Your SlideShare is downloading. ×
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Reflexion 2
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Reflexion 2

15,917

Published on

Published in: Education
0 Comments
11 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
15,917
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
266
Comments
0
Likes
11
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1 INDICE 1. ¿CREER O NO CREER? 2 21. No esperes... 27 2. Sólo el tiempo nos hará entender 4 22. Ojos del alma 28 3. Como el águila 5 23. Oportunidad 29 4. Como ver la vida 6 24. Para tomar nota 31 5. Conserva tu tenedor 8 25. Pobreza 32 6. El albañil 9 26. Que fácil es juzgar 32 7. El alpinista 10 27. Renuncio 34 8. El Hijo 11 28. Soledad 36 9. EL MEJOR REGALO 13 29. Totalmente pagado 36 10. El secreto 14 30. Un ángel junto a ti 37 11. La jaula vacía 15 31. Visita inesperada 39 12. La mariposa 17 32. El Violinista 40 13. La perfección de Dios 18 33. El abrazo 41 14. La silla 19 34. Cielo de Niños 42 15. No es lo que parece 21 35. El poder de Doña Tecla 42 16. Las galletas 22 36. Vida 45 17. Libertad 23 37. Cuando juzgamos a otros nos juzgamos a nosotros mismos 46 18. Los tres árboles 24 38. El ladrillazo 48 19. Mecánico del alma 26 20. Mucha gente 26
  • 2. 2 ¿CREER O NO CREER? Creer en Dios ha pasado de moda. No creer hoy (ser ateo o agnóstico) parece ser lo adecuado en el siglo XXI. ¿Tiene que ser así? ¿Es posible creer? ¿Hay evidencias de la existencia de Dios? En este artículo introductorio se ponen las bases para el tratamiento de este fundamental tema. Se afirma, en primer lugar, la realidad del dilema de la existencia de Dios y sus posibles causas. Advierte el autor de lo inadecuado de aceptar soluciones incompletas al problema, como lo pueden ser el agnosticismo o la simple indiferencia. Pero, ¿es posible encontrar contestación a la pregunta de la existencia de Dios? El autor contesta con un rotundo sí. “El tema más profundo de la historia del mundo y de la humanidad, al que todos los demás temas se subordinan, sigue siendo realmente el conflicto entre la incredulidad y la fe”. La agonía de la fe. La mayoría de las personas tropiezan con serias dificultades para aceptar una fe más o menos tradicional. El análisis racional de determinados dogmas, las inconsistencias manifestadas en la vida de muchos llamados cristianos y, sobre todo, las olas de positivismo y materialismo que invaden el pensamiento actual inclinan hacia el ateísmo. Pero la negación de la existencia de Dios y de los grandes fundamentos sobrenaturales del cristianismo tampoco resultan fáciles para quien piensa sin prejuicios. Las maravillas sobrecogedoras del universo, la complejidad de nuestro propio ser, las profundidades insondables de nuestra personalidad, las glorias y miserias de la historia humana, todo resulta demasiado misterioso para declarar que no existe Dios y que toda la fe religiosa es un mero fenómeno psicológico, residuo de épocas pasadas destinado a desaparecer. Contra esta interpretación simplista de cuestiones tan complejas como importantes, se alzan fuertes voces — no sólo sentimentales, sino racionales — en el interior de toda persona sincera. Propugnan una concepción más matizada de la que no puede excluirse olímpicamente la interpretación cristiana de Dios, del hombre y del universo. Como James Orr ha sugerido, suprimid a Dios en el mundo y todo viene a ser un misterio insoluble, la historia una escena de ilusiones destrozadas, la creencia en el progreso una superstición y la vida en general “... un cuento narrado por un idiota, lleno de sonido y pasión fiera, pero sin ningún significado.” (Macbeth, Acto V, escena 5)
  • 3. 3 Soluciones que nada resuelven El duelo queda a menudo sin decidir y de la indecisión nace el agnosticismo, la renuncia a la plena convicción, la aceptación resignada del enigma indescifrable. En el extremo de esta incertidumbre oímos afirmaciones tan pesimistas como la de Camus: “El absurdo es nuestra única certeza”. Pero el hombre no puede ni debe contentarse con permanecer indefinidamente en esa posición. Fatigado en el conflicto, no debe dejarse adormecer en la indiferencia sumergiéndose en lo temporal y perdiendo toda preocupación por lo trascendente, lo espiritual, lo divino, lo eterno. Si presta oídos a las voces más nobles que aguijonean su espíritu, no puede descartar las grandes cuestiones religiosas con aire volteriano, con ese despectivo fiche (¡A mí, qué!), tan impropio de hombres serios. La declaración de André Malraux de que “el problema capital del fin del siglo será el problema religioso” es digna de reflexión. Nosotros añadiríamos que ese problema que el escritor francés intuía como característica del “fin del siglo” debe inquietar a los hombres de todos los tiempos. Pero tampoco podemos conformarnos con una postura intermedia entre la fe y la incredulidad. No pocos opinan que esto es quizá lo más prudente, quedarse donde uno está, sin excesivo desasosiego, siguiendo la corriente en que el destino —como dirían los paganos — nos ha situado; sin mayores aspiraciones a un más claro conocimiento de la verdad. Ni ateos militantes, ni piadosos cristianos. Al fin y al cabo, ¿no resulta insoluble el problema de la fe? ¿En quién o en qué creer? ¿Porqué creer? ¿Qué garantías o pruebas podemos conseguir para llegar a una plena certidumbre de fe? La respuesta a estas preguntas y otras análogas no podemos encontrarla en la Filosofía. Las especulaciones humanas sobre la problemática religiosa constituyen un verdadero laberinto del que muchos pretenden salir haciéndose su propia religión, creyendo a su manera. Este intento de salida es a todas luces insatisfactorio, por no decir peligroso. Usando otra ilustración, ¿qué pensaríamos del enfermo que ante opiniones contradictorias de diversos médicos decidiera tratar de curarse haciendo su propio diagnóstico y dictando sus propias recetas? Esta fatal posibilidad nos hace pensar en una patética interrogación formulada por el profeta Jeremías en un momento de grave crisis espiritual de su nación: “Quebrantado estoy por el quebrantamiento de la hija de mi pueblo; entenebrecido estoy, espanto me ha arrebatado. ¿No hay bálsamo en Galaad? ¿No hay allí médico?” (Jeremías 8:21—22) Al llegar a este punto ya no podemos extendernos en más consideraciones acerca del problema o de la enfermedad —llamémoslo como queramos— espiritual del
  • 4. 4 mundo sin señalar la solución, el remedio. Sí, "¡hay bálsamo en Galaad”! Hay médico y medicina para sanar a las almas atormentadas por las inquietudes espirituales que toda persona suele sentir. SÓLO EL TIEMPO NOS HARÁ ENTENDER Con el tiempo... aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado. Con el tiempo... te das cuenta que casarse sólo porque "ya me urge" es una clara advertencia de que tu matrimonio será un fracaso. Con el tiempo... comprendes que sólo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas. Con el tiempo... te das cuenta de que si estás al lado de esa persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla. Con el tiempo... te das cuenta de que los amigos verdaderos valen mucho más que cualquier cantidad de dinero. Con el tiempo... entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado sólo de amistades falsas. Con el tiempo... aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida. Con el tiempo... aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es sólo de almas grandes. Con el tiempo... comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual. Con el tiempo... te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día llorarás por aquellos que dejaste ir. Con el tiempo... te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona, es irrepetible. Con el tiempo... te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios... dar es recibir. Con el tiempo... aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno
  • 5. 5 del mañana, es demasiado incierto para hacer planes. Con el tiempo... comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas. Con el tiempo... te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante. Con el tiempo... verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado. Con el tiempo... aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo... ante una tumba... ya no tiene ningún sentido. Pero desafortunadamente... SÓLO CON EL TIEMPO... Y como aún es tiempo... mando muchísimos saludos a todos… para Los que ya no estamos juntos, por todos los momentos buenos y malos que nos tocó vivir... y a todos con los que ahora estoy pasando momentos geniales... gracias por estar... "La vida es como una escalera, si miras hacia arriba siempre serás el último de la fila, pero si miras hacia abajo verás que hay mucha gente que quisiera estar en tu lugar". Piénsenlo y digan "TE QUIERO" Y "PERDÓNAME" más seguido a todas las personas que aman... antes de que sea demasiado tarde. COMO EL ÁGUILA Allá están, tu vida y tus metas, muchas veces tan inalcanzables como el nido del águila, encaramado en la parte más alta e inaccesible de una solitaria aguja de roca. En ese lugar es donde anidan tus sueños y utopías, frágiles polluelos del águila que llevas dentro tu yo, temerosa de echar a volar pues no cree poder hacerlo, pero el vuelo es la vida misma. Las águilas son especies oficialmente declaradas en riesgo de extinción y la razón es muy simple, aquella que no vuela, no se alimenta y si no lo hace... muere. Mira a tu alrededor con los ojos del águila, a ella no se le escapan los detalles. Recorre en un amplio, lento y fascinante recorrido todo lo vivido y luego vuela por el hoy de cada día, siente tanto la fascinación de la libertad, del vuelo de tu mente, como la de la plena conciencia de todo lo que cada HOY tienes o puedes tener. Agradece la pena, el dolor, el frío, el
  • 6. 6 hambre, la soledad, la tristeza, la incomprensión y la injusticia, pues es sólo gracias a ellos que podrás sentir el valor de todo lo bueno que te suceda. Vive cada HOY, con su dosis de amor, felicidad, placer, ternura, afecto, deliciosas percepciones y placeres de tus sentidos y espíritu. Enriquécete en ti mismo y por ti mismo y dale parte de ello a quien lo necesite de ti. No renuncies a tus sueños, vuela con ellos y luego hazlos realidad. En ese momento serás ÁGUILA y volando libre y majestuosamente por tu vida, serás parte del todo. Así irás, día tras día, sintiendo la vida en tu piel, en tu corazón, en tu mente. No olvides el sol, eres parte de él, es el hogar de las águilas que se atrevieron a volar. No temas vivir, no temas volar. Vivir no es revelarse, es conocer los límites y llegar hasta ellos, es respetar a todo y a Todos y exigir lo mismo para ti, es querer y hacer, es emocionarse ante una flor, es deslizar una lágrima, es volcar lo que tienes, es abrazar y ser abrazada, es saborear una frutilla o una puesta de sol. Es... ser parte del todo como el águila en su vuelo, que esta integrada y no pierde su individualidad. Vuela raudamente cada hoy y haz crecer a los polluelos, tus sueños, para que sean parte de ti y de tu vuelo. No existe nada más bello que la vida y los sueños. Quien tiene sensibilidad y sueños es libre. Pueden encerrar tu cuerpo, pero no el vuelo de tus pensamientos. No existe nada más libre que el águila en el firmamento. COMO VER LA VIDA Lucas era el tipo de persona que te encantaría odiar. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien preguntaba cómo le iba, él respondía: - "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo". Era un gerente único porque tenía varias meseras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que las meseras seguían a Lucas era su actitud. Él era un motivador natural: si un empleado tenía un mal día, Lucas estaba ahí para decirle al empleado como ver el lado positivo de la situación. Ver este estilo realmente me causó curiosidad, así que un día fui a buscar a Lucas y le pregunté: - No lo entiendo... no es posible ser una persona positiva todo el tiempo... ¿cómo lo haces? - Lucas respondió: Cada mañana me despierto y me digo a mí mismo: "Lucas tienes dos opciones hoy: Puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor." Escojo estar de buen humor. "Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello." Escojo aprender de ello. Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo sacarle el lado positivo de la vida. Escojo el lado positivo de la vida. - "Si... claro... Pero no es tan fácil (protesté)." - "Si lo es - dijo Lucas. Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una
  • 7. 7 elección. Tú eliges como reaccionar a cada situación. Tú eliges como la gente afectará tu estado de ánimo. Tú eliges estar de buen humor o mal humor. En resumen: "TU ELIGES COMO VIVIR LA VIDA". Reflexioné en lo que Lucas me dijo. Poco tiempo después, dejé la industria restaurantera para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Lucas cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar a ella. Varios años más tarde, me enteré que Lucas hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurante. Dejó la puerta de atrás abierta una mañana y fue asaltado por 3 ladrones armados. Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano temblando por el nerviosismo, resbaló de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Lucas fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica. Después de 18 horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Lucas fue dado de alta aún con fragmentos de bala en su cuerpo. Me encontré con Lucas seis meses después del accidente y cuando le pregunté como estaba, me respondió: - "Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo". - Le pregunté que pasó por su mente en el momento del asalto. - Contestó: "Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso recordé que tenía 2 opciones: Podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir". - ¿No sentiste miedo?, Le pregunté. - Lucas continuó. "Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de médicos y enfermeras, realmente me asusté... podía leer en sus ojos: Es hombre muerto. Supe entonces que debía tomar acción... - "¿Qué hiciste? Pregunté. - "Bueno uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo y respirando profundo grité: Sí, a las balas... Mientras reían les dije: "Estoy escogiendo vivir... opérenme como si estuviera vivo, no muerto". Lucas vivió por la maestría de los médicos pero sobre todo por su asombrosa actitud. Aprendí que cada día tenemos la elección de vivir plenamente. La actitud, al final, lo es todo. "Solo se frustran aquellos que dejan de ver la parte positiva de sus resultados"
  • 8. 8 CONSERVA TU TENEDOR Había una mujer que había sido diagnosticada con una enfermedad incurable y a la que le habían dado solo tres meses de vida. Así que empezó a poner sus cosas "en orden", acudió con su Pastor y lo cito en su casa para discutir algunos aspectos de su última voluntad. Le dijo que himnos quería que se cantaran en su funeral, que lecturas hacer y con que traje deseaba ser enterrada. La mujer también solicito ser enterrada con su Biblia favorita. Todo estaba en orden y el pastor se estaba preparando para irse cuando la mujer recordó algo muy importante para ella. Hay algo mas, dijo ella exaltada. - ¿Que es? Respondió el Pastor.- Esto es muy importante, continúo la mujer. "Quiero ser enterrada con un tenedor en mi mano derecha. "El Pastor se quedo impávido mirando a la mujer, sin saber exactamente que decir - "Eso lo sorprende, o no" pregunto la mujer. - "Bueno, para ser honesto, estoy intrigado con la solicitud," dijo el Pastor. La mujer explico "En todos los años que he asistido a eventos sociales y cenas de compromiso, siempre recuerdo que cuando se retiraban los platos del platillo principal, alguien inevitablemente se agachaba y decía, 'Quédate con tu tenedor'. Era mi parte favorita porque sabia que algo mejor estaba por venir... como pastel de chocolate o pay de manzana. ¡Algo maravilloso y sustancioso! Así que quiero que la gente me vea dentro de mi ataúd con un tenedor en mi mano y quiero que se pregunten ¿Porqué tiene un tenedor?'. Después quiero que usted les diga: "Se quedo con su tenedor porque lo mejor esta por venir". Los ojos del Pastor se llenaron de lágrimas de alegría mientras abrazaba a la mujer despidiéndose. Él sabia que esta seria una de las últimas veces que la vería antes de su muerte. Pero también sabía que la mujer tenía un mejor concepto del cielo que él. Ella sabia que algo mejor estaba por venir. En el funeral la gente pasaba por el ataúd de la mujer y veían el precioso vestido que llevaba, su Biblia favorita y el tenedor puesto en su mano derecha. Una y otra vez el Pastor escuchó la pregunta "¿Porqué tiene un tenedor?" y una y otra vez él sonrió. Durante su mensaje del domingo por la noche, el Pastor les platico a las personas la conversación que había tenido con la mujer poco tiempo antes de que muriera. También les hablo acerca del tenedor y que era lo que simbolizaba para ella. El Pastor les dijo a las personas como el no podía dejar de pensar en el tenedor y también que probablemente ellos tampoco podrían dejar de pensar en el. Estaba en lo correcto. Así que la próxima vez que tomes en tus manos un tenedor, déjalo recordarte que lo mejor esta aun por venir... Gracias Dios.
  • 9. 9 EL ALBAÑIL Un albañil ya entrado en años estaba listo para retirarse. Le dijo a su Jefe de sus planes de dejar el negocio de la construcción para llevar una vida más placentera con su esposa y disfrutar de su familia. Iba a extrañar su cheque semanal, pero necesitaba retirarse. Ellos superarían esta etapa de alguna manera, como habían salido ya de otras. El Jefe sentía ver que su mejor empleado dejaba la compañía y le pidió que si podría construir una sola casa más, como un favor personal. El albañil accedió, pero se veía fácilmente que no estaba poniendo el corazón en su trabajo como siempre lo había hecho en todos sus trabajos anteriores. Utilizaba materiales de inferior calidad para "ahorrarle costos a la compañía", vendió en menor precio su mano de obra y el trabajo era deficiente, en pocas palabras, era un trabajo mal hecho. Era una desafortunada manera de terminar su carrera. Cuando el albañil terminó su trabajo y su Jefe fue a inspeccionar la casa, el Jefe le extendió al carpintero, las llaves de la puerta principal. "Esta es tu casa," - dijo, "es mi regalo para ti." ¡Que tragedia! ¡Que pena! Si solamente el albañil hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, la hubiera hecho de manera totalmente diferente. Ahora tendría que vivir en la casa que construyó "no muy bien". Así pasa con nosotros, ¿no creen? Construimos nuestras vidas de manera distraída, reaccionando cuando deberíamos actuar, dispuestos a poner en ello menos que lo mejor. En puntos importantes, no ponemos lo mejor de nosotros en nuestro trabajo. Entonces con pena vemos la situación que hemos creado y encontramos que estamos viviendo en la casa que hemos construido. Si lo hubiéramos sabido antes, la habríamos hecho diferente. Aprovechando que Dios pagaría mano de obra, materiales al precio que nosotros quisiéramos. Piensen como si fueran el albañil. Piensen en su casa. Cada día clavamos un clavo, levantamos una pared o edificamos un techo. Construyan con sabiduría. Es la única vida que podrán construir. Inclusive si solo la viven por un día más, ese día merece ser vivido con gracia y dignidad. La placa en la pared dice; "La Vida Es Un Proyecto de Hágalo-Usted-Mismo". ¿Quién podría decirlo más claramente? SU VIDA AHORA, ES EL RESULTADO DE SUS ACTITUDES Y ELECCIONES DEL PASADO. ¡SU VIDA MAÑANA SERÁ EL RESULTADO
  • 10. 10 DE SUS ACTITUDES Y ELECCIONES HECHAS HOY! EL ALPINISTA Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar el Aconcagua, inició su travesía, después de años de preparación, pero quería la gloria sólo para él, por lo tanto subió sin compañeros. Empezó a subir y se fue haciendo tarde, y no se paró a acampar, sino que decidió seguir subiendo decidido llegar a la cima, le oscureció. La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña y ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas eran cubiertas por las nubes. Subiendo por un acantilado, a sólo 100 mts. De la cima, se resbaló y se desplomó por los aires... caía a una velocidad vertiginosa, sólo podía ver veloces manchas más oscuras que pasaban en la misma oscuridad y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad. Seguía cayendo... y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos de su vida, pensó que iba a morir, más sin embargo de repente sintió un tirón muy fuerte que casi lo parte en dos... Sí, como todo alpinista experimentado, había clavado estacas de seguridad con candados a una larga soga que lo amarraba de la cintura. En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedó más que gritar: "AYÚDAME DIOS MÍO" "AYÚDAME DIOS MÍO”... De repente una voz grave y profunda de los cielos contesta: - ¿QUÉ QUIERES QUE HAGA? - "sálvame Dios Mío" - contesta el alpinista. - ¿REALMENTE CREES QUÉ TE PUEDA SALVAR? - "Por supuesto Dios Mío"- - ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE Hubo un momento de silencio y de quietud, el hombre se aferró más a la cuerda y
  • 11. 11 reflexionó... Cuenta el equipo de rescate que al otro día encontró colgado a un alpinista congelado, muerto, agarrado con fuerza, con las manos, a una cuerda. A DOS METROS DEL SUELO. Y tú, ¿qué tan confiado estás de esa cuerda? ¿Porqué no la sueltas? Corta la cuerda y confía en Él EL HIJO Un hombre rico y su hijo tenían gran pasión por el arte. Tenían de todo en su colección; desde Picasso hasta Rafael. Muy a menudo, se sentaban juntos a admirar las grandes obras de arte. Desgraciadamente, el hijo fue a la guerra. Fue muy valiente y murió en la batalla mientras rescataba a otro soldado. El padre recibió la noticia y sufrió profundamente la muerte de su único hijo. Un mes más tarde, justo antes de la Navidad, alguien toco a la puerta. Un joven con un gran paquete en sus manos dijo al padre: - "Señor, usted no me conoce, pero yo soy el soldado por quien su hijo dio la vida. El salvo muchas vidas ese día, y me estaba llevando a un lugar seguro cuando una bala le atravesó el pecho, muriendo casi instantáneamente. El hablaba muy a menudo de usted y de su amor por el arte." El muchacho extendió los brazos para entregar el paquete: - "Yo se que esto no es mucho. Yo no soy un gran artista, pero creo que a su hijo le hubiera gustado que usted recibiera esto." El padre abrió el paquete. Era un retrato de su hijo, pintado por el joven soldado. El contemplo con profunda admiración la manera en que el soldado había capturado la personalidad de su hijo en la pintura. El padre estaba tan atraído por la expresión de los ojos de su hijo que los suyos propios se arrasaron de lágrimas. Le agradeció al joven soldado y ofreció pagarle por el cuadro. - "Oh no, Señor, yo nunca podría pagarle lo que su hijo hizo por mi. Es un regalo." El padre colgó el retrato arriba de la repisa de su chimenea. Cada vez que los visitantes e invitados llegaban a su casa, les mostraba el retrato de su hijo antes de mostrar su famosa galería. El hombre murió unos meses mas tarde y se anuncio una subasta con todas las pinturas que poseía. Mucha gente importante e influyente acudió con grandes expectativas de hacerse con un famoso cuadro de la colección. Sobre la plataforma
  • 12. 12 estaba el retrato del hijo. El subastador golpeo su mazo para dar inicio a la subasta. - "Empezaremos los remates con este retrato del hijo. ¿Quien ofrece por este retrato? Hubo un gran silencio. Entonces una voz del fondo de la habitación grito: - ¡Queremos ver las pinturas famosas! ¡Olvídese de esa! Sin embargo el subastador persistió: - ¿Alguien ofrece algo por esta pintura? ¿$100.00? ¿$200.00? Otra voz grito con enojo: - "¡No venimos por esa pintura! Venimos por los Van Goghs, los Rembrandts. ¡Vamos a las ofertas de verdad!" Pero aún así el subastador continuaba su labor: - "¡El Hijo! ¡El Hijo! ¿Quien se lleva El hijo?" Finalmente, una voz se oyó desde muy atrás de la habitación: - "¡Yo doy diez dólares por la pintura!" Era el viejo jardinero del padre y del hijo. Siendo un hombre muy pobre, era lo único que podía ofrecer. - "¡Tenemos $10! ¿Quien da $20?", grito el subastador. La multitud se estaba enojando mucho. No querían la pintura de El Hijo. Querían las que representaban una valiosa inversión para sus propias colecciones. El subastador golpeo por fin el mazo: - "¡Va una, van dos, VENDIDA por $10!" - "¡Empecemos con la colección!", grito uno. El subastador soltó su mazo y dijo: - "Lo siento mucho, damas y caballeros, pero la subasta llego a su final" - "Pero, ¿que de las pinturas?", dijeron los interesados. - "Lo siento, contesto el subastador, cuando me llamaron para conducir esta subasta, se me dijo de un secreto estipulado en el testamento del dueño. Yo no tenía permitido revelar esta estipulación hasta este preciso momento. Solamente la pintura de EL HIJO seria subastada. "Aquel que la comprara heredaría absolutamente todas las posesiones de este hombre, incluyendo las famosas pinturas. El hombre que compro EL HIJO se queda con todo" Reflexión: Dios nos ha entregado a su Hijo, quien murió en una cruz hace 2,000 años. Así como el subastador, su mensaje hoy es: "EL HIJO, EL HIJO, ¿QUIEN SE LLEVA EL HIJO?" Quien ama al Hijo lo tiene todo. "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas." Mateo 6:33
  • 13. 13 EL MEJOR REGALO El hombre que estaba tras el mostrador, miraba la calle distraídamente. Una niñita se aproximó al negocio y apretó la naricita contra él vidrio de la vitrina. Los ojos de color del cielo brillaban cuando vio un determinado objeto. Entró en el negocio y pidió para ver el collar de turquesa azul. - "Es para mi hermana. ¿Puede hacer un paquete bien bonito?". - dice ella. El dueño del negocio miró desconfiado a la niñita y le preguntó: - ¿Cuánto dinero tienes? Sin dudar, ella sacó del bolsillo de su ropa un pañuelo todo atadito y fue deshaciendo los nudos. Los colocó sobre el mostrador y dijo feliz: - "¿Eso da?". Eran apenas algunas monedas que ella exhibía orgullosa. - "Sabe, quiero dar este regalo a mi hermana mayor. Desde que murió nuestra madre, ella cuida de nosotros y no tiene tiempo para ella. Es el cumpleaños de ella y tengo el convencimiento que quedará feliz con el collar que es del color de sus ojos". El hombre fue para la trastienda, colocó el collar en un estuche, envolvió con un vistoso papel rojo e hizo un trabajado lazo con una cinta verde. - "Tome, dijo a la niña. Lleve con cuidado". Ella salió feliz corriendo y saltando calle abajo. Aún no acababa el día, cuando una linda joven de cabellos rubios y maravillosos ojos azules entró en el negocio. Colocó sobre el mostrador el ya conocido envoltorio deshecho e indagó: - "¿Este collar fue comprado aquí? - "Sí señora". - "¿Y cuánto costó?- "Ah!", - habló el dueño del negocio. "El precio de cualquier producto de mi tienda es siempre un asunto confidencial entre el vendedor y el cliente". La joven continuó: - "Pero mi hermana tenía solamente algunas monedas. El collar es verdadero, ¿no? Ella no tendría dinero para pagarlo". El hombre tomó el estuche, rehizo el envoltorio con extremo cariño, colocó la cinta
  • 14. 14 y lo devolvió a la joven. - "Ella pagó el precio más alto que cualquier persona puede pagar. ELLA DIO TODO LO QUE TENÍA". El silencio llenó la pequeña tienda y dos lágrimas rodaron por la faz emocionada de la joven en cuanto sus manos tomaban el pequeño envoltorio. La verdadera donación es darse por entero, sin restricciones. La gratitud de quien ama no coloca límites para los gestos de ternura. Sea siempre agradecido pero no esperes el reconocimiento de nadie. Gratitud con amor no sólo reanima a quien recibe, como reconforta a quien ofrece. "Piense en eso". "La vida mejora con cada día que pasa siempre y cuando demuestres una actitud positiva". EL SECRETO Cierto mercader envió a su hijo con el más sabio de todos los hombres para que aprendiera el Secreto de la Felicidad. El joven anduvo durante cuarenta días por el desierto, hasta que llegó a un hermoso castillo, en lo alto de una montaña. Allí vivía el sabio que buscaba. Sin embargo, en vez de encontrar a un hombre santo, nuestro héroe entró en una sala y vio una actividad inmensa; mercaderes que entraban y salían, personas conversando en los rincones, una pequeña orquesta que tocaba melodías suaves y una mesa repleta de los más deliciosos manjares de aquella región del mundo. El sabio conversaba con todos, y el joven tuvo que esperar dos horas para que le atendiera. El sabio escuchó atentamente el motivo de su visita, pero le dijo que en aquel momento no tenía tiempo de explicarle el Secreto de la Felicidad. Le sugirió que diese un paseo por su palacio y volviese dos horas más tarde. Pero quiero pedirte un favor, añadió el sabio entregándole una cucharilla de té en la que dejó caer dos gotas de aceite. Mientras camines lleva esta cucharilla y cuida de que el aceite no se derrame. El joven comenzó a subir y bajar escalinatas del palacio manteniendo siempre los ojos fijos en la cuchara. Pasadas las dos horas, retornó a la presencia del Sabio. ¿Qué tal?, pregunto el sabio, ¿Viste los tapices de Persia que hay en mi comedor? ¿Viste el jardín que el Maestro de los jardineros tardó diez años en crear? ¿Reparaste en los bellos pergaminos de mi biblioteca? El joven, avergonzado, confesó que no había visto nada. Su única preocupación había sido no derramar las gotas de aceite que el Sabio le había confiado. Pues entonces vuelve y conoce las maravillas de mi mundo, dijo el Sabio. No puedes confiar de un hombre si no conoces su casa. Ya más tranquilo, el joven cogió nuevamente la cuchara y volvió a pasear por el palacio, esta vez mirando con atención todas las obras de arte que adornaban el techo y las paredes. Vio los
  • 15. 15 jardines, las montañas a su alrededor, la delicadeza de las flores, el esmero con que cada obra de arte estaba colocada en su lugar. De regreso a la presencia del Sabio, le relató detalladamente todo lo que había visto. ¿Pero dónde están las dos gotas de aceite que te confié?, Preguntó el Sabio. El joven miró la cuchara y se dio cuenta de que las había derramado. Pues éste es el único consejo que puedo darte, le dijo el más Sabio de los Sabios. El secreto de la Felicidad está en mirar todas las maravillas del mundo, pero sin olvidarse nunca de las dos gotas de aceite en la cuchara. El muchacho guardó silencio, Había comprendido la historia del viejo rey. Aun pastor le gusta viajar pero jamás olvida a sus ovejas. El viejo miró al muchacho y con las dos manos extendidas hizo algunos gestos extraños sobre su cabeza. Después cogió las ovejas y siguió su camino. LA JAULA VACÍA Una vez había un hombre llamado Jorge Thomas, pastor en un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra. Un Domingo de Pascua llegó a la iglesia cargando una jaula de pájaros mohosa, doblada y vieja, y la colocó sobre el púlpito. Se fruncieron varios ceños y, a manera de contestación, el pastor Thomas comenzó a hablar. - "Estaba caminando por el pueblo ayer, cuando vi un niño joven caminando hacia mí meciendo esta jaula de pájaros. En el fondo de la jaula, había tres pequeños pajarillos salvajes, temblando de frío y de miedo. Detuve al muchacho y le pregunté, '¿Qué llevas ahí, hijo?' - "Son tan solo unos viejos pájaros," fue la respuesta. - "¿Y qué vas a hacer con ellos?" le pregunté. - "Los voy a llevar a casa y me voy a divertir con ellos, "me contestó. - "Voy a molestarles y a sacarles las plumas y hacerles pelear. Voy a pasar un buen rato." - "Pero te vas a cansar de esos pajarillos tarde o temprano. ¿Qué harás con ellos entonces?" - "Tengo unos gatos," dijo el muchacho. "Les gustan los pájaros. Se los llevaré a ellos." - El pastor estuvo callado un momento. "¿Cuánto quieres por esos pájaros, hijo?" - "¡Eh! Usted no quiere estos pájaros, señor. Son tan solo unos simples pájaros
  • 16. 16 viejos del campo. No cantan. ¡Ni siquiera son bonitos!" - "¿Cuánto?" preguntó el pastor otra vez. El niño miró al pastor como si estuviera loco y le dijo, - "¿$10?" El pastor buscó en su bolsillo y sacó un billete de diez dólares. Los colocó en la mano del muchacho. En un segundo, el niño desapareció. El pastor levantó la jaula y suavemente la llevó al final del callejón, donde había un árbol y un césped. Poniendo la caja en el piso, abrió la puerta y, golpeando suavemente los barrotes, convenció a los pájaros que salieran, liberándoles. Bueno, eso explicaba la jaula vacía sobre el púlpito, y entonces el pastor comenzó a contar su historia. Un día Satanás y Jesús estaban conversando. Satanás acababa de venir del Jardín del Edén y estaba jactándose y vanagloriándose. - "Si, señor, acabo de capturar al mundo lleno de gente allá abajo. Me hice una trampa, utilicé carnada que sabía que ellos no podían resistir. ¡Los agarré a todos!" - "¿Qué vas a hacer con ellos?" preguntó Jesús. - Satanás respondió, "¡Me voy a divertir! Voy a enseñarles como casarse y luego divorciarse, como odiarse y abusarse mutuamente, como beber y fumar y maldecir. Les voy a enseñar como inventar las armas y bombas y que se maten unos a otros. ¡Me voy a divertir de verdad!" - "¿Y qué harás cuando termines con ellos?" preguntó Jesús. - "Oh, los mataré," exclamó Satanás orgullosamente. - "¿Cuánto quieres por ellos?" preguntó Jesús. - "Oh, tú no quieres a esas personas. No valen nada. Los tomarás y simplemente te odiarán. ¡Te escupirán, te maldecirán y te matarán! ¡Tú no quieres a esa gente!" - "¿Cuánto?" preguntó nuevamente. - Satanás miró a Jesús y, mofándose, dijo, "Todas tus lágrimas y toda tu sangre." - Jesús dijo, "¡HECHO!" Entonces Él pagó el precio. El pastor levantó la jaula, abrió la puerta, y se fue del púlpito.
  • 17. 17 LA MARIPOSA Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevo a casa para poder ver a la mariposa cuando saliera del capullo. Un día vio que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo que la mariposa luchaba por abrirlo más grande y poder salir. El hombre vio que forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño agujero, hasta que llego un momento en el que pareció haber cesado de forcejear, pues aparentemente no progresaba en su intento. Pareció que se había atascado. Entonces el hombre, en su bondad, decidió ayudar a la mariposa y con una pequeña tijera cortó al lado del agujero para hacerlo más grande y ahí fue que por fin la mariposa pudo salir del capullo. Sin embargo al salir la mariposa tenía el cuerpo muy hinchado y unas alas pequeñas y dobladas. El hombre continuó observando, pues esperaba que en cualquier instante las alas se desdoblaran y crecería lo suficiente para soportar al cuerpo, el cual se contraería al reducir lo hinchado que estaba. Ninguna de las dos situaciones sucedieron y la mariposa solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpecito hinchado y sus alas dobladas... Nunca pudo llegar a volar. Lo que el hombre en su bondad y apuro no entendió, fue que la restricción de la apertura del capullo y la lucha requerida por la mariposa, para salir por el diminuto agujero, era la forma en que la naturaleza forzaba fluidos del cuerpo de la mariposa hacia sus alas, para que estuviesen grandes y fuertes y luego pudiese volar. La libertad y el volar solamente podrán llegar luego de la lucha. Al privar a la mariposa de la lucha, también le fue privada su salud y crecimiento. Algunas veces las luchas son lo que necesitamos en la vida. Tenemos que vivir la experiencia consecuente de nuestro error, para poder aprender de ella y del mismo modo, tenemos que dejar que nuestros seres queridos vivan su propia experiencia, para que aprendan de las propias. Si Dios nos permitiese progresar por nuestras vidas sin obstáculos, nos convertiría en inválidos. No podríamos crecer y ser tan fuertes como podríamos haberlo sido. Cuantas veces hemos querido tomar el camino corto para salir y sacar personas queridas de dificultades, tomando esas tijeras y recortando el esfuerzo para poder ser libres. Necesitamos recordar que nunca recibimos más de lo que podemos soportar, y que a través de nuestros esfuerzos y caídas, somos fortalecidos, así como el oro es refinado con el fuego. Nunca permitamos que las cosas que no podemos tener, o que no tenemos, o que no debemos tener, interrumpan nuestro gozo de las cosas que tenemos y podemos tener. No pensemos ni nos enfoquemos en lo que no tenemos, disfrutemos cada instante de cada día por lo que tenemos y nos ha sido dado. "Para que la prueba de vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual perece, bien que sea probado con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra, cuando Jesucristo fuera manifestado". 1 Pedro 1:7
  • 18. 18 LA PERFECCIÓN DE DIOS En Brooklyn, Nueva York, esta una escuela para niños que tienen lento aprendizaje. Algunos niños pasan ahí el resto de su vida escolar, mientras otros pueden ser enviados a otras escuelas convencionales. En una cena que tuvo personal de la escuela, estaba el padre de uno de estos niños preparando un discurso para que nunca lo pudieran olvidar todos los que lo escucharan. Después de la cena todo el staff puso atención en lo que el padre iba a deliberar y dijo: - "¿Donde está la perfección en mi hijo Shaya? Todo lo que Dios hace esta hecho a la perfección. Pero mi niño no puede entender cosas que otros niños entienden. Mi niño no puede recordar hechos y figuras que otros niños recuerdan. ¿Donde está la perfección de Dios?" La audiencia quedo sorprendida ante esta pregunta viendo la cara angustiada del padre y murmurando entre ellos, - "Yo creo" contesto el padre. "Que cuando Dios brinda un niño así al mundo, la perfección de Él, es la forma de reaccionar de la gente ante estos niños". Después contó la siguiente historia acerca de su hijo Shaya: Una tarde Shaya y su padre caminaban en el parque donde algunos niños estaban jugando béisbol. - "¿Crees que ellos me dejarán jugar?" El padre de Shaya sabía que su hijo no era para nada un atleta y que los niños no lo querrían en su equipo. Pero el papa de Shaya entendió que había escogido jugar béisbol porque le daba a él una confortable idea de pertenecer a un grupo de niños "normales". El padre de Shaya llamó a uno de los niños en el campo y preguntó si Shaya podía jugar. El chico miró a sus compañeros de equipo. Obteniendo ninguna respuesta de ellos, el tomó la resolución con sus propias manos y dijo: - "Nosotros estamos perdiendo por 6 carreras y el juego esta en la octava entrada. Yo creo que él puede estar en nuestro equipo y nosotros trataremos de colocarlo en el bat en la novena entrada." El padre de Shaya estaba atónito ante la respuesta del niño y Shaya sonrió satisfactoriamente. Shaya estaba diciendo que lo pusieran en una base y así dejaría de jugar en corto tiempo justo al final de la octava entrada pero los niños hicieron caso omiso a lo que Shaya decía, el juego se estaba poniendo bueno, el equipo de Shaya anotó de nuevo y ahora estaba con dos outs y las bases llenas con el mejor jugador de todos corriendo a base, y Shaya estaba preparado para empezar. ¿Dejaría el equipo realmente que Shaya fuera al bat y dejar ir la oportunidad de ganar el juego? Sorpresivamente... Shaya estaba tomando el bat. Todos pensaron que todo había terminado, porque Shaya no sabía ni siquiera como tomar el bat apropiadamente. De cualquier forma, cuando Shaya estaba parado en el plato, el pitcher se movió algunos pasos para lanzar la pelota suavemente para que Shaya pudiera al menos hacer contacto con ella. La primera bola venía y Shaya falló. Uno de sus compañeros de equipo se acercó a Shaya y juntos tomaron el bat y encararon al pitcher esperando por la siguiente bola. El pitcher volvió a
  • 19. 19 dar unos pasos para lanzar suavemente la pelota a Shaya. Cuando el pitcher venía, Shaya y su compañero tomaron el bat y juntos, ellos dieron un golpe lento a la pelota que regresó inmediatamente a manos del pitcher. El pitcher tomó la pelota y pudiendo fácilmente lanzar la pelota a primera base, ponchando a Shaya para que terminara rápidamente de jugar quedando fuera; instantáneamente el pitcher tomó la pelota y lanzó la pelota lo más lejos que pudo de primera base. ¡Todos empezaron a gritar! - "¡Shaya corre a primera, corre a primera!" Nunca en su vida Shaya había corrido a primera base. Él vio toda la línea de juego donde le indicaban cual era la primera base. Al tiempo el corrió a primera base, el oponente tenía la bola en sus manos. Él podía lanzar la bola a la persona de la segunda base y dejar fuera a Shaya que estaba todavía corriendo, pero el oponente entendió las intenciones del pitcher y lanzó la bola lo más alto y lejos de la segunda base. Todos gritaron - "¡Corre a segunda, corre a segunda!" Shaya corrió a segunda base y los demás corredores junto con el corrían y le daban ánimos para que el continuara su carrera a segunda. Cuando Shaya tocó la segunda base, el opositor paró de correr hacia él, le mostró la dirección de la tercera base y gritó - "¡Corre a tercera! Conforme corría a tercera, los niños de los dos equipos ya estaban corriendo junto al gritando todos a una sola voz: - Shaya corre a cuarta - "Shaya corrió a cuarta y paro justo en al plato de "home" donde todos los 18 niños lo alzaron en sus hombros y lo hicieron sentir un héroe, mientras el sabía que había hecho "una gran carrera" y ganó el juego por su equipo. Aquel día, - dijo el padre de Shaya suavemente con lágrimas rodando por sus mejillas - - "Aquellos 18 niños mostraron con un gran nivel la perfección de Dios". LA SILLA La hija de un hombre le pidió al Pastor de una Iglesia cristiana que fuera a su casa a hacer una oración por su padre que estaba muy enfermo. Cuando el Pastor llegó a la habitación del enfermo, encontró a este hombre en su cama con la cabeza alzada por un par de Almohadas. Había una silla al lado de su cama, por lo que el Pastor asumió que el hombre sabía que vendría a verlo. "Supongo que me estaba esperando", le dijo. "No, ¿quién es usted?", Dijo el hombre. "Soy el Pastor de la Iglesia cristiana a la que su hija acude y su hija me llamó para que orase por usted, cuando vi la silla vacía al lado de su cama supuse que usted sabia que yo estaba viniendo a verlo" "Oh si, la silla", dijo el hombre enfermo” ¿Le importa cerrar la puerta? El Pastor sorprendido la cerró.
  • 20. 20 "Nunca le he dicho esto a nadie, pero... toda mi vida la he pasado sin saber como orar. Cuando he estado en la iglesia he escuchado siempre al respecto de la oración, que se debe orar y los beneficios que trae, etc., pero siempre esto de las oraciones me entro por un oído y salió por el otro pues no tengo idea de como hacerlo. Entonces hace mucho tiempo abandone por completo la oración. Esto ha sido así en mi hasta hace unos cuatro años, cuando conversando con mi mejor amigo me dijo: "José, esto de la oración es simplemente tener una conversación con Jesús. Así es como te sugiero que lo hagas... te sientas en una silla y colocas otra silla vacía en frente tuyo, luego con fe miras a Jesús sentado delante de ti. No es algo alocado el hacerlo pues el nos dijo - "Clama a mi y Yo te responderé". (Jer 33:3 La Biblia) Por lo tanto, le hablas y lo escuchas, de la misma manera como lo estas haciendo conmigo ahora mismo" "Es así que lo hice una vez y me gusto tanto que lo he seguido haciendo unas dos horas diarias desde entonces". El Pastor sintió una gran emoción al escuchar esto y le dijo a José que era muy bueno lo que había estado haciendo y que no cesara de hacerlo, luego hizo una oración con el, y se fue a su Iglesia. Dos días después, la hija de José llamó al Pastor para decirle que su padre había fallecido. El Pastor le pregunto: "¿Falleció en paz?". "Si, cuando salí de la casa a eso de las dos de la tarde me llamo y fui a verlo a su cama, me dijo lo mucho que me quería y me dio un beso. Cuando regresé de hacer compras una hora mas tarde ya lo encontré muerto. Pero hay algo extraño al respecto de su muerte, pues aparentemente justo antes de morir se acerco a la silla que estaba al lado de su cama y recostó su cabeza en ella, pues así lo encontré. ¿Qué cree usted que pueda significar esto?" El Pastor se seco las lágrimas de emoción y le respondió: "Ojalá que todos nos pudiésemos ir de esa manera". Tu padre descanso su vida sobre las piernas de Jesús ya que el siempre confiaba en su oración que Jesús estaba frente a él en su silla." "Que hermosa es la muerte de un cristiano, porque su alma se va con el Señor, y Él consolará toda tristeza y secará toda lagrima de sus ojos" "y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos. Y limpiará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y la muerte no será más; y no habrá más llanto, ni
  • 21. 21 clamor, ni dolor". Apocalipsis 21:3,4 ¡Aleluya! ¡Cristo viene! NO ES LO QUE PARECE Dos ángeles que viajaban pararon a pasar la noche en el hogar de una familia rica. La familia era grosera y rechazó la estancia de los ángeles en el cuarto de huéspedes de la mansión. En su lugar, los Ángeles fueron hospedados en un espacio frío del sótano. Hicieron su cama en el suelo duro. Entonces, el ángel más viejo vio un agujero en la pared y lo reparó. Cuando el ángel más joven le preguntó porqué lo hizo, el ángel viejo le contestó que "Las cosas no son siempre lo que parecen". La noche siguiente, los ángeles se hospedaron en un hogar muy pobre, pero el granjero y su esposa eran muy hospitalarios. Después de compartir el poco alimento que tenían, los esposos dejaron dormir a los ángeles en su cama, para que ellos estuviesen cómodos el resto de la noche. Cuando el sol salió a la mañana siguiente los ángeles encontraron al granjero y a su esposa terriblemente desconsolados: Su única vaca, de la cual obtenían dinero por su leche, posaba muerta en el campo. El ángel joven se enfureció y le pregunto al ángel viejo porqué permitió que esto sucediera. El primer hombre tenía todo y le ayudaste, la segunda familia tenía muy poco y estaban dispuestos a compartir todo y dejaste morir a su única vaca. "Las cosas no siempre son lo que parecen" le contestó el viejo ángel. Cuando permanecíamos en el sótano de la mansión, noté que había oro en ese agujero de la pared. Puesto que el propietario era tan obsesionado, avaro y poco dispuesto a compartir su buena fortuna, sellé la pared para que él jamás lo encuentre. Pero ayer en la noche cuando nos dormimos en la cama de los granjeros, el ángel de la muerte vino por su esposa. Le di la vaca en lugar de ella. "Las cosas no son siempre lo que parecen". Esto es a veces exactamente lo que sucede cuando las cosas no resultan de la manera que esperamos. Si tienes fe, necesitas confiar en ese resultado, y esta será tu única ventaja. Puede ser que no lo sepas Hasta tiempo mas adelante. PIENSA EN ESTO:
  • 22. 22 Si te es difícil conseguir dormir esta noche, apenas recuerda a la familia sin hogar que no tiene ninguna, ni una cama para dormir. Si te encuentras atorado en el tráfico, no te desesperes, hay gente en este mundo para la cual conducir sería un privilegio. Si tienes un mal día en el trabajo, piensa en el hombre que lleva tres meses buscándolo. Si te desesperas por lo mal que te ha ido con tu pareja, piensa en la persona que nunca ha conocido el amor. Si te afliges pasar de otro fin de semana, piensa en la mujer en los estrechos calamitosos, trabajando doce horas al día, siete días a la semana, para que $15000 pesos alimenten a su familia. Si tu coche te deja millas lejos de pedir ayuda, piensa en el paralítico que amaría la oportunidad de tomar esa caminata. Si te encuentras un pelo gris nuevo, frente al espejo, piensa en el paciente con cáncer que desearía tener pelo. Si te encuentras perdido en tu vida y preguntándote cuál es tu propósito, sé agradecido, hay gente que no vivió lo suficiente para conseguir esa oportunidad. Si te encuentras víctima de la amargura de la gente, ignorancia, pequeñez o inseguridades; Recuerda que las cosas podrían ser Peores. ¡Tú podrías ser una de ellas! LAS GALLETAS Cuando aquella tarde llegó a la vieja estación le informaron que el tren en el que ella viajaría se retrasaría aproximadamente una hora. La elegante señora, un poco fastidiada, compró una revista, un paquete de galletas y una botella de agua para pasar el tiempo. Buscó un banco en el andén central y se sentó preparada para la espera. Mientras hojeaba su revista, un jóven se sentó a su lado y comenzó a leer un diario. Imprevistamente, la señora observó como aquel muchacho, sin decir una sola palabra, estiraba la mano, agarraba el paquete de galletas, lo abría y comenzaba a comerlas, una a una, despreocupadamente. La mujer se molestó por esto, no quería ser grosera, pero tampoco dejar pasar aquella situación o hacer de cuenta que nada había pasado; así que, con un gesto exagerado, tomó el paquete y
  • 23. 23 sacó una galleta, la exhibió frente al joven y se la comió mirándolo fijamente a los ojos. Como respuesta, el joven tomó otra galleta y mirándola la puso en su boca y sonrió. La señora ya enojada, tomó una nueva galleta y, con ostensibles señales de fastidio, volvió a comer otra, manteniendo de nuevo la mirada en el muchacho. El diálogo de miradas y sonrisas continuó entre galleta y galleta. La señora cada vez más irritada, y el muchacho cada vez más sonriente. Finalmente, la señora se dio cuenta de que en el paquete solo quedaba la última galleta. "- No podrá ser tan descarado", pensó mientras miraba alternativamente al jóven y al paquete de galletas. Con calma el joven alargó la mano, tomó la última galleta, y con mucha suavidad, la partió exactamente por la mitad. Así, con un gesto amoroso, ofreció la mitad de la última galleta a su compañera de banco. ¡Gracias! - dijo la mujer tomando con rudeza aquella mitad. "De nada" - contestó el joven sonriendo suavemente mientras comía su mitad - Entonces el tren anunció su partida... La señora se levantó furiosa del banco y subió a su vagón. Al arrancar, desde la ventanilla de su asiento vió al muchacho todavía sentado en el anden y pensó: "¡Que insolente, que mal educado, que será de nuestro mundo!". Sin dejar de mirar con resentimiento al joven, sintió la boca reseca por el disgusto que aquella situación le había provocado. Abrió su bolso para sacar la botella de agua y se quedó totalmente sorprendida cuando encontró, dentro de su cartera, su paquete de galletas INTACTO. ¡Cuantas veces nuestros prejuicios, nuestras decisiones apresuradas nos hacen valorar erróneamente a las personas y cometer las peores equivocaciones! ¡Cuántas veces la desconfianza, ya instalada en nosotros, hace que juzguemos, injustamente, a personas y situaciones, y sin tener aun un porqué, las encasillamos en ideas preconcebidas, muchas veces tan alejadas de la realidad que se presenta...! LIBERTAD "Y, ¿Para qué quieren la libertad, si no saben ser libres? La libertad no es gracia que se conquista. La libertad es un estado del espíritu. Cuando aceptas a Jesús como tu único y suficiente Salvador, se rompen las cadenas que te ataban al pecado, entonces se es libre, aunque se carezca de libertad. Los hierros y las cárceles no impiden que un hombre sea libre; al contrario: hacen que lo sea más en el fondo de su ser. La libertad de los hombres no es como la libertad de los pájaros. La libertad de los pájaros se satisface en el vaivén de una rama; la libertad del hombre se cumple en
  • 24. 24 su mente y corazón. La libertad es la brisa suave que envuelve la mañana, el águila que vuela majestuosa; el hombre que busca y acepta el perdón de su maldad es libre por sobre todas las cosas. "ESTAD, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no volváis otra vez á ser presos en el yugo de servidumbre." Gálatas 5:1 LOS TRES ÁRBOLES Había una vez tres árboles en una colina de un bosque. Hablaban acerca de sus sueños y esperanzas. El primero dijo: "Algún día seré un cofre de tesoros. Estaré lleno de oro, plata y piedras preciosas. Estaré decorado con labrados artísticos y tallados finos. Todos verán mi belleza." El segundo árbol dijo: "Algún día seré una poderosa embarcación. Llevaré los más grandes reyes y reinas a través de los océanos, e iré a todos los rincones del mundo. Todos se sentirán seguros por mi fortaleza, fuerza y mi poderoso casco." Finalmente el tercer árbol dijo: "Yo quiero crecer para ser el más recto y grande de todos los árboles en el bosque. La gente me verá en la cima de la colina, mirará mis poderosas ramas y pensarán en el Dios de los cielos, y cuán cerca estoy de alcanzarlo. Seré el más grande árbol de todos los tiempos y la gente siempre me recordará. Después de unos años de orar para que sus sueños se convirtieran en realidad, un grupo de leñadores vino donde estaban los árboles. Cuando vio al primer árbol, dijo: "Este parece un árbol fuerte. Creo que podría vender su madera a un carpintero" y comenzó a cortarlo. El árbol estaba muy feliz debido a que sabía que el carpintero podría convertirlo en un cofre para tesoros. El otro leñador dijo mientras observaba el segundo árbol: "Parece un árbol fuerte, creo que lo podré vender al carpintero del puerto." El segundo árbol se puso muy feliz porque sabía que estaba en camino a convertirse en una poderosa embarcación. El último leñador se acercó al tercer árbol, el cual estaba asustado, pues sabía que si lo cortaban, su sueño nunca se volvería realidad. El leñador dijo entonces: "No necesito nada especial del árbol que corté, así que tomaré este" y cortó al tercer
  • 25. 25 árbol. Cuando el primer árbol llegó donde el carpintero, fue convertido en un cajón de comida para animales y fue puesto en un pesebre y llenado con paja. Se sintió muy mal pues eso no era lo que tanto había orado. El segundo árbol fue cortado y convertido en una pequeña balsa de pesca, ni siquiera lo suficiente grande para navegar en el mar, y fue puesto en un lago. Y vio como sus sueños de ser una gran embarcación cargando reyes había llegado a su final. El tercer árbol fue cortado en largas y pesadas tablas y dejado en la oscuridad en una bodega. Años más tarde, los árboles olvidaron sus sueños, esperanzas por las que tanto habían orado. Entonces un día un hombre y una mujer llegaron al pesebre. Ella dio a luz un niño y lo colocó en la paja que había dentro del cajón en que fue transformado el primer árbol. El hombre deseaba haber podido tener una cuna para su bebé, pero este cajón debería serlo. El árbol sintió la importancia de este acontecimiento y supo que había contenido el más grande tesoro de la historia. Más tarde, un grupo de hombres entraron en la balsa en la cual habían convertido al segundo árbol. Uno de ellos estaba cansado y se durmió en la barca. Mientras ellos estaban en el agua una gran tormenta se desató y el árbol pensó que no sería lo suficientemente fuerte para salvar a los hombres. Los hombres despertaron al que dormía, quien se levantó y dijo: "¡Calma! ¡Quédate quieto!", y la tormenta y las olas se detuvieron. En ese momento el segundo árbol se dio cuenta de que había llevado al Rey de Reyes y Señor de Señores. Finalmente, un tiempo después alguien vino y tomó al tercer árbol convertido en tablas. Fue cargado por las calles al mismo tiempo que la gente escupía, insultaba y golpeaba al Hombre que lo cargaba. Se detuvieron en una pequeña colina y el Hombre fue clavado al árbol y levantado para morir en la cima de la colina. Cuando llegó el domingo, el tercer árbol se dio cuenta de que el fue lo suficiente fuerte para permanecer erguido en la cima de la colina, y estar tan cerca de Dios como nunca, porque JESUS había sido crucificado en él. Cuando parece que las cosas no van de acuerdo a tus planes, debes saber que siempre DIOS tiene un plan para ti. Si pones tu confianza en EL, te dará grandes regalos a su tiempo. Recuerda que cada árbol obtuvo lo que pidió, sólo que no en la forma en que pensaba. No siempre sabemos lo que Dios planea para nosotros, sólo sabemos que sus caminos no son nuestros caminos, pero sus caminos SIEMPRE SON LOS MEJORES. Si tienes un amigo solo dale esta dirección para que sepa que DIOS TIENE UN PLAN PARA EL.
  • 26. 26 MECÁNICO DEL ALMA Una vez iba un hombre en su auto por una larga y muy solitaria carretera cuando de pronto su auto comenzó a detenerse hasta quedar estático. El hombre bajó, lo revisó, trató de averiguar qué era lo que tenía. Pensaba que pronto podría encontrar el desperfecto que tenía su auto pues hacía muchos años que lo conducía, sin embargo, después de mucho rato se dio cuenta de que no encontraba la falla del motor. En ese momento apareció otro auto, del cual bajó un señor a ofrecerle ayuda. El dueño del primer auto dijo: - Mira este es mi auto de toda la vida, lo conozco como la palma de mi mano. No creo que tú sin ser el dueño puedas o sepas hacer algo. El otro hombre insistió con una cierta sonrisa, hasta que finalmente el primer hombre dijo: - Está bien, haz el intento, pero no creo que puedas, pues este es mi auto. El segundo hombre echó manos a la obra y en pocos minutos encontró el daño que tenía el auto y lo pudo arrancar. El primer hombre quedó atónito y preguntó: - ¿Como pudiste arreglar el fallo si es MI auto? El segundo hombre contestó - Verás, mi nombre es Félix Wankei. Yo inventé el motor rotativo que usa tu auto. Cuantas veces decimos: Esta es mi Vida, Este es mi Destino, Esta es Mi Casa... Déjame a mi, sólo yo puedo resolver el problema! Al enfrentarnos a los problemas y a los días difíciles creemos que nadie nos podrá ayudar pues "esta es MI Vida". Pero... Te voy a hacer una pregunta: ¿Quién hizo la vida? ¿Quien hizo el tiempo? ¿Quien creó la familia? Solo aquel que es el autor de la vida y el amor, puede ayudarte cuando te quedes tirado en la carretera de la vida. Te doy sus datos por si alguna vez necesitas un buen "mecánico" Nombre del mecánico del alma: DIOS Dirección: EL CIELO Horario: 24 horas al día, 365 días al año por toda la eternidad. Garantía: Por todos los siglos Respaldo: Eterno Teléfono: Jeremías 33:3 "Clama a mi y YO te responderé, y te enseñaré cosas grandes y dificultosas que tú no sabes". Ora a Él con fe, además de que esta línea no esta ocupada nunca. MUCHA GENTE Mucha gente caminará dentro y fuera de tu vida. Pero sólo los buenos amigos dejaran huellas en tu corazón. Para manejar tu persona, usa tu cabeza. Para manejar a otros usa tu corazón. La rabia no es más que peligro llamado de otra forma. Si alguien te hace daño una vez, es su falta. Si te hace daño dos veces, la falta es tuya. Las grandes mentes discuten ideas; Las mentes promedio, discuten eventos; Las mentes pequeñas, critican a la gente. Dios le concede pies a cada ave, pero no se mete en el nido. Aquel que pierde dinero, pierde mucho; Aquél que pierde un amigo, pierde aun más; Aquél que pierde la fe, lo ha perdido todo. Las personas jóvenes hermosas son actos de la naturaleza, Pero los ancianos hermosos
  • 27. 27 son obras de arte. Aprende de los errores de otras personas, Pues nunca vivirás suficiente para cometer todos los errores. La lengua no pesa prácticamente nada, Pero muy poca gente puede sostenerla NO ESPERES... una sonrisa para ser gentil. ser amado para amar. estar solo para reconocer el inmenso valor de un amigo. el luto del mañana para reconocer la importancia de quienes están hoy en tu vida. tener el mejor de los empleos para ponerte a trabajar. la nostalgia del otoño para recordar un consejo. la enfermedad para reconocer que tan frágil es la vida. la persona perfecta para entonces enamorarte. el dolor para pedir perdón. la separación para buscar la reconciliación. el dolor para elevar una oración. elogios para creer en ti mismo. tener tiempo para servir. que los demás tomen la iniciativa, cuando sabes que tu haz sido el culpable. el "yo también" para decir "te amo". tener dinero por montones para entonces ayudar al pobre. el día de tu muerte si aún no haz amado la vida. Entonces, ¿qué estas esperando? ...
  • 28. 28 OJOS DEL ALMA Dos hombres, ambos muy enfermos, ocupaban la misma habitación de un hospital. A uno se le permitía sentarse en su cama cada tarde, durante una hora, para ayudarle a drenar el líquido de sus pulmones. Su cama daba a la única ventana de la habitación. El otro hombre tenía que estar todo el tiempo boca arriba. Los dos charlaban durante horas. Hablaban de sus mujeres y sus familias, sus hogares, sus trabajos, su estancia en el servicio militar, dónde habían estado de vacaciones. Y cada tarde, cuando el hombre de la cama junto a la ventana podía sentarse, pasaba el tiempo describiendo a su vecino todas las cosas que podía ver desde la ventana. El hombre de la otra cama empezó a desear que llegaran esas horas, en que su mundo se ensanchaba y cobraba vida con todas las actividades y colores del mundo exterior. La ventana daba a un parque con un precioso lago. Patos y cisnes jugaban en el agua, mientras los niños lo hacían con sus cometas. Los jóvenes enamorados paseaban de la mano, entre flores de todos los colores del arco iris. Grandes árboles adornaban el paisaje, y se podía ver en la distancia una bella vista de la línea de la ciudad. Según el hombre de la ventana describía todo esto con detalle exquisito, el del otro lado de la habitación cerraba los ojos e imaginaba la idílica escena. Una tarde calurosa, el hombre de la ventana describió un desfile que estaba pasando. Aunque el otro hombre no podía oír a la banda, podía verlo, con los ojos de su mente, exactamente como lo describía el hombre de la ventana con sus mágicas palabras. Pasaron días y semanas. Una mañana, la enfermera de día entró con el agua para bañarles, encontrándose el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto plácidamente mientras dormía. Se llenó de pesar y llamó a los ayudantes del hospital, para llevarse el cuerpo. Tan pronto como lo consideró apropiado, el otro hombre pidió ser trasladado a la cama al lado de la ventana. La enfermera le cambió encantada y, tras asegurarse de que estaba cómodo, salió de la habitación. Lentamente, y con dificultad, el hombre se irguió sobre el codo, para lanzar su primera mirada al mundo exterior; por fin tendría la alegría de verlo él mismo. Se esforzó para girarse despacio y mirar por la ventana al lado de la cama... y se encontró con una pared blanca. El hombre preguntó a la enfermera qué podría haber motivado a su compañero muerto para describir cosas tan maravillosas a través de la ventana. La enfermera le dijo que el hombre era ciego y que no habría podido ver ni la pared, y le indicó: "Quizás sólo quería animarle a usted". Epílogo: Es una tremenda felicidad el hacer felices a los demás, sea cual sea la propia situación. El dolor compartido es la mitad de pena, pero la felicidad, cuando se comparte, es doble. Si quiere sentirse rico, sólo cuente todas las cosas y bendiciones que Dios le ha dado y que el dinero no puede comprar. "Hoy es un regalo, por eso se le llama el presente".
  • 29. 29 OPORTUNIDAD Estoy cansado de trabajar y de ver a la misma gente camino a mi trabajo todos los días, llego a la casa y mi Esposa servir lo mismo de la comida para cenar, la cual no me gusto mucho que digamos y tengo que comer la comida que no me gusta. Voy a entrar al baño y mi hija de apenas año y medio no me deja por que quiere jugar conmigo, no entiende que estoy cansado y quiero entrar al baño. Despues, tomo mí revista para leerla placidamente en mi sillón y mi hija nuevamente quiere jugar y que la arrulle entre mis brazos, yo quiero leer mi revista y sale mi esposa con su: ¿Que tal me veo?, me arregle para ti - le digo que bien sin despegar mis ojos de mi revista. Para variar, se enoja conmigo por que dice que no la comprendo y que nunca la escucho, no se por que se enoja si le pongo toda mi atención, es mas, aún viendo la TV. Le pongo atención, bueno, siempre y cuando haya malos comerciales, a veces quisiera estar solo y no escuchar nada, yo solo quiero descansar; suficientes problemas tengo en el trabajo para escuchar los de mi casa. Mis Padres también me incomodan algunas veces y entre clientes, esposa, hija, padres, me vuelven loco, quiero paz. Lo único bueno es el sueño, al cerrar mis ojos siento gran alivio de olvidarme de todo y de todos. Es por eso que solo deseo mi tiempo de descanso. - Hola, vengo por ti. - ¿Quién eres tú?, ¿Como entraste? - Me manda Dios por ti, dice que escucho tus quejas y tienes razón, es hora de descansar. - Eso no es posible, para eso tendría que estar... - Así es, si lo estas, ya no te preocuparas por ver a la misma gente, ni por caminar, ni de aguantar a tu esposa con sus guisos, ni a tu pequeña hija que te moleste, es mas, jamás escucharás los consejos de tu Padres. - Pero... ¿que va a pasar con todo? ¿Con mi trabajo? - No te preocupes, en tu empresa ya contrataron a otra persona para ocupar tu puesto y por cierto, está muy feliz por que no tenia trabajo. - ¿Y mi esposa? ¿Y mi bebé?- A tu esposa le fue dado un buen hombre que la quiere, respeta y admira por sus cualidades que tú nunca observaste en ella y acepta con gusto todos sus guisos sin reclamarle nada, por que gracias a Dios y a ella, tiene algo que llevarse a la boca todos los días a diferencia de otras persona que no tienen nada que comer y pasan
  • 30. 30 hambres hasta por meses y además, se preocupa por tu hija y la quiere como si fuera suya y por muy cansado que siempre llegue del trabajo, le dedica tiempo para jugar con ella, son muy felices. - No, no puedo estar muerto. - Lo siento, la decisión ya fue tomada. - Pero... eso significa que jamás volveré a besar la mejillita de mi bebe, ni a decirle Te amo a mi esposa, ya no veré a mis amigos para decirles lo mucho que los aprecio, ni darle un abrazo a mis Padres, ya no volveré a vivir, ya no existiré mas, me enterraran en el panteón y ahí se quedara mi cuerpo cubierto de tierra. Nunca más volveré a escuchar las palabras que me decían: Hey amigo, eres el mejor; Hijo mío, estoy orgulloso de ti; cuanto amo a mi esposo; hermano mío, que bueno que viniste a mi casa; papito... - NO, NO QUIERO MORIR, QUIERO VIVIR, envejecer junto a mi esposa y los míos, NO QUIERO MORIR TODAVIA...- Pero es lo que querías, descansar, ahora ya tienes tu descanso eterno, duerme para SIEMPRE. - NO, NO QUIERO, NO QUIERO, POR FAVOR DIOS... - ¿Que te pasa amor?, ¿tienes una pesadilla? - Dijo mi esposa despertándome. - No, no fue una pesadilla, fue otra oportunidad para disfrutar de ti, de mi bebe, de mi familia, de todo lo que Dios me dio. ¿Sabes?, estando Muerto ya nada puedes hacer y estando vivo puedes disfrutarlo todo. Una vez cerrando tus ojos, nadie te garantiza volver a abrirlos. ¡QUE BELLO ES VIVIR! HOY LO LOGRE, MAÑANA... MAÑANA DIOS DIRA. Despertar a cada día es maravilloso aun que las cosas no vayan nada bien, Dios nos da la oportunidad de despertar. Ojalá valoremos realmente nuestra vida, todo lo bueno que tenemos y ver el lado positivo de lo negativo que nos pasa. Hay que recordar que estamos de paso y que nuestra vida no depende de nosotros sino de Dios... ¡NO OLVIDES QUE ESTA VIDA ES UNA PREPARACIÓN DE LO QUE HEMOS DE VIVIR CON CRISTO!
  • 31. 31 PARA TOMAR NOTA Se trata de una señora que la sientan en el avión al lado de un hombre negro y le pide a la azafata que la cambie, porque ella no puede sentarse al lado de una persona de ese color y tan desagradable. A lo que la azafata le contesta que el vuelo esta muy lleno, pero que ira a ver a primera clase a ver sí acaso puede encontrar algún lugar. Todos los pasajeros observan la escena medio disgustados y la señora se sentía la más feliz porque le iban a quitar a ese ser tan repugnante de su lado. Minutos más tarde llega la azafata y le dice a la señora "Disculpe, pero efectivamente todo el vuelo esta lleno, pero encontré un lugar vacío en primera clase". Pero para poder hacer este tipo de cambios le tuve que pedir autorización al capitán. Él dijo que no se podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan indeseable. La señora con cara de triunfo intento salir de su asiento, pero la azafata en ese momento se voltea y le dice al hombre negro: "sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento" y todos los pasajeros del avión se pararon y ovacionaron la acción de la azafata. Este caso sucedió en la línea aérea British Airways. Las personas olvidan lo que les dices. Las personas olvidan lo que les hiciste. Pero nunca olvidaran como los hiciste sentir. Recuerda esto siempre... POBREZA Una vez, un padre de una familia acaudalada llevó a su hijo a un viaje por el campo con el firme propósito de que su hijo viera cuan pobre era la gente del campo. Estuvieron por espacio de un día y una noche completos en una granja de una familia campesina muy humilde. Al concluir el viaje y de regreso a casa el padre le pregunta a su hijo: ¿Que te pareció el viaje? - ¡Muy bonito Papá! ¿Viste que tan pobre puede ser la gente?
  • 32. 32 ¡Si! ¿Y qué aprendiste? Ví que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una alberca que llega de una barda a la mitad del jardín, ellos tienen un arroyo que no tiene fin. Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. El patio llega hasta la barda de la casa, ellos tienen todo un horizonte de patio. Al terminar el relato, el padre se quedó mudo... y su hijo agregó: ¡GRACIAS PAPÁ POR ENSEÑARME LO POBRES QUE SOMOS! QUE FÁCIL ES JUZGAR El primer día de clase que Doña Tomasa se enfrentó a sus alumnos de quinto grado, les dijo que ella trataba a todos los alumnos por igual y que ninguno era su favorito. En la primera fila sentado estaba Pedrito, un niño antisocial, con una actitud intolerable, el cual siempre andaba sucio y todo despeinado. El año anterior, Doña Tomasa había tenido a Pedrito en una de sus clases. Doña Tomasa veía a Pedrito como un niño muy antipático. A ella siempre le daba mucho gusto poder marcar con lápiz rojo todo el trabajo que Pedrito entregaba con una "I". En la escuela donde Doña Tomasa enseñaba se le requería revisar el archivo de historia cada alumno y el de Pedrito fué el último que ella revisó. Cuando ella empezó a leer el archivo de Pedrito, se encontró con varias sorpresas. La maestra de Pedrito de primer grado había escrito: "Pedrito es un niño muy brillante y muy amigable, siempre tiene una sonrisa en sus Labios. El hace su trabajo a tiempo y tiene muy buenos modales. Es un placer tenerlo en mi clase" La maestra de segundo grado: "Pedrito es un alumno ejemplar, muy popular con sus compañeros, pero últimamente muestra tristeza porque su mamá padece de una enfermedad interminable." La maestra de tercer grado: "La muerte de su mamá ha sido muy difícil para él. El
  • 33. 33 trata de hacer lo mejor que puede pero sin interés. Tampoco el papá demuestra ningún interés en la educación de Pedrito. Si no se toman pasos serios, esto va afectar la vida de Pedrito" La maestra del cuarto grado: "Pedrito no demuestra interés en la clase. Cada día Pedrito se cohíbe más. No tiene casi amistades y muchas veces duerme en clase" Después de leer todo esto, Doña Tomasa sintió vergüenza por haber juzgado a Pedrito sin saber las razones de su actitud. Se sintió peor cuando todos sus alumnos le entregaron regalos de Navidad envueltos en fino papel, con excepción del regalo de Pedrito que estaba envuelto en un cartucho de la tienda. Doña Tomasa abrió todos lo regalos y cuando abrió el de Pedrito, todos los alumnos se reían al ver lo que se encontraba dentro. En el cartucho había una botella con un cuarto de perfume y un brazalete el cual le faltaban algunas de las piedras preciosas. Para suprimir las risas de sus alumnos, ella se puso inmediatamente aquel brazalete y se echó un poco del perfume en cada muñeca. Ese día Pedrito se quedó después de la clase y le dijo a la maestra: - "Doña Tomasa, hoy usted huele como mi mamá". Después de todos haberse ido, Doña Tomasa se quedó llorando por una hora. Desde ese día ella cambió su materia. En vez de enseñar lectura, escritura y aritmética, escogió enseñar a los niños. Doña Tomasa empezó a ponerle más atención a Pedrito. Ella notaba que mientras más ánimo le daba a Pedrito, con más entusiasmo reaccionaba él. Al final del año, Pedrito se convirtió en el más inteligente de la clase y a pesar de que Doña Tomasa había dicho el primer día de clase que todos los alumnos iban a ser tratados por igual, Pedrito era su preferido. Pasaron 6 años y Doña Tomasa recibió una nota de Pedrito, la cual decía que se había graduado de la secundaria y que había terminado en tercer lugar. También le decía que ella era la mejor maestra que él había tenido. De ahí pasaron 4 años, cuando Doña Tomasa volvió a recibir noticias de Pedrito. Esta vez, él le escribía que se le había hecho muy difícil, pero que muy pronto se graduaría de la universidad con honores y le aseguró a Doña Tomasa que todavía ella seguía siendo la mejor maestra que tuvo en su vida. Pasan 4 años más cuando Doña Tomasa vuelve a saber de Pedrito. En esta carta él le explicaba que había adquirido su título y que había decidido seguir su educación. En esta carta Pedrito también le recordaba que ella era la mejor maestra que había tenido en su vida. Esta vez la carta estaba firmada con "Dr. Pedro Altamira"
  • 34. 34 Bueno el cuento no termina ahí. En la primavera, Doña Tomasa volvió a recibir una carta de Pedrito donde le explicaba que había conocido a una muchacha con la cual se iba a casar y quería saber si Doña Tomasa podía asistir a la boda y tomar el lugar reservado usualmente para los padres del novio. También le explicaba que su papá había fallecido varios años atrás. Claro que Doña Tomasa aceptó con mucha alegría y, ¿sabes qué hizo? El día de la boda, ella se puso aquel brazalete sin brillantes que Pedrito le había regalado, y también el perfume que la mamá de Pedrito usaba. Cuando se encontraron, se abrazaron muy fuerte y el Dr. Altamira le dijo en el oído muy bajito: - "Doña Tomasa, gracias por haber creído en mí. Gracias por haberme hecho sentir que era importante y que yo podía hacer la diferencia". Doña Tomasa, con lágrimas en los ojos, le respondió: - "Pedro, tú estás equivocado. Tú fuiste el que me enseñó que yo podía hacer la diferencia. ¡Yo no sabía enseñar hasta que te conocí!" ¿Cuántas veces no juzgamos a las personas sin saber por lo que esas personas están pasando? RENUNCIO Por medio de la presente presento mi renuncia a ser adulto. He decidido aceptar la responsabilidad de tener 6 años nuevamente. Quiero ir a McDonald's y pensar que es un restaurante 5 estrellas. Quiero navegar barquitos de papel en un estanque y hacer anillos tirando piedras al agua. Quiero pensar en que los dulces son mejor que el dinero, pues se pueden comer. Quiero tener un receso y pintar con acuarelas. Quiero salir cómodamente de mi casa sin preocuparme como luce mi cabello. Quiero tener alguien que me arregle y me planche la ropa. Quiero regresar a mi casa a una comida casera y que alguien corte mi carne. Quiero tomar largos baños y dormir 10 horas todas las noches. Quiero abrazar a mis padres todos los días y enjugar mis lágrimas en sus hombros. Quiero regresar a los tiempos donde la vida era simple. Cuando todo lo que sabía eran colores, tablas de sumar y cuentos de hadas y eso no me molestaba, porque no sabía y no me preocupaba por no saber. Con todo lo que sabía era feliz, porque no sabía las cosas que preocupan y molestan. Quiero pensar que el mundo es justo, que todas las personas son
  • 35. 35 honestas y buenas. Quiero pensar que todo es posible. En algún lugar de mi juventud madurez aprendí demasiado. Aprendí de armas nucleares, guerras, prejuicio, hambre y de niños abusados. Aprendí sobre mentiras, matrimonios infelices, del sufrimiento, enfermedad, dolor y la muerte. Aprendí que tú tienes que limpiar los inodoros. Aprendí de un mundo en el que saben como matar y lo hacen. ¿Qué pasó con el tiempo en que pensaba que todo el mundo viviría para siempre, porque no entendía el concepto de la muerte, excepto cuando perdí a mi mascota; cuando pensaba que lo peor que pasaba, era que alguien me quitara mi pelota de jugar o me escogiera de último para ser su compañero de equipo, cuando no necesitaba lentes para leer? Quiero alejarme de las complejidades de la vida y emocionarme nuevamente con las pequeñas cosas una vez más. Quiero regresar a los días en que la música era limpia y sana. Quiero caminar de nuevo por la playa, pensando sólo en la arena entre los dedos de mis pies y la concha más bonita que pudiera encontrar, sin preocuparme por la erosión y la contaminación. Recuerdo cuando era inocente y pensaba que todo el mundo era feliz porque yo lo era. Pasaba mis tardes subiendo árboles y montando en mi bicicleta hasta llegar al parque, sin la preocupación de que me secuestren. No me preocupaba por el tiempo, las deudas o de donde iba a sacar dinero para arreglar el auto. Sólo pensaba en lo que iba a ser cuando fuera grande, sin la preocupación de lograrlo o no. Quiero vivir simple nuevamente. No quiero que mis días sean de computadoras que se inhiben o pasen entre la montaña de papeles en mi escritorio o entre noticias deprimentes. No quiero que mis días sean de cómo sobrevivir unos días más al mes cuando ya no queda dinero en la chequera. No quiero que mis días sean de facturas de médicos o medicinas, de chismes, enfermedades y pérdida de seres queridos. Quiero creer en el poder de la sonrisa, del abrazo, del apretón de manos, de la palabra dulce, de la verdad, de la justicia, de la paz, los sueños, de la imaginación. Quiero creer en la raza humana y quiero volver a dibujar muñecos en la arena. Quiero volver a mis 6 años. Espero que cada uno de nosotros pueda vivir un poco de ese niño que llevamos dentro y no nos dejemos arrastrar por la sociedad que nos rodea. Si todos pensáramos y actuáramos un poquito como niños, ¿no creen que muchas cosas en el mundo podrían ser diferentes? "Y dijo: De cierto os digo, que si no os volviereis, y fuereis como niños, no entraréis en el reino de los cielos." La Biblia Mateo 8:3 DISFRUTA LAS BENDICIONES DE DIOS Y SE FELIZ, RECUERDA QUE LA VIDA ES MUY CORTA PARA SUFRIR.
  • 36. 36 SOLEDAD Hoy comprendí tu secreto, hoy comprendí tu significado, la verdadera soledad es la ausencia de uno mismo... del alma, de la esencia, de pensamientos, soledad no es no tener a nadie; soledad es no tenerse uno mismo... es estar lejos de Dios, y nunca buscarle. TOTALMENTE PAGADO Un jóven muchacho estaba a punto de graduarse de preparatoria, hacia muchos meses que admiraba un hermoso auto deportivo en una agencia de autos, sabiendo que su padre podría comprárselo le dijo que ese auto era todo lo que quería. Así como se acercaba el día de Graduación, el jóven esperaba por ver alguna señal de que su padre hubiese comprado el auto. Finalmente, en la mañana del día de Graduación, su padre le llamo a que fuera a su privado. Le dijo lo orgulloso que se sentía de tener un hijo tan bueno y lo mucho que lo amaba. El padre tenía en sus manos una hermosa caja de regalo. Curioso y de algún modo decepcionado, el jóven abrió la caja y lo que encontró fue una hermosa Biblia de cubiertas de piel y con su nombre escrito con letras de oro. Enojado le grito a su padre diciendo: "con todo el dinero que tienes, y lo único que me das es ¿esta Biblia?" y salio de la casa. Pasaron muchos años y el jóven se convirtió en un exitoso hombre de negocios. Tenía una hermosa casa y una bonita familia, pero cuando supo que su padre que ya era anciano estaba muy enfermo, pensó en visitarlo. No lo había vuelto a ver desde el día de su Graduación. Antes que pudiera partir para verlo, recibió un telegrama donde decía que su padre había muerto, y le había heredado todas sus posesiones, por lo cual necesitaba urgentemente ir a la casa de su padre para arreglar todos los tramites de inmediato. Cuando llego a la casa de su padre, una tristeza y arrepentimiento lleno su corazón de pronto. Empezó a ver todos los documentos importantes que su padre tenia y encontró la Biblia que en aquella ocasión su padre le había dado. Con lágrimas, la abrió y empezó a hojear sus páginas. Su padre cuidadosamente había subrayado un verso en Mateo 7:11 "Y si vosotros siendo malos, sabéis dar buenas dadivas a vuestros hijos, ¿cuanto mas nuestro Padre Celestial dará a sus hijos lo que le pidan?"
  • 37. 37 Mientras leía esas palabras, unas llaves de auto cayeron de la Biblia. Tenían una tarjeta de la agencia de autos donde había visto ese auto deportivo que había deseado tanto. En la tarjeta estaba la fecha del día de su graduación y las palabras: TOTALMENTE PAGADO. Cuantas veces hemos rechazado y perdido las Bendiciones de Dios porque no vienen envueltas en paquetes hermosos, como nosotros esperamos. UN ÁNGEL JUNTO A TI Un día, cuando era estudiante de secundaria, vi a un compañero de mi clase caminando de regreso a su casa, se llamaba Arturo. Lo vi que llevaba cargando todos sus libros y pensé: "¿Por que alguien se lleva a su casa todos los libros en viernes? Tiene que ser un nerd", yo ya tenia planes para todo el fin de semana (fiestas y un juego de fútbol con mis amigos el sábado por la tarde), así que encogí mis hombros y seguí mi camino. Mientras caminaba, vi a un montón de chicos corriendo hacia él. Corrieron hacia él, le tumbaron todos sus libros y le metieron zancadilla y se cayó a la tierra. Vi que sus anteojos volaron y cayeron en el pasto como a tres metros de él. Miro hacia arriba y pude ver una tremenda tristeza en sus ojos. Mi corazón se estremeció así que corrí hacia él, mientras gateaba buscando sus anteojos, vi lágrimas en sus ojos, le acerque a sus manos sus anteojos y le dije, - "esos chicos son unos tarados, no deberían hacer esto". - Me miro y me dijo: "hey, gracias", Había una gran sonrisa en su cara, una de esas sonrisas que mostraban real gratitud. Le ayude con sus libros y le pregunte donde vivía, vivía cerca de mi casa, le pregunte por que no lo había visto antes y me contó que se acababa de cambiar y que antes había estado estudiando en una escuela privada. Caminamos a casa, le ayude con sus libros, y me pareció un buen chico, le pregunte que si quería jugar fútbol el sábado conmigo y mis amigos y acepto nos juntamos todo el fin de semana y mientras mas conocía a Arturo, mas bien me caía a mi y a mis amigos también. Llego el lunes por la mañana y ahí estaba Arturo con aquella enorme pila de libros de nuevo, me pare y le dije, - "hey, vas a hacer realmente músculos cargando todos esos libros todos los días",
  • 38. 38 Solo se rió y me dio la mitad para que le ayudara. Durante los siguientes cuatro años, Arturo y yo nos hicimos mejores amigos. Cuando ya estábamos por terminar el bachillerato, pensamos en que carrera seguir. Sabía que siempre seriamos amigos, que la distancia no seria un problema. El estudiaría medicina y yo administración. Arturo fue el orador de nuestra generación. Yo bromeaba con el todo el tiempo acerca de que era un nerd. El preparo el discurso de graduación, yo estaba feliz de no ser yo el que tuviera que hablar. Llego el día de la Graduación, vi a Arturo, se veía realmente bien, era uno de esas personas que realmente se había encontrado a si mismo durante el bachillerato, había embarnecido y se veía bien con sus anteojos, tenia mas citas con chicas que yo y todas las niñas lo adoraban! Caray, algunas veces me sentía celoso, hoy era uno de esos días. Pude ver que el estaba nervioso por el discurso, así que, le palmee la espalda y le dije: - "hey amigo estará genial" Me miro con una de esas miradas (realmente de agradecimiento) y me sonrió "Gracias" me dijo, así que comenzó su discurso, limpio su garganta y comenzó: - "La Graduación es el tiempo de dar gracias a todos aquellos que nos han ayudado a través de estos años difíciles, tus padres, tus maestros, tus hermanos, quizás algún entrenador, pero principalmente a tus amigos. Yo estoy aquí para decirles a ustedes que ser amigo de alguien es el mejor regalo que podemos dar, y les voy a contar una historia". Yo miraba a mi amigo incrédulo de que él fuera a contar la historia del primer día que nos conocimos. El tenía planeado suicidarse ese fin de semana, hablo de como limpio su armario y porque llevaba todos sus libros, para que su Mamá no tuviera que ir despues por ellos a recogerlos a la escuela. El me miraba fijamente y me sonreía - "Afortunadamente fui salvado, mi amigo me salvo de hacer algo inexplicable". Escuchaba el asombro de la demás gente de como este apuesto y popular chico contaba a todos ese momento de debilidad. Vi que su Mamá y su Papá me miraban y me sonreían con esa misma sonrisa de gratitud. Hasta ese momento puede darme cuenta de lo profundo de sus palabras. Nunca sobreestimes el poder de tus acciones, con un pequeño gesto tú puedes cambiar la vida de otra persona, para bien o para mal, Dios nos pone a cada uno de nosotros frente a la vida de otros para impactarlos de alguna manera. Mira a Dios en los demás.
  • 39. 39 VISITA INESPERADA Ruth miro en su buzón del correo, pero solo había una carta. La tomo y la miro antes de abrirla, pero luego la miro con más cuidado. No había sello ni marcas del correo, solamente su nombre y dirección. Leyó la carta: Querida Ruth: Estaré en tu vecindario el sábado en la tarde y pasare a visitarte. Con amor, Jesús. Sus manos temblaban cuando puso la carta sobre la mesa. - "¿Porque querrá venir a visitarme el Señor? No soy nadie en especial, no tengo nada que ofrecerle..." Pensando en eso, Ruth recordó el vació reinante en los estantes de su cocina. - "¡Ay no! ¡No tengo nada para ofrecerle! Tendré que ir al mercado y conseguir algo para la cena". Busco la cartera y vacío el contenido sobre la mesa: cinco dólares y cuarenta centavos. - "Bueno, comprare algo de pan y alguna otra cosa, al menos." Se echo un abrigo encima y se apresuro a salir. Una hogaza de pan francés, media libra de pavo y un cartón de leche... y Ruth se quedo con solamente doce centavos que le deberían durar hasta el lunes. Aun así se sintió bien camino a casa, con sus humildes ingredientes bajo el brazo. - "Oiga, señora, nos puede ayudar, ¿señora?" Ruth estaba tan absorta pensando en la cena que no vio las dos figuras que estaban de pie en el pasillo. Un hombre y una mujer, los dos vestidos con poco mas que harapos. - "Mire, señora, no tengo empleo, usted' sabe, y mi mujer y yo hemos estado viviendo allá afuera en la calle y, bueno, esta haciendo frío y nos esta dando hambre, y bueno, si usted' nos puede ayudar, señora, estaríamos muy agradecidos..." Ruth los miro con más cuidado. Estaban sucios y tenían mal olor y, francamente, ella estaba segura de que ellos podrían obtener algún empleo si realmente quisieran. - "Señor, quisiera ayudar, pero yo misma soy una mujer pobre. Todo lo que tengo es unas rebanadas y pan, pero tengo un huésped importante para esta noche y planeaba servirle eso a El." - "Si, bueno, si señora, entiendo. Gracias de todos modos." El hombre puso su brazo alrededor de los hombros de la mujer y se dirigieron a la salida. A medida que los veía saliendo, Ruth sintió un latido familiar en su corazón. - "¡Señor, espere!" La pareja se detuvo y volteo a medida que Ruth corría hacia ellos y los alcanzaba en la calle. - "Mire: ¿por que no toma esta comida? Algo se me ocurrirá para servir a mi invitado...", Y extendió la mano con la bolsa de víveres. - "¡Gracias, señora, muchas gracias!" - "¡Si, gracias!", dijo la mujer Y Ruth pudo notar que estaba temblando de frío. - "¿Sabe? tengo otro abrigo en casa. Tome este", Ruth desabotono su abrigo y lo deslizo sobre los hombros de la mujer. Y sonriendo, volteo y regreso camino a casa... sin su abrigo y sin nada que servir a su invitado. - "¡Gracias, señora, muchas gracias!" Ruth estaba tiritando cuando llego a la entrada. Ahora no tenia nada para ofrecerle al Señor. Busco rápidamente la llave en la cartera. Mientras lo hacia noto que había otra carta en el buzón. - "Que raro, el cartero no viene dos veces en un día." Tomo el sobre y lo abrió: Querida Ruth: Que bueno fue volverte a ver. Gracias por la deliciosa cena, y gracias también por
  • 40. 40 el hermoso abrigo. Con amor, Jesús El aire todavía estaba frío, pero aun sin su abrigo, Ruth no lo noto. EL VIOLINISTA Esta historia es sobre un hombre que reflejaba en su forma de vestir la derrota, y en su forma de actuar la mediocridad total. Ocurrió en París, en una calle céntrica aunque secundaria. Este hombre, sucio, maloliente, tocaba un viejo violín. Frente a él y sobre el suelo estaba su boina, con la esperanza de que los transeúntes se apiadaran de su condición y le arrojaran algunas monedas para llevar a casa. El pobre hombre trataba de sacar una melodía, pero era del todo imposible identificarla debido a lo desafinado del instrumento, y a la forma displicente y aburrida con que tocaba ese violín. Un famoso concertista, que junto con su esposa y unos amigos salía de un teatro cercano, pasó frente al mendigo musical. Todos arrugaron la cara al oír aquellos sonidos tan discordantes. Y no pudieron menos que reír de buena gana. La esposa le pidió, al concertista, que tocara algo. El hombre echó una mirada a las pocas monedas en el interior de la boina del mendigo, y decidió hacer algo. Le solicitó el violín. Y el mendigo musical se lo prestó con cierto resquemor. Lo primero que hizo el concertista fue afinar sus cuerdas. Y entonces, vigorosamente y con gran maestría arrancó una melodía fascinante del viejo instrumento. Los amigos comenzaron a aplaudir y los transeúntes comenzaron a arremolinarse para ver el improvisado espectáculo. Al escuchar la música, la gente de la cercana calle principal acudió también y pronto había una pequeña multitud escuchando arrobada el extraño concierto. La boina se llenó no solamente de monedas, sino de muchos billetes de todas las denominaciones. Mientras el maestro sacaba una melodía tras otra, con tanta alegría. El mendigo musical estaba aún más feliz de ver lo que ocurría y no cesaba de dar saltos de contento y repetir orgulloso a todos: " ¡Ese es mi violín! ¡Ese es mi violín!". Lo cual, por supuesto, era rigurosamente cierto. - Y tú, ¿cómo tocas el violín que te entregó la vida?... La vida nos da a todos "un violín". Son nuestros conocimientos, nuestras habilidades y nuestras actitudes.
  • 41. 41 Y tenemos libertad absoluta de tocar "ese violín" como nos plazca. Algunos, por pereza, ni siquiera afinan ese violín. No perciben que en el mundo actual hay que prepararse, aprender, desarrollar habilidades y mejorar constantemente actitudes si hemos de ejecutar un buen concierto. Pretenden una boina llena de dinero, y lo que entregan es una discordante melodía que no gusta a nadie. Los mejores lugares son para aquellos que no solamente afinan bien ese violín, sino que aprenden con el tiempo también a tocarlo con maestría. Por eso debemos de estar dispuestos a hacer bien nuestro trabajo diario, sea cual sea. Y aspirar siempre a prepararnos para ser capaces de realizar otras cosas que nos gustarían. La historia está llena de ejemplos de gente que aún con dificultades iniciales llegó a ser un concertista con ese violín que es la vida. Y también, por desgracia, registra los casos de muchos otros, que teniendo grandes oportunidades, decidieron con ese violín, ser mendigos musicales. EL ABRAZO El abrazo es como el alma y el cuerpo. No pueden dejar de estar juntos. Cuando se abrazan soy persona. No se si te pasa lo mismo. Cuando te abrazo es como decirte que quiero estar contigo. Es lindo sentirnos juntos. Y ese rato dura, permanece, se queda en el tiempo. Porque el tiempo no mata al amor pero es el amor el que da vida al tiempo. El abrazo viene del alma. Desde el fondo de la tierra como las raíces. Y como la semilla se abre en tronco y ramas y se hace árbol. El abrazo no roba energías. Da fuerzas. Es la alforja compañera del amor para el camino. No le importa poseer. Parece agarrarse, pero no, me da libertad. Consigue que suelte mi amor para que vuele al nido del amigo y de la amiga. Al calor del abrazo nos encontramos. Al calor del abrazo nos despedimos. Porque en la vida siempre hay que irse. Pero el abrazo deja marcas y sella amistades que llevo conmigo en los hombros del viento de la vida. El abrazo es como la flor. Un ratito, no más. Pero te deja el color de la belleza, el gusto por seguir viviendo. Las cosas no pueden abrazarnos. En el abrazo nos hacemos personas, humanos.
  • 42. 42 CIELO DE NIÑOS La noche se avecina. Los dolores son fuertes… cada vez más intensos. Pero el dolor de su alma, es aun mas profundo. En la semi claridad de un cuarto… se oyen voces. -¡Tú dices que me amas, mas no quieres que nazca!- Cuando manos asesinas destrozan vida latente. El Señor envía un ángel, que lleva en sus manos un cofre. Cuando ese ser inocente, queda inerte, sale de él, como una niebla azulina. Que el ángel mete en el cofre y vuela con el al cielo. Al llegar es tal el gozo de los seres celestiales. ¡La presencia del Señor, llena de paz el momento! Y en un segundo, el Señor reviste de cuerpo espiritual, perfecto. A ese niño por sus padres despreciado. Dios tiene un cielo, para los niños. Esas bellas criaturas, que el egoísmo humano no permitió nacer. Es un lugar hermoso. Lleno de flores. Donde aves cantarinas, se posan por doquier. Hay Ángeles jugando… Llenando de caricias a esos pequeñuelos, que volaron al Padre. Al verse rechazados en su hogar terrenal. Reciben enseñanzas, de diferentes cosas. Allí nada es estático, se mueve todo, en Divina armonía. La música se mece entre las flores y un coro de niños, cantan al Señor. Nuestro Padre es tan bueno, tan noble y generoso. Sus misericordias, son nuevas cada día. Que si esos padres mueren, habiendo recibido en fe, al Salvador, ese cielo de niños, les abrirá sus puertas y en regocijo eterno con ellos vivirán. EL PODER DE DOÑA TECLA Días atrás me ocurrió algo curioso. Me llegó un escrito de la Hacienda Pública (esa que “somos todos” ) en el que se me comunicaba que a requerimiento de la Delegación de Hacienda del Ayuntamiento de Sevilla se procedía a embargarme las cuentas bancarias y se ordenaba así mismo el embargo de mi salario para satisfacer una deuda. ¿La razón? Un recibo no pagado el año 1993 del impuesto municipal de un vehículo de “mi” propiedad. ¿Y cuál era el vehículo en cuestión? Pues uno que vendí y transferí con todas las de la ley el año 1987.
  • 43. 43 Inmediatamente pensé en el lío que me había caído encima. Los papeles que me pedirían y que probablemente me dirían: “usted, primero, pague y luego reclame y espere a que se le devuelva”. Esto es lo que suelen decir y si te lo devuelven es sin intereses, claro. Me puse en contacto con el Ayuntamiento de Sevilla para tratar de ver qué hacer y aclarar el asunto. Debo decir que fueron muy amables en el trato. Ayuntamiento.- ¿Dígame? Yo.- Buenos días, señorita. Mire, soy tal y me pasa esto... A.- Dígame el número de expediente... Y.- Es el número... A.- Ah! Pues sí, sí. Es correcto. Y.- Sí, pero mire, yo transferí el vehículo en el año 87 y... bla, bla, bla... A.- Será que usted no lo dio de baja porque... vamos, el ordenador es lo que dice. Y.- Pero... ¿me podría hacer el favor de comprobarlo? A.- Sí, un momentito, que me conecto con Tráfico... A.- Ay, sí, perdone. Aquí hay un error porque en Tráfico dicen que, efectivamente, usted transfirió el vehículo en el 87. Y.- Bueno, y entonces ¿ahora qué tengo que hacer? A.- No se preocupe, ¡ya está! Y.- ¿Cómo que “ya está”? A.- Sí, sí. Le he dado a la “Tecla” y ya está borrado. Ya no está en el ordenador. Y.- Bueno, pues... gracias. ¿Y seguro que está arreglado?, quise saber yo con incredulidad. A.- Sí, porque le he borrado del ordenador desde el 87. Y.- Bueno, pues... gracias... adiós. A.- Adiós, buenos días. Al colgar el teléfono me quedó un sabor agridulce. Por un lado, estaba contento de que el tema haya quedado resuelto. Pero por otro, totalmente inquieto por la forma y el fondo del asunto.
  • 44. 44 Empecé a darle vueltas al tema y a pensar sobre el poder que tiene una simple tecla de ordenador. Así, sin más, aprietan la tecla y te borran de un plumazo. O sea, que la persona que está en el ordenador casi controla el destino de tu vida. Tu vida = una tecla. Muchas cosas vinieron a mi mente: Me acordé de la película “La red”, en la que hacen desaparecer la vida de las personas manipulando sus identidades en el ordenador. Me acordé de internet y la cantidad de sitios en los que dejamos nuestros datos personales. Me acordé de las veces que uno hace una reserva de avión y... no sabes por qué, tu nombre no aparece en pantalla. Me acordé de las bases de datos en las que están recogidos tantos datos de cada ciudadano. Me acordé del Holocausto. Me acordé... La verdad es que casi me entra miedo, pánico, el pensar en el poder de “Doña Tecla”. Evidentemente, las nuevas tecnologías representan un gran avance y una ayuda tremenda para nuestra vida y el desarrollo del mundo pero... ¿nos damos cuenta de lo que la informática está haciendo?¿Estamos protegidos de nosotros mismos? Pienso en los parámetros éticos y morales que gobiernan nuestro mundo y me asusta pensar en el daño que una mente depravada puede hacer teniendo acceso al tremendo caudal de información existente de cada persona. Hoy, la red nos controla a todos. Los gobiernos están también preocupados y tratan de legislar para proteger la privacidad de las personas, pero luego resulta que son ellos los primeros en utilizar la información. Me preocupa pensar en esta ecuación Vida = Tecla.
  • 45. 45 VIDA Después de haber vivido "decentemente" en la tierra, mi vida llegó a su fin. Lo primero que recuerdo es que estaba sentado sobre una banca, en la sala de espera de lo que imaginaba era una Sala de Jurados. La puerta se abrió y se me ordenó entrar y sentarme en la banca de los acusados. Cuando miré a mi alrededor vi al "Fiscal", que tenía una apariencia de villano y me miraba fijamente, era la persona más demoníaca que había visto en mi vida. Me senté, miré hacia la izquierda y allí estaba mi abogado, un caballero con una mirada bondadosa cuya apariencia me era familiar. La puerta de la esquina se abrió, Su presencia demandaba admiración y respeto. Yo no podía quitar mis ojos de Él; se sentó y dijo: "Comencemos". El Fiscal se levantó y dijo: "Mi nombre es Satanás y estoy aquí para demostrar por qué este individuo debe ir al Infierno". Comenzó a hablar de las mentiras que yo había dicho, de cosas que había robado en el pasado, cuando engañaba a otras personas. Satanás habla de otras horribles cosas y perversiones cometidas por mi persona y, entre más hablaba, más me hundía en mi silla de acusado. Me sentía tan avergonzado que no podía mirar a nadie, ni siquiera a mi Abogado, a medida que Satanás mencionaba pecados que hasta había totalmente olvidado. Estaba tan molesto con Satanás por todas las cosas que estaba diciendo de mí, e, igualmente, molesto con mi abogado, quien estaba sentado en silencio. Yo sabia que era culpable de las cosas que me acusaban, pero también había hecho algunas cosas buenas en mi vida, ¿no podrían esas cosas buenas por lo menos equilibrar lo malo que había hecho? Satanás terminó con furia su acusación y dijo: "Este individuo debe ir al Infierno, es culpable de todos los pecados y actos que he acusado, y no hay ninguna persona que pueda probar lo contrario. Por fin se hará justicia este día". Cuando llegó su turno, mi Abogado se levantó y solicitó acercarse al juez, quien se lo permitió, haciéndole señas para que se acercara, pese a las fuertes protestas de Satanás. Cuando se levantó y empezó a caminar, lo pude ver en todo su Esplendor y Majestad. Hasta entonces me di cuenta por qué me había parecido tan familiar ¡era Jesús quien me representaba, Mi Señor y Salvador! Se paró frente al Juez, suavemente le dijo "Hola Padre", y se volvió para dirigirse al Jurado "Satanás esta en lo correcto, al decir que este hombre ha pecado, no voy a negar esas acusaciones. Reconozco que el castigo para el pecado es muerte y este hombre merece ser castigado. Respiró Jesús fuertemente, se volteó hacia su "Padre" y con los brazos extendidos proclamó: "Sin embargo, yo di mi vida en la cruz para que esta persona pudiera tener vida eterna y él me ha aceptado como su
  • 46. 46 Salvador, por lo tanto, es mío". Mi Salvador continuó diciendo: "Su nombre está escrito en el libro de la vida y nadie me lo puede quitar. Satanás todavía no comprende que este hombre no merece justicia, sino misericordia. "Cuando Jesús se iba a sentar, hizo una pausa, miró a su Padre y suavemente dijo: "No se necesita hacer nada más, lo he hecho todo". El Juez levantó su poderosa mano y, golpeando la mesa fuertemente, las siguientes palabras salieron de sus labios: "Este hombre es libre, el castigo para él ha sido pagado en su totalidad, caso concluido". Cuando mi Salvador me conducía fuera de la Corte, pude oír a Satanás protestando enfurecido: "No me rendiré jamás, ganare el próximo juicio". Cuando Jesús me daba instrucciones hacia donde me debía dirigir, le pregunte: "¿Ha perdido algún caso?". Jesús sonrió amorosamente y dijo: "Todo aquel que ha recurrido a mí para que lo represente, ha obtenido el mismo veredicto tuyo... Pagado en su totalidad". ¡Que bendición! No hay mandamiento más grande que amar a tu prójimo como a ti mismo. Por eso te pido Señor que bendigas a mis familiares y amigos que están leyendo esto ahora mismo, transmíteles confianza y fortaleza, atrayéndolos a una mayor intimidad contigo. ¿Por que quedarnos con los brazos cruzados... cuando el hombre más grande del mundo murió con los brazos abiertos? CUANDO JUZGAMOS A OTROS NOS JUZGAMOS A NOSOTROS MISMOS La Tora escribe: “Deberías juzgar a tu amigo justamente”. Rashi explica que deberías juzgar a tus amigos siempre de una forma positiva”. Inicialmente esto suena simplemente como otra lección espiritual “no juzgues a otros” como todos ya hemos escuchado antes. La razón es comprendida simplemente: que es dañino para la otra persona, por lo tanto una persona espiritual no debería hacerlo. En realidad hay una razón muy importante centrada en uno mismo de por qué no deberíamos juzgar a otros. Rabbi Yisrael Baal Shem Tov explica que en las cortes celestiales una persona es juzgada por sus propias palabras y juicios. Por lo tanto, si una persona habló mal de otra, no puede ser juzgada y castigada por su acción negativa. Pero si pasa el tiempo y esa misma persona ve a otra hablando mal de alguien y lo juzga, entonces esas palabras de juicio son usadas para enjuiciarlo. Una vez que esta persona juzga a otra, entonces él mismo es juzgado por sus propias caídas de ese tipo. Desafortunadamente, mientras continuamos juzgando a otros en diferentes
  • 47. 47 situaciones, acrecentamos la cantidad de áreas en las que podemos ser juzgados. Esta es una hermosa y práctica lección. Mientras no juzguemos a otras personas, la corte celestial nunca nos puede juzgar a nosotros. Pero cuando juzgamos a otros, inmediatamente provocamos ser juzgados por esas cosas también. Comprendemos ahora que no deberíamos juzgar a otros, no solo porque somos “espirituales” y es algo que no deberíamos hacer. Más bien, incluso si es que fuéramos completamente egocéntricos y ni siquiera un poco espirituales, no deberíamos juzgar a los demás. Mientras no juzguemos, nos protegemos a nosotros mismos del juicio. Deberíamos mantener esta enseñanza en nuestra mente siempre, especialmente cuando sentimos el deseo de juzgar a otros. Deberíamos recordar que si juzgamos a otros estaremos trayendo juicio sobre nosotros mismos. El Midrash escribe: “Si ves a una persona que está hablando bien de alguien, los ángeles están hablando bien de él frente a D-s. Y si ves a una persona hablando mal de otra, los ángeles están hablando mal de él frente a D-s. El Midrash nos enseña que cuando juzgamos o hablamos mal de otra persona, no solo traemos juicio sobre nosotros mismos, también hacemos que los ángeles hablen mal de nosotros. El Baal Shem Tov nos enseña otra lección que es necesaria para comprender completamente la seriedad de esta enseñanza. Él nos dice que como no existen las coincidencias, si sucede que vemos algo negativo en otra persona, debemos saber que nosotros mismos tenemos el mismo problema. De hecho siendo que somos completamente ciegos a nuestras caídas pero sí nos damos cuenta de las caídas de los demás, el Creador usa a otra gente como un espejo de nuestra propia corrección. Entonces la forma en la que deberíamos reaccionar cuando vemos a otros haciendo algo mal, es dándonos cuenta de que la razón por la que el Creador nos lo ha mostrado es para alertarnos de nuestras malas acciones relacionadas con eso. Esta es otra práctica e importante lección. También esta enseñanza enfatiza la importancia de la primera lección. Siendo que todo lo que vemos en otros es un espejo de nuestras propias acciones, entonces podemos estar seguros de que si juzgamos a alguien, nos estamos juzgando a nosotros mismos por acciones que hemos realizado. Estas son dos enseñanzas muy importantes que clarifican cuán peligroso es para nosotros juzgar a otros. Podemos también sacar de esto el entendimiento de la importancia de no juzgar y hablar bien de los demás siempre.
  • 48. 48 EL LADRILLAZO Un joven y exitoso ejecutivo paseaba a toda velocidad en su auto Jaguar último modelo, sin ningún tipo de precaución. De repente sintió un estruendoso golpe en la puerta, se detuvo y al bajarse vió que un ladrillo le había estropeado la pintura, carrocería y vidrio de la puerta de su lujoso auto. Se subió nuevamente, pero esta vez lleno de enojo, dió un brusco giro de 180 grados; y regresó a toda velocidad al lugar donde vió salir el ladrillo que acababa de desgraciar lo hermoso que lucía su exótico auto. Salió del auto de un brinco y agarró por los brazos a un chiquillo, empujándolo hacia el auto estacionado le gritó a toda voz: "¿Qué rayos fue eso?, ¿Quién eres tú?, ¿Qué crees que haces con mi auto?" Y enfurecido, casi botando humo, continuó gritándole al chiquillo: "¡Es un auto nuevo, y ese ladrillo que lanzaste va a costarte muy caro! ¿Por qué hiciste eso?" "Por favor, señor, por favor. ¡Lo siento mucho! No sé qué hacer", suplicó el chiquillo. "Le lancé el ladrillo porque nadie se detenía"... Las lágrimas bajaban por sus mejillas hasta el suelo, mientras señalaba hacia alrededor del auto estacionado. "Es mi hermano", le dijo. Se descarriló su silla de ruedas y se cayó al suelo... y no puedo levantarlo". Sollozando, el chiquillo le preguntó al ejecutivo: "¿Puede usted, por favor, ayudarme a sentarlo en su silla?, está golpeado, y pesa mucho para mi solito...soy muy pequeño". Visiblemente impactado por las palabras del chiquillo el ejecutivo tragó grueso el taco que se le formó en su garganta. Indescriptiblemente emocionado por lo que acababa de pasarle, levantó al joven del suelo y lo sentó nuevamente en su silla; y sacó su pañuelo de seda para limpiar un poco las cortaduras y el sucio de sobre las heridas del hermano de aquel chiquillo tan especial. Luego de verificar que se encontraba bien, miró al chiquillo y este le dio las gracias con una sonrisa que no tiene posibilidad de describir nadie... DIOS lo bendiga, señor...y muchas gracias le dijo. El hombre vió como se alejaba el chiquillo empujando trabajosamente la pesada silla de ruedas de su hermano, hasta llegar a su humilde casita. El ejecutivo aún no ha reparado la puerta del auto, manteniendo la hendidura que le hizo el ladrillazo... para recordarle el no ir por la vida tan de prisa que alguien tenga que lanzarle un ladrillo para que preste atención. DIOS normalmente nos susurra en el alma y en el corazón, pero hay veces que
  • 49. 49 tiene que lanzarnos un ladrillo a ver si le prestamos atención. Tu escoges: Escuchar el susurro... o el ladrillazo.

×