Liahona junio

4,198 views
3,881 views

Published on

Published in: Business, Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
4,198
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
26
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Liahona junio

  1. 1. L A IGLESIA DE JESUC RI S TO DE LOS SA N TOS DE LOS ÚLT IMOS DÍA S • JUNIO DE 2011El sacerdocio:El poder dela divinidad,págs. 14, 16, 19.La formaciónacadémica:Mi camino para salirde la pobreza, pág. 42.Enseñar a los niñossobre la seguridad alusar internet, pág. 64.75 años de servicioy autosuficiencia,pág. 81.
  2. 2. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN. El sagrado Susquehanna, por Glen S. Hopkinson El 15 de mayo de 1829, cerca de Harmony, Pensilvania, Juan Susquehanna; después de ello, tenían que ordenarse el uno el Bautista se les apareció a José Smith y a Oliver Cowdery. Bajo al otro al Sacerdocio Aarónico. (Véase José Smith—Historia la dirección de los antiguos apóstoles: Pedro, Santiago y Juan, 1:68–72; D. y C. 13:1.) puso sus manos sobre la cabeza de José y de Oliver y les confirió Unas semanas después, Pedro, Santiago y Juan se aparecieron el Sacerdocio Aarónico. ante José y Oliver cerca de Harmony, les confirieron el santo Entonces, Juan el Bautista instruyó a José que bauti- Sacerdocio de Melquisedec y los ordenaron para ser apóstoles zara a Oliver y que luego Oliver lo bautizara a él en el río (véase D. y C. 27:12; 128:20).
  3. 3. 14Liahona, junio de 2011MENSAJES 28 El verdadero camino 14 Lo que creemos: El sacer- 4 Mensaje de la Primera a la felicidad Por el élder Quentin L. Cook docio es la autoridad para actuar en el nombre de Dios Presidencia: Las bendiciones del diezmo Por el presidente Henry B. Eyring Cinco claves para lograr la felicidad. 19 Nuestro hogar, nuestra familia: El poder de un 7 Mensaje de las maestras 34 Navegar a casa a salvo buen ejemplo Por Jerry Stringam visitantes: Una sociedad Por Richard M. Romney de mujeres santas Los jóvenes de Visakhapatnam, India, encuentran un puerto 20 Clásicos del Evangelio: El concepto Santo de losARTÍCULOS DE INTERÉS seguro en su hogar. Últimos Días del matrimonio16 Las bendiciones del 81 El Plan de bienestar Por el presidente Hugh B. Brown sacerdocio: Aprender de la Iglesia 38 Voces de los Santos de a confiar en el Señor Celebrando 75 años de los Últimos Días Por Mark L. Grover Me sentía incómodo al dar ben- autosuficiencia y de servicio. 74 Noticias de la Iglesia diciones, pero cuando mi esposa SECCIONES 79 Ideas para la noche de hogar tuvo cáncer, sabía que yo era el conducto por el cual ella podía 8 Cosas pequeñas y sencillas 80 Hasta la próxima: Edificar recibir la ayuda celestial. sobre un fundamento seguro 11 El prestar servicio en la Por Joshua J. Perkey24 Quería desesperadamente Iglesia: Bendecidos por los consejos dejar de hacerlo EN LA CUBIERTA Nombre omitido Por el élder M. Russell Ballard Frente: Restauración del Sacerdocio de Melquisedec, por Walter Rane. Cómo vencí mi batalla de 12 Hablamos de Cristo: Atrás: ilustración fotográfica Matthew Reier. décadas con la pornografía. Él sufrió mis dolores Por Jane Bleak Junio de 2011 1
  4. 4. JÓVENES ADULTOS JÓVENES NIÑOS 46 Preguntas y respuestas 68 “¿Cómo sé si las pruebas que tengo tienen como fin ayudarme a ser mejor o si son la manera en que mi Padre Celestial me advierte que voy por el camino equivocado?” 48 Tu ejemplo importa Por el élder Joseph W. Sitati Los jóvenes de Kenia, África, aprenden que vivir el Evangelio 42 los fortalece a ellos y a los demás. 42 El poder de la 51 Línea por línea: Doctrina 60 Confía en el Señor formación académica y Convenios 58:42–43 Por Elaine S. Dalton Por Suzy Taggy Coelho Caldas Nelsen 52 Póster: La Arboleda Sagrada ¿Por qué tuvo que morir mi padre? Un pasaje del Antiguo Mi madre dijo que era el medio que me sacaría de la pobreza. 53 Del campo misional: Testamento me dio la respuesta. Señas del Espíritu Por Pedro Ovalles 61 Testigo especial: ¿Qué bendi- ciones recibimos por medio 54 Enseña a un hombre a pescar de la Iglesia restaurada? Por el élder L. Tom Perry Por Adam C. Olson Cuando su padre murió, 62 De la Primaria a casa: el Padre Celestial de Ezra Los primeros principios y estaba allí para ayudarlo. ordenanzas del Evangelio hacen posible que yo pueda Busca la 58 Lo que me enseñó la natación vivir con Dios otra vez Liahona que Por Marissa Thompson Por Ana María Coburn y está escondida No toda la presión de grupo Cristina Francoen este ejemplar.Pista: pregúntale es negativa. 64 Apaga y cuéntalo Por Danielle Kennington a Nicole. Connor aprende lo que debe hacer si ve un sitio web malo. 67 Nuestra página 68 Mi gran decisión Por Rebecca Shaw Nicole ora para saber si debe bautizarse. 54 70 Para los más pequeños2 Liahona
  5. 5. Más en líneaJUNIO DE 2011 VOL. 35 NO. 6LIAHONA 09684 002Publicación oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de losÚltimos Días, en el idioma español. Liahona.lds.orgLa Primera Presidencia: Thomas S. Monson, Henry B. Eyring,Dieter F. UchtdorfEl Quórum de los Doce Apóstoles: Boyd K. Packer,L. Tom Perry, Russell M. Nelson, Dallin H. Oaks, PARA LOS ADULTOSM. Russell Ballard, Richard G. Scott, Robert D. Hales,Jeffrey R. Holland, David A. Bednar, Quentin L. Cook,D. Todd Christofferson, Neil L. Andersen “Quería desesperadamente dejar deEditor: Paul B. Pieper hacerlo” (página 24) cuenta cómo un hombreAsesores: Stanley G. Ellis, Christoffel Golden Jr.,Yoshihiko Kikuchi venció su adicción a la pornografía. HemosDirector administrativo: David L. FrischknechtDirector editorial: Vincent A. Vaughn creado una lista de artículos relacionados a esteDirector de artes gráficas: Allan R. Loyborg tema en www.liahona.lds.org.Editor administrativo: R. Val JohnsonEditores administrativos auxiliares: Jenifer L. Greenwood,Adam C. Olson PARA LOS JÓVENESEditores adjuntos: Ryan CarrEditora auxiliar: Susan Barrett Jóvenes de Visakhapatnam,Personal de redacción: David A. Edwards, Matthew D. Flitton,LaRene Porter Gaunt, Larry Hiller, Carrie Kasten, Jennifer Maddy, India, encuentran fortaleza enMelissa Merrill, Michael R. Morris, Sally J. Odekirk, Joshua J.Perkey, Chad E. Phares, Jan Pinborough, Richard M. Romney, sus familias (véase página 34). VeaJanet Thomas, Paul VanDenBerghe, Julie Wardelld, MelissaZenteno más fotografías de estos jóvenesDirector administrativo de arte: J. Scott Knudsen en www.liahona.lds.org.Director de arte: Scott Van KampenGerente de producción: Jane Ann PetersDiseñadores principales: C. Kimball Bott, Thomas S. Child,Colleen Hinckley, Eric P. Johnsen, Scott M. Mooy PARA LOS NIÑOSPersonal de producción: Cali R. Arroyo, Collette NebekerAune, Howard G. Brown, Julie Burdett, Reginald J. Christensen, No todos los sitios deKim Fenstermaker, Kathleen Howard, Denise Kirby, Ginny J.Nilson internet son segurosAsuntos previos a la impresión: Jeff L. MartinDirector de impresión: Craig K. Sedgwick (véase página 64). PeroDirector de distribución: Evan Larsen éste sí lo es: encuentraCoordinación de Liahona: Enrique Resek, Patsy Carroll-CarliniPara saber el costo de la revista y cómo suscribirse a ella fuera de juegos y actividadesEstados Unidos y de Canadá, póngase en contacto con el Centrode Distribución local o con el líder del barrio o de la rama. (en inglés) en wwwLos manuscritos y las preguntas deben enviarse a .liahona.lds.org.Liahona, Room 2420, 50 E. North Temple Street, Salt LakeCity, UT 84150-0024, USA; o por correo electrónico a:liahona@ldschurch.org.Liahona (un término del Libro de Mormón que significa“brújula” o “director”) se publica en albanés, alemán, armenio,bislama, búlgaro, camboyano, cebuano, coreano, croata, checo, EN TU IDIOMAchino, danés, esloveno, español, estonio, fiyiano, finlandés,francés, griego, holandés, húngaro, indonesio, inglés, islandés, La revista Liahona y otros materiales de la Iglesia están disponiblesitaliano, japonés, kiribati, letón, lituano, malgache, marshalés,mongol, noruego, polaco, portugués, rumano, ruso, samoano, en muchos idiomas en www.languages.lds.org.sueco, tagalo, tailandés, tahitiano, tongano, ucraniano, urdu, yvietnamita. (La frecuencia de las publicaciones varía de acuerdocon el idioma.)© 2011 por Intellectual Reserve, Inc. Todos los derechos TEMAS DE ESTE EJEMPLARreservados. Impreso en los Estados Unidos de América. Los números indican la primera página del artículo.El material de texto y visual de la revista Liahona se puedecopiar para utilizarse en la Iglesia o en el hogar, siempre que Adicción, 24 Felicidad, 20, 28no sea con fines de lucro. El material visual no se puede copiarsi aparecen restricciones en la línea de crédito del mismo. Adversidad, 12, 16, 39, 46 Inspiración, 40Las preguntas que tengan que ver con este asunto se deben Amistad, 34, 58 Jesucristo, 12dirigir a Intellectual Property Office, 50 East North TempleStreet, Salt Lake City, UT 84150, USA; correo electrónico: Arrepentimiento, 19, 62, 64 La formación académica, 42cor-intellectualproperty@ldschurch.org. Autosuficiencia, 7, 81 Matrimonio, 20Para los lectores de México: Certificado de Licitud de títulonúmero 6988 y Licitud de contenido número 5199, expedidos Bautismo, 62, 68, 73 Medios de comunicación, 64por la Comisión Calificadora de Publicaciones y revistas ilustradas Bendiciones, 16, 38, 39, 41 Muerte, 12, 54, 60el 15 de septiembre de 1993. “Liahona” © es nombre registradoen la Dirección de Derechos de Autor con el número 252093. Bienestar, 81 Normas, 28, 48, 58, 64Publicación registrada en la Dirección General de Correos número100. Registro del S.P.M. 0340294 características 218141210. Bondad, 70 Obra misional, 53For Readers in the United States and Canada: Confianza, 60 Oración, 67, 68June 2011 Vol. 35 No. 6. LIAHONA (USPS 311-480) Spanish Consejos, 11 Paternidad, 20(ISSN 0885-3169) is published monthly by The Church of JesusChrist of Latter-day Saints, 50 East North Temple, Salt Lake City, Diezmos, 4 Pornografía, 24UT 84150. USA subscription price is $10.00 per year; Canada,$12.00 plus applicable taxes. Periodicals Postage Paid at Salt Ejemplo, 19, 28, 48, 54 Restauración, 52, 61Lake City, Utah. Sixty days’ notice required for change of address. El salir con jóvenes del sexo Sacerdocio, 14, 16, 19 , 38,Include address label from a recent issue; old and new addressmust be included. Send USA and Canadian subscriptions to Salt opuesto, 19 39, 41, 48, 51Lake Distribution Center at the address below. Subscription help Espíritu Santo, 62, 64, 68 Sociedad de Socorro, 7line: 1-800-537-5971. Credit card orders (Visa, MasterCard,American Express) may be taken by phone. (Canada Poste Estudio de las Escrituras, 34 Sufrir por la muerte deInformation: Publication Agreement #40017431) Familia, 19, 20, 28, 34, 54, 70 alguien, 12POSTMASTER: Send address changes to Salt Lake DistributionCenter, Church Magazines, PO Box 26368, Salt Lake City, UT Fe, 60, 62 Testimonio, 53, 8084126-0368. Junio de 2011 3
  6. 6. MENSAJE DE LA PRIMERA PRESIDENCIA Por el presidente Henry B. Eyring Primer Consejero de la Primera Presidencia diezmo LAS BENDICIONES DEL L a razón por la que Dios nos da mandamientos es para bende- cirnos. Él quiere concedernos la vida eterna, el mayor de todos Sus do- nes (véase D. y C. 14:7). A fin de recibir el don de vivir con Él para siempre como familias en el reino celestial, tene- mos que ser capaces de vivir las leyes de ese reino (véase D. y C. 88:22). Él nos ha dado mandamientos en esta vida para ayudarnos a desarrollar esa habilidad. La ley del diezmo es uno de esos mandamientos preparato- rios. La ley requiere que demos al Se- ñor la décima parte de todos nuestros ingresos, y es tan sencilla que hasta un niño la puede entender. He visto a niños entregar al obispo el sobre de los diezmos con la décima parte de las monedas que habían ganado. Una de las bendiciones que se reciben al pagar un diezmo íntegro es la fe para vivir una ley aún más ele- vada. Para vivir en el reino celestial, debemos vivir la ley de consagración. Allí tenemos que ser capaces de sen- tir que todo lo que somos y todo lo que tenemos pertenece a Dios. Hay por lo menos tres maneras en las que el pagar un diezmo íntegro4 Liahona
  7. 7. en esta vida nos prepara para sentir para nuestro bien. Al cumplir nues- lo que tenemos que sentir a fin de tras promesas, Él cumplirá las Suyas. recibir el don de la vida eterna. El sentimiento de paz es una de las CÓMO ENSEÑAR CON ESTE Primero, cuando pagamos nues- grandes bendiciones de pagar un MENSAJE tro diezmo a la Iglesia, nuestro Padre diezmo íntegro. Quienes han cum- Celestial derrama bendiciones sobre plido con el mandamiento del diezmo • A veces, la mejor manera de nosotros. Todo aquel que siempre pueden testificar que la bendición de enseñar cierto principio es de- haya pagado un diezmo íntegro sabe la paz es real y valiosa. mostrarlo (véase La enseñanza: que eso es verdad. Las bendiciones Tercero, quienes pagan el diezmo El llamamiento más importante, a veces son espirituales y otras veces sienten más amor hacia Dios y hacia 2000, pág. 187). Piense en pe- temporales. Se dan en el tiempo del todos los hijos de Dios. Ese aumento dirle a un miembro de la familia Señor y de acuerdo con lo que Él de amor proviene de comprender que demuestre lo que repre- sabe que es mejor para nosotros. la forma en que el Padre utiliza los senta una décima parte. Para Cuando se reciben esas bendicio- diezmos que donamos para bendecir demostrarlo, él o ella podría nes, aumenta nuestra fe en que Dios a las personas en este mundo y por separar un objeto de un grupo es la fuente de todo lo bueno en la eternidad. de 10 objetos. Para concluir, tal nuestra vida, y se nos facilita apreciar Mediante Sus siervos autorizados, vez pueda pedirle a un miem- que la consagración simplemente Él utiliza los diezmos con mucho bro de la familia que muestre reconoce la verdad de que todas las cuidado. El que paga diezmos ayuda cómo se llena un formulario de creaciones de Dios son de Él. Nos al Señor a construir templos en donde donaciones. hace sentir gratitud de que Él sólo las familias pueden sellarse para • “Aquellos a quienes enseñe se pida el 10 por ciento de lo que ya nos siempre; el que paga diezmos ayuda beneficiarán con la participa- ha dado; y así estamos mejor prepara- al Señor a llevar el Evangelio a la ción de todos y cada uno” (La dos para vivir la ley de consagración gente de todas partes. El que paga enseñanza: El llamamiento más cuando se nos pida hacerlo. diezmos ayuda al Señor a aliviar el importante, pág. 69). Invite a los Segundo, todos los que con hambre y el sufrimiento, a Su manera miembros de la familia a com- regularidad hemos pagado un diezmo y por medio de Sus siervos. Cual- partir lo que crean que el presi- íntegro sentimos más confianza de quiera de esos siervos puede decirles dente Eyring quiere decir con la pedirle a Dios lo que nuestra familia la forma en que aumentó el amor frase “sentir lo que tenemos que y nosotros necesitamos. Él ha pro- porque el diezmo se utilizó para ben- sentir para recibir el don de la metido más bendiciones de las que decir a las personas; y también es así vida eterna”. Considere analizar podamos recibir cuando hayamos con el que fielmente paga diezmos. las tres formas en las que el pa- sido fieles a nuestro convenio de Faltan varios meses para el ajuste gar el diezmo nos prepara paraFOTOGRAFÍAS POR ROBERT CASEY. pagar nuestro diezmo (véase Mala- de diezmos. Ruego que ustedes y su sentir lo que tenemos que sentir quías 3:10). De modo que una de las familia comiencen ahora a planear y para recibir las bendiciones de grandes bendiciones del diezmo es a prepararse para ser dignos de las Dios. la confianza en lo que nos depara el bendiciones que Dios derrama sobre futuro. Sean cuales fueren nuestras aquellos que declaran ante Él que circunstancias, las cosas resultarán pagan un diezmo íntegro. ◼ Junio de 2010 5
  8. 8. MENSAJE DE LA PRIMERA PRESIDENCIA JÓVENES NIÑOS Puedo pagar el diezmoSuficiente dinero P agar el diezmo quiere decir dar el 10 por ciento de lo que ganamos al Señor. Mira estos tres niños que están haciendo algunos trabajos. EnPor Fabiano dos Santos da Silva el primer espacio en blanco al lado de cada dibujo, escribe lo que pienses que cada niño podría ga-C onocí a los misioneros cuando tenía 17 años; en esa época mi hermano mayor y yo vivíamos juntos. Nuestra madrehabía fallecido el año anterior y la vida era difícil. Cuando los nar por el trabajo que hace. En la segunda línea, escribe cuánto sería el diezmo. misioneros me enseñaron, me di cuenta de que la Iglesia era la que siempre había buscado, pero la influencia de mis amigos me impidió asistir a la Iglesia los domingos. En una ocasión, fui a una actividad de la Iglesia durante la semana; el ver a todos los jóvenes jugar y reírme dio mucha alegría. Los misioneros, junto con los jóvenes,aprovecharon esa oportunidad para enseñarme una leccióndel Evangelio, y me sentí tan bien que decidí bautizarme. Pero, incluso después de unirme a la Iglesia, enfrentédesafíos. Yo era el único miembro de la Iglesia en esa partede la ciudad y vivía muy lejos del centro de reuniones. Misamigos que no eran miembros de la Iglesia ya no queríansaber nada de mí. Cuando me sentía solo, oraba y sentía elamor del Señor. Cada mes recibía una pequeña suma de dinero de unfondo que mi madre había dejado; era muy difícil man-tenerme con tan poco dinero, pero decidí ser obediente.Pagaba el diezmo y además tenía que pagar el transportepara ir a seminario y a las reuniones del domingo. No enten-día cómo, pero a fin de mes me daba cuenta de que habíahabido suficiente dinero para hacer todo. Sé que he sido bendecido por pagar el diezmo. El obede-cer este mandamiento me ayudó a ganar un testimonio másfuerte, a servir en una misión y a reconocer las bendicionespara poder fortalecer a los miembros nuevos que enfrentandesafíos. Pregunta adicional: ¿Cuál de estos niños que pagan el diezmo recibiría más bendiciones? ILUSTRACIONES POR STEVE KROPP. (Pista: Lee el último párrafo del mensaje del presidente Eyring.)
  9. 9. M E N S A J E D E L A S M A E S T R A S V I S I TA N T E S El fortalecimiento de la Estudie este material y, según sea apropiado, analícelo con las hermanas a las que visite. Utilice las preguntas familia por medio de la como ayuda para fortalecerlas y para que la Sociedad de Socorro forme parte activa de la vida de usted. autosuficiencia temporal Fe • Familia • Socorro E l cultivar la autosuficiencia —la habilidad de cui­ dar de nosotras mismas y de nuestra familia— es la responsabilidad de cada hermana. Llegamos a ser ¿Qué puedo hacer? De nuestra historia Las hermanas de la Sociedad de Socorro siempre han participado en la obra de sal­ autosuficientes al aprender a amar el trabajo, al bus­ 1. ¿Cómo puedo var almas temporal y espiritualmente. Cada car inspiración a fin de encontrar la mejor manera ayudar a las her- semana, cuando la Sociedad de Socorro de proveer de lo necesario para nosotras mismas, y manas que visito Femenina de Nauvoo se reunía, las hermanas al encontrar, junto con los integrantes de la familia, y a sus familias a daban un informe sobre las personas que la manera de cubrir las necesidades básicas. mejorar su autosu- tenían necesidades. Las donaciones de dinero, Cuando somos autosuficientes, utilizamos nuestras ficiencia temporal? bienes, talentos y tiempo se extendían para bendiciones y nuestros medios con el fin de preparar­ 2. ¿Cómo puedo aliviar a los necesitados. Esta obra fundamental nos para hacer frente a los problemas y para evitarlos. mejorar mi propia de aliviar el sufrimiento ha seguido siendo la Sin embargo, la autosuficiencia aumenta a medida autosuficiencia labor de la Sociedad de Socorro a través de las que oramos a fin de recibir el valor para enfrentar con temporal? generaciones. fe las dificultades que seguramente surgirán. La auto­ Cuando los santos llegaron al valle del Lago suficiencia también nos permite cumplir con nuestro Si desea más infor- mación, visite www Salado, el presidente Brigham Young (1801– convenio de cuidar de los demás. .reliefsociety.lds.org. 1877) aconsejó a las hermanas que ayudaran En la Sociedad de Socorro se nos enseñan prin­ a los necesitados y que aprendieran destrezas cipios y técnicas de autosuficiencia. Las hermanas que les permitieran cuidar de sí mismas. Él NOTAS aprenden a elaborar un presupuesto, a salir de 1. Véase Manual 2: dijo: “Aprendan a mantenerse ustedes [mismas]; las deudas y a evitarlas, aptitudes laborales, las Administración guarden granos y harina, y ahorren para un Escrituras y el Evangelio; a enseñar a otras personas de la Iglesia, día de escasez” 3. Bajo la dirección del sacerdo­ a leer y a aprender; enseñar tecnología, salud física, 2010, 9.4.2. 2. Véase Julie cio, la Sociedad de Socorro sigue enseñando cómo mantener un buen estado físico, la preven­ B. Beck, “La la autosuficiencia, protegiendo a la familia y ción y la recuperación de las adicciones, la salud responsabilidad alentando la rectitud personal y los actos de social y emocional, la prevención de enfermedades, de la presidenta caridad, el amor puro de Cristo. de la Sociedad jardinería, la producción y el almacenamiento de Socorro”, de alimentos, la preparación para emergencias y Principios básicos muchas otras cosas que nos ayudarán a llegar a ser sobre bienestar y De las Escrituras autosuficientes 1. autosuficiencia, 2009, págs. 6–7. Juan 13:34–35; Santiago 1:27; Mosíah 4:26; Julie B. Beck, Presidenta General de la Sociedad 3. Véase Enseñanzas Doctrina y Convenios 29:34–35; 38:30; 44:6 de Socorro, explica que “el proveer para nosotros y de los Presidentes para los demás es evidencia de que somos discípu­ de la Iglesia: Brigham Young, los del Señor Jesucristo… Cuando [mi suegra] falle­ 1997, pág. 244. ció repentinamente el año pasado, dejó evidencia de su vida autosuficiente: tenía una recomendación vigente para el templo, y Escrituras y manuales de estudio del Evangelio muy usados. Nos repartimos con amor las ollas, las sartenes y los platos con los que había preparado miles de comidas. Nos dejó acolchados que había hecho de ropa usada, pues creía en el viejo adagio: ‘Úsalo, gástalo, haz queILUSTRACIÓN FOTOGRÁFICA POR WELDEN C. ANDERSEN. sirva o arréglatelas sin él’. Vimos el abastecimiento de alimentos que había cultivado, preservado y almacenado, y fueron en especial conmovedores los libritos de contabilidad en los que fielmente registró sus gastos durante muchos años. Debido a que vivió en forma providente, dejó algún dinero que había ahorrado para las emergencias y ¡no dejó ninguna deuda! Más importante aún, es que había enseñado e inspirado a muchas otras personas con las destre­ zas que había adquirido durante su fiel vida” 2. Junio de 2011 7
  10. 10. Cosas pequeñas y sencillas “…de las cosas pequeñas proceden las grandes” (D. y C. 64:33). HISTORIA DE LA IGLESIA ALREDEDOR DEL MUNDO Alemania A unque la obra misional comenzó en Alemania en la década de 1840, no fue sino Después de la Primera Guerra Mundial hubo un gran crecimiento en el número de conversos a la y cuando volvieron en 1947, el país se había dividido en Alemania Oriental y Alemania Occidental. Sin hasta 1851 que se bautizaron dos Iglesia en Alemania, especialmente embargo, la obra misional continuó personas, quienes probablemente desde 1921 hasta 1925. La Misión y el 19 de junio de 1985 se dedicó Karl G. Maeser emigró fueron los primeros conversos. Alemana se dividió en la Misión el Templo de Freiberg, Alemania, de su Alemania natal Ese mismo año, el presidente John Alemana Austríaca y la Misión en Alemania Oriental; el primer a Utah, a donde llegó en 1860. Taylor, que en aquel entonces Sueca Alemana; en 1937 se creó la templo en un país comunista. Dos integraba el Quórum de los Doce Misión Alemana Oriental. Durante años más tarde se dedicó otro tem- Apóstoles, fue a Hamburgo para la Segunda Guerra Mundial se plo en Francfort, Alemania Occi- ayudar a supervisar la traducción retiró a los misioneros de Alemania dental. El país se unificó en 1990. del Libro de Mormón al alemán. El Templo de Freiberg, En 1852 se organizó una rama en Alemania, dedicado en 1985. Hamburgo, pero la mayoría de los primeros conversos emigró a Utah debido a la persecución. Entre ellos se encontraban Karl G. Maeser, que más tarde llegó a ser rector de la Academia Brigham Young de I A Provo, Utah. Berlín N A FOTOGRAFÍA DE MUNICH © GETTY IMAGES; MAPA POR MOUNTAIN HIGH MAPS © 1993 DIGITAL WISDOM, INC. M E L A Freiberg Francfort Arriba: Una vista de Munich, Alemania. Abajo: El Templo de Francfort, Alemania, dedicado en 1987. LA IGLESIA EN ALEMANIA Miembros 38.204 Misiones 3 Estacas 14 Barrios y ramas 173 Templos 28 Liahona
  11. 11. El Evangelio está primero Cómo crear un perfil en Mormon.orgL os misioneros encontraron a mi bisabuelo en Samoa y le en-señaron el Evangelio. Al unirse a P ara compartir el Evangelio, los miem- bros de la Iglesia de todo el mundo 3. Cuando cree su perfil, tenga en cuenta que está hablando a personas pueden crear un perfil en Mormon.org. que no son miembros de la Iglesia.la Iglesia, mi abuelo tuvo que re- Los visitantes al sitio web utilizan estos Evite frases con las que tal vez ellosnunciar a algunas de las creencias perfiles para aprender acerca de la Iglesia no estén familiarizados. Por ejemplo,y prácticas religiosas tradicionales directamente de los miembros. Para crear podría decir: “Enseño una clase ade su pueblo. Nuestra familia un perfil y compartir su testimonio siga los mujeres adultas una vez al mes sobrese siente orgullosa de nuestro pasos que se encuentran a continuación: las palabras de los profetas vivientes”,legado samoano pero, debido en lugar de decir: “Sirvo como la ins-al ejemplo de mi abuelo, hemos 1. Visite mormon.org/create. Ingrese tructora de Enseñanzas para nuestraaprendido que el Evangelio está con su cuenta LDS Account. Si no época en la Sociedad de Socorro”.primero. tiene una cuenta LDS Account, re- Cuando yo era joven, mi papá gístrese para obtener un nombre de 4. Proporcione una foto de usted, sume habló de los tatuajes que son usuario y una contraseña; para ello nombre de pila y una breve pre-comunes entre los grupos tribales tendrá que proporcionar su número sentación. También puede vinculary de algunas comidas populares de cédula de miembro y su fecha de su perfil a su blog, a su cuenta deque no necesariamente estarían nacimiento. Encontrará su número de Facebook o la de Twitter, aunque esoen armonía con las enseñanzas de cédula de miembro en su recomenda- no es obligatorio. Evite incluir infor-la Iglesia. Mi papá me dijo: “No ción para el templo o puede pedírselo mación personal detallada, como suparticipes en nada de eso; por al secretario de barrio o rama encar- apellido o la ciudad donde reside.encima de ser samoano, de ser gado de las cédulas de miembros. Cuando su perfil esté completo, se en-un hombre grande y fuerte de las 2. Proporcione información en los si- viará a los moderadores para que lo aprue-islas, eres un hijo de Dios”. Eso es guientes campos: “Acerca de mí”, “Por ben. Una vez que se apruebe el perfil, losalgo que siempre he recordado. qué soy mormón”, “Cómo vivo mi fe”, visitantes al sitio podrán leer su testimonio Hoy mi esposa y yo vivimos en “Preguntas más frecuentes”, “Historias y ponerse en contacto con usted para obte-Costa Rica; aquí existen usanzas personales” e “Información adicional”. ner más información acerca de la Iglesia.tradicionales y culturales, comolas hay en todas partes, que noconcuerdan con lo que la Iglesiaenseña. A veces tenemos quetener el valor de alejarnos de esasprácticas y volver a las enseñanzasdel evangelio de Jesucristo.Morgan Sa Mataalii, Costa Rica Junio de 2010 9
  12. 12. CoSAS PEquEñAS y SENCILLAS Juego sobre los presidentes de la Iglesia u ne cada objeto que se menciona a conti- nuación con el presidente de la Iglesia con el que se relacione. garganta para tratar un cáncer le afectaron la voz. 9. Bastón. Este presidente utilizó un 1. Gafas de sol. Este presidente bastón en sus últimos años, el que de la Iglesia las llevaba pues- agitaba en el aire cariñosamente tas cuando viajaba a visitar para saludar a grupos de Santos de los asentamientos a lo largo los Últimos Días. A. José Smith (1805–1844) del territorio de Utah. 10. Informe de diezmos. Este presi- 2. Sombrero de copa. Este B. Brigham Young (1801–1877) dente hizo hincapié en las en- objeto es característico señanzas de José Smith sobre el de la fama que tenía C. John Taylor (1808–1887) diezmo. este profeta por su D. Wilford Woodruff 1 1. El violinista en el tejado. A este refinada apariencia y presidente le encanta la literatura y (1807–1898) conducta. ha citado esta obra clásica en más 3. Medalla al Servicio Distinguido. Este E. Lorenzo Snow (1814–1901) de una ocasión. presidente de la Iglesia recibió esta F. Joseph F. Smith (1838–1918) 12. Máquina de escri- condecoración por su servicio como bir. Este presidente Secretario (Ministro) de Agricultura en el gabinete del presidente estadouni- G. Heber J. Grant (1856–1945) fue uno de los escri- tores más prolíficos dense Dwight D. Eisenhower. H. George Albert Smith de la Iglesia. 4. Ficha de mercancías de bienestar. Este (1870–1951) 13. Espada. Este Presidente presidente inició y dirigió el programa de bienestar de la Iglesia durante la I. David O. McKay de la Iglesia fue comandante de la (1873–1970) Legión de Nauvoo. Gran Depresión. 14. Lei floral. Este profeta viajó 5. Montura. Este profeta J. Joseph Fielding Smith a Hawai a la edad de 15 años IZQUIERDA: FOTOGRAFÍA DEL CENTRO BYU DE JERUSALÉN, POR D. KELLY OGDEN; FOTOGRAFÍA DEL BASTÓN, quería mucho a su caba- (1876–1972) como uno de los prime- llo llamado Sonny Boy. K. POR JOHN LUKE; FOTOGRAFÍA DE LA CONDECORACIÓN BÚFALO DE PLATA, POR CHRISTINA SMITH. Harold B. Lee (1899–1973) ros misioneros Santos de 6. Diario personal. Este los Últimos Días en ese profeta estaba dedicado a L. Spencer W. Kimball lugar. preservar la historia de la Igle- (1895–1985) 15. Reloj de bolsillo. Este profeta sia, y sus registros se encuentran entre las historias más valiosas de la Iglesia. M. Ezra Taft Benson llevaba puesto este objeto el (1899–1994) día del martirio en la cárcel 7. Foto del Centro BYU de Jerusalén. de Carthage. Este presidente de la N. Howard W. Hunter 16. Premio de escultismo Iglesia realizó ne- (1907–1995) Búfalo de Plata. Este gociaciones a fin de obtener un terreno O. Gordon B. Hinckley presidente fue la primera (1910–2008) persona que abogó seriamente en en Jerusalén para favor del escultismo en la Iglesia. edificar el centro. P. Thomas S. Monson (1927–) 8. Micrófono miniatura. Este presidente utilizó este aparato montado en sus anteojos porque varias operaciones de10 L i a h o n a Respuestas: 1. B; 2. G; 3. M; 4. K; 5. I; 6. D; 7. N; 8. L; 9. O; 10. E; 11. P; 12. J; 13. A; 14. F; 15. C; 16. H
  13. 13. P R E S TA R S E R V I C I O E N L A I G L E S I A consejos BENDECIDOS POR LOSPor el élder M. Russell Ballard con los padres, me enteré de que estabanDel Quórum de los Doce Apóstoles CÓMO FORTA- muy endeudados y atrasados con el pago de H LECER A LOS la hipoteca de la casa. De acuerdo con las ace unos años, QUE NECESITAN pautas aprobadas de bienestar, indagué sobre cuando prestaba ser- AYUDA la posibilidad de que sus familiares pudieran vicio como obispo, “Los miembros del ayudar, pero recibí muy poca información. Sin una familia de nuestro barrio consejo de barrio embargo, nuestra presidenta de la Sociedad pasó por una crisis cuando se esfuerzan por de Socorro pudo averiguar que la madre tenía estar informados el padre perdió su trabajo. un hermano adinerado. de las necesidades,Yo estaba preocupado por su bienestar y los “No hay razón para ponerse en contacto del bienestar y delvisité para asesorarlos y ofrecerles la ayuda de progreso espiritual con él”, dijo la madre. “Hace años que nila Iglesia. Curiosamente, se mostraron reacios de los miembros de siquiera hablamos”.a aceptar mi oferta de ayuda provisional, por sus organizaciones. Yo comprendía su dilema, sin embargo,lo que llevé el asunto al consejo de barrio. También se man- sentí que era importante seguir el orden de laCon un espíritu de amorosa confidencialidad, tienen informados Iglesia. De modo que lo consulté con ella y fi-compartí con ellos mi preocupación por esa sobre los miembros nalmente recibí su permiso para contactar a sumaravillosa familia y les pedí ideas para saber que se enfrentan a hermano que vivía en una ciudad lejana. Locómo podríamos bendecirlos. problemas especiales llamé y le expliqué las circunstancias difíciles Nuestra presidenta de la Sociedad de Soco- o a circunstancias en las que se encontraba su hermana menor.rro se ofreció para visitar a la madre a fin de variables. Esta infor- A los tres días llegó a Salt Lake City y ayudó mación les permitedeterminar las necesidades temporales de la a su hermana a poner sus asuntos financieros fortalecer a quienesfamilia y analizar con ellos la forma de conse- en orden. Mientras tanto, el presidente del más precisan suguir las cosas que necesitaran —lo cual, por quórum de élderes ayudó al esposo a encon- ayuda”.supuesto, era la responsabilidad de ella, según trar un trabajo estable con buenos ingresos. Manual de Instrucciones 2:el programa de la Iglesia. En un par de días Administración de la Igle- Más importante, sin embargo, fue que seella había logrado lo que yo no había conse- sia, 2010, sección 4.5.1. acercaron y se unieron más como familia.guido y la familia, con humildad y gratitud, Creo que jamás olvidaré ese emotivo mo-aceptó que la ayudáramos con los artículos de El Manual de Instruc- mento en que la madre se reunió con suprimera necesidad. El presidente del quórum ciones 2, y las transmi- hermano después de muchos años de separa-de élderes habló con el padre sobre la fami- siones de las reuniones ción. Aunque su hermano se había alejado delia —lo cual, por supuesto, era su derecho y mundiales de capaci- la Iglesia, hubo un inmediato vínculo afectivodeber— y se mantuvo en contacto con él para tación de líderes de entre los dos espíritus y, como resultado, elexplorar maneras de conseguir un trabajo. noviember de 2010 y hermano volvió a la plena actividad en la Igle-Nuestro presidente de Hombres Jóvenes se de febrero de 2011 se sia y reanudó su relación con la familia.dio cuenta de que la casa necesitaba urgen- encuentran disponi- Todo esto sucedió gracias a la inspirada labortemente una mano de pintura e hizo arreglos bles en LDS.org. Haga de un fiel consejo de barrio que funcionó depara que los presbíteros trabajaran con el clic en “Menú” y acuerdo con el programa que Dios ha señaladogrupo de sumos sacerdotes para pintarla. luego en “Servir en la para Sus hijos por medio de Sus siervos. ◼ Durante el transcurso de mi conversación Iglesia”. De Counseling with Our Councils, 1997, págs. 15–17. Junio de 2011 11
  14. 14. HABLAMOS DE CRISTO Él sufrió mis dolores “Ciertamente él ha llevado nuestros pesares y sufrido nuestros dolores” (Mosíah 14:4). N Por Jane Bleak LA ADVERSIDAD PUEDE unca olvidaré el verano y el cuidaron con amor de innumerables CONDUCIRNOS A DIOS otoño de 2009. El 9 de junio mi maneras. Nuestra nieta de 13 años, Krys- “Hay quienes han enfren- padre falleció después de padecer tal, nos escribió una carta después de tado la desgracia, al punto demencia por más de diez años. El 25 de la muerte de nuestro hijo Michael. Nos de parecer insuperable, y se junio, mi hijo de 22 años falleció inespe- recordó que no estábamos solos cuando han vuelto personas un tanto radamente y, menos de un mes después, escribió: “Dios los sostiene”. Su carta me amargadas; pero si se detienen también murió mi prima. El 13 de agosto, recordó el pasaje de Doctrina y Conve- a pensar, aun la adversidad mi madre, que tenía 82 años, tuvo una nios 84:88: “Iré delante de vuestra faz. Es- que han sufrido puede ser un operación a corazón abierto y comenzó taré a vuestra diestra y a vuestra siniestra, medio de elevación espiritual. una prolongada recuperación. El 18 de y mi Espíritu estará en vuestro corazón, y La adversidad misma puede octubre falleció mi hermano de 41 años mis ángeles alrededor de vosotros, para conducirnos a Dios y a la ilu- de edad. El 31 de octubre mi esposo tuvo sosteneros”. minación espiritual en vez de un infarto masivo y el corazón le dejó Obtuve fortaleza al leer un discurso alejarnos de ellos”. de funcionar durante ocho minutos. Los del élder Richard G. Scott, del Quórum Presidente David O. McKay (1873–1970), bomberos, los paramédicos y una ben- de los Doce Apóstoles, titulado “La con- Treasures of Life, compilado por Clare Middlemiss, 1962, págs. 107–108. dición del sacerdocio nos lo trajeron de fianza en el Señor”. Él dijo: “En el preciso vuelta a la vida. momento en que todo parece ir bien, La gente con frecuencia me pregun- con frecuencia surgen múltiples dificul- taba cómo sobrellevamos todos esos tades simultáneamente. Cuando esas acontecimientos. Mi respuesta constante pruebas no son resultado de tu desobe- era que acudíamos al Salvador y Él ve- diencia, son evidencia de que el Señor laba por nosotros; no nos dejó solos en siente que estás preparado para progre- nuestras aflicciones. Sentí que los cielos sar más. Entonces te da experiencias que me ministraron y me sostuvieron. Verda- estimulan el adelanto, la comprensión deramente Él “ha llevado [mis] pesares” y la compasión, y que te refinan para tu (Mosíah 14:4). beneficio eterno. Llegar de donde estás También recibimos consuelo de la a donde Él quiere que tú estés exige familia, los amigos y los miembros de un gran esfuerzo que generalmente va nuestro barrio y nuestra estaca. Nos acompañado de pesar y de dolor” (véase12 L i a h o n a
  15. 15. ¿POR QUÉ PODEMOS CONFIAR EN EL SEÑOR? El élder Richard G. Scott, del Quórum de los Doce Apóstoles, nos ayuda a responder esta En Getsemaní, Jesucristo dio el ejemplo perfecto de confiar cuando le pidió a Su Padre: pregunta en su discurso de con- “…si es posible, pase de mí esta copa”; pero luego dijo: “…pero no sea como yo quiero, ferencia general “La confianza sino como tú” (véase Mateo 26:39–44). en el Señor” (Liahona, enero de 1996, págs. 18–20). Liahona, enero de 1996, pág. 18). futuro, me ha ayudado a sanar mi cora- Dijo que preguntas tales como “¿Por zón apesadumbrado, ha intensificado mi 1. Dios sabe lo que hace. qué tiene que pasarme esto a mí?” o percepción de la bondad que me rodea, Cuando pasamos por pruebas “¿Por qué tengo que sufrir esto ahora?” me ha dado oportunidades de prestar para Sus propósitos, pode- nos conducen a callejones sin salida. Más servicio, ha profundizado mi compasión mos confiar en que Él nos bien, el élder Scott sugiere hacer pregun- hacia los demás y ha magnificado mi ayudará. tas como “¿Qué debo aprender de esta amor por mi familia y mis amigos. 2. El plan de Dios es exaltarnos experiencia?”, “¿A quién debo ayudar?” A través de todo ello, he obtenido para que logremos volver a y “¿Cómo puedo recordar mis muchas un testimonio de que nuestro desafío vivir con Él 1. bendiciones en tiempos de prueba?”. es someter nuestra voluntad a nuestro 3. El sobrellevar pruebas esCRISTO EN GETSEMANÍ, POR HEINRICH HOFMANN, CORTESÍA DE C. HARRISON CONROY CO. He resistido la tentación de preguntar Padre Celestial, porque sólo entonces parte de ese plan; al hacerlo, “¿Por qué?”; más bien, he pedido la guía podemos ser perfeccionados y pulidos adquirimos fortaleza, enten- del Padre Celestial durante mis pruebas. de la forma que Él ha estipulado especí- dimiento, fe y confianza Él me ha bendecido con esperanza en el ficamente para cada uno de nosotros. ◼ en Dios 2. Cómo sobrellevar el dolor Piense en compartir el discurso del élder Scott “La con- • No se nos deja solos en nuestro dolor, porque Jesucristo, “varón de dolores y fianza en el Señor” con alguien experimentado en quebranto” (Isaías 53:3), ha soportado nuestros dolores como que esté pasando dificultades. parte de la Expiación. • Podemos esforzarnos por resistir la tentación de preguntar “¿Por qué?”. Más bien, NOTAS podemos pedir la guía del Señor. 1. Véase Principios del Evangelio, 2009, págs. 10–11. • Podemos aceptar el desafío de someter nuestra voluntad a nuestro Padre Celestial. 2. Véase Principios del Evangelio, págs. 17–21. Para mayor información sobre este tema, véase Proverbios 3:5–6 y Joseph B. Wirthlin, “El domingo llegará”, Liahona, noviembre de 2006, págs. 28–30. Junio de 2011 13
  16. 16. LO QUE CREEMOS Los oficios y algunos de los deberes del Sacerdo- cio de Melquisedec: EL SACERDOCIO 1. Los élderes confirman “por la imposición de manos a los que se bautizan en la iglesia, para que reciban el ES LA AUTORIDAD PARA ACTUAR EN EL NOMBRE DE DIOS bautismo de fuego y del Es- píritu Santo” (D. y C. 20:41). N uestro Padre Celestial go- son: diácono, maestro, presbítero y bierna los cielos y la tierra. Por obispo. Los oficios del Sacerdocio de medio de Su poder eterno, Melquisedec son: élder, sumo sacer- el universo se mantiene en perfecto dote, patriarca, Setenta y Apóstol. Los orden. Para gobernar Su Iglesia en la que poseen estos oficios están orga- tierra, Él delega una porción de Su nizados en quórumes, o grupos. Cada poder y autoridad a miembros va- oficio tiene asignado ciertos deberes. rones de la Iglesia que sean dignos. Esta autoridad que se delega se llama Las llaves del sacerdocio sacerdocio. Vemos este modelo de El término llaves se refiere a la Los oficios y algunos delegación de autoridad en el Nuevo autoridad de presidir unidades o de los deberes del Testamento cuando Jesucristo dio a jurisdicciones específicas de la Iglesia. Sacerdocio Aarónico: Sus apóstoles la autoridad para actuar En las estacas y los barrios, por ejem- en Su nombre (véase Mateo 16:19). plo, sólo el presidente de estaca, Éste es el modelo de gobierno de el obispo y los presidentes Dios y se lleva a la práctica sobre la de quórum poseen llaves del tierra en la actualidad. Aquellos que sacerdocio. Las llaves se les poseen el sacerdocio están autoriza- otorgan mediante la imposi- dos para actuar en nombre de Dios ción de manos por un posee- para dirigir Su Iglesia y administrar dor del sacerdocio que esté las sagradas ordenanzas necesarias autorizado para conferirlas. para la salvación como el bautismo, la • Los presidentes de los quórumes confirmación, la administración de la del Sacerdocio de Melquisedec re- Santa Cena y el matrimonio en el tem- ciben las llaves para presidir y para plo. Todos los Santos de los Últimos administrar los asuntos espirituales Días fieles, hombres, mujeres y niños, (véase D. y C. 107:10, 18–19). necesitan las ordenanzas del sacerdo- cio y son bendecidos al recibirlas. • Los presidentes de los quóru- mes del Sacerdocio Aarónico Oficios del sacerdocio reciben la llaves del ministe- Existen dos divisiones del sacerdo- rio de ángeles y de efectuar cio: el de Melquisedec y el Aarónico. ordenanzas como el bautismo El Sacerdocio de Melquisedec tiene y la Santa Cena (véase D. y C. mayor autoridad que el Sacerdocio 107:20). Aarónico. • El Presidente de la Iglesia En estas dos divisiones hay oficios posee todas las llaves del específicos, o áreas de responsabilidad. sacerdocio para la Iglesia Los oficios del Sacerdocio Aarónico entera (véase D. y C. 81:1–2).14 L i a h o n a
  17. 17. 2. Los sumos sacerdotes administran “las cosas 4. Los Setentas predican espirituales” y tienen “el el Evangelio y son testigos 5. Los Apóstoles prestan derecho de oficiar en” los especiales de Jesucristo bajo servicio en calidad de “tes- oficios de élder, presbítero, 3. Los patriarcas dan bendi- la dirección del Quórum de tigos especiales del nom- maestro y diácono (D. y C. ciones patriarcales (véase los Doce Apóstoles (véase bre de Cristo en todo el 107:12). D. y C. 107:53; 124:91–93). D. y C. 107:25, 34). mundo” (D. y C. 107:23).ILUSTRACIONES POR HYUN-GYU LEE, WELDEN C. ANDERSEN, MATTHEW REIER, RUTH SIPUS, CRAIG DIMOND Y JOHN LUKE. 1. Los diáconos reparten la 2. Los maestros tienen 3. Los presbíteros han de “en- 4. Los obispos son pre- Santa Cena como unos de sus debe- señar, …bautizar y bendecir la sidentes del quórum de res “velar siempre por los santa cena, y visitar la casa de presbíteros y, como sumos miembros de la iglesia, y todos los miembros” (D. y C. sacerdotes, presiden so- estar con ellos y fortalecer- 20:46–47). bre todos los miembros los” (D. y C. 20:53). del barrio (véase D. y C. 107:87–88). ◼ “Y sin sus ordenanzas y la autoridad del sacerdocio, el poder de la divinidad no se manifiesta a los hombres en la carne” (D. y C. 84:21). Para más información, véase Principios del Evangelio, 2009, págs. 67–80; Leales a la Fe, 2004, págs. 124–128; y D. y C. 20:38–79; 84:1–44; 107. Junio de 2010 15
  18. 18. Por Mark L. GroverN“ unca le pedí a Dios nada que luego Él no me del sacerdocio. Mi esposa era consciente de mi inquietud diera”, decía mi esposa Deborah. Esa declaración en cuanto a dar bendiciones y pocas veces pidió la ayuda aún me asombra, aunque estuve con ella a lo largo espiritual adicional que tal vez deseara. de su cumplimiento. Probablemente también asombre a En marzo de 1989, cuando el doctor nos informó que todos aquellos que sepan acerca de la lucha de siete años mi esposa tenía cáncer, nuestras vidas cambiaron. Debido que Deborah tuvo con lupus sistémico, los dos años de a la naturaleza extraña de su cáncer, los médicos no lo lucha con cáncer de mama y su fallecimiento el 19 de habían detectado por dos años. Cuando finalmente se septiembre de 1990. Pero aquellos que estén asombrados diagnosticó, se había extendido y las posibilidades de que tal vez no entiendan las bendiciones del sacerdocio ni ella se recuperara habían disminuido considerablemente. su cumplimiento. Fue con dificultad que aprendí por mí Sabiendo que estábamos en una lucha que no podíamos mismo lo que significa poseer el sacerdocio y ejercerlo ganar solos, abrimos nuestra vida aún más a la ayuda para bendecir a los demás. espiritual. Nuestro barrio ayunó por Deborah y aceptamos Aunque mis dos padres eran activos en la Iglesia y con agradecimiento el cuidado que le brindó la Sociedad fieles a sus preceptos, no recuerdo que el sacerdocio de Socorro. Su batalla se convirtió en una que muchos fuera una influencia espiritual específica en mi niñez. No lucharon. Un amigo que se había sometido a la misma recuerdo haber estado lo suficientemente enfermo como quimioterapia que mi esposa iba a recibir, nos dijo que para necesitar una bendición ni que se administraran ben- durante las etapas más difíciles del tratamiento había pe- diciones del sacerdocio a otros miembros de mi familia. dido y recibido bendiciones del sacerdocio. Nos aconsejó Esa falta de énfasis en las bendiciones del sacerdo- que hiciéramos lo mismo; buscar la ayuda espiritual a fin cio se transmitió a mi propia familia cuando me casé y de soportar los efectos de los tratamientos.Las bendicionesdel sacerdocioAPRENDER A CONFIAR EN DIOS mi esposa y yo tuvimos hijos. Yo daba bendiciones del La quimioterapia fue difícil. Mi esposa tuvo todas las sacerdocio si alguien estaba gravemente enfermo o iba reacciones esperadas. Después de un tratamiento se sen- a tener una operación. También le di a mi esposa bendi- tía enferma durante varios días; pasaba la mayor parte de ciones para recibir ayuda emocional, pero esas ocasiones los días en cama y comer era un esfuerzo; pero poco a fueron escasas. poco aprendimos a afrontar cada reto de la mejor manera Para mí, dar una bendición siempre era una experiencia posible. positiva, pero una falta de entendimiento y una escasez de Durante esa difícil etapa, mi esposa, como había confianza en mí mismo limitaron el ejercicio de esa fun- aconsejado nuestro amigo, me pidió bendiciones del ción del sacerdocio. Luchaba por saber qué palabras usar, sacerdocio. Le di una bendición para ayudarle a calmar inseguro de si lo que me venía a la mente era realmente lo la ansiedad que tenía la primera semana de quimiotera- que Dios quería. pia. Por medio de una bendición del sacerdocio, el temor Esa situación no cambió mucho cuando mi esposa que acompaña a una operación, aunque no se eliminó descubrió que sufría lupus sistémico. Esos años de batallar del todo, disminuyó. Al poner las manos sobre su cabeza con una enfermedad que produce agotamiento e incomo- y bendecirla, los largos períodos de vómitos cesaron didad recibieron la ayuda de alguna que otra bendición y el sueño reemplazó a las noches sin descanso. Esas16 L i a h o n a
  19. 19. Se cumplieron todas las ben- diciones, aun cuando no reci- bimos lo que más deseábamos.ILUSTRACIONES POR BRIAN CALL.
  20. 20. bendiciones nos dieron promesas de ayuda y consuelo, Después de que Deborah terminó sus tratamientos,entremezcladas con indicios del futuro. Nos llenaron de comenzamos la difícil etapa de esperar para ver si loscalidez y alegría. medicamentos habían surtido efecto. Disfrutamos de esa Ojalá pudiera decir que dar bendiciones me resultó época libre de citas con el médico, pruebas y tratamientos.más fácil, pero no puedo. Di las bendiciones solicitadas, Sin embargo, en el fondo existía el temor de que algúnpero mi dificultad al ejercer el sacerdocio siguió presente. resto de cáncer hubiera resistido el bombardeo de losNunca le mencioné mi incomodidad a mi esposa, pero venenosos medicamentos contra el cáncer y que estuvieraella podía percibir mi renuencia. Sin embargo, éstas fueron volviendo a surgir.pruebas difíciles y ella sabía que tenía derecho a recibir Poco a poco, pequeñas señales físicas nos convencieronayuda y que yo era el conducto por el cual ella podía reci- de nuestro más grande temor: los tratamientos no habíanbirla; de modo que cuando necesitaba ayuda, la pedía. tenido éxito. Los médicos eran optimistas, pero nosotros sabíamos que era cuestión de tiempo. Los últimos seis meses de vida de Deborah fueron EN ARMONÍA CON increíblemente tranquilos. Después de que fracasó un úl- SU VOLUNTAD timo procedimiento, decidimos suspender los tratamientos “Al ejercer el poder indudable del sa- e irnos a casa para disfrutar del tiempo que nos quedaba. cerdocio de Dios y conforme atesore- Algunas personas tal vez no crean que fueron meses mara- mos Su promesa de que Él escuchará villosos, pero fue el mejor tiempo de mi vida. y contestará la oración de fe, siempre Durante esa época, algunos amigos y parientes preo- debemos recordar que la fe y el poder cupados sugirieron que teníamos que ser más resueltos sanador del sacerdocio no pueden producir un con el Señor en nuestra batalla por salvar la vida de mi resultado contrario a la voluntad de Aquel de quien esposa. Me dijeron que yo tenía el sacerdocio y que es este sacerdocio. Este principio se enseña en la debía usarlo para curarla. Aunque comprendía sus sen- revelación que ordena que los élderes de la Iglesia timientos, estos amigos no entendían lo que pasaba. pongan las manos sobre los enfermos. La promesa No había nada que yo quisiera más que prometerle a del Señor es que ‘el que tuviere fe en mí para ser Deborah que viviría, pero esas palabras nunca llegaron sanado, y no estuviere señalado para morir, sanará’ cuando le daba una bendición. No hay nada que ella ( D. y C. 42:48; cursiva agregada)”. deseara más que recibir una bendición de salud, pero Élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce Apóstoles, “Sanar a los enfermos”, Liahona, mayo de 2010, pág. 50. nunca sintió que debía pedirla. Los dos creíamos en los milagros, pero también reconocíamos nuestra perspec- tiva limitada en cuanto a una experiencia que es parte de Antes de dar una bendición, yo sabía con qué la quería un plan eterno.bendecir: más que cualquier otra cosa quería bendecirla Lo que sí ocurrió fue un milagro más grande. En laspara que sanara; y ella quería eso también. Pero esa ben- bendiciones nunca se le prometió vivir, pero sí se le dio ladición nunca llegó. Lo que sí llegaron fueron bendiciones indiscutible seguridad de que lo que pasaba era la volun-de consuelo, las cuales no eliminaron las pruebas, pero tad de Dios. No se le prometió que sería fácil, pero sí sehicieron que fueran más fáciles de soportar. le dio ayuda para sobrellevar los tiempos difíciles. No se Poco a poco empecé a comprender mejor cómo fun- le permitió quedarse y criar a nuestros hijos, pero se lecionan el sacerdocio y las bendiciones del sacerdocio. Dar aseguró que tendría lazos eternos. Ella falleció con pocobendiciones no era una herramienta para obtener lo que dolor y molestias, con la familia a su lado.yo quería, sino una manera de recibir la ayuda necesaria. Sé que Dios vive y se preocupa profundamente porAprendí a confiar en el Señor y en Su voluntad, en vez de nosotros. Él nos brinda consuelo y ayuda cuando necesita-en lo que yo pensaba que se debía hacer. Obtuve con- mos fortaleza y entendimiento. Aunque la vida sea difícil,fianza en que las palabras que me venían a la mente en el Señor ha prometido ayudarnos en nuestras pruebas, yverdad eran las palabras que Dios quería que yo dijera; y una manera en que viene la ayuda es por medio de lasaunque dar bendiciones nunca me ha resultado fácil, he bendiciones del sacerdocio. Sabiendo esto, mi esposaaprendido a confiar en los sentimientos que tengo cuando pudo decir: “Nunca le pedí a Dios nada que luego Él nodoy una bendición. me diera”. ◼18 L i a h o n a
  21. 21. NUES T RO HOG A R , NUES T R A FA MILIA El poder de un buen ejemplo Por Jerry Stringam E n abril de 1992 mi familia y “Entonces, ¿vas a salir con ella?”, yo vivíamos en Provo, Utah, pregunté. adonde nos habíamos tras- “Dijo que le gustaría ir”, contestó, ladado desde Canadá para que yo “pero me dijo que la llamara después estudiara ingeniería en la Universidad de que volviera de la sesión del Brigham Young. Mi hijo Jase, que sacerdocio”. Cabizbajo y con una tenía 17 años, se hizo amigo de una expresión de desánimo, se fue jovencita llamada Krista. a su cuarto. La tarde del sábado de la confe- Fue como si algo me rencia general, Jase entró en la sala hubiera sacudido. Me y preguntó si podía usar el auto para había criado en el sur de llevar a Krista a tomar una leche Alberta, a unos 130 km malteada. Le lancé las llaves y él fue del centro de estaca. Allí que acababa de ser ordenado diá- a la cocina a llamarla por teléfono. nadie esperaba que yo, cono: “Cámbiense de ropa; tenemos Yo escuchaba sólo un lado de la ni mis padres, que tenían cargos de 10 minutos para llegar a la sesión del conversación, que fue algo así: liderazgo en nuestra rama, asistiéra- sacerdocio en el centro de estaca”. mos a las sesiones de la conferencia, Me apresuré a prepararme y, cuando “Hola, Krista; y menos a la sesión del sacerdocio; salí de mi habitación, los dos mucha- ahora alguien lo daba por sentado. chos estaban listos y nos dirigimos al habla Jase. ¿Cómo debía reaccionar ante la ex- presión de tristeza de mi hijo cuando automóvil. No recuerdo muy bien los dis- Estaba pensando si te se dirigió a su cuarto? Sabía que mi cursos, pero recuerdo que sentimos gustaría salir a tomar decisión sentaría un el Espíritu. Fue bueno estar en la una leche malteada”. precedente para los sesión del sacerdocio con mis hi- Silencio. años futuros. jos. Cuando regresamos a casa, Jase “¿Quieres decir Me levanté de se sentía satisfecho de sí mismo, y después de la reu- la silla y desde eso me hizo sentir bien a mí. Llamó nión del sacerdocio? el pasillo llamé a Krista y salieron a tomar leches Bueno, está bien; te a Jase y a mi malteadas. llamaré después. segundo hijo, En las dos décadas que han pa- Nos vemos”. sado desde ese día, los poseedores del sacerdocio de nuestra familia no han dejado de asistir a ninguna se- Jase colgó el sión del sacerdocio de la conferencia teléfono y volvió general. Gracias a que una recta jo-ILUSTRACIONES POR ROGER MOTZKUS. a entrar en la vencita defendió sus creencias, nues- sala. tra familia tuvo la oportunidad de cambiar, y aún seguimos escuchando las palabras de los profetas de los últimos días y sentimos el Espíritu en la sesión del sacerdocio de la conferencia general. ◼ Junio de 2011 19

×