• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Monografia empresas recuperadas en Argentina
 

Monografia empresas recuperadas en Argentina

on

  • 13,390 views

 

Statistics

Views

Total Views
13,390
Views on SlideShare
13,368
Embed Views
22

Actions

Likes
1
Downloads
134
Comments
1

2 Embeds 22

http://estudiarestabueno.blogspot.com.ar 20
http://www.estudiarestabueno.blogspot.com.ar 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

11 of 1 previous next

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Buena monografía
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Monografia empresas recuperadas en Argentina Monografia empresas recuperadas en Argentina Document Transcript

    • INSTITUTO PROVINCIAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR TECNICATURA EN ECONOMÍA SOCIAL Y DESARROLLO LOCAL PRÁCTICA PROFESIONALIZANTE III MONOGRAFÍA:“Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina” Profesoras.: Lic. Sandra ORTÍZ Lic. Mónica ROJAS Alumnas: Sonia ROSALES Nadia TORRES Río Gallegos, Junio 2011
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”Índice: 1. Introducción 2 2. Reconstruyendo la historia de la fábrica 3 Nacimiento del fenómeno, características y datos empíricos 3. Movimiento de empresas y fábricas recuperadas 4 4. La nueva gestión administrativa 7 5. Actualidad en Argentina 8 Ley de Concursos y Quiebras: 6. Conclusión 11 7. Bibliografía 12 1
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina” 1. Introducción:A partir de la segunda mitad de la década del 90 se desarrollan en Argentina una serie deprocesos interpretados frecuentemente como respuestas al modelo neoliberal responsable de lageneración de altos niveles de desempleo. Entre ellos se destacan la ocupación y recuperaciónde fábricas y empresas.La experiencia de las “fábricas recuperadas” es uno de los fenómenos más emblemáticos de laArgentina movilizada de principios del nuevo milenio. Recordemos que, si bien el proceso seinició con anterioridad, la recuperación de empresas quebradas y vaciadas por sus patronescobró dimensión a partir de los acontecimientos del 19 y 20 de diciembre de 2001, queabrieron un nuevo ciclo de luchas colectivas. Época en la cual Argentina, que atravesaba unade las peores crisis de su historia –a la vez económica, política y social-, con una tasa dedesempleo que alcanzó el 21%, se convertiría en un laboratorio de nuevas formas deautoorganización y acción colectiva, visibles tanto en el surgimiento de asambleas barriales,de colectivos culturales, movimientos de ahorristas estafados, como en la potenciación deotras ya existentes, como las organizaciones de desocupados. Así, en este espaciomultiorganizacional, policlasista y políticamente heterogéneo, se insertaría la acción de lostrabajadores de las empresas recuperadas.La apertura hacia el mercado externo significó para las empresas nacionales, una crisisestructural y obligó a las mismas a reajustarse al nuevo contexto incorporando nuevasmodalidades de gestión y contratación de la mano de obra y, en algunos casos, introduciendonuevas tecnologías que permitieran incrementar la productividad, cambios que afectaron larelación salarial, con una tendencia a la precarización, a través de mecanismos deflexibilización laboral. Con la precariedad y la informalidad se desarrollan los procesos deocupación/recuperación de fábricas y empresas.La presente monografía trata sobre el fenómeno de recuperación de empresas en Argentinacuyos objetivos son: conocer el origen y desarrollo de las mismas; profundizar el estudio delmodelo económico, político y social en el que se inició dicho fenómeno. Teniendo comorelevancia el protagonismo de los “nuevos movimientos sociales” frente a una situación decrisis estructural en el país, se constituyen en el tejido asociativo de resistencia y lucha en unaArgentina que ha sido devastada sistemáticamente. 2. Reconstruyendo la historia de la fábrica 2
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”A partir de la segunda mitad de la década del 90 se desarrolla en nuestro país una serie deprocesos interpretados fuertemente como respuesta al modelo neoliberal responsable de lageneración de altos niveles de desempleo. Entre ellos se destacan la ocupación/recuperaciónde fábricas y empresas. Si bien estos procesos adquieren mayor visibilidad fundamentalmentea partir del 2001 asociados a la crisis económica y política producida durante ese año, elsurgimiento de los mismos se remonta a mediados de los años 90 (sin tener en cuenta lasexperiencias realizadas durante los años 60, 70 y 80) y se identifican como primerasexperiencias la confirmación de cooperativas tales como Cooperativa Industrial ArgentinaMetalúrgica (CIAM), Planta Avellaneda impulsada por la sesión Unión Obrera Metalúrgica(UOM) en Avellaneda (tales procesos ocurrieron en el año 1996), el Frigorífico Yaguané en laMatanza y el frigorífico San Lorenzo en el año 1997 constituyendo un antecedente destacadoen la conformación del MNER. En este sentido aparecen como respuesta al problema dedesempleo cuyo nivel marca en el año 1995 un hito histórico cercano al 18% de la poblacióneconómicamente activa (PEA).La realidad laboral de nuestro país, dejó de ser pensada en términos de pleno empleo en tornoa una idea de trabajador asalariado homogéneo. La precariedad (en tanto perdida deestabilidad y protección social) resultó una noción mas próxima a la misma acompañada porun fuerte crecimiento en los niveles de desocupación y subocupación, así como el incrementode la informalidad, que se presentó como un refugio donde encontrar formas de trabajo quepermitan enfrentar el desempleo convertido a su vez en un elemento de presión sobre lostrabajadores ocupados, quienes se vieron obligados a aceptar condiciones de trabajo cada vezmas precarias.Empujados por estas experiencias nacen, entre 2001 y 2002, los principales movimientos quefomentarán y ayudaran la casi totalidad de los sucesivos procesos de recuperación: elMovimiento Nacional de Empresas Recuperadas (MNER), la Federación de Cooperativas deTrabajo (FECOOTRA) y finalmente el Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas por losTrabajadores (MNFRT). Nacimiento del fenómeno, características y datos empíricosUn país devaluado durante once años existió la paridad entre el dólar y el peso argentino, enrelación uno a uno, pero en enero del 2002 cuando asumió Eduardo Duhalde como presidentede la Argentina, se decidió derogar esa paridad, estableciendo una nueva relación de 1,4 pesosargentinos por cada dólar norteamericano (ahora es de 4 pesos por cada dólar). De ahí en másuna crisis profunda hizo venir abajo a un país que en un pasado no tan remoto habíapretendido un futuro mejor. Fue así como con la moneda devaluada, con los depósitos, 3
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”créditos, tarifas y demás contratos dolarizados, con el default ya declarado, sin reservas y concontrol de cambios, la economía en depresión y con el "corralito" bancario, se presentó para laArgentina un escenario por demás complejo en todos los órdenes. 1Algunas cifras pueden ayudar a entender la gravedad de la situación alcanzada por el enteropaís entre el 1999 y el 2002. Durante 4 años, 7 diferentes personas se sentaron en la sillapresidencial. De estos, 5 en tan solo 3 semanas. Tras una ascensión continua, la tasa dedesempleo llega a superar el 25% de la población activa (a la que habría que añadir la masa desubempleados), y la deuda internacional excede los 140.000 millones de dólares en 2001,llegando a representar el 164% del PIB argentino en 2002 cuando la administración decideacabar con la ficticia paridad entre peso y dólar decidida en los años 90 por el gobierno deCarlos Menem, sin duda el principal responsable del colapso económico – institucional delpaís. La desigualdad social y la distancia entre ricos y pobres se convierten en la notadominante de esta crisis. A la vez que la clase media más importante de toda América Latinase hunde en la pobreza, los que ya eran pobres se encuentran completamente marginados y sinmedios de subsistencia. 3. Movimiento de empresas y fábricas recuperadasEl fenómeno de recuperación de empresas en Argentina se enmarca dentro de los nuevosmovimientos sociales de resistencia al modelo neoliberal vigente. Destacando los nuevosactores sociales como piqueteros, movimientos desocupados, asambleas barriales, MNER(Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas) que se suman y solidarizan mutuamente enel tejido asociativo.En esta primera parte nos ocuparemos del fenómeno de las empresas recuperadas por sustrabajadores en sus datos más generales y básicos. Una de las primeras preguntas quepodemos destacar: cuántas son, dónde están y qué cantidad de puestos de trabajo abarcanlas empresas recuperadas en la Argentina, cuáles son las empresas que desembocaron eneste proceso y qué modalidad adoptaron para organizarse.De acuerdo con estos, nos encontramos con que las Empresas Recuperadas son 136aproximadamente, y que ocupan a 8727 trabajadores. Tuvo mayor relevancia en CapitalFederal y Gran Buenos Aires por su mayor concentración de población sobre las 24 provinciasy es el núcleo central de la actividad económica, política y cultural del país, y en el resto de las1 La crisis Argentina se empeoró en 1999 cuando se declaró oficialmente en su faceta económica e institucional.Segundo gobierno de Carlos Menem (1995-1999). 4
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”provincias en las que se encuentran Santa Fe y Córdoba por su desarrollo capitalista, y enmenor medida Mendoza, Neuquén, La Pampa, Río Negro y Jujuy, en el siguiente cuadroespecificamos en porcentajes:Otro dato importante es el tipo de actividad, en el 2001 con mayor ventaja en el tipo deproducción fueron las empresas metalúrgicas que continúan reuniendo el mayor número,aunque en un porcentaje algo menor (28,5%) seguido por la alimenticias (18 %) y en menoresproporciones textiles, gráficas y otros rubros industriales y de servicios.Los instrumentos que se han implementados para concretizar las luchas en los diferentesfrentes: jurídico, económico, político y social ha sido constituirse en cooperativas. 2El cooperativismo ha permitido que amplios sectores sociales logren un acceso real a lapropiedad de los medios de producción, alcanzando una participación significativa en laproducción nacional y en la distribución del ingreso; a la par de su contribución a lademocratización de la economía. Las cooperativas de trabajo son organizaciones conidentidad específica doctrinaria legal y organizacional, toma de decisiones, gestión yfiscalización, que resulta imprescindible conocer para su eficaz funcionamiento de acuerdo alo que establece la ley.3 Los motivos por el cual los llevó a organizarse se originan a raíz de2 “Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unidos voluntariamente para hacer frentea sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa depropiedad conjunta y democráticamente controladas”. Concepto sustraído de la página http://www.inaes.gob.ar.3 Puntos establecidos que la ley de cooperativa 20337/73 requiere. 5
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”varios factores complejos y simultáneos que la crisis económica marcó se encuentrandetallados en el siguiente cuadro:Esta modalidad de lucha de los trabajadores busca dar respuesta en forma colectiva alproblema de la desocupación y del cierre de unidades productivas y como un ejemplo desuperación por parte de sus protagonistas de las formas de producción y de gestióntradicionales en el capitalismo.En un comienzo, los trabajadores cuentan con los activos fijos (es decir, los medios deproducción, las maquinarias) y su fuerza de trabajo. En algunos casos, también subsisten enlas empresas materiales y materias primas, que les permite avanzar en los primeros procesosproductivos o de servicios.Sin embargo, inmediatamente se quedarán sin “capital de trabajo” para funcionar y deberánrecurrir al mercado (pidiendo créditos, contrayendo deudas con terceros, etc.) para podercontinuar con las actividades.La puesta en marcha de la producción es uno de los mayores obstáculos a superar por lostrabajadores, pese a que en los últimos años lograron asistencia oficial de distinto tipo.La falta de capital de trabajo es la causa principal por la cual ninguna de las empresasrecuperadas puede mantener su capacidad productiva anterior. 4. La nueva gestión administrativa:El hecho de que los medios de producción pasen a manos de los trabajadores modificatotalmente la cultura del trabajo, a partir de ese momento, la autogestión, con su poder en latoma de decisiones, se contrapone a responsabilidades que antes sólo se limitaban a losdueños, la igualdad en los ingresos, de todos los trabajadores, deja atrás los salarios segúnescala jerárquica. 6
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”No hay que dejar de tener en cuenta, que si bien cada trabajador sabe cómo llevar a cabo sutarea dentro de la empresa, en este caso se trata de la gestión de la misma, para lo cual se debecontar con conocimientos específicos del área. Esto provoca nuevos problemas, ya que a partirde ahora se modifica la anterior y tradicional gestión de la empresa. Debe considerarse quedesde la toma de la empresa, los trabajadores pasan a decidir sobre el proceso de laorganización económica, sin la ayuda de una dirección propietaria o un núcleo gerencial. Sinembargo, para mejorar el funcionamiento de estas empresas se destaca, por ejemplo, elconvenio existente entre el “Movimiento de Empresas Recuperadas” y la “Asamblea sePequeños y Medianos Empresarios” (APYME), la cual ofrece asesoramiento profesional parala gestión administrativa, comercial, de costos, contabilidad, etc. 5. Actualidad en ArgentinaAl mismo tiempo, este fenómeno de las empresas recuperadas, si bien cada vez se expandemás, desde el punto de vista legal todavía no está bien establecido. Por este motivoactualmente se está debatiendo la Ley de Concursos y Quiebras, por la cual se da resguardojurídico a las cooperativas de trabajadores para que puedan asumir el control de empresasquebradas y seguir operándolas.La recuperación de empresas por parte de los trabajadores, es apoyada desde el gobierno, estose debe a que, por ejemplo, en el 2009 quebraron 1084 empresas y en lo que va del año fueronotras 488, y desde el gobierno sostienen que muchas de ellas podrían resurgir de la mano desus antiguos operarios (a los cuales se les busca facilitar el camino mediante esta nueva ley).El actual ministro de economía, Amado Boudou, opina al respecto, “Cuando se pierde unaempresa se destruyen empleos y producción nacional. Con este proyecto buscamos allanarlesel camino a los trabajadores que se organizan para evitarlo […]”, haciendo referencia a la Leyde Concursos y Quiebras nombrada anteriormente. Ley de Concursos y Quiebras:El fenómeno de la crisis de las empresas se encuentra directamente vinculado a las leyesconcursales, que tienen por objeto justamente, la regulación normativa de los efectos de lainsolvencia empresaria.La Ley de Concursos y Quiebras vigente en Argentina constituye un la herramienta jurídicaque aporta el derecho privado en procura de dar respuestas a la crítica situación socio-económica existente en el país.En consonancia con las transformaciones producidas desde el gobierno argentino desde 1989,y a iniciativa del mismo Ministerio de Economía se sancionó en 1995 la ley 24.522, que tuvo 7
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”como finalidad la tutela preventiva de los patrimonios que se manifiestan insolventes en áreasde la reestructuración empresaria, con el objetivo de evitar los procesos liquidativos y lacircunstancia límite de la quiebra. La ley 24.522 produjo una sustancial reforma del sistemaconcursal nacional, incorporando institutos novedosos y fijando como centro de supreocupación a la empresa en dificultades si bien es cierto que la legislación no tiene elcometido de resolver los problemas de los patrimonios en cesación de pagos, al menosestablece el marco jurídico necesario para que los verdaderos protagonistas del procedimientopuedan encontrar, de acuerdo a sus intereses, las vías idóneas de superación de la crisiseconómica de la empresa.La normativa que rige desde el 17 de agosto de 1995, respondió a una necesidad deadecuación de la legislación falencial a la realidad económica argentina de ese momento.Luego de siete años de vigencia, se sancionó en 2002 la ley 25.563 denominada la “reforma”que junto a la 25.561 consagró la emergencia pública nacional en todos los niveles (social,económica, administrativa, financiera, cambiaria, productiva y crediticia).El disparador del cambio normativo partió del default del Estado Argentino y los nocivosefectos de la devaluación sin un plan estratégico, la consiguiente pérdida de estabilidad de lamoneda y la abrupta caída del poder adquisitivo del salario, los históricos índices dedesocupación, la pesificación asimétrica, la caída estrepitosa de las reservas del BancoCentral, el conocido riesgo de hiperinflación, el aumento de los niveles de pobreza, laconfiscación de depósitos, la incontenible suba del precio de los combustibles y la repercusiónque ello trajo a toda la cadena de comercialización de productos. Todas estas circunstanciasjustificaron en su momento la sanción de una legislación que afectaba gravemente legítimosderechos de crédito constitucionalmente consagrados.La ley 25.563 en materia concursal, provocó la desnaturalización del espíritu y contenido de laley de fondo 24.522; incrementó el desconcierto imperante e instaló una suerte de anarquía delordenamiento jurídico que disciplina la insolvencia, recogiendo severas críticas desde ladoctrina especializada. Tales medidas se hallaban dirigidas a atender y conjurar las diversassituaciones que se vieron alteradas, a raíz de la profunda crisis reinante en la RepúblicaArgentina y los cambios económicos operados en esa oportunidad.Esta abrupta alteración de las reglas de juego, generó la necesidad de reglar la reestructuraciónde las obligaciones en curso de ejecución, atendiendo al nuevo régimen cambiario instituido,devaluación mediante. Además del ya detallado, otros objetivos que reclama el MNER, son: 8
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina” a. La creación de un Fondo Fiduciario que surja del aporte tanto de empresas recuperadas como del Estado Nacional para constituir capital de trabajo para aquellas empresas que comienzan a desarrollarse. b. La creación de una sociedad de garantías reciprocas integrada por las empresas del movimiento, cooperativas, mutuales, el estado y bancos oficiales. c. Obtener apoyo de los organismos de investigación, universidades y especialistas para definir indicadores de eficiencia acordes a las actividades que desarrollan las empresas del MNER. d. Constituir redes de consumidores, usuarios y pequeños comerciantes organizados para defender sus derechos y promover pautas que favorezcan el consumo de bienes de producción nacional, como forma de garantizar las fuentes de trabajo y de lucha contra el desempleo.Es importante destacar que si bien el MNER constituye la principal expresión del movimientode recuperación de empresas, un sector minoritario de éstas se ha diferenciado bajo la formadel Movimiento de Fábricas Recuperadas (MFR).También debe registrarse la existencia de una Federación Nacional de Cooperativas deTrabajo y Empresas Recuperadas (FENCOOTER), que fomenta el cooperativismo. Delmismo modo, se ha constituido una Federación de Cooperativas de Trabajo (FECOOTRA), enla Ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires.Por otro lado, no puede dejarse de lado que existen algunos casos importantes de empresasrecuperadas que no forman parte de ninguna de las agrupaciones mencionadas (por ejemplo,la fábrica de cerámicas Zanon, en la provincia de Neuquén, y la empresa textil Brukman, enCapital Federal). Entre estas últimas, por influencia de sectores políticos de izquierda, lostrabajadores exigen la estatización bajo control obrero de sus empresas.De aquí se deriva un elemento de importancia central en el fenómeno de la recuperación de lasempresas por parte de sus trabajadores lo constituye la relación entre éstos y lasorganizaciones sindicales de las actividades afines. Un elemento conflictivo radica en el hechode que la mayoría de los trabajadores de las empresas recuperadas han sido trabajadoressindicalizados, pero a partir del proceso de normalización de las empresas se han convertidoen cooperativistas. Tal como se verifica en la actualidad una parte de los trabajadoresprivilegia sus relaciones con los sindicatos, otros lo hacen con el cooperativismo, existiendotambién un tercer sector de trabajadores que aspira a alguna forma de retorno a las empresasde los antiguos propietarios pero en contextos laborales de mayor poder de decisión de lostrabajadores en relación con las situaciones anteriores a la crisis de esas empresas. 9
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”Debe tomarse como un dato importante del fenómeno de empresas recuperadas los diferentesgrados de las relaciones inter-empresas recuperadas de distintos sectores de la economíaestablecen entre sí: mientras que en algunos casos (aproximadamente el 17%) existe un fuerteapoyo mutuo (que se manifiesta en préstamos, maquinarias y materia prima, intercambio deconocimientos técnicos, apoyo legal, etc.), en la mayoría sólo existen contactos inter-empresas de escasa relevancia (53%), mientras que hasta un 30% de empresas recuperadas notiene relaciones entre sí. El proceso de apoyo mutuo inter-empresas, aunque incluye tambiéncontradicciones, aporta a la construcción de un espacio político-institucional común. 6. Conclusión.Luego de la realización y finalización de esta monografía hemos concluido que el fenómenode las empresas y fábricas recuperadas resultó muy importante en nuestro país luego de lacrisis económica, política y social que atravesaba (el proceso de concentración económica,mala distribución de la riqueza y exclusión social de grandes masas de argentinos). Larecuperación de éstas permitió y permite hoy en día que muchos obreros puedan conservar sustrabajos, lo cual para muchos representa su único ingreso económico para poder abastecer susnecesidades básicas. Obligó al sector del trabajo a buscar soluciones urgentes al desempleo através de modelos de gestión asociativos, mayoritariamente cooperativo., Estas asociacionespor ende permitieron que el nivel de desempleo y pobreza disminuyera en Argentina.En Argentina ha sido reivindicado el espacio de la economía social y del aporte de lascooperativas de trabajo al desempleo. La política pública cooperativa puede ser entendidacomo un importante eslabón de las políticas de desarrollo productivo. La cooperativa detrabajo es un tipo de empresa diferente y que puede ser tanto o más productiva que la empresacapitalista convencional.Por otra parte analizamos que el paso o tránsito de muchos trabajadores de una relación dedependencia a una relación cooperativa autogestionaría es compleja. Hay que tener en cuentaque los factores clásicos de la producción, el trabajo y el capital, tienen un valor diferente enla cooperativa que en la empresa capitalista y reconocer que la cooperativa de trabajo moderael conflicto entre el trabajo y el capital, por el compromiso, riesgo e interés directo queasumen los asociados para éxito de la empresa.La constitución de cooperativas fue producto de la necesidad de conservar la fuente laboral yno desde una visión o búsqueda de un trabajo autogestionario con voluntad asociativa o afectosocietario. Pese a esto, la figura jurídica cooperativa, fue apropiada con mucho éxito por parte 10
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”de los trabajadores, que aprendieron sobre la marcha su lógica de funcionamiento y losrequerimientos que la misma implica.Para finalizar queremos destacar que las cooperativas formadas a partir de la crisis emergentedel año 2001, presentan características particulares, pero no indican el nacimiento de un nuevomodelo cooperativo o de una nueva economía social, sí una nueva fase en la continuidad yaplicación exitosa de una fórmula que históricamente ha dado respuestas a necesidades de lagente. Seguramente, nos encontramos dentro de una inter-fase, que marca el fin de una épocay la incertidumbre por la nueva que emerge en el campo de la economía social. También,queremos valorizar las respuestas que las cooperativas en distintos períodos de recesióneconómica, falta de trabajo, limitación de recursos y exclusión social ofrecieron a muchostrabajadores de la ciudad y del campo en nuestro país. 11
    • “Las empresas recuperadas por sus trabajadores en Argentina”7. Bibliografía: Análisis socio-político de las empresas recuperadas en Argentina: perspectivas sindicales y cooperativas del fenómeno. Julio Godio. Director del Instituto del Mundo del Trabajo Diario digital “Página 12”, artículo “Empresas recuperadas, con la ley a favor” (20 de agosto de 2010). Ley de Concursos y Quiebras. N°24.522 y modificatorias. República Argentina por Horacio Roitman. http://www.inaes.gob.ar. Continuidades y rupturas en el proceso de trabajo. Una mirada antropológica a partir de una experiencia de ocupación/recuperación de fábricas durante el año 2002 María Inés Fernández Álvarez. La empresa de la autonomía. Trabajadores recuperando la producción. Julián Rebón. Bueos Aires, Colectivo Ediciones, Ediciones Picaso, 2008. Las empresas recuperadas: una experiencia de la clase trabajadora. Programa Facultad Abierta de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Facultad de Filosofía y Letras. Marzo 2002. 12