en que se manifiesta la derrota que hizo la esquadra del Gefe de esta clase Don Ignacio María de Álava, desde el puerto de Cádiz al del Callao de Lima y Bahía de Manila, en los años de 1795 y 1796. [1796 marzo 6]. Archivo General de Indias. MP-Filipinas, 192 bis En esta carta náutica se indica una ruta desde España a las islas Filipinas pasando por el Estrecho de Magallanes. Hasekura y Sotelo no hicieron este recorrido sino que repitieron el camino de la ida pero en sentido contrario, por mar y en la flota de Nueva España hasta Veracruz-San Juan de Ulúa, por tierra cruzando México entre Veracruz y Acapulco, y de nuevo por mar desde esta última ciudad, pero no a Japón directamente sino haciendo escala en las Islas Filipinas. 119 Plano de la ciudad de México con la división en cuarteles o barrios. 1751 Archivo General de Indias. MP-México, 178 El regreso a Japón de lo que quedaba de la legación se hizo igualmente a través de la Nueva España, a la que se llegó a principios de 1618: por el Camino Antiguo de los Virreyes, entre Veracruz y México, y por el Camino de Asia entre esta ciudad y Acapulco. 120 Ciudad de Manila : pintada en el interior de la tapa de un arcón [1640-1650] Museo de Arte José Luis Bello, Puebla, México Reproducción
  • 57 Contrariamente al viaje de salida, el regreso a Japón no se hizo directamente sino que, accediendo a la petición del gobernador de Filipinas, a la sazón en México, se realizó a través de dichas islas. En julio de 1618 la mermada legación llegó a Manila llevando consigo un destacamento de soldados. 121 Iaponiae Regnum = Japón 1664 En: Gran Atlas, Johannes Blaeu.- Siglo XVII.- Madrid, Editorial Libsa, 2000, pp. 222-223 Edición facsímil realizada sobre la holandesa de 1664: Grooten Atlas, off Werelt- Beschrijving. Reproducción Este mapa era el número 17 y último de los que Martino Martini produjo para el Atlas Simensis de Blaeu en 1655. La toponimia sobre el mismo permite identificar Edo o Yedo, nombre que tuvo Tokio en el periodo Tokugawa (hasta 1868) pues fue Ieyasu quien trasladó la capitalidad a dicha ciudad desde Kyoto. Hasekura pudo regresar a Japón después de siete años de su partida, llegando a Sendai en agosto de 1620 al comienzo de la persecución religiosa. Murió dos años después. Fray Luis Sotelo debió esperar cuatro años a volver y en 1622 lo logró en una nave china disfrazado de comerciante. Fue apresado y quemado vivo en Omura, cerca de Nagasaki el 25 de agosto de 1624.
  • 58 EXPOSITORI Katana [Siglos XVIII-XIX] Museo Provincial de Ávila. Nº Inventario: B/68/5/335 Tanto Japonés [Siglos XVIII-XIX] Museo Provincial de Ávila. Nº Inventario: B/68/5/333 La katana y el tanto son dos de los tipos de armas blancas utilizadas por los samuráis. Su uso se generaliza en el periodo Sengoku (1467-1603) o “periodo de los estados de guerra”, época de continuas luchas de poder entre los distintos clanes de señores o amurái. Al alcanzarse la paz a partir de Toyotomi Hideyoshi (1537-1598) y su sucesor Tokugawa Ieyasu (1543-1616) estas armas se convierten en objetos ceremoniales y se ofrecen como presentes o regalos entre gentes de alcurnia. De las armas blancas el Tachi fue el más apreciado, seguido por la Katana y el Wakizashi. El amurái portaba sobre la cintura, en el lado izquierdo, sus dos armas de combate: la katana, más larga, para la lucha en el exterior, y el wakizashi, más pequeño, para la distancia corta. El conjunto de las dos espadas recibía el nombre de daisho. El tanto es una daga corta que se manejaba con la mano zurda. Se utilizaba a veces en lugar del wakizashi en una daisho. El tanto o la wakizashi eran también usados para cometer seppuku, un suicidio ritual.
  • 59 EXPOSITORII Armadura de guerrero japonés, samurái, de modelo vigente entre los siglos XVI y XIX [Siglo XIX] Museo Provincial de Ávila. Inventario: B/68/5/713 La armadura está unida a la figura del samurái en el imaginario popular. Su manufactura evoluciona a lo largo del tiempo en función de las exigencias bélicas, y pasa de ser un elemento de defensa incuestionable en el periodo Sengoku de guerras entre clanes (1467-1603), a convertirse, ya en la paz, en un elemento básicamente ceremonial, identificativo de prestigio, poder, estatus o meramente artístico, que se ofrece como presente en las relaciones diplomáticas. De ahí la complejidad simbólica de su manufactura que trascendía su mera funcionalidad. Entre las armaduras completas, el tipo más común para un samurai era el yoroi, formado, en general, por elementos de protección para el pecho, cuello y hombros, brazos, piernas, cara y cabeza. En el caso concreto que se expone, la armadura está realizada con placas perforadas y lacadas, unidas por cordones; el casco lleva un orificio en la parte superior por el que pasa la cabellera del guerrero. El cuello queda protegido por una serie de placas curvas y superpuestas que se extienden para proteger toda la nuca y los hombros. Una faz grotesca metálica sirve a la vez para protección y para intimidar al enemigo.
  • 60 EXPOSITORIII Jubako: juego de contenedores o recipientes con la función de almacenar y transportar comida preparada para su consumo Era Meiji [1868-1911] Museo Cerralbo, Madrid. Inventario 02552 El uso de este tipo de cajas se inició hacia 1610, la época de la embajada, y se sigue utilizando en la actualidad para contener sushi o llevar comida a los picnics. De diferentes modelos, en forma cuadrada, cilíndrica o hexagonal, los más apropiados para el uso doméstico eran de porcelana y los portátiles, de madera lacada. El jubako del Museo Cerralbo es portátil, del tipo hexagonal. Realizado probablemente para la exportación, presenta como singularidad en lugar de los habituales recipientes apilables, un armazón plegable que se abre y sostiene cada uno de los cuatro contenedores (símbolos de las cuatro estaciones), también hexagonales. Tiene un asa metálica en la parte superior. Realizado en laca, madera (madera lacada) y latón. El armazón y los contenedores están lacados en rojo y negro, con motivos ornamentales en dorado, rojo y plateado.
  • 61 EXPOSITORIV-A Carta de Date Masamune, rey de Bojú, a la ciudad de Sevilla 1613, octubre, 26. Sendai Escrita en Japonés Facsímil.) 95,4 x 36,7 cm. Escrita en tinta negra y su escritura, en líneas verticales de derecha a izquierda se destaca sobre un fondo decorado con motivos vegetales y punteados de oro y plata. En la parte inferior izquierda está la impronta, en tinta roja, de un sello de gran tamaño del daimyo Masamune. Archivo Municipal Sevilla En esta carta el daimyo comunicaba a Sevilla que el principal objetivo de la embajada era informar al rey de España y al papa de su deseo de favorecer en su reino la propagación del Cristianismo a la vez que proponía a la ciudad el establecimiento de una línea comercial directa entre el Japón y Sevilla. Tras el cabildo extraordinario del Ayuntamiento de Sevilla del 27 de octubre de 1614 la carta quedó depositada en el archivo de la ciudad, junto a la espada o katana, y la daga que el rey de Bojú envió como regalo. Veinte años más tarde se denunció la desaparición de una de las armas. En cuanto a la carta, que se creía perdida, fue encontrada, en 1859 por el entonces archivero José Velázquez y Sánchez dentro de un armario, enrollada junto a su traducción. Ese mismo año apareció también la daga en muy mal estado. Al hacerse públicos estos hallazgos, se tomaron medidas de conservación y restauración tanto para la carta como para la daga, aunque ésta volvió a desaparecer al poco tiempo durante los desórdenes ocurridos en la ciudad en la revolución de 1868.
  • 62 EXPOSITORIV- B VISITA DIPLOMATICOS JAPONESES AL ARCHIVO MUNICIPAL DE SEVILLA . 1882 Fotografía de la visita de los diplomáticos japoneses de 23 de marzo de 1882. Archivo Municipal Sevilla. Tarjetas de visita de los tres diplomáticos. Archivo Municipal Sevilla. Carta Informe en japonés sobre la “Carta Japonesa”.1882 Archivo Municipal Sevilla Traducción de la misma al francés realizada por T. Ohyama. 1882 Archivo Municipal Sevilla. En marzo de 1882, el embajador japonés general Yda, ministro plenipotenciario del Emperador en Paris, junto a los señores Ohyama y Tasima realizaron una visita cultural a Sevilla y en el archivo municipal les fue mostrada la carta de Masamune. En dicho archivo dejaron unas fotografías conmemorativas así como un certificado escrito en japonés y traducido al francés sobre la autenticidad de la citada carta. Lo firmó el General Yda quien manifestó que los descendientes de Masamune conservaban todavía recuerdos de aquel viaje a Europa en el siglo XVII.
  • 63 EXPOSITOR V Acta del Cabildo Municipal de Sevilla de 27 de 0ctubre de 1614 1614, octubre, 27. Sevilla Archivo Municipal de Sevilla. Secc. X, 4 (H-1615) El 27 de octubre el Cabildo municipal recibió a los visitantes en audiencia, en sesión extraordinaria, y en ella el padre Sotelo y el embajador japonés entregaron al Cabildo una carta del Date Masamune redactada sobre papel dorado y escrita en Sendai el 26 de octubre de 1613. Asimismo se entregó su traducción al castellano, realizada probablemente por el Padre Sotelo, que se acordó incluir en los correspondientes Libros de Actas.
  • 64 COMISARIADO Mª Antonia Colomar Albajar Pilar Lázaro de la Escosura DISEÑO DE LA EXPOSICIÓN Y REPRODUCCIONES Quintero y Loarte. Gestión Gráfica INSTITUCIONES COLABORADORAS Archivo General de Simancas. Valladolid Archivo Municipal de Sevilla Ayuntamiento de Sevilla Biblioteca Universitaria de Sevilla Fundación Focus Abengoa. Sevilla Museo Arqueológico de Sevilla Museo Cerralbo. Madrid Museo Provincial de Ávila Real Academia Santa Isabel de Hungría. Sevilla AGRADECIMIENTOS Marcos Fernández Gómez (Director del Archivo Municipal de Sevilla) Antonio Gutiérrez Escudero (Director de la Escuela de Estudios Hispanoamericanos. Sevilla)
  • 65 Carmen Martín Gómez (Museo Arqueológico. Sevilla) Eduardo Pedruelo Martin (Director del Archivo General de Simancas) Isabel Real Díaz (Escuela de Estudios Hispanoamericanos. Sevilla. Biblioteca) Julia Rodríguez de Diego (Subdirectora del Archivo General de Simancas) A todo el personal del Archivo General de Indias que ha colaborado en el montaje de esta exposición.
  • 66