Los Testigos de Jehova- Wesley Walters

374 views
274 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
374
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
25
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Los Testigos de Jehova- Wesley Walters

  1. 1. Unjoven de veintidós años quedó gra_ vemente herido en un accidente automo_ vilístico en el este de Pensilvania. Aunque estaba sufriendo por la pérdida de sangre, se negó a recibir una transfusión en la sala de emergencias. Perdió el conocimiento, sufrió una conmoción y murió. Era un tes- tigo de Jehová. ¿Quiénes son estas personas que prefie_ ren morir a recibir una transfusión, que se niegan a celebrar los cumpleaños y las Naü- dades y que anuncian fechas especÍficas para la destrucción del mundo y el establecimien- to de un nuevo paraíso en la tierra? ¿eué los inspira a semejante deücación? Dn oóNoE suRGrERoN Aunque los testigos de Jehová han sido reservados en cuanto a hablar de su histo_ ria, es bien conocido que su organización fue fundada por Carlos Taze Russell (1g52- 1916), el hijo de un comerciante de confec- ciones en Pittsburgh, Pensilvania. Cuan- do tenía alrededor de veinte años, Russell se sometió a la influencia del movimiento
  2. 2. adventista que comenzó William Miller. Miller creía que había descubierto en las Escrituras que la segunda venida de Cris- to sucedería en 1843, una fecha que poste- riormente cambió at844.t Cuando no ocu- rrió nada, Miller admitió haberse equivo- cado. Sin embargo, varios de sus seguido- res volvieron a sus Biblias y calcularon sus propios sistemas para establecer fechas. Entre estos adventistas estaba N. H. Barbour, de Rochester, Nueva York, con quien Russell colaboró para publicar en 1877 ThreeWorlds andthe Haruest of ThisWorld [Tfes ntundos y la cosecha d,e este mund.o].' Et libro exponía la opinión de Barbour de que Cristo había regresado inüsible en 1874 y que la aurora de una edad de oro podía esperarse en 1914. Carlos Russell mantuvo esta posición durante el resto de su vida. Cuando se separó de Barbour por diferen- cias teológicas, expuso sus propias opinio- nes en Zíon's Watch Tower [La torre del ui- gía de Siónl,que comenzó en 1879 financia- do por los ingresos de su negocio de confec- ciones. En 1884, mezclando sus propias en- señanzas con algunas de Barbour, incorpo-
  3. 3. ró su grupo como Watch Tbwer Bible and Tbact Society [Sociedad bíblica y de trata- dos de la Torre del Vigíal. Durante su posición permanente como primer presidente de Ia Sociedad de la Torre del Vigía, Russell escribió seis de los siete volúmenes de la serie que se conoce como The Studies in the Scriptures [Estu- dios en las Escriturasl. Aunque Russell nunca tuvo capacitación teológica formal, estas obras de todas maneras proveyeron la base para el comienzo de la teología que adoptaron los seguidores de Ia Torre del Vigía. Sabemos lo importante que fue esta serie para Russell por su afirmación de que las personas "entrarían en las tinieblas" estudiando la Biblia sola, sin la ayuda de sus Estud,íos.3 En los Estudios, Russell consideraba la Gran Pirámide de Egipto como una pro- fecíaen piedra. Relacionando sucesos his- tóricos con el largo de los corredores, Russell confirmó su fecha de 1874 para el comienzo de la tribulación que precedería al milenio, porque eI corredor en ese pun- to terminaba en un pozo. Años después de
  4. 4. la muerte de Russell, la organizacióncam- bió la fecha de L874 por 1914. Para aco- modar el cambio, en una nueva edición de Los Estudios (1923) simplemente se le añadió cuarenta y una pulgadas a la lon- gitud del corredor para hacer del 1914/18 el punto de comienzo de los últimos años de la existencia de la tierra.a El liderazgo de Russell duró hasta su muerte en 1916. Unos meses después, eI segundo presidente, Joseph F. Rutherford, llegó al poder. Rutherford fue aun más prolífico que Russell en producir libros, publicando alrededor de un libro al año. Durante su presidencia se distribuyeron más de trescientos millones de ejempla- res de sus obras. Pero él discrepaba de Russell de ma- nera considerable en muchas de sus inter- pretaciones bíblicas y en consecuencia, in- trodujo una serie de cambios doctrinales. Sin embargo,la sustitución de las enseñan- zas de Russell con las suyas provocó que grupos separados rompieran sus lazos con la Torre del Vigía. (Algunos de ellos, como Dawn Bible Students y La5rman's Homeql
  5. 5. Missionary Movement, todavía existen. ) AI igual que Russell, Rutherford llegó a alcan- zarlaautoridad absoluta. En 1931le otor- gó ala organización su nombre actual de 'Tbstigos de Jehová". Fue Rutherford eI que inició el programa de visitación de puerta en puerta. Con la muerte de Rutherford en L942, los ciento quince mil miembros de los Tes- tigos de Jehová tomaron nueva forma y creeimiento bajo el tercer presidente, Nathan H. Knorr. Knorr perfeccionó la estructura con muchos procedimientos for- males y estableció escuelas de capacita- ción para los Testigos. Sus métodos, simi- lares a estrategias de venta, resultaron eficaces; y Ia Sociedad creció tanto en re- cursos económicos como en número de miembros. Cuando murió ent977 se afir- maba que tenía más de dos millones de miembros. Durante la presidencia de Knorr, Frederick W. Franz fue vicepresidente de la secta; a Ia muerte de Knorr tomó el con- trol. Franzhabía sido una figura clave en la historia de los Testigos, aun durante la
  6. 6. presidencia de Knorr. Mientras Knorr con- centraba sus esfuerzos en aumentar el nú- mero de miembros, Franz le daba forma a la teología. La Sociedad sostiene a Franz como su erudito más conocedor del hebreo. Sin em- bargo, para mantener esa imagen tuvo que representarse falsamente bajo juramento en 1954 en unjuicio en un tribunal de Escocia. Después de asegurar un conocimiento ade- cuado del hebreo, lo desacreditaron cuando no pudo recordar un simple versículo (Gé- nesis 2:4) enhebreo.s Franz llevó a la organización a uno de sus tiempos más dificiles: el fracaso de su predicción del fin del mundo en 1975.Algu- nos miembros que creían sin lugar a dudas en la cronología de la Sociedad habían ven- dido sus hogares y propiedades para dedi- carse atiempo completo al servicio de puer- ta en puerta. Su órgano interno, Kingdom. Ministry [Ministerio d.el reino],había elogia- do este acto de dedicación como una exce- lente manera de emplear los pocos meses que quedaban antes del fin del mundo: Se oyen informes acerca de hermanos
  7. 7. que han vendido sus hogares y propiedades y están planeando terminar el resto de sus días en este antiguo sistema en el servicio pionero. Sin duda, esta es una manera ex- celente de emplear el corto tiempo que que- da antes del fin de este perverso mundo.u Desde 1980, Franz había tenido que lu- char para mantener la organización unida frente a la expulsión, en las oficinas centra- les de Bethel, de varios líderes que tenían grandes diferencias doctrinales con las ense- ñanzas de la Torre del Vigía. Al propio sobri- no del presidente Franz,Raymond Franz, lo destituyeron de la Junta de Directores y pos- teriormente lo expulsaron. La Tbrre del Vi- gía está edificada sobre un firndamento teo- lógico movedizo, y los amantes de Ia verdad que lo examinan con atención y descubren sus grietas más grandes, pronto se encuen- tran en grandes problemas con el liderazgo. Er, poonn DE LAs PLIBLICACToNES Según se informa, la Sociedad bíblica y de tratados de la Torre del Vigía publica más materiales que todas las demás sec-
  8. 8. tas combinadas en todo el mundo. La páSi- na impresa es la herramienta principal de Ios Testigos de Jehová. Además de mante- ner a los miembros en armonía con el pen- samiento actual de la Sociedad, sus revis- tas y folletos ganan nuevos convertidos. La primera publicación de Russell de la revistaAtalaya en 1879 consistió en seis mil ejemplares al mes. Hoy día esa cifra ha aumentado de manera astronómica. En la actualidad, Atalay,o es bimensual y se imprime al mes un total de más de diecio- cho millones de ejemplares en ciento seis idiomas. Otra publicación bimensual, Awake! [¡Despierta!], (diriglda a los que no son miembros) se imprime en cuaren- ta idiomas con más de dieciséis millones por mes. Como promedio, por lo menos dos nue- vos libros también salen de la imprenta de la Tbrre del Vigía cada año, con un mí- nimo de un millón de ejemplares. Su fo- lleto de introducción al estudiobíblico,The Tluth th,at Leads to Eternal Life [La uer- dad que guía a la uida eternal, publicada en ciento quince idiomas, ha llegado a ocu-
  9. 9. par el tercer lugar entre los libros más publicados de todos los tiempos. Los Testigos de Jehová han citado durante muchos años más de setenta tra- ducciones de la Biblia en su esfuerzo por justificar los aspectos distintivos de su teología. Sin embargo, como la Biblia en general no apoya su manera de pensar y por lo difícil que se hace citar de modo con- secuente de diferentes versiones,la Socie- dad bajo la dirección de Knorr al fin pro- dujo su propia traducción. Su obra se con- cluyó en l-961y la edición de un volumen de The New World Tlanslation of the Hoty Scriptures [Tfaducción del Nueuo Mund,o] se publicó. Esta Thaducción del Nueuo Mund,o es el producto de un comité de cinco hombres, ninguno de las cuales tenía instrucción adecuada en los idiomas bíblicos.7 Un exa- men muestra que el propósito de esta obra no es presentar una traducción moderna como se afirma, sino dar fundamento y apoyo para Ia teología de los Testigos. por ejemplo, los Testigos de Jehová han trata- do de eliminar de la Biblia las afirmacio-
  10. 10. nes que Jesús hace de su deidad' Un versí- culo importante que trata con esta verdad bíblica decisiva es Juan 1:1, que declara que "el Verbo [Jesús] era Dios". Sin embargo, la Sociedad en su versión ha traducido este pasaje como "el Verbo era un dios"' Latra- ducción de theos como "un dios" viene di- rectamente de la teología antitrinitaria que los testigos traen a la Biblia, más bien que de las reglas de Ia gramática griega como afirma la Sociedad. Alteraciones similares de las Escrituras pueden encontrarse en Filipenses 2:9 y Colosenses L:l-6-17, donde una vez más se le añaden palabras aI texto para cambiar el significado de las declara- .iorr", de Pablo. Con estas añadiduras, eI Hijo de Dios es reducido a uno más entre los muchos seres creados Por Dios' QuÉ cREEN ELLos El Profesor Edmund C' Gruss, anti- guo miembro de la Torre del Vigía, habla de los Testigos de Jehová como losooapós- toles de Ia negación". Los Testigos niegan r o todas las enseñ arrzas principales del cris'
  11. 11. tianismo bíblico: la Tlinidad, la persona- lidad del Espíritu Santo y, como hemos dicho, la deidad de nuestro Señor Jesu- cristo. Aun más, niegan la resurrección corporal de Jesús y su segunda venida vi- sible. T,a Tlorre del Vigía también niega la existencia de1 infierno y de un hogar ce- lestial para todos los creyentes. Para ellos, la salvación, el regalo de la vida eterna a un alma mortal, se basa no en la muerte de Cristo sino en la lealtad alos líderes de los Testigos: "Su actitud hacia los ungidos 'hermanos'en Cristo . . . será el factor que determinará si va a la'eterna aniquila- ción' o recibe 'vida eterna"', advierte el Atalaya de agosto 1a de 1981. La negoción d,e la T?inidad. La Torre del Vigía no sólo rechaza Ia Thini- dad, sino que ridiculiza esta verdad bíbli- ca declarando que "las personas sinceras que desean conocer al Dios verdadero y servirle encuentran un poco difícil amar y adorar a un complicado Dios de aparien- cia monstruosa que tiene tres cabezas . . . La conclusión obvia es que Satanás es el autor de la doctrina de la Tlinidad".s II
  12. 12. En un esfuerzo por denunciar la T?i- nidad, la Torre del Vigía en muchas oca- siones ha tergiversado la posición cristia- na dando a entender que los creyentes en un Dios Thino creen no en uno, sino en tres dioses. Esto, sin embargo, es una perver- sión de Ia fe bíblica. La doctrina de la Ttinidad aparece en el Nuevo Testamento envarios lugares. Por ejemplo, es claro enlas Escrituras que cada persona de Ia Thinidad es eterna (Salmo 93:2; Miqu etas 5:2;Hebreos I:L|),que cada una ha tomado parte en la creación (Salmo 100:3;Juan 1:3; Génesis 1:2), que cada una ha inspirado las Escrituras (2 Timoteo 3:16; 1 Pedro 1:10-11; 2 Pedro l:21) y, 1o más importante, que cada una se llama Dios (Juan 6:27; .Jluan20,28 Hechos 5:3-4). Los Testigos condenan a los trinitarios como si estuvieran en contra de la Biblia, pero sóIo tenemos que dar una breve mi- rada a su teología para descubrir que son ellos los que se oponen a la enseñanzabí- blica. Los Testigos son prácticamente politeístas, al tener dos Dioses verdade- ros que son dos seres separados por com- IL
  13. 13. pleto, Jehová el Dios Todopoderoso y Je- sús el dios poderoso, por medio de quien Dios hizo todas las cosas. Pero las Escri- turas afirman que hay un solo Dios ver- dadero y que dentro de ese Uno hay una diversidad distinguible: una trinidad. Esto está claro en Mateo 28:19, donde la fór- mula bautismal instituida por Jesús in- cluye el nombre (singular) de los tres:Pa- dre, Hijo y Espíritu Santo. La negaeión de la personalidod del Espíritu Santo. En su negación de la Tbinidad, los Testigos también niegan la personalidad del Espíritu Santo. Afir, man que "el espíritu santo es la fiierza activa invisible del Dios Todopoderoso que impulsa a sus siervos para que hagan su voluntad".'Para un Testigo, el Espíritu es una simplefuerzaimpersonal similar a la electricidad. Sin embargo, un examen de las Escri- turas revela que el Espíritu es más que una fuerza impersonal. A Él se le aplican características personales. En Romanos 8:27 vemos que el Espíritu tiene mente; en 1 Corintios l2:ll que posee voluntad; t3
  14. 14. en Romanos 8:14 que actúa como un guía; en Hechos 5:3-4 que se Ie puede mentir; en Romanos 8i26 que intercede por los cre- yentes y en Hechos 13:2, junto con Hebreos 3:7 yApocalipsis 2;7 , qre puede hablar di- rectamente. El Espíritu Santo de la Biblia es una persona. La negación. de la d,eidad d.e Cris- úo. Los Testigos han declarado que Jesús "no era Jehová Dios, pero que existía en la forma de Dios".to Ahora bien, eI fundamento de la fe cris- tiana tal como se expresa con claridad en las Escrituras está en la persona y la obra de nuestro SeñorJesucristo (Romanos 10:9- 10). La Biblia es clara en que Jesús es Dios manifestado en carne, como es evidente en Juan 8:58 (compárese con Éxodo 3:l-4), en Juan 20:28, en Hebreos 1:8, en Mateo 1:23 y en Colosenses 2:9. Aun más, Mateo 4:10 asegura que sólo se debe adorar a Jehová Dios; sin embargo, Jesús recibió y aceptó esa adoración en varias ocasiones (véase Mateo 8:2;9:18;14:33; 15:25 y 28:9,17),Y el Padre hasta ordenó a los ángeles a que lo adoraran (Hebreos 1:6).rY
  15. 15. Las Escrituras enseñan que Jesús creó todas las cosas (Juan 1:3; Colosenses 1:16-17). Sin embargo, Isaías 44:24 decla- ra que Jehouá. solo qeó eI mundo. Es cla- ro que estos dos son Uno. Que Jesús es Dios es eI testimonio evidente de la Biblia' La negación d,e la re sutrección cor' poral d.e Jesús. El fundamento de nuestra esperanza como cristianos es Ia resurrección de nuestro Señor, y los Testigos dicen que creentambién enque selevantó de los muer- tos. Pero su afrrmación es engañosa, puesto que en realidad creen que resucitó sóIo como un espíritu. La Tbrre del Vigía ha declarado que el cuerpo que murió en la cruz se disol- vió engases ofue preservado en el cielo como un memorial." "EI Rey Cristo Jesús murió en la carne y resucitó como una criatura en espíritu invisible."t' M..tti"ren que este es- píritu de Jesús pudo matenalizarse en cuer- pos para nrolar;u resurrección espiritual a sus discípulos." Su opinión por lo tanto no es mejor que la de cualquier otra religión mundial cuyo líd.er nunca salió del sepulcro. AI negar la resurrección corporal, Ia Sociedad de la To- rr
  16. 16. rre del Vigía deja a sus seguidores sin espe_ ranza, porque la Biblia, hablando de la re_ surrección corporal, declara que ,,si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados" (1 Corintios 15:17). La Biblia no deja lugar a dudas de que la resurrección de Jesús fue corporal. Je- sús mismo declaró en Juan 2:tg-21 que Él mismo levantaría su cuerpo. Este pa- saje por sí solo establece que su resurrec- ción fue fisica, puesto que el mismo tem- plo (cuerpo) que sus enemigos destruirían es el que Él prometió levantar. El Evan- gelio según San Juan presenta más evi- dencia cuando Tomás no creería que Cris- to había salido del sepulcro a menos que vieray tocara las heridas de su crucifixión, heridas que no aparecerían en un cuerpo nuevo (Juan 20:20-29). Los discípulos también, al igual que los Testigos, cometieron el mismo error de considerar al Cristo resucitado sólo como un ser espiritual. Lucas 24:87 explica que cuando Jesús se apareció ellos se imagi- naron que estabanviendo unespíritu. pero Jesús calmó sus temores mostrándoles lasrc
  17. 17. manos y IOS ples, Oecraranoo que píritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo" (v. 39). El apósto1 Pablo enseñó que Cristo, ahora en el cielo, todavía posee un cuer- po, porque escribió respecto a Cristo que "en él habita corporalmente toda la pleni- tud de la Deidad" (Colosenses 2:9). Escri- biendo más de veinte años después de la crucifixión, Pablo emplea eI tiempo pre- sente "húíta",queriendo decir que la dei- dad "está habitando", ahora inclusive, corporalmente en Jesús. La negación dcl regre§o aisible d,e Jesús. La resumección espiritual de Jesús hace posible Ia doctrina de Ia Tbre del Vigía acerca de su segunda venida inüsible. Por ejemplo, Ios Testigos afi.rman que "es una verdad bíblica establecida . . . que los ojos humanos no Io verán en su segundavenida, ni que vendrá en un cuerpo de carrre".t' Con este concepto arraigado en Ia men- te de los Testigos, fue fácil para la Torre del Vigía proclamar que Cristo ya había venido invisible. En el añLo 1929 todavía Ia Sociedad estaba diciendo que la segunda ,+
  18. 18. venida había sucedido en 1874." La fecha que sostienen ahora para señalar la veni- da de Cristo es 1914. De acuerdo con una de sus recientes revistas, "millones de per- sonas alrededor del rnundo han llegado a reconocer la presencia de Cristo desde el memorable año 1gL4".16 Esta confusión y revisión de fechas sólo es posible proponien- do la invisibilidad de Cristo. Sin embargo, en ninguna parte de las páginas de las Escrituras encontramos que sehable de la segundavenida de Cristocomo misteriosa o escondida. En realidad, Cristo mismo nos dice en Mateo 24:28-27 que los que afirman que su segunda venida va a ser a escondidas son falsos profetas. La espe- tal¡Lza bienaventurada es la "manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo" (Tito 2:13). Este regreso en rea- lidad será un suceso manifiesto cuando,,todo ojo Ie verá" (Apocalipsis 1:7). La negación de la inmortalidad. Los testigos enseñan que el alma es una fierza o principio de vida que anima el cuerpo. De esta manera cuando el cuerpo muere, el alma también deja de existir. En tt
  19. 19. consecuencla, una persona en su muerte es igual a una bestia, no es diferente de un perro muerto." Esta teología es diferente por completo a la enseñatza de pasajes como Filipenses l:21-24y 2 Corintios 5:6-8, que enseñan que la muerte significa estar con el Señor. Esta opinión distorsionada de la na- ttraleza humana que sostienen los Testi- gos también explica por qué para ellos no hay c_ontinuidad en la persona de Cristo. En su opinión, Jesús preexistió como el ángel Miguel. Cuando se convirtió en el ser humano Jesús, Miguel sencillamente dejó de existir. Después de la muerte de Jesús, ninguna parte de él tampoco siguió existiendo, así que Dios lo volvió a crear otra vez como un ser espiritual. Sin em- bargo, en la Biblia es Ia misma persona la que existe a través de todas las fases de la existencia del Salvador. Lanegaeión delinfierno. El recha- zo del castigo eterno es una de las princi- pales atracciones de la teología de los Tes- tigos. Sus escritores aseguran que el in- fierno es únicamente el sepulcro común de rq
  20. 20. la humanidad y que Ia idea de que es un lugar de castigo "no puede ser cierta".'8 Sin embargo, los Testigos no se dan cuenta de que el Señor Jesús habló más del infierno que del cielo. Jesús dijo que el infierno se preparó al principio para el diablo y sus ángeles (Mateo 25:4Í), perc que la gente se ha unido a Satanás en su abierta rebelión contra Dios y comparti- rán su castigo. Escrituras tales como Mateo L3:42,25:46 y 26:24 indican con cla- ridad que el infi.erno es un lugar real de sufrimiento. La limitación del cielo. La ense- fanza de la Torre del Vigía en cuanto al reino de los cielos limita los residentes a ciento cuarenta y cuatro mil creyentes. Los Testigos llegaron a esta cifra median- te una interpretación errónea de Apoca- lipsis 7:4. Es triste que innumerables Testigos no tienen ninguna esperanza de un reino celestial donde morarán en la presencia del Dios viviente. En cambio, la mayoría de los Testigos creen que pa- sarán la eternidad en la tierra, separa- dos de la amorosa presencia de Dios. Sin Lo
  21. 21. embargo, pasajes bíblicos tales como Juan 14:2-3; 1 Tesalonicenses 4:18-Lg; Lucas 23:39-43 y 2 Conntios b:8 prometen a todo el que confía en su Dios y Salvador Jesús la seguridad de un lugar donde van a morar en la presencia de Dios. Esta rea_ lidad los espera de inmediato después de la muerte Otras c aracterísticas. Una prácti- ca de los Testigos que los separa de los cristianos ortodoxos es su rechazo de las transfusiones de sangre. Basan este es- crúpulo en la idea equivocada de que las transfusiones están prohibidas porque Génesis 9:4 prohibe comer sangre. Sin embargo, lo que el versículo prohibe en realidad es comer la carne con la sangre todavía en ella, es decir, comer animales vivos. Por causa de su interpretación erró- nea, muchos Testigos y sus hijos han su- frido una muerte prematura que a me- nudo hubiera podido evitarse. Los Testigos sostienen muchas otras creencias distintivas. Rechazan la celebra- ción de la Navidad. Creen que Cristo mu- rió en una estaca y no en la craz. No cele- Zt
  22. 22. bran los cumpleaños ni ninguna fiesta patriótica o de otra clase porque sostienen que la participación en ellas es una forma de adoración a las criaturas. Rechazan el gobierno humano, eI servicio militar y el saludo a la bandera, afirmando que todo eso es idolatría. Muchas de estas doctri- nas se emplean como tácticas para invo- Iucrar a las personas en discusiones de poco o ningún valor teológico importante. ¿QrrE LOS MAN,TIENE? ¿Cómo es que las Personas llegan a aceptar semejante distorsión de las Escri- turas? Los líderes de la Sociedad obtienen el control de sus seguidores afirmando de continuo que su interpretación de las Es- crituras viene directamente de Jehová. Basan esta afrrmación en el empleo erra- do de Mateo 24:45-47 . La parábola se tuer- ce para convertirla en una "profecía" de que la Sociedad es el "eI siervo fiel y pru- dente". Este siervo, por medio del Atala- ya, alirrrenta a sus miembros con su "ali- rrrento (espiritual) a tiemPo".'e z¿
  23. 23. Carlos Russell, quien introdujo esta idea errónea, al principio enseñó que el sier- vo incluía a todos los fieles seguidores del la Torre del Vigía.20 Si, embargo, en 1896 la esposa de Russell sugirió que puesto que "siervo" estaba en singular debía referirse sólo a un individuo, es decir, su esposo. Des- de ese momento hasta su muerte, Russell defendió la interpretación de su esposa y publicómuchas cartas de sus seguidores que declaraban que él era "ese sielvo"." Durante diez años después de su muerte la Tlorre del Vigía, incluso eI presi- dente Rutherford, siguió enseñando que el siervo fiel era Russell exclusivam ente." De repent e en L927, Russell fue depuesto y la Torre del Vigía enseñó que la congre- gación cristiana (hablando por medio de los líderes de la Torre del Vigía) era ahora el siervo fiel."Además aseguró que los que consideraban a Russell como "ese siervo" (la misma posición que la Torre del Vigía había defendido durante treinta años) eran culpables de fomentar la adoración de la criatura, un acto sectario muy re- pulsivo para Jehová. L3
  24. 24. Hay una ironía en estas explicaciones cambiantes del siervo que al principio era una clase, después un individuo (Russell) y después, una clase otra vez. Con estos cambios, los Testigos han destruido la po- sibilidad de que ellos puedan ser el siervo fiel de Mateo 24:45. Si la Sociedad tenía tazínal considerar a Russell como "ese sier- vo", entonces cuando lo rechazó como tal han abandonado al mensajero de Dios y su9l mensaje.-- Si, por otro lado, Russell se es- tableció falsamente como "ese siervo", en- tonces la Sociedad es culpable de haber fo- mentado la adoración a un engañador. De cualquier manera es casi imposible consi- derarla como la organización escogida por Dios para restaurar laverdad en Ia tierra.'u LJN r,r,eutoo A Los Tnstrcos " YALOSCRISTIANOS ¿Cómo pueden los Testigos de Jehová llegar a tener una relación personal con el Señor? En primer lugar, los Testigos tie- nen que experimentar un genuino amor e interés por parte de los cristianos. La opo- L1
  25. 25. sición cristiana a Ia Sociedad es como la oposición de los padres al alcohol que está destruyendo a su hijo. Los Testigos que vienen a Cristo dependen mucho de ese apoyo y comunión cristiana, cuando es inevitable que los expulsen de la Sociedad que los ha sostenido. En segundo lugar, los Tbstigos tienen que ver los versículos en su contexto. La mayoría de las citas bíblicas de la Biblia de la Torre del Vigía se examinan fuera de con- texto. Los cristianos pueden ayudar dete- niéndose a buscar los versículos que citan los Testigos y preguntando: "¿Cómo condu- ce el medio ambiente en este versículo a Ia interpretación que le da la Sociedad?" Una mujer que fue Testigo durante veintisiete años comenzí abuscar pasajes bíblicos con el propósito de que un familiar se convirtie- ra a la Sociedad. Al ver los pasajes en su contexto por primerayez, se asombró al des- cubrir que Jesús en realidad es Dios. Hoy día es una cristiana radiante. Es importante emplear una versión reconocida de la Biblia. La Sociedad im- prime la Versión Reina-Valera. Tanto los zf
  26. 26. Testigos como los cristianos evangélicos pueden emplear esta versión sin preocu- parse de los pasajes preinterpretados de laThaducción del Nueuo Mundo. En tercer lugar, los Testigos tienen que enf'rentar con franqaeza la realidad abrumadora de que la Sociedad no tiene autoridad para dirigir la vida de las per- sonas. La Torre del Vigía ha afirmado re- petidamente ser el profeta de Dios sobre la tierra hoy día. Por ejemplo, el Atalaya de abril le,L972,pregunta: "¿Tiene Jehová un profeta para advertirles de los peligros y declarar las cosas que han de venir?" Responde de manera afirmativa y añade que "este'profeta'no fue un hombre, sino un cuerpo de hombres y mujeres. Fue el pequeño grupo de seguidores de los pasos de Jesucristo, conocidos en ese tiempo como los Estudiantes Internacionales de la Biblia. Hoy día se conocen como los tes- tigos cristianos de Jehová".26 La Biblia establece con claridad que cualquiera que afirme ser profeta de Jehová tiene que ratificarlo mediante el cumplimiento de sus predicciones;si no es zt
  27. 27. así, queda definido sin ninguna duda que es un profeta falso (Deuteronomio 18:20- 22).La Sociedad de la Torre del Vigía está en pleno acuerdo que para ser un profeta verdadero sus profecías "tienen que cum- plirse", mientras que "un profeta falso . . . su profecía no se cumpliría" y "esto solo es una evidencia indudable de que son pro- fetas falsos".2' Esto se aplica en particu- lar a "los que en tiempos pasados predije- ron el'fin del mundo' . . . Sin embargo, nada sucedió. El'fin'no llegó. Fueron cul- pables de profetizar falsedad", declarala Sociedad." A la luz de la declaración frecuente de este principio por parte de la Torre del Vigía,los Testigos pueden contemplar con franqueza los repetidos fallos de la So- ciedad en predecir el fin del mundo. Bajo el liderazgo de Russell,la Torre del Vigía declaró que Ia batalla final (Armagedón o "la batalla del gran día del Dios Todo- poderoso") "termin ará en Lglf con el de- rrocamiento completo de los gobiernos te- rrenales del presente".'n Más adelante, la Sociedad estableció L925 y después 1975 ¿+
  28. 28. como fechas para el fin.to Estos fallos han mostrado que la Torre del Vigía, de acuer- do con sus propias definiciones, es un fal- so profeta." Lo. Testigos que desean la verdad espiritual deben abandonar la So- ciedad porque no es un guía espiritual fia- ble. Jehová mismo guiará a los que se vuelven a Él en busca de luz y perdón (Salmo 32:5-8). Por último, los Testigos y los cristia- nos tienen que estar dispuestos a escu- charse mutuamente. Los cristianos afir- man tener una comunión viva con el Se- ñor como la que se promete en la Biblia. El pecado ha separado a la humanidad de Dios, pero su amor por ella fue tan grande que tomó forma humana para poder sufrir el castigo en su lugar (Isaías í9:2;Romanos 5:8). Los cristianos han en- contrado que la vida eterna es algo que se puede tener ahora mismo (Juan B:BG). Han aprendido que ninguna cantidad de servicio fiel puede ganar la aprobación de Dios (Efesios 2:8-10; Tito 3:5; Romanos 3:23), aunque Él espera buenas obras de su pueblo. 1Oco
  29. 29. Mientras los cristianos les cuentan a los Testigos su propia experiencia al venir al Señor, se les extiende la invitación. Como en un final es con el Señor con quien cada uno de nosotros se relaciona,los Tes- tigos pueden clamar a Él para que les muestre la verdad acerca de Jesús. Mu- chos Testigos han encontradopaz con Dios en Cristo por medio de un sincero clamor a Dios. Y, üceversa, muchos cristianos han encontrado un desafio en el celo de los Testigos de Jehová para ser más fieles en el servicio al Dios Tbino. z1
  30. 30. NOTAS ' Wiiliu* Miller, Euid,ence from Scripture and History of the Second Coming of Christ abouttheYear 1843 [Eui- dencia de las Escrituras y la historia de la uenida de Cristo alrededor de 1843l (Boston: Joshua V. Himes, 1842). Miller obtuvo esa fecha entendiendo que la puri- ficación del santuario después de dos mil trescientos días (Daniel S:14) se refería a la purifi.cación del mundo por la venida de Cristo a los dos mil trescientos años. Su punto de comienzo se basó en Daniel 9:25, que habla de la orden de restaurar y edifi- car Jerusalén; Miller identificaba este su- ceso con eI regreso de Esdras en eI 457 a.C. Los dos mil trescientos años desde esa fe- cha dio por resultado el año 1843 o 1844, si se reconoce que no hay cero entre elAño 1 a.C. y elAño 1 d.C. 'N. H. Barbour & Carlos T. Russell, Three Worlds and the Haruest of This World [Tfes mundos y la cosecha de este mundol (Rochester, N.Y.: N. H. Barbour & C. T. Russell, 1877). Los tres mundos se 3o
  31. 31. consideraban como el "mundo que fue,, antes del diluvio, "el mundo que ahora es,, y el futuro "mundo por venir,,. ' Wotrhtower, septrembre 15, 1910, p.298. n Carlos T. Russell, Thy Kingd.om Come [Venga tu reino| (Brooklyn: International Bible Students Association, 1904), p. 342. La edición de 1904 le da al corredor una longitud de tres mil cuatro- cientas dieciséis pulgadas y concluye: ,,De esta manera la Pirámide da testimonio que el final del año 1874 fue el comienzo cronológico del tiempo de angustia.,, La edición de 1923 en la misma página alar- ga el corredor a tres mil cuatrocientas cin- cuenta y siete pulgadas y declara: *De esta manera la Pirámide da testimonio que el final del año 1914 será el comienzo del tiem-po de angustia." ' Scottish Court of Sessions, Douglas Walsh v. James Lathem Clyde, Cs 25g/ 2788 (noviembre, lg54); Pursuer,s proof, pp.7,61,342-43. u Kingd,om Ministry fMinisterio del reinol, mayo, lg74,p. B. 3l
  32. 32. t Lm traductores pidieron Permane- cer en el anonimato, aun después de su muerte, pero WilHam Cetnar, que traba- jaba para los oficinas centrales de la To- rre del Vigía durante el tiempo de la tra- ducción, mencionó a los cinco: N. H. Knorr, F. W. Franz,A. D. Schroeder, G. D. Gan- gas y M. Henschel (Edmond C. Gruss,We Left Jehou ah's Witnesses-A N on . -Prophet Organization [salirnos de los testigos de Jehouá.-(Jna organización que no es de pro' fetasL [Phillipsburg, N.J.: Presbyterian & Reformed Publ. Co., t9741, P. 74). r L"t God. Be Tlue [Sea Dios ueraz] (Brooklyn: Watchtower Bible and Tbact Society, 1952), pp. 101-2. n Ibid., p. 108. 'o Ibid., p.82. " Curlo, T. Russell, The Time Is at Hand [El tiempo está, cerca] (Brooklyn: WBTS, 1910), p.129. " Lut God. Be Tlue [Sea Dios ueraz],P. 138. " Moku Sure of Att Things fAsegúrate de todas las cosasl (Brooklyn: WBTS, 1950), P. 314.JL
  33. 33. 'n Th" Tl"uth Shatl Makeyou Free [La uerdad os hará,libres| (Brooklyn: WBTS, 1943), p.295. 'u Joseph F. Rutherford, prophecy [Profecía] (Brooklyn: WBTS, tg2g), p. 65.tu Wotrhtower,Diciembre 1a, 19g1, p. 8. " Lut God Be IYue, p. 68. " Ibid., pp. g2,gg. 1e Theocratic Aid to Kingdom Publishers fAyuda teocrdtica d los publicadores del reinol (Brooklyn: WBTS, 1945), pp. 249-50. Watchtower, diciembre 15,1972,p.755. 'o Wotrhtou)er, octubre-noviembre, 1881, p.5. " Wot"htower, julio 15, 1906, p.2L5; marzo 14, 1896, p. 47;junio 15, 18g6, pp. 139-40; septiembre 1q, 1900, pp.270-71. " Atoloyo, diciembre 1n, 1é16 , p. 867; mayo le, 1922, pp. 181-82. El Atalaya de diciembre 15,1922(p. 39G), hasta sostuvo que no sólo era un hecho sino..un requisi- to de lafe" considerar a Russell como,.ese siervo", y elAtalayo del mayo Le,lg22 (p. 131), mostró que dudar de Russell condu- 37
  34. 34. ce a un completo derrumbe de la fe. Com- pare J. F. Rutherford, The Harp of God [Arpa de Dios] (Brooklyn; WBTSm L92l), p. 239. La referencia se borró por comple- to en la edición de 1928. 'u Atoloyo (diciembr e 15, 1927, p. 56; agosto ls, 1950, p. 230; octubre le,1967, p. 590; enero l-5, 1969, p. 51. 'n Atoloyo(diciembre 15, 191-6, p.391), refiriéndose a la importancia de aceptar a Russell como "ese sieryo" exclamó: "Des- preciar el Mensaje significaría despreciar aI Señor." 'u D" acuerdo con el Atalaya "El adorardor de la criatura es incapaz de ejer- cer la mente de Cristo" o "de recibir el es- píritu de Dios" (Mayo le, L964, P.270). 'u Atoloyr, abril le,lg72,p. 197. Véa- se también afirmaciones similares de ser un profeta en The Nations Shall Know That I Am Jehouah [Las naciones sabrá,n que yo soy Jehouá] (BrooklYn: WBTS, 1971), p. 70; Atalaya, enero 15, 1969, pp. 40-4L;marzo 15,1972, p. 189. " Lut Your Name Be Sanctifi.ed. [San- tificado sea tu Nornbrel (Brooklyn: WBTS, 31
  35. 35. 1961), p.L07;Light [Luz] 2vols. (Brooklyn: WBTS, 1930), 2:47.Véase también elAta- laya, marzo 1s, 1965, p. 151; Aid to Bible Understanding [Ayuda para entender la Biblial (Brooklyn: WBTS, l97L), p. 1348. " Awokel [¡Despierta!] octubre 8, 1968, p.23. " Russell , The Time Is at Hand, [Et tiempo estd, cercal, p. 101. 'o Atoloyo, septiembre 1q, 1916, p.265; Joseph F. Rutherford, Millions Now Liuing Will Neuer Die [Millones que ahora uiuen nuncd moriránl (Brooklyn: IBSA, 1920), pp. 89-90; Atalaya, septiembre Le, 1922, p. 262; Informant, may o 19 40, p. l; Atala- yo, septiembre L5, 1941, p. 288; ¡Awake! Octubre 8, 1968, p. 13. Para copias docu- mentales respecto a los fallos proféticos de la Torre, véase Eyes of Understanding [Los ojos del entendimientol de Duane Magnani. " En el caso del "scottish Court of Sessions" citado anteriormente, los líde- res de la Torre admitieron que en reali- dad habían dado falsas profecías. Comp. Pursuer's Proof, pp. 103-5, 342-43. 3r
  36. 36. BIBLIOGRAFIA SELEC CIONADA Barnett, Maurice. Jehou ah's Witnesses [Los testigos de Jehoud,].2 vols. Cullman, Ala.: Printing Service, 1975. Gruss, Edmond C. Apostles of Denial [Apóstoles de la Negación]. Phillipsburg, N.J.: Presbyterian & Reformed Publishing Co., 1970. We Left Jehouah's Witnesses-A Non. -Prophet Organization [Salimos de los testigos de Jehouá,-Una or- ganización que no es de profetasT, N.J.: Presbyterian & Reformed Publishing Co., L974. Henke, Daüd. New Light [Nueualuz]. Columbus, Ga.: The Watchman Fellowship, Inc., 1980. Magnani, Duane. Eyes of Understanding [Los oJos del entendimien- tol. Clayton, Calif.: Witness, Inc., 1980. Who Is the Faithful andWise Seruant? [¿Quién es el sieruo fiel y prudente?]. Clayton, Calif.: Witness,Inc., t979. ic MoreY, Robert A. How to Answer a
  37. 37. Jehouah's Witness [Cómo responder a un testigo de Jehouá,1. Minneápolis, Minn.: Bethany Fellowship Inc., 1980. Thomas, F. W. Masters of Deception [Expertos en el engaño]. Grand Rapids: Baker, L972. _ 3+ &
  38. 38. MATERIAL AI.'DIO.VISUAL Jehouah's Witnesses: The Christian View [Los testigos de Jehouá: La perspec- tiua cristianal. Personal Freedom Outreach, Box 26062, St. Louis, MO 63136. Diapositivas y casete. Cracks in the Watchtower [Grietas en la Torre del Vig'ia|. Personal Freedom Outreach, Box 26062, St. Louis, MO 63136. Diapositivas y casete. Wesley Walters, pastor de Marissa Presbyterian Church en Marissa, Illinois, ha dado un gran número de conferencias sobre sectas en varios seminarios evangé- licos. Kurt Goedelman, fotógrafo profesio- nal, es el fundador de Personal Freedom Outreach, un ministerio que ayuda a las personas esclavizadas en las sectas. Ha enseñado con Walters en eI Covenant Theological Seminary y ha ofrecido semi- narios sobre los Testigos de Jehová en otros lugares. 3q

×