El varon como ministro de dios

1,189 views
1,027 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,189
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
45
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

El varon como ministro de dios

  1. 1. El Varón Como Ministro De Dios 2 Corintios 3:5-6 – “(5) no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios, (6) el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, más el espíritu vivifica” A. ETIMOLOGIA DE LA PALBRA MINISTRO. 1.- EL ORIGEN DE LA PLABRA. a) DEL LATIN ♦ La palabra ministro, viene del latín Minister que significa sirviente, por eso se dice así a “el que sirve a Dios” y los que “hacen servicio público”. ♦ De la raíz minus: menor, menos, mínimo. b) DEL HEBREO. ♦ Viene del hebreo Sharát que significa servidor, sirviente, criado, administrador, se asignaba a los que cumplían labores en la corte real, quienes ayudaban a una persona con un alto rango o responsabilidad, y también a quienes realizaban tareas en el santuario y el templo (Sacerdotes y levitas). c) DEL GRIEGO. 1
  2. 2. ♦ Hupréts que significa ayudante o subordinado, se asigna a una persona que actúa voluntariamente bajo la dirección de otro. ♦ Leitourgós que significa servidor público, se asigna a una persona que realiza tareas para un reino, gobierno o estado, un funcionario del templo (santuario) o del evangelio. ♦ Diákonos que significa sirviente o siervo, se asigna a una persona en relación con su trabajo no como una posición en la sociedad, sino como función. B. EL CONCEPTO MAL ENTENDIDO U DESVIRTUADO DE LA PALABRA MINISTRO. 1. EL CONCEPTO SECULAR. ♦ Secularmente el concepto está asociado a los poderes de un estado particularmente al poder judicial (ministro de la corte suprema) y poder ejecutivo (los ministros de gobierno), sorprende que hoy llamemos ministros a políticos que tienen altos cargos relacionados con un campo concreto de gestión y que tienen subordinados bajo sus órdenes. 2. EL CONCEPTO RELIGIOSO U CRISTIANO EVANGELICO. ♦ El concepto religioso está asociado a un cargo o posición jerárquica, derivada cuando los líderes de la iglesia comenzaron a levantar estructuras de poder en forma de pirámide (el clero y laico), sorprende que de acuerdo a su etimología la palabra ministro adquiera una connotación jerárquica, por eso que la hablar de ministro nos imaginamos la estructura actual de la iglesia un pastor con corbata y saco, parado detrás de un pulpito teniendo una posición de poder. C. QUE ES UN MINISTRO. 2
  3. 3. D. LOS MINISTROS DEL ANTIGUO PACTO 1. Ministros en el A.T. a) En el Antiguo Pacto el pueblo de Dios estaba dividido entre:  Los Ministros, que realizaban constantemente el Ministerio, y el Pueblo de Dios que era ministrado.  Los ejecutores del Ministerio y los receptores  Los productores del Ministerio y los consumidores b) Los Ministros eran los Sacerdotes y los Levitas  En el Antiguo Testamento los únicos llamados “ministros de Dios” eran los Sacerdotes y Levitas  Aún los Reyes y los Profetas no eran llamados “ministros” de Dios 2. Los Ministros Principales del Antiguo Pacto: Los Sacerdotes a) Los Sacerdotes ministraban directamente a Dios y al Pueblo en el altar, y en el tabernáculo b) Los Sacerdotes eran los “puentes de Dios” a través de los cuales el pueblo le ofrecía a Dios y Dios le ministraba a los hombres 3
  4. 4. c) Los Sacerdotes eran las personas claves en todo lo que tenía que ver con la relación Dios-hombre y hombre-Dios  Remisión y perdón de los pecados  Reconciliación con Dios  Adoración a Dios  Juicio 3. Ministros - El trabajo de los Levitas  Los Levitas ministraban al Señor por medio de los trabajos de edificación y mantenimiento del tabernáculo y el templo de Dios  Los Levitas eran los proveedores de toda la logística para el servicio realizado por los Sacerdotes  Los Levitas eran los colaboradores de los Sacerdotes  500 años después de haber sido establecidos, David creó para los Levitas un ministerio musical. Sin embargo, la música no era su ministerio principal, sino un apéndice.  En ciertos períodos de la vida de Israel los levitas realizaron labor docente, enseñando al pueblo la Ley de Dios. E. LOS MINISTROS DEL NUEVO PACTO 1. EN EL NUEVO PACTO TODOS SON MINISTROS a) Todos son siervos y ministros de Dios 4
  5. 5.  Efesios 4:12 – “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”  Romanos 6:22 – “Más ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna”  Cada hijo de Dios es un siervo y ministro de Él, para “servirle” en Su Obra. Su calidad de ministro y siervo de Dios es una condición que posee desde el momento en que nació en Cristo y su espíritu fue regenerado. F. LOS DONES ESPIRITUALES PARA REALIZAR EL MINISTERIO a) Todos poseen dones para servir  1 Corintios 12:7-11 – “(7) Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. (8) Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; (9) a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. (10) A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. (11) Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere”  Cada hijo de Dios ha sido dotado de un stock de dones espirituales, que conforman y definen su perfil ministerial. Estos dones son parte del ADN ministerial que nos ha sido asignado por Dios. b) A todos fue entregada la gracia y el poder para ministrar  1 Pedro 4:10-11 – “(10) Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. 5
  6. 6. (11) Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo”  La Gracia de Dios tiene múltiples formas de manifestarse y fluir. Ella es una sola y procede del Padre, pero se manifiesta de múltiples formas.  Si alguien necesita ser sanado, la gracia fluye como sanación; si alguien está desorientado la gracia viene como guianza; si alguien necesita un milagro la gracia opera como poder; etc. c) Todos los dones espirituales edifican el cuerpo de Cristo  Efesios 4:12 – “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”  1 Corintios 14:12 – “Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia”  La Iglesia debe ser edificada, y esa labor nos ha sido asignada a todos los hijos de Dios, no solamente a los que lideran las congregaciones G. LOS MINISTERIOS PERFECIONADORES 6
  7. 7. 7
  8. 8. d) Todos son sacerdotes de Dios  Apocalipsis 1:5-6 – “(5) Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, (6) y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre”  1 Pedro 2:9 – “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”  Cada persona, al nacer en el Nuevo Pacto es convertida en sacerdote de nuestro Dios, por designación del Señor Jesucristo. Él, como sumo sacerdote de Dios según el orden de Melquisedec nos ha convertido en sacerdotes para nuestro Dios. e) Todos son enviados al mundo  Juan 20:21 – “Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío”  Juan 17:18 – “Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo”  La Gran Comisión es universalmente para todos los hijos de Dios. Todos hemos sido enviados por el Señor al mundo, para cumplir la misión para la cual fuimos traídos por Dios acá. f) Todos deben edificar el cuerpo de Cristo  Efesios 4:12 – “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo”  1 Corintios 14:12 – “Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia”  La Iglesia debe ser edificada, y esa labor nos ha sido asignada a todos los hijos de Dios, no solamente a los que lideran las congregaciones 1. Los Ministros Perfeccionadores 8
  9. 9. a) Los 5 Ministerios Perfeccionadores – El Equipo Docente  Efesios 4:11-16 – “11) Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, (12) a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, (13) hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; (14) para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, (15) sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, (16) de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.  Los Ministros Perfeccionadores tiene una labor fundamental en la capacitación del resto de los Santos para el servicio de Dios. Ellos son el cuerpo docente de Dios para formar en los santos un carácter maduro en Cristo, una visión clara de la Obra, y un obrero aprobado que sabe servir a Dios.  La autoridad de los Ministros Perfeccionadores tiene razón en función de tres cosas: (1) Capacitar a los santos para que estén preparados para hacer la obra del ministerio (2) Facilitar a los santos el acceso a la Obra con todas sus implicaciones, y empoderarles para el servicio del Señor (3) Liderar la Obra bajo la visión y el rhema de Dios.  Los 5 “para” de este pasaje clave:  a fin de perfeccionar a los santos  para la obra del ministerio  para la edificación del cuerpo de Cristo, (13) hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a 9
  10. 10. un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo  para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, (15) sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo  crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, (16) de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.  Perfeccionar es:  Capacitar, completar, adiestrar, entrenar  Formar a los santos en relación al perfil espiritual y ministerial que el Señor les ha dado  El ministerio de los santos es:  Ser sacerdotes del Nuevo Pacto en las tres dimensiones: hacia Dios, hacia la Iglesia y hacia el mundo.  Ser ministros competentes del Nuevo Pacto  Convertirse en edificadores del Cuerpo de Cristo  La edificación del cuerpo de Cristo es: • El resultado de la operación de cada miembro del cuerpo de Cristo ministrando a otros la gracia y los dones que ha recibido (Efesios 4:15-16; 1 Corintios 14:12) 10
  11. 11. • Las relaciones fuertes y saludables que el amor de Dios genera entre los hermanos cuando practican la comunión (Efesios 4:15-16) • El resultado de la liberación plena del ministerio de los santos (Efesios 4:12) b) El Apóstol  Las tareas del Apóstol tienen que ver primeramente con la plantación de la Obra en un lugar o territorio  El Apóstol es un pionero que abre camino para la Obra y los obreros. Él es el primero que llega como precursor.  Una tarea muy importante del Apóstol es establecer los cimientos de la Obra. Estos cimientos tiene que ver con lo fundamental sobre lo que está establecida la Obra: • Pablo nos enseña que el fundamento único sobre el cual la iglesia debe ser edificada es Cristo, la persona de Cristo (1 Corintios 3:10-11). Este es el primer fundamento, el fundamento basal. • Poner a Cristo como fundamento de la iglesia significa que lo haces a Él el centro de todo lo que la iglesia es y hace. Además, haces que los nuevos hermanos dependan total y exclusivamente de Cristo para su vida espiritual y para su vida terrenal y vivan haciendo todo para Él (Colosenses 3:17) • El segundo fundamento sobre el cual deben ser edificados los cristianos es el poder de Dios. La fe de los nuevos hermanos debe ser fundamentada no sobre la sabiduría religiosa sino sobre el poder de Dios (1 Corintios 2:1-5). Los milagros y demostraciones del Espíritu deben ser parte normal tanto en la fundación como en el vivir de la nueva iglesia. • El tercer fundamento son las palabras que Jesús habló y enseñó (Mateo 7:24-25). Las palabras de Jesús son espíritu y son vida para nosotros, por lo que son vitales para nuestra existencia espiritual y nuestro crecimiento en el Reino (Juan 6:63). 11
  12. 12. • El cuarto fundamento es la doctrina de los apóstoles (Efesios 2:20-22; Hechos 2:42). Una vez que Jesús se fue al cielo, se cumplió lo que Él les prometió en cuanto a que el Espíritu les enseñaría todas las cosas, haciéndoles recordar todo lo que Él les había enseñado, y trayendo nuevas revelaciones para la Iglesia. (Juan 14:25-26; 16:13-15). Estas nuevas revelaciones e instrucciones de parte de Dios para la Iglesia es lo que fue llamado “la doctrina de los apóstoles”. Gran parte de esa enseñanza apostólica quedó registrada en el libro de los Hechos, las Cartas Apostólicas y el Apocalipsis.  Es tarea fundamental del Apóstol establecer a los líderes pastorales de las Iglesias locales, y ayudar en el levantamiento y establecimiento de los ministros líderes en otras facetas de la Obra (profetas, maestros, evangelistas). Estos se convertirán más tarde en las siguientes generaciones de Ministros Perfeccionadores.  El Apóstol es el primer encargado de enviar a la Obra a los ministros que el Señor levanta.  El Apóstol debe dedicarse a descubrir y capacitar líderes para la Obra en los distintos niveles, con excepción quizá del liderazgo interno de la Iglesia Local; aunque a veces allí su consejo sabio también es necesario.  El Apóstol debe procurar para la Obra en su jurisdicción la Visión Rhema entregada por el Espíritu. Es parte esencial de su posición y función darle a la Obra el norte que Dios ha trazado para ella.  El Apóstol debe revisar los postulados doctrinales que profesa la Iglesia hoy, y con la revelación fresca del Espíritu establecer la doctrina que la Iglesia seguirá.  El Apóstol liderará la Obra, presidiendo fiel y dinámicamente el movimiento sobre el que Dios le ha puesto. c) El Profeta  El Profeta opera principalmente en el área de la revelación actual de Dios para la Iglesia, y principalmente, para el movimiento que el Señor está generando. 12
  13. 13.  El Profeta provee guianza para la Obra del Señor  El Profeta provee vigilancia y cuidado para la Obra  Es tarea del Profeta traer la reprensión del Señor cuando la Iglesia o los líderes se desvían (1 Corintios 14:3)  El Profeta provee el consuelo del Señor a la Iglesia (1 Corintios 14:3)  El Profeta es herramienta clave del Señor para abrir y liberar Sus propósitos para la Iglesia, la ciudad, o la nación.  Los Profetas son los líderes en las áreas de la revelación, la intercesión y la guerra espiritual; y en estas áreas deben entrenar a los santos en general, y mayormente a los que conforman la siguiente generación de profetas y videntes de Dios.  Los Profetas deben reunir a los profetas emergentes, y a los que en su Iglesia o Red que han sido fuertemente equipados con dones de revelación e inspiración, y conformar equipos proféticos, escuelas de profetas, y redes proféticas.  El Profeta es parte del equipo que envía a los ministros a la Obra (Hechos 13:1-3)  El Profeta es un activador de ministros que Dios usa para dar un empuje y velocidad a los ministerios (Hechos 13:1-2; 1 Timoteo 1:18; 4:14) d) El Evangelista  La principal tarea del Evangelista es la cosecha de almas para la plantación de nuevas Iglesias, y para el avance de las Iglesias ya establecidas.  También es tarea del Evangelista involucrar a las iglesias en la cosecha de almas, y entrenar a los hermanos para la evangelización contante  El Evangelista debe detectar a quienes tienen dones y llamado Evangelístico, y entrenarlos para el ministerio. 13
  14. 14. e) El Pastor  El Pastor es el ministro clave en la formación y el sostenimiento espiritual de la Iglesia Local  El Pastor es el encargado de cuidar el rebaño de Dios, y protegerlo de peligros espirituales internos y externos.  El Pastor tiene el encargo de Dios para procurar el alimento espiritual para los hermanos  El Pastor es el primer capacitador y entrenador en el ámbito de la Iglesia Local  Es también un gran facilitador de los ministros que se van manifestando en su Iglesia  El Pastor es un restaurador de los caídos y heridos f) El Maestro  El Maestro es principal responsable de nutrir espiritualmente a la Iglesia por medio de la enseñanza e instrucción de la Palabra de Dios  El Maestro debe ser un gran investigador de la Palabra revelada de Dios, y estar siempre abierto a recibir conocimiento y sabiduría celestial.  El Maestro debe perfeccionar a los santos por medio de su enseñanza liberadora. H. CLERICALISMO 14
  15. 15. 1. La historia del clericalismo en la Iglesia del Señor  La Iglesia Original era el conjunto de los ministros de Dios operando en el Espíritu, bajo el liderazgo de los Ministros Perfeccionadores.  Desde el siglo II la Iglesia fue experimentando un proceso degenerativo en su estructura organizativa, donde los obispos y ministros reconocidos fueron monopolizando el ejercicio ministerial y la autoridad en la Iglesia.  A medida que el tiempo fue pasando también fue profundizándose este proceso, llegando a dividir a la Iglesia del Señor en dos clases de cristianos: El clero y los laicos. El clero eran los cristianos que eran reconocidos oficialmente como ministros, y los laicos el resto de pueblo de Dios, de quienes no se esperaba que tuvieran un desarrollo ministerial.  El ministerio y la autoridad espiritual fueron monopolizados completamente por el clero.  Los Reformadores en el siglo 16, si bien expusieron la doctrina del “sacerdocio universal de los creyentes”, en la práctica mantuvieron casi intacta la división clerical de la Iglesia.  Por los últimos 500 años hasta el Concilio Vaticano II la Iglesia Católica continuó su doctrina y su práctica del clericalismo sin cambio. La Iglesia Evangélica por los siglos siguientes a la Reforma y hasta la última parte del siglo pasado mantuvo un clericalismo un poco menos radical que la iglesia Católica, pero igualmente restrictivo para el ministerio de los santos.  A fines del siglo pasado comenzó dentro de las iglesias cristianas un movimiento generado e impulsado por el Espíritu, que va creciendo en dirección a la liberación de los santos para el ministerio. Aún falta mucho para que el mundo evangélico acepte la plenitud ministerial, pero vamos en esa dirección. 2. La raíz del clericalismo en la Iglesia  Los orígenes del clericalismo tienen que ver con el Antiguo Pacto 15
  16. 16.  Israel estaba dividido en dos grupos generales: La tribu del sacerdocio y el pueblo.  La tribu de Leví a su vez estaba dividida en dos clases  Los sacerdotes, que realizaban el culto del Señor y ofrecían sobre el altar  Los levitas, que tenían a su cargo la logística del tabernáculo y templo, y eran los ayudantes de los sacerdotes en la provisión de los elementos para el culto, la limpieza, y el cuidado de los altares y mobiliario.  El sumo sacerdote era el jefe máximo de los sacerdotes y levitas, y el líder espiritual del pueblo de Dios.  La figura clerical de Israel es prácticamente la misma que practica la Iglesia Actual:  El clero evangélico:  Cabeza principal (sumo sacerdote) – Apóstoles y Profetas  Ministros del altar (sacerdotes) – Pastores, Maestros, Evangelistas  Colaboradores (levitas) – Músicos – Díákonos – Líderes -Predicadores  El pueblo – Todos los cristianos a quienes no se les reconoce un ministerio o un grado clerical. 3. Los males que el clericalismo produce  El clericalismo, si bien era el sistema establecido por Dios en el Antiguo Pacto, cuando es introducido en el Pueblo del Nuevo Pacto, produce una infinidad de males en la vida de la Iglesia.  Monopolio Ministerial 16
  17. 17.  Unos pocos se apoderan del derecho a ministrar y de la autoridad espiritual  Al resto del pueblo de Dios se le enseña que “no tienen ministerio”  También se le enseña que su deber es apoyar a “los que tienen ministerio”  Anulación del Ministerio de los Santos  Los Santos son anulados como ministros; se les considera el pueblo que no tiene ministerio, pero que necesita recibir la ministración de los que sí lo tienen.  Las iglesias se estructuran bajo el criterio de que el Pastor y los Obreros son los que ejecutan el ministerio, y la congregación es la que recibe el ministerio  La iglesia se convierte en productores y consumidores; quienes producen el ministerio y quienes lo consumen; obviamente, en esta falsa concepción de la Iglesia los santos son los consumidores.  Represión de los Santos  Los Santos no están “autorizados” para realizar tareas o funciones ministeriales, de manera que si alguno de los Santos de Dios se atreve a hacer tal cosa, seguramente será reprendido y sancionado.  En el sistema clerical los Santos son sistemáticamente reprimidos, limitados, o convencidos de que no son llamados, o que aún no están preparados para el ministerio.  Para la mentalidad clerical la idea de la “liberación de los Santos para el ministerio” es horrenda.  Pobreza Ministerial  Dios ha diseñado la Iglesia para que funcione ricamente con Su multiforme gracia. La gracia multiforme se manifiesta y fluye por el ejercicio de los dones que poseen todos los hijos de Dios. 17
  18. 18.  Si tan sólo un pequeño grupo de miembros del Cuerpo de Cristo puede ministrar sus dones y la mayoría debe reprimirlos, entonces la riqueza espiritual que existe en las iglesias locales será pobremente manifestada.  La pobreza ministerial existente en las iglesias locales es la razón de la escasez actual de la manifestación del poder de Dios, y de la sobrenaturalidad del pueblo de Dios.  Edificación deficiente  La Iglesia debe ser edificada como Cuerpo de Cristo, donde todos sus miembros funcionen, se desarrollen, y aporten al Cuerpo lo que tienen y han recibido de Dios.  Si los Santos no realizan el ministerio el Cuerpo de Cristo no puede ser edificado plenamente (Efesios 4:12-13)  Sólo cuando cada miembro del Cuerpo aporta su sobrenaturalidad y la medida de la gracia que ha recibido de Dios, entonces el Cuerpo crece y se edifica en el amor de Dios (Efesios 4:15-16)  Imposibilidad de funcionar como el Cuerpo de Cristo  El Cuerpo de Cristo nunca podrá funcionar con riqueza y plenitud mientras la mayoría de sus miembros no tienen la oportunidad de liberar lo que han recibido de Dios y ministrarlo a los demás.  El Cuerpo está funcionando realmente cuando cada uno puede ministrar a los demás lo que Dios le ha dado (1 Pedro 4:10-11)  Síndrome 20/80  El síndrome 20% activo y 80% pasivo es una realidad transversal a toda la Iglesia Evangélica en el mundo entero.  El clericalismo es uno de los factores más importantes que produce esta deformación en la vida de la Iglesia. 18
  19. 19.  La parálisis ministerial del 80% de la Iglesia es producto de la satánica doctrina clerical. 4. ¿Cómo nos deshacemos del clericalismo que impera entre nosotros?  Reconocer el clericalismo en nosotros  Renunciar al clericalismo en nuestra vida y en nuestras iglesias  Arrepentirnos ante el Señor y pedir perdón a los Santos  Estudiar profundamente el Nuevo Testamento para entender el diseño original de la Iglesia, y adquirir la visión correcta acerca de los Santos de Dios.  Deshacernos de la doctrina del ministerio quíntuple  Abrirnos a la revelación actual del Espíritu para recibir instrucciones y conocer la senda de regreso a la Iglesia Original  Obedecer al Espíritu y realizar en la Iglesia la reingeniería necesaria para que los Santos vuelvan a tomar su lugar como Ministros Operantes del Señor I. MINISTROS DEL ESPÍRITU 1. El órgano de ministración en el Nuevo Pacto – El espíritu regenerado a) En el Antiguo Pacto el órgano de ministración siempre fue el corazón b) El espíritu casi nunca es mencionado c) En el Nuevo Pacto el órgano de la vida espiritual es el espíritu regenerado d) En el Nuevo Pacto el órgano de la adoración es el espíritu 19
  20. 20. e) En el Nuevo Pacto el órgano del servicio es el espíritu f) En el Nuevo Pacto el órgano del ministerio es el espíritu g) En el Nuevo Pacto el órgano de la guerra espiritual es el espíritu h) En el Nuevo Pacto el órgano de la oración es el espíritu 2. Nuestro espíritu recargado a) Espíritu resucitado y regenerado b) Vida eterna (1 Juan 5:11-12) c) Naturaleza divina (2 Pedro 1:3-4) d) La Trinidad habitándote (Juan 14:16-17, 23) e) Ley interior (Hebreos 8:10-12) f) Unción interior (1 Juan 2:20,27) g) Mente de Cristo (1 Corintios 2:16) h) Dones del Espíritu (1Pedro 4:10; 1 Corintios 12:7-11) i) Fruto del Espíritu (Gálatas 5:22-23) j) La Palabra morando (Colosenses 3:16) 3. Las capacidades de nuestro espíritu  Nuestro espíritu regenerado tiene increíbles capacidades, por medio de las cuales puede percibir el mundo espiritual y operar dentro de él: a) Oír (Apocalipsis 1:10-11) b) Ver (Apocalipsis 1:12-16; 2 Reyes 6:17) 20
  21. 21. c) Hablar (1 Corintios 14:2) d) Orar, cantar, bendecir (1 Corintios14:15-16) e) Profetizar (1 Corintios 12:10) f) Adorar (Juan 4:23-24) g) Conocer (1 Corintios 2:11-12) h) Discernir (Hebreos 5:14; 1 Corintios 2:14-16; 1 Corintios 12:10) i) Gozarse, alegrarse, emocionarse (Lucas 1:47; Lucas 1:21) j) Conmoverse; entristecerse (Juan 11:33) k) Gemir (Romanos 8:23,26; 2 Corintios 5:1-4) l) Sujetarse (1 Corintios 14:32) m) Servir a Dios de diversas maneras (Filipenses 3:3) n) Estar ligado a un propósito divino y ser llevado en esa dirección (Hechos 20:22) o) Funcionar independiente del alma (1 Corintios 14:14-15; Hebreos 4:12) p) Ser trasladados o transportados (Ezequiel 11:1, 24; Apocalipsis 4:1-2; 2 Corintios 12:1-4) q) Salir del cuerpo y trasladarse a voluntad bajo la guianza del Espíritu (1 Corintios 5:3-5; Colosenses 2:5) r) Batallar contra las fuerzas del mal en el poder del Señor (Efesios 6:10-18) s) Vestirse la armadura de Dios (Efesios 6:10-18) 4. Conociendo y ejercitando nuestro espíritu a) El conocimiento de nuestro espíritu debe realizarse desde el renacimiento • Necesitamos aprender a orar en el Espíritu • Aprender a tener comunión con el Señor 21
  22. 22. • Aprender a oír al Espíritu y recibir enseñanza y guianza de Él b) Los programas de mentoría y discipulado deben tener una fuerte orientación al conocimiento de nuestro espíritu y la activación de sus capacidades c) Hoy necesitamos recuperar terreno en el conocimiento y la ejercitación de nuestro espíritu • A fin de recuperar nuestra consciencia de sobrenaturalidad • Para recuperar nuestras facultades sobrenaturales en Cristo d) Caminos para reconectarnos con nuestro espíritu y ejercitarlo en el servicio del Señor • Hablar en lenguas con interpretación • “Ir hacia nuestro espíritu” por medio de hablar • “Escuchar” a Dios dentro de nosotros – Oír al Espíritu • Operar en obediencia al Espíritu • Ministrar plenamente el poder de Dios • Ministrar a distancia 5. Ministrando desde nuestro espíritu  El ministerio del Nuevo Pacto es desde el espíritu  El ministerio es “con el espíritu”  El ministerio es el “del espíritu”, significa que el espíritu es el “ministro” de Dios en esta dispensación 22
  23. 23.  La ley puede ser ministrada por el “corazón”, pero la gracia sólo puede ser ministrada por el “espíritu”. 6. Ministrando la gracia y la verdad de Dios (Juan 1:17)  El Nuevo Pacto está establecido sobre 2 asuntos fundamentales: La gracia y la verdad  La verdad (aletheia) es la realidad de las cosas, la sustancia espiritual. • Las cosas tienen una manifestación física y una sustancia espiritual • Las cosas existen al menos en dos dimensiones: la visible y la invisible • Las cosas visibles a veces son muy diferentes en el mundo invisible • La realidad no es la visible, sino la invisible. • Lo invisible es lo verdadero; lo visible es ilusión y vanidad  La gracia es toda la manifestación de Dios; su dispensación para con nosotros • La gracia es todo lo que Dios nos da de Sí Mismo • La gracia es el poder de Dios, la vida de Dios, la Palabra de Dios, Dios mismos auto ministrándose a nosotros • La gracia tiene una multiforme manera de manifestarse (1 Pedro 4:10-11)  Somos ministros de la gracia y la verdad • Somos ministros no de lo visible sino de lo invisible • Somos ministros no de lo humano sino de lo divino • Somos ministros no del legalismo sino de la libertad en Cristo J. MINISTROS COMPETENTES 1. Nuestra Incompetencia para el ministerio 23
  24. 24.  La Palabra de Dios declara que sin Cristo somos incompetentes y no suficientes para el ministerio de Dios ( Corintios 2:14-16)  Jesús dijo que sin Él nada podemos hacer (Juan 15:5). Esto significa que todo lo que hagamos por nuestra fuerza en Su Obra, sin depender de Él, es “nada” para el Señor  Reconocer nuestra insuficiencia para el ministerio de Dios es el primer gran reconocimiento necesario para ser usados por Él.  Pedir que Él nos haga competentes operando en nosotros es el segundo paso para ser usados por Él (Hebreos 13:20-21) 2. ¿Qué es la “Competencia” en el ministerio?  “Jikanotes” - competencia, capacidad, suficiencia  “Jikanos” • Competente, suficiente, apto (2 Corintios 3:5) • Idóneo (2 Timoteo 2:2), • Digno, merecedor (Mateo 3:11) • Apropiado, adecuado, capaz • Grande  La competencia en el ministerio es la capacidad de hacer las cosas que Dios manda y desea que sus siervos hagan; es decir, que se es un ministro competente cuando Dios logra a través de nosotros lo que se ha propuesto en Su pueblo.  La competencia ministerial es la idoneidad espiritual con la que el Espíritu a los ministros del nuevo pacto, para que sean capaces y hábiles para realizar con su espíritu el Ministerio y la Obra de Dios.  La competencia que proviene de Dios nos hace apropiados e idóneos para realizar el ministerio del espíritu. 24
  25. 25.  La competencia que proviene de Dios es la gracia del Señor manifestada como capacidad, suficiencia, y habilidades sobrenaturales para el ministerio del nuevo pacto.  La competencia es gracia que se recibe, no habilidades que producimos • No la puedes producir de ninguna manera, porque es un don de Dios • Debes agradecer que el Señor te ha dado • En el ministerio del espíritu debes operar, no con tu capacidad natural, sino con la capacidad sobrenatural que te ha sido dada por el Señor  Nuestra Competencia es Cristo operando en nosotros. Él es plenamente suficiente en nosotros para todo el ministerio del espíritu y la gracia. 3. Se crece en la Competencia Divina para el Ministerio  Se crece en la competencia ministerial cuando creces en la gracia y en el conocimiento de Dios (2 Pedro 3:18)  Se crece en competencia divina cuando operas constantemente en ella, obedeciendo al Espíritu.  Se crece en competencia ministerial cuando creces en el conocimiento revelado del Señor y de su Palabra.  Se crece en competencia ministerial cuando creces en la operación y ejecución de los dones espirituales  Se crece en competencia ministerial cuando creces en el conocimiento de tu espíritu regenerado, y cuando creces en operar y ministrar desde tu espíritu. 25
  26. 26. 26

×