Glaucoma

8,819 views

Published on

glaucoma congenito, pediatria

Published in: Health & Medicine
0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
8,819
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
103
Actions
Shares
0
Downloads
305
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Glaucoma

  1. 1. Glaucoma Congénito Dr. Adolfo Schweikart S. Hospital Del Salvador
  2. 2. Glaucoma Congénito Generalidades Patogenia: Anormalidad de la malla trabecular Incidencia: 1 caso por 10.000 nacimientos Pronóstico: Causa importante de ceguera infantil
  3. 3. Glaucoma Congénito Edad de comienzo: nacimiento 30% primer año de vida 85% Sexo: 65% hombres Bilateral: 75% Herencia: autosómica recesiva
  4. 4. Glaucoma Congénito • Sospecha clínica por médico no oftalmólogo • Epifora • Fotofobia • Blefaroespasmo • Alteración rojo pupilar • Ojos grandes megalocornea • Cornea opaca
  5. 5. Blefaroespasmo
  6. 6. Epifora
  7. 7. Megalocornea
  8. 8. Glaucoma Congénito Confirmación diagnóstico por Oftalmólogo epífora Síntomas: fotofobia Blefaroespasmo •Examen bajo anestesia •Presión intraocular elevada •Buftalmo •Edema corneal •Estrías de Haab •Fondo de ojo: papila excavada •Gonioscopía alterada •Ecografía: medir longitudinal axial del globo
  9. 9. Presión Ocular Elevada
  10. 10. Exámen bajo Sedación
  11. 11. Glaucoma Congénito Enfermedades que pueden presentar glaucoma en la infancia: •Síndrome de la rubeola congénita •Aniridia •Síndrome de Axenfeld-Rieger •Anomalía de Peters •Neurofibramotosis •Síndrome Sturge - Weber
  12. 12. Anomalía de Peters
  13. 13. Aniridia
  14. 14. Síndrome de Sturge-Weber Glaucomas pediátricos secundarios Facomatosis: Síndrome Sturge Weber
  15. 15. Glaucoma Congénito Diagnóstico diferencial Obstrucción conducto lagrimal: epífora secreción Corneas grandes: megalocornea alta miopía Rotura membrana descemet: trauma del parto Opacificación corneal Distrofia endotelial hereditaria congénita
  16. 16. Glaucoma Congénito Manejo Derivación urgente Tratamiento quirúrgico goniotomía trabeculotomía Exito 80-90%
  17. 17. Cirugía Ocular
  18. 18. Goniotomía
  19. 19. Trabeculotomía
  20. 20. Glaucoma Congénito Seguimiento • Control a largo plazo • Mantener presión intraocular rango normal • Prevención ambliopía
  21. 21. Prevención de Ambliopía
  22. 22. Glaucoma Congénito Conclusión 1. Importancia del diagnóstico precoz 2. Tratamiento quirúrgico 3. Seguimiento de por vida
  23. 23. Generalidades • El glaucoma congénito se define como una anormalidad de la malla trabecular, causando presión intraocular elevada, edema corneal y daño del nervio óptico. • La incidencia es de un caso de glaucoma por cada 10.000 recién nacidos, pero puede ser mayor en comunidades con alta frecuencia de consanguinedad. • El pronóstico visual ha mejorado en los últimos años por el diagnóstico más precoz de parte de los médicos no oftalmólogos, derivación rápida y tratamiento quirúrgico. • Sin embargo, es una causa importante de ceguera infantil. Estudios en escuelas de ciegos en Chile indican que son causa entre 3 y 18% de los casos.
  24. 24. Edad de comienzo: • La gran mayoría de los pacientes (85%), presentan los síntomas durante el primer año de vida y el 30% de los casos en el periodo de recién nacido. Es más frecuente en el sexo masculino con un 65%. • Afecta a ambos ojos en un 75% de los casos. Su herencia es autosómica recesiva, sin embargo un porcentaje importante se presenta como casos esporádicos. • Un oftalmólogo general, habitualmente puede ver un caso de glaucoma congénito cada 5 años.
  25. 25. Sospecha clínica por médico no oftalmólogo: • Un médico no especialista en oftalmología, debería sospechar el diagnóstico en todo niño que presente epífora, fotofobia, blefaroespasmo. Si además presenta megalo cornea y/o corneas opacas, el paciente debe ser derivado en forma urgente al oftalmólogo.
  26. 26. Confirmación diagnóstica por oftalmólogo: • El médico oftalmólogo, confirma los hallazgos clínicos anteriores y debe realizar un examen bajo anestesia (ketamina, dormonid) donde consignara. • presión intraocular elevada (valor normal) en R N < 12 mmHg. • Buftalmo; el diámetro corneal normal de un recien nacido es habitualmente menor de 10.5mm. Se debe sospechar de diámetros corneales mayores de 12 mm en el primer año de vida. • Las estrías de Haab son roturas de la membrana de descemet que puede asociarse a edema corneal generalizado. • Gonioscopía puede revelar una inserción anterior del iris. No es específico. • Fondo de ojo: alta sospecha de glaucoma frente a nervio óptico con excavación papilar > 0.3 y especialmente si existe asimetría entre los ojos. • Por último, es importante medir en forma periódica la longitud axial del globo, que habitualmente está aumentada, en estos casos.
  27. 27. Enfermedades que pueden presentar glaucoma en la infancia: • Hecho el diagnóstico de estas enfermedades como sindrome de Rubeola congénita, sindrome Stuger Weber, aniridia, sindrome Axenfeld - Rieger, neurofiltromatosis, etc. El clínico debe ir en forma dirigida a descartar un glaucoma congénito. • Es necesario destacar que en países en vías de desarrollo, una causa importante de glaucoma congénito prevenible es el sindrome de reubeola congénita. • En Chile, por el esquema de vacunación a mujeres de edad fértil, esta enfermedad a disminuido sus tasas considerablemente.
  28. 28. Diagnóstico diferencial: • Un niño con obstrucción lagrimal presente epífora, pero sin fotofobia edema corneal y los otros síntomas de glaucoma. • Megalocornea: habitualmente con diámetros corneales de 14-16 mmHg. Pero, no presentan signos de glaucoma como presión intraocular elevada, excavación papilar aumentada, estrías de Haab, etc. • Trauma del parto: habitualmente después de uso de forceps,, se puede apreciar algún grado de edema corneal con rotura de membrana de descemet habitualmente verticales. No hay presión intraocular elevada, buftalmo ni alteraciones del nervio óptico. • Distrofia endotelial hereditaria congénita. Se presenta desde el periodo de recien nacido hasta el primero e incluso segundo año de vida como un edema corneal, bilateral, difuso, simétrico. Puede coexistir con fotofobia y blefaroespasmo. Sin embargo la presión intraocular es normal, no hay estrías de Haab ni daño del nervio óptico.
  29. 29. Manejo: El manejo del paciente con glaucoma congénito es quirúrgico. El tratamiento médico se reserva como una medida temporal mientras se prepara el paciente para la cirugía y/o como medida coadyuvante. Los medicamentos más utilizados son: • acetazolamida 10mg/hg • Betabloqueadores: Timolol y/o betaxolol 0.25% • Dorzolamida • Pilocarpina 1% • Latanoprost • Brimonidina: está contraindicado en niños porque pueden presentar depresión del S.N.S. (bradicardia, hipotensión, hipotermia, hipotonía, fatiga, apnea) Estos medicamentos deben ser usados con cautela, con la menor dosis y concentración posibles, atentas a sus reacciones adversas y tratar de disminuir su absorción sistémica, ocluyendo sistemáticamente la vía lagrimal en forma mecánica. (digital) Las técnicas quirúrgicas empleadas son la goniotomía que requiere cornea clara y trabeculotomía, que puede ser realizada en cornea edematosas. El control de la enfermedad se logra con una cirugía en un 60% aumentando a 80 o 90% en 2 cirugías. En casos refractarios se puede utilizar cirugías con válvulas de drenaje, ciclofotocoagulación y trabeculectomía con antiproliferativos.
  30. 30. Seguimiento: • Un paciente con diagnóstico de glaucoma congénito, una vez operado, debe ser controlado de por vida con el fin de mantener su presión intraocular a niveles normales. • Pesquizar complicaciones como opacidades corneales, desprendimientos de retina, estrabismo, vicio de refracción, especialmente miopías por crecimiento axial del globo ocular. • En suma, hay que estar muy atento a prevenir la ambliopía.
  31. 31. Conclusión: • El médico pediatra y el oftalmólogo, debe estar capacitado para el diagnóstico precoz de esta enfermedad. • El tratamiento quirúrgico tiene buenos resultados y los niños deben ser seguidos de por vida con el fin de no sólo mantener la presión intraocular en rangos normales, sino que mantener la función visual y prevenir la ambliopía.

×