Identidad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Identidad

on

  • 647 views

 

Statistics

Views

Total Views
647
Slideshare-icon Views on SlideShare
294
Embed Views
353

Actions

Likes
0
Downloads
5
Comments
0

2 Embeds 353

http://rutadelesclavocba.wordpress.com 350
https://rutadelesclavocba.wordpress.com 3

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Identidad Identidad Document Transcript

    • IDENTIDADEn la construcción de la “Argentina civilizada”, las raíces africanas eindígenas fueron extirpadas junto con todo elemento material einmaterial que las recordase. Desde la colonización, los pueblos afros,los pueblos indios, fueron fijados en zonas de dependencia,estigmatizados en una categoría de subdesarrollados, entonces la naciónse conformó en base a la construcción de otredades o alteridades quehan sido procesadas en la narrativa histórica.Durante el período de dependencia, se inculcó a estos grupos sociales elmiedo, el complejo de inferioridad, el temor, la genuflexión, eldesamparo, el servilismo, el desarraigo cultural. Esto provocó a su vezuna doble negación, pues ellos mismos se automarginaron por miedo ala discriminación.En el período de independencia, el Estado Nación empezó a construir unsujeto colonizado a partir de la idea de estereotipo o molde europeo,necesitaba imponer un discurso homogeneizante para conformar unasociedad sin diferencias étnicas, la necesidad de crear un “nosotros”colectivo llevó a los gobernantes a difundir pautas culturales, mitos deorigen y un conjunto de símbolos tendientes a la consolidación de unaidentidad argentina. Los héroes hacedores de la nacionalidad argentina-Mitre, Alberdi, Echeverría, Sarmiento y otros- reflejaron virtudes éticas ylas brindaron al imaginario colectivo como una suerte de espejo sobre elque forjar las virtudes nacionales.Desde el último cuarto del siglo XIX, (la generación del 80), comenzó laconstrucción de la idea del progresivo emblanquecimiento de la sociedadargentina.Políticos y sociólogos, del siglo XX sostuvieron que “Progresar era salirde América para entrar en Europa”. La intelectualidad argentina seadscribió al positivismo. El inicio de este auge intelectual coincidió con el 1
    • gobierno de Roca. Se trató de encasillar todo lo humano y loextrahumano dentro de las leyes positivas, es así que la Historia pasó aser parte de las Ciencias exactas, con postulados dentro de fórmulasmatemáticas, afirmando que la Historia no era un registro de la luchade clases ni de la lucha institucional sino de la lucha racial. JoséIngenieros (sociólogo argentino) fue uno de lo autores que abogó por laadaptación de las teorías europeas a la realidad americana y alaniquilamiento de lo se llamaba “raza inferior”. Sostenía que las razasblancas y no blancas debían desarrollarse separadamente. Así los negrosy los indios perderían de manera inevitable en la lucha por elpredominio.Considerando a los afroargentinos como seres próximos a los simiosantropoides que a hombres civilizados. Afirmaba que mezclar razasinferiores con otras razas superiores se convertía en una descendenciaraquítica, simiesca, con todos los defectos de la raza noble acentuadospor la sangre villana. Sostuvo que lo que se hacía a favor de las razasinferiores era anticientífico. A lo sumo se los podría proteger para que seextinguieran amablemente.Para sociólogos y políticos la europeización era un hecho inevitable.Por ello, promovieron el aluvión migratorio de europeos conpredominancia de Italia, España y otros países de Europa, dentro delmarco de un proyecto económico y de dominación política, para forjar aciudadanos “blanqueados” en color, y “europeizados” en la mentalidad ycostumbres.Con esta influencia, empezó la cimentación de un proyecto nacionalcuyo correlato era una visión de la historia que relegaba al pasado atipos sociales relacionados con el origen indígena y africano,convirtiéndolos en “gauchos” o “criollos” protagonistas de una luchadesigual entre la “barbarie” y la “civilización”. La inmigración europeacumpliría un papel civilizatorio, contagiando hábitos de trabajo y 2
    • aportando una mano de obra calificada por provenir de pueblos conmodelos productivos avanzados y capaz de suplir la escasez crónica deoferta de mano de obra, producto de la reducida población nacional.Los prejuicios y el racismo, se convirtieron en las principalesconsecuencias de este proyecto nacional, que instaló la idea de que enArgentina “no hubo ni hay negros”.Esto se vio reflejado, por ejemplo en la convivencia diaria. Desde lasegunda mitad del siglo XIX, y a pesar de la completa libertaddecretada, los negros siguieron sin poder acceder a los lugares públicos.Encontraban muchos problemas en los salones de bailes y cafés. Si noeran rechazados, les pedían más de lo que se cobraba a un hombreblanco. Fue el caso de un negro que por el color de su piel le quisieroncobrar cinco pesos por un café mientras no valía más que uno. Esoconmovió a la población afroargentina que calificó al dueño de serenemigo de la igualdad de castas. (La Crónica, 28 de Julio de 1855).Tampoco podían frecuentar las mismas escuelas que los blancos o en elaño 1880 cuando los negros se quejaron ante el Ayuntamiento deBuenos Aires por las distinciones odiosas e injustificables que se hacíaen los teatros Ópera y Variedades. Pidieron que dejasen acceder a laspersonas que con garantía suficiente de cultura, deseaban tomar partede los bailes de máscara. Esta petición tuvo serias dificultades paracumplirse, porque las ideas de libertad, igualdad y fraternidad que dictala Constitución Argentina, sólo existen en la mente de los legisladores,porque, a veces, los hombres encargados de hacer cumplir las leyes sonlos primeros en incumplirlas.Estas diferencias también se aplicaron en las iglesias católicas. En losoficios religiosos, se separaba los negros de los blancos. Así para la bodade una pareja de negros se les obligó a casarse en la sacristía,calificándolos de “perros” (Molina, Dominga Lucía). 3
    • “Los negros eran excluidos de todo derecho a aspirar cualquier puestopúblico, sin acordarse de que para que los blancos gozaran de esederecho, fueron los primeros en abandonar sus familias y sus hogarespara ir a defender la patria. ¿Y cúal ha sido la recompensa? El desprecio,la humillación. La libertad en nuestra patria sólo existe en la forma. Esaes la libertad de que goza ante la ley nuestra clase”. (La Prensa, jueves22 de enero de 1880).Córdoba no fue la excepción, aunque no se sintió agobiada por elproblema racial, el enfrentamiento del blanco con el negro era muyvisible. Los amos no aceptaban de ninguna manera el acercamiento,más allá de las reglas de trata y domesticación, aprovechando esematerial humano para su servicio.En el censo realizado en 1778 en la ciudad, las castas afrodescendientesalcanzaban el sesenta por ciento de la población urbana. A partir de1840, los siguientes censos omiten la identidad étnica de la población,no obstante señalan que el sesenta por ciento pertenece a los llamados“pardos”, por lo tanto la población era mayoritariamente descendientede africanos.Los pardos fueron acrecentándose con el tiempo y no existían alicientespara que ellos pudieran escalar dentro de la sociedad.Sin embargo, los blancos tenían la certeza de que estaban bajo losprocedimientos permitidos por el orden jurídico de España y de lasuprema justicia celestial, esto dio fuerzas para tratar a quienes nofueran como ellos con imposición, y le ayudaron en su soberbia aconsumar injusticias que en definitiva repugnaban al espíritu cristiano.Había excepciones, algunas familias tenían un trato más humanizadocon sus esclavos y los cuidaban físicamente porque les habían resultadouna fuerte inversión, pero si éstos querían ascender socialmente, estasfamiliaridades se escondían. 4
    • Esta ordenación social jerárquica del período colonial, se repitió a travésdel tiempo aún cuando fueron libres. En Córdoba hacia el año 1900,continuaban las opiniones racistas. En el ingreso a la Universidad sesolicitaba la Probanza de méritos, que no era otra cosa que certificarque no había ascendencia negra en el aspirante. Esto se superó con lareforma universitaria de 1918. Sin embargo, las dificultadeseconómicas, sociales, culturales por las que pasaron los descendientesde castas luego de la liberación, los llevaron a ocultarse tras el velo delmestizaje, marginándose hasta su invisibilización, tratando de borrar lapresencia afro en nuestra identidad cordobesa. No obstante, en lapoblación actual se observan fuertes rasgos fenotípicos deafrodescendientes: El cordobés típico es una mezcla, se puede observaren rasgos como la nariz ancha, las palmas rosadas, el tono de piel y elcabello enrulado.Si tomamos el significado del término identidad decimos que es elconjunto de rasgos propios de un individuo o de una comunidad. Estosrasgos caracterizan al sujeto o a la colectividad frente a los demás.Entendemos por identidad cultural, al conjunto de valores, orgullos,tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento quefuncionan como elementos dentro de un grupo social y que actúan paraque los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento depertenencia integrándose a la diversidad, en respuestas a los intereses,códigos, normas y rituales que comparten dichos grupos dentro de lacultura dominante.Ahora bien, los rasgos que hacen a la identidad según algunosestudiosos se heredan y otros opinan que se construyen. Hay aspectosde la identidad que se heredan (como el rechazo por parte del grupodominante hacia una etnia dominada o los odios ancestrales entrepueblos, que llevan a las grandes confrontaciones bélicas), pero tambiénse construyen. 5
    • Actualmente, esta construcción plantea una búsqueda crítica por laidentidad nacional, la cual debe fortalecerse con el reconocimiento de losaportes de todos los componentes socioculturales. Necesitamosrepensarnos como nación, en términos de los imaginarios hegemónicosy las identidades sociales postuladas y asumidas como verdades en laArgentina.Resumiendo: Podemos decir que la formación del estado argentinoimplicó una construcción selectiva, clasista y racista de la idea denación, en cuanto a los grupos socioculturales incluidos en el mismo,revalorizando a migrantes europeos (por ej. cuando se habla de que laargentina se formó por el aporte de los pueblos originarios y de los quevinieron en los barcos, refiriéndose a colonizadores e inmigrantes,cuando sabemos que los esclavizados llegaron con los colonizadores yluego como inmigrantes libres). Esta selección se llevó a cabo a travésde mecanismos y estrategias de invisibilización y negación, las queveremos luego más detalladamente, se desestimó a los grupossocioculturales de afrodescendientes y a su vez a los pueblos originarios.Por ello, la elaboración de la historia oficial argentina implicó laconstrucción selectiva del pasado, en un estado monolítico, dondeprevaleció una sola cultura, la dominante, y las demás fueron negadas ysojuzgadas.Necesitamos asumir una construcción de la identidad a partir del diálogoy encuentro de la variedad de culturas y razas que aportaron alconcepto de nuestro ser nacional. La identidad es el resultado de todaslas memorias o identidades culturales que estemos dispuestos areconocer como pueblo argentino. Pero solo se puede lograr si losactores sociales interiorizan la diversidad y la asumen con respeto, enigualdad de condiciones.Porque los afrodescendientes de nuestro país, de nuestra América, nodesaparecieron, ni se resignaron, ni olvidaron. No pocos de ellos en un 6
    • esfuerzo por integrarse a la sociedad, serán artistas y periodistas,trabajadores y militantes sociales, políticos y aún superando las trabasdiscriminatorias subsistentes científicos y profesionales.Y siguen, en los nuevos tiempos, tiempos de unir, como dijera JoséArguedas, “todas las sangres”, con el corazón ardiendo por llevar a lavida, los sueños de libertad e igualdad de los afroargentinos y deafroamericanos en general.Bibliografía:Academia Nacional de Historia, Nueva historia de la nación Argentina,Buenos Aires, Planeta, 1999.Emiliano Endrek, El mestizaje en Córdoba.Celton, Dora Estela, La venta de esclavos en Córdoba, Argentina entre1750 y 1850. En: Cuadernos de Historia. Serie población Nº 2, FF Y H.UNC, Córdoba, 2000.Becerra, María José; Buffa, Diego; García, Claudia; Vagni, Juan José;Zeballos, Juan Manuel, Pasado y presente del aporte africano en laidentidad cordobesa.Encuentro Nacional de jóvenes Afrodescendientes 2011, Conclusiones,auspiciado por la Comisión de Afrodescendientes del Consejo Consultivode la Cancillería Argentina.Molina, Dominga Lucía, “Negros en Argentina: racismo y autoestima” 7