• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Dia del profe
 

Dia del profe

on

  • 169 views

 

Statistics

Views

Total Views
169
Views on SlideShare
169
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Dia del profe Dia del profe Presentation Transcript

    • FELIZ DIA DEL PROFESOR
      A TODOS AQUELLOS QUE DEJAN ENSEÑANZA LES DEJO ESTAS FRACES
      “Escuelas que enseña contenidos el siglo XIX, con profesores del siglo XX, a alumnos del siglo XXI”
      Juan Ignacio Pozo"Es necesario aprender a navegar en un océano de incertidumbres a travésde archipiélagos de certeza“
      Edgar Morín
    • ¡¡¡ ENSEÑEMOS!!
      No critiques! Procura, mas bien,
      la colaboración con todos, sin hacer
      críticas. La crítica hiere y
      a nadie le gusta que lo hieran.
      La persona que tiene
      por costumbre criticar se verá, muy pronto, marginada.
      Si vez que algo anda mal, habla
      con amir y cariño y presta ayuda. Pero, por
      sobre todas las cosas, que sea tu ejemplo el que corrija.
    • Dios está en todas partes a la vez, en tus ambientes
      y dentro de ti! Jamás te abandona.
      Nunca estás solo. No permitas que las penas
      te perturben: Trata
      de conservar la calma y escuchar dentro de ti la palabra
      silenciosa de Dios. Así estarás
      en condiciones de vencer los obstáculos
      del camino y descubrir la verdad de las cosas y de las personas.
    • Acuérdate de que cosechamos, infaliblemente, lo que
      hayamos sembrado.
      Si sufrimos es que estamos cosechando
      los frutos amargos de los errores que
      sembramos anteriormente.
      ¡Pon tu atención en el momento presente!
      Siembra solo semillas de optimismo y amor,
      y recogerás mañana los frutos maduros
      de la alegría y la felicidad.
      Cada uno recoge ni mas ni menos, lo que sembró!
    • ¡No dejes que la calumnia te intranquilice!
      Todos estamos expuestos a la calumnia; pero aprende a superarla, quitando la razón al calumniador con una vida limpia.
      No le respondas a la violencia con violencia.
      No sufras por causa del calumniador.
      Perdona siempre.
      Haz que tu vida correcta jamás dé razón al calumniador.
    • Los consejos son ayudas, no cabe duda… Pero no olvides que la solución de nuestros problemas está dentro de nosotros mismos, en la palabra silenciosa que nace de nuestra conciencia, Que es la voz de Dios en nuestro interior.
      No te engañes: Sólo tú eres el responsable que elijas.
      Nadie responderá por ti.
      Por eso, vive realmente, de acuerdo con tu conciencia.
    • ¡Resuelve tu problema! Hace tiempo vives con el propósito de cambiar tu vida, de mejorar tus actos, de terminar definitivamente con tus deficiencias.
      ¡Entonces comienza ya!
      No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy!
      Es claro que todo no lo solucionarás de la noche a la mañana. ¡Pero comienza ya! Si caes de nuevo, no te desanimes: ¡Vuelve a empezar cuantas veces sea necesario!
    • ¡Aunque estés solo, sigue avanzando! Si los demás te abandonan, continúa tu marcha.
      Si tus caminos se vuelven oscuros, tienes una razón más para mantener encendida la luz pequeña de tu fe.
      No dejes que esa luz se apague porque te quedarías a oscuras.
      Ilumina con tu luz la oscuridad que te rodea.
    • Cada uno es responsable de sus propios actos. ¿Por qué, pues, te desanimas por lo que otros te hicieron?
      ¿Qué tienes tú que ver con eso? Sigue adelante, aunque todo el mundo estuviera en contra tuya.
      Tienes que vencer, aunque estés solo, Camina sin desanimarte, porque eres el único responsable de tus actos.
    • Nuestra inteligencia se halla dentro de la inteligencia divina que sostiene los universos infinitos. La energía de nuestra mente vibra con la fuerza mental de Dios, presente al mismo tiempo en todas partes.
      Procura mantenerte unido a la energía de Dios, y no conocerás la derrota. ¡Confía: Tú tienes ese poder! Puedes resolver todos tus problemas basta que lo quieras...
    • Cambia tu modo de pensar, y tendrás salud una buena y estable.
      Deja ya de lamentarte de tus enfermedades. Las enfermedades se agravan con nuestros pensamientos negativos.
      ¡Aleja la enfermedad, sintiendo que te vas a sanar!
      ¡Tú puedes sanar completamente! Todos los días mejoras, bajo todo punto de vista.
    • Aprende a descansar tu mente. Una mente cansada no puede pensar bien.
      Descansa la mente con ejercicios de higiene mental, para lograr todos los días mayor energía y fuerza.
      Un cerebro cansado altera el pensamiento. El pensamiento es la fuerza creadora más grande de la tierra.
      Proporciona descanso a tu cerebro, y podrás pensar con claridad y gozo.
    • ¡No des cabida a consejos malos! ¡No te dejes impresionar por palabras desalentadoras!
      Todos los problemas tienen solución, por más difíciles y complejos que sean.
      La energía divina que sostiene el universo está dentro de nosotros.
      Únete al pensamiento universal del Bien y del amor y vencerás todos los obstáculos.
    • ¡Piensa positivamente! Nuestros pensamientos emiten vibraciones que emanan del cerebro, y forman una atmósfera mental peculiar a cada persona.
      Según la clase de vibración del pensamiento, atraemos hacia nosotros todas las ondas semejantes.
      Si piensas negativamente, atraerás pensamientos negativos, empeorando tu estado.
      Piensa positivamente para atraer sólo pensamientos positivos de paz y prosperidad.
    • ¡Mantén una actitud de triunfo! Sí vez a alguien abatido y triste, pierde la confianza, porque ves que camina hacia una derrota segura. ¡No des nunca esa imagen de ti! Camina con la cabeza levantada, seguro y sonriente, e inspirarás confianza.
      Irradia energía y entusiasmo hasta en los movimientos de tu cuerpo.
    • No te angusties ni te intranquilices, y le evitarás molestias a tu cuerpo.
      La angustia es un factor bioquímico, que influye en las secreciones glandulares y produce demasiada adrenalina, estimulando, de forma exagerada, el sistema nervioso. De ahí a la enfermedad hay un solo paso.
      El nerviosismo perjudica las bases de la salud. Por lo mismo, no vivas angustiado: piensa continuamente que gozas de salud y conserva la calma y la tranquilidad.
    • ¡Tú jamás estás abandonado! Eso de ninguna manera.
      El padre no hace eso con nadie. A las aves las viste de plumas multicolores, embellece y perfuma las flores, alimenta a los insectos, para que no mueran de hambre siquiera un solo gusanito.
      Convéncete de que no caerá ni un solo cabello de tu cabeza, sin que Él lo permita.
      ¡Confía en El Padre!
      ¡Él jamás te abandona!
    • No bebas el veneno de la adulación, apártate de él. No confíes en las personas que te alaban sin motivos.
      Muéstrate abierto a la crítica honesta y ciérrate a la falsa cortesía.
      La crítica a nuestros actos puede convertirse en la voz de alerta que necesitamos para nuestro mejoramiento.
      Los elogios no merecidos nos perjudican y nos crean ilusiones.
      No hay nada tan frágil como una persona que vive de sus propias ilusiones.
    • Sé el mismo, dentro y fuera de casa. El hogar es la sociedad en miniatura. La sociedad es el hogar ampliado.
      En amabas partes sé el mismo: Hombre de palabra, que sabe lo que piensa, coherente en lo que hace, que mantiene la serenidad porque confía en sus valores.
      El hombre es lo que es…
      Sus expresiones externas son la manifestación del estado interior de nuestra alma.
    • Sé atento y comprensivo. ¡Muchas veces los que vienen a conversar contigo traen problemas recónditos, ocultos en el fondo del alma!
      No pierdas la calma, Tu que vislumbraste ya la luz de la comprensión de los hermanos.
      Mantén el equilibrio cuando se presente alguien perturbado. Sé atento y comprensivo: En el mundo hay muchísimos enfermos y tú tienes salud moral.
    • No busques los primeros puestos. Mientras más te expongas a las miradas ajenas, tanto más serás el blanco de celos y envidias. Las vibraciones negativas aunque no te hagan mal, podrán cansarte en el trabajo de defenderte.
      Procura obrar discretamente, pero con firmeza dejando que los vanidosos y superficiales aparezcan en una luz de la que tú no necesitas para brillar. El vidrio común brilla mucho con el sol, pero el brillo del oro está escondido en el cofre, sin que por ello valga menos que el vidrio
    • Evita el lujo innecesario. Todo lo que recarga
      el ambiente es molesto.
      Sé sobrio y natural. Lo artificial distorsiona
      y produce fatigas inútiles.
      La sobriedad comunica descanso al espíritu y al cuerpo. Sé sobrio y natural en todo, comenzando con tu persona y llegando hasta los muebles de tu casa. ¡Qué poco tiene quien se esfuerza por mostrar más de lo que tiene!
    • Demuestra alegría en la relación con tus amigos. Muchas veces la alegría espontánea de un saludo conquista un corazón y alivia un sufrimiento.
      La tristeza y el mal humor de un saludo destilan veneno en un corazón alegre. Despliega alegría y bienestar, frente a las personas conocidas, y te llegarán los buenos resultados de algo meritorio y bien hecho.
      Que tus amigos sientan el calor de tu corazón afectuoso, en la sencillez de su saludo alegre.
    • Trata a todos con amabilidad. Tu vecino de viaje, que está a tu lado, no es ni tu enemigo ni tu rival.
      Se trata, siempre, de un hermano al que tienes que acoger con simpatía.
      No lo estimules para que te sirva de consuelo sino sé generoso con él en animarlo.
      Porque, sin notarlo siquiera, estarás por recibiendo, en respuesta, las vibraciones agradecidas de su corazón.
    • Si alguien que está cerca de ti se queja de la vida, respóndele con palabras de aliento.
      No aumentes el peso de quien se siente abrumado con el peso de sus problemas. A quien se lamente de la vida muéstrale el lado bueno y hermoso que encierra la existencia.
      No contribuyas con tus propias lamentaciones a aumentar el desaliento de su compañero. Levanta sus ánimos, con corazón esperanzado y con palabras de aliento y entusiasmo.
      Posiblemente, éste sea el remedio que sane su corazón desanimado
    • ¡Despierta! ¡No dejes que la rutina destruya tu vida!
      Realizar tu trabajo con amor, siempre renovado, y te verás rebosante de alegría.
      La rutina produce cansancio y te rompe el alma, te deprime y te roba el entusiasmo.
      Reabastécete todas las mañanas de la alegría de vivir.
      Presta tu colaboración a todo el mundo y da a tus labores la alegría del espíritu, y recibirás por ello los bienes de la felicidad de tu trabajo.
    • No frecuentes lugares malos. No te relaciones con personas malintencionadas.
      Pero si tu presencia es para el bien de alguien, sin que tu espíritu se perjudique, arriesga tu virtud hasta en los antros del vicio.
      En ese caso aprende del sol que ilumina y purifica los pantanos sin que su rayo luminoso y caliente se retire embarrado y fétido. Sé el reflejo viviente de tu fe.
    • Que disfruten mucho este Día
      Les desea
      Rodolfo domínguez