01 La Oración Cristiana

12,039 views
11,581 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
7 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
12,039
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
21
Actions
Shares
0
Downloads
325
Comments
0
Likes
7
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

01 La Oración Cristiana

  1. 1. La or ación cristiana Cuando oréis decid Padre Nuestro. Catequesis de confirmación de adultos. Diócesis de Palencia. José Alfredo Elía Marcos
  2. 2. ¿Qué es orar? “Orar es hablar con aquel que sabemos que nos ama”. Sta Teresa de Jesús “Para mí, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como desde dentro de la alegría”. Sta. Teresa de Jesús. José Ribera Sta Teresita del Niño Jesús
  3. 3. Características de la oración cristianaun don de Dios. La 1. La oración es oración es la elevación del alma a Dios o la petición a Dios de bienes convenientes. 2. La oración es Alianza: ¿De dónde viene la oración del hombre? Cualquiera que sea el lenguaje de la oración (gestos y palabras), el que ora es todo el hombre. Sin embargo, para designar el lugar de donde brota la oración las Sagradas Escrituras suelen hablar del alma, del espíritu o del corazón. Es el corazón el que ora. Si éste está alejado de Dios, la expresión de la oración es vana. 3. La oración es cristiana en tanto en cuanto es comunión con Cristo y se extiende por la Isabel Guerra. Confío en Iglesia que es su Cuerpo. Sus dimensiones tu palabra. son las del Amor de Cristo.
  4. 4. Las formas de la oración “Acudían asiduamente a las enseñanzas de los apóstoles, a la convivencia, a la fracción del pan y a las oraciones”. Hch 2, 42  La tradición y los escritos de los apóstoles nos ha revelado las diferentes formas de orar.  1. La bendición y la adoración.  2. La oración de petición.  3. La oración de intercesión.  4. La oración de acción de gracias. Isabel Guerra. Esperanza  5. La oración de alabanza. de mi juventud.
  5. 5. 1. Bendición y adoración. La bendición expresa el movimiento de fondo de la oración cristiana: es encuentro de Dios con el hombre; en ella, el don de Dios y la acogida del hombre se convocan y se unen. La oración de bendición es la respuesta del hombre a los dones de Dios. La adoración es la primera actitud del hombre que se reconoce criatura ante su Creador. Exalta la grandeza del Señor que nos ha hecho y la omnipotencia del Salvador que nos libra del mal.
  6. 6. Señor, Dios nuestro, ¡qué admirable es tu Nombre en toda la tierra! Ensalzaste tu majestad sobre los cielos. De la boca de los niños de pecho has sacado una alabanza contra tus enemigos, para reprimir al adversario y al rebelde. Cuando contemplo el cielo, obra de tus dedos; la luna y las estrellas que has creado, ¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él; el ser humano, para darle poder? Lo hiciste poco inferior a los ángeles, lo coronaste de gloria y dignidad, le diste el mando sobre las obras de tus manos, todo lo sometiste bajo sus pies: rebaños de ovejas y toros, y hasta las bestias del campo, las aves del cielo, los peces del mar, que trazan sendas por el mar. Salmo 8
  7. 7. 2. La oración de petición.  En el nuevo testamento encontramos expresiones sobre la oración de súplica llenas de matices: pedir, reclamar, llamar con insistencia, invocar, clamar, gritar, e incluso “luchar en la oración”. Pero su forma más habitual, por ser la más espontánea, es la petición. Mediante la oración de petición mostramos la conciencia de nuestra relación con Dios.
  8. 8.  La petición de perdón es el primer movimiento de la oración de petición. Es el comienzo de una oración justa y pura. La humildad confiada nos devuelve a la luz de la comunión con el Padre y su Hijo Jesucristo, y de los unos con los otros: entonces “cuánto pidamos lo recibimos de él” (1 Jn 3, 22).
  9. 9. 3. La oración de intercesión.  Interceder es pedir a favor de otro. En la intercesión, el que ora busca “no su propio interés sino el de los demás”, hasta rogar por los que le hacen mal.  La intercesión de los cristianos no conoce fronteras: “por todos los hombres, por todos los constituidos en autoridad” (1 Tm 2,1), por los perseguidores, por la salvación de los que rechazan el Evangelio.  La principal intercesora el la Virgen María, quien en la bodas de Caná, intercede a favor de los novios.
  10. 10. 4. La acción de gracias.  La acción de gracias caracteriza la oración de la Iglesia que, al celebrar la Eucaristía, manifiesta y se convierte cada vez más en lo que ella es.
  11. 11. Te doy gracias, Señor, de todo corazón; delante de los ángeles tañeré para ti, me postraré hacia tu santuario, daré gracias a tu nombre: por tu misericordia y tu lealtad, porque tu promesa supera a tu fama; cuando te invoqué, me escuchaste, acreciste el valor en mi alma. Que te den gracias, Señor, los reyes de la tierra, al escuchar el oráculo de tu boca; canten los caminos del Señor, porque la gloria del Señor es grande. El Señor es sublime, se fija en el humilde, y de lejos conoce al soberbio. Cuando camino entre peligros, me conservas la vida; extiendes tu brazo contra la ira de mi enemigo, y tu derecha me salva. El Señor completará sus favores conmigo: Señor, tu misericordia es eterna, no abandones la obra de tus manos.
  12. 12. 5. La oración de alabanza.  La alabanza es la forma de orar que reconoce de la manera más directa que Dios es Dios. Le canta por El mismo, le da gloria no por lo que hace, sino por lo que Él es. Participa en la bienaventuranza de los corazones puros que le aman en la fe antes de verle en la Gloria.
  13. 13. Las expresiones de la oración  La Tradición de la Iglesia propone a los fieles unos ritmos de oración destinados a alimentar la oración continua. Algunos son diarios:  La oración de la mañana y la de la tarde.  Antes y después de comer.  La Liturgia de las Horas.  El domingo centrado en la Eucaristía, se santifica principalmente por medio de la oración.  El ciclo del año litúrgico y sus grandes fiestas son los ritmos fundamentales de la vida de oración de los cristianos.
  14. 14. La oración vocal  La oración vocal es un elemento indispensable de la vida cristiana. A los discípulos, traídos por la oración silenciosa de su Maestro, éste les enseña una oración vocal: el “Padre Nuestro”.  Esta necesidad de asociar los sentidos a la oración interior responde a una exigencia de nuestra naturaleza humana. Somos cuerpo y espíritu, y experimentamos la necesidad de traducir exteriormente nuestros sentimientos. Es necesario rezar con todo nuestro ser para dar a nuestra súplica todo el poder posible.
  15. 15. La meditación  La meditación es, sobre todo, una búsqueda. El espíritu trata de comprender el porqué y el cómo de la vida cristiana para adherirse y responder a lo que el Señor pide. Hace falta una atención difícil de encauzar. Habitualmente se hace con la ayuda de algún libro, que a los cristianos no les falta: las Sagradas Escrituras, especialmente el Evangelio, las imágenes sagradas, los textos litúrgicos del día o del tiempo, los escritos de los Padres espirituales, las obras de espiritualidad, el gran libro de la creación La meditación hace intervenir y el de la historia, la página del “hoy” de al pensamiento, la Dios. imaginación, la emoción y el deseo.
  16. 16. La contemplación “No es otra cosa oración mental, a mi parecer, sino tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama”. Sta Teresa de Jesús.  La contemplación busca al “amado de mi alma”. En la contemplación se puede meditar, pero la mirada está centrada en Como la madre contempla al Hijo y se deja llenar el Señor. de la plenitud de este, la oración de contemplación busca centrar la mirada en Dios.

×