Your SlideShare is downloading. ×
03 Estrella
03 Estrella
03 Estrella
03 Estrella
03 Estrella
03 Estrella
03 Estrella
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

03 Estrella

251

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
251
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 3 estrella de adviento 3 diciembre ‘09 www.salesianos.edu 1
  • 2. 3 Diciembre JUEVES 1ª SEMANA DE ADVIENTO PALABRA DE DIOS COMENTARIO A LA PALABRA No todo el que me dice: ¡Señor, Señor!... El evangelio nos habla de edificar sobre roca. Je- sús, el hijo de José, conocía bien de la necesidad Dijo Jesús a sus discípulos: de poner buenos cimientos a las edificaciones. «No todo el que me dice «Señor, Señor» entrará Jesús nos asegura que está edificando sobre roca en el reino de los cielos, sino el que cumple la aquél que no sólo oye la Palabra sino que la pone voluntad de mi Padre que está en el cielo. por obra. Edifica sobre arena, y por tanto se ex- El que escucha estas palabras mías y las pone en pone a un derrumbamiento, el que se contenta práctica se parece a aquel hombre prudente que con oír la Palabra o con clamar en sus oraciones edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se sa- ¡Señor, Señor! lieron los ríos, soplaron los vientos y descarga- Cuando Jesús compara la oración con las obras, ron contra la casa; pero no se hundió, porque la liturgia con la vida, siempre parece que mues- estaba cimentada sobre roca. El que escucha es- tra su preferencia por la vida. Quedan descalifi- tas palabras mías y no las pone en práctica se cadas son las palabras vacías, el culto no com- parece a aquel hombre necio que edificó su casa prometido. sobre arena. Cayó la lluvia, se salieron los ríos, soplaron los vientos y rompieron contra la casa, Constructores de vida y se hundió totalmente». ¿Cómo estamos construyendo el edificio de nues- Mateo 7, 21.24-27 tra persona, de nuestro futuro? ¿cómo edifica- mos nuestra familia, nuestra comunidad cristia- na, nuestra parroquia, nuestra Iglesia y sociedad? La imagen del evangelio es clara y nos interpela para que reorientemos claramente nuestra vida. Si en la construcción de nuestra propia persona- lidad o de la comunidad nos fiamos de nuestras propias fuerzas, o de estructuras o doctrinas, nos exponemos a la ruina. Es como si una amistad se basara en el interés, o un matrimonio se apoyara sólo en un amor romántico, o una espiritualidad se dejara dirigir por la moda o el gusto perso- nal... Eso sería construir sobre arena. La casa pue- de que parezca de momento hermosa y bien construida, pero es puro cartón, que al menor viento se hunde. Palabra de Dios aceptada y vivida Debemos construir sobre la Palabra de Dios es- cuchada y aceptada como criterio de vida. A veces nos dejamos encandilar por mesianismos fugaces que siempre nos fallan. El único funda- mento que no falla y da solidez a lo que intenta- mos construir es Dios. Seremos buenos arquitectos si en el proyecto de nuestra vida volvemos continuamente nuestra mi- rada hacia él y hacia su Palabra, y nos pregunta- mos cuál es su proyecto de vida, cuál es su volun- tad, manifestada en Cristo Jesús, y obramos en consecuencia. 2 www.salesianos.edu
  • 3. EL PERSONAJE DEL DÍA TIEMPO DE ORACIÓN Isbaal, un arquitecto fenicio Constructores de vida Bajé desde Fenicia a Galilea siguiendo el curso Señor, del río Litani. Camino de Jerusalén, me detuve quiero construir mi vida sobre tu Vida. en Cesarea de Filippo y contemplé el templo del Quiero levantar mi vuelo con tu libertad. dios Pan, levantado al abrigo de grandes rocas. Quiero encontrar mi sendero con tu luz. Anoté en mis pergaminos aquella forma de dar Quiero vivir el amor desde tu Amor. consistencia al edificio. Señor, sé Tú mi fundamento. Días después me adentré en la Galilea. En esta nueva región tan sólo se alzaban humildes cons- Señor, trucciones de adobe, levantadas con barro y paja quiero que el río de mis días y mis noches y techadas con ramas de palmeras. No vi otro tenga en ti su manantial. tipo de edificios. Quiero que el sentido de mi vida seas Tú. Quiero saber hacia dónde camino. Me disponía a seguir mi camino hacia la lejana Señor, orienta mis pasos con tu sabiduría. Jerusalén, donde sin dura hallaría trabajo, cuan- do me tropecé casualmente con Jesús de Señor, Nazareth, un profeta al que seguían unos cuan- sé Tú el cimiento de mi hogar. tos discípulos. Quedé impresionado. Sus pala- Que mi casa se levante sobre la roca firme bras eran sólidas como piedras. Todas juntas le- de la bondad y la ternura, vantaban edificios donde podía crecer la vida. del perdón y a justicia, Le escuché varias veces. Su voz tenían el eco de de la fraternidad y la sencillez. la antigua sabiduría de su pueblo. De sus labios Señor, sé Tú mi roca. brotaban muchas historias capaces de iluminar las sencillas mentes de aquellos pobres campesi- Señor, cuento contigo nos a los que entusiasmaba hablándoles de se- porque Tú das sentido a mi vida. millas que crecen, de higueras que brotan en Señor vuelve en este adviento primavera y de espigas de trigo generoso. para ser, una vez más: la raíz de mi proyecto; Un día dejó de hablar de la siega y de los brotes el motivo de la esperanza que me llena verdes de las higueras, del agua y de las nubes... y la fortaleza en la que me apoyo. y conversó sobre la importancia de poner bue- nos cimientos para construir una casa. Presté atención. Aquel profeta sabía cómo asentar una casa para hacerla resistente a vientos y tormen- tas. Los cimientos deben estar sobre roca y no sobre arena. Mientras le oía, me vino a la mente una pregun- ta: ¿Por qué le escuchan con tanta atención aque- llos campesinos que nada sabían de construir sólidas edificaciones? Prontamente hallé la respuesta. Las palabras de aquel profeta de Nazareth eran como una ban- dada de aves que surcan el cielo y hacen nido en el corazón de quien escucha. Cuando continué camino hacia Jerusalén, no pen- saba en los cimientos de las casas sino en el sen- tido de mi vida. Demasiada arena para mante- nerme erguido frente al vendabal y los aguace- ros. 3
  • 4. SUGERENCIAS DE ACTIVIDAD ADVIENTO, UN CAMINO CON SEÑALES Firme deslizante Esta señal nos indica que, debido a la lluvia u otras circunstancias, el firme de la carretera puede hallarse deslizante o resbaladizo, aumentando el riesgo de sufrir un accidente. Conviene pres- tar atención y reducir la velocidad. Uno de los riesgos de deslizamien- to es «estar en la Luna» sin enterar- nos de lo que ocurre. Dejar pasar estos días de vacaciones sin prestar atención a lo importante. - ¿Qué circunstancias pueden dis- traernos en este adviento? - ¿Que características muestran aquellas personas que siempre «es- tán en la luna», sin enterarse de las grandes posibilidades que trae el Ad- viento? - ¿Qué podemos hacer para estar atentos y aprovechar la oportunidad de este adviento? Buscad una imagen bonita de la Luna. Pegad sobre ella pequeñas se- ñales de suelo deslizante y dad nom- bre a los peligros de deslizamiento en Adviento. LA FAMILIA DE JESÚS 1. La familia de Jesús y mi familia Jesús de Nazareth tuvo una familia. Estuvo rodeado del cariño de sus padres que le cuidaron y educaron para que creciera como un niño responsable y feliz. - Dibuja a tu familia - Realiza un cómic sobre la vida de tu familia: Días de trabajo, fiestas importantes, actividad del padre, de la madre y hermanos... - Haz unas breves redacciones describiendo a cada uno de los miembros de tu familia: Descri- be cómo es físicamente cada uno, sus cualidades positivas, carácter, gustos y aficiones... 2. La familia de Jesús María y José formaron una familia junto a Jesús. Tuvieron alegrías y dificultades como en todas las familias. - Pide a tu profesor o catequista que te explique cómo fue la infancia de Jesús, tal como la narran Lucas y Mateo en sus evangelios. ¿Qué alegrías tuvieron José, María y Jesús? ¿A qué dificultades hubieron de hacer frente? 3. Contrato de trabajo doméstico Con frecuencia las tareas domésticas del hogar recaen sobre una sola persona: nuestra madre. Solemos ayudarle poco. Anímate y haz una lista de aquellas cosas en las que podrías ayudar. 4 www.salesianos.edu
  • 5. COLOREAR EL ADVIENTO LA FAMILIA DE JESÚS 5
  • 6. ADVIENTO EN SOLIDARIDAD «EL DOCTOR QUE DEVUELVE LA LUZ A LOS OJOS» Un médico devuelve la vista a miles de tibetanos Un oftalmólogo ha operado de cataratas a más de veinte mil tibetanos pobres y sin recursos. Se llama Sanduk Ruit y, además de ser un excelente oftalmólogo, es ejemplo de practicidad y solidaridad. Este médico nepalí, a sus cuarenta años de edad, ha operado de cataratas a más de veinte mil tibetanos en los últimos años. Su gran logro: devolver la vista a muchas personas sin recursos. En el Tíbet se registra el mayor número de personas con cataratas de todo el mundo. Sólo el número de ciegos por esta enfermedad es seis veces superior en el Tíbet que en toda China. ¿A que se debe esto? La explicación es muy sencilla: el relieve elevado del Tíbet facilita y aumenta la exposición de rayos ultravioleta. Éstos son muy peligrosos para los ojos y la piel. Para conseguir este milagro, el doctor Ruit ha introducido en el Tíbet una nueva técnica consistente en extraer el cristalino y colocar en su lugar una lentilla plástica. Este tipo de cristalinos artificiales, además de ser de buena calidad, son económicos. Están al alcance de los bolsillos de la gente de este país. En 1994 el Doctor Ruit visitó por primera vez esta región invitado por la O.N.G. "Fondo de Desarrollo del Tíbet". Inmediatamente detectó el problema. Buscó un método eficaz y puso manos a la obra. Tiempo después los campesinos de la región le llaman con el hermoso nombre de «El doctor que devuelve la luz a los ojos» Hoy son muchos los campesinos pobres del Tíbet que acuden a su consulta simplemente para darle las gracias por haberles devuelto la vista. Le llevan regalos en agradecimiento; pasteles, quesos envueltos en pañuelos... Son los presentes tradicionales de este pueblo que ha comprobado cómo el Doctor Ruit ha sido generoso con sus gentes. La Navidad es tiempo para la solidaridad, para ser agradecidos... y para hacer sensible el alma. Estamos a tiempo de abrir bien nuestros ojos y descubrir dónde podemos echar una mano para ayudar. 6 www.salesianos.edu
  • 7. MINI ADVIENTO · EL RINCÓN DE LOS PEQUEÑOS María, que era muy buena, aceptó la Palabra de Dios. Se puso muy contenta. Llena de alegría rezó a Dios dando gracias porque le había elegido para ser la madre de Jesús, el Salvador de todos. Nosotros rezamos y damos gracias a Dios. 7

×