0
VODKA

JALISCO
     Una partida de

MUTANTES EN LA SOMBRA




                                Dirigida por robroy

       ...
ÍNDICE
                     VODKA JALISCO – Mutantes en la sombra

                                              Master : ...
ESCENA 1 - ATENTADO Y PESQUISAS

TURNO 1 (Alejandro e Igor)
París, Francia. 10 de Octubre de 2001. 19:00 horas

Tras una r...
Igor
Aún con la empanada en la boca, Igor había contemplado la escena. La presentadora rubia
había informado de un nuevo a...
conversación. -...si...vaya...ajam...muy bien...- Ortega cuelga -...Vale pues nos vemos ahora-
Cuelgo y guardo el móvil, c...
El viaje había empezado ha cobrar efecto en Igor el cual había ido turnándose con Alejandro
para no cansarse demasiado. Aú...
-Pues la verdad es que preferiría no hacerlo, si están convencidos de que ha sido ETA el hecho
de que seamos españoles ser...
Alejandro
El control de carretera fue bastante bien, en contra de lo que yo esperaba no sospecharon de
una pareja tan rara...
Pasaron en coche, muy despacio, junto a la escena del crimen. A estas horas, únicamente un
par de agentes de la gendarmerí...
trabajadora. En esos momentos un poco de clase siempre se agradecía. Eso le faltaba a él. -
Ahora ya estaba. El nombre fal...
para poder inspeccionar el mapa mejor y con calma.

Igor no quería levantar sospechas bajo ningún concepto. Seguramente aq...
Tras esto vuelvo a dormir hasta las 11:30 me pongo la muda limpia y bajo a desayunar (más
bien tomar un café con croissant...
Igor trató de reflexionar sobre todo lo que habían vista hasta ahora pensando en alguna cosa
que se había dejado, algo que...
cuenta por la noche.

Salvo que Igor tenga alguna otra idea nos dirigimos al aparcamiento, volvemos a hacer el
número de l...
almorzaban. La conversación iba de tema en tema para terminar en el atentado.

Iratxe: En realidad no se sabe gran cosa. P...
La nueva información habría nuevos caminos, parece que la posibilidad de que hubiese sido una
agencia M se diluía pero aun...
Alejandro iba armado Igor no creía que iba a ser la solución más adecuada en caso de que
aquello se pusiese mal.

Ortega, ...
Alejandro e Igor levantaron el colchón de la cama y allí encontraron un par de identificaciones
falsas con la foto de Fran...
temprano acabaríamos en México. Igor encontró las fotos de una hermosa chica, que no tardó
en reconocer, tras sus breves e...
Igor sin embargo creía que era información seguramente muy confidencial. No les dejarían.

El otro dormitorio era muy dife...
“Hace tiempo ya que me siento sólo en esta ciudad… Normandía me llama. Pero el deber es el
deber. No puedo defraudar la co...
François?-

- Ortega nos dejó claro que estabamos solos y que era peligroso contactar.

Tras la lectura del diario desparr...
Alejandro
Mientras Igor relee el diario para encontrar algo más de información, yo memorizo las fotos, así
como intento re...
Mujer: ¿Caroline Weizegner? ¿La actriz de telenovelas? Menudo revuelo hubo. Lo siento
caballero, me temo que salió hace al...
Igor proponía lo del viaje con el simple motivo de que si Caroline aún viviese, le esperaría
posiblemente en el aeropuerto...
También le pido a Igor que memorice a los hombres de las fotos, sería bueno reconocerlos si
nos los topamos en algún sitio...
¿le estaría esperando?

Igor trató de ayudar a Alejandro el lo posible para que la realización del pasaporte fuese lo más
...
ESCENA 2 - MÉXICO LINDO

TURNO 1
Las investigaciones en Bayona se dieron por finalizadas. Ahora solamente quedaba por ulti...
En la taquilla 7568, encontraron unas llaves. Eran de un vehículo, un Jeep Cherokee, y una nota
con la posición donde lo e...
Igor
El viaje había dejado hecho polvo al joven reportero. Habían conseguido tener un viaje sin
ningún problema y ahora en...
que posiblemente aún tendrían posibilidades.

-Ánimos-se dijo Igor.

Al dar el primer paso hacia los aparcamientos la trip...
Los tres montaron en el todo terreno y abandonaron el aeropuerto, tomando ya dirección a
Monterrey.

Diego Darío: Mis supe...
Alejandro
A pesar de estar en un hotel agradable a miles de kilómetros de donde ocurrió la otra vez, volví
a tomar las hab...
gustaba ni un pelo al joven reportero. Al levantarse de la cama para ir a desayunar, las piernas
de Igor se le hicieron pe...
aguas fecales de las alcantarillas sobresalían hasta llenar algunas partes del almacén. Tras una
de las pocas paredes que ...
quot;Estoy de acuerdo contigo, wei. Aparquemos un poco más al norte hasta salir del meollo y
regresemos caminando. Apestam...
Alejandro
Aparqué un par de edificios más allá del almacén, miré a Igor para saber que opinaba él, que
parecía estar dudan...
– Entonces dime qué carajo hago yo aquí perdiendo el tiempo con un mamonazo.

Si dice que yo no soy fulanito o menganito, ...
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Vodka Jalisco
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Vodka Jalisco

2,186

Published on

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,186
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
21
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Vodka Jalisco"

  1. 1. VODKA JALISCO Una partida de MUTANTES EN LA SOMBRA Dirigida por robroy en los foros de PlataformaRol
  2. 2. ÍNDICE VODKA JALISCO – Mutantes en la sombra Master : robroy Pág. 3 .......................................................... ESCENA 1 – Atentado y pesquisas EITRI ............................................... Alejandro Immgrimsh ..................................... Igor Pág. 28 ........................................................ ESCENA 2 – México lindo EITRI ............................................... Alejandro Immgrimsh ..................................... Igor Figaro .............................................. Diego Dario Pág. 73 ........................................................ ESCENA 3 – Un tequila por favor EITRI ............................................... Alejandro Arroyo Immgrimsh ..................................... Igor Figaro .............................................. Diego Dario
  3. 3. ESCENA 1 - ATENTADO Y PESQUISAS TURNO 1 (Alejandro e Igor) París, Francia. 10 de Octubre de 2001. 19:00 horas Tras una reunión rutinaria para comentar el estado de las actividades de Heracles Francia tras la crisis de las Torres Gemelas, dos agentes, Alejandro Arroyo e Igor González decidieron ir a relajarse a un bar a tomar algo y a cenar lo que fuese. Llevaban una dura tarde de papeleo, debates y quebraderos de cabeza; los jefes quieren más suavidad en las acciones, pero las quieren más efectivas. Quieren discreción pero exigen que no haya fallos: las policías de todo el mundo están alertas en busca de los terroristas, sean quienes sean y actúen como actúen. Y claro, como siempre, el peso de todo esto recae en sus hombros… al fin y al cabo ellos son los currantes. Los agentes fueron a una pequeña cafetería restaurante de cocina española del centro de la capital francesa. Hacía frío y comenzaba a llover. Pidieron unos cafés y un poco de empanada de carne casera recién hecha. Un grato cambio, sin duda. Mientras apuraban sus cafés y pensaban en hincarle el diente a la suculenta empanada, el partido de fútbol Paris Sant Germain – Auxerre que estaban retransmitiendo por la televisión se ve interrumpido por un boletín de emergencia: Señorita rubia: Según nos informan los teletipos ha tenido lugar hace aproximadamente una hora un tiroteo en la ciudad de Bayona. Según los informes policiales, ha habido 3 víctimas, 2 hombres y una mujer. Parece ser que un grupo de personas se ha dado a la fuga minutos antes de la llegada de los gendarmes. Les mantendremos informados al final del partido de fútbol que estamos retransmitiendo. En el bar se hizo el silencio durante unos instantes… Los comensales se miraban incomodados por el silencio y nadie se atrevía a decir la primera palabra, aunque todos pensaban en lo mismo: quizás empujados por la corriente de “terrorismo-manía” que invadía el mundo en esta época, todo el mundo piensa en lo mismo. El bar seguía en silencio… y de repente, esta quietud se vio rota por el sonido de un teléfono móvil. Los agentes se miraron y sí, el teléfono era de uno de ellos. Alejandro tomó su móvil y comprobó que era su superior. Ortega: Malas noticias, chicos. No sé si os habéis enterado pero esos bastardos de la ETA han vuelto a hacer de las suyas. O al menos eso parece. La cuestión es que ahora le ha tocado a uno de nuestros chicos, François Valluer, un chico de un equipo Tango. Esto es una cabronada, y no se puede quedar así. François era un buen chico, de sólo 23 años, y esos hijos de puta se lo han cargado. Os quiero de camino a Bayona ya, y averiguad todo lo que podáis , pero nada de héroes, joder, con François hay bastante. No me hace falta recordaros que si pasa algo nadie os conoce, ¿no? Dicho esto colgó.
  4. 4. Igor Aún con la empanada en la boca, Igor había contemplado la escena. La presentadora rubia había informado de un nuevo asesinato justo antes de que sonara el teléfono de Alejandro. Este se había llevado el teléfono a la oreja contemplando a todo el café mirándole por romper el silencio angustioso que sólo el pitido del móvil había podido cortar como una hoja férrea. Igor siguió comiendo su empanada, mientras con una mano buscaba un apunte en su carpeta de trabajo de la mochila. Intentó escuchar algo de la conversación de Alejandro. Nada era imposible así que se balanceó hacia atrás con la silla para ponerse más cómodo en ella. Mirando hacia la barra observó como la gente aún seguía mirando el partido mientras que otros empezaban a hablar en voz baja de lo ocurrido. Finalmente Alejandro acabó de hablar por el teléfono y Igor giró su cabeza hacia él esperando contestación... Alejandro Había estado todo la tarde con papeles de un lado para otro y oyendo discusiones que no parecían llevar a ninguna parte, lo que me acabó produciendo un ligero dolor de cabeza que pedía a gritos un descanso. Por fin, al final del día, tenia algo de tiempo libre. Menos mal, espero que conozcan el significado de la palabra dormir. Me fui a cenar con un chico joven también español, Igor, era de los pocos con los que podía hablar sin necesidad de traductor y parece que estamos en la misma situación de novatos dentro de esta organización. Nos metimos en una cafetería española y pedimos unos cafés y empanada; algo rápido de comer y mucho más sano que la comida basura. Tras echar una rápida bendición procedemos a tomar lo servido mientras hablo con Igor sobre nada en particular para poder desconectar del trabajo. Conversación que termina en cuanto nos sirven la empanada. De vez en cuando miro distraídamente alrededor fijándome disimuladamente en collares, pendientes, relojes, etc pero rápidamente vuelvo a mis cabales. No...ahora he cambiado, tengo una vida nueva De repente la programación se interrumpe, ¿que estaba echando?¿un partido quizá?, y da un Boletín informativo de última hora, lo veo sin dejar de comer, enseguida se me viene a la cabeza el nombre de ETA...tres victimas, que Dios se apiade de sus almas. el boletín termina y se forma un silencio incomodo roto lo poco tiempo por el sonido de un móvil, el sonido es muy cercano y miro a Igor...él me mira a mi...¡Leches, es el mío! Cojo el móvil y miro quien es mientras apuro el último bocado de empanada.-Dime- Todo el mundo me mira así que prefiero disimular. Cita: Malas noticias, chicos... Mierda, empezamos bien. Sonrío y me recuesto en la silla mientras escucho el resto de la
  5. 5. conversación. -...si...vaya...ajam...muy bien...- Ortega cuelga -...Vale pues nos vemos ahora- Cuelgo y guardo el móvil, cuando vuelvo a coger la empanada Igor me esta mirando con cara de interrogante, -Apura la empanada que nos tenemos que ir YA. Te explico luego- Como la empanada lo más rápido que puedo, al acabar pago ambas quot;cenasquot; y nos vamos con tranquilidad. Ya fuera me dirijo al coche y le explico rápidamente a Igor la conversación lo más detalladamente que puedo. -¿Te llevo o tienes coche?- TURNO 2 Con prisas, Igor y Alejandro se acabaron las empanadas y tomaron un café bien cargado. Pagaron la cuenta y abandonaron la cafetería. Mientras iban a por el coche, Alejandro puso al día a Igor sobre el atentado de ETA en Bayona. Una de las víctimas era un M y eso no presagiaba nada bueno. El camino a Bayona desde París suponía un trecho bastante amplio, así que prepararon la radio del coche para mantenerse despiertos y compraron un poco de café… Eran unos 745 kilómetros de carretera pasando, entre otras ciudades, por Orleáns, Poitiers y Burdeos. Serían unas 8 o 9 horas de coche, así que podrían llegar allí a eso de las 4 o 5 de la mañana. Tampoco querían pisar mucho el acelerador, era de noche, llovía copiosamente y estaban cansados. Durante el viaje aprovecharon para charlar y conocerse mejor descubriendo que tenían bastantes cosas en común, entre ellas, que eran dos novatos en su primera misión importante. Eligieron una emisora de noticias para estar informados, pero alternando con música para amenizar el viaje. A lo largo de la noche, en las noticias escucharon algunas cosas interesantes: - La localización exacta del tiroteo fue la Plaza Charles De Gaulle en pleno centro de Bayona. - Dos horas después de tener lugar el tiroteo, un coche explotó en el cercano aparcamiento de Paulmy. No hubo que lamentar víctimas, aunque si grandes destrozos. - Al parecer las víctimas respondían a las iniciales de F.V., A.H. y M.V. - Una llamada en nombre de ETA en euskera realizada a una radio local de Bayona ha asumido la autoría del atentado, pero un par de horas después otra persona, esta vez en castellano, que decía hablar en nombre del grupo terrorista ha declinado toda responsabilidad de la banda armada sobre el acto. Cuando estaban a unos 40 km de Bayona se encontraron con un grupo de Gendarmes que daban el alto, uno por uno, a todos los vehículos que llegaban y a los que salían de la ciudad. Un control policial... Igor
  6. 6. El viaje había empezado ha cobrar efecto en Igor el cual había ido turnándose con Alejandro para no cansarse demasiado. Aún así, el viaje era largo. En el viaje, la radio les había proporcionado gran cantidad de información que Igor había podido apuntar en una hoja de su carpeta de dibujo. Durante el viaje, él y Alejandro, habían tenido alguna conversación bastante interesante sobre sus vidas. Los dos sin embargo, sabían que no se habían contado todo y que los dos tenían un pasado el cual querían dejar mejor en sus mentes. Al llegar a la caravana producida por los coches que esperaban pasar, Alejandro conducía. Igor se irguió intentando ver a través de la lluvia y de la noche oscura que atormentaba el cielo. -Un control policial- dijo Igor. Igor no sabía si era conveniente llamar demasiado la atención y dirigirse al control. Así que lo debatió unos instantes con Alejandro.. ¿Crees conveniente entrar en el control?- Dijo Igor al piloto del vehículo. Alejandro El viaje se me hizo larguísimo, afortunadamente no lo hacia solo e Igor era una buena compañía, sin agobiar con preguntas incomodas, al igual que yo no se las hacía a él. En las noticias daba cosas muy interesantes: una bomba poco después del tiroteo; las iniciales, de las cuales unas coincidían con el nombre de François Valluer nuestro compañero de Heracles, ummm...otro apellido con V...¿quizá sea un pariente? aunque es poco probable; y lo más sospechoso de todo, dos llamadas supuestamente de ETA, una reconociendo la autoría y otra negándola. Iba memorizando la información, lo cual no me costó demasiado pues siempre he tenido buena memoria y cada nueva noticia la repetían varias veces. Para mi ya no había dudas de que ETA no realizó el atentado y así se lo expuse a Igor: -No creo que haya sido ETA. Primero, por lo que yo recuerdo la banda nunca ha atentado en Francia, y menos para matar franceses, eso sólo haría que el gobierno francés se tomase aun más en serio la lucha antiterrorista. Segundo, las veces que los etarras se arriesgan a actuar en campo abierto y propinar disparos, actúan en parejas y solo escogen una victima aquí hay tres victimas y la chica del primer boletín informativo habló de un grupo. Tercero y último nunca han tenido reparos en confesar su autoría y a mi esa rectificación me hace pensar que alguien intenta cargarles el muerto.- Me quedo pensando unos momentos por si Igor quiere decir algo. -Y luego está lo de que quot;casualmentequot; una de las víctimas sea un M. Te puedo asegurar que esas agencias del gobierno que nos persiguen no suelen tener reparos a la hora de eliminar a la gente. Espero no tener razón y que realmente haya sido ETA, de lo contrario se nos complicarían mucho las cosas.- Unos cuanto kilómetros antes de llegar hay un control de policía, en cuanto los veo decelero y rápidamente busco un desvío, gasolinera, zona de descanso. Un control policial.....¿Crees conveniente entrar en el control?
  7. 7. -Pues la verdad es que preferiría no hacerlo, si están convencidos de que ha sido ETA el hecho de que seamos españoles será una excusa más que suficiente para registrarnos. Si puedo parar o desviarme sin llamar mucho la atención lo hago y ya pensamos algún modo de pasar el control, pues aunque nos desviemos seguramente tarde o temprano pillaremos otro. Si no puedo hacerlo me adentraré con normalidad en el control esperando que no pase nada y le diré a Igor: - Si no nos bajan del coche para registrarme no habrá problemas(llevo un arma encima), el vehículo que lo registren si quieren, no llevo nada en él. Por cierto...¿sabes francés? En cuanto nos paren entregaré la documentación pertinente, si nos hacen preguntas pediré que sean en español. TURNO 3 Ante el inminente control de la Gendarmería gala, aminoraron la marcha, pero la única forma de evitar el control era hacer un cambio de sentido invadiendo el carril contrario. Desde luego no parecía lo más aconsejable. Alejandro comprobó que su arma estaba bien oculta en su funda. Igor bajó el volumen de la radio mientras avanzaban hacia la policía. El Audi llegó a la altura de uno de los Gerdarmes que hizo un gesto para parara. Alejandro bajó la ventanilla y el policía habló en francés. Los dos jóvenes M se miraron encogiéndose de hombros y el agente repitió sus palabras, esta vez en castellano con un fuerte acento. Gendarme: Documentación por favor, del vehículo y la de ustedes. Los agentes M entregaron los documentos que les solicitaron manteniéndose en todo momento con unos nervios de acero y sin hacer ningún gesto que pudiera parecer sospechoso. El policía, tras breves momentos les devolvió los papeles y el DNI indicándoles que continuaran su camino. En apenas media hora después del control policial, llegaron a la ciudad de Bayona. Bayona, Francia. 11 de Octubre de 2001. 04:30 horas En Bayona confluyen el torrente La Nive y el río Adour, y es la mayor capital del País vasco- francés, con una mezcla de estilos que se remonta a la época romana, cuando se denominaba Lapurdum. Tiene un fuerte toque occitano, lengua que aún repercute por sus callejas y cuestas empedradas y resbaladizas. En el casco antiguo de Bayona, permanecen los vestigios de las fortificaciones romanas, medievales y de las que erigió a finales del siglo XVII el militar francés Sébastien Le Prestre de Vauban. En el interior de las murallas de Bayona se encuentra la catedral gótica de Santa María. Bayona es una ciudad de 42 mil habitantes con gran potencial turístico y comercial, no en vano el suyo es un puerto bastante importante.
  8. 8. Alejandro El control de carretera fue bastante bien, en contra de lo que yo esperaba no sospecharon de una pareja tan rara como la que formamos Igor y yo. Al entrar en la ciudad me dirigiré a la plaza Charles de Gaulle y, si no lo han cerrado, aparcaré en el aparcamiento de Paulmy o, en se defecto, en un lugar cercano. Mientras me dirijo allí, comento: -Vamos a pasarnos por el lugar del atentado, a ver como está la cosa. Si está muy vigilado creo que lo mejor será ir a dormir; unas horas de descanso no nos vendrán mal. Pero si podemos quot;husmearquot; ahora, mejor que mejor... Aunque otro cafetito... Le propongo buscar un hotel cercano al lugar para hospedarnos.- Busquemos un hotel por aquí cerca, en esta zona sin duda será donde más rumores se escuchen.- Al pasar por la plaza y el aparcamiento intento ver (y memorizar) el dispositivo de seguridad que se ha montado en ambos lugares, también si están investigando o lo han pospuesto para hacerlo de día, la prensa que hay y otras curiosidades. Al dirigirnos a buscar un hotel, después de aparcar, también pasaremos por el lugar para ver estas cosas más detalladamente y entonces ya decidimos si dormir o comenzar las pesquisas (a no ser que Igor tenga otra idea). Igor El control policial había sido muy facil de pasar. Aquello era un poco sospechoso pero Igor no le dio mucha importancia más. Alejandro conduciría el coche hasta la plaza Charles de Gaulle y en caso de no poder acercarse demasiado buscarían un lugar próximo donde dejar el coche. Igor estaba cansado. La idea de buscar un hotel le agradó, pero pensó que ya era hora de dar algún sentido a la misión. -Alejandro, estoy de acuerdo contigo. Los dos estamos muy cansados pero deberíamos pasar por el lugar de los hechos. Nuestra misión consiste en ello- dijo Igor.- Seguramente la zona esté acordonada. Dejaremos el coche a algunas manzanas del lugar para no llamar la atención. Además, aunque a pie seamos más lentos, nos podríamos separar en caso de que se produzca algún altercado. -Necesitamos un plano detallado de la ciudad. Para en alguna estación de servicio, además no me iría mal un trago de cerveza. TURNO 4 Bayona, Francia. Lunes, 11 de Octubre de 2001. 04:30 horas. Pese al cansancio, Alejandro e Igor se dirigieron a la Plaza Charles de Gaulle. Después de todo. tal vez la nocturnidad jugase a su favor.
  9. 9. Pasaron en coche, muy despacio, junto a la escena del crimen. A estas horas, únicamente un par de agentes de la gendarmería francesa vigilaba la zona. Estaban guarecidos de la lluvia bajo unos soportales cercanos. A las puertas de un Ford Focus blanco de matrícula española se podía ver las siluetas blancas y lo que la lluvia había dejado de los charcos de sangre que marcaban la situación de las tres víctimas. El coche estaba lleno de balas, como si hubiese sido blanco de algún tipo de ráfagas. Toda la zona había sido acordonada por la policía y había que circular por un solo carril. En la propia plaza, apenas a medio centenar de metros, había un hotel. Parecía una buena base de operaciones. Sin descartar la opción de echar un vistazo a la escena del crimen antes de que amaneciera y se llenara de periodistas, curiosos y más agentes, entraron en el parking del hotel dispuestos a tomar algo, coger habitación y planear sus próximos movimientos. Alejandro Pasamos por la plaza del atentado y comprobamos que casi no hay vigilancia, también vemos un hotel en dicha plaza. - Creo que ese hotel es bastante bueno para que lo usemos, si no te parece mal te dejo a la entrada. Tu coge una habitación en las primeras plantas y yo la cogeré en las últimas, seguro que no hay problema de alojamiento después del atentado. Aun queda unas horas para amanecer y apenas hay vigilancia, yo necesito una ducha para despejarme un poco así que si eso en media hora nos encontramos en el Hall y ya vemos lo que hacemos. Tras dejarle a él en la entrada aparco en el parking del hotel, cojo la bolsa/maleta donde siempre llevo una muda limpia y pido una habitación en las últimas plantas en recepción (alegando que no quiero ruidos o algo así). Una vez en la habitación me doy una ducha rápida, me pongo la misma ropa que traía antes y bajo al hall. Una vez nos reunamos, si Igor quiere podemos tomar algo en algún sitio cercano que este abierto. Como plan de acción yo propongo: -¿Qué te parece si uno de nosotros desvía la atención de los gendarmes mientras el otro se acerca a la escena? Igor Igor dejó a Alejandro cuando este se disponía a aparcar el coche en el aparcamiento del hotel. Alejandro lo había citado para quedar con él una media hora más tarde en el Hall del Hotel. Tras despedirse de su compañero, Igor se adentró en el hotel. Pidió amablemente una habitación sin llamar mucho la atención. Igor sabía que su petición sería vista como extraña esa misma noche. La recepcionista le pidió el nombre y Igor dudó un momento. Esperaba que la recepcionista no se percatara de su duda. -Juan Rodríguez, señorita, Rodríguez Muñoz. En aquellos momentos Igor pensó en Alejandro. Su mera presencia habría convencido a la
  10. 10. trabajadora. En esos momentos un poco de clase siempre se agradecía. Eso le faltaba a él. - Ahora ya estaba. El nombre falso era convincente, o eso pensaba. TURNO 5 Los dos agentes, cansados del largo viaje, decidieron darse unos minutos para ducharse y tomar algo antes de comenzar sus indagaciones. Igor utilizó un nombre falso para registrarse en el hotel, pero no tuvo problemas para conseguir habitación. Media hora más tarde, ya duchados, planearon su modo de actuar. Alejandro: ¿Qué te parece si uno de nosotros desvía la atención de los gendarmes mientras el otro se acerca a la escena? Igor, con sus antecedentes de periodista, sacó su cámara y pensó en hacerse pasar por reportero, así tal vez los dos podrían observar de cerca la escena del crimen. Se acercó a la pareja de gendarmes de guardia, que por suerte chapurreaban castellano. Igor: Buenas noches, somos periodistas enviados de El Norte de Castilla. Ya sé que es un poco tarde, pero hemos hecho un largo viaje para llegar hasta aquí y nos gustaría hacer algunas fotos y echar un vistazo. Agente: Bien, pero no toquen nada. Había sido más sencillo de lo que esperaban. Igor comenzó a hacer fotos mientras Alejandro hacía como que tomaba notas, mientras ambos intentaban buscar alguna pista en aquel lugar. El Focus estaba lleno de balas, como si hubiese sido blanco de algún tipo de ráfaga. Sin duda no era el modus operandi de la banda terrorista ETA. Cuando estaban a punto de marcharse de allí, Alejandro descubrió revoloteando a unos 5 metros del coche un trozo de un mapa de carreteras. Lo cogió asegurándose de que no le veían. De un primer vistazo, no pudo saber de dónde era, pero lo examinarían más cuidadosamente después. Agradeciendo a los policías su colaboración, los agentes de Heracles abandonaron la escena del crimen. Igor Igor había tomado las fotos necesarias. El control policial había sido nulo Alejandro y él habían podido entrar con facilidad. Alejandro, tras inspeccionar a fondo el lugar del crimen, encontró un trozo de un mapa de carreteras. Una vez los dos se alejaron prudentemente Igor se dirigió a Alejandro. -Alejandro, no creo que sea de buena idea que nos vean aquí. Vayamos a algún lugar segura
  11. 11. para poder inspeccionar el mapa mejor y con calma. Igor no quería levantar sospechas bajo ningún concepto. Seguramente aquel fragmento les ayudaría pero les faltaban aún algunas cosas por hacer. Alejandro Pudimos inspeccionar la zona sin demasiados problemas por parte de los policías, pero entre la lluvia y la poca iluminación no conseguimos gran cosa salvo un trozo de papel que vi casi de casualidad. Tras despedirnos de los gendarmes nos alejamos hacia el hotel, por el camino conversamos casi en susurros. Alejandro: Encontré un trozo de papel, parece de un mapa, pero no distinguí de donde, está bastante húmedo y prefiero no toquetearlo no valla a ser que se rompa aun más. Habrá que mirarlo con más calma Igor: Alejandro, no creo que sea de buena idea que nos vean aquí. Vayamos a algún lugar seguro para poder inspeccionar el mapa mejor y con calma. Alejandro: Volvamos al hotel, pondré el papel a secar y ya mañana le echamos un vistazo más a fondo, ahora creo que es mejor descansar para estar lo más frescos posible, cansados no lograremos nada. Antes de llegar al hotel me separo de Igor y me dirijo al coche para recoger el mapa de carreteras y el callejero de Bayona, y así de paso entrar por separado. - Voy hasta el coche a recoger los mapas que tenemos para ver si podemos compararlos con el papel, si te parece bien nos vemos mañana a eso de las 12:00 en mi habitación, es la 408... Hasta mañana. - Ya en mi habitación dejo el papel con cuidado extendido en algún sitio plano, tras lo cual programo el teléfono de la habitación para que me despierte más o menos al amanecer (¿a las 8:00?), o llamo a recepción según funcione la cosa. Dejo una silla en un equilibrio precario pegando con la puerta y coloco un vaso encima (o algo de cristal) de forma que si se abre la puerta tanto la silla como el vaso se caigan y me despierten, además duermo con el arma bajo la almohada. Cuando me despierte al amanecer echo un vistazo por la ventana para ver como está la plaza y que tal es la iluminación (no vaya a ser que calculase mal la hora), me lavo un poco la cara para despejarme y compruebo que el papel se esté secando bien (si no es así puedo ponerlo en algún sitio que de el sol). Tras esto me acomodo y proyecto mi mente (viaje astral) hacia el coche y la escena, aprovecho para mirar las cosas que no pudimos mirar en persona: dentro y debajo del coche, entre los asientos y todos los lugares inaccesibles pues con mi forma incorpórea no supone ningún problema, también miro dentro de la guantera y el maletero aunque si están cerrados tampoco creo que vea nada. Si ya están investigando también aprovecho para escuchar, aunque seguramente hablen en francés y no me entere de nada.
  12. 12. Tras esto vuelvo a dormir hasta las 11:30 me pongo la muda limpia y bajo a desayunar (más bien tomar un café con croissant). Pago otro día de habitación y pregunto si tienen servicio de lavandería. Luego me vuelvo a subir y espero a Igor para ponernos a comparar los mapas, y compartir la información que haya obtenido (si obtuve algo) TURNO 6 Los agentes se retiraron al hotel, quedando a mediodía en la 408, habitación de Alejandro. Éste llevaba el trozo del mapa de carreteras que había encontrado y pidió que le despertaran al amanecer. Cuando sonó la alarma, Alejandro se preparó para usar uno de sus poderes M, el viaje astral. Se sentó en el borde de la cama y comenzó su viaje... Su cuerpo permaneció en la habitación 408 del hotel, pero la presencia astral de Alejandro viajó de nuevo a la escena del crimen. Ahora había varios agentes y una grúa se disponía a llevarse el Ford Focus una vez que ya habían recogido todas las pistas. Tuvo tiempo de fijarse mejor en las siluetas que marcaban la posición de los cadáveres. Al parecer uno de ellos murió dentro del vehículo, otro apenas tuvo tiempo para abrir la puerta del conductor antes de morir justo frente a ella, mientras el tercero, que intentó huir fue abatido a pocos metros del coche. El maletero y la guantera estaban cerrados y los gendarmes hablaban en francés. Sin embargo vio a un oficial de la policía gala echando un vistazo a una carpeta que contenía el informe de una de las víctimas. Estaba en francés, pero pudo ver su foto y su nombre: Antonio Huesca, mexicano. Viendo que no conseguiría más información, regreso a su cuerpo, y trató de recordar la hoja del informe que había visto. Después volvió a acostarse. Igor se despertó a eso de las once y ya no se volvió a dormir, quedaba poco para mediodía y después de una ducha caliente se preparó para reunirse con su compañero. Alejandro se despertó poco después y minutos después recibió a Igor en su cuarto. Se pusieron al día y observaron el trozo de mapa, que ya estaba seco, aunque bastante arrugado. A primera vista parecía harto complicado distinguir el origen de ese pedazo de mapa, pero tras un segundo vistazo, Igor creyó reconocer algo. Si sus conocimientos de geografía no le fallaban, el mapa era un trozo del estado de Nuevo León, México, cuya capital es Monterrey. Igor El mapa que Alejandro había encontrado concordaba exactamente con una región de México. Ahora ellos se encontraban en Francia. Aquellos hombres asesinados debían buscar algo bastante importante ya que no se viene cada día desde México hasta Francia. -¿Sería posible preguntar a la Compañía algo relacionado con Nueva León?-dijo Igor a Alejandro. -¿Qué era lo que hacían aquí esas personas?
  13. 13. Igor trató de reflexionar sobre todo lo que habían vista hasta ahora pensando en alguna cosa que se había dejado, algo que se les había pasado por alto. Posiblemente Alejandro vio algo a lo que no pudo acceder. Al estar allí la noche anterior, ni Igor ni Alejandro pensaron en registrar el maletero. No tenían permiso para ello pero posiblemente les hubiera costado algún que otro mal de cabeza. -¿Había alguna manera de poder echar un vistazo? Alejandro El viaje astral me reportó cierta información relevante, a François le acompañaba un mejicano, lo cual me resultaba bastante extraño. En un principio pensé que habían ido a por nuestro compañero y que las otras dos víctimas sólo estaban en el lugar equivocado, pero el hecho de que viajasen todos juntos me hacía plantear varias preguntas ya que Ortega no dijo nada de que conociese a las otras víctimas. ¿François estaba actuando por su cuenta o realizaba una misión de la que no nos han querido informar?. Con estas dudas me volví a quedar dormido. Igor apareció a los pocos minutos de que regresará a la habitación tras desayunar. Enseguida nos pusimos con el mapa pero estaba muy deteriorado y mis conocimientos de geografía no eran suficientes, lo único claro es que no tenía nada que ver con los mapas con los que lo estábamos comparando. Mientras Igor echaba una segunda ojeada le conté lo que había descubierto horas antes: - Está mañana me he dado otra vuelta por el lugar del atentado, al parecer todos viajaban juntos. Quizá Ortega nos pueda poner al corriente de que se traía entre manos François...También averigüé que el hombre que lo acompañaba se llamaba Antonio Huesca, al parecer era mejicano. Ahora solo nos queda saber la identidad de la mujer. Casi al mismo tiempo que decía la palabra quot;mejicanoquot; Igor calló en la cuenta que el mapa era de una región de Méjico. Igor: - ¿Sería posible preguntar a la Compañía algo relacionado con Nueva León? ¿Qué era lo que hacían aquí esas personas? - El jefe me llamó al móvil a si que tengo su número registrado pero antes tendríamos que averiguar la identidad de la mujer...aunque quizá no nos contaron todo lo que saben y nos puedan ahorrar ese trabajo. - De todas formas que la región que se vea en este trozo sea de Nueva León no quiere decir nada, lo más probable es que en el mapa saliese todo el pías. ¿hay alguna señal distintiva? quizá hasta tengamos suerte Me acerco y miro el mapa para ver si se detecta alguna señal hecha a lápiz o a bolígrafo, y ya de paso que es lo que hay por el reverso. Una vez mirado ambos nos quedamos pensando cual sería nuestro siguiente paso en la investigación. Tras unos momentos: - ¡La bomba! - Digo sobresaltado. - Ya se me había olvidado, aun tenemos que echar un vistazo a la explosión que hubo en el aparcamiento, vayamos antes de comer quizá aun quede algo que nos sea de utilidad. Por la tarde si eso podemos ir al depósito de cadáveres o a algún otro sitio, me gustaría tener algo más de lo que informar antes de llamar. ¿Qué necesitas para poder revelar las fotos? Quizá haya en ellas algo de lo que no nos dimos
  14. 14. cuenta por la noche. Salvo que Igor tenga alguna otra idea nos dirigimos al aparcamiento, volvemos a hacer el número de la pareja de periodistas, y a ver que encontramos. Tras esto podemos ir a comer, o si nos da tiempo a comprar los materiales que necesite Igor para lo del revelado. Por el camino y durante la comida comento algunas cosas sobre la investigación, como que tenemos a un francés y a un mejicano en un coche de matricula española, por lo que presumiblemente vengan de España. La relevancia del mapa, pues al haber un mejicano en el grupo puede ser que lo llevase en su equipaje sin ningún motivo especial. Ante la idea de poder registrar el coche lo único que se me ocurre es hacernos pasar por detectives o colarnos en el desguace de la policía, lo más factible seguramente sea lo segundo (no tenemos ni idea de francés) y es mejor hacerlo de noche, aunque lo veo muy complicado. TURNO 7 Cuando Igor y Alejandro salieron de su hotel comprobaron los avances que había hecho la gendarmería: una grúa ya había retirado el Ford Focus. En el escenario del crimen ya no quedaba más que los restos de las siluetas de tiza que marcaban el punto donde encontraron los cuerpos sin vida de las víctimas, y algunos charcos de sangre ahora tapados con arena o serrín. La circulación, antes cerrada en dos de los tres carriles, ya se había restablecido casi por completo salvo en una pequeña zona marcada con conos. Una pareja de agentes controlaba el tráfico en la plaza y varios periodistas y cámaras de televisión hacían su trabajo preparando los informativos. Ya no llovía aunque el cielo estaba plomizo. La cercanía de Bayona a Euskadi y el hecho de que se sospechara que ETA pudiera estar detrás del atentado, habría atraído a varios periodistas españoles a la zona. Cuando se acercaban a la zona vieron entre el grupo que filmaba o fotografiaba la escena, a una joven periodista que hablaba a cámara. Tanto en su micrófono como en la cámara de televisión que la grababa se podía ver ETB, Euskal Telebista. Era una buena ocasión para intentar obtener algo de información. Esperaron a que acabara su reportaje y entonces, mientras el cámara recogía su equipo, Igor se acercó a ella seguido por Alejandro. Igor: Hola buenos días, perdona que os molestemos. Periodista: ¿Qué? Ah, hola. Tranquilos no pasa nada. Vaya movida, ¿eh? Igor: Pues si, de las gordas. Verás somos de El Norte de Castilla y esto nos ha pillado de vacaciones por esta zona, pero nos ha llamado nuestro jefe pidiéndonos un artículo y... Un momento, antes de nada, mi nombre es Igor y mi amigo es Alejandro. Iratxe: Encantada, yo me llamo Iratxe y él es Gonzalo - el cámara hizo un gesto con la cabeza a modo de saludo y terminó de guardar todo - ¿Os apetece tomar algo y charlamos? Vendrán a recogernos enseguida, pero tenemos unos minutos. Alejandro: Estupendo, vamos. Los cuatro quot;periodistasquot; fueron a una cafetería cercana y charlaron amigablemente mientras
  15. 15. almorzaban. La conversación iba de tema en tema para terminar en el atentado. Iratxe: En realidad no se sabe gran cosa. Por supuesto, la policía no cree que esto tenga que ver con ETA. Alguien intenta camuflar su asesinato bajo la sombra de un atentado, pero todo apunta a un ajuste de cuentas. Drogas seguramente. Hemos oído rumores acerca de que uno de los fiambres era traficante. Además, todos sabemos que ETA usa pistolas de 9 mm, y han encontrado casquillos del sesenta y no sé cuantos. Gonzalo: Eran del 7.62 - dijo entre carcajadas Iratxe: Bueno, pues eso. Que no es de ETA. De repente sonó un claxon y fuera apareció una furgoneta de la ETB. Con prisas apuraron sus cafés y salieron deseando suerte a Igor y Alejandro con su artículo. Tras pagar la cuenta se dirigieron al aparcamiento donde estalló el coche bomba. Ya habían retirado los restos del vehículo y la zona estaba acordonada. Una pareja de gendarmes en las cercanías impedían con malas formas que los curiosos se acercaran. No parecía ser buen momento y todo hacía indicar que allí no encontrarían gran cosa. Cerca de las dos de la tarde sonó de nuevo el móvil de Alejandro. Era Ortega otra vez. Tras preguntar cómo iba todo les puso al corriente de lo que él sabía. Igor se acercó al teléfono para escuchar. Ortega: Escuchad chicos. La cosa parece complicada, y peligrosa. Ya no volveré a llamaros más, a partir de ahora estáis solos en esto, ¿entendido?. He hablado con algunos contactos en Bayona pero sabemos pocas cosas. Ortega: Los nombres de los muertos, además de nuestro agente, François Valluer, eran Antonio Huesca, de nacionalidad mexicana, como muy bien habéis averiguado, y Marta Valbuena, de nacionalidad también mexicana. En un bolsillo de François han encontrado gran cantidad de dinero… aproximadamente unos 250 mil francos metidos en un sobre. Antonio Huesca era buscado por la INTERPOL por tráfico de drogas y trata de blancas. La mujer es totalmente desconocida… no hay referencias suyas que hayan podido ser consultadas en el poco tiempo que ha pasado… están esperando un informe de la Policía de México. Dentro de un bolsillo de su traje llevaba un pequeño paquete de cocaína. Ortega: Nuestros chicos en Bilbao me han pasado un informe de François Valluer que tal vez os sea de utilidad. Eso es todo muchachos, suerte y cuidad el uno del otro. Dicho esto colgó. Ahora ya disponían de más datos... Alejandro Al salir nos encontramos con unos cuantos periodistas a pesar de que ya casi no quedaba rastro del quot;incidentequot;, Igor enseguida se pone a hablar con una periodista española que no tiene reparos en ayudarnos con nuestro supuesto articulo, ¡y yo que estaba convencido de que los periodistas se pisaban unos a otros para conseguir la mejor información! Cuando nos disponíamos a comer Ortega nos llama con más información, coloco el móvil de forma que Igor también pueda oír la conversación, escucho con atención y memorizo todo aquello que me parece relevante y/o útil.
  16. 16. La nueva información habría nuevos caminos, parece que la posibilidad de que hubiese sido una agencia M se diluía pero aun así es mejor no relajarse. Ahora conocemos la identidad de todas las víctimas, y la dirección donde supuestamente vivía Valleur, quizá lo mejor sea empezar por ahí, con un poco de suerte la policía aun no ha tenido tiempo de ir. Durante la comida converso con Igor sobre cual es el mejor paso a dar a continuación. - ¿Qué te parece ir ahora a la vivienda de Valleur? Puede que aunque esté muerto la policía tenga que conseguir una orden de registro o el permiso de un familiar para poder registrarla y aun no lo hayan hecho. Regresamos en un momento al hotel para recoger el callejero de Bayona, y nos guiamos por él para llegar al domicilio, si el portal está cerrado para poder entrar llamo a todos los pisos, con suerte alguien abrirá sin ni si quiera preguntar quien es (si es de esos portales con cámara pasaré directamente al plan B, es decir, las ganzúas), si no pues tendré que usar las ganzúas, esperaré a que no pase demasiada gente (dentro de lo posible), y le pediré a Igor que me cubra y esté atento por si alguien se fija en nosotros, y abro la puerta con la mayor naturalidad posible. La puerta del piso la abriré también con las ganzúas aunque antes me tomaré un momento para ver si se oye algo dentro del piso, no vaya a ser que tenga una mascota (o ya haya alguien dentro), de oír algo le indicaré por gestos a Igor el irnos al piso de abajo (o arriba) y vuelvo a usar el viaje astral para saber que o quien está dentro. Una vez dentro volveré a cerrar la puerta, con llave (suponiendo que haya una dentro). Todo siempre con cuidado de no dejar mis huellas dactilares. - Cojamos algún trapo o algo parecido para no dejar nuestras huellas...Intenta dejarlo todo como estaba. - Susurro. Miramos todo el piso/apartamento, lo primero que hago es comprobar si hay alguna otra salida aparte de la puerta principal. En el registro pongo especial interés en posibles dobles fondos (cajones, armarios), o en lugares donde pueda haber una caja fuerte. Así como en algo que parezca una agenda o libreta de direcciones (digo parezca porque supongo que estará en francés). Aunque no desaprovecharé la oportunidad de quedarme con cualquier cosa que me parezca útil o de valor y estime que no se la va a echar en falta. También presto atención a cualquier ruido que haga indicar que hay alguien fuera. Por supuesto si ya está por allí la policía nos daremos media vuelta, si hay alguien dentro intentaré averiguar quien es y luego también no vamos. Igor Alejandro e Igor se habían dirigido al domicilio de Valleur. Un grupo de periodista había aumentado los conocimientos que tenían sobre el asesinato después de haberles invitado a un café. Aquello se estaba poniendo interesante pero a la vez peligroso. Cada vez se iban acercando más a algo que flotaba en el aire, sin embargo quedaban más dispuestos a un posible descubrimiento de la policía francesa sobre su objetivo allí. Alejandro había conducido a Igor hasta la casa. Antes de entrar él le había indicado algunos pasos que tendrían que seguir y lo que posiblemente pasaría. Aquello no sonaba tan fácil. No era un simple tocar y decir- Cartero comercial señora, abra por favor.
  17. 17. Alejandro iba armado Igor no creía que iba a ser la solución más adecuada en caso de que aquello se pusiese mal. Ortega, por otra parte, les había dado algunos datos más sobre las víctimas. Sin embargo había dado como finalizada la transmisión con ellos. Aquello se estaba convirtiendo en algo gordo. Drogas y armas se habían entrelazado en el caso. Sin embargo Igor no sabía muy bien que hacer. Posiblemente encontrarían alguna pista de por dónde empezar a buscar en el piso de Valleur. Igor no estaba seguro. -Alejandro, esto se está complicando. Entremos con suma rapidez. No podemos perder demasiado el tiempo. Sin embargo creo que es un buen comienzo para esta misión. Algo se nos está pasando por alto. No sé que, pero algo... Aquella pregunta retórica era un poco estúpida pero bueno. -Empecemos por aquí. Igor salió del coche disponiéndose a entrar en casa de Valleur. TURNO 8 Alejandro fue a buscar su vehículo en el parking del hotel y recogió a Igor que aprovechó para comprar unas cervezas y un par de bocadillos. Era un poco arriesgado ir al domicilio de Valluer a plena luz del día, pero no había tiempo que perder. La dirección que les facilitó Ortega les condujo a las afueras de Bayona, a una finca antigua en una zona más bien pobre y algo despoblada. Al menos eso facilitaría un poco las cosas. Dejaron el coche a un par de manzanas y se aproximaron a la dirección exacta, esperando unos minutos cerca estudiando la actividad en la calle. La espera tuvo recompensa. Una anciana se acercó a la puerta del patio y con un simple empujón la abrió. Al parecer dejaban el portal abierto durante el día. Entraron poco después de aquella anciana y subieron las escaleras. François vivía en el último piso, un cuarto sin ascensor. En total había dos puertas por piso. Cuando alcanzaron el cuarto, comprobaron que la puerta había sido concienzudamente precintada por la policía. Alejandro señaló a Igor la otra puerta de ese piso y éste se acercó cuidadosamente a ella tratando de escuchar cualquier sonido en su interior. Negó con la cabeza y Alejandro sacó su juego de ganzúas dispuesto a rememorar tiempos pasados. Con suma habilidad abrió la cerradura y ambos se introdujeron en el piso pasando entre las cintas del precinto cerrando la puerta después. Por supuesto no olvidaron ponerse guantes. Parecía un piso bastante austero, de unos 90 m2 con un color gris que dominaba tanto el suelo como el mobiliario. El domicilio se componía de dos dormitorios, cuarto de baño, cocina y salón comedor. Primero echaron un vistazo rápido al piso para después examinarlo a conciencia en busca de pistas. El dormitorio de François tenía una cama de matrimonio sin hacer y algo revuelta, una mesilla de noche y un armario empotrado. En el armario había ropa variada y varios trajes de chaqueta. En la mesilla de noche, una caja de preservativos a medias, unas cuantas pastillas de Gelocatil y un despertador.
  18. 18. Alejandro e Igor levantaron el colchón de la cama y allí encontraron un par de identificaciones falsas con la foto de François: Marcos Suárez Vargas, nacionalidad mexicana, estado de Nuevo León y William Hampford, de nacionalidad estadounidense, estado de Texas. El otro dormitorio era sin lugar a dudas la más decorada de toda la casa. Paredes de color melocotón y olor a lavanda proveniente de un ambientador colocado en una cómoda con cajones, cortinas (el resto de las habitaciones no tenía), una cama individual con un acolchado edredón y un armario. Los cajones de la cómoda y el armario contenían ropa. Uno de ellos estaba lleno en su totalidad de ropa interior femenina, lencería fina. El resto, camisetas, sábanas, toallas y calcetines. Sin duda esta habitación se usaba poco. El cuarto de baño era muy austero. Un baño con ducha, un retrete, un lavabo y un armarito con espejo, dentro del cuál había un bote de una medicina llamada Seroxat, cuyo principal componente era la Paroxetina, un Serotoninérgico selectivo, que Igor reconoció casi de inmediato como un potente antidepresivo. También había varias pastillas analgésicas y pasta de dientes. En el salón comedor, un mueble compuesto por una estantería superior llena de libros y una doble puerta que ocultaba un televisor domina la estancia. Una pequeña mesa de café se situaba al lado de un sofá esquinera de color grisáceo, con cojines de un oscuro tono marrón. A los lados del mueble de la televisión había un pequeño mueble bar bastante repleto de licores de alta gradación. Muchas botellas se hallan ya medio vacías, pero también otras cuantas sin abrir. Los libros de la estantería versaban en su mayoría sobre temas legales: estudio de las redes de narcotráfico, legislación internacional, y métodos científicos aplicados a la lucha contra el crimen. Los dos agentes registraron el salón y la suerte les sonrió nuevamente. Alejandro encontró un par de billetes mexicanos de 100 pesos bajo unos recortes de papel de fotografía en un cajón del mueble. Por otra parte, Igor descubrió cinco fotos metidas entre las páginas de un libro titulado Los quot;Jinetes de la Cocaínaquot; de Fabio Castillo. En las fotos, la protagonista indiscutible es una mujer joven y hermosa, de cabello oscuro y ojos claros. A juzgar por las fotos mediría un metro setenta, y en todas las fotos estaba sonriendo al fotógrafo. Igor reconoció a la bella mujer. Se trataba de Caroline Weizegner, libertina hija de un apoderado senador de Texas, y famosa en el mundillo del corazón por haber renunciado a la fortuna de su padre por lo que ella llamó “el verdadero amor de mi vida”. Ningún paparazzi ha logrado fotografiarla con ese misterioso y afortunado hombre. La cocina era muy simple pero funcional, ordenada y limpia. Una vitrocerámica cuidada, un microondas, un tostador de pan y un lavavajillas, aparte de un frigorífico, obviamente. Destacaba la cantidad de vajilla y cubertería, que se les antojó excesiva para una persona sólo; en el lavavajillas se encontraban platos y vasos de al menos hacía dos días. En el frigorífico, comida escasa, sobre todo verduras y leche. Algo de carne y huevos, y poco más. En el congelador, algo de comida preparada, y un cajón dedicado exclusivamente a hielo, mucho hielo. Alejandro El registro había dado algunos frutos, me guardé los 100 pesos pues algo me decía que tarde o
  19. 19. temprano acabaríamos en México. Igor encontró las fotos de una hermosa chica, que no tardó en reconocer, tras sus breves explicaciones parecía bastante obvio que François era el supuesto amante de la joven o, por lo menos, que lo conocía. - Quizá la chica sepa algo, deberíamos intentar localizarla, busquemos alguna dirección o número de teléfono. ¿O sabes donde podría encontrase ahora mismo? Tras lo cual busco dichos datos, primero miro el reverso de las fotos, luego vuelvo a mirar los cajones buscando cualquier libreta o papel suelto (si es necesario los sacaré del todo para intentar revolver lo menos posible. Si hay algún teléfono fijo, probaré el botón de rellamada o las memorias (fingiendo que me he equivocado cuando contesten). También mirare si hay correo, cosa que también comprobaré en el buzón cuando nos vayamos a ir. Y por último cualquier papelera y/o el cubo de la basura. Mientras registramos, hablaré con Igor siempre que esté cerca para no tener que gritar. - y dices que es hija de un millonario...¿no sabrás como consiguió su padre llegar a rico? Quizá también tengamos que investigarle, puede que esté metido en negocios sucios, o incluso que esté detrás del asesinato, o que lo estén sus enemigos. Si era esto último, es posible que la chica estuviese en problemas. De vez en cuando me asomo levemente por la ventana para ver como está la calle, atento a cualquier atisbo de policías o alguna cosa sospechosa (como por ejemplo un tío mirando en la dirección del apartamento y que no se mueve del sitio) Una vez acabado, si Igor quiere mirar alguna otra cosa le ayudo, si no pues será mejor irse (sin olvidarme de mirar el buzón). Si hemos descubierto alguna dirección vamos hacía a allí (siempre que sea prudente) si no pues volveremos al hotel, aunque admito sugerencias. Igor La entrada a la casa en el que se encontraba el piso de François había sido relativamente fácil. Alejandro, haciendo gala de una maestría imparable como ex-ladrón, abriendo con suma facilidad la puerta del piso ayudado por un juego de ganzúas. Igor fue avisado por él para que escuchara a través de la puerta vecina para comprobar que el piso colindante permanecía vacío. Por si acaso, ambos intentarían hacer el mínimo ruido posible. Tras entrar en el piso, los dos agentes empezaron a rebuscar en él para encontrar posibles pistas acerca del asesinato de François. Tras un detallado examen del dormitorio del agente muerto, Alejandro e Igor encontraron diferentes identificaciones falsas: una mexicana y otra americana con sus respectivos nombres falsos. Posiblemente la Agencia lo había enviado allí en alguna misión reciente. Igor se dio cuenta de que cada vez más las cosas se centraban en México y ahora también América del Norte en concreto, Texas. - ¿Sería prudente pedirles a la Agencia información sobre las últimas misiones de François?-
  20. 20. Igor sin embargo creía que era información seguramente muy confidencial. No les dejarían. El otro dormitorio era muy diferente al de François. La ropa de mujer hacía sospechar de una posible compañera sentimental relacionada con François. En el baño, Igor descubrió una medicina muy potente utilizada como antidepresivo. Aquella medicación no podía recetarse así como así. ¿Qué le debía estar pasando al agente? ¿Lo estaban siguiendo? ¿Estaba en apuros?... Los dos agentes descubrieron después de algún tiempo unas fotografías de una mujer joven hija de un hombre con poder americano. ¿Era ella la chica con la que vivía o había compartido su vida el agente francés? - Quizá la chica sepa algo, deberíamos intentar localizarla, busquemos alguna dirección o número de teléfono. ¿O sabes donde podría encontrase ahora mismo?-dijo Alejandro. -Alejandro, aunque a mi también me lo parezca aún no sabemos si había alguna relación entre ellos dos- respondió Igor.- Sé que existe la coincidencia de que la identificación de François, la americana y el hecho de que ella también lo sea, pero es muy improbable... TURNO 9 En el teléfono no había agenda. Alejandro pulso el botón de rellamada con la esperanza de averiguar algo. Tras un par de tonos, al otro lado de la línea escuchó una voz en castellano: Mujer: Avis, buenos días, le atiende Susana, ¿en qué puedo ayudarle? Alejandro: Disculpe, creo que me he equivocado, ¿dónde estoy llamando exactamente? Susana: A Avis, alquiler de vehículos en sus oficinas de Bilbao. Alejandro: Sin duda me he equivocado, discúlpeme señorita y gracias. Al parecer la última llamada de François fue para alquilar un vehículo en Bilbao, tal vez el Ford Focus siniestrado. Los agentes comenzaron un registro mucho más exhaustivo. Buscando libretas o papeles, vaciaron todos los cajones del salón hasta que dieron, en el fondo de uno de ellos, con una pequeña libreta parecida a un diario. Sin duda lo había ocultado muy bien. Querían salir de allí cuanto antes, así que guardaron el diario para leerlo más tranquilos de regreso al hotel. Al bajar al patio miraron en el buzón: nada, únicamente publicidad de un Pizza Hut. De vuelta al hotel, asegurándose de que nadie les había seguido ni visto, subieron a la habitación de Igor y leyeron el diario. Su lectura reveló algunos párrafos interesantes. Una de las primeras páginas rezaba lo siguiente:
  21. 21. “Hace tiempo ya que me siento sólo en esta ciudad… Normandía me llama. Pero el deber es el deber. No puedo defraudar la confianza puesta en mí por mis superiores en H. No debo. Pero me encuentro sólo, y esta ciudad me aburre. Nada en ella llama mi atención. Echo de menos mi hogar, mi familia. Se que tardaré en volverlos a ver. Todo está ocurriendo tan rápido que me cuesta trabajo asimilarlo, pero debo hacerlo. El problema es que dudo si podré hacerlo…” Después, en unas hojas escritas con gran velocidad y muy mala letra, decía: “Ayer la vi de nuevo. Es hermosa. Es perfecta. Es mi salvación en este deprimente puesto. Pero ni siquiera me conoce. Mis noches son mares de lágrimas, mareas de dolor pensando en ella, y en lo que sus ojos me prometen cuando los miro a escondidas. Mañana hay otra fiesta diplomática, y se que ella estará allí, pero yo tengo maniobras de entrenamiento y no podré verla. Ni siquiera se cuando dejaré de verla, cuando dejará de alimentar mi ya satisfecho sentimiento de vacío. Sin ella me siento vacío. Sin mi tierra me siento anulado. Ella es mi tierra.” Más adelante: “Mañana tengo una misión rutinaria, pero diré que estoy enfermo. Es la primera vez que lo hago, así que nadie dudará. Mañana la veré, pero yo a solas. Al fin me atreví, al fin la tendré cerca mía. Es tan hermosa. Su sonrisa hace olvidar mi pena. Sus ojos prometen a mi corazón cobijo. Es todo lo que quiero.” “Por fin Carol ha aceptado vivir conmigo. Todo va ir bien a partir de ahora. Pero ella merece algo más de lo que yo le pueda dar. Voy a buscar más dinero. Después de lo que ha hecho por estar conmigo, es lo menos que puedo hacer. Debo hacerlo.” “¡Maldito seas, Dresanov! Cuando te atrevas por fin a dejarte ver…¡voy a partirte la cara hijo de puta! Bastardo… te arrepentirás de haberme rechazado. Te haré caer.” “Carol es lo mejor de mi vida, y es por ello que debo protegerla. Nadie debe saber de momento que estamos juntos. Nadie. No me fío de los hombres de Dresanov. Están en todas partes. No me fío del Bureau. Ni siquiera me fío de todos los de mi equipo Tango. Nadie debe saberlo. Ella volverá a América, pero aún no se cómo.” “¡Maldito seas mil veces, Dresanov!¡Qué estúpido fui al creer que el hijo de puta no iba a estar enterado de lo mío con Carol! Y ahora es ella quien pagará mi error. Debo salvarla. Voy a matar a Dresanov. Debo saber quién es, porque voy a matar a ese bastardo. Cómo la echo de menos...” Al final del diario había varias fotografías, todas ellas de hombres. Ninguno conocido a simple vista por los agentes. Alejandro Respondiendo a Igor (turno anterior): Immgrimsh escribió: - ¿Sería prudente pedirles a la Agencia información sobre las últimas misiones de
  22. 22. François?- - Ortega nos dejó claro que estabamos solos y que era peligroso contactar. Tras la lectura del diario desparramo las fotos de forma que podamos verlas todas a la vez intentando reconocer alguno de los hombres, al no conocer ninguno intento adivinar la nacionalidad. Más bien la raza, los que tengan rasgos latinoamericanos presupongo que son mexicanos. - Ninguno es Antonio Huesca. Digo de repente, al darme cuenta que Igor no pudo ver la foto del expediente al que yo tuve acceso. - Parece que al final mis temores eran ciertos y es muy probable que la chica esté en problemas...Aunque ahora tenemos varios nombres para seguir investigando, creo que deberíamos centrarnos en encontrarla a ella. Quizá sepa algo más sobre François y sus quot;chanchullosquot;... y de todas formas no me parece apropiado dejar que la encuentren ellos primero. - Añado señalando a las fotos. Realmente no sabía quienes eran, pero la intuición me decía que se trataba de los traficantes a los que tanto temía François. Me vuelvo a fijar en las fotos mientras susurro como si estuviese pensando en voz alta: - ¿Pero por dónde buscarla?...Quería que volviese a América, así que el aeropuerto puede ser una buena opción...pero ¿y si ya se ha ido?¿o si ahora no quiere irse? Saliendo de mi ensimismamiento me dirijo a Igor: - Estoy bastante perdido, la posibilidades son demasiadas y no creo que tengamos mucho tiempo ¿se te ocurre algo? Igor -Alejandro, ¿quién es Antonio Huesca?-pregunta el agente Igor con voz sorprendida. Aquel diario les había revelado gran cantidad de información acerca de las últimas acciones del agente muerto. François estaba pasando una época muy buena cuando la supuesta quot;Gente de Dresanovquot; le había jodido, literalmente la vida. -Hay que encontrar algo acerca de esta gente relacionada con Dresanov. El nombre es claramente ruso o polaco como mucho. Ahora la chica es nuestro principal objetivo. Seguramente ella nos revele gran parte de la información que hemos podido dejar escapar o a la que aún no hemos tenido oportunidad de acceder- dijo argumentando el joven agente. -Como has dicho, podría estar en cualquier sitio de este mundo. Si no está muerta aún, claro. ¿No tengo ni la menor idea dónde podemos empezar a buscarla? -Quizás encontramos algo más en el diario. Fechas, lugares....
  23. 23. Alejandro Mientras Igor relee el diario para encontrar algo más de información, yo memorizo las fotos, así como intento reconocer algo de lo que haya de fondo (si es que están echas en la calle), o por lo menos reconocerlo si lo veo posteriormente. Tras lo cual busco el teléfono del aeropuerto y llamo preguntando por los aviones con destino Texas o México (Nueva León). Espero a que Igor termine para saber si tenemos algo más, tras lo cual vuelvo a llamar al aeropuerto desde el móvil (cuando pase un buen rato): Tras las primeras palabras habituales para que me pongan con la persona indicada (que hable español): - Me gustaría confirmar una reserva...a nombre de Caroline Weizegner, destino América. Prefiero no concretar el destino. Si dice que no hay ninguna... - ¿Está segur@?...Pruebe con William Hampford. No creo que François fuese a dar su nombre real, y el destino de Texas me parece más probable que el de México. Tras la respuesta, sea cual sea: - Ok, muchas gracias. En caso de que no hubiese reservas le diré a Igor que pruebe más tarde con los 2 nombres que quedan (y desde una cabina telefónica). TURNO 10 Un examen más detenido a las fotos, permitió comprobar que alguno de ellos bien podría ser de rasgos latinos, otros en cambio, definitivamente europeos. Igor releyó de nuevo el diario buscando fechas o nombres de lugares, pero François lo escribió de una forma bastante caótica, sin tan siquiera fechas de entrada en cada anotación. Parecía más bien una libreta donde desahogaba sus sentimientos, escribiendo, pero sin ningún tipo de orden. El aeropuerto internacional más cercano a Bayona debía ser el de Bilbao, estaban muy próximos a la frontera española. Buscó el número y llamó para informarse de los vuelos a Nuevo León o a Texas. No había vuelos directos desde allí, pero si con escalas, pasando por Madrid y Nueva York. Hasta Nueva York había varios vuelos todos los días y desde allí no sería complicado llegar a cualquiera de esos destinos. Un tiempo más tarde, Alejandro volvió a llamar con su móvil al aeropuerto, hablando con una mujer. Alejandro: Me gustaría confirmar una reserva...a nombre de Caroline Weizegner, destino América.
  24. 24. Mujer: ¿Caroline Weizegner? ¿La actriz de telenovelas? Menudo revuelo hubo. Lo siento caballero, me temo que salió hace algunos días. Alejandro: Ok, muchas gracias señorita. Aunque parecían algo atascados en sus pesquisas, acababan de descubrir que Caroline regresó a América, tal y como sospechaban y tal y como deseaba François, por lo que pudieron leer en sus anotaciones. Ahora faltaba averiguar si el propio François tenía pensado ir a reunirse con ella, para lo cual, un par de horas después, fue Igor quien llamó nuevamente al Aeropuerto de Bilbao. Igor: Buenas tardes señorita, me gustaría confirmar una reserva a nombre de Marcos Suárez Vargas. Mujer: Un momento por favor... Si aquí está, ¿es usted? Igor: Ehm, si. La mujer le pidió un número de pasaporte o DNI e Igor le dio el número de la identificación que encontraron en su piso. Mujer: Si, aquí está. Efectivamente, su vuelo saldrá pasado mañana a las 7:30 destino México Distrito Federal, con escala en Madrid y Nueva York. Igor: Muchas gracias, muy amable. Ya no había ninguna duda: François valluer pensaba reunirse con Caroline, o al menos ir a buscarla, pero fue asesinado antes de poder hacer ninguna de las dos cosas. Todo apuntaba a México Igor La idea de Alejandro había funcionado a la perfección. Una gran cantidad de ayudas e información habían sido desveladas en pocas palabras provenientes de una voz femenina del otro lado del teléfono. François estaba planeando reunirse o ir a buscar a su querida Caroline Weizegner. El vuelo hacia México estaba previsto solamente para una persona así que no podrían ocupar su lugar, sin embargo, podían comprar un vuelo nuevo. Ir en ese mismo vuelo suponía algo de riesgo pero de otro lado, harían el mismo recorrido que François hubiera hecho si no se encontrase agujereado por unas cuantas balas en manos de algún médico forense. -Alejandro, ¿Qué sugieres, pedimos un vuelo directo hacia México? No creo que podamos hacernos pasar por él y ocupar su asiento. Es posible, sin embargo, preguntar por el mismo vuelo y ocupar asientos diferentes, es decir, comprar dos billetes en el mismo vuelo. Las cosas se iban haciendo más claras pero aún así, aún faltaban horas y horas de trabajo...
  25. 25. Igor proponía lo del viaje con el simple motivo de que si Caroline aún viviese, le esperaría posiblemente en el aeropuerto mexicano y podían seguirle el paso. Igor se sentó sobre una de las camas reposando su cabeza sobre sus manos. ¿Qué podrían hacer? Alejandro Ya sabíamos lo que tenia pensado hacer François, pero una duda surgía en mi mente; si yo quisiese poner a alguien a salvo, también iría en un vuelo con escalas, pero no para llegar al final del trayecto, me quedaría por el camino, eso despistaría a un posible perseguidor. ¿Habría hecho lo mismo François? Eso dependería del miedo que tuviese a Dresanov. Aunque por las entradas del diario creo que la chica se fue antes de que François supiese que el ruso estaba enterado de su relación, además pensaba matar al traficante así que ya no habría perseguidor. Y seguro que en México tendrían ya un refugio quot;seguroquot;. Aunque sea lo más probable será mejor tener en cuenta las otras posibilidades. Como respuesta a Igor: - Sí, el vuelo sale pasado mañana, así que supongo que queden plazas para nosotros. Y aun nos queda todo un día para acabar la investigación aquí - Entonces una sonrisa se dibuja en mi rostro mientras le digo en tono divertido:- ¿Y por qué crees que no podremos hacernos pasar por él? Marcos Suárez es sólo un papel con una foto...cambiando la foto...cambias las persona que lo encarna. El pasaporte suele tener la foto pegada, con despegarla y poner una de las nuestras, dibujando con un boli unas líneas que continúen las del matasellos, y colocando una casual mancha de café o algo parecido que oculte la chapuza, conseguirá que una persona que esté distraída por una agradable conversación no se dé cuenta del cambio. De todas formas reservemos billetes para dos, lo importante es coger el avión. Espero la respuesta de Igor, aunque la verdad es que por intentarlo no se pierde nada, si vemos que el pasaporte queda demasiado mal con no llevar el plan hasta el final es suficiente. Me ofrezco para poner mi foto, y que Igor haga las reservas a su nombre. Si ahora no tengo fotos tamaño carnet, me voy a algún sitio en el que las hagan en el acto (puede ser un fotomatón), y de paso comprar pegamento y tres o cuatro bolis de distintas marcas para que alguno se parezca al del matasellos. Para despegar la foto pongo el agua caliente en el baño para que salga vapor y ablande el pegamento, y con una aguja, o en su defecto navaja, la despego con cuidado de no dañar el documento. El dibujo en la foto lo hago antes de pegarla, con el boli que más se parezca en color y en más de una foto, para luego pegar la que mejor quede. Si de (mucha) casualidad queda más o menos bien pues me ahorro lo de la mancha de café. (he hablado en 1ª persona pero lo hacemos entre lo dos, para ahorrar tiempo. Además Igor sabe más de fotografía que Alejandro.)
  26. 26. También le pido a Igor que memorice a los hombres de las fotos, sería bueno reconocerlos si nos los topamos en algún sitio. Si en cualquier momento Igor quiere saber porque tengo tanto interés en que Marcos Suárez embarque se lo explico: - Las compañías llevan un registro de todos los que efectivamente embarcan en cada vuelo por motivos de seguridad, que a los pocos minutos de despegar ya está en el lugar de destino. Aunque normalmente es confidencial, con el quot;incentivoquot; adecuado los empleados no suelen tener problemas en facilitar algún que otro nombre. Alguien que pueda estar esperándole en alguno de los destinos, podría irse de hacer esta comprobación y ver que efectivamente no llegó a embarcar. Yo pensaba más en los narcotraficantes que en Carol, probablemente conocían la identidad mexicana, al ver que embarcaba podrían pensar que habían fallado en Bayona y querrían acabar el trabajo, o al menos comprobarlo. También mando un SMS a David para decirle que si puede, mande a alguien para recoger mi coche al aeropuerto de Bilbao dentro de unos días, no me gusta la idea de que se quedé allí parado durante tanto tiempo. Además de decirle que me tengo que ir unos días a México. Una vez hecho todo eso lo mejor será cenar y descansar, al día siguiente ir a Bilbao y allí ya recoger las noticias en periódicos y TV que tengan sobre el atentado. En Francés no nos íbamos a enterar de mucho. Sólo espero no habernos olvidado de investigar algo en Bayona, pues una vez en el avión no vamos a poder volver. Igor Igor estaba atónito al explicarle Alejandro su idea de cómo falsificar el pasaporte. La idea era magnífica. Solamente quedaba una pega. Igualmente si uno de los dos consiguiese hacerse pasar por François o su identidad mexicana, aún quedaría el otro sin poder entrar en el avión. Para ello tenían que asegurarse de pedir un billete más para el vuelo. Cómo había dicho Alejandro, posiblemente François emplearía este vuelo como trampa, despistando así a sus perseguidores. La idea no era mala pero ahora Alejandro y él se embarcarían en un vuelo con un final previsible. Eso siempre que sus perseguidores no hayan ya sabido de la muerte del agente hecho probable pero no del todo descartable. ¿Se encontrarían a los acechadores de François nada más salir del avión? Alejandro inspeccionó la foto de carnet y pensó que la disolución del fijador se componía de unos elementos químicos los cuales podrían ser reconvertidos para que la foto quedase en blanco. Una vez tuvieran la foto en blanco bastaría revelar una foto nueva de ellos dos sobre el papel antiguo de la foto de la falsa identidad de François. Posiblemente les llevaría más tiempo pero el acabado sería más limpio. -Como quieras Alejandro. Ahora que lo pensaba. -¿Se había enterado Caroline de la muerte de François? Si no era así, -
  27. 27. ¿le estaría esperando? Igor trató de ayudar a Alejandro el lo posible para que la realización del pasaporte fuese lo más fiel posible a uno original. Igor recapacitó unos instantes. ¿Les faltaba algo por registrar en el piso?
  28. 28. ESCENA 2 - MÉXICO LINDO TURNO 1 Las investigaciones en Bayona se dieron por finalizadas. Ahora solamente quedaba por ultimar algunos pequeños asuntos antes de salir rumbo a México. Una nueva llamada al aeropuerto de Bilbao, les permitió comprar dos pasajes para el mismo día y la misma hora que el que reservó François. En cualquier caso, así se aseguraban de poder viajar los dos sin problemas, pero no obstante, intentarían usar la documentación falsa de la que disponían. Alejandro se sacó unas fotos en un fotomatón e Igor se encargó de intentar cambiar la foto de François por la de su compañero. Salvo una inspección muy directa, daría el pego. Había quedado bastante bien y no deberían tener problemas. Esa noche se acostaron pronto. Les convenía descansar antes de un viaje tan largo y pesado. A la mañana siguiente, una nueva llamada, esta vez a un equipo Charlie, les permitiría disponer del equipo necesario en México. A Alejandro no se le olvidó insistir mucho en que quería una Llama quot;Pícoloquot; y los Charlie explicaron a Igor la forma más sencilla de pasar su espada por la aduana si es que así lo deseaba. Todo estaba listo para la siguiente etapa de la misión. Los agentes tenían muy claro esa parte, pero había muchos agujeros aún por rellenar con información que desconocían. ¿Quién era Dresanov? ¿Quiénes acompañaban a François y por qué estaban con él? ¿Estaba Caroline en peligro o esperaba simplemente que llegara François? Muchas preguntas aún sin respuesta. Sin mucha prisa abandonarían Bayona con destino a Bilbao, pero el recepcionista, antes de dejar el hotel, llamó a Alejandro. Recepcionista: Han traído este sobre para usted, señor. Que tenga buen viaje. El sobre únicamente contenía una pequeña llave de una taquilla: la 7568 del aeropuerto de México Distrito Federal. El equipo Charlie había sido muy rápido. Igor eschuchó música durante el viaje a Bilbao y también charlaron del caso que se les había asignado. Lo que en un principio parecía ser una investigación rutinaria, se había convertido en algo más gordo. Tras descansar algunas horas en Bilbao, Alejandro condujo su Audi hasta el aeropuerto y lo dejó allí, junto a las armas de fuego. Llegó el momento de comprobar si la falsificación había sido buena o no. Fueron a por sus pasajes. La aparente normalidad en sus gestos y comportamiento, gracias a la frialdad de que hacían gala, les permitió pasar sin problemas. México DF, México. 14 de octubre de 2001 Tras un tranquilo vuelo de unas 9 horas pasando por Madrid y Nueva York, los agentes de Heracles llegaron a México Distrito Federal. La ciudad más contaminada del mundo les abrazó con sus pesados miembros de humo y polución, y comprobaron con cierto asombro que en el mismo aeropuerto se vendían mascarillas al estilo de las de los cirujanos para poder respirar algo mejor.
  29. 29. En la taquilla 7568, encontraron unas llaves. Eran de un vehículo, un Jeep Cherokee, y una nota con la posición donde lo encontrarían en el parking del propio aeropuerto. Oculto en la parte trasera, encontraron dos subfusiles Uzi, una Beretta 92, una Llama quot;Pícoloquot; y cargadores. Junto a las armas, un maletín con 10.000 pesos y un portafolios con documentación falsa para ambos y un mensaje por fax: Hemos tenido acceso a las pertenencias de los tres cadáveres aunque no directamente, sólo sabemos qué tenían, pero no lo hemos podido ver. François tenía encima su cartera con una nota y una dirección en Monterrey (se adjunta) Entre las pertenencias de Antonio Huesca se encuentraba una foto de un hombre metida en un sobre. Era una foto de tamaño de un folio, en color, en la que aparece un hombre de mediana edad, con el pelo canoso y gafas de sol, hablando con otro de aspecto hispano. Entre las pertenencias de la mujer había una foto de una mujer joven, muy atractiva, maniatada y amordazada, hecha a través de una ventana con rejas. Esperamos que esta información os sea de ayuda. Suerte muchachos. Alejandro El viaje había sido tranquilo, a pesar de conseguir suplantar a François no tuvimos ningún tipo de avistamiento ni en México ni en las escalas que realizó el avión, pero no estaba seguro de si eso era bueno o malo. Al llegar no pude evitar comprar una de esas mascarillas con el dinero que había cogido prestado en la casa de François, más que por su utilidad fue porque me hizo gracia. El equipo Charlie habia sido muy eficiente consiguiendonos el material Seguramente esten acostumbrados a realizar este tipo de trabajos. Pienso. Tras el recuento de material me cojo, con cuidado de que no haya ninguna mirada indiscreta, la Llama quot;Pícoloquot; y un par de cargadores así como 2000 pesos que distribuyo por varios bolsillos. Con la lectura del fax intentó recordar si alguno de los hombres de las fotos concordaría con la descripción, al tiempo que le se lo pregunto a Igor: - ¿Alguno de los tipos de la foto es de mediana edad con pelo cano? La descripción es muy escueta y hay cientos de hombres así, pero no creo que la coincidencia vaya a ser por casualidad... Y la chica amordazada mucho temo que sea Caroline. Compruebo si Monterrey está en la región de Nuevo León. - Bueno, creo que lo único que podemos hacer es ir hasta Monterrey, prefiero el camino por las vías principales aunque sea más largo, ¿tú que opinas? Antes de irnos comemos (cenamos o desayunamos, lo que sea), y creo que sería bueno comprar algo de ropa al menos para tener algunas mudas limpias, que nos hemos ido con lo puesto.
  30. 30. Igor El viaje había dejado hecho polvo al joven reportero. Habían conseguido tener un viaje sin ningún problema y ahora en México les esperaba la verdadera cara de la misión. Durante el viaje algunas preguntas habían llenado la mente de Igor hurgando en su cerebro. El misterioso Dresanov seguía sin aparecer en ningún recuerdo ni información y Caroline podía estar en peligro si les estaba esperando en México. El viaje acabó con un elegante aterrizaje sobre la ciudad mexicana. Al bajar del avión Igor y Alejandro se dirigieron sin demora a la taquilla que correspondía con la llave que el equipo Charlie les había hecho llegar. En ella, un más que completo arsenal daba por hecho la eficiencia del equipo junto a las llaves de un coche más que asequible. La taquilla contenía también un portafolios el cual inspeccionaron fugazmente los dos agente. - ¿Alguno de los tipos de la foto es de mediana edad con pelo cano? La descripción es muy escueta y hay cientos de hombres así, pero no creo que la coincidencia vaya a ser por casualidad... Y la chica amordazada mucho temo que sea Caroline. -añadió Alejandro tras acabar de leer el fax. -¿Era aquel hombre Dresanov?-Ni Igor ni ningún detective podría decirlo con esa poca información. Tras coger disimuladamente el arsenal que nuestras manos y chaquetas permitían aún quedaba la uzi. Igor sacó su mochila y con un movimiento fugaz intentó adentrarla en ella.( Si para ello es necesaria alguna tirada, adelante). Llevaban muchas armas y ello no le gustaba a Igor. -Bueno, creo que lo único que podemos hacer es ir hasta Monterrey, prefiero el camino por las vías principales aunque sea más largo, ¿tú que opinas? -Preguntó el agente Alejandro. -Lo de ir por carreteras principales no lo veo tan bien ya que seremos muy fáciles de encontrar si no nos han seguida ya hasta aquí, pero el tiempo es esencial así que doy el visto bueno a tu propuesta. Nos turnaremos ya que el viaje será largo. Pararemos las veces que sean necesarias pero sólo las necesarias. No debemos perder el tiempo. No me siento nada cómodo. Estoy nervioso y el miedo no puede dominarme. Igor se encontraba un poco fatigado. Todo aquello era muy difícil y complicado pero no podían bajar la cabeza. Igor confiaba en Alejandro y juntos lo conseguirían. -Compremos un mapa. -Añadió Igor dándose cuenta de que Alejandro ya lo había dicho. Estaba un poco liado. Igor había recibió instrucción con armamento tanto balístico como armas de fuego, pero sostener un arma le hacía tener la sensación de poseer un poder muy difícil de controlar. El agente Igor pensaba también en que seguramente la fotografía mostraba a Caroline en apuros. ¿Habían capturado los hombres de Dresanov a Caroline? La fotografía era reciente así
  31. 31. que posiblemente aún tendrían posibilidades. -Ánimos-se dijo Igor. Al dar el primer paso hacia los aparcamientos la tripa de Igor hizo un fuerte sonido que paró su respiración de Igor durante un instante. Alejandro había tenido razón. Tenían que comprar algo para comer o cenar allí mismo en algún bar o restaurante. Eso sí dejarían sus armas en el coche. No era muy adecuado entrar tan armado en un bar a tomar unas tapitas... TURNO 2 (Alejandro, Igor y Diego) Alejandro e Igor fueron a una de las cafeterías del aeropuerto antes de iniciar el viaje por carretera. El jet-lag no les había afectado demasiado, pero en cualquier caso necesitaban reponer fuerzas. Mientras comían, comentaban las posibilidades que tenían para llegar hasta Monterrey. Alejandro prefería viajar por carreteras principales, pero Igor creía más conveniente hacerlo por secundarias. Consultaron un mapa de carreteras y comprobaron las posibles rutas. Por buenas carreteras, serían casi 1500 kilómetros, todo un día conduciendo, si se turnaban. Sin duda un viaje agotador, pero ya empezaban a acostumbrarse a ello. Viajando en línea recta, acortarían bastante kilómetros, pero no les aseguraba ahorrar tiempo. Ajenos a lo que ocurría en el exterior, los agentes continuaron hablando de su primera misión de relevancia y comenzaban a conocerse mejor. Seguramente, llegarían a ser buenos amigos. Fuera de la cafetería, alguien había estado observando todo. Había visto a la pareja acercándose al Jeep, para después entrar en la cafetería. Aquel tipo, con el pelo engominado y repeinado, se dirigió al interior de la cafetería y se acercó a la barra, donde pidió un café. Desde allí miraba de reojo a los españoles y tras unos minutos, se aproximó a su mesa y dejó una nota, para salir después en dirección al parking. Los dos agentes se miraron dudando en salir tras él. Tras un instante de duda, Igor tomó la nota y la leyó. Era muy escueta: Nos vemos en el Jeep. Se la mostró a Alejandro y pidió la cuenta. Bastó un cruce de miradas para que se levantaran y fueran en post del extraño personaje. Ante todo estar muy atentos, podía ser un trampa. En el parking del aeropuerto, el misterioso individuo estaba junto al vehículo que el equipo Charlie les había facilitado. El hombre del pelo engominado tenía las manos a la vista y eso les dio algo más de confianza. Cuando se acercaron, el hombre habló. Agente M: Hola chicos. Soy un agente de Heracles México. Podéis comprobarlo si queréis. Sé que esto no es muy regular, pero no vi otra forma de ponerme en contacto con vosotros. Ante la sorpresa inicial, Alejandro hizo una llamada para comprobar si eso era cierto. La respuesta fue rápida y afirmativa. La curiosidad invadió a los agentes españoles y decidieron escuchar lo que tenía que decir. Diego Darío: Bien, si os parece, será mejor que salgamos de aquí. Entremos en el Cherokee y os contaré qué pinto en todo esto.
  32. 32. Los tres montaron en el todo terreno y abandonaron el aeropuerto, tomando ya dirección a Monterrey. Diego Darío: Mis superiores no saben que estoy aquí, se supone que estoy haciendo investigaciones rutinarias. De forma más o menos casual me enteré de algo gordo y he decidido ir un poco por libre. Si mis indagaciones son ciertas ya informaré de todo. De todas formas, Heracles ya sabe algo y tiene a dos agentes investigando el caso, vosotros. Veréis, yo investigaba pequeñas operaciones de tráfico de armas y drogas, pero di con algo grande. Dos capos de la droga mexicana habían enviado a un par de hombres a España para presionar a alguien para que matara a un tal Dresanov. Al parecer querían presionar a uno de los nuestros, un tal François Valluer, que si no me equivoco ha sido asesinado, lo mismo que los dos que fueron a hablar con él. Los capos mexicanos están hartos del crecimiento e influencia que está ganando el desconocido Dresanov. Los matones enviados eran Antonio Huesca, que iba a venderle una supuesta foto de Dresanov y Marta Valbuena, que tenía una prueba de que debía darse prisa en matar a Dresanov. Igor y Alejandro comenzaron a encajar algunas piezas del puzzle y comentaron lo que habían averiguado en Francia y el motivo de su viaje a México. No era mala idea tener a alguien del país de su lado y además, se enfrentaban a los carteles mexicanos y, al parecer, a alguna mafia rusa. Toda ayuda era poca. El agente mexicano recomendó las vías principales, sobre todo llevando un vehículo como aquel, que no pasaría desapercibido por ciertos caminos secundarios, muy peligrosos por otra parte. Tardaron todo un día, turnándose los tres para conducir, en llegar a Monterrey, pasando por las poblaciones de Aguascalientes, Zacatecas y Victoria del Durango. Ya en Monterrey, lo primero sería buscar alojamiento y eso era tarea sencilla, era más una ciudad norteamericana en México que una ciudad mexicana propiamente dicha. En cuanto a comodidades, Monterrey las tenía todas, pero era una ciudad cara. Una noche en un buen hotel como los Quinta Rey, Presidente Inter-Continental o Sheraton Ambassador, oscilaba entre los 2000 y 3000 pesos, pero escogieron algo menos lujoso, el Santa Rosa Hotel, por unos 1000 pesos diarios. Ahora tocaba descansar. Había sido un viaje muy pesado, sobre todo para Igor y Alejandro. Se registraron en el hotel con las identificaciones que les facilitaran los Charlie y durmieron de un tirón. A la mañana siguiente, desayunaron los tres juntos y planearon sus siguientes pasos. DD Diego Darío (DD) habla compulsivamente mientras desayuna un café sólo. Fuma con avidez sin preocuparse de si a los demás les molesta el humo ó no. Se le ve nervioso, activo... enérgico. DD. quot;Bueno, chicos... en DC soy el jodido amo, todo el mundo me conoce y estoy muy bien relacionado con gente de todos los ámbitos. Y cuanto digo todos, quiero decir TODOS. Pero aquí en Monterrey la historia es completamente distinta, se trata de una ciudad con una personalidad que no tiene nada que ver con Ciudad de México. Es lo que tiene este jodido y bendito país que de norte a sur tienes cuanto puedas desear. De todos modos y para no andarme con rodeos mi propuesta es revisar esa dirección que traéis y hacer unas cuantas preguntas. Evidentemente los jefecillo de Heracles dirían que no es procedimental pero me la suda... No se vosotros pero yo tengo el culo pelado de tanto esperar... ¿Y bien?quot;
  33. 33. Alejandro A pesar de estar en un hotel agradable a miles de kilómetros de donde ocurrió la otra vez, volví a tomar las habituales medidas para no tener sorpresas desagradables por la noche. Ya habían pasado varios meses, pero en mi memoria seguía estando caliente aquel encuentro con los de la agencia M. Apenas me tumbé en la cama quedé dormido profundamente, el largo día me había pasado factura, y además sabía que a partir de ahora entraríamos en terreno resbaladizo y es mejor aprovechar a descansar ahora que aun puedo. El desayuno lo tomé en silencio, escuchando la conversación de mis compañeros. Por lo general no me gusta hablar después de levantarme hasta tener el estomago lleno. David solía bromear diciendo que yo no era persona hasta después de desayunar, pero la verdad es que solía aprovechar esos momentos para pensar en mis cosas. Hoy mis pensamientos se centraban en el nuevo compañero de investigación. Sin duda nos vendrá bien la ayuda de alguien que conozca el país pero, por otro lado, tenía ciertos aspectos y formas que se asemejaban a los de un mafioso. Había comprobado que efectivamente era uno de los nuestros, pero François había escrito en su diario que no se fiaba de los de su propio equipo, y Diego reconoció que actuaba al margen de sus superiores. Lo más probable es que Valluer se hubiese vuelto paranoico, pero mejor no confiarse. - Antes de sacar ninguna conclusión esperaré a ver como se comporta en ese piso que tenemos que visitar. Después será hora de enseñarle las fotos que encontramos junto con el diario, es probable que conozca a alguno de esos hombres. Una vez termino de desayunar contesto a lo expuesto por Diego, al que parece que no le gusta estar ocioso. - Si, sin duda tenemos que ir cuanto antes a esa dirección, pero será mejor andarse cono mucho ojo, puede que sea donde tienen retenida a la chica y de actuar precipitadamente podría acabar mal, aunque creo que lo más seguro es que sea un punto de reunión para cuando Valluer acabase el trabajo. En cualquier caso estará vigilado. Propongo un modo de actuación similar al usado en Francia para entrar en la vivienda de François, salvo porque esta vez antes de entrar al piso intentamos averiguar quien vive en él (mirando en el buzón, por ejemplo). Una vez sepa la puerta les pido unos momentos y sentado en el coche, o en algún sitio seguro dentro del edificio (por si ir al coche es mucha perdida de tiempo, o da mucho el cantazo), uso el “Don que Dios me ha otorgado” de proyectar mi mente para ver si hay alguien dentro, en cuyo caso me tomo cierto tiempo para saber cuantos son, si tienen armas, su distribución por la casa, etc. Comunicándoles en quot;tiempo realquot; lo que veo. Igor La noche no había sido de lo más agradable en aquel, sin embargo, buen hotel. México no le
  34. 34. gustaba ni un pelo al joven reportero. Al levantarse de la cama para ir a desayunar, las piernas de Igor se le hicieron pesadas y asquerosamente hinchadas. -Joder, vaya día que me espera-se quejó Igor. Además del cansancio, un sentimiento de constantes amenaza se hacía cada vez más grande en el cuerpo de Igor. Igor calzó los mismo zapatos del día anterior ( Y del anterior) y los mismos vaqueros rotos para dirigirse así al primer desayuno en aquel país del continente americano. Sus dos compañeros ya lo estaban esperando en el comedor del hotel. Cogiendo algo para desayunar, Igor se sentó junto a ellos dos. Empezó así la primera verdadera conversación entre ellos. Diego Darío, el nuevo acompañante, hablaba muy abiertamente cosa que extrañó a Igor. No estaba allí de cachondeo, aquello le parecía mucho más serio. Pero trató de entablar conversación con él ya que no parecía tener malas intenciones. Sin embargo, y mirando a Alejandro, no dejaría de tenerlo en su mira. Aún era pronto para fiarse de él. - Si, sin duda tenemos que ir cuanto antes a esa dirección, pero será mejor andarse cono mucho ojo, puede que sea donde tienen retenida a la chica y de actuar precipitadamente podría acabar mal, aunque creo que lo más seguro es que sea un punto de reunión para cuando Valluer acabase el trabajo. En cualquier caso estará vigilado-dijo Alejandro, que no había dicho aún nada en toda la mañana. ¿Vigilado? Si, aquello iba a estar vigilado. Debían tener mucho cuidado. Igor se acercó a los dos compañeros susurrándoles. -Sería prudente llevar nuestro armamento, pero no soy muy partidario. Debemos ir armados para nuestra propia protección, pero no me gustan nada las armas de fuego. No sabemos ninguno de nosotros qué podremos encontrarnos pero tengo el presentimiento de que saben perfectamente que estamos aquí. Igor estaba un poco nervioso. Todo aquello era muy nuevo para él. Pero sabría dar la talla. Gracias a Diego habían podido encajar muchísimas piezas y su participación en la compañía se agradecía, tanto por lo que había aportado como por lo que podría aportar siendo de México. TURNO 3 Tras la charla del desayuno, estuvieron todos de acuerdo en investigar la dirección que François tenía en su cartera. Los tres agentes se subieron al Cherokee y tras consultar un plano, se dirigieron al destino. El lugar estaba en plena periferia de Monterrey, en un barrio que tan sólo con entrar uno sabía lo que le esperaba allí. Coches abandonados, calles sucias, borrachos durmiendo en portales, no importaba la hora, y una alarmante falta de toda clase de servicios mínimos. La dirección concreta indicada por el papel, coincidía con un almacén semiderruido abandonado y lleno de porquería. Varias personas se hacinaban en un rincón algo más seco que el resto. Las
  35. 35. aguas fecales de las alcantarillas sobresalían hasta llenar algunas partes del almacén. Tras una de las pocas paredes que se mantenían en pie en el almacén, un camello hacía su negocio. El edificio en si, parecía muy inestable y estaba, sin ningún lugar a dudas, totalmente vacío. El vehículo de los agentes no parecía el más apropiado para visitar un barrio así, y varios de los hombres se dispersaron de la zona intentando disimular y se alejaron perdiéndose por varias callejuelas adyacentes. El camello mantuvo la posición. Se le veía un tanto nervioso e introdujo las manos en los bolsillos de su raída gabardina. Igor El Cherokee conducido por uno de los miembros de la pequeña compañía había llegado finalmente al sitio indicado. Igor se imaginaba algo así al hablar por el camino. Herrumbre, polvo, pobreza, tristeza y crimen llenaban los callejones oscuros de aquel sitio. La llegada del coche causó estragos en cuanto a la reacción de los allí vivientes. El tráfico de armas y drogas paró mientras las duras ruedas del Cherokee pisaban el asfalto de aquel callejón. Igor miraba por las ventanas del vehículo fijándose en los tipos que allí estaban haciendo sus chanchullos. -Creo que sería mucho más conveniente dejar el coche a un par de manzanas de aquí, en algún barrio un poco más adinerado. Eso siempre y que queramos volver con él. Sigo diciendo que no deberíamos abusar de las armas de fuego, pero por lo que veo las necesitaríamos-dijo Igor sin dejar de mirar por la ventana ya que no quería que se enterasen los transeúntes. Igor se dio cuenta de una cosa. Él sabía perfectamente que Alejandro poseía algunas dotes causadas por las mutaciones que había sufrido su cuerpo, al igual que él. ¿Pero y Diego Darío? Había tenido ya bastante conversación con él pero aún no le tenía tanta confianza como la que había podido tener con su primer compañero Alejandro. ¿Poseía o no mutaciones en su ADN? Si ello no fuese así y Igor o Alejandro, al activar un posible don mutantes, podrían causarle gran impresión, miedo o incluso pánico que podría cambiar el curso de la misión considerablemente. DD quot;Vaya jodienda amigos... venís a verme los europeos y yo os traigo al barrio con más corrupción de este bendito país. Menuda publicidad de mierda que estoy haciendo ante vosotrosquot;. DD miraba a través de la ventanilla del Cherokee con amargura. De sus palabras se destilaba la ironía que de costumbre servía a Diego para trivializar sobre los temas más cotidianos pero sus ojos mostraban tristeza y ocultaban todo lo demás... los recuerdos. Palpó un bulto metálico bajo su brazo y comenzó a hablar de nuevo, después de apurar su cigarro y tomando una honda bocanada de aire tras exhalar el humo:
  36. 36. quot;Estoy de acuerdo contigo, wei. Aparquemos un poco más al norte hasta salir del meollo y regresemos caminando. Apestamos a polis ó a narcos pendejos con este coche. De todos modos de ésta no me separan ni a tiros. Igual no nos hacen falta... pero si nos metemos en problemas, y esto tiene toda la pinta de acabar siendo un gran problema, quiero tener mi arma cerca. ¿Tú qué dices, chico?quot; Alejandro Conduje el coche hasta la dirección indicada, el barrio era más o menos lo que cabía esperar, pero no imagine que la dirección no fuese una vivienda, reduje un poco la velocidad para poder cerciorarnos mejor de cómo estaba la situación y escuché los comentarios de mis compañeros. - ¿De verdad queréis ir andando por este barrio? Por muy lejos que dejemos el coche no vamos a encajar mejor en este sitio. Personalmente pienso que cuanto más cerca dejemos el jeep mejor…más a mano nos queda si hay problemas. Aparquemos donde aparquemos uno de nosotros se tiene que quedar en el coche, es la forma de irse más rápida que tenemos. Pasé de largo mientras nos poníamos de acuerdo en la decisión. – Esta claro que el sitio es un punto de contacto, el único que no se dio el piro fue el camello ese, así que supongo que él será con quien se tenía que encontrar François, o sus fatídicos acompañantes, una vez terminado el trabajo. Lo que propongo es aparcar aquí cerca, si está a la vista el almacén mejor, que se bajen dos del coche para hablar con el camello… si no se actúa de forma hostil no creo que tenga problemas en hablar con unos clientes potenciales. Mientras, el tercero se queda en el asiento del conductor del jeep, viendo la situación y atento a si hay problemas o si el individuo intenta huir. Creo que tenemos dos teléfonos móviles para entrar en contacto si hiciese falta. DD - Estoy de acuerdo contigo, wei... Con esta ropa y estas pintas dudo que confíen en nosotros a la primera de cambio. Podemos bajar del coche Igor y yo... tú hablas y yo vigilo tu culo, pendejo. Déjame un móvil y estaré atento. Mientras, que Alejandro nos espere con los motores calientes por si tenemos que correr mucho. DD habla sin parar más con ansia por la actividad que con verdadero nerviosismo mientras enciende otro pitillo y se coloca sus gafas oscuras de montura de pasta. - ¿A qué esperas?
  37. 37. Alejandro Aparqué un par de edificios más allá del almacén, miré a Igor para saber que opinaba él, que parecía estar dudando sobre lo que yo acababa de proponer. DD: ¿A qué esperas? – Bajaré yo, Igor nos cubrirá la retirada. Nosotros dos pareceremos unos pijos de ciudad que buscan algo nuevo, o mejor aun, unos mafiosos que viene a lo que vienen. Si tú no llevas móvil sólo tenemos uno, así que tendremos que usar otro método para comunicarnos. Dame tu cajetilla de cigarrillos, tú te quedas fuera del almacén, Diego; yo entraré fumando, si tiró el cigarrillo le haces una señal a Igor, ok? Pues vamos. Hablé rápido pero de forma clara y antes de acabar ya tenía la puerta del coche abierta. Igor tiene un estilo más “punk” que nosotros dos, que vestimos de una forma bastante elegante, así que ahora mismo tampoco daría el pego junto a uno de nosotros. Nos dirigimos con paso tranquilo hacia la “entrada”, por el camino compruebo la dirección asegurándome de que alguno de los tipos que se alejaba lo viesen (quizá tengan un sistema de señales para evadir a los polis u otros indeseados), tanto DD como yo echamos alguna mirada a los alrededores para asegurarnos de que no hay nadie en ventanas, tejados o mostrando excesivo interés en los recién llegados. Poco antes de separarnos enciendo un cigarrillo, y tras pararnos ambos en la “puerta” y asegurarnos de quien hay dentro y quien no, entro con paso tranquilo dirigiéndome directamente a por la única persona que a quedado dentro de las ruinas. Todo el paseo lo hicimos en silencio pero mi mente estaba a plena actividad sopesando todas las posibilidades, y cual sería la mejor manera de abordar al tipo. Lo más fácil sería hacernos pasar por compradores de coca, pero en cuanto derive la conversación sospechará…Fingir que nos hemos perdido no es una opción ni de lejos…Tiene que ser un contacto, si ¡tiene que serlo! Pero no tiene porque conocer al tipo con que tiene que contactar…espero…solo tendría que saber para qué y cuando habría que contactar con este tipo, y si el contacto era Valluer o los mafiosos…Agh! tendré que arriesgarme. Bien Alejandro, pues ahora métete en el papel…eres un asesino/mafioso al que lo último que le apetece es perder su precioso tiempo con un meapilas barriobajero como el piltrafa este que tienes delante…. Sin rodeos. Me paro a metro y medio del tipo y echo una lenta calada mientras miro las ruinas desde esta nueva perspectiva, como para asegurarme de que nadie nos oye Haga lo que haga el camello, empiezo a hablar cuando aun no he vuelto a girar la cabeza hacia él aunque al acabar la frase ya le estaré mirando directamente. –Ya está hecho……sólo queda la piba. Hablo con cierto acento mexicano, auque para un nativo resultaré evidente el acento español. Se me han ocurrido un montón de posibles reacciones por parte de tipejo en principio sería ir siguiendo el juego, aunque si esto no es posible supongo que sea por una de las 2 opciones que pongo a continuación (o porque me ha hecho un agujero en el estomago): Si dice no saber de que hablo, me acerco un paso y digo:
  38. 38. – Entonces dime qué carajo hago yo aquí perdiendo el tiempo con un mamonazo. Si dice que yo no soy fulanito o menganito, o algo así: –Joder ¿es que no te enteras de nada? …”Menganito” la chingó y tuve que ir YO a terminar la mierda de trabajo. Y puedes jurar que tengo cosas más importantes por hacer que escuchar las chingadas de un mamonazo como tú. DD El plan no parecía malo aunque me inquietaba que Alejandro fuera sólo a hablar con aquel tipo. En cualquier caso era bien cierto que una estrategia de apabullar al tipo ese apareciendo quot;de dos en dosquot; no me parecía tampoco adecuada. Obedecí. Me apoyé en el quicio de aquel portón semiderruído con aspecto de lánguido y relajado a pesar que interiormente estuviera activo y vigilante. Me ardía la boca por no poder fumar. ¿Cómo de lejos estaría de aquel tipo? ¿sería capaz de escuchar aunque fuera alguna palabra suelta de la conversación? y, de hecho, ¿estaría demasiado lejos para quot;intervenirquot;? Creo que sería positivo que aquel hombre se encontrara relajado y confiado ante la entrevista que mi compañero le iba a realizar. Así todo irñia como la seda. ¿Sería capaz de hacerlo a esta distancia? Debía intentarlo... Me concentraría todo lo posible y probaré suerte. Veamos que ocurre... TURNO 4 Alejandro aparcó no muy lejos del lugar y fue Igor quien se quedó en el interior del vehículo por si fuera necesario huir de aquel barrio de mala muerte. Diego Darío acompañó a Alejandro, pero se quedó a un lado, oculto de la mirada del camello. Haciendo uso de su control sobre las emociones de la gente, trató de hacer más relajado y confiado al camello para que su compañero tuviese las menos dificultades posibles. Alejandro se acercó al camello, fumando y éste le observó un tanto desconfiado. Alejandro: Ya está hecho - hizo una pausa y le miró - Sólo queda la piba. Aquel tipo sucio parecía nervioso y revolvía la mano dentro de su bolsillo. Camello: ¿De qué pendejadas hablas wei? Alejandro: ¿No lo sabes? Entonces dime qué carajo hago yo aquí perdiendo el tiempo con un mamonazo. Camello: ¿Quién te envía? ¿El ruso? Diego estaba haciendo un buen trabajo y Alejandro vio su oportunidad de seguir con su papel.
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×